Domingo, 16 Marzo 2014 06:16

Vaporosos golpes suaves

Vaporosos golpes suaves

Aunque la práctica del golpe de Estado puede rastrearse hasta la antigua Roma, su conceptualización actual deriva de la expresión francesa coup d' État, surgida en el siglo XVII para definir la decisión del rey de arrogarse poderes extraconstitucionales y ejercer la represión contra sus opositores. Con el tiempo, el concepto se fue ampliando para abarcar también la usurpación más o menos violenta del poder por parte de un actor externo, generalmente los militares, con grados variables de apoyo social y cobertura institucional. Quizá debido a la sempiterna estabilidad institucional británica, la expresión no tiene traducción al inglés (se usa el galicismo coup), aunque sí, por supuesto, al alemán (putsch).

Pero no nos desviemos. Si en su acepción tradicional el golpe de Estado definía la toma del poder a través de medios extrainstitucionales, la realidad latinoamericana actual, con situaciones de conflicto político y crisis institucional en países como Honduras, Paraguay, Ecuador, Bolivia y Venezuela, es más resbalosa, y sólo puede ser capturada mediante un cuidadoso diagnóstico caso por caso. En Honduras, dos de los tres poderes del Estado, el Parlamento y la Corte Suprema, resistían la intención de Manuel Zelaya de reformar la Constitución hasta que, sin recurrir a los canales institucionales adecuados, por ejemplo iniciando un proceso de juicio político, lo detuvieron de madrugada en calzoncillos y lo obligaron a exiliarse. El actor decisivo de esta película fueron los militares, que lideraron todo el operativo y se ocuparon de proteger al gobierno transitorio, que condujo al país hasta las siguientes elecciones. En Paraguay, el Congreso desplazó del poder a Fernando Lugo en un trámite exprés que lo privó de cualquier posibilidad razonable de defensa, y designó en su reemplazo al vice, elegido en la misma boleta y a la vez cabeza de la conspiración.


Ambos casos, que implicaron una ruptura clara del hilo constitucional, son obviamente distintos del amotinamiento de un sector de la policía ecuatoriana en reclamo de mejoras salariales en 2011, de la crisis de los prefectos del 2012 en la Argentina o de los episodios recientes de Venezuela, todos los cuales fueron calificados por un sector u otro de los respectivos gobiernos como intentos de golpe de Estado.
Detengámonos un momento en la Venezuela de estos días, que es un buen ejemplo de la complejidad de este tipo de situaciones. Allí, una serie de protestas estudiantiles en demanda de seguridad derivó en una seguidilla de hechos de violencia que ya causaron unos veinte muertos de ambos bandos. Contribuyeron al desastre el renovado protagonismo de los sectores más radicales de la oposición, que habían quedado relegados tras el ascenso de Henrique Capriles pero que volvieron a adquirir fuerza luego del amplio triunfo chavista en las elecciones municipales del año pasado. En Venezuela, cada vez que el gobierno parece invencible se fortalece la oposición más intransigente, partidaria de desplazar al oficialismo por cualquier medio. Pero la situación sería incomprensible si no se considerara también la reacción represiva del gobierno, que utilizó a la policía para evitar manifestaciones, que alentó a sus seguidores a desarmar las barricadas por la fuerza ("apagar la candela", en palabras de Maduro) y que hasta mantiene detenido a un dirigente opositor (que, por otra parte, había formulado declaraciones claramente sediciosas). En una sociedad que ostenta índices de criminalidad centroamericanos, grupos armados violentos operan con autonomía tanto del lado oficialista como del opositor, y no es sencillo determinar quién disparó primero en cada caso. Todo esto en el contexto de un modelo que combina una evidente legitimidad popular con no menos evidentes signos de deterioro económico y, en menor medida, social (54 por ciento de inflación y 1,2 de crecimiento el año pasado).


Volviendo al planteo más general, digamos que resulta difícil determinar la línea exacta que separa el ejercicio democrático de la oposición, que incluye por supuesto el derecho a manifestarse en las calles y organizarse en las redes sociales y los medios de comunicación, todas cosas que han sido confundidas con intentos de desestabilización, del simple golpe de Estado. Y también resulta complicado identificar la frontera precisa que divide la obligación del gobierno de garantizar el orden en las calles, lo que incluye el uso proporcionado de la fuerza y la detención, con todas las garantías, de eventuales sediciosos, de la represión antidemocrática y la persecución ilegal a los opositores.


Esta dificultad se acentúa por dos cuestiones. La primera es que las situaciones a las que nos referimos rara vez cuentan con un actor protagónico. El éxito del hit interpretativo de Carta Abierta, el famoso "clima destituyente", radicaba justamente en que no hablaba de los militares o la CIA, sino de un vaporoso clima, que no era exactamente golpista sino sutilmente destituyente. Más tarde, en una buena nota en Página/12, Horacio González se refería a los golpes sin rostro, sin líderes y "sin programa más que el descrédito sistemático del gobierno". Desde la vereda de enfrente, Henrique Capriles responde a las acusaciones del chavismo con el siguiente argumento: "Los civiles no dan golpes de Estado, los dan los militares". La pregunta que une ambos planteos podría formularse en estos términos: ¿hasta dónde un golpe sin sujeto es realmente un golpe?


La segunda dificultad analítica refiere al carácter ambiguo del tipo de gobierno que se ha consolidado en algunos países latinoamericanos, que por supuesto no puede ser descripto como autoritario, pero que indudablemente incluye un debilitamiento del componente republicano, y en menor medida también del componente liberal, propio de cualquier democracia. A ello se suma, en Venezuela, la muy novedosa eliminación del freno más importante que históricamente encontraron las democracias presidencialistas para prevenir las tentaciones autoritarias: el límite temporal al ejercicio del poder por la misma persona (como se sabe, Venezuela es el único país sudamericano con reelección indefinida). Se trata de un límite crucial: los mandatos largos generan efectos nocivos en el oficialismo, pues el control del aparato estatal implica siempre un desequilibrio a su favor que luego se hace muy difícil de romper, como demuestra la experiencia de algunas provincias argentinas feudalizadas cuyos gobernadores se imponen con porcentajes soviéticos de votos. Pero la reelección indefinida afecta también a la oposición, que puede convencerse, con o sin motivos, de que nunca le llegará el turno, lo que a su vez lleva que se agote su necesaria "paciencia democrática" y aumenten las chances de las derivas autoritarias, como sucede en Venezuela. Por eso la alternancia es buena en sí misma.


Desde un punto de vista más histórico, señalemos que las situaciones de conflicto político y tensión institucional están en el germen de muchos de los gobiernos del giro a la izquierda latinoamericano, cuyo origen es menos diáfano de lo que habitualmente se admite. Pensemos si no en Ecuador, donde el ascenso de Rafael Correa estuvo precedido por la destitución de ¡tres presidentes!, todos ellos elegidos de manera perfectamente democrática. Correa no tuvo ninguna reponsabilidad en estos sucesos, pero no puede decirse lo mismo por ejemplo de Evo Morales, cuyo camino al poder, que también incluyó la renuncia anticipada de dos presidentes surgidos de elecciones, fue resultado de una mezcla de acción institucional (triunfos electorales, gestión municipal en las alcaldías del Chapare, construcción parlamentaria de alianzas) con métodos extrainstitucionales (bloqueos, barricadas, puebladas). En algunos países, los golpes duros se combinan con golpes suaves: es el caso de Venezuela, que sufrió dos intentos del primer tipo (el que hizo Chávez en 1991 y el que le hicieron en 2002) y una cantidad difícil de estimar del segundo.


Finalicemos con un comentario de estilo. La complejidad de las situaciones actuales se confirma por la dificultad para encontrar fórmulas adecuadas para definirlas. Recurrimos entonces a curiosas expresiones adjetivadas y hasta autocontradictorias, como "golpe parlamentario", "golpe institucional" o "golpe suave". Quizá deberíamos revisarlas, porque ¿puede ser "parlamentario" un golpe de Estado? ¿Puede ser "institucional"? ¿Acaso un "golpe suave" no es lo mismo que una caricia? Ocurre que, aunque la secta de los semiólogos insista con que las palabras pueden crear realidad, lo que oscuramente definen como función performativa de la lengua, lo cierto es que en general el lenguaje corre detrás de los acontecimientos y que muchas veces, como ahora, demora en alcanzarlos.

Publicado enInternacional
Venezuela: Decálogo del economista neoliberal

ALAI AMLATINA, 12/03/2014.- El acoso interno e internacional al proceso bolivariano y chavista, ha contado con un ataque feroz de los economistas de derecha. El objetivo último de esta campaña es borrar de la faz de la tierra la herencia histórica de los últimos 15 años de un proceso político de resistencia antineoliberal y anticapitalista. Para los poderes del capitalismo mundial, Venezuela no sólo es una geografía a reconquistar, por sus recursos naturales, sino que es una amenaza por el ejemplo de soberanía, independencia y por atreverse a retomar el socialismo como promesa, para los pobres de la tierra, de una vida justa.


Borrar la memoria histórica es un requisito previo para la domesticación de la revolución. Crear la sensación de caos y terror es un requisito necesario para desconocer al Gobierno y retomar la conducción del Estado por parte de los capitalistas.


Es importante hacer notar la siguiente constatación: previo a las guarimbas, al ataque de la contrarrevolución y del paramilitarismo, se difundieron manifiestos de los economistas alineados con la defensa del capitalismo y de los sectores dominantes. Durante las guarimbas continuaron difundiéndose una serie de artículos –de venezolanos y extranjeros-apuntando a un objetivo más inmediato: posicionar la percepción de caos, de desquiciamiento y colapso de la situación económica. Este objetivo, de corto plazo, está inscrito en lo que correctamente ha denominado el economista Julio Escalona la estrategia imperial de ingobernabilidad permanente [1].


Estamos en una fase de la "Doctrina del Shock" descrita por Naomí Klein, donde luego del caos aparecerán los salvadores: los economistas neoliberales. [2]


De esta forma, se busca favorecer varios escenarios posibles: desde derrocar al gobierno, a través de diferentes vías, hasta obligarlo a negociar (vender) el modelo político a través de la negociación del modelo económico.

Cuentan a su favor con la situación de desabastecimiento e inflación que ellos mismos han contribuido a crear desde 2003. A través de ataques al bolívar, de la especulación, del sabotaje y del acaparamiento programado de bienes básicos para la vida cotidiana de la población. También cuentan con los errores y omisiones que el gobierno ha cometido.


En esta guerra asimétrica, de Cuarta Generación, tanto los medios corporativos de comunicación de masas (nacionales e internacionales) como los economistas neoclásicos son parte de los batallones más destructivos. Por tal motivo, los de la Sociedad de Economía Política Radical, elaboramos una guía para deconstruir el discurso económico dominante, utilizado por economistas neoclásicos. Es algo así como un primer decálogo para identificar vampiros, tanto visibles como encubiertos.


El sector privado es inocente, es un actor más en un juego:


1. El Mercado es sagrado y el Estado, por antonomasia, es obsceno. El gasto público es malo por definición; el déficit público es el demonio a dominar.


2. Los trabajadores organizados distorsionan el mercado. Los sindicatos, u otra organización de los trabajadores, son como los monopolios capitalistas, que imponen precios (salarios) que vulneran el mecanismo de "la mano invisible" del mercado;


3. La libertad es la libertad de los mercados, las libertades económicas están por encima de las libertades políticas;


4. La principal causa de la inflación es, en todo momento y en cualquier lugar, la cantidad del dinero

5. El pueblo, no es el pueblo: el pueblo es "la población". No hay clases sociales, hay "factores productivos";


6. La patria no existe, ni menos la nación, no somos Patria somos "mercados". En el lenguaje del Banco Mundial, del FMI y de los recién graduados en economía de la UCV, UCAB, la ULA, la UC y "la Metro", somos "mercados emergentes". La palabra "patria" les causa hilaridad a la mayoría de esos jóvenes formateados y drogados por la ideología neoclásica;


7. Los militares no son Pueblo; deben ser instrumentos, que en todo caso, deben estar en los cuarteles o, en caso de emergencia, defendiendo los intereses de los capitalistas y terratenientes reprimiendo al pueblo trabajador, como lo hicieron en la IV República;

8. Los que saben de economía son los economistas, especialmente aquellos que se gradúen en "reconocidas" universidades del norte capitalista; y,


9. La economía es una ciencia exacta y la realidad, según ellos, es un modelo matemático que los políticos echan a perder cuando se les ocurre intervenir.


La guerra asimétrica y los economistas puros


El Gobierno es el único culpable según los economistas neoliberales. Ciertamente, todo gobierno tiene una alta responsabilidad en la política económica. Nuestro Gobierno Bolivariano no es la excepción. Nosotros, por el hecho de apoyar a este proceso político chavista-bolivariano, no debemos eludir la crítica-propositiva a los errores y omisiones que se han cometido en estos 14 años.


Sin embargo, hay dos acotaciones que tenemos que hacer al respecto. Primero, se puede ser crítico de la política económica del gobierno, terminando en una crítica de derecha. Esto es lo que hacen los diferentes economistas que se ubican en la oposición al proceso bolivariano, quienes terminan recomendando que la única salida es aquella donde se cambie radicalmente el modelo económico y se sustituya por las políticas económicas "modernas" enmarcadas en el Consenso de Washington.


Segundo, el ejercicio responsable de la crítica revolucionaria y de la autocrítica, está muy lejos de llegar al extremo de disociarse totalmente con la realidad, como cuando se hacen afirmaciones como las siguientes:


-"La inflación es responsabilidad fundamental del gobierno, no del sector privado"


-"Culpar al sector privado de la inflación es totalmente erróneo"


Eso es lo que, por lo general afirman economistas neoliberales declarados y confesos como Alexander Guerrero, Maxim Ross, Emeterio Gómez, y de forma sutil, José Guerra. Sin embargo, para sorpresa de algunos y confirmación de otros, la cita anterior es tomada de una respuesta de Felipe Pérez Martí a los camaradas de Marea Socialista [3]. En recientes declaraciones en los diarios 2001[4] y El Nacional [5], reafirma este punto de vista.


El economista Felipe Pérez Martí, con post-grado en la Universidad de Chicago, ex-profesor del privado Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), utiliza con frecuencia su condición de ex-ministro de Planificación del gobierno de Chávez (2002, justo después del Golpe de Abril de 2002, hasta mediados de 2003). Se declara revolucionario, comunista utópico y guardián de la herencia de Chávez. Cuando fallece Chávez, inmediatamente, resucita con fuerza Felipe, difundiendo un documento con título nada original (¿Qué hacer?), que se inscribe en su estrategia de confundir y manipular con una suerte de bipolaridad política que le hace atraer a cierta izquierda, despistada e ingenua, mientras logra espacios de resonancia a través de diarios de dudosas buena intención: El ABC de España, la columna Runrunes de Nelson Bocaranda en El Universal, el diario 2001 y, recientemente, el declaradamente golpista El Nacional.


Ciertamente, la única coincidencia que tiene Felipe con los comunistas es en la desaparición del Estado y de la competencia monopólica. Odia a Bill Gates, y a todos los monopolios. Pero por una razón diferente: cree con fe dogmática en el mercado. De ahí la simpatía que logra entre algunos anarquistas irresponsables.


Los neoliberales se mueven en un mundo irreal donde no hay confrontación, ni clases sociales. La referencia a que la especulación cambiaria es una expresión de la pugna distributiva por la renta petrolera, les suena una pistolada teórica. Banalizan el poder político que ejercen los que controlan el poder económico, porque en su mundo de fantasía, el "sector privado" es un "agente económico" que se mueve por expectativas racionales...De tal manera que, el que no comprenda esto, es un bruto ignorante de la "ciencia económica".


De ahí que el ex-ministro de Planificación Felipe Pérez muestra "una gran valentía" cuando, fiel a sus conocimientos en las ciencias (económicas) ocultas aprendidas directamente de los sumos sacerdotes de la Chicago University, llega al extremo de desearle la cárcel no sólo a algunos de los ministros del Gobierno Bolivariano, sino al propio presidente Nicolás Maduro. Tal como se lee en la siguiente cita:
"A quien hay que meter preso por este inmenso crimen contra el pueblo, y contra la inteligencia, es al equipo económico, y al presidente mismo. Son los responsable directos."


Arremete contra la dirección de Marea Socialista, tratando de ridiculizar su interpretación de la guerra económica. Aunque, como él mismo lo reconoce, es un desconocedor del marxismo.

Ciertamente, utiliza críticas que pueden ser la miel para atrapar abejitas incautas. Se vale del descontento y la preocupación existente en colectivos e individualidades revolucionarias para sembrar sus propuestas que se encuentran en el camino con las propuestas promovidas por la opositora MUD en su programa de gobierno o por los poderes del capital financiero internacional como el Bank of América.


Tanto el diagnóstico de los neoliberales, cargados de del "individualismo metodológico" que les caracteriza, como las recetas que recomiendan, apuntan hacia el desmantelamiento de las instituciones y las prácticas alternativas que surgieron durante la presencia física del Comandante Chávez. Ahora atacan a los instrumentos de financiamiento alternativo (como el Fondo Chino o el Fonden), ridiculizan al gobierno, reclaman el retorno de la "independencia" del Banco Central; piden el desmantelamiento del control de cambio y proponen esquemas cambiarios basados en la fe del mercado... Al final pedirán la privatización de la patria.


En el caso de Pérez Martí, pone como ejemplo la política cambiaria que impuso durante su breve gestión como ministro de Planificación. Vea), cuáles son las consecuencias cuando se les deja gobernar a los ortodoxos neoliberales.


A principio del año 2002, las bandas cambiarias no aguantaron un escenario de confrontación con la banda de los capitalistas que luchaban por apropiarse de la renta petrolera y fugarla. Entonces, el Ministro de Planificación Felipe Pérez ensaya con un esquema de flotación, que lleva a un proceso acelerado de devaluación y fuga de capitales. Algunos recordarán sus apariciones en Venezolana de Televisión (VTV), parado frente a una biblia pidiéndoles a los sorprendidos televidentes que si se creía fuertemente, que el tipo de cambio bajara, éste lo haría. No se sabe si por gracia divina o por sus santificados popes Thomas Sargent y Robert Lucas.


Finalmente, en febrero de 2003, "llegó el Comandante y mandó a parar": se estableció el control de cambio, se anunció la creación de CADIVI, días después que Felipe había aparecido en su programa de VTV, jurando que no habría control de cambio.


En el documento ¿Qué Hacer? El economista Pérez propone una medida que muchos compartimos, y que le ayudó a atraer adeptos: la reforma fiscal para que los ricos paguen impuesto. Sin embargo, en sus recientes declaraciones asoma que sería inoportuno:

"En este momento una reforma fiscal completa terminaría de descalabrar al sector privado más de lo que está, porque no se trata de hacer un ajuste neoliberal sino de una salida del desquiciamiento y que la economía comience a ser cuerda. Con el ajuste del que estamos hablando se resuelve el problema del déficit." (Ver la referida nota 5)


Lorenzo Mendoza (cabeza del oligopólico Grupo Polar), debe haber tomado nota de esta oportuna asesoría, para efectos de su estrategia de negociación en la Conferencia por la Paz.


En un esfuerzo vano por distanciarse del neoliberalismo, al señalar que no es necesario recortar el gasto público drásticamente, Felipe sugiere que el déficit fiscal se cerraría de una forma mágica: ¡eliminando la sobrevaluación!, ¡para que las empresas nacionales compitan con las importaciones!

Esta última propuesta encubre una conclusión de su propuesta de ajuste: los trabajadores pagarán este ajuste mientras los ricos seguirán su fiesta.

Por razones de espacio y tiempo, no agregaremos más comentarios a este tipo de análisis. Igual que en el caso del ex-asesor del General Baduel, Heinz Dieterich, recurrimos a la frase: "a confesión de parte, relevo de pruebas"
¿Giordani yo? La delación de Felipe Pérez

Según sus fuentes de información, Felipe Pérez ha dado la gran noticia al mundo: ha difundido que Simón Andrés Zúñiga es Jorge Giordani. Siento decepcionarlo, NO soy Jorge Giordani, soy un economista venezolano, investigador; soy un colectivo, por eso gran parte del contenido de los artículos son la cosecha de consultas y discusiones.


En respuesta a un reciente artículo de un economista estadounidense, que sale en defensa del gobierno, Felipe, en su grupo ¿Qué Hacer? cita negativamente a Zúñiga para argumentar en contra de éste economista [6]. A los compañeros de Marea Socialista, los trata de descalificar a través de una amenaza inocua, y por eso les advierte que él sabe que están asesorados por el otro yo del Dr. Giordani... En la última versión del documento ¿Qué hacer?, Felipe Pérez anexa la respuesta que le dio a Zúñiga (donde Felipe no da respuesta de señalamientos vitales que le hacemos). ¿Por qué tanto encono?


Se supone que, el economista Felipe Pérez, venía teniendo pesadillas, desde 2003, con Jorge Giordani y ahora aparece el espectro de Zúñiga, y la salida para la mente de este neoliberal fue una superposición de imágenes oníricas.


Sé que Felipe tiene una especie de trauma con Giordani, porque luego de haberlo sustituido en mayo de 2002, por nombramiento del presidente Chávez, el mismo Comandante reenganchó a Giordani en febrero de 2003. Chávez se trajo al pitcher anterior (Jorge Giordani), porque el relevo (Felipe Pérez) había dejado deslizar la tasa de cambio a niveles peligrosos y se le perdió la goma.


No entendemos la necesidad de involucrarnos en esa controversia: ese es un asunto entre Pérez y Giordani y, sobre todo, pendiente de Felipe Pérez con Chávez, quién lo destituyó con el filo de un sable.

..
Disculpe usted, amigo lector, pero quiero aprovechar esta infortunada y falsa delación del profesor Felipe Pérez (que se apresuraron en difundir los servicios informativos de la CIA en el país) para trasmitirle al breve exministro, el consejo de un amigo, antiguo militante del PRV, a quien le dicen "El Iluminado"

.
Este viejo camarada, sabe que usted –Felipe- cree en cosas del más allá, en creencias metafísicas, y no nos referimos a la religión y a la metafísica que aprendió en ese monasterio llamado Chicago University, nos referimos a sus creencias espirituales que, por demás, respetamos profundamente. Basado en tal presunción, El Iluminado me dijo, "dígale al Dr. Pérez Martí que se está echando de enemigo, a una persona con un karma muy poderoso". Según El Iluminado, "el monje Giordani representa tres reencarnaciones muy poderosas: es la reencarnación de Nicolás Maquiavelo (1469-1527), resucitado posteriormente en Giuseppe Garibaldi (1807-1882), luego en Antonio Gramsci (1891-1932)".
No se preocupe Dr. Felipe, mis karmas son menos letales. Sospecho que en lo personal y colectivo, tal vez, sea la reencarnación del Negro Primero.

Notas


[1] Artículo de Julio Escalona, "La estrategia imperial de ingobernabilidad permanente contra el gobierno bolivariano". En http://www.aporrea.org/tiburon/a183746.html
[2] Ver un video que resume la tesis de "La Doctrina del Shock, el auge del capitalismo del desastre" de Naomi Klein, en http://youtu.be/KLu7aAPhxAk
[3] Ver: "Ex Ministro de Planificación de Chávez pide prisión para Giordani, su equipo y hasta El Jefe Máximo" http://runrun.es/runrunes/90051/ex-ministro-de-planificacion-de-chavez-pide-prision-para-giordani-su-equipo-y-hasta-el-jefe-maximo.html
[4] Entrevista a Felipe Pérez Martí. "Si no hay un cambio radical, el pueblo chavista tumbará al gobierno". Entrevista de Luz Mely Reyes, Diario 2001, pág. 23, domingo 02 de marzo de 2014.
[5] Entrevista a Felipe Pérez Martí. Nuevo préstamo de China es perjudicial y nos pone al borde del precipicio http://www.el-nacional.com/economia/Nuevo-prestamo-China-perjudicial-precipicio_0_368363370.html
[6] Artículo de Mark Weisbrot "Respuesta al exministro Felipe Pérez Martí. La economía venezolana tiene desequilibrios pero no se está derrumbando". http://www.rebelion.org/noticia.php?id=178397

Publicado enInternacional
Jueves, 13 Marzo 2014 05:32

EL TABÚ DE SER FEMINISTA

EL TABÚ DE SER FEMINISTA

A raíz del día internacional de la mujer, los diarios ecuatorianos publicaron diversas entrevistas a mujeres y notas escritas por mujeres. Llama la atención que muchas de ellas comenzaran con la frase "No soy feminista". No faltó quien incluyera la insólita negación de "No amo a todas las mujeres".

"No soy feminista", da la impresión de ser una frase de rigor para las numerosas personas consultadas esta semana (periodistas, escritoras, cineastas –todas ellas citadas a menudo por la prensa pública y privada). Pero lo más sorprendente es que, en su gran mayoría, no hayan considerado oportuno ni siquiera mencionar alguno de los tantos derechos negados a la mujer, sobretodo en un país y una región con una alta tasa de violencia contra la mujer.


Podrían haber mencionado, aunque más no sea brevemente, que la sociedad patriarcal tiene un efecto destructivo para ambos sexos. Pero no lo hicieron.


Podrían haber señalado que el aborto es un derecho humano, más aún, cuando el embarazo ha sido el producto de una violación -partiendo del derecho de todo ser humano a decidir sobre su cuerpo y su vida. Pero no lo hicieron.


Podrían haber dicho que los abortos clandestinos son una de las causas principales de muerte de mujeres jóvenes -enfatizando que el acceso libre y gratuito a la atención médica es un derecho humano. Pero no lo hicieron.


Varias de las mujeres convocadas por los medios ecuatorianos han considerado más oportuno enfatizar que, independientemente de que el autor sea hombre o mujer, "la escritura es escritura", "el cine es cine", "la pintura es pintura". Con este argumento, eluden toda opinión crítica de la sociedad patriarcal, y se niegan a cualquier compromiso en la lucha pasando por alto las desigualdades socio-económicas de las mujeres trabajadoras de los sectores menos privilegiados.


En Una habitación propia, Virginia Woolf escribió: "Shakeaspere tuvo una hermana... la que murió siendo muy joven y no escribió por lo tanto ni una palabra... yo creo que esa poeta que nunca escribió una palabra, y que fue enterrada en un cruce de caminos, vive todavía. Ella vive en ustedes, en mí y en muchas otras mujeres que no están hoy presentes, porque están lavando los platos y cuidando de sus hijos. Está viva porque los grandes poetas no mueren; son presencias continuas; pero para que esa presencia sea real es necesario que le demos la oportunidad de caminar entre nosotros en carne y hueso".


Las posturas de las profesionales o artistas que eligen enfocarse exclusivamente en los logros obtenidos en sus profesiones u oficios, reafirman la idea de que el neoliberalismo ha logrado una "involución" cultural: la primacía absoluta y excluyente de los intereses del individuo por sobre la comunidad. En este país hay un pujante movimiento social por los derechos de las mujeres que se ha movilizado en contra del femicidio y otras formas de violencia sexual, al igual que en reclamo de la legalización del aborto. Este movimiento, silenciado por los medios –públicos y privados- continúa ganando espacios alternativos, en la calle, en las escuelas y universidades, en la comunidad. En el día de la mujer, quedó expuesto con absoluta claridad tanto el silencio mediático frente al vital movimiento social por los derechos de la mujer, como la generosidad de espacio para difundir posturas individualistas como "ejemplo" de mujeres exitosas. Algo similar con lo sucedido en el día del trabajador, que de manera homogénea los medios llaman el "día del trabajo" –y así con un tono, entre natural y descarado, ¡incluyen una entrevista a un empresario!

Publicado enInternacional
Miércoles, 12 Marzo 2014 06:25

Aprendizaje social versus maquinarias

Aprendizaje social versus maquinarias

Sólo los individuos y sociedades que aprenden pueden emprender transformaciones auténticas, verdaderas, esto es, radicales. Literalmente, un sistema que aprende es un sistema que se complejiza, es decir, que gana grados de libertad.

La capacidad de aprender no corresponde únicamente a los individuos, como se afirma por lo general. Además, y fundamentalmente, son las organizaciones, las sociedades, los estados y las culturas las que aprenden. Cuando aprenden.


La capacidad de aprender se encuentra estrechamente relacionada con la capacidad de adaptación, y ambas definen los grados y modos de la complejidad —de un individuo o de una sociedad.


Ahora bien, el aprendizaje es un proceso que requiere trabajo e implica un costo. En otras palabras, el aprendizaje ni es mecánico o automático, ni está garantizado de una vez y para siempre. Lo dicho, el aprendizaje y la adaptación se corresponden e implican mutuamente y ambas determinan la evolución de un sistema individual o colectivo.


Porque existen fuerzas, constricciones, restricciones o limitaciones al aprendizaje. Existencial y políticamente hablando, existen intereses que pretenden —directa o indirectamente, consciente o tácitamente— evitar que se produzca aprendizaje. Pues los sistemas que aprenden cambian o se erigen como factor de cambio. Así, en otras palabras, existen fuerzas e intereses a los que el aprendizaje los pone nerviosos porque saben que la consecuencia inevitable son procesos de crítica y transformación.


Más exactamente, mientras que el aprendizaje es, manifiestamente, un rasgo distintivo de los sistemas vivos y complejos, el rechazo y las constricciones al aprendizaje implica, en contraste, fuerzas y mecanismos, poderes y prejuicios. La dinámica de los individuos y, particularmente de las sociedades, tiene lugar como la resolución del conflicto entre aprendizaje y mecanismos, adaptación y poderes, complejidad y restricciones.


El terreno inmediato en el que se dirimen estos conflictos es la cultura y la política, y de forma más amplia, se trata de la historia. En contra de la capacidad autónoma de aprendizaje los mecanismos y poderes de todo tipo subrayan, por el contrario, la importancia y la necesidad de la enseñanza. "Hay que enseñar(les), para evitar que aprendan", en otras palabras. Por ello mismo existen estrategias tales como doctrina y adoctrinamiento, principios y valores, misión y visión, habilidades, tácticas estratégicas, metodologías y objetivos —y otra clase de "cochinadas".


Cuando se enfatiza la importancia de la enseñanza, los contenidos y modos del aprendizaje vienen tamizados y direccionados desde afuera y por encima de los sujetos y sociedades que aprenden. Por el contrario, el auténtico aprendizaje constituye toda una experiencia de autonomía, de crecimiento, de desarrollo y transformación. Así las cosas, la enseñanza no trasforma a nadie: los deja tal como estaban, y acaso más dóciles. Pues la enseñanza afirma abierta o implícitamente la necesidad de una canónica del pensamiento y la experiencia.


Sólo los individuos y sociedades que aprenden pueden emprender transformaciones auténticas, verdaderas, esto es, radicales. Literalmente, un sistema que aprende es un sistema que se complejiza, es decir, que gana grados de libertad.


Pues bien, los temas más álgidos en los que se ponen en juego aprendizajes versus mecanismos (de enseñanza) son asuntos sensibles como la justicia, la educación, la política —por ejemplo, expresada en términos de sistema electoral—, las prácticas económicas y de intercambio. Desde luego que existen muchos otros ámbitos, pero éstos son los más sensibles por inmediatos y, sin embargo, con repercusiones de amplio alcance.
En otras palabras, mientras que la enseñanza sucede de arriba hacia abajo (top–down), el aprendizaje tiene lugar a partir de experiencias, descubrimientos, desafíos y retos que implican de entrada la capacidad de crítica y distanciamiento. El aprendizaje sucede de abajo hacia arriba (bottom–up). La enseñanza controla y restringe la innovación. En contraste, el aprendizaje prioriza la radicalidad y la apertura de nuevos horizontes antes que la confirmación de los ya establecidos.


Aprender, en palabras simples, implica un esfuerzo. Y en materia social o colectiva, un esfuerzo de asociación y acción conjunta, de aprendizaje y adaptación. Más lapidariamente, mientras que los mecanismos de enseñanza destacan la competencia (o "competitividad") en toda la línea de la palabra, el aprendizaje se hace posible en términos de cooperación, ayuda mutua, solidaridad y acción colectiva.


Los individuos pueden aprender, en ocasiones, a costa o a pesar de las limitaciones y condiciones externas. Así, los aprendizajes de los individuos implican una superación de sí mismos por parte de ellos mismos. Por su parte, en la esfera social o colectiva, el aprendizaje puede llevarse a cabo como movimiento de transformación de la propia historia. Y, sin embargo, hay que subrayar de manera permanente que no existen seguridades ni garantías de antemano. Lo que sí queda en claro es que la capacidad de aprender es sola y misma cosa con la vida misma. Vivir, es el fin y al cabo, un aprendizaje que construye nuevos horizontes y en los que nuevos horizontes pueden invalidar realidades pasadas o actuales.


¡Vivir, tomar el destino en sus propias manos —el mayor y más digno de todos los desafíos!

Publicado enColombia
Martes, 11 Marzo 2014 06:30

¿Cuál democracia colombiana?

¿Cuál democracia colombiana?

El gobierno, Santos, Uribe, la Registraduría, todos los representantes de los diferentes partidos, un día después de las elecciones legislativas salen a hacer sus balances y evaluaciones. Casi nadie pierde, todos ganan. ¡Que viva la democracia!


Pero la verdad cruda y madura es totalmente distinta. Si se le descuentan al total de votos válidos (43,58%) lo correspondiente al voto en blanco (5,21) tenemos que todos los partidos obtuvieron un exiguo 38,37%. Si a esta cifra se le restan los porcentajes obtenidos por el Polo (3,78%) y Verdes (3,94%), tenemos que los partidos de la oligarquía obtuvieron todos juntos el 30,65% de la votación. ¿Esa es la fortaleza de la democracia colombiana?


¿Y así se atreven a cuestionar la democracia venezolana que obtiene cifras de participación superiores al 70%? Definitivamente no hay nada más cínico que un politicastro colombiano de los partidos tradicionales y oligárquicos.


Pero esa situación aún admite más análisis. ¿Cómo obtienen esos votos? Los partidos gobiernistas de la "unidad nacional" chantajean a las gentes desde las alcaldías que controlan con los programas de familias en acción, los auxilios a abuelos vulnerables, etc., o con la promesa de un empleo. Otros políticos más descarados no dudan en comprar el voto en forma directa, por un tamal y una gaseosa, una hoja de eternit o cualquier otra cosa de esas. O en otros casos la extorsión y presión violenta es la herramienta utilizada.


En el fondo los politiqueros y sus patrones – los grandes "cacaos" capitalistas – saben que su democracia es precaria y que su poder es débil. Por ello es que le temen a la organización y a la movilización popular. Saben que un estallido de rebeldía – como el que se estaba acumulando en el pasado paro agrario – puede desencadenar fuerzas reprimidas y profundas existentes en el pueblo y poner en peligro su inestable y endeble poder.


El problema está de nuestro lado. Consiste en la errada concepción con que se manejan nuestras luchas populares. Por ahora predomina una visión equivocada, impulsada por todo tipo de ONGs, que se han apoderado de las direcciones de las organizaciones sociales y populares. Así es como se programan paros y movilizaciones para - de vez en cuando - negociar con el Estado pequeños proyectos de "inversión social", ya que de eso viven esas burocracias.


Esa práctica debilita el movimiento popular, lo desgasta y no educa ni entusiasma al resto de la población que ve que esos paros y luchas se hacen con una visión sectorial (paperos, cafeteros, mineros, transportistas, estudiantes, trabajadores, ambientalistas, indígenas, etc.), cada sector por su lado, con su "pliego de Peticiones y Exigencias", sin una visión de conjunto que recoja las aspiraciones del grueso de la población.
Por esa dispersión y debilidad nuestra es que aparece el poder de la oligarquía como muy poderoso y fuerte. Pero eso no es cierto y, ellos (los oligarcas) lo saben.


Debemos reorientar nuestras luchas. La Cumbre Agraria y Popular y demás eventos que se programen para construir y consolidar la Unidad, debe aprobar una verdadera Plataforma de Lucha o Programa Político del Movimiento Popular, con las principales reivindicaciones que ha levantado el mismo movimiento a lo largo de las últimas décadas.


Dicha plataforma de lucha deberá ser presentada al conjunto de la sociedad, trabajada y explicada a lo largo y ancho del país, y a la vez, ir construyendo Poder Constituyente "por la base", "desde abajo", en cada vereda, barrio, municipio y departamento, y sólo así, se podría convocar un gran Paro Nacional Popular que se constituya en el alimento del Nuevo Proceso Constituyente, y le notifique a la oligarquía las nuevas condiciones para convocar una Asamblea Nacional Constituyente.


Esas condiciones deben de ser precisadas desde ya: Constituyentes elegidos por municipios y grupos de municipios, con mandato ciudadano en la mano, revocables en caso de que incumplan el mandato, con realización de asambleas comunitarias para refrendar los avances y control permanente de la evolución de las discusiones.


Por ello en la coyuntura actual debemos decir todos al unísono: No! a un nuevo paro para negociar bicocas con el Estado. No! a un nuevo paro sin evaluar a fondo el estado real de nuestras fuerzas. No! a un paro "politiquero" que sólo va a ser un amague y no un esfuerzo contundente de las fuerzas populares. No! a las maniobras de las direcciones "onegeístas".


SI a un esfuerzo consistente y sistemático por unificar al movimiento popular y trazarle un Plan de Acción que relacione nuestras luchas con la construcción de un Proceso Constituyente de nuevo tipo

Publicado enColombia
Martes, 11 Marzo 2014 06:09

¿POR QUÉ SIGUE GANANDO EVO MORALES?

¿POR QUÉ SIGUE GANANDO EVO MORALES?

Una encuesta publicada en estos días le da a Evo Morales más del 45% de las intenciones de voto, y 32 puntos de diferencia con su más cercano contendiente para las elecciones de fines de este año, el político y empresario Samuel Doria Medina. Como las poblaciones rurales no son incluidas en este tipo de sondeos, se estima que podría ampliar el porcentaje y superar el 50%. Incluso si no lo hiciera ya ganaría, según la ley boliviana, en primera vuelta. ¿Pero a qué se debe que en su octavo año de gobierno el "primer presidente indígena" coseche esos resultados en un país conocido por la inestabilidad política y donde el 17 de octubre de 2003 su presidente –Gonzalo Sánchez de Lozada– debió abandonar apresuradamente el poder y huir en helicóptero primero a Santa Cruz y más tarde a EEUU? Sin duda, la respuesta reside en dos planos: el económico y el político-simbólico.


Morales cuenta con recursos públicos con los que ninguno de sus antecesores se atrevió siquiera a soñar, gracias al "viento de cola", pero también a una política económica que combinó nacionalización de los hidrocarburos, aumento de los impuestos a las petroleras y una gestión macroeconómica cuidadosa de los equilibrios fiscales que le permitió acumular reservas récord: casi 15.000 millones de dólares, equivalentes a más del 50% del PBI (porcentualmente unas de las más altas del mundo). Eso le da, sin duda, un gran blindaje, aunque no deja de representar una visión bastante ortodoxa del manejo de la macroeconomía nacional. No hay que olvidar que la izquierda boliviana quedó marcada por el "trauma de la hiperinflación" después de que en 1985 el gobierno de entonces, presidido por Hernán Siles Zuazo, debiera adelantar la transmisión del mando.


Pero además, Morales ha transformado exitosamente cada una de sus medidas en "actos refundacionales". Para ello contó con la ventaja de ser además de un jefe de Estado, un "presidente símbolo", de ruptura de los techos y paredes de cristal que excluían a las mayorías indígenas de muchos espacios de la vida social. Su proyecto de re-reelección va anudado a varias medidas de alto impacto, una de las cuales es el primer satélite boliviano.


En diciembre pasado fue lanzado fue lanzado en China el satélite de comunicaciones Tupac Katari (TKsat 1). Morales presenció el acto –transmitido por pantallas gigantes frente al Palacio de Gobierno- abrigado para el polar invierno chino. Antes del lanzamiento del satélite –construido por la Corporación Industrial Gran Muralla por un valor de 300 millones de dólares- puso en marcha la Agencia Boliviana Espacial y envió a 64 ingenieros a capacitarse a la Agencia China del Espacio. Ya en su órbita geoestacionaria, los chinos pasaron a Bolivia el control del satélite que lleva el nombre del caudillo aymara que en el siglo dieciocho lideró un emblemático levantamiento contra el dominio colonial español. Su meta es expandir los servicios de internet y telefonía celular especialmente a las áreas rurales, y un afiche publicitario no escatimó en exageración y habló de "descolonizar" el espacio.


La coyuntura política de este año electoral es muy distinta a 2009, cuando Evo ganó con el 64% de los votos en medio de una guerra regionalista con Santa Cruz. Si por esos años el presidente apenas podía pisar esa región agroindustrial del este del país, el año pasado fue invitado a inaugurar la Expocruz, la principal feria de la "oligarquía" cruceña, dejando ver que un sector del empresariado abandonó sus posturas radicalizadas y decidió aprovechar el boom económico para hacer más negocios y menos política. Otros se fueron del país. Ganar las regiones autonomistas es parte de la meta de su gobierno. La próxima reunión del G77 en Santa Cruz de la Sierra es también aprovechada por el gobierno para sellar acercamientos con las élites locales, con la promesa de recursos, negocios y exposición internacional. Recientemente un programa de negocios de la CNN le dio a Bolivia la "medalla de oro" por su desempeño económico y el FMI le acercó varios elogios; el New York Times destaca que muchos consideran "prudente" a Evo, pese a las expropiaciones de empresas privadas. Y subraya que "de acuerdo con el Fondo Monetario, Bolivia tiene la mayor proporción en el mundo de las reservas internacionales para el tamaño de su economía, después de haber superado recientemente en China en ese sentido", publica en diario norteamericano. ("Turnabout in Bolivia as Economy Rises From Instability", NYT, 15/2/12014).


Luis Arce Catacora es uno de los ministros de economía que más duró en el cargo: está en el gabinete desde 2006 y dice que se puede tener "una política socialista con el equilibrio macroeconómico".


Para intelectuales radicales como James Petras, todo ello evidencia la traición del "más radical de los conservadores o el más conservador de los radicales" –como definió a Morales-, pero a la luz de lo que acontece en Venezuela, ese manejo "ortodoxo" de la economía podría ser agradecido por parte de la población. Todo lo cual no quita, sin duda, el hecho de que "lo que falta" sea mucho en Bolivia: salud, educación, nuevo modelo productivo –menos dependiente de las materias primas y del comercio informal, sobre todo si el boom internacional de los commodities se frena-, trabajo infantil, institucionalidad más sólida y varios etcéteras.


Evo Morales ya no es "el cambio" como en 2005, ni el "enterrador de la oligarquía" de 2009, su meta ahora es convencer a los votantes de los beneficios de la "estabilidad" –como se ve en el aumento del consumo y en un largo periodo de crecimiento. Si lo logra, tendrá el récord de ser el presidente boliviano que más tiempo duró en el poder, por encima de Andrés de Santa Cruz, el fundador de la patria.

Publicado enInternacional
Sánchez Cerén, del FMLN, aventaja en las elecciones de El Salvador

El candidato de izquierda Salvador Sánchez Cerén se perfilaba esta noche como el ganador de una reñida segunda vuelta de la elección presidencial de El Salvador con 50.11 por ciento de votos frente a 49.89 del opositor de derecha Norman Quijano, con 99.90 por ciento de actas escrutadas. El resultado definitivo se dará a conocer este lunes, anunció el Tribunal Supremo Electoral (TSE).


Con este resultado, que significa un millón 492 mil 805 votos para Sánchez Cerén, del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), contra un millón 486 mil 448 del derechista Norman Quijano, de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), la diferencia apenas es de 6 mil 357 votos. Ante esto, Quijano denunció que se fraguaba un fraude en su contra.


El presidente del TSE, Eugenio Chicas, anunció esta noche que ante el estrecho margen entre ambos candidatos por ahora las cifras son preliminares y el escrutinio definitivo se conocerá este lunes, cuando se habían escrutado 94.76 por ciento de las actas. Llamó a la calma, subrayó que el tribunal garantiza la transparencia y ordenó que ningún candidato se proclame ganador.


Aun cuando el cómputo preliminar no había terminado y las cifras daban ligera ventaja a Sánchez Cerén, Quijano se proclamó ganador.
Horas después, Quijano afirmó que el gobierno fraguaba un fraude con las autoridades electorales. No vamos a permitir fraudes al estilo chavista o (Nicolás) Maduro. Aquí estamos en El Salvador, señaló.


El secretario general del FMLN, Medardo González, poco antes había proclamado vencedor a Sánchez Cerén y convocó a sus seguidores a celebrar en una plaza, mientras la tensión subía porque los de Arena protestaban afuera de un hotel donde está el centro de operaciones del TSE.


Tras el anuncio de Chicas de que el escrutinio preliminar prácticamente concluyó, Quijano acusó al TSE de ser una institución nada confiable, de actuar parcialmente a favor de la izquierda y exigió el recuento de ciento por ciento de las actas electorales. Afirmó que estaban en pie de guerra, decididos a defender la victoria y nuestra fuerza armada pendiente del fraude.


En la primera ronda del 2 de febrero pasado, Sánchez Cerén, actual vicepresidente, ex maestro y ex comandante guerrillero, de 69 años, ganó a Quijano, odontólogo de 67 años, con 48.9 por ciento de votos contra 38.9, pero sin lograr el 50 por ciento más uno que evitaba la segunda ronda. Esa diferencia de 10 puntos esta vez fue acortada contra todos los pronósticos que vaticinaban un holgado triunfo al oficialista.
Cuando los resultados preliminares daban ventaja al FMLN por unos 7 mil votos, Arena salió a decir que su abanderado Norman Quijano había ganado la presidencia; citó los datos del TSE y aseguró que con nuestro conteo que cuenta con el más alto grado de precisión podemos decirles que hemos logrado un triunfo para el pueblo salvadoreño.


El presidente de Arena, Jorge Velado, junto a otros dirigentes, dijo que no sólo declaraban a Quijano nuevo presidente de El Salvador, sino que invitaban al FMLN, a Sánchez Cerén y a su candidato a la vicepresidencia, Óscar Ortiz, así como a toda la cúpula del FMLN, a que comencemos desde ya un diálogo para hacer de éste el país que todos los salvadoreños merecen.


Con todo, hubo denuncias recurrentes de prepotencia y acciones de presión de Arena, tanto en los centros de votación como con actos de campaña, prohibidos durante la jornada. La Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho calificó de positivo el proceso, con excepción de las actividades de los areneros, que exhibieron pancartas contra el presidente Mauricio Funes, del FMLN.


Según información no oficial, la participación de los votantes superaría 54 por ciento de la primera ronda del 2 de febrero. Unos 4.9 millones de salvadoreños estaban convocados a votar en la segunda ronda electoral para elegir al presidente que gobernará por cinco años, incluyendo a los salvadoreños residentes en Estados Unidos y Canadá.

Los canales de la televisión transmitieron en vivo desde diferentes puntos del país el conteo de votos, y al dar a conocer los números que favorecían a determinado partidos, sus simpatizantes explotaban en júbilo.


Quijano y sus tres hijas participaron en una misa de acción de gracias en la iglesia María Auxiliadora, conocida como Don Rúa, en el noreste de la capital, y luego se trasladó a la plaza Salvador del Mundo para realizar una oración a Dios Nuestro Señor, con un grupo de pastores evangélicos.


El candidato de la derecha afirmó: presagio un final bastante apretado, pero con ventaja para nosotros. Molesto por supuestas acciones parciales del TSE, Quijano exigió que al menos al final de este proceso adopte una actitud imparcial, y afirmó que no puede adelantar que respetará el resultado.


"Ya he reiterado mi posición. A priori no se puede estar hablando de que voy a respetar, no fue la actitud imparcial que esperábamos", agregó.
Sánchez Cerén y su compañero de fórmula Oscar Ortiz y un grupo de observadores internacionales, participaron del servicio religioso en la Capilla la Divina Providencia, donde en 1980 un francotirador no identificado asesinó al arzobispo de San Salvador, Óscar Arnulfo Romero.
El abanderado del FMLN dijo: yo estoy preparado, soy actor de este proceso democrático que hemos construido, al responder que no sólo dirigió la guerrilla, sino que también fue uno de los que impulsaron y firmaron los acuerdos de paz que pusieron fin a 12 años de guerra que dejaron 70 mil muertos y más de 12 mil desaparecidos.


En una elección el pueblo es el soberano y son los salvadoreños y las salvadoreñas los que deciden, si tú no aceptas un resultado, estás violentando la voluntad del pueblo, sentenció. Sánchez Cerén, que durante la campaña hizo llamados a la unidad de todos los sectores del país, pidió a la oposición superar las diferencias.


Le digo a mi adversario, a su partido (Arena), que en mi gobierno tenemos los brazos abiertos para que juntos podamos construir un nuevo país.
De ganar Sánchez Cerén, le daría un segundo quinquenio consecutivo al FMLN. Su promesa es continuar con los programas sociales de su predecesor. Pero si Quijano tomara las riendas, marcaría el regreso de Arena que perdió el poder en 2009, en un país con una economía debilitada y azotado por la violencia de las pandillas.

Publicado enInternacional
Maduro denunció a la CNN a través de la CNN

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, afirmó en una entrevista concedida a la cadena estadounidense CNN, en inglés, que hay una campaña permanente para presentar a Venezuela como un país en caos. "Esa campaña ha sido apoyada por medios internacionales, como CNN, que ha cumplido un papel nocivo y peligroso, pues estaban promoviendo una intervención extranjera en nuestro país, vendiendo una imagen falsa de lo que está sucediendo", declaró el mandatario ante la reconocida periodista Christiane Amanpour. De esta manera, el mandatario ratificó sus denuncias contra medios internacionales, que lo llevaron al principio de las protestas opositoras, iniciadas el 12 de febrero, a amenazar con revocar los permisos para que CNN transmitiera desde Venezuela, aunque luego revió esa medida. Por otro lado, la OEA aprobó por amplia mayoría una declaración en respaldo a la democracia en Venezuela, que según el canciller Elías Jaua constituye "otra victoria de la dignidad venezolana".


Frente a Amanpour, el jefe de Estado ratificó que en Venezuela los medios nacionales y extranjeros ejercen libremente el periodismo y que no ha habido límites para que cubran los acontecimiento del país. "En Venezuela existe un proceso de reafirmación de la nueva independencia, de construcción de nuevos modelos económicos y culturales, una nueva mentalidad que necesita ser comprendida desde el extranjero", agregó el mandatario.


No obstante, Maduro recordó que reporteros gráficos de varias agencias internacionales fueron atacados por reducidos sectores que promueven la violencia en algunos municipios de clase media alta en Caracas. "La única agresión que conozco a corresponsales extranjeros en Venezuela fue por parte de grupos de extrema derecha en Altamira, una zona de clase media alta, donde un grupo de 60 militares intentó derrocar al gobierno, y ese grupo de corresponsales fue salvado por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB)", aseguró.


Maduro manifestó durante la entrevista que los 15 años de revolución han transcurrido de manera democrática y pacífica, promoviendo el debate de ideas con sectores de oposición. En este sentido, manifestó que "toda democracia tiene polos, dentro de los cuales existen liderazgos que combaten". Por lo tanto, instó a no estigmatizar el concepto de polarización. Sin embargo, acusó a la oposición de obstruir en varias oportunidades el proceso de diálogo impulsado por el Ejecutivo y de tomar caminos "no democráticos" para intentar derrocar a su gobierno, a pesar de haber perdido 18 de las 19 elecciones realizadas en el país.


Asimismo, refirió que un grupo de la oposición ha generado violencia en algunos puntos del territorio nacional, provocando el fallecimiento de personas, varios heridos y daños materiales. Ante ello, "el resto de la dirigencia opositora no se ha desmarcado con claridad de esos hechos", agregó.


Mientras la entrevista estaba siendo emitida, la Organización de Estados Americanos (OEA) daba a conocer un comunicado en el que expresaba su solidaridad y respaldo a la institucionalidad democrática, al diálogo y a la paz en Venezuela, así como al respeto a la no intervención en los asuntos internos de los Estados. El documento de cinco puntos fue aprobado tras más de diez horas de debate a puertas cerradas, con 29 votos a favor y 3 en contra por parte de Canadá, Estados Unidos y Panamá (Bahamas y Grenada se encontraban ausentes).


La declaración emitida por el Consejo Permanente de la OEA es un triunfo para América latina, afirmó conforme el embajador de Venezuela, Roy Chaderton, una vez finalizado el encuentro. "El documento es producto de un trabajo en equipo, de un ejercicio democrático extraordinario donde cada uno aportó sus elementos de juicio, pero sobre todo sus elementos de solidaridad", expresó el diplomático.


Por su parte, el canciller Jaua calificó como una victoria de la dignidad de su país, de América latina y el Caribe la decisión de la OEA. "En nombre del presidente Nicolás Maduro queremos agradecer a todos los países de América latina que han acompañado, con la sola excepción del gobierno abyecto de Panamá, la paz y el diálogo y la institucionalidad en Venezuela", expresó. "Queremos agradecer a los dignos países del Caribe, especialmente del Caribe Oriental, que hoy también han expresado su voz a favor de una hermana República Bolivariana de Venezuela, que lo único que quiere es construir una transformación social, una sociedad donde quepamos todos, con igualdad de condiciones, de justicia, con soberanía e independencia", agregó.


La declaración propuesta inicialmente por Bolivia y que fue adaptada con enmiendas propuestas por los países miembro, declaró además "su más enérgico rechazo a toda forma de violencia e intolerancia y hace un llamado a todos los sectores a la paz, tranquilidad y al respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales, incluyendo los derechos a la libertad de expresión y reunión pacífica".


Jaua aseveró que no le sorprendía la falta de apoyo de Estados Unidos y Canadá y comentó que lo que le daba vergüenza ajena es la actitud de Panamá. "Nos duele el pueblo panameño, que no merece tener un gobierno indigno como el que tiene", consideró. "Hoy América latina y caribeña defiende los sagrados valores de la democracia, la independencia y la soberanía de los países", concluyó el jefe de la diplomacia venezolana.

Publicado enInternacional
Sábado, 08 Marzo 2014 06:47

Pacto feminista por las mujeres

Pacto feminista por las mujeres

En este nuevo 8 de marzo, en que una vez más conmemoramos el Día de la Mujer, en homenaje a las 219 mujeres que murieron abrasadas al encerrarse en la empresa Cotton de Nueva York el año 1909, cuando el patrono le prendió fuego a la fábrica, tenemos que mirar con lucidez la realidad que estamos viviendo las españolas, después de 38 años de concluida la dictadura.


Ante una situación de peligrosa inestabilidad económica y social, podemos constatar que en el amplio listado de derechos y avances económicos que la ciudadanía está reivindicando, aquellos que afectan especialmente a las mujeres tienen mucha menos difusión y publicidad.
Las protestas de las diversas ramas de la producción, así como del sector educativo, del sanitario y del cultural, ocupan cotidianamente las portadas de los medios de comunicación y provocan la alarma social derivada de tal estado de cosas. Pero a la vez que las mujeres somos víctimas de la situación económica general, padecemos una violencia específica machista: sufrimos el acoso sexual en el trabajo y en la calle; somos traficadas y explotadas en la prostitución; estamos siendo arbitrariamente privadas de la custodia de nuestras hijas e hijos menores; no percibimos las ayudas por la maternidad; el cuidado de los mayores recae fundamentalmente sobre nosotras; las diferencias salariales entre mujeres y hombres se perpetúan y agrandan; el trabajo a tiempo parcial, los contratos eventuales, en precario y de economía sumergida son mayoritariamente femeninos. Y sin embargo no se le otorgan a estas situaciones dramáticas el protagonismo que se merecen.


Es preciso denunciar que desde principio de año 13 mujeres han sido asesinadas por hombres. Según una costumbre cuya causa es encubrir las verdaderas dimensiones de este feminicidio, la cuenta oficial de las víctimas comienza cada primero de enero, de tal modo que no se publicita que en los últimos 30 años han sido asesinadas 2.400 mujeres, lo que supone multiplicar por 6 las víctimas del terrorismo. A la vez que las cifras de maltratadas, violadas y acosadas sexualmente, en una estimación de 2.500.000 anuales, no han disminuido un ápice en este mismo periodo de tiempo.


Igualmente se sigue contabilizando en nuestro país la espantosa cifra de 500.000 mujeres obligadas a prostituirse, entre las que existe una cantidad cada vez mayor de menores, sometidas a toda clase de violencias que no se computan, con la complacencia de las instituciones que debieran protegerlas y proceder a la abolición de la prostitución. Como siniestro colofón nos encontramos con que se están impartiendo cursos para introducir en la prostitución a mujeres neófitas en tal explotación.


Asimismo, tanto las nuevas legislaciones como la práctica jurídica están siendo arbitrariamente parciales contra las madres, y en perjuicio también de las niñas y niños, a las que se priva de la custodia para entregarla, en muchas ocasiones, a padres maltratadores o incapaces de cuidarlos.


No se ha reducido un ápice las diferencias salariales para el mismo trabajo y rendimiento laboral entre mujeres y hombres, que sigue siendo del 30%, cuando no más, según la categoría profesional, mientras el trabajo a tiempo parcial, los contratos eventuales, en precario y de economía sumergida son mayoritariamente realizados por mujeres, y sin posibilidad de promoción profesional y menos posibilidades de acceso a la protección social.


El porcentaje de puestos de decisión ocupados por mujeres tanto en la empresa privada como en la Administración Pública no ha aumentado en los últimos años, siendo del 12% en el sector público, y con una ínfima incidencia, en el sector privado.


No sólo no se ha procurado facilitar a las mujeres la conciliación de la vida personal con la vida profesional sino que en los últimos 2 años se han suprimido escuelas infantiles, colegios, residencias de personas mayores y prestaciones sociales que ayudaban a las mujeres a compatibilizar las tareas de cuidado con los horarios laborales. Tampoco se ha facilitado a los trabajadores atender las necesidades familiares al extenderse abusivamente las jornadas laborales sin protección jurídica, con lo que las madres están penalizadas para poder desempeñar un trabajo profesional.


Al mismo tiempo la cultura que se difunde a través de todos los medios (cine, televisión, literatura, artículos de prensa, publicidad, fotografía, teatro) sigue conteniendo estereotipos arcaicos y machistas, sin escándalo alguno de la sociedad civil ni de los que la influyen y dirigen, que jamás mencionan este aspecto de la degradación cultural que padecemos, y que aumenta ante la indiferencia de las instituciones y de los más prominentes rectores culturales.


Y en los 2 últimos años se está acabando con los Seminarios e Institutos Universitarios de Investigación y Estudios de las Mujeres Feministas y de Género, que son imprescindibles para el desarrollo de la teoría feminista.


Como estos son los puntos fundamentales de las graves injusticias que estamos padeciendo en este momento las mujeres españolas, se hace imprescindible plantear la urgencia de establecer un PACTO FEMINISTA entre todas las asociaciones feministas, y las mujeres y hombres de buena voluntad para exigir:


• Que se modifique la legislación penal para que se adopten medidas que protejan eficazmente a las mujeres contra la violencia machista, así como la que se refiere a la trata de mujeres y menores con fines de explotación sexual, de modo que sea eficaz en la represión de esos delitos, hoy completamente inoperante; a la vez que se introduce en la legislación penal el delito de apología de la violencia machista, y de la denigración de las mujeres y el odio sexista.

• Que se apruebe la abolición de la prostitución y se tomen las medidas adecuadas para reinsertar a las mujeres que la ejercen en el trabajo asalariado y la vida civil.


• Que se dote de medios y formación adecuada a los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado, jueces y personal de la Administración de Justicia para que puedan cumplir el mandato constitucional y legal de proteger a las víctimas, perseguir a los agresores y condenarlos de acuerdo a sus delitos.


• Que se modifique la legislación civil para que la custodia compartida de las hijas e hijos menores sólo se pueda acordar cuando exista acuerdo entre progenitores y se den todas las condiciones adecuadas para ello. Que el anteproyecto de Ley de Corresponsabilidad Parental ampare los derechos de hijas e hijos y no intereses económicos machistas.


• Que se adopten todas las medidas necesarias para que se cumpla a rajatabla la ley que exige la igualdad de salario entre mujeres y hombres.


• Que se constituya una red suficiente y adecuada de servicios sociales públicos que permitan a los familiares, mujeres y hombres, compatibilizar el trabajo doméstico con el trabajo asalariado durante todo el año.


• Que se adopten las medidas necesarias para que en las empresas haya una igualdad real entre mujeres y hombres en el reparto de puestos de decisión.

• Que se realice una revisión a fondo de los diccionarios, libros de texto y manuales universitarios, ya que existen en ellos una enorme cantidad de definiciones de términos que denotan una flagrante visión androcéntrica y machista.


• Que se instaure la enseñanza del feminismo como historia de las luchas de las mujeres y como filosofía social en todos los grados del sistema educativo.


• Que se forme al profesorado en la comprensión, conocimiento y aplicación de lo que es el feminismo.


• Que se erradique la publicidad machista y los contenidos de desprecio y odio a las mujeres que se encuentran en tantos productos culturales e Internet mediante las medidas adecuadas.


De que este Pacto feminista se acepte y defienda por la mayoría de las asociaciones de mujeres y se convierta en un nuevo Manifiesto como el de Séneca Falls de 1848, que de un nuevo impulso a la lucha de las españolas por su libertad, la igualdad y la fraternidad con los hombres, depende de que nuestro país sea feminista o se hunda en la barbarie.

Publicado enInternacional
Sábado, 08 Marzo 2014 06:40

Sembradoras, brujas y luchadoras

Sembradoras, brujas y luchadoras

Agricultura, alimentación y biodiversidad son definitivamente sustantivos femeninos. Fueron mujeres las que inventaron la agricultura, y siguen siendo campesinas e indígenas quienes desde hace 10 mil años, con curiosidad, necesidad, creatividad, inteligencia, paciencia, sabiduría, trabajo colectivo, buscaron, criaron, seleccionaron, moldearon y compartieron una enorme diversidad de semillas que hoy son base de la alimentación de toda la humanidad. Comparten con muchas otras mujeres el que gran parte de sus contribuciones y tareas sean invisibles, que pese a ser quienes crearon y siguen manteniendo las semillas, base de toda la red alimentaria y de la sobrevivencia de todos, en muchas partes no tengan acceso a la tierra, a la vivienda y a muchos derechos básicos.


La discriminación de género es útil a los que detentan el poder en los sistemas de explotación y dominación, porque crea la ilusión de que sería un destino que coloca en minusvalía nada menos que a la mitad de la población. Pero este artilugio no funciona solo y para mantenerlo, el patriarcado necesita muchos otros mecanismos, desde la integración imaginaria de las y los oprimidos, hasta la violencia que en todo el mundo sufren directamente una de cada tres mujeres, la mayoría en su casa, en algún momento de su vida.


Según la FAO, 43 por ciento de la población rural económicamente activa, a escala mundial, son mujeres. Una cifra que se queda corta, ya que no toma en cuenta muchos trabajos que hacen las mujeres, e incluso que muchas ni siquiera entran en la definición población económicamente activa, porque no han tenido nunca un trabajo remunerado. La propia FAO admite que no considera en esa estadística trabajos como buscar agua y leña, ni el cuidado de casa y familia. En la mayoría de los casos tampoco aparece el cuidado del huerto y animales domésticos, la recolección de hierbas y frutas silvestres, la selección de semillas, granos y frutos, su almacenamiento y procesamiento, además de la magia de crear y preparar alimentos cada día, como un juego de repetir mil veces lo mismo sin repetirlo nunca, con una pizca más de esto y una gota menos de aquello. Agreguemos que muchas de estas tareas persisten cuando las mujeres tienen que emigrar a las ciudades, donde permanecen invisibilizadas, aunque las huertas urbanas, mayoritariamente atendidas por mujeres, representen de 15 a 20 por ciento de la alimentación mundial.


También son mayoría de mujeres las que desde mucho antes de la agricultura recolectan hierbas medicinales y cuidan la salud de la familia y la comunidad, capacidades y sabidurías todas tan importantes para las sociedades, que los poderosos tuvieron que tildarlas de brujería para intentar conjurar su potencia y el miedo que les inspira.


Crear diversidad, de semillas, de plantas, de alimentos, no es una postura o un destino, es una consecuencia de la dedicación de millones de personas, descentralizado, en diferentes culturas, climas y geografías, adaptando lo que encontraban y aumentando su diversidad en diálogos con otras y con la naturaleza, por gustos, necesidades, ceremonias, formas de prevenir que las variaciones climáticas no afectaran toda la cosecha. Por todo eso, que aún existe y persiste, pese a los continuos ataques para desaparecer la vida campesina, las semillas campesinas y sus creadores siguen siendo cruciales para la sobrevivencia de todos y para enfrentar el caos climático.


Pese a que esto ha sido así desde hace miles de años, y a que reconocer y fortalecer la vida y producción campesina de alimentos adquiere aún más relevancia frente a las crisis alimentarias, climáticas y ambientales, estamos ante un ataque de múltiples aristas contra ella. El trasfondo es un puñado de empresas trasnacionales –las mismas que son en gran parte causantes de las crisis– que quieren apropiarse de todo el sistema agroalimentario, desde las semillas a los supermercados, para que no tengamos otra opción que sus semillas transgénicas, su comida industrializada llena de tóxicos y someternos a que los supermercados decidan qué, cómo y a qué precio podremos comer. Para facilitar ese avance se empujan leyes y reformas que permitan más privatización de la tierra, más impunidad para la contaminación transgénica, más destrucción de las asambleas comunitarias.


Una arista más de este ataque a la vida campesina es la invisibilización de su rol central en el sustento, junto a la violencia física contra las mujeres. Por ello las integrantes de la Vía Campesina, declaran este 8 de marzo, que reafirman su lucha contra el patriarcado y el capitalismo, por la soberanía alimentaria y por la soberanía de la tierra, del territorio y del cuerpo, diciendo NO a cualquier expresión de violencia contra las mujeres.


En México, donde la violencia contra las mujeres asume mil formas de ejecución e impunidad cruelmente emblemáticas, el eje Feminicidio y violencia de genéro del Tribunal Permanente de los Pueblos prepara sus preaudiencias y audiencia final para este año, recogiendo testimonios de este y muchos otros aspectos y regiones del país. No hay duda, seguiremos. Denunciando, luchando y celebrando con las muchas y diversas mujeres que en campos y ciudades defienden el maíz, las semillas, las palabras, los cuerpos, las culturas, las asambleas y muchas otras manifestaciones por la vida.

 

Publicado enInternacional