Sábado, 14 Febrero 2004 19:00

OZOMATLI. El dios de la danza Azteca

Escrito por Cristian D. Rubiano (Somosudacas)
Valora este artículo
(3 votos)
OZOMATLI. El dios de la danza Azteca
Alzamientos sociales en Bolivia, Venezuela, Ecuador, Argentina, en fin, protestas y demandas de justicia que plantean un nuevo horizonte histórico, no sólo para el futuro imposible sino también –y esto es lo más importante– para el presente de la región. Ya se sienten los lazos de hermandad que entreteje la resistencia globalizante, la misma que recorre el mundo en todas sus coordenadas. Mundialización de las resistencias contra la crucifixión de la justicia en los altares del capital, donde el fascismo, el racismo y la xenofobia se apoderan de las esferas sociales como virus que amenaza el respeto a la vida, la convivencia y la libertad. En esta congruencia de sueños y desvelos también aparecen, cada vez con mayor fuerza, nuevas propuestas para llevar a cabo una solución rápida a estos momentos, propuestas que se hacen desde lo cultural, como una forma de expresión y de llevar un mensaje a las personas en otros formatos. Este es el caso de Ozomatli, grupo musical que nace en el vientre de la personificación del colonialismo moderno y opresor, en las entrañas de Babylon, como un antivirus que intenta desde adentro atacar el sistema implantado por la Matrix. Ozomatli, al igual que mucha gente dentro de los EE.UU, cree firmemente en un nuevo proyecto de vida para el mundo, y es en medio de estas creencias y acciones como nacen en el año de 1995, durante los episodios violentos que se generaron por las huelgas generales en Los Ángeles, California. Se conocieron en la Okupa de un edificio público donde se hacía una huelga de hambre. Allí, cada uno de los que serian sus integrantes, compartía la idea de denunciar las injusticias sociales, agresiones policiales y el imperialismo del sistema estadounidense. La mejor forma de comunicar su mensaje fue por medio de la música, la que ellos mismos denominan Mestizaje, con la cual identifican su proyecto compuesto por diferentes integrantes y ritmos del mundo. Entre ellos podemos encontrar raíces afroamericanas, caribeñas, americanas, latino-americanas y asiáticas. Este contraste de culturas forma un grupo que deja ver en sus letras un gran compromiso con el ser humano y el mundo. Compromiso que también se refleja en acciones directas con la gente, en la calle, aspecto importante de remarcar en la trayectoria del grupo. Estas acciones se vieron reflejas concretamente el 12 de septiembre del 2000, en Seattle, en la primera noche de la Convención Nacional del Partido Demócrata, donde la gente se levantó para protestar y decir que los excluidos del mundo político también existen. Fue una lucha por la humanidad, contra la avaricia de las corporaciones. Allí se congregaron 15.000 personas que se unieron para ver y escuchar las agrupaciones Rage Againts The Machine y Ozomatli. Cuando Ozomatli empezó a tocar, la gente se paró a danzar por el encuentro, la dignidad y el mestizaje. En pleno jolgorio, la policía atacó y dispersó la concentración, pero la agrupación siguió tocando como muestra de resistencia cultural. "La Convención Nacional Democrática nos impactó mucho", comenta Ulises Bella, saxo tenor. "La gente que estaba allí para protestar nos dio mucha energía. Fue una gran inspiración". Es claro que Ozomatli, un grupo multicultural como muchos otros, está haciendo una nueva propuesta en que invitan a que la gente se deje invadir del dios de la danza (Azteca) que es precisamente lo que significa Ozomatli, en idioma náhuatl. De Ozomatli podemos encontrar tres trabajos discográficos, de los cuales dos de ellos, Ozomatli y Embrace the Chaos, comparten ritmos como el Hip hop, salsa, merengue, zamba, punk, rock, ska, reggae, funky, jazz en una conjugación perfecta para mostrar una forma de resistir y ver el mundo. Ozomatli son: Raúl "El Bully" Pacheco, Ulises Bella, José "Crunchy" Espinoza, "Wil-Dog" Abres, Asdru Sierra, Justin "Niño" Porée, William "Echo" Marrufo, Raul Castrorena, Kanetic Source y Jiro Yamaguchi.

Ozomatli

Título:

CHOTA

Álbum:

Ozomatli

CORO

Cuidado, ahí viene la placa, la [jara, cuidado, ahí viene, [cúbrete la cara Los derechos de un ser [humano fueron violados por [otro ser humano Unos policías se aprovecharon [de la autoridad que la gente [les dio Entrenados a llevarse un [hombre sin violar derechos, [abusaron su autoridad, [palizaron un [hombre sin piedad Nosotros la gente que les [dimos autoridad, igual, se lo [podemos quitar

CORO

Eso fue lo que yo vi, lo que les [digo ocurrió así

-RAP-

He caught a nightstick lick to [the brain piece It’s a new day but it’s the [same beast hopin that the [pain cease He hopin that your brainsleak [on the concrete from his heat [or from his feet Is he isn’t ose tomaintain [peace or is it beef Like a t-bone steak they like [to seebones break The way they cuff you, the [way they hobble through [laws, with his foot in your [back [screamin probable cause. Not only do flawsoccur when you serve and protect, you [swerve and project Bullets / That don’t deserve to [connect To bystanders and perpetra [tors of alesser crime Evil that you shine will never [stand the test of time Let’s define brutality in it’s [entirety force unnecessarily Some think it’s a fantasy I [think it’s a tragedy how we [let the people who we call [protectors [inflict and oppress us. Así es mi vida es el nombre del último disco de esta banda contestaría de Ska Oi!. La agrupación italiana le rindió homenaje a la revolución cubana con este disco, al igual que a todos los países latinoamericanos que siguen en pie de lucha por un mejor porvenir para su pueblo. En esta compilación encontramos 18 temas clásicos revolucionarios como "Guantanamera," "Nicaragua Nicaragüita", "El pueblo unido jamás será vencido", "Qué linda es Cuba" y otras más. Si quieres escuchar temas emblemáticos de la resistencia con un nuevo ritmo de alta calidad, puedes conseguir este disco en las discotiendas.
Visto 11746 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.