Viernes, 23 Junio 2017 15:35

El ahogado

El ahogado

“¡Abro los ojos! Una noche más sin poder conciliar el sueño, inmóvil, intentando adormitar el dolor que corre por mi espalda, intenso, una presión como si dos manos gigantes me tomaran por pecho y espalda, como si fuera un dentífrico al que presionan de afuera hacia adentro para extraer la crema que guarda.

 

Me duele el cuerpo. Intento tomar aire, labor cada vez más ardua: inhalar se convierte en una constante pelea con mi tórax, que golpetea como si fuese un motor descompuesto. Me duele el cuerpo. Cada vez es más complicado para mis agotados pulmones realizar su función; inhalan y hacen ruidos cual sapos saltando en los charcos.

 

Miro mi cuerpo de abajo hacia arriba. Sigo quieto, tanto como lo estuve toda la noche. Escucho que mi esposa se levanta. Cierro los ojos, escucho sus movimientos en la habitación; ahora sale y un alboroto de ollas suena, aunque muy sigiloso; oigo que abre la regadera.

 

Sigo en mi lecho, inmóvil. Mi pecho continúa pegado a la espalda; cada vez me es más difícil mantener la lucha contra las contracciones. Toso de nuevo la misma tos de perro, pero esta vez la tos trae una bocanada de sangre con mucosa; empalidezco y siento como mis ojos se van cerrando, adormecidos como si el cansancio de todo este esfuerzo me estuviera venciendo; mis pulmones son como un horno, más y más de esa mezcla oscurece la almohada, intento gritar para avisar a mi esposa pero es en vano pues los pulmones no me responden. Me atraganto, intento ponerme de pie, el pantalón abandona la cintura y cae “en las dos últimas semana he bajado ocho kilos”, intento sujetarlo pero la mente se nubla, un mareo gana espacio dentro de mí y caigo al suelo; debo resistir, pienso, trato de sujetarme al borde la cama y siento como otra bocanada de sangre sale por mi boca y nariz, una masa de todo ello me va tapando la garganta, me angustio y ahora solo deseo que mi esposa salga pronto del baño; cierro los ojos, intento incorporarme pero no lo logro; escucho que abren la puerta del baño, lucho contra el peso que me oprime y que arrebata las fuerzas hasta quedar de cara al suelo, sin sentido. Soy un náufrago que espera a ser encontrado”.

 

Así es el día a día de Humberto, adulto que ya refleja en su rostro la marca que deja el paso de los años, que ya son 58; sus ojos, profundos, como una fosa en la cual van a parar las alegrías y tristezas de toda una vida. Este hombre, un obrero cargado de esfuerzos y vivencias, y ahora de dolores, que por su estado me lleva a que me pregunte si la justicia en nuestro país es realmente imparcial o solamente favorece a quien mejor la seduzca.

 

Su dolor lo siento tan cerca que parece arrebatarme la tranquilidad. Me pregunto, les pregunto: ¿Alguna vez se han interrogado qué sería de su vida si la capacidad de valerse por sí mismo disminuyera? ¿De qué viviría? ¿Cómo cubriría sus necesidades? ¿Qué haría si la empresa para la que trabajó durante buena parte de su vida, responsable de su estado de salud, es indiferente ante su angustia? ¿Si la institución a la cual le canceló durante años el seguro se niega a reconocerle un derecho fundamental, en este caso la pensión?

 

A Humberto lo asiste la razón, y como a otros muchos obreros el poder los desdeña y arrincona, una vez enfermos, como útiles viejos, negándoles también el derecho a vida digna. Su historia de dolores e incapacidades se remonta al veinte de mayo del 2004, cuando fue internado por primera vez en el hospital producto de una dificultad respiratoria que el diagnostico médico resumió como una silicosis pulmonar grave “la tisis del minero”, ordenando diez días en cuidados intensivos, trece meses de incapacidad y, como consecuencia de ello, el final de su vida laboral.

 

El médico se lo dijo con toda claridad: alejarse de cualquier partícula de sílice que le pudiera seguir afectando, es lo primero por hacer; no retomar su labor en Filpa, la fábrica de insumos para fundición, en donde trabajaba con asbesto, arena, fibra de vidrio y otros compuestos desde hacía 25 años.

 

Trabajo arduo, constante, con esmero, pero sin protección o seguridad industrial alguna, por lo cual adquiere la enfermedad diagnosticada. “Lo que allí nos daban era una simple máscara, sencilla, de esas de trapo”. Luego de evidenciada su lesión el dueño de Filpa empieza a dar la dotación adecuada a sus empleados, aunque el mal sobre su cuerpo ya estaba hecho. Unos ganan con la pérdida que afecta a otros, así acumulan su riqueza los patrones y así pierden los obreros. Pero ¿qué se puede esperar de alguien que despide a un trabajador estando en incapacidad médica?, sin cumplir ni con una indemnización, porque esto fue lo que sucedió.

 

Resistir, es lo que corresponde para defender un derecho ganado tras años de labor ininterrumpida. Humberto interpone una demanda legal, tras cuyo resultado desnuda una vez más lo inconsistente y arbitraria que es la justicia en Colombia. ¿Justicia, cuando quien tiene dinero hace con la ley lo que quiera?

 

La noticia de su enfermedad dejó a Humberto prácticamente en la calle, más cuando la seguridad social no apareció por parte alguna. En defensa de sus derechos demandó y ganó en primera instancia, pero luego de doce meses le dicen que se vencieron los términos de la demanda y que no le van a responder por nada más, convirtiéndose en otra víctima de la explotación laboral y de la justicia de bolsillo.

 

El brazo no se da a torcer. Humberto se encuentra luchando contra la Aseguradora de Riesgos Laborales para recibir la pensión a que tiene derecho, la misma que debió recibir desde el mismo momento en que le diagnosticaron la silicosis, enfermedad profesional y de tipo incapacitante.

 

Mientras la justicia toma su lugar, Humberto sobrelleva sus dolores con el apoyo incansable de su esposa. Ella lo llama a comer, como lo ha hecho durante todos estos años de enfermedad incapacitante. En realidad son dos que parecen uno. Esto lo sabe el otrora obrero, que aún a pesar de las dolencias que parecen partirlo, colabora en su hogar, donde en la parte trasera de su casa se esconde una huerta en la cual siembran algunas matas de maíz, alverja, plátano, naranjas, banano, guayaba, yuca, auyama, curuba y frijoles; también se las ingeniaron para construir un galpón en el que se mueven unas veinte gallinas de las cuales obtiene huevos, y al fondo un corral con una cabra de la que goza un poco de leche.

 

Donde hay decisión de lucha, hay posibilidad de vida, así lo sabe él: la enfermedad está ahí, no lo dejará, pero contra ella se bate. También la injusticia está ahí, allí y más allá, por toda Colombia, pero contra ella también la lucha impedirá que se posesiona como diosa.

Publicado enEdición Nº236
El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció ayer que Robert Mueller (en imagen de archivo) será el fiscal especial para la indagatoria sobre una posible colusión entre el equipo de campaña de Donald Trump y funcionarios del gobierno ruso durante el proceso electoral de 2016. Mueller fue director de la FBI de 2001 a 2013 y goza de amplia confianza entre demócratas y republicanos

 

Expertos en leyes consideran que en esta crisis política “ya estamos en territorio de impeachment”

 

Nueva York.

 

El comandante en jefe empezó a chillar: ningún político en la historia, y lo digo con gran seguridad, ha sido tratado peor o más injustamente, que él. Tal vez esto podrá ser confirmado por un nuevo fiscal especial nombrado este miércoles, que continuará la investigación encabezada por el director de la FBI hasta la semana pasada, antes de que lo despidiera el presidente, lo cual detonó una tormenta política que ha puesto en jaque a la Casa Blanca.

En medio de las múltiples controversias que ha detonado, el presidente Donald Trump insistió, en un discurso ante la Academia de la Guardacostas, en tono desafiante: no me eligieron para servir a los medios o los intereses especiales en Washington. Me eligieron para servir a los hombres y mujeres olvidados de nuestro país. Reiteró que seguirá luchando y resaltó sus grandes objetivos de reducir impuestos, la reforma al sistema de salud y la construcción del muro fronterizo. Culpó del maltrato, sobre todo, a los medios.

Pero con la revelación explosiva de que el presidente podría haber obstruido la justicia al solicitar en febrero al entonces director de la FBI James Comey frenar la investigación sobre su ex asesor de Seguridad Nacional Michael Flynn, y eso sólo un día después de que Washington fue sacudido por la noticia de que Trump había compartido información de inteligencia muy delicada con diplomáticos rusos en Washington, y todo esto sobre el insólito despido del director de la FBI la semana pasada, cada vez más políticos y expertos expresan que el ocupante de la Casa Blanca está al borde de llevar al país a una grave crisis política.

La tarde de este miércoles, el Departamento de Justicia anunció el nombramiento de Robert Mueller –director de la FBI entre 2001 a 2013, quien goza de amplia confianza bipartidista– como fiscal especial para encabezar la investigación sobre la posible colusión entre socios de Trump y funcionarios del gobierno ruso en el proceso electoral de 2016 y sus secuelas.

La decisión fue anunciada por el subprocurador general, Rod Rosenstein, en un comunicado ante un creciente coro bipartidista que exige una investigación independiente del asunto después de que el despido de Comey, el papel del propio Rosenstein en esa acción y el hecho de que el procurador general, Jeff Sessions, se viera obligado a recusarse de esta investigación por sus propios contactos con funcionarios rusos durante la elección (lo cual ocultó), puso en duda la credibilidad de cualquier indagatoria oficial.

Rosenstein enfatizó que esta decisión no implica que se haya determinado la comisión de delitos, sino que con base en las circunstancias actuales, únicas, el interés público requiere poner esta investigación bajo la autoridad de una persona que ejerza un grado de independencia en la cadena normal de mando. A la vez, indicó que Mueller está autorizado a fiscalizar delitos federales si son detectados en esta investigación.

Trump emitió una declaración en la cual afirma que la investigación confirmará que no hubo colusión entre su campaña y una entidad extranjera, y que espera que el asunto se resuelva lo antes posible. Aparentemente, la Casa Blanca no fue informada hasta poco antes del nombramiento del fiscal especial, reportó el sitio de noticias Politico.

Aunque el liderazgo republicano en el Congreso sigue expresando confianza en el presidente, entre sus filas cada vez hay más preocupación. El representante conservador Justin Amash fue el primer legislador federal republicano en declarar públicamente que si son ciertas las nuevas informaciones, el presidente podría ser sujeto al impeachment (juicio político), reportó The Hill.

Varios expertos en leyes ya están proponiendo el caso para un juicio político, y veteranos políticos, como David Gergen, quien fue asesor de varios presidentes de ambos partidos, comentó: “creo que estamos en territorio de impeachmnent”. Sin embargo, nadie cree que eso sea una posibilidad inminente, por ahora.

Varios senadores republicanos han expresado que las nuevas revelaciones son muy perturbadoras y anoche el influyente John McCain se atrevió a declarar que todas estas controversias en torno a Trump están alcanzado dimensiones “del tamaño y escala del Watergate”.

La noche del martes el presidente del Comité de Supervisión Gubernamental, el republicano Jason Chaffetz, solicitó a la FBI entregar toda documentación que Comey mantenía sobre sus reuniones con el presidente. Indicó que si la agencia no lo hacía voluntariamente, estaba dispuesto a emitir una orden legislativa para obligarlos.

Este miércoles, el Comité de Inteligencia del Senado se sumó a la solicitud de la FBI de compartir todo informe de Comey sobre sus reuniones con Trump. Más aún, invitó a Comey a presentarse ante el comité. Otros comités también están invitando al ex jefe de la agencia.

Comey apuntó los detalles, y hasta citas, de la reunión con Trump en febrero, donde el presidente le solicitó soltar a Flynn y dejar de investigarlo. El director de la FBI estaba en la Casa Blanca con el procurador general, Jeff Sessions, y el vicepresidente, Mike Pence, para una reunión con el presidente sobre medidas antiterroristas, y Trump pidió que se quedara un rato más después de que se fueron los demás. Espero que puedas soltar esto, dijo el presidente sobre la investigación de Flynn, según apuntes de Comey en un memorándum de dos cuartillas que escribió inmediatamente después de este encuentro, reveló el New York Times en su exclusiva.

De hecho, la conversación empezó con denuncias de Trump por las constantes filtraciones a los medios de información desde el gobierno, y comentó que Comey debería contemplar encarcelar a reporteros que publicaran información confidencial. Acto seguido, abordó el tema de Flynn, reportó el Times.

Comey interpretó esto como algo no sólo inapropiado, sino un intento para interferir en una investigación federal. Tan delicado era que no compartió los detalles con sus agentes a cargo de la indagatoria sobre los vínculos de la campaña de Trump con Rusia. Comey hacía un informe después de cada encuentro o conversación telefónica con Trump, reportó Politico citando a un amigo del ex director.

Por tanto, en los próximos días se espera no sólo que Comey se presente –tal vez la próxima semana– ante el Congreso para testificar por primera vez desde que fue despedido, sino que también se obtendrán los memorandos de sus conversaciones con Trump. Expertos en leyes señalan que ese tipo de apuntes de oficiales de la FBI son admisibles como pruebas en un proceso judicial.

La incertidumbre en la cúpula política empezó a afectar por primera vez a los mercados, con un desplome en las bolsas de valores.

 

 

Publicado enInternacional
El director de la CIA Mike Pompeo

 

Ambas agencias han empezado una investigación interna que se centra en cientos de empleados con acceso físico al material filtrado

 

La CIA y el FBI están llevando a cabo una investigación conjunta sobre una de las peores fallos de seguridad en la historia de la CIA, que expuso miles de documentos secretos que describen las herramientas que la CIA utilizadas para penetrar en teléfonos inteligentes, televisores inteligentes y sistemas informáticos, según ha revelado la CBS.

Fuentes familiarizadas con la investigación dicen que están buscando a un miembro de la institución - ya sea un empleado de la CIA o contratista - con acceso físico al material. La agencia no ha dicho públicamente cuándo se tomó el material o cómo fue robado.

Gran parte del material era clasificado y almacenado en una sección altamente segura de la agencia de inteligencia, pero las fuentes dicen que cientos de personas habrían tenido acceso al material. Los investigadores están investigando esos nombres.

En su primer discurso público el pasado 13 de abril, el director de la CIA, Mike Pompeo, arremetió contra WikiLeaks, y dijo que el fundador del grupo, Julian Assange, es el líder de una fuerza hostil que amenaza a Estados Unidos. “Es hora de llamar a WikiLeaks lo que realmente es: un servicio hostil de inteligencia no estatal” a menudo ayudado por naciones como Rusia, dijo Pompeo. “WikiLeaks trabaja como un servicio de inteligencia hostil y habla como un servicio de inteligencia hostil”.

 

 20170403070710 k1uH 656x452LaVanguardia Web

Julian Assange, fundador de Wikileaks (Peter Nicholls / Reuters)

 

El grupo ha alentado a sus seguidores a pedir trabajo en la CIA para robar información de inteligencia, dijo Pompeo a la audiencia en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington. Dijo que Assange, quien se dice defensor de la transparencia en el gobierno, es un “narcisista” y un “fraude: un cobarde escondido detrás de una pantalla”.

WikiLeaks desempeñó un papel central en la contienda presidencial de 2016 cuando publicó correos electrónicos robados al Comité Nacional Demócrata y más tarde a John Podesta, presidente de la campaña de Hillary Clinton. Las agencias de inteligencia de Estados Unidos han concluido que Rusia estuvo detrás de los ataques informáticos en un intento de interferir con el proceso político estadounidense, dañar la campaña de Clinton y, en última instancia, ayudar al republicano Donald Trump a llegar a la Casa Blanca.

El papel de Rusia sigue siendo objeto de múltiples investigaciones por los comités de inteligencia del Congreso y el FBI, que ha dicho que está investigando si algún asociado de Trump tuvo contacto o se coludió con agentes del gobierno ruso.

Durante su campaña presidencial, Trump citó repetidamente los correos electrónicos robados y publicados por WikiLeaks. Incluso en un mitin de campaña en octubre en Pensilvania, Trump llegó a elogiar las publicaciones y dijo: “amo WikiLeaks.”

En la audiencia del nombramiento de Pompeo, el republicano ex miembro de la Cámara de Representantes, fue interrogado por el senador de Maine Angus King, quien dijo que Pompeo escribió un tweet en julio de 2016 que las publicaciones de WikiLeaks probaban que la maquinaria del Partido Demócrata arregló las elecciones primarias para ayudar a Clinton a vencer a su rival, Sanders. En respuesta, Pompeo dijo sobre WikiLeaks que nunca lo consideró “una fuente creíble de información para Estados Unidos ni para nadie más”.

 

img abarredo 20170107 011521 imagenes lv terceros istock 458644091 k1uH 656x436LaVanguardia Web

Sitio web de Wikileaks (gmutlu / Getty Images)

 

El director de la CIA ya afirmó entonces que no podía entrar en detalles, pero que se están tomando medidas para contrarrestar amenazas internas, como las revelaciones hechas en 2013 por el contratista de la Agencia Nacional de Seguridad Edward Snowden, y el “desafío sin precedentes” que representan lo que él llamó agencias hostiles de inteligencia no estatales.

“Tenemos que reconocer que ya no podemos permitir a Assange y a sus colegas usar los valores de la libertad de expresión en nuestra contra”, dijo Pompeo. Assange ha negado que Rusia le entregara los documentos filtrados, aunque se ha negado a decir de dónde los consiguió.

 

 

Publicado enInternacional
Grupo de hackers publica documentos que indican que la NSA vigila transferencias bancarias

Piratas informáticos publicaron este viernes documentos y archivos que según expertos indican que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos tuvo acceso al sistema de mensajería interbancario SWIFT, lo que le permitió vigilar los flujos de dinero entre algunos bancos de Oriente Medio y Latinoamérica.

 

La publicación incluyó códigos computarizados que podrían ser adaptados por criminales para ingresar en los servidores de SWIFT y monitorizar la actividad de transferencias, dijo Shane Shook, un consultor de seguridad informática que ha estado ayudando a los bancos a investigar las brechas en sus sistemas.

 

Los documentos fueron publicados por un grupo que se hace llamar “The Shadow Brokers”. Algunos de los archivos contienen sellos de la NSA, pero Reuters no pudo confirmar su autenticidad.

 

La NSA no pudo ser contactada de inmediato para emitir comentarios. Shook dijo que piratas informáticos podrían utilizar la información revelada el viernes para ingresar a bancos y robar dinero, en operaciones similares al atraco del año pasado de 81 millones de dólares del banco central de Bangladesh.

 

“La revelación de estas herramientas puede permitir fraudes como el que vimos en el banco bangladesí”, declaró.

 

El sistema de mensajería SWIFT es empleado por los bancos para transferir billones de dólares cada día. La plataforma con sede en Bélgica dijo el viernes que no tenía evidencia de que su red central haya sido violada.

 

Es posible que algunos sistemas de mensajería locales utilizados por bancos hayan sido violados, dijo SWIFT en un comunicado, que no mencionó específicamente a la NSA.

 

Los documentos revelados por Shadow Brokers el viernes indican que la NSA podría haber tenido acceso a la red SWIFT a través de firmas que proveen puntos de entrada a la plataforma para clientes más pequeños, y que pueden enviar o recibir mensajes en torno a transferencias bancarias en representación del sistema.

 

“Si puedes hackear a las firmas proveedoras, significa que también puedes acceder a todos sus clientes, a todos los bancos”, dijo Matt Suiche, fundador de la firma de ciberseguridad Comae Technologies, quien ha estudiado las publicaciones de Shadow Brokers y cree que el grupo tiene acceso a los archivos de la NSA.

 

(Con información de Reuters)

Lunes, 20 Marzo 2017 07:56

¿En qué gasta un gobierno?

El director de presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, explica los recortes de la propuesta del presidente Donald Trump.

 

Formular un presupuesto federal es siempre una afirmación de índole política. El presidente Donald Trump envió al Congreso su proyecto presupuestal para el año fiscal 2018 (de octubre 1º de 2017 a septiembre 30 de 2018) con una clara indicación de sus prioridades.

Además, incluye un señalamiento preciso acerca de que los recortes y reasignaciones que contiene están diseñados para redefinir el papel adecuado del gobierno federal.

Pero, ¿qué significa la noción del papel adecuado del gobierno federal, en un sentido general y, en particular, cuando ésta se expone en un presupuesto? Tal como se presenta esa afirmación parece que el gobierno que encabeza el presidente sabe exactamente lo que debe hacer en materia de la consecución, primero, y de la asignación, después, de los recursos públicos.

Por esto parecería que se conocen las preferencias de los ciudadanos, con respecto de sus aportaciones mediante los impuestos y al uso de los recursos públicos. Además, supone que dichas preferencias pueden jerarquizarse de manera clara, ordenándose de menores a mayores. Así, hasta se podría trasladar el asunto de esas preferencias a un esquema de maximización de la situación de bienestar de la población, argumentando, incluso, que mediante el presupuesto se llevaría al nivel máximo posible.

Intelectualmente es una pretensión ambiciosa y políticamente tiende a ser una postura excesiva. Después de todo, la mayoría que consiguió Trump en términos de los votos del Colegio Electoral, se expresó en una diferencia –no menor– del voto popular en favor de su contrincante. De modo que las preferencias de los electores no pueden suponerse como manifestación unívoca de los motivos del presupuesto.

La conversión en ley de la propuesta del presupuesto expresará la discusión en el Congreso y las exigencias que los representantes en las cámaras tengan de sus propios electores. Pero las grandes líneas de las preferencias del presidente y su equipo más cercano, que no se corresponde necesariamente con su gabinete, están expuestas en el documento que han recibido.

La base presupuestal dedicada al gasto en defensa es de 603 mil millones de dólares; la base para el resto del gasto es de 462 mil millones. Los siguientes rubros ven reducido su presupuesto: agricultura, comercio, educación, energía, salud, vivienda y desarrollo urbano, interior, justicia, trabajo, relaciones exteriores, transporte, tesoro. Crecen los siguientes: defensa, seguridad interna y los asuntos relativos a los veteranos. Se elimina el financiamiento para el fondo nacional de las artes, el fondo nacional para las humanidades, el Instituto de servicios a museos y bibliotecas y otros programas.

Hay que reconocer que siempre existen asignaciones de fondos que pueden ser reducidas o eliminadas a partir de ciertos criterios de eficiencia y relevancia. En este caso conviene tener en cuenta la preminencia que se concede a las partidas del gasto.

Las prioridades indican que el rasero aplicado fue el de reducir prácticamente todo lo que hace el gobierno, excepto el gasto militar y aquel dedicado a cumplir los criterios de la política de inmigración.

Los críticos del presupuesto 2018 señalan que se recortarán los gastos en las actividades en las que los mercados exhiben más fallas y donde se necesita la intervención del gobierno. Algunos casos expuestos comprenden la prevención de la contaminación del aire y del agua, las relaciones con gobiernos extranjeros, incluyendo la ayuda externa, la protección de los consumidores, la inversión en las escuelas públicas, el apoyo a la investigación básica, la prevención de desastres y el apoyo a las familias más pobres.

Con respecto de la protección del medio ambiente se critica la fuerte reducción de recursos para la Agencia de Protección Ambiental. Las actividades de ésta han sido señaladas por el director de la Oficina del Presupuesto en el Congreso como fuera de las prioridades del gobierno. Dijo, sin ambages, que no se gastarán más dólares de los impuestos en la atención del clima. Consideramos, declaró, que es un desperdicio del dinero de los ciudadanos.

Esto se aproxima mucho a lo que puede llamarse como la arrogancia presupuestal. Tal vez este rasgo deba ser considerado abiertamente como asunto de la calidad del sistema democrático de una sociedad. Hay siempre un debate implícito que tiene que ver con la consideración de los bienes públicos y los privados. En este terreno la disputa es constante.

Queda para la política pública y para el presupuesto mismo el enorme tema de la provisión de servicios de salud que se enmarca en el proyecto de los republicanos para revocar y remplazar el sistema llamado Obamacare.

El meollo está en la cobertura de tipo universal que se pretende proveer y los costos que puede cubrir la población de menores recursos. El dilema no se resuelve sin encarar el costo real de la salud. El arreglo social para abordarlo tiene que encararse de modo muy distinto a como está ahora planteado en muchos países. En todo caso el sistema siempre discrimina, ya sea por costo y por la prestación de los servicios: la calidad y las colas.

 

 

Publicado enInternacional
Sábado, 11 Marzo 2017 08:40

Un duro golpe para la CIA

Un duro golpe para la CIA

 

La nueva jugada del sitio de filtraciones de gobiernos y grandes empresas WikiLeaks sacudió el tablero global. No sólo la revelación este miércoles de miles de documentos secretos de la CIA, algo inédito en la historia de la agencia. También por lo que los documentos mostraron. Y más aún por las derivaciones políticas de caso, que recién empiezan.

Se trata de una seria de instructivos, escritos en clave informática, con programas de virus y troyanos para pinchar con la última tecnología todo tipo de teléfono, computadora y televisor inteligente, incluyendo comunicaciones justo antes y después de ser encriptadas en smartphones de iPhone y Android por personas que pensaban que sus comunicaciones eran seguras precisamente porque eran encriptadas, lo mismo que los usuarios de Whatsapp y Signal. Los troyanos y virus de la CIA tenían nombre pintorescos Time Stomper o Fight Club, y muchos remiten a bares y bebidas alcohólicas como Jukebox, Bartender, Wild Turkey, y Margarita.

La cosa no terminó ahí. Julian Assange (foto), el líder de WikiLeaks, habló en una videoconferencia de prensa desde la embajada de Ecuador en Londres, donde se asiló hace más de cuatro años para evitar cargos de asalto sexual en Suecia que según él estarían motivados por razones geopolíticas. Assange dijo que el material filtrado circulaba libremente entre ex analistas y contratistas de la CIA y que la fuente era una de esas personas, y que esa persona quería denunciar la irresponsable falla de seguridad de la agencia.

Como podía esperarse ante semejante denuncia, la filtración provocó reacciones en las capitales del mundo. Trump dijo a través de su secretario de prensa, Sean Spicer, que “la filtración debería preocupar a cada estadounidense” y aprovechó para espetarle a la CIA que sus estructuras deben ser renovadas.

El gobierno chino y el gobierno ruso, por separado, expresaron su preocupación. “Debemos tener en cuenta la capacidad de la CIA para interferir comunicaciones,” dijo el canciller ruso Sergey Lavrov. “Cuando tengo una conversación sensible dejo de lado a mi celular.” Los chinos incluso recordaron que varias de sus empresas operan en mundo global, compitiendo con empresas de Estados Unidos, al alcance de estos nuevos chiches de la CIA.

Es que hasta ahora –WikiLeaks prometió seis entregas más de la misma serie de documentos– a diferencia de los documentos de Snowden, el material no incluye operaciones específicas ni nombres de agentes ni víctimas.

Sin embargo, y acá viene la derivación política más significativa, WikiLeaks borró el código de los programas invasivos de sus publicaciones y ofreció públicamente a compartirlos con las empresas de Silicon Valley para que puedan reparar las vulnerabilidades de su sistemas de seguridad. “Considerando lo que pensamos es la mejor manera de proceder y escuchando el pedido de algunos fabricantes hemos decidido trabajar con ellos para darle acceso exclusivo de los detalles técnicos a los que tenemos acceso para que los arreglos se puedan desarrollar e implementar , así la gente puede estar segura”, dijo Assange durante la conferencia de prensa. El gobierno acusó el golpe y Spicer contraatacó. “Cualquiera que esté pensando en trabajar con el señor Assange chequear primero con el Departamento de Justicia de Estados Unidos sobre las repercusiones legal de proceder en esa dirección.”

Assange es un viejo criticó de la connivencia entre Silicon Valley y el Pentágono y le ha dedicado un libro al tema, Cuando Google encontró a WikiLeaks (Clave Intelectual, 2014), donde el autor señala, por ejemplo, que Google Maps es un desarrollo original de la Marina (Navy) estadounidense.

Pero ante la oferta de WikiLeaks y la advertencia de Spicer, Silicon Valley, que había apostado fuerte a favor de la rival de Trump en las elecciones de noviembre, mantuvo un llamativo silencio. Una a una, ante la consulta de los medios, Apple, Google, Microsoft y Samsung, entre otros, callaron o contestaron con evasivas.

 

@santiodonnell

 

Publicado enInternacional
Jueves, 09 Marzo 2017 08:00

Mitades indisolubles

El Paso a la altura del Parque Ascárate (Izq), el Río Bravo al centro y Ciudad Juárez (der).

 

Volando hacia el oeste desde Houston en el pequeño y apretado Embrair, el desierto parece prolongase hasta el infinito, la sabana de arena y los matojos secos que se van sucediendo como si el paisaje árido se copiara a sí mismo en espejos calcinantes. Voy hacia El Paso, situado en una esquina donde se acaba Texas y la raya divisoria enseña que comienza Nuevo México, para hablar en un congreso de literatura organizado por la sede local de la universidad estatal.

Pero la cuña debajo es el estado de Chihuahua, arena desolada también y algunas elevaciones montañosas a lo lejos, mientras el río Grande, como figura en los mapas de Estados Unidos, o río Bravo, como se llama en los de México, discurre entre ambos países de manera casi invisible, a veces pequeños charcos, a veces un hilo de agua entre las piedras. Es en otros trechos de su extenso curso donde los inmigrantes clandestinos buscan atravesarlo a nado, los morrales a la espalda.

A lo largo de los más de 3 mil kilómetros de frontera hay poblaciones a ambos lados que se aproximan, desde San Diego y Tijuana en el Pacífico hasta Brownsville y Matamoros en el Atlántico, pero en ninguna parte como aquí se trata de la misma ciudad dividida en dos mitades, el antiguo poblado de El Paso del Norte, que en tiempo fue uno solo: de un lado El Paso texano, provinciano y apacible, del otro Ciudad Juárez, feroz y multitudinaria.

México para divisar. Tras la malla de acero que marca la línea divisoria, se alza la equis roja de 60 metros de alto del monumento a la mexicanidad, del escultor Enrique Carbajal (Sebastián), como un jack gigante que ha rodado hasta la plaza del Chamizal, un terreno que fue parte del lecho cambiante del río y devuelto a México apenas en 1964. En el centro de la equis hay un ojo que mira de manera enigmática hacia El Paso.

La amiga profesora universitaria que me acompaña en este recorrido a lo largo de la cerca de acero que aparece y desaparece, y a veces es doble, con un espacio intermedio para los vehículos de las patrullas fronterizas, me dice que ella es de los dos lados, y nunca podrá dejar de serlo. Tiene las dos nacionalidades. Vive y da clases en El Paso, sus padres residen del lado mexicano, y hoy asistirá al concierto de José Luis Perales en Ciudad Juárez.

Miles de autos y transportes de carga van y vienen, estudiantes y trabajadores cruzan los accesos peatonales a través de los varios puentes para ir y volver cada día. Hay más católicos en El Paso que en Ciudad Juárez, donde proliferan las iglesias evangélicas. Son mitades indisolubles, me dice la profesora, mientras continuamos este extraño recorrido turístico hecho a iniciativa mía, porque he querido ver dónde es que Trump intenta construir su muro, pagado, según se ufana, por los propios mexicanos.

A lo largo de esta frontera de mar a mar hay infinidad de pasos clandestinos, y centenares de túneles para el contrabando de la droga, que también es arrojada aún con catapultas artesanales.

Según cálculos al vuelo hechos por Trump, su muro costaría 8 mil millones de dólares. Y deberá tener entre 10 y 12 metros de altura, equivalente a un edificio de cuatro pisos, para que sea un muro de verdad. ¿Y cómo lucirá ese muro? Lucirá bien, tan bien como pueda lucir un muro, responde con implacable lucidez. ¿Será de hormigón armado, como el muro de Berlín? Ese dato aún no se revela. De todos modos, un poco más modesto en extensión que la muralla china, con sus 21 mil kilómetros; más baja, sin embargo, que el futuro muro de Trump, pues aquella se eleva apenas siete metros.

El muro de Berlín no corría muy largo, lo suficiente para mantener prisioneros a los habitantes de una mitad de la ciudad, 125 kilómetros de perímetro, con una altura de apenas 3.6 metros, puro hormigón armado. Un muro para no dejar salir a la gente. El de Trump será para no dejar entrar, igual que la muralla China, destinada a impedir el paso de las hordas de mongoles y manchurianos. Inmigrantes mexicanos y centroamericanos, he allí las nuevas hordas que ahora se toparán en medio del desierto con esa alta pared, lisa, inexpugnable, un espejismo sólido.

Lisa, sólida. Interminable, ondulando en la distancia en el paisaje de arena y matojos secos que se divisa desde la ventanilla del avión. Para los amigos residentes en El Paso, mexicanos y latinoamericanos de origen, como la profesora que me acompaña a la excursión, el tema inagotable es el muro de Trump.

Para unos es un muro más bien que físico, ideológico. Trump nunca llegaría a contar en el presupuesto con semejante cantidad de dinero, pues aún dentro de los legisladores republicanos no tiene ese consenso. Un muro construido en la mente. Un muro que excluye, que discrimina, y que se articulará a través de un conjunto de decretos, leyes y medidas administrativas para contener la ola migratoria, y a la vez para buscar cómo expulsar al menos una parte de los 11 millones de inmigrantes ilegales que viven y trabajan dentro de Estados Unidos.

Para otros, se trata de algo imposible, que se quedará en la mente de quienes se aferran a la nación blanca, incontaminada de inmigrantes latinos pobres. Expulsar a tantos millones de ilegales sería una empresa absurda, para la que no darían abasto los 15 mil nuevos agentes de migración que Trump ha ordenado contratar.

Pero estos son otros Estados Unidos, sin duda. No se trata sólo de los inmigrantes, sino de las libertades públicas, de los derechos civiles, del temor a una autocracia.

¿Una autocracia en Estados Unidos? Mis amigos universitarios asienten, ensombrecidos. Ven el peligro cernirse sobre sus cabezas, y tienen la esperanza de que la gente, apoyada en las instituciones, resistirá cualquier embate autoritario.

 

El Paso, marzo de 2017

sergioramirez.com

Facebook: escritorsergioramirez

Twitter: sergioramirezm

Instagram: sergioramirezmercado

 

 

Publicado enSociedad
Imagen ilustrativa : Olivier Douliery www.globallookpress.com

 

El portal de filtraciones Wikileaks ha comenzado este martes a difundir miles de documentos de un programa encubierto de 'hacking' (ataque cibernético) de la CIA, como parte de una serie de siete entregas, llamada 'Vault 7', que ha definido como "la mayor filtración de datos de inteligencia de la historia".

Según ha informado la organización, la CIA perdió recientemente el control de la mayoría de su arsenal de 'hackeo', incluyendo malware, virus, troyanos, sistema de control remoto y documentación asociada, entre otros.

"Esta extraordinaria colección de varios cientos de millones de códigos dan a su poseedor la capacidad de 'hacking' íntegra de la CIA", explica Wikileaks en el comunicado. Así, el archivo parece haber estado circulando de forma no autorizada entre antiguos hackers y proveedores del Gobierno, uno de los cuales le ha proporcionado fragmentos a Wikileaks.

Esta primera entrega, llamada "Year Zero" (Año Cero), comprende 8.761 documentos y archivos, procedentes de "una red aislada y de alta seguridad situada en el Centro de Inteligencia Cibernética de la CIA en Langley, Virginia". La mayoría de los documentos publicados exponen los sistemas de 'hacking', software malicioso y armas cibernéticas empleados por la agencia para el espionaje.

 
Malware para hackear iPhones, Android y Smart TVs, entre otros

 

Wikileaks ha explicado que el arsenal de pirateo desarrollado por la CIA, concretamente por el Engineering Development Group (Grupo de Desarrollo de Ingeniería) ha alcanzado a todo tipo de dispositivos electrónicos y afecta a una amplia gama de productos estadounidenses y europeos, entre ellos el iPhone de Apple y el Android de Google.

 

58bf0324c46188357a8b45be

Imagen ilustrativapixabay.com

 

Los teléfonos infectados envían a la CIA la geolocalización del usuario, sus comunicaciones de audio y textos, y también activan la cámara y el micrófono del aparato. Estas técnicas permiten a la CIA sortear el cifrado de WhatsApp, Signal, Telegram, Wiebo, Confide y Cloackman y recibir cualquier información de móviles 'hackeados' a distancia.

Además, el portal subraya que la CIA ha conseguido infectar Smart TVs para que, incluso estando apagadas, funcionen como micrófonos y, tras grabar las conversaciones que se desarrollan en la sala donde se encuentran, las retransmitan a un servidor de la agencia de espionaje.

 

Windows, McOs, Linux y Solaris, otros de los perjudicados

 

Wikileaks también revela que la agencia "realiza un esfuerzo muy importante para infectar y controlar a los usuarios de Microsoft Windows con su malware", y asegura que la capacidad de espionaje de la CIA también abarca a los sistemas operativos MacOS, Solaris y Linux, entre otros.

En este caso, los malwares pueden estar en dispositivos USB, CD, DVD, en áreas cubiertas en los discos o en sistemas para ocultar datos de imágenes. Además, realizan ataques contra las redes de Internet y sus servidores través de la Network Devices Branch (Red del Sistema de Dispositivos) de la CIA.

 

El consulado de EE.UU. en Fráncfort es una base de hackers de la CIA

 

Según los documentos filtrados, la CIA tiene en la localidad alemana de Francfort uno de sus mayores centros de ciberespionaje (el Agency's Center for Cyber Intelligence Europe Engineering), cuyo radio de acción abarca toda Europa, el Norte de África y Oriente Próximo.

Además, tal y como señala el portal, una vez en Francfort los hackers de la CIA pueden viajar sin ningún control de fronteras a cualquiera de los "25 países europeos que forman parte del espacio Schengen, incluyendo Francia, Italia y Suiza".

 
La proliferación de armas cibernéticas son un grave riesgo

 

Esta primera entrega pone de manifiesto que "las armas cibernéticas, una vez desarrolladas, son muy difíciles de controlar", ya que "las mismas personas que las desarrollan y las utilizan tienen las habilidades para hacer copias sin dejar huellas".

"En los últimos tres años, el sector de inteligencia de EE.UU., que consiste en agencias gubernamentales como la CIA y la NSA - la Agencia de Seguridad Nacional - y sus contratistas, como Booze Allan Hamilton, ha estado sujeto a una serie sin precedentes de filtraciones de datos por parte de sus propios trabajadores", denuncia el portal.

Además, Wikileaks subraya la existencia de un "mercado de vulnerabilidad" global que paga cientos de miles de millones de dólares por copias de esas "armas". Del mismo modo, los contratistas y las empresas que obtienen tales "armas" a veces las utilizan para sus propios fines, obteniendo una ventaja sobre sus competidores en la venta de servicios de "hacking".

 
Los ataques de 'día cero' de la CIA

 

Los 'día-cero' (en inglés, zero-day attacks) son ataques contra una aplicación o sistema que tiene como objetivo la ejecución de código malicioso gracias al conocimiento de vulnerabilidades que, por lo general, son desconocidas para la gente y el fabricante del producto, por lo que no existen parches o sistemas que los combatan.

En este sentido, a raíz de las filtraciones de Edward Snowden sobre la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense, la industria de la tecnología consiguió un compromiso de la administración Obama por el cual el ejecutivo estadounidense informaría de todos los peligros que podían vulnerar la seguridad de estas empresas.

Así, los documentos publicados por Wikileaks exponen no solo el alcance y la dirección del programa de 'hacking' encubierto de la CIA, sino todo un arsenal malicioso que incluye docenas de posibles ataques de 'día cero', a través de fallos de software, contra varios productos.

 

La CIA evita las investigaciones forenses y los anti-virus

 

Según expone Wikileaks, la CIA utiliza malware para ayudar a los investigadores en las escenas de un crimen y, así, eliminar cualquier huella digital de la agencia, del Gobierno estadounidense o de sus empresas afiliadas.

En este sentido, el portal denuncia que la agencia de espionaje estadounidense utiliza mecanismos similares para ocultar sus 'hackeos' y las comunicaciones de malware. Además, los hackers de la CIA habrían desarrollado ataques contra los programas anti-virus más conocidos de las principales compañías informáticas.

Por último, WikiLeaks asegura que, al difundir toda esta documentación, ha tenido cuidado de no distribuir "armas cibernéticas cargadas" hasta que "emerja un consenso sobre la naturaleza política y técnica del programa de la CIA y de cómo tales 'armas' deben ser analizadas, desactivadas y publicadas".

 

 

Publicado enInternacional
Edward Snowden, ex miembro de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, quien se encuentra asilado en Rusia, fue el primero en hacer una filtración a Wilileaks sobre espionaje de Washington

 

El deslactosado Trump se ha enfrascado en la guerra tuitera del Obamagate (https://goo.gl/LAaNm3) al acusar a su antecesor de acecho obsceno, mientras Wikileaks detona la mayor publicación de espionaje en la historia de la humanidad perpetrada por el Centro Cibernético de la CIA, que bautizó como Bóveda 7 y cuya primera parte, Año Cero, consta de 8 mil 761 documentos que rebasan las estrujantes revelaciones de fisgoneo masivo de la NSA filtradas durante tres años por Edward Snowden, asilado en Moscú.

Russia Today resume que “se trata de información sobre el arsenal de ‘ciberarmas’ que usa la CIA para llevar a efecto su hackeo global, del que la agencia perdió el control”: Wikileaks “cuenta con información sobre ‘decenas de miles’ de objetivos de ataques de la CIA en América Latina, EU y Europa”, y denuncia que desde 2001 la CIA ha creado dentro de sí misma una NSA entera en la que trabajan 5 mil piratas informáticos (https://goo.gl/yNZMDV).

Llama la atención que el ciberespionaje de la CIA haya sido facilitado por uno de sus contratistas (sic) a Wikileaks, cuyo fundador sigue asilado en la embajada de Ecuador en Londres. En el arsenal de ciberarmas y “ hackeo global” de la agencia están en la mira Apple, Samsung, Microsoft, Telegram, Whatsapp, Weibo, Confide, Signal, etcétera. ¡Casi toda la humanidad espiada por la CIA! No se salvan Samsung/HTC/Sony, cuando 85 por ciento de los smartphones del mundo operan con dispositivos Android (https://goo.gl/tgjP2H).

La rama de dispositivos remotos de la CIA se llama Resentimiento (Umbrage), que colecta contraseñas y maneja evitar los antivirus y los programas furtivos.

Pregunta tonta: ¿habrán sido espiadas Pemex, Petrobras, Odebrecht y PDVSA, no se diga las sucesivas presidencias de México, Brasil y Venezuela por la ciber-CIA?

¿Cómo responderá el gobierno entreguista/atlantista de Angela Merkel a la exposición de que “el consulado de EU en Fráncfort del Meno cumple la función de centro de hackers de la CIA, desde donde se llevan a cabo operaciones en Europa, Oriente Medio y África”?

Según Wikileaks, los teléfonos infectados envían a la CIA la geolocalización del usuario, sus comunicaciones de audio y textos, y activan la cámara y el micrófono del aparato. Peor aún: la CIA utiliza malware para ayudar a los investigadores en las escenas de un crimen y, así, eliminar cualquier huella digital de la agencia, del gobierno de EU o de sus empresas afiliadas (https://goo.gl/eOJdml). ¡La CIA a cargo de los avernos!

Los rotativos del establishment anti-Trump, tanto NYT (https://goo.gl/BvoDVN) como WP (https://goo.gl/bPLzlx), se encuentran a la defensiva y describen como alegatos (sic) las perturbadoras filtraciones, y hasta acusan a Wikileaks de Julian Assange de subordinación al gobierno ruso. ¡No, bueno!

Supuestamente, la CIA perdió (sic) en fechas recientes el control sobre “la mayoría de su arsenal de hackeo”. What does it mean? ¿Soltó el eje dinástico de los Bush/Clinton, al unísono de Obama y George Soros, a sus lobos cibernéticos para sabotear y desbancar a Trump?

El alemán Kim Dotcom (KD), perseguido en los tribunales de la anglósfera y fundador del portal clausurado Megaupload, hizo varios comentarios demoledores en su cuenta de Twitter: asevera que “las trascendentales filtraciones de la CIA reveladas hoy por Wikileaks suponen el golpe final contra las descontroladas agencias de espionaje de EU que operan contra todos nosotros en todas partes”. ¿Quién protege a los vulnerables ciudadanos de las garras y guerras ciberglobales de la CIA?

KD comenta que “los portavoces en los centros de las fake news tienen un problema.La historia de la CIA es mucho mayor que el invento de Obama/Clinton de los hackers rusos”. En otro tuit, con copia a Trump, KD pregunta sobre la procedencia de las filtraciones de la Casa Blanca, y señala la culpabilidad de la CIA, y no baja de piratas a sus ciberespías que en forma deliberada infringen el copyright de los productos Windows. No es lo mismo hackear cuentas que un vehículo para ordenar el asesinato casi indetectable de los perseguidos por la CIA (https://goo.gl/jFAvXi).

Obama, con su legendaria duplicidad, al haber transformado a la de por sí mancillada CIA en un arma ciberpolítica letal, queda expuesto como el máximo ciberespía de los ciudadanos del planeta entero. Llama mucho la atención que el gobierno de Obama se haya consagrado a fustigar el ciberespionaje de Rusia/China/Irán, dejando de lado su alianza maligna con los centros similares de Gran Bretaña e Israel.

KD se burla del antecesor de Trump: “Obama acusó a Rusia de ciberataques, mientras su CIA convirtió en dispositivos de escucha todos los aparatos electrónicos con conexión a Internet de Rusia. ¡ Wow!” Y denuncia que la CIA convierte televisores inteligentes, iPhones, consolas de videojuegos y otros dispositivos en micrófonos abiertos y cada ordenador con Microsoft Windows del mundo en un programa espía.

KD maneja un tuit alarmante: “la CIA tiene chips de control remoto en carros, camiones, aviones (sic), dispositivos médicos (¡supersic!) y tecnología hospitalaria con potencial homicida”.¡Vaya nivel de misantropía!

Después de avalar la autenticidad de las filtraciones de Wikileaks sobre la CIA, Snowden expone en su cuenta de Twitter la vulnerabilidad crítica de los dispositivos de EU dados a gobiernos extranjeros (sic) para espiar a los periodistas y grupos de derechos humanos.

Pregunta tonta: ¿operarán con tales dispositivos los sucesivos gobiernos del “México neoliberal itamita” en su dualidad PRI/AN?

Poco se sabe en EU sobre su Agencia Federal Privacy and Civil Liberties Oversight Board (Pclob) de cinco miembros (www.pclob.gov), que teóricamente protege la privacidad y otras libertades civiles de las agencias de espionaje y que se ha quedado agónica con un solo miembro (https://goo.gl/ERt4zE).

Desde hace cinco años había delatado el control geopolítico de EU mediante Internet (https://goo.gl/Zd65JN), pero me quedé muy corto frente a la crueldad diabólica de los operadores de la CIA.

Wikileaks concluye su histórico hallazgo con la frase indeleble de Richard Stallman, fundador del GNU (sistema de software libre): con el software existen solamente dos posibilidades: o bien los usuarios controlan el programa o el programa controla a los usuarios. Si el programa controla a los usuarios y el desarrollador controla el programa, entonces el programa es un instrumento de inicuo poder.

Hoy el verdadero poder es ya cibernético. ¿Quién podrá desmontar la letal cárcel cibernética de la dualidad infernal de la CIA y la NSA?

La clave está en descentralizar y democratizar a los desarrolladores y sus programas, lo cual augura la balcanización de Internet (https://goo.gl/Wacclf), que desde su inicio fue un parto distócico de su inventor: el Pentágono, mediante su producto DARPA (https://goo.gl/z3M3p5) y sus ciberguerras, ante lo cual la Unión Europea (ya sin Gran Bretaña), Rusia y China tendrán que tomar medidas precautorias de inmunidad para salvaguardar la privacidad y las vidas en peligro de sus usuarios.

 

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

 

 

Publicado enInternacional
El presidente Donald Trump ayer, en su primera presentación ante una sesión conjunta del Congreso

 

Nueva York.

 

En un mensaje de unidad y fortaleza en su primera presentación ante una sesión conjunta del Congreso, el presidente Donald Trump intentó ofrecer una visión populista centrada en poner a los estadunidenses primero, que incluye controlar la migración, un muro fronterizo, apoyo para la policía y un incremento histórico en el gasto militar.

Aunque asombró su cambio de tono comparado con sus discursos anteriores, sin ataques frontales y convocando al trabajo común entre ambos partidos, en esencia no cambió el contenido de su mensaje, a excepción de la inesperada mención de una reforma migratoria que podría implicar algo aún peor para millones de inmigrantes.

Describió su triunfo electoral como resultado de una rebelión de gente común de todo tipo y color en 2016, que culminó con decenas de millones unidos en una sola demanda: “que América tenía que poner primero a sus propios ciudadanos... porque sólo así verdaderemente podemos ‘volver a hacer grande a Estados Unidos’”.

Con una retórica llena de aspiraciones que en muchos rubros disfrazaba amenazas a inmigrantes, programas sociales, medio ambiente y derechos civiles, Trump festejó sus primeros logros en la Casa Blanca y declaró que es “el inicio de un nuevo capítulo de grandeza americana” donde la antorcha de la verdad, libertad y justicia... será usada para alumbrar al mundo.

Resumió sus logros iniciales como prueba de que cumplirá con sus promesas al pueblo, incluyendo compromisos de varias empresas de invertir y mantener empleos en este país, medidas contra la corrupción en el gobierno, desmantelamiento de regulaciones gubernamentales, autorización de la construcción de oleoductos, retiro del Acuerdo Transpacífico, varias medidas para mejorar la seguridad pública y el nombramiento de un candidato conservador en la Suprema Corte.

Retomando su mensaje electoral, afirmó que durante mucho tiempo se ha permitido el deterioro de la clase media, las zonas marginadas y la infraestructura, mientras el país se ocupaba de un proyecto global detrás de otro.

Sin mencionar a México o a Rusia, Trump giró hacia el sur al continuar con esta narrativa. Afirmó que Estados Unidos defendió las fronteras de otros países, mientras dejamos nuestras propias fronteras ampliamente abiertas para que cualquiera cruzara, y para que las drogas se vertieran en lo que ahora alcanza un volumen sin precedente.

Resaltó que su gobierno ha respondido a las peticiones del pueblo estadunidense para el control migratorio y seguridad fronteriza. Por fin, al hacer cumplir nuestras leyes de migración podremos incrementar salarios, ayudar a los desempleados, ahorrar miles de millones de dólares y hacer más seguras nuestras comunidades para todos. Subrayó: tenemos que restaurar la integridad y el estado de derecho en nuestras fronteras.

Para ello, agregó, pronto iniciaremos la construcción de un gran, gran muro a lo largo de nuestra frontera sur. Se iniciará de manera adelantada a los programas y, cuando sea acabado, será un arma muy efectiva contra las drogas y el crimen.

Sin embargo, sorprendió que de pronto se atrevió a referirse a una reforma migratoria. En el contexto de su prioridad de generar empleo para estadunidenses, propuso sustituir el sistema actual de permitir el ingreso a inmigrantes menos calificados y adoptar en su lugar un sistema basado en el mérito, en el cual quienes desean ingresar tienen que demostrar que podrán sostenerse en términos económicos.

Yo creo que una reforma migratoria real y positiva es posible, siempre y cuando nos enfoquemos sobre las siguientes metas: mejores empleos y salarios para estadunidenses, fortalecer la seguridad de nuestra nación y restaurar el respeto para nuestras leyes, afirmó.

Sin embargo, al abordar el rubro del crimen, informó de la creación de una oficina de asistencia a víctimas de inmigrantes criminales, e identificó a familiares de algunas de estas víctimas que habían sido invitados a sentarse junto a la primera dama Melania Trump.

A la vez, en torno a su promesa de una reconstrucción nacional, adelantó que solicitará del Congreso legislación para producir un billón de dólares de inversión en infraestructura y proceder hacia la anulación y sustitución de la reforma de salud impulsada por su antecesor Barack Obama.

Reiteró sus propuestas de proteger al país del terrorismo islámico radical, justificando sus medidas de una mayor verificación de los que llegan procedentes de países peligrosos. También, resaltó el avance en la destrucción del Estado Islámico, trabajando con aliados, incluyendos países musulmanes.

Indicó que en el presupuesto federal que enviará al Congreso para su aprobación se contempla uno de los incrementos más grandes en gasto de defensa nacional en la historia estadunidense. Subrayó que aunque Estados Unidos debe permanecer como el líder mundial, tenemos que aprender de los errores del pasado y afirmó que se respetará el derecho de toda nación a trazar su propio camino. Añadió que Estados Unidos está dispuesto a encontrar nuevos amigos.

“Mi trabajo no es representar al mundo, mi trabajo es representar a Estados Unidos de América”, afirmó, y agregó que lo que se busca es menor conflicto y la paz a nivel mundial.

Concluyó que sólo con la unidad y bajo la misma bandera –dejando atrás luchas triviales y el pensar pequeño– se puede abrir un nuevo capítulo de “grandeza americana” y convocó a los ciudadanos a “abrazar esta renovación del espíritu americano”.

Con esto, Trump intentó superar sus primeros 40 días de caos interno y expresiones extraordinarias de resistencia y disidencia dentro y fuera del gobierno, y el hecho de que tiene el nivel más bajo de aprobación popular de un presidente nuevo en la historia moderna (la encuesta más reciente es de CBS News, con 39 por ciento).

 
Símbolos

 

Dentro de la Cámara de Representantes hubo expresiones políticas por medio de símbolos, sobre todo en torno a la disputa sobre migración. Legisladores demócratas invitaron a inmigrantes y refugiados, entre ellos un refugiado iraquí que ahora es ciudadano (huésped de la senadora Elizabeth Warren), un traductor para las fuerzas estadunidenses en Irak que fue detenido el mes pasado por la orden ejecutiva antimusulmana, un estudiante de posgrado iraní y varios jóvenes inmigrantes indocumentados conocidos como dreamers.

La Casa Blanca invitó a tres familiares de víctimas de delitos cometidos por inmigrantes indocumentados para ocupar un asiento junto a Melania Trump (también inmigrante).

A la vez, varias legisladoras se vistieron de blanco, el color del movimiento de las mujeres por el voto y otros derechos (las sufragistas), en defensa de los derechos de las mujeres que consideran están bajo ataque por Trump.

 

Calificación: A

 

Más temprano, en una entrevista con el que, dice, es su programa favorito, Fox & Friends, de Fox News, Trump afirmó: “creo que he hecho grandes cosas, pero no creo que yo –yo y mi gente– no creo que lo hemos explicado suficientemente bien al público estadunidense. Creo que me corresponde una A (equivalente a un 10 en calificaciones académicas) en términos de lo que realmente he logrado, pero en términos del mensaje, me daría una C o C+ (un siete)”.

Trump no empezó su día con un mensaje tan cordial. En esa misma entrevista consideró, después de ver sus críticas, que la líder de la minoría demócrata de la cámara baja, Nancy Pelosi, es una incompetente. Indicó que una serie de actos recientes de vandalismo contra centros y cementerios judíos podrían no ser lo que parecen, sino un intento para que el presidente se viera mal, y reiteró que el ex presidente Barack Obama podría estar detrás de algunas de las protestas contra sus políticas.

 

 

Publicado enInternacional