Viernes, 28 Mayo 2010 14:53

Intifada

Escrito por Diego Sánchez Gonzalez
Valora este artículo
(0 votos)
“Un día cualquiera en los tempranos años 90 (1990 ó 1991, tal vez) fundamos Insumisión, una banda de punk. Veníamos del metal pero nos cansamos de estar traduciendo letras que nada nos decían. Entonces pillamos el rock españolete: Skorbuto, La Polla, Fermín Muguruza, Kortatu, Boikot, etcétera. Y desertamos del metal en inglés por el punk en español, que nos parlaba de cosas que vivíamos en el azare del barrio”. Así fue como estos chicos listos se enamoraron del punk ibérico que le cantaba a la revolución socialista y marcharon hacia ese sonido insurrecto, sublime y cautivador.
El Nuevo Chile fue uno de esos barrios que la gente conquistó en los turbulentos años 70. Las primeras familias se instalaron en febrero de 1971, y en la medida en que llegaban más familias, la policía los detenía y los llevaba a la Escuela General Santander. La solidaridad de los trabajadores organizados en la Central Sindical de Trabajadores de Colombia (CSTC) y la central Provivienda permite la libertad de los detenidos. Nuevas riadas de desposeídos llegan al sector, que para 1974 albergaba 544 familias. Los fundadores lo bautizaron Nuevo Chile en homenaje al gobierno popular de Salvador Allende.

“El barrio, el Chile, era como un pueblito. Todos nos conocíamos y nos ayudábamos mutuamente. Pero también crecía un movimiento cultural de teatro, música, cine-clubes y literatura, con otros barrios que eran nuestros hermanos, como el Policarpa, el Julio Rincón, el Pablo Neruda, el Salvador Allende, Ciudad Latina, María Cano, El Progreso, Quindío, Las Lomas y otros. Eso que los jóvenes llamábamos Ciudad Lenin. Insumisión nos duró hasta 2001, cuando nos dividimos en dos combos: Zona de Distensión e Intifada. Zona se parqueó en el punk y en el barrio, en el Chile, donde había nacido la banda, y nosotros, Intifada, que nos abrimos a buscar otros tonos y otros cielos”.

El término Intifada viene de la raíz árabe n-f-d, que significa “sacudimiento”. La intifada pone a los jóvenes palestinos en la vanguardia de la rebelión contra la opresión y la humillación de los israelíes. Armados de piedras, resisten la invasión. La primera Intifada va de 1987 a 1993, y la segunda de 2000 a 2001.

“Tomamos como nombre y ejemplo la Intifada en homenaje a la lucha del pueblo palestino. La temática de Intifada es netamente política, antiimperialista, y mediante la música construir resistencias frente al capitalismo. Participamos activamente en manifestaciones, conciertos, encuentros barriales, y en general en todo lugar donde se levante un puño, se grite una consigna y se agite una bandera exigiendo vivienda, alimentación, salud, trabajo, tierra, educación, respeto, información, libertad, independencia, justicia, igualdad y paz”.

La música de Intifada es una fusión de punk-hardcore, género que batió sus alas por vez primera a principios de los años 80, con bandas musicales europeas (principalmente escandinavas). Una mezcla fascinante y áspera que amalgama sueños, causa política, sensibilidad artística y barriada popular. En 2005 editan “Toma la piedra y enfrenta”, con 14 canciones, y ya tienen listos 15 temas para un nuevo compilado que se titula “El pueblo está verraco”. Han volteado de toque en toque por Medellín, Pereira, Ibagué, Manizales, Cali, Rionegro, La Ceja, Caracas, donde participaron del Festival de la Juventud 2005 y el Foro Social Mundial 2006, la Media Torta, la Nacho, la Distri, sindicatos, carnavales y festivales de barrio.

¿Algo más, parceros?
“¡Claro, hay que decir que luchamos por  una Latinoamérica libre, soberana y socialista!”.
Visto 4141 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.