Viernes, 01 Noviembre 2013 15:39

Sobre la táctica y la estrategia

Escrito por Luis Matini
Valora este artículo
(1 Voto)

Pocos conceptos estuvieron tan malversados por la izquierda setentista, como el de táctica y estrategia.

 

Por momentos se interpretaba que estrategia era el largo plazo y táctica lo inmediato. Consecuencia: estrategia era lo importante y táctica lo secundario, es decir, un error "táctico" no era importante.

 

Teniendo en cuenta que estos son conceptos esencialmente militares, el "estrategismo" que aquí se menciona, es consecuencia de la "militarización" de la política revolucionaria en América Latina influida por la revolución cubana. Esa fue, sin embargo, una insospechada influencia del estalinismo. Y, en efecto, podemos llamarlo "estrategismo" Es menester recordar que , sin embargo, Lenin habla siempre de táctica. En sus cuarenta tomos la palabra estrategia aparece un par de veces y se refiere a tema militar. Hoy debemos "regresar" al concepto de "táctica política" aplicada en tiempo y espacio. El arte de la política es el arte de la táctica, que es necesario aprender a usar con maestría.


El reformismo no es un "error" es una opción. La "alternativa" al reformismo, se mostró la más de las veces falsa. El agravante se vio claro en Nicaragua: de todos los comandantes tan radicales y "revolucionarios" , los dos de origen "reformista" (Sergio Ramirez, socialdemócrata y el sacerdote católico Ernesto Cardenal), fueron los únicos que no se corrompieron con el poder. Debemos asumir esa amarga experiencia.


Hay que erradicar lo que hoy en día creo es una falsa opción: "Reforma o Revolución". Buscamos transformar la sociedad y el siglo veinte ha enseñado que la adopción de una opción no garantiza nada. Hay revoluciones que transformaron menos que ciertas reformas.


Lo electoral debe ser asumido como un fin propuesto, es decir como un medio para lograr un algo deseado y claro, no como una "táctica" para llegar a otra cosa. Cierto es que Lenin planteaba "usar" el Parlamento como tribuna de denuncia, pero eso era en tiempos del absolutismo. Hoy en día la sociedad tiene muchas tribunas para usar para las denuncias. Sera importante examinar que puede lograrse mediante una intervención electoral. Cambiar al mundo dejo de ser una utopía para un futuro indefinido. Cambiar al mundo se empieza por el aquí y ahora. Y la historia ha demostrado que no existe una sola forma. En todo caso lo más difícil de enfrentar en el campo electoral es el maniqueísmo y la tendencia de los sujetos a asumir puestos para beneficio personal cuando no, como salida laboral.


No me cabe la menor duda que el progresismo representa el surgimiento de nuevas burguesías nacionales. Es importante asumir ese hecho y darnos una táctica al respecto teniendo en cuenta que como buenas burguesías timoratas, como un sector de la sociedad motivada por el afán de lucro, no son para nada independientes, ya que administran mejor o peor un modelo productivo impuesto de hecho por el dominio mundial de capitalismo transformado en Imperio.


Las experiencias de gobierno recientes significan el fin de las dictaduras, incluso de las amenazas militares, teniendo en cuenta que tampoco hay amenazas revolucionarias. Eso conlleva cierta ilusión de triunfo, sin percatarnos que esta situación es consecuencia de una derrota general de la revolución en toda América. No hay más militares porque no hacen falta. Es muy claro que ante la amenaza revolucionaria el poder arma rápidamente sus fuerzas represivas. No es fácil hablar de positivo y negativo, hay que hablar de esta realidad imperante, compleja, y sobre todo difícil de enfrentar en términos de viejos postulados ideológicos.


El desafío es encontrar un camino, ya nopara transformar el mundo, sino para crearlo de nuevo.

Información adicional

  • Antetítulo:Foro: La reconstrucción social y sus sujetos ¿unidad de la izquierda?
  • Autor:Luis Matini
  • País:Argentina
Visto 5854 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.