Domingo, 27 Octubre 2019 15:10

Incidencias de la devaluación del peso

Escrito por Jorge Iván González
Valora este artículo
(0 votos)
Evolución diaria de la tasa de cambio (nov. 27 del 2000 hasta oct. 12 del 2019) Pesos por dólarEvolución diaria de la tasa de cambio (nov. 27 del 2000 hasta oct. 12 del 2019) Pesos por dólar

El peso se ha devaluado. La gráfica muestra la dinámica diaria que ha tenido la tasa de cambio (pesos por dólar) en los últimos 20 años. Al final del período es clara la tendencia ascendente de la tasa de cambio. El dólar se ha encarecido. Es decir, el peso se ha devaluado. Durante estos años, el menor valor del dólar fue de 1.652 pesos en junio 19 del 2008. Y el precio más alto fue de 3.497 pesos, que se presentó recientemente, el 3 de octubre de 2019. Esta es una cifra históricamente elevada, que no tiene precedentes.

La devaluación se explica por causas diversas. Algunas originadas en las políticas económicas internas, y otras derivadas de procesos internacionales. Y las consecuencias también son de muy diverso tipos, unas favorables y otras negativas.

 

Causas de la devaluación

 

Habría tres causas. Dos de naturaleza externa, y una motivada por el manejo interno de la política económica.

La primera causa externa es el fin de la bonanza petrolero/minera. Durante el período de revaluación del peso, entre las dos líneas rectas de la figura (finales del 2002 y finales del 2014), el país disfrutó de la bonanza, y el flujo de dólares se reflejó en un menor valor. Durante estos años la economía parecía boyante, y el gobierno hacía declaraciones triunfalistas. Los colombianos nos sentíamos ricos, y con dólar barato las importaciones aumentaron de manera significativa.


La segunda causa externa de la devaluación del peso ha sido la mayor demanda de dólares que se ha presentado a raíz del conflicto comercial entre Estados Unidos y China. En medio de las turbulencias los inversionistas vuelven a depositar su confianza en el dólar. Este atractivo del dólar es paradójico porque la economía norteamericana no va bien y, además, porque el comportamiento errático de Trump acentúa la incertidumbre. Y, todavía más, llama la atención la demanda de dólares dada su baja rentabilidad (1,7% año). La mayor demanda de dólares a nivel internacional se refleja en un aumento de su precio.

Y la causa interna de la devaluación del peso, ha sido el pésimo manejo que se hizo de las bonanzas. En lugar de haber aprovechado los excedentes para fortalecer la industria y la agricultura, y mejorar la productividad, la bonanza se desperdició. El país se dedicó a importar todo tipo de bienes, y ello debilitó la producción doméstica. Una vez finalizada la bonanza, las empresas colombianas han mostrado su incapacidad de exportar. La pérdida de competitividad del país es evidente.

 

Consecuencias de la devaluación

 

La devaluación tiene consecuencias positivas y negativas. Es positiva porque favorece las exportaciones y desestimula las importaciones. El mayor valor del dólar incentiva a los productores nacionales para que exporten. Pero esta situación se presenta solamente si las empresas son competitivas en el mercado internacional. El hecho de que la devaluación todavía no se refleje en aumentos importantes de las exportaciones muestra que la industria colombiana no es competitiva.

La devaluación también tiene consecuencias negativas. El mayor valor de las importaciones aumenta los precios de los bienes importados y ello perjudica a las empresas que compran insumos del exterior, y a los consumidores que demandan bienes importados. El deterioro que sufrió la agricultura durante la bonanza, llevó a que ahora se estén importando anualmente 15 millones de toneladas de alimentos básicos, que se han encarecido con la devaluación. En general, la devaluación presiona los precios hacia arriba, y acelera la inflación.

Y desde el punto de vista de las finanzas públicas, la devaluación encarece la deuda externa. A los acreedores se les tiene que pagar en dólares, y conseguirlos≠ es más difícil.

Ponderando las consecuencias positivas y negativa, se podría llegar a la conclusión que el balance global de la devaluación ha sido perjudicial. Este proceso ha puesto en evidencia la volatilidad de una economía como la colombiana que no puede hacer casi nada para contrarrestar los efectos perversos de los movimientos erráticos de los capitales internacionales.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
13 de octubre de 2019

Información adicional

  • Autor:Jorge Iván González
  • Edición:Nº262
  • Sección:Economía
  • Fecha:20 de octubre - 20 de noviembre de 2019
Visto 112 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.