Viernes, 22 Agosto 2014 10:45

Obama se acercó a la reacción de Bush

Obama se acercó a la reacción de Bush

El "califato" tiene algunos productores teatrales bastante duros. Escriben un guión sombrío y salvaje. Nuestro trabajo ahora es responder a cada línea y nos entienden lo suficiente como para saber exactamente lo que vamos a decir. Así que decapitaron a James Foley y amenazaron con hacer lo mismo con uno de sus colegas, y ¿qué hacemos? Exactamente lo predije hace 24 horas: convertir el asesinato de Foley en una razón más para seguir bombardeando el "califato" del Estado Islámico (EI). ¿Y qué más hicieron para provocarnos o para interrumpir las vacaciones de Barack Obama? Una batalla en términos estrictamente religiosos, que es exactamente lo que querían.

Sí, Obama –antes de volver a los campos de golf– informó al mundo que "Dios no toleraría lo que los jihadistas hicieron y lo que hacen todos los días". Así que ahí lo tienen: Obama convirtió el salvajismo del "califato" en una batalla interreligiosa de dioses rivales: "el nuestro" (es decir, el de Occidente) contra el "de ellos" (el dios musulmán, por supuesto). Esto fue lo más cerca a lo que Obama ha llegado para competir con la reacción de George W. Bush al 11 S cuando dijo que "íbamos a una cruzada". Ahora, por supuesto, Obama no se refería al dios musulmán ni a los deseos de Bush de enviar a miles de guerreros cristianos montados a caballo a las tierras bíblicas del Medio Oriente: de hecho, Bush sólo envió guerreros montados en tanques y helicópteros a esas tierras. No, Obama también anunciaba que las víctimas del "califato" son "abrumadoramente musulmanas" –es decir, que el "califato" no era íntegramente musulmán–, aunque su entusiasmo por intervenir a principios de este mes no fue causado por su simpatía hacia estos miles de pobres musulmanes, sino por la persecución de los cristianos y yazidis. Y, por supuesto, por el peligro para las víctimas potenciales de Estados Unidos –un hecho que los hombres de Abu Bakr al Baghdadi (califa del EI) entendieron demasiado bien–.


Por eso mataron al pobre James Foley. No porque fuera periodista, sino porque era un estadounidense, de hecho uno de los estadounidenses que Obama prometía defender en Irak. Independientemente de si el mandatario se olvidó de los rehenes estadounidenses en Siria –el intento de los militares de Estados Unidos por rescatarlos por lo menos demostró que sabían que Foley estaba en Siria–. Pero ¿por qué el EI está en Siria? Para derrocar al régimen de Bashar al Assad, por supuesto, que es lo que nosotros también estamos tratando de hacer, ¿o no?


¿Qué le hizo pensar a Obama que él podía decirles a los musulmanes lo que un "dios justo" haría o dejaría de hacer? Para un presidente que lamenta la guerra de Bush en Irak, ¿no se da cuenta de que millones de musulmanes en Irak creen que "no sólo Dios" no habría tolerado la invasión estadounidense de Irak en 2003 ni a las decenas de miles de iraquíes masacrados a causa de las mentiras de Bush y Blair? Me quedé sorprendido al escuchar a Obama anunciar que "una cosa en la que todos estamos de acuerdo es en que un grupo como EI no tiene lugar en el siglo XXI".


Por alguna razón, realmente pensamos que los musulmanes de Medio Oriente nos necesitan para que les contemos su historia, lo que es bueno y lo que es malo para ellos. Para los musulmanes que están de acuerdo con que el asesinato de Foley es un crimen repugnante contra la humanidad habría sido insultante que un cristiano dijera que "sólo Dios" aprueba o desaprueba. Y los que apoyaron tal crimen se habrán convencido aún más de que Estados Unidos era un enemigo de todos los musulmanes.


En cuanto al verdugo británico "John", me inclino a pensar que puede haber vivido en Newcastle, porque tenía una pizca de acento "geordie". Pero "John" podría haber sido francés o ruso o español. No es que algo estaba mal en su cabeza, sino que algún fenómeno ha afligido a muchos otros jóvenes, a miles, a hacer lo mismo. ¿Cómo se explica, por ejemplo, que un australiano al parecer permita a su hijo posar para una foto con la cabeza de un soldado sirio decapitado (un soldado al servicio, por supuesto, del ejército del régimen de Assad que todos hemos jurado derrocar)?


De The Independent de Gran Bretaña.
Especial para Página/12.

Publicado enInternacional
Las seis vidas de Mohammed Deif, con la ayuda de Dios

Mohammed Deif ya ha tenido por lo menos seis vidas. Son las veces que se han documentado ataques directos del ejército israelí contra su persona en los últimos 13 años, exactamente desde 2001, es decir a una media de un ataque cada dos años. El martes tuvo lugar el último, en el barrio de Sheij Radwán, en la ciudad de Gaza, que causó la muerte de su esposa y de su hijo de siete meses.

El jefe de las Brigadas Izz al Din al Qassam se ha convertido en un personaje mítico entre los palestinos y los medios israelíes lo mencionan a menudo junto con el vocablo "leyenda". Las fotografías que circulan de él son todas antiguas y la inmensa mayoría de los datos que conocemos provienen de los servicios de inteligencia israelíes.


Nacido en 1965 en el campo de refugiados de Jan Yunis, al sur de Gaza, Deif ha sobrevivido a numerosos intentos de asesinato pero ha salido tan malparado de ellos que los dirigentes israelíes se refieren a él alternativamente como "un trozo de hombre" o como "un pedazo de carne", unas expresiones que se han oído hasta la saciedad desde principios de julio, incluso en la boca del exquisito ministro de Hacienda, Yair Lapid.
Algunos comentaristas palestinos indicaban este miércoles que la tregua saltó por los aires el martes justamente a causa de Deif. No porque él ordenara a las milicias que reanudaran el disparo de cohetes contra Israel sino porque los israelíes precipitaron la ruptura al sospechar que Deif se encontraba en su domicilio, y de hecho fue esa casa uno de los primeros objetivos de los cazas israelíes.


Los israelíes no hablaron durante horas del ataque, esperando ansiosamente a que los palestinos confirmaran la muerte de Deif. No obstante, los israelíes filtraron que Deif había muerto. En la edición del miércoles del Yediot Ahronot, el diario de pago de mayor difusión, se titulaba en la portada: "El ejército ha atacado un objetivo excepcional en Gaza". Y durante todo el día hubo insinuaciones en ese sentido, incluso por parte de ministros.

No fue hasta bien entrada la tarde cuando distintas fuentes de Hamás lo negaron, diciendo que no solo no estaba muerto sino que ese "pedazo de carne" seguía dirigiendo las acciones militares de las Brigadas al Qassam. Posteriormente, a última hora de la tarde, se divulgó un comunicado de las Brigadas que venía firmado por el propio Deif.


La familia de Deif es originaria de un pequeño pueblo de la zona de Asquelón, que hoy es una gran ciudad situada al sur de Tel Aviv, sobre el mar Mediterráneo. Los Deif fueron expulsados de su pueblo por las milicias sionistas cuando se estableció el Estado de Israel en 1948, y en la actualidad forman parte del 70% de la población de la Franja cuyo origen está del otro lado de la línea verde, en el corazón de la Palestina histórica.

Deif estudió en la Universidad Islámica de Gaza y ya en su primera juventud se movió en los círculos de los Hermanos Musulmanes. En esa época todavía no existía Hamás y no había resistencia islamista a la ocupación, al menos resistencia armada. En 1987 estalló la primera intifada y simultáneamente se fundó Hamás. Deif se afilió enseguida a la nueva organización y poco después fue detenido por el ejército y condenado a 16 meses de prisión.


Los libros de historia dicen que las autoridades israelíes impulsaron a Hamás en esos primeros años, pensando que la religión sería el antídoto perfecto para el movimiento político y laico de resistencia, pacífica y armada, contra la ocupación, que con la primera intifada en marcha iba cobrando más fuerza.

Numerosos líderes israelíes, incluido el premio Nobel de la Paz Shimon Peres, se reunieron en aquellos años con líderes de Hamás en un clima de cordialidad y hasta de camaradería. Pero no había de pasar mucho tiempo hasta que se dieran cuenta de que Hamás no era lo que ellos soñaban.

No fue hasta 1991, es decir cuando estaba acabando la primera intifada, y el mismo año en que se celebró la Conferencia de Madrid, cuando Mohammed Deif se incorporó a las milicias de Hamás. En aquella época el jefe de las Brigadas al Qassam era Yahiya Ayyash, alias el Ingeniero, uno de los líderes míticos de la resistencia, quien tomó bajo su tutela a Deif hasta que fue asesinado por Israel cinco años después.


La progresión de Deif dentro de las Brigadas al Qassam ha durado más de dos décadas y ha estado acompañada de una actividad muy intensa. Se le atribuye la invención de los cohetes Qassam, que son los más comunes entre las distintas milicias de Gaza. No son de largo alcance pero sí que son tan abundantes -se fabrican en la Franja- que en realidad son los más molestos para Israel.


En julio de 2002 Israel puso fin a la vida de Salah Shahade, que hasta entonces era el líder de las Brigadas al Qassam, y Deif pasó a ocupar su lugar. En septiembre de ese mismo año, sufrió uno de los ataques más directos, cuando un helicóptero Apache disparó dos misiles Hellfire, de fabricación estadounidense, contra el vehículo en el que viajaba. El coche se convirtió en un amasijo de hierros y hubo varios muertos y más de treinta heridos.


Durante algunas horas los israelíes lo dieron por muerto, pero aunque no fue así, Deif perdió un ojo y sufrió graves daños en una mano. No fue al hospital Al Shifa, el mayor de Gaza, sino a un escondite seguro donde fue atendido por médicos de Hamás. Otros médicos llegados del extranjero le implantaron una mano ortopédica. Le quedaron secuelas en el habla y en el movimiento del cuerpo.


En el verano siguiente la aviación israelí destruyó completamente un edificio en el que se encontraba la plana mayor de la dirección política de Hamás y la plana mayor de las Brigadas al Qassam. Aunque el edificio quedó reducido a escombros, no murió ninguno de los reunidos, que en ese momento se encontraban en el sótano.


En una ocasión Deif se refirió en televisión a estos ataques en los siguientes términos: "Dios ha querido irritar a los judíos y me ha salvado. En cualquier caso, creo que solo ocurrirá lo que Dios quiera". Y añadió: "Os aseguro que continuaré hasta la victoria o hasta la muerte como mártir. Vamos a continuar por el camino de Yahiya Ayyash y Salah Shahade, tal como aprendimos del jeque Ahmed Yasin".

En otro ataque en julio de 2006, la aviación israelí destruyó la casa donde se encontraba y según fuentes militares israelíes le amputaron las dos manos y las dos piernas, lo que le postró en una silla de ruedas. El entonces jefe del Shin Bet, Avi Dichter, declaró que Deif ya no podía dirigir nada y sufría una parálisis parcial, además de las amputaciones.


En la cuarta semana de esta guerra iniciada el pasado 8 de julio, Hamás distribuyó una grabación de video en la que Deif aseguraba que las milicias palestinas van a seguir disparando cohetes hasta que Israel levante el bloqueo de Gaza.


Las autoridades israelíes le atribuyen un sinfín de ataques y atentados, incluidos atentados suicidas, tanto dentro de Israel como en los territorios ocupados, incluida Cisjordania. Todas estas actividades explican fácilmente el interés que siempre han mostrado los servicios de inteligencia israelíes hacia su persona, y que el ejército y el Shin Bet lo hayan perseguido sin descanso.


En medios palestinos se subraya que Deif no es solo un combatiente notable sino que también posee unas dotes organizativas excepcionales. Se dice que ha creado unos cuadros que no tendrán dificultad en continuar la tarea de la resistencia en el caso de que él caiga en la lucha. De hecho, bajo la dirección de Deif, las Brigadas al Qassam han dejado de ser las células más o menos cohesionadas del pasado para convertirse en una organización militar profesional, siguiendo el modelo del Hizbolá libanés.

Publicado enInternacional
Las víctimas en el centro de la negociación

Por desiertos y selvas, capitales y pueblitos, llanuras y fronteras –sin distinción y hace más de cincuenta años– ha corrido la sangre por la guerra en Colombia. Los cuerpos del horror han emergido hasta de los ríos del caluroso Magdalena como entes sin vida que navegan sin identidad ni rumbo; las gentes aún de pie y respirando se vieron por última vez entre las llamas del Palacio de Justicia en Bogotá, y las miradas resaltan ahora desesperadas en las comunas de capitales como Buenaventura o Medellín, que viven todavía la guerra narco-paramilitar. En La Habana, el rostro de las pérdidas que deja el paso de la guerra se asoma en la foto de un niño ejecutado por militares y cuelga del cuello de Luz Marina, la madre sobreviviente, valiente y hoy amenazada de muerte, que llegó a Cuba como parte del primer grupo de víctimas que participa de los Diálogos de Paz. Sobre ello –los más de cinco millones de desplazados, los treinta mil desaparecidos, los millones de despojados del campo y todos cuantos han sufrido lo peor de medio siglo de conflicto–, es que se negocia esta semana en la capital de Cuba.


Guerrilla y gobierno continúan hoy el ciclo 27º de esta negociación en, quizás, el más tenso y doloroso tema: las víctimas. De cinco puntos, ya se llegaron a acuerdos sobre tres: tierras, participación política y narcotráfico. El cuarto toca la piel y el corazón, y cuestiona quiénes son los responsables de la barbarie, además de los que están en La Habana y, más allá, incluye las preguntas por quiénes han apoyado desde afuera de Colombia y quiénes se han beneficiado con este largo conflicto en la puerta de América latina que hoy se presenta al mundo como la economía emergente más poderosa de la región.

Cómo hacer justicia con los huérfanos y viudas, cómo hallar a los desaparecidos, cómo devolver la tierra por décadas arrebatadas a los campesinos y hoy entregada a las multinacionales, o cómo esclarecer la verdad de tantos años, tantos horrores y tantos responsables, son las discusiones que centran esta semana la atención de un país que, como nunca antes, evoca la paz. Uno de los retos para la mesa de conversación, además del respeto y la inclusión por todo el universo de víctimas, no sólo las de la guerrilla, es la puesta en marcha de la Comisión Histórica del conflicto y sus víctimas, y la subcomisión de cese al fuego que pretende negociar que se callen las armas para seguir hablando de paz.


Con doce representantes de las víctimas estuvieron reunidos tanto rebeldes como funcionarios durante el fin de semana, en el primero de cinco históricos encuentros entre víctimas y los victimarios, incluido el Estado, que desde sus fuerzas militares y policiales así como entre sus parlamentarios, ex presidentes y funcionarios de todo nivel, está involucrado en las más graves violaciones de derechos humanos y nexos con ejércitos paramilitares. De entre los grupos ilegales, en la mesa de negociaciones está presente sólo la guerrilla de las FARC. Los paras negociaron ya con Alvaro Uribe y lograron un máximo de ocho años de prisión que se cumplen justo en 2014. El Estado, por su parte, es el que más goza de impunidad. Los reflectores, sin embargo, están puestos en las FARC: secuestros, extorsiones, masacres están en la mente de los colombianos. Para esa guerrilla "las víctimas han sido esencialmente sujetos políticos, militantes activos o simpatizantes, actuando en la política abierta o desde la clandestinidad, que han buscado organizarse para cambiar el estado de cosas existente, recurriendo incluso al alzamiento armado, todos ellos y todas ellas portadores de programas políticos (...). El terror de Estado, las maquinarias de la destrucción y las técnicas de la muerte, con evidentes rasgos fascistas, en muchos casos inspirados en las enseñanzas de las doctrinas contrainsurgentes de la 'seguridad nacional' y de combate al 'enemigo interno', se han puesto en movimiento para preservar el statu quo y el régimen de privilegios del que han gozado las clases dominantes a lo largo de la vida republicana", según el comunicado leído por el canciller de las FARC Rodrigo Granda.
Las víctimas de todos los actores, las fatales, suman ya 220 mil, y, en total, contando desplazamiento, desaparición forzada, violencia sexual y todas las formas de la crueldad del conflicto, más de seis millones de personas han sido victimizadas. Así lo reseña la Unidad de Víctimas que hace unos días señaló a las FARC de ser el mayor victimario. Otros informes también financiados por el gobierno mismo, como Basta Ya, producido por el Centro de Memoria Histórica, no arriesgan a estratificar quién ha producido más o menos víctimas, pero sí quién tiene mayor responsabilidad: el Estado.

La cifra de las víctimas, lamentablemente, aún no se cierra: mientras el gobierno y la guerrilla más antigua del mundo negocian la paz en La Habana, cada día siguen muriendo los civiles inocentes en medio de la confrontación, los mismos rebeldes de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional, que aspira a comenzar también a dialogar continúan su lucha armada con dinamitación de petroleras, acueductos y ataques a convoyes militares o puestos de policías. Así fue que murió en Toribío Cauca, por ejemplo, Alfonso Rodríguez, el hijo de doña Nelly. La mujer y sus canas se asoman al salón del protocolo de El Laguito empuñando flores blancas, mirando las cámaras de frente, y es la primera en leer el comunicado en la conferencia de prensa que ofrecieron las víctimas afirmando que "recibimos como un gesto de reconocimiento a favor de la paz, la reconciliación y la garantía de los derechos de las víctimas la invitación a participar de esta jornada histórica".

Publicado enColombia
La economía alemana se enfría a causa del conflicto con Rusia por Ucrania

Alemania había comenzado el año con un crecimiento vigoroso, un 0,8% en tasa trimestral, pero el impacto de la crisis ucrania y la débil recuperación de la eurozona han hecho mella en la locomotora económica europea, tal y como reconoció este martes el Ministerio de Economía y Energía en un documento oficial. El departamento que dirige el socialdemócrata Sigmar Gabriel omitió dar detalles concretos. "Después de un fuerte trimestre, hay una desaceleración en el segundo trimestre", señala el Gobierno de Angela Merkel en su informe mensual.


"En particular, el conflicto entre Rusia y Ucrania el desarrollo de los acontecimientos en Oriente Medio han causado una creciente inseguridad de los mercados lo que ha conducido a una moderación en la toma de decisiones", añade el informe, si bien destaca que los fundamentos de la economía germana siguen intactos.


El informe confirma lo que ya había señalado el jueves pasado, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, quien advirtió de que los riesgos geopolíticos —con el conflicto de Ucrania como principal amenaza para zona euro— suponían nuevos riesgos para la reactivación y que probablemente se confirmará el jueves cuando se conozca el dato de PIB de la zona euro.


"En conjunto, el ambiente de la economía ha empeorado de manera patente. Sin embargo la positiva tendencia básica de la coyuntura económica de la economía alemana sigue manteniéndose intacta", advierte el documento, el cual ve probable que la situación de incertidumbre que existe actualmente esté pesando más que los efectos inmediatos de las sanciones impuestas a Rusia por la Unión Europea. El estado de ánimo actual ha llevado a un empeoramiento de los pedidos, la producción y las ventas en una industria ya de por si débil.


El informe mensual subraya, por ejemplo, que la mayoría de las compañías germanas indican un deterioro en su confianza. Este aspecto fue ratificado por el indicador de confianza económica de Alemania que elabora el instituto de investigaciones económicas ZEW, que se derrumbó por octavo mes consecutivo hasta los 8,5 puntos, 18,5 menos que en julio, reflejando su peor caída desde junio de 2012. "El empeoramiento del clima económico está vinculado a las actuales tensiones geopolíticas internacionales", señala el instituto, al hacer referencia al conflicto en Gaza y al cruce de sanciones entre la Unión Europea, Estados Unidos y Rusia a causa de la situación en Ucrania.

Algunos expertos creen incluso que la economía alemana pudo contraerse en el segundo trimestre —algo que no ocurre desde finales de 2012—, tras la fuerte expansión registrada en el inicio del año.


"La mayor economía europea sufre una gripe de verano", dijo Marco Wagner, economista del Commerzbank, citado por la agencia DPA, quien se atrevió a pronosticar una caída del PIB en el segundo trimestre provocada por la producción industrial que creció de mayo a junio en apenas un 0,3% y no en el 1,2% esperado por los analistas.

Publicado enEconomía
Martes, 05 Agosto 2014 05:49

Holocausto palestino en Gaza

Holocausto palestino en Gaza

De nuevo ruego a Granma no emplear espacio de primera plana para estas lí¬neas, relativamente breves, sobre el genocidio que se está cometiendo con los palestinos.


Las escribo con rapidez solo para dejar constancia de lo que se requiere meditar profundamente.


Pienso que una nueva y repugnante forma de fascismo está surgiendo con notable fuerza en este momento de la historia humana, en el que más de siete mil millones de habitantes se esfuerzan por la propia supervivencia.


Ninguna de estas circunstancias tiene que ver con la creación del imperio romano hace alrededor de 2400 años o con el imperio norteamericano que en esta región del mundo, hace apenas 200 años, fue descrito por Simón Bolívar cuando exclamó que: "... Estados Unidos parecen destinados por la Providencia a plagar la América de miserias en nombre de la Libertad".


Inglaterra fue la primera real potencia colonial que utilizó sus dominios sobre gran parte de África, Medio Oriente, Asia, Australia, Norteamérica, y muchas de las islas antillanas, en la primera mitad del siglo XX.


No hablaré en esta ocasión de las guerras y los crímenes cometidos por el imperio de Estados Unidos a lo largo de más de cien años, sino solo dejar constancia que quiso hacer con Cuba, lo que ha hecho con otros muchos países en el mundo y solo sirvió para probar que "una idea justa desde el fondo de una cueva puede más que un ejército".


La historia es mucho más complicada que todo lo dicho, pero es así, a grandes rasgos, como la conocieron los habitantes de Palestina y es lógico igualmente que en los medios modernos de comunicación se reflejen las noticias que diariamente llegan, así ha ocurrido con la bochornosa y criminal guerra de la Franja de Gaza, un pedazo de tierra donde vive la población de lo que ha quedado de Palestina independiente, hasta hace apenas medio siglo.

La agencia francesa AFP informó el 2 de agosto: "La guerra entre el movimiento islamista palestino Hamas e Israel ha causado la muerte de cerca de 1.800 palestinos [...] la destrucción de miles de viviendas y la ruina de una economía ya de por sí debilitada", aunque no señale, desde luego, quien inicio la terrible guerra.


Después añade: "... el sábado a me¬diodía la ofensiva israelí había matado a 1.712 palestinos y herido a 8.900. Na¬ciones Unidas pudo verificar la identidad de 1.117 muertos, en su mayoría civiles [...] UNICEF contabilizó al menos 296 menores muertos".
"Naciones Unidas estimó [...] (unas 58.900 personas) sin casa en la Franja de Gaza".


"Diez de los 32 hospitales cerraron y otros once resultaron afectados".


"Este enclave palestino de 362 Km² no dispone tampoco de las infraestructuras necesarias para los 1,8 millones de habitantes, sobre todo en términos de distribución de electricidad y de agua

.
"Según el FMI, la tasa de desempleo sobrepasa el 40% en la Franja de Gaza, territorio sometido desde 2006 a un bloqueo israelí. En 2000, el desempleo afectaba al 20% y a un 30% en 2011. Más del 70% de la población depende de la ayuda humanitaria en tiempos normales, según Gisha".

El gobierno de Israel declara una tregua humanitaria en Gaza a las 07:00 GMT de este lunes, sin embargo, a las pocas horas rompió la tregua al atacar una casa en la que 30 personas en su mayoría, mujeres y niños, fueron heridos y entre ellos una niña de ocho años que murió.
En la madrugada de ese mismo día, 10 palestinos murieron como consecuencia de los ataques israelitas en toda la Franja y ya ascendió a casi 2000 el número de palestinos asesinados.


A tal punto llegó la matanza, que "el ministro de Asuntos Exteriores de Fran¬cia, Laurent Fabius, ha anunciado este lunes que el derecho de Israel a la seguridad no justifica la 'masacre de civiles' que está perpetrando".

El genocidio de los nazis contra los judíos cosechó el odio de todos los pueblos de la tierra. ¿Por qué cree el gobierno de ese país que el mundo será insensible a este macabro genocidio que hoy se está cometiendo contra el pueblo palestino? ¿Acaso se espera que ignore cuánto hay de complicidad por parte del imperio norteamericano en esta desvergonzada masacre?


La especie humana vive una etapa sin precedente en la historia. Un choque de aviones militares o naves de guerras que se vigilan estrechamente u otros hechos similares, pueden desatar una contienda con el empleo de las sofisticadas armas modernas que se convertiría en la última aventura del conocido Homo sapiens.

Hay hechos que reflejan la incapacidad casi total de Estados Unidos para enfrentar los problemas actuales del mundo. Puede afirmarse que no hay gobierno en ese país, ni el Senado, ni el Congreso, la CIA o el Pentágono quienes determinarán el desenlace final. Es triste realmente que ello ocurra cuando los peligros son mayores, pero también las posibilidades de seguir adelante.


Cuando la Gran Guerra Patria los ciudadanos rusos defendieron su país como espartanos; subestimarlos fue el peor error de los Estados Unidos y Europa. Sus aliados más cercanos, los chinos, que como los rusos obtuvieron su victoria a partir de los mismos principios, constituyen hoy la fuerza económica más dinámica de la tierra. Los países quieren yuanes y no dólares para adquirir bienes y tecnologías e incrementar su comercio.


Nuevas e imprescindibles fuerzas han surgido. Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, cuyos vínculos con América Latina, la mayoría de los países del Caribe y África, que luchan por el desarrollo, constituyen la fuerza que en nuestra época están dispuestos a colaborar con el resto de los países del mundo sin excluir a Estados Unidos, Europa, Japón.


Culpar a la Federación Rusa de la destrucción en pleno vuelo del avión de Malasia es de un simplismo anonadante. Ni Vladímir Putin, ni Serguéi Lavrov, ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, ni los demás dirigentes de ese Gobierno harían jamás semejante disparate.

Veintiséis millones de rusos murieron en la defensa de la Patria contra el nazismo. Los combatientes chinos, hombres y mujeres, hijos de un pueblo de milenaria cultura, son personas de inteligencia privilegiada y espíritu de lucha invencible, y Xi Jinping es uno de los líderes revolucionarios más firme y capaz que he conocido en mi vida.

 

Fidel Castro Ruz
Agosto 4 de 2014
10 y 45 p.m.
(Tomado de Granma)

Publicado enInternacional
Las escalofriantes cifras en Gaza: muertos, destrucción y economía en crisis

La guerra de Israel contra Gaza ha causado la muerte de más de 1.600 palestinos y de 63 soldados israelíes, la destrucción de miles de viviendas y la ruina de una economía ya de por sí debilitada.

 

El presidente palestino Mahmud Abbas declaró la Franja de Gaza un área devastada que necesita urgentemente ayuda humanitaria y médica.

 

MUERTOS Y HERIDOS

 

Según los servicios de emergencia palestinos, hasta el sábado a mediodía la ofensiva israelí había matado a 1.654 palestinos y herido a 8.900. Naciones Unidas pudo verificar la identidad de 1.117 muertos, en su mayoría civiles (83%). Unicef contabilizó al menos 296 menores muertos.


Israel por su parte perdió 63 soldados, el balance más elevado desde su guerra contra el Hezbolá libanés en 2006. Los 3.032 cohetes lanzados hasta el momento desde Gaza han matado a dos civiles israelíes y a un tailandés en Israel.

 

DESPLAZADOS


Los centros de Naciones Unidas y de las autoridades locales acogen a 280.000 palestinos, es decir, un 15% de la población.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que los desplazados se elevan en total a unas 400.000 personas, entre ellas, los que encontraron refugio en casa de familiares.

 

BALANCE DE LA GUERRA

Unos 326.000 menores necesitarán atención psicológica, según Unicef.


Naciones Unidas estimó por su parte que los bombardeos israelíes dejaron a 9.815 familias (unas 58.900 personas) sin casa en la Franja de Gaza, donde se acumulan miles de bombas no activadas.


Diez de los 32 hospitales cerraron y otros once resultaron dañados (OMS).


La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) estima en más de 390 millones de dólares (290 millones de euros) sus necesidades. Los donantes ya costearon un 43%, según un balance del 28 de julio.


La OMS por su parte señala que los fondos de los que dispone representan un 6% de sus necesidades.

 

COMBATIENTES


El Instituto Internacional de Estudios Estratégicos británico (IISS) señala que Hamas cuenta con 20.000 combatientes, 10.000 de ellos en su brazo armado. La Yihad Islámica reivindica 8.000 hombres.


Aunque el ejército israelí indicó haber matado a 320 combatientes palestinos durante la segunda semana de conflicto, Naciones Unidas sólo pudo contabilizar 191 entre los muertos identificados.


Según los datos más recientes (2011) del Instituto israelí de Estudios sobre la Seguridad Nacional, el ejército israelí contaría con 176.500 soldados y 445.000 reservistas (86.000 de ellos movilizados). Sin embargo, la censura aplicada a esta información impide saber el número exacto de soldados israelíes en Gaza.

 

POBLACIÓN JOVEN

 

Según la oficina palestina de estadísticas, el 43,4% de los 1,8 millones de gazatíes tienen menos de 14 años. La tasa de crecimiento anual de la población es de 3,7% y la edad media se sitúa en los 18 años.


Este enclave palestino de 362 km2 no dispone tampoco de las infraestructuras necesarias para los 1,8 millones de habitantes, sobre todo en términos de distribución de electricidad y de agua.

 

CRISIS ECONÓMICA


Según el FMI, la tasa de desempleo sobrepasa el 40% en la Franja de Gaza, territorio sometido desde 2006 a un bloqueo israelí. En 2000, el desempleo afectaba al 20% y a un 30% en 2011. Más del 70% de la población depende de la ayuda humanitaria en tiempos normales, según Gisha.


(Con información de AFP)

Publicado enInternacional
El alto el fuego colapsó en apenas tres horas

Un alto el fuego humanitario de 72 horas, que se suponía que debía allanar el camino para un acuerdo de paz, colapsó ante la violencia salvaje en las tres horas fatídicas después de que el ejército israelí acusara a Hamas de romper la tregua con el secuestro de un soldado y matar a otros dos en una emboscada, usando un terrorista suicida.

 

El ataque tuvo lugar mientras sus fuerzas estaban tratando de destruir una de las redes de túneles que Hamas utiliza para llevar a cabo los ataques con cohetes y de infiltrarse por la frontera. El soldado capturado, según se informó, era el teniente Hadar Goldin, de una familia de inmigrantes judíos británicos, primo del ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon.

 

Hamas en un principio reconoció que habían capturado el soldado, pero más tarde negó que fuera así. El secuestro de sus ciudadanos siempre ha provocado represalias por parte del Estado judío: la captura del cabo Gilad Shalit hace ocho años llevó a la primera ofensiva de Israel en Gaza después de que se hubiera retirado del territorio, desmantelando los asentamientos.

 

Los residentes de Rafah no habrían sabido sobre el presunto secuestro o el atentado suicida; pero experimentaron la furia de la respuesta de los militares israelíes. Descargas de artillería y de tanques hicieron blanco en la ciudad, algunas impactando casas, tiendas y edificios públicos. Esto incluía parte del Hospital Al Najjar Yussef, donde los heridos fueron transportados en automóviles particulares, taxis, y algunos eran llevados en los brazos de la gente.

 

Al caer la tarde se informó que unas 50 personas murieron, y los heridos, que suman más de 200, fueron transportados, bajo el fuego, a otros centros médicos de la zona. Entre ellos se encontraba Shahed Abu Namla. Ella había estado corriendo por la calle con su familia cuando los proyectiles aterrizaron cerca. Lo último que recuerda antes de sentir un dolor insoportable y desmayarse era ver a su madre tratando de agarrarla y luego cayendo. La niña –de 10 años– estaba en el hospital con quemaduras graves, preguntando desesperadamente por su madre.
Otros ciudadanos habían regresado a sus hogares tras el anuncio de la tregua. Wael al Zambi había llegado poco después de las 9.30 a su casa –en Mashrua Amar, con su familia de 18 miembros– de una escuela de la ONU en Shabura, donde habían buscado refugio hace dos semanas. No hubo tiempo para desempacar: diez minutos más tarde estaban de vuelta en la carretera, tratando de escapar. Al Zambi (37 años), con heridas de metralla en sus brazos y en el cuerpo, en la cama del hospital en el Hospital Europeo en el borde de Rafah, dijo: "Creímos que esta vez no era tan sólo por unas horas sino tres días, que sería seguro para ir a casa. La gente en la escuela (de la ONU) decía que esto podía ser el fin de la lucha. Así que nos pusimos en marcha; había más de 3 mil personas en el campamento, el 90 por ciento de ellos se fue por la mañana. Yo no sé por qué empezó el bombardeo. Me hirieron, pensé que me estaban cortando el cuerpo. Me enteré más tarde sobre las muertes. Mi esposa y los niños están de vuelta en el refugio de la ONU. Estos lugares no son seguros, lo sé; están siendo bombardeados, pero es mejor que estar en Rafah".

 

Dos miembros de la familia –Harbi, de 55 años, y Sami, de 40– murieron en el acto. Otras tres personas –Salama, de 48; Sofia, de 43, y Mohammed de 47 años de edad– fueron asesinadas más tarde, cuando trataban de salir por otro camino. Un pariente, Abdel Sheikh Eid, había llegado al hospital al oír que los heridos eran trasladados allí. Acababa de recibir una llamada en su celular de una prima. "Ella me dijo que quiere saber algo de su marido. El no va a vivir... pero yo no se lo puedo decir por teléfono", dijo.


Hubo pacientes en el hospital de otras partes de Gaza en tránsito por tratamientos especializados en el extranjero. Pero, con el paso fronterizo de Rafah a Egipto cerrado debido a los combates, estaban atrapados allí, con los sonidos de bombardeos acercándose. Entre ellos se encontraban dos niños heridos por un ataque con misiles en Beach Camp en la ciudad de Gaza, en la que otros 10 muchachos y el abuelo de uno de ellos habían muerto. Hamas y el ejército israelí se habían culpado mutuamente por el asalto mortal.


Zahar al Aila estaba tratando de llevar a su sobrino de 10 años de edad de vuelta al hospital de Al Shifa, en la ciudad de Gaza, donde había sido tratado. Pero le habían dicho que "no hay camas en Al Shifa, está lleno. Sólo quiero que lo lleven de regreso a la ciudad de Gaza, pero dicen que no tienen ninguna ambulancia deso-cupada. Me advirtieron que no lo llevara de vuelta, porque el camino era peligroso". Mohammed al Aila, cubierto de vendas, susurró: "Por favor, necesito ayuda para volver a Al Shifa, no me gusta estar aquí. Se pueden escuchar un montón de bombas, es muy aterrador".

 

Rami Abdel al Helo, de nueve años, era otro sobreviviente de Beach Camp que estaba en el hospital. Un hermano de cinco años de edad, Osama, y su abuelo, Sobhay al Helo, habían muerto en el ataque. Su padre, Ahmed, dijo: "No puedo imaginar a Rafah abriéndose pronto mientras existe este fuego. Ya perdí a un hijo y tengo que proteger a éste. Con la tregua, pensamos que éste sería un buen día para salir; pero ahora me temo que sólo va a empeorar mucho más".


El personal médico estaba reunido alrededor de la cama de Shahed Abu Namla. "Ella sigue pidiendo agua y quiere saber sobre su familia", dijo una enfermera, Halina Um Abdullah. "Las ambulancias no pueden volver y buscar heridos hasta que haya otra tregua, cuando sea. Sólo podemos rezar para que ello suceda".

 

De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12

Traducción: Celita Doyhambéhère.

 


 DESTINAN 225 MILLONES DE DOLARES A FINANCIAR EL ESCUDO ANTIMISILES

Dólares frescos para Israel


El Senado de Estados Unidos aprobó por unanimidad otorgar al Pentágono fondos suplementarios valorados en 225 millones de dólares para financiar el escudo antimisiles de Israel conocido como Cúpula de Hierro. En tanto el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó ayer a Hamas a liberar al soldado israelí secuestrado. "Si Hamas piensa verdaderamente en una solución del conflicto con Israel en la Franja de Gaza tiene que liberar de inmediato al soldado Hadar Goldin", subrayó el mandatario. Al mismo tiempo, reconoció que ahora era "muy difícil" negociar una nueva tregua, pero que Washington lo iba a intentar de todas maneras. "Si Hamas no tiene control sobre todos los grupos palestinos es difícil para los israelíes confiar en que un alto el fuego se pueda mantener", dijo Obama. También pidió al gobierno israelí una mejor protección para los ciudadanos palestinos. "Quiero que se haga todo lo que sea posible para garantizar que no se mate a los civiles palestinos", expresó el líder demócrata. Sin embargo, el presidente estadounidense volvió a suscribir el derecho de Israel a defenderse de los ataques con cohetes lanzados por el grupo islamista0.


En este sentido, el Senado estadounidense otorgó nuevos fondos destinados a las necesidades militares de su principal aliado en Medio Oriente. "Estamos con los israelíes, porque si no tienen el (escudo) Cúpula de Hierro no pueden defenderse", aseguró el senador republicano y ex candidato a la presidencia del país John McCain. La medida para incrementar los fondos para el escudo antimisiles israelí se había incluido en un proyecto de ley destinado a aumentar los fondos para atajar la crisis migratoria fronteriza que está viviendo Estados Unidos en los últimos meses, pero anteayer los republicanos bloquearon el proyecto. Los conservadores exigían la financiación "limpia", es decir, sin ningún otro fondo suplementario. Los demócratas cedieron y el proyecto fue aprobado ayer. "Se están quedando sin misiles para el Cúpula de Hierro para poder protegerse. Estamos con ustedes. Aquí están los misiles", dijo tras la votación el republicano por Carolina del Sur, Lindsey Graham. Ahora el texto pasará a la Cámara de Representantes donde también se prevé que sea aprobado fácilmente.


Estados Unidos ha permanecido del lado israelí durante el conflicto, cuyo último intento de alto el fuego fracasó ayer, aunque viene elevando cautelosamente sus críticas al gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu tras el recrudecimiento de los ataques en las últimas semanas y la destrucción en Gaza de una escuela destinada a los refugiados palestinos perteneciente a las Naciones Unidas

.
El Pentágono anunció el miércoles que había recibido un pedido de Israel a través de un sistema de emergencia establecido para la compra de más provisión, y que había sido aceptada. Entre la munición provista a través del llamado Inventario de Reservas de Munición de Guerra de Israel se encuentra la necesaria para lanzagranadas y piezas de mortero de 120 milímetros, como la artillería que el miércoles provocó la muerte de al menos 19 personas en la escuela-refugio de las Naciones Unidas.

Pese a que el conflicto se reanudó tras la fallida tregua, Egipto insiste en encontrar una salida entre las partes. La Autoridad Nacional Palestina (ANP) enviará una delegación a El Cairo para iniciar negociaciones con Israel. El embajador palestino en la capital egipcia, Yamal al Shobaki, dijo que el presidente de la ANP, Mahmud Abbas, ya formó el equipo negociador unificado e integrado por representantes de todas las facciones palestinas, incluidos los movimientos islamistas Hamas y Al Jihad. "Abbas ha mantenido su decisión de enviar la delegación porque desea el fin de las agresiones israelíes a Gaza", afirmó.

Por su lado, la agencia estatal egipcia Mena citó a una fuente oficial que aseguró que el gobierno egipcio mantiene en pie su invitación para que los palestinos e Israel envíen sus respectivas delegaciones negociadoras a El Cairo. La fuente, que la agencia no identificó, explicó que Egipto espera recibir a los equipos para que "trabajen y consoliden la tregua".


Asimismo, destacó que El Cairo busca que ambas partes cumplan con el alto el fuego antes de iniciar el proceso negociador.

Publicado enInternacional
Gobierno y guerrilla solos no pueden terminar el conflicto

El Frente Amplio por la Paz –constituido por agrupaciones de izquierda y movimiento sociales–, debe ayudar a construir una gran coalición democrática por la Paz. Debe hacerlo con todas las fuerzas políticas y sociales que en Colombia están decididas por esa causa, incluyendo a partidos "santistas". Si queremos conquistar la Paz y ampliar la Democracia debemos "zarandear" y mover a toda la sociedad. Solos no podemos.


Dos tareas urgentes deben ser trabajadas con fuerza y conciencia. La primera, contribuir para que los diálogos avancen, se cree un clima propicio de entendimiento, se firme lo más pronto posible la terminación del conflicto armado y la población respalde lo acordado. La segunda, identificar ejes estratégicos de desarrollo desde la perspectiva de los trabajadores y de los pequeños y medianos productores, que son la mayoría de la nación, sin negar el aporte de los grandes empresarios y del gran capital pero buscando equidad y justicia. Es evidente que no se pueden dar saltos al vacío.


Las amenazas que atentan contra el proceso de Paz están a la vista. Ni el gobierno ni la guerrilla son capaces de llegar al final del conflicto por sí mismos. Por eso están imposibilitados de evaluar sistemáticamente los resultados de las elecciones y de rectificar su conducta "errática", que le permitió al uribismo crecer exponencialmente. Por eso siguen actuando contra el mismo proceso. Sólo el "movimiento democrático" puede obligar a la guerrilla y al gobierno a firmar la terminación del conflicto.


Pero para poder hacerlo, ese movimiento democrático debe ser absolutamente independiente tanto del gobierno como de la guerrilla. Es allí es donde hay una dificultad muy seria. Por ello, las fuerzas verdaderamente independientes y alternativas que hacen parte del "movimiento democrático", tienen que tomar la iniciativa y no ir al ritmo de las fuerzas que no se pueden desligar de la influencia del gobierno o de la guerrilla. Hay una urgencia que obliga.


La guerrilla no puede entender ni asimilar su derrota política, que se materializó en El Caguán y después. Todavía cree que puede – a través de la presión militar – obtener concesiones de la burguesía para salir de la guerra de una forma digna y poder presentarse ante el pueblo como sus "liberadores" o por lo menos, con algo qué mostrar. Su lógica militarista y los intereses menores que juegan a su interior, la obligan a "restiarse" en la última recta del proceso. Eso pone en un peligroso riesgo la terminación negociada del conflicto.


La guerrilla cree ilusamente que es la principal protagonista del auge de la lucha popular que vivimos desde 2008, cuando en realidad lo que el movimiento popular ha podido avanzar lo ha hecho cargando a cuestas con los fardos pesados de la insurgencia. He ahí su grave equivocación. No entienden que son parte del problema de la degradación de la guerra. Son víctimas que se transformaron en victimarios en un proceso bárbaro y bestial.


El gobierno, que logró una cierta ventaja estratégica al dejar claro que "no se va a negociar ni el modelo económico ni el carácter del Estado", no entiende, o si lo entiende pretende desconocer, que el "movimiento democrático" (incluyendo lo ciudadano y popular) ya sobrepasó ese límite, y por ello, no va consentir nada creyendo que cualquier concesión en el terreno socio-económico y político es cederle a la guerrilla. Su carácter reaccionario le impide dar un solo paso hacia la democratización interna, y sólo se limita a reformas de apariencia y gestos diplomáticos hacia la comunidad suramericana (UNASUR).


Las dos fuerzas (gobierno y guerrilla) se encuentran en posiciones y circunstancias muy difíciles. Sin la participación – urgente – de la sociedad, el proceso de Paz puede estallar en mil pedazos. La movilización ciudadana debe ponerse a la orden del día tanto contra los actos demenciales de la guerrilla como contra la actitud inmovilista o francamente derechista del gobierno en materia militar, de justicia, reforma tributaria, fuero militar, manejo económico, etc.


Hay que ser absolutamente conscientes que sólo la presión ciudadana organizada, civilista, amplia, pluralista y sistemática, frente al gobierno y la guerrilla, es la garantía de la terminación del conflicto y el despeje definitivo del camino hacia la plena democratización del país.
De lo contrario la guerrilla y el gobierno seguirán jugando a favor del uribismo. ¡Hay que impedirlo!

 

Popayán, 1° de agosto de 2014

Publicado enColombia
La masacre en Gaza se ha cobrado la vida de 514 palestinos y 20 israelíes

 

514 palestinos y 20 israelíes han muerto desde el inicio de la ofensiva israelí en Gaza, que entra hoy en su decimocuarta jornada, mientras la diplomacia internacional trata de sacar adelante un alto el fuego que, en el mejor de los casos, apunta a que tardará varios días en implantarse.


Una portavoz del Ministerio de Salud de la Franja estableció en 3.330 el número de heridos, mientras que fuentes israelíes cifran en casi medio centenar sus heridos desde que empezó el pasado jueves la fase terrestre de la operación "Margen protector", que en un principio era aérea y por mar.


Entre las últimas víctimas en Gaza figuran nueve palestinos de la misma familia, siete de ellos niños, que murieron hoy en un nuevo ataque la aviación israelí contra una vivienda en la localidad meridional de Rafah, en la frontera con Egipto, según fuentes médicas.


Asimismo, diez milicianos islamistas palestinos murieron esta mañana en el sur de Israel en un enfrentamiento con soldados y policías israelíes tras haberse introducido en un kibutz fronterizo a través de un túnel desde la Franja, informaron fuentes militares.
El Ejército israelí está también aún pendiente de confirmar las alegaciones de Hamás de que la pasada madrugada consiguió capturar a uno de sus soldados, al que identificó por su nombre y número militar.


Además del incidente del túnel esta mañana, que se trata del quinto intento de milicianos en las últimas dos semanas de adentrarse en territorio israelí, el Ejército israelí informó de que durante la noche atacaron 53 objetivos en la Franja.


Entre ellos, otros cinco túneles potencialmente empleados para infiltrarse en Israel, dos locales utilizados para fabricar armas, seis lanzaderas subterráneas y cinco puestos de mando.


Fuentes castrenses notificaron también que durante la madrugada sus fuerzas de infantería seguían la búsqueda de túneles y lanzaderas de cohetes en el barrio de Shahaiya, al este de Gaza y epicentro ayer de una ofensiva que dejó un centenar de palestinos muertos y medio millar de heridos, amén de miles de desplazados.


A pesar de la presencia militar israelí en Gaza y de los intensos bombardeos, la pasada madrugada 51 cohetes fueron disparados desde la Franja hacia suelo israelí, 11 de los cuales fueron interceptados por el sistema "Cúpula de hierro".


Esta mañana dos de estos proyectiles fueron derribados sobre Tel Aviv, mientras un tercero cayóen una zona deshabitada alrededor de la ciudad.

Desde que comenzó la operación "Margen protector", el pasado 8 de julio, las milicias de Gaza han disparado contra Israel unos 1.900 cohetes, 378 de los cuales fueron interceptados.

Los cohetes, que han llegado tan lejos como la ciudad de Haifa, a 150 kilómetros de distancia, han matado a dos civiles israelíes.
Además han muerto 18 militares israelíes que participan en la ofensiva terrestre, de los que trece perdieron la vida ayer en Shahaiya y casi medio centenar fueron heridos, principalmente desde el inicio de la fase terrestre del operativo el pasado jueves.


Según el Ejército, desde esa fecha ha bombardeado 3.239 blancos en Gaza, lo que sumado a los ataques de la artillería y la marina han dejado la Franja sumida en una de sus peores crisis humanitarias y a su población en medio de una vasta destrucción.


El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, advirtió ayer ante una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU, que buscará "justicia" para los palestinos por la que ya denominan la "masacre de Shahaiya" y que no descartan acudir a los tribunales internacionales con la acusación de crímenes de guerra contra Israel.


Una acusación que también este país hace contra Hamás por atentar contra población civil con sus cohetes.


Esfuerzos internacionales


Los ataques de hoy coinciden con el inicio, por segunda vez en la última semana, de los esfuerzos internacionales para poner al enfrentamiento armado.


Desde El Cairo, el ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Sameh Shukri, prosiguió sus contactos entre Israel y Hamás con sus colegas árabes y con el estadounidense, John Kerry, a quien se espera en El Cairo en las próximas horas, así como al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.


Con estas nuevas consultas, Egipto pretende consolidar el respaldo internacional a su plan para el cese de hostilidades ante la visita de Kerry y Ban.


Según el comunicado de Exteriores, Shukri conversó por teléfono también con los jefes de la diplomacia saudí, Saud al Faisal, y emiratí, Abdalá bin Zayed al Nahyan, partidarios de la mediación egipcia.


El Ministerio de Exteriores egipcio subrayó que su iniciativa para acabar con el actual conflicto, presentada la semana pasada y rechazado hasta ahora por Hamás, cuenta ahora con "un amplio respaldo regional e internacional".

 

EFE Gaza/Jerusalén 21/07/2014 13:43 Actualizado: 21/07/2014 14:07

Publicado enInternacional
Martes, 15 Julio 2014 19:39

El conflicto no empezó ayer

 En una época, utilizábamos recortes, montones de recortes de periódicos sobre lo que estábamos escribiendo: Israel, el Líbano, Irán, Gaza. De vez en cuando, incluso leíamos libros. Tal vez se deba a Internet, pero en la mayoría de nuestros informes parece que la historia empezó ayer o la semana pasada. Para los snobs, se llama la pérdida de la memoria institucional. Nosotros, los periodistas, parecemos sufrir de ella más que la mayoría. Nuestros lectores, sospecho, no lo hacen. Así que aquí vamos. "Israel hizo caso omiso de las crecientes llamadas internacionales a un alto el fuego y dijo que no va a parar su ataque devastador en Gaza hasta que se consiga 'paz y tranquilidad' en las ciudades del sur de Israel en la línea de fuego de cohetes palestinos. Delegados árabes se reunieron con el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en Nueva York, instando a los miembros a adoptar una resolución que llame a un cese inmediato de los ataques israelíes y de un alto el fuego permanente." Esto es de un informe de la Asociación de Prensa.


Ahora, éste es un editorial del Canadian National Post de derecha: "Nosotros (sic) tenemos una gran simpatía por la gente común de Gaza. Los ataques de Israel esta semana contra la infraestructura del terrorismo, en la pequeña zona y densamente poblada, son sin duda muy duros para ellos, ya que los funcionarios y agentes de Hamas los utilizan como escudos humanos. Pero recuerden: todo lo que se requería para prevenir estos ataques era que los palestinos detuvieran su violencia contra los israelíes".


Y aquí está The Guardian: "Ayer, mientras tres de sus hijos yacían muertos en el piso del hospital, Samouni estaba en una cama del piso de arriba en el hospital Shifa, recuperándose de las heridas en las piernas y los hombros, reconfortando a su hijo, Mohamed, de cinco años, quien había sufrido una fractura en el brazo". "Es una masacre", dijo Samouni. "Sólo queremos vivir en paz."


Y, sólo por si acaso, esto es de Reuters: "Israel amplió ayer su feroz ofensiva aérea en la Franja de Gaza gobernada por Hamas durante las últimas décadas y se prepara para un posible ataque por tierra, después de un bombardeo de tres días que mató a 300 palestinos. Los aviones (israelíes) también atacaron las casas de dos altos comandantes del brazo armado de Hamas. Ellos no estaban allí, pero varios miembros de la familia estaban entre los siete muertos". Y por último pero no menos importante, esto es del escritor Robert Fulford del Canadian Post: "Israel ya demostró ser la nación más moderada en la historia. Estableció un record histórico de moderación".


Ahora, por supuesto, usted está familiarizado con todo lo que acaba de leer. Desde la semana pasada, Israel ha estado bombardeando a Gaza para evitar que los cohetes de Hamas lleguen a Israel. Los palestinos sufren de manera desproporcionada, pero es todo culpa de Hamas. Pero hay un problema.


El informe de la Asociación de Prensa se publicó ¡el 6 de enero de 2009, hace cinco años y medio! El editorial del Post fue impreso el 2 de enero del mismo año. El informe de The Guardian fue del 6 de enero de 2009, el de Reuters el 30 de diciembre del año anterior. Las 2008 tonterías de Fulford fueron publicadas el 5 de enero de 2009.


Curiosamente, sin embargo, nadie recuerda que la matanza de hoy es una repetición obscena –por ambos lados– de lo que sucedió antes, y de hecho antes todavía. El historiador israelí izquierdista Illan Pappe informó sobre cómo el 28 de diciembre de 2006 la organización israelí de derechos humanos
B'Tselem dijo que 660 palestinos habían muerto ese año, la mayoría en Gaza, incluidos 141 niños, y que desde el año 2000 las fuerzas israelíes habían matado a casi 4000 palestinos con 20.000 heridos. Pero apenas hubo una sola mención de todo esto en un solo informe sobre la última masacre en la guerra de Gaza.


¿Por qué? ¿Por qué nosotros, como lectores –por no hablar de nosotros los periodistas– nos permitimos participar en lo que yo sólo puedo llamar una memoria colectiva borrada? ¿Por qué no nos importa? O ¿por qué tememos que las explicaciones del recurrente derramamiento de sangre en Israel podrían llevar a los lectores a buscar razones más profundas y que los "amigos" de Israel en el extranjero nos podrían acusar a nosotros, pobres inofensivas periodistas, de sugerir que Israel –por no hablar de los corruptos de Hamas– se dedica a una cada vez más despiadada guerra, infinitamente más perversa y obscena que lo que sugiere nuestro soso reportaje de estilo agencia?


Pero para terminar, aquí hay un informe de Reuters sobre Mosul que sonará muy familiar para los lectores de las últimas semanas: "Los insurgentes incendiaron estaciones de policía, robaron las armas y descaradamente vagaron por las calles de Mosul, mientras la tercera ciudad más grande de Irak parecía caer fuera de control". Un pequeño problema, por supuesto. Este despacho de Reuters fue presentado en 2004 –¡hace 10 años!


Me temo que la memoria borrada se trata del contexto. Se trata de la forma en que los ejércitos y los gobiernos nos quieren hacer creer u olvidar lo que están haciendo, se trata de la cobertura histórica, y es sobre –y cito a la maravillosa periodista israelí Amira Haas– "el monitoreo de los centros de poder".


* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

 

Artículo relacionados

La historia de Gaza que los israelíes no cuentan

 

Publicado enInternacional