Lunes, 09 Diciembre 2013 08:58

El Papa Francisco y el capitalismo

Cuando yo era niño, mis padres me enseñaron que una cosa son las religiones (aconsejándonos a mí y a mis hermanos ser respetuosos con sus creyentes, como parte del respeto debido a todo ser humano) y otra cosa son las Iglesias (del color que sean), que reproducen y gestionan las religiones para beneficio de sus aparatos o jerarquías, lo cual explica su constante identificación con las estructuras de poder a las cuales sirven. Ni que decir tiene que mis padres no nos exigían respeto por dichas instituciones. Todo lo contrario, teníamos que juzgarlas por su servilismo a esas estructuras.


A lo largo de mi vida he vivido y visitado muchísimos países. Y en todos ellos siempre he visto que las Iglesias (y muy en especial la Católica) sirven siempre a las estructuras de poder, siendo España el caso más patente. Es, por lo tanto, comprensible el anticlericalismo de las clases populares en España y considero un síntoma de enorme frivolidad trivializar este anticlericalismo como un sentimiento gratuito, resultado de ideologías extranjeras que manipulan a los pueblos. Las clases populares no necesitaban ningún estímulo externo para ver y reaccionar a lo que veían.


Este conservadurismo de la Iglesia Católica (una de las religiones más conservadoras hoy existentes) es, en parte, comprensible, debido al beneficio económico que le reporta. La base material de su ideología -como dirían los materialistas históricos- son las ventajas materiales que derivan de su servilismo al poder. Pero este mismo servilismo es lo que explica su postura anticientífica, pues se siente amenazada por el conocimiento científico. No es por casualidad que no fue hasta el año 1992 (sí, 1992) que la Iglesia Católica se disculpó por haber perseguido en el siglo XVII a Galileo, que tuvo la osadía de indicar que, en contra de lo que decía la Iglesia, era la Tierra la que daba vueltas alrededor del Sol y no al revés. En 2008, el Vaticano incluso pensó en hacerle un monumento, aunque decidió retrasarlo porque era todavía demasiado pronto. En la Iglesia Católica, las cosas de palacio van un poquitín despacio.


¿Qué está pasando en el Vaticano?


Es interesante, por cierto, que en el diario del Vaticano, un historiador alemán, Georg Sans, escribiera en 2009 un artículo alabando a Karl Marx por su introducción del concepto de alienación originado por el capitalismo. Decía Georg Sans "tenemos que preguntarnos si Marx no llevaba razón en su descripción del capitalismo como generador de alienación..." (citado en "Is the Pope Getting the Catholics Ready for an Economic Revolution? (Maybe He Read Marx)", de Lynn Parramore). Y las declaraciones del nuevo Papa criticando al capitalismo están creando un gran revuelo.


Ahora bien, hay que darse cuenta de que la Iglesia Católica, y concretamente el Vaticano, siempre ha tenido actitudes críticas hacia los excesos del capitalismo. Desde las encíclicas de León XIII (1878-1903) hasta Juan Pablo II, las críticas del exceso del capitalismo han sido constantes, en general, más acentuadas cuando otras ideologías contrarias a la Iglesia (aunque no contrarias a la religión) como el marxismo adquirían gran atracción en los movimientos obrero e intelectual del mundo occidental.


Ahora bien, lo que es nuevo en el Vaticano es que en el documento que acaba de publicar el Papa Francisco sobre la pobreza y la Iglesia, parece haber un atisbo de que este Papa quiere ir un paso más allá, pues su crítica no se limita a los excesos del capitalismo, sino al capitalismo en sí. Existen partes del documento que parecen aproximarse a esta postura. Escribe Francisco: "el mandamiento No matarás establece un mandato a respetar la vida humana. De ahí que este "no matar" debe aplicarse a un sistema económico basado en la desigualdad y en la exclusión...". Añade Francisco que "tal economía mata. De ahí que hasta que no termine el dominio absoluto de los mercados y su especulación financiera (que Francisco indica correctamente que es intrínseca en el capitalismo...), y hasta que no se ataquen las raíces de esas desigualdades, no se encontrará ninguna solución a los problemas del mundo, o a ningún problema".


Otro párrafo de Francisco: "algunas personas (Francisco podría haber escrito la mayoría de los establishments económicos, financieros, políticos y mediáticos europeos y estadounidenses) continúan defendiendo las teorías del "trickle-down", que asumen que la concentración de la riqueza que se produce en el crecimiento económico (capitalista) y en sus mercados, traerá inevitablemente mayor justicia e inclusión, al aumentar tal riqueza y mejorar la vida de todos y la cohesión social. Dicha opinión, que nunca ha sido confirmada por los datos, expresa una ingenua y cruda fe en la bondad de los que concentran el poder económico y en la eficiencia sacrosanta del sistema económico existente". No he visto este párrafo citado en ningún de los medios de comunicación de mayor difusión españoles, que sistemáticamente han excluido a voces críticas del neoliberalismo dominante.


Ni que decir tiene que la respuesta ha sido predeciblemente hostil. En EEUU, un país con una cultura mediática dominante profundamente conservadora, ya han aparecido varios titulares, escritos en tono alarmante, que "Marx está inspirando al Papa". Y Sarah Palin, la dirigente del Tea Party (la secta más próxima a la jerarquía católica española, versión Rouco) ha expresado su shock frente a las declaraciones de Francisco. Y más de un editorial ha indicado que de la misma manera que el Papa Juan Pablo II contribuyó a colapsar la Unión Soviética, el Papa Francisco puede ayudar a terminar con el capitalismo.


Me parece exagerada esta imagen. Pero sería un error que las fuerzas progresistas ignoraran los cambios en el Vaticano. Entiendo y comparto (como aparece en mis escritos en www.vnavarro.org) las reservas y el escepticismo sobre el nuevo Papa, escepticismo estimulado por casos tan ofensivos e hirientes para los demócratas como el silencio de Francisco frente al homenaje de los caídos en la Cruzada española. Pero sí que considero valioso que haya cambios en la Iglesia que diluyan su enorme oposición al cambio y al progreso. Y de ahí su enorme importancia. Sería un gran error no ser conscientes de ello, en un país en el que la Iglesia siempre ha jugado un papel negativo en su defensa del orden económico establecido y en contra de la expansión de los derechos humanos.

 

Por Vicenç Navarro, artículo publicado en la revista digital SISTEMA, 6 de diciembre de 2013

Publicado enInternacional
Jueves, 05 Diciembre 2013 08:13

Así se robaron las elecciones en Honduras

Así se robaron las elecciones en Honduras

De asquerosa monstruosidad calificó Xiomara Castro, candidata presidencial del Partido Libertad y Refundación (Libre) los resultados ofrecidos por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) sobre las elecciones del 24 de noviembre en Honduras. Libre ha denunciado sólidamente un sinnúmero de graves irregularidades cometidas en todos los niveles del proceso por el TSE. En virtud de ello Xiomara anunció que su partido no reconocerá esos resultados mientras no le permitan ingresar en el sistema de información y cómputo electoral así como que desconoce la legitimidad de cualquier gobierno producto de este bochornoso asalto.


El desvío por el TSE de 214 mil 575 votos en 14 mil 593 actas físicas de casillas electorales recibidas por el sistema de información de Libre encabeza las irregularidades denunciadas en su Informe Ejecutivo Preliminar sobre las elecciones 2013. De estos votos, argumenta, 82 mil 301 fueron contabilizados de más por el TSE a favor del Partido Nacional (de gobierno), 55 mil 720 no fueron contados a Libre, 34 mil 184 no fueron reconocidos al Partido Anticorrupción, 29 mil 63 no lo fueron al Partido Liberal y 13 mil 307 sufragios les fueron birlados a otros partidos. Añade que varias actas de casilla transmitidas por el TSE a los partidos y divulgadas en su página digital no coinciden con las originales recibidas de los representantes de casilla de Libre, en cuanto a las firmas y valores, lo que confirma las alteraciones.


Libre detectó inflación de resultados en 12 por ciento de las urnas pues el promedio nacional de votación por casilla fue de 61 por ciento. Sin embargo, en ese bloque de urnas es mayor de 70 por ciento y en 85 por ciento de ellas favorecen a Juan Orlando Hernández, candidato del partido de gobierno y ya proclamado ganador de la contienda por el TSE. Ello, señala, obliga a exigir que se compare el padrón electoral con los votantes para descartar el sufragio de migrantes y fallecidos.


El informe añade que de 14 mil 583 actas de casilla existen al menos 2 mil 805 que no fueron trasmitidas a los partidos ni publicadas en su página digital por el TSE. Se agregan a esta categoría otras 2 mil 134 actas enviadas a escrutinio especial y todas las actas cuyo resumen de resultados aparece en cero. En relación a esto Libre recuerda que en la auditoría realizada al sistema electoral previo a las elecciones la OEA, entre otras muchas deficiencias, observó que el procedimiento de escrutinio especial no cumple los requisitos debido a que no se pudo evaluar.


La contundencia de este dato es que si los 883 mil 140 votos correspondientes a las actas enviadas a escrutinio especial se añaden a los restantes, la elección presidencial es ganada por la candidata de Libre. ¿Dónde están esas actas?


Otros datos sensacionales son que cuatro partidos no obtienen ni un solo voto en 78 por ciento de las casillas (mesas electorales para el caso de Honduras). En general, hay cinco partidos que en total sólo recibieron 17 mil 516 votos. ¿Qué quiere decir esto?


Pues me informa un colega acreditado en el comando de campaña de Libre que la única explicación encontrada es que dichas formaciones vendieron al Partido Nacional las credenciales de sus dos representantes en la mayoría de casillas, de modo que ni siquiera esos votos recibieron. Es por ello muy probable que esos partidos, entre ellos el del golpista general Romeo Vázquez, hayan sido creados únicamente para el suculento negocio de ¡vender las credenciales!


El juez Baltazar Garzón, que formó parte de una delegación internacional de 11 observadores a las elecciones hondureñas declaró: por unanimidad constatamos que hubo claros indicios de manipulación y de fraude electoral.


La Fundación Juan Bosh titula su informe de observación: No a otro matadero electoral en América Latina. Huelgan los comentarios.
Libre exige que, conforme a la ley electoral, se proceda, con la presencia de sus representantes a una revisión general de la elección acta por acta y casilla por casilla. Igualmente una auditoría internacional del sistema y que el ministerio público abra una investigación sobre las irregularidades.


Xiomara proclamó: vamos a defender nuestro triunfo en cada una de las comunidades donde sabemos que el pueblo nos espera, haré que se respete cada voto, cada voluntad que se ha entregado en las urnas. Juro por mis hijos que no descansare hasta ver una Honduras libre, soberana e independiente.


Twitter: @aguerraguerra

Publicado enInternacional
La NSA rastrea cada día cientos de millones de celulares en el mundo

La Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos recauda diariamente más de 5 mil millones de registros de ubicación de cientos de millones de celulares en el mundo que le permiten detectar redes de interrelaciones entre usuarios mediante un programa de espionaje mucho más grande en escala que los antes revelados en los documentos secretos filtrados por Edward Snowden, reporta hoy el diario The Washington Post.

Los registros nutren un banco de datos que almacena información sobre la ubicación de cientos de millones de aparatos, y con nuevos programas esto se convierte en una herramienta de vigilancia masiva, informa el rotativo con base en documentos filtrados por el ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) y entrevistas con funcionarios estadunidesnses.


Un funcionario de la agencia comentó al Post que están recibiendo vastos volúmenes de datos sobre la ubicación de celulares alrededor del mundo a través de intervenir los cables que vinculan a las redes móviles a escala mundial. Aunque la NSA no tiene el objetivo de espiar los datos de ubicación de estadunidenses, obtiene información de manera incidental. Además, reporta el Post, se reacaudan datos de celulares de las decenas de millones de estadunidenses que viajan al extranjero cada año.


En escala, dimensión e impacto potencial sobre la privacidad, los esfuerzos para recaudar y analizar datos de ubicación podrían ser insuperables entre los programas de vigilancia de la NSA que se han divulgado desde junio. Analistas pueden encontrar teléfonos celulares en cualquier parte del mundo, rastrear sus movimientos y revelar relaciones secretas entre los individuos que los usan, indica el Post.
Funcionarios estadunidenses aseguraron al rotativo que los programas que recaudan y analizan datos de ubicación son legales y tienen la intención exclusiva de desarrollar inteligencia sobre objetivos extranjeros.


El rotativo explica que la NSA no sospecha de la gran mayoría de los usuarios de celulares, sino que obtiene datos en grueso y con sus herramientas de análisis conocidas como CO-TRAVELER le permiten buscan socios desconocidos de objetivos de inteligencia al rastrear la intersección del movimiento de personas.


Con sólo la información sobre ubicación –o sea, sin intervenir las comunicación en sí– la NSA puede aplicar técnicas matemáticas que le permiten mapear las relaciones entre usuarios de celulares al hacer correlaciones sobre sus movimientos durante periodos de tiempo con miles o millones de otros usuarios con que se cruzan. El Post recuerda que los celulares transmiten de manera constante sus ubicaciones, aun cuando no están en uso en una llamada o enviando textos.


Así, la NSA está rastreando a gente en todas sus actividades –reuniones, citas médicas, si usan hoteles o si están en sus casas– a nivel planetario.


Expertos señalan que aunque uno puede usar técnicas para poner en código sus comunicaciones digitales, es imposible ocultar ubicación si uno no se desconecta por completo de los sistemas modernos de comunicación.


El Post señala que la NSA, al no saber qué fracción microscópica de la información podría necesitar en algún momento, recauda y almacena todo lo que puede: 27 terabytes, según un cálculo, o más del doble de todo el contenido de texto en la colección de la Biblioteca del Congreso, la más grande del país.


El rotativo ofrece una gráfica y explicación sobre cómo la NSA rastrea a la gente en este momento.


Las revelaciones nutrirán el gran debate dentro y fuera de Estados Unidos sobre el espionaje masivo de gobiernos y pueblos que se detonó cuando The Guardian y The Washington Post empezaron a publicar reportajes sobre los documentos filtrados por Snowden hace seis meses. Ese debate ya ha llevado a que el gobierno de Barack Obama anuncie una amplia evaluación de los programas para lograr un mejor equilibrio entre libertades civiles y seguridad, y múltiples audiencias, investigaciones y propuestas legislativas para establecer nuevas normas y mayor transparencia.


Mientras tanto, Brasil y Alemania promueven una resolución ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) para abordar el asunto del espionaje masivo; otros gobiernos, incluido México, han solicitado explicaciones sobre el alcance de los programas de espionaje estadunidense empleados contra sus líderes políticos.


Sin embargo, continúan las acusaciones contra los mensajeros en Estados Unidos y Gran Bretaña, donde no sólo Snowden, sino periodistas, son acusados de poner en riesgo la seguridad nacional al reportar sobre los programas de espionaje. El director de The Guardian Alan Rusbridger fue interrogado ante el Parlamento el martes, donde se afirmó que las autoridades británicas evalúan si presentan cargos contra él y su periódico, tal como reportó La Jornada. En Estados Unidos las principales organizaciones de defensa de la libertad de expresión han denunciado medidas contra periodistas por el gobierno de Obama.


Ante esto, el relator especial sobre contraterrorismo y derechos humanos de la ONU, Ben Emmerson, anunció esta semana que está lanzando una investigación sobre los programas de espionaje de la NSA y su contraparte británica GCHQ que culminará en recomendaciones a la Asamblea General de la organización. Emmerson, en un artículo publicado en The Guardian, defendió el trabajo de los periodistas y escribió que la sorprendente sugerencia de que este tipo de periodismo responsable puede de alguna manera ser igualado con asistir y apoyar al terrorismo necesita ser detenida de manera decisiva.


Carl Bernstein, el famoso periodista que reveló, junto con Bob Woodward, el escándalo de Watergate para The Washington Post, envío una carta abierta a Rusbridger afirmando que su obligada comparecencia ante el Parlamento es algo peligrosamente pernicioso: un intento por las autoridades más altas de Reino Unido para cambiar el tema de políticas gubernamentales y secretos excesivos del gobierno en Estados Unidos y Gran Bretaña por uno sobre la conducta de la prensa.


Bernstein acusó que los gobiernos en Washington y Londres parecen tener la intención de armar "las barreras más serias (y de servicio para ellos) contra el reportaje legítimo de noticias –sobre todo del sigilo excesivo gubernamental– que hemos visto en décadas".

Publicado enInternacional
Lunes, 02 Diciembre 2013 08:10

La tierra y la crisis de los DD.HH.

La tierra y la crisis de los DD.HH.

El respeto por los derechos humanos no es un tema central en el proceso de paz colombiano, afirmó Peter Drury, investigador de Amnistía Internacional para Colombia. "El Marco Jurídico por la Paz creado por el gobierno contiene muchos elementos inquietantes. Primero, abre las puertas a juzgar sólo a los máximos responsables. En un contexto en que muchísimos casos de violaciones y abusos de derechos humanos no han sido investigados, no puede existir seguridad de que se haya realmente identificado a los máximos responsables y de que realmente se los vaya a llevar ante la Justicia", sostuvo en diálogo con Página/12. Dicho marco legal aprobado por el presidente Juan Manuel Santos –agregó Drury– también le otorga al Congreso la facultad de establecer criterios para cerrar investigaciones penales y suspender condenas de prisión.

 

Aunque la Corte Constitucional frenó el último intento de fortalecer el fuero militar, que jugó un papel central como garante de impunidad para miembros de las fuerzas de seguridad responsables de violaciones a los derechos humanos, el gobierno dejó en claro que seguirá buscando la ampliación de dicho fuero. "El intento del gobierno de fortalecer el fuero militar, el Marco Jurídico por la Paz y la extensión de la Ley de Justicia y Paz, que extiende la posibilidad de que miembros de grupos paramilitares y guerrilleros que se desmovilicen colectivamente en el futuro no sean llevados ante la Justicia, corren peligro de convertirse en amnistías de facto", señaló Drury, quien consideró además que si estas medidas contribuyesen a negar justicia en casos de crímenes de lesa humanidad o crímenes de guerra, la Corte Penal Internacional debería considerar la apertura de investigaciones en tales casos.


Pese a que bajó la cifra de muertes en el contexto del conflicto en los últimos años, persisten las amenazas y homicidios de activistas luchando en contra de la impunidad, por su derecho a la tierra o por mantenerse neutrales. "Las consecuencias del enfrentamiento entre el Estado y la guerrilla incluyen unas cinco millones de personas desplazadas forzosamente desde 1986. La apropiación de tierras por despojo violento y abandono de tierra por razones del conflicto se cifra en más de seis millones de hectáreas desde 1981", explicó Drury. Además, la Fiscalía tiene conocimiento de más de 4000 víctimas de ejecuciones extrajudiciales y se estima que 30.000 personas han sido víctimas de desaparición forzada durante el conflicto.


Pero para Drury, que lleva investigando el conflicto interno colombiano desde hace veinte años, la cuestión de la tierra está detrás de buena parte de las causas de la crisis de derechos humanos que se está viviendo en el país. "Otros intentos de gobiernos anteriores para poner en marcha reformas agrarias, aunque fueran muy limitadas, fueron el detonante de una mayor actividad paramilitar destinada a bloquear tales avances", dijo. De hecho, cuando se logró el acuerdo agrario con las FARC en mayo pasado, el propio Santos admitió que se trataba del tema "técnicamente más complejo" de las conversaciones de paz. "En estos momentos en que se habla de la posible restitución de tierras de las que se han apropiado de forma ilegal grupos paramilitares, dichos grupos se están fortaleciendo en las zonas en las que se podría dar restitución", enfatizó Drury.


AI está recibiendo información sobre un aumento de amenazas paramilitares en contra de quienes reclaman tierras y de las personas que las apoyan en Cesar, Córdoba, Sucre y otras partes del país. En algunos casos, esas amenazas se terminan en homicidios. "La guerrilla también ha sido responsable de desplazamientos forzados y despojos. En todos los casos, las tierras que estaban ocupadas por las personas que fueron desplazadas pasaron luego a manos de otras personas", explicó Drury, que resaltó los múltiples intereses económicos detrás del despojo de tierras. Se estima que un gran porcentaje de los más de 6 millones de hectáreas de los que los actores armados del conflicto se han apropiado desde 1981 hasta la actualidad –vía despojo violento y abandono forzado– se realizó entre 1997 y 2002, según datos de AI. Aunque para Drury este porcentaje podría rondar incluso la mitad de esas tierras.


Si bien el Estado colombiano se lleva la mayor parte en cuanto a su responsabilidad por las consecuencias de un conflicto que se prolonga por más de medio siglo, Drury no dudó en resaltar el papel de los grupos guerrilleros en el drama humanitario que vive Colombia. "La guerrilla ha cometido reiterados secuestros y tomas de rehenes, utilizado minas y otras tácticas de guerra que han causado heridas y la muerte de muchos civiles, y reclutado menores –una práctica también de los paramilitares–. Además, ha asesinado a muchas personas a las que acusaban de colaborar con sus enemigos", aseguró.


"La infracción del derecho internacional humanitario o las violaciones o abusos a los derechos humanos cometidos por las fuerzas de seguridad o por la guerrilla no pueden ni deben ser invocados por la parte contraria para justificar violaciones de los estándares internacionales de derechos humanos", explicó Drury. Desde su visión, planteó que ningún gobierno hasta la fecha cumplió con sus obligaciones de poner fin a la impunidad en casos de violación y abuso de los derechos humanos, desmantelar los grupos paramilitares y romper definitivamente sus vínculos con las fuerzas de seguridad y garantizar la protección de defensores y defensoras de derechos humanos.


Entrevista: Patricio Porta.

Publicado enColombia
China planta en América Latina su nuevo impulso pro mercado

El nuevo empujón de China hacia la apertura económica y las ideas de mercado se dirige a América Latina y, con especial énfasis, a hombros de la empresa privada a ambos lados del Pacífico. Todo ha quedado explícito en la VII Cumbre Empresarial China, América Latina y el Caribe que se realizó esta semana, por primera vez en el istmo centroamericano y dos semanas después de las reformas anunciadas por Pekín en el Tercer Pleno del 18° Comité Central del Partido Comunista Chino (PCCh).

 

Unos 800 empresarios chinos y latinoamericanos, interesados en el entusiasta crecimiento del comercio bilateral en este siglo —se multiplicó por 21 entre 2000 y 20012— celebraron su encuentro en San José a tono con el mensaje que trajo Wang Quinmin, vicepresidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, órgano asesor del PCCh. "En la ampliación de la apertura es donde reside el potencial del comercio entre ambos lados", declaró Wang antes de proponer trazar entre China y América la "ruta de la seda marítima del siglo XXI".


Con las economías frenadas de Estados Unidos y la Unión Europea, China no quiere dejar espacios vacíos. El plan es consolidar un "círculo empresarial" basado en una plataforma que ya cuenta con tres tratados de libre comercio (TLC) bilaterales firmados y vigentes de Pekín con Chile, con Perú y con Costa Rica. La sede de la cumbre fue este país, con el que estableció relaciones diplomáticas en 2007 y desde entonces sirve como base diplomática centroamericana para el gobierno chino, que no cesa de abrir camino para sus empresas privadas en el centro del continente.


Más de 1.500 reuniones y numerosos proyectos de negocios se impulsaron en la cumbre, según la ministra de Comercio Exterior de Costa Rica, Anabel González, consciente de que los encuentros en esta ocasión tuvieron el impulso de los trascendentales anuncios del gobierno de Xi Jinping, abocados a profundizar el crecimiento basado en la liberación del mercado por la ruta reformista que orientó en 1978 Deng Xiaoping, tras los años de encierro político y comercial en la China de Mao Zedong.


China quiere más mercado y los astros parecen alinearse en dirección a América Latina, que también pretende compensar los espacios desocupados por la ralentización estadounidense y europea. "En esta coyuntura internacional, China es una opción muy valiosa", resumió González, una de las principales negociadoras del TLC de Centroamérica con Estados Unidos. La economía en este lado del Pacífico tampoco se preocupa demasiado por el color del gato, usando la famosa parábola de Deng.


"Es una relación joven, pero con mucho potencial", añadió González sobre los negocios de empresas chinas con las de Latinoamérica, una región cuyas expectativas de crecimiento económica son ahora cautelosas después de una década en que duplicó el crecimiento de los 80 y los 90. La primera década del siglo XXI resultó favorable para el subcontinente, un lapso que coincide con la escalada en el intercambio comercial con China, que pasó de 12.000 millones de dólares en el año 2000 a 250.000 millones de dólares en el año 2012, según las cifras mencionadas durante la cumbre. Ahora es el segundo socio comercial de la región, detrás de Estados Unidos.


"Vamos a orientar a las empresas a actualizar paulatinamente su cadena productiva, explotar nuevos mercados y mejorar el valor añadido de sus productos mediante la ampliación de inversiones (...) China y América Latina deben perseverar en el principio de apertura", pronunció Wang antes de concretar más la táctica: "es preciso reforzar la auto restricción a la hora de recurrir a medidas que restrinjan la normal competencia del mercado". O sea, dejémoslo ser.


China, el tercer país origen de inversión extranjera en el mundo, pretende cultivar más en América Latina, a pesar de las carencias que esta región arrastra en su infraestructura. En la mira está el sector de telecomunicaciones y energías hidráulicas, además del transporte aéreo y marítimo, con especial énfasis en logística. González agregó la manufactura y la agroindustria, como señales de que "la inversión china se ha ido diversificando más allá de la explotación de recursos naturales".


"China simplificará los trámites de aprobación administrativa, ampliará los incentivos y las orientaciones para impulsar más compañías chinas a salir al exterior", prometió Wang. En frente, el público sabía que, pese la decidida apuesta por liberalizar las inversiones, los empresarios chinos siguen en buena medida la dirección que apunte el índice del Estado chino.


Pekín cumplió ya cinco años de haberse incorporado al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como miembro donante. Se unió en el 2008 con un aporte inicial de 350 millones de dólares. También es miembro observador de la Organización de Estados Americanos (OEA) desde 2004.

 

Por Álvaro Murillo San José (Costa Rica)2 DIC 2013 - 06:02 CET

Publicado enInternacional
Domingo, 01 Diciembre 2013 12:17

Un Silencio atronador

Un Silencio atronador

Así como la Armada usó como campo de concentración la casa de descanso del arzobispo de Buenos Aires, "El Silencio", el Ejército utilizó el predio del Seminario Salesiano Ceferino Namuncurá, de Funes, próximo a Rosario, para secuestrar y torturar al menos a tres personas, una de las cuales no reapareció. El lugar fue vendido un año después a la Fuerza Aérea, pero los salesianos conservaron vastas propiedades linderas. Allí pasó sus últimos años el ex provicario castrense Victorio Bonamín.

 

La justicia federal de Rosario detectó otro campo clandestino de concentración que funcionó en una propiedad de la Iglesia Católica Apostólica Romana durante la última dictadura cívico-militar. Se trata del seminario de la Casa Obra Salesiana Ceferino Namuncurá, de la ciudad santafesina de Funes, donde fueron torturados al menos tres prisioneros del destacamento de Inteligencia 121, dependiente del Cuerpo de Ejército II, que habían sido privados en forma ilegal de su libertad. Así se desprende de documentos y de testimonios brindados en la causa conocida como "Guerrieri II". Dos sacerdotes forman parte del expediente. Uno integraba el grupo de tareas que secuestraba en Rosario, y después de la dictadura siguió su carrera y fue distinguido por el Vaticano. El otro fue una de las víctimas de la tortura, se alejó de la Iglesia y reconoció el lugar de su cautiverio. También aparece mencionado un arzobispo, que estuvo al tanto de los hechos. Al menos uno de los detenidos que compartió el alojamiento y el martirio con el ex sacerdote, no reapareció luego de su paso por aquel establecimiento de la Iglesia y hasta hoy sigue siendo un detenido-desaparecido. En ningún otro país americano la Iglesia Católica estuvo tan imbricada con la represión dictatorial. El primer campo clandestino conocido que haya funcionado en una propiedad eclesiástica es la casa de fin de semana "El Silencio", en las afueras de la Capital argentina (Ver "El primer caso"). El segundo fue detectado por el fiscal Gonzalo Stara, a cargo de la Unidad de Asistencia para causas por violaciones a los Derechos Humanos durante el terrorismo de Estado en Rosario, quien actúa ante el juez instructor Marcelo Bailaque y ante el tribunal oral de juicio integrado por los jueces Noemí Berros, Lilia Carnero y Roberto López Arango, que conducen el debate de un tramo de la causa. Esa utilización clandestina de los bienes eclesiásticos por la dictadura fue mencionada por el ex cura tercermundista Santiago Mac Guire ante la Conadep, pero no había sido investigada, porque en aquellos años la Justicia se limitaba a los altos jefes militares. El dato fue confirmado por Roberto Pistacchia, quien compartió el lugar de sometimiento con Mac Guire. Igual que en el caso de "El Silencio", después de su uso para la represión esa parte del Ceferino Namuncurá fue vendida para borrar las huellas. "El Silencio" hoy está abandonado, pero el lugar donde funcionó el seminario salesiano fue vendido a la Fuerza Aérea en 1979, y desde entonces es sede del Liceo Aeronáutico Militar, instalado sobre la avenida que lleva el nombre del santo aborigen. Los salesianos conservan los terrenos linderos (Ver "Buenos vecinos").

 

Por denuncia del obispo

 

Mac Guire integró el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, que tuvo duros enfrentamientos con el arzobispo de Rosario, Guillermo Bolatti, reacio a las reformas dispuestas por el Concilio Vaticano II. Más adelante Mac Guire dejó los hábitos y el arzobispo de Santa Fe, Vicente Zazpe, lo casó con María Magdalena Carey, con quien tuvo cuatro hijos. En agosto de 1971, durante la dictadura del general Alejandro Agustín Lanusse, Mac Guire y tres sacerdotes a quienes Bolatti había purgado de sus parroquias fueron detenidos de madrugada en un violento operativo del servicio de Inteligencia del Ejército, que incluyó el secuestro de libros de Perón y Eva Perón y de una carta del ex presidente a uno de los curas. El abogado defensor de los sacerdotes dijo que las detenciones se produjeron por datos suministrados por las autoridades eclesiásticas. Un diario rosarino afirmó que curas tercermundistas y sindicalistas "habían realizado una reunión con fines subversivos". Cuando el Movimiento lo querelló ante la justicia, el diario respondió que la información provenía del Arzobispado y de la SIDE. El Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo acusó en forma directa a Bolatti. Los servicios de informaciones y el sector del Episcopado que integraba Bolatti no distinguían entre los sacerdotes tercermundistas, la Juventud Peronista y Montoneros. Muchos años después, la monumental investigación científica del ex salesiano José Pablo Martín estableció que de los 524 miembros de ese movimiento sacerdotal sólo entre 10 y 15 participaron por decisión individual en organizaciones guerrilleras, y entre 25 y 30 tuvieron contactos con las organizaciones armadas que actuaban en las mismas villas, barrios, universidades o estructuras políticas: no más de un 5 por ciento en total. Aquella dictadura concluyó en 1973, con la entrega del gobierno al presidente electo Héctor Cámpora, que puso en libertad a todos los presos políticos. Pero menos de tres años después, el 24 de marzo de 1976, un nuevo y sangriento golpe militar, con articulado apoyo civil, se apoderó otra vez del gobierno. El 18 de abril de 1978, el ex cura Mac Guire fue secuestrado una vez más en Rosario, cuando circulaba en bicicleta con un hijo. Recién recuperó su libertad en diciembre de 1983 al concluir la dictadura. En 1984 declaró ante la Comisión Presidencial Investigadora sobre la Desaparición de Personas (Conadep). Dijo que fue "puesto violentamente en el piso del auto, encapuchado y llevado fuera de la ciudad a un lugar desconocido que resultó ser el campo de concentración perteneciente a la localidad de Funes y conocido como 'Ceferino Namuncurá', que fue dado por sus anteriores poseedores, los salesianos". Luego de doce días encapuchado en ese lugar, en el que lo sometieron a varios interrogatorios bajo torturas cada día, Mac Guire fue conducido al Batallón 121 de Rosario, donde lo esperaban el 2 Comandante del Cuerpo de Ejército II, general de división Luciano Adolfo Jáuregui, quien "disponía sobre la vida de desaparecidos definitivos y en tránsito" y su ex arzobispo Bolatti. En ese batallón, los suboficiales Gauna y Berra le confirmaron que había estado en el Ceferino Namuncurá. Esposado a una cama del batallón durante un mes y medio, Mac Guire fue sometido a una parodia de juicio en el Comando del Cuerpo II, en el que resultó condenado a 15 años de prisión.

 

El compañero monseñor

 

Durante su alojamiento en el Batallón también recibió la visita de un ex compañero en la arquidiócesis rosarina, Eugenio Zitelli, quien lo reemplazó en la parroquia obrera de Bajo Saladillo cuando Mac Guire y otros veintiocho sacerdotes exigieron a Bolatti que aplicara las reformas conciliares. Cuando volvieron a verse, Mac Guire era un ex sacerdote, estaba preso y había sido torturado, y Zitelli era el capellán de la jefatura de policía de Rosario, a cargo del comandante de Gendarmería Agustín Feced. "Yo tenía todo el cuerpo lastimado por efecto de la picana y él me preguntaba cómo estaba." Zitelli admitió haberlo visitado, pero negó haber sabido de las torturas. En el subsuelo de la Jefatura, María Inés Luchetti de Be-ttanín le contó que las presas, de entre 16 y 60 años, eran torturadas con picana eléctrica y violadas, entre ellas su suegra. Zitelli la interrumpió:

 

–Que usen la picana se justifica porque estamos en guerra y es un método apto para obtener información. Pero la violación atenta contra la moral y los militares nos prometieron que eso no iba a pasar.

 

Lo mismo le contaron otras prisioneras, ante quienes explicó la necesidad de la tortura, pero se conmovió con las violaciones. Una vez enterado por Zitelli, el arzobispo Bolatti no hizo nada para modificar la situación, porque opinaba que de fracasar la dictadura "el heredero será el marxismo" y se impondrá "el placer sexual desorbitado" de una sociedad permisiva. La violación pasaba a ser así un imperativo de la seguridad nacional, apta para combatir hasta el pecado capital de la lujuria.

 

Al ex sacerdote Angel Presello, que también había sido su compañero en el seminario, Zitelli le dijo:

 

–Sin tortura, no hay información.

 

Ex detenidos cuentan que en 1977 Feced les anunció que festejarían con una comida el haber acabado con la subversión en Rosario. Les hizo pagar a los que quedaban con vida la cena de celebración, para la que un preso fue obligado a cocinar, el vino Nebiolo y el whisky. Entre los comensales, estaba el cura. En 1999, el sucesor de Bolatti en el Arzobispado, Eugenio Mirás, le entregó a Zitelli el título honorífico de monseñor conferido por el Vaticano. Centenares de habitantes de Casilda, donde oficiaba de párroco, lo repudiaron. Mirás les replicó que era un excelente sacerdote y que quien tuviera pruebas estaba en la obligación moral de llevarlas a la Justicia, cosa que las víctimas habían hecho en vano quince años antes. María Inés Luchetti de Bettanín le recomendó que consultara la causa Feced, donde constaba la denuncia. Zitelli dijo que pedía perdón por las acciones lesivas a la humanidad que hubieran cometido policías católicos, pero aclaró que Feced era agnóstico. Además negó que ese centro de detención hubiera sido clandestino y dijo que nunca supo de torturas, aunque entendía la represión debido a los atentados contra policías, y que cuando celebraba misa para las detenidas, lo recibían con gozo y alegría. Un ex suboficial de la policía le respondió que él lo había visto, junto a Feced, mientras torturaban con picana eléctrica a un detenido. El año pasado, el juez Marcelo Bailaque procesó a Zitelli junto con el ex dictador Jorge Videla y catorce militares y policías en la causa Feced, como "partícipe necesario de los delitos de privación ilegal de la libertad, agravada por mediar violencia y amenazas" en nueve casos y "coautor del delito de asociación ilícita", pero consideró que no había mérito para procesarlo por tormentos y homicidio. Bailaque ordenó la cárcel efectiva para los demás acusados, pero permitió el alojamiento de Zitelli en una casa religiosa y luego dispuso que aguardara en libertad la apertura del juicio oral.

 

Enganchados

 

En la institución salesiana, Mac Guire compartió una minúscula habitación con otros dos secuestrados, Roberto Pistacchia y Eduardo Garat. El último nunca reapareció. Su esposa, Elsa María Lilia Martín, declaró en 1984 ante la Conadep que militares y policías conocidos le confirmaron que Garat estaba vivo en el Batallón 121 y que su detención se vinculaba con la proximidad del campeonato mundial de fútbol. Cuando el sargento Durán les confirmó que estaba allí, los familiares recurrieron a la Iglesia "pidiendo que intercedan por él y nos den información de su suerte. El padre García, de Rosario, nos informó que estaba vivo. Las otras personas de la Iglesia con que hablamos, nos pidieron tiempo para averiguar y hubo quienes se ofrecieron a rezar por él". Garat fue detenido-desaparecido unos días antes que Mac Guire. Cuando el secuestro de Mac Guire fue convertido en detención, su mujer, María Magdalena Carey, pudo visitarlo y se comunicó con la esposa de Garat. Le dijo que habían estado en un centro clandestino en Funes y que luego de torturar al ex sacerdote le exigieron que firmara una especie de confesión, "o te hacemos boleta como a Garat que no quiso firmar". Pistacchia fue secuestrado el mismo 18 de abril de 1978 que Mac Guire. El 1º de noviembre de este año hizo una primera declaración ante el fiscal Stara y esta semana lo amplió ante Bailaque. Dijo que fue secuestrado en la puerta de su casa e introducido en el baúl de un Ford Falcon, que lo condujo primero a la Jefatura de Policía de Rosario y, luego de algunas horas, a un lugar de la ciudad de Funes, donde permaneció más de un mes. Por las deplorables condiciones de detención, perdió casi 30 kilos. Como bienvenida y sin hacerle preguntas "empiezan las palizas, a tirarme agua fría y caliente". También padeció la "aplicación de picana en el pie y simulacro de fusilamiento". En ese lugar estuvo con Mac Guire y Garat, "quienes también fueron interrogados con tormentos". Los tres compartían una minúscula habitación, pero eso no era un problema para sus captores, ya que colgaron a cada uno "de un gancho por medio de las esposas que tenían puestas". Agregó que una vez fue llevado junto con Mac Guire a un patio, donde los mojaron con una manguera en pleno invierno y les dispararon como si los fueran a fusilar. Un par de días después de la llegada de Garat al lugar, escuchó a los secuestradores decir "se nos va", y a partir de allí quedó solo con Mac Guire. Pocos días después aparecieron unos hombres de mejor nivel cultural que los torturadores, que Pistacchia piensa que eran militares. "Hay que trasladarlo al cura", dijo uno de ellos. Pero se lo llevaron a él, que estaba encapuchado, hasta el Batallón 121. Lo curaron en la enfermería y lo esposaron a la cama. Hasta allí llegó una comitiva de militares y hombres de civil. La encabezaba el general Jáuregui, a quien acompañaba el Arzobispo.

 

–Hemos cumplido. Aquí tiene a Santiago Mac Guire –dijo Jáuregui.

 

–Este no es Mac Guire –replicó Bolatti.

 

Jáuregui ordenó que volvieran a Funes a buscar al ex sacerdote y que trasladaran a Pistacchia.

 

–Supongo que este señor queda acá –advirtió Bolatti.

 

Jáuregui asintió.

 

A Mac Guire lo trajeron a la rastra porque no podía caminar solo y lo ubicaron en otra cama junto a la de Pistaccchia. El ex cura saludó a Bolatti y ambos conversaron. Pistacchia y Mac Guire fueron trasladados al Comando del Cuerpo II, en Moreno y Córdoba, donde les anunciaron que les formarían un Consejo de Guerra. Los llamaban "enemigos de la Patria", pero dejaron de torturarlos. Luego de una recorrida por las cárceles de Coronda, Sierra Chica, La Plata, Villa Devoto y Rawson, recuperaron la libertad al finalizar la dictadura. Pistacchia contó que en el primer lugar donde estuvo secuestrado se escuchaba el vuelo de aviones. Por el estado del piso y las paredes parecía un lugar en construcción. También se escuchaba el funcionamiento continuo de un generador eléctrico. Lo mismo le había dicho Mac Guire al diario Democracia, al quedar en libertad en diciembre de 1983. Agregó que al llegar al Batallón 121, el Sargento Gauna y el Cabo Primero Berra le contaron que el centro clandestino al que lo condujeron estaba en Funes. En la pieza donde estuvo había materiales de construcción. Era un lugar muy silencioso y de noche prendían un generador eléctrico. El fiscal Stara pidió al juez Bailaque el llamado a indagatoria por la privación de la libertad y los tormentos aplicados allí contra personal del Cuerpo de Ejército II y su destacamento de Inteligencia y contra el capellán Zitelli. La familia del ex sacerdote presentó querella y solicitó al Arzobispado que informe si los salesianos tienen o tuvieron un predio en la localidad de Funes. También se pidieron informes al registro de la propiedad y al Ministerio de Defensa. El miércoles y el jueves de esta semana, el fiscal Stara presentará su alegato ante el tribunal oral por la parte del proceso en curso.

Publicado enInternacional
Domingo, 01 Diciembre 2013 12:09

Bachelet en su laberinto

Bachelet en su laberinto

No hubo sorpresas. La candidata de Nueva Mayoría, ex Concertación, Michelle Bachelet, obtuvo la primera mayoría relativa, (46.75 por ciento), insuficiente para ser elegida en primera vuelta, teniendo que volver a presentarse el 15 de diciembre con la representante de la derecha pinochetista, Evelyn Matthei, segunda mayoría relativa. Entre ambas aspirantes hay una horquilla porcentual de 22 puntos. En el camino quedaron cuatro representantes de la izquierda anti-binominal, partidarios de convocar una asamblea constituyente. Esa izquierda no obtuvo más de 15 por ciento. Pero en un sistema proporcional equilibrado, Marco Enrique Ominami y su coalición: Si tu quieres, Chile cambia, hubiese obtenido seis diputados; el pacto "nueva Constitución para Chile (igualdad y ecologistas) tres y el Partido Humanista cuatro.


Lo llamativo ha sido el porcentaje de quienes decidieron no acudir a votar. De un total de 13 millones de ciudadanos convocados concurrieron escasamente 6 millones, poniendo de manifiesto el grado de desafección y la falta de credibilidad en un sistema electoral espurio que impide una representación de las voluntades políticas presentes en la vida pública chilena. La abstención superó 50 por ciento. Y si el sistema binominal dañó a la izquierda, otros tres candidatos de la derecha también se han visto perjudicados.


Si no hay muchas novedades, Michelle Bachelet será relegida en segunda vuelta. Y para ello no necesita nuevas alianzas. Quienes apoyaban a la antigua Concertación en el momento crucial hoy están en sus filas, como el Partido Comunista. Si bien Bachelet ha buscado lavar su cara neoliberal y reinventarse, sus consejeros y equipo económico, salvo excepciones, repiten, compartiendo el ideario social-liberal. Por otro lado, la composición del nuevo Parlamento, ambas cámaras, diputados y senadores, le impide cumplir sus promesas realizadas al partido comunista, tratando de mostrar un giro a la izquierda.


Salvo cambios de última hora, Nueva Mayoría, coalición de Bachelet, obtuvo mayoría simple, Concertación, PC e independientes suman 71 diputados de 120. De ellos, seis pertenecen al Partido Comunista y otros cuatro son independientes, aliados a Nueva Mayoría. El resto son demócrata-cristianos, socialistas, del Partido por la Democracia y del Socialdemócrata radical. En el Senado sus fuerzas suman 21 de un total de 38 escaños.


En Chile, Pinochet y la derecha hicieron una política de amarre que impide cualquier reforma estructural sin tener las 3/5 partes de los parlamentarios. Entre ellas, por ejemplo, derogar la ley de amnistía e impunidad por crímenes de lesa humanidad, modificar la ley electoral binominal, desprenderse de la ley antiterrorista de 1982 o reducir la autonomía de las fuerzas armadas para nombrar sus comandantes en jefe.


Veamos algunos casos concretos. La reforma constitucional requiere una mayoría de dos tercios, 80 diputados y 26 senadores. Bachelet y su coalición no han logrado esta cifra. Así es imposible convocar a una asamblea constituyente. Por otro lado, la reforma electoral, verdadero nudo gordiano del régimen, necesita contar con las tres quintas partes, es decir, 72 diputados y 23 senadores, otro imposible. Y en cuanto a la tan cacareada promesa de reforma educacional, debe aunar un total de 69 diputados y 22 senadores. En este caso, podría llegar a conseguir acuerdos puntuales, pero nuevamente nada garantiza que su contenido sea muy diferente del imperante en la actualidad, siendo un handicap para los cuatro flamantes diputados provenientes del movimiento estudiantil: Camila Vallejo y KarolCariola, dirigentes estudiantiles del Partido Comunista, y Giorgio Jackson y Gabriel Boris, independientes. Ahora tendrán un Congreso poco receptivo a proponer reformas en el sistema educativo que cambien la doctrina neoliberal que le caracteriza.


Con Bachelet en La Moneda habrá más de lo mismo. La única reforma que podrá encarar, su mayoría simple lo permite, es la fiscal, de importancia básica; la duda razonable entra en escena. Chile, el país más desigual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, debe emprender cambios profundos en la estructura impositiva; sin embargo, tiene poco margen de negociación y entre sus filas no hay acuerdo. Por otro lado, los conflictos étnicos y el genocidio del pueblo mapuche, reprimido, perseguido y expulsado de sus tierras, parece no sufrir modificaciones, mientras no se le reconozca su condición de pueblo originario.


El Partido Comunista, que lleva décadas de lucha criticando los gobiernos de la Concertación, denunciando la corrupción, la impunidad y el déficit de una Constitución antidemocrática, no podrá satisfacer a su electorado hipotecando su futuro. En este contexto, los conflictos se agudizarán en una sociedad excluyente y represiva, sin libertad de prensa y con enormes déficits democráticos. Bachelet seguramente se enrocará. Eso dará lugar no sólo a su muerte política, sino a la emergencia de una alternativa democrática en la mejor tradición del pensamiento socialista de Salvador Allende.

Publicado enInternacional
Pastrana remueve viejas heridas de nexos de la mafia con políticos colombianos

Si hay una herida que aún no ha cerrado el expresidente conservador Andrés Pastrana es la derrota sufrida a manos del liberal Ernesto Samper en las elecciones de 1994, a quien la mafia de Cali financió su campaña a la presidencia, pero por la que el político salió indemne y pudo asumir su mandato. La financiación a Samper desató la peor crisis de la historia política de Colombia que se conoció como el Proceso 8.000.

 

Pero ese capítulo parece no haberse cerrado. Así lo dejó en evidencia Pastrana con el lanzamiento de su libro Memorias olvidadas, una serie de relatos periodísticos sobre su vida política y que ya desató una nueva tormenta mediática.


Lo primero que hizo Pastrana fue revelar el nombre de la persona que le entregó los llamados narcocasetes, unas interceptaciones telefónicas al capo Miguel Rodríguez Orejuela con uno de sus relacionistas públicos, en las que confirmaba la entrada de dinero de los narcotraficantes a las campañas presidenciales de 1994. Se trata de un oficial de la policía, el teniente coronel Carlos Barragán, quien en ese momento trabajaba como miembro de uno de los organismos de inteligencia que perseguía al cartel de Cali.


Con esta revelación, Pastrana insinuó que el gobierno sabía que los narcotraficantes de Cali estaban aportando dineros a la campaña de Samper porque miembros de sus organismos de inteligencia fueron los que interceptaron las llamadas que lo confirmaban.


Pastrana sostiene en su libro que, por consejo de su padre, el expresidente conservador Misael Pastrana, le llevó las grabaciones al entonces presidente César Gaviria antes de realizarse las elecciones presidenciales, quien lo atendió con su ministro de Defensa, Rafael Pardo. La cita se dio en el palacio presidencial, donde Pastrana pidió una grabadora para reproducir las grabaciones y contó que luego de escucharlas, Gaviria y Pardo se miraron entre sí sorprendidos por el hecho de que él tuviera los casetes, "como si ya supieran de ellos", contó ante un auditorio que congregó a políticos y antiguos colaboradores de su administración (1998-2002). "Aquí hemos hablado de que Samper sabía, porque lógicamente él recibió el dinero. Se ha hablado de que los (narcotraficantes) Rodríguez Orejuela sabían, porque ellos dieron dinero. Pero el eslabón perdido del Proceso 8.000 es Cesar Gaviria", agregó.

 

Gaviria reaccionó la mañana del viernes acusando a Pastrana de no haber tenido el coraje para denunciar la filtración del dinero de la mafia, ya que en las grabaciones se mencionaba a las dos campañas (la suya y la de Samper). "El cuento del eslabón perdido no lo entiendo, sino como el remordimiento que debe acompañar al doctor Pastrana de no haber tenido el coraje para poner en conocimiento de los electores las grabaciones antes de la elección presidencial y no con posterioridad al certamen electoral", dijo Gaviria en una rueda de prensa.
Además agregó que lamentaba las declaraciones del expresidente "tan reñidas con la verdad y que fue incapaz de poner en conocimiento de las autoridades y de los medios solo veinte años después". Dijo también que Pastrana "no aporta pruebas sino afirmaciones mentirosas. Yo tengo mi conciencia tranquila sobre la rectitud de mi conducta y no estoy seguro de si algún día no aparezcan las pruebas que vinculen la campaña de Andrés Pastrana con el cartel de Cali como lo mencionan las grabaciones", con lo que insinuó que también quedaron pendientes las investigaciones sobre la posible financiación de la mafia a la candidatura de Pastrana.


El expresidente también reveló en su libro, el facsímil de una carta fechada el 12 de junio de 2000 –que mantiene en una caja de seguridad– en la que los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela le confirman que financiaron la campaña de Ernesto Samper, quien finalmente fue absuelto por la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes.


"Si bien es cierto que en algún momento de nuestras vidas cometimos el error de contribuirle al señor Ernesto Samper Pizano y a sus más inmediatos colaboradores, con el dinero para su campaña presidencial, no fue a sus espaldas ni mucho menos a espaldas de los directivos de la campaña como lo pregonan en las plazas públicas", dice una parte de la carta.


Otra revelación que hace Pastrana en su libro es que sostuvo un encuentro con el capo del Cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria, cuando fue secuestrado por siete días en 1998. Allí, en medio de un ambiente tenso, se encontró cara a cara con el narcotraficante con quien discutió de la extradición, el negocio de las drogas, de las bombas y hasta de la familia.


Pastrana relató que en un posterior encuentro con uno de los lugartenientes de Escobar, Jhon Jairo Velásquez alias Popeye, este le contó que el político liberal Alberto Santofimio Sarmiento le había pedido al capo del cartel de Medellín que lo asesinara porque podía llegar a ser presidente y sería un problema para los narcotraficantes, que en ese momento enfrentaban al Estado que los perseguía para extraditarlos. Popeye le aseguró al político conservador que Escobar no dio la orden porque le servía más vivo que muerto.


Otra revelación que hizo Pastrana en su libro fue que al finalizar su gobierno, en 2002, fue el mediador de una reunión secreta entre Bill Clinton, que ya no era presidente de EEUU y el canciller de Cuba, Felipe Pérez Roque. El exmandatario colombiano contó que aprovechando que se realizaba en Cartagena una cumbre de empresarios a la que asistía Clinton y otra reunión con Pérez Roque para evaluar acercamientos con el Ejército de Liberación Nacional, este último le pidió que mediara en el encuentro del que nadie podía enterarse. "El encuentro fue marcadamente amistoso y el expresidente estaba en verdad satisfecho de compartir con el cubano", dice en su libro.

Publicado enColombia
El gobierno oculto sin control de EU, según The Washington Post

Dios no juega a los dados, como en alguna ocasión profirió el astrofísico Einstein. Pero tal parece que el Estado ciberpoliciaco global de Estados Unidos se empeña en jugar a los dados y en pretender su ascendencia divina para arrogarse el derecho transcendental de espiar a tirios y troyanos bajo la coartada preventiva del hollywoodense 11-S.


Antes de ser colocado al frente de la Inteligencia Nacional presidencial, James Clapper rechazó mediante una metáfora divina las críticas sobre los enormes puntos ciegos y la falta de coordinación del mastodonte cibernético creado para administrar el Sistema de Análisis y Programación (SAP): Solamente existe una entidad en el universo entero que tiene la visibilidad en todo el SAP: Dios.


Con el destape heroico por Edward Snowden de la cloaca del ciberespionaje de la NSA y su insoportable pestilencia (adscrito al Cibercomando de Estados Unidos), Tim Shorrock y Pepe Escobar (Ver Bajo la Lupa, 26/6/13) han citado profusamente la célebre investigación seriada, que tomó dos años, de The Washington Post sobre el organigrama ominoso del mundo del espionaje responsable de la seguridad de Estados Unidos (18, 19, 20 y 21/7/12 y 20/12/12), realizada por Dana Priest –ganadora de dos premios Pulitzer– y el experto militar William M. Arkin, con la colaboración de dos docenas de investigadores.


The Washington Post creó un blog ex profeso para actualizar la cobertura periodística.
El rotativo, portavoz del establishment, "exploró la redundancia y el difícil manejo de las agencias top secret del gobierno" que fueron creadas en reacción al paradigmático 11-S debido a su gigantismo, inasibilidad y esoterismo (sic): nadie (sic) conoce cuánto dinero cuesta, cuántas personas emplea o si hace más seguro a Estados Unidos. ¡Uf!


Entre los hallazgos culminantes destaca que "alrededor (sic) de mil 271 organizaciones gubernamentales y mil 931 empresas privadas trabajan en los programas top secret relacionados con contraterrorismo, Seguridad del Hogar, y espionaje en más de 10 mil (sic) locaciones en todo Estados Unidos".


Más de 850 mil estadunidenses (1.5 veces la población de la capital federal) cuentan con la acreditación top secret.


La redundancia y el traslape constituyen sus principales problemas: síntoma de la falta de coordinación entre las agencias.
En el área de Washington solamente se construyen 33 complejos de edificios o han sido construidos desde el 11-S: ocupan en su totalidad el equivalente de casi tres Pentágonos o 22 Capitolios.


Cada una de las casi 2 mil empresas (con más de 750 millones de dólares de ingresos), y 45 organizaciones gubernamentales tienen una página de perfil con información básica sobre su papel en Top Secret America.


La segunda parte de la serie aborda la dependencia del gobierno en los contratistas privados (sic), lo cual está degradando la calidad de la fuerza laboral federal. Los directivos de las agencias de espionaje no conocen necesariamente cuántos contratistas (sic) trabajan para ellos, pero The Washington Post conjetura que ascienden a 265 mil (¡supersic!).


La tercera parte de la serie se enfoca en el impacto económico y cultural de una elevada concentración del trabajo top secret en una comunidad contigua a NSA, donde la expansión continúa con una baja tasa de desempleo, mientras el resto del país lucha con la recesión, cuando NSA contempla expandir en dos terceras partes su presente tamaño en los próximos 15 años.


La primera parte de la serie, Un mundo oculto que crece más allá del control, trata de una geografía alternativa alejada del escrutinio público y carente de supervisión cuidadosa.

 

Después de nueve años de gasto excesivo, ¿cómo se puede determinar su efectividad?


La duplicidad de funciones: muchas agencias de espionaje y seguridad realizan el mismo trabajo, lo cual crea redundancia y despilfarro. Así, 51 organizaciones federales y mandos militares, que operan en 15 ciudades de Estados Unidos, rastrean el flujo de dinero de las redes terroristas.


Se publican alrededor de 50 mil reportes (¡supersic!) de espionaje por año: un volumen tan amplio que muchos son ignorados rutinariamente.


En el Departamento de Defensa, "donde se encuentran más de dos tercera partes de los programas de espionaje, sólo un puñado de funcionarios de alto rango –los súper usarios (sic)– tienen la facultad de conocer todas las actividades".


El teniente general retirado John R.Vines diagnostica que la complejidad del sistema desafía la descripción, debido a que carece de sincronización, lo cual resulta en disonancia de mensajes. Lo peor: no se puede garantizar que Estados Unidos sea más seguro. ¿Entonces?
Antes de retirarse, Bob Gates, ex secretario del Pentágono, afirmó que obtener datos precisos (sic) es algo difícil.


El organigrama se sobrextendió nueve años después del 11-S.


El Cruce Libertad es el apodo donde se encuentran las dos matrices de la Oficina del Director de la Inteligencia Nacional (que depende del presidente) y su Centro de Contraterrorismo Nacional. Allí trabajan mil 700 empleados federales y mil 200 contratistas privados. Su misión es derrotar a los violentos extremistas trasnacionales.


El presupuesto de espionaje en Estados Unidos es del orden de 75 mil millones de dólares: 2.5 veces el tamaño antes del 11-S.
El personal también se ha duplicado. Con tantos empleados, unidades y organizaciones se decidió crear la agencia Oficina del Director de la Inteligencia Nacional (ODNI, por sus siglas en inglés) –cuyo primer director fue John Dimitri Negroponte, ex embajador de Estados Unidos en México–, con responsabilidades supremas y para controlar al monstruo burocrático.


La región de Washington es la capital de Top Secret America, donde se ubica la matriz de la Agencia Nacional de Espionaje Geoespacial, con 8 mil 500 empleados que analizan las imágenes y el mapeo de la geografía terrestre.


En las entrañas de la megalópolis del espionaje se ubica el Centro de Análisis de Servicio Subterráneo, que identifica los centros de comando subterráneos foráneos asociados con armas de destrucción masiva y grupos terroristas; aconseja a los militares cómo destruirlos.


Los analistas, de entre 20 y 30 años de edad (la edad de Snowden), ganan entre 41 mil y 65 mil dólares al año, pero su grave problema es jerarquizar y compartamentalizar la colosal base de datos, ya que la falta de compartir la información ha sido la causa principal para frustrar ataques.


Entre las principales agencias de inteligencia, por lo menos dos grandes comandos militares reclaman un papel fundamental en la ciberguerra, que es muy difícil de coordinar, según Leon Panetta, anterior director de la CIA.


Cada día los sistemas colectores de la NSA interceptan y almacenan mil 700 millones de correos electrónicos, llamadas telefónicas y otro tipo de comunicaciones, una de cuyas fracciones es asignada en 70 bases de datos separadas. El problema es que no existen suficientes analistas y traductores para tanta información capturada. Este es el mundo donde se movía Eduard Snowden y que dio a conocer en forma explosiva.
¿Cuál será la reacción de los ciudadanos del mundo, ya no se diga la sociedad estadunidense, enjaulada en la virtual cárcel cibernética del orwelliano Estado Google (Bajo la Lupa, 23/6/13) que busca aniquilar la privacidad de los individuos?


alfredojalife.com
Twitter: @AlfredoJalife
Facebook: AlfredoJalife

Publicado enInternacional
Spylighter documenta la compra de tecnología de vigilancia masiva por parte de la NSA

Documentos divulgados por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos revelan que la agencia compró productos de las empresas Packet Forensics y VUPEN Security durante los años 2010 y 2012, conocidas por la venta de tecnología de vigilancia en Internet y explotación de software a gobiernos y empresas de todo el mundo.


Un artículo publicado en Forbes refiere que las revelaciones fueron hechas como parte del proyecto de crowdsourcing SpyLighter, dirigido por Akers-Healy y Jason Gulledge y puesto en marcha de manera no oficial el 16 de septiembre de 2013. SpyLighter pretende aprovechar las posibilidades de la ley de Libertad de Expresión (FOIA) para obtener más información acerca de los proveedores y la tecnología en uso por la NSA y otras agencias.


La petición de información fue presentada por Heather Akers-Healy, activista por los derechos humanos y la privacidad radicada en California, semanas después de que el Washington Post publicara documentos secretos del ex analista de la NSA, Edward Snowden, que revelaban los $52.6 mil millones de dólares empleados para financiar a la NSA y a otras agencias de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos. "Los archivos de Snowden son esclarecedores, pero los detalles tecnológicos específicos a veces han sido omitidos", señaló Akers-Healy.


En las solicitudes, Akers-Healy pidió copias de los contratos con VUPEN Security y Packet Forensics así como cualquier informe final generado o entregado por las empresas a la agencia en los últimos 10 años. La NSA respondió con un documento de 19 páginas que detalla un contrato con la empresa de seguridad francesa VUPEN, sólo 11 días después de la presentación de la solicitud.


El contrato muestra que la agencia compró una suscripción de 12 meses a VUPEN para el análisis binario y la explotación de servicios. Este servicio incluye el análisis en profundidad de las vulnerabilidades y códigos de prueba para software como Google Chrome, Mozilla Firefox, Adobe Flash Player, entre otros. Algunos analistas estiman que los clientes pagan alrededor de $100.000 dólares anuales por la suscripción a este servicio.


El 15 de noviembre de 2013 la NSA envió copias de los contratos con las empresas Packet Forensics y VUPEN Security durante los años 2010 y 2012. El contrato de 2010 muestra que la NSA destinó $17.500 dólares a productos al Centro de Capacitación Interinstitucional en Fort Washington, Maryland. En 2012, la agencia compró software y licencias de software por un total de $500,000 dólares.


En respuesta a la publicación del contrato entre VUPEN y la NSA, el presidente ejecutivo de VUPEN, Chaouki Bekrar, comentó en su cuenta de Twitter: "Todos nos la pasamos de maravilla con las noticias de ayer, vamos a extender el placer de la transparencia a las empresas de Estados Unidos y así nos reímos todos juntos". Bekrar sugirió que el Proyecto SpyLighter debería presentar solicitudes de información a las empresas estadounidenses ManTech, Raytheon, y Harris.


En la actualidad, cualquier persona que se registre en el sitio web Muckrock, que permite a los usuarios solicitar, analizar y compartir los documentos del gobierno, puede participar en SpyLighter.


Según Akers-Healy la "respuesta rápida y exitosa [a la solicitud de contratos con VUPEN] ha dado un impulso para ampliar y presentar solicitudes a los vendedores adicionales". Hasta la fecha se han presentado más de 35 solicitudes amparadas en la FOIA como parte del Proyecto SpyLighter.


Las solicitudes están pidiendo copias de contratos y facturas entre la NSA, otras agencias de espionaje de Estados Unidos y un número de contratistas de inteligencia donde se incluyen Harris, ManTech, Palantir y Gamma International.


No obstante, muchas de las solicitudes posteriores se encuentran actualmente en procesos de apelación. A menudo, las agencias rechazan las peticiones por ser demasiado vagas, demasiado amplias o muy complejas de completar.


A esto se suma que, en algunos casos, las agencias responden que la liberación de la información solicitada podría constituir una amenaza para la seguridad nacional.

27 NOVIEMBRE 2013


(Versión de Elaine Díaz, para Cubadebate)

Publicado enInternacional