¿Se prepara la Seguridad Nacional de EE.UU. para el próximo colapso de Wall Street?

Se informa de que el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. (DHS) está empeñado en un masivo fortalecimiento militar encubierto. Un artículo de Associated Press de febrero confirmó una orden de compras abierta del DJS por 1.600 millones de cartuchos. Según un artículo de opinión en Forbes, es suficiente para mantener una guerra de la envergadura de la de Irak durante más de veinte años. El DHS también ha adquirido tanques blindados pesados, que se han visto circulando por las calles. Evidentemente alguien en el Gobierno espera una cierta agitación civil. La pregunta es: ¿por qué?

 

Declaraciones recientemente reveladas del ex primer ministro del Reino Unido Gordon Brown durante el clímax de la crisis bancaria en octubre de 2008 podrían ayudar a hallar una respuesta. Un artículo del BBC News del 21 de septiembre de 2013 se basó en una explosiva autobiografía tulada Power Trip del escritor de discursos de Brown, Damian McBride, quien dijo que el primer ministro estaba preocupado de que la ley y el orden podrían colapsar durante la crisis financiera. McBride citó a Brown diciendo:

 

Si los bancos cierran sus puertas, los cajeros automáticos no funcionan y si la gente va a Tesco [cadena de supermercados] y sno aceptan sus tarjetas todo el asunto simplemente estallará.

 

Si no puede comprar alimentos, gasolina o medicinas para sus hijos, la gente simplemente comenzará a romper escaparates y a tomar lo que necesite.

 

Y en cuanto la gente vea eso en la televisión será el fin, porque todos pensarán que ahora eso está bien, que es precisamente lo que todos tenemos que hacer. Será la anarquía. Podría pasar mañana.

 

¿Cómo enfrentar esa amenaza? dijo Brown, "tendremos que pensar: ¿tendremos toques de queda, tendremos que sacar al ejército a las calles, cómo volveremos a imponer el orden?"

 

McBride escribió en su libro Power Trip: "Fue extraordinario ver a Gordon tan totalmente aferrado al peligro de lo que estaba a punto de hacer, pero igualmente convencido de que había que emprender una acción efectiva de inmediato". Comparó la amenaza con la Crisis de los Misiles de Cuba.

 

El temor a esta amenaza fue repetido en septiembre de 2008 por el Secretario del Tesoro de EE.UU. Hank Paulson, quien, según se informa, advirtió de que el gobierno de EE.UU. podría tener que recurrir a la ley marcial si no se rescataba a Wall Street del colapso crediticio.

 

En ambos países se evitó la ley marcial cuando sus gobiernos sucumbieron a la presión y rescataron a los bancos. Pero muchos expertos están diciendo que es inminente otro colapso y esta vez, es posible que los gobiernos no estén tan dispuestos a afrontar la responsabilidad.

 

La próxima vez será diferente

 

Lo que provocó la crisis de 2008 fue un corrimiento, no en el sistema bancario convencional, sino en el sistema bancario en la sombra, una colección de intermediarios financieros no bancarios que suministran servicios similares a los bancos comerciales tradicionales pero no están regulados. Incluyen a los fondos de alto riesgo, los fondos de mercado monetario, los fondos de inversión, los fondos negociables en bolsa, los fondos de participación privada, los corredores intermediarios de valores, compañías de titulización y de finanzas. Bancos de inversiones y bancos comerciales también realizan gran parte de su negocio a la sombra de este sistema no regulado.

 

El casino financiero en la sombra no ha hecho más que crecer desde 2008; y en el próximo colapso al estilo Lehman es posible que no haya rescates gubernamentales disponibles. Según el presidente Obama en sus observaciones sobre la Ley Dodd-Franck el 15 de julio de 2010: "Debido a esta reforma... no habrá más rescates financiados por el contribuyente, punto final".

 

Los gobiernos de Europa también rechazan más rescates. El Consejo de Estabilidad Financiera (FSB) de Suiza ha requerido por ello que bancos sistémicamente arriesgados preparen "testamentos en vida" estableciendo lo que harán en caso de insolvencia. El modelo implementado por el FSB requiere que los bancos "rescaten" a sus acreedores, y resulta que los depositantes constituyen el mayor sector de los acreedores de los bancos.

 

Si los depositantes no pueden acceder a sus cuentas bancarias para obtener dinero para alimentar a sus hijos podrían comenzar a romper los escaparates de los negocios y servirse lo que necesiten. Peor todavía, podrían conspirar para derrocar al Gobierno controlado por los financieros. Véase Grecia, donde la creciente desilusión respecto la capacidad del Gobierno para rescatar a los ciudadanos de la peor depresión desde 1929 ha provocado disturbios y amenazas de derrocamiento violento.

 

El temor a ese resultado podría explicar el espionaje masivo sobre los ciudadanos estadounidenses autorizado por el Gobierno, el uso de drones en el interior y la eliminación del debido proceso y de "posse comitatus" (la ley federal que prohíbe que los militares impongan "la ley y el orden" en propiedad no federal). Las protecciones constitucionales se están descartando a favor de la protección de la clase elitista en el poder.

 

La inminente crisis del techo de la deuda

 

La próxima crisis de la agenda parece ser el plazo del 17 de octubre para ponerse de acuerdo en un presupuesto federal o arriesgarse al impago de los préstamos del Gobierno. Podrá ser pura coincidencia, pero se han programado dos ejercicios a gran escala para el mismo día: el "Ejercicio del Terremoto de la Gran Reorganización" y el "Ejercicio del Ciberataque Bancario Quantum Dawn 2". Según un clip noticioso sobre el ejercicio bancario, los ataques para los que se preparan son de hackers, espionaje patrocinado por el Estado y crimen organizado (fraude financiero). Un entrevistado declaró "Podría ocurrir que vuestra cuenta en línea no funciona... Podría ocurrir que el sistema se ha caído". Suena como un ensayo general para el Gran Rescate de los acreedores de EE.UU.

 

Por ominoso que todo esto parezca, tiene un lado brillante. Los rescates de los acreedores y la ley marcial pueden verse como los estertores desesperados de un dinosaurio. La confabulación financiera explotadora responsable de privar a millones de personas de sus puestos de trabajo y de sus casas ha llegado al final. La crisis del sistema actual representa una oportunidad para soluciones más sustentables que están a la espera.

 

Otros países que enfrentan un colapso de sus monedas prestadas basadas en la deuda han sobrevivido y prosperado emitiendo la suya. Cuando el peso argentino equiparado con el dólar colapsó en 2001, el Gobierno nacional volvió a emitir sus propios pesos; los gobiernos municipales pagaron con "bonos de cancelación de la deuda" que circularon como moneda y los vecindarios comerciaron con monedas comunitarias. Después del colapso de la moneda alemana en los años 20, el gobierno sacó adelante la economía en los años 30 emitiendo billetes "MEFO" que circularon como moneda. Cuando a Inglaterra se le acabó el oro en 1914, el gobierno emitió "libras Bradbury" similares a los greenbacks emitidos por Abraham Lincoln durante la Guerra Civil de EE.UU.

 

Actualmente nuestro Gobierno podría evitar la crisis del techo de la deuda haciendo algo semejante: simplemente podría producir algunas monedas de billones de dólares y depositarlas en una cuenta. Esa alternativa podría ser utilizada por el Gobierno de inmediato, sin ir al Congreso o cambiar la ley, como mencioné en un artículo anterior. No tiene que ser inflacionaria, ya que el Congreso todavía podría gastar solo lo que corresponda a su presupuesto. Y si el Congreso expandiera su presupuesto para infraestructura y creación de empleos, eso podría ser realmente bueno para la economía, ya que acaparar dinero y pagar préstamos ha limitado significativamente el suministro de dinero en circulación.

 

Comercio entre pares y bancos públicos

 

En el ámbito local tenemos que establecer un sistema alternativo que provea seguridad para los depositantes, financie empresas pequeñas y medianas y sirva las necesidades de la comunidad.

 

Ya se ha hecho mucho progreso en ese frente en la economía entre pares. En un artículo del 27 de septiembre titulado "Economía entre pares prospera mientras activistas desocupan el sistema", Eric Blair informa de que el Movimiento Ocupa está involucrado en una revolución pacífica en la cual la gente está abandonando el sistema establecido a favor de una "economía participativa". El comercio tiene lugar entre individuos, sin impuestos, regulaciones o licencias y en algunos casos sin moneda emitida por el Gobierno.

 

El comercio entre pares tiene lugar sobre todo en internet, donde los comentarios de los clientes, en lugar de la regulación, mantienen la honestidad de los vendedores. Comenzó con eBay y Craigslist y ha crecido exponencialmente desde entonces. Bitcoin es una moneda privada fuera de los ojos inquisidores de los reguladores. Se está preparando un software que evita el espionaje de la NSA. Los créditos bancarios son se evitan y se utiliza el crowdfunding. Las cooperativas alimentarias locales también son una forma de optar por no participar en el sistema corporativo-gubernamental.

 

El comercio entre pares funciona en el intercambio local, pero también necesitamos una manera de proteger nuestros dólares, públicos y privados. Necesitamos dólares para pagar por lo menos algunas de nuestras cuentas, y las empresas los necesitan para adquirir materias primas. También necesitamos una manera de proteger nuestros ingresos públicos, que actualmente están depositados e invertidos en bancos de Wall Street que tienen una fuerte exposición a productos derivados.

 

Para enfrentar esas necesidades, podemos establecer bancos de propiedad pública siguiendo el modelo del Banco de Dakota del Norte, que es actualmente nuestro único banco de depósitos de propiedad estatal. El BND está obligado por la ley a recibir todos los depósitos del Estado y servir el interés público. Idealmente, cada Estado debería tener una de esas "mini reservas federales". Los condados y ciudades también podrían tenerlos. Para más información, vea http://PublicBankingInstitute.org .

 

Durante décadas se ha informado sobre preparativos para la ley marcial y todavía no ha tenido lugar. Por suerte, podemos dejar de lado el peligro orientándonos hacia un sistema más sano, más sustentable, que haga que no sea necesaria la acción militar contra ciudadanos estadounidenses.

 

Ellen Brown es abogada y presidente del Public Banking Institute, http://PublicBankingInstitute.org . En Web of Debt, muestra cómo un cartel privado ha usurpado el poder de crear dinero de la propia gente, y cómo, nosotros el pueblo, podemos recuperarlo. En In The Public Bank Solution, su último libro, explora exitosos modelos de banca pública histórica y globalmente. Sus blogs están en EllenBrown.com.

 

Global Research

Traducido para Rebelión por Germán Leyens

 

Sus sitios en la web son http://webofdebt.com y http://ellenbrown.com .

Fuente: http://www.globalresearch.ca/martial-law-and-the-economy-is-homeland-security-preparing-for-the-next-wall-street-collapse/5353267

Publicado enInternacional
 Brasil acusó a Canadá de espionaje energético

"Urge que Estados Unidos y sus aliados pongan fin a sus acciones de espionaje de una vez por todas", expresó Dilma Rousseff. El canciller brasileño Figueiredo pidió explicaciones al embajador de Canadá en Brasilia.

 

El gobierno brasileño reaccionó ayer duramente ante el presunto espionaje por parte de Canadá. La información fue revelada por el programa Fantástico de TV Globo el domingo, que mostró una presentación de la Agencia Canadiense de Seguridad en Comunicación (CSEC) que le fue entregada por el ex agente de los servicios secretos estadounidenses Edward Snowden. Según lo emitido por la cadena brasileña, la red de comunicaciones del Ministerio de Minas y Energía de Brasil fue investigada en forma detallada, con información sobre llamadas telefónicas, intercambio de correos electrónicos y utilización de Internet. "Urge que Estados Unidos y sus aliados pongan fin a sus acciones de espionaje de una vez por todas", expresó la presidenta Dilma Rousseff. Por su parte, el canciller brasileño, Luiz Alberto Figueiredo, llamó al embajador de Canadá en Brasilia, Jamal Khokhar, para pedirle explicaciones sobre las denuncias y expresarle su repudio. También se pronunció el vicepresidente Michel Temer, quien calificó de muy indeseable el espionaje energético realizado a Brasil. "Brasil ya dio una palabra sobre este tema y esperamos que los organismos internacionales cuiden de este asunto con la seriedad que merece", dijo.

 

La mandataria manifestó que las denuncias confirman que las acciones de espionaje son motivadas por razones económicas y estratégicas, y exigió que se termine con esa práctica. Asimismo le pidió al ministro de Minas y Energía, Edison Lobao, que refuerce la seguridad de las comunicaciones del ministerio e implemente una rigurosa evaluación de los sistemas de seguridad. El programa dominical reveló que Snowden tuvo acceso al material durante una reunión del grupo conocido como Five Eyes ("Cinco Ojos"), integrado por las agencias de inteligencia de Australia, Canadá, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Reino Unido. "Todo indica que los cinco gobiernos y las millares de empresas que prestan servicios de comunicaciones tienen amplio acceso a los datos de la NSA", afirmó Rousseff al respecto.

 

Las primeras sospechas sobre un posible espionaje industrial surgieron el mes pasado, cuando los documentos de Snowden revelaron que la NSA capturó datos de las comunicaciones de Petrobras, compañía controlada por el Estado con importantes yacimientos de petróleo en el litoral brasileño. La directora de esa compañía, Maria das Graças Foster, declaró que las grandes reservas de hidrocarburos causan interés en otros países, y esto explicaría los numerosos casos de espionaje revelados por Snowden. La mandataria consideró estas denuncias más graves incluso que el espionaje supuestamente realizado por la NSA a la propia Rousseff y a sus asesores personales, también revelado por la prensa brasileña a partir de los documentos secretos en poder de Snowden.

 

La red de comunicaciones que fue blanco del espionaje es usada por el ministro para contactarse con las empresas estatales Petrobras y Electrobras, por la Agencia Nacional de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (ANP), por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) y para hablar con Rousseff. De acuerdo con los documentos de Snowden, Canadá se valió de un programa de espionaje llamado Olympia, mediante el cual consigue monitorear las telecomunicaciones de las autoridades brasileñas.

 

Según la Cancillería, Figueiredo le dijo a Khokhar que los hechos denunciados son graves e inaceptables por constituir una violación de la soberanía nacional y de los derechos de las personas y empresas. Lobao, por su parte, comunicó que su cartera considera grave la invasión de los sistemas de comunicación y almacenamiento de datos. "Esta acción sugiere la intención de obtener informaciones estratégicas relacionadas con las áreas que corresponden a la cartera y merecen nuestro repudio", opinó. Ese ministerio regula las concesiones petroleras, de yacimientos minerales, las obras de las grandes hidroeléctricas y gestiona todo el sistema eléctrico de Brasil.

 

Canadá es uno de los mayores inversores en minería en Brasil, donde se han implantado 55 compañías de ese país dedicadas a la explotación, 45 de equipamientos y veinte de servicios relacionados con el sector. Brasil es el mayor productor mundial de niobio, el segundo de hierro, manganeso, tantalita, y el tercero de bauxita, según datos del Instituto Brasileño de Minería (Ibram). Además es un importante productor de oro, níquel, magnesio, caolín y estaño, entre otros minerales, un sector cuya regulación y concesiones dependen del Ministerio de Minas y Energía.

 

Consultado por Fantástico, el gobierno canadiense dijo que no comenta temas de seguridad ni de inteligencia en el exterior. Igual respuesta dieron Washington y la NSA. Las denuncias se suman a las obtenidas por el mismo programa en julio pasado, cuando documentos de Snowden revelaron el espionaje sistemático de Estados Unidos a ciudadanos brasileños y a empresas extranjeras que operaban en el país, a Petrobras y a la presidenta Rousseff.

 

Por esos casos, Rousseff elevó su protesta hasta la Asamblea General de la ONU por este caso de espionaje, que consideró una violación de la soberanía de su país, una afrenta y una falta de respeto que no podía justificarse en la lucha contra el terrorismo.

 

El domingo, la presidenta anunció que su gobierno enviará en los próximos días al Congreso una nueva legislación sobre Internet, que servirá de base para elaborar una propuesta de regulación internacional del sector que será presentada a Naciones Unidas. Debido a la sospecha de espionaje, y por entender que el gobierno del presidente estadounidense Barack Obama no dio suficientes explicaciones, la mandataria brasileña decidió postergar la visita de Estado a Wa-shington inicialmente programada para el 23 de octubre.

Publicado enInternacional
Lunes, 07 Octubre 2013 08:11

American Curios

American Curios

Dicen que la mujer que provocó alarma el pasado jueves al lado de la Casa Blanca y que fue perseguida de ahí hasta llegar cerca del Congreso, donde minutos después fue abatida a balazos por policías, tenía "problemas sicológicos". Dicen que padecía depresión y otros trastornos, y entre las versiones que han surgido dicen que sospechaba que el presidente Barack Obama la espiaba. Una loca, dicen.

 

El viernes, un hombre en el gran parque en el centro de Washington, entre el Capitolio y el monumento a Washington, se roció gasolina y se prendió fuego. Varios intentaron rescatarlo de las llamas. Al día siguiente, murió. Otro loco.

 

Un par de semanas antes, un hombre armado ingresó a la base naval en Washington y empezó a disparar al azar provocando pánico, al grado de que el comandante de las fuerzas navales fue desalojado de la base (quién sabe qué pasó con esa regla de que el capitán es el último en abandonar el barco cuando se está hundiendo) y provocó que buena parte de la ciudad fuera puesta en alerta. Doce murieron y otros sufrieron heridas. Aparentemente, el ex reservista naval y después contratista se sentía atacado por una especie de ondas de radio. Otro loco.

 

En tanto, en la última semana, un pequeño grupo de legisladores ultraconservadores paralizó buena parte del gobierno cuando obligó a sus líderes en la cámara baja a no aprobar el presupuesto federal antes del inicio del año fiscal (primer día de octubre). Todo por el bien del pueblo, dicen, porque se oponen a una diluida reforma de salud que ofrece seguros a unos 30 millones de conciudadanos que no tienen un salvavidas en este país, donde la salud antes que nada es negocio.

 

Aunque pareciera que no hay gran impacto por esta clausura parcial del gobierno federal –cierres de museos públicos, monumentos como los de Washington y Lincon, o la Estatua de la Libertad–, los que más sufren, para variar, son los más vulnerables: los programas de asistencia a mujeres y niños necesitados están suspendidos, el procesamiento de solicitudes de crédito para pequeños comerciantes, los 800 mil empleados federales enviados a casa sin pago, otro millón que está trabajando sin pago, incluidos los policías del Capitolio, entre otros, y agencias como la de atención a la salud, de alimentos y drogas, y las encargadas de enfrentar desastres naturales... la lista es larga. Pero, según este ataque de la derecha en Washington, lo que están defendiendo es la libertad ante el complot casi comunista de ofrecer mayor acceso a servicios de salud a los que no lo tienen.

 

A la vez, casi todos los días se revela más del vasto aparato de espionaje estadunidense sobre sus ciudadanos, así como de buena parte del mundo, por medio de sistemas que interceptan llamadas, cada interacción en la Internet (90 por ciento de las comunicaciones mundiales por Internet cruzan Estados Unidos, por eso tienen tal acceso), todo en nombre de la protección de este país ante amenazas de todas partes. Hay que vigilar a todos.

 

Por otro lado, muchos creen que el gobierno federal, los negros y los inmigrantes en este país son la peor amenaza, más que los "terroristas" extranjeros. De hecho, según el Southern Poverty Law Center, que vigila este fenómeno, el número de agrupaciones de "odio" (neonazis, Ku Klux Klan, nacionalistas blancos, skinheads, vigilantes fronterizos, entre otros) se ha incrementado 67 por ciento desde el año 2000, a un total de mil siete, nutrido por condiciones económicas y la reducción de la mayoría blanca en la población, entre otros factores. Además, el número de grupos "patriota" antigobierno, incluidas milicias armadas, se ha incrementado 813 por ciento desde la primera elección de Barack Obama: de 149 en 2008 a mil 360 en 2012, fenómeno alimentado por políticos y figuras en los medios que promueven propaganda antimigrante y teorías de conspiración.

 

Además de que cada una de estas noticias provoca casi la misma reacción de que son locuras de diferente tipo, al contraponer los que parecen ser incidentes de locura individual con las locuras oficiales, uno no sabe cuáles son peores o más disfuncionales, estos individuos o todo Washington.

 

Pero hay más hechos que vinculan estas locuras: los políticos que han clausurado el gobierno son los mismos que han evitado cualquier intento por imponer mayor control sobre las armas de fuego en un país donde más de 32 mil personas mueren cada año por balas. De hecho, más personas han muerto por armas de fuego en los últimos 45 años que el total de muertos estadunidenses en todas las guerras de Estados Unidos desde 1775 (casi 213 mil más que el total de las guerras), reporta el periodista Henry Porter en The Observer. Por otro lado, si la mujer sufría paranoia de que Obama la estaba vigilando, pues resulta ser, tras las revelaciones de Edward Snowden, que tal vez tenía razón. El Estado, aparentemente, vigila a casi todos. Mientras el gobierno habla de defender a la clase media, se reportan los índices más altos de desigualdad económica a causa de las políticas económicas oficiales. Por otro lado, se construyen muros y se deporta a más inmigrantes que nunca, lo que alimenta un clima antimigrante y racista.

 

Aunque no se sabe qué llevó al hombre a incendiarse en medio de Washington, es indudablemente un acto de extrema desesperacion. Entre la situación económica, la constante sensación de "amenaza" generada por la llamada "guerra contra el terrorismo" donde todos, incluidos los ciudadanos estadunidenses, están aparentemente bajo sospecha (cada uno de los incidentes de violencia es, primero que nada, sospechoso de "terrorismo"), la desesperación se generaliza con encuestas que revelan índices cada vez más altos de ira y frustración con el gobierno, y esto también se manifiesta en el creciente número de agrupaciones de odio en el país.

Todo indica que habrá más locura. Algunos dicen que los locos han tomado control del manicomio.

Publicado enInternacional
Domingo, 29 Septiembre 2013 09:39

"El gobierno de EE.UU. trata de asustarnos"

"El gobierno de EE.UU. trata de asustarnos"

Su trayectoria profesional va mucho más allá del caso de las revelaciones del ex agente de la CIA y de la NSA Edward Snowden. Es un actor central en la trama mundial de espionaje.

 

Desde Río de Janeiro

 

Los drones, la lucha contra el terrorismo, la nefasta herencia de la administración del ex presidente norteamericano George Bush, las zonas oscuras de la administración de Barack Obama y el espionaje globalizado montado por Estados Unidos a partir del dispositivo Prisma. Glenn Greenwald conoce esos temas con el rigor y la pasión que le confieren su compromiso y una trayectoria profesional que va mucho más allá del caso de las revelaciones del ex agente de la CIA y de la NSA Edward Snowden. Glenn Greenwald es el segundo actor central de esta trama de espionaje: es este periodista quien, mes tras mes, destila en The Guardian el contenido del enorme dossier que Edward Snowden le entregó en Hong Kong antes de refugiarse en Rusia. Snowden no lo eligió por azar. Greenwald es un reputado autor de investigaciones que sacudieron el sistema político norteamericano y lo convirtieron en uno de los 50 comentaristas más influyentes de Estados Unidos.

 

Quienes conocen su nombre a través de Snowden y el tentacular espionaje de Prisma ignoran la sólida trayectoria que lo respalda. Abogado de profesión, en 2005 Greenwald dejó su carrera de representante de bancos y de grandes empresas y se lanzó en la defensa de los derechos cívicos, las libertades públicas y las investigaciones de alto vuelo. Ese mismo año, un caso de espionaje por parte de la NSA revelado por The New York Times lo propulsó a través de su blog, How Would a Patriot Act, que luego se volvería un libro, How Would a Patriot Act? Defending American Values from a President. Al año siguiente, este activista riguroso publicó un libro feroz sobre la espantosa herencia de la administración Bush, A Tragic Legacy: How a Good vs. Evil Mentality Destroyed the Bush Presidency. En 2008 le siguió otro libro acerca de los mitos e hipocresías de los republicanos, Great American Hypocrites: Toppling the Big Myths of Republican Politic, y en 2012 otra obra cumbre sobre la forma en que la ley es utilizada para destruir la igualdad y proteger al poder: With Liberty and Justice for Some: How the Law Is Used to Destroy Equality and Protect the Powerful.

 

Entre libro y libro, Greenwald llevó a cabo investigaciones explosivas sobre WikiLeaks, Julian Assange, y el soldado Bradley Manning, el militar que le entregó a Assange los cables secretos. Premiado varias veces por su trabajo, Glenn Greenwald define al periodismo de una manera militante: "Para mí, el periodismo es dos cosas: investigar hechos sobre las actividades de la gente que está en el poder, y plantearle límites".

 

Este es el hombre a quien, en mayo de este año y luego de que The Washington Post haya rehusado publicarlos, Edward Snowden le entregó los documentos del abismal espionaje estructurado por la NSA a través del dispositivo Prisma con la colaboración de las empresas privadas como Google, Facebook, Yahoo!, Microsoft y tantas cosas. Glenn Greenwald vive en Brasil dese hace varios años. El doble caso Snowden y Prisma cambió muchas cosas de su vida. Su compañero, David Miranda, fue detenido e interrogado en Londres durante muchas horas en virtud de una ley antiterrorista. Ambos saben que sus conversaciones y sus gestos están celosamente vigilados. Se adaptaron a esa vida sin renunciar por ello a continuar el trabajo de denuncia.

 

En esta entrevista exclusiva realizada en Río de Janeiro por Página/12, Glenn Greenwald revela aspectos inéditos sobre Edward Snowden, cuenta las dificultades de su vida y corre un poco más el telón sobre la nueva industria norteamericana: espiar a cada ciudadano del mundo.

 

–Estados Unidos argumenta que el espionaje planetario apunta a luchar contra el terrorismo. Sin embargo, la lectura de los documentos que Snowden le entregó a usted no aporta esa prueba.

–Si miramos los últimos 30 años, y sobre todo desde los atentados del 11 de septiembre, hay una idea que los norteamericanos quieren aplicar: utilizar el terrorismo mundial para que la gente tenga miedo y actuar con las manos libres. Es una excusa para torturar, secuestrar y arrestar. Ahora están utilizando la misma excusa para espiar. Los documentos sobre la manera en que Estados Unidos espía y sus objetivos poco tienen que ver con el terrorismo. Muchos tienen que ver con la economía, las empresas y los gobiernos, y están destinados a entender cómo funcionan esos gobiernos y esas empresas. La idea central del espionaje es ésa: controlar la información para acrecentar el poder de Estados Unidos alrededor del mundo. En los archivos de la NSA hay documentos sobre el terrorismo, pero no son la mayoría. El gasto de millones de dólares para coleccionar toda esta información contra el terrorismo es una broma. Espiar a Petrobras, a Al Jazeera o a la OEA; esos objetivos nada tienen que ver con el terrorismo. El gobierno está tratando de convencer a la gente de que debe renunciar a su libertad a cambio de estar más segura, trata de asustar y hacer creer que sacrificar la libertad es algo necesario para estar a salvo y protegido de las amenazas que vienen de afuera.

 

–El paso que dio Edward Snowden al haberle suministrado los documentos sobre la manera en que Washington espiaba al planeta entero es sorprendente. ¿Cómo se explica que alguien tan joven, que formaba parte del aparato de inteligencia, optara por ese camino?

–Hay ejemplos en la historia en que la gente sacrifica sus propios intereses para poner término a muchas injusticias. Las razones por las cuales actúan así son complicadas, complejas. En este caso, hay dos cosas importantes: una es que Snowden valora al ser humano y los derechos. Snowden tenía las cosas claras: o continuar con este sistema, perpetuar este mundo destruyendo la privacidad de cientos de millones de personas en el planeta, o, mejor, romper el silencio y actuar contra estos abusos. Creo que Snowden comprobó que si hubiese seguido permitiendo la existencia de este sistema no hubiese podido seguir viviendo con la conciencia tranquila el resto de su vida. El dolor, la vergüenza, el remordimiento y el arrepentimiento como sentimientos para el resto de sus días le daban miedo. Era demasiado grave para guardarlo en su conciencia. Vio que no había muchas opciones y que debía tomar partido. Lo otro importante es que Snowden tiene 30 años, su generación creció con Internet como una parte central de sus vidas. La gente un poco más mayor no se da cuenta de la importancia de Internet para la existencia de las personas. Snowden me dijo que Internet le ofreció a su generación todo tipo de ideas, campos de exploración, contactos con otras personas en el mundo y una capacidad de entendimiento inéditos. Entonces decidió protegerlo. No quería vivir en un mundo en el que todo esto desapareciera, en donde la gente no pudiese utilizar Internet nunca más.

 

–Pero Snowden fue sin embargo un hombre del sistema.

–Sí, pero era muy joven cuando empezó. Tenía 21 años. Con el correr del tiempo fue cambiando sus puntos de vista sobre el gobierno de Estados Unidos, la NSA, la CIA. Snowden cambió de forma gradual, progresiva. Empezó a darse cuenta de que esas instituciones que pretendían hacer el bien no estaban haciendo el bien sino el mal. Snowden me dijo que, a partir de 2008 y 2009, ya pensó en convertirse en un filtrador de documentos. Como muchas otras personas en el mundo, Snowden también pensó que la elección de Barack Obama iba a conducir a que los abusos se atenuasen. Confiaba en eso. Pensó que Obama revertiría el proceso, que sería diferente y mejor, pero se dio cuenta de que no era así. Esa fue una de las razones. Tomó conciencia de que Obama no arreglaba nada, más bien Obama siguió perpetuando el imperio norteamericano.

 

–El poder de Estados Unidos es prácticamente sin límites a partir del control de las tecnologías de la información. Muchos piensan que, de alguna manera, Obama es peor que Bush.

–Es difícil decir que Obama es peor que Bush. No hace falta que Obama diga: "Espiemos más". Desde luego, Obama tiene una parte de responsabilidad en el crecimiento de este sistema de espionaje. Obama continuó con las mismas políticas de antes, pero cambió el simbolismo y la imagen. Creo que el escándalo que provocó la filtración de estos documentos cambió la visión que la gente tenía de Barack Obama. Snowden y yo pasamos mucho tiempo en Hong Kong hablando sobre lo que iba a pasar con las revelaciones. No podíamos calcular las consecuencias. Teníamos conciencia de la importancia, pero pensábamos que podía haber una reacción apática. Pero desde que se publicó la primera historia el interés sigue creciendo. Esto se está convirtiendo en una traba para que los gobiernos sigan abusando de su poder, para continuar actuando en secreto. Pero hay individuos como Snowden, como el soldado Bradley Manning, o entes como WikiLeaks, que sacan a la luz la información. Julian Assange es un héroe por el trabajo que hizo con WikiLeaks. En muchos sentidos, fue él quien hizo que esto fuera posible, fue Assange quien planteó la idea según la cual, en la era digital, para los gobiernos era muy difícil proteger sus secretos sin destruir otra privacidad. Esa es la razón por la cual el gobierno de EE.UU. está en guerra contra las personas que hacen eso: quieren asustar a otros individuos que estén pensando en hacer lo mismo en el futuro. Yo me apoyé en el coraje de Snowden para publicar estos documentos. Edward Snowden es hoy una de las personas más buscadas del mundo, es probable también que pase los próximos 30 años en la cárcel. Lo que llevó a cabo Snowden es una de las cosas más admirables que he visto hacer a alguien en nombre de la justicia.

 

–Los gobiernos de la Argentina, el Brasil, al igual que otros Estados en el mundo, están empujando para romper el cerco del espionaje y el control casi absoluto que Estados Unidos tiene sobre Internet. ¿Cuál es para usted la solución?

–Yo creo que la solución sería crear un lobby entre los países, que los países se unan para ver cómo construir nuevas pasarelas para Internet que no permitan que un país domine completamente las comunicaciones. El problema radica también en que cada país empieza a tener más control sobre Internet, y eso puede hacerlos caer en la tentación de hacer lo mismo que los Estados Unidos: intentar monitorear e utilizar Internet como una forma de control. Hay una conciencia real de que la Argentina y el Brasil están construyendo una Internet propia, lo mismo que la Unión Europea, algo que hasta ahora sólo había hecho China. Pero el riesgo está en que estos gobiernos imiten a Estados Unidos: crear sus propios sistemas no ya para permitir la privacidad de sus ciudadanos, sino para comprometerla. Eso es un peligro. Es importante tener la garantía de que el control que ostenta Estados Unidos sobre las comunicaciones no termine en una transferencia a otros poderes. Leí un documento en el diario The New York Times en el que se mostraba el inmenso poder e influencia que EE.UU. tiene gracias a detentar el control de los servicios de Internet. De hecho, Estados Unidos inventó Internet. Muchos países se dieron cuenta de que no serán capaces de garantizar su confidencialidad si siguen usando sistemas que se apoyen en servidores norteamericanos.

Publicado enInternacional
La NSA hizo perfiles de ciudadanos cruzando sus datos personales

 

La Agencia Nacional de Seguridad (NSA) ha elaborado durante los últimos años amplios perfiles sociales y personales de ciudadanos estadounidenses mediante el cruce de información privada obtenida a partir de sus bases de datos y de sus programas de vigilancia. Se trata de la última revelación de las cuestionables prácticas de espionaje de la NSA ejercidas sobre sus compatriotas obtenida gracias a las filtraciones del exanalista de la CIA, Edward Snowden, y que este sábado ha publicado The New York Times.


De acuerdo con la documentación obtenida por el diario, desde 2010, la agencia de espionaje desarrolló un complejo sistema de cruce de información a gran escala mediante la conexión de llamadas telefónicas, correos electrónicos, situación geográfica conseguida a través de GPS, cuentas bancarias, perfiles de redes sociales o registros de votantes, que le permitía obtener un análisis y una predicción de la conducta y el comportamiento de los ciudadanos titulares de esos datos. El único requisito para poder interconectar toda esta información privada era que el sujeto estuviera "relacionado directa o indirectamente con una persona o una organización extranjera y que fuera de interés para los servicios de inteligencia", según The Times.


"Las llamadas telefónicas y los correos electrónicos permiten a los analistas identificar a amigos y otras personas relacionadas con sus titulares, detectar dónde se encuentran en un momento determinado, obtener pistas sobre su afiliación política o religiosa y lograr información de interés a través de sus llamadas a su psiquiatra, los mensajes a un amante o la comunicación con un sospechoso", señala The New York Times.


Aunque este sistema, según el artículo, fue establecido, en principio, para establecer una red de datos amplia que permitiera obtener una extensa información sobre las actividades en EE UU de individuos relacionados con extranjeros sospechosos, en este cruce de datos también se incluyó a ciudadanos estadounidenses, sin importar si estaban involucrados en acciones ilegales o no. De acuerdo con un memorándum de la NSA de 2011, la agencia indicaba a sus analistas que estaban autorizados a rastrear los contactos de estadounidenses "siempre que ofrecieran una justificación relacionada con la inteligencia exterior". "Lo que podía abarcar desde lazos con el terrorismo, la proliferación de armas, el narcotráfico, espionaje o conversaciones con diplomáticos o políticos", explica el diario neoyorquino.


Estas nuevas revelaciones de la laxitud legal con la que la NSA ha estado recopilando información en los últimos años, ahondan en la polémica que las filtraciones de Snowden, que ahora se encuentra en Rusia gracias al asilo temporal concedido por el Gobierno de Vladimir Putin, han encendido sobre el equilibrio entre la seguridad y el derecho a la privacidad de los ciudadanos. Esta misma semana un grupo bipartito de senadores ha introducido en la cámara Baja una propuesta de ley para otorgar más transparencia al polémico programa de rastreo de llamadas telefónicas que filtró Snowden a principios del pasado mes de junio y que fue el detonante del escándalo sobre las prácticas de la NSA.


El propio presidente estadounidense, Barack Obama, anunció en agosto una serie de medidas para garantizar la limpieza y revisar la legalidad de los sistemas de vigilancia de su Administración a las que se refirió durante su intervención esta semana en la Asamblea General de Naciones Unidas, tras ser interpelado –aunque no de manera directa- por su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, que condenó enérgicamente el espionaje ejercido por EE UU a otros países, entre ellos el suyo, y que abogó por el desarrollo de mecanismos que permitan un mayor control de Internet para impedir estas prácticas.


Los últimos documentos filtrados por Snowden no establecen cuántos estadounidenses han sido objeto del cruce de datos masivo denunciado por The New York Times, pero sí dejan constancia de la importancia que la NSA otorga a esta técnica, para la que ha desarrollado, según la información, un sofisticado software.

Publicado enInternacional
Viernes, 20 Septiembre 2013 08:35

El espionaje es parte de la guerra total

El espionaje es parte de la guerra total

La decisión de la presidenta Dilma Rousseff de aplazar su visita a Estados Unidos por el espionaje que realiza en Brasil la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) es apenas la parte más visible de la disputa geopolítica que sucede en la región sudamericana. Antes de comunicar la suspensión del viaje, recibió presiones diversas y opuestas, entre ellas la del ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva, quien exigió explicaciones al gobierno de Barack Obama.

 

En realidad Rousseff tenía pocos chances de mantener su viaje a Washington luego de las movilizaciones de junio que diezmaron su popularidad y pusieron a su gobierno bajo escrutinio público. Estrechar la mano del presidente responsable del espionaje a sus comunicaciones personales y a la cuarta petrolera del mundo, Petrobras, hubiera puesto en riesgo el incipiente repunte de sus niveles de aprobación a un año de las elecciones presidenciales.

 

El distanciamiento tiene un elevado costo político para la Casa Blanca luego de la compleja situación que atraviesa a raíz del fracasado intento de atacar Siria. Estados Unidos necesita mantener una relación cordial con Brasil, de quien dice en público que es un aliado estratégico, pero en realidad lo considera el único país capaz de liderar la región y evitar desbordes contra sus intereses.


Desde que el domingo 1º de septiembre la Red Globo aseguró que Edward Snowden, ex agente de la CIA, tenía datos que apuntaban a que la estatal Petrobras había sido objeto de espionaje por la NSA, Rousseff no ocultó la indignación de su gobierno. "Es evidente que el motivo del espionaje no es la seguridad o el combate al terrorismo, sino intereses económicos y estratégicos" ( Valor, 10 de septiembre de 2013). De ese modo salía al paso a la ridícula excusa de la agencia estadunidense.


En efecto, todo apunta al interés por Petrobras. Tres especialistas consultados por el diario O Globo coinciden en esa apreciación. Armando Guedes Coelho, presidente de Petrobras entre 1988 y 1989, destacó que la empresa es líder mundial en exploración en aguas ultraprofundas y que realiza más perforaciones que "Shell, Exxon y BP juntas". El interés para la Casa Blanca sería conocer las reales reservas existentes en las costas de Brasil y de África, porque pueden "alterar la actual geopolítica del petróleo", ya que los suministros pasarían a ser generados "en áreas sin grandes conflictos políticos" ( O Globo, 9 de septiembre de 2013).


Otros especialistas, como el director del Centro Brasileño de Infraestructura, señalan que el principal interés es "robar secretos tecnológicos" para que "las empresas estadunidenses puedan explorar en cualquier lugar del mundo, como Alaska". En tanto, fuentes de la Agencia Nacional de Petróleo estiman que un interés adicional del espionaje es tener información privilegiada sobre las subastas de bloques petrolíferos que realiza el Estado brasileño.


En respuesta, el gobierno brasileño decidió estrechar lazos con Argentina para colaborar en ciberdefensa. El ministro de Defensa, Celso Amorim, dijo en Buenos Aires que "Brasil considera fundamental iniciar un proceso de cooperación en el área de la defensa cibernética con su principal aliado estratégico". Agregó que "es tal vez la más importante área para la defensa en el siglo XXI", porque cada vez será más difícil usar armas convencionales, mientras que "las cibernéticas pueden ser armas de destrucción masiva" ( O Globo, 13 de septiembre de 2013).


El reciente encuentro de los ministros de Defensa de ambos países, Agustín Rossi y Amorim, se saldó con una declaración en la que señalan "la necesidad de impulsar la cooperación en defensa cibernética y la creación de un subgrupo de trabajo bilateral en el tema" (Ministerio da Defensa, 13 de septiembre de 2013). Acordaron además organizar una visita de autoridades argentinas para conocer el Centro de Defensa Cibernética del Ejército Brasileño.


En paralelo, Brasilia decidió la creación de un sistema propio de correos electrónicos que puede entrar en servicio en el segundo semestre de 2014 y será "una alternativa brasileña a los populares Hotmail, de Microsoft, y Gmail, de Google" ( Folha de Sao Paulo, 2 de septiembre de 2013). Según el ministro de Comunicaciones, Paulo Bernardo, el e-mail que pondrá en marcha la estatal de Correos "contará con criptografía para proteger la privacidad de los usuarios, y los datos se almacenarán en Brasil, a diferencia de lo que ocurre cuando se usa Gmail".
Desde tiempo atrás Brasil viene impulsando en la UNASUR una red de fibra óptica regional para que el tráfico de Internet entre los países sudamericanos no pase forzosamente por Estados Unidos. Para 2016, la estatal de las comunicaciones Telebras tendrá en órbita el primer satélite nacional para el tráfico de internet civil y militar, superando así la actual dependencia de las multinacionales del sector.


Para proteger la soberanía del país y de sus empresas más importantes, son necesarias cuantiosas inversiones. La presidenta de Petrobras anunció que en 2013 se invertirán 2 mil millones de dólares en la seguridad de sus informaciones y que hasta 2017 la empresa invertirá en ese rubro 10 mil millones de dólares ( Valor, 18 de septiembre de 2013). Informó también que la petrolera tiene tres mil funcionarios involucrados en el área de seguridad de la información, lo que equivale a 5 por ciento de sus 80 mil empleados, y que los datos sísmicos de producción y exploración se mueven por medios físicos y no por la Internet.


Es una guerra que involucra estados y empresas, cuyos modos de actuar son cada vez más parecidos. Una guerra silenciosa que se juega con armas sofisticadas, muchas veces invisibles, pero con enorme capacidad de destrucción, como señaló el ministro Amorim. Una guerra que no se gana con discursos y para la que no todos están, física y mentalmente, preparados. Es el modo como funciona el sistema actual, donde el despojo y la rapiña son más importantes que las formas tradicionales de acumulación. Es la guerra total.

Publicado enInternacional
Defender los derechos humanos en Colombia es cada vez más peligroso

El riesgo por defender los derechos de las más diversas comunidades en cualquier región de Colombia va en aumento. Pero lo que más preocupa es que de las amenazas contra defensores de derechos humanos se está pasando al asesinato. Así se desprende de un informe que acaba de presentar el programa Somos Defensores que monitorea las agresiones contra defensores y líderes sociales en Colombia.


 
En promedio, durante el primer semestre de 2013, cada día fue agredido un defensor y cada cuatro días uno de ellos fue asesinado, según las cifras del informe Héroes Anónimos. Y aunque las agresiones –que incluyen amenazas, asesinatos, atentados, detenciones arbitrarias–, se redujeron en un 5,6% comparado el primer semestre de 2012, los homicidios crecieron 27%. Esto quiere decir que si bien se pasó 163 a 153 agresiones, se incrementó de 29 a 37 líderes asesinados, lo que convertiría a 2013 en el año más crítico en la última década. El 2012 cerró con un ya trágico saldo de 69 defensores muertos.

 


“Las amenazas se han ido transformando y se han vuelto cada vez más directas. En 2011 eran digitales, a través de correos electrónicos y llamadas. En 2012 el actor armado se le presentaba al líder para intentar callarlo y en lo que va de 2013, las amenazas pasaron a ser acciones físicas”, explicó Carlos Guevara, miembro del programa Somos Defensores que está integrado por tres ONGs de derechos humanos.


 
Las víctimas son en su mayoría líderes comunitarios, dirigentes indígenas, sindicalistas, reclamantes de tierras, líderes de víctimas y de desplazados por el conflicto armado. Pero también hay líderes cafeteros, mineros y afroamericanos. Preocupa además que 12 de estos defensores habían reportado amenazas y sus asesinatos siguieron un patrón muy parecido. Primero los secuestraron y luego los asesinaron con el agravante de que casi todos los cuerpos tenían señales de tortura. Otros fueron asesinados en su propia casa. “Esa forma de agresión significa que la víctima fue seguida durante un tiempo suficiente como para identificar cuándo era más vulnerable y cuándo el homicidio podía quedar más impune”, agrega Guevara.


 
Uno de esos líderes es Éver Cordero, reconocido defensor de derechos humanos, líder de víctimas y de restitución de tierras del departamento de Córdoba, al norte del país, que fue asesinado el mismo día en que en los colombianos se movilizaban para marchar a favor de las víctimas del conflicto y del proceso de paz que adelanta el gobierno de Juan Manuel Santos con las FARC.


 
Ese 9 de abril, mientras el centro de Bogotá se llenaba con 900.000 personas, en Valencia, un municipio azotado por la violencia en el departamento de Córdoba y donde se concentra gran parte de las solicitudes de restitución de tierras, Cordero fue baleado por dos sicarios. Su muerte se produjo cuando iba a la marcha que apoyaría la salida negociada al conflicto en Colombia. Y aunque este hombre de 45 años no había sido amenazado, había alertado sobre las intimidaciones a 114 líderes de desplazados de esa región.


 
Las amenazas son la agresión más frecuente. Y en este caso, las cifras también han aumentado. Ya van 86 amenazas, cinco más que en el mismo periodo de 2012, la mayoría a través de panfletos que los victimarios distribuyen en las poblaciones donde ejercen liderazgo los defensores. En los departamentos donde más se dieron agresiones, los defensores son líderes de tierras y de población desplazada.


 
Ese es el caso del líder de restitución de tierras Iván Darío Restrepo que estaba protegido por parte del Estado. Según el informe, fue asesinado el 4 de mayo en la sala de su casa frente a su esposa, minutos después de que sus escoltas terminaran su turno de vigilancia. Lo mataron dos hombres vestidos de policías. Se sabe que Restrepo había denunciado alianzas entre integrantes de bandas criminales de su región y la policía.


 
El informe de Somos Defensores también da cuenta sobre los posibles responsables de las agresiones a estos defensores. En 70 de los casos aparecen como victimarios los paramilitares que no se desmovilizaron e integrantes de bandas criminales, seguidos de autores desconocidos. En el caso de las guerrillas y agentes del Estado, el informe destaca que su autoría en estos hechos ha venido disminuyendo.


 
“Hay que reconocer que las cosas han cambiado, muestra de ello es el acceso de muchas de las poblaciones vulnerables a mecanismos de denuncia, de protección, la puesta en marcha de Ley de Víctimas y de Restitución de Tierras, la búsqueda de acuerdos de paz con los grupos insurgentes, incluso los mismos golpes que le ha dado el gobierno a las bandas criminales”, dice Guevara con relación al discurso guerrerista del gobierno anterior.


 
Aun así, pese a que la vulneración a los derechos humanos en el país ha disminuido, Somos Defensores asegura que hoy el peligro se concentra en ciertas regiones y sectores que trabajan defendiendo derechos de desplazados, víctimas y despojados que buscan recuperar sus tierras.
 


El informe también hace una fuerte crítica a la Unidad de Protección del gobierno que ha enfocado sus esfuerzos -y un enorme presupuesto- a brindar esquemas de seguridad que incluyen carros blindados y escoltas. Por eso proponen apostarle a la prevención y a la investigación para dar con los responsables de las amenazas y las agresiones. Según Guevara, desde que el gobierno creó en 2009 la Mesa Nacional de Garantías han asesinado a 219 defensores de derechos humanos sin que las investigaciones arrojen resultados.

 

Por Elizabeth Reyes L. Bogotá 7 AGO 2013 - 00:25 CET

Publicado enColombia
 Brasil busca protegerse del Gran Hermano

El gobierno de Brasil anunció su intención de analizar la posibilidad de forzar a firmas extranjeras que ofrecen acceso y servicios en Internet a almacenar sus datos en el país y no en el exterior. El motivo no es otro que el conocimiento sobre el nivel de aglutación de empresas estadounidenses en el sector luego de que se divulgara que Estados Unidos espió masivamente a varias naciones (ver pág. 19). “Creo que vamos a tener que obligar a las empresas de Internet a almacenar los datos generados en Brasil dentro de Brasil”, afirmó el ministro de Comunicaciones, Paulo Bernardo Silva, en declaraciones publicadas ayer por el diario O Estado de São Paulo.

 

El funcionario indicó que el nivel de concentración de empresas estadounidenses de Internet “es colosal” y que “siempre se está en conexión con servidores americanos”. Asimismo, el ministro admitió que una medida como ésa no formaba parte del proyecto de ley destinado a regular la actividad en Internet, que el gobierno analiza y tiene en carpeta desde hace varios meses con la intención de enviarlo próximamente al Congreso. Pero subrayó que se hace necesaria ahora, luego de que se revelara la semana pasada que Estados Unidos realizó acciones de espionaje masivas y sistemáticas sobre ciudadanos y empresas de numerosos países, incluido Brasil.

 

Esa afirmación fue hecha en un artículo elaborado en conjunto y publicado simultáneamente el domingo de la semana pasada por los diarios brasileño O Globo y británico The Guardian, sobre la base de revelaciones hechas por el ex analista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, en inglés) estadounidense Edward Snowden. La revelación motivó un inmediato pedido de explicaciones del gobierno de Brasil al de Estados Unidos, según hizo público el mismo domingo el canciller, Antonio Patriota.

 

En los días siguientes, la presidenta Dilma Rousseff anunció que llevaría el caso ante la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado también requirió explicaciones. En ese contexto, tanto Patriota como Bernardo conversaron con el embajador estadounidense, Thomas Shannon, quien mostró disposición al diálogo y reconoció que servicios de Inteligencia de su país registraron “metadatos” de comunicaciones telefónicas y cibernéticas de ciudadanos brasileños, según el canciller.

 

En cambio, Shannon negó que Estados Unidos hubiera instalado una base de espionaje en Brasil, como sostuvo la denuncia periodística y también fue desmentido por gobernantes brasileños actuales y anteriores. En las declaraciones publicadas ayer, Bernardo defendió la posición de Rousseff de activar organismos de las Naciones Unidas para crear un marco regulatorio multilateral sobre la privacidad de datos.

 

“El problema es que la Internet tiene reglas de gestión exclusivamente dictadas por Estados Unidos por medio de una entidad privada vinculada al Departamento de Comercio. Defendemos una gestión multilateral y multisectorial. Países y sociedades tienen que estar representados, pero los Estados Unidos se resisten mucho y frenan cualquier intento de discusión sobre el asunto”, señaló el funcionario brasileño. Además, Bernardo subrayó que el almacenamiento de los datos en el país es una cuestión de soberanía nacional debido a que las empresas de Internet están negándose a ofrecer información a la Justicia brasileña con el argumento de que sus archivos no están en el país.

 

Al respecto, citó la reciente negativa de Google a entregar copias de un mensaje de correo electrónico a un tribunal que investiga un caso de lavado de dinero. “Con esas denuncias (las de Snowden) vimos que ellos (las empresas de Internet) entregan todo, pero aquí alegan que no pueden hacerlo”, remarcó Bernardo. El ministro opinó que lo ideal es que esas empresas mantengan sus registros en el país para que puedan estar disponibles en caso de que la Justicia brasileña los solicite.

 

En este sentido, Bernardo dijo que el gobierno de Brasil ya había ofrecido incentivos para que las firmas de Internet mantuvieran sus centros de almacenamiento de datos en el país pero, ante la falta de éxito, ahora intentará garantizarlo mediante una ley. “Creamos incentivos para que los centros de datos se instalasen en Brasil y les suspendimos todos los impuestos sobre la compra de equipos, pero creo que ahora vamos a tener que obligarlos a almacenar los datos aquí”, explicó.

 

Otra iniciativa del gobierno brasileño será el análisis de las políticas de privacidad de empresas como Facebook y Google para garantizar el libre uso de Internet con respeto a la libertad individual. “La mayoría no lee bien (las autorizaciones) ni sabe que el contenido de sus correos puede ser visto o, peor, entregado a una agencia de seguridad de Estados Unidos. Estamos evaluando si las cláusulas están de acuerdo con la ley brasileña”, aseguró el ministro brasileño.

Publicado enInternacional
Viernes, 26 Abril 2013 12:11

¿Justicia o persecución?

¿Justicia o persecución?

El Juzgado Primero Penal del Circuito de Bucaramanga dictó a comienzos de diciembre del 2012, una Sentencia de Primera Instancia con la cual condenaba a 18 años de prisión a David Ravelo, reconocido defensor de derechos humanos de Barrancabermeja. El Fiscal 22 de la Unidad de Antiterrorismo, William Pacheco Granados, acusó de homicidio a Ravelo y pidió su condena en marzo de ese año. Conversamos sobre este suceso con Alirio Uribe Muñoz, defensor de derechos humanos, abogado de David Ravelo e integrante del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo.

 

El paso inmediato sería entender que es lo que allí ocurre a ciencia cierta,

cuál es la verdad, toda la verdad e inclusive mucho más que toda ella.

Gabriel García Márquez, en el escrito "En qué país morimos"

publicado el 8 de agosto de 1983, sobre el engendro tentacular que creció

en el corazón de Colombia, el Magdalena Medio, al inicio de los años ochenta...

 

Pocos ignoran que en Colombia aparatos de seguridad e investigación han utilizado montajes judiciales para la persecución de la oposición política y la impunidad de los victimarios. Muy pocos ignoran también que el formalismo jurídico es utilizado a rajatabla por juzgadores astutos que obstaculizan la labor de abogados éticos, impidiendo así que las verdades afloren en los procesos. Logran con ello que prevalezca una "verdad procesal" hecha a su medida, que sirve a la determinación tomada de manera previa al juicio. Cierto que hay trabajadores judiciales que honran a riesgo de sus propias vidas la dignidad sagrada de la justicia, pero se incurriría en la mentira cómplice del esperpento, si callásemos la magnitud de la corrupción invisible que ha carcomido los espacios sacros de la justicia. El caso Ravelo lo reconfirma.

 

Este caso, inmenso monumento de la injusticia, irá ahora al Tribunal Superior y eventualmente a la Corte Suprema de Justicia. Múltiples organizaciones sociales, militantes de la larga batalla por la justicia –en una nación que clama por ella desde hace siglos–, sindicatos y organismos de derechos humanos, nacionales e internacionales, han rechazado el fallo.

 

¿Por qué condenan a David Ravelo?, preguntamos a Alirio Uribe, y su respuesta nos brinda pistas sobre lo que sucede en nuestro país con la Justicia, la libertad y el derecho a disentir:

 

"Pienso que David Ravelo encarna varios componentes de lo que ha sido la persecución política e ideológica contra la izquierda en este país. David reúne varias condiciones estigmatizadas: fue sindicalista, integró el Partido Comunista y después líder sobreviviente de la Unión Patriótica, concejal en Barrancabermeja y trabajador de la Asamblea Departamental, reconocido en la región por su liderazgo, construido éste con un trabajo social y político constante.

 

David fue fundador de Credhos, desde esta organización de derechos humanos denunció crímenes como la toma paramilitar de Barranca, y denunció los políticos regionales que se aliaron con los escuadrones paramilitares. También trabajó con un programa informativo de televisión local y como articulista para medios de prensa regionales, en esa labor periodística fue indoblegable en la tarea de denunciar atropellos, masacres y la corrupción. Todo esto es lo que le están cobrando con una sentencia contraria a la justicia y al derecho.

 

David Ravelo fue procesado por rebelión ante la justicia secreta y permaneció detenido 27 meses, entre el año 93 y el 95, lo defendí en aquella época y salió absuelto en primera y segunda instancia. Le acusaban de ser aliado de las farc, ideólogo de esa guerrilla, sumándole a ello atentados y bombas, sumándole todo lo que pasaba en Barranca en esa época.

 

 

 

La sentencia de diciembre de 2012 es por el asesinato de David Núñez Cala, secretario de Obras Públicas de la Alcaldía de Barranca, cometido el 5 de abril de 1991. La sentencia afirma que ese asesinato fue ordenado por David Ravelo como ideólogo de las farc. La sentencia ignora que hubo una sentencia de un juzgado penal, confirmada por el Tribunal Superior, determinando que Ravelo ni era ideólogo ni pertenecía a esa guerrilla.

 

En mi consideración en este caso hay un elemento histórico que no ha sido tenido en cuenta en el proceso. A comienzos de los años noventa las farc ejercían dominio en Barranca y la región circundante. Barranca era una población pequeña, la mayor parte de la gente se conocía entre sí, por lo cual no era difícil hablar con sus integrantes. Era muy poco probable ser líder comunal y no tener que hablar en ese momento con las farc, pero una cosa era hablar con éstas, y otra muy diferente era pertenecer a ellas, o ser uno de sus ideólogos".

 

¿Cómo se inició entonces el proceso que condujo a esta sentencia de diciembre del 2012?, preguntamos a Alirio, y él nos señaló: En noviembre de 2008 apareció un personaje, Mario Jaimes, alias "el panadero" quien dijo no ser sólo paramilitar, narcoparamilitar, sino que también había integrado las farc, y como tal, supuestamente participó en el año 91 en el asesinato de David Núñez Cala con tales y tales, estando entre ellos Horacio Serpa, Arístides Andrade, y David Ravelo, como ideólogo de las farc.

 

"El panadero" y Fremio Sánchez dijeron: "Nosotros matamos a Núñez Cala" y contaron cómo, dónde, a qué horas, cómo se hizo el operativo, quién era el sicario, quién manejaba la moto. Y después dijeron: "Pero todo eso se fraguó en una reunión en la que Ravelo nos ordenó el crimen".

 

Lo que resulta revelador es que los tres testigos de la supuesta reunión en la que se determinó el crimen no coinciden ni en el día, ni en la hora, ni en los asistentes, ni en la forma en que llegaron a la supuesta reunión. Cada uno da una versión diferente. Incluso en el testimonio del mismo "panadero" hay tres versiones distintas de la reunión.

 

Sucede que "el panadero" está en el marco jurídico de "Justicia y Paz", y en ese marco, si se tiene un homicidio, le condenan de cinco a ocho años; si tiene diez homicidios, le condenan de cinco a ocho años; y si tiene cien homicidios, igual. Entonces puede involucrar a quien quiera, sin resultar afectado procesalmente.

 

"El panadero" está preso desde el año 99. Y estando preso tiene tres procesos judiciales, uno por la violación de Jineth Bedoya, otro por un asesinato masivo en la cárcel Modelo, unos testigos que picaron, y otro por el asesinato hace dos años de un profesor de Barranca. Son procesos en los que él está vinculado por hechos cometidos después de estar preso. Un personaje que nunca se desmovilizó, que no ha dejado de delinquir y que como era amigo del jefe paramilitar Julián Bolívar y le trabajaba desde la cárcel, le hicieron el favor de meterlo en una lista como supuesto desmovilizado.

 

"El panadero" no sólo ha hablado contra David, también lo ha hecho contra otras personas y organizaciones, Yolanda Becerra la Organización Femenina Popular, Credhos, la Uso, Sinaltrainal....

 

Pero, con estos hechos, ¿cómo pudo la juez sentenciar a David Ravelo? preguntamos a Alirio Uribe, y él nos respondió: "La juez de Primera Instancia afirmó que el testigo: "es imparcial, creíble y que no se le ve ninguna enemistad contra Ravelo". Lo afirmó así a pesar de que tan solo el hecho de haber sido de la U. P. y defensor de derechos humanos, ya significa ser objetivo militar en una zona paramilitar. Pero no solamente eso, "el panadero" afirmó: en tal sitio, tal día, y a tal hora, ordené matar a David Ravelo, pero no pudimos hacerlo porque hubo un operativo policial. Después el mismo "panadero" dice: "en el año 99, me trataron de matar, hicieron un operativo que dirigió Efride Ravelo, el hermano de David Ravelo, quien trató de asesinarme".

 

Además, hay otra persona en el proceso llamada Orlando Noguera que fue condenada por ser de las farc, y quien aceptó integrarlas. Cuando se inicia el juicio contra Ravelo capturan a Orlando Noguera, quien contó: "Apenas llegué preso a Bucaramanga me cayeron "el panadero" y Fremio Sánchez, me ofrecieron plata y me dijeron: "usted debe decir que la reunión donde se fraguó el crimen de Cala tuvo lugar, que usted estuvo en esa reunión, que Ravelo también estuvo y mandó a matar a Núñez Cala. Incluso me ofrecieron plata para extorsionar a Horacio Serpa y a Arístides Andrade. Si ellos no nos dan plata, seguimos echándole lengua a todos".

 

¿Qué nos puede decir con relación al fiscal de este proceso, con dimensiones tan opacas?, es el interrogante que le planteamos a Alirio para concluir nuestra conversación, y él responde: "Hace muy poco tiempo tuvimos conocimiento de que el fiscal alcanzó a ser Capitán de la Policía, que siendo Teniente fue comandante de la Policía en Armenia. Y allí en 1991, unos policías están disparándole a una persona en las afueras de la ciudad, un joven en una moto los ve, la moto se le apaga. El joven es conducido a la estación comandada por este Teniente, y es desaparecido. Éste Teniente, que es el fiscal, fue destituido por la Procuraduría de derechos humanos y tiene una inhabilidad especial permanente que le impedía ser fiscal. Incluso tiene una condena de un año por parte del Tribunal Militar. El Consejo de Estado y la Corte Constitucional ratificaron la sanción de la Procuraduría. En este momento estamos alegando que todo lo hecho por un funcionario que no podía ejercer como tal, es nulo, y presentando nuestro recurso de apelación con un conjunto de argumentos que demuestren al Tribunal la necesidad de modificar la sentencia y de esta manera hacer justicia".

 

Publicado enEdición No. 190
¿Regresión en la política de seguridad alimentaria en Bogotá?

El viraje que la administración distrital busca darle a los comedores comunitarios genera inquietudes e incertidumbre en las comunidades beneficiadas con esta política.

 

En los últimos años el modelo de seguridad alimentaria en Bogotá creció, de manera paulatina, en términos de cobertura, fortalecimiento de infraestructuras locales, destinación de presupuestos, formación e impacto nutricional de participantes, generación de empleo para profesionales, técnicos(as), operarios(as), nutricionistas, interventores(as) y alianzas con proveedores tanto de la ciudad como de la región, así como diversificación de programas de acompañamiento.

 

Sin embargo, más allá de los aciertos de algunas políticas y programas, parece que cada administración que arriba al gobierno de la capital del país quiere cabalgar por camino propio. Es el caso del derecho fundamental a la alimentación, lo que ha disparado la preocupación entre comunidades y procesos organizativos.

 

Como lo demostró un estudio en el 2011 la inseguridad alimentaria en Bogotá afecta al 24%1, cifra inmensa que obliga a su administración central a concentrar esfuerzos para romper tal constante, al tiempo que evitar los traumatismos por decisiones tomadas de arriba hacia abajo.

 

El reclamo popular

 

En agosto del 2012, la Red local de participantes de comedores en Ciudad Bolívar, escribió al Alcalde Gustavo Petro una petición solicitando información, "clara y fidedigna, en cuanto a la continuidad y funcionamiento de los comedores comunitarios del Distrito y las localidades"2. En tal solicitud se realizan cuestionamientos en cuanto a la realidad de la (in) seguridad alimentaria, los servicios que van a ser modificados, la vigencia del comedor como espacio de desarrollo comunitario, la formación y acompañamiento a sus usuarios/as.

 

La respuesta de la administración de la ciudad se asignó a la Secretaría de Integración Social y la Secretaría de Desarrollo Económico. Su respuesta, genérica y sin claridad sobre los aspectos cuestionados.

 

Pese a ello, la Red de Comedores de Ciudad Bolívar prosigue su pesquisa para comprender la política oficial en curso, en concreto, por qué no se asignan recursos para el programa de comedores comunitarios, para el caso de Ciudad Bolívar, para 17 de estos espacios.

 

La búsqueda permitió encontrar la Directiva 005 de 2012, que define "lineamientos de política para líneas de inversión local"3, la cual se aplicó –más allá de la Localidad–, al conjunto de la ciudad, dejando sin presupuesto a los comedores comunitarios adscritos a los Fondos de Desarrollo Local, que para el caso de Ciudad Bolívar afecta a unas 5.000 personas beneficiarias del Programa.

 

La respuesta oficial. La realidad

 

Pero más allá de esta realidad, lo que arguye la respuesta oficial es que hay una transición entre propuestas antiguas y nuevas. En esta transición, así lo viven los habitantes más marginados de nuestra ciudad, ellos sufren los platos rotos. Y las ollas sin mercado.

 

Es verdad de bulto, que los problemas administrativos no pueden ser razón para explicar por qué se agrava la inseguridad alimentaria en la ciudad. Hay que recordar que para el caso de Ciudad Bolívar las personas pobres por ingresos corresponden a cerca de "206.198"4.

 

Según esta encuesta, el nivel de indigencia de ésta Localidad corresponde a 37.433 personas, panorama complejo para una zona donde su población crece de manera notoria año tras año.

 

Las cifras de personas pobres y en indigencia por ingresos en Bogotá, según datos por localidad, son de la dimensión siguiente:

 

En esta tabla se observa que en las localidades de Usme, Ciudad Bolívar y San Cristóbal el porcentaje de población pobre es mayor al 30 por ciento, de lo cual se desprende una tarea enorme y estructural entorno a la seguridad alimentaria.

 

En Ciudad Bolívar, luego de asambleas, elaboración de pancartas, encuentro entre participantes de comedores, reuniones con la Subdirección Local de Integración Social y la búsqueda de información permanente, se entabla una interlocución con la Secretaría de Integración Social, donde la entidad expone algunos avances de la propuesta conocida como "MIVITAL", confirmando que, en efecto, los cambios son inminentes en la seguridad alimentaria del Distrito. Los cuestionamientos, inquietudes e incertidumbre no se hicieron esperar:

 

¿Se va a repetir la improvisación, como en el caso de las Casas Vecinales?, ¿está preparada la administración para implementar una estrategia nueva en seguridad alimentaria, a pesar de la baja comunicación que las instituciones tienen entre sí?, ¿cómo sostener los procesos valiosos de formación, construcción de redes comunitarias y sociales, alrededor de los comedores que no continúan?, ¿a quiénes beneficia esta nueva estrategia en términos de contratación?, ¿la famosa depuración de la pobreza que se pretende hacer en qué consiste?, ¿cuáles son las garantías de cumplimiento para las comunidades en su derecho a la alimentación?, ¿serán desconocidas las organizaciones de base y los procesos sociales exitosos surgidos entorno a los comedores comunitarios?, ¿es una tarjeta, una canasta o un bono el nuevo mecanismo para acceder a la seguridad alimentaria en Bogotá?, ¿es la individualización de las necesidades de las personas, con la consecuente fractura de la organización social?. Estas, y otras muchas preguntas son las abiertas por este debate aún no aclarado por la administración central de la ciudad.

 

No olvidar

 

Pero mientras ello sucede, hay que recordar que la administración –más aún cuando se reclama de izquierda– no puede construir sus propuestas sin el apoyo social. Para no repetir otros cuatro años con el gobierno pero sin el poder –para avanzar y tejer alternativas en los territorios–, quienes encabezan el gobierno central necesitan sostenerse en los procesos organizativos de base, porque la disputa está en el campo comunitario, en las barriadas, donde la gente tiene aspiraciones de cambio y un gobierno "progresista" necesariamente debe estar allí.

 

Por ello, ¿cómo anunciar la defensa de lo público cuando a puerta cerrada se toman decisiones que afectan al conjunto de habitantes? Por esta vía, no hay duda: sin debate, sin escuchar propuestas y desconociendo procesos valiosos a lo largo y ancho del Distrito, se perderá la oportunidad de construir un modelo de ciudad diferente al levantado por décadas de gobiernos "democráticos", pero en el papel.

 

Hay que abrir la discusión, más cuando en el conjunto de la capital se esperan hechos claros para superar la segregación; debatir sin dilatar los cambios estructurales que requiere el actual modelo de ciudad. Gobernar, como dice un participante del comedor Potosí, en el barrio Jerusalén de Ciudad Bolívar, "donde no se haga nada para nosotros sin nosotros".5

 

1 Profamilia Alcaldía Mayor de Bogotá Primera Encuesta. Distrital de Demografía y Salud 2011.

2 Derecho petición radicado el 22 de Agosto del 2012 en la Alcaldía Mayor de Bogotá.

3 Directiva 005 de la Alcaldía Mayor de Bogotá, junio de 2012.

4 DANE – SDP Encuesta multipropósito en Bogotá 2011

5 Charla con José Lozano participante del comedor de Potosí.

 

Publicado enEdición N°188