Martes, 14 Noviembre 2017 07:35

Standard & Poor’s declara en ‘default’ la deuda venezolana en divisas por incumplimientos

Escrito por EFE
Valora este artículo
(0 votos)
FOTO: El vicepresidente venezolano, Tarek El Aissami (c), en un encuentro con acreedores nacionales de Europa, Estados Unidos y otras partes del mundo. FOTO: El vicepresidente venezolano, Tarek El Aissami (c), en un encuentro con acreedores nacionales de Europa, Estados Unidos y otras partes del mundo.

 

La calificadora rebaja la deuda soberana del país en moneda extranjera después de que incumpliera el abono de los intereses en dos bonos

 

La calificadora crediticia estadounidense Standard & Poors (S&P) rebajó hoy la deuda soberana de Venezuela en moneda extranjera a default después de que incumpliera el abono de los intereses en dos bonos.

La calificadora anunció que la decisión se justifica por el hecho de que las autoridades venezolanas no abonaron 200 millones de dólares de los cupones correspondientes de bonos globales emitidos con vencimiento en 2019 y 2024.

El pago no fue hecho después de que este fin de semana se cumplieran los 30 días del período de gracia. En consecuencia, colocó en grado SD/D (selective default/default) la deuda soberana de Venezuela a largo y corto plazo en moneda extranjera, según anunció la firma en un comunicado.

El endeudamiento en moneda nacional de largo y corto plazo se mantiene en CCC/C, el grado anterior a suspensión de pagos, pero con una vigilancia negativa en cuando a las perspectivas de que se cumplan los pagos de ese endeudamiento. S&P cree que hay un 50% de posibilidades de que Venezuela "pueda entrar en suspensión de pagos otra vez en los próximos tres meses", según dijo la calificadora en el comunicado.

La firma señaló que están pendiente de abonar los pagos de otros cuatro cupones dentro del período de gracia, hasta un total de obligaciones pendientes de abono de 420 millones de dólares. Si Venezuela no abona esos pagos, por instrumentos de deuda con vencimiento entre 2023 y 2028, S&P colocará también en default esas emisiones.

La nota se conoció poco después de que el Gobierno de Nicolás Maduro anunciara que había iniciado "con rotundo éxito" la refinanciación de su deuda externa en una primera reunión con sus acreedores. De esa cita no surgieron acuerdos o propuestas concretas. Según cálculos oficiales, Venezuela tiene una deuda total cercana a los 150.000 millones de dólares, con abonos anuales cercanos a los 10.000 millones.

S&P menciona esa primera reunión y cree que "es muy probable que se considere cualquier reestructuración (de deuda) de Venezuela como un intercambio de deuda en dificultades y equivalente al default teniendo en cuenta las altas restricciones en la liquidez". También sostiene que es menos probable que Venezuela caiga en suspensión de pagos en su deuda en moneda local.

 

           
     
 
LA PRODUCCIÓN DE PETRÓLEO EN VENEZUELA CAE AL NIVEL MÁS BAJO EN 30 AÑOS

 

AGENCIAS


La producción de petróleo en Venezuela durante el pasado octubre fue inferior a los dos millones de barriles diarios, el nivel más bajo en tres décadas, según indican los datos que el Gobierno de Nicolás Maduro entregó a la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) y que se hicieron públicos este lunes.

En octubre, la producción petrolera de Venezuela se situó en 1.955 millones de barriles diarios, en comparación con los 2.085 millones que había producido en septiembre de 2017, justo un mes antes. Es la primera vez que la producción de crudo cae por debajo de los 2.000 millones de barriles diarios desde 1989, según el registro histórico del Ministerio de Petróleo del país sudamericano. En 2016, el país caribeño logró mantener el tipo con una producción media de 2.373 barriles diarios.

La primera reunión, este lunes, entre el Gobierno de Venezuela y sus acreedores para discutir una reestructuración de la deuda externa del país y de su petrolera estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), estimada en unos 150.000 millones de dólares (unos 128.000 millones de euros), ha terminado sin propuestas concretas, según informaron a la agencia Reuters varios participantes del encuentro.

El petróleo es la principal fuente de ingresos de Venezuela, pero en los últimos años ha disminuido su rendimiento debido a la caída del precio del crudo en el mercado internacional y a unas instalaciones de extracción obsoletas.

A esta baja de producción petrolera se suma la detención de un viceministro venezolano y de nueve directores de PDVSA por supuestamente haber alterado las cifras de producción de crudo, informó la Fiscalía este lunes.

 

   
           
           

 

 


 

Negociación sin avances

 

La reunión entre el gobierno venezolano y tenedores de bonos de la deuda externa terminó ayer sin acuerdo, en el primer paso del presidente Nicolás Maduro para una renegociación en busca de mejores condiciones para futuros pagos de las acreencias, según fuentes vinculadas a la cita. Los tenedores de bonos y representantes de bancos de inversión acudieron al encuentro para escuchar una propuesta de renegociación de la deuda, luego que Maduro dijera que buscará un acuerdo para mejorar las condiciones de pagos futuros, aunque negó que el país haya entrado en un default. A la reunión a puertas cerradas no acudió el total de los 414 inversionistas que poseen bonos soberanos y de la petrolera estatal PDVSA, pese a que Maduro adelantó que asistirían todos. El vicepresidente venezolano Tareck El Aissami encabezó la comisión oficial que dio la bienvenida a los tenedores de bonos y resaltó que Venezuela ha honrado “a cabalidad” sus compromisos. Sin embargo, señaló que la situación económica ha cambiado. “Hay un bloqueo económico para ahogar a la economía venezolana. Hoy Venezuela está limitada para buscar financiamiento y debemos plantear nuevas fórmulas para salir de esta situación”, señaló El Aissami.Asimismo, señaló que en los últimos 36 meses el gobierno venezolano pagó 73.539 millones de dólares en compromisos externos. Al finalizar el encuentro en el Palacio Blanco, vecino a la casa de gobierno, representantes del gobierno dijeron que se emitirá una declaración para definir los siguientes pasos. El monto a refinanciar por la deuda convertida en papeles de la república y de la petrolera estatal PDVSA es de más de 90.000 millones de dólares, alrededor de la mitad del total de la deuda externa.Entre los acreedores figura el banco de inversión estadounidense Goldman Sachs, con papeles por un total de 2.070 millones de dólares, seguido del fondo de inversiones BlackRock, con 1.790 millones.

 

 

Información adicional

  • Autor: EFE
  • País: Venezuela
  • Región: Suramérica
  • Fuente: El País
Visto 330 veces Modificado por última vez en Martes, 14 Noviembre 2017 08:22

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.