Home » Bolivia: ¿un indígena presidente?. Elecciones 2005

Bolivia: ¿un indígena presidente?. Elecciones 2005

Bolivia: ¿un indígena presidente?. Elecciones 2005


Evo Morales Aima es el candidato del Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP). Líder del movimiento campesino, indígena y popular  –aliado con importantes sectores de profesionales y empresarios–.  El MAS, prioriza en su lucha, su discurso y su accionar diario la defensa de la dignidad y la soberanía nacional, la justicia social para las mayorías históricamente discriminadas, la recuperación de los recursos naturales y las transformaciones estructurales para la nación.


 


Miles de Evos


 


Evo desciende de una familia aymara, nación indígena que tiene como pilares fundamentales en la formación de toda persona, tres palabras sabias: ama sua (no seas ladrón), ama quella (no seas flojo), ama llulla (no seas mentiroso). Con el correr del tiempo agregaron otra: ama llunku (no seas servil).  Desde el momento de su nacimiento, la vida del dirigente fue muy difícil: casi muere al nacer, creció como un niño llamero que realizaba trabajos agrícolas. Para continuar sus estudios, trabajó de panadero, ladrillero y trompetista .


 


Su carrera sindical la empezó desde abajo. Actualmente es secretario ejecutivo de la Federación del Trópico de Cochabamba y presidente de las seis Federaciones del Trópico.


 


En 1985, junto a otros dirigentes sindicales, determinaron impulsar la formación de un nuevo instrumento político de las organizaciones campesinas, indígenas y originarias. En solo 10 años y junto a otros sectores populares, el MAS- IPSP se ha convertido en la primera fuerza política de este país.


 


La estrategia comunicacional


 


Sin recurrir a asesores ni expertos internacionales que significan miles y miles de dólares -un insulto para un país pobre como Bolivia- el MAS-IPSP delineó una estrategia comunicacional y de campaña horizontal, participativa, desde abajo.


 


Mientras los partidos tradicionales como PODEMOS del ex presidente Jorge Quiroga, UN del empresario Samuel Doria Medina o AUN de Manfred Reyes Villa recurrieron al poder mediático para tratar de convencer a la población, la campaña del MAS–IPSP fue de puerta a puerta, de barrio a barrio y de pueblo a pueblo.


 


Refundar el país


 


El MAS-IPSP en su programa de gobierno resume las demandas populares: la nacionalización e industrialización de los hidrocarburos para que todo el gas y el petróleo que salgan de los pozos sean propiedad boliviana; la Asamblea Constituyente para refundar el país con y para todas las naciones originarias y todos los sectores sociales; las autonomías para los pueblos que significa la refundación y descentralización política de la República para que las regiones cuenten con capacidad de decisión política y administrativa; el plan de desarrollo productivo que es un nuevo modelo económico de reciprocidad y complementariedad; la ley contra la corrupción y la impunidad, eliminar los gastos reservados y crear una nueva escala salarial para los funcionarios públicos.


 


Además el plan se complementa con una ley de tierra productiva que tiene como meta acabar con el latifundio y la inmediata titulación de tierras para pueblos indígenas, campesinos y pequeños propietarios, y la seguridad jurídica para todos los que trabajan la tierra. Un plan eficaz de seguridad ciudadana desde una perspectiva preventiva, con base en la inclusión social; la creación de un nuevo Sistema de Seguridad Social para dar cobertura en tres niveles: primario (consultas de medicina familiar), secundario (de internación y especialidades) y el tercero (hospitalario), y una ley para transformar la educación y revalorización de la cultura, garantizando la vigencia y calidad de la educación pública gratuita en un solo sistema educativo nacional,  fundada en la interculturalidad respetando la plurinacionalidad y el plurilingüismo.


 


Esas demandas recogidas en el programa del MAS-IPSP fueron planteadas en las guerras de octubre de 2003 y mayo y junio de 2005, ningún otro partido las hizo suyas por temor a los cambios estructurales necesarios para el país.


 


Como afirmó Evo, en una masiva proclamación en la población de Tupiza (Potosí), las elecciones de diciembre no sólo servirán para cambiar gobernantes ni un programa de gobierno, sino la propia historia. “En una balanza están en juego: el poder de la prebenda, la corrupción y la política tradicional y el poder de la conciencia, de las mayoría nacionales, del cambio”.


 


Los bolivianos y bolivianas, del campo y la ciudad, tienen la palabra, la decisión y su suerte…


 


Por: Alex Contreras Baspineiro 


 

Información adicional

Autor/a:
País:
Región:
Fuente:

Leave a Reply

Your email address will not be published.