Domingo, 28 Noviembre 2010 18:04

Búsquedas a contracorriente. Por una educación liberadora

Escrito por Coordinación del programa para la mejora de la calidad de la educación, Fe y Alegría
Valora este artículo
(0 votos)
Bogotá será escenario en 2011 de un certamen que aglutinará a lo mejor de los pensadores del quehacer educativo. La línea trazada apunta a derribar mitos y formas esteorotipadas y estereotipantes que contribuyen a frenar el sentido crítico del educando. Se buscará allí derrotar las propuestas de memorización y el sentido ‘empresarial’ que se le está dando a la educación como institución.

“Si bien hemos dado un gran paso en cobertura educativa, nos concentraremos ahora en la calidad y haremos de esto un propósito nacional”1; “Un sistema educativo no es de calidad si no nos transmite conocimiento socialmente válido”2; “Para universalizar la educación no sólo es necesario que haya más niños y niñas en las escuelas. Es necesario también que las escuelas sean cada vez mejores para todos, disminuyendo la brecha que separa a los que acceden a una educación de calidad y a los que tienen como única oportunidad una escolaridad sin recursos, pobre y, muchas veces, abandonada a su suerte”3.

Distintos escenarios, distintos personajes y al parecer una misma consigna: hoy por hoy, la calidad es, si no el más importante, sí un elemento central de la educación. Sin embargo, es necesario dar un paso al costado de este aparente consenso para mirar con detenimiento y un poco más de cuidado las distintas perspectivas que abordan y trabajan sobre este tema, ya que éstas ofrecen rutas diversas para aproximarse a la calidad y sus propuestas tienen un profundo impacto en la forma como se conciben los centros educativos, los estudiantes y, evidentemente, la educación en sí.

Por lo anterior, el debate dista de estar saldado. El primer paso es reconocer que ninguna de las distintas miradas a la calidad se puede considerar “neutral”. La imposición técnica de parámetros, medidas y recetas preconcebidas no debe ser vista como un devenir inevitable; por el contrario, debe ser entendida como parte y reflejo de una forma particular de concebir el orden social. En la actualidad, estos tecnicismos que imperan en las perspectivas dominantes vienen tomados del hegemónico pensamiento neoliberal, que impone su lógica en las distintas áreas de la sociedad, desplazando y relegando otras visiones, otras aproximaciones y otras realidades. Formas unidimensionales de racionalidad, imperativos sistémicos impersonales y lógicas de pensamiento lineales pueden y deben ser abordadas, discutidas, dialogadas y deconstruidas: la relación entre educación y calidad es un asunto para ser abordado en forma abierta a la sociedad, con participación de distintos actores, teniendo como base una confrontación que es a todas luces política.

Por ello, sin negar que los resultados, la gestión y la eficiencia son partes constitutivas de la calidad de la educación, es necesario desarrollar y trabajar una mirada alternativa que se construya a partir de las necesidades y los objetivos que les son propios a la pedagogía, a la realidad de los centros educativos, a las comunidades, a los docentes y además a los estudiantes. De la mano con lo anterior, es inevitable plantear que los imperativos de la justicia educativa deben ser incorporados a estos planteamientos para que los discursos se transformen también en realidades.
La indiferencia frente al tema o una posición acrítica al tema de la calidad pueden arrastrarnos a una realidad en la que se termine por consolidar un proyecto de escuela que tiene como última consecuencia la reducción de la misma a una empresa, a una situación en la que prolifere la competencia –en desmedro del trabajo en equipo, la solidaridad y la reciprocidad– a partir de una imagen parcializada del individuo egoísta, tanto en los centros educativos, donde los estudiantes son formados a veces de modo exclusivo para resolver evaluaciones, como entre los centros mismos cuando buscan escalar posiciones de rankings descontextualizados y parciales.

Es por esto que la calidad necesita ser igualmente abordada por una perspectiva endógena, por una mirada pedagógica que se vincule con los propósitos y la función social de la educación: la formación de sujetos críticos y empoderados que contribuyan a la promoción social, la transformación de realidades y la emancipación. En este contexto, las palabras de Paulo Freire mantienen hoy toda su vigencia: “Se pretende convertir la escuela en una empresa que tiene como objeto final el rendimiento. Esto se convierte en una trampa mortal para los desheredados de la tierra”. Es frente a esta pretensión como debemos tejer otros sueños y transformarlos en realidades.

Fe y Alegría busca dar comienzo, con estos artículos, a un debate público y abierto sobre la calidad de la educación. En el Congreso Internacional: Una Mirada a la Calidad desde la Perspectiva de la Pedagogía, que se realizará en la ciudad de Bogotá durante los días 9, 10 y 11 de febrero de 2011, se profundizará problemática y se debatirán otras miradas. Para mayor información e inscripciones, ingresar a: http://calidadfeyalegria.blogspot.com o escribir a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Por, Coordinación del programa para la mejora de la calidad de la educación, Fe y Alegría

1    Palabras del presidente Juan Manuel Santos durante la entrega del Premio Compartir al Maestro 2010. http://www.radiosantafe.com/2010/10/21/educacion-sera-proposito-nacional-segun-presidente-santos/.
2    Aguerrondo, Inés. La calidad de la educación: ejes para su definición y evaluación, en: Revista La Educación, Número 16, Buenos Aires, 1993.
3    Gentili, Pablo. “Las deudas educativas del Bicentenario” en Cuadernos del Pensamiento Crítico Latinoamericano, publicado en Le Monde Diplomatique, edición Colombia, octubre de 2010, p. 19.

Visto 6158 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.