Lunes, 16 Marzo 2020 06:38

Plagas políticas

En medio del temor a contraer el nuevo coronavirus, pasajeros esperan en el mostrador de Qatar Airways para volver a su país y salir de Estados Unidos, en el Aeropuerto Internacional de Miami, Florida.Foto Afp

El legendario periodista I.F. Stone repetía que todo estudiante de periodismo sólo necesitaba entender tres palabras: "todo gobierno miente". Pero esas mentiras se pueden volver criminales cuando las consecuencias son vidas humanas, como es el caso en casi todas las guerras, las represiones masivas, las justificaciones de la inacción sobre el cambio climático, y por supuesto en crisis de salud pública.

Ver el manejo de la pandemia del coronavirus en el país más rico y poderoso del planeta en el régimen Trump es como ser testigo de un crimen masivo. Desde que se detectó el primer caso en enero, hasta la fecha, Trump y su gente han mentido sobre este fenómeno, buscando engañar a personas vulnerables dentro y fuera de Estados Unidos, todo guiado por la siempre peligrosa mezcla explosiva de ignorancia y arrogancia, el manejo caótico de su equipo y sus familiares, el desprecio a las ciencias, y sobre todo el propósito supremo de evadir costos políticos. O sea, ha puesto en riesgo a millones por sus intereses personales y políticos.

El coronavirus es tal vez el primer fenómeno con que se ha topado Trump durante su presidencia, que es inmune a sus ataques por tuit, sus engaños, sus intentos para evadir responsabilidad y acusar a otros. Lo ha intentado: primero insistiendo en que el coronavirus era sólo otro tipo de influenza, acusó a los demócratas y a los medios de inflar el temor para golpear su presidencia, aseguró que todo estaba "bajo control" y se elogió por sus medidas y por su inteligencia para entender el fenómeno, repitió falsamente que habían suficientes pruebas disponibles, que el número de casos ya se estaba reduciendo, acusó al llamado Covid-19 de ser un "virus extranjero", y culpó a China y los países europeos del problema. Y aunque esta última semana fue obligado a declarar una "emergencia nacional", y comprometerse a distribuir suficientes pruebas, las mentiras continúan.

"Esto será registrado como un gran desastre de salud pública prevenible" con posiblemente más de un millón de muertos, comentó Andy Slavitt, ex administrador del centro federal para los programas nacionales de asistencia de salud, subrayando que "el pecado original fue su negación de la crisis durante meses y su desmantelamiento de la infraestructura de salud pública" en este régimen.

Este manejo de la crisis de salud pública por el régimen de Trump ha mostrado "un desprecio completo por la vida humana y un enfoque monomaniaco en complacer al líder, quien sólo desea lucir bien y poderoso. Estas son características de un liderazgo totalitario", escribe Masha Gessen en The New Yorker, al advertir que "una población agarrada por el miedo crea oportunidades extraordinarias para este presidente, quien ha estado buscando su camino hacia un gobierno autocrático".

Analistas y veteranos de luchas sociales y políticas como Barbara Dudley advierten que no se puede descartar la posibilidad de que Trump llegue al punto de postergar o cancelar las elecciones presidenciales de noviembre con el pretexto de la emergencia nacional.

No todo es su culpa. Esta pandemia está revelando los saldos de las políticas neoliberales aplicadas durante las últimas cuatro décadas que en el sector de salud resultaron en la reducción de capacidad hospitalaria general y de cuidado intensivo, equipo para este tipo de crisis (por ejemplo, ventiladores) y el control casi absoluto del sector por megaempresas de hospitales, aseguradoras y farmacéuticas guiadas sólo por ganancias y descartando prioridades de salud pública.

Se espera un incremento espantoso de casos confirmados al llevarse a cabo más pruebas, la infraestructura de salud será abrumada y se multiplicarán los enfermos graves y el número de muertos relacionados con el coronavirus. Pero esas cifras no serán sólo resultado de una enfermedad, sino de las decisiones políticas y económicas, y las mentiras con que siempre se han cobijado los autores intelectuales de estos crímenes sociales.

Después de que pase esta plaga, la pregunta es: ¿quedará impune este crimen?

https://www.youtube.com/watch? v=Om74tc48bUc

 

Publicado enPolítica
Empleados sanitarios se alistan para emprender un recorrido por hospitales en el contexto del brote de Covid-19, el viernes en Wuhan, centro de China.Foto Xinhua

Con las pandemias, como en las guerras, la primera víctima es la "verdad": se entra a un diagrama dual de "verdades y mentiras inverosímiles" y de "verdades y mentiras verosímiles", donde la percepción de la población es más importante que la realidad. Aquí cuenta mucho la velocidad y la calidad de la comunicación, como aprendió el Centro para el Control de las Enfermedades de EU (CDC, por sus siglas en inglés), tras haber sufrido el desastre de su desinformación y su pésima comunicación con el H1N1 (https://bit.ly/38X8bEY).

En EU fue notorio el choque entre Trump y el connotado infectólogo Tony Fauci. Debido a su origen y peculiar propagación del Covid-19, la expertise debe recaer en la tríada de infectólogos/inmunónologos/neumólogos, quienes son los que tratan a los pacientes, y no los epi­demiólogos que, por su limitada formación teórica sin práctica clínica, ignoran el cuidado de los enfermos. China acusó que el “ejército de EU podría haber llevado el virus (…) a la ciudad china de Wuhan”, lo cual no ocurrió en la previa pandemia del H1N1 cuando tampoco se desataron los demonios geopolíticos/geoeconómicos de ahora que concurrieron para conformar una "tormenta perfecta". Zhao Lijian, portavoz de la cancillería china, publicó un video de Robert Redfield, jefe del CDC de EU, donde señala que "se encontró coronavirus postmortem en varios estadunidenses que fueron diagnosticados con gripe".

Zhao reaccionó en forma virulenta al video de Redfield: “¿Cuándo apareció el paciente ‘cero’ en EU? ¿Cuántas personas están infectadas? ¿A qué hospitales los llevaron? Probablemente fueron militares estadunidenses quienes llevaron la epidemia a Wuhan. ¡Sean honestos! ¡Revelen los datos [sobre la infección con SARS-CoV-2 en EU]! ¡EU debe explicarnos todo! (https://bit.ly/2IMMhcL)”.

Una fuente del Departamento de Estado filtró a Reuters que EU había citado al embajador de China para aclarar los comentarios de su portavoz (https://reut.rs/2QeNWvV). Se desató una guerra de propaganda entre China y EU que se acusan mutuamente del origen del nuevo virus.

Mike Pompeo, secretario de Estado y ex director de la CIA, calificó al Covid-19 como "coronavirus Wuhan", en referencia al primer brote en la importante ciudad central de China (https://politi.co/2WdemBS). Ya enfilado, Pompeo fulminó contra la "desinformación china que ocultaba los verdaderos datos y el número real de infectados".

Hace 15 días comenté “las teorías sobre el accidente del coronavirus experimentado y/o sembrado como arma bacteriológica y de lo que se han acusado las tres superpotencias: EU, Rusia –con una aterradora excavación (https://bit.ly/2TaMQTH)– y China, cuyo máximo especialista afirma que el Covid-19 “pudo no haberse originado en China (https://bit.ly/2wRCjE5)”; agregué que “antes de fallecer, el genial astrofísico Stephen Hawking advirtió sobre las agresiones de las armas biológicas al género humano (https://cnet.co/2Towoy1)”, ya que el Covid-19 tiene todas las características de "arma biológica".

La pandemia ha provocado medidas preventivas en el planeta, mientras la "guerra de propaganda" para endosar el origen del coronavirus arrecia con furia en el Medio Oriente.

The Times of Israel, muy defensivo, resalta la postura del investigador de la Liga Anti-Difamación (ADL), Alex Friedfeld, que desecha la "teoría de la conspiración" de que los judíos (sic) crearon el virus”. Friedfeld juzga que “la más popular de todas es que "los judíos usan este virus como medio para enriquecerse" ya que fueron quienes "lo manufacturaron y tomarán ventaja del colapso de los mercados mediante su información privilegiada (insider trading)". Hasta ahora no existe evidencia al respecto (https://bit.ly/2UcXWXM).

Hassan Nasrala, líder del Hezbolá libanés, condenó a Trump y su administración como los "peores mentirosos" por ocultar la verdadera escala de la pandemia en EU, en medio de “una batalla que parece una guerra mundial (https://bit.ly/2U64ibb)”.

En la "Era de la posverdad", ¿sabremos algún día la "verdad"?

http://alfredojalife.com

Facebook: AlfredoJalife

VK: id254048037

Publicado enInternacional
Sanofi Pasteur, “Paciente de dengue en Rio de Janeiro”, https://www.flickr.com/photos/sanofi-pasteur/

Con 87 muertes confirmadas por dengue y otros 261 clasificados como probables, así como decenas de enfermos por igual causa, terminó el 2019. El 2020 arranca con cifras que indican a todas luces que las medidas de intervención y control adelantadas por las autoridades sanitarias no son suficientes para superar el brote que enfrenta el país desde inicios del 2019.

 

En Colombia, los datos del Instituto Nacional de Salud (INS) sorprenden: el sistema de vigilancia en salud pública nacional reportó la ocurrencia en 2019 de 261 muertes causadas probablemente por dengue, 87 de las cuales tuvieron como causa confirmada esta enfermedad. A su vez, indica el reporte que el 2019 cerró con 127.553 casos de dengue, de los cuales el 50,7 por ciento (64.716) fueron clasificados como dengue con signos de alarma y 1,1 por ciento (1.406) como dengue grave (1).


De acuerdo al INS, en lo corrido del año 2020, se han registrado 16.406 casos, 8.853 (54,0%) con signos de alarma y 183 (1,1%) de dengue grave y 31 muertes probables, con lo cual la tendencia es claramente creciente. Del total de casos notificados al sistema, el 60,8 por ciento (9.973) se concentra en 7 entidades territoriales: el distrito de Cali y los departamentos de Tolima, Valle del Cauca, Huila, Cesar, Santander y Meta. Solo dos entidades territoriales se encuentran dentro del valor esperado respecto al promedio histórico (Quindío y Norte de Santander), las demás entidades territoriales se encuentran en situación de alerta o en brote –Ver gráfico Nº1– (2).


Es un suceso que nos afecta como si en nuestro país el tiempo no transcurriera, como si fuera la primera vez del mismo (ver gráfico Nº2), como si no se tuvieran diagnosticados los ciclos de encubación y reproducción de la enfermedad, así como las circunstancias que lo posibilitan, lo que desnuda ante el conjunto nacional la crisis de un sistema socio-económico y, por extensión, de un gobierno que no tiene como prioridad la vida, y con ella a los seres humanos.

 

 


El dengue más que un mosquito, una enfermedad de la pobreza


Estamos, es evidente, ante una realidad que nos desnuda como sociedad, y que debiera despertar una profunda indignación nacional, mucho más aún cuando es conocido que el dengue es una enfermedad absolutamente prevenible, de transmisión vectorial, es decir trasmitida por un vector que en este caso es un zancudo llamado Aedes aegypti (3), el cual produce entre otras dengue, que tiene dos modalidades: el clásico y el grave. El primero es un cuadro general de malestar, fiebre y fuerte dolores óseos, el cual no coloca en riesgo vital a la persona que lo adquiere; el segundo, además de esta sintomatología produce hemorragias severas que comprometen la vida de la persona.


Si bien se conocía que por el ciclo natural de la enfermedad el 2019 traería un incremento en el número de casos (ciclo interepidémico –cada tres años, gráfico Nº 2), desde hace un año en el país fueron activadas las alertas para fortalecer las acciones de prevención, atención, vigilancia y control del dengue y se lanzó la campaña “Córtale las alas al dengue”, pero las cifras muestran que no se avanza en su control, es decir, las medidas dispuestas para evitar la propagación de la enfermedad no funcionaron.
Es una realidad que parece estar incontrolada, toda vez que no es solamente un asunto de salud pública. Los profesionales de la misma saben –y así mismo debería tenerlo claro el Gobierno y el Ministerio del ramo–, que las acciones de intervención y control en salud pública, y específicamente del dengue, requieren de un importante esfuerzo intersectorial que logre enfrentar las condiciones sociales y ambientales que determinan el proceso salud enfermedad de las poblaciones humanas y con ello el mejoramiento de la calidad de vida; un conocimiento que por la realidad que enfrenta el país, sobre todo las poblaciones más pobres de los territorios donde avanza el dengue, parece no trascender el “discurso”.


Conocimiento, que por demás, a pesar que el sector salud en sus análisis incorpora la idea de los determinantes sociales y ambientales de la salud, las acciones de control del dengue se concentran en entenderlo solo como una enfermedad infecciosa, cuyo comportamiento depende de la interacción del huésped y el vector, lo que coloca en el centro de las acciones de control la destrucción de criaderos y formas adultas del vector, dejando de lado las precarias condiciones en las cuales vive un alto porcentaje de la población, y que, precisamente, son las que favorecen el ciclo natural de la enfermedad.


Estamos, de esta manera, ante la ausencia de una política de Estado para enfrentar esta realidad, así como todas las que le son adjuntas. Política que podría tener en el sector público de salud un motor dinamizador, pues si bien las circunstancias socio-económicas que caracterizan la vida de las mayorías nacionales, y con ello el acceso a servicios públicos y saneamiento básico, al mínimo vital de agua, la posibilidad de contar con una vivienda digna, entre otros, no son competencia directa del sector salud, no es claro su liderazgo para articular y movilizar de manera efectiva a otros sectores a pesar de conocer a profundidad el comportamiento de la enfermedad y los determinantes que la favorecen.


Todo esto nos permite confirmar que hasta tanto las políticas gubernamentales y la acción institucional no afecte realmente las condiciones de pobreza de amplios grupos poblacionales en el país, mientras la gente viva en condiciones de saneamiento precarias y se alimente mal, el dengue seguirá prevaleciendo y haciendo sus estragos.


El urbanismo desenfrenado y el cambio climático aumentan el problema


Nuevas realidades urbanas y ambientales amplían las condiciones para la multiplicación del insecto transmisor de la enfermedad. Una de ellas es la urbanización desenfrenada que vive el país y otras partes del mundo, y que para el caso nuestro está relacionado con los procesos de expulsión de la población de las zonas rurales, bien por razones de la violencia socio-política, bien por condiciones socio-económicas.


Como es conocido, en general estas poblaciones desplazadas llegan a engrosar las periferias de las ciudades, que son cinturones de miseria y desigualdad social, donde las condiciones de higiene y saneamiento básico son demasiado precarias, donde fácilmente se reproducen las ETV.


Este tipo de urbanización se articula con otro fenómeno en creciente, los procesos de cambio climático, expresión de la crisis socio-ambiental, dado que la elevación de la temperatura en el mundo ha favorecido que el hábitat del mosquito se haya extendido y haga presencia en lugares con altitud mayor a los 1.000 metros, lo que antes era impensable.


Esto podría explicar porque hoy en Colombia el dengue hace presencia con mayor intensidad en ciudades como Cali, Ibagué y Medellín, que están por encima de los 1.000 mts., ciudades todas ellas con importantes cinturones de miseria.


Crisis del sistema de salud: incremento de la ETV


Si bien el Instituto Nacional de Salud indica que en 2019, el 79,3 por ciento de los pacientes con dengue grave fueron hospitalizados y en 2020 el 96,7 por ciento, ante la grave crisis que caracteriza al sistema de salud no es suficiente mostrar las cifras y dejar fuera del análisis elementos clave como la accesibilidad y disponibilidad de los servicios de salud, la oportunidad y la calidad de la atención y en general, la garantía del derecho fundamental a la misma.


Crisis del sistema de salud destacada en reciente monitoreo nacional realizado por la Defensoría del Pueblo a los servicios de urgencias en varias ciudades del país (4), el cual resalta la sobreocupación de los servicios que pueden llegar hasta el 244 por ciento y rangos de espera que alcanzan las nueve horas tan solo en el triage (5), con lo cual la situación de estos servicios pone en riesgo la adecuada atención en salud.


La Defensoría identifica como problemas críticos en los servicios de urgencias, entre otros aspectos, la sobreocupación de los servicios, que lleva a los pacientes a una deshumanizada y agobiante espera en sillas, pasillos y hasta en el suelo, a lo que se suma una dotación insuficiente en términos de talento humano, infraestructura, equipos, entre otros; las barreras de acceso a los usuarios, el trato deshumanizado y en general la ausencia de un modelo de atención integral; situaciones atravesadas por la baja resolutividad de las Eapb (las anteriores EPS), que obliga a los pacientes a consultar por eventos o situaciones que debieron ser resueltas y garantizadas en otros niveles de atención; la crisis hospitalaria y la crisis laboral en el sector salud que lleva a que el talento humano no cuente con vinculación formal ni con adecuada remuneración.


Débil estrategia de salud pública para enfrentar la epidemia


En la intervención de control de las enfermedades trasmitidas por vectores, se resalta la importancia del actuar individual y colectivo y el protagonismo de la comunidad para trasformar el entorno y generar condiciones que no favorezcan la producción y desarrollo de criaderos del vector mediante acciones sencillas de recolección de inservibles, manejo adecuado de basuras y depósitos de agua y saneamiento de la vivienda, en este sentido el plan de intervenciones colectivas – PIC–, en el ámbito local, debería complementar los planes intersectoriales para el control del dengue.


El plan de intervenciones colectivas (6) está compuesto por intervenciones de promoción de la salud y gestión del riesgo, enmarcadas en las estrategias de los planes de salud territorial y cuyo objetivo es impactar positivamente los determinantes sociales de la salud. Estas acciones, según lo define la norma, deben ser contratadas por instituciones con capacidad técnica y operativa garantizando la continuidad y oportunidad de las intervenciones y deberían contribuir al desarrollo de capacidades individuales y colectivas a través del curso de vida, para la transformación de los entornos en los cuales se desarrolla la vida y aumentar con ello el impacto en salud de las políticas públicas.


Las cifras y resultados actuales en relación al control del dengue, son un claro reflejo del impacto de las acciones colectivas en el país. En general, en los municipios y departamentos no se logra una contratación oportuna que garantice la continuidad de las acciones, ejecutadas por instituciones sin capacidad técnica y operativa; y en lo local se concentran en charlas y actividades repetitivas que no promueven el cambio de conducta ni la movilización social.


Ineficiencia operativa, contractual y de otros órdenes que también llama la atención sobre las consecuencias que derivan de un modelo socio-económico como el neoliberal que al descargar en agentes privados buena parte de lo que antes correspondía al Estado, ha generado una mentalidad de desunión y desmotivación comunitaria que puede tener en la propagación del dengue uno de sus reflejos.


No es natural


En el control de las enfermedades infecciosas en general y en particular en el control del dengue, al parecer, son pocas las lecciones aprendidas, persiste el imaginario del control centrado en el vector, el liderazgo del sector salud para movilizar otros sectores es pobre, las acciones colectivas por elementos de tipo estructural y de implementación tienen un bajo impacto y la crisis hospitalaria y en general del sistema de salud, favorecen los desenlaces negativos; a lo que se suman los fenómenos de urbanismos desenfrenado y el cambio climático.


La tendencia epidemiológica de la enfermedad muestra que estamos lejos del control de este brote en el país. Las cifras epidemiológicas, son el reflejo de la incapacidad del sistema de salud, de los programas de control de las ETV y de las políticas en salud pública en general, para generar acciones continuas y sostenibles, y no solo “actividades” que se despliegan en tiempos de epidemias.


Es una realidad que debe llegar a su fin, toda vez que la sociedad no debe aceptar la situación del dengue como hecho natural: no es natural que la gente viva en condiciones de pobreza, en medio de unas muy precarias condiciones de saneamiento básico, que coma mal, que no sea atendido o mal atendido por el sistema de salud y que muera por condiciones evitables. Debe ser éticamente inaceptable que la gente sigue muriendo en el siglo XXI por una enfermedad totalmente prevenible.

 

*Una primera versión de este artículo fue publicada en el periódico desdeabajo, edición 265, febrero 15-marzo 15 de 2020.
1. Instituto Nacional de Salud. Informe de evento, 2019. Disponible en: https://www.ins.gov.co/buscador-eventos/Informesdeevento/DENGUE%20PE%20XIII%202019.pdf
2. Instituto Nacional de Salud. Boletín Epidemiológico Semanal. Semana Epidemiológica 05, 2020. Disponible en: https://www.ins.gov.co/buscador-eventos/BoletinEpidemiologico/2020_Boletin_epidemiologico_semana_5.pdf
3. El mosquito Aedes aegypti es el vector responsable de la transmisión de los virus responsables del dengue, la fiebre amarilla, chikunguña, la fiebre de Zika y el Virus Mayaro.
4. Dramática radiografía de los servicios de urgencias en Colombia. Periódico El Tiempo. Edición del 10 de febrero de 2020. https://www.eltiempo.com/salud/servicio-de-urgencias-en-colombia-informe-de-la-defensoria-del-pueblo-sobre-situacion-del-pais-460304.
5. El triage, o protocolo de intervención, es un método de selección y clasificación de pacientes empleado en la medicina de emergencias y desastres. Evalúa las prioridades de atención, privilegiando la posibilidad de supervivencia, de acuerdo con las necesidades terapéuticas y los recursos disponibles.
6. Ministerio de Salud y Protección Social. Resolución 518 de 2015. Directrices para la Gestión en Salud Pública y Plan de Salud Pública de Intervenciones Colectivas (PIC).

** Angélica María Rojas-Bárcenas, Médica Epidemióloga MSc(c) en Salud Pública. Las opiniones expresadas por la autora son de índole personal y no comprometen las instituciones donde labora.
Mauricio Torres-Tovar, Médico PhD(c) en Salud Pública, profesor Departamento de Salud Pública, Universidad Nacional de Colombia.

 

Para suscripción:

https://libreria.desdeabajo.info/index.php?route=product/product&product_id=180&search=suscrip

Publicado enColombia
Sábado, 14 Marzo 2020 06:23

El padre de la criatura

El padre de la criatura

China y EE.UU. se achacan el origen de la pandemia

Un vocero de la Cancillería china insistió hoy en que Estados Unidos podría haber desatado deliberadamente el brote de coronavirus en China, en medio de una creciente disputa entre Washington y Beijing por el origen de la pandemia de coronavirus. La disputa llega en momentos en que China busca descargase de culpa y presentarse como el país que tomó medidas decisivas que dieron tiempo el mundo para prepararse para la crisis, al poner en cuarentena a grandes porciones de su inmensa población.

Con los casos cayendo en China pero aumentando en el extranjero, Beijing ahora ha empezado a rechazar la idea de que la ciudad de Wuhan fue el lugar donde se originó la pandemia, que ya ha afectado a más de 135.000 personas en más de 110 países. El vocero de la Cancillería china, Zhao Lijian, fue un paso más allá al decir anoche por Twitter que "podría haber sido el Ejército de Estados Unidos el que trajo la epidemia a Wuhan", aunque no mostró ninguna prueba.

Hoy insistió en su afirmación al subir a su cuenta de Twitter un link con un artículo sacado de una página web conocida por sus teorías conspirativas sobre los atentados del 11-S. Censores de la actividad digital también han permitido a usuarios de redes sociales de China esparcir versiones similares de que Estados Unidos estuvo detrás del inicio del brote.

Un video que muestra a autoridades sanitarias estadounidenses diciendo que algunas víctimas de gripe en el país habían sido diagnosticadas de manera póstuma con la cepa Covid-19 fue tendencia esta semana en Weibo, la red social china similar a Twitter. Algunos usuarios dijeron que el video probaba que el virus se originó en Estados Unidos, y Zhao lo subió hoy a su cuenta de Twitter, informó la cadena de noticias CNN.

La teoría contradice las afirmaciones iniciales de la propia China sobre el origen del virus en Wuhan en diciembre pasado. El brote ha afectado a casi 81.000 personas en China, de las cuales más de 3.100 han muerto. Gao Fu, director del Centro Chino para la Prevención y el Control de Enfermedades, dijo en enero pasado que "ahora sabemos que la fuente del virus son animales que eran vendidos en un mercado" de Wuhan.

Las mismas autoridades chinas veían a Wuhan y el resto de la provincia de Hubei como una amenaza, ya que pusieron a los 56 millones de habitantes de la región bajo estricta cuarentena para contener la epidemia. Pero Beijing empezó a mostrar dudas a fines del mes pasado, cuando Zhong Nanshan, un respetado experto vinculado a la Comisión Nacional de Salud, dijo a periodistas que "la epidemia apareció primero en China, pero no se originó necesariamente en China".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que aunque no se sabe con exactitud como pasó el virus de su vector animal a los humanos, la Covid-19 era "desconocida antes del brote en Wuhan, China, de diciembre de 2019".

Estados Unidos, en tanto, ha indignado a China haciendo continuas referencias a que el virus se originó en el país comunista. El secretario de Estado, Mike Pompeo, lo ha llamado el "virus de Wuhan", lo que llevó a Beijing ha calificar el término de "despreciable" y de "falta de respeto a la ciencia".

El presidente estadounidense, Donald Trump, comenzó un discurso a la nación esta semana por la pandemia hablando del brote "que comenzó en China". El asesor de seguridad nacional estadounidense, Robert O'Brien, insistió ayer en que el virus se originó en Wuhan. 'Brien dijo que la pandemia se debió a una falta de cooperación de China y un encubrimiento del brote inicial, y agregó que esto ha "costado a la comunidad internacional dos meses de respuesta" a la amenaza. Beijing calificó sus comentarios de "extremadamente inmorales e irresponsables"

Publicado enInternacional
El portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Zhao Lijian, en una rueda de prensa.

12.03.20 -“¿Cuándo comenzó el paciente cero en Estados Unidos? ¿Cuántas personas están infectadas? ¿Cómo se llaman los hospitales? Podría ser el Ejército de EE.UU. lo que llevó la epidemia a Wuhan. ¡Sé transparente! ¡Haz públicos tus datos! ¡Nos debe una explicación!”, ha escrito este jueves el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Zhao Lijian, en su cuenta en Twitter.

El portavoz chino ha agregado también que el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EE.UU., Robert Redfield, admitió el miércoles, durante el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, que algunos estadounidenses que aparentemente murieron de influenza tuvieron un resultado positivo para el nuevo coronavirus en el diagnóstico póstumo.

“Algunas muertes por influenza se infectaron en realidad con COVID-19, admitió Robert Redfield de CDC de EE.UU. en la Cámara de Representantes. Estados Unidos reportó 34 millones de casos de influenza y 20 000 muertes. ¿Cuántos están relacionados con COVID-19?”, ha explicado.

Asimismo, Zhao ha citado a Redfield, quien dijo que “algunos casos que fueron diagnosticados previamente como gripe en los Estados Unidos fueron en realidad COVID-19”.

Ante este panorama, el vocero ha catalogado “absolutamente INCORRECTO e INAPROPIADO” llamar a este virus como el “coronavirus chino” cuando su origen es en realidad en EE.UU.

Pese a que a finales de diciembre pasado comenzó el nuevo coronavirus en la ciudad china de Wuhan, el origen del brote del virus aún permanece un enigma.

Philip Giraldi, exfuncionario de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. opina que su país podría haber “creado” al temido virus, en colaboración con Israel, como un arma de guerra biológica para dañar a China e Irán. Sus declaraciones se suman a varios análisis que no descartan el papel de EE.UU. en esta epidemia que ya ha sido catalogado de pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por: HispanTV / Aporrea | Jueves, 12/03/2020 09:13 PM

Publicado enInternacional
Soldados italianos revisan a los pasajeros que salen de la estación principal de Milán, este lunes. En vídeo, el shock que ha causado en Italia el aislamiento. (Foto:Antonio Calanni | Vídeo: EPV)

Los desplazamientos quedan prohibidos dentro del país salvo por motivos justificados de trabajo o salud

Italia ha dado este lunes un paso inédito en Europa para la contención del coronavirus de Wuhan, que ha puesto en jaque la economía mundial y los sistemas sanitarios de decenas de países. Su primer ministro, Giussepe Conte, ha anunciado esta noche que el país entero queda en situación de aislamiento, como ya lo estaban Lombardía y otras 14 provincias del norte. Los desplazamientos quedan prohibidos en todo el territorio y solo se permitirá viajar dentro de Italia por motivos justificados de trabajo, por cuestiones de salud y por otras razones de urgencia debidamente acreditadas. Ante el vertiginoso ascenso de los contagios —que este lunes alcanzaron los 9.172, de los que 463 han fallecido y 724 se han curado— “nos estamos quedando sin tiempo”, ha dicho. Y ha señalado que el lema a transmitir a los ciudadanos es “yo me quedo en casa”. El primer ministro ha anunciado, además, que la suspensión de la actividad didáctica en las escuelas y universidades se prorrogará hasta al menos el 3 de abril.

La noticia ha llegado el día en el que los 16 millones de personas que viven en las nuevas zonas en aislamiento comenzaban a asimilar que las próximas dos semanas sus vidas y sus costumbres sociales iban a cambiar por completo. Ahora, también tendrán que acostumbrarse en el resto del país a los controles que la policía y el Ejército ya han implantado en el norte para permitir los desplazamientos solo a quien tenga un motivo justificado. Las autoridades insisten en que la colaboración de los ciudadanos y mantener comportamientos responsables son fundamentales para ralentizar el ritmo de los contagios y evitar colapsar un sistema sanitario ya al límite.

Antes de que entrara en vigor el decreto, muchos aprovecharon para abandonar las zonas de aislamiento a toda prisa por temor a quedar atrapados y hubo quien llegó a pagar 1.200 euros de taxi para llegar a Roma, como ha contado al diario La Repubblica un taxista que la noche del sábado condujo durante seis horas para llevar a una joven de vuelta a su casa en la capital italiana.

La alarma original se ha ido transformando en resignación. “Creo que en todo este tiempo hemos estado infravalorando la gravedad de la situación”, cuenta al teléfono Michele Lafrancesco, desde Monza-Brianza, a 30 kilómetros de Milán. Trabaja como sanitario en una residencia de ancianos y este lunes, “por suerte”, dice, era su día de descanso. “Tenía miedo de que no pudiera ir a trabajar porque tengo que salir de mi provincia, pero luego entendimos que por motivos laborales sí podríamos movernos”, afirma. “Es preferible hacer caso a los expertos y quedarse en casa, salir solo a para lo imprescindible”, añade.

Blindar Lombardía, con Milán su capital, el principal motor económico del país que aporta en torno a una quinta parte del PIB nacional era la decisión que nadie quería tomar. Para limitar el impacto, tanto en el tejido empresarial de la zona, como en la vida de la gente, las autoridades permiten la libre circulación de mercancías y algunos tipos de desplazamientos, como los motivados por razones laborales o de salud y para volver al lugar de residencia. Habrá que ver ahora cómo se procede en el resto del país.

Firmar un documento

Siguiendo las órdenes del Ministerio de Interior, quienes necesiten salir o entrar en las zonas en aislamiento deberán firmar un documento en el que expliquen el motivo de fuerza por el que deben viajar. La policía podrá comprobar la veracidad de la información si lo consideran oportuno, pidiendo mayor documentación. En la estación central de Milán, desde primera hora del lunes, el Ejército estableció dos controles para comprobar la documentación de todos los viajeros: uno para los que accedían a los convoyes que se dirigían al sur y otro para los trenes regionales. Entre los pasajeros que llegaban a la estación, la policía ferroviaria realizó controles aleatorios. Las largas colas de espera entre mascarillas y certificados han marcado las imágenes de la jornada.

Este lunes, el modelo de autodeclaración que ha difundido el ministerio circulaba por la mayoría de chats de WhatsApp en el norte. “No sabemos si tenemos que llevarlo siempre encima, pero es mejor hacerlo por si acaso”, señala Nicola por teléfono, desde Urbino, otra de las áreas en aislamiento de la región de Las Marcas. En su zona, el primer día de las restricciones solo habían instalado un control, en la autovía a la altura de la frontera con Umbria. “Es la arteria principal en la que se concentra la mayoría del tráfico”, explica.

A última hora de la tarde, en cambio, no había nada en la frontera con Toscana. “La ciudad está inusualmente vacía”, cuenta por teléfono. Y señala que las farmacias pusieron en marcha un sistema de entrega a domicilio de los medicamentos para las personas más vulnerables, como ancianos que viven solos o personas con discapacidad.

Un cambio de estilo de vida

Este lunes se registraron casi 1.600 contagios más que el día anterior y las autoridades lo interpretaron como una cifra límite. Además, los números de pacientes en cuidados intensivos ha crecido de forma exponencial en la última semana, casi con una media de 100 casos por día, sobre todo en Lombardía, que ha necesitado trasladar a pacientes a otros hospitales de otras regiones por falta de espacio. Para evitar que la situación se agrave aún más, el primer ministro, Giuseppe Conte, ha pedido “sacrificio” a todos los ciudadanos para que cambien sus costumbres y estilo de vida y se adapten a una situación de emergencia que requiere reducir al mínimo indispensable cualquier contacto social que pueda favorecer la propagación del virus. “Todos tenemos que renunciar a algo por el bien de toda Italia y tenemos que hacerlo inmediatamente”, ha dicho el mandatario.

Por Lorena Pacho|Roma

Publicado enInternacional
El “cisne negro” que puede descarrilar la relección de Donald Trump

El exitoso autor libanés Na­ssim N. Taleb sacudió las mentes estáticas con su célebre libro El cisne negro: El impacto de lo altamente improbable (https://amzn.to/2wjG7xB) que versa sobre un evento considerado improbable que aparece repentinamente en los radares cerebrales y provoca inesperadas consecuencias masivas.

Pues más que un "cisne negro", a Trump, quien parecía tener blindada su relección, se le apareció la altamente improbable pandemia del coronavirus: mutación que ha golpeado a 53 países hasta ahora.

Dejo de lado el inquietante libro de ciencia ficción Los ojos de la oscuridad, de Dean Koontz, quien hace 41 años vaticinó la dispersión de un virus "alrededor del año 2020" en la misma ciudad de Wuhan (https://amzn.to/39ce95M).

También soslayo las teorías sobre el accidente del coronavirus experimentado y/o sembrado como "arma bacteriológica" y de lo que se han acusado las tres superpotencias: EU, Rusia –con una aterradora excavación (https://bit.ly/2TaMQTH)–, y China, cuyo máximo especialista afirma que el Covid-19 “pudo no haberse originado en China (https://bit.ly/2wRCjE5)”.

Esperando y rezando que los expertos del tema, y no los politiqueros oportunistas que lucran con la enfermedad ajena en un momento tan disruptivo, encuentren los orígenes y la terapia del Covid-19, me enfocaré en el efecto que ha tenido sobre las acciones de las bolsas de Nueva York y que, en caso de prolongarse, es susceptible de quitarle una de las principales cartas a Trump para su relección cuando todavía no se conoce la identidad de su adversario en el antidemocrático Partido Demócrata que busca impedir el ascenso irresistible de Bernie Sanders con toda la jugarreta de los superdelegados –15 por ciento de miembros prominentes y libres del partido que no han sido elegidos– en la Convención de Milwaukee (Wisconsin) del 13 al 16 de julio.

El británico Edward Luce (EL), muy cercano a Obama y gran conocedor de los intríngulis políticos en EU, aduce en Financial Times (27.02.20) que "el coronavirus puede trastocar la elección en EU" cuando "Trump apostó su reputación en algo que no puede controlar".

A juicio de EL, si el Covid-19 se propaga en EU, "Trump perderá doble: dañará el crecimiento de EU y habrá perdido la confianza" de la ciudadanía acerca de lo que "ha explicado en forma nada científica sobre la enfermedad". Él asevera que "el impacto político del virus puede ser radicalmente disruptivo" con "tres efectos visibles": 1. "La aptitud es importante" y debe estar vinculada a la ciencia, así como el expertise; 2. "Una pandemia global puede inclinar la política de EU contra la globalización", lo cual beneficia a Bernie Sanders, y 3. Estimulará la "info-demia": contagio (des)informativo existente en los medios de EU cuando Rush Limbaugh, connotado locutor conservador, afirma que “el Deep State usa al virus para socavar a Trump” ya que Nancy Messonnier –principal epidemióloga del Centro de Control de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés)– es la hermana del anterior vicefiscal Rod Rosenstein, quien buscó derrocar a Trump.

Luce conjetura que la "info-demia" puede ayudar a Trump.

Nada menos que Larry Kudlow (LK), principal consejero económico de Trump, implora a los inversionistas comprar las acciones "abaratadas" después de la estrepitosa caída de la bolsa neoyorquina, asegurando que el impacto económico del coronavirus en la economía no tiene ningún parecido con el crack de 2008.

Después de echarle la culpa a China, LK adujo que la pandemia no tenía nada que ver con las condiciones domésticas de EU y que la manera decisiva del manejo de la crisis por Trump tendría “un efecto muy positivo para su relección (https://washex.am/3apQgb9)”.

Ya el gobernador de la Reserva Federal, Jerome Powell, avisó estar listo para tomar acciones y apoyar a la economía ante el daño que ha provocado a ésta el coronavirus (https://bit.ly/2VvjGAd).

Antes de fallecer, el genial astrofísico Stephen Hawking advirtió sobre las "agresiones de las armas biológicas" al género humano (https://cnet.co/2Towoy1).

http://alfredojalife.com

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Publicado enInternacional
Martes, 25 Febrero 2020 06:03

Alerta la OMS sobre riesgo de pandemia

Personal sanitario desinfecta las calles en Seúl, Corea del Sur. Chung Sung-Jun Getty Images

La epidemia por el Covid-19 crece de manera acelerada en el mundo

Italia reporta más de 200 contagios en cuatro días // Unos 30 países, afectados por el virus

Pekín. La epidemia del Covid-19 se aceleró ayer en todo el mundo, con nuevos países afectados: Irak, Afganistán, Kuwait, Omán y Bahrein. Creció la mortandad fuera de China: Italia sumó más de 200 nuevos contagios en cuatro días, y hay un tercer enfermo en España (un turista en Tenerife), lo que llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a advertir sobre el riesgo de una pandemia.

El director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, explicó: "¿Tiene este virus un potencial pandémico? Absolutamente. ¿Ya hemos llegado a ese punto? Según nuestra evaluación, todavía no. Entonces, ¿cómo deberíamos describir la situación actual? Lo que vemos son epidemias en diferentes partes del mundo, que afectan a los países de diferentes maneras y que requieren una respuesta adaptada. Nuestra decisión de utilizar la palabra pandemia se basa en una evaluación continua de la propagación geográfica del virus, la gravedad de la enfermedad que causa y el impacto que tiene en toda la sociedad".

Tedros, quien se mostró preocupado por el repentino aumento de casos fuera de China continental, insistió en que utilizar la palabra pandemia "por ahora no se ajusta a los hechos" y que “ciertamente puede causar miedo. He hablado constantemente sobre la necesidad de hechos, no de miedo.

"Este no es momento de centrarse en qué palabra usamos. Eso no evitará una infección ni salvará una vida. Es tiempo de que todos los países, comunidades, familias y personas se concentren en prepararse. No vivimos en un mundo binario, en blanco y negro. No es ni lo uno ni lo otro. Debemos concentrarnos en la contención, mientras hacemos todo lo posible por prepararnos para una posible pandemia", pidió el director de la agencia.

Expertos de la misión conjunta de la OMS –que visitó este fin de semana Wuhan, donde surgió el virus– determinaron que en China "la epidemia alcanzó un punto máximo, se estabilizó entre el 23 de enero y el 2 de febrero, y declinó de manera continua desde entonces".

El grupo de médicos informó que no ha habido ningún cambio significativo en el ADN del virus. La tasa de mortalidad está entre 2 y 4 por ciento en Wuhan y 0.7 por ciento fuera de esta ciudad. El Covid-19 provoca tos, fiebre, dificultad para respirar y puede derivar en neumonía e insuficiencia renal. Los enfermos que no presentan síntomas graves tienen un tiempo de curación de dos semanas y los gravemente afectados pueden recuperarse en un plazo de tres a seis semanas.

En China continental, hasta hoy se registraron 2 mil 663 muertes y 77 mil 658 contagios, informó la Comisión Nacional de Salud.

Ante esta situación, el gobierno comunista decidió posponer indefinidamente, por primera vez en tres décadas, la sesión anual de la Asamblea Nacional Popular que iba a empezar el 5 de marzo.

Pekín prohibirá "completamente" y de forma inmediata el comercio y consumo de animales salvajes, práctica que supuestamente contribuyó a la propagación del virus.

En Wuhan, las autoridades renunciaron a disminuir las medidas de cuarentena que se aplican desde hace un mes, al eliminar el anuncio que se había hecho horas antes de levantar el confinamiento para los no residentes.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas, António Guterres, pidió a todos los donantes que financien completamente a la OMS para evitar que el brote viral se convierta en una "pesadilla global".

El presidente estadunidense, Donald Trump, tuiteó que el Covid-19, con 34 contagios en su país, está "bastante controlado" y que tanto los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades como la OMS están trabajando de manera inteligente.

Sin embargo, el gobierno de Estados Unidos recomendó ayer a sus ciudadanos no viajar a Corea del Sur si no es indispensable.

En total, más de 30 países están afectados por el coronavirus, con más de 20 muertos y 2 mil contagios fuera de China. Corea del Sur e Irán registran el mayor número de casos de contaminación y muertes luego del gigante asiático.

En Irán, las autoridades prometieron "transparencia" sobre la epidemia y desmintieron de manera categórica al diputado que afirmó que la neumonía viral había causado la muerte de 50 personas en la ciudad de Qom.

La muerte de cuatro personas por el Covid-19 elevó ayer a 12 el balance de fallecidos en Irán, de un total de 61 contagiados en el país, indicó el ministerio de Salud.

Afganistán, Bahrein, Kuwait, Irak y Omán confirmaron sus primeros casos de contagio, provenientes de Irán.

Corea del Sur confirmó este martes ocho muertos y 60 nuevos contagios de coronavirus, con lo que el balance de enfermos subió a 893, el mayor número de casos en un país fuera de China continental.

Italia, que registró ayer seis muertos y 224 contagios en cuatro días, se convirtió en el primer país de Europa en instalar un cordón sanitario en 10 ciudades del norte.

La policía estableció ayer puntos de revisión alrededor de localidades en cuarentena en Véneto y Lombardía, y los residentes acumularon provisiones mientras el país se convertía en el punto focal del brote de coronavirus en el continente, al generar temores de una propagación a través de las fronteras.

España registró el tercer caso del virus después de que un médico italiano dio positivo en Tenerife; el hombre estaba de vacaciones en las Islas Canarias, informaron las autoridades regionales.

Publicado enSociedad
Ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales aseguraron que están preparados para adoptar medidas que mitiguen riesgos.Foto tomada de la cuenta de Twitter de Arturo Herrera

Riad. Ministros de Economía y Finanzas del Grupo de los 20 (G20) resaltaron ayer que tras señales de estabilización en 2019 hay signos de un repunte del crecimiento económico mundial este 2020 y 2021, y se comprometieron a acelerar los trabajos para un acuerdo global en materia de fiscalidad internacional.

En la misma cita en Riad, Arabia Saudita, la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, consideró que "la proyectada recuperación es frágil" y el coronavirus reducirá el crecimiento mundial en torno a 0.1 por ciento este año y llevará el de China a 5.6.

En su comunicado final tras dos días de reuniones, los ministros explicaron que la recuperación proyectada está respaldada por la continuación de las condiciones financieras acomodaticias y algunas señales de alivio de las tensiones comerciales.

Admitieron, sin embargo, que todavía hay un entorno complejo, marcado por la incertidumbre derivada de dichas tensiones, el cambio climático y los efectos del nuevo virus.

"Mejoraremos la vigilancia del riesgo global, incluido el reciente brote del Covid-19", señalaron en el documento. "Estamos listos para adoptar más medidas con el fin de abordar esos riesgos".

Avanza el acuerdo sobre tributación

Respecto del acuerdo en materia de fiscalidad internacional, los ministros resaltaron los progresos en el contexto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con el fin de garantizar una tributación mínima de sociedades a escala mundial.

"Alentamos un mayor progreso para superar las diferencias restantes y reafirmamos nuestro compromiso de alcanzar una solución basada en el consenso con un informe final que se entregará a finales de 2020", afirmaron.

Así, los trabajos continuarán con miras a alcanzar un consenso que siente las bases para un acuerdo político en una reunión prevista para julio próximo en Berlín y la cumbre de líderes de noviembre.

El documento deberá abordar las estrategias de planificación fiscal utilizadas por las multinacionales para aprovecharse de las discrepancias de los sistemas fiscales y así trasladar sus beneficios a países de escasa o nula tributación.

El G20 representa 85 por ciento del producto interno bruto mundial y está conformado por Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, México, República de Corea, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Turquía, Reino Unido, Estados Unidos y Unión Europea.

Covid-19 impactará el crecimiento mundial: FMI

De su lado, Georgieva apuntó que si bien el crecimiento mundial estaba listo para una recuperación modesta a 3.3 por ciento este año –por arriba del 2.9 del año pasado–, “el Covid-19 ha afectado la actividad económica en China y puede ponerla en riesgo.

Arturo Herrera, secretario de Hacienda de México, afirmó en su cuenta de Twitter que una de las últimas reuniones formales del G20 trató sobre la tributación de la economía digital. "Este es uno de los temas internacionales más importantes y en el que aún no se logra consenso entre los países, pero sobre el que esperamos llegar a un acuerdo a finales de año."

Publicado enEconomía
La epidemia en el país asiático, que ha causado hasta ayer mil 868 muertos y 72 mil 436 contagios, obligó a autoridades de provincias y ciudades a imponer cuarentenas y limitaciones de viaje en distintos grados, reveló un estudio. En Hubei, donde surgió el coronavirus, se anunciaron ayer nuevas medidas, que incluyen la prohibición total de desplazamientos con vehículo y el cierre de negocios no esenciales. En la imagen, atención a un infectado en un hospital de Wuhan. Foto Ap. Agencias

Pekín. Casi la mitad de la población de China –más de 780 millones de personas– vive bajo diversas restricciones que van desde cuarentenas hasta límites sobre quién puede entrar y salir de los vecindarios, mientras las autoridades luchan por contener la propagación del Covid-19.

La epidemia del coronavirus, que ha provocado hasta este martes mil 868 muertos y 72 mil 436 contagiados, obligó a provincias y ciudades chinas a imponer cuarentenas y limitaciones de viajes de distintos grados, reveló un análisis de CNN. En la provincia de Hubei, donde surgió el virus, y las ciudades de Pekín, Shanghái y Lianoning, las restricciones van desde el encierro autoimpuesto hasta controles de ingreso en cada barrio.

Hubei, donde 56 millones de habitantes están aislados del mundo desde el 23 de enero, restringió la libertad de movimiento de sus ciudadanos más allá de la capital, Wuhan, donde surgió el primer caso.

Esta provincia anunció ayer nuevas medidas que incluyen la prohibición total de los desplazamientos con vehículo y el cierre de negocios no esenciales.

Las ciudades de Wuhan, Huanggang, Shiyan y Xiaogan, todas en Hubei, están sometidas a "una estricta gestión cerrada", las 24 horas del día, lo que significa que los habitantes no pueden salir de sus casas hasta nueva orden.

Las compras y la distribución de comida y de medicamentos se hará en puntos designados "sin contacto cara a cara", dieron a conocer ayer las autoridades de Wuhan.

Xiaogan, de 5 millones de habitantes y la segunda metrópolis con más contagios, ordenó a sus habitantes permanecer en sus hogares o podrían enfrentar hasta 10 días en detención, informó el diario inglés The Guardian.

El Parlamento chino y sus principales cuerpos consultivos consideran retrasar sus reuniones anuales previstas para marzo, informaron medios estatales.

China acusó a Estados Unidos de utilizar la crisis del coronavirus para "desprestigiar" al gigante asiático, actitud que Pekín consideró "temeraria", publicó el Diario del Pueblo.

Las fuerzas de seguridad de Hong Kong detuvieron a dos presuntos atracadores tras robar 600 rollos de papel higiénico con valor de mil 700 dólares hongkoneses (218 dólares) en un supermercado de la región administrativa especial china, donde se ha registrado escasez de productos provocada por el brote viral.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, informó que el virus es menos mortal que el síndrome de respiratorio agudo severo (SARS, por sus siglas en inglés) y el síndrome respiratorio de Medio Oriente, y destacó que cuatro de cada cinco de los afectados padecen la enfermedad de manera leve y se van a recuperar.

"De los pacientes con Covid-19 ligero, 80 por ciento se recuperarán; 14 por ciento de los casos el virus lleva al desarrollo de enfermedades serias incluidas la neumonía y la disnea; las formas críticas se registran en 5 por ciento de los enfermos, como el fallo de vías respiratorias, choque séptico y múltiple fallo de órganos", declaró Tedros, quien señaló que estas conclusiones se basan en los datos de 44 mil casos en Hubei.

En las últimas 24 horas se reportaron mil 886 nuevos casos, de los cuales 80 por ciento "son moderados", según autoridades chinas.

El número de contagiados por el coronavirus fuera de China alcanzó 694 personas, añadió el director de la agencia. Tailandia y Corea del Sur confirmaron nuevos casos.

Japón entró en una "nueva fase" de la infección viral, después de que el país constató cada día casos adicionales entre personas que no han viajado a China y que no han estado en contacto con visitantes provenientes de ese país, advirtió el ministro de Salud, Katrsunobu Kato, quien pidió evitar reuniones y lugares concurridos. Como consecuencia, fue cancelada la celebración pública por el cumpleaños del emperador Naruhito, el domingo.

Los casos del Covid-19 en Japón superaron medio millar este lunes, después de que se confirmaron 99 contagios más a bordo del crucero Diamond Princess, lo que eleva a 454 personas los contagios.

Catorce personas infectadas figuran entre los más de 300 estadunidenses desalojados del crucero. Los enfermos serán puestos en un "área especial de contención", señaló el Departamento de Estado.

Las autoridades sanitarias intentan contactar a cientos de viajeros del crucero Westerdam que desembarcaron en Camboya la semana pasada, después de que una pasajera estadunidense dio positivo al Covid-19.

La empresa naviera Holland America, propietaria del crucero, trabaja "en estrecha colaboración" con varios gobiernos, la OMS y centros de análisis de Estados Unidos "para investigar y detectar a las personas que pueden haber estado en contacto" con la turista infectada.

La OMS estimó que no era necesario suspender los cruceros y manifestó su oposición a cualquier "medida general" de este tipo para frenar la propagación de la epidemia.

Médicos en Shanghái están usando infusiones de plasma sanguíneo de personas que se han recuperado del virus para tratar a quienes aún luchan con la infección, lo que ha llevado a resultados preliminares alentadores, informó Lu Hongzhou, codirector del Centro Clínico de Salud Pública de la ciudad, sin dar más precisiones.

Publicado enInternacional