Martes, 02 Marzo 2021 07:47

De la Renta básica universal y otras utopías*

Escrito por Equipo desdeabajo
Valora este artículo
(0 votos)
De la Renta básica universal y otras utopías*

Viejos y nuevos vientos recorren a nuestras sociedades, aupados en parte por la crisis de todo orden potenciada por el covid-19. Uno de ellos, es el de la Renta Básica Universal (RBU), sin condicionantes, alternativa con varias décadas de estar surcando los espacios de los movimientos sociales y políticos, así como los salones gubernamentales, pero sin encontrar la fuerza social indispensable ni la voluntad de establecimiento político alguno para concretarla.

¿Socializar los ingresos que produce toda sociedad en procura de justicia, libertad, otro modelo de trabajo, la recuperación de la solidaridad, la equidad y las formas que se da todo grupo humano para convivir? La idea parece quimérica, pero sí es posible. Las actuales sociedades, liberadas por primera vez en la historia de la humanidad del yugo de la escasez pueden hacerlo realidad, y sino lo hacen es porque aún no logran torcer el brazo de los poderes que mantienen intacto el status quo capitalista.

Pero como puede verificarse en la historia de la especie humana, a toda idea que parecía imposible le lleva el tiempo para su realización, y surge la fuerza social que la materializa. A la propuesta de RBU la pandemia le ha abierto su tiempo, ¿cómo reunir la fuerza social para imponerla como nuevo derecho humano fundamental?

De la mano de este tipo de Renta, que es distinta a la de Ingreso Mínimo Universal que se ajusta con mayor precisión al tipo de renta que por estos días se propone en Colombia, condicionada a grupos sociales específicos, en el tiempo y reducida en su cuantía, viene un conjunto de redefiniciones sociales como las que tienen que ver con jornada laboral, libertad, vida digna, ocio y otras, todas las cuales, además, corresponden a una sociedad donde el patrón ya no pueda chantajear a quienes venden su fuerza de trabajo y estos puedan laborar en aquello que les plazca y permita su realización como seres humanos.

En infografía** que presentamos en esta edición, están resumidas algunas de estas variables, presentadas como una inicial provocación para iniciar un debate que debe llegar a toda la sociedad, para que esta defina sobre la pertinencia de este tipo de medidas y cómo hacerlas realidad. Un debate, una decisión y una construcción social, que abre las puertas para hacer realidad una democracia más allá de la formal y realmente existente, una democracia directa, participativa, radical y plebiscitaria.


* Subtítulo del libro Un Manifiesto para el siglo XXI, Pablo Dávalos, Ediciones Desde Abajo, 2020.
** Con base al capítulo “Y empieza a emerger un mundo nuevo: La Renta básica universal y sin condiciones”, ibíd., pp. 65-109.

 


 

¿Qué es la Renta básica universal (RBU)?

- Es una cantidad de dinero en función de las capacidades adquisitivas de la población y su estructura productiva, que se otorga de manera libre y sin ningún tipo de condicionamientos a ciudadanos que la requieran y de forma sostenida en el tiempo. No está atada a ninguna condicionalidad (como las transferencias monetarias condicionadas del Banco Mundial), a ninguna circunstancia previa, que no sea la propia condición de ciudadanía, y es independiente y se añade a otras prestaciones sociales, como las pensiones por jubilación, el seguro de desempleo, las transferencias monetarias condicionadas. Es un monto mínimo, pero suficiente para lo indispensable. Su financiamiento provendría de tributación al ingreso, sobre todo de las grandes fortunas.

- RBU debe provenir desde la redistribución de la riqueza social.

 

El mundo del trabajo

- La RBU es una barrera contra la desocupación, al crear una base social para el empleo global, con posibilidad de orientarse hacia otras actividades (por ejemplo, la economía del cuidado, de la solidaridad, el arte y la producción estética), en vez de aquellas definidas desde la empresa y su afán de lucro.

- La RBU, al suspender el chantaje de la escasez, permite devolver la dignidad a las personas y que las sociedades se recuperen así mismas. Ella permitirá poner fin a las humillaciones, a la angustia y a la incertidumbre que viven día tras día los desempleados, los informales, los trabajadores de las maquilas, del trabajo esclavo.

- La posibilidad de redistribuir la riqueza creada por la sociedad a través de un mecanismo como la RBU, es el reconocimiento que el trabajo es el vínculo de toda relación social. Su implementación establece un umbral desde el cual el trabajador comprende su aporte a la sociedad, a la creación de riqueza, desde una posición de mayor independencia y libertad.

- Gracias a la RBU los trabajadores pueden acceder a trabajar en una empresa capitalista pero esta vez desde una posición diferente. Sin acceder a los chantajes y sin sacrificar su tiempo en actividades deshumanizantes y alienantes.

- RBU compensa esa asimetría fundamental de los mercados de trabajo, y les permite a las personas asumir las decisiones laborales con mayor serenidad y con mayor proyección.

- La RBU permite corregir la asimetría y la injusticia global con respecto al trabajo.

 

Financiación

- Debe financiarse desde los impuestos directos a las ganancias extraordinarias del capital. Implica una redistribución directa de ingresos desde los sectores más ricos hacia el conjunto de la sociedad. La RBU incrementa el consumo social, y, por tanto, los niveles de empleo, ingreso y liquidez. Los recursos retornan de manera casi inmediata a la sociedad y sirven para incrementar los flujos de consumo, comercio y empleo.

- Si los seres humanos podemos acceder a un ingreso mínimo que nos permita alejarnos de la extorsión de la escasez, y sobre esa base construir otros ingresos en función de nuestro aporte a la sociedad, entonces la RBU, es la posibilidad para empezar a construir un nuevo contrato social.

-La sociedad moderna, hiperproductiva y tecnológica puede soportar sin ningún problema jornadas laborales máximas de treinta horas a la semana. Esto significa que se necesita dar al ocio una estructura también diferenciada y que se separe de la industria del espectáculo.

-La RBU abre la posibilidad del disfrute del ocio, inscribiéndolo dentro de una ética y estética de la vida.

-En la coyuntura de la pandemia, la RBU surge como alternativa indispensable para brindar garantías de vida digna a toda la sociedad.

- La RBU es la vía por la cual se le devuelve a la sociedad lo creado por ella misma. No es una distorsión, sino un retorno a lo justo. Socializa lo que pertenece al conjunto, colocándole un límite a la financiación que el Estado hace de las empresas privadas, siempre priorizadas a la hora de la redistribución de lo público.

-RBU es la entrada al siglo XXI y la creación de una nueva arquitectura institucional para el ingreso social en las sociedades de la post-escasez. Si no se aplica la RBU, será muy difícil alterar la asimetría fundamental desde la cual se construirá el mundo de la pos-pandemia.

 

Para una democracia integral

- RBU crea una mediación sobre los sistemas políticos que los alteran y los obligan a reaccionar. Ciudadanos conscientes y en red, que no tienen detrás de sí el chantaje de la escasez, que saben que tienen, además,otros derechos garantizados (un sistema único de salud pública orientado a la prevención, y un sistema educativo global, en red y sin competitividad).

- Quizá puedan plantear a su sistema político otro tipo de prioridades sociales por acometer y resolver colectivamente.

-Esta renta le puede dar más contenidos a la democracia, porque las decisiones del sistema político, al no tener la mediación de la escasez como condición de posibilidad para manipular al electorado, debe centrarse en la recuperación del tejido social y en la ampliación de la frontera democrática. Así, la RBU se convierte también en un desafío por y para la democracia.

- Si la sociedad tiene las suficientes riquezas para sostener de manera indefinida esa renta básica universal y sin condiciones, entonces los problemas de su financiamiento no son económicos sino políticos. La RBU y sin condiciones se convierte en una situación política, que necesita poder social para construirla

 

Tiempo y libertad

- RBU no solamente es una cantidad de dinero para comprar lo mínimo para vivir durante un periodo determinado, sino la posibilidad de recuperar el tiempo, y en esa liberación redimirnos a nosotros mismos. Comprender que cuando hacemos aquello que nos gusta, el tiempo se mide de otra manera. Y generalmente aquello que nos gusta tiene mucho que ver con aquello que la sociedad necesita.

- Es un derecho humano fundamental y como todo derecho hay que conquistarlo

- Para hacer realidad todo este proyecto económico y social, es indispensable la movilización mayoritaria de la sociedad.

 

Parecidas, pero no iguales

Un paso hacia la renta básica universal es la aprobación de un ingreso mínimo vital como el que con el nombre de “Renta básica” se propone por estos días en Colombia. No es procedente en lo político, educativo, económico y social confundir las dos medidas en tanto entre una y otra hay grandes diferencias tanto en su carácter como en sus potencialidades. El ingreso mínimo vital (exigido al gobierno como “Renta básica”) puede ser el camino inicial que abre senda hacia la conquista de la Renta básica universal y sin condiciones.

 

 

Para suscripción:

https://libreria.desdeabajo.info/index.php?route=product/product&product_id=179&search=suscri

Información adicional

  • Autor:Equipo desdeabajo
  • Edición:276
  • Fecha:Periódico desdeabajo Nº276, febrero 20 - marzo 20 de 2021
Visto 173 vecesModificado por última vez en Miércoles, 31 Marzo 2021 20:50

Medios

https://youtu.be/tAaGIooEB8U

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.