90 años de la novela moderna en Colombia (1927-2017). De Fuenmayor a Potdevin

El profesor Raymond L. Williams lleva más de cuatro décadas estudiando la novela en Colombia, son numerosos sus artículos y ensayos sobre el tema, además de dos obras que se han convertido en referencia obligada para todos los interesados en la evolución de este género en el país: Novela y poder en Colombia (1844-1987) y Una década de la novela colombiana: la experiencia de los setenta. Ahora, en conjunto con José Manuel Medrano, realiza un acercamiento al elusivo concepto de «novela moderna». Para ello recorre casi un siglo, desde 1927, cuando aparece Cosme, de José Félix Fuenmayor, lo que los autores denominan «el primer proyecto moderno» hasta las últimas novelas publicadas por H. Abad Faciolince, J. Franco, J. G. Vásque , P. Potdevin, P. Montoya, O. Escobar Giraldo, y S. Gamboa, entre otros, sin omitir por supuesto a referencias insignes como G. García Márquez, A. Cepeda Samudio, A. Mutis, G. Espinosa y R.H. Moreno Durán. El arco que trazan los autores, iniciado con Cosme se cierra, en 2017, con Palabrero.

Publicado enRíos de letras
Lunes, 23 Abril 2018 16:51

Desnudo y arte

Desnudo y arte

Resulta sorprendente pensar que algo tan íntimo, tan personal secreto incluso como el propio cuerpo desnudo, el femenino pero también masculino, que se ha visto obligado a cubrirse y esconderse en público en todas las culturas occidentales y en muchas otras por siglos, sea expuesto descaradamente en todas las calles, plazas, edificios y rincones urbanos en forma de arte escultórico o pictórico. Una mujer que se desnuda en público es sumamente impúdica y hasta obscena pero impúdicamente los hombres (y mujeres) la han mostrado públicamente desnuda por doquier a su antojo. Lo considero una gran paradoja.

Más de 500 artistas latinoamericanos lanzaron carta de boicot cultural a Israel

Diversos artistas de la talla de Patricia Ariza, Álvaro Rodríguez, Alerta Kamarada, Lina Meruane y Lisandro Duque anunciaron su negativa a presentarse en Israel, en apoyo a los derechos de los palestinos.

El sábado 14 de abril, se lanzó una carta (1) de “boicot cultural” en que más de 500 artistas latinoamericanos, entre ellos más de 300 colombianos, se comprometieron a no presentarse en Israel ni recibir financiación israelí, como apoyo a los derechos humanos de los palestinos. Los firmantes de la carta proceden de 17 países del continente e incluyen poetas, pintores, raperos, directores teatrales, cineastas, actores y actrices, escritores y músicos.


Entre los artistas que se acogieron al “boicot cultural” a Israel, se destacan a nivel internacional la escritora chilena Lina Meruane, el rapero argentino Daniel Devita, el escritor chileno Carlos Labbé, músico chileno Jorge Coulón de Inti Illimani y el caricaturista brasileño Carlos Latuff. En Colombia, los firmantes incluyen el actor Álvaro Rodríguez, el director de cine colombiano Lisandro Duque, Mario Muñoz de la agrupación musical Doctor Krápula y la directora teatral Patricia Ariza.


Los firmantes de la carta denuncian que existe una situación de apartheid en Israel, que describen como “el régimen de segregación mantenido por el Estado Israelí contra el pueblo palestino”. Según el poeta peruano Marlet Rios, “Israel se burla de la comunidad internacional y de las resoluciones de la ONU con total impunidad.”


Este escrito es el último de una serie de acciones de boicot a Israel, en el marco de una campaña mundial convocada por organizaciones palestinas, que se llama “Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel (BDS)”. Según Isabel Rikkers, vocera de este movimiento de boicot en Colombia, “El BDS impulsa acciones de boicot a Israel como forma de presión no violenta para lograr que este país respete los derechos humanos de los palestinos”.


En respuesta a la iniciativa, artistas de Palestina lanzaron un video (2) en que agradecen a los firmantes de la carta y llaman a profundizar el boicot cultural a Israel.


El movimiento BDS denuncia que Israel utiliza la cultura para presentarse ante el mundo como una democracia liberal normal, con una vida cultural vibrante que integra de forma igual a israelíes y palestinos. En realidad, Israel viola los derechos culturales de los palestinos a través de la destrucción de teatros, el cierre de centros culturales y las detenciones de artistas. Mientras tanto, las medidas israelíes que afectan a toda la población palestina, desde restricciones a su libre movimiento hasta los bombardeos en Gaza, también impiden la capacidad de los palestinos de crear y disfrutar el arte.

Por eso, a nivel internacional, miles de académicos y artistas se han adherido al boicot a Israel, entre ellos Roger Waters de Pink Floyd, Stephen Hawking, Lauryn Hill y Chuck D.

La carta latinoamericana de boicot cultural se lanzó el sábado 14 de abril en el Teatro Teatrova en Bogotá. El evento contó con presentaciones musicales, poesía y declaraciones sobre la situación de Palestina por parte de diversos artistas latinoamericanos.

Si deseas sumarte, ¡todavía se siguen recogiendo firmas! Pueden escribir a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

1 https://bdscolombia.org/boicot-cultural/carta500/

2 http://bdscolombia.org/2018/04/16/respuesta-de-artistas-de-palestina-a-la-carta-de-500-artistas-de-latinoamerica/

 

 

Publicado enColombia
Unos turistas pasean en barca a través de uno de los canales de la comunidad Makoko (en Lagos, Nigeria), mientras los lugareños les observan. 'Lagos Waterfronts under Threat' | Jesco Denzel. Primer premio temas contemporáneos.

Desde refugiados hasta el maltrato de animales: el concurso pone el foco en crueles realidades, en relatos silenciados que no por ello dejan de ser importantes.
La imagen de Ronaldo Schemidt sobre las protestas en Venezuela se alza con el máximo galardón.


Segundo premio temas contemporáneos


Un doctor muestra a la paciente Olivia Thomas su nueva vagina después de la cirugía de reasignación de sexo en un hospital en Chonburi, cerca de Bangkok, Tailandia.

 

Tercer premio temas contemporáneos


Una multitud espera el inicio de la Maratón de Pyongyang en el estadio Kim Il-sung, mientras que un militar vigila la salida, en Pyongyang, Corea del Norte.


Primer premio temas contemporáneos / historias


Una madre masajea los pechos de su hija, una práctica tradicional en Camerún para intentar revertir el desarrollo de los senos con la creencia de que así se retrasará la madurez y ayudará a prevenir violaciones sexuales.


Segundo premio temas contemporáneos / historias


Miles de personas se reúnen en el condado de Xuyi, en la provincia oriental de Jiangsu (China), para celebrar un festival anual de cangrejos de río.


Tercer premio temas contemporáneos / historias


El fotógrafo de esta serie viajó por Virginia y Maryland en las semanas previas a la manifestación Unite the Right, que fue la primera reunión masiva de grupos de extrema derecha en décadas para mostrar su oposición a la eliminación de la estatua del general confederado Robert E. Lee.

Primer premio de medio ambiente

Un joven rinoceronte blanco sureño,drogado y con los ojos vendados, está a punto de ser liberado en el delta del Okavango (Botswana), después de su traslado desde Sudáfrica para protegerle de los cazadores furtivos.


Segundo premio de medio ambiente


Un albatros juvenil de cabeza gris en la Isla Marion (Sudáfrica) resulta lesionado después de ser atacado por ratones, una especie invasora en la zona que se alimenta de sus polluelos.


Tercer premio de medio ambiente


Una fotografía histórica de una colonia de pingüinos africanos, tomada a fines de la década de 1890 en la isla de Halifax (Namibia), contrasta con la imagen actual de una zona que contó con más de 100.000 pingüinos.


Primer premio de medio ambiente / Historias


Más de 3.000 toneladas de residuos llegan diariamente a Olusosun (Lagos, Nigeria). Más de 4.000 personas hurgan en la basura a mano y recogen todo lo que se puede vender o reciclar.


Segundo premio de medio ambiente / Historias


Una de las muchas casas de campo en Westland (Países Bajos), rodeada de cientos de invernaderos. A pesar de que carecen de fuentes convencionales para la agricultura, la utilización de prácticas innovadoras convierten al país en el segundo mayor exportador mundial de alimentos, solo superado por EE UU.


Tercer premio de medio ambiente / Historias

Ibis escarlatas sobrevuelan las tierras bajas inundadas en la Amazonia brasileña. La tasa de deforestación de uno de los bosques más importantes del mundo se ve afectada gravemente debido presiones por parte de colectivos relacionados con la tala, la minería, la agricultura y las explotaciones hidroeléctricas.

Primer premio de noticias generales


Varios cuerpos de refugiados rohinyás envueltos con matas después de que el barco en el que intentaban huir se hundiera a unos ocho kilómetros de la playa de Inani, cerca de Bangladesh. De las 100 personas que estaban en el bote, solo sobrevivieron 17.


Segundo premio de noticias generales


John Thompson es abrazado después de hablar en una manifestación en recuerdo de su amigo Philando Castile, que fue asesinado por un policía tras disparar siete veces al vehículo en el que se encontraba. Poco después, el oficial fue absuelto del homicidio.


Tercer premio de noticias generales

Un grupo de rohinyás observa cómo queman casas justo al otro lado de la frontera en Myanmar. Militantes del Ejército de Salvación Rohingyá de Arakan (ARSA) lanzaron un ataque contra un puesto de la policía del gobierno de Myanmar y las aldeas empezaron a ser atacadas causando el éxodo de refugiados a Bangladesh.



Primer premio noticias generales / historias


Soldados de las Fuerzas Especiales iraquíes analizan las consecuencias de un ataque de un suicida con un coche bomba del ISIS, que logró llegar a sus líneas en el barrio de Andalus, una de las últimas áreas en ser liberadas en el este de Mosul.


Segundo premio noticias generales / historias

Varios refugiados rohingyás son ayudados cuando su bote llega a Shah Porir Dwip, cerca de Cox's Bazar (Bangladesh), huyendo del terror.


Tercer premio de noticias generales

Almacén donde los refugiados afganos se protegen del frío en Belgrado (Serbia) mientras, al mismo tiempo, intentan avanzar para buscar una nueva vida en Europa.


Primer premio proyectos a largo plazo

Hannah y Alena son dos hermanas que viven en Merkenbrechts, un pueblo bioenergético en una aislada zona rural de Austria capaz de abastecer sus propias necesidades a partir de fuentes locales renovables.


Segundo premio proyectos a largo plazo


Niños indígenas juegan a las orillas del río Omo en Etiopía, del cual dependen los habitantes de Karo para obtener alimentos.


Tercer premio proyectos a largo plazo


Escena del crimen de Karina Marlene, de 31 años, que fue asesinada por seis disparos desde un taxi en un lujoso distrito de hoteles en Ciudad de Guatemala.


Primer premio de naturaleza


Un águila calva, animal al borde de la extinción, se alimenta de restos de carne en los contenedores de basura de un supermercado en Alaska, Estados Unidos.


Segundo premio de naturaleza


Los pingüinos de penacho amarillo, también llamados saltarrocas, hacen honor a su nombre por la accidentada cosa de la isla sudafricana Marion, situada en el Océano Índico


Tercer premio de naturaleza


Un pez volador nada bajo la superficie dejándose llevar por la corriente del Golfo a altas horas de la noche, en alta mar frente a Palm Beach, Florida (Estados Unidos.)


Primer premio de naturaleza / historias


Joseph Lolngojine, un guerrero de Sumburu reconvertido en cuidador de elefantes, acaricia a un elefante bebé rescatado Kinya, momentos antes de que se decidiera llevarla al Santuario de elefantes Reteti, al norte de Kenia.


Segundo premio Naturaleza / Historias

Tres turistas polacas se entretienen con unos macacos en la taberna Utsunomiya Kayabukia, al norte de Tokio, en una habitación trasera donde los visitantes pagan al propietario Kaoru Otsuka para abrazar a los monos y sacarse fotos.


Tercer premio Naturaleza / Historias

Cuatro grandes corrientes oceánicas convergen en el archipiélago de Galápagos, creando las condiciones para una extraordinaria diversidad de vida animal. Una fauna que los expertos aseguran que peligra por los cambios de temperatura, lluvia y corrientes oceánicas que caracterizan los desastres climáticos conocidos como El Niño y La Niña.


Primer premio Personas

Djeneta (derecha) ha estado postrada en cama y no responde desde hace dos años y medio, y su hermana Ibadeta desde hace más de seis meses, con el llamado síndrome de resignación. Vuelve a los pacientes pasivos, inmóviles, mudos, incapaces de comer y beber, incontinentes e indiferentes al estímulo físico. Es una condición que se cree que existe solo entre los refugiados en Suecia tras el estrés post-traumático


Segundo premio Personas

 

Manal, de 11 años, fue víctima de una explosión de misiles en Kirkuk, Iraq, y usa una máscara durante varias horas al día para proteger su rostro después de una extensa cirugía plástica en el Programa de Cirugía Reconstructiva que Médicos Sin Fronteras lleva en Jordania. Manal tiene muchos amigos en el hospital y le encanta dibujar y contar historias.

 

Tercer premio Personas

Los hermanos Wo viven en un 'yaodong' tradicional ('cueva del horno'), tallado en una ladera en la meseta de Loess, en el centro de China. Las paredes, revestidas de tierra, tienen buenas propiedades aislantes, lo que permite a los residentes sobrevivir a los inviernos fríos. El 'yaodong' es uno de los primeros tipos de vivienda en China y tiene más de 2.000 años.


Primer premio de personas / historias

Ferguson realizó retratos de niñas secuestradas por militantes de Boko Haram, un grupo islamista de Nigeria, que las empleaba como armas de guerra para realizar ataques suicidas.


Segundo premio de personas / historias

Una mujer aprende a flotar en el océano Índico, cerca de Zanzíbar, donde las niñas no saben nadar debido en gran parte a las restricciones de una cultura islámica conservadora y la ausencia de trajes de baño.

Tercer premio Gente / Historias


Natasha (35 años) nació en Rusia y ha sido trabajadora de la industria del sexo durante 12 años. Después de una operación ginecológica, solo pudo descansar unas semanas antes de volver a trabajar para poder pagar sus medicinas y el alquiler. Una ONG cifra en más de tres millones las mujeres que ejercen la prostitución en Rusia.


Primer premio Deportes / Singles

Cada Martes de Carnaval y cada Miércoles de Ceniza, Ashbourne, un pintoresco pueblo de Derbyshire, en el centro de Inglaterra, se divide en dos bandos para jugar al fútbol: los chicos de arriba (Up'ards), residentes al norte del río Henmore, y los de abajo (Down'ards), pertenecientes al sur. El partido siempre suele acabar en batalla campal.


Segundo premio Deportes / Singles

Imagen del partido celebrado entre The British & Irish Lions y los Maori All Blacks en el Rotorua International Stadium en Nueva Zelanda. Todos los jugadores del equipo neozelandés deben demostrar para entrar en el equipo su ascendencia indígena.

 


Tercer premio Deportes / Singles

Foto tomada durante una de las etapas del Maratón de las arenas, celebrado en el desierto del Sáhara en el que se recorren más de 250 kilómetros a temperaturas que superan los 50 grados.


Primer premio Deportes / Historias


Los jóvenes jockeys compiten en la carrera de caballos Maen Jaran en Sumbawa, Indonesia. Los niños participan descalzos, en una carrera tradicional que se celebra generación tras generación.


Segundo premio Deportes / Historias

Kleider Palma, ex miembro de las FARC camina a lo largo del río Acari en Colombia para jugar un partido de fútbol con habitantes de la región.

 

Primer premio / Spot News / Singles


La instantánea ganadora del World Press Photo 2018 recoge el momento en el que José Víctor Salazar, de 28 años, sale corriendo envuelto en llamas al ser alcanzado por un chorro de gasolina proveniente de una moto de la Guardia Nacional Bolivariana, que fue capturada e incendiada por manifestantes con un cóctel molotov.


Tercer premio Spot News / Singles


Manifestantes salen volando por los aires después de que un coche les arrollara durante una protesta en Charlottesville (Virginia) contra los ultras racistas.


Spot News, tercer premio singles

 

Un soldado de las fuerzas especiales iraquíes momentos después de matar a un sospechoso de intentar un atentado suicida con bomba durante la ofensiva para recuperar Mosul.


Primer premio Spot News / Historias

 

Un hombre en silla de ruedas es desalojado de un festival de música country celebrado en Las Vegas después de que un tirador matara a 58 personas y después se suicidara.

Segundo premio Spot News / Historias


Una transeúnte ayuda a una mujer después del ataque terrorista en el puente de Londres. La imagen fue tomada para Reuters por Toby Melville


Segundo premio Spot News / Historias


La fotografía capta un instante diferente del mismo momento de la fotografía premiada de José Víctor Salazar, cuando manifestantes incendiaron una moto con un cóctel molotov durante unos disturbios en Caracas.

Publicado enFotorreportajes
Anarchy: “El arte debe estar en las calles, donde está la verdadera realidad irreal”

El arte en las calles transita como el rugir de la motocicleta, o el amor de alcaldes como Peñalosa por los articulados de Transmilenio. Es evanescente como las humaredas de smog y alucinante para nuestras mentes; matices de grises, verdes, azules y voces mudas expresan el sentir de generaciones eléctricas y cibernéticas, hartas del frio con que los muros a veces arropan a sus habitantes, los oculta, los encierra.

 

Anarchy es un grafitero de Popayán, de sus músculos y sus nervios el arte brota, se escapa de los policías malgeniados y les cambia el corazón a los vecinos retrógrados, que no faltan. Su arte expresa la vida silvestre y las aspiraciones de los de abajo que no se resignan a vivir como toca. Nosotros quisimos hacer resonancia de su voz y sus imágenes, para quienes habitan otras ciudades reconozcan lo que los muros no dejan de gritar.

 

Tags y Tierra

 

  

Anarchy: Pues pana, voy a ser breve por que casi no tengo tiempo.

Empecé a pintar hace dos años con un parcerito que también estudia diseño gráfico en la Universidad del Cauca; yo firmo como Anarchys y mi trabajo apunta a críticar lo que está sucediendo por las fallas de un sistema que cada vez destruye más nuestro territorios y nuestro futuro como jóvenes

 

Mi posición en torno al mural es que debe crearse conciencia desde lo visual, ya saben: una imagen dice más que mil palabras, y desde allí brindar una experiencia y un reconocimiento para revitalizar los espacios públicos, y hacer resistencia para que el arte no se privatice en museos; el arte debe estar en las calles donde está la verdadera realidad irreal.

  

  Por eso le pinto a la soberanía alimentaria a la fauna y flora

 

Puerto Asís - Putumayo

 

El loro guacamayo y el delfín rosado son iconos en el Putumayo, son animales que también están en vía de extinción. Hoy en día los guacamayos hacen parte de mascotas en la ciudad y en el campo, los indígenas los cuidan para que los cazadores que los buscan por sus hermosos colores no se los lleven; estos dos animales, asimismo, se han escondido en el amazonas: el delfín huye de los derrames de petróleo en los pequeños ríos, que llegan al río Putumayo y, desde luego, al gran Amazonas

 

He estado pintando en Ibagué, Palmira, Cali, Cauca y Putumayo

 

Lenguas ancestrales: NasaYuwe

 

  

Una de las experiencias que más recuerdo fue la tensión que sentí al pintar en Siloé, en uno de los barrios más peligrosos de Cali, mientras pintaba pasaban muchas cosas alrededor, bueno es normal que sucedan cosas pero allá se veía más la miseria, por decirlo así: niños de 6 años con el sacol en la mano, menores emproblemados que no pueden cruzarse a la otra cuadra porque tienen culebras pendientes; otros menores que no les importó darse cuchillo al frente donde estaba pintando en pleno medio día, al mismo momento otros manes se daban plomo en la otra cuadra. Entonces, fue una experiencia que te deja pensando. Siempre había querido pintar en ese barrio, esa es la verdad, y sabía a lo que me iba a enfrentar, pero ese tipo de cosas te hacen sentir más vivo y darle con ganas para aportar un granito de ideas, de crítica, a estas problemáticas que hoy viven en todo el mundo.

 

Barrio Siloé - Cali

 

Los artistas podemos transformar este mundo decadente. Porque pensamos y actuamos aportando pequeños granitos del territorio y pá el territorio. Transformemos desde el arte, o desde cualquier oficio, pero hágalo real.

 

Pues pana, la gente siempre está agradecida, oís, la verdad, el arte en las ciudades tiene bastante acogida

 

Salvajemente libre


No es un mundo paralelo 
es un mundo donde se trata de sobrevivir 
ese mundo violentado, marcado por las balas
que nos impiden vivir 
esas que no son nuestras 
y que silenciosamente buscan el blanco
para dejar un gran agujero atrás.


Hoy trato de seguir mi senda 
sigo vivo porque lucho 
mi arma no responde a su placer
mi única arma es la conciencia 
la que me libera ante el perverso tirano.
Muralista: Anarchys

Publicado enColombia
Martes, 13 Febrero 2018 06:28

Seducción y secuestro

Seducción y secuestro

Hace dos semanas, la Manchester Art Gallery, en la ciudad del norte de Inglaterra, retiró la pintura Hylas y las ninfas (1896) de John William Waterhouse de su sala En búsqueda de la belleza, que muestra pinturas del siglo XIX, sobre todo del movimiento prerrafaelita. Según las autoridades de la galería, la idea era estimular la discusión sobre cómo esta popular pintura, que muestra a ninfas acuáticas seduciendo a un joven, debía ser mirada hoy: si la representación era ofensiva o inapropiada para el público actual. La galería dejó en el espacio vacío un lugar para que el público opinara mediante post-its. La mayoría de las notas, incluso las que cuestionaban la pintura, pedían que volviera a su lugar. Podemos evaluar, repensar, contextualizar y todas las operaciones posibles pero no hace falta que se nos infantilice en el peor de los sentidos y con la peor decisión: la de ocultar la obra.


La pintura volvió a su lugar hace tres días. La galería comunicó su conformidad con la discusión global que se desencadenó y explicó que la remoción se hizo en el marco de un proyecto de la artista Susan Boyce que intenta darle nuevas interpretaciones y significados a las obras. Desafiar, dice Boyce, la fantasía victoriana de representar mujeres solo como femme fatales o como objetos pasivos y decorativos. Se puede y debe desafiar y repensar con perspectiva de género cualquier obra de arte. Pero no hay derecho a tratar a las mujeres como seres de azúcar que, ante la ofensa (de una pintura, recordemos), prefieren vendarse los ojos y aceptar que un cuadro sea quitado con toda la carga histórica y simbólica que la remoción de obras de arte implica más allá de las intenciones. Lo llamativo en estas semanas de polémica fue que pocos pensaron acerca de qué se trata el mito que recrea la pintura de Waterhouse. El relato es bien paradójico. En la versión griega el muchacho es Hylas, hijo del rey Tiodomante, asesinado por el héroe Hércules; después del crimen, el joven pasó a ser el aprendiz de Hércules. Deslumbrado por su belleza y su valentía, Hércules se enamoró de Hylas. Se lo llevó a la Cólquide en la expedición de los Argonautas en busca del Vellocino de Oro. Y después, el desastre. Cuando pararon de regreso en Misia, una ninfa se enamoró de Hylas. Pidió ayuda a sus hermanas y juntas atrajeron al joven hasta el estanque donde vivían. Lo secuestraron. Ese es el momento que reproduce la pintura: el de la seducción y el secuestro. El cuerpo de Hylas, en la pintura, tiene toda la carga homoerótica del amor de Hércules que cuando su favorito desa- pareció se puso como loco. Primero mató a unos cuantos misios para vengarse y después le pidió ayuda al argonauta Polifemo para la búsqueda. Nunca lo encontraron. Nunca más se supo de Hylas. Las ninfas se quedaron con lo que deseaban. Para siempre. Le ganaron al héroe más poderoso de la mitología griega.


John William Waterhouse, el autor de Hylas y las ninfas no es estrictamente un prerrafaelista sino un pintor que en una fecha posterior abrazó la estética y temas del movimiento, como la mitología griega o las leyendas artúricas. De hecho, Waterhouse nació en 1849, el año en que John Everett Millais, Dante Gabriel Rossetti y William Holman Hunt fundaron la Hermandad Prerrafaelita que, en poco tiempo, tendría siete integrantes y el apoyo del crítico John Ruskin. Los artistas vivían intensamente y su círculo e influencia posterior jamás excluyó a las mujeres. De hecho, este revuelo por Hylas y las ninfas puede servir para recordar a algunas mujeres prerrafaelistas o asociadas al movimiento. A Julia Margaret Cameron, por ejemplo, fotógrafa extraordinaria que no tuvo casi reconocimiento en vida, entre otras cosas porque usaba exposiciones largas, no evitaba los fantasmas que resultaban del movimiento del retratado y a veces dejaba la cámara fuera de foco: es decir, era una adelantada. El único apoyo decidido que obtuvo fue de los prerrafaelistas: los fotografió a todos y también a su vecino y amigo Lord Alfred Tennyson. Murió casi desconocida en Ceylán y recién en 1948, gracias a su sobrina, su trabajo fue redescubierto. O a Christina Rossetti, la hermana del pintor Dante Gabriel, una poeta importantísima, niña prodigio que le dictó a su madre un cuento antes de saber escribir. Es la autora de Goblin Market y otros poemas, de 1862, un texto hermoso ilustrado por su hermano: se trata de una rarísima aventura de dos mujeres con los goblins –seres mitológicos muy traviesos– que es también un comentario sobre los roles de género en la época victoriana. Para entender su vigencia, un ejemplo: ahora mismo la excelente serie de la BBC Peaky Blinders que se puede ver en Netflix con superestrellas como Cillian Murphy, Tom Hardy o Adrien Brody utiliza el poema de Rossetti “In The Bleak Midwinter” (“En el invierno sombrío”) como las palabras que dicen los protagonistas cuando deben enfrentarse con la muerte, cosa que les pasa muy seguido porque son ex combatientes de la Primera Guerra Mundial y gángsters bastante bestias.


O a Effie Gray, la esposa del crítico John Ruskin. Fue ella quien impulsó la anulación de su matrimonio, nunca consumado porque a Ruskin le “disgustaba” la genitalidad de Effie. Y la consiguió. Después se casó con el pintor prerrafaelista John Everett Millais. Cuando, años después, Ruskin intentó un segundo matrimonio con una chica muy joven, la familia le pidió opinión a Effie. Y ella les escribió que Ruskin era un hombre opresor. El matrimonio no se llevó a cabo: Effie posiblemente salvó a esa chica de una vida desgraciada. O a Elizabeth Siddal, poeta, pintora, amante y esposa tardía de Rossetti, modelo de cuadros famosísimos como Ofelia, de Millais. Murió de una sobredosis de láudano, deprimida por la pérdida de un embarazo y las constantes infidelidades de Rossetti. Su muerte estuvo marcada por un gesto generoso y una horrible profanación de parte de su viudo. Rossetti quemó la nota suicida de Elizabeth, asegurándole así un entierro cristiano. Pero después pidió la exhumación del cuerpo porque, borracho, había enterrado junto a su esposa sus últimos poemas. Consiguió el permiso pero a algunas páginas, comidas por los gusanos, les faltaban palabras. Una venganza final de esta mujer talentosa y opacada.


Esta es la hora de las mujeres y es una hora fascinante, intensa, llena de roces y avances y discusiones. Habrá muchas sobreactuaciones. Son necesarias. Pero borrar la historia, por provocación, omisión conveniente o ruido es pura pereza política. A un cambio cultural no lo retrasan ninfas pintadas en el siglo XIX ni los muslos del favorito de Hércules.

Publicado enCultura
Las mejores fotos de la semana: Animadoras norcoreanas, un auto espacial y el carnaval de Brasil

Desde un lujoso automóvil flotando en el espacio hasta acróbatas que hacen los trucos en el aire, estas curiosas, pintorescas y llamativas fotos tomadas en distintos rincones del mundo a lo largo de los últimos siete días, no le dejarán indiferente.

 

Patrick Robinson, un jugador de Philadelphia Eagles celebra la victoria de su equipo en el partido final de Philadelphia Eagles contra los New England Patriots en el Super Bowl en Minnesota, Estados Unidos. Chris Wattie, Reuters

 

Una mujer participa en el movimiento "Ceu na Terra" (Cielo sobre la Tierra) durante el carnaval en Río de Janeiro, Brasil. Pilar Olivares, Reuters.

 

Un peluquero le corta la barba a un hombre en una peluquería callejera improvisada en Daca, Bangladés. Mohammad Ponir Hossain, Reuters.

 

Un peluquero le corta la barba a un hombre en una peluquería callejera improvisada en Daca, Bangladés. Mohammad Ponir Hossain, Reuters.

 

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, firma un documento con otro miembro de la misma entidad, Randal Quarles, en Washington, EE.UU. Aaron P. Bernstein, Reuters.

Un hombre lava un elefante en el río Yamuna en Nueva Delhi, India. Adnan Abidi, Reuters.

 

Un soldado del Ejército Libre Sirio en suburbios de Al-Bab, Siria. Khalil Ashawi, Reuters.

 

El murciélago ratonero grande (Myotis myotis) liberado en Francia. Olivier Farcy, Reuters.

 

Un hombre saca un perro del lodo y las piedras después de la inundación en Tiquipaya, Bolivia. Danilo Balderrama, Reuters

 

Un oso polar en el parque zoológico de Gelsenkirchen, Alemania. Roland Weihrauch, AFP

 

Participantes en el baile anual de la Ópera de Viena danzan durante un ensayo, Austria. Heinz-Peter Bader, Reuters

 

El esquiador estonio Martti Nomme realiza salto durante un entrenamiento en los JJ.OO. en Pyeongchang, Corea del Sur. Dominic Ebenbichler, Reuters

 

Un orangután llamado Damai de 14 años se esconde entre virutas del papel en el parque zoológico de Osnabrück, Alemania. Friso Gentsch, www.globallookpress.com

 

El automóvil eléctrico Tesla Roadster rojo con un maniquí a bordo navega en el espacio tras ser lanzado por el cohete Falcon Heavy, Reuters

 

Performance del artista conceptual ruso Andrey Kuzkin en el que imita a un árbol cerca de la Filarmónica del Elba en Hamburgo, Alemania, Daniel Reinhardt, AFP

 

Un participante espera el comienzo de carnaval 'Loucura Suburbana' en Río de Janeiro, Brasil. Mauro Pimentel, AFP

 

Dos turistas esperan a su conductor en un taxi rosa en La Habana, Cuba, Ramon Espinosa, AP

 

Un avión Airbus A-321 de una aerolínea rusa despega con una puesta de sol de fondo. Nina Zotina Sputnik

 

Un obrero se desliza por un trazado de esquí en Pyeongchang, Corea del Sur. Charlie Riedel, AP

 

Animadoras de Corea del Norte apoyan a un esquiador en Pyeongchang, Corea del Sur. Julie Jacobson, AP

 

El papa Francisco saluda a los actores del Circo Medrano en la Ciudad del Vaticano, Franco Origlia, Gettyimages.ru

 

Un hotel derrumbado a medias tras el terremoto en Hualien, Taiwan. Tyrone Siu, Reuters

 

Gatos de raza Van Turco en su comedor en el Van Cat Research Center en Van, Turquía, el 8 de febrero de 2018. Los felinos de esta famosa raza turca son unos de los gatos domésticos más antiguos conocidos, ya que vivieron en la región del lago Van en el este de Turquía durante siglos. Chris McGrath, Gettyimages.ru

Publicado enFotorreportajes
Domingo, 04 Febrero 2018 08:45

Llámame por tu nombre

Llámame por tu nombre

Un círculo encantado. En el intenso relato de seducción amorosa que ofrece Llámame por tu nombre (Call me by your name), del director siciliano Luca Guadagnino, se advierten ecos muy notables de algunos de sus realizadores predilectos. En primer término, Bernardo Bertolucci; después, el André Téchiné de Los juncos salvajes, y de modo más perdurable aún, el veterano británico James Ivory, quien en 1987 adaptara Maurice (1913), la novela de EM Forster sobre una pasión socialmente reprimida, dedicada a esos tiempos mejores en los que el amor de los parias sexuales podrá tal vez, al fin, revelar su nombre. Basada en la novela homónima de André Aciman, nacido en Egipto y afincado en Estados Unidos, Llámame por tu nombre debía al inicio ser dirigida por James Ivory, quien se contentó con escribir el guión que adapta la novela de Aciman de manera libre y con resultados formidables.

En 1983, en un pequeño poblado al norte de Italia, la llegada del apuesto Oliver (Armie Hammer), joven académico estadunidense, al hogar del profesor Perlman (Michael Stuhlbarg), quien lo ha invitado como asistente en una investigación sobre Heráclito, provoca un alboroto entre las jóvenes del pueblo que muy pronto sucumben a su poderosa personalidad y a su físico atlético. En la residencia veraniega de la familia anfitriona, Elio (Timothée Chamalet, en una actuación soberbia), el hijo adolescente de 17 años, también habrá de sucumbir, luego de reticencias iniciales, a la atracción física e intelectual que sobre él ejerce Oliver, un deseo soterrado, perturbador e imperioso, hasta ese momento desconocido.

En el círculo encantado de los Perlman, el trato civilizado ha alcanzado su expresión más refinada. Un espíritu cosmopolita y una enorme tolerancia reina en el ambiente. En ese lugar utópico del comercio intelectual, los personajes se comunican indistintamente en cuatro idiomas, ahí se aprecia en todo momento el hallazgo artístico y el lánguido placer de la lectura sin apremios utilitaristas y sin la sospecha aún de la revolución tecnológica que se avecina, y que con Internet y los smartphones y las redes sociales muy pronto sacudirán esa insólita armonía. En ese ambiente de absoluta calma se produce para el joven Elio el mayor cataclismo imaginable. Sus primeras certidumbres eróticas y morales se resquebrajan en un instante con el contacto fugaz de la carne masculina. Pero muy lejos de sentir un asombro o una culpa insuperables, lo que invade al adolescente es un placer indescriptible e intensamente lúdico. Un Oliver, 10 años mayor que él, se vuelve súbitamente figura tutelar y cómplice emocional, un maestro en el arte de la seducción y el mayor reto posible para forjar su propia madurez y su carácter. Al respecto, señala el director de la cinta: Elio es un chico extraordinario y sus padres son igualmente extraordinarios. En casa de los Perlman no hay lugar ni paciencia para el prejuicio o la intolerancia, menos aún para la hipocresía moral. Ese círculo encantado tal vez sea un atisbo de esos tiempos mejores que anhelaba EM Forster, y que posiblemente no estén ahora ya tan lejanos, si juzgamos por el enorme reconocimiento de que goza hoy la cinta.

Lo que se reconoce en esta película, gran favorita para los Óscares este año, es posiblemente su manera de capturar en una atmósfera ciertamente idílica los dilemas morales que alguna vez destrozaron tantas existencias socialmente marginadas, y que por virtud de la representación artística ahora se plantean con libertad inusitada, expresados por personajes vigorosos y serenos, para nada atormentados ya por la vergüenza ni tampoco víctimas de la ignorancia circundante. Ni siquiera abrumados por la rabia sorda de un interminable ajuste de cuentas con una sociedad opresora. Elio y Oliver son emblemas de un deseo polimorfo que tan sólo se permite privilegiar una preferencia sexual. Son camaradas del juego erótico y así ensayan las estrategias de la seducción y del cortejo, comparten con fruición sus aficiones intelectuales, su gusto no acallado por las mujeres, su placer por las salidas al campo; hacen de sus vestimentas fetiches muy intensos y de paso juegan a intercambiar sus nombres. Es el viejo ideal platónico del amante como un complemento perfecto. La cinta describe con elegancia, sensualidad y minucia el proceso de esa revelación compartida. Recordando viejos tiempos ciertamente no mejores, el profesor Perlman contempla ahora fascinado, a lado de su esposa, la eclosión de una pasión amorosa vivida al fin al aire libre, misma que será orgullo y dolor para su hijo y para ellos mismos, y para todos una nueva oportunidad de madurez afectiva.

Se exhibe en la Cineteca Nacional y en salas comerciales.

Twitter: @Carlos.Bonfil1

Publicado enCultura
La tenista japonesa Naomi Osaka contra la rumana Simona Halep, durante el Abierto de Australia.David Gray Reuters

Hemos recopilado para nuestros lectores las imágenes que reflejan con mayor espectacularidad el ritmo de la vida del planeta en los últimos 7 días. Los acontecimientos políticos, económicos, científicos, deportivos o naturales, así como la vida ordinaria de la gente, quedan plasmados en esta recopilación de fotografías que vale más que mil palabras.

 

Una bandada de estorninos en el sur de Israel.

 

Un madre y su hijo enfermo duermen en un refugio en la provincia de Papúa, en Indonesia, después de que el Gobierno lanzara una campaña contra la desnutrición y el sarampión.

 

Jugadores de fútbol americano de los Philadelphia Eagles celebran la victoria sobre sus rivales, los Minnesota Vikings, en Filadelfia, estado de Pensilvania (EE.UU.).

 

Un jinete atraviesa un fuego en la fiesta de Las Luminarias, que se celebra en la localidad española de San Bartolomé de Pinares.

 

Una mujer toma una foto de un árbol a orillas del río Yeniséi, cerca de la ciudad rusa de Krasnoyarsk, a una temperatura de 34 grados bajo cero.

 

Un búfalo de agua fotografiado en la feria internacional de alimentos, agricultura y horticultura Green Week de Berlín (Alemania).

 

Un ciervo disfruta de la mañana en el parque Richmond en Londres.

 

 

Acróbatas actúan en 'The Rise of the Tritons' ('Ascenso de los Tritones'), el espectáculo de inauguración del festival Valletta 2018: European Capital of Culture, en Malta.

 

Hombres vestidos de demonios en el festival de los Correfocs ('carreras de fuego') en la ciudad de Palma de Mallorca, España.Enrique Calvo Reuters

 

Twiggy, una ardilla de 10 años 'experta' en esquí acuático, se presenta en el Salón Náutico Internacional de Toronto 2018, en Canadá. Zou Zheng www.globallookpress.com

 

 

Un hombre camina con un paraguas por una calle de Tokio en medio de una fuerte nevada. Kim Kyung Hoon Reuters

 

Una bandada de aves fotografiada en las afueras de la ciudad de Srinagar, en la India. Danish Ismail Reuters

 

Un gato observa con curiosidad a un canario en la ciudad natal de los hermanos Grimm, Hanau (Alemania). Kai Pfaffenbach Reuters

 

Baile celebrado durante la recepción de las sociedades de carnaval en la Cancillería alemana en Berlín. Hannibal Hanschke Reuters

 

 

Un hombre entra en una sauna en la cima del monte Lagazuoi, en Italia. Stefano Rellandini Reuters

 

Macacos clonados con el método de la oveja Dolly en la Academia de Ciencias de China, Shanghái. China Daily CDIC Reuters

 

La tenista danesa Caroline Wozniacki ataca a su rival, la belga Elise Mertens, en las semifinales del Abierto de Australia en Melbourne. Toru Hanai Reuters

 

Un pollo recién nacido se esfuerza por salir del huevo, en el zoológico de Fráncfort, Alemania. Michael Probst AP

 

El ensayo general de la actuación 'Mother' (Madre), del grupo Peeping Tom, en el Barbican Centre en Londres.Ian Gavan Gettyimages.ru

 

Los emblemáticos calcetines que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, lucía en el Foro Económico de Davos, Suiza. Denis Balibouse Reuters

 

Un cisne fotografiado en la reserva natural de Lebedinyi, en el krai de Altái en Rusia. Vladimir Vyatkin Sputnik

 

Una modelo presenta un traje creado por la diseñadora Christine Hyun Mi Nielsen en el desfile de Alta Costura primavera-verano 2018 en París. Charles Platiau Reuters

 

Un grafiti del artista estadounidense Alex Martínez en una céntrica calle de Atenas, Grecia. Petros Giannakouris AP

 

Un vecino de la favela de Rocinha, en Río de Janeiro, sostiene a su perro, al parecer herido en los enfrentamientos entre la Policía brasileña y narcotraficantes. Ricardo Moraes Reuters

 

El volcán Mayon, en plena erupción mientras el sol se pone detrás de la ciudad filipina de Legazpi Bullit Marquez AP

 

Soldados indios en camellos durante un ensayo para la celebración del Día de la República. AFP

 

Los patinadores italianos Valentina Marchei y Ondrej Hotarek se presentan en el Campeonato Europeo de Patinaje Artístico sobre Hielo en Moscú. Yuri Kadobnov AFP

 

El papa Francisco, entre los coloridos pañuelos de los fieles al final de la audiencia general semanal de la plaza de San Pedro en el Vaticano. Andreas Solaro AFP

 

 

Una carretera en medio del lago del Oeste tras una fuerte Nevada, Hangzhou, provincia china de Zhejiang.VCG Gettyimages.ru

 

Un obrero indio trata de mantener el equilibrio al colocar una pila de ladrillos en la cabeza en una fábrica de la ciudad de Lalitpur, Nepal. NurPhoto Gettyimages.ru

 

Una modelo presenta un traje de la diseñadora Guo Pei en el desfile de Alta Costura primavera-verano 2018 en París.Patrick Kovarik AFP

 

El 'drifting' de invierno de los automóviles rusos Lada.RT / Pavel Tkachuk

 

Desfile del Día de la República en Nueva Delhi, India.Adnan Abidi Reuters

 

El surfista alemán Sebastian Steudtner en Nazaré, Portugal.Octavio Passos Gettyimages.ru

Publicado enFotorreportajes
Foto del director de cine Sergei Eisenstein

 

Conocido como el padre del montaje, su película ‘El acorazado Potemkin’ (1925) está considerada una obra maestra de la historia del séptimo arte

 

El polifacético Sergei Eisenstein ha pasado a la historia por su maestría en las filmaciones y, sobre todo, por su teoría del montaje en un momento en el que el cine apenas contaba con un par de décadas de existencia. Sin embargo, el vanguardista director también destacó por sus amplios conocimientos de arte, estudió ingeniería y hablaba francés, alemán e inglés.

Todo ello contribuyó a que a pesar de su escasa filmografía —que no llega a 20 películas y algunas de ellas inacabadas—, su obra siga vigente y se continúe revisando con asiduidad por sus aportaciones e influencias en el rodaje, la escenografía, y el montaje en el cine europeo y americano.

Sergei Mijailovich Eisenstein nació en Riga, capital de la actual Letonia y por aquel entonces ciudad del Imperio Ruso, el 22 de enero de 1898. Hijo de padre judío y de madre eslava, desde muy pequeño destacó por su facilidad y precisión por el dibujo, don que lo llevó en 1914 a ingresar en la Escuela de Arquitectura de San Petersburgo. En ella permaneció tres años, ya que en 1917, año de la Revolución de Octubre, el futuro arquitecto dio un giro a su orientado porvenir.

Atraído por la revolución marxista y convencido de sus ideales y de que con el arte podría ser útil a la revolución, Eisenstein se alistó en 1918 en el Ejército Rojo, donde entró en contacto con el teatro al trabajar como responsable de decorados y como director e intérprete de pequeños espectáculos para la tropa. Desmovilizado en 1920, se instaló en Moscú con la idea de aplicar su habilidad pictórica a la escenografía teatral.

Fue sin duda su experiencia como director de escena del Teatro Obrero (1920) lo que lo impulsó a estudiar dirección teatral en la escuela estatal. Sin embargo, cuando tenía 25 años Eisenstein puso fin a su carrera teatral tras un fracaso en el montaje de la obra Máscaras de gas, en el que, según sus palabras, “el carro se rompió en pedazos y el conductor se cayó de cabeza”. Este incidente lo hizo abandonar el teatro y centrarse en el medio que le dio prestigio internacional, el cine, en el que fue un pionero del uso del montaje, ya que para él, la edición no era un simple método utilizado para enlazar escenas, sino un medio capaz de manipular las emociones de su audiencia.

Su primer contacto con el cine fue el rodaje de un pequeño cortometraje incluido en la obra teatral El sabio, que llevaba por título El diario de Glomow. Tal fue su interés por el nuevo medio artístico que, en 1924, rodó el largometraje La huelga, con una famosa secuencia en la que utilizó imágenes de ganado sacrificado en el matadero intercaladas con otras de trabajadores fusilados por soldados zaristas.

 

1516575680 487434 1516577391 sumario normal recorte1 1

Sergei Eisenstein

 

 

La única copia que había de la película la incautó la censura y no se pudo volver a distribuir hasta después de su muerte, aunque llegó a ser exhibida en Europa y obtuvo el premio en la Exposición Internacional de París en 1925.

Desde ese momento el joven Sergei dedicó gran parte de su trabajo a investigar sobre el montaje. Posteriormente desarrolló su propia teoría, algo que tendría una gran influencia en los directores europeos y de Hollywood y que aún continúa vigente.

Sergei Eisenstein no solía utilizar actores profesionales en sus montajes porque el argumento de sus obras iba dirigido a cuestiones más amplias de la sociedad, especialmente a los conflictos de clases. Sus actores, por tanto, eran en la mayoría de los casos personas sin entrenamiento en el campo dramático y provenían de ámbitos sociales adecuados para cada papel.

Con una sola película rodada, el joven director recibió el encargo de rodar la conmemoración de la Revolución de 1905, y la que se convertiría en la obra más célebre de su carrera y una de las mejores de la historia del cine: El acorazado Potemkin (1925). Para entonces la expectación ya era grande porque había dotado de cobertura intelectual al recién nacido espectáculo de masas que era el cine. En la película, la escena del amotinamiento en el barco y la vertiginosa escena de acción de la escalinata constituyen hitos del lenguaje cinematográfico y uno de los mayores logros del cine mudo.

 

1516575680 487434 1516576075 sumario normal recorte1

Cartel de la película muda 'El acorazado Potemkin', de 1925, dirigida por Sergei Eisenstein

 

El acorazado Potemkin dio a conocer su nombre en todo el mundo y posiblemente sea la película sobre la que más se ha escrito en toda la historia del cine. El guión fue escrito para una película de ocho episodios, pero al rodar el capítulo dedicado al motín del acorazado Eisenstein decidió centrar la película en ese episodio. Para ello buscó a los supervivientes de la masacre y localizó los dibujos de un francés que había sido testigo de lo ocurrido. Gracias a una serie de experimentos técnicos (pantallas reflectantes, fotografía desenfocada y plataformas móviles entre otros) los resultados fueron asombrosos.

Eisenstein rueda su película en 1.290 planos combinados con genial maestría mediante un montaje rítmico, ya que considera innecesarios los movimientos de cámara, y solo realiza varios travellings. En El acorazado Potemkin destaca la escena de la escalinata, con 170 planos, en la que el pueblo es brutalmente agredido por las fuerzas zaristas y donde crea un ‘tempo’ artificial que hace que la secuencia dure casi seis minutos. La película, con una espléndida fotografía en la que la masa se convierte en la auténtica protagonista de la obra, acabará por ser considerada la primera obra maestra del cine.

Tras esta gran película realizará dos trabajos más, la genial Octubre (1927), en la que narra los sucesos del asalto al Palacio de Invierno durante la Revolución rusa de 1917, y La línea general (también conocida como Lo viejo y lo nuevo), película sobre la reforma agraria, aunque por los cambios en la Unión Soviética tuvo que modificar su guion en varias ocasiones. En estas dos obras Eisenstein volvió a experimentar con un nuevo lenguaje a través de las imágenes, pero por su complejidad no llegaron a ser muy bien comprendidas en su época.

En ese momento, Sergei Eisenstein empezó a tener serios problemas con la censura soviética, que lo llevaron a viajar a Europa en 1930 para investigar sobre el sonido y a firmar después un contrato con la Paramount y trasladarse a Estados Unidos, donde llegaría a cobrar hasta 900 dólares a la semana.

Lo que Eisenstein llevaba de bagaje cuando llegó a Hollywood era tres películas: La huelga, El acorazado Potemkin y Octubre, algo más que suficiente para que el mismo Hitler, tras llegar al poder en Alemania, lo hubiera puesto como ejemplo por su practicidad marxista para copiarlo en el cine nazi de adoctrinamiento.

Sin embargo, el consagrado Eisenstein no consiguió el permiso de residencia en Estados Unidos ni poner en marcha ningún proyecto, por lo que decidió viajar a México. Nada más llegar al país fueron encarcelados tanto él como sus dos ayudantes de dirección, todos rusos, pero gracias a la intervención de un amigo español el panorama cambió hasta el punto de que lo nombraron en huésped de honor. Inició en el país centroamericano la producción ¡Que viva México!, en la que experimentó diferentes montajes, aunque no pudo acabarla al quedarse sin patrocinador.

Tras su mala experiencia como cineasta en el exilio, Sergei regresó a la Unión Soviética, donde continuaron las dificultades para desarrollar su trabajo, así que decidió dedicarse a la redacción de textos teóricos mientras desde el poder se atacaba tanto su obra como su persona. Pese a ello, rodó Alexander Nevski (1938), su primera película sonora y con la que ganó el Premio Stalin.

En 1943 inició, con el rodaje de Iván el Terrible, un ambicioso proyecto biográfico concebido como trilogía sobre a la figura del zar Iván IV de Rusia, pero el régimen soviético interpretó la obra como una denuncia a la personalidad de Stalin y prohibió la segunda parte -después de haber conseguido otro Premio Stalin con la primera- hasta la muerte del dictador en 1953, cinco años después del fallecimiento del propio director cinematográfico. Tras esa decisión Eisenstein no rodó ni la tercera parte ni ninguna película más.

Sergei Eisenstein, que plasmó sus estudios en obras como Teoría y técnica cinematográfica, La forma en el cine, Reflexiones de un cineasta y La realización cinematográfica, entre otras, murió el 11 de febrero de 1948, a los 50 años, tras sufrir una gran hemorragia a raíz de un infarto.

La genialidad artística de Eisenstein, su teoría del montaje y sus enseñanzas en el lenguaje cinematográfico, no solo contribuyeron en su momento a la mayoría de edad del cine, sino que siguen vigentes hoy en día como una referencia e influencia muy clara en los grandes directores.

 

Publicado enCultura