Miércoles, 22 Noviembre 2006 19:00

PDA: Los retos de su primer Congreso. Conversatorio 8 de noviembre 2006

Escrito por Equipo desde abajo
Valora este artículo
(0 votos)

Al Congreso del Polo vamos algunos, según los estatutos antiguos del PDI, por derecho propio, entre directivas y núcleos principales de las tres fuerzas PDI, AD y lo que llamamos una tercera fuerza. Pero 2700 delegados que representan el 80 por ciento del Congreso van por elecciones que para mí son muy liberales en el buen sentido de la palabra. No se necesita tener una militancia o un componente establecido para elegir o ser elegido. Allí pueden participar los diferentes núcleos organizativos barriales o comunales que quieran aglutinarse para poder incidir en muchas formas: a través de campañas y llevar a sus delegados; también hacer acuerdos para incidir en las decisiones. Por derecho propio también asisten los elegidos a corporaciones públicas: unas 500 personas.

 

Luis Sandoval

He participado en algunas reuniones y tengo la impresión de que tenemos el riesgo de hacer un Congreso de trámite y no de expansión de la dinámica política democrática en Colombia. Tengo la impresión que el Congreso está haciéndose más mirando hacia adentro de los agrupamientos políticos existentes y no hacia la sociedad colombiana. No veo que se tenga la intención de abrir la discusión como debería ser. Existe una posición conservadora en la Mesa de Unidad sobre lo que se discute y lo que no, y cómo se hace.

 

Carlos Naranjo

Me preocupa lo que dice el amigo Luis, para quien pareciera que el Congreso va a ser de puro trámite. Le recuerdo que la naturaleza progresa a saltos, y en política sí que es cierto. En la actividad política, con la experiencia que tenemos, sabemos que en el trabajo político necesitamos expansión y consolidación. Para mí, si el Congreso es de simple trámite consolidativo, es decir, ratificación de opiniones,  consolidación de nuevos instancias organizativas y de dirección, es suficiente lograr eso. Yo no estoy de acuerdo que eso sea de solo trámite. Cada etapa tiene sus ritmos. Estamos pidiendo saltos cuando tenemos que consolidar la unidad. Sí, es claro que hay discusión y debate. He participado por la Mesa de Unidad en seis departamentos, he visto grandes discusiones fuertes, pero estamos hablando de proceso de unidad que es una esperanza para todos.

 

Héctor-León Moncayo

Yo añadiría una pregunta, la tengo desde el comienzo del conversatorio: ¿Cuál es la agenda de los tres días del Congreso o lo que llamábamos antes el orden del día?

 

Alfredo Burbano

Mi constante pregunta es ¿cómo incidir en ese escenario que se proyecta en el Congreso? Es claro que una sola fuerza, por más historia que tenga, no podrá definir los rumbos y el ascenso del Polo hacia el futuro. Independientemente que el Polo sea el resultado de la construcción de tendencias. Esta discusión va a ser una de las características en el Congreso. Ese escenario es complejo, no es tan fácil decir que todas las fuerzas de izquierda nos unificamos como tendencias de izquierda. Precisamente este evento constitutivo lo que hace es  volver a barajar los agrupamientos; la conformación de listas es ya una reorganización de los agrupamientos y fuerzas. En muchas regiones se hacen listas combinadas de agrupamientos del antiguo PDI, de AD e incluso del FSP.

 

Estructura organizativa

 

Carlos Naranjo

Como está hoy, el PDA nace en lo fundamental de dos procesos organizativos distintos, confluyentes en algunas cosas, pero distintos: el Polo Democrático Independiente y Alternativa Democrática. Hay también una tercera fuerza que aparece después. Pero ambos procesos son coaliciones de distintas fuerzas. Se comienza hablando de la importancia de unidad a finales del año pasado, hasta avanzar a ella con acuerdos políticos y por último con la conformación de la Mesa de Unidad que es un organismo de dirección. De ahí nace el PDA y así fuimos a las elecciones parlamentarias, consulta interna del candidato y elecciones presidenciales, para luego llegar a este Congreso nacional de unidad.

 

Se parte, entonces, de un proceso de transición entre AD y PDI y una “tercera pata” de otras organizaciones, pero con una organización, con una dirección de una Mesa de Unidad, replicable entre departamentos y municipios, lo cual, hay que lamentar no ha sido tan extenso.

 

Jaime Arévalo

Es necesario también articular el aspecto programático y la estructura organizativa. Para que el aspecto programático se fortalezca elaboramos un documento; muy bien, pero sin mirar la forma organizativa. A veces queremos que una propuesta del ideario sea de izquierda pero no la administramos organizativamente; puede suceder que uno la formula pero otro la administra. Por eso es un periodo de transición.  ¿Cuál es el objetivo que queremos lograr en este periodo?  Si tenemos un mínimo de acuerdo político ese es nuestro punto de salida. El Polo surge, a mi juicio, de una presión electoral a partir de la reforma política; tiene una expresión en el PDA y hay una corriente que lucha por ser hegemónica para que siga en esa práctica. Hay que dar una discusión sobre la política, sobre orientaciones, un programa de lucha, un plan de acción y movilización para poder articular. Debe haber un equilibrio y el Polo debe estar muy ligado a la lucha popular. Un referente de una propuesta de cambio.

 

Carlos Naranjo

Se  discute actualmente qué estatutos se van a proponer al Congreso, porque los viejos del PDI sirvieron temporalmente como referencia pero hace falta más para ajustar cosas.

 

Cómo vamos a funcionar dentro del Polo, si como frente o como tendencias de las organizaciones que han tenido su historia propia y que están a su interior. ¿Nos disolvemos de la noche a la mañana? Creemos que no, por lo menos para la posición que represento (Moir) eso sería liquidacionismo.

 

El Congreso va a tener un fuerte ingrediente de lucha política en medio de la unidad, de confrontación por cuántos delegados se sacan, por cuántos vamos a llegar a las instancias de dirección. Eso es lo que define si la Junta Nacional va a seguir el direccionamiento y orientación del Polo. Esa pelea es clave en el Congreso.  De la suerte de ese debate depende el futuro del Polo. Yo no creo que si quedáramos en minoría las fuerzas de izquierda se acabaría la unidad, yo no diría eso. Estamos acostumbrados a trabajar y luchar en minoría. El peligro de división está más bien en si quedan en minoría las concepciones que son sólo anti-uribistas. La obligación nuestra es mantenernos en esa unidad así seamos minoría, aunque luchemos para ser mayoría. Pero podemos correr ese riesgo, que los sectores vacilantes no resistan un triunfo de las fuerzas de izquierda.

Acuerdos programáticos

 

Carlos Naranjo

Hemos logrado una cierta unificación. He insistido que discutir y tratar de mejorar el ideario de unidad, discusión en donde cada uno quiera poner su propia concepción, obstaculiza el proceso de unidad. El ideario de unidad recoge lo mejor posible los mínimos acuerdos y consensos a que se ha llegado. En eso estamos de acuerdo todos los miembros de la Mesa de Unidad. Aunque se ha discutido sobre si se debe someter el ideario a una discusión abierta, hemos llegado al acuerdo de que por ahora se debe utilizar el ideario como marco de lucha. Ahí están los aspectos principales. El ideario de unidad se lo reserva la Mesa de Unidad para presentarlo como símbolo al Congreso para su ratificación  y preservar así la unidad.

 

Luis Sandoval

El ideario de unidad es ya una conquista extraordinaria como para echarla a perder ahora. Los que estamos haciendo plataformas de unidad desde el Frente de Camilo Torres reconocemos el gran avance de este intento de unidad, por lo que estoy de acuerdo con Carlos, pero de ahí a tener una actitud  remisa y tímida frente a la intervención de la gente –y con las ganas que tienen de hablar– es otra cosa.  Debemos dejar que la gente se exprese, aquella que lucha cada día, y con las ganas que tienen, no podemos pedirles que se cohíban. Debemos liberar la palabra si queremos liberar la política, con una gran convocatoria en las regiones, municipios, para el desarrollo de un ideario de unidad. Y con la expectativa de, ¿cómo gobernar a Colombia? Qué propone el Polo para gobernar de otra manera; una manera democrática y no autoritaria. Y  ahí salen las experiencias de gobiernos de izquierda. Lo que ofrece el Polo es lo poco, mal, mucho, precario o bien, que ha hecho; porque los hechos dicen más que las palabras. El mensaje más fuerte proviene de los dirigentes que están en la administración pública.

 

Carlos Naranjo

El ideario tiene una ventaja en su redacción, y es que cada una de las concepciones del Polo pueda darle su interpretación según la orientación de cada cual. Porque dentro del ideario de unidad hay personas y organizaciones que siendo fieles a esos principios enfatizan distintas posiciones, que pueden ir desde el simple antiuribismo hasta orientaciones que pregonan ideales socialistas, como quienes creemos que estamos en un proceso de “nueva democracia”.  Es decir, de lucha hacia una revolución en marcha al socialismo, y que no puede quedarse en un capitalismo, así sea democrático. Todas las ideas progresistas tienen asidero en el PDA, pero siempre cuidando la unidad.

 

El aprendizaje unitario de flexibilidad busca unir la mayor cantidad de gente, lo más que podamos unificar, según lo definido en el ideario de unidad y en el programa de campaña de Carlos Gaviria. También unirnos alrededor de lo que está dicho, por ejemplo en las entrevistas con Carlos Gaviria, Antonio Navarro y Orlando Fals que ha publicado desde abajo.

 

Omar Grueso

Nosotros, las organizaciones de la comunidad, vamos a plantear unas propuestas; ese sería el espacio adecuado para hacer conocer inquietudes, problemas y posibles soluciones. Pero si no hay esa posibilidad… El ideario ya está planteado, se ha hecho sin tener en cuenta las opiniones de las comunidades ¿Cómo va a trabajar el Polo Democrático por las necesidades e inquietudes de las comunidades? Ese Congreso debería dar la palabra a las gentes de las comunidades y organizaciones de base. La gente menos favorecida es la más golpeada.  ¿Por qué no abren esa posibilidad para que la gente se exprese?

 

Héctor-León Moncayo

Para precisar. Quedaría claro que en este Congreso del PDA se va a poner el ideario de unidad y unos estatutos a votación de los delegados, para su ratificación

 

Carlos Naranjo

Queremos que los estatutos se ratifiquen. El problema es entrar a discutir con 3900 personas aproximadamente, en un evento de tres días. El ideario de unidad en discusión abierta hace imposible llegar a un acuerdo de algo mínimo. Si las fuerzas políticas del PDA nos unificamos alrededor de ese ideario, con criterio unitario, confiamos en esa decisión; confrontémoslo con la práctica durante un periodo y en medio de la lucha, ahí sí, lo modificamos.

 

Jaime Arévalo

Creo que los estatutos podrán ayudar como herramienta, pero principalmente  es la acción política la que da mayor unidad e identidad. Se debe entender además que la movilización popular y las formas de organización comunitaria se deben tener en cuenta para articular una propuesta nacional.

 

Sobre la posición política

 

Cristóbal

Lo importante es precisar ¿Qué se quiere ser dentro de un proceso de unidad? ¿Cuál es la propuesta? ¿Qué se quiere construir? Importante es la unidad en tiempos de diluvio pero también tener capacidad de construir unas posibilidades de una sociedad, más allá del capital; aún en tiempos de naufragio es necesario  ser radical, es decir, ir a sus orígenes. Mientras el Polo esta en unidad, en sus disertaciones, en reuniones de sus direcciones, el país se está desmoronando.

 

Falta una agenda para que el Polo acompañe a la gente: para que sus militantes no se vean lo político como lo técnico, lo estrictamente electoral. En los procesos de movilización, la presencia del Polo ha sido nula. Cuando usted tiene claro el horizonte, puede hacer alianzas teniendo en cuenta para dónde va el proyecto. A la izquierda le hace falta esa visión política. Puede ocupar cargos administrativos burocráticos, pero el capital puede poner a la izquierda, que no tenga proyecto político, a administrar las crisis e inventariarlas. Por eso es necesario  el ser gobierno y  el ser poder. Así, ver los escenarios de la política más allá de lo técnico y lo instrumental, que creo que es lo caracteriza el Polo;  por eso uno lo ve distanciado de las movilizaciones y de las luchas de los sectores populares

 

Jaime Arévalo

En este periodo nos tenemos que mover con una gama de opiniones que van desde derecha socialdemócrata hasta izquierda revolucionaria. Con esa gama es que podemos sacar de este periodo lo que nos permita una propuesta alternativa; en el ideario de unidad se alcanzan a recoger estos aspectos, es la mínima carta de navegación que nos obliga a juntarnos unos con otros, para enfrentar este periodo; porque estamos enfrentando otra propuesta estructural bien conformada, de Álvaro Uribe al 2019, cuyo centro es acabar con la oposición.

 

Al interior del Polo, no en todo estamos de acuerdo. Hay gente que quiere confrontar a Álvaro Uribe y no al régimen, que no le interesa confrontar al régimen. Considero que en Colombia hay una guerra, pero hay posiciones dentro del Polo que plantean la condena el terrorismo, otras la lucha armada y otras solo dejan la vía electoral. Si llegamos a un acuerdo sobre cuál es nuestra lucha principal, se facilitará precisar los alcances del Congreso y la misma dirección que debe seguir el Polo Democrático.

 

Naturaleza de la acción

 

Carlos Naranjo

Si logramos unificarnos, y estamos en el proceso de consolidar esa unificación, es por causa de los hechos que se viven en el país y el mundo. La situación ha hecho que estemos para unificarnos, ponernos de acuerdo en lo fundamental. Las situaciones concretas de Colombia y el mundo dan las condiciones de esa unificación. El merito importante es que empecemos a ponernos de acuerdo con base en esas condiciones que estamos viviendo: vivir cada vez más con una sola superpotencia imperialista que arrasa con las demás naciones imponiendo su política; que en Colombia vivimos el Uribushismo.

 

Luis Sandoval

Podemos posicionar una dinámica en que el pensamiento juegue dentro de la política. El Polo desde su nacimiento no se ha propuesto el cultivo del pensamiento pero sí se ve su preocupación por las elecciones, dejándonos en déficit. ¿Y es que la política no ofrece otras posibilidades de acción? Necesitamos un partido que enfrente estos hechos. No hay publicaciones para debates, no hay foros grandes para que la gente exprese. Aunque tardíamente vamos a tener unos borradores para el Congreso. Para concluir, que el debate central debería ser la democracia que el Polo le ofrece a Colombia frente a la crisis de larga duración y a la deformación del estado presidencialista, el Uribushismo, el neoliberalismo. ¿Cuál es el planteamiento de democracia a profundidad que le ofrece a Colombia? Ese es el debate y no se lesionaría el ideario de unidad, se parte de él. Se debe recoger la dinámica de iniciativa política de la base de la sociedad que está por abajo y produciendo algo nuevo, como un magma volcánico que pugna por cambiar el paisaje político. ¿Cuál es el calado del programa democrático para ser gobierno? ¿Cuáles son las fuerzas que confluyen en ello? ¿Sólo las autoproclamadas de izquierda? O ¿seremos capaces, con un programa avanzado, de involucrar las organizaciones políticas de centro? El problema es ofrecer a los socialdemócratas una posibilidad de articulación.

Alfredo Burbano

El proyecto estratégico de izquierda debe ser anticapitalista y debe expresarse en su momento en el Polo. Tal vez no sea el momento, pero es una de las características esenciales de la izquierda y debe estar posicionada sin perderse, así no se logre llegar a un acuerdo en el Congreso. También eso es responsabilidad de las fuerzas de izquierda.

 

Luis Sandoval

Hablamos de la amplitud pero no siempre la practicamos. Seremos capaces de agregar todas las luchas contra el sistema, así sean las más tímidas; con esos sectores hay que contar. En las regiones hay movimientos policlasistas. En síntesis: Discusión del programa democrático a partir del ideario de unidad y mayor claridad en establecer con que fuerzas vamos a construir alternativa en Colombia.

Fernando Avendaño

A mí me preocupa bastante que la gente no esté informada. No conoce, por ejemplo, sobre el TLC. El Congreso tiene que  asumir la responsabilidad de informarle a la base lo que está sucediendo. Todos estamos siendo golpeados en nuestros derechos. Queremos unas bases organizadas; pero desinformadas son, perdóneme la palabra, una manada de borregos. Es fundamental que el Polo se haga responsable de la educación política con las bases, no de manera vertical sino horizontal, para ser democrática. Si se hace de esta manera vamos a tener un movimiento político, no por poco tiempo, y con una base bien formada para largos años.

 

Carlos Naranjo

Hay algo que me preocupa, es que con relación a las bases, la democracia debe tener las dos dimensiones, horizontales y verticales; porque si vamos a lo simplemente horizontal, donde nadie centraliza ni traduce esas orientaciones ni orienta ni multiplica, no estamos haciendo nada. Si  de algo estamos careciendo, en un país como el nuestro, es precisamente de organizaciones, de liderazgo. Y no es de liderazgo por liderazgo.

 

Organizaciones tales que, en un país tan peligroso como el nuestro, a la muerte de un líder otro pueda recoger sus banderas; necesitamos cosas así y eso no se logra solamente con relaciones horizontales. Los cambios del siglo pasado se hicieron porque hubo organizaciones y líderes, que en determinado momento interpretaron cabalmente a las masas; fueron tal vez muy verticales por ser tan enérgicos, pero resolvieron los problemas del momento. Por hacerle tanta propaganda a lo horizontal descuidamos lo más necesario, lo organizativo.

 

Julio Murillo

Estamos en un momento ideal, es un momento coyuntural que es excelente, por el incremento de las injusticias. El Polo en esto debe jugar un papel fundamental para proponer cuál es el país que se quiere construir, más allá de lo que  significa el Polo y su ideario. No es pretender que las bases lleguen al partido o movimientos, sino qu este llegue a las bases. Es importante el trabajo en comunicación para despertar a la gente de la manipulación. Pero para construir todo eso se necesita de las bases, hay que plantearle reformas para mucha gente de distinta clase pero a la vez saberlas escuchar.

 

Alfredo Burbano

Precisar quiénes pueden construir una fuerza cohesionadora, con capacidad de dirección, implica no solo el ideario sino  profundizar en las identidades; un tema político ideológico mucho más de fondo. En ese sentido de construcción de identidades más amplias, la responsabilidad de las fuerzas políticas es plantear cuál es el horizonte, cuál propuesta de nación y definir más claro su perspectiva. Este es un momento de transición en el que nadie está interesado en rupturas, sin embargo es necesario precisar el momento para incrementar la discusión para ahondarla. Un debate que le permita mucho más perspectivas de acción en todo el país.

 

 Hay dos momentos que van a marcar esa dinámica: 1.- qué tipo de gobierno va a consolidar el Polo como fuerza; 2.- la posibilidad de movilización, de hacer política de protesta en la calle. Si el Polo se dedica solo a lo electoral y ser gobierno, eso es muy importante pero es insuficiente si no se suma con el acompañamiento de la gente que se moviliza a protestar.  Si así sucede la gente se queda esperando al Polo, y las fuerzas de izquierda tienen una responsabilidad en ese comportamiento.

 

Magil

En el Polo del Tolima existe la necesidad de establecer en las bases unos seminarios de formación de líderes locales, que sería de responsabilidad de la dirección que surja del Congreso del Polo. Así lo van a plantear en este Congreso.

 

Se requiere la potencialización de los líderes locales a nivel urbano y rural de base. En la historia de las organizaciones de izquierda no se ha logrado llegar a un acuerdo sobre un medio informativo alternativo a los grandes medios para el país. Existen esfuerzos locales pero el Polo necesita, Colombia necesita, tener una información más veraz sobre la historia. Los compañeros de desde abajo han hecho un trabajo muy tenaz y en muchas ocasiones demasiado solitario. Uno de los temas a tratar es ¿ Cómo se rompe el dique de la desinformación a nivel nacional? Todos, la izquierda y los movimientos sociales, necesitan un gran medio comunicativo veraz  sobre la realidad del país.

 

Rafael Ballén

Tengo dos preguntas: ¿Se puede contar con un documento de discusión para todos, si quiera diez días antes? ¿En materia de movilización qué programa tiene el Polo y sus fuerzas de unidad de acompañamiento a los sectores sociales? Y adicionalmente a esa pregunta, está otra, ¿qué ha pensado el Polo y las fuerzas que lo conforman de la conmemoración de los 30 años del paro cívico de 1977, que no se puede olvidar y que el Polo tiene responsabilidad en ello? Ese es un hecho muy importante en las historias sociales y de luchas política en nuestro país.

 

Carlos Naranjo

Con respecto a la pregunta de Rafael sobre documentos; sobre esa amalgama en esa complejidad que es el Polo. Hasta ahora, en miras de preparar el Congreso, se ha hecho el esfuerzo, por medio de comisiones, para colgar documentos de la red. Hasta ahora no ha sido posible Pero no nos preocupemos por lo que va a salir, sino por lo que hay. Tenemos el ideario de unidad, estudiémoslo, tenemos el programa de Carlos Gaviria, el acuerdo político del PDA, los discursos de Carlos Gaviria y Antonio Navarro del 28 de mayo. Esas son orientaciones políticas claves,  posiciones políticas de sus dos más grandes dirigentes del Polo. Las entrevistas hechas por desde abajo son documentos importantísimos para el Polo y de obligatorio estudio político.

 

Buena parte de la actividad del Polo tienen que ser en la lucha de masas en la calle. Como Carlos Gaviria y Antonio Navarro dicen “El Polo debe estar al lado y si se quiere al frente de las luchas del pueblo colombiano”. Pero en esos temas no podemos olvidarnos que el Polo lo conformamos una serie de organizaciones que estamos siempre en las luchas de masas del pueblo colombiano. Y si no lo está haciendo bajo su denominación es porque es una organización demasiado joven. Frente a su última pregunta (1977) todavía no hemos planteado algo, pero es fundamental hacerlo para quienes nos podría retrotraer nuestra juventud.

 

Jaime Arévalo

En estos momentos habría que hacer una mirada entre cuál es el escenario ideal y contraponerlo con el escenario real y lo que podemos hacer. Retomo un planteamiento de Carlos Gaviria: tiene razón cuando expresa, que hemos retrocedido 200 años en la historia del país, que estamos peleando por el derecho a la democracia, por el derecho a existir, a expresarnos, y por la vida misma. Ya sabemos que distintos aspectos democráticos de la constitución han sido negados por las reformas del gobierno de Álvaro Uribe. Entonces, busquemos un acuerdo para avanzar en una lucha por la democracia y desde ella intentemos ser gobierno y ser poder, como cosas juntas.

 

Ahora hay una lucha por ser gobierno, con los Garzones, en Bogotá y el Valle, pero no son poder porque no pueden hacer muchas cosas, así lo quieran. Y cómo ellos entienden ser gobierno y  si esa propuesta de gobierno está articulando la de ser poder. Sin hacer grandes reformas y sin las luchas de clases.

 

Es necesario tener una posición diferenciada en torno a lo programático. En el Congreso distrital hubo muchas opiniones; esas opiniones no pueden quedar en el vacío, sino dar lugar a una lucha. Eso podría enriquecer el programa, la propuesta programática en un futuro inmediato. Porque recordemos que el slogan del Polo “preparándonos para gobernar¨ implica tener unas reglas de juego distintas para gobernar en lo local y regional en el futuro. Todo debe estar en correspondencia con el interés de todos los sectores.

 

Otra discusión por afrontar, son los mecanismos de control. Cómo, todo aquel que ejerce   la administración pública a nombre del Polo y lo represente, deben responderle a él; cómo se establecen vínculos de seguimiento y control, y una reglamentación a las bancadas parlamentarias. ¿Cuál es la responsabilidad de los parlamentarios en su opinión política? Comparto que el Polo desapareció  de la escena política y una parte de la Mesa  presionó por que eso no fuera así.

 

Carlos Naranjo

Yo les pediría primero hacer un poquito de memoria, que fueran a la prensa nacional, volver atrás 18 meses, que en la vida de una nación es un suspiro. Volver a ver qué era la izquierda; estábamos más o menos dispersos y sin ninguna esperanza política. Porque normalmente eso se nos olvida. Ahora tenemos tanta expectativa que queremos que todas las cosas estén resueltas. Ahora estamos en una situación muy compleja tratando de pegar la unidad.

 

¿Esto es estrictamente electoral? Pues no, hay personajes que sólo miran lo electoral. Eso es una falla. Pero a la vez es uno de los aspectos importantes. Es tan importante el proceso unitario que ellos tienen cabida. En los estatutos del Polo y en las leyes de bancada, aquellos que solo miran lo electoral tendrán que responder al Polo por su actividad parlamentaria.

 

En torno a los cargos: si hay una cosa importante de las orientaciones de Carlos Gaviria es que no se equivoque este régimen si pretende en cooptar al Polo. Nadie está autorizado para  asumir cargos en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

 

Orlando

¿Los dirigentes del Polo, al interior de sus discusiones hablan de conflicto armado en el país? Y esas discusiones que tienen es importante que tengan un eco nacional, cosa que no se está viendo. Y otro tema es tocar a los sindicatos de Colombia, que se suponen son de ideología de izquierda.

 

Carlos Naranjo

El conflicto armado es un tema conflictivo dentro del PDA, pero está en el ideario de unidad condenar los terrorismos, pero a la vez hablando de la solución negociada al conflicto y una democracia a profundidad.

 

Con los sindicatos, por ejemplo, se tiene relación. Una de las centrales, la CGT, que por cierto está afiliada al Polo pasando por el derecho de los miembros de sindicatos que son liberales, conservadores, abstencionistas e independientes. En la CUT, desde antes del nacimiento del PDI y AD varias de las fuerzas llegaron a sus instancias de dirección; ahora su Comité Ejecutivo, de 21 miembros 17 son del Polo, aunque 9 son del sector de izquierda y otros 8 están a la derecha y en alianza con los otros cuatro. Pero esa minoría ha impulsado el NO TLC y las marchas en los primeros de mayo y paros. Y ha arrastrado las posiciones de los demás miembros Debemos tener paciencia y seguir luchando

 

Héctor-León Moncayo

En conclusión, al parecer se discutió sobre la naturaleza del Congreso y marginalmente sobre los otros tres temas. Del papel que tenga el Congreso en materia de decisiones hay discusión: para algunos, un evento para ratificar los acuerdos que hay y para otros una proyección política hacia afuera. Unos dirán que da sólo para lo primero y otros dirán que da para más.

Salga lo que salga,  allí debe acordarse la forma de avanzar; de allí mismo, del Congreso, aunque se vuelva de trámite, debe salir la continuidad. Me preocupa es que se vaya a elecciones regionales sin necesidad de acordar otras cosas importantes.

 

El análisis de lo que significa el PDA. Se pueden dar dos posibles interpretaciones: es el proceso de unidad de la izquierda, ambicionado durante todo el siglo XX, lo cual tiene un efecto positivo sobre la gente. Es un fenómeno político en el país que va más allá de las organizaciones políticas, que abarca a la gente que ve al PDA como un hecho político. De allí se deduce lo que debe hacer este Congreso. Debe satisfacer las necesidades de las organizaciones internas pero debe cumplir también las expectativas de la gente de afuera. Muy importante la unidad, pero eso también se puede romper; la garantía de que eso no ocurra está en su presencia nacional, en la  capacidad de prologar ese hecho político, porque eso garantizaría el mantenimiento de diversas fuerzas en el Polo. Pero ¿Cuál es la agenda concreta de esos tres días?

 

Jaime Arévalo

La agenda sí está, pero el orden del día no se ha organizado. Hay 10 temas que son muchos para discutir. Ese Congreso debe ser decisorio ¿cuál es el ejercicio de oposición, su plan de acción y su estructura? No nos podemos quedar con unos mínimos y avanzar a partir de allí.

 

Luis Sandoval

El fenómeno del Polo es mucho más que la unidad de izquierda. El programa es fundamental, un espacio donde todos podamos compartir. Nosotros tenemos que ser amplios, pero tener un programa de transformación democrático con hegemonía incluyente, de lo que se trata es de tener un programa de unidad y afirmarlo.

 

Hay una frase que me llamó la atención. Reconceptualizar la democracia, vivir la democracia, hacer política que se asuma en un conflicto armado interno, buscando la salida política al conflicto como un punto de encuentro. Hace falta que el Polo dé la palabra a la gente, no hay que tenerle miedo a eso. Asumir las distintas dimensiones de lo político y no caer en el engolosinamiento electoral. La pluralidad tiene que ser amplia y no reducida. Cómo se ha ido conformando este proceso de unidad y que no es solo de izquierda. Un Polo más allá de la izquierda. ¿Cuál es el proyecto de la izquierda y los sectores democráticos unidos? Yo conozco gente que se quiere ir de las toldas liberales y vivir un proceso de radicalización

 

Carlos Naranjo

El problema de la unidad y la amplitud no es sólo de las fuerzas de izquierda. Estamos acostumbrados a luchar en minoría. Podemos responder por nosotros. Los otros… eso no depende de uno; para que haya organización se necesita la voluntad de muchos. Defendemos que el ideario es un instrumento de unidad no solo para las organizaciones dentro del Polo sino para muchas personas fuera de él. Tenemos que luchar por unificar lo que más podamos unificar pero para buscar los cambios para transformar la realidad. Porque unir y unir sin cambios eso no tiene sentido. Pero la unidad no siempre depende de uno.

 

Héctor-León Moncayo

A mí me quedan algunas inquietudes. El tema de la identidad, por ejemplo. Porque se puede definir el pluralismo y la diversidad, pero tiene que acotarse, ponerle límites. Si no, cómo puede proyectarse una imagen diferenciada, distinta, para la gente. Muchos liberales le darían una imagen confusa al Polo. Recordemos que la racionalidad en la política no es suficiente, no basta el programa; no, hay ese elemento simbólico afectivo que es el que se proyecta a la gente. La definición de izquierda y derecha no resuelve el problema. Nuestro pueblo no cree en la política. En ese sentido, el problema de la ética es fundamental: ¿Vamos a aceptar a cualquiera, del lado que venga? No es solamente cuestión de ideas sino de las prácticas.

 

En cuanto a los gobiernos locales y regionales debemos definir colectivamente para qué sirven. ¿Cuáles son los límites? En el hoy, concretamente,  cómo se expresa nuestro ideario. O es tan general que permite fácilmente que todos estemos de acuerdo.

 

Luis Sandoval

Moncayo, el ideario del Polo recoge muy bien la plataforma política con una buena orientación política, lo que hace falta es un programa de gobierno que sirva de referente en las aspiraciones de ser gobierno. Es ahí donde juega el pensamiento y las ideas en el escenario político.

Visto 1361 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.