Martes, 27 Agosto 2019 11:05

Luis Edgardo Salazar, Secretario General de Fecode: “Nuestra misión tendrá que ser la de siempre: ayudar a que los niños y jóvenes del país le sigan encontrando sentido a la vida”

Escrito por Equipo desdeabajo
Valora este artículo
(0 votos)
Luis Edgardo SalazarLuis Edgardo Salazar

Diversas agendas y luchas afronta Fecode en el actual momento, entre ellas por establecer una fórmula que determine los recursos que deberá entregar el gobierno nacional vía Sistema General de Participaciones. La labor pedagógica, asumida en proyección al Congreso del ramo por realizarse en el 2020, también está presente. Estas y otras iniciativas demandan la participación activa y crítica del conjunto del profesorado.

 

desdeabajo (da). Sabemos que en los actuales momentos Fecode discute con el Ministerio de Educación y el gobierno nacional varios temas, nos gustaría ahondar en ellos; empecemos por la negociación sobre el Situado Fiscal.

Luis Edgardo Salazar (LES). El pasado 12 de febrero al amparo del proceso de negociación colectiva, Fecode radicó su pliego de peticiones, un consolidado de muchos esfuerzos, de muchas lecturas y visiones de nuestra Junta Nacional; nuestros equipos de trabajo y asesores contribuyeron en  su construcción.

El proceso de negociación fue intenso, y luego de más de un mes logramos consolidar el acta de acuerdos, firmada el 15 de mayo, justamente el Día del maestro. Hay que enfatizar que el acuerdo logrado fue con el gobierno nacional, no únicamente con el Ministerio de Educación Nacional (MEN); en las mesas de negociación tambien participó el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el Departamento Nacional de Planeación, delegados de otros ministerios, y agentes del gobierno; todos tendrían que dar garantía de lo firmado. 

 

da. ¿Cuál es el balance de lo firmado?

LES. Lo podríamos aterrizar así: Su impacto, alcance o el balance social y político de los acuerdos. En este particular, sin lugar a dudas, para nosotros es positivo, se logra que  el Gobierno acepte la propuesta de reformar la Constitución en lo referente al Sistema General de Participaciones (SGP), un propósito, una lucha que lideramos desde el año 2001 cuando el gobierno nacional, vía Acto Legislativo No. 01, de 2001, modificó los artículos 356 y 357 de la Constitución, arrancando un porcentaje notable del presupuesto para la educación, la salud, el agua potable y el saneamiento básico. Pasados estos años, y tras arduas luchas, el gobierno acepta la propuesta de Fecode, y renuncia a su pretensión de hacer una reforma general para garantizar los recursos que llegan vía SGP, o de transversalizar los recursos, que era su propuesta en los últimos encuentros.

 

da. Para lograr este asunto, que compromete a los municipios y departamentos, ¿hay algún tipo de coordinación con otras organizaciones sociales, políticas y culturales? 

LES. Por supuesto. También, como un componente adicional en el acuerdo, logramos impactar las bases y el articulado del Plan Nacional de Desarrollo (PND). Quedó acordado establecer una comisión de alto nivel, en la cual también participaran  delegaciones de otros actores, entre ellos el Minsalud, el Ministerio de Vivienda y Desarrollo Social, el Departamento Nacional de Planeación, MinHacienda –que es con quien más dificultades tenemos y vamos a tener–; la asociación de ciudades capitales (Asocapitales), también la Federación colombiana de gobernadores y de alcaldes. Están, así mismo, las centrales de trabajadores  hermanas, comunidades de investigadores, académicos entre otros. También actuarán con nosotros, otros componentes de las organizaciones sindicales que tienen mucho que ver con la defensa de la salud, el agua potable y el saneamiento básico.

 

da. ¿Quiere decir que consolidarán un espacio amplio de articulación con otros sectores?

LES. Esa es la idea, lograr articular y hermanar voluntades en procura de materializar la reforma constitucional, en la construcción de la fórmula hacia el S.G.P., asunto que no será fácil porque es trazar una ruta en  la vía de recuperar para el conjunto social mucha plata de lo público, que se esfumó en procesos pasados en los que fuímos derrotados. Es una lucha en la cual el gobierno tiene que garantizar, porque así está establecido en el acuerdo, los recursos crecientes y sostenibles para inyectarle otro tipo de oxígeno financiero a la educación pública y a la salud pública de los colombianos.

 

da. Es de suponer que el Gobierno no cederá con facilidad a una fórmula que le impacte sus cálculos económicos… 

LES. Sí, este segundo momento no será fácil. Conscientes de ello le decimos a nuestra base social, a nuestras filiales en los departamentos, que tenemos que trabajar de manera ardua para ganarnos la ciudadanía, su voluntad, entender que lo público debe ser una corresponsabilidad social; de otra manera no concretarémos a favor del país este segundo momento y la consolidación de una fórmula favorable para las mayorías. Es así como, seguramente, tendremos que activar muchas medidas de hecho y de sensibilización para lograr que se materialice este acuerdo con el amparo presupuestal que la educación y la salud pública necesitan.

 

da. En el PND quedó incluido el Plan Decenal de Educación, ustedes, tenemos entendido, no participaron en el desarrollo de esa propuesta. Cuéntenos.

LES. La educación gravita bajo la orientación de varias reformas: unas son las orbitales, que las podríamos llamar las lógicas internacionales que impactan la educación; las otras son las lógicas nacionales. Muchos investigadores de lo educativo, de las reformas en este sector, Oscar Oszlak, Sergio Martinic por mencionar algunos, señalan que toda reforma educativa configura dos tipos de relaciones: por un lado las relaciones de saber, que son las que impactan la vida educacional, los currículos, lo pedagógico, lo didáctico, lo metodológico y la evaluación, y por otro lado configuran las relaciones de poder que reforma lo financiero. Precisamente, sobre este particular en el país hay una tensión por convertir la educación en una mercancía, en un artículo de compra y venta, someterla a las lógicas del mercado, a la rentabilidad, a la oferta y la demanda, a la productividad y a la ganancia. 

Como Federación decidimos no participar en la construcción del PND, porque a partir de la historiografía rastreada podemos afirmar que los PND se construyen por una necesidad de atender o cumplir un requisito, en buena medida son crónicas de elementos que no se van a cumplir, herramientas para ejecutar las políticas neoliberales, hoy direccionadas sobre todo por la Ocde, y nuestra posición no es parecida a esos designios. Hemos dicho, por ello, que participar en la construcción del PND, sin que nuestra palabra, propuestas y posturas sean tenidas en cuenta, no es otra cosa que legitimar las políticas de Estado, y de tajo también empezar a hacerle el juego a los designios de las lógicas internacionales ya referidas. 

 

da. Y en cuanto al Plan Decenal…

LES. Es importante resaltar, sobre el Plan Decenal de Educación, que debe recoger lo que en el acuerdo logramos reactivar, los foros educativos regionales, los foros educativos departamentales, como espacios para el diálogo social por la educación que  necesitamos como sociedad y país. Hoy requerimos una educación con pertinencia social, que es distinta a la educación con pertinencia ministerial. Nosotros pretendemos una educación que debe ponerse al día con los requerimientos de los contextos, que atienda la palabra, las posturas y las peticiones de los actores del hecho y el acto educativo. En consecuencia, si el gobierno prepara el Plan Decenal, nosotros estamos preparando el Tercer Congreso Pedagógico Nacional, por realizarse en el primer semestre del año que se avecina.

 

da. Ya que entramos en esta esfera del saber específico de los maestros, la investigación, la pedagogía, la formación de las nuevas generaciones, cuéntenos el itinerario y la fecha del Congreso Pedagógico (CP) y la manera cómo se está actuando.

LES. El CP está aprobado en nuestro plan de trabajo y tiene que empezarse a proyectar desde lo regional, por eso nuestro Centro de Estudios e Investigaciones Docentes (Ceid) ha activado los encuentros con nuestras juntas filiales, donde vamos a recoger el pensamiento y los ejes transversales que deban ser recreados y debatidos en el CP, que sin lugar a dudas tiene que ayudar a reafirmar la propuestas para la financiación de la educación, así como recoger las expectativas para confrontar la política educativa pública ministerial. El CP tendrá que trazar algunas líneas sobre un pensamiento universal educativo colombiano y seguirá haciendo énfasis en lo que hemos dicho: una educación con pertinencia social para los colombianos.

 

da. En el país existen unos Ceid más fuertes que otros, ¿cómo está ese cuadro de los Ceid y de la capacidad de movilización con los maestros, los jóvenes, las familias, las autoridades municipales, departamentales?

LES. Fecode viene trabajando en lo que he denominado Proyectos Vitales Institucionales (PVI), entre ellos: el Proyecto Educativo Pedagógico Alternativo (Pepa), la Educación en Inclusión y Género, así como en la Escuela como territorio de paz. En estos escenarios se han construido otro tipo de mentalidades, de visiones y seguramente hay mucho diálogo, ¿que habrá muchas distancias con algunos espacios territoriales particulares?, cierto, pero también hay muchos acercamientos y seguramente mucha posibilidad de entender y de recibir recomendaciones para una nueva práctica pedagógica y educativa.

Es este campo conocemos de experiencias pedagógicas interesantes en el escenario de escuela como territorio de paz, conocemos también las de la participación de muchos maestros –en el caso de Nariño– en el Proyecto Piemsa, por ejemplo; conocemos la participación de educadores en la configuración de Planes Decenales de Educación,  educación sin fronteras para construir ciudadanía como alguno que conocemos podemos recrear muchas experiencias en líderes, en guardianes, en constructores, en hacedores de paz, en facilitadores de convivencia, en proyectos productivos, en procesos alternativos y de manejo de energías renovables. Es decir, a pesar de las dificultades hay iniciativas que nuestros maestros lideran o acompañan, donde hay un maestro, donde hay una escuela, nuestra misión tendrá que ser la de siempre: ayudar a que los niños y jóvenes del país le sigan encontrando sentido a la vida. 

 

da. Entonces, en esa lógica el CP será un escenario que recoge la tradición, pero también será muy renovador.

LES. Por supuesto. Si nosotros lográramos hacer una narrativa, una pequeña visual del trabajo de los maestros, de contar el anecdotario de muchos maestros, seguramente confrontaríamos ese discurso acusador que el partido mayoritario del gobierno nos hace al señalarnos de que estamos adoctrinando, o cuando nos señalan de que estamos retorciendo las mentes de nuestros estudiantes. A quienes expresan ese tipo de acusaciones les diría que vayan a hacer educación en las realidades de nuestro país, venciendo las necesidades y quizá las dificultades, incluso las conflictividades a las que se enfrentan muchos maestros y maestras hoy para atender la educación de nuestros niños, o que vayan a las zonas donde la única manifestación de soberanía nacional es la escuela, en presencia de su profesor.

 

da. Queremos insistir sobre la idea de la escuela o el colegio como territorio de paz, ¿cómo se ha asumido en los municipios, en los departamentos, por las organizaciones gremiales del magisterio, esta magnífica iniciativa, y cuáles son las dificultades más terribles que han tenido? 

LES. Galtun y Smocker hablan de una paz cultural y de una paz estructural, y creo que nosotros desde el proyecto Escuela territorio de paz le estamos jugando, en primer momento, a esa paz cultural, que se refiere a que no puede haber distancias entre los beneficiarios de la educación; que se puede pensar en una educación desde la interculturalidad, donde no hayan fobias, etnocentrismos, silencios, marginamientos y olvidos. 

En esa perspeciva de paz cultural, tendremos que mirar cómo avanzamos hacia posesionar una paz ambiental, donde no se siga entregando en el país patentes de corso para que sobreexploten nuestros recursos naturales; pero también esa paz ambiental implica enseñar a cómo convivir no solamente el sujeto con el otro de carne y hueso, sino cómo enseñamos al sujeto a convivir con su contexto natural. 

La paz no solamente puede ser como firmar un acta o silenciar los fusiles, aquí necesitamos una paz laboral, lo que implica que el Gobierno atienda las peticiones y cumpla los acuerdos pactados; una paz laboral que no nos desconozca, que cumpla con el pliego de condiciones, que cumpla con las organizaciones sociales, campesinas, indígenas, los transportadores, es decir, habrá otro tipo de situaciones que hoy generan impases que necesitamos resolver para que la paz empiece a positivizarse y a construirse de manera material en el país. 

El proyecto está pensado en cómo desde la escuela empezamos a resolver conflictividades; si bien es cierto la ley 1620 de convivencia escolar trata de armonizar algunos elementos para mejorar la convivencia en la escuela, pero también es cierto que deja muchas responsabilidades que tienen que asumirlas otros escenarios y otros espacios. Para nosotros la ley de convivencia escolar en la escuela tiene que cumplir eso, una labor pedagógica, una labor académica y formativa, la labor disciplinar, la labor de juzgamiento y de castigo tiene que ser producto de otras iniciativas, pero la convivencia tiene que mirarse en contexto, más allá de lo que pasa en la escuela, diagnosticar las familias y los contextos para activar otras líneas de intervención que le corresponde al gobierno facilitarlas.

 

da. ¿En qué está el Estatuto Único Docente?

LES. Hoy ya no podemos hablar de un Estatuto Único, porque conocemos extraoficialmente que hay unos avances importantísimos en la construcción del Estatuto Etnoeducativo Indígena, en el marco del sistema educativo indígena propio; lo mismo están haciendo los compañeros afros. Consideramos, por ello, que en el primer momento no habrá un Estatuto Único, lo que vamos es a conciliar a través de la comisión tripartita, la que está constituida hoy producto de los acuerdos entre el Gobierno, representantes de la Cámara y del Senado y Fecode, es un estatuto de dignificación de la profesión docente. Creemos, con seguridad, que en el Estatuto tiene que regularse las condiciones de ingreso, de permanencia, de novedades, de ascensos y de retiro, tiene que regularse todo el sistema de carrera especial para el magisterio colombiano; tendremos que conciliar las nostalgias del 2277 –que son los compañeros vinculados con el decreto desde el año 1979– y las nuevas expectativas de los compañeros 1278. Seguramente hay que vencer muchos temores, seguramente habrá que conciliar muchos intereses. Pero acá tenemos la gran oportunidad para acabar muchos atropellos, como la evaluación, hoy como un impedimento perverso para el ascenso de los maestros.

Finalmente, vamos a cumplir la tarea orientada por la Junta Nacional de Fecode realizada el dia 14 de agosto: adelantar el paro nacional del magisterio de 48 horas para el próximo 28 y 29, en defensa de la vida, la salud con dignidad del magisterio y de nuestro Fondo nacional de prestaciones sociales del magisterio –Fomag–. Continuaremos sumando voluntades, construyendo alternativas,  transformando realidades y hermanados en la lucha. 

Información adicional

  • Autor:Equipo desdeabajo
  • Edición:260
  • Sección:Educación
  • Fecha:Agosto 20 - septiembre 20 de 2019
Visto 206 veces

1 comentario

  • Enlace al ComentarioBLANCA HERNAANDEZMartes, 03 Septiembre 2019 21:13publicado por BLANCA HERNAANDEZ

    Buenas Noches Compadre
    Ud. Habla de defender la vida, la salud y hoy recibí una negación de atención domiciliaria para mi madre que se encuentra en una etapa terminal, donde esta con sonda manual. Sera Justo hablar de defender la SALUD.

    GRACIAS.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.