Viernes, 16 Marzo 2018 05:56

Cárcel por “complot”

Cárcel por “complot”

La gobernadora del estado venezolano de Lara, Carmen Meléndez, confirmó ayer que el gobierno le seguía los pasos a Miguel Rodríguez Torres por presunta conspiración. Rodríguez Torres, quien fue arrestado el martes, había sido jefe de la inteligencia de Venezuela durante el gobierno de Hugo Chávez y fue el primer ministro del Interior del actual presidente, Nicolás Maduro.

“Nosotros estamos preparados para cualquier intento desestabilizador y por eso les caemos primero a los conspiradores, como el caso del general Rodríguez Torres quien andaba en esa jugada y hoy está detenido”, afirmó Meléndez durante una entrevista al portal venezolano Noticias Barquisimeto. Así, la ex ministra de la Defensa confirmó la remoción del alto oficial por estar presuntamente involucrado en lo que llamaron planes de conspiración que un sector político opositor intentaría promover en los próximos días.


El martes al menos ocho efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia se llevaron a Rodríguez Torres del hotel President, en Caracas, donde el ex funcionario daba un discurso en un foro sobre el pasado Día Internacional de la Mujer. “Rodríguez Torres ha sido capturado y será puesto a la orden de la Justicia”, afirmó el gobierno en un comunicado. En él se explicó que el oficial del Ejército estaba siendo requerido por la Justicia al estar acusado de acciones contra la paz y la tranquilidad públicas, y, agregaba, en conjuras y complots que perseguían la intención de atentar contra la unidad de las fuerzas armadas.


“Las acciones criminales, planificadas por este señor y sus cómplices, incluían actos armados y conspiraciones contra nuestra Constitución”, señaló el texto. La declaración agregó que el oficial fue echado del gobierno al comprobársele vinculaciones con organismos de inteligencia de Estados Unidos.


Compañero de Chávez en el intento de golpe de estado de febrero de 1992, Rodríguez Torres fue designado en 2002 al frente de la Dirección Nacional de los Servicios de Inteligencia y Prevención. En 2010 condujo su transformación en el actual Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional. Al asumir su gobierno, en abril de 2013, Maduro lo nombró ministro de Interior y Justicia y lo mantuvo en esa función hasta octubre de 2014.

Publicado enInternacional
Halloween vengativo del FBI: jaque a Trump... y a los Clinton

Hay que tener sumo cuidado con los espectaculares "bombazos judiciales y multimediáticos" que lanzó a un día del Halloween el ex director del FBI, Robert Mueller: operador judicial de los Bush, en colusión con los abogados del establishment jurídico de los Clinton (Bill y Hillary) y Obama.

La grave acusación contra Paul Manafort, ex director fugaz de campaña de Trump, y su asociado Rick Gates, versa sobre sus tétricas tratativas con Ucrania –no con Rusia– en 2014 (sic), mucho antes de formar parte del equipo trumpiano. El implacable Mueller los colmó de acusaciones por lavado y evasión fiscal.

El muy menor "voluntario sin sueldo (sic)" para asuntos internacionales, George Papadopoulos, confesó su culpabilidad, a cambio de una sentencia muy benigna y una multa simbólica, por lo que Trump lo fulminó de "mentiroso".

Al corte de caja de hoy, no existe estricta ni legalmente un smoking gun (cuerpo del delito) contra Trump ni Rusia.

Al día siguiente de la piromanía judicial de Mueller, en pleno Halloween, subieron el dólar y la bolsa a niveles antigravitatorios, mientras declinaba el oro (ícono de una "crisis" verdadera).

Todavía el Deep State no empuja de lleno a Trump a la fase de "crisis", como propalan sus pletóricos enemigos en la aplastante mayoría de los multimedia –bien ganados a pulso por su irreverencia estrafalaria–, pero sí se avizora, con el horizonte de la elección intermedia de 2018, una "crisis constitucional" de gobernabilidad, si el Deep State, que padece una patológica rusofobia, aprieta demasiado las tuercas judiciales.

Porque tampoco Trump está manco y es capaz de defenestrar a Mueller, como lo hizo con el íntimo amigo de éste, el ex director del FBI, James Comey.

El drama de guerra intestina en Washington aún no alcanza su paroxismo y AP, presuntamente vinculada a la CIA, reporta que Trump, bajo presión del ala dura de su estratega Steve Bannon, sopesa defenestrar también a Mueller y, de paso, otorgar un indulto a Manafort y a Gates (https://goo.gl/Gi2nse).

A mi juicio, como comenté a la conductora Patricia Ramos de CNN, la batalla jurídica la tiene perdida Trump de antemano frente a la poderosa alianza de la CIA –donde pesan mucho los Bush con el grupo de los mormones (conducidos por Brent Scowcroft y el ex candidato presidencial Mitt Romney), con su intrigante ex director John Brennan, quien sembró todas las trampas inimaginables con los guiños de Obama al ingenuo y muy locuaz Trump, y el FBI (la obscena colusión de Mueller/Comey), sumados del omnipotente bloque jurídico de los tres abogados Bill Clinton, Hillary y Obama.

El portal trotskista WSWS (boicoteado por Google), comenta que “ninguno de los cargos contra Manafort y su principal socio Rick Gates(...) tiene algo que ver directamente con los alegatos de la manipulación rusa en la campaña electoral de EU”. Por cierto, el ex presidente demócrata J. Carter ha desechado también esta acusación rusofóbica (https://goo.gl/7S1vDr).

WSWS afirma que el fiscal especial Mueller “es el representante del Deep State conformado por la rama militar, funcionarios del espionaje y sus lacayos políticos y de los multimedia” (https://goo.gl/db7u3M).

Se trata de una guerra civil que no se atreve a pronunciar su nombre entre los perdedores Clinton, apoyados por los Bush y Obama, y el vencedor Trump quien aún no es digerido ni por su "propio" Partido Republicano.

En las antípodas del espectro político y financiero, el editorial del portal Bloomberg defiende al presidente atribulado: "No se precipiten en juzgar a Trump" ya que los "cargos contra Paul Manafort son un escándalo, pero no son ninguna evidencia (sic) de la culpa del presidente" (https://goo.gl/APi6q7).

Para NYT, febrilmente anti Trump, las "primeras acusaciones de Mueller envían un mensaje (sic)" al presidente quien insiste que se trata de una "cacería de brujas", un día antes del Halloween, basada en un “engaño inventado por los demócratas y los multimedia (https://goo.gl/ZiMshw)”. Trump rechazó su relevancia en Twitter al refrendar que "no existe colusión".

Roger Stone Jr., consejero intermitente de Trump, comentó que el presidente "no debe defenestrar (sic) a Mueller", pero que mediante el Departamento de Justicia debe indagar las sórdidas tratativas de Hillary quien sí se coludió con los "intereses rusos" al otorgarles, siendo presidente Obama, parte del mercado de uranio en EU (https://goo.gl/qazBjT). Tal investigación sería "la última jugada" de supervivencia de Trump.

Edward Luce, del FT y gran conocedor de los laberintos en Washington, comenta que la lista de inculpados puede elevar su nivel e incluye al defenestrado teniente general Michael Flynn, al hijo mayor de Trump y a su yerno, el israelí estadunidense Jared Kushner (https://goo.gl/CrzVs8).

Edward Luce considera que Trump "es un experto de la diversión mediática" y, al unísono de su bombardeo retórico contra Nor-corea durante su próximo periplo asiático de 11 días, ya está explotando el papel turbio de Hillary en la venta de 20 por ciento de la empresa canadiense Uranium One a Rosatom (de Rusia).

Edward Luce juzga que "la sentencia que más pesa es la del Partido Republicano" que no ha blindado a Mueller, como exige el Partido Demócrata (https://goo.gl/aprucd).

Lo que más interesa a Trump es que su base de apasionados fieles del Partido Republicano lo siga apoyando y eso también es lo que más "le importa a la mayoría de los legisladores republicanos".

Con el apoyo intransigente de sus supremacistas evangelistas blancos, "Trump siente que puede salir ileso (sic) defenestrando a Mueller", pero, "en este punto, EU se sumiría en una crisis constitucional", lo cual tiene una probabilidad de 50 por ciento, a juicio de Edward Luce.

El "consultor de petróleo y gas" Manafort y su fétida empresa de cabildeo se llevó entre las piernas a Tony Podesta, quien compartió los mismos asuntos pestilentes con Ucrania (https://goo.gl/U82PV6).¡Vaya cabilderos bipartidistas bidireccionales!

Tony Podesta es hermano de John, jefe de campaña de Hillary y socio en la mafiosa empresa Global Solutions de la que es, o fue, "director(sic)" Arturo Sarukhan (https://goo.gl/9EXHzM), ex embajador calderonista galardonado por entidades sionistas de EU y hoy "consultor" del canciller Videgaray (https://goo.gl/5wfxPg).¡Cómo se ha degradado la cancillería mexicana!

El influyente general John Kelly, jefe del gabinete trumpiano, lanzó sus propias bombas sulfúricas al comentar que la "guerra civil empezó debido a la incapacidad de operar un compromiso" (https://goo.gl/RDRTz1), en alusión tangencial a la guerra doméstica bipartidista en curso.

El general Kelly aumentó la puja al exhortar el nombramiento de un fiscal especial para investigar la venta de uranio durante la presidencia de Obama y el "papel de los demócratas al financiar una controvertida investigación contra Trump" (https://goo.gl/MFe8ye).

El temerario Mueller propinó un fulgurante jaque a Trump, todavía sin mate, que provocó un efecto bumerán sobre los hermanos Podesta –uno de ellos, Tony, quien renunció un día antes del Halloween a su fétida empresa cabildera vinculada a la infecta Fundación Clinton– asociados en los avernos ucranianos con Manafort.

AlfredoJalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Publicado enInternacional
Venezuela acusa a EE UU ante la ONU de ejercer “terrorismo psicológico”

El canciller de Exteriores denuncia que la Administración que preside Donald Trump trata de acabar con la independencia del país

 

Venezuela ha utilizado este jueves el plenario de la Asamblea General de las Naciones Unidas para denunciar las amenazas de intervención militar de Estados Unidos. También acusó a la Administración que preside Donald Trump de ejercer “terrorismo psicológico”, por incluir a su país en la lista sujeta a restricciones de viajes. “Estas listas son incompatibles con el derecho internacional”, afirmó el canciller Jorge Arreaza.


El ministro de Exteriores denunció que la independencia de su país está siendo puesta en peligro por parte de la “potencia opresora”. “Esta casa, la del multilateralismo y del respecto a la igualdad de los estados, ha sido profanada, irrespetada y ofendida una y otra vez por poderes arrogantes, que pretenden imponer sus reglas de juego unilaterales, las reglas de la guerra, del sufrimiento y del dolor”, dijo.


Y parafraseando la intervención del expresidente Hugo Chávez ante el mismo estrado hace once años, cuando George W. Bush lideraba la guerra en Irak, el jefe de la diplomacia venezolana insiste en que “aquí sigue oliendo a azufre”. “Donald Trump utilizó esta misma tribuna para anunciar guerras, la destrucción total de estados miembros y la aplicación de medidas coercitivas ilegales”, denunció.


Jorge Arreaza recordó que ya el presidente demócrata Barack Obama calificó a Venezuela como una amenaza a la seguridad nacional de EE UU. “Tenemos la obligación de denunciar ante el mundo que nuestro pueblo ha sido amenazado directamente con el uso de la fuerza militar más poderosa que haya existido en la historia de la humanidad”, afirmó, al tiempo que citó las sanciones económicas impuestas.


El canciller habló de la disposición de Caracas de entablar un diálogo con Washington, basado en el respeto mutuo. Pero también dejó claro que, ante estas amenazas, el Gobierno de Nicolás Maduro está dispuesto a defender su soberanía “en cualquier escenario y bajo cualquier modalidad”. También pidió a la ONU que cree mecanismos para “neutralizar” este tipo de pretensiones unilaterales.


El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, expresó por su parte el rechazo rotundo a “cualquier insinuación de intervención militar” en conflictos internos. América Latina, reiteró ante el plenario, es una región en paz y está “monolíticamente unida” contra una retórica que considera “no es racional ni prudente”. “Solo aporta violencia, pobreza e inestabilidad”, concluyó, sin citar directamente de la crisis venezolana

 

Nueva York 25 SEP 2017 - 12:18 COT

Publicado enInternacional
Lunes, 25 Septiembre 2017 11:45

Dos canciones para la navidad en Casablanca

Dos canciones para la navidad en Casablanca

Para mi amigo Carlos

 

Cuando llegué a uno de los Centros Locales de Artes, ubicado al occidente de Bogotá, lo escuché cantar con su voz afectada por la gripa, y al fondo las voces de los niños en coro. Se trataba de un poema de José Goytisolo llamado El lobito bueno, que Paco Ibañez había musicalizado: «Érase una vez/ un lobito bueno/ al que maltrataban/ todos los corderos./ Y había también/ un príncipe malo,/ una bruja hermosa/ y un pirata honrado./ Todas estas cosas había una vez./ Cuando yo soñaba/ un mundo al revés». Seguí el rastro de las voces hasta un salón donde lo vi de pie, rodeado por seis niños que lo acompañaban en la tonada. El día era claro y el sol entraba por la puerta del centro local de artes dibujando siluetas sobre los azulejos del pasillo. Él estaba sonriente, batiendo sus manos dirigiendo al pequeño coro, pero cuando me fijé en sus ojos, abultados ya, quizás atrapados tras una red de lóbregos recuerdos, observé aquella mirada que en una navidad de treinta y seis años atrás brillaba tras los barrotes y en medio de la oscuridad de una celda de la cárcel La Modelo.

 

Se hace llamar Carlos Mayo, pero bien podría llamarse Carlos Abril o Carlos Diciembre, tiene sesenta y ocho años y es escritor, aunque yo prefiero llamarlo poeta. Trabaja como artista formador de creación literaria para los niños de la ciudad. Tiene dos hijos, una madre a la que cuida de acuerdo al turno que le sea asignado, sus manos son grandes y fuertes, recorre la ciudad en una pequeña bicicleta niquelada que soporta el peso de su maleta que siempre va atiborrada de libros. Su ser es tranquilo y anda por el mundo diseminando sus sonrisas, su lucha incansable por la justicia y por supuesto, sus poemas.

 

Días atrás Carlos había empezado a relatarme su historia y aquella mañana, luego de su clase salimos hacia una panadería donde pedimos café y retomamos la conversación. Su historia o parte de la que me había contado caló tan hondo en mí que le pedí me refiriera los hechos ocurridos en aquel diciembre de 1981, cuando él tenía treinta y dos años y las fuerzas intactas para la lucha. El día era claro, las copas de los árboles brillaban y el viento pasaba liviano por nuestros rostros. Encendí un cigarrillo y Carlos luego de aprobar el sabor del café de una cabezada continuó.

 

Fue en los albores de la navidad del 81. Carlos se encontraba en su casa cuando una escuadra del ejército llegó hasta allí para apresarlo. Inicialmente se negó a ir con ellos, mientras su hijo de tan solo dos años se aferraba a su pantalón para que no se lo llevaran. Sin embargo, el capitán que dirigía a los militares extrajo una hoja donde había escritos alrededor de sesenta nombres de civiles, buscó el de Carlos, tapó los demás y se la enseñó. Se trataba de una orden de arresto firmada por el mismísimo presidente de la república Julio César Turbay Ayala, en la que se le acusaba de conspiración y se explicaba que era una detención preventiva para frenar el paro cívico que germinaba en algunos sectores, y para evitar los desmanes que pudieran ocurrir tras el supuesto paro.

 

Por aquellos días en todo el país no era extraño que se apresara a la gente de esta forma. El Estatuto de Seguridad Nacional, eufemismo utilizado para hablar del Estado de Sitio o en nuestro tiempo de la Seguridad Democrática, creado en 1978 por el general Camacho Leyva y Turbay Ayala le confirió poderes especiales a las fuerzas armadas para detener a cualquier civil sospechoso de ser enemigo de la patria, de desaparecer a personas pertenecientes a grupos armados ilegales o simplemente a opositores y críticos del gobierno, también impedía la reunión de más de dos personas, las manifestaciones y marchas, y hasta cubrirse el rostro era considerado un delito. Por tanto, cuando el gobierno supuso, según sus fuentes de información secretas, que se avecinaba un paro cívico, imaginó que sería igual o peor al ocurrido en 1977 y decidió evitarlo enviando a la cárcel a estudiantes, trabajadores, sindicalistas y reconocidos líderes sociales. Es la ley natural del más fuerte la que utilizaba el Estado, me dice Carlos, matando siempre al más impetuoso y bravo y dejando a los más débiles para manipularlos a su antojo.

 

Pero a Carlos no solo lo acusaban de algo que no había alcanzado a hacer, como era llevar a cabo el paro cívico y participar activamente en él, sino que se encontraba reseñado, o quizás podría decirse que se encontraba signado o marcado por el destino desde que era un niño y su padre le hablaba sobre la justicia, sobre la igualdad, sobre la corrupción, y cuando aprendió a leer y accedió a Marx y a Mao Tse Tung, y cuando a los ocho o nueve años, todos los sábados en la tarde caminaba hasta el bebedero de su barrio y se sentaba sobre los bultos de papa para escuchar las historias de los viejos que escanciaban botellas de cerveza y para escuchar a los tríos que llegaban a cantar sus canciones de amores fallidos y de guerras en los campos de su país. También estaba signado por el destino cuando en su juventud hizo parte de la Junta de acción comunal de su barrio y quiso hacer cosas diferentes a conseguirle votos a los congresistas, porque él sabía y sabe aún, que el verdadero cambio en el país, para que haya justicia y conciencia política, se da en los hábitos de las personas, y que son la cultura y el deporte los que pueden brindarle otras formas de ver el mundo a la sociedad.

 

Por supuesto, las viejas herencias de la politiquería colombiana, aferradas hasta los más bajos niveles del poder como las juntas de acción comunal, lo señalaron y lo expulsaron pues lo veían como enemigo de los principios de corrupción que nos han gobernado durante los pocos siglos en que nuestro país es un país. Carlos, que había estudiado odontología en la Universidad Nacional, siguió trabajando por la comunidad a cuenta propia y desvinculado de cualquier grupo, atendiendo de forma gratuita a las personas que no podían pagar las consultas y tratamientos, y de vez en cuando, viajando de forma clandestina hasta los confines del país, y en medio de las selvas, atender a los campesinos y guerrilleros que tampoco tenían acceso a un servicio de salud.

 

Fue así como años después la misma comunidad lo eligió presidente de la Junta de acción comunal de su barrio, ubicado en la localidad de Kenedy. Fue allí donde en la década de los sesentas él le propuso al hijo del presidente de la junta cambiarle el nombre al barrio para que pasara a llamarse Camilo Torres, en honor al prócer de la independencia. Allí su vida dio un giro vertiginoso y al voltear de los días que se abrían como calles inciertas, se encontró con la literatura al fundar junto con los vecinos más jóvenes el primer periódico comunal del sector. Aprendió el oficio de escribir, de contar sucesos, de lanzar injurias, de polemizar por medio de la palabra, además les dio un espacio en el mundo a esos jóvenes extraviados de su comunidad. Luego hizo parte del paro cívico nacional del 77 y continuó con su trabajo social sin detenerse a pensar en los beneficios que obtendría. Por todo lo anterior, estaba reseñado y por eso lo apresaron aquel diciembre del 81.

 

Por eso me encarcelaron de nuevo, me dice Carlos sonriendo con melancolía como quien recuerda hechos dolorosos que jamás volverán a ocurrir. Los militares lo llevaron a la cárcel La Modelo de Bogotá a la que él llama Casablanca con ironía y lo encerraron en la sección de Recepción. Lo que más me dolía en ese momento era tener que pasar la navidad sin mi hijo, sin mi esposa y sin mi comunidad, porque la navidad es para compartir en comunidad y lo que buscaba mi apresamiento y el de todos los presos políticos era individualizarnos, alejarnos de la sociedad para reducirnos hasta nuestra más mínima expresión, comenta con tranquilidad y con la mirada pegada a su segundo café que bebe a sorbos lentos.

 

Allí le atrapó la tristeza del 24 de diciembre. En aquella ocasión compartió su celda con siete hombres más, entre los que había sindicalistas, estudiantes, revolucionarios intelectuales, artistas, trabajadores del común y un profesor de literatura que se convirtió en su gran amigo y al que no ve desde esos días. Esa navidad fue terrible, refiere Carlos con la voz quebrada por la gripa y la evocación, cuando estaba llegando la medianoche los reclusos empezaron a golpear las puertas y las rejas de sus celdas, gritaban, lloraban, otros rezaban, entretanto la desesperación crecía desaforadamente. Carlos se puso de pie y se aferró con fuerza de los barrotes, intentó sacar la cabeza de la celda para mirar lo que ocurría pero la oscuridad todo lo devoraba, así que imaginó los rostros descompuestos de aquellos hombres que él no conocía y que se encontraban en Casablanca, rostros de ojos famélicos, desfigurados por la tristeza y muertos por la soledad. Volvió su mirada y vio las siluetas de sus compañeros de celda arrojados en aquel minúsculo espacio, fumando y otros acostados en posición fetal. Pasada la medianoche un silencio profundo, tenebroso y tajante se adueñó de Casablanca, estaba conmocionado, me dice Carlos a quien se le escapan dos lágrimas, seguía mirando hacia los pasillos y hacia el barrio que circundaba la cárcel por entre las rejas que dejaban entrever el techado laminado de la penitenciaría y donde vio las luces de los fuegos artificiales restallar en medio de la noche y de su pecho.

 

De repente sintió una mano que lo tomaba para abrazarlo y una voz que le cantó la misma canción que ahora escucho en esta mañana gris de junio, treinta y seis años después, y que me estremece, mientras imagino a Carlos joven, encarcelado y abatido. Era su amigo, el profesor de literatura, un hombre de treinta años de edad, moreno, alto, venido de la Costa Atlántica quien le entonó Memorias de una vieja canción que yo reproduzco a estas tempranas horas en la voz de Horacio Guarany, entretanto recuerdo a Carlos tomar su bicicleta luego de abrazarme, echar a andar por el mundo sorteando las bofetadas de la vida y tarareando la misma canción: «Este día sin sol es todo mío,/ golpea mis ventanas tanto frío./ Una vieja canción en mi guitarra,/ una vieja canción no tiene olvido./ Es la misma que un día nos uniera,/ en las playas lejanas de tu viejo país./ Y el otoño al ver caer sus hojas,/ viene hasta mí y me moja con su llovizna gris./ Por qué no olvido tu canción/ será porque tanto te amé,/ que aquí sentado en esta pieza/ sobre esa misma mesa/ anoche te lloré./ Por qué no olvido tu canción,/ si el río va y no vuelve más/ Reloj eterno de las horas y esta canción que llora/ sobre mi ventanal».

Publicado enEdición Nº239
Autoridades estadunidenses allanan un consulado ruso y aumenta la tensión

San Francisco.

El Ministerio del Exterior ruso protestó este sábado porque autoridades estadunidenses allanaron el consulado en esta ciudad, que fue cerrado debido a sanciones que Washington impuso a Moscú.

Los servicios secretos de Estados Unidos ordenaron registrar la legación diplomática en esta urbe, después de que una nube de humo negro salió por la chimenea del inmueble el viernes pasado.

La portavoz Maria Sajarova tildó el registro de "invasión de nuestras instalaciones consulares. Con este tipo de acciones indignantes, Estados Unidos daña aún más la ya tensa atmósfera del diálogo bilateral e impide las posibilidades de cooperación". La Casa Blanca no se pronunció al respecto.

Anthony Godfrey, número dos de la embajada de Estados Unidos en Moscú, recibió una nota de protesta de los funcionarios rusos "sobre las autoridades estadunidenses", que registraron la oficina de representación comercial de Rusia. La declaración del ministerio añade: "El acceso ha estado cerrado para nosotros hasta hoy, a pesar de que este edificio es propiedad del Estado ruso y tiene inmunidad diplomática".

Rusia afirma que los funcionarios estadunidenses amenazaron con tirar la puerta y que eso es considerado "un registro ilegal de las instalaciones sin la presencia de funcionarios rusos".

La nota añade que Moscú teme que los agentes estadunidenses usen la acción para plantar en las instalaciones rusas "algun objeto comprometedor".

El edificio de San Francisco se encuentra involucrado en el conflicto diplomático entre Moscú y Washington, y va a ser clausurado. El jueves anterior Estados Unidos instó a Rusia a cerrar este sábado el consulado, así como dos representaciones en Nueva York y en la capital. El humo que salía del consulado hizo que las autoridades se preguntaran qué es lo que se estaba quemando. Parecía ser mucho más que papel, según un reportero de la emisora KCBS.

Debido al incidente fueron alertados los bomberos, pero no actuaron porque al llegar vieron que el humo salía de la chimenea. La oficina responsable de la calidad del aire dijo que habrá una investigación, debido a que quienes contaminan en exceso pueden ser sancionados. Sajarova explicó que los empleados del consulado estaban "conservando" el edificio antes de su cierre. Las ventanas están siendo cerradas, el agua y la electricidad cortadas, escribió en Facebook. Se intenta dejar así el edificio listo para cuando mejoren las relaciones entre Rusia y Estados Unidos.

Publicado enInternacional
George Soros, 'autor financiero' de las caídas de gobiernos en todo el mundo

Las revoluciones y las crisis financieras en diferentes países del mundo fueron organizadas con la evidente intervención del multimillonario George Soros, que se valió de estas catástrofes para enriquecerse aún más, sostiene el rotativo The Epoch Times.


En 1992 las especulaciones de Soros en la bolsa británica causaron la devaluación de la libra esterlina británica lo que permitió al financista ganar no menos de 1.000 millones de dólares.

Desde el 20 de agosto, más de 100.000 personas firmaron una petición en el sitioWe the people, en la que se exige que el presidente de EEUU, Donald Trump, reconozca como terrorista al multimillonario George Soros y confisque todos sus activos.
Los autores de la petición afirman que Soros, calificado cómo ‘terrorista doméstico' deliberadamente y en repetidas ocasiones ha tratado de desestabilizar la situación política en EEUU.


Antes, Soros ya había recibido el calificativo de terrorista. Fue mencionado como "terrorista financiero" en un documento militar chino, "Guerra irrestricta", escrito en 1999 por dos coroneles y que se ha convertido en un documento fundamental de los programas asimétricos para la guerra híbrida del régimen chino.


Ayudó a financiar la "Revolución Bulldozer" en Serbia en octubre de 2000, según The Los Angeles Times, que informó en enero de 2001 que Soros "desempeñó un papel clave en el dramático derrocamiento del presidente Slobodan Milosevic" a través de su red de Fundaciones Soros.


En noviembre de 2003, el medio The Globe and Mail informó que la dimisión del presidente georgiano Eduard Shevardnadze "llevaba la huella de Soros". El periódico citó a Zaza Gachechiladze, redactor jefe de The Georgian Messenger, declarando: "El señor Soros es la persona que planeó el derrocamiento de Shevardnadze".


Soros también ha sido un importante patrocinador de la desestabilización de Ucrania en su conflicto con Rusia, según el Daily Caller.


Al mismo tiempo, el portal WND señala que la Sociedad Abierta de Soros también desempeñó un papel clave en organizar los movimientos de la Primavera Árabe. La Sociedad Abierta "financió la principal voz de la oposición en Túnez, Radio Kalima, que defendió los disturbios que condujeron al derrocamiento del presidente Zine El Abidine Ben Ali", informó WND.


En Estados Unidos, el financiamiento de Soros está ligado a muchos grupos anti Trump, a la vez que es un soporte importante de los candidatos demócratas.
Durante la campaña electoral, el magnate de origen húngaro brindó un gran apoyo a la candidata del Partido Demócrata, Hillary Clinton, y donó para su campaña cerca de 25 millones de dólares.


Fox News apuntó en marzo de 2016 que Soros, junto con otros donantes, lanzó una campaña de 15 millones de dólares para ayudarle a conseguir el voto de los latinos y los inmigrantes.

Publicado enInternacional
CIA afirma que trabaja con Colombia y México para derrotar al gobierno venezolano

Mike Pompeo, director de la Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA) aseguró en el Foro de Seguridad, convocado por el Aspen Institute, en Colorado, que “está intentando ayudarles (a México y Colombia) a entender las cosas que podrían hacer” para derrotar al gobierno de Nicolás Maduro.


Utilizando la peor retórica de la Guerra Fría, el funcionario respondió una pregunta de la venezolana Vanessa Neumman, presidenta de la empresa Asymmetrica, quién le pidió una evaluación sobre la amenaza de Venezuela “a los intereses estadounidenses”.


“Cada vez que tienes un país tan grande, y con la capacidad económica de un país como Venezuela, estamos trabajando duro para hacer eso”, respondió Pompeo en el Foro celebrado el pasado 20 de julio, aludiendo al derrocamiento del gobierno constitucional de Nicolás Maduro.


Acto seguido, hizo un guiño a la necesidad de la CIA de utilizar la discreción en sus prácticas injerencistas en la región, “yo siempre tengo cuidado, cuando hablamos de Sur y Centroamérica y la CIA. Hay muchas historias”.


La CIA ha jugado un papel nefasto en América Latina, cuyos países han sido víctimas de intervenciones armadas en el cuartel general de Langley, Virginia, para imponer los intereses de los gobiernos estadounidenses, desde la intervención en Guatemala para derrocar al gobierno de Jacobo Arbenz (1954), la invasión a Cuba por Playa Girón (1961), el derrocamiento del gobierno de Salvador Allende en Chile (1973) y el golpe de Estado contra el Presidente Hugo Chávez en Venezuela (2002), entre muchas otras páginas de horror.

Publicado enInternacional
Secuestran un helicóptero y atacan sedes del Tribunal Supremo y Ministerio del Interior en Venezuela

Un helicóptero atacó este martes las sedes del Tribunal Supremo de Justicia y el Ministerio del Interior, Justicia y Paz en Venezuela, realizó varios disparos y arrojó un par de granadas. El hecho, calificado por el presidente Nicolás Maduro como “atentado terrorista”, no provocó muertos ni heridos, aunque creó el caos en esa zona de Caracas.
“No será un grupo de terroristas el que se imponga”, dijo el mandatario durante una alocución desde el Palacio de Miraflores, donde se efectúaba la entrega del Premio Nacional de Periodismo.


El Jefe de Estado acusó a los líderes de la oposición de protagonizar una escalada de violencia que busca como objetivo final una confrontación civil.
“Ustedes, señores de la MUD (Mesa de la Unidad Democrática, alianza de oposición), han iniciado una escalada hacia una guerra civil, y la vamos a aguantar, no se lo vamos a permitir”, agregó el mandatario luego del ataque aéreo de la derecha venezolana.


El helicóptero sobrevoló la ciudad de Caracas tras ser secuestrado por miembros del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), que lanzó granadas a la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y disparó contra el edificio del Ministerio de Interior, Justicia y Paz.


El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), antes conocido como Cuerpo Técnico de Policía Judicial (CTPJ) y en sus orígenes como Policía Técnica Judicial (PTJ), es el principal organismo de investigaciones penales de Venezuela. Se encarga del esclarecimiento científico de los delitos con miras a la posterior aplicación de la justicia por los órganos competentes.


Inmediatamente, precisó Maduro, se activó el plan de detención y defensa aérea sobre la ciudad: “Este es el tipo de escalada armada que yo he venido denunciando. He activado todas la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) para defender el derecho a la tranquilidad“, indicó tras condenar el ataque y pedirle a la oposición que lo rechace en la misma medida.


Adelantó que uno de los pilotos de la aeronave era el mismo del ex ministro de Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, acusado esta semana de colaborar con la Agencia de Inteligencia de los EE.UU.


El mandatario venezolano advirtió que está dispuesto a ampliar los planes especiales de seguridad para prevenir acciones similares, al tiempo que indicó que ese tipo de hechos intimidatorios no podrán frenar la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC).


“Venezuela, el lunes 31 de julio, va a tener su Asamblea Nacional Constituyente para imponer la paz con la ley, con altura, con justicia”, puntualizó Maduro. Según redes sociales, el piloto se llama Óscar Pérez y aterrizó en La Trinidad, una privilegiada urbanización del este de la capital.


En el momento en que ocurrió el ataque armado, en la terraza del TSJ se realizaba la celebración del Día del Periodista, que se conmemora en Venezuela el 27 de junio: “este acto desesperado de violencia dice que estos grupos (de oposición) están en una etapa de escalada”, advirtió el Jefe de Estado.


Hasta ahora no se han reportado víctimas. No obstante, Maduro indicó que en caso de que los grupos violentos intentaran usurpar el poder, “ese día deben activarse todos los planes populares y políticos, que se inicie otra etapa de la Revolución”.


Antes de perpetrar el ataque, el piloto grabó un vídeo para instar a la rebelión civil: “te exigimos que de manera inmediata, presidente Nicolás Maduro Moros, renuncies en conjunto con tu tren ministerial”

Publicado enInternacional
Ahora que James Comey declara bajo juramento sería una lástima no preguntarle sobre el historial de conductas ilegítimas del FBI

Esta semana, la expertocracia ha puesto el foco de atención en la comparecencia del exdirector del FBI James Comey, quien fue despedido del cargo por Trump el mes pasado, ante el Comité de Inteligencia del Senado. En los medios se considera que no ha habido testimonio de tamaña importancia desde el escándalo Watergate. La expectativa, que no ha sido declarada explícitamente pero sí insinuada, es que Comey de comienzo a un largo y caluroso verano de revelaciones perjudiciales que conducirán a la renuncia o destitución del presidente Donald Trump. Gran parte de las principales figuras de las cadenas de noticias, muchas de las cuales fueron difamadas personalmente por Trump en algún momento desde que lanzó su campaña para la presidencia el 16 de junio de 2015, quedarán satisfechas si su trabajo contribuye a que Trump deje su cargo, voluntariamente o no. Comey se ha convertido en una especie de caballero blanco, cabalgando para salvar a la república con sus numerosos memorandos y sus refinadas habilidades retóricas.


Por asociación, el propio FBI se ha convertido en el favorito de los opositores de Trump. Pero esta fuerza policial federal, poderosa y hermética, esta agencia de espionaje interno, tiene una larga, oscura y, a menudo, violenta historia de represión de la disidencia en Estados Unidos. Sería una lástima tener a Comey testificando bajo juramento y no hacerle preguntas importantes acerca de la mala conducta profesional del FBI , tanto histórica como actual.


Los senadores podrían considerar hacerle al señor Comey, por ejemplo, algunas de estas cuatro preguntas:


Número uno. ¿Cuál es el alcance de la vigilancia de periodistas que realiza el FBI ?


Las grandilocuentes arremetidas de Donald Trump contra la prensa son, al menos, realizadas abiertamente. Por lo general se dan en el contexto de sus actos políticos o a través de Twitter. Sus ataques son viles y deben ser cuestionados para que dejen de suceder. Pero el FBI , en cambio, detenta un enorme poder para vigilar y censurar periodistas mediante la emisión de las Cartas de Seguridad Nacional ( NSL , por su sigla en inglés). La Fundación Frontera Electrónica calificó a las Cartas de Seguridad Nacional como “uno de los poderes más aterradores e invasivos” de la Ley Patriota estadounidense. El periodista ganador del Premio Pulitzer James Risen escribió en el periódico The New York Times: “Durante [el gobierno de] Obama, el Departamento de Justicia y el FBI han espiado a periodistas”. Risen sabe de lo que habla: fue uno de los perseguidos. Ahora le preocupa que Trump tenga los mismos poderes. Trump, presuntamente, le habría sugerido a Comey que los periodistas que filtraran información debían ser encarcelados.


Número dos. ¿Por qué el FBI calificó de posibles terroristas a los pacíficos protectores del agua de la tribu Sioux de Standing Rock, en Dakota del Norte? ¿Y por qué hubo una infiltración similar del FBI en los movimientos Occupy Wall Street y Black Lives Matter (en español: Las vidas afroestadounidenses importan y Ocupa Wall Street)?


Una de las protestas públicas más importantes en décadas ocurrió a lo largo de un tramo solitario de una carretera que atraviesa el territorio sioux de Standing Rock, que fue confiscado por el gobierno estadounidense violando tratados firmados en el pasado. En febrero, el periódico The Guardian informó que “varios oficiales de las fuerzas especiales conjuntas contra el terrorismo del FBI [ JTTF , por su sigla en inglés] intentaron contactar a por lo menos tres personas vinculadas al movimiento de ‘protectores del agua’ de Standing Rock”. El informe agregó que “los tres contactos se hicieron pocas semanas después de la asunción de Trump”, mientras Comey estaba a cargo del FBI .

Información filtrada posteriormente publicada por el medio The Intercept reveló que la empresa paramilitar privada TigerSwan había sido contratada para infiltrarse y perjudicar al movimiento contra el oleoducto, etiquetando a los activistas pacíficos de “insurgentes”. Comey y el FBI deben responder por esta actividad que constituye una violación de la de la Primera Enmienda y por otras intrusiones similares en los movimientos Black Lives Matter y Occupy Wall Street.


Pregunta número tres. En cuanto al programa de contrainteligencia del FBI que reprimió ilegalmente a los disidentes en las décadas de 1950, 1960 y 1970, el COINTELPRO , ¿cuántas de las personas que fueron blanco del programa y siguen encarceladas, como el activista del Movimiento Indígena Estadounidense Leonard Peltier y los numerosos ex miembros de las Panteras Negras, fueron encarceladas como consecuencia de la mala conducta profesional del FBI ?


El FBI realizó una sofisticada campaña contra la disidencia en Estados Unidos bajo la dirección corrupta de J. Edgar Hoover. Activistas por la paz, dirigentes sindicales y grupos radicales como Panteras Negras, Young Lords y el Movimiento Indígena Estadounidense fueron blanco de arresto y encarcelamiento bajo pretextos falsos, infiltrados y afectados por informantes contratados y, en casos como el del líder de las Panteras Negras en Chicago, Fred Hampton, asesinato. Muchas víctimas del COINTELPRO siguen languideciendo en la cárcel. El FBI ha pasado décadas negando sus acciones criminales en los casos al tiempo que obstruye las solicitudes de documentos en virtud de la Ley de Libertad de Información y se opone activamente a los pedidos de libertad condicional o indultos. James Comey debería responder por las continuas injusticias producidas durante el pasado criminal del FBI .


Pregunta número cuatro. Por último, habría que preguntarle a Comey cómo cree que sería nuestro país actualmente si el FBI no hubiera perseguido a Martin Luther King Jr. con su incesante campaña de vigilancia, intimidación y acoso, que muy probablemente contribuyó al clima de odio que condujo a su asesinato.


Es posible que el capítulo más oscuro de la historia del FBI sea su campaña para desestimar y perjudicar la obra de Martin Luther King Jr. Hoover llamó a King “el mentiroso más tristemente celébre del país” y trató de convencer a King de suicidarse. Comey tiene más información que la mayoría de la población sobre la campaña activa del FBI contra la disidencia en Estados Unidos y debería revelar todo lo que sabe.


La audiencia de comparecencia de James Comey en el Senado y, sin duda, las numerosas futuras audiencias del Congreso y de la investigación especial del exdirector del FBI Robert Mueller, estarán centradas en Trump y sus asesores. Pero el FBI tiene una larga historia de hermetismo y opresión que nunca debe ser olvidada por quienes luchan por la justicia y la democracia.
________________________________________
Traducción al español del texto en inglés: Inés Coira. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional
Brasil: el golpe contra Dilma fue también contra Rusia

La página de información militar Defesanet.com.br difundió el lunes 14 de mayo la noticia de que los gobiernos de Luis Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff estaban trabajando junto a la constructora Odebrecht y al gobierno de Rusia para crear una empresa aeroespacial.


El nuevo ente competiría con la brasileña Embraer, con base en datos recogidos de los servicios de inteligencia.


La información es sumamente relevante, y grave, ya que permite comprender las razones de fondo por las cuales la presidenta fue destituida un año atrás, con argumentos pueriles como el maquillaje de las cuentas fiscales que, en realidad, realizan todos los gobiernos.


Hasta ahora no había trascendido este proyecto al que estuvieron vinculados los gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT), desde 2003 hasta 2016, pero permite comprender también por qué la justicia y los medios se han focalizado en las denuncias contra Odebrecht, siendo que muchas empresas tienen prácticas similares.


El presidente Lula, señala Defesanet, quería que Rusia y Embraer "construyeran un avión militar" para ofrecérselo a la Fuerza Aérea que necesitaba renovar su flota de cazas que ya había cumplido su vida útil. Luego de muchas idas y venidas, la Fuerza Aérea eligió el sueco Gripen de la SAAB, descartando el Sukhoi SU-35 así como el caza europeo Typhoon. Según la publicación, el dirigente del PT Luis Marinho, ex alcalde de Sao Bernardo do Campo (donde se asienta el complejo industrial-militar), estaba actuando como intermediario en esas negociaciones.


En diciembre de 2014, el vice primer ministro ruso Dmitry Rogozin, encargado del área aeroespacial, visitó Brasil con una nutrida delegación de trece miembros. Cuando se propuso visitar Embraer, la empresa rechazó la visita, argumentando que no tenía lugar en la agenda. Rogozin continuó su visita con Mectron, una empresa militar vinculada a Odebrecht Defensa y Tecnología (ODT).


El incidente generó hondo malestar en las relaciones bilaterales. Embraer era la primera empresa a ser visitada por la comitiva rusa ya que, según el diario Valor, sería elegida para el proceso de "nacionalización de los sistemas de baterías antiaéreas Pantsir e Igla, que Rusia estaba en proceso de vender a Brasil".


Durante la visita, Rogozin dijo que la delegación rusa quería proponer a Embraer la producción conjunta de un avión civil. "Pero Embraer en realidad es una empresa norteamericana, según creemos. De todos modos vamos a intentar establecernos en el mercado aeronáutico local", según dijo uno de los portavoces del viceprimer ministro a Defesanet durante la visita a Mectron.


En los meses siguientes, siempre según Defesanet, sucedieron algunos hechos que muestran el grado de injerencia extranjera en las relaciones ruso-brasileñas. "El vice presidente de Vnesheconmbank, banco ruso para el desarrollo de negocios en el extranjero, y presidente de la sección rusa del Consejo Empresarial Brasil-Rusia, Sergey Vasilyev, dijo que Rusia ofreció a Embraer la utilización de un área industrial para implantar una línea de producción de la compañía en el país para la fabricación de aeronaves".


Las negociaciones marchaban bien y se comenzó a negociar la fabricación de aviones militares y helicópteros rusos en Brasil. Pero ante la negativa de Embraer de recibir al vice primer ministro ruso, el gobierno de Lula habría optado por involucrar a Odebrecht en la fabricación de aviones, empresa que ya tenía una buena experiencia en el área de Defensa por los acuerdos firmados con Francia en 2008 para fabricar submarinos.


En este punto es donde la publicación militar, queriéndolo o no, engancha la crisis política con el papel que empezaban a jugar Rusia y Odebrecht bajo los gobiernos del PT.


"La fábrica de aviones estaba caminando y el proyecto sólo fue paralizado por las investigaciones de Lava-Jato que amenaza de tiempo en tiempo los contratos militares de los gobiernos Lula-Dilma", como los submarinos, con Odebrecht, los helicópteros de combate, con la europea Helibras, y los cazas Gripen con la propia Embraer.


Una vez destituida la presidenta Rousseff, el gobierno de Michel Temer en "un cambio de parámetros", comunicó a Moscú la cancelación de las negociaciones para la compra del sistema de Defensa Antiaérea Pantsir.


De este modo se cierra el círculo. El proyecto del PT de establecer una base industrial de defensa independiente de los Estados Unidos no pudo concretarse con la aeronáutica Embraer, pero cuando se consiguió destrabar la negociación con la incorporación de Odebrecht para trabajar junto al gobierno ruso, sonaron las alarmas en el Pentágono y en Washington.


La operación Lava Jato fue el arma utilizada para conseguir dos objetivos con un solo disparo: destituir al gobierno del PT y desguazar la principal empresa de Defensa no sometida a Washington. Con el paso de los meses, comienzan a conocerse los detalles en boca de medios que no son sospechosos de simpatía con el PT ni con Rusia, pero que mantienen la importancia de una industria de defensa propia para el país.


Vale decir, en paralelo, que Embraer no es cualquier empresa. Es la tercera compañía aérea mundial en la fabricación de aviones civiles, detrás sólo de Boeing y Airbus, y por delante de la canadiense Bombardier. Fue una empresa estatal hasta su privatización en la década de 1990 bajo el gobierno neoliberal de Fernando Henrique Cardoso. Actualmente está especializada en aviones de hasta 150 asientos y en jets ejecutivos, y tiene una pequeña área de defensa que fabricará los cazas Gripen, proceso que se ha ralentizado por la crisis económica brasileña.


Pero Embraer tiene una estrecha relación con los Estados Unidos que es uno de los principales mercados de la empresa. Aunque formalmente la mayoría de las acciones pertenecen a fondos de pensiones como Previ (ligado al Banco do Brasil y al gobierno federal) y a inversores brasileños, Embraer se ha mostrado reticente a la hora de apoyar la Estrategia Nacional de Defensa, diseñada por el gobierno Lula, para incorporarse como empresa destacada al complejo industrial-militar nacional.


Según los observadores, aún no está dicha la última palabra. El 12 de junio el presidente Temer visitará Moscú, luego de la visita realizada por el ministro de Defensa Raul Jungmann, el pasado 25 de abril cuando se reunió en la capital rusa con su par Sergey Shoigu.


Uno de los temas que discutirán es el uso de la base de Alcántara, en cuya utilización se han mostrado interesados EEUU, Francia, Rusia e Israel. Las potencias espaciales desean utilizar esa base brasileña por su posición geográfica estratégica, a sólo dos grados al sur de la línea del Ecuador y más próxima a la órbita geoestacionaria, lo que garantiza un ahorro de cerca del 30% en combustible.

Publicado enInternacional