Miércoles, 20 Abril 2011 19:17

Comisionistas de bolsa, la Administración de ETB y los monopolios afilan sus garras. La joya de la ciudad, en peligro por expropiación

Escrito por Rodrigo Acosta
Valora este artículo
(0 votos)
Por la supuesta imposibilidad de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá para mantener y generar valor a mediano y largo plazo en unas telecomunicaciones que cambian, por el aumento de costos operacionales y la baja economía de escala, el Alcalde Mayor, Samuel Moreno, anunció el 22 de marzo que la ETB pudiera ser privatizada y que enajenará la participación accionaria de Bogotá en la empresa. Hoy, mueve “a la baja” el 11 por ciento de las acciones en la Bolsa, a conveniencia de los especuladores y los potenciales compradores. No hay una administración que garantice las alianzas estratégicas y la consolidación del patrimonio público.

La ETB es la gallinita de los huevos de oro de la ciudad, la joya de la corona, a la cual el capital transnacional quiere acceder. Para tal propósito, unos pocos asumen que se debe causar todo el pánico económico necesario y propagar una mala imagen que cree condiciones de constreñimiento ideológico contra el Concejo de Bogotá y la población misma.

El Alcalde Mayor manifiesta que le dará cumplimiento a la Ley 226 de 1995 bajo regulación de la Superfinanciera y la necesaria protección a los empleados, pensionados y accionistas minoritarios. También, que garantizará un mercadeo que permita la maximización de los recursos para el Distrito, los cuales podrán ser invertidos en proyectos de alto contenido de rentabilidad social o económica, y, en tal sentido, anuncia que presentará un proyecto de Acuerdo al Concejo de Bogotá. Así replican sin cesar los medios áulicos del poder y el pensamiento único, y su propósito privatizador, sin doblegar en la gente una clara resistencia y su sentido común. Varios elementos de importancia ayudan a conocer la verdad:

Uno primero: Si la ETB se vendiera hoy del modo que pretenden los comisionistas de bolsa, la Administración y los monopolios, el interés y la propiedad de los bogotanos no recibiría más de $1,9 billones de pesos por las 3.138.543.711 acciones de propiedad pública que no cotizan en bolsa. La razón: en forma ilegal, la valoración que dan a la Empresa es el precio especulativo basado sólo en el 11 por ciento de acciones que juega en la bolsa de valore, porción que corresponde a las acciones privadas cedidas por Peñalosa en 1998 y Mockus en 2003, y la capitalización de dividendos a favor de los privados por Lucho Garzón en los años siguientes.

Hoy, las acciones, presas de manipulación bursátil, tienen el menor valor –$616 pesos (a abril 11/2011)– por una intencionada especulación. Es un precio que ‘extrañamente’ se mueve “a la baja”. El valor no está ni cerca del valor del activo –más de $4,8 billones–, y tampoco al valor patrimonial de $2,5 billones, ni del valor medido por el flujo de caja a una tasa y en período razonables… Esto si se mirara a la ETB con la simpleza de la venta de una empresa cualquiera, sin ver sus extraordinarias utilidades, el factor social y de seguridad y soberanía que representa el 86,7 por ciento de las acciones públicas en manos de Bogotá.

En segundo término: Varias falacias saldrán a flote con un debate que tenga la participación de la ciudadanía, y que concientice y produzca las acciones de movilización social y política correspondientes:

1. La inconveniencia de vender la empresa ETB es el activo rentable más importante para la capital. Desde 1998, cuando Peñalosa promovió su venta por sólo $1.420 millones de dólares por valoración de la Dresdner Kleinwort Benson –por Acuerdo 07 de julio de 1998 que aprobó el Concejo–, ha producido $2,5 billones de pesos 12 años después, cifra mayor que la que se pretendía recibir.

2. ETB es una empresa rentable. Los ingresos operacionales en 2010 fueron de 1,47 billones más que los recibidos en 2009, cuando los ingresos por datos e internet alcanzaron $500 mil millones, o sea, el 34 por ciento del total en 2010, frente a un 31 por ciento en 2009. La utilidad operacional con $748,6 mil millones también fue superior en $32 mil millones al logro en 2009, y un indicador de productividad EBITDA del 51 por ciento frente a 49,8 por ciento de 2009, el mayor de empresa alguna de Colombia en el ramo de las telecomunicaciones. Asimismo, la ETB es una empresa con importantes inversiones que llegan al 30 por ciento, y refleja también un alto indicador capex1. Además, el capital de trabajo a diciembre 2010 fue de $716 mil millones, superior a $578 mil millones en 2009.

3. ETB y sus utilidades. Si bien con menor valor, mientras en 2009 tuvo utilidades de 201 mil millones, en 2010 fueron $121 mil, porque en el año antes contabiliza la reversión de las reservas de los procesos jurídicos ganados en el laudo a Telefónica Móvil por $242 mil millones. Pero también es preciso indicar que en 2010 i) no se computaron cerca de $51 mil millones de pesos que debe girar el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones por el retraso en reconocer los subsidios por efecto de la Ley 1341 de 2009 (Ley de TICs) y ii) la administración de ETB gastó más de $113 mil millones en un oneroso plan de retiro voluntario que supone el despido indirecto y masivo de 613 trabajadores, y el beneficio extraordinario a 162 funcionarios integralizados que motiva una investigación fiscal de la Contraloría de Bogotá.

4. ETB y su tecnología. Dispone de una moderna plataforma tecnológica o red de acceso corporativa para la prestación de servicios a grandes clientes, red multiservicios que migra a red de nueva generación NGN, que permite la convergencia de todos los servicios de telecomunicaciones.

5. La ETB posee y ofrece:
  • Factor de movilidad al tener un 25 por ciento de propiedad de Tigo Empresa de movilidad por PCS que en su primer año, 2010, dio una utilidad cercana a $10 mil millones.
  • Bajo el modelo de OMV (operador móvil virtual), sus servicios de internet móvil utilizando la red de Tigo.
  • Potencialidad de conectividad internacional y a la red global, gracias a los enlaces de cable submarino convenidos con: a) Cable CFX-1, de Cable Florida Express; de la compañía Columbus Networks; Cartagena y Boca Ratón, al sur de Florida; b). Cable Arcos: New World Network; c.) Maya1: Tolú; d). Panamericano: Pelú-Puerto Colombia Atlántico; e). Soporte con Global Cantv.
  •  
6. La ETB y el costo laboral. El cálculo actuarial de pensiones de ETB y Seguro Social, al 31 de diciembre de 2010, ascendió a $1.356 millones, monto con provisión contable del 84,53 por ciento. El fondeo del pasivo pensional asciende a $984 millones, equivalentes al 72,55 por ciento, que generaron rendimientos por $115 mil millones en 2009 y $62 mil millones en 2010. Dicho de otro modo, ETB tiene saneada la situación laboral.

7. La ETB disminuyó su pasivo en $74.279 por la cancelación de dividendos al Distrito. El endeudamiento pasó de 47,93 por ciento a 46,10 entre 2009 y 2010. Además, la deuda externa total significa sólo un 3 por ciento sobre el total de pasivos.

8. La ETB y la deuda. Las empresas calificadoras de riesgo le dan AAA a la capacidad de pago de deuda corporativa, pues la deuda externa sólo llega al 3 por ciento de los pasivos.
9. La ETB y el portafolio de servicios. La empresa está habilitada para prestar todos los servicios de telecomunicaciones: servicios móviles, contenidos, televisión por IP, aplicativos especiales (teletrabajo, telesalud, conferencia), TV streaming, comercialización de productos electrónicos… todo, producto de la eliminación de los privilegios que tenían las firmas celulares por la entrada en vigencia de la Ley 1341 de 2009 de TICs (Tecnologías de la Información y las Comunicaciones).

Vistos estos hechos, es obvia la falta de una administración comprometida que garantice las alianzas estratégicas y la consolidación del patrimonio público. Desde 1998, los esfuerzos se dedican a medidas para vender acciones, buscar socios estratégicos transnacionales o enajenar. Los gobiernos locales, en consonancia con el gobierno nacional, han dispuesto de expertos en comercializar y no de ciudadanos para administrar y dirigir. Veamos una relación de errores:

a. Vendieron en 2002 a precio de huevo la participación de ETB en Comcel: en sólo US$52 millones de dólares, valor ínfimo cuando al comienzo, en 1994, representó el 33 por ciento de Comcel con una inversión de $220 millones de dólares.
b. Vendieron, junto a las Empresas Municipales de Medellín (EPM), el 50 por ciento de TIGO a Millicon.

c. Les falta ganas de ingresar en la prestación del servicio de televisión. Se opusieron a la compra de una de las cableras antes de la llegada del monopolio de Telmex. Sólo ahora recuerdan de nuevo iniciar el programa estratégico de TV. Recordemos que en los últimos años se dedicaron importantes esfuerzos técnicos y económicos en el proyecto de IPTV (televisión por internet), que desmanteló el área de investigación y desarrollo. Los expertos se acogieron al Plan de Retiro, y apenas hoy la administración propone examinar la integración de la TV al Plan Estratégico de ETB, cuando estaba anunciado que iniciaría operaciones IPTV a junio de 2007. Esto, mientras los demás operadores continúan con su oferta plus que incluye TV.

d. En 1998 compraron la licencia de larga distancia por US$150 millones de dólares, cuando ya sabían de la cobertura nacional que tendría el servicio celular y el inicio de la voz por IP.

e. Durante 2009 y 2010, la administración de la ETB gastó $2.484 millones en la consultoría que entregó a Santander Investment y fracasó en su propuesta de vincular un socio estratégico. ¿Y de la platica, qué? Esperemos los resultados de la investigación fiscal de la Contraloría.

f. La administración de la ETB olvidó ingresar a la puja para el otorgamiento de la licencia de LTE, o sea, de las frecuencias de cuarta generación para la prestación del servicio de movilidad (servicio completo de voz, datos, video de alta velocidad) y que finalmente fue asignado a EPM-UNE (quienes desde septiembre de 2010 vienen implementando esa tecnología), empresa que espera cubrir dos millones de usuarios en 18 meses, empezando en las ciudades de más de 500 mil habitantes, partiendo de los seis millones de usuarios de los servicios de Tigo.

g. La administración de ETB no empieza las acciones jurídicas por la pérdida del equilibrio económico que llevó a la devolución de las frecuencias 3.5 Mhz ante el fracaso del proyecto Wimax, licencia que recibió la ETB como compensación por la terminación anticipada de la exclusividad de larga distancia que ofrecían ETB, Telecom y Orbitel.

h. Tardíamente, la ETB salió a ofrecer el servicio de banda ancha inalámbrica, con soporte en la plataforma de TIGO (de la cual es propietaria del 24,9 por ciento), y en octubre de 2010 sólo había instalado 10 mil unidades, mientras EPM-UNE, usando la misma plataforma, salió con anticipación y colocó más de 120 mil unidades a octubre de 2009. Mientras tanto, la administración de la ETB estuvo ocupada en sus intentos de buscar un socio estratégico y atendiendo el supuesto escándalo de la caída de acciones.

i. La administración de la ETB impulsó y ejecutó un Plan de Retiro Voluntario que costó más de $113 mil millones para despedir 767 trabajadores.

j. No hay proyectos de cofinanciación con el Fondo de las Comunicaciones, a menos que aproveche los recursos dispuestos y originados por la Ley de TICs.
k. La administración no informa ni contabiliza la recuperación de subsidios que, en su diferencia frente a las contribuciones, pesaban negativamente contra las empresas prestatarias de los servicios de telefonía pública básica, conmutada por el desbalance que produjo la Ley 812 de 2003. Esa suma se debió comenzar a pagar en 2009 y en los dos años siguientes. En el debate de la Ley 1341 de 2009 se conocieron la cifras de al menos $50 mil millones a favor de ETB. Pero, además, la empresa debe informar si hay demanda por el desequilibrio causado desde la Ley 142 de 1994 hasta la Ley 812 de 2003.

l. La Administración aplica sistemáticamente la tercerización, que resulta en sobrecostos y nómina paralela, disminuye las potencialidades presentes en la prestación y operación de servicios en gestión directa. Usan a Colvatel para subcontratar trabajadores, violando el trabajo digno y la Convención Colectiva de Trabajo, con graves ineficiencias en los procesos de instalaciones y reparaciones de línea básica y banda ancha.

En la ETB urgen, hacen falta correctivos

La ETB debe ser saneada y liberada pero no enajenada: “Nunca es el momento de vender un activo rentable”. La administración de Bogotá, el Concejo, las fuerzas vivas y la comunidad en general pudieran explorar, como alternativas de avance para el crecimiento acelerado de ETB:
  1. La unidad de la gestión y propiedad pública nacional. Con EPM-UNE y Emcali, la primera como empresa industrial y comercial del Estado y la segunda en forma posterior a la devolución que, sin condiciones, debe hacer el gobierno nacional –que mantiene una lesiva posesión administrativa que va por los 11 años. Así, se pudiera obtener una potencialidad cercana a cuatro millones de usuarios conectados, la cobertura de las ciudades más productivas y de mayor densidad poblacional, y la integración de las empresas estatales que disponen de la más avanzada tecnología. Así, es posible aprovechar el uso del título habilitante que permite prestar todos los servicios de telecomunicaciones.
  2. El desarrollo de alianzas estratégicas comerciales. Con empresas caracterizadas por su estrategia de complementación tecnológica y no de absorción o fusión, y estudiar la posibilidad de adelantar los convenios de desarrollo e innovación con firmas proveedoras de avanzada tecnología, con base en convenios suscritos por China y Colombia.
  3. La recompra por la ETB del 11,6 por ciento de las acciones en manos de accionistas privados y a precios actuales de mercado. En esta forma, nadie puede escabullir la verdadera o mayor valoración y la eliminación de los riesgos especulativos (lo hace Rubiales, firma del sector petróleos).
  4. La revocatoria cuanto antes de la lesiva “Declaración del Socio Mayoritario” de 2003, suscrita por el ex alcalde Antanas Mockus, que otorgó poderes excesivos a los socios minoritarios, lo cual pesa sobre la eficacia y la visión estratégica de la ETB, y así recuperar la autonomía administrativa, y su control operativo, financiero y comercial.
  5. La modificación del Plan Maestro de Telecomunicaciones, instrumento que desarrolla el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), a fin de que, en igualdad de condiciones, las demás empresas operadoras respondan por las obligaciones sociales, y en forma equitativa se pague por el uso del suelo, el espacio y la infraestructura de la ciudad.
  6. El cumplimiento de la Convención Colectiva. Sus Actas de Acuerdo de 2002, 2004 y 2006, en especial en lo relacionado con la puesta de la “Carrera de Redes y Telecomunicaciones”, que permita una asimilación acelerada de conocimiento, innovación, investigación tecnológica y promoción justa de los trabajadores.
  7. El aprovechamiento de las posibilidades de la Ley de TICs, que eliminó las asimetrías regulatorias a favor del celular. Antes, la ETB no tenía autorización para prestar servicios móviles; hoy puede hacerlo. Antes no podía ofrecer contenidos pero hoy sí, ni podía prestar TV y ahora sí, por IP, y pujar por una de las licencias de cablemodem. Antes no podía comercializar productos electrónicos y hoy sí. La ETB tiene posibilidades de prestar todos los servicios convergentes, gracias a su densa red instalada y asimismo a la plataforma que posibilita entregarles a los usuarios la mayor velocidad de banda ancha.

Al disponer de una avanzada tecnología, la empresa puede incursionar hoy en la prestación de la totalidad de los servicios de telecomunicaciones. La ETB dispone de una capacidad financiera para allegar recursos vía deuda, en condiciones adecuadas, gracias a la baja internacional de las tasas y también a créditos de largo plazo con proveedores.

Las organizaciones sociales sin distingo alguno, en una confluencia de propósitos deberán detener los intentos de privatización con el actual y el nuevo gobierno, sea el que se sea. Aquí se impone la educación, la movilización y la renovación en la dirección de las organizaciones sociales y políticas, con privilegio del interés común, por encima de los burocratismos y los intereses particulares… Es la hora de la unidad y de la movilización.

*    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. www.rodrigoacosta.com.
1    Indicador de inversión sobre activos.
Visto 6821 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.