Viernes, 23 Mayo 2014 10:24

A machar por los derechos de los adultos mayores

Escrito por JULIO CÉSAR MURILLO C.
Valora este artículo
(1 Voto)
A machar por los derechos de los adultos mayores

Fue en el año 2003, luego de diversidad de gestiones, que el Gobierno central aprobó la Ley 797, por medio de la cual otorga cada mes medio salario mínimo vigente para las personas mayores que vivan en condiciones de pobreza y desprotección. Hasta ahora esta ley es un canto a la bandera, pues hasta ahora solamente entregan $45.000 o 75.000 a estas personas. Téngase en cuenta que Colombia está relegada con relación a otros países de América –como Bolivia, Chile, Brasil, Ecuador, Uruguay, El Salvador etcétera– que garantizan entre medio y un salario mínimo para estas personas.

 

De igual manera, con la Ley 1251 de 2008 el Gobierno se comprometió con la creación del Consejo Nacional del Adulto Mayor, lo que, como en otros muchos sectores, tampoco ha cumplido.

 

Pero no es sólo esto. La participación en los entes que rigen la política para estas personas es formal o no existe, como ocurre con la Ley 1276 de 2009 (referida al manejo de recursos económicos por medio de la estampilla pro persona mayor), a todas luces insuficientes, requiriéndose su incremento para la construcción de albergues y centros día en todo el país; la Ley 100 de 1993, que perjudica la atención preventiva y de urgencia de toda nuestra población pero que en el caso de las personas mayores puede imaginarse sus graves consecuencias, implicando, por otro lado un detrimento de la mesada pensional en el pago de las cuotas moderadoras, además del mal funcionamiento de las EPS (citas médicas con médica oportuna y con galeno especialista, entrega de medicamentos), además la falta de compromisos del Gobierno con los convenios internacionales, como el Tratado de Madrid de 2002 y el de Costa Rica.

 

Otras dolencias

 

El envejecimiento de la población colombiana cada día es más evidente, así lo confirman las cifras que proyectan para el año 2025 un total de 8 millones de adultos mayores, lo que demanda tomar medidas urgentes. Pero no podemos hablar de una política nacional de envejecimiento sino hay voluntad política para mejorar las condiciones de vida de las personas implicadas.

 

Realidad dura. Ante cada exigencia la respuesta del Gobierno es la misma que brinda en otros muchos escenarios: no hay plata. Pero esta disculpa no puede ser excusa para que la vejez no tenga dignidad. Hay que actuar, y hacerlo con prontitud. Para mejorar los ingresos destinados para este sector poblacional propusimos, por ejemplo:

 

  • - el incremento del 1 al 2 por ciento para aquellos que ganan 4 o más salarios mínimos mensuales, un compromiso de solidaridad intergeneracional elemental;
  • - orientar recursos de las regalías del petróleo, y de la explotación de la minería en general, para apoyar a este sector de nuestra sociedad,
  • - destinar unos puntos para este fondo de solidaridad de lo que cobran los bancos por cada transacción financiera,
  • - entregar dos pesos de lo cobrado por las empresas de la telefonía por cada llamada a celular.

 

Necesariamente los que tiene este compromiso son el Gobierno Nacional por medio de los Ministerios del Trabajo y Salud, así como del ICBF, y el Congreso de la República; y su actuación no da muestra de corrección, de manera que quienes padecen por pobreza, desatención, además de problemas de salud y otros producto de su avanzada edad, no pueden esperar a que algún día quienes controlan las riendas del poder entiendan los padecimientos que deben sobrellevar cada día.

 

Para que esta realidad cambie, para demandar atención del Estado central y del gobierno distrital de Bogotá, procurando la articulación de la política pública orientada hacia este sector, convocamos a la realización de la tercera marcha de solidaridad intergeneracional por realizarse el jueves 19 de junio desde la Cra 7 con calle 22 a la Plaza de Bolívar, a partir de 10:00 am a 2:00 pm.

 

*Presidente Fuspemaco

 


 

Recuadro


¿Qué es Fuspemaco?

 

La Confederación Red Nacional por las Personas Mayores en Colombia es una organización social que desde el año 2011 orienta sus esfuerzos en pro de la defensa y reconocimiento de los derechos de las personas mayores en Colombia.

 

Para realizar estos propósitos, promueve la articulación de todas las organizaciones del sector, en pro de la construcción de una política pública orientada a la garantía de vida digna para las personas mayores.

 

 

Como medidas concretas, de expresión pública, propició la realización, durante los años 2012 y 2013 de sendas marchas por los derechos de las personas mayores. En la del 2013 concurrieron entre 2.500 – 2.700 personas.

 

Fuspemaco; tiene una visión integral en el manejo de las personas mayores para lo cual busca la creación de salas interactivas de internet, de musicoterapia, cineterapia, parques cubiertos intergeneracionales, gimnasios propios; formación de acompañantes, capacitados en envejecimiento y vejez, busca crear empresas asociativas y bolsas de empleo, un periódico y una emisora que implemente una cultura de valores y derechos por la vejez en Colombia.

Información adicional

  • Autor:JULIO CÉSAR MURILLO C.
  • Edición:202
  • Fecha:Mayo 15 - junio 15 de 2014
Visto 3012 vecesModificado por última vez en Viernes, 23 Mayo 2014 15:40

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.