Lunes, 20 Junio 2011 20:00

Fenosa. Los grandes dividendos políticos y económicos que trampean

Escrito por Ómar Mendivil
Valora este artículo
(0 votos)

Sin perder el hilo de la edición anterior, la transnacional Fenosa monta cifras para que de los 610.224 usuarios de barrios subnormales, 438.435 sean de la Región Caribe –71.85 por ciento– según documentos CREG 001 y 003 de 2007 y resoluciones del Minminas que ordenan giros del FOES. La 180659 de abril 29/2011 giró $1.333.622.000 a 22 empresas del país, con $800.419.719.oo a Electrocaribe y $123.061.301.oo a Energía Social de la Costa, las dos Empresas de Gas Natural FENOSA en zonas especiales. Un total de $923.481.020.oo –sin incluir los valores por subsidio FSSRI– mientras que las 20 empresas restantes, en su mayoría públicas, se distribuyen apenas $410.140.980.oo. Aunque dicen, es falsa la “quiebra” de Gas natural FENOSA. Un tejido de respuesta popular y unidad social está pendiente.
 

La trasnacional FENOSA obtiene beneficios tanto por subsidios nacionales como por sacar provecho de las inversiones del gobierno-nación con el programa de normalización eléctrica –PRONE– para normalizar los «barrios subnormales» y de la creación de esquemas diferenciales para la prestación de los servicios públicos domiciliarios, convertidos en política pública por resolución CREG 120 de 2001 –afianzada en el Plan nacional de desarrollo 2002-2006 (ley 812 de 2003); 2006-2010 (ley 1151 de 2007) y 2010-2014– que autoriza a las Empresas del servicio domiciliario de energía en zonas especiales y a la aplicación de los esquemas diferenciales: 1. de medición y facturación comunitaria y 2. de facturación con base en las proyecciones que elaboró el Grupo Fenosa. Como corroboración, solo basta observar que en la distribución de recursos 2007-2009 de este programa, se asignaron más de 41 mil millones de pesos para proyectos de normalización y que de los 53 aprobados 33 fueron para la Región Caribe, solo 20 para el resto del país.


En fin, la transnacional “cooptó al regulador”. Es decir, el gobierno nacional, para posicionarse en el mercado. Sin invertir un peso en construcción de redes, expansión de cobertura, reconocimiento de pérdidas técnicas etc., pero si, apropiándose del patrimonio económico de la nación y de la población usuaria, “burlando la ley sin violarla y violándola sin castigo” como narró alguna vez García Márquez.

Y como si fuera poco “premio”, el Ministerio de Minas y Energía convocó por resolución 180694 del 04 de mayo de 2011 a FENOSA como operadores de la red de distribución, y a presentar planes, programas y/o proyectos de normalización de redes eléctricas con recursos del PRONE, en la región Caribe. Al respecto, FENOSA dice asumir con sus propios recursos los costos que generen la administración de los planes, programas y/o proyectos aprobados y del valor de la interventoría de los contratos en ejecución. Un recurso que les sirve para disminuir sus costos.

A partir del cabildeo que realiza su Grupo de Gestión Empresarial con las más altas esferas del estado ordenamos a continuación otras prácticas cínicas y de usufructo de FENOSA.

Con cinco boquetes millonarios más … y aducen quiebra

  1. La empresa realiza una facturación comunitaria a través del totalizador y también una facturación individual a cada familia que pertenece al mercado. Si el número de familias es de 167.800 a noviembre de 2006, según las cifras del SUI, este número no concuerda con el número de facturas reportadas por la empresa para el año 2006. La CREG solicitó aclaración respecto de este número. FENOSA respondió a través de la comunicación CREG E-2007-0427: “El incremento en la cantidad de facturas del 2006 frente al año 2005 responde a la aplicación de uno de los esquemas de prestación del servicio establecidos en el Decreto 3735 de 2003, cual es el denominado “Periodos Flexibles de Facturación” que «energía social» decidió aplicar en procura de promover una mayor facilidad de pago acorde con la capacidad de los usuarios que habitan los barrios subnormales.
    “Así, desde el mes de agosto de 2005 se inició un esquema de facturación semanal, que reconoce la limitada capacidad de pago y facilita al usuario ajustar sus pagos de acuerdo con su flujo de ingresos, los cuales están sujetos a una alta incertidumbre debido a la informalidad de sus oficios. A la fecha este esquema alcanza a la totalidad de los usuarios de «energía social»”, pero FENOSA no informa que también emitía la factura al suscriptor comunitario y su valor lo seguía desglosando a cada usuario en particular. Con base en este hecho asegura que los usuarios de los «barrios subnormales» mantienen una deuda Impagable por su alto costo con Energisocial, solo en Córdoba, según, ellos la cartera morosa, ascienda a cinco mil millones de pesos, pero que ellos podían dejarla para el pago en 1.300 millones de pesos. ¡Miren qué generosidad! Cómo no, si el giro con los recursos de la nación, les garantiza una excelente tasa de retorno.
  2. Con base en el artículo 116 de la ley 812 de 2003, FENOSA venía favorecida con un aumento en los porcentajes de subsidios del FSSRI, que según dicha norma en ningún caso seria superior al 60 por ciento del costo de prestación del servicio para el estrato 1 y al 50 por ciento para el estrato 2 y que fue ampliada, con el artículo 3º de la ley 1117 de 2006 que mantuvo dichos porcentajes hasta la vigencia de 2010, reglamentaria del Plan nacional de Desarrollo 2006-2010. Otra ventaja normativa que tampoco desaprovechó.
  3. Solo para el año 2004, en que entró a operar la nueva filial ENERGIA SOCIAL DE LA COSTA, el gobierno gira a 21 Empresas del país, para reconocer subsidios por FOES a Diciembre de 2004 $70 mil millones de pesos, de los cuales más de $54 mil millones de pesos se los apropia el Grupo Unión Fenosa, en la Costa Caribe. Más del 60 por ciento de estos recursos le corresponden a la transnacional, sin tener en cuenta los ingresos que le provienen por el pago de subsidios establecidos en la ley 142 de 1994, a través del Fondo de Solidaridad y Redistribución de Ingresos –FSSRI– como muestra el cuadro 1.
  4. Para el año 2005 y 2006, cuando según Energía Social el número de usuarios fue consolidado y Electricaribe y Electrocosta le habían cedido el mercado de los «barrios subnormales» para la exclusiva prestación del servicio, los ingresos de esta Empresa provenientes del FOES promediaban entre el 18 por ciento y 20 por ciento, sin incluir diciembre de 2006. Y, cuando los ingresos provenientes del Fondo de solidaridad y redistribución de ingresos (FSSRI) eran de un promedio de 51 por ciento, mas los ingresos de las facturas puestas al cobro de los usuarios era del 18 por ciento, logró ingresar a sus arcas del total de la energía facturada, el 87 por ciento aproximado del valor total facturado.
  5. Solo en estos dos años recibió $ 98.757.461.566 con la garantía por parte del Estado de un 70 por ciento de estos ingresos. Veamos el cuadro 2.
  6. Procesan más facturas de las reales. En un análisis exhaustivo de los logros del Grupo Unión Fenosa –hoy, Gas Natural Fenosa–, gracias a las estrategias de presión ejercidas al Gobierno nacional, notamos que es falsa su quiebra a raíz de los bajos ingresos por facturación.


Si nos detenemos a precisar, los beneficios económicos obtenidos,  a partir,  del reconocimiento a la Empresa Energía Social de la Costa S.A. E.S.P., de un Factor de Riesgo de Cartera (FRC) aplicable a su mercado  de comercialización, solicitado en el año 2006, dos años después de su ingreso en la operación, para efectuarse por parte de la CREG, una revisión tarifaria de su costo base de comercialización en los «barrios subnormales», argumentando que al iniciar actividades –2004– aplicó el costo base de comercialización del servicio aprobado para Electrocosta y Electricaribe, solicitud que fue resuelta mediante Resolución Creg 101 de 2006, con el argumento de cumplir el decreto 3735 de 2003.1

El absurdo y grave de esta decisión es que en ningún momento hubo los errores mencionados. No, toda vez que el nivel de tensión para el cálculo de la tarifa de esta Empresa, debía ser el nivel de tensión II. Punto real de conexión de los usuarios(as) de los «barrios subnormales», ya que los transformadores de distribución son propiedad de las comunidades o de los Municipios. Sin embargo, esta argucia le permitía apropiarse de las perdidas técnicas que se presentan al interior del circuito subnormal y se le aprueba un factor de riesgo de cartera componente de comercialización para un nivel de tensión I.

Es un recurso que en 2007 representó para la Empresa Energía Social de la Costa S.A. E.S.P. un FRC de 67.76 por ciento, equivalente a un ingreso proyectado con FRC de $ 88,453,830,786.26, que al no serle aplicado dicho factor sus Ingresos proyectados sin FRC se calculaban para el mismo año en $81,812,096,960.37. Es decir, la aplicación de dicha norma le proyectó un incremento superior a $ los 6 mil millones de pesos en ese año. Imaginemos los siguientes años, cuando se dieron a la tarea, en un ejercicio de cacería de brujas para detectar instalaciones subnormales y a imponerle a los Alcaldes declarar «barrios subnormales» a algunos que tenían infraestructura normalizada y por ende, se les emitía facturación individual, atendidos por las otras filiales, como las Malvinas, Bosque, Chinita y Sourdís  en Barranquilla.

Son barrios favorecidos con recursos del PRONE. ¿Para que? Para poder sustentar una repetición de cuando la CREG le solicitó información detallada para hacer el cálculo del FRC para 2007 y reportó más facturas que las realmente emitidas. “El número de facturas reportadas por Energía Social en la comunicación de la referencia es de cuatro millones setecientos setenta y cuatro mil doscientas tres facturas, 4,774,203. Respecto al de facturas reportadas por Energía Social del año 2005, se presenta un incremento del 135 por ciento” (Informe de la CREG). Sin embargo, el número de usuarios, de acuerdo con las cifras reportadas en el SUI sólo tuvo un incremento del 1.5 por ciento.

 
Nota

1En su artículo 32 y conforme al artículo 126 de la Ley 142 de 1994 señalan que: las “fórmulas tarifarias podrán modificarse excepcionalmente, de oficio o a petición de parte, antes de la vigencia prevista en la Ley, cuando sea evidente que se  cometieron graves errores en su cálculo, que lesionan injustamente los intereses de los usuarios o de la empresa, o que ha habido razones de caso fortuito o fuerza mayor que comprometen en forma grave la capacidad financiera de la empresa para continuar prestando el servicio en las condiciones tarifarias prevista”.


Recuadro

Respuestas de los usuarios(as)


Ante toda esta perversidad planeada deliberadamente, y que desvirtúa todos los supuestos objetivos para justificar la privatización del servicio, desde el mismo gobierno nacional, los usuarios y usuarias del servicio de energía eléctrica, tenemos la necesidad de reconstruir el tejido organizativo al interior de las comunidades azotadas por las consecuencias del conflicto armado que vive nuestro país, pero además, permeado por las practicas de cooptación de la transnacional a través de sus estrategias de responsabilidad social.

En unidad de acción hemos decidió enfrentar el fenómeno, a través de unos acuerdos de acción política y organizativa, con alianzas solidarias, para fortalecer la propuesta organizativa Red Caribe de Usuarios de Servicios Públicos y en un amplio proceso de articulación social, continuar fortaleciendo, colectivamente, las siguientes acciones-propuestas:

  1. Realización de una campaña de denuncia nacional e internacional, que permita visibilizar a las víctimas por electrocuciones, daños físicos, familiares, sicológicos etc., alrededor de organizar un comité de familiares de víctimas y luchar contra la impunidad.
  2. Movilización Social Por el derecho al acceso universal del servicio de energía, en condiciones de igualdad, seguridad, calidad confiabilidad y continuidad y contra la privatización de los servicios públicos esenciales y su declaratoria como derecho fundamental y su nacionalización para que sea prestado por el estado colombiano al ser un sector estratégico de la economía.
  3. Rechazar las altas tarifas del servicio de energía, auspiciadas desde el poder del estado para favorecer los intereses del capital transnacional del Grupo Fenosa, en detrimento de la soberanía nacional y el patrimonio público y económico de la nación y de los usuarios.
  4. Rechazar a través de jornadas permanentes de movilización y resistencia, la pretensión de Unión Fenosa materializada a través de las políticas estatales, en el sentido de trasladar a los municipios la comercialización del servicio de energía, disfrazándola en su etapa inicial con la promoción y creación de mini pymes de gestión de servicio públicos que involucran a los usuarios para fortalecer el piso social de aceptación a la privatización y hacerles más rentable el negocio. Así, nos ponen a los usuarios a que nos garanticemos el servicio, tapando su farsa responsabilidad social corporativa.
  5. Movilización y rechazo contra la medida centralizada de los consumos, que no es más que la medición prepagada del servicio y de manera organizada llevar a cabo la Jornada masiva de firmas, dentro la campaña denominada firmatón, para exigir al Gobierno Nacional, la garantía de un servicio público en beneficio de la población y no de los intereses de las transnacionales y asumido desde el Estado.
Artículo relacionadoLa prestación del servicio ‘público’ de energía eléctrica en la Costa Caribe
La cínica práctica empresarial del Grupo Unión Fenosa
21/05/2011 EDICIÓN 169
Visto 7093 vecesModificado por última vez en Martes, 21 Junio 2011 13:47

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.