Un saludo a 510 millones de kilómetros

El Philae fue lanzado hace una década y fue el primer objeto construido por el hombre que se posó en un cometa. Lo hizo del lado oscuro del 67/P, a 510 millones de kilómetros. Hibernó desde noviembre hasta que el cometa se acercó al Sol. Ahora transmitió datos.

 

"¡Hola, planeta Tierra! ¿Me oyen?", tuiteó el robot a través de su cuenta, animada por la Agencia Espacial Europea (ESA). Philae, el minilaboratorio que dormitaba sobre un cometa desde noviembre, volvió a activarse y a mandar "señales de vida" tras siete meses, informó el Centro Aeroespacial Alemán (DLR). La sonda Rosetta recibió una señal de unos 85 segundos procedente del robot, lo que indicaría que sus baterías se reactivaron y que el aparato resistió las condiciones climáticas y ambientales. De hecho, ya envió los primeros paquetes de datos luego de su letargo. Hito en la carrera aeroespacial por tratarse del primer objeto construido por humanos que logró posarse sobre un cometa, la histórica misión busca asomarse al pasado más remoto del universo.


Rosetta recibió el sábado pasado una corta señal procedente del minilaboratorio. "¡Philae está vivo!", gritó Jean-Yves Le Gall, presidente del Centro Nacional de Estudios Espaciales francés (CNES). "La buena noticia llegó en medio de la noche. Tuvimos alrededor de dos minutos de enlace entre Rosetta y Philae, y 40 segundos de datos. Ahora hay que analizar todo esto", explicó entusiasmado Le Gall.


Los investigadores e ingenieros de la misión Rosetta llevaban siete meses esperando a que el módulo Philae, posado en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, despertara de su hibernación. Ya lo ha hecho y ha sido capaz de enviar datos a la Tierra. "El minilaboratorio se conectó el sábado a las 22.28 y envió los primeros 300 de los más de 8 mil paquetes de datos a la Tierra", explicó Stefan Ulamec, de la agencia espacial alemana DLR. La tan esperada noticia fue aclamada por el mundo aeroespacial, que ya siguió con pasión las tribulaciones del robot el invierno pasado. "La @NASA dice buenos días a Philae", tuiteó la agencia espacial norteamericana.


Tras diez años de viaje en la sonda Rosetta, el módulo Philae se posó el 12 de noviembre de 2014 sobre el 67P/Churyumov-Gerasimenko a 500 millones de kilómetros de la Tierra, convirtiéndose en el primer objeto humano colocado sobre un cometa y conformando así un hecho histórico. Este éxito se completa ahora con el despertar de Philae, que después de posarse en el 67P logró estar operativo durante casi 57 horas y consiguió enviar algunos datos a la Tierra. Sin embargo, como quedó en una zona oscura del cuerpo celeste, no pudo recargar sus baterías solares y entró en modo reposo el 15 de noviembre de 2014 por tiempo indeterminado, tras enviar los primeros datos con alrededor de 60 horas de funcionamiento. Los científicos tuvieron que esperar a que el cometa volviera a recibir luz solar para intentar despertar al robot y poder seguir con la investigación. A medida que el cometa se acercaba al Sol, las posibilidades de que Philae se despertara iban aumentando. "¿Cuánto tiempo he estado dormido?", preguntó el robot el sábado, en su habitual tono de- senfadado.


La sonda a la que pertenece Philae hizo un largo viaje. Lanzada el 2 de marzo de 2004 desde la base en Kourou, Guayana Francesa, Rosetta debe su nombre a la piedra que permitió descifrar el lenguaje jeroglífico de los egipcios. Su misión era viajar a la órbita del cometa 67/P con el objetivo de conocer los orígenes del Sistema Solar –hace 4600 millones de años– y las claves de la aparición de la vida en la Tierra. Los cometas, de hecho, son considerados vestigios de la materia primitiva. Tras pasar por los asteroides Luichewoo, Steins y Lutetia, en 2005 la misión tomó la primera imagen del cometa Tempel 1. En su largo viaje pasó en tres ocasiones (en 2005, 2007 y 2009) cerca de la Tierra para aprovechar su fuerza de gravedad; en una oportunidad (2007) recibió impulso de Marte.


El 8 de junio de 2011, la sonda Rosetta, seguida desde el Centro de Control de Operaciones de la ESA en Darmstadt (oeste de Alemania), recibió la orden de entrar en modo de hibernación, el "tramo más solitario" y siguió su largo periplo con todos los sistemas apagados para limitar el consumo de energía. Tras permanecer 957 días dormida, el 20 de enero de 2014 envió a la Tierra la señal de su "despertar" desde el espacio profundo. En mayo se aproximó al cometa y el 6 de agosto se produjo el encuentro, a más de 510 millones de kilómetros de la Tierra. La sonda de la ESA, que había recorrido más de 6 mil millones de kilómetros, estaba a unos 100 kilómetros del cometa y viajaba a una velocidad de 775 metros por segundo. La revista Science consideró la misión como el logro científico de 2014 y las sucesivas investigaciones dieron con un dato por demás significativo: el cometa 67/P no posee campo magnético propio.


El 12 de noviembre de 2014, tras desengancharse de Rosetta, siete horas de vuelo y dos rebotes, Philae se posó en la superficie del cometa y envió señales de que estaba "vivo". Días después entró en hibernación. Pero el sábado "despertó": los casi dos minutos de comunicación entre Philae y la sonda "bastaron para confirmar que se encuentra bien y que sus sistemas funcionan correctamente en términos de energía y de temperatura para seguir comunicando", indicó Patrick Martin, responsable de la misión.


Philae mide 1,3x1,5 metro, pesa 100 kilos en la Tierra, pero es ligero como una pluma sobre el cometa y porta un taladro para sacar muestras directas. El robot está equipado con un interruptor que no se enciende hasta que la temperatura interna del aparato alcanza los -45 grados Celsius. Para poder entrar en contacto con la sonda y recibir sus órdenes requiere 12 vatios, y 19 para enviar datos. Tras el envío de los primeros datos el sábado por la noche, los científicos empezarán a desencriptarlos y analizarlos. Una tarea que podría llevar horas e incluso días.

La ciencia ficción del sistema de precios, el caso del petróleo

Mercancías ficticias, precios de ficción


Siguiendo y ampliando la perspectiva de (Polanyi, 1991), el mercado se origina y se expande gracias a la institucionalización de una expoliación: la apropiación arbitraria y forzada fragmentación (división) de la naturaleza, el tiempo, y el ser humano, que son convertidas en mercancías ficticias cuyos respectivos precios son la renta (del suelo y de las minas), la tasa de interés, y el salario. Concomitante con este proceso se crea el dinero (medio general de pago, con nulo valor de uso, infinita divisibilidad, liquidez para tomar la forma de cualquier activo, y tener irrestricto valor de cambio), y la moneda se reproduce contra natura por lo que esta y sus cada vez más abstractos derivados llevan aparejadas la especulación y la inflación —semillas de las perpetuas crisis del mercado.


En la perspectiva, más realista de la bioeconomia, el economista rumano (Georgescu-Roegen, 1975) estudió el agotamiento irreversible de los recursos naturales (renovables y no renovables), debido a que vivimos en un mundo entrópico: la energía y la materia se preservan y transforman a perpetuidad, pero tienden hacia un estado de no disponibilidad, disipación, y de desorden. Este autor contrasta la paradoja del flujo solar super-abundante que fluye hacia la tierra y que no podemos atrapar, ni menos aún controlar y regular (que sólo las plantas almacenan), con el acervo (stock) de combustibles fósiles (carbón y petróleo) que fueron producto indirecto de la radiación solar, y cuyas existencias equivalen nada más que a dos semanas de generoso flujo solar y, por si fuera poco, no se pueden extraer totalmente. Por su condición de acervo estable (y no de flujo indómito), las reservas de petróleo y carbón se pueden extraer al ritmo de la demanda, se pueden mantener en reposo al vaivén de la codicia y paciencia de los especuladores, y se pueden vaciar dependiendo de las tecnologías disponibles para la extracción.


Estados y empresas acumulan grandes ganancias, gracias a su poder para controlar las cantidades de petróleo extraíble, y a la manipulación del precio (de por si ficticio) de ese codiciado oro negro. Los consumidores pagan por gastar tal combustible fósil, para el cual siempre habrá un mercado.
La manipulación del precio del petróleo:


El precio del petróleo, como el de cualquier mineral, constituye una renta ricardiana de las minas (Ricardo, 1990): el suelo y los minerales y energías no son producidos sino, más bien, apropiados (y el propietario se lucra al poseerlos y cobrar por su uso o consumación). El poseedor del suelo o de una mina se apropia de energías originales de la naturaleza y cobra por ello una renta (un ingreso cuantioso que, obviamente, nutre sus arcas por la mera apropiación de un recurso estratégico, codiciado, y escaso). Por cierto, la renta de los propietarios de los mejores recursos (las más fértiles tierras, las minas más fáciles de explotar) se incrementa notablemente cuando aumenta la demanda del recurso, debido al crecimiento de la población y a la expansión de los mercados.


Desde la perspectiva de la economía convencional los precios se forman en el mercado y obedecen a una situación de equilibrio entre la oferta y la demanda. Así las cosas, el extraordinario descenso en el precio del crudo (acaecido durante los últimos meses) obedece a una baja demanda (causada por el lento crecimiento de las principales potencias, y por avances tecnológicos como motores más eficientes, y uso de otras fuentes energéticas), y también por una alta oferta (Estados Unidos es casi autosuficiente y, por tanto, empezó a usar las reservas que tenía inactivas), y porque los países miembros de la Opec (principalmente Arabia Saudita) prefieren mantener sus mercados aunque bajen los precios. La vertiginosa caída en el precio del petróleo (que en junio del año pasado estaba en US$115 el barril, y ahora está en US$50 con más dificultad al alza), indica que al menos en el efímero corto plazo se frenarán proyectos de extracción menos rentables: el precio actual no castiga tanto a países como Arabia Saudita (con pozos poco profundos y tierra-dentro), como a otras naciones (entre ellas Rusia y Ucrania) que requieren perforaciones en aguas muy profundas y mar adentro, y otros pequeños petroleros (como Colombia) que estaba incursionando en la controvertida técnica de la fracturación hidráulica de rocas (Economist, Why the oil price is falling, 2014) (Taylor, 2015).


Cuando las señales de precios no frenan gastos exacerbados


El petróleo es un recurso no renovable, que está disponible en forma de un acervo (depósito) producido por la naturaleza durante millones de años, pero que se está gastando arbitrariamente por intereses y pasiones de corto plazo. A la naturaleza le tomó entre 50 y 300 millones de años producir los depósitos de este combustible fósil, y la humanidad lo ha gastado aceleradamente durante los últimos 125 años: en este mundo industrial contemporáneo se consumen 85 millones de barriles de petróleo al día (el equivalente a unos 40.000 galones por segundo) (Oildecline.com, 2015).
El incremento en la oferta y el persistente y acelerado volumen de extracción (aunque los precios sean bajos) se explica por la racionalidad de consumidores e inversionistas (que respectivamente maximizan confort y ganancias) y de Estados (que se sostienen de tributos y regalías). Tales actores racionales prefieren la vía del menor esfuerzo, aunque ello implique dilapidar los recursos del futuro e incurrir en deudas ambientales impagables que se transfieren a las futuras generaciones. En la gráfica sobre el consumo mundial de energía, tomada de (World, 2012) se observa un extraordinario incremento en el consumo de recursos energéticos (petróleo, carbón, gas natural, biocombustibles, y también de hidroeléctricas y energías nucleares). Tal incremento se explica por el crecimiento de la población (para 1820 habían 1000 millones de seres humanos, para 1960 ya completaban 3000 millones, y hoy sobrepasan los 7000 millones) y, en gran parte, por la codicia: la preferencia por consumir, usar y gastar todo lo posible ahora, sin importar el largo plazo.

La persistencia y aún el incremento en la oferta de crudo se explican por razones políticas. Por error o por malicia la gran mayoría de los economistas, hacedores de cuentas, y políticos asumen que el petróleo se produce. Desde una perspectiva más honesta debería contabilizarse el crudo (como el resto de resto de recursos naturales) como un recurso natural finito y no renovable, sustraído y apropiado en el corto plazo por buscadores de rentas tecnológicas (empresas extractoras) y por buscadores de rentas fiscales (Estados con gran poder fiscal, y aún aparatos ilegales de insurgencia y contra-insurgencia).


Mientras un oferente de servicios como plomería o mecánica busca restringir la oferta y aún desplazarse a otra actividad económica cuando los precios son bajos, las naciones petroleras persisten en seguir ofreciendo el petróleo aunque los precios sean más y más bajos por motivos fiscales: los Estados más dependientes presupuestariamente de la extracción de crudo en el mundo son Kuwait, Libia, Arabia Saudita e Iraq (con un porcentaje de alrededor del 50%), otros como Irán, Ecuador y Venezuela están en una dependencia de entre 20 y 30% (John, 2014). En Colombia, según cifras oficiales, el petróleo representa el 50% de las exportaciones, el 5% del PIB, y un 16% de los ingresos fiscales. Sin esa especie de maná que parece caer del cielo, los gobernantes no podrían sostener abultadas nóminas burocráticas, ni pagar favores políticos ni menos aún pagar algo de ambiciosos proyectos muy publicitados como la quimera del socialismo del siglo XXI en Venezuela, y la ilusión de la paz en Colombia.


El comportamiento actual y pasado del precio internacional del crudo no refleja ni siquiera el hecho de que tal recurso represente una renta. Los teóricos como David Ricardo asumían que las rentas tanto del suelo como de las minas se deberían incrementar ostensiblemente debido al incremento de la población, al crecimiento económico y a la consecuente necesidad de explotar cada vez las peores y más inaccesibles tierras y minas. Pese a la teoría y a la realidad que constata la creciente escasez y mayor dificultad para obtener el oro negro, los precios de este fluctúan y obedecen más a caprichos y gestos subjetivos: según datos tomados de (Statista, 2015) en el período 1960-1973 el precio del barril de crudo se incrementó levemente (pasó de US$1.63 a US$2.7); entre 1974-1980 se incrementó más notoriamente (empezó en US$11 y culminó en US$35.52); en las dos últimas décadas del siglo pasado el barril oscilaba en cerca de US$20 dólares; en lo que va corrido del presente siglo se partió con un precio de US$27 por barril que ascendió considerablemente hasta situarse en US$105.87 en 2013 para caer abrupta y sorpresivamente en los últimos meses.


El consumo de petróleo constituye una de las principales causas del sobrecalentamiento planetario, realidad que no ha sido reflejada ni en los presuntamente caros precios del reciente pasado ni menos aún en el abaratado precio del crudo en la última temporada. Un 43% de la energía mundial proviene del petróleo, y según estimativos este contribuye con un 40% al calentamiento global (Priceofoil.org, 2015). El promedio de la temperatura global se ha incrementado 0.8 °C (1.4 °F) desde 1880 hasta 2013, y el mayor incremento de 0.6 °C (1.1 °F) ocurrió desde mediados del siglo XX (Nasa, 2014). Semejante externalidad no está internalizada en los precios del petróleo ni de sus derivados.


Lo único que indicaría cualquier precio, sea bajo, alto o muy elevado, es una variación en la estructura de mercado: en un escenario de precios muy altos unos pocos opulentos podrían pagar para gastar; en una situación de bajos precios una mayoría de consumidores pagarán para consumar el crudo y, por añadidura, el planeta.


El reto es uno solo: Sin un cambio radical en materia de valores la humanidad seguirá causando daño con la exploración, explotación y consumo de tan estratégico pero nocivo recurso.


Bibliografía:

Economist, T. (8 de December de 2014). Why the oil price is falling. The Economist, pág. 4.
Georgescu-Roegen, N. (1975). Energy and Economic Myths. Southern Economic Journal , 364-381.
John, S. W. (14 de November de 2014). CNBC. Recuperado el 30 de Enero de 2015, de CNBC: http://www.cnbc.com/id/102151869#
Nasa. (1 de January de 2014). climate.nasa.gov.co. Recuperado el 3 de Febrero de 2015, de Nasa Global Climate Change: http://climate.nasa.gov/climate_resources/28/
Oildecline.com. (3 de February de 2015). Oildecline.com. Recuperado el 3 de febrero de 2015, de Peak Oil, Info & Strategies: /www.oildecline.com/
Polanyi, K. (1991). La gran transformación. México: Fondo de Cultura Económica .
Priceofoil.org. (1 de January de 2015). Oil Change International. Recuperado el 3 de Febrero de 2015, de Oil Change International: http://priceofoil.org/thepriceofoil/global-warming/
Ricardo, D. (1990). Principios de Economía Política y Tributación. México: Fondo de Cultura Económica.
Statista. (1 de January de 2015). The statistic portal . Recuperado el 3 de Febrero de 2015, de Statista: http://www.statista.com/statistics/262858/change-in-opec-crude-oil-prices-since-1960/
Taylor, S. (18 de january de 2015). Simontaylorblos. Recuperado el 2 de Febrero de 2015, de Simontaylorblogs: http://www.simontaylorsblog.com/2015/01/18/the-oil-price-and-short-and-long-run-supply/
World, O. F. (12 de March de 2012). Our finite world. Recuperado el 3 de Febrero de 2015, de Our finite world: http://ourfiniteworld.com/2012/03/12/world-energy-consumption-since-1820-in-charts/

Publicado enEconomía
35 eurodiputados firman en apoyo a las víctimas de Chevron en Ecuador

MADRID. -Un total de 35 eurodiputados han firmado una declaración de apoyo a los afectados en Ecuador por los vertidos contaminantes de la petrolera Chevron Corporation en la que exigen la reparación de los daños ambientales y sociales causados por la "irresponsabilidad" de la compañía estadounidense, que operó en el país latinoamericano entre los años 1964 y 1990.

La carta, redactada por el Comité Español en Defensa de la Amazonía Ecuatoriana (CEDAE) e impulsada por el eurodiputado de Izquierda Unida Javier Couso, está suscrita por miembros del Grupo de la Izquierda Unitaria (GUE/NGL), de la Alianza Socialista (S&D) y el Grupo de Los Verdes (The Greens/ EFA) y en ella aparecen las firmas, entre otros, de Grabriele Zimmer, Ramón Jáuregui, Elena Valenciano, Marina Albiol, Pablo Iglesias, Ernest Urtasun, Miguel Urban o Jean-Luc Mélenchon.

El CEDAE y los europarlamentarios piden que se cumplan las sentencias de los tribunales ecuatorianos por las cerca de 80.000 toneladas de residuos tóxicos vertidos a la selva amazónica y condenan "el intento de Chevron de endosar al Estado ecuatoriano su responsabilidad en los daños" ocasionados. Asimismo, exhortan a los gobiernos con contratos comerciales con la petrolera a "revisar" dichos acuerdos y a exigir "el respeto y cumplimiento de las leyes, normas, decisiones judiciales, y de la soberanía de cada estado del mundo".

La carta, que se ha hecho pública coincidiendo con el Día Internacional contra Chevron-Texaco, se ha materializado después de una visita al Parlamento Europeo el mes pasado de Pablo Fajardo, abogado de los afectados, y Gladys Huanca, víctima directa de los vertidos en una ronda de contactos para recabar apoyos en el caso.

"Entre más gente conoce la realidad de su crimen es más complicado para ellos [para Chevron]. Es importante tener este apoyo. Estoy seguro de que este tipo de batallas, de forma aislada, nunca puedes ganarlas. Requieres de una fuerza común y colectiva para tener éxito", dijo Fajardo en conversación con este periódico.

"Vengo a pedirles ayuda aquí a los europeos porque nos toca seguir luchando. Nos han dejado completamente contaminada la Amazonía. Estamos luchando muchísimo hasta que nos paguen todo lo que nos ha contaminado con hidrocarburos", añadió Huanca, quien ha perdido a su marido, sus suegros y dos sobrinas a consecuencia del cáncer que se ha extendido entre las comunidades de las zonas contaminadas.

LABERINTO JUDICIAL

Tras una década de pleitos judiciales, en noviembre de 2013 la Corte Nacional de Justicia de Ecuador dio la razón a los 30.000 indígenas de Lago Agrio, al noreste del país, y condenó a Chevron a pagar una multa de 9.500 millones de dólares por lo que está considerado como uno de los mayores desastres medioambientales de los últimos años.

La compañía estadounidense, que se niega a pagar, ha llevado el caso ante un Tribunal de arbitraje de la Haya, acusando al Estado de Ecuador de violar sus obligaciones fijadas en un Tratado Bilateral de Inversiones firmado entre Washington y Quito en 1992 y que obligaría al Estado de Ecuador a proteger las inversiones estadounidenses en el país latinoamericano. El Gobierno de Rafael Correa, no obstante, no considera que el Tratado tenga aplicación en el caso de Chevron, puesto que no entró en vigor hasta 1997, años después de la salida de la compañía del país y de la demanda interpuesta por las comunidades afectadas.

Chevron, además, se aferra en su demanda a un 'acto de finiquito' que firmó en 1998 el Gobierno de Ecuador de la época, en el que reconocía que la petrolera había limpiado la zona y la exoneraba ante cualquier posible consecuencia futura.

En 2012, el Tribunal de arbitraje, generalmente favorable a las compañías, concluyó que Ecuador "había incumplido las leyes internacionales" al no tratar de impedir la multimillonaria sentencia contra Chevron. Aún así, el fallo no es definitivo.

En encuentro de los afectados con europarlamentarios en abril Couso anunció que su grupo está promoviendo una resolución en el marco de los derechos humanos para hacer cumplir a Chevron la sentencia. Además, alertó a Europa a tomar nota ante el TTIP, el Tratado comercial que se está negociando con EEUU:"El caso Chevron es una muestra más que evidente de cómo se comportan las multinacionales, sin hacer caso de la soberanía de los estados y sus sistemas judiciales".

"En España, cuando los gobiernos latinoamericanos han pedido respeto a su dignidad nunca han faltado ministros que han acudido a apretarles las tuercas. Se sienten impunes porque nuestros gobiernos hacen esa presión. Si conseguimos vencer a Chevron estamos generando pautas internacionales de justicia y contra la impunidad en todo el mundo", señaló Luis Nieto, presidente del CEDAE.

Publicado enMedio Ambiente
Salgar-Antioquia: cuando la naturaleza evidencia una problemática social

Más de 70 muertes (según cifras oficiales entregadas el miércoles 20) dejó la avalancha que al amanecer del 18 de mayo rompió la tranquilidad en el municipio de Salgar, Antioquia. Una tragedia de la que muchos dicen " partió en dos la vida del pueblo" pero que también recordó las problemática de poblamiento que padece este territorio.

"Allá arriba sabían que eso estaba taponado y que se podía venir", admitió Edilma Arango, una de las damnificadas entrevistadas por el periódico El Colombiano. Lo que demuestra que lo sucedido en Salgar, más allá de ser un fenómeno natural fue una tragedia anunciada, que para evitar sus consecuencias, obligaba a una reubicación de la población por parte de las entidades municipales.

La tragedia causada por la avalancha de la quebrada la Liboriana, afectó en mayor medida a los habitantes que vivían en sus orillas, pertenecientes a las comunidades de las veredas El Mango, La Habana y La Liboriana del corregimiento Las Margaritas. Sector que, según el Plan de Desarrollo del Municipio del 2012, está en constante amenaza debido a la "alta torrencialidad que caracteriza a la quebrada".

La información que detalla el Plan de Desarrollo de hace tres años, constata que el problema no era desconocido, ya que se especificaba que el factor de vulnerabilidad de la población estaba en aumento debido a la invasión de su cauce y llanura de inundación por edificaciones, "siendo ésta, una práctica tan cotidiana que alrededor de la tercera parte de las viviendas urbanas están asentadas aquí".

La tragedia ocurrida en Salgar evidencia, una vez más, el problema de la tenencia de tierra que caracteriza a Colombia, por lo cual miles de familias deben asentarse en cualquier parte, y bajo inmenso riesgo, ante la imposibilidad de acceder a un pedazo de ésta para trabajarla y desde ella garantizar su vida diaria, o para poder levantar una vivienda digna, sin necesidad de arriesgar sus vidas.

Los pobladores de Las Margaritas, hoy víctimas, decidieron correr ese riesgo, al no ver gran amenaza en una quebrada que nunca había reaccionado como lo hizo la madrugada del domingo 18 de mayo.

Es la pobreza la que lleva hasta el abismo, hasta el borde, a miles de familias en nuestro país. Solo basta ver las tejas de zinc y las casas de frágil cimento arrasadas por el barro y la fuerza de la quebrada para concluir que los mayores afectados de esta tragedia fueron las familias de bajos recursos.

"Hasta el momento son 64 personas muertas, de las cuales 19 están plenamente identificadas y 37 con identificación indiciaria que debe ser verificada por los peritos de Medicina Legal; 115 personas albergadas en el Hogar Juvenil y 5 damnificados más en la Casa del Hogar del municipio", según el último reporte de la Defensoría del Pueblo.

Ahora, mientras el presidente Juan Manuel Santos anuncia una indemnización por muerte de 16 millones de pesos (algo más de US$6.500) para las familias afectadas, las autoridades solicitan ayudas para los damnificados. especificamente alimentos no perecederos, ropa de cama, colchonetas, elementos de aseo e implementos básicos de cocina. Sin embargo, la pregunta que falta por resolver es ¿A dónde serán reubicados los afectados para que estos hechos desafortunados no continúen repitidiéndose? Y, ¿cuándo será resuelto el problema de la tierra en nuestro país, para que este tipo de sucesos no vuelvan a ocurrir?

Publicado enColombia
Domingo, 17 Mayo 2015 05:58

Las protestas mineras jaquean a Humala

Las protestas mineras jaquean a Humala

0rganizaciones sociales y civiles de siete regiones del sur de Perú convocaron ayer a un paro de 48 horas, para el 27 y 28 de este mes, en rechazo al proyecto minero Tía María, de la Southern Copper, filial del Grupo México. Los dirigentes se reunieron ayer durante más de cuatro horas para analizar las medidas que iban a tomar después de que la Southern anunciara ayer que iba a hacer una "pausa" de dos meses en la implementación del proyecto para conversar con sus opositores.


Al término de la cita, los representantes conformaron un comité de lucha y convocaron a un "paro macrorregional" en Arequipa, Cuzco, Tacna y Puno, al que se unirán con movilizaciones representantes de Apurímac, Ayacucho y Cajamarca, informó la emisora RPP Noticias. La protesta, señalaron, se realizará también para rechazar la gestión del presidente Ollanta Humala y puede convertirse en una huelga indefinida a partir de junio próximo.


Tras el anuncio de Southern, que intentó frenar las protestas en la provincia de Islay contra el proyecto minero, que en más de 50 días han dejado tres muertos y más de doscientos heridos, esa localidad se mantuvo en calma aunque con las principales vías de comunicación bloqueadas.


Medios locales informaron que en Cocachara, el centro de las protestas contra el proyecto, algunos comercios volvieron a atender al público y no se produjeron choques contra las fuerzas de seguridad. Pobladores de Cocachara consideran que el proyecto minero puede afectar su agricultura y contaminar la ciudad.


El procurador del Ministerio del Interior, Juan Carlos Portocarrero, también informó ayer que la detención del dirigente Pepe Julio Gutiérrez, el principal promotor de las protestas, se ha ampliado a siete días, mientras se lo investiga por la acusación de haber pedido dinero a la minera para levantar la protesta. Las protestas en la provincia de Islay, a las que en la última semana se sumaron manifestaciones en Arequipa y en Lima, han frenado temporalmente el proyecto minero del Grupo México, cuestionado por los defensores de la agricultura en Perú.


Southern contempla la inversión de unos 1400 millones de dólares para la construcción de Tía María, cuya producción estimada es de 120 mil toneladas métricas anuales de cátodos de cobre a partir del inicio de sus operaciones.


Humala descartó ayer que el Ejecutivo vaya a cancelar el proyecto de manera unilateral, porque consideró que su país se arriesga a ser denunciado ante los tribunales internacionales. "Demando a la empresa a cargo del proyecto minero Tía María a que manifieste su voluntad y ejecute acciones concretas para generar las bases del entendimiento requeridas para lograr la paz social y el desarrollo", dijo Humala en un mensaje televisado. En su mensaje el presidente descartó la suspensión del proyecto.

"No se puede suspender lo que no se ha iniciado", dijo, recordando que Tía María aún no ha empezado a construirse, pero que se espera entre en operación en 2017. "El Estado no puede adoptar una decisión unilateral que no esté regida por el marco de la ley, porque una decisión arbitraria lo expondría a demandas internacionales por incumplimiento", agregó, para luego dejar el balón en territorio de Southern.


La compañía acusó inmediato recibo del mensaje, y a través de un comunicado, hizo un llamado a la paz y pidió una "pausa" para buscar soluciones al conflicto. "Le solicitamos el tiempo y las facilidades necesarias para poder socializar el proyecto y despejar todas las dudas existentes en los próximos 60 días", dijo el presidente ejecutivo de Southern Perú, Oscar González Rocha, en el documento. En Perú, segundo mayor productor mundial de cobre, la minería es clave para su crecimiento económico.


En su mensaje del jueves, Humala reiteró que Tía María "cumple con los requisitos exigidos por la ley", pero estas explicaciones no han sido suficientes para los pobladores, que se oponen al proyecto valuado en 1400 millones de dólares. Humala aseguró que el envío de tropas policiales y militares a la zona en conflicto no es para defender "intereses individuales o de una empresa en particular, sino el estado de derecho, la estabilidad jurídica, el marco legal del país y las condiciones para la buena convivencia".


Para ayudar en la contención de las protestas, el gobierno envió a Islay el pasado sábado un contingente de las fuerzas armadas, mientras evalúa la posibilidad de decretar el estado de emergencia que permitiría a los militares tomar el control de la zona. "La gente estaba esperando que se suspenda el proyecto (...). No sé qué va a pasar en Arequipa (...). En estas condiciones, que han causado tanto sufrimiento material y físico, este proyecto ya no va, está muerto", dijo por su parte el dirigente del movimiento ambientalista Tierra y Libertad, a Canal N.


Las protestas contra la industria de extracción de recursos naturales se han intensificado en Perú a un año de las elecciones generales.


Según la Defensoría del Pueblo, hasta marzo se contabilizaron 211 conflictos sociales. De éstos, casi el 67 por ciento son socioambientales.


El llamado al entendimiento por parte del presidente ocurre en momentos en que un importante dirigente vinculado con las violentas protestas contra Tía María fue detenido. Se trata de Pepe Julio Gutiérrez, presidente del Frente de Defensa del Valle del Tambo, acusado de extorsión, resistencia a la autoridad y asociación ilícita para delinquir.


Según la denuncia, Gutiérrez habría pedido dinero para poner fin a las protestas contra el proyecto que iniciaron el 23 de marzo y han dejado a la fecha dos civiles y un policía muerto, decenas de heridos y daños. La denuncia se sustenta en una grabación de una conversación.


El gobierno busca que la detención sea ampliada por el delito de homicidio, debido a la muerte de un policía en las protestas, que fue agredido a golpes con una cadena por manifestantes. Según reportes de prensa regional, Gutiérrez calificó de "injusta" su detención y responsabilizó al presidente Humala del hecho.


El presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, así como algunos integrantes del gabinete, acudieron al Congreso el viernes para explicar las acciones del gobierno frente a este conflicto. "Todas aquellas personas que violan la ley, deben estar sujetas a investigación y acusación (...). Hemos escuchado ese audio donde no se defendía a Arequipa, el medio ambiente o la agricultura. Lo que había era corrupción", dijo Cateriano a la prensa, al llegar al Parlamento.

Publicado enInternacional
Viernes, 15 Mayo 2015 06:37

Crisis y colapso: desafío inédito

Crisis y colapso: desafío inédito

Una de las dificultades que afrontan los movimientos antisistémicos y quienes seguimos empeñados en construir un mundo nuevo consiste en que no logramos acertar en la definición de lo que está sucediendo ante nuestros ojos. A grandes rasgos, coexisten dos miradas no necesariamente contrapuestas, pero bien diferentes: quienes sostienen que estamos ante una crisis, mayor aún que las crisis cíclicas de la economía capitalistas, y los que tendemos a considerar que la humanidad está siendo llevada a una situación de colapso por el sistema.


Entiendo que se trata de un debate teórico con fuertes implicaciones prácticas, ya que estaríamos ante dos situaciones bien diferentes. Vale recordar que en otros periodos de la historia reciente, el ascenso del nazismo por ejemplo, provocó hondas divergencias entre las izquierdas de la época. No pocos desconsideraban la importancia del nazismo como una verdadera mutación sistémica, y pensaban que se trataba de un régimen autoritario similar a otros que habíamos conocido. Sin embargo, con el paso del tiempo podemos coincidir con Giorgio Agamben en que el campo de concentración modificó de raíz la política, junto a lo que definió como estado de excepción permanente.


El seminario-semillero El pensamiento crítico ante la hidra capitalista, organizado por el EZLN del 3 al 9 de mayo en Oventic y San Cristóbal de Las Casas, fue escenario de las diversas miradas que nos atraviesan. De ahí, en gran medida, su extraordinaria riqueza y fecundidad. En el campo anticapitalista coexisten muy diversos análisis sobre el mundo actual, algunos bien fundamentados, otros más románticos, algunos focalizados en la economía y otros en la ética, y muchos otros son combinaciones de estas y otras formas de mirar y comprender. Creo que todas ellas tienen su importancia, pero conducen por senderos parcialmente distintos. O, mejor, pueden contribuir a dilapidar fuerzas.


Lo más complejo es que nadie puede proclamar tener la verdad en sus manos. Este punto me parece extraordinariamente complejo, porque no permite descartar ninguna propuesta, pero tampoco nos puede llevar a dar por válido cualquier argumento.


Me parece necesario distinguir entre crisis y colapso, no porque sean excluyentes, sino porque encarnan dos análisis distintos. El concepto de crisis está asociado, en el campo antisistémico, a las crisis periódicas que atraviesa la economía capitalista. En este punto, la obra de Karl Marx es referencia obligada para los anticapitalistas de todos los colores. Su análisis de la crisis de sobreacumulación se ha convertido, con entera justicia, en el nudo para comprender cómo funciona el sistema. De ahí deriva un conjunto de consideraciones de estricta actualidad.


Aunque algunas corrientes economicistas han acuñado la idea del derrumbamiento del capitalismo por sus propias contradicciones internas, desconsiderando la importancia de los sujetos colectivos en su caída, es evidente que Marx no es responsable de esta deriva que supo tener firmes adeptos en la primera parte del siglo XX.


En la misma dirección que Marx, Immanuel Wallerstein menciona la existencia de una crisis sistémica en curso, que, luego de varias décadas de desarrollo, dará lugar a un mundo diferente al actual (ya que en cierto momento se producirá una bifurcación), que puede conducirnos a una sociedad mejor o peor que la actual. Estaríamos ante una ventana de oportunidades temporal, durante la cual la actividad humana puede tener gran confluencia en el resultado final. En este análisis, la crisis se convertirá en caos, del que saldrá un nuevo orden.


La idea de crisis está asociada a periodos de cambios, desorden, inestabilidades y turbulencias que interrumpen el desarrollo normal de las cosas, para luego de cierto tiempo volverse a una nueva normalidad, pero modificada. En las crisis pueden emerger factores de orden que darán a lo nuevo una diferente fisonomía. Desde el punto de vista de los movimientos, es importante destacar dos cosas: que el concepto de crisis está demasiado asociado a la economía y que aparece ligado a transformación y cambios.


Si entendí bien, siguiendo las palabras del subcomandante insurgente Moisés, quien dijo en el cierre del seminario-semillero que no sabemos si nos va a dar tiempo de multiplicar esto, lo que se avizora no es una crisis, sino algo más serio. Insistió: el tiempo nos está ganando, y dijo que ya no alcanza con caminar, sino que es hora de trotar, de ir más de prisa. La noche anterior el subcomandante insurgente Galeano dijo que hasta 40 por ciento de la humanidad será migrante y que habrá despoblamiento y destrucción de zonas para ser restructuradas y reconstruidas por el capital. Creo que no pensaba en una crisis, sino en algo que podríamos llamar colapso, aunque no usó el término.


El colapso es una catástrofe a gran escala que implica el quiebre de instituciones, en forma de ruptura o de declinación definitiva. En la historia hubo muchas crisis pero pocas catástrofes/colapsos. Por ejemplo se me ocurre lo sucedido con el Tawantinsuyu, el imperio incaica, a raíz de la llegada de los conquistadores. Algo similar puede haberle sucedido al imperio romano, aunque no tengo los conocimientos suficientes para asegurarlo. En todo caso, el colapso es el fin de algo, pero no el fin de la vida, porque, como sucedió con los pueblos indios, luego de la catástrofe se reconstruyeron, pero como sujetos diferentes.


Si en verdad estamos ante la perspectiva de un colapso, sería la suma de guerras, crisis económicas, ambientales, sanitarias y naturales. Apenas un dato: la Organización Mundial de la Salud advirtió que los antibióticos serán incapaces en el futuro inmediato de combatir las superbacterias causantes de tuberculosis y neumonía, entre otras. En suma, el mundo tal como lo conocemos puede desaparecer. Si esta es la perspectiva inmediata, y los de arriba lo saben y se preparan, las prisas de Moisés están plenamente justificadas. Es hora de acelerar el paso.

Publicado enSociedad
Crece la tensión en Perú entre Gobierno y agricultores

Henry Checlla Chura, de 35 años, es el segundo civil muerto por disparos de la Policía Nacional en menos de dos semanas en el valle del Tambo, en la región Arequipa (costa sur de Perú), donde los agricultores iniciaron un paro hace 43 días en protesta contra el proyecto minero Tía María de la empresa Southern Copper, con una inversión de 1.400.000 dólares.

 

El proyecto Tía María genera tensiones en la zona desde 2009, cuando Southern Copper presentó por primera vez el estudio de impacto ambiental (EIA) del proyecto, planteando usar agua de río para la extracción de cobre: una evaluación de la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) lo rechazó. En 2011 las protestas contra el proyecto causaron tres muertos y casi 50 heridos. La minera entregó un segundo EIA en 2013 con una modificación: desalinizar agua de mar para no abastecerse del río Tambo, y esta vez fue aprobado, en 2014, por el Ministerio de Energía y Minas. Sin embargo, los agricultores temen que el polvo de la operación minera dañe sus cultivos. Frente a ello, el viceministro de Minas, Guillermo Shinno, dice que debido a la orientación de los vientos la agricultura no será perjudicada.


El ministro de Interior, José Luis Pérez Guadalupe, ha informado de que han llegado a la zona más de 1.000 nuevos policías —sumando casi 3.000 en total— para restablecer el orden en el distrito de Cocachacra, donde han sido constantes las manifestaciones, bloqueos de carreteras y enfrentamientos entre agricultores y los agentes. El funcionario dijo que lo hicieron el domingo para evitar "el costo social" pero los choques se reanudaron: 17 heridos civiles el lunes, y dos heridos por arma de fuego la noche del martes en la misma confrontación en la que perdió la vida el obrero de construcción civil Checlla en la zona llamada Alto Inclán.


"Se convoca a los trabajadores de construcción civil a estar presentes a primeras horas de la mañana para dirigirnos al hospital y no se cambie la versión de la muerte de nuestro compañero en manos de la Policía", indicó el Sindicato de Trabajadores.


Poco después, el ministro de Interior confirmó en Lima la segunda muerte y los dos heridos del martes en el conflicto social, y criticó la "ferocidad de los ataques de los manifestantes".


El miércoles 23 de abril, cuando se produjo la muerte del agricultor Victoriano Nina por un proyectil, cerca de una carretera que los agentes intentaban despejar, la policía negaba haber usado armas letales. Ese día, en Lima, el presidente Ollanta Humala quiso decretar el estado de emergencia en la provincia de Islay, pero no obtuvo el respaldo de todo el gabinete. Desde el último fin de semana, la medida ha sido mencionada públicamente como una posibilidad.

 

El economista José de Echave explica a EL PAÍS que las dudas entre los agricultores de Islay se deben "a la profundidad de los dos tajos que prevé la operación, pues hay canales de aguas subterráneas muy cerca del trazo. La percepción es que Tía María va a romper los equilibrios en un valle donde no abunda el agua. Temen que gradualmente la agricultura desaparezca". Antes de que se produjera la segunda muerte en Islay, el primer ministro, Pedro Cateriano, anunció que el Gobierno solo dialogará si cesa la violencia, y tres alcaldes distritales de la provincia de Islay pidieron a la Defensoría del Pueblo que sea el mediador en el conflicto.


Según la Defensoría del Pueblo, en lo que va del paro en Islay ha habido 186 heridos: 111 policías y 75 civiles. Por eso, ha invocado a una pronta solución del problema, debido a la suspensión de las clases en las escuelas, el desabastecimiento y la inseguridad. Además, el gobierno de Humala arrastra el antecedente de un conflicto social similar que obstaculizó el proyecto minero Conga, en la sierra norte, y que produjo cinco muertes en 2012

Publicado enInternacional
Gobierno de EU por fin admite que el fracking provoca sismos en ocho de sus estados

Un reciente reporte del Monitoreo Geológico de EU (USGS, por sus siglas en inglés) de su gobierno identificó ocho estados (¡supersic!) en la región central y oriental, donde las operaciones de fracking han derivado a incrementos dramáticos de terremotos debido primordialmente (sic) a la inyección del agua de desecho en las operaciones de excavación en los pozos subterráneos al activar placas tectónicas que en algunos casos eran desconocidas ( http://goo.gl/MCMd2h ). Se trata del mismo hallazgo de Oklahoma extrapolado a siete estados adicionales.


El letal fracking (fracturación hidráulica) perfora rocas en profundidad para extraer petróleo/gas shale (esquisto) mediante la inyección de grandes cantidades de agua y sustancias químicas desconocidas.


William Ellsworth, geofísico del USGS, sentencia que se trata de añejas placas tectónicas que no sabemos siempre donde se encuentran.


Ahora resulta que se desconocen las placas tectónicas afectadas y las misteriosas sustancias químicas inyectadas.
La sismicidad consustancial al fracking ya había sido expuesta por The New York Times, específicamente en Oklahoma ( http://goo.gl/jE74fl ).


Lo relevante del alarmante reporte es que proviene del mismo gobierno de EU y su agencia científica (sic) USGS ( http://goo.gl/YrBAZY ), con funciones de investigación de hallazgo de hechos carente de responsabilidad regulatoria (léase: sin dientes) con sede en Reston (Virginia) y más de 9 mil funcionarios.


La gráfica del USGS, de 1973 a 2014, es impactante por el número acumulado de terremotos que se dispararon en forma exponencial a partir de 2009.


EcoWatch reproduce el perturbador reporte ( http://goo.gl/CO3bqO ) y fustiga a los negadores de los terremotos de la omnipotente industria del petróleo/gas, como el multimillonario Harold Hamm, pionero del fracking, quien ha presionado a los funcionarios de Oklahoma a ocultar los hallazgos científicos de la correlación del fracking con los sismos ( http://goo.gl/evlL0U ).
Entre 1973 y 2008 existió un promedio de 21 terremotos de una magnitud menor (sic) a tres grados, pero a partir de 2009 –¡el año funesto del fracking!– hasta 2013, la región analizada experimentó 99 (¡supersic!) sismos por año superiores (sic) a tres grados. Sólo en Oklahoma se escenificaron 585 sismos en 2014, mucho más que en los pasados 35 años combinados.
Son por lo menos ocho estados los afectados por el incremento exponencial de la sismicidad en regiones donde los terremotos eran raros (sic): Oklahoma, Texas, Ohio, Alabama, Arkansas, Colorado, Kansas y Nuevo México.


Sólo Oklahoma, Texas y Ohio han acaparado la atención, mientras Texas y Nuevo México comparten frontera con México, donde el gobierno neoliberal itamita y su disfuncional Congreso –a quienes importa un bledo el ambiente y la vida de los ciudadanos– han adoptado la cómoda política del avestruz para no importunar los intereses petroleros/gaseros de BlackRock y las trasnacionales anglosajonas ( http://goo.gl/bucD6J ).


USGS identificó 17 zonas dentro de los ocho estados que se encuentran en peligro particular debido al número creciente de los sismos inducidos (¡supersic!). El riesgo es mayúsculo para los habitantes que viven cerca.


El modelo del USGS exhibe la "intensidad de un potencial terremoto inducido (sic) en el periodo de un año, a diferencia de sus previos estudios que operaban en un lapso mayor a 50 años (el promedio de vida de un edificio, usado para propósitos de seguros, códigos de construcción y planes de respuesta de emergencia).


EcoWatch expone que el "Escalofriante incremento de sismos por fracking obliga a Kansas a tomar medidas ( http://goo.gl/ttgED0 )". Las ondas concéntricas de choque desde el epicentro de Kansas alcanzan la frontera de México, cuyo gobierno misántropo no ha tomado ninguna medida preventiva al respecto.


Según el USGS, el incremento de la sismicidad coincide con la inyección de agua de desperdicio en los yacimientos profundos de desecho en varias localidades y gran parte del agua de desperdicio, subproducto de la extracción de petróleo y gas, es utilizada en forma rutinaria por la inyección a los yacimientos.


Ante la contundencia de la evidencia científica del reporte del USGS, al día siguiente el Monitoreo Geológico de Oklahoma –agencia estatal lubricada por los intereses pecuniarios de la industria del petróleo/gas, representado por el poderoso Instituto de Petróleo Estadunidense ( http://goo.gl/5WIWPF )– fue orillado a aceptar que es "muy probable (¡supersic!) que la mayoría de los recientes sismos, en particular en la parte central y norcentral de Oklahoma, es desencadenada por la inyección del agua producida en los yacimientos de desecho ( http://goo.gl/hoYfuI )".


El gobierno de Oklahoma, que preside la fundamentalista (literal) Mary Fallin, del Partido Republicano y anterior vendedora de bienes raíces, se ha fracturado como reflejo del mismo fracking, ya que las dos ramas del gobierno han optado por medidas diametralmente opuestas: el Ejecutivo admite la causal de los sismos por fracking, mientras los anticientíficos legisladores, marionetas de la omnipotente industria del petróleo/gas, han llegado, mediante dos enmiendas, a castrar y frustrar la protesta de los ciudadanos sobre su destino sísmico.


¡Cómo se parecen las dos enmiendas de los corruptos legisladores de Oklahoma a la anticientífica ley Korenfeld para privatizar el agua en México ( http://goo.gl/dN8Cya )!


Heather Smith, del rotativo británico The Guardian, después de exponer que finalmente (sic) el "gobierno de EU acepta que el fracking provoca sismos", pregunta por qué tardaron tanto en reconocerlo ( http://goo.gl/O9wPyU ). Comenta que en comparación a sus previas declaraciones, el reporte del USGS es una abrupta voltereta de sus posturas previas y considera que todavía es un documento relativamente suave (sic), ya que aconseja (sic) mayor investigación, en lugar de tomar acciones específicas.


Hasta donde sé las universidades públicas de México y sus institutos/departamentos de geología/geofísica –UNAM ( http://goo.gl/LhvTA4 ), IPN ( http://goo.gl/pIaTjQ ) y BUAP ( http://goo.gl/vYdt8c )– no se han pronunciado sobre los efectos deletéreos del fracking en la transfrontera, lo cual no se le puede exigir al ITAM: centro teológico neoliberal anticientífico que carece de un departamento de geología que confunde con el medieval financierismo antihumano.


El clan itamita de Baillères, que promueve el zoocidio de la salvaje tauromaquia, es uno de los principales beneficiados de la reforma neoliberal energética y su fracking ( http://goo.gl/tCZx1L ).


Lo más grave es que el gobierno neoliberal mexicano y su falsificado Pacto por México (sic) pretenden ahora itamizar a las universidades públicas –en particular a la UNAM– mediante la incrustación en sus es¬tructuras estratégicas pedagógicas de topos proselitistas del ITAM, cuya terminal tarea desinformativa consistirá en desviar la atención ciudadana y científica de los sismos provocados por el fracking en la sensible zona estresada por carencia de agua del noreste mexicano.


http://alfredojalife.com
@AlfredoJalifeR_
https://www.facebook.com/AlfredoJalife
http://vk.com/id254048037

Publicado enMedio Ambiente
Trabajadores de Coca-Cola cumplen tres días en huelga de hambre

Desde el lunes 13 de abril cinco trabajadores de Coca-Cola, afiliados al sindicato Sinaltrainal, llevan a cabo una huelga de hambre en la Plaza de Bolívar de Bogotá, debido al despido masivo de 1.500 trabajadores por el cierre de la embotelladora en Fontibón y la judicialización y amenaza del movimiento sindical por parte de la empresa.

 

Desde el lunes 13 de abril, a las 2 de la tarde, cinco trabajadores de Coca-Cola afiliados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de Alimentos (Sinaltrainal) se declararon en huelga de hambre, en representación de sus compañeros radicados en las 23 ciudades del país donde existen sedes de la empresa.

Según Wilson Castro, vocero del sindicato, la manifestación seguirá hasta poder acordar una mesa de diálogo con la multinacional, para solucionar los puntos que los llevó a la huelga.

"La última reunión tuvo lugar el miércoles 15 de abril en el que funcionarios de la alcaldía, Defensoría del Pueblo y Derechos Humanos del Distrito se comprometieron a buscar una solución pronta a la situación de los trabajadores, y se abrió una mesa de apoyo para lograr el acercamiento con la empresa, pero desafortunadamente Coca-Cola no ha dado una respuesta positiva hacia la problemática", comentó Castro.

Entre los temas que motivaron este paro resalta la tercerización de los puestos de trabajo en empresas como Amcor, Eficacia, Proservis, FL Colombia S.A.S., Sodexo, Atemcon e Imbera, que según Sinaltrainal "son empresas fachada, usadas por Coca-Cola para subcontratar más del 70 por ciento de los trabajadores".

En la mesa de diálogo que planean llevar a cabo también hablarán de la precarización de los salarios, la judicialización y amenaza de la dirigencia sindical, y los despidos masivos debido al cierre de la embotelladora en el municipio de Fontibón, acción que dejará sin trabajo a más de 1.500 personas.

"Entre la dirección nacional de Sinaltrainal y la dirección de la empresa se han realizado anteriormente reuniones, sin embargo hay puros compromisos y no se concreta nada. En vista de que el diálogo no ha logrado los objetivos requeridos pues hemos procedido a esta acción casi suicida. No nos queda otra opción para ser escuchados", dice Castro.

De los cinco trabajadores que al momento de la rueda de prensa que citaron para el 16 de abril, 11 am., completan más de 96 horas en huelga de hambre, varios de ellos , según declaraciones de Castro, "presentan presión alta y nivel alto de azúcar", sin embargo la huelga no parará hasta que logren la mesa de diálogo con la embotelladora.

"Todo esto es debido a la persecución a la que estamos sometidos los dirigentes sindicales. Más de 60 trabajadores han sido amenazados y se han efectuado más de 26 asesinatos de miembros de Sinaltrainal, de esos, 14 trabajaban en Coca-Cola", afirma el vocero.

Un reciente comunicado del sindicato, mencionó el caso de la planta de Medellín donde "ingresó un carro y tanqueta blindados de la Policía Nacional, para reprimir a los trabajadores subcontratados que protestaban contra las presiones, la precarización y el despido de uno de sus compañeros por afiliarse a Sinaltrainal". También el sindicato hace referencia al caso presentado en la sede de Bucaramanga donde la embotelladora "monta la vigilancia Privada Vise, como escuadrón antidisturbios, portando escudos y practicando maniobras militares para enfrentar la protesta sindical y amedrantar a los trabajadores".

 

Daños ambientales con la nueva planta de Coca-Cola en Tocancipá

 

Por otro lado, el sindicato de alimentos también denuncia los hechos de contaminación ambiental causados por la empresa en los últimos años, como el caso del humedal Capellanía y la nueva sede en Tocancipá, que según estimaciones del sindicato, consumirá 1´680.000 M3 de agua, que representa el 68,58 por ciento de las necesidades del municipio.

"En Bogotá, Coca-Cola fue sancionada por contaminar el humedal de Capellanía y se niega a pagarle al Distrito Capital $ 46.000 millones de pesos por servicio de agua y alcantarillado, además, se apropió de fuentes de agua en la Calera, Cundinamarca", dicen en un comunicado.

Publicado enColombia
Crece guerra por el agua entre gobiernos y corporaciones

El recurso más importante del planeta, el agua, es todavía un bien relativamente accesible, pero en el futuro habrá una intensa lucha para controlarla, señaló en un reportaje el canal de noticias ruso, Vesti.


Actualmente existe divergencia de opiniones sobre cómo controlar los recursos acuáticos y si su gestión debe estar en manos de los Gobiernos o de empresas privadas.


Poco a poco aparecen señales preocupantes sobre el acceso al agua.


En algunas regiones del planeta para acceder al preciado líquido hacen falta recursos económicos y este bien imprescindible se ha convertido en un lujo que no todos pueden permitirse.


A esto se le suma el incremento continuo de la población, un factor que puede cambiar drásticamente la situación en el mercado de agua.


Por una parte, empresas se involucran cada vez más en los negocios vinculados con el agua.


A finales de marzo la empresa Tetra Tech firmó un contrato de cinco años y 1 000 millones de dólares con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) que le permitirá recoger datos sobre el uso de agua, elaborar estrategias para la gestión de recursos acuáticos y mejorar el acceso al agua en diferentes regiones.


Este contrato no es el primero en el área de la gestión de los recursos acuáticos. Hoy en día existen muchas compañías que obtienen beneficios de negocios relacionados con el agua.


Por lo menos 10 grandes compañías trabajan en esta esfera e incluso existen tres que suministran agua a más de 300 millones de personas en 100 países.


RWE/Thames, Suez/ONDEO y Veolia son las cinco empresas que controlan la mayor parte de los sistemas de abastecimiento de agua en Europa y ahora buscan expandirse a Estados Unidos.


American Water Works, ITT Corp. y GE Water son las grandes empresas de abastecimiento de agua en el territorio de Estados Unidos, pero la mayor parte de los estadounidenses todavía prefiere pagar a las empresas estatales de servicios públicos.
Contrariamente a lo que se cree habitualmente, que las corporaciones privadas controlen el acceso al agua puede ser rentable para la población.


Aunque se conocen precedentes en los que las empresas limitaron a sus clientes el acceso al agua, los casos en los que los Gobiernos actuaron de la misma manera son aún más numerosos.


Además, las empresas tienen que rendir cuentas ante sus propietarios y accionistas, es decir, ante los ciudadanos, mientras que las metas y los objetivos estatales están en manos de funcionarios concretos.


En términos generales, las empresas quieren más que nada obtener beneficios, lo que solo se puede lograr con un gran número de clientes.


La privatización del agua a escala planetaria es una cuestión compleja de la que casi nadie quiere hacerse responsable, pero las condiciones del siglo XXI harán necesario tomar esta difícil decisión.


A la gravedad de la situación se añade el hecho de que la población está creciendo más rápidamente en los lugares donde no hay infraestructura necesaria y el nivel de vida es bajo.


En los países ricos, como EE.UU., Europa y Japón, al contrario, se observa una baja tasa de crecimiento de la población. Esto podría provocar desigualdades en cuanto al acceso al agua. Para resolver estos problemas se requieren grandes inversiones y labores conjuntas y concertadas.


Durante la prolongada sequía que está sufriendo California, las autoridades estadounidenses se han mostrado impotentes para afrontar el problema.


Para evitar desastres parecidos en futuro se requerirá un sistema nacional de suministro de agua que permita distribuir los recursos acuáticos en caso de necesidad. Pero aún no se puede ignorar el Estado, puesto que los proyectos tradicionales de gran escala han sido tradicionalmente responsabilidad de los Gobiernos.


En la grave situación política actual, el Gobierno de Estados Unidos está mal preparado para los retos que planteará la creación de un sistema de este tipo.


Independientemente de quién sea el propietario del agua en el mundo, ya está claro que el planeta está entrando en una nueva era en la que cada vez más el agua se considerará un recurso económico privado. Y este escenario conlleva tanto riesgos como grandes oportunidades para la humanidad.

Publicado enEconomía