Lunes, 28 Noviembre 2016 16:01

En la política de medios: no todos somos iguales*

Escrito por Equipo desdeabajo
Valora este artículo
(2 votos)
En la política de medios: no todos somos iguales*

En Colombia la concentración mediática es una prologación del monopolio económico. La poca transparencia sobre quiénes son los dueños de los grandes medios y cuáles son sus negocios, muestra que la agenda mediática está a favor de estos sectores económicos, los mismos que determinan el rumbo del país.

 

Al investigar las redes del poder en la política colombiana también pasa por quienes determinan la agenda mediática. Siempre se concluye que los medios se hacen a un lado en la defensa de la democracia, pero no están siendo transparentes con la información que los constituye como sector económico.

 

En la investigación realizada por Poderopedia1 identificaron los perfiles de 220 medios. Su composición está concentrada en prensa con 88%, en radio 50%, un 44% en internet y el 38% a televisión. Encontraron en su análisis a 13 grupos empresariales de medios del país, 117 empresas propietarias, 628 directores de medios, 257 accionistas. La metodología comenzó entre registros oficiales, estudios académicos, archivos registrales en Cámaras de Comercio, actas de asamblea, estados financieros de sociedades y reportes de prensa. Existe un conglomerado de medios donde sus dueños son los mismos de las principales empresas de la banca e industria del país. Como sector económico, una parte de sus inversiones están en los medios, donde la generación de contenidos se considera mucho más como productos que servicios. Pasaron del fortalecimiento a la democracia a convertirse en productos.

 

Es muy gráfico que los dueños de tres de los más grandes medios: El Tiempo, Rcn y Caracol son los tres primeros millonarios en Colombia según la Revista Forbes. Eso dice mucho de sus intereses. Una concentración de medios en tres grandes poderes económicos: Luis Carlos Sarmiento Angulo, propietario de la casa editorial El Tiempo; la organización Ardila Lülle, dueña del grupo empresarial Rcn; y el grupo Santo Domingo controlador de la compañía matriz Valorem con medios como Caracol Tv y Blu Radio.

 

Existen otros jugadores: La familia Char, con fuerte presencia en la Costa a través de la organización Olímpica y la familia Galvis en Santander. Los Char tienen cadenas de mercado como Súper Almacenes y Farmacias Olímpica. Son además contratistas públicos, participan en política, con una presencia muy fuerte en Barranquilla, a tal punto que a la ciudad se le llama actualmente “Charraquilla”. La familia Char a través de la cadena Olímpica Estéreo hace política y actividades económicas. Otra línea que poseen es la organización de conciertos. Están muy metidos en la mentalidad y opinión pública en toda la Costa, tienen una injerencia muy fuerte en la región. Ante todo son inversionistas configurando un nuevo esquema en donde los medios juegan como una inversión económica más. En el caso de la familia Galvis, Alejandro Galvis comenzó con Vanguardia Liberal. Realizan inversiones en muchos medios locales como La Tarde, El Universal y Q’hubo. Esto muestra cómo se están fortaleciendo los medios y sobre todo la prensa regional. Germán Rey decía en un conversatorio reciente que la prensa nacional ha fracasado en tratar de llegar a las regiones y poder interpretarlas. Allí es donde estos grupos empresariales si obtienen éxito en la penetración de opinión pública.

 

También está Hernando Suárez Burgos, pastuso, dueño de más de 20 medios regionales a través del Grupo Editorial El Periódico, fuertes en prensa con el diario Extra en cada ciudad y más aún con periódicos como el Diario del Sur o Diario del Cauca. Fuertemente cuestionado por sus supuestos nexos con el narcotráfico. En el sector público fue concejal, diputado, representante a la cámara y senador. El Periódico Extra es un conglomerado, presente en dieciocho ciudades, donde cada una tiene su producción local. Esta familia tiene injerencia en muchas inversiones económicas, en vestidos, bebidas, la política y además los medios. Los medios que suelen ser fuertes en las ciudades, donde no hay nadie más como oferta por ejemplo, los periodistas que salen de Popayán ¿Qué otra opción tienen? Esto facilita el monopolio en las regiones. Un caso muy sonado se refiere a los siete periodistas del Diario Cauca que se atrevieron a denunciar maltratos y demás condiciones laborales. Es una situación demasiado álgida que se fortalece con estos monopolios.

 

Con la pregunta ¿De quién son los medios en Colombia? la investigación realizada por el MOM (Media Ownership Monitor) y Fecolper2 señalan que Colombia en cifras generales, tiene más de 200 emisoras, 50 canales de televisión y más de 50 periódicos. Pero es un país en el que existen sólo 2 cadenas de televisión privadas abiertas, 2 periódicos de circulación nacional y 2 cadenas radiales que se llevan la mayoría de la audiencia. Comparándolo con otros países de América Latina, en Colombia los medios tienen como características una penetración bastante alta, la televisión paga tiene la penetración más alta del continente y la penetración de internet es aún muy baja con respecto a la región.

 

Entre otras estadísticas, en la circulación de periódicos están 4 periódicos de pago de circulación nacional, 50 de circulación regional, pero es fuerte el fenómeno de prensa gratuita. También 1.512 radios activas según el listado del Ministerio de Comunicaciones a corte de junio de 2015. Tenemos como estaciones de televisión 3 de carácter público nacional, uno de ellas es Canal Uno que funciona con consecución de recursos. Existen 18 canales regionales, más los canales de televisión comunitaria y canales por suscripción. También identificamos 650 portales de noticias por internet. Pero una única agencia de prensa, Colprensa, que es de propiedad de estas grandes familias regionales.

 

La penetración de la radio es 79.1%, que la convierte en el segundo consumo más alto después de la televisión, según la encuesta general de medios de 2014. De 1.512 emisoras entre FM y AM hay tres tipos: de interés público, a la que pertenecen 220 emisoras; emisoras comerciales con 669 y las comunitarias con 624 respectivamente. A pesar de la diversidad, la audiencia está concentrada en las manos de los grandes grupos mediáticos, en tres cadenas radiales: Olímpica, Rcn y Caracol. Y un dato adicional, 22 de las emisoras de interés público son de la Policía Nacional y 28 de las Fuerzas Militares.

 

En televisión, el nivel de penetración hace que 91% en los hogares tenga al menos un televisor a color según el Dane. En la tecnología analógica de la televisión pública llega al 92% del territorio, pero aquella por suscripción es aún más alta, pues ha llegado para el 2015 al 85,82% según Lamac-Latino American Multichannel Advertising Council-, mientras hace diez años llegaba a la mitad. El consumo diario de televisión está en cuatro horas. A pesar de evidenciar altas cifras de operación que llegan a 800 operadores, la concentración de audiencia está solamente en los dos canales privados, que representa el 80% de cuota de audiencia. La televisión es el sector de mayor consumo, lo cual implica grandes ingresos por publicidad.

 

La prensa es la menos preferida por las audiencias, según la encuesta general de medios, con un 26% de consumo. Se señalan los datos de periódicos de circulación nacional El Tiempo y El Espectador, y los periódicos económicos La República y Portafolio. También los cerca de 90 periódicos regionales entre prensa de pago, popular y gratuita. Los principales son: El Colombiano (Medellín), El País (Cali), El Heraldo (Barranquilla), Vanguardia Liberal (Santander) y El Universal (Cartagena). Se debe resaltar que la prensa popular y gratuita se ha fortalecido en los últimos años. También que las cifras de lectura y pauta publicitaria han mostrado que la prensa colombiana se ha mantenido de forma saludable a pesar de la crisis internacional del sector.

 

En el contexto de internet desde que se inició el servicio en el año de 1994, el número de conexiones a banda ancha es de 10’112.622 según el Ministerio TIC’s a corte de 2015. Esto evidencia que 53 de cada 100 colombianos son usuarios de internet. Para el 2012, de los 650 portales informativos, 489 eran medios con producción web y las 161 restantes versiones offline. En esta muestra se identificaron también 306 medios digitales nativos. Aunque en la plataforma la pluralidad es muy grande, la concentración está en los medios tradicionales. Por ejemplo, en el portal Alexa.com, que establece el top de visitas a páginas, aparecen El Tiempo, Rcn y El Espectador dentro del ranking del sector.

 

En la metodología para identificar quiénes son los propietarios de los 40 medios más importantes en Colombia, se utilizó la cuota de audiencia según la Encuesta General de Medios para el 2014 y para los medios digitales, a partir del ranking de Alexa.com. Así aparecen los 10 principales grupos mediáticos y los 14 propietarios. La cuota de audiencia transversal de los medios, (radio, prensa y televisión) pertenece a los 8 grupos más grandes que concentra el 78% de la audiencia. A nivel nacional tres grupos económicos: Organización Ardila Lülle con 28,7%, el Grupo Santo Domingo con 19,5%, y la Organización Luis Carlos Sarmiento con el 7,3%. A nivel regional el Grupo Nacional de Medios y sus familias propietarias concentran la audiencia en el sector de prensa.

 

En el caso particular Santo Domingo no tiene tantos medios como Ardila Lülle, pero con los que controla tiene un caudal muy alto. Por otro lado la Organización Luis Carlos Sarmiento está presente en prensa y medios digitales, también en televisión, pero no tiene radio. Carlos Ardila Lülle tiene su peso en radio y la familia Santo Domingo, con su grupo Valorem, tiene el Canal Caracol de mayor audiencia en el país, que es el sector con mayor consumo. El peso en lo regional es muy significativo; se resalta el Grupo Nacional de Medios que produce Q’hubo por todo el país. Las tres familias propietarias del Grupo Nacional de Medios: Los Lloreda son propietarios del diario El País, los Galvis tienen a Vanguardia Liberal en Santander y los periódicos La Patria y La Tarde; también está los Gómez Hernández, familia de Antioquia, dueña de El Colombiano. Además los tres grupos son propietarios de Colprensa, la única agencia de noticias en el país. Tienen acciones y son socios de Periódicos Asociados Comercializadora Ltda.

 

Con la concentración, existe una relación muy fuerte entre los medios de comunicación y la política. Los propietarios de los medios son personas con participación activa en la esfera política y pública del país, y en distintos sectores de la economía. Esto afecta la libertad de prensa y la independencia periodística frente al abordaje en temas que han generado despidos y censuras. Otro elemento es que estos grupos empresarios aportan financieramente a las campañas electorales de los candidatos de su preferencia, que también tiene impacto en el cubrimiento en momentos como las elecciones.

 

Aparece la autopauta como práctica; una presencia privilegiada de publicidad de las empresas pertenecientes a un grupo económico en sus propios medios de comunicación, lo cual produce un impacto en la financiación de medios. Existe un control político a través de la financiación de medios por la publicidad, que se ve favorecido por la distribución de la pauta gubernamental. Ya que no existe regulación ni normas de transparencia o portal de contratación al respecto, agudizado por un sistema de la pauta gubernamental descentralizado y se ha identificado como forma de censura para los medios, donde la gobernación revisa si los medios hacen cubrimiento de sus eventos de manera favorable. Ante este panorama, los medios a nivel regional definitivamente no tienen posibilidad de construir de libertad de prensa.

 

La prensa regional está estrechamente ligada a las élites políticas de esas regiones. Se logran identificar dinámicas de rotación entre cargos de dirección en las empresas mediáticas y el ejercicio de cargos políticos en las regiones o a nivel nacional. Detrás de los periódicos populares y gratuitos están las mismas casas editoriales que editan los periódicos tradicionales, de forma que controlan la totalidad del mercado. Se evidencia una alta concentración de audiencia en el sector.

 

La cuota de audiencia en el sector de prensa de los dos (2) grupos más importantes (Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo y Grupo Nacional de Medios) suma 61%, y al revisar los cuatro (4) grupos más representativos (Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo, Grupo Nacional de Medios, El Heraldo S.A. y Familia Galvis) esta asciende a 74%. Con las cifras es fácil establecer que este es un sector no regulado donde los privados controlan y establecen las reglas de juego para su funcionamiento y donde el nivel de transparencia bajo.

 

* Ponencias fueron presentadas por Miriam Forero Ariza de Poderopedia y Johana Silva de Monitoreo de Medios MOM al Centro de Pensamiento de Comunicación y Ciudadanía de la Universidad Nacional de Colombia. Son dos proyectos investigativos dirigidos a establecer el nivel de concentración en medios.
1 Mayor información en http://www.poderopedia.org/co/
2 Fecolper y Reporteros Sin Fronteras. ¿De quién son los medios? Monitoreo de la Propiedad MOM. Disponible en URL: http://www.monitoreodemedios.co/que-es-el-mom/

Información adicional

  • Antetítulo:CONCENTRACIÓN DE MEDIOS EN COLOMBIA
  • Autor:EQUIPO DESDE ABAJO
  • Edición:230
  • Sección:Comunicación
  • Fecha:Nov 20 - Dic 20
Visto 1736 vecesModificado por última vez en Domingo, 12 Febrero 2017 09:59

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.