Domingo, 27 Octubre 2019 10:01

La clase trabajadora está ante retos que había conquistado hace 100 años

Escrito por Rebeldía Contrainformativa
Valora este artículo
(0 votos)
La clase trabajadora está ante retos que había conquistado hace 100 años

desdeabajo, en alianza con Rebeldía Contrainformativa, dialogaron con la Industrial Workers of the World IWW, una organización anarquista sindical que cuenta con más de un siglo de lucha en contra del Estado y el capital. Los “Wobblies”, como son llamados amistosamente, han tenido una fuerte incidencia en el movimiento obrero a nivel global convocando a la unidad de [email protected] trabajador@s contra los patrones desde una perspectiva antiautoritaria. Nacida en 1905, en pleno ascenso imperial de Estados Unidos, basan su acción en el sindicalismo revolucionario y autogestionario, proponiendo la unidad federativa de trabajadores en todo el mundo, considerando indispensable la organización obrera para moverse táctica y estratégicamente dentro de la confrontación contra el capitalismo y el Estado.

En esta entrevista, sostenida con Sid Parissi, uno de sus coordinadores en Sydney-Australia, se realiza un balance comparativo acerca de cómo se desarrolló la lucha de clases hace 100 años y los cambios producidos hoy, analizando las implicaciones del neoliberalismo para [email protected] trabajador@s, en especial, por ser este un contexto adverso en el cual los logros obtenidos por el movimiento obrero (jornada laboral de 8 horas, vacaciones, seguridad social, etcétera) están siendo desestructurados por la élite dominante a un paso vertiginoso.

desdeabajo (da): ¿Cuál y cómo ha sido la labor desarrollada por la Industrial Workers of the World desde su origen, y cómo ha sido su visión estratégica dentro de la lucha de clases?

Sid Parissi (SP): IWW empezó oficialmente en el año 1905. Años antes se había iniciado la organización de la luchas de clases trabajadoras en Estados Unidos y en otros países alrededor del mundo. Entonces, cuando el IWW fue establecido en Chicago –1905–, no salió de la nada, salió de las luchas de trabajadorxs de diversas industrias y lugares diferentes de este país, pues en los pueblos y ciudades, en todas las industrias, en el campo, en las minas, en los puertos, habían muchos conflictos entre [email protected] y jefes capitalistas.

Muchas de estas luchas eran estimuladas por sindicatos, pero la gente encontraba que estos sindicatos, por su forma de organización, no les ayudaba a ganar las luchas, especialmente porque en muchos de estos sindicatos se separaba a lxs trabajadorxs [email protected] de[email protected] blanc@s, las mujeres de los hombres, o preferían solamente a trabajadores con empleos permanentes y no [email protected] trabajador@s itinerantes o casuales (porque los trabajadores permanentes podían pagar mejor a los sindicatos). Así que había muchas razones por las que [email protected] trabajador@s se daban cuenta de que las luchas, las huelgas, no funcionaban muy bien.

Fue así como surgió la idea de que en lugar de tener sindicatos diferenciados por sectores o por ocupación –como carpinteros, albañiles, trabajadores del cemento o electricistas siempre en sindicatos separados–, todos los miembros de la industria deberían estar en un sólo sindicato para hacer huelgas y pelear contra los jefes, es decir, que las personas no estuvieran luchando por separado. Así que la unidad en la industria, por ejemplo en la industria de la construcción, se aplicaría a cualquier industria, como el servicio público, la agricultura, la educación, la minería. Entonces, la idea desarrollada era que todos en una industria deberían estar en un mismo sindicato, es por eso que nos llamamos IWW Industrial Workers of the World (Trabajadores Industriales del Mundo), bajo el lema Una agresión contra uno es una agresión contra todos ... pues juntos podemos ser más fuertes contra el jefe.

da. Resulta complejo pensar en la posibilidad de reunirse bajo una misma propuesta sindical, en especial por el divisionismo que propician los jefes por medio de sindicatos patronales, entonces ¿cómo se buscaba la unidad entre distintos trabajadores a través de la IWW?
SP. Suena simple, pero es complicado de organizar. Así que, algunos de estos sindicatos se unieron de una nueva forma y no por sector. La IWW fue establecida entonces, de manera similar. Durante los siglos XIX y XX estas ideas se expandieron, ya que la industrialización fue ganando espacio en muchos lugares. Los problemas eran similares entre los distintos grupos de trabajadores, digamos, los tejedores tenían el mismo problema que quienes estaban en una ocupación diferente, por ejemplo en la siembra y recolección del trigo. Es decir, los patrones eran fuertes y su contraparte permanecía dividida.

Fue así como en 8 países tomaron forma los sindicatos industriales. Ideas similares desarrollaron, por ejemplo, la Confederación Nacional de los Trabajadores en España (CNT) o la Federación Obrera Regional de Argentina (Fora). La misma idea básica: la unidad de los trabajadores, pues los patrones están unidos, pero los trabajadores no lo están.

Esta es la historia simple de dónde y por qué surgió la IWW. Estas ideas se han trasladado a muchos lugares del mundo: Inglaterra, Chile, Australia... Pero no como una lucha nacionalista, sino internacionalista, pues el jefe capitalista, la clase dominante, necesita ser combatida por [email protected] l@s [email protected] Esto introduce otra noción: Que lxs trabajadorxs no deben estar [email protected] por naciones, género, color de piel o por grupos culturales, si cosechamos unidad somos más fuertes.

da. Lo que nos cuentas estaba planteado por La Internacional…
SP. Así es. La Industrial Workers of the World nace de todo este ideal de La Internacional, y la lucha por el tema de defender algunos derechos inmediatos de los trabajadores, lo que también llevó a que estos sindicatos generaron un movimiento muy fuerte de trabajadores que peleaban por la jornada laboral de 8 horas.

da. Una lucha en la cual se van obteniendo logros, hoy en peligro.
SP. Los sindicatos del mundo ganaron muchos días festivos, el descanso el fin de semana, el derecho de asociación, la seguridad social, y otros muchos derechos, logros que cien años después la clase capitalista quiere negar, por ejemplo, extendiendo la jornada de trabajo de diferentes maneras, por ejemplo, entre maestros, empleados de oficina, bancos, ahora todxs realizan su trabajo por teléfono, fuera de su sitio de trabajo. Así que ahora nos enfrentamos, de otras muchas maneras, a la lucha por la jornada de 8 horas, pero en un contexto moderno de capitalismo neoliberal, que de muchas maneras diferentes es copia de lo que era hace cien años, un capitalismo rapaz; nos han propinado golpes, de alguna manera estamos retrocediendo, y no caminando hacia adelante, pero la lucha sigue.


da. Sigamos hablando de este nuevo contexto, porque después de 100 años de logros y de resistencia, con el desarrollo y reacomodamiento del capitalismo, con su fase neoliberal, hoy estamos ante otras formas de empleo, especialmente con el freelance, contratos de corto plazo, desregulación laboral. Así, el Estado ha mostrado su real cara, no de protector, como lo fue durante el periodo de Bienestar, sino de interventor de los intereses de la burguesía, de los industriales, ¿cómo actúa bajo este nuevo contexto la IWW?
SP. En muchos sentidos sí, la lucha de clases internacional es diferente a como fue hace 100 años, pero en otros muchos aspectos es similar. En las últimos 2 o 3 décadas pasamos de un trabajo permanente a uno por horas o por temporadas, trabajo informal, que es muy similar a como era hace 100 años. Así que la evidencia es muy clara: en todo el mundo se pasó de victorias para la clase trabajadora a victorias para la clase empleadora (dominante), en especial desde la década de 1980 con el ascenso neoliberal de Thatcher, Reagan y sus ideólogos.


Así que, de muchas maneras, estamos enfrentando las mismas luchas pero en diferentes contextos. Vivimos con computadoras, internet, teléfonos inteligentes; la interconexión entre los tiempos de trabajo y de no trabajo está mucho más lograda. Esencialmente, la clase capitalista pretende obtener más valor y ganancias de cada hora de [email protected] trabajador@s. Una de las formas es extendiendo la cantidad de horas que un trabajador tiene que laborar, a través de la imposición del trabajo no-permanente, de modo que cuando los trabajadores tengan que completar una cierta cantidad de trabajo en menos tiempo, se quede una parte de su labor sin pago, aumentando las ganancias y el poder del jefe. De alguna manera, vivimos en un mundo muy distinto, pero algunas de las mismas cuestiones surgen una y otra vez. La necesidad de sindicatos fuertes es tan urgente hoy como lo fue hace 100 años. Entonces sí, necesitamos adaptarnos a este nuevo mundo en el que hoy vivimos, no al mundo de hace 100 años.

da. Sí, por supuesto. Para ir terminando, algunos defensores del neoliberalismo aseguran que el capitalismo es una ideología victoriosa, que estamos ante el fin de la historia. Entonces, ¿qué podemos proponer para el ahora y el futuro? Exactamente, ¿cuáles son las metas del movimiento de trabajadores y los demás movimientos sociales en este contexto de neoliberalismo?
SP. El neoliberalismo reclama el fin de la historia, reclamo que plantea una vez la Unión Soviética fue derrotada, y así es porque veían la gran batalla entre la economía stalinista soviética y la economía capitalista. Pero ya sea que se mire a la antigua Unión Soviética, Rusia, China, Cuba o cualquiera de los países abiertamente capitalistas (EEUU, Francia, Australia), todos estos sistemas económicos son exactamente iguales, excepto por una cosa: la proporción de la economía como propiedad del Estad, y la proporción de la economía que es privada. Al final, la economía sigue siendo jerárquica, sigue controlada y propiedad de unos pocos, y los trabajadores están en la parte abajo, en todo el mundo.

Entonces, están vigentes las demandas sobre el poder y la jerarquía, la igualdad de la riqueza y el acceso a educación, salud, cultura, a todos estos derechos. Las preguntas emergen: ¿cuál es la sociedad capitalista de un tipo diferente? ¿Qué diferencia existe entre EEUU, el capitalismo británico, el australiano o el capitalismo actual de China? Al final todos tienen la misma estructura: unos cuantos poderosos y los muchos excluidos. Surgen entonces las mismas preguntas, y las mismas respuestas están ahí. La respuesta es: establecer una sociedad igualitaria. Eso no significa que todos sean exactamente iguales, no, los individuos tienen derecho a su desarrollo libre, a desarrollar sus potencialidades, tanto cultural como materialmente, en todos los sentidos. Algo imposible bajo estructuras jerárquicas, como las imperantes en el capitalismo, estructuras que no permiten el desarrollo de las necesidades, en absoluto.

da. Estructuras jerárquicas que a su vez expresan la desigualdad social.
SP. Así es. Cuando el jefe corporativo o político recibe cientos de miles de millones de dólares al año en comparación con un trabajador pobre, que apenas puede vivir, se observa que la desigualdad es el resultado del sistema jerárquico. También se basa en cosas como el racismo, el género, la preferencia sexual, en términos ambientales. La jerarquía del capitalismo también se manifiesta en la forma como el sistema capitalista destruye el planeta, lo cual hace de a una velocidad alarmante. No es un sistema ni una una sociedad en la cual haya paz para el planeta. Es una sociedad en guerra destructiva del planeta. Y no hay nada que el capitalismo pueda hacer para impedirlo, porque su lógica reproductiva se basa en los procesos de aumento, de continuo crecimiento. Debe incrementar, no solamente ser estable, pues las tasas de ganancia deben aumentar. Pero no puede seguir creciendo para siempre en un planeta finito. No es lógico, no puede.

Así que debemos vivir socialmente entre nosotros en el planeta, y la humanidad o los seres humanos en paz con el planeta, con este único planeta que tenemos, lo que significa que, desde mi punto de vista, debemos aprender de lxs indígenas. Pueblos del mundo que tienen decenas de miles de años de vivir de forma sostenible y en paz con el planeta, sin destruirlo. Sólo en lugares donde la dominación jerárquica de la clase religiosa o política fue la norma, allí los nativos de ese territorio destruyeron los lugares donde vivían.

Por demás, todos los indígenas, en el Amazonas o en Nueva Guinea, o en otros muchos lugares donde vivieron en paz, lo han hecho como es la norma entre los aborígenes australianos, en una relación estable, sostenible y pacífica con el planeta. Muchos ejemplos de principios que debemos adoptar, no es que tengamos que retroceder y rechazar la tecnología, sino que debemos usarla de manera sostenible, que armonice con los sistemas naturales, en lugar de combatirlos y destruirlos.

Información adicional

  • Autor:Rebeldía Contrainformativa
  • Edición:Nº262
  • Fecha:20 de octubre - 20 de noviembre de 2019
Visto 104 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.