Viernes, 24 Junio 2016 15:17

La revolución cultural China, 50 años después

Escrito por Pedro Miguel Tapia
Valora este artículo
(0 votos)
La revolución cultural China, 50 años después

¿Es posible llevar a cabo una Revolución socialista sin revolucionar sus propias estructuras, las que va conformando a lo largo de los años, en medio de su acción de pretendido cambio? Todo parece indicar que no. Así lo entendieron sectores del Partido Comunista Chino, que liderados por Mao dieron vida a la Revolución Cultural Proletaria, un intenso esfuerzo político, social e ideológico extendido a lo largo de una década, con el cual pretendieron profundizar la Revolución y neutralizar los sectores sociales y políticos proclives al capitalismo.

En mayo de 1966, hace 50 años, fue lanzada la Revolución Cultural Proletaria China –RCPCH– por Mao Tse Tung y el grupo de la Revolución Cultural, movimiento revolucionario de masas, el más grande en la historia; iniciativa que sintetizó la lucha entre dos sectores del Partido Comunista Chino (PCCH): los que buscaban la construcción de un socialismo diferente al modelo soviético, pretendiendo un modelo cada vez más revolucionario, y los que consideraban que la salida era el capitalismo, impulsando sus tesis apoyados en esquemas del modelo soviético. De esta Revolución algunos historiadores dicen que fue un proceso paranoico, represivo, asesino, palaciego, la gran purga de Mao que hundió a China en un caos que fue superado por el gobierno de TengSiaoPing, en 1979.

Sin embargo, vista cinco décadas después, es claro que si bien se cometieron errores, en ocasiones graves, de ella surgieron avances y desarrollos, no despreciables, en cuanto a la manera como se debe discutir y aplicar un modelo para la construcción de una nueva sociedad. Estas nota no son unbalance de la RCPCH, que requeriría más espacio, sino unos elementos a tener en cuenta alrededor de la misma.


Las cifras y los hechos

 

La RCPCH (1966-1976), fue un movimiento de masas, algo así como “una revolución dentro de la revolución”.


Desde 1949, cuando la revolución proletaria triunfó en China, fue abordado el camino de la construcción del socialismo en todas las áreas sociales: industria, agricultura, comercio, arte, cultura, estructura del poder público, régimen político, y relaciones internacionales; al mismo tiempo se socializaron los medios de producción, impulsando el desarrollo de las fuerzas productivas, con todo lo cual se buscaban soluciones importantes a los graves problemas económicos y sociales del país. Al tiempo que así se operaba surgía una capa burocrática dentro del partido y gobierno chinos, la cual ganaba prestigio y poder.


Ese sector trabajó por llevar a China Popular hacia el capitalismo; los que fueron llamados “seguidores del camino capitalista”, encabezados por Liu Chao Chi y Teng Siao Ping y que poseían una importante base social tanto en el Partido y Gobierno como entre las masas de obreros, campesinos e intelectuales.

 

Un esfuerzo constante

 

En la década del cincuenta del siglo pasado se impulsaron los movimientos llamados “El gran salto adelante”, el “Movimiento de educación socialista” y las “Comunas populares”, dentro de la política de avanzar con el pueblo en la construcción del socialismo e impedir la restauración capitalista.

grafica china 1

Los movimientos mencionados fueron evaluados, sobre todo el primero, como un fracaso, “un fiasco”, “una locura paranoica”, así lo tildaban los medios occidentales pero también dentro del propio PCCH. Si bien en ese proceso fueron cometidos errores delicados en lo económico, que llevaron a que Mao fuera removido de su cargo como presidente del Partido y relegado de su lugar en el Comité Central del mismo, el balance juicioso de ese periodo dista mucho de ser lo que dicen sus críticos que fue. Para dar un ejemplo, en este proceso lograron concretar, por ejemplo en educación:


Escuelas fundadas por fábricas: 13 millones de alumnos, escuelas primarias 900.000 mil, media y técnicas 900.000 mil, colegios especializados anexos a universidades 12.000.
Escuelas creadas por las Comunas Populares: 320.000 de educación política con 13 millones de alumnos; primaria 480.000 con 30 millones de alumnos; 22.000 medias y técnicas con dos millones de alumnos; 75.000 agrícolas y técnicas con cuatro millones de alumnos; 500.000 escuelas nocturnas con 23 millones de alumnos.

En 1960 fueron graduados 370.000 alumnos en ciencias técnicas, 150.000 más que en 1957. Lo que muestran las cifras no es solo el avance en la alfabetización sino que se buscaba relacionar el trabajo, la producción y la educación, que la fábrica construyera escuelas y que la escuela construyera fábricas o se vincularan a la producción.

El proceso era intenso: una Universidad con facultades de ingeniería civil construyó una fundición; las facultades de medicina promovían que los alumnos elaboraran microscopios y otros instrumentos médicos o medicamentos. Era entonces la lucha por la transformación en las relaciones de producción, como asunto y reto principal.

grafica china 2Este proceso de intensa lucha y pretensión de cambio, fue denominado como Revolución Cultural porque centró la lucha en educación, arte y cultura (colegios, universidades, institutos técnicos, periódicos, centros de arte, teatros, museos), áreas donde más arraigo tenía las posiciones a favor del capitalismo. Mao Tse Ttung había planteado que la superestructura ideológica es una relación social y que, por lo tanto, no puede verse separada de los otros aspectos de las relaciones sociales, y por ello mismo un aspecto más importante que las fuerzas productivas. Este enfoque de Mao es diferente al tradicional marxista sobre estos asuntos.

 

La base juvenil

 

A partir de la posición de Mao, según la cual la ideología tiene sus propias leyes, las campañas educativas y similares para los maoístas eran sucesivas. Entonces la Revolución Cultural centró ampliamente su esfuerzo en los estudiantes y en la juventud.


La base de masas de la Revolución fueron los Guardias Rojos (GR), jóvenes entre 12–25 años, estudiantes de colegio, universidades, tecnológicos y otras instituciones. En este proceso fueron movilizados, alrededor de 50 millones de jóvenes.


La lucha fue contra los militantes y funcionarios del Partido, así como funcionarios del Gobierno, llamados por los maoístas “seguidores del camino capitalista”, interesados en revertir el proceso socialista hacia el capitalismo y la inversión extranjera. Lucha intensa en la cual fueron expulsados tres millones de militantes del Partido y detenidos y encarcelados otros tres millones, de un total de 18 millones de militantes. Algunos historiadores solo confirman el 3 por ciento de expulsados, es decir, 540.000 militantes.


Pero ese movimiento no tocó, por razones políticas estratégicas, los centros de investigación científica, los campesinos y el Ejército Popular de Liberación (EPL). No se destruyeron los centros científicos, prueba de ello los experimentos y pruebas nucleares de esa década. Los centros científicos para 1960 eran cuarenta con 3.000 científicos de alto nivel.


Como fue una Revolución con expresiones violentas, muchas veces errónea e infundada contra académicos, artistas, científicos y periodistas, fueron destruidas instituciones educativas, tuvieron lugar enfrentamientos armados entre sectores de GR y grupos de derecha, o entre fracciones de GR pues algunos fueron promovidos por sus opositores al interior del partido para crear confusión y desestabilización.Tomaron lugar enfrentamientos armados en varias provincias y el poder local fue controlado por los revolucionarios, no solo maoístas sino anarquistas y de otras posiciones. Cuando se llamó a la clase obrera a participar y tomarse las universidades y colegios, respondieron a ese llamado más o menos 23 millones de obreros organizados en brigadas de lucha revolucionaria, lo que a su vez llevó de manera inevitable a desorganizar la producción. En ese momento, entre 1966 y 1969, tomó forma un doble poder en China: el poder del CC del PCCH y el Gobierno, y el poder revolucionario de estudiantes, intelectuales, obreros y soldados. En 1967 surgió la “Comuna de Shanghai” disuelta por Mao. La RCPCH fue una gran movilización de masas: de los 800 millones de habitantes de China Popular de ese entonces más de doscientos millones se movilizaron, entre estudiantes, intelectuales, obreros, soldados del EPL y militantes del partido.

 

Cuando la situación estuvo más grave y violenta, y los revolucionarios maoístas avanzaron en el poder alternativo, se llega a un acuerdo creando los comités revolucionarios de “triple integración” (militantes, soldados, organizaciones de masas), que funcionaron otra vez como poder paralelo y después controlados por los comités del partido a todos los niveles. En medio de tal disputa, es movilizado el EPL y toma el control del país; en esa lucha, según cifras oficiales, fueron detenidos 400.000 oficiales del ejército, y enviados al campo –a tareas agrarias– cuatro millones y medio de jóvenes.

En la década del 70 del siglo pasado continúo la lucha entre estas dos posiciones, no tan cruenta, prolongándose hasta 1976 cuando mueren Chou En Lai, Chu Te y Mao Tse Tung. Defendiendo las posiciones que lideró Mao quedo la llamada “Banda de los cuatro”, cuyos integrantes fueron detenidos y procesados en 1981. Con este golpe los sectores pro capitalistas logran imponerse a los comunistas, llega así la era de Teng Siao Ping y China empieza su camino no sólo hacia la regresión capitalista sino hacia el imperialismo.
De esta manera, el modelo maoista de construcción del socialismo fue derrotado, pero su teoría y práctica deben ser evaluados en sus aspectos positivos.


Calculan cifras de varias fuentes que durante la GRCP murieron entre 400.000 mil a un millón de personas. A todo lo anterior la prensa occidental lo denomina “el caos”, cuando en realidad fue una Revolución en un país socialista por llevar adelante las tareas transformadoras, en lo científico, tecnológico, artístico y cultural, una gran Revolución para transformar la consciencia de los seres humanos.

Información adicional

  • Autor:Pedro Miguel Tapia
  • Edición:225
  • Sección:Memoria
  • Fecha:Junio 20 - Julio 20
Visto 3512 vecesModificado por última vez en Martes, 05 Julio 2016 10:46

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.