Jueves, 23 Noviembre 2017 11:23

¿Le llegó la hora a Peñalosa?

Escrito por Alejandra Correa Buitrago
Valora este artículo
(0 votos)

En el proceso que busca revocar a Enrique Peñalosa como alcalde de Bogotá, debe garantizarse que las instituciones encargadas respeten el ritmo de revocatoria.

 

El pasado 26 de octubre la Registraduría dio luz verde para convocar a las elecciones que buscan revocar la alcaldía de Enrique Peñalosa. El comité Unidos Revocamos a Peñalosa recolectó 706.708 firmas, de las cuales 233.008 fueron anuladas y 473.700 avaladas; necesitando solo 271.817 para convocar a la votación. Los intentos de Enrique Peñalosa por obstaculizar el proceso de su revocatoria, si bien dilataron todo este proceso consultivo, fueron fallidos y ahora tendrá que asumirla, sí le permitieron ganar tiempo para dejar amarrada la visión que tiene del territorio y de la cosa pública (que esta vez es sobre todo privada), para que bajo tales parámetros deba administrar quien posiblemente lo suceda al frente de la ciudad.

Como podrá recordarse, bastaron 6 meses de mandato para que la ciudadanía, organizaciones sociales y sindicales se organizaran para exigir la revocatoria del mandato a Enrique Peñalosa. Unidos Revocamos a Peñalosa fue el comité de revocatoria que nació en el segundo semestre de 2016, donde confluyen más de 50 organizaciones en representación de los excluidos, despojados y violentados por las políticas y el modelo de ciudad de la alcaldía en curso, aspectos enlistados en lo que son Las razones para revocar a Peñalosa (ver recuadro 1).


Dilación del proceso

 

Aferrado al Palacio de Liévano, Enrique Peñalosa y todo el aparato político, económico y electoral del país, trabajaron para obstaculizar el ritmo de la revocatoria. Peñalosa se benefició de tutelas y distintos alegatos ante la Corte Suprema y el Tribunal Superior de Bogotá con la clara intención de frenar el deseo revocatorio pululante en los sectores populares bogotanos, aunque no así en los clubes de empresarios y negociantes de lo público.

“Hay un intento de parte de fuerzas políticas en el poder por frenar el proceso de revocatoria. Por un lado, las acciones jurídicas emprendidas por Peñalosa a través del abogado Sierra Puerta, que ha venido presentando una serie de recursos jurídicos ante la Registraduría, ante el Consejo Nacional Electoral, unas tutelas que ha perdido en todos los casos; llevó a que la Registraduría hiciera una revisión exhaustiva de todas las firmas que presentamos como comité, encontrando que más de 400 mil firmas son válidas”, manifestó Diego Pinto, uno de los representantes del comité Unidos Revocamos a Peñalosa, en entrevista con desdeabajo televisión.

Este proceso ha sufrido muchos intentos de dilación no solo por parte del Alcalde, sino también por el Consejo Nacional Electoral al momento de enredar las decisiones que tienen que ver con la emisión del certificado de entrega de cuentas.

 

Los riesgos que corre la revocatoria

 

Se corre el riesgo de que los partidos tradicionales que siempre han estado en el poder frenen un proceso que ha sido totalmente democrático. Desde el comité pro revocatoria se teme que estos partidos aliados a Peñalosa, tumben todo el proceso con acciones fraudulentas que ayuden a respaldar al Alcalde. En palabras de Diego Pinto, “Es importante que la ciudadanía esté alerta ante cualquier intento de obstaculización; si logramos presionar al Consejo Nacional Electoral, lo que se va a venir es que una vez nos entreguen el certificado de cuentas, la Registraduría debe solicitarle al Presidente que cite al referendo de revocatoria en un lapso de no más de 2 meses”.

Desde el 12 al 19 de noviembre, se habilitó la página www.votemosya.com donde la ciudadanía podrá votar de manera virtual a la pregunta ¿Está usted de acuerdo con revocar el mandato de Enrique Peñalosa Londoño, Alcalde de Bogotá para el periodo 2016-2019? Unidos Revocamos a Peñalosa, espera obtener más de 1 millón de votos en este simulacro, que ayudará a tener una proyección de sufragios en las urnas. Como también esperan que la convocatoria oficial para votar la revocatoria sea a más tardar en enero de 2018.

Lo más urgente para el proceso es que las instituciones encargadas respeten el ritmo de la revocatoria. Para que Peñalosa sea removido de su cargo de alcalde, son necesarios 236.850 votos por el Sí, obtenidos los cuales se nombrará un alcalde encargado para terminar el periodo de esta alcaldía; de no suceder así Peñalosa terminará su mandato normalmente. Unidos Revocamos a Peñalosa exige que las instituciones respeten las reglas y jueguen limpio y no las cambien una vez los procesos populares involucrados en la revocatoria exijan democracia electoral y empiecen a construir la ciudad que todas y todos quieren.

 

Por una Bogotá distinta

 

Las organizaciones que integran el comité Unidos Revocamos a Peñalosa, tienen el acuerdo de ir juntos hasta el referendo revocatorio, porque entienden que no es únicamente una unidad política, sino también social y cultural. El acuerdo va hasta que se revoque a Peñalosa, el único criterio que tienen como comité es frenar la prohibición de derechos y en esa medida construir el modelo de ciudad que se acomode a las necesidades y deseos de la ciudadanía.

 

Información adicional

  • Autor: Alejandra Correa Buitrago
  • Edición: Número 241
  • Sección: Territorio
  • Fecha: Noviembre 20 - Diciembre 20 - 2017
Visto 100 veces Modificado por última vez en Sábado, 25 Noviembre 2017 15:57

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.