Miércoles, 10 Abril 2019 05:47

Encono en las redes sociales

Encono en las redes sociales

No se trata de dialogar, sino de avasallar al oponente. El ágora, la plaza publica, en la que confluyen los usuario(a)s de la redes sociales rompen lanzas unos contra otros. La declaratoria de guerra es cotidiana, no hay convicción de persuadir, sino de eliminar simbólicamente al contrincante.

Ejercer la persuasión implica, primero, tener integrada una posición informada sobre determinada temática para, después, exponer el punto de vista con el fin de intentar convencer a la contraparte de las razones por las cuales hemos adoptado cierta óptica. El reconocimiento del otro(a) como interlocutor con derecho a exponer su posición es importante para sostener una conversación, presencial o virtual, fructífera. Pero cuando la consigna es demeritar, considerando inferior al otro, lo buscado es aniquilarle, no reconocerle derechos.

Ryszard Kapuscinski, el gran trotamundos y periodista polaco, sintetiza experiencias y aprendizajes en sus recorridos geográficos e interculturales en el libro Encuentro con el otro (Editorial Anagrama, Barcelona, 2007). El autor dice que en la extensa historia humana localiza tres "posibilidades ante el encuentro con el otro: podía elegir la guerra, aislarse tras una muralla o entablar un diálogo". Es decir, intentar la conquista mediante la violencia, encerrarse y tratar de ignorar la existencia del mundo, o aventurarse a encontrar puntos de contacto con quienes nos resultan extraños inicialmente.

Los otros son aquellos que no son como yo, los que tienen idioma, color de piel, gustos, creencias y prácticas distintas a las mías. De una constatación fáctica, su diferencia, se procede a sacar conclusiones valorativas: lo mío es mejor y más valioso, lo de ellos es peor y deleznable. De ahí que muchos conglomerados humanos se describan a sí mismos como el parámetro de lo que es la humanidad y, por consiguiente, los demás son falsificaciones.

En el origen de toda justificación para agredir a los otros encontramos el ejercicio de cuestionar o infravalorar su humanidad. La hermenéutica de la deshumanización de los otros para intentar explicar que lo mejor es eliminarlos, o mantenerlos a raya tras murallas o alambradas, si no físicas al menos cibernéticas, la encontramos diseminada por todos los periodos de la historia. Trátese de los nazis contra los judíos, o de la infernal masacre de los hutus perpetrada contra los tutsis en Ruanda, o la inmisericorde liquidación en Camboya de cientos de miles de quienes los jemeres rojos consideraban enemigos del pueblo. Y en América Latina los pretextos usados por los dictadores que desataron guerras sucias y su horrible saldo de torturados, desaparecidos y ejecutados con saña porque así, según ellos, defendían a la civilización occidental y cristiana de sus enemigos.

En las redes sociales pululan linchamientos simbólicos, holocaustos purificadores con víctimas propiciatorias, cuyo sacrificio se justifica con infinidad de consignas que buscan exculpar a quienes perpetran el ataque. Los guardianes de la pureza ideológica, religiosa, política, cultural y en otros campos, son creativos para minimizar las voces que presentan puntos de vista alternativos y que por exponerlos en las redes sociales resultan vituperados copiosamente.

En la sociedad global, y más globalizada que nunca, pululan los aldeanismos que buscan excluir a los otros, los extraños que irremediablemente son un peligro para la estabilidad, la pureza y la sobrevivencia del grupo que pretende imponer la normatividad. Las personas que hacen reiterados esfuerzos por marginar otras opiniones niegan igualdad a los adversarios, por ello los cosifican o se refieren a los otros como animales depredadores a los que es necesario extinguir o al menos silenciar.

El autoritarismo aniquilador que se expresa en el ágora virtual, que a diferencia del ágora ateniense donde el derecho a expresarse lo ejercían unos pocos, literalmente le ha dado voces a todo(a)s los que deseen participar y solamente necesitan una conexión de Internet. La democratización opinativa ha expropiado a los medios tradicionales el monopolio de dar a conocer puntos de vista sobre asuntos públicos. La multiplicación de voces y miradas es benéfica y muestra la diversificación de la sociedad. Sin embargo, cuando los vociferantes buscan disminuir o acallar del todo la pluralidad de voces, están menoscabando un espacio que debe ser policromático.

El intercambio de conocimientos situados, de argumentos sustentados con datos verificables, la toma de posición en pro o en contra de lo sustentado por otra persona o colectivo potencia la construcción de ciudadanía democrática. En contraparte, socavan dicha construcción quienes sustituyen el ejercicio argumentativo/persuasivo con acumulación de ofensas, diluvio de adjetivaciones ominosas, multiplicación de ridiculizaciones y evasivas para tomar en serio los cuestionamientos que hacen los demás. Requerimos más voces y menos vociferantes.

Publicado enSociedad
Negociadores de paz del ELN niegan vínculo alguno con atentado en Bogotá

El comandante del guerrillero ELN Pablo Beltrán negó hoy cualquier vínculo de los miembros de su delegación de negociadores con el atentado ocurrido en Bogotá el 17 de enero que dejó una veintena de muertos.

La tarea nuestra en Cuba es sacar adelante la agenda de conversaciones, los hechos que ocurren en Colombia ni los conocemos ni tenemos injerencia o algo que ver con ellos, afirmó el dirigente del Ejército de Liberación Nacional (ELN), en declaraciones a Prensa Latina.


Beltrán insistió en que a su llegada a La Habana el gobierno cubano les dio la bienvenida y les ofreció su ayuda como garante y sede de la mesa de pláticas pero a la vez pidió a los voceros de esa agrupación insurgente limitarse exclusivamente a los diálogos de paz.


Nosotros hemos cumplido al pie de la letra eso y nos hemos centrado en adelantar las conversaciones, enfatizó.


El ELN se atribuyó la autoría del hecho a raíz del cual el presidente colombiano, Iván Duque, decidió suspender las negociaciones con esa agrupación, iniciadas por su antecesor Juan Manuel Santos en Quito y trasladadas luego a esta capital, adicionalmente el mandatario activó las órdenes de captura contra los 10 integrantes de la delegación de paz.


Esta comisión sigue activa trabajando para se reabran las rondas de debates, mientras los países garantes y acompañantes están interesados en que se mantengan los protocolos iniciales previstos en caso de una ruptura de las conversaciones, en darle un buen cierre al proceso para que los que hemos impulsado este esfuerzo no terminemos pagando lo que no debemos, añadió Beltrán.


El líder del ELN subrayó que tal acuerdo para el retorno seguro a las selvas del país sudamericano debe ser acatado por el actual ocupante de la Casa de Nariño por su carácter vinculante.


Hay un protocolo que dice que en caso de interrupción de las conversaciones el propio Estado debe dar garantías para nuestro regreso, entonces lo que debe es cumplir lo pactado en vez de pedirle cosas imposibles a Cuba, comentó Beltrán al referirse a la solicitud de Bogotá para que el país caribeño entregue a dichos voceros.


Respetamos la posición de la isla, país garante y sede de la mesa (…) cualquier actividad por fuera de ella no le incumbe y no tiene por qué responder por ella.


Cuba jamás ha permitido ni permitirá que su territorio sea usado para la organización de actos terroristas contra ningún Estado, Cuba ha cumplido estrictamente su papel como Garante y Sede Alternativa de la Mesa de Diálogos de Colombia entre el Gobierno y el ELN, escribió el canciller Bruno Rodríguez en uno de sus tweets.


En diálogo con Prensa Latina el jefe del grupo del ELN nombrado para platicar con los representantes del gobierno colombiano consideró que no obstante las dificultades actuales hay que persistir en la salida política al largo conflicto armado, el cual causó la muerte a casi 300 mil personas.


En total la guerra interna ha dejado alrededor de ocho millones de víctimas, cifra que incluye también a unos siete millones de desplazados de sus lugares de origen y miles de desaparecidos.


Con el gobierno previo comenzamos estas reuniones bajo el entendido de que transcurrirían en medio de la confrontación, llegó esta administración pero demoró en acudir a la mesa porque esperaba debilitar al ELN con operaciones militares, estos seis meses que hemos estado esperando en La Habana han sido de una ofensiva militar en contra nuestra, dijo.
Frente a tal realidad -añadió- ha habido respuestas como la del jueves, pero por encima de los problemas y enfrentamientos hay que insistir en una salida concertada al conflicto, a nosotros nos critican por este ataque pero aun así mucha gente dice que tiene que seguir el proceso de paz y la presión de la sociedad logrará que se reanuden los diálogos, opinó.
Finalmente Beltrán anunció que entregarían los protocolos y acuerdos conseguidos para que sirvan como punto de partida de una futura negociación.


Millones de colombianos exigen tanto al gobierno como al ELN que volvamos a la mesa, manifestó.


Menos numeroso que las antiguas FARC-EP, ya desmovilizadas, el Ejército de Liberación Nacional está activo hace más de medio siglo.
(Información de Prensa Latina)

21 enero 2019


 "Esperamos que nos den garantías para volver"

 

Redacción Web Con AFP

El nuevo siglo

Bogotá

Enero 21, 2019 - 07:39 PM

Para el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el ataque contra una academia policial en Colombia que dejó 20 muertos es una respuesta a las acciones del gobierno. Pese a ello, su jefe negociador en La Habana, Pablo Beltrán, dice que no han renunciado a un acuerdo de paz.


En la siguiente entrevista, Beltrán se refiere al fin de la mesa de diálogo decretada por el presidente Iván Duque y a los pedidos de este para que Cuba los entregue a la justicia.
P: ¿Por qué el ELN comete un acto de esta naturaleza mientras pregona un diálogo?


R: Hemos esperado seis meses. Hicimos liberaciones de soldados y policías. A fines de año hicimos un cese al fuego unilateral y en esa tregua recibimos ataques, bombardeos y, al terminar la tregua han venido habiendo combates, ataques, y dentro de esos hechos militares ocurre el que usted me dice. (...) Ojalá el diálogo (con Duque) se pueda hacer en medio de un cese bilateral para crear confianza.


P: ¿Hay acaso espacio para que el diálogo continúe?


R: En Colombia pasan cosas terribles todos los días. La agenda de diálogo dice que el objetivo uno es ponerle fin al conflicto armado interno. Ese objetivo hay que mantenerlo. Mientras que se logra por supuesto que habrán combates.


P: ¿Por qué atacar una escuela de alumnos de la policía?


R: En cualquier país del mundo la policía es un cuerpo de orden interno. Pero en Colombia existe una policía militarizada. La población no la quiere. Eso es algo común, es una parte más del plan contrainsurgente y es un objetivo.


P: ¿El comité central y la comisión de diálogos del ELN tenían información de que ese ataque iba a ocurrir?


R: No, por supuesto. Nosotros estamos en Cuba desde hace ocho meses.


P: En Colombia se habla de un sector del ELN descontento con las negociaciones de paz, responsable del ataque. ¿Hay disidencias?


R: No. Los acuerdos que hemos firmado en esta mesa, ejemplo, los acuerdos de cese (al fuego), han sido totalmente cumplidos por todos los frentes del ELN.
P: Este ha sido un ataque kamikaze, algo que no se veía en América Latina. ¿Lo planearon así o fue un accidente?


R: Pienso que estas cosas son irrepetibles. Esa no es la política del ELN, ni ese tipo de modalidades y, si ocurre una vez, me imagino que tendrá alguna explicación operativa que no conozco.


P: ¿Cómo se producirá su retiro?


R: En 2016 se firmó el protocolo en caso de ruptura (...) Se estipularon garantías para que el ELN vuelva a sus zonas y hay estados que avalan eso y esperamos que el gobierno dé las garantías para el retorno.


P: Duque ha dicho que ese protocolo fue firmado por otro gobierno y que no puede respetarse después del atentado. Además le han pedido a Cuba que los entregue.


R: La paz para que funcione tiene que ser una política de Estado. Lo que avanza un gobierno debe tener continuidad con el otro. Nosotros firmamos con el Estado y le exigimos a ese Estado que cumpla ese protocolo de retorno del ELN.


P: Pero tiene a una ciudadanía marchando en contra del ELN...


R: Vemos que muchos sectores en Colombia critican esta acción militar del ELN, pero exigen que se le de continuidad al proceso de paz. Esa es la realidad política hoy de Colombia (...) Con ese criterio de que lo que firmó Santos no vale para Duque, dónde van a quedar los acuerdos firmados con las FARC.


P: Cuba, anfitriona, condenó el ataque pero queda en una posición complicada tras confiar en ustedes..

.
R: El gobierno cubano fue explícito en decir que con mucho gusto brindaba el territorio para ser sede de la mesa pero nos pidieron que no se proyecte de aquí ningún tipo de actividades aparte de las del proceso de paz. Hemos cumplido eso y lo que haga el ELN en territorio colombiano no tiene por qué afectar a un gobierno amigo de la paz.


P: ¿Cuba les ha pedido que se retiren?


R: El protocolo dice que hay 15 días para el retorno de la delegación (vence el 2 de febrero) y vamos a actuar dentro de ese protocolo.


P: ¿Han evaluado pedir asilo en otro lugar, entonces?


R: Descartamos cualquier posibilidad de asilo y vamos a mantener el retorno dentro de los 15 días contemplados en el protocolo.


P: Colombia ha pedido a Cuba que los entregue...


R: La Cancillería cubana ha dicho que va a aplicar el protocolo y nos atenemos a eso.


P: Después de lo ocurrido, qué le diría a los colombianos que lloran la muerte de 20 estudiantes de la escuela policial por un atentado del ELN.

..
R: Pese a los ambientes bélicos y ataques que haya, la decisión del ELN es no apartarse de un camino de solución política. Y si en este momento hay una situación más tirante, tenemos la disposición a esperar y a crear condiciones para una reanudación de las conversaciones.


P: Ante lo ocurrido, la imagen del ELN en la comunidad internacional ha perdido credibilidad..

.
R: Es posible (...) Tenemos que persistir en el diálogo. En Colombia hay respuestas que no dependen de esta delegación. Nadie nos puede pedir que si nos atacan nos amarremos los brazos atrás. Aspiro a que ese ambiente se distensione y que se puedan reanudar las conversaciones.

 

Publicado enColombia
Mesa de negociación Gobierno - Eln, con funcionamiento en La Habana

Sin la concreción de un acuerdo de cese el fuego concluyó este miércoles en La Habana el sexto ciclo de conversaciones de paz entre el gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Aunque tampoco lograron la conciliación en lo referente al proceso de participación de la sociedad en la construcción de la paz, ambas partes expresaron su satisfacción por el camino recorrido y ratificaron su voluntad de continuar, en aras de lograr la paz total en un ambiente solidario, justo y progresista.


En ese sentido, el jefe de la delegación del ELN, Pablo Beltrán, expresó su deseo de avanzar en el proceso con el gobierno entrante de Iván Duque, aunque aún no existe un pronunciamiento de la nueva administración sobre el futuro de las negociaciones.


Para el grupo guerrillero, el gobierno no se dispuso a pactar los compromisos de protección a los líderes y comunidades afectadas por la violencia durante un nuevo cese al fuego bilateral, temporal y nacional.
Por su parte, el jefe negociador del ejecutivo, Gustavo Bell, sostuvo que la tregua “es necesaria para dar garantías a la sociedad de participar directamente en la construcción de la paz”.


Ambas delegaciones aseguraron en el comunicado emitido al concluir el sexto ciclo, que el diálogo continúa siendo el mejor camino para solucionar los conflictos, con la participación de la ciudadanía.
Las pláticas públicas entre el ELN y el gobierno colombiano comenzaron en febrero de 2017 en la capital de Ecuador, Quito, pero se trasladaron a La Habana cuando el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, retiró a su país como garante y sede del proceso de paz en abril último.


Cuba también fue sede del diálogo entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC-EP, proceso que condujo a la firma de un pacto en noviembre de 2016, a la desmovilización de la guerrilla y al comienzo de la incorporación de sus miembros a la vida política y civil.

1 agosto 2018


(Con información de Prensa Latina)

Publicado enColombia
Protesta contra Ortega llena calles de Managua

Bajo el sol y la lluvia, ondeando banderas de Nicaragua, miles de opositores marcharon este jueves en la capital nicaragüense para exigir la salida del presidente Daniel Ortega, con el temor a un recrudecimiento de la violencia que ha provocado más de 264 muertos en tres meses de protestas.

Una lluvia intensa acompañó a los manifestantes que recorrieron de forma pacífica más de 5 kilómetros entre las rotondas de Cristo Rey y la de Jean Paul Genie, en la marcha denominada: Juntos somos un volcán. Los participantes coreaban consignas como: “el pueblo unido, jamás será vencido”. Otros gritaban “de que se van, se van”, en alusión a Ortega y a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.


“No más dictadura” o “Nos están matando”, rezaba un cartel en manos de un estudiante universitario.


En la protesta participó también una numerosa delegación del movimiento Madres de Abril, que agrupa a familiares de cientos de jóvenes muertos a partir del pasado 18 de abril, cuando se produjo la primera protesta contra una reforma al sistema de pensiones que se transformó en una demanda de salida del poder de Ortega y Murillo.


“Nicaragua vive un estado de excepción, con paramilitares que impunemente recorren el país en caravanas de la muerte. Exigimos el cese de la represión, queremos justicia y democracia”, dijo la abogada Azahálea Solís, dirigente de la opositora Alianza Cívica, que convocó a la marcha.

“Que el carnicero de El Carmen (el barrio donde vive Ortega) sepa que tiene sus días contados”, exclamó el líder estudiantil Giancarlo López, en alusión a Ortega, que se mantiene en el poder desde 2007.


La oposición responsabiliza a Ortega por los 264 asesinatos, según la cifra de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. El gobierno reconoce sólo 49 decesos.
Alianza Cívica exige la renuncia de Ortega y Murillo y reiteró su convocatoria a un paro nacional el viernes y a una caravana en varias ciudades del país el sábado.


Intelectuales y artistas nicaragüenses como Sergio Ramírez, Gioconda Belli y el cantautor Luis Enrique Mejía Godoy, entre otros, instaron a la comunidad internacional a interceder para un “cese inmediato de la violencia y represión” contra manifestantes antigubernamentales en Nicaragua.


Para contrarrestar la estrategia opositora, el gobierno hará el viernes, día del paro, el llamado repliegue, caravana que anualmente encabeza Ortega por estas fechas hasta Masaya –30 km al sur de Managua– para recordar una gesta de la revolución sandinista de 1979.


Al cierre de esta edición, Vilma Núñez, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, informó a la agencia Afp de la muerte de cuatro policías y un manifestante durante un enfrentamiento en el municipio de Morrito.

Publicado enInternacional
Anuncian paro nacional en Nicaragua en repudio al presidente Daniel Ortega

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) anunció un paro nacional en Nicaragua para este viernes 13 en repudio al presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo, además de que acompañará la multitudinaria movilización del jueves 12, llamada “Juntos Somos un Volcán”, y una caravana por Managua el 14 de julio.


El paro será para exigir a Ortega que dé respuesta sobre el adelanto de las elecciones. “Su falta de voluntad es el tranque que nos deja sin una salida clara a la crisis que cada día deja más muertos, secuestrados, lisiados, heridos, desaparecidos y personas vulnerables a caer en situación de pobreza”, explicó la Alianza.


La movilización del jueves partirá a las 10 horas de la Rotonda Cristo Rey hacia los semáforos de Auto Lote el Chele, para después alcanzar el monumento a Alexis Argüello y finalizar en la rotonda Jean Paul Genie.


“No abandonaremos las calles, ¡porque las calles son del pueblo!”, aseguraron los integrantes de la ACJD.


“Hemos decidido no sólo marchar, sino también, hacer un paro nacional y sumarnos a una caravana por los barrios de Managua”, agregaron.


Desde el 18 de abril, la violencia en las calles nicaragüenses por la represión del presidente Daniel Ortega a las protestas ciudadanas ha dejado más de 200 muertos y cientos de heridos, de acuerdo con la información de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Redacción Desinformémonos
9 julio 2018


 Caos en la ciudad de Diriamba

Agreden partidarios de Ortega a comitiva religiosa en Nicaragua

Rescatan a un grupo de opositores que se refugiaron en la basílica

Dpa y Afp


Diriamba, Nicaragua


Una misión de la Iglesia católica integrada por obispos y el nuncio apostólico en Nicaragua, Waldemar Stanislaw Sommertag, logró salir ayer de la ciudad de Diriamba, en el sur del país, tras ser agredida por un centenar de seguidores del gobierno y paramilitares.


Los seguidores del presidente Daniel Ortega irrumpieron en la Basílica de San Sebastián cuando obispos y sacerdotes llegaban a apoyar a una decena de personas que se había refugiado en el templo, en medio de un enfrentamiento el domingo entre fuerzas del gobierno y manifestantes que tenían barricadas en las calles.


“Asesinos”, “mentirosos”, “hijos de puta”, gritaron los partidarios del gobierno cuando llegó a Diriamba la comitiva de religiosos, encabezada por el cardenal Leopoldo Brenes y el nuncio Sommertag, constató un equipo de la agencia de noticias Afp.


Los jeracas católicos, que se trasladaron en caravana desde Managua, fueron rodeados por seguidores del gobierno a la entrada del templo, en cuyos alrededores había encapuchados y policías. Decenas de ellos entraron con los religiosos, a quienes no dejaban de insultar. En un rincón, cerca del altar, estaban las personas que se habían refugiado.


Minutos después entró un grupo de encapuchados –al menos tres con pistola o lanzamorteros–, forcejearon con los sacerdotes, algunos de los refugiados y se agudizó el caos. Los religiosos, acompañados por periodistas, se refugiaron en la sacristía.


El Canal 15 de televisión transmitió imágenes del obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, quien denunció que fue herido en el brazo derecho y golpeado en el estómago. Otro de los lesionados fue un periodista de esa emisora, cuyos equipos fueron robados y apareció en imágenes con la nariz sangrante.


El reportero dijo al canal que lograron abandonar el lugar tras la llegada de dos patrullas de la policía que los escoltó hasta la salida de Diriamba. Antes había informado que otros colegas también sufrieron golpes y el robo de cámaras, teléfonos y otras pertenencias.


“Lo que hemos sufrido los obispos no es nada comparado con lo que ha sufrido el pueblo de Nicaragua en estos días”, dijo Báez. “Lo importante es que logramos sacar a las personas que estaban en la Basílica”, añadió, en declaraciones para el Canal 15 cuando regresaba a la capital.


Acompañados por el representante del Vaticano, el cardenal Leopoldo Brenes y otros obispos viajaron ayer “en misión humanitaria” a la sureña provincia de Carazo, donde el domingo paramilitares atacaron a manifestantes opositores desarmados, con saldo de varios muertos, de acuerdo con organismos de derechos humanos.


Los religiosos planeaban llegar a las ciudades de Diriamba y Jinotepe, a unos 43 kilómetros de Managua, para mediar en el conflicto, en una misión similar a la del 21 se junio en Masaya, informó la Arquidiócesis de Managua.


Los religiosos viajaron a Carazo “para acompañar a la población en estos momentos difíciles”, tuiteó la Conferencia Episcopal, que advirtió que valora “seriamente la continuación en el diálogo”, luego de que Ortega descartó llamar a elecciones anticipadas, y calificó de “delincuentes” y “golpistas” a los manifestantes.


La opositora Alianza Cívica, integrada por estudiantes, campesinos, empresarios y sociedad civil, y la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, condenaron los sucesos en Diriamba.
Al menos 12 personas murieron en horas recientes en Nicaragua como resultado de violentos ataques de fuerzas paramilitares contra manifestantes civiles opositores al gobierno en por lo menos cuatro localidades del país, informaron organismos de derechos humanos y dirigentes sociales.


Nicaragua vive su peor crisis política en 40 años desde que comenzó la protesta estudiantil el 18 de abril en rechazo a una reforma al sistema de seguridad social, que fue derogada. Las protestas siguieron en respuesta a la represión que según organizaciones de derechos humanos independientes ha dejado 309 muertos.

Fuente: Periódico La Jornada

 

Publicado enInternacional
Jueves, 05 Julio 2018 07:53

Un diálogo con Freud

Un diálogo con Freud

A través de una confrontación imaginaria que editó en forma de libro, el prestigioso psiquiatra y psicoanalista traza de manera original los fundamentos de la teoría freudiana. En una entrevista a PáginaI12, explica sus acuerdos y desacuerdos con aquellos postulados.

El prestigioso psiquiatra y psicoanalista Ricardo Avenburg ha logrado conversar con Sigmund Freud. No es que haya pasado el centenario de vida sino que, obviamente, lo hizo de manera imaginaria en Conversaciones con Freud (Ediciones Biebel), donde dialoga, relata y confronta su manera de entender el psicoanálisis con el creador de la teoría que revolucionó las formas tradicionales de la psicoterapia en plena era victoriana. En algunos casos hay acuerdo, en otros, diferencias, pero por sobre todo Avenburg establece un recorrido que le permite trazar los fundamentos de la teoría freudiana de una manera original, donde se notan las influencias que Melanie Klein tuvo en su estudio del psicoanálisis. Avenburg recopila en su libro un análisis de la muerte en el Yo y el Ello, comenta sobre el humor y cómo lo conceptualizó Freud, “dialoga” con Freud acerca del tema del progreso en la espiritualidad en “Moisés y el monoteísmo”, evalúa los textos “Dinámica de la transferencia” y “Un teoría sexual” cien años después, vuelve a dialogar con Freud tomando como eje “Más allá del principio del placer” y también conversa con el padre del psicoanálisis tomando como base “El problema económico del Masoquismo”.

Claro que ese no es el único libro sobre Freud que escribió Avenburg. En Conversando con los maestros y en Nuevos diálogos y reflexiones sobre psicoanálisis (ambos también de Ediciones Biebel) le dedica unos capítulos a Freud. En el primero de ellos, utiliza el mismo método de simulación de una conversación en torno a “Análisis terminable e interminable” y “El malestar en la cultura”. En Nuevos diálogos..., Avenburg pone el foco en en las definiciones del término “libido” en la obra de Freud, y recupera una ponencia en un congreso titulada “El legado de Freud a 150 años de su nacimiento”, además de explicar cómo entiende él mismo el tratamiento psicoanalítico. Avenburg es miembro titular de la Asociación Psicoanalítica Internacional, fue miembro fundador de la Asociación Psicoanalítica de Buenos Aires y de la Sociedad Psicoanalítica del Sur. En el ámbito de la docencia ejerció como profesor titular interino de la cátedra Teoría Psicoanalítica: Freud, en la Facultad de Filosofía de la UBA y fue profesor de Psicoterapia del Instituto de Psicoterapia de Gotemburgo (Suecia). ¿Es difícil definir a Freud? “Yo creo que es difícil definir a todo ese tipo de creadores que no bajan línea sino que escriben mientras piensan. Eso pasa con Freud, Kant, Hegel, Aristóteles. Son creadores vivos”, reconoce Avenburg en la entrevista con PáginaI12. “Yo lo sigo leyendo. Lo leí primero en castellano, después vino la edición inglesa, después aprendí alemán y lo leí en ese idioma. O sea, lo leí muchas veces. Y me siguen sorprendiendo las cosas que dice. Un término alemán lo dice en varios sentidos. Entonces, hay que ver el sentido que uno va a tomar para entenderlo”, agrega el psiquiatra y psicoanalista.


–¿Escribir y dialogar con Freud de manera imaginaria es una forma de hacer autoanálisis?


–Yo hago autoanálisis. En general, los sueños hoy no se trabajan como los trabajaba Freud. Hoy se tiende a tomar el contenido manifiesto e interpretar directamente. Freud decía que eso no se hacía: hay que repartir parte por parte, deshacer el argumento, tomar cada detalle, pedir las sucesiones. Esto se podía hacer más cuando se trabajaba todos los días. Eran cinco o seis sesiones semanales. Igual, no se pierde mucho tampoco porque si el inconsciente surge lo va a hacer de ahí o de otro lado. Pero yo, en mi autoanálisis, todos los días pongo algún detalle: “Este me contestó tal cosa”, “¿Y este qué cara tenía?”, “¿Y esta cara qué me recuerda?”. Empieza así el autoanálisis.


–¿Mantener sus diferencias con los escritos de Freud le permitió, de algún modo, desacralizar su teoría para que no se convierta en un dogma?


–Cuando uno conoce a una persona nueva, le gusta y se enamora. Pero eso no es un dogma. Es amor. Pero el objeto de amor no tiene por qué ser sagrado. Sagrado es el Superyó. El objeto de amor es un objeto directo y se puede jugar con él. Cuando ya era un analista formado y había supervisado con todos los kleinianos, en un momento dado sentí que era un poco cerrado para mí. Sin embargo, traté de meterme a ver qué decía y se me abrió un mundo. Se me conectó con el mundo de la cultura musical y con toda mi historia adolescente y fue un gran descubrimiento.


–¿Cree que en los tiempos actuales se puede hablar de crisis del psicoanálisis o sigue teniendo el predominio por sobre otros métodos clínicos?


–Es muy difícil definir hoy al psicoanálisis. Si uno ve, por ejemplo, escritos actuales, palabras como “represión” y “censura” casi no existen. Y son palabras esenciales en Freud. ¿Es o no es psicoanálisis? No sé. Como me gusta Platón, soy partidario del diálogo y no de la guerra. Entonces, alguien me dice algo y lo discutimos. Platón decía que toda disputa es una guerra y que toda discusión es un intercambio de ideas. Entonces, prefiero la discusión y no la disputa.


–¿Cuál es el objetivo que usted se plantea en relación al analizando cuando termina una sesión?


–Básicamente, el objetivo es que el paciente no sufra, que se sienta mejor. Hay mucha gente que viene, sobre todo de mi edad (yo tengo 85 años), que no lo hace por un síntoma determinado sino para tener un lugar de interlocución. Podemos hablar, pero hay cosas que uno no puede hablar con otra gente, necesita tener un lugar donde poder hacerlo. Y creo que esa es la función.


–¿No hay un concepto absoluto para definir el fin de análisis?


–Para mí, no. Es el paciente el que lo decide, a menos que sea un paciente que esté por suicidarse, pero eso ya no sería fin de análisis y en ese caso hay que internarlo. Pero, en general, si un paciente está bien, lo hablamos. Si quiere terminar sin hablar también puede. Charlamos sobre por qué piensa así, qué le gustaría lograr en la vida sin análisis. Y sabe que tiene las puertas abiertas para cuando quiera volver.


–Esto usted lo dice en términos de logros porque también puede estar operando la reacción terapéutica negativa.


–Sí. En ese caso, puedo ejemplificar con el suicidio: muchos suicidios aparecen cuando el paciente está mejorando de la depresión.


–Usted menciona el suicidio y en un pasaje señala que aun el suicidio se acompaña o se realiza en función de una fantasía realizadora de deseos.


–Lo que más yo veo es intolerancia a la vida. Por lo tanto, el deseo sería la búsqueda de la muerte como una vida mejor.


–¿En ese caso el paciente sabe que se mata pero no sabe que se va a morir?


–Inconscientemente, sí.


–A veces, se tiende a pensar erróneamente que el analista sabe cosas del paciente que el propio paciente no sabe de sí mismo. ¿Esto se debe a una mala interpretación de lo que significa el inconsciente?


–Uno tiene hipótesis acerca del paciente. Lo contestaría con la filosofía de Sócrates: sólo sé que nada sé. Por lo tanto, tengo que averiguar. Tengo una hipótesis de que el paciente apunta para determinada cosa, pero tenemos que ir descubriéndolo juntos. Por ejemplo, tomo un caso extremo: un paciente grande que ya venía con su adicción a la cocaína desde hace cuarenta años. Uno tiene cierta idea de qué pudo haber pasado al principio, pero recién empiezo a hablar de la droga cuando el paciente lo trae como conflicto. El paciente venía a mi consultorio a tomar cocaína. Un problema. No le decía nada porque cuanto más uno habla, parece una acusación y peor es. Tuve varios pacientes adolescentes y esta persona grande. Y el tema es cuando entra en conflicto consigo mismo. Es ahí donde se empieza a trabajar. En la primera clasificación de la OMS se señaló: “Tenemos que poner un diagnóstico para que los psiquiatras nos entendamos de qué estamos hablando. Cada grupo puede tener su propio dialecto, pero tenemos que tener una idea más común, pero no confundamos los nombres que ponemos con los pacientes”. Y eso es lo que pasa muchas veces: “Este es un paciente de tal cosa”. En general, yo cuando empiezo no sé nada, no hago un diagnóstico, trato de ubicarme, cómo está funcionando el yo, si no está funcionando el yo, si tiene un delirio o si no lo tiene. Surge solo, espontáneamente.


–¿Cómo definiría desde el psicoanálisis la relación entre la angustia y la muerte que señala Freud?


–La muerte es un concepto abstracto de contenido negativo. Hay una doble negación: es abstracto (no es concreto), pero de contenido negativo. Por lo tanto, para cada uno la muerte tiene un contenido determinado: “Para mí, la muerte es ir al cielo”, “Para mí, la muerte es estar enterrado”. La angustia básicamente tiene distintos niveles: primero cuando el bebé nace tiene la tensión de necesidad y angustia hasta que se satisface. Está la angustia de nacimiento, después está la angustia de pérdida del objeto, cuando recién el chico empieza de diferencia yo de No yo. Se puede notar. Cuando hay un bebé de tres días, uno puede caminar. Si está durmiendo, está durmiendo. Si el bebé tiene un año, uno ya tiene que cuidarse porque el bebé lo va a escuchar (pérdida de objeto). Después, viene la angustia de castración que termina con la censura. Eso queda reprimido, el totemismo. Y después viene el miedo al Superyó. Y la muerte está metida ahí. Yo creo que es importante analizar cómo cada uno vive la muerte.


–¿Por qué considera que el Ideal del Yo “nos impone una deuda eterna”? ¿Y cómo se puede trabajar en análisis el hecho de no poder alcanzar el ideal?


–El Ideal del Yo es la expresión del Superyó. Son casi sinónimos. Superyó es lo que no se puede. Y el Ideal es que “tenés que llegar ahí”. El “tengo que” tengo que sacármelo de encima. Hoy no sé si existen pensadores como Freud, Kant, Marx, Hegel. Porque hoy todo hay que hacerlo más rápido. El tema de la velocidad y la tecnología está jugando y dominando mucho al mundo. Yo creo que la creatividad es atemporal. Uno tiene que empezar a ser como si fuera infinito y reencontrarse con su propia temporalidad, que es lo que tuvo Freud y esos pensadores. Y también Aristóteles.

–Usted disiente con Freud en la definición de “cultura”. Dice: “Si cultura es la modificación de la naturaleza necesaria para la supervivencia del individuo y de la especie, no hay ser vivo, ni siquiera vegetal que no construye su propia cultura”. ¿Cómo es eso?


–Cultura viene de cultivo. Entonces, ¿qué es lo que cultiva el hombre? Su cultura es lo que construye. Por supuesto que en el hombre la construcción es infinita. En ese sentido, la riqueza del ser humano es la complejidad del lenguaje. Ahora, yo creo que somos el animal más rico del mundo en un sentido y el más estúpido en otro. Somos las dos cosas. Sándor Ferenczi habla que al principio la vida surge en el agua, pero después hubo sequías y muchas especies murieron, pero otras se fueron acomodando y creando condiciones para poder seguir viviendo. Y esa es la cultura. Y son millones de años. Por lo tanto, no es cualquier cosa.

“Hay que cooperar, no buscar la implosión”

El líder socialista español se define a sí mismo como un “testigo incómodo”, a la vez que critica a los países que buscan aislar a Venezuela. En su rol de mediador, el ex presidente ha viajado 33 veces a Venezuela y 10 a República Dominicana.

 En la sede porteña del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) lo esperan varios veteranos militantes, como Maruja, que le muestra un póster con su cara y le pide sacarse una foto. El ex mandatario José Luis Rodríguez Zapatero, vestido de traje azul, los saluda por unos minutos y accede a un breve diálogo con PáginaI12 y la TV Pública, antes de reunirse con la ejecutiva del partido en Buenos Aires. En unas horas estará viajando a Madrid. Y quién sabe cuánto tiempo pase para que tome un avión a Caracas, ya que Rodríguez Zapatero lleva los últimos tres años como mediador entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición. Ha viajado 33 veces a Venezuela y 10 a República Dominicana. 

El líder socialista español se define a sí mismo como “testigo incómodo” y sostiene que está convencido de que el diálogo es la solución al conflicto, a la vez que critica a los países que buscan aislar a Venezuela. “Discrepo de la posición de una parte de la comunidad internacional que desconoce el proceso electoral. Hay un hostigamiento, unas sanciones económicas que están bloqueando no sólo al gobierno sino al pueblo, al no poder importar productos básicos y medicinas. La comunidad internacional debería cooperar y no buscar la implosión de la situación”.


–Después de la espiral de violencia, de los muertos de ambos lados, de las detenciones de manifestantes, de la realización de elecciones presidenciales que una parte de la oposición no reconoció: ¿el diálogo en Venezuela está en punto muerto?


– En Venezuela tenemos un conflicto de 20 años entre el chavismo y la oposición. En 2002 hubo un intento de golpe contra Chávez. No se puede entender lo que pasa ahora sin atender a ese momento. Porque el gobierno de Maduro tiene la sensación de que vive en amenaza permanente de golpe de Estado. No se explicaría el tema de los presos, yo trabajo para que estén en libertad -en las últimas tres semanas se liberaron a 142 personas–. También hay policías encarcelados. Vi cómo se quemaban vivas a personas por su ideología. El diálogo no solo es un método, un camino, sino que es un fin en sí mismo. Hay que mantener siempre la expectativa de diálogo. Los que no quieren reconocer al presidente, no lo hacen ni con Cuba ni con Corea del Norte, eso se llama tener doble vara.


–En las últimas elecciones en las que fue reelecto Maduro Henry Falcón fue el único candidato de la Mesa de la Unidad Democrática que se postuló.


–(interrumpe) ¿Sabe usted por qué?. Porque la oposición rechazó firmar el acuerdo para realizar los comicios. Pregúntele al gobierno de República Dominicana, estábamos allí. Si Venezuela está mal, ayúdele. Esa es mi visión de las relaciones internacionales. Todos los conflictos tienen que tener una salida pacífica y negociada. En Venezuela hay que refundar el diálogo, unos tienen que reconocer a los otros. Un enfrentamiento civil sería muy desestabilizador para la región.


–La región ha dado un giro a la derecha. En Argentina y Brasil las políticas económicas que se aplican están dando un efecto muy negativo para las mayorías.


–La democracia es cíclica, pero cada país tiene su propia dinámica. Más que girar a la izquierda o a la derecha, lo importante para Latinoamérica es que gire para unirse. Lo estamos viendo en Argentina: si hubiera una unión latinoamericana seguramente no hubiéramos tenido que contemplar y pedir recursos externos, porque hoy un país mediano o pequeño en la globalización de los mercados tiene muy poca capacidad de defensa. Con la crisis financiera en Europa si no hubiese sido por la unión de los europeos, con un Banco Central Europeo poderoso, habríamos tenido problemas quizá irresolubles. Yo quiero ver que haya un cambio a favor de la unión latinoamericana y caminar hacia una unión política, como sería un parlamento latinoamericano, con una unión económica y comercial.


–Hoy encontramos un Mercosur estancado y una Unasur dividida…


–Vivimos en un tiempo de aceleración y de sorpresas. Puede pasar cualquier cosa. Voy a confesar algo: nadie esperaba una semana antes lo que pasó con Argentina y la crisis de los mercados. Al revés, había un clima favorable, por lo menos es lo que yo percibía en la comunidad financiera internacional.


–¿Y ahora que percibe?


– Yo confío más en Argentina que en los mercados. Ahora otra vez se ha levantado la sospecha, y cuesta recuperarse.


–En Argentina se dio media sanción a la ley de despenalización del aborto. España sirve como antecedente, siendo que la norma fue aprobada durante su gobierno. ¿Qué puede decir al respecto?


–Después de ocho años de aprobación de la ley, el balance es muy positivo, porque se ha reducido notablemente el número de interrupciones voluntarias del embarazo. Porque hay más educación, más información. La legalidad de las cosas es siempre el camino para que mejoren. Es poner legalidad y normalidad donde hay ilegalidad y riesgo.


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional
Protestas en Nicaragua cobran cuatro vidas más

Cuatro personas murieron y al menos nueve más resultaron heridas en enfrentamientos ocurridos entre el viernes y este sábado en Nicaragua, informó la policía. Uno de estos altercados se suscitó en Ciudad Belén donde murieron dos personas, entre ellas un menor de edad, cuando hombres armados y con el rostro cubierto dispararon cuando circulaban en una camioneta. José Oviedo, identificado por la policía como un guardia de seguridad, murió cerca de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, en Managua, a manos de estudiantes atrincherados en el plantel, según las autoridades.

Además, en la céntrica provincia de Boaco se reportaron fuertes enfrentamientos en un retén de estudiantes y campesinos que protestan contra el gobierno. El ataque fue perpetrado por manifestantes contra activistas sandinistas, siete de los cuales resultaron heridos, indicó la policía; sin embargo, voceros de los opositores aseguraron que fueron atacados por grupos paramilitares del gobierno, armados con fusiles de asalto y potentes bombas caseras.

Entre miércoles y viernes perecieron siete personas en Managua, Chinandega y León, informó la Cruz Roja y el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos.

La violencia en Nicaragua comenzó con una protesta estudiantil contra una reforma del Seguro Social, que afectaba a trabajadores y jubilados, pero las manifestaciones se extendieron debido a la fuerte reacción de la policía acompañada de fuerzas paramilitares contra civiles.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que implementó 15 recomendaciones al gobierno de Ortega, contabilizó 79 muertos desde el 18 de abril hasta el 24 de mayo, Washington ya llamó a Managua a implementar dichas observaciones de la Comisión y a actuar en función de sus conclusiones “para garantizar la justicia por los abusos y las violaciones de los derechos humanos.

En tanto, Madrid negó haber vendido armamento a Managua para utilizarlo en la represión de manifestaciones antigubernamentales, como afirmaron versiones de la prensa local. El gobierno de España no está autorizando la venta de ningún tipo de material a la Policía Nacional de Nicaragua, subrayó vía Twitter la embajada española.

Publicado enInternacional
Se suspende el diálogo en Nicaragua por falta de consenso: Episcopado

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) anunció este miércoles la suspensión del diálogo nacional entre el gobierno del presidente Daniel Ortega y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, debido a la falta de avances.


Dado que hoy (miércoles) no se ha logrado ningún consenso entre las partes, los obispos de la Conferencia Episcopal, mediadores y testigos del diálogo nacional, lamentamos vernos obligados a suspender esta mesa plenaria, señaló la CEN en un comunicado emitido luego de la tercera ronda de conversaciones.


Los obispos sugieren, asimismo, “la conformación de una comisión mixta de seis personas, tres por cada parte, con la finalidad de que logren un consenso para superar este impasse”.


El obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, tuiteó que fue imposible seguir adelante con el diálogo, pues ni siquiera se pudo fijar la agenda para buscar la democratización del país. Los obispos lo dejamos claro desde el inicio; el objetivo del diálogo era allanar el camino de la democratización, señaló.


El comunicado de la Conferencia Episcopal detalla que durante la sesión del miércoles, los delegados del gobierno sometieron a votación una propuesta de tres puntos que no logró consenso.


La propuesta incluía la suspensión inmediata de todos los bloqueos carreteros, el cese inmediato de todo acto de violencia venga de donde venga y garantizar los empleos de todos los nicaragüenses.


La Alianza Cívica, por su parte, expuso una propuesta de varios puntos, que tampoco obtuvo consenso, centrada en una agenda de exigencias democratizadoras y en la creación de un mecanismo internacional que investigue los hechos de violencia de acuerdo con las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).


Poco antes, el Episcopado había propuesto adelantar la convocatoria a elecciones presidenciales a la brevedad, lo que el gobierno consideró una ruta hacia un golpe de Estado.


La CIDH, que emitió 15 recomendaciones al gobierno, encontró una situación más grave de lo esperado tras su visita a Nicaragua, sacudida por más de un mes de protestas antigubernamentales que dejaron 76 muertos, dijeron integrantes del ente autónomo de la OEA en Washington.

Publicado enInternacional
Sábado, 19 Mayo 2018 06:48

Pactan tregua de 48 horas en Nicaragua

Pactan tregua de 48 horas en Nicaragua

El gobierno de Nicaragua se comprometió ayer a retirar de las calles a policías, fuerzas de choque y activistas sandinistas, como parte de una tregua por 48 horas acordada con los manifestantes, quienes comenzaron protestas hace un mes.

Esto ocurrió luego de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de la Organización de Estados Americanos, exigió al presidente Daniel Ortega el cese de la represión de las protestas. Ello, en la primera declaración pública de una delegación que arribó al país.

El texto del acuerdo fue anunciado por el cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la conferencia espiscopal, al concluir la primera sesión de trabajo del diálogo nacional, instalado el pasado miércoles, del cual los obispos son mediadores. “Todos los sectores se comprometen a realizar una tregua el sábado 19 y domingo 20.

Por su parte, la sociedad civil deberá aunar esfuerzos para propiciar mejores condiciones para el diálogo, normalizar el tránsito y continuar (las conversaciones) en un mejor clima el lunes 21 mayo, agregó.

En su primera intervención, la misión de la CIDH, encabezada por la relatora especial de derechos humanos para Nicaragua, Antonia Urrejola, exigió a Managua tomar medidas urgentes para garantizar las libertades públicas.

El organismo reiteró su condena a las muertes, desapariciones y detenciones arbitrarias de manifestantes, activistas y periodistas que se han registrado en el país desde el inicio de las protestas, e instó a las autoridades a investigar esos hechos, juzgar y sancionar a los responsables y reparar a las víctimas.

La misión de la CIDH llegó el jueves a Managua tras obtener la anuencia de Ortega para realizar una visita de campo de cuatro días, con el fin de observar la situación de los derechos humanos en el contexto de las protestas.

Al tiempo que la CIDH realizaba su trabajo en el país, manifestantes protestaron en la capital, frente a la sede donde se realiza el diálogo nacional, y demandaron justicia para las víctimas de la violencia, y se registraron enfrentamientos entre policías antimotines y manifestantes en la norteña ciudad de Jinotega.

Tambiém hubo choques en otros puntos del país, pese al diálogo entre gobierno, estudiantes, empresarios y grupos de la sociedad civil, con mediación de la Iglesia católica.

Publicado enInternacional
Página 1 de 3