Jueves, 09 Febrero 2012 17:23

Desplazar a la ONU

Sin principios
Por segunda vez en cincuenta años, Naciones Unidas aprobó el 23 de diciembre de 2011 un presupuesto en baja para el período 2012-2013. Mientras muchos Estados no dudan en evitarla, la Organización parece buscar su camino en una geopolítica en plena mutación.
IndiviDuo
El Grupo de los Seis –Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, China, Rusia y Corea del Norte– retomó las negociaciones interrumpidas tras la muerte de Kim Jong-il para alcanzar la desnuclearización de Corea del Norte. Mientras, el nuevo “querido líder”, Kim Jon-un, multiplica las apariciones públicas ante las distintas ramas de las Fuerzas Armadas.
Decadencia de EU: reajuste de China, India, Japón, Rusia y la UE, según Brzezinski
Aunque no la coloca al mismo nivel de Estados Unidos (con todo y su decadencia), Zbigniew Brzezinski reconoce el poderío de China (ver Bajo la Lupa, 29/1/12), "invariablemente mencionada como sucesor prospectivo de EU" y quien posee "un impresionante linaje imperial y una tradición estratégica de una paciencia calibrada cuidadosamente, lo que ha sido determinante en su larga historia milenaria, apabullantemente exitosa".

A su juicio, "China acepta en forma prudente el sistema internacional existente, aunque no vislumbra la prevalente jerarquía como permanente", por lo que se ha manifestado en la "evolución del sistema internacional hacia una redistribución gradual del poder" en lugar de su "colapso dramático".

A mi juicio, la tendencia geoeconómica, sin una guerra de por medio, se encuentra ya escrita en el muro, cuando China desplace en 2016 a Estados Unidos como la primera superpotencia económica del planeta (FMI dixit).

Según Brzezinski, la realidad básica (sic) es que "China no está preparada a asumir el papel pleno de Estados Unidos en el mundo". Todo depende de la perspectiva cuando China se ha manifestado por un mundo multipolar: la división en compartimentos de varios poderes regionales (v.gr. los BRICS), mientras Estados Unidos se aferra a la caduca unipolaridad y no sabe reubicarse ni reajustarse en la pluralidad global.

Desmenuza las razones por las cuales China no es apta aún para asumir el liderazgo mundial en lugar de Estados Unidos y aduce que se encuentra "significativamente detrás no solamente de EU sino también de Europa y Japón (sic) en los mayores índices per cápita de la modernidad y el poder nacional". Pues depende del rubro, ya que en armas nucleares, computación y proyecto espacial China no canta mal las rancheras, cuando le pisa los talones a Estados Unidos en otros segmentos tecnológicos.

Alega que los mismos líderes de la nación aludida han enfatizado que "en cada importante medida de desarrollo, riqueza y poder, China es aún un país en vías de desarrollo y modernización, rezagado por varias décadas" frente a los grandes.

El problema de estas mediciones es cuando se realizan como país entero o per cápita, lo cual distorsiona los cálculos debido a su gigantismo poblacional (2.6 veces mayor a la Unión Europea, 4.3 veces mayor a Estados Unidos y 10 veces mayor a Japón). Juzga que "en un cierto punto puede surgir el nacionalismo de China más vigoroso y dañar sus intereses internacionales", lo que "en forma no intencionada movilice una coalición (sic) regional poderosa (sic) en su contra", ya que “ninguno de sus principales vecinos –India, Japón y Rusia (sic)– está dispuesto a reconocer el título de China como el sucesor del tótem (sic) polar global en lugar de Estados Unidos”.

Zbigniew Brzezinski es muy determinista en la alineación de las coaliciones y parece no entender la "teoría de juegos" en la que pueden surgir inéditas "coaliciones" que, incluso, se pueden revirar en contra de Estados Unidos. Mucho dependerá, a mi juicio, de los intereses puntuales y del desempeño bélico de los actores. ¿Dónde queda el BRIC? ¿Qué advendrá del Grupo de Shanghai?

Sorprende el pensamiento lineal y maniqueo, característico de la guerra fría, de Brzezinski, quien manipula la hipercomplejidad no lineal característica de la multipolaridad, con el fin de llevar agua propagandística al vacío molino, hoy sin granos, de Estados Unidos, y llega hasta ilusionarse de que India, Japón y Rusia (sic) "podrían aún buscar apoyo de un EU evanescente con el fin de contrarrestar una China abiertamente vigorosa", lo cual "resultaría en un revoltijo (sic) regional que podría ser intenso" y que derivaría en una "fase de tensión internacional aguda en Asia", que en el siglo XXI "podría entonces empezar a parecerse a la Europa del siglo XX, violenta y sedienta de sangre" (sic).

Por lo visto, a Brzezinski se le olvidan dos situaciones distintivas de la historia moderna de Asia en referencia a la interferencia de Estados Unidos desde su guerra con Japón (que incluye el bárbaro lanzamiento de dos bombas nucleares en Hiroshima y Nagasaki): sus guerras en la península coreana y en Indochina, al unísono de sus inolvidables "guerras financieras" desde Tailandia hasta Indonesia a finales del siglo XX. Nada garantiza que Asia sea más estable, próspera y ausente de guerras con un Estados Unidos decadente y coaligado a los "vecinos" de China.

Conjetura, sin mucho sustento, que los "japoneses, temerosos de una China vigorosa dominando Asia, puedan estar pensando en lazos más estrechos con Europa" (sic). ¿Y qué tal si sucede lo contrario? ¿Y qué tal el reciente acuerdo de swaps del yen y el yuan sin el dólar?

Zbigniew Brzezinski busca enemigos por doquier en contra de China y llega hasta vislumbrar que los "líderes de India (sic) y Japón pueden estar considerando una cooperación política más estrecha, aun militar, en caso de que Estados Unidos decaiga y China ascienda".

A mi juicio, el secreto de China para no enardecer a sus "vecinos" consistirá en conducirse de manera distinta al unilateralismo de Estados Unidos (v.gr. las orinas de Afganistán). Ya que si siembra y repite los mismos errores unilaterales de EU, no tardará en cosechar la misma debacle.

No podía faltar la legendaria rusofobia de Zbigniew Brzezinski, quien deduce el schadenfreude (placer sádico por el daño ajeno) del Kremlin sobre la "incierta prospectiva de EU", por lo que "casi seguramente (sic) tendrá sus ojos puestos en los estados independientes de la anterior URSS".

Señala, nada descabelladamente, que la "ausencia de cohesión de Europa es probable que la arrastre" en tres direcciones: 1) "Alemania e Italia hacia Rusia debido a intereses comerciales"; 2) "Francia y una Europa central sin seguridad en favor de una UE políticamente más estrecha"; y 3) "Gran Bretaña manipulando (sic) un equilibrio dentro de la UE mientras preserva su relación especial con un EU en declive".

Nuestras acotaciones sobre las tres supuestas direcciones de la UE: la primera es muy plausible; la segunda muy aleatoria (que puede acabar siendo absorbida por la primera); y la tercera merece una pregunta: ¿cuándo ha pertenecido realmente Gran Bretaña a la Europa continental, a la que desde el siglo XVI se ha consagrado a balcanizar con sus piratas y neopiratas financieros?

Pocos países merecen la atención de Zbigniew Brzezinski, aun dentro del G-20 (por cierto, ilusa creación anglosajona), y cita tangencialmente a Turquía y a Brasil como potencias medianas regionales que intentarán "abrirse camino en sus propias esferas de influencia". Llama la atención que no cite a Irán, que, a mi juicio, se encuentra en el nivel irredentista de Turquía (con su recuperada influencia en la "zona del viejo imperio otomano").

Pese a la creciente influencia de Turquía y Brasil ("en el hemisferio sur"), juzga en forma perentoria que "ninguno (sic) de estos países tendrá (sic) la requerida combinación económica, financiera, tecnológica y de poder militar aún para considerar que herede el liderazgo de Estados Unidos".

De su libro hiperoptimista El gran tablero de ajedrez mundial: la supremacía (¡súper sic!) de EU y sus imperativos geoestratégicos, Brzezinski olvida su relevante definición de "países pivote", los que como Turquía, Brasil y hasta Irán no liderarán al mundo entero pero pueden determinar y contribuir al ascenso de la próxima potencia hegemónica o, como ahora, impulsar vigorosamente el nuevo orden multipolar.
Publicado enInternacional
Miércoles, 25 Enero 2012 06:30

La gran brecha geográfica

La gran brecha geográfica

Es la historia de dos ciudades de Charles Dickens en otro contexto y a gran escala. En vísperas de la inauguración del Foro Social Mundial, el informe de la fundación Centre for Cities revela la existencia de un norte-sur de Gran Bretaña con dos tipos de ciudades y dos estilos de crisis. El vendaval económico está arrasando lugares como Liverpool, Hull, Sunderland y Swansea que dependen en gran medida del empleo estatal, variable de ajuste de la actual crisis. En cambio Londres, Cambridge o Edimburgo sobreviven gracias a su capacidad de imán respecto a la inversión privada y a una fuerza laboral altamente calificada.
 

En un sentido, ningún rincón del Reino Unido ha escapado a la crisis que sacude a Europa. El desempleo ha aumentado en todas las ciudades británicas y alcanza hoy el 8,3 por ciento, más de dos millones y medio de personas, el porcentaje más alto desde 1994. Y, con la segunda recesión en tres años a la vista, todo apunta a un empeoramiento. En el último trimestre de 2011, hubo 128 mil desempleados más que en el trimestre previo. La situación no se agravó de la noche a la mañana: es una onda histórica de largo alcance. En 1979 Margaret Thatcher ganó las elecciones con un famoso poster que criticaba el millón de desempleados: “Labour is not working” (juego de palabras: Labour es “trabajo” y “laborismo”, working es “trabajar” y “funcionar”) La proyección es que en 2012 habrá tres millones de desocupados.
 

Estas cifras globales esconden además la extraordinaria brecha geográfica que divide a Gran Bretaña. El desempleo en una ciudad como Cambridge, tradicional centro universitario y cuna eterna de premios Nobel, es de un 1,8 por ciento. En la norteña Hull es del 8 por ciento. Si uno compara estas cifras con las de desocupación durante la crisis de 2008, se encuentra con que la brecha entre ambas ciudades se ha duplicado de 3,1 por ciento a 6,2 por ciento. Hasta los pobres de estas ciudades olvidadas son mucho más pobres de los de lugares con más prosapia. En las zonas de mayor exclusión social de otra ciudad norteña, Rochdale, hay seis veces más personas que cobran beneficios sociales por desempleo que en áreas similares de Cambridge.
 

Las ciudades con escasa inversión privada y las que tienen una fuerte presencia de obreros de la industria pesada son las más golpeados por la actual crisis. Esta situación no es nueva, pero se ha profundizado en los últimos dos años. El drástico ajuste fiscal anunciado por la coalición conservadora-liberal demócrata en octubre de 2010 calculó que se produciría una pérdida de unos 500 mil empleos en el sector público hasta 2015, fin del período gubernamental. El cálculo, que despertó gritos de horror en su momento, era más bien generoso: la cuenta final será de 700 mil personas a la calle. La ciudad con el más bajo nivel de empleo del Reino Unido, Swamsea, perderá un 5,6 por ciento de sus puestos estatales en los próximos cuatro años.
 

La industria, que en un primer momento pareció zafar de la crisis gracias a la devaluación de la libra, ha sentido en el último medio año el doble impacto de la crisis del euro y de la propia contracción del mercado interno. Lejos de ser el motor de una recuperación económica, ha entrado nuevamente en el plano inclinado que constituye su existencia desde el thatcherismo. Si en 1979 había unos siete millones de obreros, hoy la cifra es de 2,5 millones y la sangría no parece haber terminado.
 

Este panorama económico tiene un correlato social. El informe muestra que seis ciudades del norte, entre ellas Liverpool, han sufrido una hemorragia poblacional debido a las escasas perspectivas económicas. El polo opuesto son imanes como Cambridge que ha logrado desarrollar una “industria del conocimiento” con su reputación de Silicon Valley inglés. En 2010 tuvo más patentes por 100 mil residentes que las seis ciudades que le seguían en la comparación.
 

El desempleo juvenil es particularmente preocupante. En otra ciudad, Grimsby, una de cada diez personas con menos de 25 años cobra el seguro de desempleo. En York la proporción es uno cada 40. A pesar de los disturbios que estallaron en las zonas pobres de las grandes ciudades en agosto, según Left foot Forward, un influyente blog de centroizquierda, no hay políticas gubernamentales específicas que tomen en cuenta esta disparidad geográfica. La directora de Centre for Cities, Alexandra Jones, predice un agravamiento de la actual situación. “Este año va a ser muy duro. Algunas ciudades ya han sido muy golpeadas por la recesión. El gobierno tendría que intervenir más activamente para ayudar a las ciudades a adaptarse a la economía global”, señaló Jones.
 

Publicado enInternacional
Reacción de China y Rusia al nuevo “giro estratégico” de Obama
Antecedentes: a partir de mediados del año pasado Estados Unidos (EU) acentuó su “giro estratégico”, desde el punto de vista teórico y práctico, con el fin de contener a China mediante su redespliegue militar en la región Asia-Pacífico, lo cual ha sido plasmado por Project Institute 2049 y los respectivos periplos de Obama y Hillary Clinton a la zona (ver Bajo la Lupa, 4 y 18/12/11 y 4 y 8/1/12).
 
Hechos: el reciente “giro estratégico” oficial del 5 de enero (Bajo la Lupa, 11/1/12) causó diversas reacciones de Rusia y China. La más afectada es esta última, a la que se pretende contener con ayuda de India –empujada teóricamente a la contienda regional como “ancla económica”–, al unísono del proyecto comercial de Asociación Transpacífica (TPP, por sus siglas en inglés) al que incrustaron al “México neoliberal”.
 
Rusia aún no se pronuncia en forma oficial, con la salvedad de notables referencias tangenciales de Russia Today (RT, 5, 8 y 9/1/12) que informa las “advertencias de China” –recordando que “el tamaño de China es casi la tercera parte del continente entero”– y que las relaciones entre Pekín y Washington se “bambolean en una zona entre lo neutral y lo negativo” que “se ha intensificado en parte por la reciente militarización de Taiwán por EU”. Agrega que “la salud y las pensiones serán drásticamente reducidas” por el recorte presupuestal de EU y condensa que “EU deja Afganistán y ahora el turno es de China”.
 
Su analista militar, Evgeny Khrushchev, refiere que “el ejército de EU cambia el enfoque de sus tropas a sus tecnologías” y resume que los “principales vencedores son los contratistas de armas de EU”. Juzga que se trata de “una clásica carrera armamentista de guerra fría” librada por EU contra la “percepción de una amenaza imaginaria” de China y destaca que la “estrategia” de “poder blando” (soft power) de EU fracasó en Irak, Afganistán y Pakistán, por lo que Obama cambia su estrategia del centro y sudeste asiáticos a la región Asia-Pacífico, donde planea concentrar su poderío militar de alta tecnología contra China.
 
Será interesante seguir la evolución de Rusia cuando lleva una relación de altas y bajas (como el yoyo) con EU, el cual, por un lado, interfirió flagrantemente en las elecciones rusas y, por otro, obligó a Georgia a levantar el veto del ingreso de Rusia a la OMC.
 
La diplomacia China ha elevado el tono en forma gradual contra un ataque a Irán –que juzga como un “desastre” para la “economía global”– y a Siria, que resultaría en un “desastre regional” (China Daily, 11/1/12).
A mi juicio, tras el doble error que cometieron Rusia y China frente a la intervención de la OTAN en Libia, ahora intentan limitar los daños en Siria e Irán, quizá tardíamente.
 
Jim Canrong, experto en estudios estadunidenses de la Universidad Renmin de China, señala que el giro “claramente tiene como objetivo a China” y aduce que tanto el desarrollo de ésta como la situación de Irán “pueden dañar las relaciones bilaterales” por lo que Pekín “debe permanecer tranquila y continuar su desarrollo”, aunque “permanecer en alta alerta”, ya que el “giro de la política muestra que EU es incapaz de desplegar sus militares en varias regiones, pero todavía desea mantener el control sobre los temas de seguridad global”.
 
China Daily (11/1/12) resalta que “EU atiza las tensiones para ganar un papel regional”. Cita a varios analistas que comentan que EU “puede acelerar la militarización de la región” –interesante punto de vista que se complementa con mi tesis de la “desglobalización” que se (con)centra en las “regionalizaciones”, en este caso en materia militar.
 
Yang Yi, contralmirante y anterior geoestratega de la Universidad de Defensa Nacional del ejército chino, comentó que EU busca “revitalizar su liderazgo global” mediante el “estímulo de tensiones regionales”. Considera que EU ha explotado varios hechos en la península coreana y en el mar del sur de China para atraer “exitosamente” a sus aliados del este de Asia: Japón, Sudcorea y Filipinas. Aduce que, con una “lógica invertida”, EU pretende “mantener la seguridad regional con el fin de socavar la modernización militar de China”. Rechaza que EU sea un “proveedor de seguridad (sic)” y un “ancla (sic) económica regional” cuando se posiciona como “enemigo en la región” y socava la “estabilidad y paz regional”. Fustigó que los conflictos regionales se generaron cuando EU inició su estrategia de “regreso a Asia” en 2009: “queda claro quién es el verdadero provocador”.
 
El portal chino cita a Andrew Biller, de la Sociedad Asia-EU, quien refiere que el conflicto en la región se incrementó por la presencia de los marines en Australia y debido al aumento de la cooperación militar de EU con algunos países en la región.
 
Cita también al mayor general Luo Yuan, quien indicó que EU “ha reforzado sus cinco principales alianzas militares en la región Asia-Pacífico y ajusta el posicionamiento de sus cinco mayores conglomerados de bases militares, mientras busca más bases militares para cercar a China”. Sugiere que “China debe mejorar la forma de cortejar amigos en la región para sacarlos de la órbita de EU”, además que China “debe mantener un alto grado de vigilancia, sin necesidad de estar alarmada, y adaptarse a maniobrar”.
 
Un editorial del portal chino Global Times (5/1/12) arguye que el “plan del Pentágono cambia el juego en Asia” que pone de relieve la importancia de Irán con China. Resume que los “cambios en estrategia del Pentágono están principalmente dirigidos contra Irán y China”. ¡Pues sí!: si se cae Irán sigue China.
El editorial aconseja que China “debe guardar algunas (sic) iniciativas estratégicas contra EU”, para contrarrestar su “contención”. Pekín “debe reforzar sus capacidades ofensivas de largo alcance con mayor persuasión militar contra EU” para que éste “se percate de que no puede detener el ascenso de China y que le convenga más ser su amigo”. ¡Cómo no!
 
Ubica dos carriles en juego: el económico y el militar, cuando, en el primero, China lleva la ventaja y en el que “difícilmente EU puede provocar a China”, mientras, en el segundo, EU lleva la batuta con su “poderío militar que le otorga justificaciones (sic) para suprimir(sic) a China”. Concluye que “China debe tratar de evitar una nueva guerra fría con EU, lo cual no significa que deba ceder su seguridad periférica a cambio del confort de EU en Asia”.
 
Conclusión: llaman la atención las posiciones cada vez más nítidas de Rusia y China respecto a las graves crisis en Siria e Irán, donde la triada EU/Israel/Gran Bretaña amenaza desatar una tercera guerra mundial nuclear.
A mi juicio, el avance del nuevo giro estratégico de Obama dependerá en gran medida del epílogo de su casi guerra contra Irán, donde China, más que Rusia, parece estar dispuesta a trazar una de sus “líneas rojas” periféricas. Si cae Irán seguirán Venezuela y luego el mar del sur de China: relevantes zonas de reserva y abastecimiento de hidrocarburos a China. La guerra contra Irán, como ha destacado Zbigniew Brzezinski, beneficiaría a Rusia (por el alza de los hidrocarburos) y dañaría a China en primer término.
 
Publicado enInternacional
Rusia advierte que una guerra en Irán sería amenaza directa para su seguridad
Rusia considera que una guerra en el vecino Irán sería una amenaza directa a su seguridad, dijo hoy Dmitri Rogozin, al dejar el cargo de embajador ruso permanente ante la OTAN.

“Irán es nuestro vecino. Si algo ocurre, si Irán se ve involucrado en acciones militares, eso sería una amenaza directa para nuestra seguridad”, señaló Rogozin, citado por las agencias rusas.

Rogozin, quien ha sido nombrado viceprimer ministro a cargo de la industria de Defensa, aseguró que “cualquier país tiene derecho a disponer de todo lo necesario para sentirse seguro”.

“Irán también tiene ese derecho. Por ello, queremos decir a todos los participantes en el juego que ha surgido en torno a Irán: tranquilicense”, dijo el diplomático ruso.

Al mismo tiempo, subrayó que Moscú está a favor de la no proliferación de armas de destrucción masiva.

“Sin duda, aplicaremos una política muy estricta para, al tiempo que ayudamos a los países a desarrollar fuentes modernas de energía, no permitir que adquieran estos la tecnología para usar el átomo con fines militares”, señaló.

En la misma línea, el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Guennadi Gatílov, aseguró hoy que “las nuevas sanciones contra Irán, así como el posible ataque militar contra la República Islámica, serán considerados por la comunidad internacional, sin duda, como un intento de cambiar de régimen en Teherán”.

Rusia, que se opone a la imposición de nuevas sanciones contra Teherán, acusó esta semana a Irán de empecinarse en ignorar las demandas internacionales sobre su programa nuclear al iniciar las actividades de enriquecimiento de uranio.

“Esperamos que Irán escuche nuestra opinión sobre la necesidad de cooperar estrechamente con la agencia para el inicio lo más pronto posible de negociaciones sobre el programa nuclear iraní con el Grupo 5+1 (los miembros permanentes del Consejo de Seguridad más Alemania) sin condiciones previas”, apuntó la Cancillería.

Rusia insiste en que el problema nuclear iraní sólo se puede solucionar a través del diálogo y observando los principios de concesiones mutuas para recuperar la confianza entre las partes.

El OIEA confirmó esta semana que Irán ha iniciado el enriquecimiento de uranio hasta cerca del 20 % de pureza en la instalación fortificada de Fordo, a 160 kilómetros de Teherán.

Hasta ahora, Irán había purificado uranio hasta ese nivel -considerado un paso previo al uranio altamente enriquecido para bombas atómicas- solo en su gran planta de Natanz.

(Con información de EFE)
13 Enero 2012
Publicado enInternacional
Viernes, 13 Enero 2012 07:29

La paz mundial pende de un hilo

La paz mundial pende de un hilo

Ayer tuve el gusto de conversar sosegadamente con Mahmoud Ahmadinejad. No lo había visto desde septiembre del 2006, hacía más de cinco años, cuando visitó nuestra Patria para participar en la XIV Cumbre del Movimiento de Países No Alineados que tuvo lugar en La Habana, donde se eligió por segunda vez a Cuba como Presidente de esa organización por el tiempo establecido de tres años. Yo había enfermado gravemente el 26 de julio de 2006, mes y medio antes de la misma y apenas podía sentarme en la cama. Varios de los más distinguidos líderes que asistían al evento tuvieron la amabilidad de visitarme. Chávez y Evo lo hicieron más de una vez. Un mediodía lo hicieron cuatro a los que siempre recuerdo: Kofi Annan, Secretario General de la ONU; un viejo amigo, Abdelaziz Buteflika, Presidente de Argelia;  Mahmoud Ahmadinejad, Presidente de Irán; y un Viceministro de Relaciones Exteriores del gobierno de China y actual Canciller de ese país, Yang Jiechi, en representación del líder del Partido Comunista y Presidente de la República Popular China, Hu Jintao. Fue realmente un momento de importancia para mí que con gran esfuerzo reeducaba la mano derecha que había sufrido un serio accidente en la caída en Santa Clara.

 
Con los cuatro comenté aspectos de los problemas que el mundo afrontaba en aquellos instantes. Estos, ciertamente, se han ido tornando cada vez más complejos.

 
En el encuentro de ayer observé al Presidente iraní absolutamente sosegado y tranquilo, indiferente por completo a las amenazas yankis, confiado en la capacidad de su pueblo para enfrentar cualquier agresión y en la eficacia de las armas, que en gran parte producen ellos mismos, para ocasionar a los agresores un precio impagable.

 
En realidad del tema bélico apenas habló, su mente se concentraba en las ideas expuestas en la conferencia impartida en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, centrada en la lucha por el ser humano: “caminar hacia llegar y lograr la paz, la seguridad, el respeto y la dignidad humana como un deseo de todos los seres humanos a lo largo y ancho de la historia.”

 
Estoy seguro de que, por parte de Irán, no deben esperarse acciones irreflexivas que contribuyan al estallido de una guerra. Si esta inevitablemente se desata, será fruto exclusivo del aventurismo y la irresponsabilidad congénita del imperio yanki.
 

Pienso por mi parte que la situación política creada en torno a Irán y los riesgos de una guerra nuclear que de ella emanan y a todos involucra -posean o no tales armas-, son sumamente delicados porque amenazan la propia existencia de nuestra especie. El Oriente Medio se ha convertido en la región más conflictiva del mundo, y el área donde se generan los recursos energéticos vitales para la economía del planeta.

 
El poder destructivo y los sufrimientos masivos que originaban algunos de los medios utilizados en la Segunda Guerra Mundial motivaron una fuerte tendencia a prohibir algunas armas como los gases asfixiantes y otras empleadas en aquella guerra. Sin embargo, las pugnas de intereses y las enormes ganancias de los productores de armas los llevó a la confección de armamentos más crueles y destructivos, hasta que la tecnología moderna aportó el material y los medios cuyo empleo en una guerra mundial conducía al exterminio.
 

Sostengo el criterio, sin dudas compartido por todas las personas con un sentido elemental de responsabilidad, de que ningún país grande o pequeño tiene el derecho a poseer armas nucleares.
 
Nunca estas debieron usarse para atacar dos ciudades indefensas como Hiroshima y Nagasaki, asesinando e irradiando con horribles y duraderos efectos a cientos de miles de hombres, mujeres y niños, en un país que ya estaba militarmente vencido.

 
Si el fascismo obligaba a las potencias coaligadas contra el nazismo a competir con ese enemigo de la humanidad en la fabricación de tal arma, finalizada la guerra y creada ya la Organización de Naciones Unidas, el primer deber de esa organización era prohibir tal arma sin excepción alguna.

 
Pero Estados Unidos, la potencia más poderosa y rica, impuso al resto del mundo la línea a seguir. Hoy posee cientos de satélites que espían y vigilan desde el espacio a todos los habitantes del planeta. Sus fuerzas navales, aéreas y terrestres están equipadas con miles de armas nucleares, manejan a su antojo, a través del Fondo Monetario Internacional, las finanzas y las inversiones del mundo.

 
Si se analiza la historia de cada una de las naciones de América Latina, desde México hasta la Patagonia, pasando por Santo Domingo y Haití, podrá observarse que todas, sin una sola excepción han sufrido durante doscientos años, desde los inicios del siglo XIX hasta hoy, y de una u otra forma están sufriendo cada vez más los peores crímenes que el poderío y la fuerza pueden cometer contra el derecho de los pueblos. Escritores brillantes surgen en creciente número: uno de ellos, Eduardo Galeano, autor de “Las venas abiertas de América Latina”, que describe lo anterior, acaba de ser invitado a inaugurar el prestigioso Premio Casa de Las Américas, como un reconocimiento a su relevante obra.

 
Los acontecimientos se suceden con increíble rapidez; pero la tecnología los transmite al público de forma aún más rápida. Un día cualquiera, como el de hoy, noticias importantes se suceden con extraordinario ritmo. Un despacho cablegráfico fechado ayer 11, recoge la siguiente noticia textual: “La presidencia danesa de la Unión Europea afirmó el miércoles que una nueva serie de sanciones europeas más severas contra Irán se decidirá el 23 de enero en razón de su programa nuclear, apuntando no sólo el sector petrolero sino también al banco central.
 

“‘Iremos más lejos a la vez en lo que se refiere a las sanciones petroleras y contra las estructuras financieras’” dijo el jefe de la diplomacia danesa Villy Soevndal, durante un encuentro con la prensa extranjera. Puede apreciarse con claridad que, a fin de impedir la proliferación nuclear, Israel puede acumular cientos de ojivas nucleares mientras Irán no puede producir uranio enriquecido al 20%.

 
Otra noticia sobre el tema, de una conocida y experta agencia informativa británica refiere que: “China no dio señales el miércoles de ceder terreno a las demandas de Estados Unidos de que reduzca sus compras de petróleo iraní y consideró un exceso las sanciones de Washington contra Teherán…”.

 
Cualquiera se asombraría de la tranquilidad con que Estados Unidos y la civilizada Europa promueven esta campaña con una pasmosa y sistemática práctica terrorista. Baste estas líneas trasmitidas por otra importante agencia europea de noticias: “El asesinato, el miércoles, de un responsable de la planta nuclear de Natanz, en el centro de Irán, cuenta tres precedentes desde enero de 2010.”
 

El 12 de enero de ese año “un físico nuclear internacionalmente reconocido, Masud Alí Mohamadi, profesor en la universidad de Teherán y que trabajaba para los Guardianes de la Revolución, murió en la explosión de una moto bomba delante de su domicilio…”

 
“29 de noviembre de 2010: Majid Shahriari, fundador de la Sociedad nuclear de Irán y ‘encargado de uno de los grandes proyectos de la Organización iraní de la energía atómica’ [...] fue muerto en Teherán por la explosión de una bomba magnética fijada a su automóvil.

 
“El mismo día, otro físico nuclear, Fereydoun Abasi Davani, fue objeto de un atentado en condiciones idénticas cuando estacionaba su coche delante de la universidad Shahid Beheshti en Teherán, donde los dos hombres eran profesores.” -Fue solo herido.

 
“23 de julio de 2011: El científico Dariush Rezainejad, que trabajaba en proyectos del ministerio de la Defensa, fue muerto a balazos por desconocidos que se desplazaban en una moto en Teherán.”
 

“11 de enero de 2012: -es decir, el mismo día en que Ahmadinejad viajaba de Nicaragua a Cuba, para dar su conferencia en la Universidad de La Habana- El científico Mostafa Ahmadi Roshan, que trabajaba en la planta de Natanz, de la cual era vice-director para los asuntos comerciales, murió en la explosión de una bomba magnética colocada sobre su automóvil, cerca de la universidad Allameh Tabatabai, al este de Teherán”.  Como en años anteriores “Irán acusó nuevamente a Estados Unidos e Israel.”

 
Se trata de una carnicería selectiva de brillantes científicos iraníes sistemáticamente asesinados. He leído artículos de conocidos simpatizantes de Israel que hablan de crímenes realizados por sus servicios de inteligencia, en cooperación con los de Estados Unidos y la OTAN, como algo normal.

 
Al mismo tiempo, desde Moscú las agencias informan que “Rusia advirtió hoy que en Siria está  madurando un escenario similar al de Libia, pero alertó que está  vez el ataque vendrá desde la vecina Turquía.

 
“El Secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolai  Patrushev, sostuvo que Occidente desea ‘castigar a Damasco no  tanto por la represión a la oposición sino por su renuencia a interrumpir su alianza con Teherán’.”

 
“…en su opinión, en Siria está madurando un escenario como el de Libia, pero en esta oportunidad, las fuerzas de ataque no vendrán de Francia, Gran  Bretaña e Italia sino de Turquía’.”

 
“Incluso, se atrevió a adelantar que ‘es posible que Washington y Ankara están ya definiendo varias opciones de zonas de exclusión de vuelo, donde ejércitos armados de rebeldes sirios podrían ser entrenados y concentrados’.”
 

Las noticias no solo proceden de Irán y el Oriente Medio, sino también de otros puntos del Asia Central próximos al Oriente Medio. Las mismas nos permiten apreciar la complejidad de los problemas que pueden derivarse de esa peligrosa zona.

 
Estados Unidos ha sido conducido por su contradictoria y absurda política imperial a problemas serios en países como Pakistán, cuyas fronteras con otro importante Estado, Afganistán, fueron trazadas por los colonialistas sin tomar en cuenta cultura ni etnias.

 
En este último país, que durante siglos defendió su independencia frente al colonialismo inglés, la producción de drogas se ha multiplicado desde la invasión yanki, y los soldados europeos apoyados por los aviones sin piloto y armamento sofisticado de Estados Unidos cometen bochornosas matanzas que incrementan el odio de la población y alejan las posibilidades de paz. Eso y otras inmundicias también se reflejan en los despachos de las agencias occidentales de noticias.

 
“WASHINGTON, 12 Enero 2012  - El secretario estadounidense de Defensa,  Leon Panetta, calificó este jueves de ‘absolutamente lamentable’ el comportamiento de cuatro hombres presentados como marines norteamericanos orinando sobre cadáveres en Afganistán en un video difundido por internet.

 
“‘He visto las imágenes y encuentro el comportamiento (de esos hombres) absolutamente lamentable’…”
 
“‘Este comportamiento es totalmente inapropiado de parte de miembros del ejército estadounidense y no refleja en ningún caso los criterios y los valores que nuestras fuerzas armadas juran respetar’…”

 
En realidad ni lo afirma ni lo niega. Cualquiera puede quedarse con la duda y posiblemente el mismo Secretario de Defensa.
 

Pero también resulta extremadamente inhumano, que hombres, mujeres y niños, o un combatiente afgano que lucha contra la ocupación extranjera, sea asesinado por las bombas de los aviones sin piloto. Algo también muy grave: decenas de soldados y oficiales pakistaníes, que cuidaban las fronteras del país, han sido destrozados por esas bombas.
 

En declaraciones del propio Karzai, Presidente de Afganistán este expresó que el ultraje a los cadáveres era “’simplemente inhumano’, y pidió al gobierno estadounidense que ‘aplique el castigo más severo a quién sea que acabe siendo condenado por este crimen’.”

 
Portavoces de los talibanes declararon que “‘en los diez últimos  años se dieron centenares de actos similares que no fueron revelados’…”

 
Uno incluso siente lástima por aquellos soldados, separados de familiares y amigos, a miles de kilómetros de su propia patria, enviados a luchar en países que ni siquiera tal vez oyeron mencionar como escolares, donde les asignan la tarea de matar o morir para enriquecer a empresas transnacionales, fabricantes de armas y políticos inescrupulosos, que dilapidan cada año los fondos que se necesitan para la alimentación y la educación de los incontables millones de hambrientos y analfabetos en el mundo.

 
No pocos de esos soldados, víctimas de los traumas sufridos, terminan privándose la vida.

 
¿Acaso exagero cuando afirmo que la paz mundial pende de un hilo?
 


Fidel Castro Ruz
 
Enero 12 de 2012
 
9 y 14 p.m.
 

Publicado enInternacional
Viernes, 23 Diciembre 2011 14:47

La segunda guerra fría y América del Sur

La segunda guerra fría y América del Sur
La “guerra contra el terror” inaugurada por George W Bush tras los atentados del 11 S, está siendo desplazada por la “contención” de China, la nueva estrategia delineada por el Pentágono para cercar y, eventualmente, ahogar a la potencia asiática, con el objetivo de mantener la supremacía global.  El último viraje del imperio involucra de lleno a Sudamérica.
 
Noviembre fue el mes en que se plasmó el cambio de rumbo. “En nuestros planes y presupuestos para el futuro, vamos a asignar los recursos para mantener nuestra fuerte presencia militar en esta región”, dijo Barack Obama el 17 de noviembre ante el parlamento australiano.  En la edición de noviembre de Foreing Policy, la secretaria de Estado Hillary Clinton hizo algunas precisiones. “Durante los últimos diez años hemos dado ingentes cantidades de recursos a Irak y Afganistán.  En los próximos diez años, debemos ser inteligentes acerca de dónde invertimos nuestro tiempo y energía, de forma que logremos la mejor posición posible para mantener nuestros liderazgo”.
 
En la próxima década, según Clinton, Estados Unidos realizará la mayor inversión “diplomática, económica, estratégica y demás, en la región Asia-Pacífico”.  Como en toda estrategia estadounidense, lo militar y lo económico forman una sola política.  En lo inmediato, se adelanta el despliegue de 250 infantes de marina en Darwin (norte de Australia), hasta alcanzar los 2.500 militares.  Hasta ahora el Pentágono cuenta con bases en Japón, Corea del Sur, Taiwán y Guam, pero al establecerse en Australia forma una tenaza sobre la salida de China al océano Pacífico.  Esta política forma parte del objetivo no declarado de formar una “OTAN del Pacífico” para presionar y cercar a China.
 
El segundo paso no es militar sino económico.  Consiste en un ambicioso acuerdo de libre comercio entre varios países del Pacífico denominado Acuerdo de Asociación Trans-pacífico, TPP(1).  Hasta ahora se trata de nueve países: Australia, Brunei, Chile, Estados Unidos, Malasia, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.  China es dejada fuera y se consigue romper la ASEAN, la Asociación de Naciones del Sureste Asiático, donde ese país tiene un papel hegemónico.
 
Según Michael T. Klare, el nuevo centro de gravedad de la política estadounidense supone el abandono de Oriente Medio, que durante medio siglo fue su prioridad, para focalizarse en la que considera su principal adversaria.  La lectura del Pentágono sostiene que el talón de Aquiles de la economía china son las importaciones de petróleo que llega al país necesariamente por el Mar del Sur de China, donde Obama prevé su mayor despliegue militar(2).
 
La respuesta de China sigue consistiendo en apostar al diálogo, pero fortaleciendo sus estructuras defensivas. A diferencia de las potencias occidentales, que ascendieron a caballo de las guerras de conquista (desde España y Portugal hasta Inglaterra y Estados Unidos), el ascenso chino se basa en el comercio y la diplomacia.  Esa diferencia es a la vez su potencial mayor, en la medida que no es una potencia agresiva, pero a la vez su debilidad, ya que puede ser desplazada por la fuerza como sucedió en Libia.
 
Debilidad estructural
 
La crisis de los Estados Unidos es más grave que la que atraviesa la Unión Europea.  “Ahora insolvente se tornará ingobernable, arrastrando a los estadounidenses y a quienes depende de él a conmociones económicas, financieras y monetarias, geopolíticas y sociales violentas y destructivas”, asegura el Boletín Europeo de Anticipación Política (Geab No. 60, 16 de diciembre).
 
En los próximos cuatro años el país que diseñó el mapa global desde 1945, vivirá siempre según este pronóstico, “parálisis institucional y la desarticulación del bipartidismo tradicional”, una espiral de recesión-depresión-inflación y “la descomposición del tejido socio-político”.  Es cierto que semejante pronóstico suena apocalíptico, pero ¿quién hubiera pensado que la agencia S&P llegaría a degradar la calificación del país?
 
A escala internacional Estados Unidos cada vez tiene menos aliados.  Immanuel Wallerstein recuerda que sólo en noviembre y la primera mitad de diciembre la Casa Blanca “ha tenido confrontaciones con China, Pakistán, Arabia Saudita, Israel, Alemania y América Latina” (La Jornada, 18 de diciembre).  Los fracasos se extienden: Obama envió al secretario del tesoro, Timothy Gethner a Europa para sugerir alternativas a la crisis y fue olímpicamente ignorado; fue humillado por Pakistán y luego por Irán, ya que al parecer el drone que “aterrizó” en ese país no sufrió un accidente sino que fue bajado por un ciberataque.
 
Pero la situación más grave es la interna.  Un estadounidense de cada seis recibe bonos de alimentación así como uno de cada cuatro niños; el 57 por ciento de los niños vive en hogares pobres; el 48,5 por ciento vive en grupos familiares asistidos por el Estado, frente a un 30 por ciento en 1983 (The Economic Collpase, 16 de diciembre).  Llama la atención el agravamiento de la situación social en pocos años: desde 2007 el ingreso familiar cayó un siete por ciento; en zonas de California el precio de la vivienda cayó un 63 por ciento, el precio promedio de una casa en Detroit es de 6.000 dólares y el 18 por ciento de las viviendas de Florida están vacías.  Un niño de cada cinco experimenta episodios de vida en la calle.
 
Todos los días aparecen datos nuevos que revelan el deterioro social y moral del país.  La revista Pediatrics, de la Academia de Pediatras, reveló que a los 23 años uno de cada tres estadounidenses ha sido arrestado en algún momento.  En 1965 sólo lo habían sido el 22 por ciento a esa edad (USA Today, 19 de diciembre).  Según los autores del estudio, esos datos no significan que haya una mayor criminalidad juvenil, sino que “obedece a leyes más estrictas” ante situaciones de escándalo público o consumo de sustancias prohibidas.  Concluyen que los arrestos de jóvenes tienen consecuencias nefastas para su desarrollo y alientan “comportamiento violento y conductas antisociales”.  Si el estudio discriminara los arrestos que sufren negros e hispanos, los resultados hubieran sido escandalosos.
 
Un cerco a la integración
 
En una situación interna e internacional tan grave, el viraje estratégico puede, como señala Klare, llevar al mundo a una situación “extremadamente peligrosa”.  En su opinión, compartida por otros analistas, estamos ingresando en una nueva guerra fría que no excluye “el dominio y la provocación militar” con fuerte énfasis en el control de los hidrocarburos del planeta.  Si el objetivo de Estados Unidos frente a China consiste en “poner de rodillas a su economía, mediante el bloqueo de sus vías de suministro de energía”, esa política -que no es nueva- es de hecho un anuncio para el resto del mundo.  Recordemos dos hechos: Sudamérica aporta el 25 por ciento del petróleo que importa Estados Unidos y los mayores descubrimientos de crudo en la última década están en aguas territoriales brasileñas.
 
Las exportaciones de Venezuela al país asiático están en el punto de mira.  Las inversiones chinas en ese país acumulan 40 mil millones de dólares desde 2007.  PDVSA exporta 430 mil barriles diarios de petróleo a China pero las estatales chinas CNPC y Sinopec planean multiplicar por diez su bombeo de crudo en el país hasta llegar a 1,1 millones de barriles diarios en 2014, para lo cual han recibido cinco áreas en la Faja Petrolífera del Orinoco, que requieren unos 20.000 millones de dólares en inversiones cada una (Reuters, 20 de diciembre).
 
El viraje de Obama cuando insiste en que “Estados Unidos es un país del Pacífico”, cuando siempre había sido un país Atlántico, no sólo implica tejer alianzas en Asia sino también en América Latina.  El TPP incluye a Chile y Perú y espera involucrar a México.  En paralelo, el 5 de diciembre en Mérida los cuatro países de la Alianza del Pacífico (Chile, México, Perú y Colombia) acordaron lanzar el bloque comercial en junio de 2012, crear un mercado integrado con sus bolsas de valores y eliminar las tarifas aduaneras luego de 2020.
 
Para Andrés Oppenheimer, “veremos una división de facto de América Latina, entre un bloque del Pacífico y un bloque del Atlántico” (La Nación, 13 de diciembre).  El análisis conservador desestima la recién estrenada Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).  En efecto, el columnista de La Nación (que además escribe en The Miami Herald y es analista político de CNN en Español) sostiene que en la cumbre presidencial de Caracas hubo apenas “discursos poéticos sobre la unidad regional”, sin ninguna consecuencia económica.
 
Una de las tendencias más importantes que se ha disparado luego de la crisis de 2008, es hacia la conformación de bloques regionales y comerciales, que redunda en un retorno del proteccionismo.  La reciente decisión del Mercosur de elevar el arancel externo del 14 al 35 por ciento, forma parte de esa tendencia que busca proteger a la región ante la exportación de los países centrales de los productos que no pueden consumir internamente.
 
Con la crisis se redujo la demanda de Europa y Estados Unidos, lo que está provocando que países emergentes como China e India acumulen stocks de mercancías que pretenden colocar a precios muy bajos, lo que está afectando las industrias de la región, en particular a Brasil y Argentina.  Ciertamente, los países que no tienen un importante sector industrial, como Paraguay y Uruguay, no se benefician con ese tipo de medidas pero, sin embargo, pueden obtener mayores cuotas de exportación hacia los grandes de la región.
 
Brasil toma nota
 
En Brasil ha ganado espacio la convicción de que debe enfrentar nuevas amenazas y que ellas provienen de los países centrales, en particular de los Estados Unidos.  Lo interesante es que esa convicción atraviesa a toda la sociedad, arriba y abajo.
 
Cinco días después del discurso de Obama ante el parlamento de australiano, militares brasileños filtraron a la prensa un informe interno del Ministerio de Defensa sobre la situación del equipamiento de las diversas armas. La prensa conservadora tituló que buena parte del material bélico se había convertido en “chatarra” y aseguraba que de las cien embarcaciones de combate de la Marina apenas 53 están navegando y que sólo dos de sus 24 aviones A-4 están operativos (O Estado de Sao Paulo, 22 de noviembre).
 
La difusión del “informe secreto” se produjo en un momento en que diversos sectores, incluyendo al ministro de Defensa, Celso Amorim, presionan para acelerar el proceso de modernización y equipamiento de las fuerzas armadas, y muy en particular de la Marina encargada de defender la Amazonia verde y la azul, en referencia a las dos principales riquezas del país: biodiversidad y petróleo.  Otro de los puntos neurálgicos es la compra de 36 cazas a Francia que lleva más de dos años paralizada.  Sin embargo, la prensa no destaca los importantes avances que se están realizando en la fabricación de submarinos con importante transferencia de tecnología.
 
El general de brigada (retirado) Luiz Eduardo Rocha Paiva, miembro del Centro de Estudios Estratégicos del Ejército con amplia trayectoria militar y formación estratégica, analizó el reciente viraje estadounidense advirtiendo que la “pérdida de espacios” de la superpotencia y sus aliados repercute directamente sobre la región sudamericana y Brasil.  Vale la pena reproducirlo extensamente porque refleja la mirada de buena parte de los gobernantes, militares o no, del país.  “Los conflictos llegaron a nuestro entorno.  El fracaso o éxito limitado de Estados Unidos y sus aliados en áreas distantes resultarán en presiones para imponer condiciones que aseguren el acceso privilegiado a las riquezas de América del Sur y del Atlántico Sur” (O Estado de Sao Paulo, 20 de diciembre).
 
Rocha Paiva destaca la creciente influencia de China en la región, la presencia de Rusia e Irán en países como Venezuela y concluye: “Los Estados Unidos reaccionarán a la penetración de rivales en su área de influencia y eso afectará el liderazgo de Brasil en el proceso de integración regional y en la defensa de su patrimonio y su soberanía”.  Por eso apuesta a reforzar el poder militar defensivo ante la nueva realidad.
 
Tan interesante como su mirada global es la que hace de la región.  “No son los vecinos la razón para reforzar el poder militar del país, sino su ascenso como potencia económica global, la participación destacada en el comercio mundial y la codicia por nuestros recursos y posición geoestratégica.  Todo eso sacó a Brasil de su posición periférica y lo colocó en las rutas de cooperación y conflicto”.  Concluye advirtiendo que a Brasil le puede suceder en el siglo XXI, lo mismo que a China en el XIX: “Las potencias rivales se pueden unir para presionar y amenazar al país” (3).
 
Esa percepción sobre las amenazas que enfrenta es compartida por una porción mayoritaria de los brasileños. Un reciente estudio del Instituto de Investigación Económica Aplicada (IPEA por sus siglas en portugués), entre casi cuatro mil personas, muestra que el 67 por ciento piensa que existe una amenaza militar extranjera por los recursos naturales de la Amazonia.  Un 63 por ciento cree que los yacimientos hidrocarburíferos en el mar pueden sufrir ataques militares externos(4).
 
Más interesantes aún son las respuestas cuando la pregunta gira en torno a qué país puede constituir una amenaza militar en los próximos veinte años para Brasil.  El 37 por ciento piensa en Estados Unidos.  Muy lejos, Argentina con el 15 por ciento.  Debe destacarse que esa era la hipótesis de guerra más probable desde la independencia hasta la creación del Mercosur, incluyendo a la dictadura militar (1964-1985) cuyo despliegue principal era en dirección sur.  Esta percepción revela que los cambios en la estrategia militar de Brasil, que se plasmaron en la última década y sobre todo en la “Estrategia Nacional de Defensa”, publicada en 2008, cuenta con un amplio respaldo social.
 
El posicionamiento estratégico de un país madura en tiempos largos y la aplicación de la nueva estrategia se hace realidad en décadas.  El Brasil de arriba y el de abajo coinciden en que el país es vulnerable ante probables amenazas externas.  Tal vez esa percepción haya comenzado a cambiar el 8 de diciembre, cuando dos soldadores del equipo franco-brasileño que trabajan en los astilleros de la DCNS (Direction des Constructions Navales) en Cherburgo, de un total de 115 aprendices que están trabajando para transferir tecnología, comenzaron a soldar la última unión de las secciones del primero de los cuatro submarinos Scorpene destinados a Brasil (DefesaNet, 8 de diciembre).  En adelante, se fabricarán en el astillero de la Marina en Rio de Janeiro.
 
 
Notas
 
1) El Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económico fue firmado en 2005 por cuatro países: Brunei, Chile, Nueva Zelanda y Singapur. Los demás, incluyendo Estados Unidos, se fueron incorporando progresivamente.
 
2) “Jugando con fuego. Obama amenaza a China”, Sin Permiso, 11 de diciembre.
 
3) Se refiere a las dos guerras del opio cuando Inglaterra y Francia se unieron contra China.
 
4) “O sistema de indicadores de percepçao social. Defensa Nacional”, IPEA, 15 de diciembre de 2011.
Publicado enInternacional
Miércoles, 21 Diciembre 2011 07:25

Kim Jong-Il: ¿infarto del miocardio o asesinato?

 Kim Jong-Il: ¿infarto del miocardio o asesinato?
La pregunta sobre la causa de la muerte súbita del líder de Corea del Norte, Kim Jong-Il, no es irreverente y su respuesta real determinará la tersura de la delicada transición que ha recaído en Kim Jong-Un, el menor de tres hijos de aquél y quien, a juicio de los observadores japoneses, es el "más duro y competitivo", en similitud al carácter de su padre.

La noticia de la muerte tardó alrededor de 72 horas en ser oficializada y lo más llamativo es una nota en el interludio de Russia Today (18/12/11) a las 22:48 horas, es decir, cuando ya había muerto el mandatario. En ese momento al detectarse la nota, cuando ya medio mundo anunciaba el deceso, el portal ruso todavía "no se actualizaba".

Dado el contenido de la nota de Russia Today, mi primer impulso fue que había sido asesinado, lo cual externé en comentarios privados por correo electrónico.

La nota de Russia Today era trascendental y revelaba un probable acuerdo no público entre Estados Unidos y el mandatario Kim Jong-Il para "intercambiar alimentos a cambio de la moratoria del programa nuclear". Corea del Norte: "Un acuerdo tentativo entre Washington y Pyongyang está en marcha, bajo el cual Estados Unidos abastecerá con ayuda alimentaria a Corea del Norte a cambio de una moratoria de su controvertido programa nuclear", y cuyas "amplias líneas" fueron dadas a conocer por la agencia Ap.

No alego que este acuerdo inmediatamente antes y/o después del deceso extraño del mandatario de Corea del Norte, por "exceso de estrés físico y mental (sic)", haya desatado la ira de los "duros" del régimen, pero se tiene la obligación de tomarlo en cuenta.

Sucede que se habían escenificado negociaciones durante varios meses en Nueva York, Ginebra y Pekín, y “según las fuentes –que permanecieron anónimas (nota: el viejo truco) debido a lo delicado de las negociaciones–, se habían dado progresos sustanciales (¡sic!)”.

Corea del Norte "había acordado suspender las pruebas nucleares y de misiles balísticos, reanudar la inspección internacional y restablecer el diálogo con Corea del Sur".

Estados Unidos solía ser, insólitamente, el mayor abastecedor de alimentos a Corea del Norte hasta que suspendió el suministro en 2009 prácticamente al mismo tiempo del cese de las negociaciones hexapartitas (Rusia, China, Japón, Estados Unidos, Corea del Norte y Corea del Sur).

Un diplomático "innominado" (otra vez el viejo truco) en Washington fue citado por la agencia Yonhap (la mayor de Seúl) diciendo que Estados Unidos había prometido librar a Corea del Norte hasta 240 mil toneladas de "ayuda alimentaria".

Glyn Davies, enviado de Estados Unidos a Corea del Norte, "negó cualquier vínculo entre el programa de ayuda alimentaria y la reanudación de las negociaciones hexapartitas".

Russia Today concluye que “varias fuentes cercanas a las negociaciones comentaron a las agencias de noticias en forma "anónima" (¡súper sic!) que dicho anuncio podía esperarse tan temprano como el lunes”. En lugar del espectacular anuncio del acuerdo entre Estados Unidos y Corea del Norte se anunció el deceso del líder Kim Jong-Il.

Newsmax (19/12/11), portal hiperconservador vinculado a la CIA, destapa las "sospechas sobre la causa de la muerte del dictador de Corea del Norte", quien falleció a bordo de un tren "mientras se dirigía a un destino sin identificar (¡sic!)". Cita a un politólogo conocido por su animadversión al líder de Corea del Norte, quien no elimina la "posibilidad" de que "haya sido asesinado por quienes guardan descontento con la forma en que gobernaba el país", en especial, después de "haber nombrado a su tercer hijo Kim Jong-Un para un liderazgo dinástico de sucesión", lo cual indispuso a "varios altos militares mayores de 50 años quienes fueron ignorados" y cobijan "profundos resentimientos".

Newsmax abunda sobre los "rumores (sic)" que se han propalado, entre ellos de que "un militar de alto rango había sido asesinado". Según el mismo geopolitólogo de marras, "la disminución (¡sic!) del poder de los militares pudo haber destapado el descontento latente". Newsmax se cura en salud y cita a un representante de la Radio Libre de Corea del Sur, con sede en Seúl, quien comentó que "no existía evidencia de una mala jugada" y que la causa de la muerte oficial fue confirmada por una autopsia.

A los enemigos de China y, obviamente, de Corea del Norte, les conviene atizar el fuego de la sucesión y son capaces de propagar cual su costumbre la peor desinformación respecto a la muerte del "supremo líder" de Corea del Norte, quien sufría diabetes y había padecido dos previos infartos hace tres años, por lo que no sería nada raro que sufriese un infarto fulminante. Sea lo que fuere, sigue perturbando la nota citada de Russia Today en el interludio del deceso.

Lo importante radica en la percepción de la población sobre la "verdad" y la "verosimilitud": una cosa es lo real, que solamente conocerán algunos privilegiados del poder, y otra es la percepción de la población que, de acuerdo con su muy respetable idiosincrasia, se ha volcado en una consternación colectiva, lo cual ha sido descrito por el mismo Russia Today (19/12/11): "La noticia del deceso del líder de Corea del Norte ha puesto a la población de 24 millones al borde de la aflicción, histeria masiva y la insanidad (sic)", con las lágrimas en los ojos de hombres, mujeres, niños y hasta los comentaristas de sus multimedia.

Sea cual fuere la causa del deceso del líder de Corea del Norte (ojalá haya sido de muerte natural, porque de otra forma estaríamos al borde de una lucha salvaje por el poder, que afectaría los intereses de China, primordialmente), lo que más contará será la aceptación, por el poderoso mando militar, del sucesor de solamente 27 años de edad, de quien se sabe muy poco, a grado tal que el mismo Russia Today (19/12/11) indaga "10 hechos o rumores (sic)" sobre su personalidad casi incógnita y quien fue formado en una escuela de Suiza y es ávido de James Bond.

Lo único real sobre el frescamente ungido "gran sucesor" y, sobre todo, avalado por China, es que fue "oficialmente introducido al pueblo de Corea del Norte" cuando fue nombrado general de cuatro estrellas (sin carrera militar) en septiembre de 2010.

Kim Il-Sung, el "presidente eterno", quien abrió la dinastía familiar, duró 46 años en el poder. Su hijo Kim Jong-Il permaneció 17 años. ¿Cuánto se mantendrá el "gran sucesor" de 27 años, quien heredó también la diabetes de su padre?

La prensa británica, cual es su costumbre de corte propagandístico, se ha volcado contra Corea del Norte y vaticina una tormentosa inestabilidad sucesoria.

La inesperada muerte del "supremo líder" causó angustia en Estados Unidos, Japón y Corea del Sur (donde la bolsa y la divisa won se desplomaron).

Mientras The New York Times (19/12/11) vaticina "una transición incierta (¡sic!)", China, la gran protectora de Corea del Norte, consagró una amplia cobertura al deceso.

El portal chino Global Times (19/12/11) considera que la prioridad es la "estabilidad" y que corresponde a China "asegurar una transición suave en Corea del Norte", ya que la muerte de su líder "es un tema crucial (¡súper sic!) para el noreste asiático. No importa la manera en que la transición del poder sea realizada, algunos (¡sic!) países lo tomarán como una oportunidad (sic) para cambiar el patrón estratégico de la región".

Los comentarios ferozmente nihilistas del Financial Times presagian que Estados Unidos y Gran Bretaña pronto pondrán a prueba tanto la capacidad del juvenil líder como la cohesión de la estructura militar de Corea del Norte. La clave está en China.
Publicado enInternacional
Domingo, 18 Diciembre 2011 07:06

Estados Unidos contra el mundo

Hubo un tiempo en que Estados Unidos tenía muchos amigos, o por lo menos seguidores relativamente obedientes. En los días que corren, parece que no tiene sino adversarios, de todas las coloraciones políticas. Es más, no parece estarle yendo muy bien en los encuentros con sus adversarios. Tomemos lo que ha estado ocurriendo en noviembre y la primera mitad de diciembre de 2011. Ha tenido confrontaciones con China, Pakistán, Arabia Saudita, Israel, Irán, Alemania y América Latina. No puede uno decir que haya llevado la mejor parte en estas controversias.
 

El mundo interpretó la presencia y los anuncios del presidente Barack Obama en Australia como un abierto desafío a China, pues le dijo al Parlamento australiano que Estados Unidos estaba decidido a "destinar los recursos necesarios para mantener nuestra fuerte presencia militar en esta región". Para este fin, Estados Unidos está enviando a 250 marines a una base aérea australiana en Darwin (y posiblemente aumente este número en el futuro a 2 mil 500 elementos).
 

Ésta es sólo una de tantas jugadas de despliegue militar semejante en la región. Así, conforme Estados Unidos se retira (o se ve forzado a retirarse) de Medio Oriente –por razones políticas y financieras– muestra sus músculos en la región Asia-Pacífico. ¿Es esto realmente creíble, en un momento en que hay una renuencia creciente del público estadunidense para involucrarse en el exterior y hay exigencias urgentes de que reduzca sus gastos, incluidos los gastos militares? Hasta ahora, la "respuesta" de China ha sido, virtualmente, no responder, como diciendo que el tiempo está del lado de China, aun en cuanto a sus relaciones con Estados Unidos, o tal vez, especialmente para sus relaciones con Estados Unidos.
 

Luego está Pakistán. Estados Unidos ha arrojado el guante. Pakistán debe cesar de proteger a sus movimientos islamitas. Debe dejar de socavar al gobierno de Karzai en Afganistán. Debe cesar de amenazar a India con acciones militares en Cachemira. ¿O qué? Ése es el problema. Aparentemente, según documentos filtrados, Estados Unidos pensaba que el último amigo que le quedaba en Pakistán, el actual presidente Asif Alí Zardari, podía correr al líder del ejército, el general Ashfaq Parvez Kayani. En respuesta, el general Kayani hizo arreglos para que el presidente Zardari fuera a Dubai a un tratamiento médico. El golpe potencial, con respaldo de Estados Unidos, falló. Y si Estados Unidos intentara tomar represalias cortando la asistencia financiera, siempre está China para tomar su lugar.
 

En Medio Oriente, lo que más quiere el presidente Obama es que nada grave ocurra entre Israel y los palestinos, por lo menos hasta ser relegido. Esto no satisface las necesidades de Arabia Saudita o del primer ministro Netanyahu de Israel. Así que ambos continúan agitando el caldero, desde el punto de vista estadunidense. Y Estados Unidos quedó en la posición de pedirles, no de exigirles o controlarlos.
 

Luego está Irán, supuestamente la principal preocupación inmediata de Estados Unidos (como lo es para Arabia Saudita e Israel). Así que Estados Unidos ha estado utilizando sus más supersecretos aviones no tripulados (los drones) para espiar a Irán. No hay nada sorprendente en esto, excepto que parece que de algún modo uno de estos drones aterrizó en Irán. Digo "aterrizó" porque el punto clave es por qué y cómo fue que lo hizo. La CIA, de la cual es este drone, ha intentado, de un modo poco convincente, sugerir que hubo alguna falla mecánica que explica la cuestión. Los iraníes han sugerido que lo bajaron mediante una ciberacción. Estados Unidos dice "imposible" –pero Debka, la voz por Internet de los halcones israelíes, dicen que es cierto. Yo en esto pienso que es probable. Además, ahora que los iraníes tienen el drone, trabajan en descifrar todos sus secretos técnicos. ¿Quién sabe? Pueden publicar los secretos para que todo el mundo los conozca. Y luego, ¿qué tan supersecretos serán los drones?
 

Ah, sí, Alemania. Como todo mundo sabe, hay una "crisis" en la zona del euro. Y la canciller Merkel ha estado trabajando muy duro para hacer que los países de la zona del euro acepten una "solución" que le funcionará a ella, tanto en lo político, al interior de Alemania, como en lo económico al interior de Europa. Ella ha estado presionando en favor de un nuevo tratado europeo que impondría sanciones automáticas a los países de la zona del euro que violen las condiciones de este tratado. Estados Unidos consideró que éste era el enfoque erróneo. La posición estadunidense fue que ésta era una acción de mediano plazo que no resolvía la situación en el corto plazo. Obama envió a su secretario del Tesoro, Timothy Geithner, a Europa para insistir en sus sugerencias alternativas. No importan los detalles, ni quién es más sabio. Lo importante es señalar que Geithner fue ignorado por completo y que los alemanes siguen en la suya.
 

Finalmente, los países latinoamericanos y del Caribe se reunieron en Venezuela para fundar una nueva organización, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Todos los países del continente firmaron, excepto los dos que no fueron invitados (Estados Unidos y Canadá). La Celac está diseñada para remplazar a la Organización de Estados Americanos (la OEA), que incluía a Estados Unidos y Canadá, y que suspendió a Cuba. Tomará un tiempo para que la OEA desaparezca y que sólo la Celac se mantenga. No obstante, esto no exactamente lo están celebrando en Washington.
 

Traducción: Ramón Vera Herrera

Publicado enInternacional