Domingo, 18 Diciembre 2011 07:06

Estados Unidos contra el mundo

Hubo un tiempo en que Estados Unidos tenía muchos amigos, o por lo menos seguidores relativamente obedientes. En los días que corren, parece que no tiene sino adversarios, de todas las coloraciones políticas. Es más, no parece estarle yendo muy bien en los encuentros con sus adversarios. Tomemos lo que ha estado ocurriendo en noviembre y la primera mitad de diciembre de 2011. Ha tenido confrontaciones con China, Pakistán, Arabia Saudita, Israel, Irán, Alemania y América Latina. No puede uno decir que haya llevado la mejor parte en estas controversias.
 

El mundo interpretó la presencia y los anuncios del presidente Barack Obama en Australia como un abierto desafío a China, pues le dijo al Parlamento australiano que Estados Unidos estaba decidido a "destinar los recursos necesarios para mantener nuestra fuerte presencia militar en esta región". Para este fin, Estados Unidos está enviando a 250 marines a una base aérea australiana en Darwin (y posiblemente aumente este número en el futuro a 2 mil 500 elementos).
 

Ésta es sólo una de tantas jugadas de despliegue militar semejante en la región. Así, conforme Estados Unidos se retira (o se ve forzado a retirarse) de Medio Oriente –por razones políticas y financieras– muestra sus músculos en la región Asia-Pacífico. ¿Es esto realmente creíble, en un momento en que hay una renuencia creciente del público estadunidense para involucrarse en el exterior y hay exigencias urgentes de que reduzca sus gastos, incluidos los gastos militares? Hasta ahora, la "respuesta" de China ha sido, virtualmente, no responder, como diciendo que el tiempo está del lado de China, aun en cuanto a sus relaciones con Estados Unidos, o tal vez, especialmente para sus relaciones con Estados Unidos.
 

Luego está Pakistán. Estados Unidos ha arrojado el guante. Pakistán debe cesar de proteger a sus movimientos islamitas. Debe dejar de socavar al gobierno de Karzai en Afganistán. Debe cesar de amenazar a India con acciones militares en Cachemira. ¿O qué? Ése es el problema. Aparentemente, según documentos filtrados, Estados Unidos pensaba que el último amigo que le quedaba en Pakistán, el actual presidente Asif Alí Zardari, podía correr al líder del ejército, el general Ashfaq Parvez Kayani. En respuesta, el general Kayani hizo arreglos para que el presidente Zardari fuera a Dubai a un tratamiento médico. El golpe potencial, con respaldo de Estados Unidos, falló. Y si Estados Unidos intentara tomar represalias cortando la asistencia financiera, siempre está China para tomar su lugar.
 

En Medio Oriente, lo que más quiere el presidente Obama es que nada grave ocurra entre Israel y los palestinos, por lo menos hasta ser relegido. Esto no satisface las necesidades de Arabia Saudita o del primer ministro Netanyahu de Israel. Así que ambos continúan agitando el caldero, desde el punto de vista estadunidense. Y Estados Unidos quedó en la posición de pedirles, no de exigirles o controlarlos.
 

Luego está Irán, supuestamente la principal preocupación inmediata de Estados Unidos (como lo es para Arabia Saudita e Israel). Así que Estados Unidos ha estado utilizando sus más supersecretos aviones no tripulados (los drones) para espiar a Irán. No hay nada sorprendente en esto, excepto que parece que de algún modo uno de estos drones aterrizó en Irán. Digo "aterrizó" porque el punto clave es por qué y cómo fue que lo hizo. La CIA, de la cual es este drone, ha intentado, de un modo poco convincente, sugerir que hubo alguna falla mecánica que explica la cuestión. Los iraníes han sugerido que lo bajaron mediante una ciberacción. Estados Unidos dice "imposible" –pero Debka, la voz por Internet de los halcones israelíes, dicen que es cierto. Yo en esto pienso que es probable. Además, ahora que los iraníes tienen el drone, trabajan en descifrar todos sus secretos técnicos. ¿Quién sabe? Pueden publicar los secretos para que todo el mundo los conozca. Y luego, ¿qué tan supersecretos serán los drones?
 

Ah, sí, Alemania. Como todo mundo sabe, hay una "crisis" en la zona del euro. Y la canciller Merkel ha estado trabajando muy duro para hacer que los países de la zona del euro acepten una "solución" que le funcionará a ella, tanto en lo político, al interior de Alemania, como en lo económico al interior de Europa. Ella ha estado presionando en favor de un nuevo tratado europeo que impondría sanciones automáticas a los países de la zona del euro que violen las condiciones de este tratado. Estados Unidos consideró que éste era el enfoque erróneo. La posición estadunidense fue que ésta era una acción de mediano plazo que no resolvía la situación en el corto plazo. Obama envió a su secretario del Tesoro, Timothy Geithner, a Europa para insistir en sus sugerencias alternativas. No importan los detalles, ni quién es más sabio. Lo importante es señalar que Geithner fue ignorado por completo y que los alemanes siguen en la suya.
 

Finalmente, los países latinoamericanos y del Caribe se reunieron en Venezuela para fundar una nueva organización, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Todos los países del continente firmaron, excepto los dos que no fueron invitados (Estados Unidos y Canadá). La Celac está diseñada para remplazar a la Organización de Estados Americanos (la OEA), que incluía a Estados Unidos y Canadá, y que suspendió a Cuba. Tomará un tiempo para que la OEA desaparezca y que sólo la Celac se mantenga. No obstante, esto no exactamente lo están celebrando en Washington.
 

Traducción: Ramón Vera Herrera

Publicado enInternacional
De una base militar aérea a un país que se autogobierna
Pakistán sigue con tropas de la OTAN, que lo usan como base para la guerra de Afganistán. Pero las cosas están cambiando drásticamente.

El 15 de noviembre se firmó un mercado común económico entre India (casi mil 200 millones de habitantes) y Pakistán (casi 200 millones), países que antes tenían conflictos frecuentes. Pakistán encuentra en esta alianza de vecinos una salida a sus dificultades con Estados Unidos.

Pakistán empezó a tener esas dificultades cuando, a principios de mayo de 2011, unos 100 militares de Estados Unidos entraron al país sin previo aviso y mataron a Osama Bin Laden, que encabezaba una secta musulmana calificada como terrorista.

Como el gobierno paquistano ni siquiera fue notificado con anticipación, hubo descontento entre la población. También usaba y usa Estados Unidos a Pakistán como base de operaciones para sus ataques a rebeldes de Afganistán, vecino al noroeste del país citado. También eran bombardeadas por la OTAN –que como tal participaba con Estados Unidos a la cabeza– poblaciones de Pakistán, de tribus que de alguna manera tenían relación con los rebeldes afganos, o que en general tenían una cierta autonomía.
Los bombardeos en ocasiones mataban a civiles paquistaníes, lo cual levantaba aún más enojo entre las poblaciones afectadas. Una base militar aérea era usada como base para aviones sin piloto, los cuales habían causado víctimas civiles entre habitantes de las regiones cercanas a Afganistán, pero de Pakistán.
El almirante Mike Mullen, que fue jefe militar de Estados Unidos, acusó a los Servicios de Inteligencia de Pakistán de apoyar ataques contra instalaciones de Estados Unidos y de la OTAN, por ciudadanos Haqqani, con residencia en Pakistán.

Las relaciones entre ambos países se fueron enfriando más, y en un momento dado la llamada ayuda económica de Estados Unidos a Pakistán quedó suspendida. Esto contribuiría al tratado de libre comercio entre este último país e India. Pakistán obtendría un beneficio económico con el intercambio comercial, con lo que se compensaría la suspensión de la mencionada “ayuda económica” estadunidense. Y, a su vez, Pakistán reconoce a India como “nación más favorecida”. El tratado se firmó en Nueva Delhi, como dijimos, el 15 de noviembre.

India es país miembro del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Este país se va a favorecer con un conjunto de naciones que no está claro hasta dónde va a llegar. Normalmente, su ritmo de crecimiento es el segundo del mundo después del de China.

Unas semanas después de la entrada militar sin previo aviso de tropas estadunidense en Pakistán, del 17 al 21 de mayo, hubo una visita a China del primer ministro de Pakistán. Se dio la afirmación china de que cualquier otra penetración de militares estadunidenses en Pakistán sería considerada como si entrara a China.

Las presiones estadunidenses contra Pakistán, por un gasoducto que pactó con Irán, fueron creciendo. En el sitio de internet del Ministerio de Defensa de Pakistán (www.defence.pk) la información sobre esto empieza con la siguiente frase: “Estados Unidos debe ocuparse de sus propios asuntos. Esta es una cuestión comercial entre Irán y Pakistán”. Luego hace una amplia narración de las presiones.

Se han mencionado públicamente las de Pascual (antes fue embajador en México, y en ese momento lo era en Pakistán), y de la secretaria de Estado, con amenazas a Pakistán si seguía con el gasoducto desde Irán. La secretaria dijo que “la comunidad internacional” no vería bien ese gasoducto. Como es sabido, Estados Unidos quiere tener a Irán cada vez más bloqueado.

Pakistán e Irán, lejos de ceder ante las presiones, acordaron acelerar la construcción del gasoducto, y terminarlo en 2013, en vez de 2014 como se había pactado antes. El gas de Irán, además, es el más barato, pues proviene de un yacimiento gigantesco. Además, a Pakistán le urge superar una crisis de generación de energía.

El apoyo internacional a Pakistán ante las amenazas se fue extendiendo. El 7 de noviembre se dio una reunión de primeros ministros de la Organización para la Cooperación de Shanghai, cuyos miembros permanentes son Rusia, China y cuatro países de Asia central. El que presidía la reunión, el primer ministro ruso Putin, dijo públicamente que apoyaba la solicitud del primer ministro de Pakistán de que su país, hasta ahora invitado, fuera admitido como miembro permanente de la organización. Esto fue un paso más para frenar las presiones contra Pakistán.

En la madrugada del sábado 26 de noviembre, helicópteros de la OTAN bombardearon dos puestos militares de Pakistán, cercanos a la frontera con Afganistán. Mataron a por lo menos 24 soldados e hirieron a alrededor de 13.

La reacción, en el gobierno, los militares y en la población, fue muy enérgica. Se cerraron pasos de tropas de la OTAN hacia Afganistán. Se exigió el abandono de la base militar aérea desde donde salían aviones sin piloto de los que han matado civiles, a más tardar el domingo 11 de diciembre. Es el día de hoy, precisamente. Ya se están retirando de esa base bienes y personal, y para el día de hoy eso deberá estar concluido. Se calificó el ataque como violación a la soberanía paquistaní. Poco después, una parte de los soldados paquistaníes fue retirada del frente con Afganistán a la retaguardia.

Ante las posiciones agresivas contra Pakistán y contra Irán, China anunció movimientos de tropas hacia sus zonas fronterizas con el primer país mencionado.

El cuadro de esta amplia parte del sur de Asia muestra cambios notorios. Por un lado, el tratado de libre comercio entre India y Pakistán. Por otro, el acuerdo y la instalación del gasoducto entre Irán y Pakistán. Estos últimos países, con fronteras entre sí, y una enorme población, han contado con el apoyo de China. Se ha ofrecido resistencia a los mencionados intentos de Occidente de imponer su voluntad.
¿Cuántas de las cuestiones mencionadas se habían dejado de publicar en nuestro país?

Antonio Gershenson
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Publicado enInternacional
Hacia el bloque transregional de Latinoamérica y los países árabes
Si los 22 países miembros de la Liga Árabe se encuentran en plena efervescencia revolucionaria –con una tendencia cada vez más diáfana hacia la "islamización" de sus sociedades que nunca dejaron de ser mahometanas, al contrario de la narrativa fantasiosa de la trivial propaganda occidentaloide que pretende imponer su insustentable modelo exógeno por la vía militar, cuando no por la vía subversiva–, la vibrante Latinoamérica (LA) vive el mejor posicionamiento geoeconómico de su historia (lo cual reconoce hasta la revista neoliberal británica The Economist, lo cual ya es mucho decir): desde el milagroso auge de Argentina –el óptimo crecimiento económico de la región, quizá por haber roto los amarres asfixiantes de los caducos FMI, BM y el BID–, pasando por el paradigma del "lulismo" en Brasil –flamante polo del incipiente nuevo orden multipolar–, hasta la inverosímil revaluación de las divisas de Colombia y Perú frente al dólar gracias a la prosperidad de las materias primas –en contraste patético con la devaluación integral del "itamita México neoliberal calderonista".

La semana que transcurrió tuve el honor y la fortuna de haber sido convocado de nuevo como ponente al tercer Foro Internacional Árabe-Latinoamericano, en Cartagena (Colombia), bajo el liderazgo del presidente de República Dominicana, Lionel Fernández. La reunión, cuyo objetivo explícito es "construir una alianza (sic) para el desarrollo y la paz", se celebró bajo los auspicios de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode) y dos universidades de gran calibre de Colombia: El Rosario y la Pontificia Javeriana.

No pudo ser mejor seleccionada la sede de Cartagena –que en la lingüística semítico-fenicia significa La Nueva Ciudad/La Nueva Cartago (Qart Hadasht)– como puente semiótico cultural entre las dos regiones.

Al unísono de la mayoría de los grandes estadistas que han florecido gratamente en LA a inicios del siglo XXI –con sus conocidas minúsculas excepciones y decepciones–, Lionel Fernández, desde la trinchera caribeña de República Dominicana, pese a su exigüidad territorial y poblacional, ha osado en forma antigravitatoria tomar el timón de un proyecto bidireccional de gran envergadura geoeconómica, geopolítica y cultural, por lo que me atreví a bautizarlo como "nuevo Colón del siglo XXI": por descubrir desde la antigua Hispaniola, en forma inversa al descubridor genovés, la potencialidad bidireccional de la sinergia geoeconómica y civilizatoria entre las dos regiones donde las comunidades árabes de LA –que se calculan en más de 20 millones (cifra que dudo, cuando solamente en Brasil existen 12 millones de origen árabe)– están llamadas a desplegar toda su capacidad, aún en hibernación, como bisagra transregional frente a las insólitas oportunidades que presenta la incipiente multipolaridad.

La patológica propaganda israelí-anglosajona ha colocado a ambas regiones en los avernos, mediante su consabida estigmatización exorcista gracias al exagerado poder de sus mendaces multimedia oligopólicos que han degenerado al "árabe" como sinónimo de "terrorista" y degradado al "latinoamericano" a "narcotraficante". De manera jocosa expresé que alguien como yo, "árabe-latinoamericano", pues, entonces, en forma determinista es doblemente "narco-terrorista".

Justamente tales son los patrones de la estereotipia que publicitan sus promotores para avanzar su aviesa agenda "oculta" de control global.

¿Cómo combatir tal ponzoña? Pues con sus antídotos especializados: en general, mediante la simbiosis cultural ("diálogo de civilizaciones" en lugar del huntingtoniano "choque de civilizaciones") y, en forma particular, con la creación de multimedia transregionales y bidireccionales, así como a través de puentes universitarios.

Dividí mi ponencia en dos partes: el enorme potencial transregional (territorial, poblacional y geoeconómico) y sus enormes vulnerabilidades (en geofinanzas y las nuevas tecnologías, incluyendo las supercomputadoras).

Los 33 países de LA y los 22 de la Liga Árabe suman 55 miembros: casi la tercera parte de los 193 países de la ONU.

La suma transregional de sus poblaciones –600 millones de LA y los alrededor 400 millones de la Liga Árabe– constituye mil millones: la tercera población mundial detrás de China e India.

La sumatoria geoeconómica de ambos, medido por el PIB (en poder adquisitivo de paridad de compra) con datos de 2010, alcanza asombrosamente más de 11 billones de dólares (trillones en anglosajón). LA (6.4 billones de dólares) y la Liga Árabe (4.76 billones de dólares) ocupan juntos el tercer lugar mundial, detrás de la Unión Europea (15.2 billones de dólares) y Estados Unidos (14.53 billones) y un lugar antes que China (10.12 billones de dólares).

El PIB transregional representa 15 por ciento del total mundial, con la salvedad de que, según proyecciones de los próximos 10 años, tanto la UE, hoy alicaída, como Estados Unidos, en franca decadencia, proseguirán su declinación, mientras las dos regiones de LA y la Liga Árabe tienden al alza, debido a la consolidación de las materias primas.

Ambas regiones, solas o sumadas, se encuentran en los primeros sitiales de extensión territorial: LA (21.06 millones de kilómetros cuadrados) y la Liga Árabe (13.3 millones de kilómetros cuadrados) cuando se comparan con los cinco primeros lugares mundiales: Rusia (17 millones de km2), Canadá (9.98 millones de km2), Estados Unidos (9.82 millones de km2), China (9.59 millones de km2) y la UE (4.32 km2). La suma territorial de ambas regiones alcanza 34 millones de km2.

Asiento de miríficas culturas y de grandiosas civilizaciones (sumerios, fenicios, egipcios, olmecas, aztecas, mayas, incas etcétera), que los hace más proclives a distanciarse de la imperante barbarie nor-transatlántica de corte financierista, ambas regiones exhiben perturbadoras vulnerabilidades tanto en las geofinanzas como en las nuevas tecnologías (nanotecnología, biotecnología, robótica, genoma y células madre), ya no se diga las "añejas" (nuclear, satelital y cibernética), donde impera la mediocridad, con sus justas excepciones (Brasil y Argentina; el caso del "itamita México neoliberal" es patético).

Con excepción de Brasil, que ocupa dos lugares distantes en la clasificación de las primeras 500 "supercomputadoras", prácticamente LA y la Liga Árabe no tienen presencia en las "nuevas tecnologías", por lo que abogué por la creación de un "banco tecnológico" de sinergia bidireccional, además de "alianzas estratégicas" (en el sentido de joint ventures).

El más reciente índice de desarrollo financiero, del Foro Económico Mundial de Davos, revela el (pre)dominio anglosajón –EU, primer lugar, y Gran Bretaña, segundo sitial, pese a sus debacles financieristas–, mientras LA y la Liga Árabe, cuando aparecen, ocupan los peores puestos.

El control financierista global del G-7 es reflejo del caduco orden unipolar, por lo que tanto LA como la Liga Árabe, además de la creación de bancos transregionales propios (sobran los capitales; falta saber colocarlos), necesitan urgentemente fundar centros financieros creíbles que prohíjen e irradien la multipolaridad del incipiente nuevo orden global. La coyuntura es favorable; ahora falta pasar a la acción creativa.
Publicado enInternacional
Lunes, 05 Diciembre 2011 18:50

Nace la CELAC, Europa agoniza

Nace la CELAC, Europa agoniza
Sarkozy, Merkel, Rajoy hablan del continente. Les salen bancos, recortes, sacrificios sociales. Se les ha olvidado Europa. O nunca la entendieron. Empezaron en la política de políticos.Y cuando te socializas en esas reglas, ya no sabes encontrar el camino de salida. Te lo tiene que enseñar la gente en la calle.

José Mujica, Presidente del Uruguay, habla con Chávez y Morales en las reuniones de la CELAC. Dice con convencimiento de viejo y rabia de urgencia: “¡O las embarazadas de nuestros pueblos comen bien o sus niños van a arrastrar ese problema toda la vida!” Dolor de gente.  Dolor antiguo que llevó a Mujica a la cárcel. Y a Dilma Roussef, y a García Linera,  y a Raúl Castro, y a Hugo Chávez. Y a tantos otros cientos de miles. Cárcel, muerte, oprobio. Pero al final ganaron. Entraron a la política desde la calle. Guerrilleros convertidos en gobierno.

Europa tiene reyes, armas nucleares, bancos internacionales primas de riesgo y promesas de jornadas laborales interminables. En Suramérica hablan de romper con un norte que les ha invadido, robado el gas y el petróleo, los minerales, los frutos y las plantas. Un norte que les ha saqueado aerolíneas, trenes, comunicaciones, la tierra y el agua. Con ayuda de una oligarquía criolla, blanca y eterna, que veraneaba en Miami, en París y en Madrid. El nacimiento de la CELAC estaba lleno de negros que ya no son sombras.

33 países, 600 millones de personas, la reserva de petróleo, gas y agua del mundo, de la biodiversidad, de las culturas ancestrales. Ni China ni Europa entienden la madre tierra. América Latina sí. En la CELAC hablan de la Pachamama. Otra tarea para el Sur americano que no van a resolver en otros lados.

La OEA, dijo el Che, era el Ministerio de Colonias de los EEEUU. Expulsaron a Cuba después de la revolución, y el continente calló. Calló también cuando dieron el golpe contra Allende. Calló en el golpe contra Chávez. Demostró su impotencia en el golpe contra Honduras. Ahora, ha recuperado la voz y ya no necesita gendarmes. Decidir en el sur los problemas del sur.

Europa se creó sobre las cenizas del fascismo. La CELAC, sobre las cenizas del neoliberalismo. Sin Hitler, no habría UE. Sin EEUU, no habría CELAC. Chávez lo entendió y se montó en la grupa de Bólívar para señalar al norte por su responsabilidad y su amenaza. Por eso Mr. Danger. Por eso Pitiyankis. Por eso tenía que oler a azufre en Naciones Unidas. Para que el continente despertara. Para ver a quien no te deja ser.

Europa tenía mucho y lo está perdiendo. América Latina no tenía casi nada y lo está ganando. Europa está sumida en el miedo. América, en la esperanza. Apenas está naciendo. Queda todo por delante. Toma aire para lanzar el salto. Europa resuella sin fuelle. Europa suspira, Américase llena de oxígeno los pulmones. Con la misma madera, puedes hacer ataúdes o violines.

La CELAC nace con voluntad de ser. No se le escapan los problemas. Apostar por la ampliación en vez de por la profundización es generoso. Sentar en la misma mesa a quien podía ser el Israel de los Estados UNidos en la zona -Colombia-, al país condenado a compartir miles de kilómetros de frontera -México- o al gobierno que no sabe hablar mal de Pinochet -Chile- es un reto que merece la pena sólo fuera por la invitación  a estos gobernantes de que vuelven a a mirar hacia el Sur. En Europa, el núcleo duro lo componen los más egoístas -Alemania y Francia-; en la CELAC, los más desprendidos -los del ALBA-.

Escribió el poeta: en Europa, a la paloma de la paz se la comió la gallina de los huevos de oro. En Suramérica, aves de colores alzan el vuelo y obligan a mirar con altura.

JUAN CARLOS MONEDERO
Publicado enInternacional
En Caracas hoy nace la CELAC: ¿el futuro sustituto de la OEA?
Jefes de Estado y cancilleres de 33 países de América Latina y el Caribe muestran hoy y mañana en Caracas su voluntad política de constituir la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el nuevo foro de integración continental que excluye a EEUU y Canadá. Con el andar del tiempo, la Celac terminará –en los hechos prácticos– por anular a la anacrónica Organización de Estados Americanos (OEA), básicamente concebida en su tiempo como instrumento para el manejo de un "patio trasero" que vivió un siglo 20 azotado por dictaduras impuestas y apoyadas por el socio principal.

La Celac será una representación política más genuina de los pueblos de América Latina y el Caribe que hablan diferentes lenguas, poseen variadas culturas, como países tienen distintos tamaños y con diversos matices socio-económicos y políticos abordan una lucha común permanente por mejorar sus condiciones de vida. La diversidad tras objetivos políticos comunes le dará un nuevo sentido independiente a la palabra “integración”, diferente a los designios rapaces de naciones grandes que sólo buscan mercados y materias primas baratas a través de sus transnacionales. También quedan fuera de juego las ex metrópolis ibéricas, España y Portugal, sumergidas hoy en sus propias dificultades.

Breve historia


La Celac remontó un largo camino propio, desde que en los ’80 se constituyó el Grupo de Contadora (Colombia, México, Panamá y Venezuela) para promover la paz centroamericana ante los conflictos armados internos en El Salvador, Nicaragua y Guatemala. En los '90 devino en el Grupo de Río, que continuó la labor de Contadora con más países involucrados, como Argentina, Brasil, Colombia, México, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela, que incorporaron de a poco a naciones de la Comunidad del Caribe (Caricom), en una trayectoria de 22 cumbres que abordaron situaciones clave de la región.

El paso siguiente fue la Cumbre sobre Integración y Desarrollo de América Latina y el Caribe (CALC), impulsada desde el Grupo de Río por el entonces presidente brasilero Luiz Inacio Lula Da Silva, para articular procesos propios de integración y desarrollo frente a los desafíos de la crisis financiera de los países desarrollados, la crisis económica y la crisis alimentaria. El primer encuentro cumbre de la CALC en Brasil, en 2008, incluyó representaciones del Mercosur, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Grupo de Río.

La Celac estará formada por Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dominica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Granada, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Panamá, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y Las Granadinas, Santa Lucía, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

Diversidad ideológica


Lo esencial es que Caracas cobija un encuentro de mandatarios ideológicamente tan disímiles como el chileno Sebastián Piñera, el venezolano Hugo Chávez, el colombiano Manuel Santos, el ecuatoriano Rafael Correa, el mexicano Felipe Calderón, el peruano Ollanta Humala, el nicaragüense Daniel Ortega, la argentina Cristina Fernández y muchos otros surgidos de elecciones impecablemente libres.

Los coordinadores de los 33 países fundadores prepararon del 28 de noviembre al 1 de noviembre los documentos que serán adoptados en la Cumbre del viernes y sábado: la Declaración de Caracas, que proclama el nacimiento de la organización, el Plan de Caracas, que fija los lineamientos a seguir para que la Comunidad cumpla sus objetivos, el estatuto de funcionamiento y procedimientos y 18 comunicados que incluyen aspectos educativos, ambientales y de desarrollo social.  La opinión mayoritaria se inclinó por darle a la Celac el carácter de foro de integración, sin burocracia funcionaria y complementaria de instancia como Unasur y la propia OEA.

El borrador de los Cancilleres establece que los órganos de la Celac serán la Cumbre de Jefes de Estado, la reunión de Cancilleres, la Presidencia pro tempore, la reunión de coordinadores nacionales, las reuniones especializadas y la tríada integrada por el Estado que ostenta la Presidencia, el precedente y el sucesor. La reunión de Jefes de Estado será la instancia suprema de la Comunidad y deben reunirse ordinariamente en el país que ostente la Presidencia.

Los Cancilleres resolvieron por unanimidad que Cuba sea sede de la Cumbre 2013 y Costa Rica en 2014. Al acordarse en México el embrión de la Celac en 2010, se decidió que la siguiente Cumbre 2012 fuera en Chile. La designación de Cuba para 2013 fue un acto de justicia sin reparos con un país excluido de la OEA entre 1962 y 2009. Entre otros, el peruano Rafael Rocangiolo dijo que "constituye una reivindicación histórica indispensable por lo que ha sido la historia en estas décadas y por lo que Cuba significa como símbolo de la causa de América Latina y el Caribe".

Los cancilleres estuvieron de acuerdo en que la Celac puede fortalecer la región ante la crisis financiera mundial, pero aún ni está definido si las decisiones se alcanzarán por consenso o mayoría calificada. El canciller chileno Alfredo Moreno opinó que América Latina y el Caribe "han mostrado que pueden progresar en un momento en el que otros países más desarrollados han tenido dificultades". Dijo que estos países se han preparado "sumando fuerzas", actuando en mecanismos como Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) y ahora lo harán desde la Celac "aprovechando que hay mercados que están creciendo".

El tema subyacente fue la supervivencia de la OEA. El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, afirmó que la Celac reemplazará a la OEA, idea compartida por el presidente anfitrión, Hugo Chávez. "Ese es el destino de la Celac, llegar a sustituir a la OEA (...), los temas de la región deben tratarse en la región", dijo Chávez. Para Patiño surge una oportunidad de mejorar el diálogo regional y abordar temas como la presencia colonial de Estados Unidos en Guantánamo, tema que no se puede tratar en la OEA.

Según Chávez, "a medida que pasen los años, [la Celac] dejará atrás a la vieja y desgastada OEA", fundada en 1948 por iniciativa de EEUU. La OEA "es un organismo mellado por lo viejo, por el desgaste de los años, muy lejos del espíritu de nuestros pueblos, de la independencia, de la integración de América Latina", apuntó el venezolano.

La canciller mexicana, Patricia Espinosa, cree que la OEA, asentada en Washington, y la Celac "son esfuerzos de cooperación y diálogo complementarios". Para el canciller uruguayo Luis Almagro, la OEA y la Celac "son dos cosas absolutamente diferentes". Indicó que la OEA "incluye a una potencia mundial con una instancia de diálogo diferente", mientras que el nuevo organismo ofrece una visión latinoamericana y caribeña "para lograr mejores oportunidades para la región".

*) Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno
Publicado enInternacional
Miércoles, 30 Noviembre 2011 08:32

El odio de Irán a Gran Bretaña

 El odio de Irán a Gran Bretaña
Resulta una extraña paradoja que los iraníes conozcan la historia de las relaciones anglo persas mejor que los británicos. Cuando el recién instalado Ministerio de Asesoría Islámica preguntó a Harvey Morris, el corresponsal de Reuters en el Irán posrevolucionario sobre la historia de su agencia y el periodista solicitó a su oficina en Londres que le enviaran una biografía del barón Paul von Reuter, y se sorprendió al descubrir que el fundador de la mayor agencia noticiosa del mundo construyó, con enormes ganancias, las redes ferroviarias de Persia. "¿Cómo voy a mostrarle esto al ministerio?", gritaba. "¡Va a resultar que el barón era peor que el pinche sha!" De esto, el ministerio estaba perfectamente al tanto.
 
Gran Bretaña protagonizó un invasión a Irán con fuerzas soviéticas cuando el antecesor del sha se volvió un poquito cercano a los nazis en la Segunda Guerra Mundial y después ayudó a los estadunidenses a derrocar a Mohammed Mossadegh en 1953, luego de que el gobernante nacionalizó las propiedades petroleras británicas en el país.
 
Esto no es un mito, sino una muy real conspiración. La CIA la llamó Operación Ajax; los británicos , sabiamente, controlaron sus ambiciones al llamarla Operación Bota. El agente del MI6 en Teherán era el coronel Monty Woodhouse, quien previamente fungió como el jefe ejecutivo de operaciones especiales dentro de la Grecia ocupada por Alemania. Yo conocí bien a Monty; bueno, cooperamos cuando investigué la escabrosa carrera durante la guerra del secretario de la ONU, Kurt Waldheim, Woodhouse era un hombre implacable; llevó armas a Irán destinadas a un movimiento de "resistencia" que aún no existía y apoyó ardientemente el proyecto de la CIA para fundar a los "basaaris" de Teherán para protagonizar manifestaciones en las que cientos o miles murieron, en los esfuerzos por derrocar a Mossadegh.
 
Estos esfuerzos lograron su objetivo. Mossadegh fue arrestado por un oficial que en la revolución de 1979 sufrió una muerte truculenta, y el joven sha regresó triunfal a imponer su mandato con el apoyo de su fiel policía secreta, SAKAV, cuyo régimen de torturas a mujeres opositoras fue escrupulosamente filmado y, según el gran periodista egipcio, Mohamed Hassanein Heikal, circuló entre funcionarios de la CIA y fue a parar con aliados de Estados Unidos en todo el mundo como un "manual didáctico". ¿Cómo se atreven los iraníes a recordar todo esto?
 
El montón de documentos secretos estadunidenses encontrado después de que la embajada estadunidense fue saqueada tras la revolución constató a los iraníes no sólo los intentos de Washington de derrocar el nuevo orden impuesto por el ayatola Jomeini, sino la complicidad entre los servicios secretos estadunidenses y británicos.
 
El embajador de Gran Bretaña, casi hasta el final, permaneció convencido de que el sha, pese a sus profundos defectos, sobreviviría. Los gobiernos británicos subsecuentes han seguido manifestando su ira por la supuesta naturaleza terrorista del gobierno iraní. Tony Blair, incluso durante la investigación oficial sobre la guerra en Irak, encontró la oportunidad de insistir en la ncesidad de enfrentar la agresión de Irán.
 
En fin, los iraníes nos saquearon este martes y se llevaron, según dicen, una cartera de documentos de la embajada. Me muero por leer su contenido, y estoy seguro de que pronto éste será revelado.
 
The Independent
 
Traducción: Gabriela Fonseca
Publicado enInternacional
Miércoles, 30 Noviembre 2011 06:27

Putin y Medvedev, número puesto

Putin y Medvedev, número puesto

De una treintena de partidos políticos que existían antes de que Rusia Unida (RU) se convirtiese en el oficialismo, seis son los opositores que se enfrentarán a esa fuerza, que lleva al presidente Dmitri Medvedev encabezando la lista. Si bien la oposición insiste en afirmar que RU no podrá renovar la mayoría constitucional del 75 por ciento obtenida en la Duma hace cuatro años, un sondeo divulgado recientemente por el Centro Levada señala que al menos un 96 por ciento de los rusos está convencido de la victoria de RU, sector que se perfila como ganador en las elecciones parlamentarias del domingo. Las encuestas señalan además que comunistas y ultranacionalistas obtendrán bancas en el Parlamento. Por otra parte, más de la mitad de los rusos cree que el reparto de escaños será determinado finalmente por las autoridades y que las fuerzas en pugna apelarán a métodos sucios como presionar a los votantes y manipular las listas. En los comicios que tendrán lugar el fin de semana están en juego 450 escaños de la Duma, espacio político que conducirá los destinos del país durante los próximos cinco años.
 

Los sondeos realizados por el Centro Levada señalan que la formación oficialista obtendrá el 53 por ciento de los votos, seguida por el Partido Comunista, con el 20 por ciento. Detrás se ubicarían el ultranacionalista Partido Liberal Democrático y Rusia Justa, con el 12 y el 9 por ciento de los sufragios, respectivamente.
 

Las otras tres formaciones que participan en las elecciones legislativas, las liberales Yabloko, Causa Justa y la nacionalista Patriotas de Rusia, quedarían muy por debajo del 7 por ciento necesario para acceder al reparto proporcional de los 450 escaños de la Duma. Sólo cuatro partidos cuentan actualmente con representación parlamentaria: RU, partido liderado por el primer ministro, Vladimir Putin; el también oficialista Rusia Justa, encabezado por el ex jefe del Senado, Serguei Mironov; el comunista PCR y el ultranacionalista PLD.
 

Los comunistas se encaminan a los comicios con cierta nostalgia hacia la extinta Unión Soviética, mientras lanzan duras críticas a la gestión de RU, sospechada de estar involucrada en escándalos de corrupción y compra de votos. “Rusia afronta hoy cinco retos principales: desigualdad social, catástrofe demográfica, desplome de la economía que depende totalmente de sus recursos naturales, pérdida de la capacidad defensiva y de aliados así como la degradación moral y espiritual”, describe el programa electoral del PCR.
 

En varias ocasiones, el líder del PCR, Guennadi Ziuganov, denunció la pasividad de las autoridades ante los numerosos casos de fraude cometidos durante la campaña electoral para los comicios legislativos. “Los sucesos de los últimos dos meses muestran que, en la mayoría de los casos de fraude, no se recibe una oportuna respuesta por parte de las fuerzas de seguridad y comisiones electorales. Más aún –insistió Ziuganov–, son organizados por esas mismas fuerzas”, afirmó el dirigente en una carta enviada anteayer a la Fiscalía General de Rusia.
 

Mientras tanto, el partido PLD cautiva simpatías populares por sus retóricas ultranacionalistas. Estos apoyos encuentran su repercusión en una sociedad donde casi la mitad de sus miembros se reconoce abiertamente como xenófobo, según encuestas divulgadas por el Centro Levada. El PLD está liderado por Vladimir Yirinovski quien, tras su irrupción en la arena política en 1991, no dejó de ser uno de los políticos más escandalosos de Rusia por protagonizar peleas con sus rivales tanto en el Parlamento como durante los debates televisivos.
 

Publicado enInternacional
Domingo, 27 Noviembre 2011 10:57

De nuevo el eje París-Berlín-Moscú

 De nuevo el eje París-Berlín-Moscú
Siempre me sorprende que los políticos y los medios de comunicación del mundo gasten casi toda su energía en debatir perspectivas geopolíticas que no van a ocurrir, mientras ignoran los procesos importantes que están ocurriendo.
 
Aquí hay una lista de los más importantes no-eventos venideros que hemos estado debatiendo y analizando: Israel no va a bombardear Irán; el euro no va a desaparecer; las potencias extranjeras no se van a involucrar en acciones militares dentro de Siria; el repunte de disturbios populares por todo el mundo no se va a desvanecer.
 
Entretanto, con una mínima cobertura en los medios y en Internet, se inauguró el gasoducto Nord Stream en Lubmin, en la costa del Báltico alemán, el 8 de noviembre, con la presencia del presidente Medvediev de Rusia y los primeros ministros de Alemania, Francia y Holanda, además del director de Gazprom (la exportadora de gas rusa) y el comisionado de Energía de la Unión Europea. Esto si es algo que cambia el juego geopolítico, a diferencia de los no-eventos ampliamente discutidos que no van a ocurrir.
 
¿Qué es el gasoducto Nord Stream? De manera muy simple, es un gasoducto que fue instalado en el mar Báltico, de Vyborg, cerca de San Petersburgo, en Rusia, a Lubmin, cerca de la frontera polaca en Alemania, sin pasar por ningún otro país. De Alemania puede seguir a Francia, Holanda, Dinamarca, Gran Bretaña y a otros ansiosos compradores de gas ruso.
 
Nord Stream es un arreglo entre empresas privadas con la bendición de los gobiernos respectivos. Gazprom de Rusia es propietaria de 51 por ciento, y dos empresas alemanas tienen 31 por ciento. Una compañía francesa y una holandesa tienen cada una 9 por ciento. Las inversiones proporcionales (y las ganancias potenciales) son todas privadas.
 
El elemento clave en este arreglo es que el gasoducto no pasa por Polonia ni por ningún Estado del Báltico ni por Bielorrusia o Ucrania. Así todos estos países no sólo pierden cualesquiera que fueran las cuotas de tránsito que pudieran cobrar, sino que tampoco pueden utilizar su localización intermedia para retenerle el abastecimiento de gas a Europa occidental mientras negocian tratos con Rusia.
 
La agencia de prensa alemana Deutsche Welle encabezó su reportaje Nord Stream: un proyecto comercial con visión política. Le Monde le puso por título Gazprom se afirma como un actor global de la energía. Joseph Auer, experto en energía del Deutsche Bank Research, en Frankfurt am Main, opinó: Es un proyecto político y también un proyecto comercial, y hace sentido tanto a nivel económico como político.
 
Mientras tanto, los rusos le dijeron a los chinos que no le venderán gas a 30 por ciento menos que los precios europeos, que no ven la necesidad de que Rusia subsidie la economía china. Y le han dejado claro a Turkmenistán, que cuenta con enormes recursos de gas natural, que no les gustará que exporten gas por otra vía que no sea la de Rusia. El lanzamiento de Nord Stream llega a pocos días de que el nuevo presidente de Kirguistán anuncie que espera cerrar la base militar aérea estadunidense en Manas cuando finalice el periodo de arrendamiento, en 2014. Esta base ha sido crucial en los vínculos de abasto estadunidense con Afganistán. Es claro que Rusia fortalece su posición en las antiguas repúblicas de la Unión Soviética de Asia central.
 
Tanto la Europa centroriental como Estados Unidos están descubriendo que no es viable la maniobra de evitar la creación de un eje París-Berlín-Moscú. Los mecanismos centrales de la Unión Europea se inclinan ante esta realidad, como lo hacen muchos de los países de la Europa centro-oriental. Lo más difícil es para Ucrania, que se desgarra por estos desarrollos. ¿Y Estados Unidos? ¿Qué puede, de hecho, hacer al respecto?
 
Traducción: Ramón Vera Herrera
© Immanuel Wallerstein
Publicado enInternacional
Domingo, 27 Noviembre 2011 10:11

Sanciones para Siria

 Sanciones para Siria
El Consejo Económico y Social de la Liga Arabe aprobó ayer una resolución que recomienda aplicar sanciones financieras a Siria. El organismo mostró divisiones en su interior con respecto a sancionar a Damasco, luego de que venciera el plazo impuesto por el organismo para que el régimen de Bashir al Assad deje ingresar cientos de observadores internacionales tras ocho meses de protestas y represión. La propuesta de sanciones, que deberá ser refrendada hoy por el consejo ministerial de la Liga Arabe, incluye el congelamiento de los activos del gobierno y la interrupción de la colaboración con el Banco Central sirio. Además, establece que se proscriban los viajes a otros países árabes de altos responsables sirios y los vuelos de las aerolíneas sirias, excepto en el caso de los aviones con mercancías. También se impide cualquier intercambio comercial a través de los bancos centrales árabes, que deberán vigilar los giros bancarios, a excepción de los que envíen los trabajadores sirios en el exterior a sus familiares.
 
El objetivo, según los ministros de Economía árabes, es que las sanciones afecten de forma directa y efectiva a las personas vinculadas al régimen de Al Assad y perjudiquen lo menos posible al pueblo sirio. De esta forma se permitirá el intercambio de mercancías estratégicas que sirvan para cubrir las necesidades fundamentales de los habitantes.
 
También están exentos de sanción aquellos productos que representen un alto porcentaje del PBI de algún país árabe para evitar dañar su economía, aunque sí se suspenderá la financiación de cualquier proyecto en territorio sirio por parte de Estados de la Liga. Los analistas coinciden en que sanciones más duras, por parte de la Liga Arabe, podrían diezmar a Siria, que ya de por sí enfrenta sanciones de la Unión Europea y de Estados Unidos. Ayer, el ministro de Economía sirio, Mohammed Nidal al Shaar, dijo que estas medidas serían muy desafortunadas y que dañarían a ambas partes. Dijo que Siria no creía que todas las naciones árabes participarían de esta decisión.
 
El ministro de Relaciones Exteriores de Irak, Hoshyar Zebari, confirmó que Bagdad no participaría en las conversaciones de la Liga Arabe que tuvieron lugar en El Cairo anoche. “Nos preocupa la alternativa. Tememos que si las fuerzas extremistas asumen el poder serían hostiles a la democracia, a Irak y a la Liga Arabe”, declaró el presidente iraquí.
 
Ministros de Exterior se reunían ayer para aprobar un paquete de sanciones más severas contra Siria, pero Zebari admitió que muchos vecinos desconfiaban de la movida. “Irak es vecino de Siria y hay intereses. Hay cientos de miles de iraquíes que viven en Siria y tenemos relaciones comerciales”, dijo. “El Líbano y Jordania comparten esta visión”, agregó. El Líbano se había opuesto a desafiliar a Siria como miembro de la liga de las 22 naciones. Sin embargo, Turquía pidió sanciones más severas y amenaza con cortar el suministro de electricidad a Siria. Su ministro de Exterior, Ahmet Davutoglu, dijo que Damasco perdió su última oportunidad. “No toleraremos más el baño de sangre”, había dicho.
 
Mientras tanto, un panel de derechos humanos de la ONU informó que las fuerzas de seguridad de Siria habrían estado involucradas en torturas a niños. El comité de Ginebra contra la tortura dice haber recibido informes consistentes de abusos en el país. “De particular preocupación son los informes referidos a los niños, quienes sufrieron tortura y mutilación mientras estuvieron detenidos”, dijo el jefe del panel, Claudio Grossman. Un disidente sirio que vive en Egipto dijo ayer que agentes sirios habían secuestrado a su esposa de 25 años, embarazada. Thaer al Nashef dijo que recibió un mensaje de texto diciendo que había sido llevada por los ataques verbales de su marido hacia Siria. Fue encontrada inconsciente 24 horas más tarde en una calle de El Cairo. La embajada siria en Egipto negó cualquier participación en el hecho.
 
Según las últimas cifras de Naciones Unidas, más de 3500 personas han muerto e
Publicado enInternacional
“En la geoestrategia mundial, el orden es bipolar nuclear; en geoeconomía, es multipolar; y en el orden financiero, unipolar”

El mundo está yendo hacia la desglobalización porque han irrumpido los regionalismos, sostiene en un ejercicio de prospectiva geopolítica el científico social mexicano Alfredo Jalife-Rahme.

“Lo único que sostiene al capitalismo en esta crisis multidimensional es el arsenal nuclear de Estados Unidos”, explica, aunque su debilitamiento es muy peligroso, habida cuenta de que actúa como un dragón malherido que da duros coletazos. Por ello, agrega, “ha comenzado el otanicidio global”, cuyo propósito es saquear recursos naturales estratégicos de determinadas regiones del mundo mediante invasiones violentas.

Jalife, el analista internacional mexicano de mayor reconocimiento mundial, considera que si el declive de Estados Unidos se sigue acentuando es posible que implosione, como ocurrió con las URSS. En contraste, es optimista respecto del futuro de Suramérica, que “tiene la oportunidad de convertirse en polo de poder”.

Este catedrático universitario, médico especialista en neuroendocrinología, galardonado en 1997 con la Cátedra Unesco, conferencista internacional, analista de geopolítica y geoeconomía de CNN en español, Telesur y TV Azteca, autor de varios libros y múltiples ensayos, así como columnista del periódico La Jornada de México y de diversos portales de internet, estuvo en Bogotá participando del Foro “Crisis del mundo capitalista. Hegemonía y Estado”, convocado por Le Monde Diplomatique, edición Colombia, y el periódico desde abajo.

Para analizar la crisis estructural del capitalismo y los posibles escenarios hacia dónde va el mundo, entevistamos a Jalife-Rahme, quien con cierto sentido de humor y no poca ironía hizo un pormenorizado análisis de la geoestrategia planetaria.


El neoliberalismo descerebró a los intelectuales


Fernando Arellano:
Usted insiste en que el mundo va hacia la desglobalización. ¿Por qué?
Alfredo Jalife-Rahme: Hay que señalar que la globalización tiene dos atributos: la económica, que es muy sencilla de entender y que se ganó a China e India; y la financierista, que la controla la anglósfera, es decir, Estados Unidos y Gran Bretaña. Uno de los objetivos de la globalización es la reducción de costos, a través, por ejemplo, del despido masivo de trabajadores, disminuyendo el tamaño de las empresas. Por eso, cuando ello se produce suben las acciones en la bolsa, lo cual es lo más antihumano y misántropo que puede haber, pero así es la realidad. Es decir, el enemigo del modelo son los empleados. Además, se logra bajar los costos a través del outsorcing o deslocalización, cuyo objetivo es abaratar la mano de obra instalándose en otros lados, como en China, e implementando planes de automatización en las empresas. Entonces, qué sucede: que el 11 de septiembre eleva los costos de flete debido a los atentados. La seguridad se vuelve el nuevo patrón que Estados Unidos usa para vender su alta tecnología. ¿Por qué, entonces, comenzamos a hablar de desglobalización? Porque el alza de costos ya no da más y se vuelve por la vía del proteccionismo.

F.A.: Por ejemplo…
A.J-R.: China quiere comprar la empresa petrolera Unlocal y Estados Unidos no la deja, porque para Washington constituye seguridad nacional y además es patriotismo económico. El país más soberanista del mundo es Estados Unidos. En eso no hay que equivocarse. Ni acepta la Corte Penal Internacional porque tiene miedo de que vaya a juzgar a sus ciudadanos, especialmente a sus ex presidentes, sobre todo a Bush, pero usa a este tribunal para juzgar a los otros. Entonces, lo que ellos no aceptan para sí mismos en términos de soberanía quieren imponerlo para los otros, y en ese sentido a países vecinos como México y Canadá los aplasta. Como no dejan que China entre y compre esa empresa petrolera con dinero duro, la adquiere Chevron pero con papel, lo cual indica que Estados Unidos va hacia un neoproteccionismo, y la tendencia que ayuda a entender el mundo es el declive de la OTAN o el viejo G-7, y la irrupción de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), que están en ascenso. Ello indica que estamos ante la regionalización y caminamos hacia la desglobalización porque los BRICS, por ejemplo, tienen su propia esfera de influencia. Es el caso de Brasil, que juega como polo en América del Sur. No dije Latinoamérica porque, por desgracia, mi país, México, se convirtió en una franquicia texana; ni siquiera somos colonia estadounidense, lo cual es peor y más grave. Y América del Sur, en ese sentido, ya tiene un proyecto.

F.A.: Sin embargo, en ese proyecto que va camino de consolidarse, que es Unasur, el lunar es Colombia, que es un satélite de Estados Unidos…
A.J-R.:Militarmente, sí, pero económicamente Colombia tiene más que ganar porque, si no, se hunde con Estados Unidos y cometería el error de México. Porqué México no crece; es el único país de Latinoamérica que no crece desde hace 30 años, ¡el único! Tenemos un crecimiento de 2 por ciento en promedio, que no es nada, y no crecemos porque nos subimos al Titanic de Estados Unidos. En lo militar, Colombia y Chile son dependientes de Estados Unidos pero no pueden serlo totalmente en lo económico porque se hunden. Y un país como Colombia, si no explota su calidad geopolítica de ser un país bioceánico, comete una gran tontería. Puede hacerlo porque hay países que se suicidan…

F.A.: Pero Colombia firmó un tratado de libre comercio con Estados Unidos…
A.J-R.: Sí, claro, porque eso le conviene a Estados Unidos; esas son las presiones pero, por ejemplo, en la región no se dio el Alca (Acuerdo de Libre Comercio de las Américas), Colombia está en la Unasur. Se abstuvo de votar el ingreso de Palestina en la Unesco, no obstante ser un país proestadounidense y proisraelí, porque aquí juega muy fuerte el Mossad. Es decir, ya no es tan maniqueo.

El orden multipolar va hacia regionalismos

F.A.: ¿Lleva su análisis a decir que hay una declinación de la unipolaridad?
A.J-R.: Es que vamos hacia la multipolaridad. En la unilateralidad de Estados Unidos se asentó la globalización; en el incipiente orden multipolar, estamos caminando hacia la desglobalización, con ciertos tipos de intercambios mundiales. Aunque hay un neoporteccionismo de Estados Unidos, es un hecho que la OMC (Organización Mundial de Comercio) y la Ronda Doha están muertas. El Alca se cayó y por eso hablo de desglobalización. De lo contrario, estaríamos hablando de hiperglobalización.

F.A.: ¿Qué características tiene ese nuevo orden multipolar?
A.J-R.: Este nuevo orden multipolar va hacia los regionalismos. Entonces, veamos los polos: Rusia con su esfera de influencia; China con su respectiva área de influencia que ya tiene el mayor tratado de libre comercio mundial con los 10 países del sudeste asiático; y Suramérica, que tiene la oportunidad de convertirse en polo de poder.

F.A.: Sin embargo, las amenazas son grandes y por eso usted alude a la otanización del mundo para saquear recursos naturales estratégicos de determinadas regiones del mundo…
A.J-R.: En mi reciente libro El hibrido mundo multipolar, señalo como primera estratificación a la geoestrategia, para aludir a la importancia de Estados Unidos y Rusia como potencias nucleares de primer orden, y en un lejano tercer lugar está China. Entonces, ahí hay un empate: se acabarían mutuamente los dos. Desde lo neoeconómico, es muy claro: se ve que los BRICS van al alza porque tienen ahorros, reservas, materias primas; son los que están creciendo, mientras los países que hacen parte del G-7 están endeudados, con problemas, en franca decadencia, y pueden tener la mejor tecnología pero están quebrados. Desde el punto de vista financiero, el dólar es la peor moneda, porque no hay otra, no hay un sustituto: ese es el problema. Los BRICS no han asentado todavía sus reales mediante una divisa común, pero comenzaron los swaps (permutas financieras) entre Rusia y China, entre Argentina y Brasil. Por eso, Argentina es el próximo blanco. Van a pegarle con todo para debilitar a Brasil.

Lo que está haciendo Argentina es admirable porque, además, lo hace por fuera del orden geofinanciero anglosajón después de la guerra de las Malvinas y el corralito. Eso es un milagro. En otras palabras, están desmintiendo el orden financierista anglosajón y eso no lo perdonan. Y los modelos de Argentina y Brasil son complementarios. En síntesis: en la geostrategia, el orden es bipolar nuclear; en la geoeconomía, es multipolar; y en la cuestión financiera es unipolar: es dólar centro. Esto nos ayuda a pensar cómo está el mundo. Ahora, ¿qué está haciendo la OTAN? Cuando se cae la URSS, la OTAN lo primero que hace es irse a los Balcanes y le va bien. Luego viene el 11 de septiembre como coartada. Sea o no lo que sea, lleva a Estados Unidos y la OTAN a Afganistán e Iraq, y se presenta una guerra asimétrica.

Guerra asimétrica en varias formas


F.A.: En este contexto de la otanización, ¿cómo analiza el impacto de la guerra asimétrica?
A.J-R.: Hoy los pueblos nos encontramos en guerra asimétrica porque o estamos con el viejo orden unipolar o estamos contra él. En consecuencia, los pueblos adoptan la guerra asimétrica en varias formas: puede ser contra la desinformación, en el ámbito cultural, en el nivel financiero. Hay que empezar a pensar. Lo que está haciendo Argentina es una guerra asimétrica financiera. Ahora, lo que pasa es que el imperio ya no es igual. Estados Unidos ha perdido a Suramérica, se le cayó el Alca, no puede perdonarle a Venezuela que tenga las mayores reservas de petróleo del mundo.

F.A.: ¿Puede en ese proceso de otanización haber una invasión a Venezuela?
A.J-R.: Sí, claro. Si yo fuera estadounidense, eso haría. Además, Chávez está haciendo una guerra asimétrica financiera: ya sacó buena parte de las reservas de oro; no le permitieron sacar todo porque no lo tienen. Ron Paul, precandidato republicano a la Presidencia de los Estados Unidos, solicitó una auditoría a la Reserva Federal para ver si existe el oro que dicen que tienen. Conste que no lo digo yo sino un candidato presidencial. Esto es fascinante porque no debemos olvidar que el viejo orden unipolar se está desmoronando afuera y adentro.

F.A.: Si bien, como usted lo anota, el imperio está muy débil pero está dando coletazos, no hay en el nivel planetario un sujeto político que posibilite darle el puntillazo final al dragón malherido…
A.J-R.: Un San Jorge… Ese puede ser Vladirmir Putin, porque es el que tiene las bombas nucleares.
Transición económica ya empezó

F.A.: El destacado geógrafo inglés David Harvey dice que urge una transición económica y política. ¿Considera usted que tal transición por la realidad geopolítica mundial puede darse a corto o mediano plazo?
A.J-R.: Hay que tener en cuenta la esfera cultural, que está resurgiendo ahora y que es el mayor poder de todos porque es el que perdura. Hay un bellísimo dicho francés: la cultura es lo que queda después de haberlo olvidado todo, y en el corto plazo no se ve. En el largo plazo, no olvidemos, Grecia, que perdió la guerra con Roma, le ganó culturalmente. En México hemos perdido 13 guerras con Estados Unidos y una 14 que es la financiera, que nos ha aplastado, pero la cultura mexicana se impone a la estadounidense porque los norteamericanos confunden entretenimiento con cultura. Yo creo que la transición ya empezó al pasar el mundo de la unipolaridad a la multipolaridad. Las señales en ello son muy claras, como el ascenso de los BRICS, la desaparición del G-7, la irrupción de un G-20 que aún es disfuncional y la propuesta fallida de Estados Unidos a China para integrar el G-2, que los chinos no aceptaron. Es decir, el mundo está pasando a una transición que puede ser muy larga. Y la transición la marca la derrota militar de Estados Unidos en Iraq.

 

Publicado enEdición 175