Viernes, 28 Noviembre 2014 15:06

"Reagrupar el campo popular en un nuevo proyecto nacional"

Escrito por FRANK MOLANO CAMARGO
Valora este artículo
(1 Voto)
"Reagrupar el campo popular en un nuevo proyecto nacional"

El títular de esta nota resume una de las principales definiciones tomadas en el marco la I Asamblea nacional del Modep, importante salto cualitativo de toda su militancia luego de 12 años de existencia, en sesión llevada a cabo en Bogotá entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre.

A esta cita respondieron delegaciones procedentes de Sucre, Cesar, Santander, Antioquia, Boyacá, Cundinamarca –Bogotá–, Caldas, Risaralda, Huila, Nariño y Putumayo, provenientes del movimiento obrero (trabajadores de servicios públicos, del carbón y del petróleo), maestros de educación básica y superior, madres comunitarias, colectivos Lgbti, jóvenes de barrios populares, campesinos, indígenas, artistas populares.

En esta I Asamblea, además, tuvieron oportunidad de encontrarse diferentes generaciones de luchadores populares: campesinos maoístas de la antigua Anuc –línea Sincelejo–, sobrevivientes del genocidio fascista, que desde los Montes de María viajaron a encontrase con jovencitos (de barrios populares, colegios y universidades) que recién llegan a la vida política; curtidos activistas del movimiento sindical, mujeres dirigentes de las madres comunitarias y otras formas organizativas de mujeres; dirigentes indígenas y campesinos nariñense, y un importante contingente de hombres y mujeres que desde las décadas de 1980 y 1990 se mantienen unidos defendiendo la construcción de lo que hoy es el Modep.

En estos días de Asamblea, fuimos acompañados. o enviaron saludo fraternos. fuerzas políticas hermanas: el Partido Comunista de Colombia –Maoísta; Poder y Unidad Popular – PUP–, Partido Comunista Colombiano –PCC–, Partido Socialista de los Trabajadores – PST–, Desde Abajo, Vamos por los derechos, Sacerdotes Claretianos y Polo al Sur, con quienes intercambiamos análisis y perspectivas sobre el futuro del campo revolucionario. También recibimos saludos internacionalistas de organizaciones de Argentina, Alemania y de la Coordinación Internacional de Organizaciones Revolucionarias –Icor, capítulo América.

La Asamblea tuvo su centro en la discusión y aprobación de varios documentos que serán claves para orientar el accionar político del Modep. Entre ellos, la definición de su carácter, que cambia en un aspecto sustancial: ahora este núcleo de activistas y luchadores sociales se define como un movimiento político de carácter nacional, social y popular, por lo que asume una estructura de dirección nacional y no ya de coordinación de tareas, proponiéndose forjar un centro de reagrupamiento político revolucionario. Para esto se aprobó que la Asamblea es la instancia máxima de decisión, seguida, en su orden, por la Asamblea Nacional de Delegados, el Coordinador Nacional, la dirección política del movimiento y dentro de éste el Ejecutivo Nacional que tiene la tarea de dirigir cotidianamente las fuerzas reunidas en esta organización.

La Asamblea permitió agrupar nuestras fuerzas sociales y políticas en cuatro grandes sectores: Los Comités de obreros y trabajadores "Ignacio Torres Giraldo", la organización Nuevos maestros por la educación, la Federación universitaria nacional FUN- Comisiones-Modep, la corriente de mujeres del Modep y el trabajo territorial urbano-rural, cada sector con su propia coordinación y agenda de trabajo.

El otro documento que orientó el debate fue el denominado "Nuestra identidad" que condensa en 12 puntos las claves ideológico-políticas que definen al movimiento y a sus integrantes; documento fundamental, en tanto define criterios en varios sentidos novedosos en el marco de las izquierdas con presencia en Colombia y a nivel internacional.

El Programa de lucha acordado, tiene como fin impulsar la defensa de los derechos del pueblo frente al neoliberalismo, la cooptación y el fascismo. Y la conducta política centrada en tres puntos: construir poder popular –como forma de forja de fuerzas sociales para la conquista y la defensa del poder y la democracia popular–; movilización –como escuela de formación de revolucionarios y defensa de derechos–, y lucha por reagrupar el campo popular en un nuevo proyecto nacional y popular –que si bien contemple los actuales escenario de la paz, las elecciones y la resistencia contra el neoliberalismo, mantenga su centro en la disputa por ser poder y construir una nueva sociedad.

Estos documentos serán importantes insumos, tanto para el Modep como para el debate con el conjunto del campo revolucionario y los diferentes sectores del pueblo, así como con organizaciones políticas de otros países.

* Integrante del Ejecutivo nacional del Modep


En pocas líneas


La fundación del Modep remonta al mes de abril de 2002, cuando un grupo de trabajadores, estudiantes, madres comunitarias, maestros y activistas de izquierda consideraron la necesidad de constituir una nueva expresión política que bregara por organizar diferentes sectores populares, procurando la unidad con otras expresiones del campo popular, para enfrentar el periodo de lucha iniciada en el país con el ascenso del proyecto fascista de las clases dominantes, luego del fracasado acuerdo de paz entre las farc y el gobierno de Andrés Pastrana Arango.

Con vocación de impulso a los liderazgos populares, el centro de su actividad está concentrado en la construcción de expresiones organizadas y políticamente conscientes en diferentes sectores sociales y regionales. Además, una de sus contantes es su disposición a la unidad con otros sectores sociales y políticos, sobre la base de la independencia y la autodecisión.

Como parte de su vocación unitaria, el Modep integró proyectos como Alternativa Democrática y el Polo Democrático Alternativo (PDA), desde donde apoyó con decisión la candidatura presidencial de Carlos Gaviria y la lucha por derrotar la reelección uribista en 2009. Posteriormente tomó la decisión de salir del PDA, al no compartir enfoques y criterios de los sectores mayoritarios, opuestos a fortalecer una corriente de izquierda revolucionaria.

Sumó esfuerzos en 2010, además, para la fundación del Congreso de los Pueblos, de donde decidió retirarse tres después por no compartir la forma de orientar esta confluencia social y política.

Información adicional

  • Autor:FRANK MOLANO CAMARGO
  • Edición:208
  • Sección:Opinion
  • Fecha:Noviembre 20 - Diciembre 20
Visto 2161 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.