Arreglo Rusia-EU para la reconfiguración de Medio Oriente: los tiempos del gas

Las fichas se mueven velozmente en el tablero de ajedrez mundial con sus especificidades regionales. Una pieza clave es la confirmación por el Senado de Chuck Hagel como secretario del Pentágono, lo cual Jim Lobe (Asia Times, 27/2/13) juzga como "una derrota mayúscula para los neoconservadores de línea dura, notablemente para el Comité de Emergencia para Israel (ECI, por sus siglas en inglés) y su cabeza, Bill Kristol, de Weekly Standard". ECI es el siamés del Comité del Peligro Presente (ver Bajo la Lupa, 5/8/12) que alberga al superfascismo de Iberoamérica.

 

Thierry Meyssan, director del portal galo Réseau Voltaire (24/2/13), tomó en cuenta la llegada de Hagel cuando destapó –en el hebdomadario ruso Odkano (26/1/13), muy cercano al zar Vlady Putin– el plan de reparto de Medio Oriente entre Rusia y Estados Unidos (EU) que ganó fuerte tracción en el primer encuentro en Berlín entre John Kerry, flamante secretario de Estado, y su homólogo ruso, Sergi Lavrov.

 

Meyssan rememora que en 1916, Francia y Gran Bretaña se repartían Medio Oriente con los acuerdos Sykes-Picot. Casi un siglo después, EU y Rusia están discutiendo un nuevo plan de reparto que beneficiaría a ambos países y pondría fin a la influencia franco-británica en la región.

 

Ya existía un flujograma de arreglo sobre Siria entre Putin y Obama en la cumbre del G-20 en Los Cabos, que fue desactivado por los cronogramas electorales.

 

No es lo mismo Medio Oriente, pletórico en hidrocarburos, antes que después de la revolución energética del fracking del gas esquisto (shale) mediante la cual EU adquiriría su autosuficiencia energética. El factor del shale gas concluye la doctrina Carter de la década de 1980: acceso al petróleo del golfo Pérsico como imperativo de seguridad nacional.

 

El analista francés explaya que de igual manera se tambalearía el acuerdo de 1954 entre EU y la monarquía saudita –abasto petrolero a cambio de apoyo irrestricto a la dinastía– cuando hoy la doctrina Obama versa sobre su política del pivote en Asia: la contención de China, lo cual obliga a redesplegar al ejército de EU de Medio Oriente. Se trata de un juego geoestratégico de los tres principales actores del mundo y, a juicio de Meyssan, hay que hacer el máximo esfuerzo para impedir (¡supersic!) una alianza militar entre China y Rusia. Para ello es conveniente ofrecer a Rusia algo (¡supersic!) que desvíe su atención de Extremo Oriente.

 

¿La magistral jugada Nixon-Kissinger de los años 70, que sacó a Chi¬na de la órbita soviética, esta vez es al revés: jalar a Rusia de la seducción china?

 

Meyssan, sefardita progresista, considera que la relación demasiado estrecha con Israel asfixia a EU y daña sus intereses con mil 600 millones de musulmanes, además de que la escandalosa injerencia del premier Netanyahu en la elección presidencial de EU amerita un castigo.

 

La estabilización de Siria, sin ganadores ni perdedores entre el gobierno de Bashar Assad (quien resultó amigo de John Kerry) y los rebeldes –en imitación a la solución de las varias guerras civiles del Líbano vecino–, sería avalada por un referendo y constituiría la piedra de toque para una tramitación regional –al estilo del formato de la Conferencia de Madrid de 1991 a varias pistas– que, además del retorno de las alturas del Golán a cambio del control acuífero del lago Tiberiades por Israel, incluye el retiro israelí a las fronteras de 1967 y la creación de un Estado palestino definitivo que incorpora a Jordania bajo la férula de los Hermanos Musulmanes. Increíble: ¿Hamas gobernando desde el mar Mediterráneo en Gaza pasando por Cisjordania hasta la frontera con Irak?

 

El presidente Valdimir Putin, durante una reunión con militares, el viernes pasado en Pskov, en el oeste de RusiaFoto Reuters

 

El diablo está en los detalles y en los cronogramas: a diferencia de hace 21 años, irrumpe el factor iraní, al que se le reconoce su papel en la región a cambio de su retiro de Latinoamérica, en particular, de Venezuela.

 

Más que tratativa regional, es más bien de trueques birregionales. ¿Cuál sería la consecuencia del supuesto retiro de Irán de Venezuela para el Mercosur?

 

Según Meyssan, los perdedores serían: Francia (el presidente Hollande salió disparado a Moscú para controlar los daños), Gran Bretaña e Israel que perderá su influencia en EU (¡supersic!), mientras Irak será desmantelado, y posiblemente (sic) Arabia Saudita que pudiera ser dividida en tres pedazos. La balcanización de Irak –que Bajo la Lupa adelantó hace 10 años– gestaría un Kurdistán independiente y Turquía estaría llamada a convertirse en un Estado federal que concedería autonomía a su región kurda.

 

Si, de acuerdo con el investigador galo, el fracking del gas esquisto representa el primer factor del giro geoestratégico de EU en Medio Oriente, ergo, la implementación del arreglo político-militar Putin/Obama va acompañado de un acuerdo económico-energético, ya que lo que realmente interesaba a la mayoría de los protagonistas de la guerra contra Siria era la conquista de sus reservas de gas.

 

Así, con el posicionamiento de sus tropas en Siria, Moscú mejoraría su control sobre el mercado del gas para los próximos años.

 

Meyssan no dice nada sobre Líbano, que conoce como pocos, pero se infiere que si Bashar Assad, a quien coloca entre los ganadores, controla el paquete jordano-palestino y lidera las negociaciones árabes con Israel, al unísono del reconocimiento del papel iraní, ergo, en el país de los cedros operaría un paradójico statu quo dinámico que favorece la demografía chiíta del Hezbolá.

 

Rusia irrumpe con vigor en la parte oriental del mar Mediterráneo, donde operaría en tres años el escuadrón de la quinta flota, según Indian Defence (27/2/13). Putin conserva así en Siria los intereses que perdió en Libia, otro punto candente del mar Mediterráneo árabe.

 

DebkaFile (28/2/13), presunto portal del Mossad (servicio de espionaje israelí), afirma que EU se une a Rusia para trazar líneas de cese al fuego para finiquitar la guerra en Siria cuando la administración Obama finalmente llegó a la conclusión de que la única manera de contener a las fuerzas islamistas y retener un control módico sobre los rebeldes era subirse a los planes para Siria del presidente Vladimir Putin, pese a que preserva el poder de Bashar Assad hasta 2014.

 

En su portal Indian Punchline (27/2/13), el ex diplomático indio M. K. Bhadrakumar alerta que EU y Rusia buscan dar un gran paso adelante en Siria, mientras en su artículo en Asia Times (28/2/13) expone la red geopolítica que ha tejido la gasera rusa Gaz¬prom mediante suculentos contratos para explotar los pletóricos yacimientos de Israel y Chipre en la costa oriental del mar Mediterráneo, donde Líbano tendría relevantes reservas (voltaire.net.org, 9/8/10). Así, la cuenca del Levante(Egipto, Franja de Gaza, Israel, Líbano, Siria y Chipre) tendría 122 millones de millones (trillones en anglosajón) pies cúbicos de gas y 1.7 mil millones de petróleo.

 

Se rediseña la cartografía de Medio Oriente y se dibuja sincrónicamente el nuevo mapa geopolítico del gas en la cuenca del Levante. Llegaron los tiempos del gas desde México hasta Siria.

 

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalife

Facebook: alfredojalife.com

 

Publicado enInternacional
Miércoles, 27 Febrero 2013 06:12

Continúa el escándalo del cólera en Haití

Continúa el escándalo del cólera en Haití

Uno de los mayores escándalos que han ocurrido en el mundo llamado subdesarrollado ha sido el brote de cólera que ha estallado en Haití, el país más pobre del mundo, pobreza que se debe, no a la escasez de recursos en aquel país, sino a la concentración de su riqueza en unos sectores muy minoritarios de la población que han  utilizado tales recursos para su propio beneficio, sin ninguna consideración hacia el bienestar de las clases populares del país. Esta concentración de las riquezas se ha mantenido a base de una enorme represión. Históricamente tal sistema económico-político era sostenido por unos gobiernos que representaban y continúan representando a la oligarquía haitiana, la cual ha gobernado durante la mayor parte de la historia de Haití como Estado independiente con el apoyo de los gobiernos estadounidense y francés, influenciados por las empresas de estos países que se beneficiaban de tal sistema opresivo y de su relación privilegiada con las élites gobernantes en Haití.


 
Últimamente, sin embargo, los aparatos represores se han internacionalizado y la función policial —encaminada a evitar una revuelta popular— la hacen nada menos que las tropas de las Naciones Unidas, que se presentan como una organización humanitaria que ayuda a los países a los que se define como “en vías de desarrollo”. Hasta aquí, la descripción de lo que, por desgracia, es bastante común y corriente en las zonas donde la pobreza domina la vida de la mayoría de la población.


 
Ahora bien, algo ha ocurrido en Haití que muestra hasta qué punto las Naciones Unidas han perdido toda sombra de legitimidad en su presentación como organización en defensa de los derechos humanos. 8.000 personas han muerto de cólera y 646.000 han contraído esta enfermedad en aquel país. Y la causa de ello han sido las tropas de las Naciones Unidas, portadoras del cólera, que han contaminado a una persona de cada 16 a través del sistema de distribución de aguas en aquel país. Toda la evidencia científica sustenta que los portadores del cólera eran los soldados de Nepal, asignados a tal función —“garantizar el orden”— en aquel país, como parte del mandato de las Naciones Unidas. ¿Se figura el lector el escándalo que hubiera ocurrido en el mundo si esto hubiera pasado en Europa o en Norteamérica? Pues bien, tal situación escandalosa apenas ha sido noticia en estos lugares.


 
Pero la situación es incluso peor. Cuando, por fin, The New York Times publicó un artículo detallando la magnitud del desastre, hubo una cierta movilización en círculos jurídicos, en defensa de los derechos humanos, exigiendo reparaciones de las Naciones Unidas (UN) a Haití y a sus víctimas. Y hace unos días las Naciones Unidas (su Secretario General) indicó que no iban a pagar ni un real, pues su propia Constitución les otorgaba plena inmunidad. El Secretario General de tal asociación, el Sr. Ban Ki-Moon, dijo que independientemente de que hubieran sido las Naciones Unidas  responsables de este enorme problema, las Naciones Unidas tienen inmunidad en el ejercicio de sus funciones. Y se quedó tan tranquilo. Y los medios de mayor difusión en España no dijeron ni pío.


27 feb 2013

Publicado enInternacional
Karzai acusa al Ejército de EE UU de “torturar y matar” gente en una provincia

El presidente afgano, Hamid Karzai, ha exigido hoy la retirada de las fuerzas especiales del Ejército estadounidense en la provincia de Wardak (centro del país) a las que acusa de crear "grupos armados ilegales", según ha anunciado un portavoz presidencial, quien les ha acusado de "torturar y matar gente". La orden de Karzai, a través de su ministro de Defensa, exige la marcha de los militares estadounidenses "en las dos próximas semanas".


 
"Las fuerzas especiales estadounidenses y los grupos armados ilegales que han creado generan inseguridad, inestabilidad y hostigan a los habitantes", ha señalado Aimal Faizi, portavoz de la Presidencia afgana. Según su relato, los ciudadanos de Wardak han sufrido "detenciones" y "registros de sus casas", por lo que fueron a quejarse al Gobierno de Kabul, que puso en marcha una investigación. "La gente se ha quejado de que las fuerzas especiales de EE UU han estado torturando y matando gente en esa provincia, y nueve personas fueron sacadas de sus casas recientemente y simplemente han desaparecido", ha relatado el portavoz en unas declaraciones recogidas por el diario The Guardian.


 
La decisión de Karzai tensa un poco más la relación con Washington a menos de dos años de la fecha prevista para la retirada de la mayoría de fuerzas de la OTAN, dirigidas por EE UU. En los últimos meses, el presidente afgano se ha quejado reiteradamente de los bombardeos que afectan a la población.


 
Wardak es una provincia conflictiva, donde las fuerzas de seguridad afganas apenas logran hacer frente a una revitalizada insurgencia talibán. Su posición central, y contigua a la provincia de Kabul, la convierten en una región clave para el transporte terrestre hacia Kandahar y las provincias meridionales, que se ha complicado cada vez más en los últimos tiempos por los ataques de los grupos armados fundamentalistas.

Publicado enInternacional
Disturbios en Túnez y Egipto: ¿el comienzo o el fin de las revoluciones?

En diciembre de 2010 un solo individuo encendió en Túnez una revolución popular contra un autócrata venal, levantamiento que fue seguido muy pronto por una erupción semejante en Egipto contra otro autócrata venal parecido. El mundo árabe se sorprendió y la opinión pública mundial expresó de inmediato sus simpatías con estas expresiones modelo” de las luchas por todo el mundo en pos de autonomía, dignidad y un mundo mejor.

 

Ahora, tres años después, ambos países están enfrascados en fieras luchas políticas, violencia interna que está escalando –y una gran incertidumbre acerca de adónde conduce todo esto y quién resultará beneficiado. Hay algunos aspectos particulares en cada país, algunos que se reflejan en los levantamientos por todo el mundo árabe o árabe-islámico y algunos aspectos que son comparables con lo que está ocurriendo en Europa y, en alguna medida, por todo el mundo.

 

¿Qué ocurrió? Debemos comenzar con el levantamiento popular inicial. Como con frecuencia es el caso, comenzó con gente joven muy valiente que protestaba contra la arbitrariedad de los poderosos –a escala local, nacional e internacional. En este sentido su lucha era anti-imperialista, contra la explotación y profundamente igualitaria. Guarda mucha semejanza con la clase de levantamientos que ocurrieron por todo el mundo entre 1966 y 1970, que alguna vez llamamos la revolución-mundo de 1968.

 

Como entonces, las protestas tocaron una cuerda profunda dentro del país y atrajeron un respaldo público amplio mucho más allá que el pequeño grupo que las iniciaron.

 

¿Qué pasó después? Una revolución anti-autoritaria generalizada es algo muy peligroso para quienes detentan la autoridad. Cuando las medidas represivas iniciales no parecieron surtir efecto, muchos grupos buscaron domesticar las revoluciones uniéndose a ellas, o por lo menos aparentando unirse. En Túnez y Egipto, el ejército entró en escena y se negó a disparar contra los manifestantes, pero buscó también el control de la situación tras la deposición de los dos autócratas.

 

En ambos países había habido un fuerte movimiento islamita, la Hermandad Musulmana. Fue puesta fuera de la ley en Túnez y se le había controlado y circunscrito en Egipto con cuidado. Las revoluciones permitieron que emergieran en dos formas: ofreciendo asistencia social a los pobres que habían sufrido por la negligencia del Estado y formando partidos políticos con el fin de obtener una mayoría parlamentaria que les permitiera controlar la redacción de las nuevas constituciones. En las primeras elecciones en cada uno de estos países emergieron como el partido político más fuerte.

 

Siguiendo con esto, hubo básicamente cuatro grupos compitiendo en la arena política. Además del partido de la Hermandad Musulmana –Ennahda, en Túnez, y el Partido de la Libertad y la Justicia, en Egipto– había tres otros actores políticos: las fuerzas laicistas más o menos a la izquierda, las fuerzas salafistas de extrema derecha que buscaban legislar una mucho más astringente versión de la sharia que la de los partidos de la Hermandad Musulmana y los todavía fuertes simpatizantes cuasi-subterráneos de los viejos regímenes.

 

Tanto los partidos de la Hermandad Musulmana como las fuerzas laicistas están, de hecho, bastante divididos al interior, especialmente en cuanto a las estrategias que buscan emprender. Los partidos de la Hermandad Musulmana se enfrentan con los mismos dilemas políticos que en años recientes han sido los de los partidos de centro-derecha en Europa. Los países tienen severos problemas económicos continuos, lo que da origen a partidos de extrema derecha o los fortalece, lo cual amenaza la capacidad de que el partido centro-derecha de “corriente dominante” gane las futuras elecciones. En estas situaciones ha habido quienes, por todas partes, pretenden recuperar votantes de la extrema derecha moviéndose en su dirección y “endureciendo su línea” con respecto a la izquierda o a las fuerzas laicistas. Y ha habido los llamados moderados que piensan que el partido debe moverse hacia el centro y recuperar votos ahí.

 


La izquierda o fuerzas laicistas contienen, a su vez, una amplia gama de grupos: grupos en verdad de izquierda (pero múltiples) y los demócratas de clase media que alientan lazos económicos más estrechos con las fuertes fuerzas de mercado de Europa y Estados Unidos. En cuestiones económicas, estos grupos de clase media están, de hecho, bastante cercanos a lo que proponen las fuerzas islamitas moderadas.

 

Entre tanto, las fuerzas que siguen siendo leales a los antiguos regímenes venales mantienen el control de una institución que es clave: la policía. Es la policía la que dispara en la manifestaciones de las fuerzas laicistas. Cuando estas fuerzas protestan por el asesinato de Chokri Belaid, líder laicista clave, el primer ministro de Túnez, Hamadi Jebali, islamita que se dice moderado, protesta diciendo que está apabullado por el asesinato. A esto, los grupos laicistas replican que los partidos islamitas, en especial los conocidos como de línea dura, son responsables, en cualquier caso indirectamente, de haber creado el clima dentro del cual pudo ocurrir un asesinato así.

 

Es más, Túnez y Egipto no son países aislados. Sus vecinos en el mundo árabe y más allá también están sumidos en disturbios. La intrusión geopolítica de las fuerzas exteriores es muy grande. Ambos países son relativamente pobres y necesitan de asistencia financiera exterior para lidiar con el creciente y duradero desempleo, que se hizo más severo por la pérdida de los ingresos procedentes del turismo –que para ambos países era una fuente central de entradas.

 

Así que, ¿a dónde va todo esto? Hay únicamente dos posibles direcciones. Una es el fin de la revolución, al menos por ahora. Los dos países pueden avizorar gobiernos muy incrustados por la derecha, con respaldo de los militares (y tal vez controlados por ellos), con constituciones socialmente conservadoras y políticas exteriores cautelosas. La otra dirección es el inicio de la revolución, en la cual el espíritu inicial de 1968 recupere fuerza, para que tanto Túnez como Egipto se vuelvan, una vez más, faros de transformación social, ellos mismos, para el mundo árabe, para todo el mundo.

 

Por el momento parecería que las fuerzas que empujan hacia el fin de la revolución tienen la mano. Pero en este caótico mundo es demasiado pronto para bajar la cortina para una fuerza revolucionaria renovada en ambos países.

 

Traducción: Ramón Vera Herrera

Publicado enInternacional
Sábado, 23 Febrero 2013 07:27

Israel, Palestina y los premios Oscar

Israel, Palestina y los premios Oscar

La ceremonia de entrega de los premios Oscar hará historia este año tras la nominación por primera vez de un documental realizado por un director palestino. “Cinco cámaras rotas” fue filmado y dirigido por Emad Burnat, que vive en la localidad de Bil’in en los territorios palestinos ocupados de Cisjordania, junto con su colega israelí Guy Davidi. ¿Qué vestirá un campesino palestino en la alfombra roja de Hollywood? Por poco no nos enteramos, ya que Burnat, su esposa y su hijo de 8 años fueron detenidos en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, donde amenazaron con deportarlos. A pesar de tener una invitación formal de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas como realizador nominado al Oscar, Michael Moore, el documentalista ganador del Oscar y actual miembro de la junta directiva de gobernadores de la Academia tuvo que intervenir junto con los abogados de la Academia para que Burnat y su familia pudieran ingresar a Estados Unidos.


 
“Cinco cámaras rotas” compite en los premios Oscar con el documental israelí “The Gatekeepers”, que muestra entrevistas a seis ex directores de la Shin Bet, el servicio secreto de seguridad interna de Israel, que es una especie de híbrido entre el FBI y la CIA de Estados Unidos. En la película, los seis entrevistados condenan las actuales prácticas israelíes de ocupación y de expansión de asentamientos.


 
Se trata de un caso notable de la vida que imita al arte: mientras las celebridades se reúnen para la mayor gala cinematográfica del año, el conflicto entre Israel y Palestina se está desarrollando en las calles de Tinseltown.


 
Horas después de recuperar su libertad, Burnat emitió una declaración que decía: “Anoche, cuando viajamos de Turquía a Los Ángeles, California, mi familia y yo fuimos detenidos por el servicio de inmigración de Estados Unidos durante casi una hora. Nos interrogaron acerca del propósito de nuestra visita. Los funcionarios de inmigración nos solicitaron pruebas de que yo estaba nominado a los Premios de la Academia por el documental ‘Cinco cámaras rotas’ y me dijeron que si no podía probar el motivo de mi visita, mi esposa Soraya, mi hijo Gibreel y yo seríamos enviados de regreso a Turquía ese mismo día”.


 
Emad Burnat cuenta: “Cuando llegué [a Estados Unidos] ayer, me interrogaron y me pidieron más documentos y más papeles. Tenía la visa, tenía los documentos y tenía la invitación. Tenía todo. Sin embargo, me pidieron que les diera más documentos”. En su declaración escrita el cineasta Emad Burnat dijo: “Después de cuarenta minutos de preguntas y respuestas, Gibreel me preguntó por qué aún estábamos aguardando en aquella pequeña habitación. Le dije la pura verdad: ‘Quizá tengamos que regresar’. Pude sentir su congoja”. El nacimiento de Gibreel en 2005 fue la motivación de la película. Emad Burnat adquirió una cámara en ese momento para filmar el crecimiento de su cuarto hijo. En aquel entonces, el gobierno de Israel había comenzado a construir el muro de separación a lo largo de Bil’in, lo que dio lugar a una campaña de resistencia no violenta por parte de los residentes palestinos y quienes los apoyaban. Mientras Burnat filmaba las protestas, una a una sus cámaras fueron destruidas o dañadas por la violenta respuesta del ejército israelí y de los colonos israelíes armados.


 
Dror Moreh es el director israelí del documental “The Gatekeepers”. Moreh me dijo: “Los asentamientos son el mayor obstáculo para la paz. Si hay algo que evitará la paz son los asentamientos y sus colonos. Creo que se trata del mayor y más influyente grupo en la política israelí. Básicamente han dictado la política de Israel de los últimos años. Creo que para los palestinos los asentamientos son definitivamente el peor enemigo para el logro de su patria. Al ver cómo crecen los asentamientos en todas partes como los hongos después de la lluvia, ahora en el área de Judea y Samaria, ven cómo se reduce su país”.


 
Tanto “Cinco cámaras rotas” como “The Gatekeepers” compiten en los Oscar con otros pesos pesados como “Cómo sobrevivir una plaga”, sobre la epidemia del SIDA; “La guerra invisible”, acerca de la violación endémica e impune en las fuerzas armadas estadounidenses; y “Searching for Sugar Man”, acerca de la reaparición de un músico que hacía tiempo se creía muerto.


 
Emad Burnat cerró la declaración sobre su detención en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles: “A pesar de que fue una experiencia desagradable, esto le ocurre a diario a los palestinos, todos los días, en Cisjordania. Hay más de 500 puestos de control israelíes, carreteras bloqueadas y otras barreras al libre movimiento en nuestros territorios y todos hemos sufrido la experiencia que mi familia y yo experimentamos ayer. El nuestro fue tan solo un pequeño ejemplo de lo que los palestinos tienen que soportar a diario”.


 
Más allá de cuál sea el documental ganador, los premios Oscar de 2013 marcarán un cambio histórico en el diálogo público acerca del conflicto entre Israel y Palestina, un cambio postergado durante mucho tiempo del que serán testigos 40 millones de televidentes.


 
--------------------------------------------------------------------------------

Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.
 

 
Texto en inglés traducido por Mercedes Camps. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional
Viernes, 22 Febrero 2013 06:50

Cooperación militar Brasil-Rusia

Cooperación militar Brasil-Rusia

La visita del presidente ruso Dimitri Medvediev a Brasil supone un salto cualitativo en las relaciones entre ambos países. Aunque la gama de acuerdos alcanzados y en proceso de negociaciones abarca desde la apertura del mercado ruso a las exportaciones de carne y soya brasileñas hasta la formación del Banco de los BRICS, que será formalizado en la próxima reunión de los cinco gobiernos en marzo en Sudáfrica, lo más destacado es el avance en la cooperación militar entre las dos potencias emergentes.

 

Entre 2008 y 2012 Brasil compró apenas 306 millones de dólares a Rusia en armamento, básicamente misiles portátiles Igla-S y helicópteros de ataque Mi-35. Como resultado de la visita de Dilma Rousseff a Moscú en diciembre, una delegación militar encabezada por el jefe del estado mayor de las fuerzas armadas de Brasil, José Carlos de Nardi, visitó Rusia en enero. La comitiva estaba integrada, entre otros, por los tres principales fabricantes de armamento de Brasil: Odebrecht, dueña de la fábrica de misiles Mectron; Embraer, propietaria de la empresa de radares antiaéreos Orbisat, y Avibras, fabricante del principal misil brasileño, el Astros II.

 

Odebrecht firmó en diciembre un memorando de entendimiento con la rusa Rostechnologii para la creación de una empresa mixta para el montaje de helicópteros rusos Mi-171 en Brasil y un centro de servicios para los ya operativos Mi-35 (Defensa.com, 18 de diciembre de 2012). Pero la principal propuesta es la compra de baterías antiaéreas de alta tecnología Pantsir S-1, que puede incluir la transferencia de tecnología para su posterior fabricación en Brasil por Avibras, Odebrecht y Embraer.

 

Al parecer los militares brasileños estiman que el principal problema que deben afrontar es la insuficiente defensa antiaérea del país, que puede ser resuelto con la compra de uno de los más avanzados sistemas del mundo como el que ofrece Rusia ( Folha de São Paulo, primero de febrero de 2013). Para superar el “agujero” en la defensa –así lo denominan los uniformados– debe iniciarse una completa reorganización del sistema defensivo aeroespacial.

 

Entre los acuerdos bilaterales figura la inauguración en la Universidad de Brasilia de un punto de rastreamiento que forma parte del sistema de geo-localización ruso Glonass, el primero fuera del país y el único capaz de competir con el estadunidense GPS. Los rusos, por cierto, presionan para la venta de su caza Su-35, el más avanzado de su fuerza aérea, que compite con el francés Rafale y el F-18 Super Hornet de Boeing. Son éstos, justamente, dos de los tres aviones de combate que Brasil analiza, desde hace casi cinco años, para incorporar a sus fuerzas armadas.

 

La propuesta rusa llega justo después de que Dilma anunciara a François Hollande, poco antes de la visita a Moscú en diciembre, la decisión de congelar la compra de 36 cazas Rafale que está pendiente desde que en 2008 Lula y Nicolás Sarkozy firmaran un amplio acuerdo militar que incluye la cooperación técnica francesa para la fabricación de submarinos en Brasil. Aunque el gobierno de Dilma señaló que la compra se aplazó por razones de presupuesto, la mayor parte de los analistas registran un distanciamiento en las relaciones entre Francia y Brasil desde mayo de 2010, cuando se firmaron los acuerdos tripartitos (entre Irán, Turquía y Brasil) para resolver el conflicto en torno al programa nuclear iraní.

 


Bajo el actual gobierno Brasil viene apostando a una diversificación de sus alianzas, sobre todo en lo relativo a las compras de armamento, para evitar caer en una situación de dependencia con proveedores que pueden poner condiciones inconvenientes para los intereses del país. Días antes de recibir a la comitiva rusa, el ministro de Defensa, Celso Amorim, enfatizó en que su país apuesta a “conseguir un grado razonable de autonomía tecnológica e industrial para garantizarnos la defensa” ( O Globo, 17 de febrero de 2013). En la misma entrevista informó la decisión del gobierno de elevar la proporción histórica de inversiones del sector público en defensa, de 1.5 por ciento del PIB a 2 por ciento en esta década.

 

Brasil ya consolidó, según Amorim, asociaciones estratégicas con los países de la región por medio del Consejo Sudamericano de Defensa. Además de la participación argentina en el carguero KC-390 de la Embraer, Brasil compra lanchas fluviales a Colombia y participa en el proyecto de construcción de una nave de patrulla fluvial con Perú y Colombia. Fuera del continente está construyendo misiles aire-aire con Sudáfrica, mantiene una fuerte cooperación con China en el área espacial y en 2012 estableció acuerdos en el área de la industria militar con India.

 

En paralelo se está ultimando la venta de radares de la brasileña Mectron para equipar el caza Yak-130, avión de entrenamiento y ataque ligero ruso, según difundió O Estado de São Paulo (16 de febrero). De ese modo comienzan a intercambiar productos y tecnologías militares que interesan a ambos, lo que permite pensar en una cooperación a largo plazo, sobre todo si se confirma la fabricación de misiles y helicópteros en Brasil.

 

La crisis del viejo orden global está descosiendo el sistema de alianzas heredado de la guerra fría, mientras aún no se consolida el nuevo mapa del mundo. A eso llamamos inestabilidad, incertidumbre y reacomodos, un proceso de varias décadas que bien puede haber comenzado el 11 de septiembre de 2001 (ataques terroristas en Estados Unidos) o en octubre de 2008 (comienzo de la crisis económico-financiera), algo que podremos fechar con precisión cuando la situación comience a estabilizarse.

 

Lo más probable es que antes de la decantación de lo nuevo se produzcan conflictos y guerras más intensas aún, con su secuela de destrucción y muerte. Es la historia del capitalismo. Es, también, una ventana de oportunidades para los de abajo, siempre que seamos capaces de mirar la realidad de frente, sin hacernos ilusiones ni buscar atajos, y siempre que seamos capaces de perder el miedo a perder lo único que tenemos.

Publicado enInternacional
Senador estadounidense justifica los 4700 asesinatos por drones

El senador republicano de Estados Unidos, Lindsey Graham, calcula en 4.700 personas las victimas mortales por ataques de aviones no tripulados o “drones”. En la primera referencia de un legislador estadounidense al número de víctimas.


 
Según indicó Graham en una conferencia que hoy recoge el diario Easley Patch de Carolina del Sur, los ataques con “drones” han matado “algunas veces inocentes, algo deplorable, pero estamos en guerra y nos hemos deshecho de algunos de los más importantes miembros de Al Qaeda“.


 
La cifra proporcionada por Graham, que no citó sus fuentes, es la primera que aporta cualquier congresista estadounidense o funcionario del Gobierno acerca de la operación, que se desarrolla con carácter clasificado.


 
La estimación también es más alta que la mayoría de las proporcionadas por los grupos críticos con esta práctica, como el investigador especializado Micah Zenko, que en enero cifró las muertes en 3.430 en un detallado informe publicado por el centro de estudios Council of Foreign Relations.
 


Según Graham, los ataques con “drones” son “un arma táctica necesaria”, ya que hay zonas en la frontera entre Afganistán y Pakistán a la que es muy complicado acceder.
 


Graham, que dijo hoy que tiene previsto bloquear la votación de confirmación de John Brennan a director de la CIA por su respuesta al ataque al consulado de Bengasi (Libia) el pasado septiembre, no dudó sin embargo en alabar la necesidad de ataques con “drones”, que Brennan ha potenciado como asesor del presidente Barack Obama.


 
El senador dijo que, debido a que el país está en guerra con Al Qaeda, es “un disparate” exigir control judicial para autorizar esos bombardeos y justificó la muerte de un estadounidense vinculado al terrorismo islámico en Yemen en 2011.
 


Según Graham, Anwar al Awlaki, nacido en Nuevo México, había contribuido a radicalizar a estadounidenses y planear ataques. “Un drone lo voló, y eso es bueno”, aseguró.


 
“No habría querido que ese tipo tuviera un juicio. No luchamos contra el crimen; esto es una guerra”, añadió.

 

21 febrero 2013


 
(Con información de EFE)

Publicado enInternacional
China intenta romper el cerco de EU con la "carta BRICS": primera visita de Xi a Rusia y Sudáfrica

Han ocurrido sucesos muy extraños, como la incursión de dos bombarderos rusos dotados de misiles crucero nucleares (Tu-95 Bear H) cerca de la isla de Guam, donde Estados Unidos concentra magnas bases del centro de su comando en el océano Pacífico.

 

Bill Gertz, de Free Beacon (15/2/13), vinculado a los mesiánicos neoconservadores straussianos (los ideólogos de la dupla Bush/Cheney), considera la incursión como el prolegómeno de una mayor agresividad tanto de Rusia como de China (¡supersic!): "Guam es uno de los principales puntos estratégicos de las bases militares de Estados Unidos de la nueva política pivote para Asia de la administración Obama" y representa "un objetivo para China y Norcorea (¡supersic!); ambos países poseen misiles capaces de golpear a la isla localizada mil 700 millas al este de Filipinas, en la cadena de islas Marianas".

 

Bill Gertz cita a un funcionario del Pentágono quien afirma que "los vuelos de los bombarderos son una señal de que los rusos también tienen como objetivo militar a la isla" (Guam).

 

Las tensiones entre China y Japón han escalado en torno a las islas Diaoyu, que se han convertido en la mayor fractura tectónica de la geopolítica global.

 

Global Times (19/2/13) arguye que las recientes pruebas nucleares de Norcorea están vinculadas a la dinámica de tensión entre China y Japón.

 

A mi juicio, tampoco se puede soslayar la "guerra de divisas" que ha arreciado Japón al devaluar deliberadamente 20 por ciento su divisa, el yen, en los pasados cuatro meses, susceptible de afectar la economía china ( People’s Daily, 19/2/13). También el won de Corea del Sur y el "nuevo dólar" de Taiwán se han devaluado en paralelo al yen. Curioso: el renminbi/yuan chino es la única divisa que no se ha devaluado en el noreste asiático.

 

La tensión entre Estados Unidos y China se escenifica en todos los frentes y después de The New York Times, The Financial Times (19/2/13) arremete contra los presuntos ciberataques de los hackers chinos manipulados por los militares en Shanghai y en contra de trasnacionales de Estados Unidos, lo cual ha valido ya en el pasado una severa réplica de Dai Qingli, portavoz de la embajada china en Gran Bretaña (11/11/11). Hoy el Ministerio de Defensa Nacional de China desecha tales acusaciones como "falsas y poco profesionales" ( China Daily, 20/2/13).

 

Lo real es que China sufre un embate multidimensional de parte de Estados Unidos, que intenta colocar un cerco a su alrededor bajo la política de contención del "pivote" de Obama, y entre cuyos vectores geoeconómicos se encuentran tanto la Alianza Transpacífica (TPP, por sus siglas en inglés) como "la OTAN económica" y/o el G-2 geopolítico de Estados Unidos para crear el mayor bloque del planeta con Europa (ver Bajo la Lupa, 17/2/13).

 

En forma coincidente, cuatro nuevos líderes de China, Japón, Corea del Sur y Norcorea llegan al poder en 2013 ( Global Times, 5/2/13), lo cual, a mi juicio, es de doble filo, ya que así como pueden mejorar las relaciones bilaterales con la frescura de nuevos dirigentes, también pueden profundizar los diferendos, cuando los dirigentes necesiten de algún golpe de timón en medio de la exacerbación de los nacionalismos locales.

 

Ante la política de pinzas que aplica Obama para cercar a China, es altamente significativo que el primer viaje del nuevo mandarín Xi Jingpin será a Rusia, y luego a Sudáfrica, en donde se celebrará la quinta cumbre de los BRICS, del 25 al 27 de marzo ( Global Times, 18/2/13).

 

África constituye una de las mayores ventanas de oxigenación de China. Xi calificó a África como "el continente de la esperanza" y cuyo desarrollo crea oportunidades bidireccionales con China ( People’s Daily, 18/2/13).

 

Desde 2009, África es el principal socio comercial de China, superando a Estados Unidos y Europa, llegando a rebasar los 200 mil millones de dólares en 2012.

 

El rotativo chino cita un reporte del Standard Bank of South Africa que muestra que 18 por ciento de las importaciones de África provinieron de China en 2012, mientras las importaciones chinas de África aumentaron 26 por ciento, cuando "más de 2 mil empresas chinas están establecidas en proyectos de inversiones en los rubros de agricultura, telecomunicaciones, energía, manufactura y servicios de comida (sic)".

 

Global Times cita a varios analistas quienes aducen que "la selección de Rusia como el primer destino foráneo sugiere que las relaciones China-Rusia son la prioridad de la diplomacia china en la era de Xi", la cual, por cierto, coincide con el "año de la serpiente", una de cuyas características es la sapiencia sinuosa y su alta letalidad.

 

Según Shen Jiru, investigador del Instituto de Política y Economía Mundial en la famosa Academia de Ciencias Sociales de China, considera que “el potencial de desarrollo económico de China se sitúa en la cooperación con los países emergentes, como los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), dado que Estados Unidos y Europa están aún empantanados en crisis de deuda.

 

Según Jin Canrong, vicedecano de la Escuela de Estudios Internacionales de la Universidad de Renmin, China y Rusia "pueden forjar una asociación muy estrecha, pero no una alianza", ya que Rusia carece de la "confianza" para predecir el futuro de las relaciones sino-rusas, cuando también está preocupada por las presiones de Estados Unidos. Aquí muy bien cabría aplicar ya sea la "teoría de juegos" de John von Neuman sobre los equilibrios creativos y/o el célebre "dilema del prisionero" de la sociología moderna sobre el beneficio de la "confianza mutua".

 

El rotativo chino cita a Sergey Razov, embajador de Rusia en China, quien en fechas recientes comentó que "las relaciones bilaterales China-Rusia no están basadas en la ideología común sino en intereses nacionales comunes". Justamente nadie como Xi, comparado con sus antecesores, más de corte burocrático desde la etapa de Deng Xiao Ping, entiende los alcances de los intereses nacionales en la arena internacional.

 

El objetivo del mandarín Xi, enunciado en su célebre discurso de enero, se centra en la "prosperidad global" y en la "estabilidad", de forma tal que, a mi juicio, se acercará lo suficiente a Rusia, sin ser sofocada por el oso ruso, así como a India, sin asfixiar tampoco al tigre indio, y sin tener necesariamente que romper con Estados Unidos.

 

El problema radica en la búsqueda de los nuevos espacios oxigenantes para el ascenso irresistible de China que, guste o disguste, comienza a llenar los vacíos del declinante poderío económico de Estados Unidos y Europa.

 

Lo grave estaría en una sobrerreacción de los grandes actores de la geopolítica en el teatro global, como está sucediendo con la política del "pivote" de Obama, que ha sido interpretada en los círculos estratégicos de China como una "política de contención" similar a la que aplicó exitosamente Estados Unidos a la ex URSS durante la guerra fría.

 

Lo peor es sucumbir en primitivas linealidades maniqueas en medio de una profundidad hipercompleja de la dinámica de la nueva reconfiguración cartográfica en Asia, que refleja la irrupción de China y el declive de Estados Unidos, ya no se diga Europa, y en donde existirán muchas zonas de ambigüedad crepuscular.

 

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalife

Facebook: alfredojalife.com

Publicado enInternacional
Martes, 19 Febrero 2013 07:09

China-Ecuador: relaciones peligrosas

China-Ecuador: relaciones peligrosas

Luego que el presidente Rafael Correa decretó la moratoria en la deuda comercial de Ecuador por 3 mil 200 mdd, en diciembre de 2008, las fuentes de crédito privadas (y la mayoría de las bilaterales) se secaron, aunque entidades públicas como la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo continuaron ofreciendo préstamos. Para enfrentar sus necesidades financieras, Ecuador se ha vuelto hacia China, obteniendo líneas de crédito millonarias y préstamos para importantes proyectos de infraestructura, con la garantía de futuros envíos de petróleo.

 

Las tasas de interés de los créditos chinos, entre 6 y 7.5%, son menores que las de 12% que Ecuador tenía que pagar por sus bonos soberanos y, según funcionarios, las elevadas ganancias superan con facilidad los costos financieros. Sin embargo, los acuerdos crediticios con el país asiático han sido cuestionados por la oposición, sobre todo por la falta de transparencia. El gobierno no ha proporcionado información detallada sobre los pagos y los términos de los contratos, aunque a principios de febrero el ministro de Hacienda, Patricio Rivera, señaló que el saldo pendiente de la deuda asciende a 3 mil 400 mdd. Según cálculos de EIU, no es probable que esta cifra incluya préstamos por casi 2 mil mdd relativos a la construcción de las plantas de energía de Coca-Codo Sinclair y Sopladora.

 

A partir de 2009 los anuncios de líneas de crédito por unos 4 mil mdd se han declarado como “anticipos sobre la venta de petróleo” y el gobierno rehúsa clasificarlos como deuda oficial, aunque conllevan un interés. En total, incluyendo una potencial línea nueva de crédito por 2 mil mdd en 2013, China ha acordado prestar a Ecuador unos 9 mil 500 mdd. El país sudamericano busca también financiamiento chino para la nueva Refinería del Pacífico, en Manabí, que costará 12 mil mdd.

 

En un libro llamado Ecuador made in China, Fernando Villavicencio, activista de izquierda, publicó recientemente detalles del acuerdo marco para un crédito de mil mdd gestionado en 2010 que el gobierno declaró confidencial. El acuerdo cuatripartito entre el Ministerio de Hacienda, Petroecuador, el Banco Chino de Desarrollo (BCC) y Petrochina, publicado en el libro, es mencionado de manera constante como “el préstamo”, al contrario de las afirmaciones del gobierno de que los anticipos sobre ventas no son préstamos y no deben ser clasificados como deuda pública.

 

Los términos establecidos en el contrato han llevado a los críticos a dudar de la legalidad y transparencia de la transacción, que ha sido seguida por una serie de otros acuerdos que podrían continuar hasta 2019, según Villavicencio. Conforme al acuerdo de 2010, Ecuador se comprometió a proporcionar a China 36 mil barriles diarios y dos embarques mensuales de 190 mil barriles de petróleo “sin importar la cantidad pendiente en términos del préstamos y/o… cualquier reducción de las cuotas de producción de la OPEP”, según el contrato. Petroecuador ha confirmado los acuerdos de ventas hasta 2018.

 

El acuerdo marco señala una relación abierta acreedor-deudor entre China y Ecuador, y los documentos dejan en claro que China tendrá acceso prioritario a activos ecuatorianos para asegurar el cumplimiento de los pagos. Ecuador ha aceptado una cláusula de renuncia a la inmunidad por soberanía, la cual permite a China embargar bienes del Estado excepto equipo militar, cultural o diplomático o recursos naturales no extraídos, en caso de que Ecuador incurra en atraso. Además, el pago de petróleo que haga Petrochina irá a una cuenta de utilidades de Petroecuador en el BCC, cuyo saldo debe mantener un mínimo de 113 mdd (que probablemente sea más alto ahora, después de los préstamos adicionales). El acuerdo marco permite a China retener dinero de esta cuenta si Ecuador no cumple sus pagos, y también parece dar al país asiático prioridad sobre otros acreedores. Es probable que los términos tengan implicaciones para evaluar qué probabilidad tenga Ecuador de cumplir con los pagos de la deuda con otros acreedores aparte de China.

 

Legalidad en duda

 

Del lado ecuatoriano, los acuerdos han planteado varios desafíos legales. En contra de la constitución impulsada por Correa en 2008, la cual prohíbe al Estado someterse al arbitraje fuera de América Latina y de la Comisión de Naciones Unidas para el Derecho Mercantil de la ONU (Cnudmi), los acuerdos establecen Pekín y Londres como lugares de arbitraje. Los acuerdos, que no fueron ratificados por la legislatura ecuatoriana, también se pueden considerar bilaterales, dado el estatus del BCC como banco de Estado. La constitución de 2008 demanda que se informe a la legislatura de los tratados y “otros instrumentos internacionales” (para ser ratificados). Hasta ahora el gobierno se ha negado a poner los acuerdos de préstamos con China a disposición de los legisladores. Además, los términos de los acuerdos, como la renuncia a la soberanía, han sido criticados por no ser una mejora significativa respecto de los términos de los bonos soberanos que el gobierno de Correa dejó de cumplir en 2008.

 

Las estimaciones del porcentaje de la producción petrolera ecuatoriana que va a China varían (no se publican datos completos), pero una declaración reciente del jefe ejecutivo de Petroecuador, Marco Calvopiña, indicó que 80% de la producción estatal se dirigió al país asiático en 2012. Es posible que este porcentaje aumente si se acuerdan las líneas de crédito. Sin embargo, a mediano o largo plazo también es posible crear una barrera a nuevos préstamos de China hasta que la producción petrolera se pueda elevar a niveles suficientes para financiar nuevos préstamos. Sin embargo, dado que se ha acordado un nuevo préstamo para 2013 y Ecuador aún no indica la disposición a recurrir a mercados internacionales, es de esperarse que continuarán los créditos de China. Aunque esto proporcionará financiamiento para mejoras de infraestructura que son muy necesarias, los términos de los acuerdos y el nivel de endeudamiento elevarán de forma significativa la dependencia ecuatoriana en el gigante asiático, lo cual ensombrecerá el panorama fiscal y financiero del país sudamericano.

 

Traducción: Jorge Anaya

Publicado enInternacional
Debate sobre el fracking del gas esquisto: ¿burbuja o salvación energética?

No existe propiamente "debate" sobre si el gas esquisto ( shale gas) constituye un milagro de la tecnología de Estados Unidos –tesis que maneja apabullantemente la propaganda de los multimedia anglosajones (ver Bajo la Lupa, 10/2/13)–, no visto desde Prometeo encadenado en el Cáucaso (en castigo a su hurto del fuego a los dioses del Olimpo para beneficiar a los humanos, quienes resultaron ingratos a la naturaleza), o si se trata de una vulgar "burbuja" especulativa abultada por los publicistas financieristas, postura que adopta el centro de pensamiento estratégico europeo, con sede en Bruselas, dedefensa.org ("La burbuja de la que nadie se escapará", 16/11/12; 11 y 16/1/13).

 

Tan desigual debate no es ocioso: su epílogo será determinante para colocar de nueva cuenta a Estados Unidos como la potencia energética global en el primer tercio del siglo XXI, con pletóricos dividendos geopolíticos desplazando a Rusia y a la OPEP –en caso de resultar cierto el maná gasero– o solamente significará un estéril intento publicitario incapaz de impedir la decadencia de la otrora superpotencia unipolar, en caso de encubrir una vulgar "burbuja" especulativa del gas esquisto.

 

Un banquero amigo mío de altas polendas financieras –que pidió guardar el anonimato–, a quien solicité su opinión, me contestó sin ambages: "Resulta que el fracking (nota: fracturación rocosa a 4 mil metros de perforación, con inmensas cantidades de agua para extraer el gas esquisto) es una enorme burbuja (¡otra!), pues no representa una alternativa viable, sostenible". Coincide notablemente con la postura de defensa.org.

 

Agrega: "Las inversiones en fracking comen efectivo en forma masiva, y no basta el efectivo generado por la venta de petróleo para financiar el crecimiento que requiere la industria, pues el efectivo generado ni siquiera es suficiente para mantener un nivel de producción, porque los pozos hechos con fracking se agotan rápidamente, requiriéndose –para una producción sostenida a un nivel determinado– continuada creación de pozos nuevos para cubrir el rápido agotamiento de producción. Es una carrera continua de crear pozos, solamente para mantener un nivel de producción". ¡Qué ilustrativo!

 

Considera que "este proceso no participa de las ventajas de la producción tradicional de petróleo, que fue fuente abundante de generosas utilidades netas, aplicables para expansión de producción o para inversión en otras áreas".

 

Su diagnóstico financiero suena impecablemente persuasivo: "El fracking no produce superávit de efectivo: come efectivo en forma de tamaño Gargantúa. Se sostiene con puros préstamos adicionales; un día van a tronar (sic), por impagables, esos pasivos. Otro negocio de Wall Street para pasarse por el arco del triunfo a los pequeños inversionistas, que andan desesperados buscando algo (sic) que dé un rendimiento".

 

Por cierto, Aubrey McClendon, quien fundó Chesapeake Energy, la mayor productora de gas natural en Estados Unidos, fue obligado a renunciar por los inversionistas debido a la ausencia de ganancias y al gran endeudamiento de la empresa: "colapso financiero debido a la caída del precio del gas natural" y la "falta de liquidez" (Dembeli.org, 30/1/13).

 

Dedefensa.org desecha sin miramientos el mito de la "revolución" del gas esquisto en Estados Unidos como "burbuja especulativa" cuya "explosión es inevitable": ¡entre "18 y 24 meses" y "quizá antes"!

 

El portal europeo, el cual abrió el rubro especial " shalegas-gate" de consulta, fustiga a los "productores de Estados Unidos" como "responsables" de su "arma de destrucción masiva": la "producción de los pozos" (EUR: estimated ultimate recovery), muy sobrestimados.

 

Aporta el ejemplo del fracaso sonoro de Chesapeake Energy y su polémico jerarca dimisionario Aubrey McClendon.

 

Como de costumbre, los "pocos petrogeólogos y geofísicos independientes" (sic) que se atrevieron a rechazar el espejismo de los EUR abultados por la industria gasera fueron anatemizados y exorcizados de los grandes coloquios de Oil & Gas.

 

La cacería de brujas de los "escépticos" no tuvo éxito y hasta The New York Times (25/6/11) no tuvo más remedio que avanzar la idea de "una manipulación" de las cifras de la industria gasera.

 

Ha existido una enorme producción de gas natural en Estados Unidos en los años recientes, lo cual ha facilitado el análisis de la producción de los pozos perforados, lo cual "revela que la realidad de la producción es muy inferior a las proyecciones de la industria". ¡Los EUR están hiperinflados!

 

El geólogo Arthur Berman, quien trabajó para Amoco (petrolera de Chicago) durante 25 años, analizó "tres campos históricos" –Barnett, Fayetteville y Haynesville– y devela la hiperinflación de los EUR que la "industria omite (sic) mencionar a los inversionistas deslumbrados por los banqueros y cuya mayoría ignora las sutilezas del gas esquisto".

 

En las antípodas, un reporte de la polémica Agencia Internacional de Energía (12/11/12), atrapada no pocas veces en tareas desinformativas, sentencia que los grandes campos de gas asociado al petróleo en Eagle Ford, Utica, Marcellous y Bakken "deben permitir a Estados Unidos convertirse en el primer productor de petróleo en 2017, antes que Arabia Saudita". ¡Vaya hipérbole!

 

Dedefensa cita al ingeniero geólogo texano Gary Swindell, quien derrumba la producción del campo portentoso Eagle Ford, al calcularla dos veces menor ( Forbes, 14/10/12).

 

Hasta la agencia británica Reuters (22/10/12) pone en tela de juicio el campo milagroso de Utica: "¿Es el secreto energético de Utah un auge o un fracaso?"

 

Pese a la evidencia de los datos duros, la industria gasera desprecia a los "seudoexpertos aislados" que se atreven a poner en duda la infalibilidad de la AIE.

 

Dedefensa es implacable y luego de desacreditar a la Energy Information Agency de Estados Unidos, bajo la férula interesada del gobierno aliado a la industria gasera, cita un reporte de agosto de 2012 de la muy seria US Geological Survey –"una agencia gubernamental conformada por expertos"–, que corrobora los hallazgos de los "escépticos" entronizados ahora de "realistas".

 

El portal europeo pone en duda tanto la capacidad técnica como las cifras alegres del controvertido economista en jefe de la AIE, Fatih Birol, quien durante la difusión de la fantasiosa "Perspectiva energética global" (12/11/12) colocó a Estados Unidos como el primer productor mundial de petróleo en 2017.

 

El portal europeo es muy pesimista respecto al fracking y la sobrexplotación del gas esquisto en Estados Unidos, pese a su "modelo económico erróneo" y la fantasía de la "revolución energética".

 

El gas esquisto formará parte relevante de la "mezcla energética" de Estados Unidos, pero no será un "transformador del juego" geopolítico (un game changer), ya que "Estados Unidos no exportará GNL (gas natural licuado), Rusia no estará amenazada (sic) en el mercado europeo y los proyectos australianos de GNL podrán ser concluidos".

 

El gas esquisto no será tampoco "barato", cuando su pretendida "dimensión estratégica" representa quizá otra "burbuja" en la que puede ser arrastrado el "México neoliberal itamita" con el cuentito muy aburrido del "tesoro" compartido.

 

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalife

Facebook: alfredojalife.com

Añadir un comentario

Copyright © 1996-2013 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.

Todos los Derechos Reservados.

Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.

 

Publicado enInternacional