Jueves, 08 Septiembre 2016 05:51

La economía mundial: previsiones y propuestas

La economía mundial: previsiones y propuestas

Xi Jinping, presidente de China, en el discurso de apertura de la reunión del G-20 advirtió que "ocho años después de la crisis financiera internacional, la economía mundial vuelve a estar en un punto crítico". Aseguró que la economía global afronta la insuficiencia del crecimiento global; una demanda y una inversión deprimida; volatilidad de los mercados financieros; escaso dinamismo comercial; resurgimiento de tendencias proteccionistas; agotamiento del impulso generado por la ola de avances tecnológicos; envejecimiento poblacional; así como la persistencia del riesgo de burbujas financieras pese a los avances regulatorios.

La declaración importa por lo que se dice y por quién lo dice. China no sólo es la segunda economía del mundo, sino que es la que tiene una mayor contribución al crecimiento del PIB global. Este 2016 China crecerá 6.7 por ciento, lo que contribuirá con 1.2 puntos porcentuales al crecimiento global. Si aceptamos las previsiones del FMI, el crecimiento global será de 3.1 por ciento este año, de modo que la contribución china será de 39 por ciento del total.

La contribución de las otras economías grandes palidece frente a la china. Estados Unidos, que se espera crezca 2.2 por ciento, apenas contribuirá con 0.3 puntos porcentuales. La economía europea apenas aportará 0.2 puntos porcentuales al crecimiento global y Japón lo hará en 0.1 puntos porcentuales. De este modo el aporte chino es mayor 50 por ciento que el de las economías avanzadas juntas. Así las cosas, China se mantiene como el mayor motor del mundo, pese a haber cambiado su estrategia de crecimiento a una "nueva normalidad" basada en el mercado interno.

Los peligros que afronta la economía global, resumidos en las palabras del presidente de China, son los que han llevado a plantearse que estamos en condiciones que pueden describirse como un estancamiento secular. La tesis planteada originalmente por Hansen en los años 30 explicaba que "la esencia del estancamiento secular se integra por recuperaciones enfermas que mueren en su infancia y depresiones que se nutren a sí mismas y que dejan atrás una estela de desempleo inamovible" (Alejandro Nadal, La Jornada 28/10/2015). Esta tesis fue recuperada por Summers para caracterizar la situación que vive la economía mundial y particularmente la estadunidense.

Spence, en un artículo muy reciente, distingue dos tipos de estancamiento secular: un primer tipo se fundamenta en: uno, desaceleración de la innovación tecnológica que incrementa la productividad, limitando el crecimiento potencial. Dos, incertidumbre acentuada respecto del crecimiento, seguridad laboral, políticas y regulaciones, lo que afecta las decisiones de inversión y de consumo. Tres, la deuda: hogares, empresas, corporaciones y gobiernos están desapalancándose, recortando el gasto y la inversión y contribuyendo a un entorno deflacionario. El asunto se complica si incorporamos las respuestas políticas. Aquí está el segundo tipo de estancamiento secular: la falta de voluntad o incapacidad de quienes toman las decisiones para aplicar la combinación de políticas correctas.

Revertir el estancamiento secular del primero y del segundo tipo requiere políticas que actúen contra la creciente desigualdad. Aunque no será posible resolverla, puede mitigarse con políticas redistributivas a través de los sistemas tributarios y de seguridad social. Un segundo ámbito de actuación está en la política monetaria, que ha soportado la carga de la recuperación desde 2008. "Normalizar" la política de bajas tasas de interés puede ser riesgoso. Un tercer ámbito está en las respuestas fiscales, especialmente respecto de la inversión del sector privado. Otras áreas de acción pueden reconocerse: la política tributaria, hacer eficiente el uso de los recursos públicos, mejorar los mercados de productos y factores y reducir las enormes desigualdades en el acceso a los mercados financieros globales.

Lo fundamental es actuar. Por ello Xi Jinping pidió "medidas concretas sin discusiones huecas". Del mismo modo que decisiones políticas pasadas ayudaron a generar este estancamiento secular, la no implementación de políticas destinadas a afrontar los problemas actuales podría crear una situación mucho más intrincada y potencialmente más inestable.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enEconomía
George Soros: sembrador del caos global desde Ucrania hasta los Balcanes, según DC Leaks

Es la época de perturbadoras filtraciones cibernéticas cuando pende sobre la adolorida cabeza de Hillary Clinton otra ronda de divulgación de casi 16 mil nuevos correos comprometedores, mientras en forma coincidente su gran aliado, el megaespeculador George Soros –presunto hombre de paja de los banqueros esclavistas Rothschild y cuyo verdadero nombre es György Schwartz, con una fortuna de 25 mil millones de dólares–, es desenmascarado en sus actividades subversivas trasnacionales mediante la exposición de 2 mil 576 documentos privados por DC Leaks, cuya página fue tirada, como era de esperar.

Por fortuna había guardado diversas fuentes, como The Hill (http://goo.gl/auUWWF) –por cierto, muy pro Hillary–, que coloca la foto de Soros con el logo del Foro Económico Mundial de Davos, a quien también controla (http://goo.gl/QZFCWJ).

The Saker (http://goo.gl/1TBPZd) expone cómo la "Fundación Sociedad Abierta (sic)", de Soros, ha sido "desenmascarada" y comenta que ya era "conocido por estar involucrado en muchas de las revoluciones y golpes de Estado en el mundo, así como su poderosa influencia en la política". Hoy tales filtraciones "proveen evidencia directa de qué tan profunda y seria es su injerencia" con colosales cantidades de dinero invertidas en las "impolutas" ONG y en "promociones" que se centran en los "derechos humanos (sic)" y la "democracia (sic)" en importantes periódicos que lubrica y/o controla: The Guardian, Hufftington Post, Libération, etcétera. ¡Qué grave!

Son 12 las técnicas que usa Soros para conseguir sus objetivos y su enfoque primordial son los "jóvenes", movimientos contestatarios como Syriza (Grecia) y Podemos (España), y cierto tipo de "periodistas". ¡Cómo! Se quedaron cortos porque también en América Latina (AL) pululan sus palafreneros.

En 2014, Fundación Sociedad Abierta apadrinó proyectos de varias organizaciones, entre las que destaca Transparencia (sic) Internacional, que un servidor ya había expuesto (http://goo.gl/oAonKP).

“Soros apoyó el golpe fascista en Ucrania (http://goo.gl/K04oWs)” cuando "junto con los principales ejecutivos de la fundación, mantuvo extensas reuniones con casi todos los actores involucrados en los acontecimientos de la plaza Maidan, situada en el centro de Kiev", entre quienes "estaban los ministros ucranios de Asuntos Exteriores, Justicia, Salud y Educación, así como el embajador de EU en Ucrania, Geoffrey R. Pyatt, y el director de Usaid": el objetivo era "minimizar y contrarrestar la influencia rusa y los lazos culturales Moscú-Kiev con un enfoque para imponer un paquetazo de medidas neoliberales".

Tyler Durden, del incendiario Zero Hedge, acota que las filtraciones “revelan la conspiración (sic) detrás de la crisis de los refugiados en Europa, la manipulación de los multimedia que controla (http://goo.gl/IoOvjE)”.

Se evidencia el predominio que ejerce sobre ciertos think tanks, de por sí muy desacreditados (http://goo.gl/oAMOE9), como el Instituto de Política Migratoria, y su manejo perverso de los migrantes: la carne de cañón de Soros.

Para paliar la “crisis migratoria (http://goo.gl/ESsQbB)”, Soros había abogado crear "zonas económicas especiales" en los Balcanes con "incubadoras neoliberales". ¿Alguna coincidencia con el sureste mexicano en llamas y sus "incubadoras neoliberales"?

El "Proyecto de la Prensa en Ucrania" expone "cómo Soros influyó en la sesgada cobertura de los multimedia en los eventos de Ucrania".

Zero Hedge explaya que la relación de Soros con varias ramas del gobierno de EU lo convirtió en el "cuarto Estado (nota: la prensa)" y se asombra del silencio estruendoso de los multimedia de Occidente (http://goo.gl/VuCMyC). ¡Cómo: si los tiene controlados!

Soros se da el lujo de "instruir (sic)" a la entonces secretaria de Estado Hillary en "cómo lidiar con las turbulencias en Albania en 2011" y se detalla su flagrante intervencionismo en las elecciones de Europa para conseguir sus aviesos objetivos: "usa su enorme riqueza para crear el caos global"; ha dividido a EU "corrompiendo a su clase política muy corruptible", destruyó a Ucrania "apoyando un golpe de Estado", y planeaba derrocar a Putin para desestabilizar a Rusia (http://goo.gl/IaiQPg).

Un editorial de Investors Business Daily (http://goo.gl/9bR608) pregunta si Soros es el titiritero de los demócratas y Hillary cuando financia al Center for American Progress, que preside John Podesta, íntimo de los Clinton, y una de cuyas empresas, Global Solutions, "dirige" el ex embajador de "México" en EU: Arturo Sarukhan (http://goo.gl/72c6xJ). ¡En manos de quiénes ha estado la cancillería del “México neoliberal itamita”!

Katehon –donde colabora el filósofo Alexander Duguin, ideólogo del zar Vlady Putin– fulmina que "el verdadero rostro de la actividad filantrópica del magnate sionista (sic) Soros fue expuesta" y pone en la picota el papel de las financiadas ONG que operan “como grupos de presión en elecciones tanto en EU como Europa (http://goo.gl/yM6dN4)”. Una de las tónicas constantes de la fauna de palafreneros de Soros es acusar a sus críticos de "teóricos de la conspiración", "antisemitas" y "agentes rusos". ¡No, bueno!

Russia Insider reproduce un artículo del portal Radix: "Las filtraciones sobre Soros: la más importante historia que no se escucha" que "detalla la estrategia, táctica, donativos)" de sus muy influyentes redes globales, “en particular contra Rusia con el fin de socavar sus estructuras familiares tradicionales y la identidad europea en el mundo (http://goo.gl/Bhco2X)”.

Soros juega con la demografía porque "entiende que la demografía es destino". Un servidor había detectado que detrás de la crisis migratoria se encontraban los objetivos geopolíticos de Soros/Departamento de Estado para desestabilizar a Europa (http://goo.gl/0RTguG). ¡Nihilismo sin límite!

Wayne Madsen, ex investigador de la célebre NSA, en su libro Soros: el quantum del caos ya lo había desnudado con antelación (http://goo.gl/bqLJn4). De los 26 capítulos del libro destacan: su desestabilización de los Balcanes; su doble juego en el Cáucaso; su colaboración en el golpe en Honduras; su infiltración en China; la "soronización (sic) de la ONU"; sus redes de apoyo a las "revoluciones de color" y las "revoluciones árabes", y su injerencia en AL: "desde los campos de batalla de Libia y Siria a las estepas de Asia Central y desde las minas de oro y diamantes de África a los pisos de remates de Wall Street".

El portal europeo Dedefensa se asombra del magno control de Soros sobre el "cuarto poder (los multimedia)" de Occidente (http://goo.gl/KvehLe).

¿Qué pasará con Soros, a sus 86 años, y con sus hijos en el caso, todavía lejano, de que su gran aliada Hillary no arrebate la presidencia?

Thomas Lifson aduce que los documentos sobre “Soros, supremo manipulador de los gobiernos y que controla al Departamento de Estado, encararán un escrutinio sin precedente (http://goo.gl/FHPrS5)”.

¿Encarna Soros a la "CIA paralela" o a una supragencia subrepticia del “Estado profundo ( deep state)” y su muy vista "mano invisible" en Wall Street y la City?

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Publicado enInternacional
Rothschild: "El mundo vive el mayor experimento de política monetaria de la historia"

Las consecuencias de este experimento, que comprende tasas de interés bajas, rendimientos negativos de la deuda pública y flexibilización cuantitativa, son aún desconocidas.

 

Tasas de interés bajas, rendimientos negativos de la deuda pública y flexibilización cuantitativa forman parte del mayor experimento financiero de la historia, afirma el jefe del fondo de inversión RIT Capital Partners Jacob Rothschild. Sus consecuencias son aún desconocidas, advierte.


"En los seis meses analizados, los bancos centrales han continuado con lo que sin duda es el mayor experimento de la política monetaria en la historia mundial", escribe Rothschild en el informe financiero semestral de la empresa.
"Estamos en aguas desconocidas"


A juicio del multimillonario, "estamos en aguas desconocidas", y es imposible predecir las consecuencias de la combinación de tasas de interés muy bajas, con un 30% de la deuda pública mundial con rendimientos negativos y la flexibilización cuantitativa a una escala masiva.


Asimismo, el banquero señala que esta política ha dado lugar a un rápido crecimiento de los mercados de valores –las acciones estadounidenses han crecido tres veces desde 2008– con una inversión cada vez mayor y una volatilidad que se mantiene baja.


Sin embargo, aunque casi todas las inversiones se han visto impulsadas por esta "creciente ola monetaria", el sector real de la economía "sigue estando anémico, con una demanda débil y deflación en muchas partes del mundo desarrollado", constata Rothschild

.
Riesgos geopolíticos


El multimillonario advierte también de que muchos riesgos presentes en 2015 siguen siendo relevantes para la economía global, mientras que la situación geopolítica se deteriora.


Entre esos riesgos Rothschild incluye el voto del Reino Unido por abandonar la Unión Europea, las elecciones presidenciales en EE.UU. y la desaceleración del crecimiento económico chino. Otro riesgo es el terrorismo global, que, según Rothschild, es una consecuencia de la continuación del conflicto en Oriente Medio.


"Una supernova que explotará un día"


Según un informe de Bank of America Merrill Lynch publicado en junio, las tasas de interés en los países desarrollados y, en concreto, en EE.UU. (un 0,5%) se encuentran ahora en el nivel más bajo en 5.000 años. En su batalla contra la deflación, países como Suecia, Suiza o Japón incluso han recurrido a tipos directores negativos.


Otro problema son los rendimientos negativos de la deuda pública. En junio, el bono alemán a 10 años cayó por debajo del 0% por primera vez en la historia. La compañía de inversión Janus Capital estimó que los rendimientos globales son ahora los más bajos en 500 años, con un total de 10 billones de dólares en bonos negativos. "Esto es una supernova que explotará un día", aseveró entonces el reconocido inversor Bill Gross.

Publicado enEconomía
Miércoles, 17 Agosto 2016 06:12

Un día más en la crisis

Un día más en la crisis

Un día como hoy, hace exactamente nueve años, el Comité de operaciones de mercado abierto de la Reserva Federal (FOMC) reconocía que las condiciones de los mercados financieros se estaban deteriorando rápidamente. En su diagnóstico de la coyuntura admitía que las restricciones sobre crédito y la incertidumbre frenarían el crecimiento. Es como si el capitán del barco viera venir un huracán y dijera: "¡Cuidado, viene una brisa ligera!"

Ha llovido desde esos días en los que los economistas de la Fed y del mundo académico tradicional comenzaban a ver señales inquietantes en el horizonte. Su marco conceptual hacía difícil pensar que algo realmente malo estaba cocinándose en las entrañas de las economías capitalistas avanzadas. No cabe duda: cuando se trata de analizar la crisis global del capitalismo contemporáneo, a lo más que llega el pensamiento económico tradicional es a ver entre brumas una crisis financiera.

Por ejemplo, en Estados Unidos se sigue hablando de las reformas al sistema bancario y financiero, como si ahí estuviera la solución del problema. Y aunque todavía no se termina de implementar la ley Dodd-Frank, todavía sigue vivo el debate sobre si el tamaño de los bancos ya dejó de ser un problema o si todavía entraña riesgos sistémicos.

Estas discusiones son reveladoras, pues indican lo alejado que está el análisis económico tradicional de comprender la naturaleza de la crisis. Así, en las discusiones entre funcionarios de la Fed y destacados académicos en Estados Unidos hoy lo que más importa es el tamaño de los bancos, los requerimientos de capitalización y el trato fiscal a los diferentes esquemas de financiamiento. Parece mentira, pero el debate sobre si los grandes bancos son "demasiado grandes" para dejarlos ir a la quiebra en caso de emergencia sigue dominando la reflexión sobre la crisis.

Es cierto que las dimensiones de los cinco bancos más grandes de Estados Unidos (JP Morgan Chase, Bank of America, Citigroup, Wells Fargo y Goldman Sachs) son realmente impresionantes: sus activos equivalen a cerca de 60 por ciento de la economía estadunidense. Sin embargo, el lobby del sector bancario insiste en que el tamaño se acompaña de importantes economías de escala y, por lo tanto, en menores costos para el público usuario de los bancos. Al afrontar este tipo de argumentos la reforma bancaria ha tenido que caminar despacito.

Otro argumento para frenar la reforma es que los coeficientes de concentración en el sector bancario de Estados Unidos son inferiores a los de la mayoría de los países europeos. Los tres bancos más grandes en Noruega, por ejemplo, son responsables de 84 por ciento del mercado, mientras que en Estados Unidos apenas controlan 20 por ciento. Nuevamente, el lobby bancario insiste en que los niveles de concentración no constituyen el problema principal. Es más, se afirma que entre más alto sea el nivel de concentración (y el tamaño de los bancos) se alcanzará un mayor grado de estabilidad en la industria. El razonamiento aquí es que los bancos grandes pueden diversificarse más fácilmente y eso permite mitigar los efectos negativos del ciclo de negocios en un sector con los resultados positivos de otro sector. Los mayores niveles de rentabilidad vinculados a la diversificación se supone deben conducir a una mayor fortaleza y estabilidad.

Pero la realidad es que la crisis en Estados Unidos alcanzó a los bancos más grandes, diversificados o no. Y el contagio atravesó mares y continentes hasta convertir a la crisis en una hecatombe mundial, con decenas de millones de personas en desempleo y otros tantos perdiendo su patrimonio. Así que lo que es importante es la forma de inserción del sector bancario/financiero en las entrañas del capitalismo funcional contemporáneo.

Mientras los economistas tradicionales siguen discutiendo sobre cuántos bancos grandes pueden bailar en la cabeza de un alfiler, las causas profundas de la crisis parecen seguir siendo objeto exclusivo de análisis de los economistas heterodoxos y críticos de corte marxista. La pregunta central es la siguiente: ¿cuál es el problema fundamental del capitalismo? Claramente la respuesta no está en el tamaño de los bancos o en los niveles de concentración en el sector bancario.

El problema fundamental de una criatura tan compleja como el capitalismo no puede reducirse a un solo fenómeno. No creo que la tendencia a la caída en la tasa de ganancia, fenómeno bien identificado por Marx, o la problemática del subconsumo (y falta de realización de la plusvalía), sean las causas aisladas o únicas de la crisis, pero sin duda están cerca de sus raíces. También lo están los síntomas del exceso de capacidad instalada y la desigualdad creciente en la distribución del ingreso. Y en cuanto al sector bancario/financiero, justo es decir que forma parte esencial de la economía capitalista desde hace décadas como bien lo han demostrado muchos autores post-keynesianos y marxistas.

Mientras tanto, transcurren los días y cada día observamos que a medida que se desarrolla, el capitalismo funciona cada vez más mal.

Twitter: @anadaloficial

Publicado enEconomía
Inmóviles siguen los camioneros en las vías del país

Continúa el paro camionero que completa su día número 36, con más de 250.000 vehículos apostados en las principales carreteras del país. El martes 12 el Gobierno se levantó de la mesa de negociación, ordenando la militarización y tratamiento policivo de la protesta. Transportadores mantienen sus exigencias mientras se agudiza la confrontación con la Fuerza Pública. Señalamientos hacía los líderes de la protesta y llamado de los medios de comunicación oficiosos para darle un tratamiento militar al paro, caracterizan la jornada. Crece la preocupación por el desabastecimiento de las ciudades y se inflan las pérdidas de más de un billón de pesos que han dejado el cese de las actividades de los transportadores de carga.

 

Prosigue el paro camionero, la puja por los cuatro puntos que le dieron origen (1) aún está viva; la negociación abierta e instalada en el Ministerio de Transporte así lo atestigua. Hasta ahora la posición del Gobierno, a través del ministro del ramo, Jorge Eduardo Rojas, es de intransigencia pues no acepta la discusión de los puntos fundamentales del pliego caminonero, aquellos catalogados de inmodificables, propios de un orden estructural por fuera de su alcance inmediato.

Mientras tanto, este paro, el más largo realizado por el sector durante el actual Gobierno, ya proyecta sus efectos por todo el país: la comida entra en la onda especulativa, las materias primas para alimentar animales escasea, y el desabastecimiento del campo amenaza la estabilidad misma de las empresas de transformación de productos agrícolas.

Los avicultores son uno de los actores más golpeados por esta protesta, así lo reporta Portafolio (2): “La preocupación del gremio de avicultores del país se centra en el hecho de que las plantas de alimento balanceado no cuentan con materia prima suficiente para atender las aves; y en las granjas, el inventario de alimento solamente alcanzará para surtirlas hasta el fin de semana. ‘Después de ese plazo las aves no tendrán comida suficiente poniendo en riesgo su supervivencia, lo que obligará a los avicultores a reducir la dieta, sustituir el alimento por productos menos eficientes en la conversión y eventualmente la reducción del ciclo productivo para el pollo de engorde’, alertó Fenavi”.

Opiniones divididas. Mientras sectores políticos y movimientos sociales han saludado y manifestado su apoyo al paro camionero (3), poderosos sectores empresariales han anunciado su respaldo al Gobierno, asunto que permite vislumbrar una mayor polarización entre las partes. La Andi se pronunció en comunicado: “La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia – ANDI- reitera su respaldo al Gobierno Nacional para que no ceda ante el chantaje que grupos minoritarios de transportadores han intentado ejercer sobre el país y la ciudadanía. [...] Es inaudito que se busque presionar generando inflación, carestía y desabastecimiento de alimentos y productos básicos que afectan a la ciudadanía colombiana, especialmente a las personas de menores recursos”.

Lo propio hizo la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) cuya presidenta manifestó: ““Camacol apoya al Gobierno Nacional en la búsqueda de soluciones que garanticen una política en materia de transporte de carga sostenible en el tiempo, que promueva las buenas prácticas, la modernización, la formalización de la actividad y que impulse la competitividad del país”, afirma la presidente del gremio, Sandra Forero Ramírez. En este sentido, Camacol respalda el compromiso del Gobierno en la búsqueda de acuerdos que protejan y beneficien a todos los colombianos. El gremio confía en que se llegue pronto a consensos frente a los temas que han originado la huelga, y que el funcionamiento de los sectores productivos y la economía regrese a la normalidad” (4).

 

Las voces de los líderes camioneros

 

Por su lado los transportadores también han tomado una posición rígida frente a la negociación, manteniendo inquebrantables sus exigencias y no cediendo ante las propuestas del Gobierno que consideran no resuelven la difícil situación que afronta el sector desde hace cinco años.

Así lo manifestó Jorge García, Presidente de la Confederación Colombiana de Transportadores (CCT) en entrevista para el periódico desdeabajo: “Nosotros tenemos algo fijo y es que la regulación al parque automotor se debe mantener. Nosotros no podemos perder el uno a uno, eso quiere decir que para que haya un camión nuevo debe salir un vehículo viejo de la misma tipología. Esto no se puede perder [...]. A nosotros no nos han dado ninguna respuesta, lo que estamos pidiendo es que el Gobierno acate la sentencia de la Corte Constitucional en la que emitió un fallo donde dice que el fondo de estabilización es ilegal. Eso representa en este momento $1.300 pesos más al galón de Acpm y gasolina a los colombianos [...]”.

Y es que los camioneros parecen vislumbrar un terrible mal que se cierne sobre la fuente de su sustento, amenazando la posibilidad de puedan seguir en su trabajo, García también se refirió a esto: “La semana pasada lo anunció el señor Presidente en los medios televisivos, según él tocaba liberar todas estas cortapisas frente a las grandes empresas de Estados Unidos que vendrán a Colombia con sus equipos. Nosotros sabemos que fue aprobado y eso nos puso en alerta, entonces tenemos que proteger, tenemos que mantener la estructura de transporte y a la vez la oferta vehicular. Por eso decimos que el primer punto tiene que ser que se garantice el uno a uno para que los camioneros tradicionales sigamos teniendo derecho a seguir trabajando en este país. Lo otro son las relaciones económicas, el tema de peajes, combustibles, etcétera, que también hay que hablarlo, por eso estamos en la mesa”.

Pedro Aguilar, Presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC), también se refirió en diálogo con desdeabajo a esta misma situación: “El Gobierno viene generando hace tiempo una política de globalización, una política de venirse a quedar con las cosas, allí tenemos a Impala y Trafigura que se quieren quedar con la carga de los camioneros individuales, independientes. Para la muestra un botón, mire lo que pasó en las principales ciudades del país donde se quedaron con los pasajeros, con lo de los buses [...] el único que tiene interés creado es el gobierno nacional en dar en concesión el transporte de carga”.

Más de 250.000 camiones son los que, de acuerdo a los dos presidentes de las asociaciones de camioneros, continúan parados a lo largo de las principales carreteras del país, en talleres y parqueaderos. Según lo han reiterado, difíciles condiciones económicas son las que impiden que el gremio acceda a movilizar carga por las principales carreteras del país. Pedro Aguilar precisó: “Hoy los camioneros estamos percibiendo alrededor del 25 por ciento por viaje, no es rentable mover un camión. Con nuestras utilidades se queda el Gobierno en peajes y Acpm, el 70 por ciento de cada 100 pesos se van para él. Hace cinco años estamos en esta situación y este año fue el más crítico por el incremento del dólar, pasó de $2.000 a $3.000 pesos”.

Los camioneros tampoco comparten la tesis del gobierno de que son los únicos responsables del acelerado incremento de la inflación, así lo manifestó Jorge García: “El Gobierno se lava las manos de esa manera para eludir su responsabilidad, eso es consecuencia de muchos años de no haberle prestado atención al sector transportador, los camiones que transportan los perecederos, los alimentos también han estado muy afectados porque los costos de los combustibles, de los peajes, de los insumos, han encarecido la canasta de costos de operación”. Y en el mismo sentido se pronunció Pedro Aguilar: “Cuando el Gobierno ha incumplido todos los acuerdos, cuando el Gobierno desgreña al sector de carga de una manera irracional, cuando el gobierno nacional nos ha quedado mal en todo momento [...] nosotros queremos decirles que el único responsable y el único que tiene secuestrado al país es él, porque no cumple”.

Con el transcurrir de los días la situación se complejiza, pues ninguna de las partes se muestra dispuesta a ceder, mientras las diferencias se profundizan; opiniones como la de Pedro Aguilar son una muestra clara de la delicada situación: “Nosotros vamos hasta que el Gobierno cumpla. El paro más largo de camioneros es este, lo que más habíamos demorado era 28 días. Los camioneros están decididos a estar parados un mes más con los vehículos en las carreteras”.

Mientras todo ocurre, en departamentos como Antioquia comienzan a surgir serios problemas, según El Tiempo (5): “En Antioquia ya sienten el desespero por el paro y, como símbolo de protesta, varios campesinos del oriente antioqueño botaron alrededor de 5.000 litros de leche y varias toneladas de alimentos como papas y fresas, en la vía que comunica a los municipios de Rionegro y La Ceja”.

En un billón de pesos se estiman las pérdidas causadas por esta jornada de paro que enfrenta al Gobierno con este solido sector del país, que ha dado muestras de estar preparado para seguir traduciendo su descontento en la inmovilización de sus camiones. Cunde la preocupación en muchas de las ciudades donde los efectos colaterales de esta protesta pueden amenazar la estabilidad de industrias, comercios y el abastecimiento de alimentos de la población.

 

El Gobierno se levanta de la mesa

 

Al polvorín llegó la chispa en horas de la mañana. Un accidente sufrido por el gobernador de Boyacá, del cual el Gobierno inculpó a los líderes del paro, llevó a que de la parte oficial levantaran la mesa de negociación, al tiempo que anunciaba un incremento a la militarización de las vías, impartiendo orden a la Fuerza Pública para retirar los camiones apostados en las carreteras y para capturar a todos los que osaran bloquear las vías. Medida irracional de fuerza.

Marcos Daing Tovar, presidente de la Asociación de Transportadores de Colombia (ATC), en dialogo con el periódico desdeabajo habló sobre esta actitud del Gobierno: “Estamos desconcertados. De todas maneras no entendemos esa situación muy compleja. Debemos ser previsivos, debemos revisar. Ya la familia del Gobernador está diciendo que, por favor, no levanten la mesa, que no fue la culpa de los camioneros, que fue un accidente de tránsito. Nos deja atónitos, parecería que estuvieran improvisando en la mesa de negociación, no escuchamos una propuesta clara, precisa y contundente con referencia a las manifestaciones que llevamos en los últimos 35 días”.

A lo anterior se suman las declaraciones de la exministra de Transporte Cecilia Álvarez en contra de Pedro Aguilar, en las que asegura que el líder camionero lidera una red de corrupción en el gremio, la que le ha permitido hacerse con un lucrativo negocio de 2 billones de pesos (producto de la chatarrización (6)) con el que ha incrementado de manera desmedida su patrimonio.

Daing Tovar, también se refirió a su compañero Aguilar: “Pedro es un líder gremial, una persona muy responsable, no tiene 300 camiones como se dice, es una persona del común y del corriente, es un hombre trabajador, pertenece a una familia de tradición camionera, la declaración de renta de pedro aparecen 14 – 15 carros, pero es una persona que conoce el sector, sabe hacía donde va [...]”.

También precisó sobre los costos del transporte que siguen impidiendo el entendimiento con la contraparte gubernamental: “Concretas son las cosas. Hoy tuvimos una reunión con el gremio de las empresas, somos monoconcordantes en nuestras declaraciones, usted no puede negociar los costos, usted no puede permitir que un vehículo en movimiento que cuesta un peso, se le pague menos de un peso, lo mínimo que se tiene que pagar. No le estamos diciendo al Gobierno que incremente porque a veces estamos confundiendo la palabra costos con fletes, ya se han confundido. El flete se comió al costo y el costo está por encima del flete. El costo está totalmente desvirtuado en este momento. Todo lo que se tiene en este momento es a perdida, estamos en un rezago por las malas políticas del gobierno con el sector de carga”.

Compleja situación con la que cierra el día 36 de paro, con el levantamiento de la mesa y la agudización del conflicto hasta el punto que si las partes no toman las medidas necesarias puede profundizarse la brecha de no entendimiento entre Gobierno y camioneros.

Sin embargo, el líder Marcos Daing despejó las dudas sobre un eventual enfrentamiento generalizado entre los camioneros y la Fuerza Pública: “La estrategia de los camioneros es única, nosotros sabemos es trabajar detrás de un camión y nuestra defensa es una planilla, no tenemos más y estamos buscando es que se nos respeten las garantías. Allí están los entes del Gobierno, la Defensoría del Pueblo y está la prensa para brindarnos el apoyo porque la protesta es pacífica y debe mantenerse bajo este lineamiento para que podamos desarrollar la actividad de la inmovilización que se viene adelantando como tal. No tenemos nosotros argumentos para ir a enfrentar al Gobierno, porque es nuestro Gobierno, de donde vivimos, es para nosotros y recordarle a la Policía Nacional que están para que nos cuiden la vida, honra y bienes de los colombianos, ellos están es para cuidarnos, no para que vayamos a desbaratar un paro de esa manera”.

 


 

Recuadro 1


Un llamado a la tranquilidad desde Corabastos

 

Luis Hernando Ríos, jefe de prensa de la principal plaza mayoritaria del país, Corabastos, dialogó con el periódico desdeabajo sobre el desabastecimiento y los precios de los alimentos en la capital del país. Muy lejos se concibe desde Abastos un eventual desabastecimiento generalizado de productos o un incremento desbordado del precio de los mismos.

 

desdeabajo (da): ¿Cuál es el estado del abastecimiento de alimentos en la principal plaza mayorista de Bogotá y del país?

Luis H. Ríos (LR): El consolidado que tenemos es que siguen llegando productos, sigue marcando la pauta Cundinamarca con productos de la región a Bogotá. Gracias a las caravanas en los últimos 3 días nos ingresó producto de Buenaventura y nos entró cebolla de Boyacá y de Santander, plátano de los Llanos Orientales. Sin embargo los precios son muy inestables, suben, bajan de un día para otro; el caso de la yuca que estaba en $80.000 pesos pasó otra vez a $50.000 pesos la bolsa, el plátano otra vez a $55.000 pesos bolsa [...]. Hay un abastecimiento relativamente bueno, pero los precios son muy variables por esta situación.

 

(da). ¿Cuáles son los productos que han tenido mayor afectación?

(LR). Venimos de una época de precios altos por eso todavía está costosa la arracacha, el fríjol, tenemos que ha mejorado la oferta de cítricos sobre todo el limón, hace menos de un mes y medio, dos meses, costaba $110.000 - $120.000 hoy está en 60.000 pesos, está relativamente costosa la panela que llega a $48.000 pesos la caja de 40 unidades. Hay precios relativamente altos para la granadilla, el azúcar que ha llegado a $150.000 pesos el bulto.

 

(da). ¿Cómo puede explicarse que con el 90 por ciento de los camioneros en paro en el país, Corabastos se encuentre en lo que podría llamarse una situación “normal” de abastecimiento?

(LR). Lo que sucede es que muchos productores son dueños de su propio vehículo, es decir, no están agremiados. Pequeños agricultores también tienen su camioneta, vehículos de bajo tonelaje, eso permite que a Corabastos entren camiones de una, dos o tres toneladas con productos. Además que estamos sobre una despensa muy importante como es Cundinamarca que generalmente ofrece alimentos perecederos, los mismos que se han visto afectados por las protestas. El departamento está jugando un papel muy importante en el abastecimiento. Ahora bien, los precios sí han subido, pero tenemos muy buenas existencias porque se ha mermado el envío a otras partes del país y por eso es que las otras centrales reportan aumentos en el precio de las zanahorias, del coliflor, el mismo plátano, la yuca.

 

(da). ¿Cuál es el mensaje de Corabastos a los consumidores?

(LR). El mensaje de los consumidores de Abastos, en cabeza del señor gerente, el doctor Mauricio Parra, es tener en cuenta los productos regionales para contrarrestar los precios, por ejemplo en la Costa Caribe deben incrementar el consumo del ñame, el plátano, el mango de azúcar, productos que produce la región y que no han tenido fluctuaciones importantes.

 


Recuadro 2

 

Evolución de los precios de alimentos en Cali y en Medellín

 

 

Evolución de los precios de los alimentos en Cali y Medellín. Tomado de: http://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/paro-camionero-puntos-de-concentracion-y-alimentos/16642815

 


Recuadro 3


Muere trabajador en Boyacá

 

A pesar de lo lamentable que es, no hay sorpresa en la noticia. El 12 de julio, al finalizar la tarde, fue noticia que un manifestante había caído muerto en Boyacá mientras protestaban en el marco del paro de los camioneros.

Una vez más el derecho a la protesta es violentado con sangre. Algo que debería ser normal, algo que debería ser la concreción de un derecho fundamental, termina sellado con muerte. Sello del poder y del autoritarismo de un Estado que alardea de los derechos humanos y de la democracia, pero que en la práctica pisotea a los unos como a la otra.

Desinformación

A través de radio, televisión y redes sociales, los grandes emporios comunicativos del país han sido incisivos en señalar los incidentes de orden público presentados por el paro camionero que ya completa 37 días. Sin embargo, pocos o ninguno han anunciado con veracidad los hechos que rodearon el asesinato de Luis Sáenz en la tarde del 12 de julio.

La muerte de este joven, presentado como estudiante de la Uptc cuando en realidad era un operario de la empresa de carrocerías Logos, ocurrió en la carrera 42 con Avenida Américas del municipio de Duitama. Su deceso fue producto del impacto en su rostro de una granada de aturdimiento, operada, como puede suponerse, por un agente del Esmad, cuyos efectivos, una vez, agreden sin miramientos a quienes protestan, e ignoran la disposición humanitaria que indica que este tipo de proyectiles deben ser disparados con un angulo de 45 grados.

Luis Fernando Vélez, funcionario de la Defensa Civil, así como Juan Jacobo Castellanos y Juan Niño, reporteros de RCN, se han encargado de distorsionar los hechos. El mismo día de ayer, los periodistas mencionados se encargaron de transmitir a la sede principal de su noticiero la información trastocada de que en realidad Luis Sáenz era un estudiante de la Uptc fallecido por la ignición de materiales explosivos que estaba manipulando para atacar a la Policía. Otra muestra del sesgo y el manejo irresponsable de la información de los medios de comunicación y de la Defensa Civil, organización “humanitaria” con antecedentes de participación –por acción u omisión– en violaciones a los Derechos Humanos en décadas anteriores.

Miércoles 13 de julio

 

1 Costo de peajes, fletes, chatarrización/reposición, costo de los combustibles.

2 Ni las aves se salvan de los efectos del paro camionero: hay 200 millones en riesgo. http://www.portafolio.co/economia/gobierno/paro-camionero-en-colombia-pone-riesgo-las-aves-498650. 8 de julio del 2016.

3 Saludo y respaldo del Congreso de los Pueblos al Paro Camionero. http://www.congresodelospueblos.org/comunicados-congreso-de-los-pueblos/item/941-saludo-y-respaldo-del-congreso-de-los-pueblos-al-paro-camionero.html. 28 de junio de 2016.

4 Camacol pide a los transportadores levantar el paro y dialogar. http://camacol.co/prensa/noticias/camacol-pide-transportadores-levantar-el-paro-y-dialogar. 11 de julio de 2016.

5 Así se siente el paro camionero en cuatro departamentos http://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/paro-camionero-puntos-de-concentracion-y-alimentos/16642815. 12 de Julio de 2016.

6 Exministra de Transporte denuncia interés personal en paro camionero http://www.elcolombiano.com/colombia/exministra-de-transporte-dice-que-en-paro-camionero-hay-intereses-personales-AF4557453. 12 de Julio del 2016.

 

Publicado enColombia
Miércoles, 08 Junio 2016 06:50

Crisis y creación monetaria de los bancos

Crisis y creación monetaria de los bancos

Hay dos modelos básicos para hablar de las funciones de los bancos en una economía moderna. El primero es el de intermediación de fondos prexistentes (fondos prestables). Tiene una larga tradición en la historia de la teoría económica. El segundo es el de creación monetaria.

El primero es una fantasía que nada tiene que ver con la realidad. El segundo sorprende por sus implicaciones.


Si usted le da un micrófono a un economista para que hable sobre los bancos, es casi seguro que comenzará su discurso refiriéndose a los bancos como intermediarios entre los ahorradores y los demandantes de capital. En su historia los bancos comerciales privados aparecerán como simples intermediarios entre ahorradores y aquellos agentes que demandan capital para gastarlo, ya sea en actividades productivas (los empresarios) o para financiar su consumo. El banco central es el único encargado de emitir dinero y controla toda la oferta monetaria.


El modelo estándar que permite introducir esta concepción sobre los bancos dice que en cualquier economía existe un mercado especial en el que se ofrece ahorro y se demanda capital. Los ahorradores y los inversionistas llegan al mercado de fondos prestables y el juego de la oferta y la demanda establece un precio de equilibrio que se llama tasa de interés.

Ese mercado está organizado alrededor de los bancos. Éstos son instituciones muy útiles, porque ponen en contacto a los ahorradores y los demandantes de capital. Los primeros depositan sus ahorros en los bancos, y éstos les pagan una tasa de interés (llamada pasiva). A su vez, los bancos prestan a los demandantes de capital esos recursos y cobran una tasa de interés (llamada activa). La diferencia entre esas dos tasas es lo que constituye las ganancias del banco.


Esta concepción sobre el papel de los bancos no tiene ningún fundamento teórico ni empírico. Pero a los voceros del capital les resulta muy funcional por varias razones. Quizá la más importante es que la historia suena lógica y es aceptada por la mayoría del público. Los bancos reciben depósitos de recursos reales que existen previamente y los prestan a los demandantes. Todo suena muy lógico, pero nada tiene que ver con lo que acontece en la realidad.


Hace un año Zoltan Jakab y Michael Kumhof, economistas del Fondo Monetario Internacional y del Banco de Inglaterra, respectivamente, publicaron un estudio en el que destruyen esa anacrónica e inconsistente visión sobre el papel de los bancos en una economía monetaria capitalista (Consultar el documento). El texto tiene cuatro conclusiones centrales.
Primero, en el mundo real los bancos proveen financiamiento mediante la creación de dinero. Los bancos ofrecen préstamos, pero no necesitan tener en sus bóvedas los fondos necesarios para otorgar crédito. La causalidad se invierte: los préstamos hacen a los depósitos, no la a inversa.


Segundo, la rentabilidad de los bancos proviene de la cantidad de crédito que pueden generar. La actividad de creación monetaria de los bancos se incrementa cuando la economía está en la fase ascendente de un ciclo: las expectativas sobre el crecimiento y las oportunidades de negocios son buenas y el banco participa gustoso del entusiasmo, porque cada nuevo deudor aumenta su rentabilidad. la actividad bancaria es intensamente procíclica.


Lo que sí se necesita es que el dinero creado por los bancos tenga amplia aceptación entre el público. Eso se logra por el hecho de que los bancos aceptan los medios de pago creados por ellos mismos (cheques, tarjetas de débito, etc.) y por un elemento adicional que es la tercera conclusión del estudio: el banco central tiene el compromiso de poner a disposición del sector bancario las reservas que éste demanda. Las reservas no son la causa de los préstamos, sino su consecuencia.
La cuarta conclusión es automática, aunque es difícil de entender para los economistas formados en la escuela tradicional. El nuevo crédito sirve para promover inversiones y consumo. Es combustible para la actividad económica, y eso genera ingresos y ahorro. Es decir, el ahorro es una consecuencia del crédito, no su causa.


Esta visión sobre la moneda endógena creada por la actividad bancaria no es nueva. Es anterior a Keynes, y hoy es compartida por los economistas post keynesianos. Desde luego, esta perspectiva analítica permite explicar con mayor claridad la dominación del sector financiero en el mundo económico. Y también arroja luz sobre la naturaleza de la crisis y de la fase deflacionaria, por la que hoy atraviesan las principales economías del mundo. El colapso en el crédito marcó el giro de la economía mundial a partir de 2008 y anuncia los nuevos candidatos a ser golpeados de manera todavía más brutal en los meses que vienen.


Mientras gobiernos y bancos centrales insistan en pelear la batalla de la crisis deflacionaria con instrumentos derivados de su modelo anacrónico sobre fondos prestables, el colapso económico no podrá ser superado.


Twitter: @anadaloficial

Publicado enEconomía
Miércoles, 18 Mayo 2016 06:42

Crisis y mutaciones del capitalismo

Crisis y mutaciones del capitalismo

La crisis global que explota en 2007 no es un pequeño tropiezo en la historia del capital. Es un terremoto de magnitud inusitada que alterará las formas de organizar la producción y el consumo para siempre. Las transformaciones que le están asociadas tocan las estructuras del Estado y de la plataforma de acumulación de riqueza que han caracterizado el movimiento del capital desde hace más de 200 años.


El anterior podría parecer un enunciado aventurado. Después de todo, la historia que nos cuentan los economistas tradicionales, en sus diversos colores, desde los más conservadores hasta los que visten el ropaje del llamado keynesiano, la crisis no es más que el resultado de una desafortunada combinación de eventos, casi un accidente. Para los conservadores la crisis se genera por errores en el manejo de la política económica. Por ejemplo, en Estados Unidos este grupo sostiene que fueron las hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac (patrocinadas por el gobierno) las que precipitaron la crisis de las hipotecas sub-prime. Y aunque los datos desmienten esta tesis, el dogma del mal gobierno se perpetua. El corolario es que no hay nada malo con el capitalismo.


Para los keynesianos y acompañantes, la raíz de la crisis se encuentra en una deficiente demanda agregada. Por ejemplo, economistas como Brad Delong y Joseph Stiglitz sostienen de manera explícita desde 2009 que la débil demanda agregada global es la causa fundamental de la crisis.


Los argumentos en contra de la austeridad fiscal van en la misma dirección. Las ganancias de los capitalistas dependen entonces de que los trabajadores gasten más. El estancamiento de los salarios es nocivo para el proceso de inversiones y cuando eso sucede el Estado debe entrar al quite estimulando la demanda. En la parte baja del ciclo económico, cuando las familias ahorran más y gastan menos, los keynesianos sostienen que el gobierno debe gastar más. La austeridad agrava el problema de la deficiente demanda agregada.


Pero la falta de confianza es otro problema: con la incertidumbre los agentes prefieren no despegarse de su dinero. Por eso se necesitó una postura heterodoxa en materia de política monetaria. Pero como no ha dado el resultado esperado, la interpretación keynesiana es que esa postura no ha restaurado el crecimiento porque se llegó al límite de tasas de interés cero.


Olvidan que el mismo keynes manifestó serias dudas sobre la efectividad de una política monetaria no convencional. La incertidumbre sobre el futuro devenir de la economía, señaló en su Teoría general en 1936, será el factor determinante y no habrá política monetaria que la pueda cambiar. De todos modos los economistas keynesianos y algunos neoclásicos que les acompañan en una parte del razonamiento insisten en la necesidad de mantener una política de flexibilidad monetaria no convencional.


Muchos llegan hasta el grado de proponer que se autorice el despegue del helicóptero monetario. Esta es una vieja idea que implica inyectar el influjo de dinero directamente al público, como manera de incentivar la demanda agregada. Por ejemplo, en una versión extrema esto implicaría acreditarle directamente en sus cuentas a la población una cierta cantidad de dinero. Pero después del festín de sobrendeudamiento que acompañó a la crisis, lo más probable es que los agentes busquen usar ese dinero extra para pagar deudas y no para irse de compras.


Frente a la narrativa de la deficiencia de la demanda agregada comienza a surgir una interpretación distinta basada en los datos sobre el desempeño de las economías capitalistas en los últimos 50 años. Varios investigadores han demostrado que en los casos de las fuertes recesiones de 1974-75 y 1980-82 en Estados Unidos, la relación salarios reales/tasa de ganancia se mantuvo en niveles altos. Es decir, la recesión no habría sido provocada por una caída de los salarios con respecto a la tasa de ganancia, sino al contrario. El trabajo de referencia es de Guglielmo Carchedi y Michael Roberts, y su conclusión choca de frente con la interpretación sobre las raíces de la crisis que ya se ha convertido en una especie de narrativa dominante.


Lo anterior no significa que la demanda agregada no ha sido deficiente. Es un hecho que el crecimiento de los salarios reales se estancó desde principios de la década de los años 1970. Pero hay una pregunta que el análisis convencional prefiere ignorar: ¿por qué dejaron de crecer los salarios a partir de esos años? La hipótesis más fuerte es que la caída en la tasa de ganancia que experimentó el capital desde los años 60 llevó a una ofensiva en contra del trabajo. Eso se tradujo en una acometida en contra de sindicatos y en un endurecimiento anti salarial.


Pero todavía queda otra pregunta fundamental. ¿Por qué cayó la tasa de ganancia? Esta es la interrogante más importante, la Robert Heilbroner consideraría esencial para abordar una reflexión sobre la lógica del capitalismo y las mutaciones que vendrán en el futuro cercano. Regresaremos sobre este tema.


Twitter: @anadaloficial

Publicado enEconomía
El talón de Aquiles del gobierno de Macri

Cuenta la leyenda griega que Aquiles, hijo del rey Peleo y de Tetis la diosa del mar, fue uno de los héroes mas grandes de la Guerra de Troya. Buscando la inmortalidad de su hijo, Tetis lo tomo del talón al nacer y lo sumergió en las aguas del río Estigia, limite por ese entonces entre el mundo de los muertos y los confines de la tierra. Rápido y fuerte, Aquiles sobrevivió a las batallas mas duras abonando así la creencia generalizada de que no podía encontrarse con la muerte. Sin embargo, uno de sus enemigos –que conocía el secreto de su vulnerabilidad– logró finalmente matarlo disparándole una flecha envenenada al talón, su único punto débil. Desde ese entonces, este mito ha expresado una verdad universal: siempre hay un punto débil y conocerlo hace posible el cambio. En esta nota analizaremos las turbulencias que sacuden al capitalismo mundial y constituyen el contexto que ancla las propuestas de este gobierno. El objetivo de este recorrido, que no se agota en esta nota, es analizar el modo en que estas turbulencias impactan en la estructura de poder local y conducen al talón de Aquiles del macrismo.

 

En otras notas hemos visto que esta estructura de poder –basada en el control monopólico/oligopólico de sectores estratégicos de la economía– constituye un nudo gordiano que impide tanto nuestro desarrollo como la inclusión social.

 

Los lazos de este nudo: la inflación, la corrida cambiaria y la fuga de divisas, erosionaron la legitimidad del gobierno kirchnerista y crearon las condiciones para su derrota electoral en el 2015. Estos lazos dominan hoy el momento político a pesar de las enormes transferencias de ingresos hacia los sectores mas concentrados de la economía concretadas desde diciembre del 2015.

 

Este gobierno ha propuesto “abrirnos al mundo” y alcanzar la “pobreza cero”. Intenta lograr estos objetivos aplicando políticas neoliberales. Esto lo encierra en una paradoja explosiva. La implosión social del 2001 nos recuerda que estas políticas generan mas pobreza y agudizan el conflicto entre los que tienen mas y los que tienen menos. Asimismo, la “apertura al mundo” que nos propone introduce nuevos actores a la disputa por la apropiación del excedente, de los ingresos, y de la riqueza acumulada e incentiva el conflicto dentro de la estructura de poder local. Esto nos lleva a analizar lo que ocurre en el “mundo “.

 

La revolución de las telecomunicaciones y de la informática ha impulsado en los países centrales una acumulación altamente intensiva en capital engendrando desempleo masivo, caída de los salarios y de la capacidad de consumo de la población, sobreproducción, deflación y estancamiento de la producción. Estos fenómenos han impuesto severos limites a la tasa de ganancia en el propio centro del capitalismo y han llevado a la disgregación del proceso de producción en cadenas de valor desparramadas por el mundo. Estas cadenas constituyen una nueva división internacional del trabajo e integran a distintas regiones del mundo bajo el dominio de un grupo relativamente pequeño de grandes corporaciones multinacionales que, ejerciendo un control monopólico/oligopólico sobre eslabones estratégicos de estas cadenas, moldean el proceso productivo global.

 

Paralelamente a estos fenómenos, las actividades financieras crecieron aceleradamente. Hoy existe una interrelación total entre las finanzas y las grandes corporaciones multinacionales. En este contexto, la absorción y apropiación de excedente, ingresos, y riqueza acumulada se concreta prioritariamente a través de los precios de monopolio, los intereses y las rentas obtenidas tanto en la producción como en los servicios y las actividades financieras de distinto tipo. Este proceso de financiarizacion creciente tiene como eje central al endeudamiento. El crecimiento exponencial de los intereses de la deuda –al no poder ser igualado por el crecimiento lineal de la economía real– reproduce automáticamente la deuda. Hoy la deuda pública tiene un rol determinante en la dinámica del endeudamiento global, siendo la deuda de los Estados Unidos un caso paradigmático. Contrariando a los postulados neoliberales, el sistema financiero depende totalmente de un estimulo “externo” al mercado: la constante intervención del estado en la economía. Sin embargo, a pesar de su capacidad de imprimir dólares al infinito, la Reserva Federal no ha podido licuar la deuda ni evitar el riesgo de implosión financiera. Veamos esto brevemente.

 

Hacia el 2008 la enorme interrelación entre los bancos y las actividades financieras no reguladas (shadow banking), había expuesto a las finanzas norteamericanas a un excesivo endeudamiento con activos tóxicos (hipotecas basura) insertados en complejas operaciones financieras con “derivados” (contratos financieros atados al valor de otros activos) desarrolladas en su mayor parte en mercados no regulados.

 

En estas circunstancias la caída de un banco puso al sistema financiero al borde del abismo. Ante esto, la Reserva Federal adoptó un programa de “facilitación monetaria” (QE) que, con distintas variantes, perdura hasta hoy.

 

La esencia de este programa consistió en inyectar dinero barato con el fin de comprar los activos tóxicos de los grandes bancos e impedir su implosión. Liberados de su deuda, estos impulsarían el consumo y la inversión reactivando la economía real y poniendo fin a la deflación. En vez de ello, el dinero inyectado al sistema fue usado como colateral para transacciones con todo tipo de derivados y los seis bancos mas grandes crecieron un 40%. Hoy controlan el 67% del total de los activos bancarios. Su deuda con derivados equivale a dos veces el tamaño del PBI global (OCC, Q4 2015) y es 28 veces superior al total de sus activos. Asimismo, la deuda global con derivados supera ampliamente los 700 trillones de dólares. (www.world-exchanges.org)

 

En este escenario, las grandes corporaciones acrecentaron su valor a través del endeudamiento para la compra especulativa de sus propias acciones (leverage buyout). Esto postergó la inversión productiva y generó volatilidad extrema en el mercado de acciones y bonos corporativos. Sin embargo, la especulación creciente con los bonos públicos constituye hoy la principal amenaza al sistema financiero. Se estima que este tipo de deuda –sumada a la deuda con derivados que tiene por colateral a los bonos públicos– supera hoy los 555 trillones de dólares.

 

La banca central de la comunidad europea, Japón y otros países desarrollados ha seguido la misma política de la Reserva Federal. Hoy, el índice de endeudamiento de esta última es de 78 a 1, y el índice de la Banca Central Europea es de 26 a 1. Excluyendo a la deuda financiera, la deuda global equivale a 212% del PIB global. En Estados Unidos esta relación es de 264%, en Europa 257% y en Japón 411%. (International Center for Monetary and Banking Studies, Sept. 2014). Existe además en el mundo una brecha cada vez mayor entre el crecimiento de la deuda y el de la economía. Así por ejemplo, en los Estados Unidos la deuda no financiera creció 3.5% mas rápido que el PIB en el 2015.(www.mckinsey.com)

 

La magnitud de la deuda y el peso de su servicio pone limites a la capacidad de los bancos centrales del primer mundo para estimular la economía y evitar una crisis financiera. Mas aun, los ha llevado a limitar la rentabilidad financiera. Así, si las tasas de interés alcanzaran en los Estados Unidos su nivel medio histórico del 4%, no solo el servicio de su deuda se convertiría en un enorme problema sino que estallaría la deuda con derivados. A fin de evitar esto la Reserva Federal adoptó una política de tasas de interés cercanas a cero y Europa, Japón y otros países desarrollados recurrieron a tasas de interés negativas. Esto ha degradado la rentabilidad de las transacciones financieras y no ha resuelto ni el estancamiento, ni la deflación ni la especulación. Las operaciones financieras con retorno negativo destruyen capital, son insostenibles y muestran el riesgo de una implosión financiera.

 

Asimismo, la enorme disparidad entre la cantidad de dinero en efectivo en circulación: 1.38 trillones de dólares, y el tamaño de la deuda con derivados (mas de 700 trillones de dolares) muestra la enorme vulnerabilidad del sistema financiero global ante una posible corrida bancaria. Esto ha llevado a los bancos centrales a adoptar distintas medidas tendientes a limitar las tenencias y los movimientos de dinero en efectivo. Ha llevado también a numerosos representantes del mundo de las finanzas y al candidato republicano a la Presidencia de los Estados Unidos a alertar sobre el tamaño de la deuda y el riesgo de implosión del sistema financiero internacional. (www.bloomberg.com)

 

Este torbellino turbulento y peligroso de las finanzas globales es ocultado por el gobierno de Macri y por los medios concentrados. De esto nadie habla. Sin embargo, constituye el marco que ancla la política actual y determina sus limites.

 

Habiendo recibido un país con un bajo índice de endeudamiento externo, el gobierno “resolvió rápidamente” la deuda con los fondos buitres e inició un acelerado endeudamiento externo cuyo supuesto objetivo es la inversión en la producción e infraestructura, la generación de empleo y el saldo de los gastos en pesos del Estado. Sin embargo, el volumen y las condiciones de emision de nueva deuda, la diferencia descomunal entre las tasas de interés pautadas para la nueva deuda y las que prevalecen a nivel internacional; las exorbitantes ganancias otorgadas a los fondos buitres (hasta 1600%) y su pago en efectivo; el nivel de las tasas de interés de los titulos de deuda local ( Lebac 37.5%), entre otras medidas adoptadas, indican que es prioritario aumentar rápidamente las transferencias del excedente y de la riqueza acumulada en el país e institucionalizar una nueva ruta de salida para la misma: el servicio de la deuda externa. Esta politica incorpora nuevos actores a la repartija del excedente y la riqueza acumulada y ahoga a nuestro país en un torbellino financiero internacional sin salida.

 

Coherentemente con lo anterior, el gobierno ha dado prioridad al montaje de un escenario para la “bicicleta financiera” y la fuga de divisas. Así, comprando las Lebac –al 37.5% anual en pesos– y cubriéndose al mismo tiempo con dólar a futuro a tasas del 20% o menores según el plazo, un inversor se asegura hoy ganancias en dólares del 15 al 20% pudiendo transferirlas inmediatamente al exterior. Este nivel de ganancia especulativa, imposible de lograr en cualquier otra parte del mundo, anulará la posibilidad de inversión directa en la producción e infraestructura y la consiguiente generación de empleo. Asimismo, agudizará los conflictos entre los que más tienen y llevará a un ajuste estructural mas severo aumentando el despojo de los que menos tienen.

 

Reflexionar sobre estos conflictos y tensiones es un imperativo del momento. De ahí la necesidad de constituir un amplio espacio de reflexión y discusión intelectual donde, superando el sectarismo y los errores del pasado, se aporte colectivamente a la elaboración de una estrategia de desarrollo nacional con inclusión social sustentable.

 


* Socióloga

 

 

 

 

Publicado enInternacional
Miércoles, 04 Mayo 2016 07:12

Raíces de la crisis y de la gran recesión

Raíces de la crisis y de la gran recesión

En un artículo reciente, el economista en jefe del Fondo Monetario Internacional, Maurice Obstfeld, confiesa que el panorama económico global le parece difícil de entender. El funcionario examina las causas y efectos del colapso en los precios del petróleo y pregunta: ¿por qué los bajos precios del crudo no han sido un estímulo para la economía mundial? Su respuesta y análisis son evidencia de los limitados alcances de la teoría económica convencional para entender la crisis y la dinámica macroeconómica del capitalismo contemporáneo.


A partir de junio del 2014 el precio de petróleo sufrió una caída de más de 60 por ciento (unos 70 dólares estadunidenses). Pero en ese lapso se siguió frenando el crecimiento de las principales economías del planeta. Obstfeld señala que esa combinación (precios de crudo a la baja y estancamiento) ha confundido a los economistas del FMI.


En el pasado los cambios bruscos en el precio del crudo siempre han tenido efectos contracíclicos: cuando hay incrementos en esos precios, el crecimiento se frena y viceversa. Según Obstfeld los precios bajos debieran conducir a menores costos de producción y mayores niveles de actividad, mayor contratación de fuerza de trabajo y menor inflación. Lo que sucede es que los economistas del FMI se quedaron con las explicaciones superficiales de la estanflación, es decir, de la coexistencia de estancamiento con inflación, que marcó la década de los años 1970. La tesis estándar sobre aquél episodio es que los altos precios del crudo se tradujeron en altos costos de producción, reducción del nivel de actividad y altos precios para cubrir los costos crecientes.


Por eso los economistas del Fondo siempre han pensado que una reducción en el precio del principal insumo energético debería estar actuando como un poderoso estímulo económico. Y sin embargo la reducción de precio coincide con la actual fase de lento crecimiento. Pregunta Obstfeld: ¿cómo es eso posible?


La explicación la encuentra en el límite cero de la tasa de interés. Hoy los bancos centrales ya no pueden reducir más la tasa de interés (aunque Obstfeld prefiere ignorar el tema de la tasa de interés negativa) y la reducción en la inflación debido a la disminución de costos de producción tiene un efecto inesperado porque provoca un aumento en términos reales de la tasa de interés. Según Obstfeld eso comprime la inversión y la demanda y contrarresta el efecto de la disminución de costos. De manera simétrica, dice Obstfeld, el aumento de precios del petróleo podría tener un efecto expansivo al reducir la tasa real de interés.


En pocas palabras, para los economistas del FMI el nuevo villano es el límite cero de la tasa de interés. Esto estaría provocando el efecto perverso de que el descenso en los precios de crudo no actúa como un estímulo para la actividad económica. Y si los bajos precios de petróleo persisten podríamos ver un tsunami de quiebras en las empresas petroleras que apostaron a que los precios altos se mantendrían por largo tiempo, lo que podría dislocar todavía más al sector financiero. Obstfeld concluye que se necesita un apoyo a la demanda (vía la política fiscal), además de introducir más reformas estructurales (el tema de siempre en el FMI).


Son muchos los economistas que insisten hoy en las dificultades que entraña el límite cero de la tasa de interés. Lo cierto es que después de siete años de tasas de interés cercanas a ese límite la economía mundial no sólo no puede recuperarse de la crisis, sino que parece querer instalarse en un estancamiento secular. Como dice Thomas Palley, ahora resulta que el problema de las economías capitalistas es el del límite cero de la tasa de interés, como si todos los problemas estructurales del capitalismo no tuvieran nada que ver con el estancamiento.


En realidad, esta discusión ignora un punto fundamental: las economías capitalistas caminan por un sendero de contracción inexorable de su ritmo de crecimiento desde hace ya varias décadas. Esto es algo que se puede comprobar fácilmente con cualquier serie de datos. Lo más importante es que este proceso ha venido acompañado de una tendencia a la baja en las tasas de rentabilidad sobre el capital invertido. Los estudios de Michael Roberts, Andrew Kliman y Peter Jones, por ejemplo, revelan que la tasa de ganancia (calculada a costos históricos) pasó de 45 por ciento, su nivel más alto en 1948, a 32 por ciento en 2011. Esta tendencia histórica a la baja ha tenido un efecto importante sobre la inversión porque en una economía capitalista el factor determinante clave de la inversión es la rentabilidad. Y esto es lo que explica la tendencia inexorable hacia el estancamiento.


Desde esta perspectiva, ni la inestabilidad financiera, ni la desigualdad o el subconsumo son lo que explica la crisis de 2008. Y si bien la deflación y la austeridad son factores importantes detrás de la extensión de la gran recesión, la crisis y su profundidad se explican por las contradicciones intrínsecas del capitalismo. Sin duda el régimen neoliberal ha intensificado algunas de estas contradicciones, pero las raíces de la crisis son más profundas.


Twitter: @anadaloficial

Publicado enEconomía
Los papeles de Panamá de Vargas Llosa: lavado neoliberal imperfecto en los paraísos fiscales

Existe un proverbio árabe inigualable: quien tiene la casa de vidrio no arroja piedras.

El grave problema de los propagandistas del depredador modelo neoliberal global en América Latina (AL) es su desbocado moralismo en la política y en las finanzas, como el controvertido escritor de doble nacionalidad –español-peruano– Mario Vargas Llosa (MVL), de 80 años, quien fue atrapado in fraganti con vergonzantes cuentas espurias en los paraísos fiscales, de acuerdo con los papeles de Panamá (http://goo.gl/r5CwTo).


Mas allá de su frivolidad exhibicionista (http://goo.gl/x8LiAL) y su sicopatológica afición por la tauromaquia zoocida, su grave defecto radica en que usa sin discriminación su Nobel de Literatura como blindaje para difundir sus fétidas posturas neoliberales/racistas/fascistas y pro-israelíes a ultranza, confundiendo sus imaginativas novelas con su política que injuria el nacionalismo de la mayor parte de la población despojada de AL, inmiscuyéndose en la política interna de México en forma contradictoria (la dictadura perfecta de su hoy cómplice neoliberal Salinas).


El furibundo globalista y antinacionalista está muy vinculado al sionismo financierista jázaro y al fascismo universal: recibió el Premio Jerusalén (sic) de manos del ex primer ministro Ehud Olmert (http://goo.gl/nBS5kV), hoy encarcelado por corrupción en Israel, además del Irving Kristol Award del ultrafascista American Enterprise Institute (AEI).


El neoconservador straussiano Irving Kristol fue uno de los principales ideólogos de las aventuras militares de Baby Bush y Dick Cheney en Irak y Afganistán, al unísono de Tony Blair y José María Aznar López.


Mas allá del cobarde puñetazo que asestó al Nobel García Marquez, hoy la fecunda obra literaria de MVL sucumbió a la deshonra pública y al lavado de dinero trasnacional en los paraísos fiscales.


La aplicación de la moralidad republicana en asuntos políticos y financieros exige que sea universal y sin excepciones ni decepciones financieristas singulares, como es el notable caso de MVL, cuyos aliados neoliberales en España también apestan: el sulfuroso ex presidente José María Aznar López y su lavado con los fondos buitres Cerberus(http://goo.gl/4Lw5ym) y la mega-corrupción de José Antonio Sola (http://goo.gl/TNkyOO), portavoz del mefítico Partido Popular en abrupta degradación (http://goo.gl/thD4p0).


Según Ap, “uno de los documentos filtrados de una firma de abogados panameña (nota: Mossack Fonseca http://goo.gl/oInZiQ) revela que MVL y su segunda ex esposa Patricia Llosa (la primera fue Julia Urquidi) aparecieron como accionistas en una compañía de las Islas Vírgenes Británicas durante un mes (sic) en 2010”, en la fantasmagórica Talome Services Corp. No aparece el valor de dichas acciones.


¿Fue en pago a sus servicios propagandísticos en favor del neoliberalismo global en AL?


¿Tendrá cuentas mancomunadas con su primera esposa, Julia Urquidi, en otros paraísos fiscales?


Un día antes de la cuantiosa gratificación con el Premio Nobel, que asciende a más de un millón de dólares, en forma mafiosa desaparecieron los nombres del polémico novelista y de su segunda ex esposa. ¿El Premio Nobel de Literatura fue también otra gratificación selectiva por servicios en favor de la desregulada globalización financierista?


¡La mafia global a lo que da!: dos rusos innominados sustituyeron al mancillado escritor y su entonces mujer.


Lo interesante radica en la triangulación fiscal en España y en otros países cuando, por lo visto, cierto tipo de escritores propagandistas del neoliberalismo global también blanquean mediante trasnacionales “literarias (http://goo.gl/RfQc13)”.
El autor de La ciudad y los perros se ha visto empapado por el escándalo de los papeles de Panamá, que en forma desvergonzada considera que fue un pequeño (sic) malentendido.


Mediante el pequeño malentendido, MVL y su segunda ex esposa “estuvieron muy cerca (sic) de controlar la compañía Talome Services Corp gracias al intermediario Dave Marriner, directivo de la compañía holandesa Pan-Invest Management, con sedes en otros dos paraísos fiscales: Chipre y Luxemburgo (http://goo.gl/1SFKqf)”.


Al locuaz MVL no le falta verborrea: después de arremeter contra el periodismo amarillo (sic), desde su cómodo periodismo justifica que las políticas fiscales expropiatorias incitan a la evasión y hace la apología de los paraísos fiscales de Panamá y Suiza, que han progresado (sic) gracias al lavado fiscal.


En otra de sus alucinantes justificaciones aduce que nunca puso “un dólar en esa empresa y nunca hubo el menor movimiento económico (http://goo.gl/knGY3V)”. ¡Ajá!


También ironizó, al máximo de su ultrajante cinismo, que está acostumbrado a recibir golpes bajos, por cierto, muy menores a los que suele propinar sin recato.


Extraviado en su fecunda imaginación literaria que choca con la cruda realidad, siendo un zelote neoliberal, MVL ignora cómo funciona su lavado en cuatro paraísos fiscales en los que movió sus cuantiosos capitales, sin saberlo: Panamá, Islas Vírgenes Británicas, Chipre y Luxemburgo. ¡Si de eso se trata el criminal modelo blanqueador neoliberal!


Su neoliberal Fundación para la Libertad resultó una “Fundación para el Blanqueo (http://goo.gl/74kpO0)”, mientras su polémico intermediario David Marriner contradice a MVL: “cuando adquirimos la compañía (nota: Talome Services Corp) lo hicimos (sic) con el requisito de que mis clientes (¡sic!) fuesen accionistas directos (http://goo.gl/pByIE4)”. Tales clientes evasores fueron MVL y su segunda ex esposa.


El peor estigma del innoble Nobel MVL, más allá de su eviscerada retórica farisea, es que se quedó sin discurso moral pontificador, como ha sucedido con sus tres aliados en el “México neoliberal itamita (http://goo.gl/pbsTSP)”:1. Un presunto narcolavador de Banco Santander (http://goo.gl/Dz5lRV), capturado en las redes de los papeles de Panamá (http://goo.gl/oLqcyL)”; 2. El efímero canciller foxiano Castañeda Gutman y sus vínculos con el cártel del Golfo mediante el fraudulento Banco Stanford en el paraíso fiscal de Antigua (http://goo.gl/kEtQIj), y 3. Otro propagandista neoliberal del salinismo/zedillismo alquilado para propalar mendacidades (http://goo.gl/3s9kkr).


La hoy pareja sentimental de MVL, la filipino-española Isabel Preysler –ex modelo y asidua socialité de ¡Hola!, además de ex esposa del cantante Julio Iglesias– , lleva tres matrimonios, entre ellos con el ministro de Finanzas de España, Miguel Boyer, acusado de fraude con Ibercorp (http://goo.gl/vvalx5).


Todo lo que rodea a MVL es realismo puro metaliterario: sus aliados en AL/México neoliberal itamita y su triangulada megacorrupción con España y los cuatro paraísos fiscales, donde quizá Isabel Preysler juegue un importante papel de bisagra financierista trasnacional y transatlántica que todavía no ha sido investigado a fondo. ¡La tríada imperfecta de frivolidad, lavado y propaganda neoliberal metaliteraria!


www.alfredojalife.com
Twitter: @AlfredoJalifeR_
Facebook: AlfredoJalife
Vk: id254048037

Publicado enInternacional