Kazajistán detenta el secreto de la gran Eurasia, según Pepe Escobar

Poco se agradece a los países que se han despojado voluntariamente de su arsenal nuclear como Sudáfrica, Ucrania y Kazajistán.

Al momento de la disolución de la URSS, en forma insólita se quedaron con dotaciones de armas nucleares Ucrania y Kazajistán, así como la misma Rusia, quien a final de cuentas acaparó el total nuclear soviético (https://bit.ly/2Orawjn).

Kazajistán es un país sin salida al mar –aunque comporte una frontera con otros cuatro países en el cerrado mar Caspio– con cinco fronteras en orden de importancia: 1. Rusia (7 mil 644 kilómetros); 2. Uzbekistán (2 mil 330 kms.); 3. China (mil 765 kms.); 4. Kirguistán (mil 212 kms.) y Turkmenistán (413 kms.).

La geografía es destino y ello es aprovechado por su visionario mandatario hoy retirado Nursultán Nazarbáyev en cuyo honor fue cambiada la capital Astana a Nur-Sultan.

En fechas recientes, el muy cotizado geopolitólogo brasileño Pepe Escobar, viajero incansable de la región euroasiática y con sólidas relaciones, abordó que Kazajistán representa la "encrucijada entre Europa y Asia", además de que “se está convirtiendo en la "nueva Ginebra" de la diplomacia del siglo XXI”.

escobar define a Kazajistán como "un puente que conecta a Eurasia" que se ha sabido mantener relativamente neutral y estable en la "coyuntura de la incandescente geopolítica".

El PIB nominal de Kazajistán es de 170 mil 326 millones de dólares (año 2019), cuya principal exportación son los hidrocarburos destinados a Italia (18 por ciento), China (12 por ciento), Holanda (10 por ciento) y Rusia (9.5 por ciento), mientras que sus principales importaciones provienen de Rusia (casi 40 por ciento) y China (16.5).

En un artículo anterior de hace casi dos años, Pepe Escobar había abordado la "fusión de las nuevas rutas de la seda con la Gran Eurasia" (https://bit.ly/305tamq) –que, según mi información, ha tenido variantes con la inminente firma de un tratado, hoy "secreto", por 25 años entre Irán (mega-sic) y China.

Según escobar, la nueva capital Nur-Sultan ha tomado el papel de la "nueva Ginebra: la capital de la diplomacia para el siglo XXI", cuyo "secreto" de la "paradoja kazaja" consiste en su “capacidad de equilibrar en forma delicada sus relaciones con los tres principales jugadores –Rusia, China y EU–, así como con poderes regionales líderes”, tales Irán y Turquía.

A juicio de Escobar, el "concepto especial de la gran Eurasia" de Kazajistán "se traslapa con la visión rusa que ha sido manejada en extenso detalle en el Club Valdai" –el notable think tank ruso de discusión.

Kazajistán, de 2 millones 724 mil 900 kilómetros cuadrados de superficie (noveno a escala mundial: un poco menos que Argentina y un poco más que Argelia) cuenta con casi 20 millones de habitantes, de los cuales las dos principales etnias están conformadas por los kazajos musulmanes –de origen mongol (68 por ciento)– y los rusos cristianos ortodoxos, casi 20 por ciento.

Kazajistán proviene de la palabra turca "Kas" que significa "errante", debido a su costumbre nómada, y el sufijo persa "-stán" que significa "tierra".

Sus "extensas fronteras con Rusia y China, así como con Irán en el mar Caspio" le brinda a Kazajistán la característica de "puente estratégico de primer nivel que une la totalidad de Eurasia", según Pepe Escobar, y que va más allá de la "conectividad comercial y de transporte" al "integrar un único espacio euroasiático que unifica las rutas de la seda de China con la Unión Económica Euroasiática encabezada por Rusia", lo cual subsume que el “orden atlantista –como la predominancia anglosajona en las relaciones internacionales– se desvanece, y no se acopla a Eurasia ni Asia”.

Pepe escobar sentencia que "el nuevo paradigma (sic) para reiniciar la economía global post-Covid-19 vendrá de Asia".

Para los estrategas kazajos "tampoco una respuesta asiática y oriental conviene en forma colectiva a Occidente, que también busca modelos óptimos para la estructura mundial" cuando las rutas de la seda de China han exhibido que los países occidentales "no están sicológicamente (sic) listos a aceptar a China como líder".

A mi juicio, el futuro de Kazajistán, con una relevante minoría rusa, parece radiante siempre y cuando se acople a Rusia y a China (en ese orden).

www.alfredojalife.com

Facebook: AlfredoJalife

Vk: alfredojalifeoficial

https://www.youtube.com/channel/UClfxfOThZDPL_c0Ld7psDsw?view_as=subscriber

Publicado enInternacional
Miércoles, 15 Julio 2020 05:48

El Reino Unido la excluye del 5G

El Reino Unido la excluye del 5G

El gobierno británico se suma a las sanciones de EE.UU. a la multinacional china.

 

El Reino Unido excluyó a Huawei del desarrollo de su red 5G. El gobierno británico anunció que a partir de 2021 prohibirá a los operadores de telecomunicaciones adquirir esa tecnología de la empresa multinacional china. Toda la infraestructura aportada hasta ahora por Huawei será eliminada del territorio británico de aquí a 2027, estableció el gobierno de Boris Johnson. La decisión retrasará la entrada de esta tecnología en Gran Bretaña y provocará el aumento de costos. Sin embargo, el gobierno conservador la avaló argumentando que las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos a la compañía asiática cambiaron las circunstancias.

La exclusión de Huawei fue anunciada por Oliver Dowden, ministro de Cultura, Digital, Deportes y Medios de Comunicación, ante la Cámara de los Comunes. El anuncio se hizo tras una reunión con el Consejo de Seguridad Nacional, presidido por Johnson y formado por algunos ministros y el abogado del Estado. Previamente el Consejo tuvo que anular otra decisión tomada en enero en la que había autorizado a Huawei el acceso a partes no estratégicas de la red 5G.

El ministro explicó que las circunstancias habían cambiado. El Consejo tomó en consideración la decisión anunciada en mayo por EE.UU. de restringir la venta de chips de fabricación estadounidense a la gigante asiática. Según Downey, la sanción de la administración Trump a Huawei pondría en peligro la cadena de suministro. “Limitan la capacidad de Huawei de producir productos importantes”, sostuvo Downey. Y explicó que el Reino Unido no tiene la confianza de poder garantizar la seguridad del futuro equipamiento 5G de Huawei. “Para ser claros, desde el final de este año, los operadores de telecomunicaciones no deben comprar ningún equipamiento de 5G de Huawei, y, cuando se apruebe la ley de seguridad en las telecomunicaciones, será ilegal hacerlo”, dijo. Dowden. También admitió que la exclusión de la empresa china retardaría entre 2 y 3 años el desarrollo de la red de alta velocidad en el país. Además aumentará el costo de la misma en unos 2000 millones de libras (2500 millones de dólares).

Publicado enInternacional
Acuerdo China-Irán: el Dragón burla el cerco Indo-Pacífico de EEUU

El amplio cerco militar naval y aéreo que está construyendo el Pentágono en el arco que va de Japón a la India, del océano Pacífico al Índico, está llevando a China a estrechar lazos continentales con Rusia e Irán.

 

Su objetivo es encontrar una vía alternativa al largo y angosto Estrecho de Malaca entre Malasia y Singapur para el comercio y suministro de hidrocarburos.

Por un lado, Pekín moderniza y amplía de forma vertiginosa su flota naval para enfrentar riesgos en el Mar del Sur de China. Por si ese fenomenal despliegue no fuera suficiente, cubre sus espaldas con su alianza energética con Rusia, a través de mega gasoducto Fuerza de Siberia construido entre Gazprom y la Corporación Nacional de Petróleo de China.

El ducto, inaugurado en 2019, recorre 3.000 kilómetros a través de Siberia, capaz de transportar 38.000 millones de metros cúbicos de gas al año y garantiza a China el suministro terrestre, una vía que no puede ser bloqueada con la facilidad de los transportes marítimos.

En la historia del Partido Comunista de China (PCCh) las campañas de "cerco y aniquilamiento" del Ejército blanco proccidental del Kuomintangmcontra las zonas liberadas rojas, fueron burladas con maniobras de desgaste para evitar la confrontación. Cuando ya no fue posible eludir el cerco, el Ejército Rojo emprendió una vasta retirada hacia el oeste y el norte conocida como Larga Marcha.

Aquella estrategia parece estarse repitiendo, a escala mucho mayor mediante la firma de una asociación estratégica integral.

En este contexto de crecientes tensiones en el Mar del Sur de China debe entenderse la profundización de la alianza con Irán. Según el análisis de The New York Times, el acuerdo firmado esta semana es "una nueva asociación económica y de seguridad que allanará el camino para miles de millones de dólares en inversiones chinas en el estado del Medio Oriente".

En la versión de Teherán, China e Irán son socios estratégicos de larga data, que ahora "refuerzan sus estrategias en el escenario internacional para vencer al imperialismo norteamericano". En efecto, ambos países habían acordado una asociación estratégica en 2016, aunque mantienen relaciones estrechas desde la década de 1980 luego de la caída de la monarquía aliada con EEUU.

El diario estadounidense considera que los lazos militares "incluyen entrenamiento conjunto, intercambio de inteligencia e investigación y desarrollo conjuntos para futuros programas de armas". En el terreno económico, el acuerdo "abriría el camino para miles de millones de dólares de inversiones chinas en energía y otros sectores, socavando los esfuerzos de la administración Trump para aislar al Gobierno iraní".

En síntesis, el acuerdo entre ambas naciones "representa un gran golpe para la política agresiva de la administración Trump". Se espera que el acuerdo garantice el suministro de petróleo a China para los próximos 25 años, lo que sin duda beneficia a ambas partes ya que EEUU pretende bloquear completamente las exportaciones de crudo iraní.

El analista Pepe Escobar estima en Asia Times que dos puntos del acuerdo firmado serían vitales desde el punto de vista geopolítico. "El punto 7 define el alcance de la asociación dentro de la visión de la Nueva Ruta de la Seda de la integración de Eurasia", por el cual ambas partes "ampliarán la cooperación y las inversiones mutuas en diversas áreas, incluyendo transporte, ferrocarril, puertos, energía, industria, comercio y servicios".

Según Escobar, el acuerdo asegura el suministro de petróleo y gas a China (devenido en el primer importador de crudo del mundo), "evitando el cuello de botella peligroso del Estrecho de Malaca, con un descuento medio del 18% y pagado en yuanes o en una canasta de monedas sin pasar por el dólar estadounidense".

A su vez, el punto 10 hace referencia a la participación de Irán en el Banco de Inversión en Infraestructura de Asia (AIIB por sus siglas en inglés), a través del cual se procede a "una inversión china de 400.000 millones de dólares en energía e infraestructura de Irán durante los próximos 25 años".

Las inversiones en infraestructura a través del AIIB serán de unos 228.000 millones de dólares y estarán focalizadas en la renovación de la industria petrolera y la construcción de un ferrocarril de 900 kilómetros entre Teherán a Mashhad, la segunda ciudad y centro de peregrinación cercano a las fronteras con Afganistán y Turkmenistán.

Basta observar el mapa para comprender que el trazado de la vía férrea tiene una importancia estratégica para la Ruta de la Seda. Por un lado, atraviesa Irán interconectando las principales ciudades. Por otro, es una puerta de conexión con la región clave de Eurasia, la de mayor interés geopolítico tanto para la supremacía de EEUU como para la expansión de China.

Entre Mashhad en el norte Irán y la china Urumqui, capital de la Región Autónoma de Xinjiang (con tres millones de habitantes cada una), la vía férrea o un eventual oleoducto deben atravesar Turkmenistán, Uzbekistán, Kazajistán y Kirguistán. Se trata del corazón de Eurasia, el borde norte de Afganistán, Pakistán y de la disputada región de Cachemira.

Una extensión de 2.500 kilómetros que jugó un papel destacado en la historia y lo volverá a jugar en los próximos años. El papel de la Organización de Cooperación de Shanghái (fundada en 2001 por China, Rusia, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán, a la que luego ingresaron Uzbekistán, la India y Pakistán), está llamada a jugar un papel destacado en la región más importante del planeta.

Kazajistán es la joya de Eurasia, junto a Irán. Ambas se conectan a través del mar Caspio y en adelante como piezas clave de la Ruta de la Seda. La inversión de China en Kazajistán se concentra en 51 proyectos industriales por 27.000 millones de dólares, en los sectores de petróleo y gas, químico, energético, minero, metalúrgico, agrícola y de construcción de maquinaria.

Además del impresionante puerto seco de Khorgos, en la frontera de Kazajistán con China, un vasto desierto de dunas convertido gracias a las inversiones del Dragón en una masiva zona industrial y logística. Según algunos observadores, "Khorgos es el lugar donde Oriente y Occidente se encuentran en la Ruta de la Seda".

Vale recordar con respecto a Eurasia, que Zbigniew Brzezinski en su libro "El gran tablero de ajedrez" sostuvo que la región era el centro del poder global y que no debería surgir ninguna potencia capaz de poner en cuestión el dominio de EEUU en el área. Si algo así sucediera, el poder global de la superpotencia sería irremediablemente erosionado.

17:12 GMT 13.07.2020(actualizada a las 21:34 GMT 13.07.2020) URL corto

Por Raúl Zibechi

Publicado enInternacional
Estados Unidos toca un nervio sensible de China

Washington rechazó todos los reclamos de Beijing sobre el Mar de la China Meridional

Una semana después de imponer dos tandas de sanciones a funcionarios chinos, el Gobierno de Estados Unidos rechazó todos los reclamos territoriales de Beijing sobre el Mar de la China Meridional, una región considerada estratégica por la potencia asiática.

Alrededor del 30% del comercio global atraviesa el Mar de la China Meridional, delimitado al Oeste por las costas de Vietnam, al Sur por Malasia y Brunei, al Este por Filipinas y al Norte por el sudeste de China y Taiwán. Además, la zona que posee cientos de islas y numerosos archipiélagos, tiene preciados yacimientos de petróleo y gas.

"Hoy estamos fortaleciendo una política estadounidense sobre una cuestión en disputa y vital de la región: el Mar de la China Meridional. Lo dejamos bien en claro: los reclamos que hace Beijing sobre recursos offshore de la mayor parte del Mar de la China Meridional son completamente ilegales, al igual que su campaña de bullying para controlarlo", anunció el secretario de Estado de la potencia occidental, Michael Pompeo.

"La República Popular de China no tiene fundamentos legales para imponer su voluntad en la región. Beijing no ha ofrecido ninguna base legal coherente para su reclamo de 'la línea de los nueve puntos' en el Mar de la China Meridional, desde que lo anunció en 2009", continuó el comunicado firmado por el miembro del gabinete estadounidense y difundido por el canal CNN.

La zona reclamada


La llamada Línea de los nueve puntos es una demarcación extraoficial que reclama China y que, de ser aceptada, le garantizaría soberanía sobre la mayor parte de ese mar, de sus islas y de los recursos que se encuentran debajo el agua, en detrimento de países vecinos más pequeños y menos poderosos.

Esta zona reclamada va mucho más allá de lo que le otorga a China la demarcación basada en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, que concede soberanía a partir de una distancia única desde las costas de cada país de la región.

Tras la Segunda Guerra Mundial, los países vecinos marcaron los límites con el Acuerdo de paz de San Francisco en 1951, pero en el texto no definieron claramente a quién corresponde los archipiélagos, un punto ciego que permitió la perpetuación y ampliación de la disputa internacional.

Hoy, tanto China como Vietnam reclaman la totalidad de los archipiélagos, mientras los otros países vecinos reivindican la soberanía sobre algunas islas.

Otro roce entre Washington y Beijing


Para China, especialmente desde que asumió el presidente Xi Jinping, este reclamo es considerado estratégico para mantener su hegemonía sobre la región o, en otras palabras, sobre sus vecinos, muchos de ellos aliados de Estados Unidos que han invitado formalmente a las fuerzas militares de esa potencia occidental a patrullar esas aguas.

"El mundo no permitirá que Beijing trate al Mar de la China Meridional como su imperio marítimo. Estados Unidos apoya a sus aliados y socios del Sudeste Asiático en su defensa de sus derechos soberanos de los recursos offshores", concluyó el comunicado del Departamento de Estado.

Esta disputa territorial siempre ha sido un elemento de tensión en la relación bilateral con Estados Unidos, que mantiene una importante presencia militar en ese mar para "garantizar la libre navegación", como repite el Pentágono y la Casa Blanca.

Sin embargo, desde la asunción de Donald Trump hace más de tres años, Estados Unidos escaló sistemáticamente la confrontación con China: primero con una guerra comercial impulsada por una escalada arancelaria que hizo temblar los mercados de todo el mundo y ahora con las denuncias sobre la responsabilidad de Beijing en la pandemia de coronavirus que azota al planeta.

La escalada


En abril pasado, en plena aceleración regional y mundial de la pandemia, el Gobierno de China celebró la creación de dos nuevos distritos en una de las islas en disputas, Hainan.

A esto se sumaron dos incidentes: primero un pesquero vietnamita fue hundido por una patrulla militar china y luego un encuentro poco amistoso entre un buque científico chino y un barco petrolero de Malasia. El Gobierno de Trump respondió en ese momento con una advertencia.

En las últimas semanas, sin embargo, Estados Unidos ha acumulado sanciones económicas y políticas contra funcionarios chinos por la situación en el Tibet y por la persecución de la minoría musulmana uigur, denuncias por la represión en Hong Kong y acusaciones por la presunta manipulación de la información durante el inicio de la pandemia de coronavirus en la ciudad china de Wuhan.

En medio de esta efervescencia sostenida, con una crisis sanitaria y económica cada vez más grave en Estados Unidos y con las elecciones presidenciales a solo cuatro meses, el Gobierno de Trump parece haber decidido que este es el momento para tocar uno de los nervios sensibles de China.

 

 

Los muertos por la pandemia ascienden a 5.307

Colombia superó los 150 mil casos de coronavirus y Bogotá volvió a la cuarentena 

"Vamos a pasar por el filo de la muerte", dijo la alcaldesa de la capital, Claudia López, quien volvió a aplicar un confinamiento estricto y de forma escalonada en la mayoría de los barrios.

Colombia superó los 150 mil casos de coronavirus en momentos en que su capital, Bogotá, volvió a la cuarentena debido a un preocupante aumento de contagios. De acuerdo al último boletín del ministerio de Salud, se registraron 5.083 nuevos casos, lo que elevó la cifra total del país a 150.445. En tanto, ya son 5.307 las víctimas fatales. El lugar más crítico de las últimas 24 horas volvió a ser Bogotá, ciudad que confirmó 2.116 casos y que volvió desde el lunes a aplicar un confinamiento estricto y de manera escalonada en la mayoría de sus barrios. La alcaldesa Claudia López le había pedido reiteradamente volver a esa fase al presidente Iván Duque, quien hasta último momento privilegió la recuperación económica del país. Duque dispuso una cuarentena para todo el país en marzo, aunque comenzó a relajarla a partir de mayo.

El ministerio de Salud y el gobierno de Bogotá anunciaron que, al menos hasta el 23 de agosto, la ciudad vuelve a confinarse, aunque en esta ocasión será "por localidades". Así, por ejemplo, Ciudad Bolívar estará en cuarentena en la primera franja, que va del 13 al 26 de julio. Estas cuarentenas implican una "restricción total" de la movilidad y de las actividades entre las 20 y las 5 horas, así como el "cierre del comercio, excepto abastecimiento, farmacias y artículos de primera necesidad".

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, llevaba días pidiendo al gobierno de Iván Duque que autorizara la vuelta de la capital a una cuarentena estricta, algo a lo que el presidente colombiano se había negado para mitigar el impacto económico de la crisis sanitaria. Sin embargo, ambas partes finalmente se reunieron el viernes pasado y el ministerio de Salud dio el visto bueno al pedido de López "teniendo en cuenta que la velocidad de propagación del virus en la ciudad es diferencial, por lo cual amerita decisiones focalizadas debido a que Bogotá tiene una particularidad por extensión y población, equivalente a cinco o seis ciudades".

https://twitter.com/ClaudiaLopez/status/1282655670496632832

López explicó que el objetivo es que unos dos millones de personas se queden en casa con cada etapa del confinamiento para evitar el colapso de los hospitales, donde las unidades de cuidado intensivo (UCI) ya están al 89 por ciento de su capacidad. "No podemos estar todos en la calle porque vamos a reventar el sistema de salud", declaró la alcaldesa a la radio RCN. 

López se mostró consciente de las complicaciones que genera la vuelta a la cuarentena pero le pidió "paciencia" a los bogotanos y, sobre todo, que hagan un "esfuerzo colectivo". "Vamos a pasar por el filo de la muerte. Es el momento en que vamos a ver más gente contaminada, más familias llorando por sus familiares. Vamos a hacer un esfuerzo colectivo para pasar el pico de la mejor manera", arengó. 

Por el lado del gobierno nacional, la única noticia positiva de las últimas horas fue la recepción de 30 respiradores mecánicos donados por el gobierno de Holanda. Los aparatos fueron ofrecidos como parte de la respuesta del estado europeo a la solicitud hecha en abril pasado por Colombia ante los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), con la que el país latinoamericano tiene firmado un acuerdo que lo convierte en socio global. 

Publicado enInternacional
El presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi. EFE/Archivo

Los recientes movimientos militares de Egipto junto a Libia constituyen un pésimo augurio. Las maniobras confirman las amenazas que lanzó hace tres semanas el presidente Sisi. En un conflicto en el que están implicadas distintas potencias, en un momento dado cualquiera de ellas podría lanzar a los egipcios contra los turcos en territorio libio con el fin de dar una lección al presidente Erdogan y evitar que florezca un gobierno islamista en Trípoli.

 

En los últimos días Egipto ha llevado a cabo unas importantes maniobras militares cerca de la frontera con Libia, maniobras que han incluido el envío de aviones de guerra de fabricación francesa a las bases Mohammad Naguib y Sidi Barani. Esta inusual concentración de tropas junto a Libia confirma que Egipto se está preparando para un conflicto armado con Turquía.

Por su parte Ankara va a realizar sus propias maniobras navales y aéreas en aguas internacionales del Mediterráneo oriental cercanas a Libia, una decisión que ha alarmado a los numerosos países implicados en esa guerra y que pone el acento en la disposición turca a defender sus intereses en la región con tanto ahínco como los países rivales.

Tanto los movimientos militares de Egipto como los de Turquía están cargados de mensajes políticos. Los dos países juegan a fondo sus bazas y ninguno de ellos ha dado muestra de querer echarse atrás. Mientras Egipto participa en el conflicto de la mano de Rusia y sobre todo de los Emiratos Árabes Unidos, y también contando con el respaldo de Francia e Israel, Turquía no cuenta con el apoyo de nadie desde el punto de vista militar.

Hace solo tres semanas el presidente egipcio, Abdel Fattah al Sisi, amenazó con llevar a Libia a su ejército para apoyar a su aliado, el controvertido general Khalifa Haftar, que recientemente ha experimentado una serie de reveses militares en su afán por conquistar Trípoli. El gobierno de la capital libia, que cuenta con el respaldo militar de Turquía, ha avanzado hacia el este pero no ha conseguido conquistar la estratégica ciudad de Sirte.

Libia es un país divido territorialmente y tal como están las cosas es muy posible que la partición acabe de consumarse por muchos años. En el oeste, basado en Trípoli, la dominación recae sobre formaciones con querencia islamista integradas en el gobierno del Acuerdo Nacional, mientras que en el este Haftar cuenta con el apoyo de distintas potencias que no aceptan ninguna clase de islamismo, por moderado que sea.

En principio pudiera pensarse que la decisión de librar una batalla con Turquía depende exclusivamente de Sisi, el gobernante que accedió al poder tras un golpe de estado contra los Hermanos Musulmanes en 2013. Sin embargo, existe un buen puñado de factores externos que podrían empujar a Sisi en esa dirección, elementos volátiles que no son fáciles de evaluar a corto y medio plazo.

En un momento dado, Sisi, que gobierna un Egipto ingobernable y tiene serios problemas con Etiopía debido a la presa que este país ha construido en el Nilo, podría precisar de solo un ligero empujoncito para entrar en una aventura militar que difuminara otros problemas.

Desde hace semanas los medios egipcios están destacando la imponente capacidad de su ejército, lo que no es una buena señal si tenemos en cuenta que los medios egipcios está prácticamente intervenidos por el Gobierno. Esos mismos medios han recordado que las fuerzas aéreas egipcias disponen de capacidad para alimentar a aviones en vuelo, y han recordado otras capacidades del ejército creando en el país un ambiente prebélico.

Para dar el empujoncito que Sisi necesita no faltan candidatos. Podría hacerlo Rusia, Israel, los Emiratos Árabes Unidos o hasta Francia, países todos ellos metidos en el conflicto, directamente o por interposición, y cargados de las más diversas razones para dar una lección al presidente Recep Tayyip Erdogan y arrancar de una vez por todas las veleidades islamistas en el norte de África.

Fuentes militares citadas por Al Akhbar han indicado que Egipto y Francia están preparando otras maniobras para muy pronto, en las que participarían aliados como Italia, Chipre y Grecia. Además, se ha publicado que Sisi está a punto de anunciar una importante adquisición de armas cuyos detalles se desconocen aunque lo más probable es que sean los insaciables Emiratos Árabes Unidos quienes paguen la factura.

En las recientes maniobras cercanas a la frontera con Libia se han reconstruido modelos de guerra basados en algunas áreas de Libia que se disputan las partes en conflicto, así como el suministro de ayuda militar a las fuerzas del Haftar, con quien los egipcios coordinarían el esfuerzo militar si se acaba de dar ese paso.

El papel de Francia en el conflicto ha cobrado importancia con el paso del tiempo. Mientras el presidente Emmanuel Macron se desgañita pidiendo el cese de la intervención extranjera en Libia, es decir de Turquía, recientemente se hallaron misiles franceses de fabricación estadounidense en manos de las tropas de Haftar.

Macron exige un respaldo total de la Unión Europea contra Turquía, si bien en este caso los intereses de Macron no se identifican con los de la UE, y es evidente que países como Alemania ven con recelo la deriva anti-Erdogan de París. Pero al mismo tiempo Alemania y otros países europeos están bajo la presión de Egipto y sus aliados para dar una lección definitiva a Erdogan.

Egipcios y franceses están coordinando a muy alto nivel sus acciones y siguiendo de cerca los movimientos de Turquía en Libia. Al mismo tiempo, Egipto está coordinando sus acciones con Haftar. Los aviones Rafale franceses de Egipto están en alerta y sus pilotos están listos para operar tan pronto como reciban la orden, según han publicado medios de Oriente Próximo.

Todos los datos apuntan a que nos encontramos en un ambiente prebélico que ha ido creciendo en las últimas semanas y que podría conducir a una guerra. Un conflicto de esa naturaleza no serviría para garantizar una mejor vida a los libios sino para satisfacer las ambiciones de un puñado de países. Además, las guerras casi siempre se sabe cómo comienzan pero pocas veces se sabe cómo van a terminar.

jerusalén

13/07/2020 22:51

Por EUGENIO GARCÍA GASCÓN

Publicado enInternacional
¿Un virus más mortal que el coronavirus?: polémica entre Kazajistán y China

Los chinos alertaron sobre "neumonía desconocida" y los kazajos los desmintieron

 

Kazajistán rechazó este viernes la advertencia emitida por la embajada de China en ese país sobre una supuesta "neumonía desconocida" en territorio kazajo con una tasa de letalidad "mucho más alta" que la de la covid-19. La información al respecto fue difundida por varios medios chinos y el gobierno de Kazajistán la calificó de "falsa".

"El Ministerio de Salud de la República de Kazajistán oficialmente declara que esta información no se ajusta a la realidad", señaló en un comunicado, en el que publicó además una imagen con el sello de "noticia falsa" encima de una de las informaciones publicadas al respecto.

Según medios chinos como Global Times, South China Morning Post o CGTN, la embajada china en Kazajistán indicó el jueves en la plataforma WeChat, citando informaciones de medios kazajos, que desde mediados de junio la incidencia de neumonía en las ciudades de Atirau, Aktobé y Shymkent ha aumentado "significativamente".

El mensaje a los ciudadanos chinos que viven en el país centroasiático afirmaba que hasta ahora casi 500 personas han sido infectadas y más de 30 se encuentran "gravemente enfermas".

La embajada china sostiene además que en la primera mitad del año la neumonía causó 1.772 muertes y que solo en junio murieron 628 personas, incluidos ciudadanos chinos.

Kazajistán y China comparten una frontera de 1.460 kilómetros.

Publicado enInternacional
Estados Unidos realizó el ataque cibernético encubierto contra Rusia en 2018, confirma Trump

El presidente Donald Trump, por primera vez, confirmó que Estados Unidos realizó un ataque cibernético encubierto en 2018 contra la Agencia de Investigación de Internet de Rusia, que ha sido acusada por los Estados Unidos de ayudar a facilitar la interferencia tanto en las elecciones presidenciales de 2016 como en las elecciones parciales de 2018.

Trump dio la confirmación durante una entrevista realizada por Marc Thiessen, columnista del Washington Post y ex redactor de discursos del presidente George W. Bush y el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld.

Thiessen escribe en el Post que durante su entrevista le preguntó a Trump si había lanzado un ciberataque, a lo que dijo que el mandatario respondió: “Correcto” .

Trump refirió durante la entrevista que en 2016, el entonces presidente Barack Obama “sabía antes de las elecciones que Rusia estaba jugando. O, le dijeron. Si era así o no, ¿quién sabe? Y no dijo nada. Y la razón por la que él no dijo nada era porque no quería tocarlo, porque pensaba que (Hillary Clinton) estaba ganando porque leía encuestas falsas. Entonces, pensó que ella iba a ganar. Y tuvimos la mayoría silenciosa que dijo: 'No , nos gusta Trump '”.

Trump afirmó que, a diferencia de su predecesor, actuó de acuerdo con la inteligencia que Estados Unidos tenía sobre la interferencia electoral de Rusia al lanzar el ciberataque.

“Mira, lo detuvimos”, le dijo Trump a Thiessen.

Obama en diciembre de 2016 anunció sanciones contra Rusia y expulsó a algunos diplomáticos rusos en represalia por la interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

El Washington Post en octubre de 2018 informó que hubo un ataque cibernético. La operación contra la compañía, que está financiada por un oligarca cercano al presidente ruso Vladimir Putin, se llevó a cabo para evitar cualquier interferencia en las elecciones parciales, según se informó en el periódico. Sin embargo, esta es la primera confirmación oficial de Trump.

Thiessen informa que altos funcionarios estadounidenses también confirmaron que la huelga ocurrió y fue efectiva, desconectando a la Agencia de Investigación de Internet.

En la entrevista, Trump dijo que el ciberataque era parte de una política más amplia para enfrentar a Rusia. “Nadie ha sido más duro con Rusia que yo”, dijo el presidente a Thiessen, una afirmación que ha hecho repetidamente en el pasado. Entre los ejemplos que dio mencionó que Estados Unidos está enviando destructores antitanque a Ucrania.

Como CNN informó anteriormente , Trump pareció confirmar que Estados Unidos había llevado a cabo tal ataque cibernético contra una entidad rusa durante las elecciones intermedias de 2018 en una entrevista de Fox News en junio de 2019.
“Prefiero no decir eso, pero puedes creer que todo sucedió, y sucedió durante mi administración”, dijo Trump a Steve Hilton de Fox News cuando se le preguntó acerca de un informe que autorizó personalmente un ataque cibernético en Rusia durante el tiempo de Los exámenes parciales.

Barbara Starr de CNN también informó en octubre de 2018 que el Comando Cibernético del ejército de los Estados Unidos había comenzado a atacar a operativos rusos, que se cree que intentan influir en las elecciones intermedias de 2018 como parte de un amplio esfuerzo en coordinación con varias agencias gubernamentales, confirmó un funcionario de la administración a CNN.

(Con información de CNN)

Publicado enInternacional
En la imagen, el director del FBI, Christopher Wray. EFE/Shawn Thew/Archivo

Christopher Wray describió los crecientes esfuerzos de Beijing para apropiarse de los secretos tecnológicos estadounidenses: “en 10 años ha habido un aumento de los casos de espionaje económico"

 

El director del FBI, Christopher Wray, aseguró que los actos de espionaje y robo de información por parte de China representa “la mayor amenaza a largo plazo” para la seguridad de Estados Unidos.

China tiene “preferencias” para las próximas elecciones en Estados Unidos, estimó el martes el director del FBI, al revelar que la institución abre una investigación por contraespionaje en la que está implicada Beijing “cada diez horas”.

La campaña maliciosa de influencia externa de China se dirige a nuestras políticas, nuestras posiciones 24/7, 365 días al año”, declaró Christopher Wray durante una intervención ante el grupo de análisis Hudson Institute en Washington.

Para él “no es una amenaza específica” para las elecciones de noviembre, cuando el presidente republicano Donald Trump buscará un nuevo mandato frente al demócrata Joe Biden.

Esas presiones son “todo el año, todo el tiempo” y “ciertamente eso tiene implicaciones para las elecciones y en verdad ellos tienen preferencias”, añadió el jefe del FBI sin decir más.

Durante su alocución, describió los crecientes esfuerzos de Beijing para apropiarse de los secretos tecnológicos estadounidenses. “En 10 años ha habido un aumento de los casos de espionaje económico que involucran a China”, dijo, refiriéndose a “una de las mayores transferencias de riqueza en la historia de la humanidad”.

Además de los 1.000 casos de este tipo, ha habido más de 1.000 indagatorias relacionadas con el robo de datos personales, intrusiones en investigaciones universitarias o presiones a disidentes que han huido a Estados Unidos, dijo.

Hemos llegado al punto en que el FBI está abriendo una nueva investigación de contraespionaje relacionada con China cada 10 horas”, dijo. “En este momento, China está trabajando para comprometer (...) la investigación estadounidense sobre la covid-19”, dijo.

El gobierno de Donald Trump ha tenido un tono muy crítico contra China en los últimos meses y acusa a ese país de haber ocultado el alcance de la propagación del nuevo coronavirus después de que apareció en el centro del país a finales de 2019.

Por otra parte, el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, arremetió el lunes contra los “orwellianos” pasos de China hacia la censura de activistas, escuelas y bibliotecas de Hong Kong basados en una nueva de ley de seguridad.

Autoridades de ese centro financiero ordenaron a las escuelas quitar libros para revisarlos en virtud de la nueva ley, que criminaliza opiniones como los llamados a la independencia o a la autonomía.

Algunas librerías de Hong Kong anunciaron que estaban retirando títulos de activistas prodemocracia. “El Partido Comunista Chino (PCC) prosigue la destrucción del Hong Kong libre”, dijo Pompeo.

Bajo “la represiva ley de seguridad nacional, autoridades locales -en un paso orwelliano- establecieron ahora una oficina del gobierno central nacional, comenzaron a quitar de los anaqueles libros críticos con el PCC, prohíben consignas políticas y exigen a las escuelas que apliquen la censura”, dijo.

Con información de AFP

Publicado enInternacional
Trump inicia el proceso para sacar a EEUU de la OMS

 

El senador Robert Menéndez, el principal demócrata en el Comité de Asuntos Exteriores del Senado, tuiteó que la administración informó al Congreso de la retirada del país de la organización.

 

La Casa Blanca anunció este martes que inició el proceso para retirar a Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un paso que se hará efectivo dentro de un año y que llega en plena pandemia por la covid-19.

"El aviso de la retirada de Estados Unidos, que se hará efectiva el 6 de julio de 2021, se ha enviado al secretario general de la ONU, que es el depositario de la OMS", dijo a Efe un funcionario de la Casa Blanca, que pidió el anonimato.

El portavoz del secretario general de la ONU, António Guterres, confirmó en un comunicado que recibió la notificación este lunes, y que ahora está "en el proceso de verificar con la OMS si se cumplen todas las condiciones para la retirada".

Cuando se sumó a la OMS en 1948, Estados Unidos impuso "ciertas condiciones para su posible retirada", que incluyen una notificación previa de un año y "el cumplimiento total con el pago de sus obligaciones financieras", explicó el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric.

La retirada de EEUU podría detenerse si Trump pierde las elecciones presidenciales de noviembre

El hecho de que la medida no se haga efectiva hasta dentro de un año significa, además, que la retirada de Estados Unidos podría detenerse si Trump pierde las elecciones presidenciales de noviembre y su sucesor así lo decide.

"Lo que se haga ahora puede cancelarse el año que viene, porque no será definitivo", aseguró este martes un diplomático de la ONU, que pidió el anonimato, a la cadena televisiva CNN.

El senador demócrata Robert Menéndez indicó en un tuit que el Congreso estadounidense también ha sido notificado de la decisión de Trump de "retirar oficialmente a EE.UU. de la OMS en medio de una pandemia".

En abril, Trump congeló temporalmente los fondos que EE.UU. aporta a la OMS, al acusar a esa institución de estar "sesgada" a favor de China y de haber gestionado mal la emergencia sanitaria de la covid-19. Hasta entonces, Estados Unidos era el mayor donante de la OMS y le aportaba entre 400 y 500 millones de dólares anuales, aproximadamente el 15 % del presupuesto total del organismo.

Meses de amenazas

La notificación formal de salida llega tras meses de amenazas de la administración Trump para sacar a los Estados Unidos de la OMS. El presidente Trump ha atacado repetidamente a la organización por su lenta respuesta al brote de coronavirus en Wuhan y acusándola de estar bajo el control de China.

Los expertos en salud pública y los demócratas han alertado que la decisión  podría socavar la respuesta global a la pandemia, que ha infectado a 11,6 millones de personas en todo el mundo.

Trump dio el pasado mes de mayo por "terminada" la relación de Washington con la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la que ha acusado de estar bajo el "completo control" de China.

 

07/07/2020 20:54 Actualizado: 07/07/2020 21:51

efe | público

Publicado enInternacional
Imagen cedida por la agencia iraní de la energía atómica en la que se ve el estado del edificio de la planta de Natanz afectado por el incendio (AP)

El incendio en la central de Natanz se suma a otros misteriosos incidentes recientes

 

El misterioso “accidente” del pasado jueves en la planta nuclear de Natanz ha desatado las sospechas de un nuevo ataque exterior en Irán. El incendio se suma a otras tres explosiones ocurridas en los últimos días en instalaciones nucleares y militares, incluida una de las bases donde se desarrolla el programa de misiles en el este de Teherán, el pasado 26 de junio. ¿Es un sabotaje? ¿Un ataque aéreo? Se preguntan los iraníes.

No es la primera vez que el programa nuclear iraní sería víctima de un sabotaje. Ya sucedió en el pasado, antes del acuerdo nuclear del 2015, cuando se vio afectado por el poderoso virus cibernético Stuxnet, que causó graves daños en el sistema. Si bien ningún país reconoció su autoría, las sospechas recayeron en Israel y EE.UU., que buscaban evitar que Irán pudiera desarrollar un arma nuclear. Una acusación negada rotundamente por Teherán. Por esa misma época una serie de asesinatos estremecieron al país no solo por su naturaleza –cercano al de las mafias latinoamericanas, con sicarios disparando desde motos–, sino porque los cinco hombres fallecidos estaban vinculados con el programa nuclear.

En un primer momento, el portavoz de la agencia iraní de energía atómica, Behruz Kamalvandi, intentó quitar importancia al incendio de Natanz, diciendo que había sido un “incidente” en un cobertizo industrial y que no había radiación ya que la planta no estaba activa. Pero una imagen por satélite revelada por una cadena opositora indica que la explosión dejó parte del edificio prácticamente destruido. Las sospechas crecieron cuando se supo que un grupo que se hace llamar Guepardos de la Patria envió un comunicado antes de la explosión a la BBC persa, atribuyéndose el ataque llevado a cabo supuestamente con una bomba.

Estos rumores hicieron que el viernes el portavoz del Consejo de Seguridad de Irán, Keyvan Khosravi, asegurara a la prensa que los expertos ya habían determinado la causa del incidente pero que lo revelarían “en el momento adecuado por motivos de seguridad”. Dos días más tarde, Kamalvandi reconocía a la agencia Irna que la producción de centrifugadoras avanzadas podría verse ralentizada a medio plazo, al igual que el programa nuclear. Con estas centrifugadoras se buscaba acelerar el enriquecimiento de uranio, facilitando el camino para que Irán pueda lograr una bomba.

“En este lugar había equipos avanzados y dispositivos de medición de precisión que fueron destruidos o dañados”, confirmó Kamalvandi, que anunció que reemplazarían la edificación con una de mayor capacidad para equipos avanzados.

“No todos los incidentes que pasan en Irán están conectados necesariamente con nosotros”, dijo el domingo el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz. Tanto EE.UU. como Israel niegan su responsabilidad. Las versiones locales apuntan a fallos técnicos, pero otra imagen de satélite publicada por el New York Times demuestra que la explosión es mucho más grande de lo que se aseguró originalmente, cuando se atribuyó a un gasoducto.

Las mismas dudas sobrevuelan las explosiones de las otras plantas eléctricas, cuya naturaleza sigue siendo incierta. La Covid-19, el mal manejo de los recursos, pero sobre todo las sanciones económicas –especialmente la imposibilidad de vender su petróleo y repatriar las divisas– tienen al Gobierno en una situación económica nunca vista. Recientemente el presidente, Hasan Rohani, dijo que este era el año más difícil en 41 años de revolución islámica.

Por Catalina Gómez | Teherán, Irán

07/07/2020 01:23| Actualizado a 07/07/2020 09:29

Publicado enInternacional