Jueves, 19 Mayo 2011 17:33

O.P.J Sound Sistem

Escrito por Diego Sánchez González
Valora este artículo
(0 votos)
El rap, ese sonido heredado de los magistrales trompetistas del Mississippi y de los tambores de los guerreros zulúes de Sudáfrica. Y de los pianistas de Alabama que tocan como ángeles, y de los frenéticos DJ del Sound Sistem de Jamaica, y de todos y todos los sonidos que han creado nuestros hermanos desde el Congo hasta La Habana. El rap, esa música hecha de todas las músicas terrestres, esa melodía de negros y de moros, de emigrantes y emigrados, de pobres y de parias. Un día llegó hasta el Juan Amarillo en Suba, se le trepó en la torre a los pelados, y se quedó con ellos a parchar en las aceras.



OPJ Sound Sistem:
“Era el año 2000. Por aquel entonces la movida del rap estaba en auge en Bogotá, así que nos reuníamos en las esquinas a cantar y hacer música, pero la tomba invariablemente nos levantaba. En una de esas no llevaron hasta la UPJ* y allí, en medio de los detenidos, creamos el grupo. Orando Por Justicia, OPJ Sound Sistem. Y, pues, nada. La música es nuestra herramienta para mover los temas sociales, políticos y ecológicos. Hablamos, y hablamos duro de la realidad en la calle, en este sistema y en este país”.

OPJ Sound Sistem es una isla de originalidad en medio de un montón de grupos que repiten una y otra vez lo que les oyen a las estrellas extranjeras. El colectivo ha desarrollado un sonido denso de líricas explosivas con numerosas referencias a la cultura popular, el folclor, la estigmatización de los jóvenes y toda la problemática social. Esto permitió que en muy corto tiempo los invitaran a participar en festivales como Rock al Lago, el Festival de Verano, el Festival de Bandas en Terraza Bar, Mamá Afrika Bar, Roots Bar, Nataraja Reggae Bar, Suba al Ruedo, Hip Hop Ritmicalia y otros eventos que le dan tarima a la movida zurda bogotana. OPJ Sound Sistem ha rodado también por Medellín, Barranquilla, Manizales, La Calera, Boyacá, Magdalena Medio y Santander.

OPJ Sound Sistem: “El grupo lo Integramos: Lázaro Mc y Jacob Dmc, vocalistas, Steve-Kaan en los samples y Camdre Vj en los efectos visuales. Debido al medio donde vivíamos, no se podía acceder a un instrumento musical por la limitación económica, y fue entonces cuando nos llegó el rap, nos gusto y esa fue la oportunidad de empezar a decir lo que queríamos. En este país pasa de todo y nada trasciende; es como si nada fuera importante. No podemos dejar que la gente olvide, que la gente pierda su memoria, nuestra memoria. Así que tenemos canciones donde reconocemos al joven que es objetor de conciencia al servicio militar obligatorio, temas que aluden a la lucha de los indígenas por recuperar su territorio, territorio que hoy se encuentra en manos de grandes terratenientes y multinacionales. Hablamos de los megaproyectos que afectan a los más pobres, y así somos la voz de muchos que no se pueden expresar. Y, nada, nos parece que el rap es tan válido como cualquier otra música, es lo que usamos para expresar lo que sentíamos”.

desde abajo: ¿Pero su propuesta no se reduce al rap? He escuchado otros sonidos en su propuesta.
OPJ Sound Sistem: “La idea no es ser radical en un solo género. No se trata de eso, no hay que desconocer los otros géneros. Siempre nos gustaron los sonidos urbanos y a partir de esto empezamos a camellar con todo lo que es el Hip Hop, Reggae, Drum and Bass, Jungle y Dance Hall. En ese sentido tenemos colaboraciones con bandas como los GanYariquíes, con el Sistema Sonoro Skartel, con el Furibundo, con Desarme. Hacemos música que enriquece a otras propuestas. A la vez, nos gusta que lleguen otros sonidos a nuestro proyecto. El sistema en que vivimos lo que busca es tratar de clasificarnos dentro de un grupo determinado, dividirnos, hacer que los jóvenes peleemos entre nosotros por güevonadas. Nos interesa hacer música con metaleros, hardcores, punkeros, que todos nos unamos dentro de un mismo mensaje y un mismos proyecto de vida. Somos un ejemplo de tolerancia, de encuentro de diversos; unimos nuestra música con otros géneros, hacemos música heterogénea porque todos estamos afectados por el mismo sistema de una u otra forma”.

Recientemente lanzaron su primer sencillo, Balas de conciencia, un disco cuidado, bien producido, de sonido limpio, sin grandes estridencias ni trucos estilísticos. Letras sociales con melodías agradables que bañan al público que se zambulle una y otra vez en estos ritmos. En este trabajo, OPJ se muestra en todas sus posibilidades y logra un tono que convence.

desde abajo: Aparte de la música, vi que incorporaron imágenes en sus presentaciones en tarima.
OPJ Sound Sistem: “Lo visual es el resultado de una búsqueda expresiva, el sonido es contundente, pero la idea de que una imagen es mejor que mil palabras nos llevó a pensar en incorporar imágenes en nuestras presentaciones. La propuesta visual es muy parecida al trabajo de otros colectivos como Skartel o Desarme, así que estamos expresando por medio de imágenes lo que dicen las canciones. No es lo mismo hablar de desplazados o de la violencia del Estado colombiano contra los indígenas, que mostrarlo, ya que la imagen, la parte visual le da un carácter más fuerte al discurso”.

desde abajo: ¿Además de la música, de qué otra manera realizan una labor política y social?
OPJ Sound Sistem: “Formamos parte de varios colectivos como Rebel-arte, Bio-arte, también camellamos con la Fundación Medios Libres Tejiendo Saberes y con El Eje. Nos movemos haciendo procesos educativos con las comunidades, hemos colaborado con la Asociación Campesina del Valle del Rio Cimitarra, con Sintrateléfonos, con organizaciones de jóvenes, con Vivoarte; hemos hecho música en Riosucio (Caldas), con el Resguardo indígena de San Lorenzo. En Barranquilla hemos trabajado con una emisora popular que se llama Bella Vista Estéreo. También tenemos una escuelita donde dictamos talleres de Break Dance, Hip Hop, Grafiti, Mc y DJ. En el barrio Villas del Rincón en Suba, la escuela se fundó en conjunto con el colectivo Demente Urbana. Antes de crear la escuela, habíamos adelantado un proceso de formación de líderes ambientales y llegaron pelados de varios barrios y les despertamos un sentido de pertenencia al humedal y a nuestra Madre Tierra. Después de realizar un curso con los chicos del humedal, decidimos que nosotros mismos íbamos a gestionar la escuela sin depender de nadie, y la gente del barrio nos ha apoyado. OPJ es un proyecto musical, visual y social. OPJ nació así, se construyó así, y se quedó así, uniendo ideas, integrando pensamientos y haciendo realidad cosas que muchos jóvenes querían”.

*    UPJ. Unidad Permanente de Justicia. Espacio de detención transitoria adonde son llevados los ciudadanos por contravenciones menores a la ley.
Visto 4477 vecesModificado por última vez en Sábado, 21 Mayo 2011 10:44
Más en esta categoría:« El HAARP mediático

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.