Viernes, 28 Noviembre 2014 10:21

En Kurdistán Occidental: defender y apoyar Kobanê-Rojava

Escrito por PEDRO MIGUEL TAPIA
Valora este artículo
(0 votos)
En Kurdistán Occidental: defender y apoyar Kobanê-Rojava

El pueblo kurdo vive desde hace milenios en una región distribuida en la actualidad entre cuatro países: Turquía, Siria, Iraq, e Irán. Además otros viven en Armenia y no pocos en el exilio europeo.

Como resultado de la invasión de los Estados Unidos (EU) a Iraq en 2003, para derrotar a Sadam Hussein e implantar la "democracia occidental", los kurdos del sur –o sea, del Kurdistán iraquí– apoyaron la coalición liderada por los EU, y con sus milicias peshmergas ayudaron a la derrota del partido Baat de Hussein, lo que dio lugar a la formación del "gobierno autónomo kurdo iraquí", con Barzani a la cabeza, y a su participación en el gobierno de Iraq.

Los Estados Unidos lograron su propósito de destruir el régimen de Hussein pero no así el control del país. El desorden político, social y militar que los EU dejaron en Iraq fue el caldo de cultivo para los enfrentamientos entre los Sunitas –fuera del gobierno– y los Chiitas –en el gobierno–, y el avance de unos engendros político militares promovidos por los servicios de inteligencia de los EU, como Al-Qaeda, Al Musra y el grupo Estado Islámico-ISIL/EI.

Esta inestabilidad política, más la guerra civil en Siria (que tuvo como una de sus causas la "primavera árabe", impulsada por la necesidad de libertades democráticas de su pueblo propició que en Rojava se avanzara logrando autonomia), dejó vacíos de poder en la región fronteriza entre Siria y Turquía, es decir el Kurdistán Occidental o Rojaba –en idioma kurdo–, que fueron copados por kurdos sirios que establecieron allí un tipo de poder popular denominado "auto-administración democrática", convertido en la piedra en el zapato de los planes de potencias globales como EU, y regionales –Arabia Saudita, Qatar y otros emiratos–, potencias interesadas en balcanizar el medio y próximo oriente, pues allí reposan importantes recursos naturales, como la totalidad del petróleo de Turquía y Siria, el 40 porciento del hidrocarburo de Iraq, y el 10 por ciento del petróleo de Irán, gas, minerales, y zonas importantes para el cultivo de cereales y pastos para ganado.

En Rojava

Esta región está compuesta básicamente de cuatro cantones o ciudades: Afren, Kobanê, Cizir y Amude, en las que están aplicando la "auto- administración democrática", dirigida por la Unión de Comunidades del Kurdistán (KCK), en la que participan cerca de 400 organizaciones sociales y políticas, en un acuerdo de autogobierno.

La defensa la realizan por medio de las Unidades de Autoprotección del Pueblo (YPG) y las Unidades de autoprotección de las mujeres (YPJ), todo esto con la participación del Partido de la Union Democrática (PDY), el Partido de los trabajadores de Kurdistán (PKK) y el Partido Comunista de Turquía y kurdistan del Norte (PKML).

El llamado Estado Islámico (EI/ISIS), grupo de claro tinte terrorista y fascista, que desde el 16 de septiembre ataca Rojava con el propósito de aplastar el autogobierno del pueblo kurdo y abrirle camino a los imperialistas en la región, inició sus ataques al Kurdistán desde meses antes.

En un principio –desde el 10 de junio del presente año– sus ataques los centraron en el Kurdistán iraquí y el norte de Iraq contra la ciudad de Mosul; el 8 de agosto abrieron el frente contra la ciudad de Sengal. Su ofensiva contra Jalawla y Makhmour prosigue hasta este noviembre, con asesinatos masivos contra los yazidíes (minoría religiosa zoroastriana de Ninive al norte de Iraq) y contra otras minorías asentadas en el Kurdistán, incluso contra los asirios, caldeos, turcomanos y musulmanes chiís en la región de Mesopotamia.

Ante esta realidad, cientos de miles de kurdos yazidíes y otras minorías fueron obligados a huir, expulsados de sus tierras. Miles fueron asesinados en masa, muchos enterrados vivos, y miles de mujeres yazidíes fueron detenidas, secuestradas, esclavizadas y vendidas en los mercados. El horror sólo logró romper el silencio de la comunidad internacional luego de varios meses. Las fuerzas kurdas ayudaron a la gente en Sengal y las protegieron ante la posibilidad de un inmenso genocidio.

La valentía de estas fuerzas y el apoyo de la comunidad internacional, frenaron los ataques de ISIS/EI contra el "gobierno regional autónomo" kurdo iraquí. Después, en un segundo momento, ISIS/EI usó el material bélico conquistado en Mossul y sacado de los almacenes de armas en Tikrit, cambiando desde el 16 de septiembre el foco de su ataque hacia Kurdistán occidental (Rojaba), en particular el cantón de Kobanê, afectándolo con fuego de artillería y de tanques modernos durante todo el mes de octubre y lo que va de noviembre.

Pese a la crudeza del ataque, la gente valiente de Kobanê sacrifica sus vidas y defiende bravamente su ciudad. Acompañados por las "Unidades de autoprotección del pueblo" y las "Unidades de autoprotección de las mujeres libres".

El inicio de los bombardeos de la "coalición internacional" liderada por los EU permtieron un respiro para la defensa de Kobanê, que no cayó en manos del EI por la heróica resistencia del pueblo kurdo, en especial las mujeres. Su fortaleza ahora (noviembre) es mayor ya que las fuerzas de El Burak Firat, y las Peshmergas (fuerzas armadas del Kurdistán iraquí) han fortalecido la defensa de Kobanê, preparándose para evitar que el Frente islámico fascista Al Nusra ataque la ciudad autónoma de Afren. También la Juventud revolucionaria y patriótica y el Movimiento de mujeres revolucionarias y patrioticas han llamado al alzamiento popular, y apoyar Rojava-Kobanê tras el asesinato por parte de las tropas turcas, en la frontera con Siria, de la activista revolucionaria kader Ortakya.


Coordinación internacional


El pasado 8 de agosto, después de una serie de brutales ataques del ISIS contra el Kurdistán, la comisión de relaciones exteriores del Congreso Nacional Kurdo (CNK) envió una petición urgente a las oficinas exteriores de todos los partidos kurdos en el exilio, para iniciar un esfuerzo común de gestión y de relaciones diplomáticas.

El 17 del mismo mes, tomó forma en Bruselas un encuentro del Congreso Nacional Kurdo, que dejó instalado un Comité Diplomático Conjunto, integrado por representantes de cada partido político y de otras organizaciones presentes en el encuentro, para encarar las relaciones diplomáticas.

Los esfuerzos de coordinación prosiguieton. El 28 de septiembre sesionó un segundo encuentro del CNK con una mayor cantidad de participantes de la secretaría de relaciones exteriores de los partidos y organizaciones kurdas. En este encuentro quedó instalado un Comité Ejecutivo, abierto para coordinar las relaciones diplomáticas. También fue acordada la necesidad de constituir comités diplomáticos parecidos en otros países, para organizar las actividades diplomáticas comunes.

Durante el encuentro discutieron, con todo detalle, la situación política vivida en Kurdistán, acentuándose que los éxitos logrados por sus pueblos, tanto en el Kurdistán Occidental como del Sur, corren un inmenso riesgo ante las brutales amenazas terroristas.

Debido a las condiciones descritas, es importante la solidaridad con el pueblo kurdo en general, apoyar y defender a Rojava-Kobanê pues es la defensa de un pueblo que tomó desde hace tres años su destino en sus propias manos.

Uno de los actos más perversos que lleva a cabo el EI contra los kurdos, y otras minorías étnicas y religiosas, son los secuestros, violaciones y venta de mujeres kurdas, cristianas, turcomanas, yazidíes y musulmanas chiís que en verdad concretan una catástrofe humanitaria. Por esto, es importante el llamado de los kurdos a su pueblo –y al conjunto de la comunidad internacional democrática– para que tomen medidas serias para liberarlas y protegerlas.

De igual manera, diseñar medidas políticas, económicas y militares para la protección de los yazidíes en Sengal y sus alrededores, para la protección de los asirios, caldeos y siríacos en la región de Mossul y para la protección de los turcomanos en Talahfar, al norte de Iraq, todo lo cual hace parte de las necesidades que apremian en el actual momento por condiciones por las que están pasando los kurdos y otros pueblos en su justa lucha por la defensa de sus vidas, dignidad e integridad territorial.

Información adicional

  • Autor:PEDRO MIGUEL TAPIA
  • Edición:208
  • Sección:Internacional
  • Fecha:Noviembre 20 - Diciembre 20
Visto 1616 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.