Lunes, 17 Septiembre 2012 21:13

La tragedia del Sur del Atlántico

El sur del Departamento del Atlántico, localizado en el Norte de Colombia, en la región Caribe, donde se encuentran los municipios de Suan, Santa Lucia, Repelón, Candelaria, Manatí  y Campo de la Cruz, antigua provincia de Sabanalarga, donde viven casi 200 mil personas de los 3 millones de la región atlanticense, sigue sumido en una tragedia infernal por cuenta de la indolencia gubernamental y la corrupción estatal.

Miles de familias se encuentran en la desesperanza y el abandono a raíz de las inundaciones de todo el territorio por la ruptura del Canal del Dique que como consecuencia de la ola invernal del año 2010, registró un boquete de 220 metros anegando extensas zonas de la agricultura campesina.

El Canal del Dique es un importante obra construida por los españoles con mano de obra esclava de indigenas y negros en el siglo XVI, cuando se organizó por la Monarquía hispana el régimen colonial sobre el territorio de la actual nación colombiana. Es una gigantesca obra que comunica a Cartagena con el Río Magdalena y por donde se realiza el 70% del comercio de dicha arteria fluvial,  ahora en manos de empresas chinas que quieren convertir el interior de Colombia en un extenso mar para sus actividades de comercio minero y agroindustrial.

Recientemente los politiqueros del gobierno han realizado audiencias públicas para examinar la situación de catástrofe y lo que se han encontrado es la denuncia y protesta indignada de las familias porque las entidades encargadas de hacer las obras de recuperación no han hecho absolutamente nada y se robaron la plata destinada para tal cometido.

300 millones de dólares que se apropiaron para recuperar el Distrito de Riego, para construir vivienda, escuelas, centros de salud, crear empleo y fortalecer las instituciones públicas, han sido literalmente despilfarrados por una burocracia ineficiente e inmoral.

El Incoder, organismo dizque encargado de la "revolución agraria" santista es el principal responsable por la agudización de los problemas que afectan a las familias campesinas, los dineros han sido desviados y han parado en los bolsillos de reconocidos agentes del clientelismo santista. De igual manera Colombia Humanitaria y otras entidades nacionales, que en otros lugares del territorio nacional han mostrado su ineficiencia, como en el municipio de Gramalote en Norte de Santander, se han descubierto como un verdadero cascarón politiquero insensible a la miseria de miles de campesinos en situación de abandono absoluto.

Después de dos años de tragedia, no se construyen las carreteras, no se recuperan los ríos, los niños no tienen escuelas, no hay empleo y las enfermedades son el azote permanente de la población. Esa es el “prosperidad” del señor Santos que quiere ocultar con conocidas cortinas de humo.

La protesta organizada de la población debe hacerse sentir. La denuncia de la corrupción politiquera es prioritaria. Hay que realizar bloqueos, plantones y manifestaciones por todos los medios posibles para que el país y el mundo conozcan este "paraíso" de la "democracia" oligárquica que predomina en Colombia.
Publicado enColombia
Los provocadores saben que política y religión no se mezclan

Así que lo que publicaron en Internet unos intelectualoides vuelve a incendiar Medio Oriente: caricaturas del profeta, quemas de ejemplares del Corán, y ahora, un video de terroristas” de túnica en un falso desierto. Después de sus actos, los perpetradores occidentales cristianos se esconden en el anonimato (porque esto es un requisito indispensable para que la publicidad funcione) mientras los inocentes mueren asfixiados, decapitados. Así, la excesiva venganza de musulmanes “demuestra” las afirmaciones racistas de quienes gustan de regar la mentira sucia de que el islam es una religión violenta.
 

Los provocadores, desde luego, saben que la política y la religión no se llevan bien en Medio Oriente, y son siempre los mismos. Chris Stevens, sus colegas diplomáticos en Bengasi, sacerdotes en Turquía y África, personal de la ONU en Afganistán, todos han pagado el precio por lo que han hecho “curas católicos”, “caricaturistas”, “cineastas” y “autores” –las comillas son necesarias para marcar la diferencia entre quienes en verdad ejercen estas profesiones y los ilusionistas– que con conocimiento de causa deciden provocar a mil 600 millones de musulmanes.
 

Cuando una caricatura danesa que mostraba al profeta Mahoma con bombas en el turbante apareció en un periódico prácticamente desconocido, la embajada danesa en Beirut estalló en llamas. Cuando un pastor en Texas decidió “condenar a muerte al Corán”, se desenfundaron cuchillos en Afganistán. Eso sin mencionar al personal estadunidense que quemó “accidentalmente” ejemplares del Corán en una base militar en Bagram, Afganistán. Ahora, una película deliberadamente insultante provocó el asesinato de uno de los más justos diplomáticos del Departamento de Estado estadunidense.
 

En muchos sentidos, esto es territorio ya recorrido. En la España del siglo XV, caricaturistas cristianos pintaron ilustraciones del Profeta cometiendo actos abominables. Y para que no creamos que hoy en día tenemos las garras muy limpias, recordemos que cuando en París se proyectó una película en la que Cristo hacía el amor con una mujer quemaron el cine, una persona fue asesinada y quien la mató fue un cristiano.


Con la ayuda de la maravillosa nueva tecnología, bastan un par de locos para echar a andar una guerra en miniatura en el mundo musulmán en cuestión de segundos. Dudo que el pobre Christopher Stevens, un hombre que entendía a los árabes de una manera en que sus colegas no podían hacerlo, supiera algo del “filme” que desató el ataque contra el consulado estadunidense en Bengasi que causó su muerte. Una cosa es proclamar torpemente que Estados Unidos emprenderá “una cruzada contra Al Qaeda –gracias, George W. Bush– pero otra es insultar, de manera muy deliberada, a todo un pueblo. Este tipo de racismo enardece a muchos corazones enloquecidos.
 

¿Acaso Al Qaeda, derrotada por revolucionarios árabes que no querían pertenecer a un califato encabezado por Bin Laden en Medio Oriente sino que exigían dignidad, ha decidido beneficiarse de resentimientos populistas para avanzar en su causa islámica?
 

El prácticamente impotente gobierno libio culpa a los estadunidenses por el asesinato de Stevens, pues el consulado debió haber sido evacuado, y sugiere que la pandilla de Kadafi está detrás del ataque, lo cual es ridículo. La milicia armada de Bengasi, los Defensores de la Sharia, está formada por combatientes que se fingen rudos pero son unos cobardes, por lo que más bien hay que sospechar del involucramiento de Al Qaeda.
 

Curiosamente, se han abierto espacios de discusión serios sobre, por ejemplo, una reinterpretación del Corán. Pero con la provocación occidental y Occidente en general, se cierran esas posibilidades. Nos damos golpes de pecho en favor de una “prensa libre”: el editor de un diario neozelandés me comentó orgulloso que publicó en las páginas de su periódico la caricatura del Profeta con el turbante lleno de bombas. Pero cuando le pregunté si planeaba publicar alguna caricatura de un rabino con una bomba en la cabeza la próxima vez que Israel invadiera Líbano, estuvo de acuerdo conmigo de inmediato en que eso sería antisemita.


The Independent

Traducción: Gabriela Fonseca
 

Publicado enInternacional
El FBI ha iniciado oficialmente el despliegue de un sistema de reconocimiento facial cuyo coste alcanza los 1.000 millones de dólares. La medida, afirma la agencia, les ayudará a almacenar datos sobre los ciudadanos estadounidenses.

 
El FBI ya está poniendo en práctica un sistema de identificación biométrica denominado Identificación de Próxima Generación (NGI, por sus siglas en inglés) en todo EE.UU., según un artículo publicado en la revista New Scientist.

 
La agencia asegura que necesita “recoger tantos datos biométricos como sea posible” y “hacer que esta información sea accesible a todas las instituciones, incluidos organismos internacionales”.

 
Por ello, indica, trabaja en la construcción de bases de datos biométricos que sean integrales y de alcance internacional”. No obstante, el NGI, cuyo coste alcanza los 1.000 millones de dólares, daría pie a que el Gobierno facilitase la base de datos de imágenes y la información personal de cualquier sujeto que aparezca en sus registros a instituciones de todo el mundo.

 
De este modo, la herramienta se convierte en algo más que una simple base de datos de fotografías y huellas dactilares, ya que, como el propio FBI declaró hace unos años, este programa podría utilizarse para identificar, vigilar y seguir los movimientos de ciertos individuos.

 
El sistema se ensayó en el estado de Michigan a principios de este año y otras pruebas piloto se llevarán a cabo en Washington, Florida y Carolina del Norte. Sin embargo, el artículo de la revista New Scientist confirma que ha comenzado el despliegue completo del sistema y el FBI espera que para el año 2014 esté operativo en todo el país.

 
El NGI, diseñado por la compañía Lockheed Martin, permite realizar una búsqueda de fotos que posibilita identificar en pocos minutos a individuos a partir de sus rasgos faciales, lo que mejorará las técnicas de resolución y facilitará el trabajo del personal del FBI especializado en la identificación de supuestos delincuentes en el marco de la lucha contra el crimen.
 

Sin embargo, los críticos del polémico programa aseguran que éste supone una amenaza para la privacidad de las personas, ya que podría llevar asociada la violación de la Ley de Acceso a la Información


 8 Septiembre 2012
 
Tomado de: (http://actualidad.rt.com/actualidad/view/53206-luz-verde-instalacion-sistema-reconocimiento-facial-eeuu-fbi)




Publicado enInternacional
Miércoles, 22 Agosto 2012 10:59

El último capítulo

Hace muchos años, treinta tal vez, cuando la Universidad INCCA de Bogotá todavía se proclamaba “socialista” y decía estar “construyendo el hombre nuevo”, su rector y dueño, don Jaime Quijano Caballero, decidió emprender una atroz campaña de depuración mediante un sistema que podríamos denominar del (n-1). Consistía sencillamente en que cada vez que un grupo de profesores y estudiantes de alguna de las innumerables corrientes de izquierda se atrevía a oponérsele, él reunía al resto del archipiélago en contra del grupo díscolo y así podía expulsarlo con toda tranquilidad revolucionaria. Luego venía otro, por ejemplo maoísta, y después otro, trotskista, y así sucesivamente. Finalmente se quedó absolutamente sólo con su Universidad, la misma que, después de su muerte, y ya sin etiquetas socialistas, se convertiría en lo que es hoy: una empresa privada dedicada al rentable servicio de la educación.

El sistema probablemente ya no era nuevo en ese entonces y se le puede reconocer todavía en otros ámbitos, pero la anécdota vuelve de inmediato a la mente con ocasión de los recientes acontecimientos en el PDA. Una mayoría endeble, por decir lo menos, en una reunión apresurada del Comité Ejecutivo cuya competencia para el efecto es discutible, decide, mediante juicio sumario, expulsar a los miembros del Partido Comunista. O más exactamente, y para recoger la minuciosidad normativa de la que ahora se enorgullece: considera el C.E. que la práctica los excluye de por sí a todos y cada uno. La acusación de “doble militancia” se comprueba en el hecho de que el citado Partido no sólo respalda la “Marcha Patriótica” sino que algunos de sus miembros aceptan participar en los organismos de dirección que ésta acaba de darse.

La sentencia ha de ejecutarse de inmediato y se prevé una eficacia aplastante. Los candidatos a delegados al próximo tercer Congreso, a realizarse a fines de noviembre, deberán acreditar su condición de afiliados mediante certificación de la Presidencia o la Secretaría, de acuerdo con la resolución 59 (que convoca a esta consulta interna para el 30 de septiembre) adoptada en la misma reunión del 9 de agosto. Cabe destacar que dicha resolución es reiterativa hasta la obsesión en la prohibición de la doble militancia. Exige, entre los requisitos para la inscripción como candidatos, una declaración juramentada de no pertenecer a otro partido o movimiento político. Como si fuera poco, en su artículo Segundo reitera que no podrá ser inscrito quien pertenezca a otro partido.

Constitucionalismo espurio

Puede ser que represente uno de los rasgos más peculiares de nuestra idiosincrasia colombiana, pero no deja de ser triste que para hacer política se necesite aquí ser abogado. La tristeza es aún mayor cuando se piensa que debería ser política, cuando menos, alternativa ya que nadie aspira a que sea revolucionaria.

En realidad, la prohibición de la doble militancia, de acuerdo con la Ley 1475 de 2011, que ahora se menciona en el Polo diez veces al día, tiene que ver con el principio democrático representativo en la medida en que se encamina a evitar que quienes ejercen cargos de elección popular defrauden la confianza de sus electores cambiando de partido. De ahí que quienes están utilizando este argumento para justificar la expulsión de todo un colectivo se refieran cuidadosamente a los “miembros” en tanto individuos. Y eso, asumiendo, en una laxa interpretación, que cada uno de ellos tiene la posibilidad de acceder a un cargo de representación aunque por el momento no lo tenga.

No obstante, el mayor dolor de cabeza para los promotores del juicio consistía en que incluso en los estatutos del Polo se venía hablando de organizaciones con personería jurídica, por ello echaron mano de la Sentencia c-490 de la Corte Constitucional –de la que también se habla todos los días– para argumentar que de ahora en adelante se aplicaría a grupos sin dicha personería ya que, en abstracto, también estarían habilitados para presentar candidatos. –Aunque supeditados a firmas, lo cual no se tiene en cuenta.– Como se comprenderá, esta ampliación de la interpretación era indispensable, toda vez que la Marcha Patriótica, como se sabe, no cuenta con personería jurídica. Lo curioso es que, en sentido estricto, de acuerdo con la Corte, este argumento serviría más bien para que los enjuiciaran por doble militancia, pero… en la Marcha!!!

La verdad es que la Corte no tenía porque referirse a partidos dentro de partidos como sucede en el PDA. Y esa es la singularidad que no puede desconocerse. Por eso los artífices de la maniobra tuvieron que buscar la forma de torcerle el pescuezo a la jurisprudencia. Gustavo Triana, en su diatriba contra los culpables ya condenados, recurre al sofisma de que la afiliación al Polo es individual y lo que tenemos es tendencias. El mismo, se firma, creo que por primera vez en la corta vida del Polo, y con cierta coquetería, como Secretario General de la “Tendencia” MOIR-PDA. Es una burla: todos sabemos que ellos al igual que el PC no son simples “tendencias”; han sido siempre verdaderos aparatos organizados que tienen su vida propia y sus propias opciones políticas, más allá de la existencia del Polo.

Y es que así nació en el 2002 el PD sin adjetivos, como coalición de Partidos. Y así ha continuado hasta nuestros días. También hay multitud de grupúsculos con idénticas pretensiones pero sin el músculo equivalente. Las demás son agrupaciones de clientelas electorales y, de resto, los miles y miles de individuos, esos sí, que no pasan de ser electores. Justamente ese ha sido el problema intrínseco del Polo el cual no se resolvió jamás. No pudo transformarse nunca en un Partido de tendencias en donde se hubieran podido establecer claramente las virtudes pero también los límites de éstas. Se impuso así una enorme iniquidad: nunca los afiliados de a pie tienen la posibilidad de competir con los aparatos y disputar la orientación del PDA. De ahí que lo que estemos presenciando sea un choque de dos trenes: descarrilado el Partido Comunista, en la periferia del poder real sólo queda la multitud de grupúsculos y afiliados individuales.

Es cuestión de política

No nos engañemos. Detrás de los artilugios jurídicos no hay otra cosa que una maniobra política. Contra toda sensatez. El Polo se encuentra en su peor crisis. ¿Qué sentido tiene examinar los comportamientos políticos de los militantes cuando no fueron capaces de erradicar a tiempo la corrupción de los clientelistas? ¿Qué sentido tiene ventilar las infidelidades del PC cuando no fueron capaces de exigirle cuentas a lucho y controlar a Samuel? El Polo está reducido a su mínima expresión y lo verdaderamente importante consiste en que son varios los proyectos políticos que tratan de llenar el vacío. Y no es un resultado de la escisión de los “progresistas” que si llegan a existir apenas le disputarán curules; la verdad es que de un tiempo para acá lo más significativo que ha ocurrido en Colombia es el surgimiento de varios y diversos movimientos social-políticos. La Minga indígena y luego social; el Congreso de los Pueblos; la Comosoc y otros regionales. Finalmente la Marcha Patriótica.

No es del caso analizarlos ni valorarlos, lo cierto es que era este fenómeno el que merecía respuesta. Pero, en cambio, a la capilla que se apodera del Polo lo único que se le ocurre es atacar el movimiento que le parece más peligroso. ¿Por qué razón? No será porque es un competidor en materia electoral pues si algo caracteriza a estos nuevos movimientos es su ninguna o escasa preocupación por los votos. La primera explicación tiene que ver con un fariseísmo que repugna. Si existe el rumor de que están infiltrados por las FARC lo mejor será alejarse todo lo que se pueda de ellos, no sea que “nos confundan”.

La segunda explicación es más respetable. Se esconde allí una divergencia fundamental en lo que se refiere a la paz, divergencia que no puede ser resuelta con la simple declaración de estar de acuerdo con la negociación política del conflicto armado. Tiene que ver con la posición que debería asumirse frente a la guerra librada por el Estado, “mientras llega la negociación”; tiene que ver también con el contenido de la posible negociación. Al parecer se ha llegado a un punto en que no es posible omitir estos aspectos en la definición de un proyecto político unitario. Pero si es respetable la divergencia, no lo es así el procedimiento para liquidarla. Mucho menos cuando lo que se condena es, hasta ahora, la cercanía a un movimiento del que apenas se sospecha la divergencia.

Es por esto último que se elude el debate político interno. Para el MOIR se trata de relaciones vitandas con “extraños” con los que ni siquiera se tienen conversaciones; Clara López, por su parte, no pasa de la pueril explicación de que los del PC “confunden”. Más les hubiera valido enfrentar y tratar de analizar la realidad de éste y los otros movimientos; no obstante, eso les hubiera significado poner en duda su reducción de la política a lo meramente electoral. Un suicidio.

Sorprendentes y lánguidas respuestas

Es tan cierto que los movimientos sociales y políticos se desenvuelven en un plano muy diferente al del Polo, que la mayoría de los militantes más activos de este último se niegan a aceptar su desaparición, persistiendo en la idea de que es lo único que tenemos. Reconocen la crisis pero buscan su salvación. Por eso, frente a los últimos acontecimientos, las respuestas no dejan de ser sorprendentes. El Representante Iván Cepeda, con una suavidad digna de tolerancias más útiles, se lamenta de lo sucedido y llama a rectificar en el próximo Congreso. Más duro, el PUP añade la denuncia de la manipulación de la convocatoria al Congreso pero se mantiene en la ilusión. “Polo al Sur” ofrece unas reflexiones sobre todas las “polémicas” decisiones del C.E. pero con la ventaja de que llama las cosas por su nombre: “se usurpan competencias y se desconoce el debido proceso” Manifiestan su rechazo y desacato a las decisiones, incluidas las de la convocatoria al Congreso y exigen su revocatoria.

En realidad lo que corresponde a la situación es una posición vertical y si se quiere de vehemente indignación. No es poca cosa lo que se ha hecho. Y aunque no faltan los que le enrostran al Partido Comunista su colaboracionismo anterior –“así paga el diablo a quien bien le sirve” – independientemente de nuestra calificación de ese partido, lo cierto es que se ha perpetrado un abuso de considerable magnitud que no puede permanecer impune. Cualquier otra actitud es apenas una lamentable lamentación.

En estas circunstancias el porvenir del PDA es incierto. El PC, como es lógico, desconoce las decisiones, pero se desgasta tratando de refutar la acusación de doble militancia. Insiste en que su cercanía con la Marcha “no es delito”. Al contrario, es coherente con su propuesta de construir un Frente Amplio. Según parece, más allá del Polo. Aspira, sin embargo, a rectificar el rumbo de este último.

Semejante declaración de buena voluntad no suena convincente. Es posible que sepa, igual que nosotros, que tal como están las cosas no se ven muchas posibilidades. Días antes se había intentado evitar la debacle con la misma buena voluntad. En un pronunciamiento “por la unidad” del 6 de agosto, el propio PC, varios congresistas y la miríada de grupos independientes (se dice, con sorna, que 23), declaraban no estar de acuerdo con las exclusiones e insistían en “el espíritu de realizar debates de forma democrática y que incluyan a todos los sectores”. El desenlace, tres días después, le asestó una brutal bofetada a tan buenas intenciones.

No faltarán las pruebas de supervivencia

En la anécdota que se relataba al principio es claro que la Universidad sobrevivió, sólo que en ella ya no había profesores protagonistas activos de una pretendida transformación social sino grises empleados que finalmente, y para defender sus salarios debieron organizar un sindicato. Y un partido político puede también sobrevivir en Colombia; el propio sistema le proporciona los mecanismos.

Sin duda, un eminente constitucionalista, como es el Dr. Carlos Gaviria, ya se debe haber dado cuenta que las reformas políticas que tanto han celebrado sus copartidarios, incluida la ley 1475, no han conducido en Colombia al fortalecimiento democrático del sistema de partidos como ellos dicen creer. Todo lo contrario: si algo atenta contra dicho sistema no es la “doble militancia” sino la trashumancia de los políticos. El juego de los “avales”. Un candidato a la gobernación del Valle lo decía sin sonrojarse: “como ya el partido de la U tenía el suyo, yo me puse a buscar quien me diera el aval y lo encontré”. El tráfico de los avales, por lo demás, garantiza la supervivencia del partido en cuestión. Pero no para la transformación social.


 
Publicado enEdición 183
Miércoles, 22 Agosto 2012 07:22

Canta Santoyo y Uribe Capotea.

Canta Santoyo y Uribe Capotea.
El sistema penal nacional e internacional  está cada vez mas cerca de Uribe Velez, quien gobernó a Colombia por cerca de 8 años en representación de grupos sociales y políticos violentos y anti democráticos. Son interminables los episodios torcidos y las acciones ilegales en que esta comprometido éste personaje siniestro y sus más cercanos colaboradores, muchos de los cuales murieron en circunstancias extrañas o estan en las cárceles condenados a largas penas luego que la justicia confirmó su responsabilidad en graves delitos penales, especialmente por su asociación con grupos paramilitares y bandas del narcotráfico.
 

El caso más reciente es el del General Mauricio Santoyo, miembro destacado de la policía colombiana durante muchos años, siempre al lado de Uribe Velez en Antioquia y después como su Jefe de seguridad en la Casa de Nariño. Santoyo registra un periplo inescrupuloso  en Medellin, lugar en que como Jefe del Grupo Anti Secuestro (GAULA) desplegó una intenso espionaje mediante interceptaciones ilegales a los teléfonos de líderes de los derechos humanos que luego fueron desaparecidos por las autodefensas de "Don Berna". Igual es autor del exterminio de la familia Usuga, uno de cuyos miembros es parte de la guerrilla de las Farc en Uraba.

 
Desde sus altas posiciones policiales, Santoyo tejió una muy sólida alianza con la "Oficina de Envigado", estructura criminal del narcoparamilitarismo que convoca la delincuencia de Medellin y Antioquia. Allí hay pistoleros, narcos, paras, policías, generales del Ejercito, jueces, magistrados, senadores, representantes, empresarios, terratenientes, dueños de periódicos y hasta uno que otro prelado de la iglesia católica. Es una maquinaria de muerte vigente y actuante con poderosos tentáculos en varios frentes como el microtráfico, los juegos de azar, la exportación de drogas, el sicariato, la corrupción estatal y la organización política de los gamonales.

 
Santoyo junto a otros altos oficiales de la policía, cuyos nombres conocerán los fiscales gringos próximamente, cultivaron y cultivan esta multinacional del crimen que da soporte a la violencia de las élites regionales contra sindicalistas y lideres populares de diverso orden. Baste saber que el ex parlamentario Gustavo Almario, político del Caqueta encarcelado en la Picota de Bogotá por su alianza con los paramilitares de Macaco, ha contratado los servicios de la Oficina de Envigado para eliminar a sus enemigos en el municipio de Florencia. O saber que la misma tiene el control absoluto sobre las redes políticas oficialistas en los departamentos de Caldas, Quindío, Risaralda y Norte del Valle (Cartago), merced al manejo de las tiendas del microtráfico, un negocio en auge y prospero que abastece las finanzas de jefes políticos de la U, liberales, conservadores y otras facciones políticas enchufadas a las administraciones regionales y municipales.

 
Santoyo, un "prospero" ex general Santandereano, "audaz empresario" de la panela en Barbosa y "emprendedor exportador" en la globalización, como muchos otros oficiales militares enriquecidos con la corrupción oficial en el Plan Colombia, fue delatado en los Estados Unidos por sus antiguos compinches del paramilitarismo, quienes le relataron a fiscales y jueces como actuaban en asocio concupiscente.

 
Dicho y hecho. Santoyo fue pedido en extradición por los gringos, en principio resistió esperando una protección política excepcional. Finalmente se entregó a la DEA y ya en territorio americano se declaró inocente. Con los días sus abogados,  ante la contundencia de las pruebas que le darían una condena de 40 años, lo convencieron de aceptar los cargos criminales y asumió el compromiso de decir la verdad dando los nombres de otros militares y funcionarios comprometidos en distintos delitos de mucha gravedad.

 
Toda un a bomba en Colombia. Vamos para otro capitulo de la parapolítica. Esta vez con altos funcionarios del gobierno de Uribe Velez con procesos judiciales en los estrados americanos.
 

La "novedad" es que el ex presidente salió a capotear la tormenta afirmando su extrañeza e inocencia, igual que en otros casos donde es evidente su responsabilidad. Nadie lo cree, pues toda apunta a él como el artífice y autor material del Estado mafioso que imperó e impera en la sociedad colombiana, una de cuyas piezas fue Mauricio Santoyo, el asesino de lideres de derechos humanos que debe responder ante los jueces norteamericanos. Ojala una "mano peluda" no lo caye y se sepa cuanto antes toda la verdad que Uribe Velez intenta evadir con cortinas de humo y falsos debates.

 
Colombia se sacude el miedo y espera ver también al señor Uribe Velez respondiendo ante las autoridades judiciales nacionales e internacionales.
Publicado enInternacional
Jueves, 09 Agosto 2012 05:55

El paro policial llegó a Río

El paro policial llegó a Río
La Policía Federal de Río de Janeiro se sumó ayer a la huelga por tiempo indefinido iniciada el martes por esta fuerza en otros estados de Brasil. El 70 por ciento del total de agentes de la institución se había adherido a la medida.


La Policía Federal de Río de Janeiro se sumó ayer a la huelga iniciada el martes por esta fuerza en otros estados de Brasil por tiempo indeterminado. Al menos el 70 por ciento de los 9 mil agentes de la institución se había adherido hasta ayer a la medida que demanda un aumento salarial y el alejamiento de su director general, Leandro Daiello.


La Federación Nacional de los Policías Federales (Fenapef) la definió como la mayor medida de fuerza realizada por esa entidad gremial. El presidente del Sindicato de los Policías Federales de Río de Janeiro, agente Telmo Correa, precisó a la prensa, citado por la agencia Prensa Latina, que los efectivos paralizan el 70 por ciento de las actividades normales en puertos, aeropuertos y en las estaciones policiales pero mantienen el 30 por ciento del servicio que es obligatorio por ley. De acuerdo con el titular de la Fenapef, Marcos Wink, mientras dure la paralización sólo se emitirán pasaportes en casos de emergencia. “Si alguien precisa viajar debido a un problema familiar o si ya compró el pasaje, el pasaporte se le hace”, afirmó Wink.


Otros servicios que inicialmente no serán perjudicados son los de protección de testigos y custodia de presos, así como el desarrollo de investigaciones criminales importantes. Esa federación policial pretende, además, que se retomen las negociaciones con el Ministerio de Planificación en torno de algunas de las reivindicaciones. “Si hubiera algún gesto del gobierno, vamos a suspender la huelga y retomar la negociación”, agregó. Como precisaron los líderes sindicales, la paralización afecta sobre todo a las tareas de recolección de pruebas en la investigación de delitos como tráfico de drogas, armas, contrabando y corrupción. Las demandas serán acompañadas de manifestaciones callejeras y concentraciones de policías en diferentes puntos de las ciudades brasileñas, indicó Loyal Jones, presidente del sindicato policial de Brasilia. “Entre los servicios que pueden ser perjudicados está la emisión de pasaportes y el carnet de extranjero, y la liberación de productos químicos, entre otros”, anticipó.


Los policías federales brasileños iniciaron el martes una huelga que afectaba a 25 de los 26 estados de Brasil y al Distrito Federal, donde está situada Brasilia. Los únicos que continuaban con su tarea habitual eran los agentes del estado de Río de Janeiro, consignó la agencia de noticias Reuters. Pero esta situación cambió ayer cuando la protesta se extendió a todos los estados del país, aumentando la importancia de la medida, que exige, además del aumento salarial y la salida de Daiello, mejores condiciones laborales, contratación de más efectivos y una reestructuración de la carrera para agentes, actuarios y dactiloscopistas, según informó la Agencia Brasil. La solicitud de sacar al director general de la corporación obedece, según los huelguistas, a su postura a favor de los comisarios y en perjuicio de los uniformados de menor rango. Al respecto, los agentes afirmaron que los comisarios y peritos de la corporación reciben salarios mensuales de entre 13.400 y 19.600 reales (entre 6700 y 9800 dólares), mientras que los demás funcionarios de menor jerarquía perciben sueldos de entre 7 mil y 11 mil reales (entre 3500 y 5500 dólares). Como destacó Wink, pese a que los concursos de contratación exigen formación universitaria, el plan de carrera aún considera a los agentes como funcionarios sólo con formación escolar completa, lo que perjudica la negociación para mejorar las condiciones laborales.


La huelga afectó a los aeropuertos internacionales de Brasilia y Porto Alegre y la policía protestó en el de Guarulhos –en las afueras de San Pablo, que se caracteriza por ser el mayor de América latina, con un tráfico de 30 millones de pasajeros por año– donde aplicará a partir de hoy el reglamento a rajatabla, lo que implicará demoras en los trámites migratorios. También demoró los trámites en el puesto de control la Triple Frontera, en Foz do Iguazú, los huelguistas causaron demoras en el control de viajeros procedentes de Argentina y Paraguay. “La adhesión en todo Brasil está siendo muy buena. Y ahora estamos a la espera (de la respuesta) del gobierno”, dijo el martes a Reuters el vicepresidente de la Federación Nacional de Policías Federales, Paulo Poloni.


Esta medida se suma al paro de los empleados del organismo de recaudación federal y de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), encargados de autorizar el ingreso de productos importados, hecho que impactó también en particular en los perecederos y fármacos. Ante esa situación, el gobierno ordenó que sean retirados los medicamentos de los depósitos fiscales y entregados a las empresas importadoras.


Pero no es la primera vez que la policía se manifiesta. En febrero, una huelga de policías militares en el estado de Bahía desató una ola de violencia que dejó a 150 personas muertas en vísperas del Carnaval. Aunque la última huelga nacional de los agentes de la Policía Federal se registró en 2004 y se prolongó cerca de dos meses.
Publicado enInternacional
Un exjefe de seguridad de Uribe acusado de narcotráfico se entrega a EE UU
El general retirado Mauricio Santoyo Velasco, exjefe de seguridad del expresidente de Colombia Álvaro Uribe (2002- 2010), ha sido arrestado este martes, una semana después de que se conociera el pedido de extradición por narcotráfico que hizo en su contra una corte de Virigina, Estados Unidos.
 

De acuerdo con un comunicado emitido por la Fiscalía de Virginia se supo que Santoyo, el primer general de la República pedido en extradición en la historia de Colombia, fue trasladado a EE UU este martes después de que él mismo se entregase a las autoridades de la DEA en Bogotá. De inmediato se dispuso un avión para llevarlo al aeropuerto de Dulles, Virginia.
 

Peter Carr, portavoz de la Fiscalía, aseguró que el expolicía, que acompañó al expresidente Uribe entre 2002 y 2005, se presentará de manera formal ante el juez este jueves 5 de julio para la legalización de su captura, ya que el miércoles 4 -Día de la Independencia- es festivo en Estados Unidos.
 

Entonces deberá enfrentar un proceso por haber recibido cinco millones de dólares (cuatro millones de euros) a cambio de ayudar a narcotraficantes y paramilitares entre el 2000 y 2008. Supuestamente, el general Santoyo les advertía de policías que los investigaban en Colombia, Inglaterra y Estados Unidos. Todo indica que se habría aliado con “policías corruptos” para ayudar a la mafia, según un informe filtrado a los medios.

 
El caso de este oficial no ha sido un asunto aislado en Colombia. Es otro de los varios funcionarios del expresidente Uribe que están en líos con la justicia. El de Santoyo es quizá el más grave, pues mientras velaba por la seguridad del jefe de Estado y gracias a su cargo tenía información privilegiada, al parecer recibía sobornos de la Oficina de Envigado (un grupo de sicarios creado en los 80 por Pablo Escobar y que hoy prácticamente está extinguido), y de los paramilitares (que depusieron las armas entre 2003 y 2006).

 
Todo indica que para la acusación fueron claves los testimonios del narcotraficante Juan Carlos Sierra, alias El Tuso, extraditado en 2008 hacia EE UU, y de un policía colombiano capturado en el mismo país. El general Santoyo, tras conocer la solicitud de extradición en su contra, había dicho en un comunicado la semana pasada que “siempre he estado y estaré a disposición de las autoridades pertinentes para aclarar cualquier sindicación [acusación] que se me haga”.

 
Como es de prever, si el policía logra negociar con las autoridades estadounidenses y entregar información, éste sería el primer paso para armar un gran rompecabezas del que Colombia conoce poco: los nexos entre la oficialidad y el narcotráfico.


Por Andrea Peña Bogotá 4 JUL 2012 - 02:34 CET
 


Ernesto Cardenal: “Hace tiempo que Dios renunció a ser Dios”
No se fíen ustedes de las apariencias estéticas de la bonhomía, a menudo tapan volcanes. Y como volcán rumiando lava entra Ernesto Cardenal en la estancia, debajo de la boina calada, detrás de su barba blanca, dentro de su camisa blanca, los dedos de los pies nerviosos escapando de las sandalias de cura, aquejado esta tarde de un raro mal: esa mezcla de ansiedad y fatiga típica de las biografías sin desmayo. Sin duda, Cardenal (Granada, Nicaragua, 1925) es dueño de una de ellas. Poeta, sacerdote, teólogo, traductor, escultor, ministro de Cultura del Gobierno sandinista de Nicaragua entre 1979 y 1987, profeta irreductible de la Teología de la Liberación y de sus miserias y, por tanto, enemigo sin remedio del Vaticano y sus grandezas, el autor de El Evangelio en Solentiname enfila ya, a sus 87 años, la lógica consciencia del todo fue, aunque jura y perjura que solo el presente le interesa. No parece exagerado decir que su vida es una montaña rusa de euforias y desengaños: desengaño con la revolución perdida –“Daniel Ortega no es ni de izquierdas ni sandinista, traicionó la revolución”–, desengaño con sus jefes de Roma –“la Madre Iglesia traicionó el Evangelio”– y desengaño con la desidia y la resignación del mundo ante la injusticia –“¡estamos obligados a mucha más subversión!”–. Y de cuando en cuando, alguna pequeña alegría, como el reciente Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. La editorial Trotta acaba de publicar el libro El cántico místico de Ernesto Cardenal, de Luce López-Baralt, un replanteamiento crítico en torno a la dimensión mística del escritor. No hay ira en Ernesto Cardenal con respecto a su pasado, aunque el presente asegura que, en esta tarde calurosa de Madrid, el poeta anda cabreado.

 
Quería saber cuál es el estado de ánimo actual de Ernesto Cardenal ante las cosas, ante la vida. No entiendo.
 
¿Es capaz de mirarse desde fuera y hacerse un autorretrato con lo que fue, lo que es, lo que será…? Mmmm, no, no lo hago. No me gusta.

 
¿Mira al pasado? ¿Al futuro? ¿Solo al presente? Solo el presente.
 

¿Por qué? ¿Borró su pasado? ¿Lo aparcó y lo guardó en un armario? Esa pregunta es muy difícil, ¿por qué me la hace?
 

Las fáciles no suelen tener mucho interés… Bueno, sí, pero yo ya no estoy para preguntas difíciles.
 

No se preocupe, cambiamos de tercio. En 2009 recibió el Premio Pablo Neruda de Poesía, ahora le acaban de dar el Reina Sofía. ¿Le gusta eso de los premios? ¡Pues el primero que recibí en mi vida fue el Pablo Neruda! Así que cuando la presidenta de Chile me lo entregó en el Palacio de la Moneda, en el discurso dije que me consideraba el poeta menos premiado de la lengua castellana. Ahora ya no puedo jactarme de eso, porque he recibido dos premios. Bueno, tampoco son muchos…
 

¿Y eso le duele? No, bueno, me da lo mismo, no me interesa mucho recibir homenajes, más bien me molestan.
 

Cuando me dirigía a nuestra cita, venía pensando en lo mal que están las cosas para tanta gente. ¿Cabe decirle algo nuevo que sirva para darle esperanza? ¿Tiene usted alguna idea? Pues yo le diría lo que se ha dicho desde hace tiempo: el Evangelio, el anuncio del reino de Dios, del reino de los cielos en la tierra. Y recordar de nuevo lo que anunció el marxismo: una sociedad nueva, justa y sin clases. La sociedad comunista perfecta… que viene a ser lo mismo que el reino de Dios en la tierra. Yo no tengo otra cosa que predicar que el cristianismo y el marxismo, que para mí son la misma cosa.


¿Está la vigencia del marxismo intacta para usted en 2012? Si usted me pregunta si el marxismo fracasó, le diré que Chesterton, escritor, humorista, inglés y católico, dijo que el cristianismo no había fracasado… porque no se había puesto en práctica nunca. Yo digo lo mismo del marxismo, que nunca se puso realmente en práctica.

 
O sea, que ninguno de los dos principios fundamentales de su vida se han podido ver en marcha de verdad… ¡Ni de verdad ni de mentira! O puede que de mentira sí, pero de verdad no…

 
¿No cree usted que el marxismo incurrió en errores? O quienes lo trataron de llevar a la práctica… Sí, y el cristianismo también, que tuvo horribles versiones: las cruzadas, la Inquisición, los papas del Renacimiento…

 
¿Solo los del Renacimiento? ¿Y los de los últimos tiempos? Bueno, claro, esos son igualmente malos. Son malos. Algunos de ellos, no todos.
 

Y sin querer ser malo, de entre los malos, ¿cuál fue el más malo? Mmmm… no sé, puede que…
 

Entre Wojtyla, que le echó a usted la bronca nada más bajar del avión en su visita a Nicaragua, y Ratzinger, ¿con quién se queda? Bah, son iguales. Ratzinger ha puesto en práctica las mismas políticas pontificias del otro. Es igual que Wojtyla. O peor.
 

Revolución, Dios, poesía… ¿son una misma cosa en su vida? ¿O tres versiones de algo supremo? Para mí son lo mismo, sí. Revolución es lo mismo que predicaba Jesús. Hoy hay teólogos que dicen que el reino de Dios que él predicaba era una expresión semejante al concepto actual de revolución, es verdad. Una revolución subversiva, que en el caso de Jesús fue lo que le llevó a la muerte. Significaba también un cambio político y social. La juventud de hoy sigue diciendo “otro mundo es posible”, y yo también lo creo, como lo creyó Jesús. Es posible, y necesario. Y, como dice el obispo brasileño Casaldáliga, también otra Iglesia es posible. Hasta hay quien dice que otro Dios es posible.

 
¿Y usted qué cree? Que así es, claro.

 
Porque para usted Dios no es uno, unívoco, cerrado e indiscutible… Así es.

 
Pueden ser varios… Así es, sí. O puede no creerse en ningún Dios. Los ateos dicen lo mismo que decían los cristianos primitivos, que también fueron ateos.

 
Es relativamente fácil encontrarse con creyentes que preguntan que, si hay un Dios, ¿cómo es posible que permita todo lo malo que ocurre en la tierra, que es tanto? ¡Porque hace tiempo que Dios renuncio a ser Dios! Se apartó y nos dejó para que hiciéramos el cambio solos. Nos dejó en libertad y desapareció. Eso explica el Holocausto y las demás aberraciones de la creación del ser humano.

 
Ha dicho, hablando de Cristo, “subversión”. La subversión… ¿Falta eso en las sociedades modernas? ¿Estamos obligados a no conformarnos, aunque no hacemos otra cosa que aceptarlo todo sin protestar ni replantear? Claro que sí. Si lees la Biblia, verás todo el tiempo a un Dios subversivo. Jesús de Nazaret, lo mismo. Así que, en efecto, estamos obligados a la subversión, pero… en cuanto a lo de creyentes o no creyentes, pues no es solo eso que he estado diciendo antes de cristianismo y marxismo. También el Islam… mire, hay un teólogo sufí del siglo XIII que dice: “Para llegar a La Meca hay muchos caminos; si uno está en el Sur, La Meca está en el Norte. Si está en el Norte, La Meca consiste en ir al Sur. O al Este, o al Oeste. Pues para llegar a Dios, lo mismo. Hay muchos caminos.

 
Subversión, revolución, religión… esos ingredientes conformaron la experiencia de Solentiname. ¿Queda algo de aquello en pie? ¿Fue solo una utopía o Ernesto Cardenal de verdad creyó en aquel tiempo que se podían cambiar las cosas? La experiencia de Solentiname fue muy modesta. Acabó convertida en un mito, pero en realidad no era más que una pequeña comunidad, bueno, casi una comuna a la manera de los primeros cristianos. Éramos cristianos renovados de la Teología de la Liberación, con una orientación marxista, y así interpretamos el Evangelio. Una experiencia.


¿Por qué cree que la Iglesia, así, con mayúscula, se ha puesto tan nerviosa siempre que han surgido experiencias de ese tipo? ¿Es que le estaban tocando la finca más de lo debido? La que se autodenomina la Madre Iglesia ha traicionado el Evangelio. El Vaticano es algo muy diferente de lo que Cristo fundó con unos pescadores.

 
¿Es la revolución un concepto defendible en el siglo XXI? ¿La prefiere a la evolución? Y me refiero a una revolución que no descarte la violencia… La revolución no tiene por qué ser violenta, puede ser pacífica. En algunos casos no queda más remedio que recurrir a las armas. El papa Pablo VI, que no era ningún extremista, declaró una vez en Colombia que ante una tiranía evidente y prolongada era legítima la lucha armada. ¡Pero ya lo decía Gandhi! Dijo que su pacifismo no habría sido posible en la Alemania de Hitler, y animó a los hindúes a entrar en el ejército inglés para luchar contra el fascismo.

 
Es que la revolución pacífica, esa que consiste en convencer, es más complicada. Convencer al otro y que te convenza el otro, en estas nuestras sociedades tan seguras de sí mismas, es complicado, ¿no? ¡Y lo que me está preguntando usted también es complicado, y no quiero responder a cosas así de complicadas!

 
¿Qué recuerdos le quedan de su paso por el Gobierno sandinista de Nicaragua? ¿La deriva emprendida por el sandinismo de la mano de Daniel Ortega fue el gran desengaño de su vida? Aquello me ocasionó un gran sufrimiento. Yo lo he llamado la revolución perdida, título del tercer volumen de mis memorias. Lo que hay ahora en Nicaragua no es revolución, ni es de izquierdas ni es sandinismo. Es una dictadura personal de Daniel Ortega, su mujer y sus hijos.

 
¿Aquella experiencia demuestra que quien tiene el poder por mucho tiempo se corrompe? No es inevitable, pero sí demasiado frecuente, y desde luego es el caso de Nicaragua.

 
¿Y en qué le ha ayudado a Ernesto Cardenal la poesía? Leí una vez una frase suya: “En mi poesía cabe absolutamente todo”. ¿Era una declaración de principios contra cierta poesía elitista, contra cotos cerrados de exquisitez? Todo parte de las enseñanzas de Ezra Pound, que es una gran influencia en mi obra, en el sentido de que en la poesía cabe todo y todo es posible… como en la prosa. Si hay alguna originalidad en mi poesía, radica ahí: en que me ha cabido todo.

 
Más allá del oficio del poeta, de que usted ha trabajado escribiendo versos y los ha publicado y esos libros se han vendido… ¿ha sido para usted la poesía una cierta vía de escape personal de los problemas y las angustias? De escape, jamás.

 
¿De salvación, o de búsqueda de la salvación? Ponga usted de búsqueda de la realidad.

 
Sin embargo, ya no lee poesía, porque dice que no encuentra voces nuevas. Prefiere la ciencia. ¿Por qué? Ya José Martí dijo eso: que prefería leer ciencia que poesía, y eso que en su tiempo no había los descubrimientos científicos que después hemos tenido. Sí, yo prefiero leer cosas relacionadas con esos descubrimientos que están cambiando nuestra vida. Esos libros me están descubriendo la realidad. Aunque la realidad cada vez es más misteriosa… ahora se ha descubierto que solo una pequeña parte del universo es visible para nosotros, algo así como el nueve por ciento, creo.
 

¿No debería eso convertirse en un antídoto contra la prepotencia de muchos poderosos y la creencia de que el género humano lo controla todo, siempre y en todo lugar? Sí, pero para los poderosos y para todos nosotros. Para cualquiera.

 
Usted ha llevado a cabo talleres de poesía con niños enfermos de cáncer. ¿Qué ha descubierto a través de ellos? ¿Qué le han dado? Curiosamente, la leucemia, a los niños, les produce un gran poder creativo y de expresión. Así que nos hemos puesto con estos niños a hacer poesía… no digo escribir, porque algunos de ellos casi no pueden moverse. Los que pueden escribir, escriben, y los otros dictan. Y han empezado a producir poesía muy, muy buena, que cualquier poeta adulto podría envidiar. Ya hemos publicado dos libros y preparamos el tercero. Además, esto supone una buena terapia para esos niños y su enfermedad.


El poeta revolucionario
 

Ernesto Cardenal (Nicaragua, 1925) recibió en 2009 el Premio Pablo Neruda de Poesía y recientemente ha sido galardonando con el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. A sus 87 años solo atesora esos dos premios, aunque también considera que más bien le molestan los homenajes. Poeta, sacerdote, traductor, escultor… También fue ministro de Cultura con el Gobierno sandinista de Nicaragua entre 1979 y 1987 y profeta de la Teología de la Liberación.

 
Como tal profeta, el autor de El Evangelio en Solentiname ha sido enemigo sin remedio del Vaticano. “Ratzinger es igual que Wojtyla, o peor”, asegura en esta entrevista. También dio forma a la experiencia de Solentiname, una comuna a la manera de los primeros cristianos con una orientación marxista que les llevó a interpretar el Evangelio. Sobre su desengaño con la revolución sandinista, afirma: “Daniel Ortega no es de izquierdas ni sandinista, traicionó a la revolución”.



Borja Hermoso 1 JUL 2012 - 01:21 CET33

Publicado enInternacional
Martes, 26 Junio 2012 07:08

El motín policial lleva cinco días

El motín policial lleva cinco días
Anoche seguía en todo el país el motín policial, que ya lleva cinco días en reclamo de mejoras salariales. Aunque el gobierno de Evo Morales reconoce la justeza de este reclamo, las negociaciones continúan detenidas, mientras algunos ministros y hasta el vicepresidente, Alvaro García Linera, aseguran que hay en gestación un golpe de Estado. Morales se niega a sacar al ejército a las calles para cumplir funciones de patrullaje y seguridad ciudadana, porque podría derivar en un enfrentamiento armado de uniformados contra uniformados, como en febrero de 2003. “La derecha está buscando muertos y, compañeros, no vamos a prestarnos para que haya muertos. Entonces, hermanas y hermanos, vamos a defender este proceso, somos parte de este proceso y vamos a defenderlo hasta las últimas consecuencias”, dijo el presidente el domingo por la tarde, luego de que la tropa policial desconociera al acuerdo firmado por sus dirigentes con el ministro de Gobierno, Carlos Romero, en la madrugada de ese día.


Respondieron a la convocatoria del presidente Morales las organizaciones campesinas que lo apoyan incondicionalmente: la Confederación Sindical Unica de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia “Bartolina Sisa” (Cnmciob “BS”) y la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia (Cscib), quienes enviaron a algunos de sus cuadros en la mañana de ayer a la plaza Murillo, donde están las sedes de los órganos Ejecutivo y Legislativo.


Intercambiaron algunos palazos y “chicotazos” con los policías que allí protestan, con sus caras tapadas con pasamontañas, anteojos oscuros, etcétera. Luego de algunos minutos, los amotinados sacaron a relucir sus gases lacrimógenos e hicieron huir a los aliados del presidente Morales.


Cuando dominaron la plaza principal nuevamente, como demostración de fuerza, cientos de policías salieron a marchar todos con ropa de trabajo, con chalecos antibalas y con sus armas en alto. Cantaban “Evo/ cabrón/ el verde está emputado”. La base de los amotinados –y sus esposas, quienes empezaron la protesta la semana pasada– es la sede de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), a una cuadra del Palacio Quemado.


Actualmente, el sueldo básico de un policía es de 1446. Con el Bono de Seguridad Ciudadana, que el gobierno hizo aumentar de 220 a 620 bolivianos, el total ganado sería de 2065 bolivianos, casi 300 dólares, con un dólar cotizado a 6,96 bolivianos.


Para la tropa policial, la propuesta del gobierno es insuficiente. Exige que el sueldo básico sea de 2065, sin sumarle el bono. Desde el Palacio Quemado respondieron ayer que esto es inviable, porque las obligaciones impositivas generarían un gasto suplementario de 100 millones de bolivianos, los cuales el gobierno dice no poder afrontar. Hasta el domingo a la madrugada, los amotinados tenían un pliego de ocho puntos, que habían negociado y acordado con el gobierno. Además de los 2065 bolivianos por mes, se concertó la jubilación con el 100 por ciento del salario y se abrió la posibilidad de modificar la Ley 101 (de régimen disciplinario), así como la creación de la Defensoría del Policía. Ahora los policías piden una nueva reunión, con más demandas de su parte.


Entre los nuevos pedidos de los amotinados está la construcción de viviendas, la dotación de laboratorios de criminalística, la dotación de uniformes, víveres y pistolas, la modernización de las infraestructuras policiales, un centro de taller mecánico, la capacitación de las bases en ramas técnicas, un seguro de vida, el retorno del manejo de Identificación y Licencias y la salida del actual comandante general de la policía, Víctor Santos Maldonado, porque no salió de la Academia de Policías, sino que se desempeñó como civil participante en acciones de Inteligencia y fue beneficiado por un decreto del presidente, quien le otorgó un rango policial. Por eso, entre otras consignas, los uniformados le dedican el “Que se vaya el tira, carajo”.


En conferencia de prensa, el vicepresidente García Linera acusó al partido de centroderecha Unidad Nacional (UN) de fomentar el conflicto. “Existe una manipulación política corporativa de fuerzas oscuras, reaccionarias de derecha, que quieren manipular a buenos policías con fines personales”, dijo. “El gobierno tiene la capacidad operativa para recuperar el control, pero sabemos que hay personas que quieren muertes. Somos pacientes. Pedimos al pueblo boliviano que sea también paciente para no caer en provocaciones y en el plan de sangre que quieren imponer malos políticos y malos policías”, dijo el vicepresidente. Y pidió a los vecinos organizarse en los barrios para evitar invasiones de delincuentes.


En febrero de 2003, la Policía Nacional se había levantado contra un impuesto a los salarios elaborado por el gobierno del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, quien mandó al ejército a reprimirlo, con un saldo de 33 muertos y más de 200 heridos.
Publicado enInternacional
¿Tienen futuro dentro de la estrategia “De cero a siempre”?
La segunda semana de mayo tuvo la fortuna de iniciarse con las mujeres como protagonistas. No se trató de un reinado u otra especulación con sus cuerpos sino de cientos de Madres Comunitarias que entre el lunes 7 y el martes 8 se hicieron sentir en pueblos y ciudades del país para protestar por la política gubernamental de la primera infancia, llamada “De cero a siempre”.

El no reconocimiento de las Madres Comunitarias como trabajadoras cuyo patrón es el Estado, y lo que esto implica en derechos, es el eje histórico de las luchas afrontadas por ellas. En el paro de los días 7 y 8 de mayo, estas reivindicaciones no quedaron por fuera. Pero también se levantaron otras, motivadas por la puesta en práctica de la estrategia oficial conocida como “De cero a siempre”.

Un gran negocio


La atención integral de la primera infancia (cuidado, alimentación, salud, recreación, educación) deberá ser siempre una prioridad. Para que así sea, se deben destinar recursos y construir edificaciones adecuadas, y preparar del mejor modo la población que responda por ello. Esta es una verdad innegable. Pero al diseñar políticas y destinar dineros que lo posibiliten, no se puede soslayar la realidad del sector, organizado por años a través de los hogares comunitarios y sus responsables, las Madres Comunitarias.

Es decir, el diseño de cualquier política para el sector debe tomar en cuenta e integrar como bastión del mismo a quienes, a riesgo de su salud, han garantizado –a muy bajo costo– su funcionamiento. Por ningún motivo pueden ser arrojadas a la calle. Pero otra cosa se proyecta en la estrategia puesta en marcha por el actual gobierno.

“De cero a siempre” es una Estrategia Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia, creada por la administración Santos y cuya vocería está en cabeza de doña María Clemencia Rodríguez de Santos. Sin tal nombre, esta política la proyectó el anterior gobierno desde 2002. Por eso, las Madres Comunitarias realizaron en 2009 un paro ante el riesgo de que las acabaran. “De cero a siempre” es un nuevo modelo de atención. El actual depende del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y tiene varias modalidades de atención, una de ellas las Madres Comunitarias, aunque en términos generales se conoce a la mayoría de modalidades con esa denominación porque cumplen la misma función social en los barrios populares.

El nuevo modelo es una política que viene del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y se sustenta en una alianza público (ICBF-Fonade)-privado (operador nacional o internacional. Con la llegada del TLC, se busca que los parafiscales que financian la política del ICBF desaparezcan, como se le quiere incluir en la reforma tributaria, de modo que sean los municipios, las regalías y los préstamos, entre otros, los que provean los aportes entregados hasta ahora por el Estado central.

Con esta nueva política, privatizadora de la atención y la educación de la primera infancia de los barrios populares, se le dan muchos millones de pesos a la empresa privada, ahora sí ‘interesada’ por un sector al que nunca determina. Para que así se haga, el Estado firmará acuerdos con lo que ahora se conoce como operadores: Fundación Éxito, Fundación Mario Santo Domingo, Fundación Corona, Fundación Carulla, Fundación Carvajal, Cartón de Colombia, Comfenalco, y ONG de políticos regionales.

El Gobierno está comprometido para que este año empiece en forma esta política. Por eso, respecto a 2011, aumentó en un billón de pesos el presupuesto para 2012. Del sector público, la inversión para los cuatro años de gobierno es de 5,6 billones, cifra superior –casi tres veces– a los casi dos billones de pesos que se invirtieron en el anterior gobierno. Hoy, con lo que el Gobierno destina para los hogares de bienestar, la atención de un niño al año cuesta 700.000 pesos, sin contar todo lo que aportan las Madres, mientras a los operadores les van a dar 2.680.000-niño por igual período de tiempo, incluyendo la construcción o adaptación de locaciones. ¿Será que los recursos se invertirán en una buena atención a los niños o será el negocio lo prioritario?

Humillación para las Madres Comunitarias


Esta situación indigna a las Madres, pues durante 25 años el Estado les dio una pequeña bonificación por el servicio, con el argumento de que un sueldo generaría una crisis en las finanzas públicas. Pero, además, la alimentación de la población atendida se medía con lupa. Qué decir de la dotación. Como se sabe, para cumplir con su labor, las Madres ponían sus casas, fuera de sacar de sus pequeños ingresos para contratar madres auxiliares, dotar el hogar, pintar cada año sus instalaciones y cumplir con el creciente volumen de requerimientos de las delegaciones del Ministerio de Salud y otros entes.

De pronto, todo cambia. Cuando el Estado decide inyectarle más dinero al sector, el Gobierno dice que ellas no están preparadas para atender los niños, pues no son profesionales ni tienen capacidad para administrar recursos. ‘Olvida’ la institucionalidad que las Madres tienen una experiencia acumulada de 25 años, en las cuales diseñaron con su práctica las líneas fundamentales de lo que debe ser la atención a la primera infancia, dejando de ser cuidadora de esta población y asumiendo en los hechos como educadoras de sus primeros valores y conceptos fundamentales.

Para que ande el proyecto, se crearán Centros de Atención Infantil donde se puedan atender muchos niños. Cada Centro contará con algunas/os profesionales para atender y administrar, además de las Madres con edad entre 18 y 45 años que sean vinculadas como auxiliares o en servicios generales. Como es un proyecto naciente, pese a los dineros destinados, las construcciones proyectadas para la atención de esta población tomarán su tiempo, por lo cual algunos de los hogares comunitarios que han operado por más de una o dos décadas serán involucrados al programa, claro, bajo tutela de la empresa privada que se embolsicará los dineros por supervisarlas.

Finalmente, se busca concentrar un negocio con muchos niños y poco personal, y apropiarse de la experiencia y el acumulado social que representan las Madres, además de quitarles a los usuarios y sus niños: verdadero desplazamiento de estas Madres.

Mentiras para un negocio


El 17 de abril, en debate de control político, Alexander López, senador del Polo Democrático, le insistió al director del ICBF sobre por qué se busca implementar la política “De cero a siempre” sobre niños que atienden las Madres, cuando el artículo 136 del plan de desarrollo dice que el objeto central es darles atención a niños que no lo tengan del Gobierno: población vulnerable. Este desplazamiento es quitarles los niños y por lo tanto acabarlas.

El Gobierno dice que no busca acabar las Madres Comunitarias, pero al director del ICBF se le fue la lengua y dijo: “De aquí a 2019 no debe haber un hogar comunitario funcionando en las casas”. Esta situación se suma a la presión que algunos funcionarios del Instituto han ejercido sobre las Madres para que se acojan a la estrategia “De cero a siempre”, como señala Elvira González, de Urabá: “En Turbo, muchas mujeres fueron obligadas por los funcionarios a pasarse a la estrategia; también me he enterado aquí de que en La Guajira las engañaron para que renunciaran a la personería jurídica, mientras en Boyacá la Caja de Compensación sacó a las Madres, y en otro caso se puso a los niños a aguantar hambre: Tuvieron que venirse al ICBF a denunciar la situación”. Muchas denuncias así expusieron las Madres en el paro. Así se explica que en la página web del ICBF se diga que 1.200 Madres ya han pasado a la referida estrategia.

La tramposa ilusión


De 79.000 Madres que hoy tienen responden por la atención de los niños de los barrios populares, sólo vincularán a unas temporalmente en el nuevo programa; las demás quedarán por fuera, pues ‘no reúnen’ los requisitos. En medio de la desinformación y la incertidumbre, el Gobierno se encarga de mostrar que no hay más opción y que las Madres deben pasarse a la estrategia, pues allí recibirán 800.00 pesos de sueldo y un contrato, pero se sabe que esto es temporal y para pocas, aunque al principio necesitan muchas Madres para la transición y mientras montan el negocio. En muchos sitios quizá les salga más rentable dejar Madres trabajando para que pongan las instalaciones donde ahora laboran. Lo importante es que estén bajo la administración del operador.

Como entre las Madres hay variadas modalidades, circunstancias y realidades, no todas se afectan en el mismo grado. También hay las que sólo esperan que su pensión para irse, mientras otras están en plena edad laboral. Finalmente, todas se afectan porque la nueva estrategia se instaura desbaratando el actual programa y robándole todo su capital social y humano, y parte de su infraestructura. Las Madres siempre estarán de paso por la estrategia. Los únicos que estarán en ella son los operadores. Las Madres siempre serán ellas mientras estén fuera de la estrategia, pero para resistir y mantenerse por fuera se requiere un nivel organizativo, de movilización y propuesta en lo nacional, para tener capacidad colectiva de decisión y negociación. Entre tanto, la estrategia se impone y muchas Madres no ven opciones. La lucha permite despertar.

Acuerdos, como hoja de ruta


Los acuerdos logrados en las actas del lunes 7 y martes 8 son un primer paso, como lo dejó ver Rocío Alvarado, vocera de la ADDHIP: “Logramos ponernos de acuerdo sobre los puntos gruesos por trabajar. No podíamos detenernos en las minucias de cada cosa porque nunca hubiéramos salido de la negociación; ahora necesitamos que todas ustedes se reúnan en sus hogares y regiones, y nos manifiesten todas las inquietudes, para prepararnos para la discusión del 8 de junio. No hay que bajar la guardia. Debemos presionar para que en el momento de discutir y negociar el Gobierno nos cumpla”.

De aquí al 8 de junio, fecha de la próxima cita con el Gobierno, las Madres tienen la gran tarea de discutir los acuerdos y sus minucias. Sólo con movilización se puede garantizar que un acuerdo se cumpla. Es posible que con las discusiones se replanteen aspectos de la primera etapa porque únicamente se identificaron algunos puntos generales, pero falta ver la coherencia entre unos y otros a la hora de desarrollarlos, si se toma en cuenta que la situación de las Madres no es homogénea, y para la mayoría su futuro inmediato es incierto y son insuficientes los acuerdos desarrollados parcialmente.

En la negociación, fueron representantes de las Madres: Olinda García (Sintracihobi), Rocío Alvarado (Addhip), Stella Hoyos (Amcolombia), María Eugenia Ramírez (Ilsa) y Ligia Inés Alzate (CUT), y un grupo acompañante. El Gobierno estuvo encabezado el primer día por Diego Molano, director del ICBF. Estos fueron los principales aspectos:

1. La vinculación de las Madres a la estrategia “De cero a siempre” es opcional. El paso de las Madres y los niños es gradual, y ellas se acogerían a las nuevas condiciones laborales y los perfiles ofrecidos. La estrategia está soportada por los agentes educativos en general y las Madres Comunitarias en particular.
2. Para los hogares comunitarios que no transiten a los Centros de Desarrollo Infantil, se les propondrá a las instancias pertinentes una política pública que abarque para las Madres la defensa de sus derechos en lo laboral, pensional y profesional, siempre en el marco de la política pública de atención a la primera infancia. Para ello, se establecerá una mesa que propenda por la cualificación de estas modalidades, la definición de acciones a tres años y la revisión de una propuesta de equidad salarial y de pensiones.

En el segundo día no estuvo el director del ICBF, y la representatividad gubernamental estuvo conformada por Mauricio Olivero, viceministro de Trabajo; Andrés Restrepo, director de pensiones del Ministerio de Hacienda, y Germán Quiroga González, de la Subdirección de Primera Infancia del ICBF. Estos son los principales aspectos:

1. Para un ingreso digno a la vejez, se tendrán en cuenta tres tipos de casos para resolver el problema de la pensión. En la reunión de junio 8 se revisará la información sobre la situación pensional de las Madres.
2. Las Madres y el ICBF deberán calcular el ingreso que reciben con todos los beneficios, para buscar mecanismos que permitan el eventual pago de un salario. Adicionalmente, presentarán y harán entrega de los estudios que se han adelantado para lograr el reconocimiento de un salario mínimo.
3. Se acuerda desarrollar una reunión mensual para hacerles seguimiento a los acuerdos.
4. Las Madres se reservan el derecho de convocar asambleas para verificar lo acordado.

¿Qué caminos coger?


Hay que resaltar que con los acuerdos se abrió camino para el logro histórico del reconocimiento de las Madres como trabajadoras y su derecho a la pensión, pero hay que tener en cuenta que con la estrategia “De cero a siempre” no es claro el futuro para ellas. Hasta ahora, la estrategia intimida, invade, coopta, desplaza y les roba su espacio. Por ahora, en el acuerdo se dejó como opcional que se transite a la nueva estrategia, situación entendible por la realidad que viven las Madres. Pero no por eso, en este momento –cuando se empieza a dar el debate– se debe dejar de cuestionar esa política, porque dejar como opcional es ausencia de propuestas y entregar fácilmente el lugar histórico de las Madres. Esto es una responsabilidad de todas ellas y de la sociedad.

Una oferta para que las Madres reconocidas como trabajadoras se mantengan en su autonomía y su sentido comunitario sólo es viable con la organización nacional. Es fundamental que las Madres se conserven como sector de trabajadoras. Hay que pelear para que en el Instituto permanezca como programa de modalidad específica. Así como el Gobierno tiene políticas para sectores femeninos, también debe tener una política para las Madres Comunitarias. Que esta política haga parte de las políticas de la niñez.

Como con “De cero a siempre” las Madres siempre estarán afuera, se requiere que, además de las discusiones de negociación, se aproveche el momento para desarrollar un eje de discusión sobre su futuro organizativo, tema urgente porque, si las Madres se quedan fuera, deben luchar por su modalidad y sus derechos en medio de “De cero a siempre”; pero si se van a la estrategia, también deben luchar por sus derechos.

Luz Dary Ayala, de Asodenfa, comentó respecto al momento que viven las Madres: “Lo que dice el Gobierno aún no está muy claro. Vamos a empezar a visitar a otras madres de Ciudad Bolívar para socializar la problemática, y estamos invitando a un foro sobre el tema el 3 de junio”.

¿Y dónde están los niños?


El Gobierno quiere hacer ver que criticar su política va contra los niños, manipulando a la opinión en contra de las Madres. Importa es el negocio. Si el Gobierno tuviera interés en los niños, hubiera hecho lo que dijo en el plan de desarrollo: mejorar el programa de las Madres Comunitarias para que ellas siguieran atendiéndolos, y hubiera dejado “De cero a siempre” para los niños vulnerables, que carecen de atención. De los tres millones de niños pobres, las Madres atienden 1.400.000. El Gobierno debiera atender el resto, pero desplazará a las Madres para montar un gran negocio con los recursos públicos y sus amigos de clase, atender los que ya están atendidos y echarse flores, mientras 1.600.000 niños, gran parte del futuro de Colombia, se degradan en la miseria.

Según María Victoria Forero, del sindicato del ICBF, la nueva política discrimina y les entregará los niños de Colombia a unos negociantes: “Mal que bien, en el Instituto tenemos un proyecto pedagógico, que ya no se aplica como en los buenos tiempos del Instituto, pero, mientras los nuevos operadores, que nada saben de niñez, sólo van a tener unas directrices generales. Pedagógicamente pueden aplicar lo que quieran. Entonces, si un operador es evangélico, ¿qué va a aplicar? En los estratos altos, a los niños les trabajan prelectura y preescritura desde los tres años, mientras a nuestros niños sólo van a ponerlos a jugar. Pero como los niños no dan votos y no tienen Mane para que los defienda, entonces nos toca defenderlos”.
Publicado enEdición 180