Lunes, 24 Febrero 2014 19:57

Dos años de gobierno, en el territorio, con la gente

Escrito por EQUIPO DESDE ABAJO
Valora este artículo
(1 Voto)
Dos años de gobierno, en el territorio, con la gente

 

El gobierno de la "Bogotá Humana" avanza por la mitad de su mandato. Al tratar de comprender sus principales iniciativas, y la manera cómo trata de llevar a cabo el programa con el cual fue elegido por la sociedad bogotana, resalta de manera especial una visión y un esfuerzo: ir al territorio para prevenir, (caso salud), para superar la segregación (caso educación), o para comprender, neutralizar, y transformar las difíciles condiciones de vida de los grupos humanos expulsados, negados y marginados por un sistema inhumano como el que nos rige (caso Idipron).

 

En esta segunda entrega evaluativa del actual gobierno de la capital del país, sometido a la constante crítica de los grandes medios de comunicación, nos enfocamos en las dos Secretarías y el Instituto ya relacionados.

 

La prevención, como política central del actual gobierno, y la comprensión de las condiciones de vida de la población (para poderlas superar), se constituyen en un indicador central, evidencia de un giro en el ejercicio político, del cual debe surgir una sociedad dispuesta a romper la pasividad, apropiada de su realidad, como condicional sustancial para transformarla.

 

En esta acción gubernamental, el territorio deja de ser mercancía para transformarse en el elemento central del encuentro y el empoderamiento colectivo. De esta manera el territorio, el hábitat, pasa a ser hoy lo que otrora significó la fábrica para los obreros.

 

"El capitalismo es salvaje, depredador, discriminador..."

 

Nos dice José Miguel Sánchez, director de Idipron: (acá) "...desarrollamos un proyecto que quiebra los paradigmas de intervención con el habitante de calle y que quiebra los paradigmas de intervención con los niños, las niñas, los jóvenes que viven en la calle o que tienen condición de calle". Para que así sea, aplican sobre el terreno un proyecto pedagógico –no terapéutico, ni de panóptico– basado, 1. en artes y estética, 2. el cuerpo, la sexualidad y la recreación como elementos de la salud, y dentro de este campo el deporte. 3. tecnologías de la información y la comunicación y, 4. "[...] liberación de los espacios del agua, trabajamos muy fuerte con el agua y adaptabilidad al cambio climático" (ver recuadro, "La escuela es un instrumento de la educación").

 

Para que estos ejes pasen del papel a la realidad, el ser humano es aceptado en sus reales condiciones, pero, además, lo fundamental, que a pesar de su pobreza, drogodependencia y otras realidades, sus derechos fundamentales son respetados.

 

Ir al territorio, nos dice el funcionario distrital, para desarrollar allí los programas y actividades con flexibilidad, dándole paso a nuevos programas y acciones, como currículos flexibles: "[...] trabajamos con comunidades y para eso acabamos de dotarnos para continuar este proyecto, 20 carpas de 40 a 50 metros cuadrados, que van a girar por toda la ciudad a manera de Melquiades llegando con sus cartas a Macondo". La ruptura es plena: el niño, el joven, el adulto, no van a la escuela, ésta, comprendida desde otras lógicas y realidades, va a la gente, interactuando con ella.

 

Acción preventiva e interdisciplinaria

 

Pero también sucede en salud, un tema sustancial para todo tipo de población, donde la prevención gana el lugar que siempre debió tener, para actuar sobre las causas que posibilitan ciertos estados del cuerpo y no sobre sus consecuencias o enfermedades, en mucho de cuyos casos ya poco o nada es posible hacer. Centenares de grupos de salud, interdisciplinarios, se movilizan por barrios de la capital del país, lo que permite además comprender las condiciones de vida de sus habitantes, y desde éstas las enfermedades más comunes.

 

En este proceder, medio ambiente, trabajo, alimentación, cotidianidad, vivienda, entorno, pasan a ser considerados y valorados. La salud, por tanto, deja de ser asumida como problema y pasa a ser comprendida como el resultado de un todo, donde economía, convivencia, seguridad, participación –y otras variables– actúan, afectan, previenen, transforman.

 

Los indicadores (ver, "Mejor salud por intervención directa en los barrios") reflejan este cambio: menos mortalidad materna, perinatal e infantil. Reducción que también decae por afecciones como neumonía y enfermedad diarreica.

 

Merece especial atención el hecho de que durante el 2013 "[...] no se presentó ningún caso de mortalidad por desnutrición entre niños y niñas menores de 5 años, evidencia a toda luz, que este tipo de muerte, relacionada con las condiciones de vida, sí es evitable".

 

La puesta en marcha de nuevas herramientas, como los Camad (Centros de Atención Móvil a drogodependiente) permite concluir que tal afección pasa de ser –de manera paulatina– un asunto de policía y ejército para centrarse en uno médico, como debió ser desde siempre. La movilización de la población capitalina, y de todo el país, exigiendo la legalización de ciertos consumos, debe ser el paso siguiente.


Derechos para todos y todas

 

En educación, con una inversión en el año 2013 de 3.1 billones (32.6% más que en el 2012), enfocados hacia el logro de una sociedad equitativa, el intento es por garantizar a todos y todas iguales oportunidades y posibilidades. Óscar Sánchez, Secretario de Educación no duda en afirmarlo: "Lo que nos hemos propuesto en este gobierno es cerrar las brechas".

 

Y este esfuerzo no es casual. Explica el funcionario de marras: "[...] veo niños que entran a transición, que vienen de un jardín infantil de Integración Social o un jardín infantil de una Caja de Compensación y veo niños que vienen de un Hogar Comunitario de Bienestar Familiar o que vienen directamente de sus casas; las disparidades son enormes y en esa etapa de la vida –que es donde se forja el desarrollo cognitivo, emocional, físico–, se forja para toda la vida y se forja de manera determinante".

 

Y amplía, "Ese fenómeno de disparidad tan evidente en la primera infancia es el mismo que tenemos cuando existe una jornada de 25 ó 30 horas para un niño en básica primaria o de 30 ó 35 para un muchacho de la básica secundaria, sin suficiente deporte, sin suficiente arte, ni suficiente atención en la construcción de capacidades ciudadanas, con un acceso precario a la segunda lengua y con profesores que distribuyen una jornada muy limitada, con unos grupos muy grandes, con 16 materias".

 

Proceso formativo, en donde, por demás, cuestiona el Secretario, "[...] hay un montón de información pero muy poca reflexión y muy poco proceso de transformación del sujeto en sus capacidades analíticas y mucho menos en sus capacidades ciudadanas o en su dimensión estética, por ejemplo".

 

De esta manera, niños/as y jóvenes, dejan de ser asumidos como simples personas, para ser reconocidos como ciudadanos con plenos derechos, para hacer realidad los cuales se les debe garantizar un proceso formativo integral, abierto a sus inquietudes, cuestionador, que supera el horario habitual del colegio, liceo o similar, brindándoles el recurso alimentario diario, integrándolos en actividades extracurriculares donde el saber debe llegar a ser un goce y no una obligación determinada por la nota o el castigo.

 

Este es parte del ideal. Para así garantizarlo la infraestructura debe ser óptima, y en esto se labora (ver recuadro), pero más importante aún es el profesorado el cual enfrenta el reto de comprender (y actuar en consecuencia) que el ejercicio educativo pleno, acorde a la realidad y no sólo al texto, demanda su presencia en los barrios, para conocer las familias de aquellas personas a quienes aporta en su formación, entender los entornos y los conflictos a los cuales se enfrentan sus educandos cada día, pudiendo de esta manera explicarse ciertos comportamientos, disposiciones, reacciones, rechazos, expectativas, necesidades, de los/las mismas.

 

Y aquí puede radicar el talón de Aquiles del programa educativo en marcha, pese a la inversión realizada para que el cuerpo docente cada día esté mejor formado (ver recuadro, ¿Qué hemos hecho?).

 

Salta acá a la vista que el problema no es de formación sino de vocación, y no sólo esto, sino además económico –expectativas de calidad de vida y consumo, cada día mayores entre el gremio docente. Los requerimientos de tiempo para los docentes son hoy mayores que hace unos años, pero estos no están dispuestos a brindarse toda vez que muchos de ellos salen afanados del colegio público para cumplir en el colegio privado o en la universidad. Dos y hasta tres jornadas diarias de trabajo para satisfacer el sueño que les pinta la sociedad de consumo.

 

Esta es una limitante. Pero la otra incluye a toda la sociedad. Es indispensable que ésta, se sienta como conjunto, comprenda y acepte que la sociedad que integra está en evidente proceso de transformación. Sin una sociedad participante, crítica, activa, y abierta ante el cambio, no es posible que el proceso educativo se transforme de manera cabal, adaptándose de forma propositiva ante los retos que le plantea un mundo cambiante. No es posible cumplir con el sueño de equidad actuando como una isla: el Estado central por un lado y la ciudad por el otro.

 

Voces críticas

 

Aunque los resultados parciales son positivos, los bemoles también están presentes. Así lo testimonian líderes comunitarios, para los cuales al esfuerzo que lidera el actual gobierno capitalino le falta mayor participación, más confianza en los liderazgos locales, mayor integración, menos improvisación.

 

Si bien estos mismos liderazgos reconocen que los cambios en el gobierno de la ciudad son evidentes con respecto a sus antecesores, aún falta bastante –dicen ellos– para hacer efectivo un gobierno de la gente. Falta más responsabilidad directa, más confianza en las capacidades de quienes habitan los territorios de las periferias, más planeación colectiva (ver recuadro, "Testimonios de base").

 

A mitad del camino de su cuatrenio, en medio de una aguda confrontación política con los poderes tradicionales de la ciudad, el gobierno de la "Bogotá Humana", favorecido –contradictoriamente– por la acción del Procurador General que, como dice el mismo Alcalde, "nos entregó la gente", quienes habitan Bogotá asisten a un intenso proceso de politización que podría dar base para una insurgencia ciudadana que arrincone a quienes desde siempre se apropiaron del billonario presupuesto distrital, haciendo del mismo una caja menor, producto de lo cual tenemos hoy una ciudad construida al ritmo de la especulación urbana y de las exigencias vehicular de más asfalto y más cemento.

 

La próxima consulta en las urnas, acorde a la demanda de revocatoria de un alcalde que para algunos –los de siempre– llevó al caos a la ciudad, y para otros –millones de quienes la habitan– por el contrario recoge los sueños de las mayorías de quienes la habitan, dejará en claro si tras dos mandatos y medio de izquierda en Bogotá los cambios propiciados por estos gobiernos ya empiezan a verter resultados de conciencia y comprensión política.

 

Recuadro 1

 

"La escuela es un instrumento de la educación"

 

"¿Cómo trabajamos esos cuatro ejes? Tenemos internados, externados y trabajo en el territorio, y para garantizar uno de los derechos del goce efectivo que es el de la educación, no necesariamente la escuela que es un instrumento de la educación [...] nosotros tenemos un proyecto de derecho a la educación con currículo flexible, qué significa, que nosotros no tenemos ninguna consideración como la que tiene la escuela formal que es la extra edad o la extra escolaridad; se supone que un niño que tiene 9 años debe estar en segundo grado, el de 10 en tercero y que un chico debe salir entre los 16 a 18 y tener el grado once, nosotros no manejamos eso, lo que sucede es que la totalidad de los chicos y chicas que están con nosotros han sido expulsados por la escuela, no es justo considerar que un niño de 10 años evade la escuela, es que la escuela lo expulsa, el sistema escolar lo expulsa, esos chicos y chicas que ya van teniendo un poco más de edad soliciten el ingresar al proyecto educativo del Idipron y nosotros lo que hacemos pedagógicamente es una evaluación, no de lo que sabe o no sabe, sino una evaluación de sus potencialidades y a partir de sus potencialidades cada uno de los chicos con sus maestros construye un currículo flexible con unas metas y en la medida que va alcanzando las metas, es posible que el chico para pasar del grado segundo a tercero demore tres meses, o seis, u ocho, o un año, pero eso no es una preocupación nuestra, es un currículo flexible que ya está en los internados en los que tenemos aproximadamente 750 chicos en esta experiencia; es una de las respuestas que está mirando la Secretaria de Educación para responder a la crisis de la escuela en aula y también tenemos ese proyecto en los externados, de manera que son chicos que van a las 8 de la mañana, normalmente jóvenes vinculados al mundo de la calle y lo tenemos también en el territorio, lo trabajamos con comunidades y para eso nosotros acabamos de dotarnos para continuar este proyecto, 20 carpas de 40 a 50 metros cuadrados, que va a girar por toda la ciudad a manera de Melquiades llegando con sus cartas a Macondo.

 

¿Qué habrá en cada una de esas carpas?, por ejemplo nosotros firmamos un convenio con la facultad de Ciencias de la Universidad Nacional, que tiene un lugar muy hermoso que se llama Museo de la Ciencia y el Cuerpo, allí llevan a los chicos de muchos colegios y ven cómo es el tema físico, químico y la biología pero a partir del cuerpo y con ellos hicimos un convenio en el cual hay una réplica de todo del Museo que va en una carpa y va a girar por todas las expresiones de trabajo nuestro, y estamos en la parte final de la adquisición de una aula móvil informática que se va a mover con 20 computadores, pantallas, etc., que va a girar por toda la ciudad".

 

 

 

Recuadro 2

 

Infraestructura

 

"En el tema de la infraestructura y dotación. Para poder hacer todo esto necesitamos algo más de infraestructura escolar y mucho más de aprovechamiento de la ciudad; ese algo más de infraestructura escolar no es poca cosa: reconstruir 56 colegios que están en pésimo estado, demolerlos y volverlos a levantar; terminar unos que estaban inconclusos y habilitar algunos nuevos; construir 190 jardines infantiles y habilitar aulas en casa arrendadas o en los colegios en casos que hubiera espacio.

Todo este desarrollo de la infraestructura, más el mejoramiento integral de muchos colegios, ponerles comedor y cocina para tenerles alimentación caliente, ampliar los campos deportivos, dotar laboratorios –sobre todo para los énfasis especializados de la educación media– o simplemente mejorar los baños, los techos, los pisos, todo eso son como 500 obras adicionales de infraestructura. Entonces, como 100 colegios, como 190 jardines infantiles y otras aulas de primera infancia, y como 500 obras de adecuación, todo esto se está haciendo, ya hemos entregado 96 obras de infraestructura importantes, desde colegios completos como el Tomas Cipriano de Mosquera o como el San José de Castilla [...]".

 

Recuadro 3

 

¿Qué hemos hecho?

 

"¿En qué vamos a mitad del gobierno, a dos años de los cuatro?

Pusimos mucha más plata, duplicado los recursos del presupuesto distrital para educación. Los énfasis están dirigidos a lo fundamental para el mejoramiento de la calidad en perspectiva de currículo para la excelencia académica y la formación integral [...] la cobertura sigue siendo importante: no podemos mantener los niveles de deserción que tenemos, hay que lograr resultados en términos de acceso y de permanencia, pero lo esencial ahora es mejorar la calidad del aprendizaje, para ello:

- Preescolar en el colegio, de 3 grados y no de uno (prejardín, jardín y transición), a partir de los 3 años;
- formación integral en ese preescolar y también en la básica, de primero a noveno, introduciendo ocho áreas de currículo sintéticas pero completas: 5 académicas (matemáticas, lenguaje, ciencias naturales, ciencias sociales e inglés), es lo que siempre ha habido pero tratando que sean más sintéticas pero más profundas, y 3 áreas del ser (arte, deporte y ciudadanía), con estudiantes que trabajen un proceso de construcción pedagógico basado en el análisis de la realidad, en el aprovechamiento de la ciudad y el entorno en función de sus intereses, sus gustos y sus pasiones, sus dolores y sus angustias, para poder ejercer un proceso de comprensión y de reflexión que conduzca a un verdadero aprendizaje integral.

Proceso realizado, en la educación inicial, solo a través de las actividades propias de la infancia: el arte, el juego, la exploración del medio natural; en la básica, potenciando centros de interés que van desde el ajedrez o la robótica hasta la natación y el tenis pasando por los debates, la oratoria, el aprendizaje de lengua de señas, lo que le guste al muchacho pero que apunte a objetivos curriculares de aprendizaje.

-En la media, especializamos un poco al muchacho, seguimos la formación integral pero una parte del currículo ya se vuelve ciencias económicas y administrativas o humanidades y lenguas o arte y diseño, o biología, química y ciencias de la salud, y vamos haciendo eso en asocio con las universidades, para permitir un acceso genuino a la universidad, porque hoy en día hay muchas limitaciones de acceso a la universidad y esto implica también crear el grado doce.

-Es decir, quien termina su bachillerato ya tiene algún avance, se puede ir a la universidad, se pueden ir a trabajar, muchos no tienen alternativa, esperamos que hubiera más oferta pública de educación superior, pero el que quiera quedarse un año más en el colegio se queda y hace el grado doce y avanza en el área que le interesa en asocio con una universidad que después, si pasa el proceso de admisión, le va a valer unos créditos. Hacer grado doce no es obligatorio, es opcional [...]".

"En cuanto a los docentes. Heredamos una planta de 31.000, y hoy estamos con una planta de 35.000, a pesar de que la población en edad escolar no crece.

Hemos creado 4.088 nuevas plantas; 3.088 para licenciados y 1.000 para auxiliares pedagógicos que están concentrados en la primera infancia y esos profesores están a lo largo de todo ese proceso incluido el grado doce.

En el 2014 pondremos a prueba un grado doce en asocio con la Universidad Nacional, ya firmamos un convenio y a través de ese convenio 5.000 estudiantes pueden ver unos cursos de nivelación que la Universidad antes le daba a sus estudiantes de primer semestre y ahora se los dará a los estudiantes de grado doce del sistema público".

 

 

Recuadro 4

 

Educación para la ciudadanía

 

"Quiero hacer énfasis en un programa fundamental que en lo personal es muy importante, que es la educación para la ciudadanía y la convivencia. Nuestro programa para la ciudadanía y la convivencia es muy ambicioso, ya hoy en día estamos invirtiendo más de 30.000 millones de pesos al año en él, es decir, de 9.000 millones de pesos en cosas dispersas y subcontratadas, pasamos a un programa integral, que creo es modelo en América Latina, desde el enfoque de las capacidades ciudadanas, digamos, la perspectiva del desarrollo humano y de la teoría de las capacidades.

Este tipo de perspectiva nos dice: el problema de la ciudadanía no es de conductas, no es solamente de lograr cierta manera de comportarse, sino que se refiere a poder entender de manera crítica las relaciones de poder y construir un proyecto de vida que desafíe a las estructuras de poder, pero que en todo caso construye a un ser humano capaz de convivir y capaz de construir, de construirse a sí mismo y de construirse en relación con los demás, pero desde una perspectiva crítica, no desde una perspectiva de conductas dóciles. En este sentido tenemos un sujeto con identidad, de entender a qué pertenece –porque lo ha heredado pero también porque lo ha elegido; esto pasa desde las opciones sexuales hasta las identidades territoriales, desde qué significa ser colombiano o latinoamericano, hasta qué significa ser ciudadano de un territorio como Ciudad Bolívar, pero pasa por entender la dignidad humana profundamente y ser capaz de respetar al otro en la diferencia, de exigir los derechos propios y de respetar los derechos del otro, por entender la vida desde el propio cuerpo y entonces la sexualidad, por ejemplo, pero también la vida del otro y entonces no ejercer violencia [...]".

"d.a. ¿Qué pasa con los colegios en concesión y los cupos de convenio.
SE. Los cupos de convenio vienen en reducción y ahora, tal como la ley lo manda, solamente se mantienen para los estudiantes que tenían continuidad en las zonas donde hay alto déficit, no hay oferta de cupos oficiales, siempre y cuando los colegios cumplan con unas evaluaciones de calidad, lo que ha significado bajar de 130.000 a 70.000 más o menos en 2014.

Los convenios: de manea paulatina los dejamos, entre otras cosas porque tenemos los cupos suficientes en la educación oficial; y en las concesiones lo que nosotros queremos y hemos acordado con el Alcalde es hacer un análisis: qué es realmente lo bueno de las concesiones y las que sean realmente muy buenas, tengan una educación de excelencia, etc., pues habrá que pensar la manera de recoger su experiencia y mantener hasta cierto punto eso. Lo que pasa es que el contrato se acaba en diciembre de 2014 y no se puede extender a los mismos contratistas, hay que liquidar esos contratos".

 

Recuadro 5

El factor humano

d.a. ¿Cómo miran ustedes la realidad del Bronx después de un año de intervenir allí y la extensión de microtráfico en otros lugares de la ciudad?

JM. Lo que se llama el fenómeno Bronx [...] cuestiona el modelo de sociedad y el modelo de desarrollo que tenemos como país. Cuando le preguntan a la dirección del Idipron ¿cuál es el proyecto para inclusión en la sociedad de los habitantes de calle?, respondemos que los habitantes de calle son la mejor expresión del tipo de sociedad capitalista, salvaje, depredadora, más discriminadora, segregadora, por eso no gratuitamente hasta hace algunos años se hablaba del habitante de calle como un desechable, la mejor expresión del modo de consumo capitalista es que son desechables [...] de tal forma que lo que hay allí es una crisis de modelo, una crisis de sociedad.

 

Hay dos maneras de enfrentar esta crisis: uno, con mirada de capital de especulación inmobiliaria que encarnó el exalcalde Peñalosa, que en un acto brutal despojó del territorio de El Cartucho a los habitantes de la calle y que lo que produjo fue un efecto de diáspora; algunos dicen que el único proyecto de descentralización real que ha funcionado en Bogotá es el del Cartucho, acabaron con éste y lo volvieron 17 Cartuchos pequeños. Hay otra mirada, contemporánea, y es que todos los seres humanos habitantes de este país, independientemente de cuál sea su condición social, es un sujeto de derecho y nosotros consideramos entonces que siendo sujeto de derecho, nuestra responsabilidad como gobierno de Bogotá es garantizar el goce efectivo de los derechos de los habitantes de calle, cualquiera sea su condición; primero es un ciudadano y eso significa, para ponerlo un poco más claro, que en condiciones de profunda injusticia y de un Estado que es incapaz de garantizar el goce efectivo de los derechos, el habitante de calle tiene derecho a la calle, la calle es un derecho".


 

Recuadro 6

El microtráfico

 

"[...] ¿Qué es lo que está pasando? La gente que controla el microtráfico en la ciudad están intentando abrir pequeños cartuchitos en toda la ciudad, generando un proceso de descentralización y regalando inclusive a los niños las bichas de bazuco, generando mercado, típica lógica del mercado [...]. No hay una mejor expresión del capitalismo que el narcotráfico; por eso entre otras cosas la sociedad debería comprender en su conjunto que es mejor la atención en un mismo espacio, generar un espacio para los habitantes de la calle donde puedan dormir, donde el Estado le pueda garantizar sus derechos o dignificar las condiciones de extrema pobreza y de vulnerabilidad en la existen a provocar una diáspora por toda la ciudad".

 

"d.a. ¿Qué relación habría entre ese fenómeno y el tema de los enclaves paramilitares en la ciudad?

JM. Los estudios de seguridad lo que nos muestran es que hay un traslado de las estructuras militares o de las experticias militares en el campo de esa confrontación hacia la ciudad, pero no se está dando como una lucha ideológica sino una lucha por instaurar un mercado de las drogas y a ese mercado, quienes trabajan el tema lo llaman la pelea por el microterritorio del microtráfico, hoy no son los grandes cargamentos de droga sino las pequeñas dosis por miles de partes que se mueven sobre toda la ciudad; la gente nos manifiesta que en los sectores más marginados de la sociedad y en los sectores más pobres se está dando una disputa territorial para controlar el microtráfico entre bandas armadas".

 


Recuadro 7


En pocas palabras

 

"[...] este es un Estado que tiene a 35.000 niños detenidos, menores de 18 años, bajo responsabilidad penal adolescente sin garantizarle los derechos; este es un estado que chuza y que dice que es legal chuzar, entonces es un Estado fallido".

"[...] una de las grandes metrallas sobre la juventud es el Estado. Me explico: no debería ser posible que sea sobre los adolescentes y sobre los jóvenes en quienes el Estado y la sociedad descarguen su incapacidad de tener una sociedad que tenga condiciones básicas de convivencia; al día de hoy el Estado colombiano tiene una legislación que recarga responsabilidad penal en los adolescentes hasta los 14 años, y está pensando en presentar un proyecto de ley [...] para que la responsabilidad penal adolescente llegue hasta los 12 años, llegará muy a tener salacunas de atención domiciliaria de menores. El Estado esconde su responsabilidad, su incapacidad de garantizar los derechos de los niños, de los jóvenes, de los adolescentes, estos chicos que por falta de goce de los derechos terminan en problemas con la ley y lo que les da es responsabilizarlos, imputarlos penalmente, los vuelve rápidamente adultos sobre un discurso que debe estar en discusión hoy [...] un problema que va más allá de lo semántico pues lo que hace el Estado es retener a unos chicos o unas chicas –que entraron en alguna contravención con la ley– bajo el supuesto de proteger sus derechos [...] nosotros no creemos en esto, esta sociedad amerita una discusión profunda, ya que no se puede descansar la tendencia de un Estado fallido a recargar la responsabilidad sobre los más jóvenes".

"Todos los estados fallidos son estados autoritarios".

[El nuestro] "Es un estado fallido con un marco de democracia absolutamente imperfecta que tiene que ser madurada en la plaza pública...".

 

 

Recuadro 8

 

"TESTIMONIOS DE BASE"


 

Yudy Viviana Pérez*

 

da: Desde la perspectiva de su organización comunitaria ¿qué diferencias encuentra en la alcaldía de Gustavo Petro frente a los anteriores ejecutivos distritales?
YP: Las orientaciones trazadas en la "Bogotá humana" repercuten en el ejercicio de nuestro trabajo, ahora conocemos un proceso de transformación orientado desde el Plan Distrital de Desarrollo. Puntualmente, en nuestra Asociación, el tema de comedores comunitarios sufrió cambio: fueron cerrados poco a poco, lo que propició una discusión sobre su carácter, perspectiva y sostenimiento.

 

No es posible olvidar que la atención en estos comedores está reducida a garantizarle nada más que una sopa y un seco diario a quien lo utiliza. Por eso remarcamos la necesidad de otro tipo de proyecto, uno distinto al que hasta ahora conocemos. De hecho, los comedores mantenidos hasta hace poco fueron entregados a cajas de compensación como Compensar y Cafam, lo que denota incoherencia con la propuesta que hace "Bogotá Humana" en su plan de desarrollo.

 

Además, la alcaldía, pese a sus propuestas, en algunos ejes no ejecuta con capacidad; algunas orientaciones no logran desarrollo de manera organizada, parecieran improvisadas. Muestra de ello: el caso de jardines infantiles, donde proponen que los niños menores de tres años pasen a ser parte de la atención brindada por la Secretaria de Educación. Pero, fíjese, muchos de los niños quedan por fuera, y ya puede imaginarse el trauma que esto conlleva para toda familia.

 

Hasta ahora el Alcalde propicia debates relevantes, como el POT. En nuestro caso –Bosa–, este debate permite concretar reivindicaciones que las anteriores alcaldía no posibilitaron, como el tema ambiental, y en él la defensa de los humedales, con territorios hsasta hace poco desconocidos y que en este momento incluyen. Aquí abrieron participación.

 

Pensarse una nueva forma de involucrar a la población en proyectos sociales, ambientales, educativos, alimentarios, ha sido una apuesta de la "Bogotá humana". Sin embargo, como digo, el proceso es improvisado, sin permitir la vinculación y la construcciós conjunta con las organizaciones y los procesos comunitarios. De esta manera, se mantiene el desconocimiento histórico del Estado para con las organizaciones sociales.

 

* MODEP. Asociación comunitaria Nueva esperanza - Bosa Palestina.


 

Argenis Hernández*

 

da: ¿Desde la perspectiva de su organización comunitaria qué diferencias encuentra en la alcaldía de Gustavo Petro frente a los anteriores ejecutivos distritales?
AH: Desde la "Bogotá Humana" se logró mínimamente el diálogo con organismos administrativos para coordinar agendas, cosa imposible de realizar con anteriores administraciones. Desde lo político, la cercanía de la alcaldía a los territorios los ha fortalecido, tratando implementar los gobiernos zonales, conocer las agendas con la población y las organizaciones sociales del territorio. En Usme, por ejemplo, se proyectan los gobiernos zonales de La Flora, El Danubio y Usme Centro, el único que está operando es La Flora, pero los otros dos se encuentran agendados; de una u otra manera se trata de la cooperativización de una propuesta de gobierno, no desde el conocimiento técnico sino desde el conocimiento popular. Sin embargo, falta mayor articulación institucional, y se pierden los procesos porque no articulan las alcaldías locales con la administración distrital.

* Audiencia pública popular de Usme. Nuevo Usme ciudadela el Sol.


 

Alejandro Guerrero*

da: ¿Desde la perspectiva de su organización comunitaria qué diferencias encuentra en la alcaldía de Gustavo Petro frente a los anteriores ejecutivos distritales?
AG: Aunque existan diferencias hay que tener en cuenta que Petro con temas como el POT, y parte de la agenda de su alcaldía, recoge el significado de la tendencia histórica que también apoyó al PDA. Es decir, él arrastra políticamente una tradición que aglutinó a los sectores enfrentados a las reformas neoliberales. Creo que las Alcaldías del PDA recogieron una tradición de pensamiento crítico y liberal que había en Bogotá, particularmente con Lucho Garzón y lo que parecía ser Samuel Moreno: toda la apuesta estratégica que se hizo de cara a la educación o el crecimiento económico.


Las rupturas de Petro, aunque indiquen algunos virajes, de fondo no borran la existencia de unas lógicas reformistas; en algún sentido temas como educación y el mínimo vital de agua lo demuestran. Pero también se involucró con los aspectos de fondo, precisamente por algo estamos con el tema de las basuras.

Desde el punto de vista político Petro va más allá que Samuel y Lucho Garzón con los temas ya mencionados, en particular con la confrontación dada a la corrupción, de una u otra manera en el PDA se colaron sectores clientelistas y corruptos que también detenían reformas de fondo. Cuando Petro sale del Polo logra tener una mirada de avanzada, pero nunca logra tener una aproximación critica al modelo de ciudad. Petro es un tipo decente haciendo política, pero tiene muchos límites.

La alcaldía "Bogotá Humana", a pesar de su transparencia ha caído en la lógica de beneficiar a las organizaciones que políticamente le sostienen la tarima, hay muchas organizaciones juveniles, muchos sectores del movimiento social, que aunque no se puede negar que tenían una orientación crítica y progresista, han copado los escenarios de participación política. La participación institucional dentro de las alcaldías locales está circunscrita a los sectores que apoyan al alcalde, siendo preferentes las organizaciones que juegan con él.

Lo que ha venido pasando con el presupuesto participativo es absurdo, la manera como se conceden recursos públicos en muchos casos pareciera que tuviera la lógica de engrasar una maquinaria que sostiene la tarima de Petro. La "Bogotá Humana" abrió vasos y canales pero para los que están con él, factor confirmado con la revocatoria, en una coyuntura en la que hubiera podido ser pensado un escenario de unidad de más alcance, no solo con las organizaciones sino con una perspectiva amplia hacia los no organizados. Petro convoco a estos nodos como figura organizativa y ello no se extendió más allá de Progresista. Creo que se están institucionalizando desde arriba los procesos de los movimientos sociales, y esto puede tener un significado más complejo para el país.

*Colectivo "en Construcción". Ciudad Bolívar y Soacha

 

 

Artículo relacionado

 

Informe especial I: Dos años de gobierno distrital

 

Información adicional

  • Sección:Informe especial (II): Dos años de gobierno distrital
Visto 4146 vecesModificado por última vez en Martes, 25 Febrero 2014 08:28

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.