Viernes, 14 Abril 2017 07:31

Desobediencia turística pacífica

Desobediencia turística pacífica

Tal parece que entre la “industria del turismo” y la de los “bienes raíces” o “inmobiliarios”, el mundo viene a ser sólo un decorado con paisajes y mano de obra rentables. Como si los “complejos” de hotelería y sus “entretenimientos” nos hubiesen ganado el centro de la escena -en un descuido cultural planetario- y nos impusiesen ahora sus caprichos mercantiles nuevos para el “placer” de los clientes que pagan por todo. Pueblos, arquitecturas, música, danza, pintura, escultura y toda clase de monumentos naturales o culturales, acicalados con folletería vistosa para esconder la explotación de la mano de obra local que da mantenimiento (por muy poco dinero) al placer del que paga por “descansar”. A eso le llaman “generar empleo”... “bienes” y “servicios”. Flexibilizados. Y, dicen, hay que agradecérselos.
Los “planes del turismo” no se contentan con imponer sus horarios y rutinas de mercado. Imponen su estética y su ética mercantiles basados en el confort de la burguesía y sus clichés más odiosos. Todo acompañado por mucha mano de obra capacitada para las artes de hacerse invisible cuando el cliente quiere descansar. Un capítulo aparte es la ignominia de las “propinas”.


Se trata de una red, cada día más compleja, de negocios asociados, directa o indirectamente, para publicitar y seducir masas de consumidores dispuestos a moverse con transportes (cada día más incómodos y antipáticos) con “servicios” de crédito y financiamientos, con guiones actorales de empresa, en cada contacto humano, para una cadena impostada que pretende hacer parecer simpático el interés de comerciar con el descanso. Por cada “turista” se mueven cardúmenes de vendedores que acercan lo inimaginable al candidato de una operación turística. Sean sombreros para el sol, o sean conciertos para la “Opera de Pekín” especialmente hecha a escala para un crucero del caribe mientras la gente cena. El turismo internacional generó (en el año 2014) 1.5 billones de dólares y para 2017 piensan crecer en 3 o 4%. ¿En qué estarán pensando? Bajo el concepto de “turismo” se venden “tiempos compartidos”, alquileres de transportes, “entretenimientos”, “cultura”, apuestas, “aventuras”, “seguros de vida” y terapias “spa” para el cuerpo y para la mente.


En los subsuelos de la industria circulan todas las adicciones y las vejaciones. Desde el crimen organizado hasta, por ejemplo, los servicios de “seguridad” para grupos de soleteros asiduos del turismo sexual en países esclavizados de mil maneras. La “gracia” de esta industria es movilizar contingentes enormes que se comportan idénticamente para venderles estereotipos de consumo troquelados con la lógica de invertir poco y ganar mucho. Lo más rápido posible y para unos cuantos. Y no hay límites éticos ni estéticos. Si hay que someter, a los intereses de la industria del turismo, las pirámides de Egipto o las pirámides de Teotihuacán; si hay que poner la civilización maya al servicio de las cadenas hoteleras... si hay que usar a los pueblos originarios, sus costumbres sus artesanías, sus ritos y sus mitos para que el “turismo” se entretenga, habrá burocracias, leguleyos y políticos serviles dispuestos a reducirlo todo al carácter escenográfico del mundo donde el rol estelar lo tienen los empresarios del turismo capitalista. Todo a cambio de dos pesos para los trabajadores.


Así en la moral del turismo depredador burgués los pueblos deben aprender a ser hospitalarios y serviciales (cuando no serviles). Los pueblos han de practicar todas las genuflexiones y las prostituciones. Los pueblos trabajadores han de aceptarse a sí mismos como periferia del negocio usurpado por las maquinarias de guerra ideológica que se disfrazan de Bingos, Casinos, hoteles de lujo y de cuanta parafernalia se ponga de moda. Coloniaje cultural y esclavitud ideológica. Dicen que es progreso. Que son “Industrias sin Chimeneas”


Con la filosofía mercenaria de que “el cliente siempre tiene la razón” se hace doblegar la geografía, la historia y la arquitectura. Se vuelve “turismo aventura” toda reserva natural, se acaparan y se invaden las playas, los ríos y los mares... se inunda todo con alcohol de todo género y se desata el imperio del “mal gusto burgués” que quiere convencernos de que el espectáculo circense de su turismo colorido y adefésico, con gafas para el sol (incluso en interiores) embadurnados para el bronceado publicitario y ruidosos para silenciar sus mediocridades... es la alegría, es lo que debe ser, es el premio que repara las fatigas fabricadas por el capitalismo. Y se toman millones de fotos.


Cada pueblo debe tener el derecho inalienable de diseñar su medios y sus modos para que su descanso pertenezca al “Buen Vivir” siempre y no sea una anécdota de comerciantes. Cada pueblo tiene la obligación histórica de defender sus patrimonios y desarrollar desde sí lo mejor que tenga sin ser victima de jurias “inversionistas” que así como arrebatan, usan y comercian con todo lo que se les ponga enfrente, así abandonan lo que no les sirve más y dejan tendales de depredación material concreta y también subjetiva. Acapulco, por ejemplo, es una tragedia disfrazada de turismo. Toda su belleza y sus mejores comodidades, sólo pueden ser “disfrutadas” por los turistas. El pueblo vive en los cerros sin lo mínimo obligado para una vida digna. Lo mismo ocurre en todo el planeta.


En este baile de máscaras colonial disfrazado de “turismo” tenemos un campo de batalla complejo y laberíntico. Se trata de una de las industrias que el capitalismo neoliberal ha convertido en una fuerza depredadora sin límites porque logró fusionar los intereses hiena de comerciantes diversos. Entran a la lista los que acaparan, secuestran y comercian con el uso del suelo, y entran también los que maquillan todo con glamur de farándulas. Comercian con el patrimonio de los pueblos las líneas aéreas, los transportistas de todo tipo, los políticos y sus gobiernos, las vedettes de todo pelaje, los vendedores de seguros, los hospitales y los vendedores de “seguridad”. Paquete completo que el neoliberalismo consolidó para reinar con sus anti-valores contra la lógica del respeto por los pueblos y su derecho a decidir soberanamente lo que debe hacerse con sus tierras, mares y aires. El colmo es cuando todo ese despliegue colonial se hace llamar Cultura y Comunicación para la “diversión” popular. Y se nos vuelve invisible. ¿Y si desobedecemos el formato turístico dominante?

 

Fernando Buen Abad Domínguez
Rebelión / Instituto de Cultura y Comunicación UNLa
Fernando Buen Abad Domínguez. Universidad de la Filosofía

Publicado enSociedad
Viernes, 07 Abril 2017 06:07

Cara a cara entre Trump y Xi

Cara a cara entre Trump y Xi

Discuten sobre comercio y Corea del Norte en Mar-a-Lago

 

Trump y la primera dama, Melania, dieron la bienvenida a Xi y su esposa, Peng Liyuan, en la mansión de West Palm Beach.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, recibió ayer a su homólogo chino, Xi Jinping, en su residencia y club privado de Mar-a-Lago (Florida) para dar inicio a su primera cumbre, marcada por el contencioso nuclear de Corea del Norte y el comercio.


Trump y la primera dama, Melania, dieron la bienvenida a Xi y su esposa, Peng Liyuan, en la mansión de West Palm Beach, adonde la pareja china llegó en una limusina negra entre un pasillo de militares. Xi había aterrizado en el aeropuerto Internacional de Palm Beach a las 13.40 hora local, donde él y su esposa fueron recibidos al pie de la escalinata de un avión de Air China por el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson. Aproximadamente una hora después, llegó Trump a bordo del famoso avión presidencial Air Force One, de donde descendió en compañía de la primera dama.


Las actividades de los líderes de las dos mayores economías del mundo, que durarán unas 24 horas, comienzan hoy por la tarde, con la degustación de un té para conocer a sus equipos previo a una cena en honor del mandatario chino. La parte formal de la cita se desarrollará hoy, con una serie de reuniones que concluirán con un almuerzo de trabajo y de las que se informará a través de comunicados. Antes de partir hacia su club privado, Trump afirmó ayer en Washington que “nadie sabe realmente” qué puede salir de la cumbre con Xi, que se celebra entre fuertes medidas de seguridad. El magnate volvió a denunciar que China no ha sido justa con EE.UU. en el plano comercial y que Corea del Norte supone un problema muy grande.


“Va a ser muy interesante. Nadie sabe realmente qué ocurrirá”, señaló el mandatario estadounidense. “No nos han tratado de forma justa en lo relativo al comercio durante muchos, muchos años. Ningún presidente se ha hecho cargo de eso como deberían haberlo hecho, y tenemos un gran problema con Corea del Norte, así que veremos qué ocurre”, añadió Trump en una breve entrevista con la cadena conservadora Fox. Preguntado por si su objetivo es conseguir que China presione más a Corea del Norte, el presidente se limitó a indicar que “ya se verá lo que ocurre”, que él planteará su argumento a Xi y que cree que le irá muy bien.


Trump afirmó este domingo al diario The Financial Times que está totalmente dispuesto a actuar unilateralmente ante las amenazas de Pyongyang, al asegurar que “si China no va a resolver el problema de Corea del Norte, nosotros lo haremos”. Por tanto, el mandatario republicano advertirá a Xi que “se ha agotado el tiempo” para la paciencia en las gestiones diplomáticas, y Washington tiene ahora “todas las opciones sobre la mesa”, según adelantó un funcionario de la Casa Blanca, que pidió el anonimato.


En concreto, Trump presionará para que China “implemente estrictamente las sanciones y resoluciones de la ONU” contra Corea del Norte, dado que alrededor del 90 por ciento del comercio exterior de Pyongyang se produce con Beijing, según la misma fuente.


A ese respecto, Tillerson utilizó ayer un lenguaje más suave y afirmó que EE.UU. espera “que China encuentre vías para ejercer influencia sobre las acciones de Corea del Norte para desmantelar sus armas nucleares y sus programas de tecnología de misiles”. Para Tillerson, “ya sea usando su autoridad en el Consejo de Seguridad de la ONU o nuevas palancas de poder, China puede ser parte de una nueva estrategia para acabar con el comportamiento temerario de Corea del Norte y asegurar la seguridad, estabilidad y prosperidad en el noreste de Asia”.


Se espera que el comercio sea el otro gran tema de la cumbre, donde Trump insistirá en su denuncia de la falta de equilibrio en la balanza comercial entre Estados Unidos y China, uno de sus grandes temas de la campaña electoral del año pasado. “Hemos sido tratados injustamente y hemos tenido acuerdos comerciales terribles con China durante muchos años. Esa es una de las cosas de las que vamos a hablar”, declaró Trump a los periodistas a bordo del Air Force One.


No obstante, la Casa Blanca no ha aclarado si el líder estadounidense ejercerá algún tipo de presión sobre Xi para que detenga la manipulación de divisas.

Publicado enInternacional
La cumbre definitoria del deslactosado Trump con el mandarín Xi

 

En vísperas de la cumbre en Florida de los mandatarios de China y EU –las dos principales geoeconomías globales– el deslactosado Trump colocó un tuit letal: La reunión la próxima semana con China será muy difícil (¡supersic!) en la que no podemos tener más déficits comerciales masivos y pérdida de empleos. Las empresas de EU deben estar preparadas a mirar otras opciones (¡supersic!). No es tan sencillo aplicar tales amenazas que pueden tener efectos contraproducentes, ya que China no es hueso fácil de roer.

Trump ha sido intoxicado por el connotado sinófobo Peter Navarro, cabeza del Consejo Nacional de Comercio de la Casa Blanca, quien ha proclamado en sus libros The Coming China Wars (https://goo.gl/6aTRzR) y Death by China: Confronting the Dragon; A Global Call to Action (https://goo.gl/2JkQi4) que para ayudar a defender EU y proteger a sus familias no hay que comprar Made in China.

Trump arremetió con una orden ejecutiva donde pide a sus funcionarios encontrar una solución a los déficits comerciales de EU con China (40 por ciento) y otras importantes economías (https://goo.gl/zWMoqm).

Resulta que desde 1975, EU padece déficit comercial global que se ha exacerbado ahora con más de 100 países, lo cual encubre su hegemonía en sus servicios, donde destaca su globalización financierista en Wall Street cuando ha perdido la batalla de la globalización economicista frente a China e India.

¿Cómo podrá conciliar el deslactosado Trump sus arrebatos retóricos contra China, que no pocas veces delatan el bluff del jugador de póker que fue en su quebrado casino de Atlantic City, con las transacciones inmobiliarias planeadas por 4 mil millones de dólares con su polémico yerno Jared Kushner y la firma inmobiliaria china Anbang, propietaria del Waldorf Astoria (https://goo.gl/MKLKno)?

La transacción de Kushner con Anbang le descolgó más de 400 millones de dólares en su edificio de Manhattan, mientras en China han causado furor las marcas boicoteadas en EU de la polémica Ivanka Trump.

Los primeros en detectar el bluff del jugador de póker Trump fueron los chinos al haber obligado a refrendar la política de una sola China cuando el jugador de póker estadunidense pensaba utilizar a Taiwán como pieza de recambio (https://goo.gl/99M1xN).

Trump se apresta a recibir al mandarín Xi en su feudo de Mar-a-Lago el 6 de abril, mientras el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, sentenció que las relaciones de EU con Rusia “quizá sean peores que una guerra fría (https://goo.gl/MqKzYL)”.

Los multimedia de China dan mucho vuelo al primer encuentro del mandarín Xi con Trump, quienes ya hablaron dos veces por teléfono.

La reciente visita de Rex Tillerson a China, el poderoso secretario de Estado y ex mandamás de Exxon Mobil, diluyó el embriagante vino bélico de Trump, a grado tal que los multimedia chinos la tildaron de exitosa (https://goo.gl/PxiHs9).

Los multimedia de la Unión Europea (sin Gran Bretaña) no opinan todavía sobre la cumbre decisiva de ambos mandatarios, quienes marcarán la cartografía de su relación (https://goo.gl/mprLNi).

En paralelo al portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, el vicecanciller chino, Zheng Zeguang, comentó que se abordarán los lazos bilaterales, donde resalta la discordia del déficit comercial estadunidense, y los asuntos regionales e internacionales.

Las estadísticas de EU son muy tramposas, ya que sólo exponen el déficit comercial en bienes, pero sin servicios, los cuales lo diluirían sustancialmente.

Zheng asentó en forma correcta que China ostenta un superávit en el comercio de bienes –cuyo 40 por ciento proviene de las trasnacionales de EU que operan en China–, pero exhiben un déficit en el comercio de los servicios con EU.

Y tan son tramposas las estadísticas de EU cuando existe una descomunal brecha de 250 mil millones de dólares entre su déficit en bienes por 750 mil millones de dólares que sería menor por 502 mil millones de dólares cuando se incluyen los servicios con los que predomina EU a escala global debido a su tecnología de punta (https://goo.gl/9NSxYX).

En el juego triangular geoestratégico de las tres superpotencias EU/Rusia/China, se esperaba primero la cumbre entre Trump y Vladimir Putin, que ha sido torpedeada por el ambiente de macartismo orwelliano rusófobo que impera en el Deep State, mientras Trump se refocilaba en fustigar a China. Ha sucedido todo lo contrario cuando tanto el secretario de Estado, Rex Tillerson, como el secretario del Pentágono, James Mad Dog Mattis, no se diga la embajadora estadunidense en la ONU, Nikky Haley, han vertido severas declaraciones contra Rusia, mientras el acróbata Trump acabó por acercarse primero a China en forma intempestiva. Hasta Liu Chen, de la agencia Xinhua, pregunta si la reunión Xi-Trump no ha llegado demasiado rápido (sic)” en los primeros 100 días de la nueva administración (https://goo.gl/Pdkz8t).

Es una perogrullada aseverar que el comercio prospera en un ambiente de paz mientras es destruido por la guerra.

Así, Yang Sheng y Liu Xin citan al portavoz del Ministerio de Defensa Nacional de China, Wu Qian, quien en forma impactante comentó que “los lazos militares de China y EU se estabilizaron (¡supersic!) este año (https://goo.gl/XfTnvB)”.

Peng Guangqian, estratega militar de la Academia de Ciencia Militar del Ejército de Liberación del Pueblo, señaló que antes de que Trump fuera entronizado, los lazos militares de China y EU habían tenido fricciones (sic) en el Mar del Sur de China, la península coreana y Taiwán (nótese el orden).

Peng afirma que algunos (sic) militares y en el Congreso de EU siempre tratan de torpedear los lazos de EU y China al desear potenciar la cooperación militar con Taiwán, lo cual es ofensivo y provoca a China. Pero desde que el presidente Trump prometió que EU siempre (sic) respetará la política de una sola China y el secretario de Estado, Rex Tillerson, asentó que ambos lados tendrán respeto mutuo; esperamos que EU pueda cumplir su palabra y llevarla al campo de la acción, ya que, de otra manera, los lazos militares entre los dos países volverán a dañarse de nuevo.

En forma relevante el estratega militar chino sentenció que cuando los lazos de EU y China están en problemas, los lazos militares serían los primeros en ser dañados, cuando China nunca ha tratado de desafiar los intereses de EU.

Yang Sheng y Liu Xin, comentaristas del portal chino Global Times, ponen de relieve algunas de las dinámicas que pueden afectar los lazos militares, como la próxima elección en mayo en Sudcorea, que puede afectar el despliegue de EU del sistema misilístico de defensa, cuyo desmantelamiento, a mi juicio, pudiera calmar las tensiones con Norcorea.

En cuanto a la planeación de Japón de enviar barcos militares al Mar del Sur de China con efectos desestabilizadores, los analistas chinos consideran que Japón podría reconsiderar su plan en caso de un acuerdo entre Xi y Trump para mantener la estabilidad regional. Queda claro que el contencioso militar de EU y China, más allá del vulgar déficit comercial, marca(rá) el barómetro de la relación bilateral.


www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

 

 

Publicado enInternacional
Un tribunal dictamina que la Fanta y el Sprite pueden ser "venenosos" para la salud

La decisión de la corte tiene lugar nueve años después de que un empresario decidiese exportar estos refrescos al Reino Unido, donde fueron destruidos por las autoridades por razones de salud pública.


Una jueza de una corte de la ciudad nigeriana de Lagos ha dictaminado que las bebidas Sprite y Fanta de la multinacional Coca-Cola Company podrían representar una amenaza para la salud pública del país.


Según explica la agencia Sahara Reporters, la sentencia establece que los niveles altos de ácido benzoico y los aditivos que contienen estos refrescos pueden resultar "venenosos" cuando se combinan con el ácido ascórbico, conocido popularmente como la vitamina C.


La jueza Adedayo Oyebanji ordenó que la Nigerian Bottling Company (NBC, por sus siglas en inglés), la empresa embotelladora de estas bebidas en el país, coloque en sus envases unas etiquetas con una advertencia que explique el peligro de su consumo junto con vitamina C.


La decisión de la corte es resultado de un proceso judicial iniciado por el empresario nigeriano Fijabi Adebo hace nueve años. En 2007, su compañía intentó exportar estas bebidas al Reino Unido, pero fueron confiscadas y destruidas por las autoridades británicas al considerar que su consumo no era seguro para la salud. Tras este suceso, Adebo presentó una demanda contra la NBC.


Por su parte, un portavoz de la compañía estadounidense ha señalado al diario británico 'The Independent' que todos los productos de la marca "son seguros y cumplen las regulaciones de los países donde se venden". Además, ha añadido que sus refrescos "cumplen con los estrictos estándares de calidad y de seguridad global" de la compañía de Atlanta.
El representante ha hecho hincapié en el que "en todas las partes del mundo revisamos y desarrollamos nuestras recetas para cumplir con las necesidades de los mercados y con las preferencias locales".

 

Publicado: 30 mar 2017 22:36 GMT

Publicado enMedio Ambiente
El FBI recoge y utiliza fotos de la mitad de los adultos estadounidenses sin su consentimiento

El 80% de las fotos de la red que utiliza el FBI para su tecnología de reconocimiento facial son registros no criminales, incluidas imágenes de carnés de conducir y pasaportes
Los algoritmos utilizados para identificar coincidencias son incorrectos en alrededor del 15% de los casos

 

Las fotografías de aproximadamente la mitad de los adultos estadounidenses están almacenadas en bases de datos de reconocimiento facial a las que puede acceder el FBI sin su conocimiento o su permiso en la búsqueda de criminales sospechosos. Alrededor del 80% de las fotos de la red del FBI son registros no criminales, incluidas imágenes de carnés de conducir y pasaportes. Los algoritmos utilizados para identificar coincidencias son incorrectos en alrededor del 15% de los casos y es más probable que identifiquen erróneamente a un afroamericano que a un blanco.


Estos son solo algunos de los hechos irrefutables presentados la semana pasada en la audiencia de un comité de la Cámara de Representantes. Allí, políticos y activistas en defensa de la privacidad criticaron al FBI y pidieron una mayor regulación de la tecnología de reconocimiento facial en un momento en el que entra sigilosamente en las fuerzas de seguridad y en las empresas.


“La tecnología de reconocimiento facial es una poderosa herramienta que pueden utilizar las fuerzas de seguridad para proteger a la gente, su propiedad, nuestras fronteras y nuestra nación”, declaró el presidente del comité, el congresista republicano Jason Chaffetz, que añadió que en el sector privado puede ser utilizada para proteger las transacciones financieras y prevenir el fraude o el robo de identidad.


“Pero también puede ser utilizado para perseguir y acosar a otras personas. Se puede usar para limitar la libertad de expresión y asociación atacando a las personas que acudan a determinados encuentros políticos, protestas, iglesias u otro tipo de lugares públicos”, explicó Chaffetz.


La tecnología de reconocimiento facial a tiempo real –que permite a cámaras de vigilancia o dispositivos en los uniformes de los agentes escanear las caras de la gente que camina por la calle– es, de acuerdo con el presidente del comité, “más preocupante”. “Por estas y otras razones, debemos llevar a cabo una supervisión adecuada de esta tecnología emergente”, añadió.


“Ninguna ley federal controla esta tecnología y ninguna decisión judicial la limita. Esta tecnología no está bajo control”, señala Álvaro Bedoya, director ejecutivo del centro de privacidad y tecnología de la Facultad de Derecho de la Universidad de Georgetown.


El FBI lanzó su innovadora base de datos biométrica, llamada Identificación de Siguiente Generación, en 2010, dando mayores capacidades, incluido el reconocimiento facial, a la vieja base de datos de huellas dactilares. La agencia no informó al público de sus nuevas capacidades y tampoco publicó en cinco años una evaluación –exigida por ley– del impacto en la privacidad.


Fallos contra los afroamericanos


A diferencia de lo que ocurre con la recogida de huellas dactilares y ADN, que se realiza tras una detención, las fotos de civiles inocentes se recogen de manera proactiva. El FBI ha llegado a acuerdos con 18 estados diferentes para obtener acceso a sus bases de datos de fotos de carnés de conducir.
“Estoy realmente horrorizado”, afirma Paul Mitchell, congresista de Michigan. “Cuando renové mi carné de conducir no se me informó de que mi fotografía iba a estar en un archivo que podría ser consultado por las fuerzas de seguridad en todo el país”.


El año pasado, la oficina de rendición de cuentas estadounidense (GAO) analizó el uso del FBI de la tecnología de reconocimiento facial y halló una falta de rendición de cuentas, de precisión y de supervisión y realizó algunas recomendaciones para solucionar el problema.


Una de las preocupaciones clave es cómo mide el FBI la precisión de su sistema, particularmente el hecho de que no revisa los falsos positivos ni el margen de error racial. “No sabe con qué frecuencia el sistema identifica al sujeto equivocado”, explica Diana Maurer, de GAO. “Gente inocente puede enfrentarse a una falsa acusación e incluso a tener investigadores federales en su casa o su lugar de trabajo”.


El reconocimiento impreciso afecta desproporcionadamente a las personas negras, de acuerdo con los estudios. Los algoritmos no solo son menos precisos en la identificación de caras de afroamericanos, sino que estos son objeto de reconocimiento facial por parte de la policía en una proporción dispar.


“Si eres negro, es más probable que seas sometido a esta tecnología y es más probable que la tecnología se equivoque”, aseguró Elijah Cummings, congresista por Maryland que pidió al FBI que examine el sesgo racial de su tecnología. El FBI afirma que esto es innecesario porque el sistema es “no está condicionado por cuestiones raciales”.


“Esta respuesta es muy preocupante. En lugar de llevar a cabo un examen que demuestre si estas preocupaciones tienen o no credibilidad, el FBI prefiere ignorar las crecientes evidencias de que la tecnología tiene un impacto desproporcionado en afroamericanos”, afirmó Cummings.


La tecnología comercial, mucho más desarrollada


Kimberly Del Greco, subdirector adjunto de información de justicia criminal del FBI, explicó que el sistema de reconocimiento facial del FBI “ha mejorado la capacidad de resolver delitos” y destacó que el sistema no es utilizado para identificar sospechosos con total seguridad, sino para generar “investigaciones”.


Hasta las empresas que desarrollan tecnología de reconocimiento facial creen que esta tiene que estar más controlada. Brian Brackeen, consejero delegado de Kairos, señala a the Guardian que no está “cómodo” con la falta de regulación. Kairos ayuda a los estudios de cine y a las agencias de publicidad a estudiar la respuesta emocional a su contenido. También facilita reconocimiento facial en parques temáticos para permitir a la gente encontrar y comprar sus fotos.


Brackeen explica que los algoritmos utilizados en el espacio comercial están “a cinco años” de los que utiliza el FBI y que son mucho más precisos. “Tiene que haber protecciones a la privacidad de los individuos”, indica.


Debería haber normas estrictas sobre cómo pueden las empresas privadas trabajar con el Gobierno, señala Brackeen, especialmente cuando las empresas como Kairos están creando buenas y abundantes bases de datos de rostros. Kairos se niega a trabajar con el Gobierno por sus preocupaciones sobre cómo su tecnología podría ser utilizada para vigilancia biométrica. “Actualmente, la única razón que impide a Kairos trabajar con el Gobierno soy yo”, añade.


Traducido por Javier Biosca Azcoiti

 

 

Publicado enInternacional
Coletazo comercial por la carne podrida

El coletazo internacional por la exportación de carne adulterada desde Brasil se hizo fuerte. Montados sobre la crisis causada por el operativo “Carne débil”, una denuncia de la Policía Federal que recayó sobre los hombros de JBS y BRF por vender supuestamente carnes vencidas y reses muertas por enfermedades, Chile, China, Corea del Sur y la Unión Europea (UE) decidieron interponer distintos tipos de barreras a la importación de carne brasileña. Con el escándalo golpeando a las puertas de los frigoríficos brasileños, el presidente Michel Temer intentó minimizar los daños causados a la industria debido a la investigación de la policía por corrupción en la inspección de alimentos.


Fue en vano el intento de generar confianza de Temer, que había invitado a una churrasquería a 40 embajadores el domingo para demostrar que la carne brasileña merecía seguir comercializándose en las grandes ligas mundiales, los principales mercados compradores de Brasil reaccionaron con desconfianza frente a las revelaciones de que 21 frigoríficos están investigados por la presunta adulteración de carnes para permitir el consumo incluso luego de la fecha de vencimiento.


Brasil es líder mundial en carne procesada y es el primero en el mundo en la producción de carne de pollo, con exportaciones que alcanzan a 150 países. Los frigoríficos JBS y BRF, las dos grandes locomotoras de la exportación brasileña de carnes y que están directamente impactados con las investigaciones, niegan los cargos. Temer intentó reducir los daños para la economía durante su presentación en la Cámara de Comercio Brasil-Estados Unidos en San Pablo, donde afirmó que existe un número diminuto de frigoríficos involucrados en la supuesta red desbaratada por la PF la semana pasada.


“Para nosotros el agronegocio es importantísimo y no puede ser devaluado por un asunto menor, que debe ser sancionado, claro, pero que no puede comprometer a todo el sistema que creamos en los últimos años, con exportaciones a 150 países de la carne brasileña”, dijo Temer. El mandatario aseguró que Brasil tiene un sistema rigurosísimo de inspección sanitaria y afirmó que en el operativo fueron afectadas 21 unidades de producción de alimentos, ante 4850 plantas de frigoríficos existentes en el país. “Es un número diminuto”, subrayó el mandatario al intentar llevar confianza a la platea de empresarios de la cámara binacional.


“En las denuncias de la policía hay mucha fantasía, muchas idioteces”, dijo el ministro de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento, Blairo Maggi, ex gobernador de Mato Grosso cuyos negocios agrícolas le hicieron ganar el apodo de rey de la soja la década pasada. El ministro anunció que China, principal socio comercial de Brasil, pidió explicaciones y detuvo los embarques destinados a su país a modo de prevención. Antes se había manifestado Corea del Sur, otro gran importador, a través de un vocero de su Ministerio de Agricultura, en Seúl, que informó sobre la suspensión de la importación de pollo brasileño.


Del pollo que importa Corea del Sur, 80 por ciento proviene de Brasil y la mitad de esta cantidad la produce BRF. Por su parte, el vocero de la UE para asuntos sanitarios, Enrico Brivio, dijo a la agencia local Estado que el bloque le pidió al gobierno de Brasil garantizar que todos los involucrados en el fraude no puedan exportar hacia Europa. “Les recomendamos a los 28 gobiernos europeos que sean extravigilantes con los embarques desde Brasil y que aumenten los controles en las aduanas”, sostuvo, aunque aclaró que no se había encontrado ninguna irregularidad hasta el momento.
El escándalo de la carne en Brasil alcanzó incluso a las negociaciones comerciales que mantienen el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la UE, con los agricultores europeos urgiendo a garantizar las normas de seguridad de los 28 miembros horas antes del inicio de una nueva ronda que tuvo lugar ayer en Buenos Aires. Los países de Mercosur –Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay– “no tienen las mismas normas que nosotros, tal como demuestra el caso descubierto en Brasil”, denunció el secretario general del principal sindicato europeo de agricultores Copa-Cogeca, Pekka Pesonen.


Desde el intercambio de ofertas arancelarias en mayo entre ambos bloques, todo como paso previo a la reanudación de las rondas de negociación formal en octubre, ese sindicato europeo expresó su oposición a un acuerdo de libre comercio, por la inclusión de productos agrícolas sensibles.


Los ganaderos europeos tampoco dudaron en lanzarse contra el mercado brasileño. “Es ultrajante darle una segunda chance a Brasil”, dijo Patrick Kent, de la asociación de productores irlandeses, citado por el diario O Estado de S.Paulo. En tanto Chile suspendió las importaciones hasta tener aclarado el origen de la carne que compra.


El presidente de la Asociación de Comercio Exterior de Brasil, José Augusto de Bastro, dijo que la imagen externa de Brasil será afectada y seguramente habrá pedidos de nuevos certificados en mercados exigentes como Arabia Saudita, China y Japón. La Asociación Brasileña de Industria Exportadora de Carne (Abiec) fustigó la operación policial, en la que se habla de que el ácido absorbico usado en las carnes podría ser cancerígeno.

Publicado enInternacional
Camiones moviendo contenedores en el puerto de Shanghai

 

Nueva York

 

La economía de Estados Unidos arrancó el año anotándose un incremento mensual del 9,6% en el déficit comercial, que ascendió en enero hasta los 48.500 millones de dólares. Es la brecha más alta entre las importaciones y las exportaciones en cinco años. La tendencia al alza supone un nuevo reto para el presidente Donald Trump, que puede alimentar su retórica proteccionista.

El objetivo del magnate republicano de reducir el déficit está creando una atención especial en Wall Street hacia el indicador que publica cada mes el Departamento de Comercio. El valor total de las importaciones fue de 240.600 millones, un 2,3% de incremento. Se explica por una mayor entrada de productos de consumo desde China, como teléfonos móviles y productos textiles.

El dato refleja que las exportaciones rondaron los 192.100 millones. También crecieron, aunque a un ritmo de solo el 0,6%. El impulso llegó del lado de los envíos de coches y camiones, petróleo y de soja. Por países, el déficit con China creció un 12,5% en enero, hasta los 31.300 millones. El incremento mensual con México fue superior del 20%, hasta los 5.500 millones.

El alza del déficit comercial está en línea con el consenso de mercado, que anticipaba una brecha de 48.800 millones. El dato de diciembre queda en los 43.300 millones. Es la brecha más amplia desde marzo de 2012, cuando el déficit fue de 50.200 millones. El secretario de Comercio, Wilbur Ross, advierte que será agresivo a la hora de garantizar que se respetan las reglas de juego.

El incremento del déficit tendrá, sin duda, un efecto lastre en el rendimiento general de la economía de EE UU. El cuarto trimestre se cerró con una tasa anualizada de expansión del 1,9%, que en el mejor de los escenarios podría mantenerse durante los tres primeros meses de 2017. La apreciación reciente del dólar hace las exportaciones menos competitivas aunque también abarata las compras de productos extranjeros.

La reducción del déficit comercial fue uno de los caballos de batalla de Donald Trump en pasada campaña a las presidencia. Peter Navarro, nombrado por el presidente para el consejo nacional de Comercio, un órgano de nueva creación dependiente de la Casa Blanca, insiste que el objetivo para conseguirlo es lograr que los acuerdos comerciales firmados con sus socios sean más “equilibrado”.

 

 

Publicado enEconomía
Lunes, 06 Marzo 2017 06:14

El plan rupturista de las izquierdas

El plan rupturista de las izquierdas

Después de la claudicación de Alexis Tsipras ante los prestamistas, las izquierdas griegas y catalanas se unieron para encontrar un camino alternativo a la austeridad impuesta por las políticas neoliberales.


El mito de la paz social y el bienestar económico ya no sostiene a Europa. Esta idea que cada vez con mayor fuerza circula de punta a punta del continente no son solo los nacionalismos de extrema derecha quienes la defienden sino también economistas, politólogos y activistas de izquierda como los miembros de la European Research Network on Social and Economy Policy (Erensep). Esta red independiente fundada el año pasado en Salónica, Grecia, con base en la Escuela de Estudios Africanos y Orientales de la Universidad de Londres, reúne a expertos de diversos campos con el objetivo de fomentar el debate político y buscar alternativas a las doctrinas neoliberales de ajuste que rigen Europa.


La Erensep nació en Grecia, como no podía ser de otra manera. Intentando reponerse del trauma que para muchos supuso la firma del tercer memorándum de la Troika por Alexis Tsipras y la subsiguiente pérdida de derechos sociales y soberanía a costa del compromiso con los acreedores, un grupo impulsado por el profesor de Economía de la Universidad de Londres y ex diputado de Syriza, Costas Lapavitsas, se dispuso a demostrar que existe otro camino. “La red pretende ser un generador de ideas concretas para la izquierda europea con sustento académico. En Grecia ya nadie compra grandes discursos si realmente no están basados en algo que les dé credibilidad. Syriza llegó al gobierno con muchas propuestas y mucha fuerza pero sin tomarse demasiado en serio lo que se estaba proponiendo”, explica Sergi Cutillas, uno de los fundadores de Erensep, red que cuenta entre sus miembros con un numeroso grupo de académicos y activistas catalanes. “Al partir de sustento teórico y de investigación, la propuesta del cambio pierde frivolidad, se llega ahora a algo más maduro que la idea ingenua de que lo queremos todo: estar dentro del euro y sin austeridad”, afirma Cutillas. “Ahora toca el paso de madurez, cuando se asume que no hay salidas fáciles”.


A mediados de febrero en Atenas el profesor Costas Lapavitsas junto a compañeros de la Erensep presentaron las bases de su proyecto alternativo para una economía griega sostenible fuera de la Eurozona, y el cine en el que lo hicieron rebalsó de gente. “Había la sensación de que quizas se volvía a generar algo”, cuenta emocionado Sergi Cutillas, quien también estuvo allí para aportar su visión como miembro de la Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda en Barcelona y como experto invitado en la Comisión de la Verdad constituida en Grecia en 2015 para examinar la legalidad de su deuda.


La primera parte del dossier presentado plasma un análisis de economía histórica, en el cual se disecciona qué es la Eurozona y la UE, así como el recorrido hecho hasta llegar al Euro, “una historia más crítica que la edulcorada que nos cuentan, esa de que después de la Segunda guerra mundial había que unirse”, aclara Cutillas. “En realidad, después de la guerra hubo varios intentos de unidad monetaria y en todos ha sucedido algo similar a lo que pasa ahora con el Euro: Alemania se niega a funcionar como ancla monetaria para el resto de países, forzando a devaluar la moneda de otras economías fuertes como Francia, Inglaterra o Italia. Pero para que funcione un sistema monetario tiene que haber cooperación, sustentada sobre todo en la moneda más importante, que es la que cuando los demás están sufriendo debe actuar en su economía doméstica para quitar presión a los otros”, detalla el economista.


En este origen desigual y basado en los intereses de las potencias, los expertos del grupo fundado en Grecia sustentan el primero de sus argumentos en contra de la Eurozona. Cutillas explica que, en esta coyuntura y con el consentimiento de los sindicatos, el gobierno alemán fue bajando los salarios de los trabajadores para aumentar su competitividad. “Mientras los vecinos suben los sueldos en paralelo al ascenso de la productividad, en Alemania se sube la productividad pero se bajan los sueldos. En términos macroeconómicos esto significa que ellos producen más cantidad y más barato mientras nuestra estructura económica se va deteriorando, lo cual genera un desequiibrio en la balanza comercial. En el sur importamos mucho y exportamos menos, es decir, nos endeudamos y llegamos al desastre que tenemos ahora”, explica Cutillas.


Ante este mapa económico descompensado, las alternativas son dos, según la red Erensep: la salida del euro o ganar competitividad dentro de la Eurozona y, para lograrlo, deprimir salarios. “Quieres ser más competitivo pero en el camino te estás cargando una generación entera y nadie te garantiza que esa devaluación interna no haya destrozado la sociedad”, asegura el economista catalán. “Estamos en este drama, preguntándonos cuánto más podrán aguantar las democracias del sur, sin dejar de ser democracias. Porque las rebajas salariales, la austeridad, las reformas laborales como la del PP (Partido Popular que gobierna en España) hay que ver hasta cuándo permiten que haya democracia”.


Los participantes de esta red de economistas, sociólogos, politólogos y activistas de izquierdas están convencidos de que dentro de la arquitectura del euro, controlada por la banca privada y donde los estados económicos más fuertes tienen una preminencia absoluta es imposible la unión por unos objetivos comunes. “La UE ha sido siempre un compendio de tratados en los que nunca un país ha asumido costes de otro si no le beneficiaba”, concluye Cutillas.


Basados en un análisis institucional y de economía política exhaustivo los integrantes de Erensep llegaron a la conclusión de que es posible salir de la Zona euro poniendo en marcha las capacidades fiscales y financieras estatales, las únicas a las que, además, por jurisdiccion tienen acceso los ciudadanos. “Aún los Estados tienen capacidades de actuar en el campo fiscal y en el financiero, aún no hemos delegado eso a la UE. La estructura burocrática de la UE es de unos 25 mil empleados, ¿la de cualquier Estado cuántos tiene? ¿Dos millones? Las burocracias estatales son muchos más potentes que las de la Unión”, advierte Sergi Cutillas. “Quien diga que la UE es la solución institucional, no sabe que, aparte de no contar con una estructura democrática, tampoco tiene el presupuesto ni el personal ni las dinámicas políticas para construir a corto plazo la salida de la crisis”, añade el economista.


En cuanto a la sostenibilidad económica de Grecia –el primer país al que dedicó su investigación la red de expertos– la primera medida que proponen es la potenciación de los servicios y sectores productivos que detectaron con un alto índice multiplicador de empleo y exportación. “Grecia tiene un sector secundario muy precario y el reto es el de volver a industrializar el país de forma sostenible”, apunta Cutillas.


En paralelo al fortalecimiento de la capacidad productiva, fiscal y financiera del Estado, el informe presentado en Atenas recoge la necesidad urgente de una reducción de la deuda griega antes de que llegue, como pronosticó el FMI, al 300% del PIB. “Salir del euro es necesario pero no suficiente, también hay que disminuir la deuda, y la mejor manera de hacerlo es a través de una auditoría como la que hicimos en 2015, transparente, con la participación de la ciudadanía griega, donde se rechacen las deudas ilegales e insostenibles socialmente”, explica quien fue uno de los miembros de la Comisión que examinó la deuda helena ante la firma del segundo rescate financiero.


La red de investigación por una economía sostenible y soberana más allá de la tutela de la Zona euro, empezó por Grecia pero no piensa detenerse allí. El ala catalana de Erensep está trabajando ya en el caso de España, consciente de que lo planteado para su vecino del sur también podría aplicarse a este país, pero aún sin los datos sectoriales suficientes para tener el proyecto cuadrado.


La industrialización y la banca pública son las dos patas más importantes sobre las cuales tiene que pararse, en opinión del grupo de expertos, todo Estado que quiera ser independiente del euro. “La banca si es pública puede responder a criterios de desarrollo y no solamente de beneficio, puede canalizar el crédito en educación y en mejora del capital humano”, concluye quién con otras 70 personalidades de 19 países europeos provenientes de diferentes formaciones de izquierdas como Podemos, Esquerra Unida, Bloqueo de Grieta portugués, Parti de Gauche y NPA franceses, Unidad Popular y Antarsya en Grecia, la izquierda radical danesa, y la de Chipre, Eslovenia, Bosnia, Países Bajos, Alemania o Hungría firmaron el manifiesto ‘Los retos de la izquierda en la Zona euro’, un llamamiento a reunir el coraje de desobedecer las órdenes de la vieja Europa.

Publicado enEconomía
Trump, riesgo para la economía global, advierte Fitch Ratings

Cambios en trato comercial, disminución de flujos de capital y remesas, riesgos para la calificación

Las primeras semanas de la administración de Donald Trump han sido más que de retórica. El presidente estadunidense representa un riesgo de escala global para las condiciones económicas y la solvencia de los gobiernos. Y, en ese entorno, México es uno de los cinco países que más problemas afronta: por la relación comercial, el flujo de capitales desde esa nación, los límites a la migración y las remesas, consideró Fitch Ratings.


Los principales riesgos para la calificación a la solvencia de los países incluyen la posibilidad de cambios perjudiciales en las relaciones comerciales, la disminución de los flujos internacionales de capital, los límites de la migración que afectan las remesas y la confrontación entre dirigentes políticos y funcionarios estadunidenses que contribuyen a la volatilidad de los mercados financieros, apuntó la firma este viernes.


La materialización de esos riesgos afectaría el crecimiento económico y añadiría presión a las finanzas públicas de los países, comentó.


El riesgo económico y financiero de la retórica y las medidas anunciadas por el nuevo gobierno estadunidense es global, como mencionó Fitch. Pero, por ahora, cinco países los que más han quedado expuestos a la forma de conducir el gobierno del empresario inmobiliario y presentador de televisión.


Los países que corren mayor riesgo de sufrir cambios adversos en los fundamentos de la calificación de solvencia son aquellos con estrechos vínculos económicos y financieros con Estados Unidos que están bajo escrutinio debido a desequilibrios financieros existentes o a percepciones de prácticas injustas en sus relaciones bilaterales, añadió.


Canadá, China, Alemania, Japón y México han sido identificados explícitamente por la administración estadunidense como naciones que han tenido arreglos comerciales o políticas cambiarias que merecen atención, pero es poco probable que la lista termine allí, agregó.


De hecho, recordó que el cambio de estable a negativa en la perspectiva de calificación de la deuda de México, en diciembre pasado, reflejó en parte una mayor incertidumbre económica y la volatilidad de los precios de los activos financieros tras la elección estadunidense del 8 de noviembre.


El gobierno de Washington ha abandonado el Acuerdo Transpacífico, confirmado una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (que incluye a Estados Unidos, Canadá y México), reprendido y amenazando con sanciones a compañías estadunidenses que invierten en el extranjero y acusado a algunos países de manipular el tipo de cambio para sacar ventaja comercial, enumeró Fitch.


El impacto total de esas iniciativas no se conocerá por algún tiempo y dependerá de las negociaciones entre múltiples partes y acontecimientos imprevistos. En pocas palabras, mucho puede cambiar, pero el tono agresivo de la retórica de la administración estadunidense no presagia un fácil periodo de negociación ni sugiere que haya mucho margen para el compromiso, aseguró.


La forma en que hoy están integradas las cadenas de suministro globales, en particular en la producción de bienes manufacturados, implica que acciones tomadas en Estados Unidos (por ejemplo, para llevar a ese país plantas automotrices) limitarán los flujos comerciales de algunos países, con efecto en cascada sobre otros, planteó.


En tanto, los controles de inmigración más estrictos y las posibles deportaciones podrían tener efectos significativos en los flujos de remesas, dado que Estados Unidos tiene la población de inmigrantes más grande del mundo, expuso Fitch. Datos del Banco Mundial confirman que Estados Unidos y México comparten el mayor corredor global de migración y cuentan con los mayores flujos bilaterales de remesas.


A la vez, los países que reciben inversión directa de Estados Unidos corren el riesgo de ser objeto de medidas comerciales punitivas. La lista de éstos es larga, debido a que las compañías estadunidenses representan casi un cuarto del inventario de inversión extranjera directa mundial. Las naciones con el mayor volumen de inversión estadunidense en manufactura son Canadá, Reino Unido, Países Bajos, México, Alemania, China y Brasil, mencionó Fitch.

Publicado enEconomía
Viernes, 03 Febrero 2017 06:57

El año de la Gran Muralla

El año de la Gran Muralla

Es posible que 2017 sea recordado en la historia como el año de la Gran Muralla. ¿Por qué? Porque Donald Trump, el nuevo presidente de Estados Unidos, está decidido a edificar una monumental barrera de protección en la frontera con México para impedir, según él, la “invasión” de los inmigrantes ilegales venidos del “peligroso Sur”...


Al mandatario estadounidense, alguien debería recordarle lo que la Historia precisamente enseña: que casi nunca esas ciclópeas fortificaciones detuvieron nada. ¿No construyeron acaso los chinos, en la antigüedad, la impresionante Gran Muralla para detener a los mongoles? ¿No elevó el Imperio romano, en el norte de Inglaterra, el colosal Muro de Adriano para rechazar a los bárbaros de Escocia? Es conocido, en ambos ejemplos históricos, que los gigantescos vallados fracasaron. Los mongoles pasaron, y también los manchúes, y los caledonianos... Como seguirán pasando, hacia Estados Unidos, los mexicanos, los centroamericanos, los caribeños, los musulmanes... En la eterna dialéctica militar del escudo y la espada, la respuesta a la Gran Muralla de Donald Trump serán los miles de túneles subterráneos que probablemente los parias de la tierra ya están perforando...


Pero es que, además, surge otra contradicción. Por una parte está el anunciado Plan de inversiones de Trump de un “millón de millones de dólares” en obras públicas para reconstruir, como en un nuevo New Deal, las infraestructuras, aeropuertos, carreteras, puentes y túneles en todo el país. Lo cual debe relanzar la actividad económica, el crecimiento y, sobre todo, crear millones de empleos. Pero, por otra parte, ya hay pleno empleo en Estados Unidos... Bajo el presidente Barack Obama se crearon doce millones de puestos de trabajo (1). La paradoja es que, en realidad, hace falta mano de obra... Y faltará todavía más si Donald Trump expulsa, como prometió, a once millones de trabajadores inmigrantes ilegales... ¿Quién construirá la Gran Muralla, los puentes, las carreteras y los túneles?


Otro problema: las estadísticas oficiales estadounidenses señalan que el índice de jubilados por trabajadores activos no cesa de aumentar. O sea, como en todas las sociedades desarrolladas, el número de personas de la tercera edad crece más rápido que el de jóvenes. Consecuencia: las cinco primeras ocupaciones que ofrecerán más empleo en la próxima década son las siguientes: ayudantes de cuidado personal, enfermeros, ayudantes del hogar y auxiliares sanitarios, trabajadores del sector de la comida rápida y vendedores en comercios al por menor. Todas actividades duras y mal pagadas, trabajos clásicos de los inmigrantes. Si se alza la “Gran Muralla” en Estados Unidos, ¿quién los ejercerá?


Otro aspecto del problema: las migraciones nunca se realizan por capricho. Son el resultado de guerras o conflictos, de desastres climáticos (sequías), de la demografía, de la urbanización acelerada del Sur, de la explotación, de la mutación económica (disminución del campesinado), de los saltos tecnológicos y de los choques culturales. Hechos sociológicos que están empujando a la gente de los países pobres –sobre todo a los más jóvenes– a emigrar en busca de mejor vida. Hechos que están por encima del control de cualquier político y que un Muro puede quizás frenar, pero no podrá detener ni desvanecer.


Además, si Donald Trump está obsesionado con los inmigrantes latinos, que vaya preparándose para las otras “invasiones” que vienen. El África subsahariana, por ejemplo, contaba en el año 2000 con 45 millones de personas de entre 25 y 29 años, que es la edad en la que más se emigra. Hoy los subsaharianos de esa edad ya son 75 millones y, en 2030, serán 113 millones... El Banco Africano de Desarrollo estima que, de los 12 millones de subsaharianos que ingresan cada año en la fuerza laboral, apenas 3 millones encuentran empleo formal. El resto –o sea, 9 millones de jóvenes cada año...– constituye una reserva cada vez mayor de migrantes potenciales... En la India, cada mes, un millón de jóvenes cumplen 18 años y muchos sueñan con emigrar (2)...


Aunque la “Gran Muralla” de Donald Trump hay que entenderla también en sentido metafórico, pues significa, asimismo, una barrera de aranceles para dificultar el acceso de productos extranjeros al mercado interior: con tasas anunciadas del 45% sobre las importaciones provenientes de China y del 35% para las de México... O sea, proteccionismo comercial duro, que fue uno de los ejes centrales de la campaña electoral. Y que es el verdadero significado de la elección del nuevo Presidente de Estados Unidos, quien arrancó su primera semana en el poder con un gesto hacia los votantes de la clase obrera que le ayudaron a ganar el 8 de noviembre pasado y que se sienten perjudicados por las deslocalizaciones industriales. Trump cumplió su promesa y firmó un decreto para retirar a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP, Trans-Pacific Partnership), un acuerdo con once países de la cuenca del Pacífico promovido por Barack Obama. También anunció que renegociará el tratado de libre comercio con México y Canadá (NAFTA, por sus siglas en inglés) (3).


Todo ello significa una derrota de la globalización neoliberal, del libre mercado y de las deslocalizaciones. Basta con ver, sobre este tema, el berrinche interminable y el pataleo permanente contra Donald Trump de todos los partidarios del ultraliberalismo. Empezando por los grandes medios de comunicación dominantes, que ahora arremeten sin tregua –cosa inaudita– contra el propio presidente de Estados Unidos como si de Chávez se tratara. Léase, por ejemplo, en España, el incontrolable furor anti-Trump del neoliberalísimo diario El País.


En este año en el que se celebra el centenario de la revolución bolchevique de octubre 1917, la “gran sacudida” que Donald Trump está imprimiendo en los asuntos internos estadounidenses y en la geopolítica internacional no deja, pues, de estremecer al mundo. En algunas cosas para bien, en muchas otras para mal.

Por Ignacio Ramonet, periodista y escritor. Director de ‘Le Monde Diplomatique’ en español


03 Feb 2017

 

NOTAS:


(1) El presidente Obama ha dejado una tasa de paro del 4,7%, un nivel cercano al pleno empleo.
(2) Todas las estadísticas provienen del semanario The Economist, número especial “The World in 2017”, Londres, diciembre de 2016.
(3) El NAFTA, que une Canadá, Estados Unidos y México en una sola área comercial, se aprobó en 1994 siendo presidente de Estados Unidos el demócrata Bill Clinton, esposo de Hillary Clinton. Donald Trump ha afirmado que no se retirará del acuerdo, por ahora, sino que quiere renegociarlo.

Publicado enInternacional