¿Qué ocurre en un minuto en Internet? (+ Infografía)

 

Dos investigadores de Cumulus Media han vuelto a medir hace tan sólo unas semanas la cantidad de información que se comparte en la red en tan sólo un minuto, cuyo crecimiento es exponencial.

Teniendo en cuenta esto, resulta cada vez más difícil destacar en redes sociales. Se genera tal volumen de mensajes que a las empresas cada vez les resulta más complicado llamar la atención de los usuarios con sus comunicaciones.

Según el informe Cumulus Media, en sólo un minuto se envían 452.000 tuits, se suben 46.200 fotos a Instagram, se crean 1,8 millones de snaps en Snapchat, se envían más de 15.000 archivos GIF a través de Facebook Messenger, se reproducen 40.000 horas de audio en Spotify, se mandan 156 millones de correos electrónicos y 16 millones de SMS, se pasan 990.000 vistazos de perfiles en Tinder, se reproducen 4,1 millones de vídeos en YouTube y se realizan unas 3,5 millones de búsquedas en Google.

Esto es solo contando las principales redes sociales y algunos sitios de referencia a nivel internacional

 

Un minuto en Internet equivale a:

 

infografia internet 580x579

 

 

Walter Benjamin. La narración como artesanía de la comunicación

Walter Benjamin Schönflies, nació en Berlín el 15 de julio de 1892 y murió en Portbou en septiembre de 1940 (probablemente el 26 o 27 de ese mes). ¿Suicidio, sobredosis involuntaria de morfina, asesinato? Su muerte sigue siendo un misterio, como lo es el contenido de la famosa maleta con la que cruzaba los Pirineos. ¿Tendría el manuscrito de Tesis sobre la historia...? Tal vez nunca lo sepamos, pero podemos arriesgar que esa valija llevaba parte de los sueños del pensamiento utópico y adelantado a su tiempo de un autor necesario y actual, de un narrador excepcional.


Tan adelantado, certero y crítico que en El narrador (1936) ya observaba que “Con el dominio de la burguesía –uno de cuyos mejores instrumentos en el alto capitalismo es sin duda la prensa–, surge una forma de comunicación la cual, por más remoto que sea su origen, nunca había influido de manera tan determinante sobre la forma épica como tal. Pero ahora lo hace claramente. Y así queda claro que esta nueva forma de comunicación no es menos ajena a la narración que a la propia novela, siendo más peligrosa para la primera mientras provoca la crisis de la segunda. Esta nueva forma de comunicación es lo que se llama información.”


Si tuviéramos que elegir entre los grandes pensadores de la historia, Benjamin estaría entre los más destacados. Socio “rebelde” de la Escuela de Fráncfort, la obra del filósofo alemán supera su figura, que influye en gran parte de la teoría crítica del siglo XX en adelante. En su pensamiento, las preguntas son una parte fundamental en la búsqueda de una explicación para intentar comprender el mundo, cuestionarse la existencia y su presencia en él.


En su obra, la narración ocupa un lugar destacado. Una manera de contar para dejar constancia, para que no se acabe el arte de relatar. Dicen que el poder de su palabra viene de los cuentos que su madre, Pauline Schönflies, le leía de pequeño. De ahí su trabajo sobre el poder de la narración y de la palabra sobre el cuerpo.
Narrar frente a novelar, la existencia colectiva contada al mundo frente al punto de vista de la privacidad. Benjamin no escribió novelas, compuso narraciones. “El narrador pertenece al grupo que forman los maestros y los sabios”, decía.


Para él, “La experiencia que se transmite de boca en boca es la fuente de la que se han servido todos los narradores. Y los grandes de entre los que registraron historias por escrito, son aquellos que menos se apartan en sus textos, del contar de los numerosos narradores anónimos.”


En la emisión “El Berlín demoníaco”, al aire por Radio Berlín el 25 de febrero de 1930, Benjamin se preguntaba ¿por qué escribe un autor? Y se respondía “Por mil motivos. Porque le gusta imaginar cosas: o porque esas ideas o imágenes se adueñan de tal modo de él, que solo puede descansar cuando las ha dejado escritas; o porque le mortifican ciertas cuestiones y dudas para las que encuentra alguna solución en los destinas de personas imaginarias: o simplemente porque ha aprendido a escribir; o bien, y este es desgraciadamente un caso muy frecuente, porque no ha aprendido nada en absoluto.”


En ese mismo programa radial, se cuestionaba sobre el para qué escribía Hoffmann, autor prusiano de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Y contestaba asumiendo que tal vez no tuviera una finalidad consciente, pero que pretendía “ofrecer una fisiognómica: mostrar que su Berlín prosaico, sobrio, instruido y sensato está plagado de cosas excitantes para un narrador –no solo en sus rincones medievales y en sus calles solitarias y casas deshabitadas, sino también en sus ocupados habitantes de todas las clases sociales y todos los barrios-, que solo pueden detectarse a fuerza de observación.”


Observar la realidad y narrarla, para hacer visibles las historias de las gentes del común, las que están en la plaza o en el parque, las que conforman esa otra realidad, tantas veces invisible, que nos rodea y en la que nos movemos.
En El narrador, escribe “El arte de narrar está acabado. Es

cada vez más raro encontrar a personas que resulten capaces de contar algo bien. Y es cada vez más habitual que la propuesta de contar historias cause embarazo entre los presentes. Como si nos hubieran arrancado una facultad que nos parecía inalienable [...]: la facultad concreta de intercambiarnos experiencias.”


Un día de septiembre del año 1940, Benjamin moría en el pueblo gerundense de Portbou. Tal vez se quitó la vida ante la imposibilidad de huir de la expansión del nazismo. Este año se cumplen ciento veinticinco años de su nacimiento y setenta y siete de su muerte, y no parece haber tenido, en mi opinión, la suficiente repercusión en los medios. Una lástima, porque Benjamin es probablemente, o al menos es mi impresión, el más destacado autor de la famosa escuela alemana de pensamiento crítico. Su obra aborda numerosas temáticas, y sobre todas ellas reflexiona y profundiza para intentar entenderlas, explicarlas y acercarlas a lo cotidiano.


Uno de los pocos recordatorios de los que he tenido conocimiento ha sido la exposición “La maleta de Walter Benjamin. Dispositivos migratorios”, que ha estado en Portbou, Madrid y Barcelona, y en la que se han reunido maletas creadas por diversos artistas a partir de la interpretación de cada uno de Tesis sobre la Historia.


Su bibliografía, todavía hoy, parece seguir dispersa y no ha sido bien catalogada. Sus trabajos abarcaron la crítica social y literaria, la traducción, el ensayo, la filosofía y la radio. Para Mariana Dimópulos, experta en la labor “dialéctica lenta” de Benjamin, sus obras son un carrusel. Afirma que para leer y entender al autor hay que hacer reconversiones de sus obras, para no quedarnos solamente con una de las múltiples facetas intelectuales que abordó en su vida, que fueron muchas y muy prolíficas para una vida tan corta.
La afición y profesión de Benjamin por el medio radiofónico es tal vez una de las menos conocida y difundida. Hace dos años, la editorial akal publicó Radio Benjamin, un texto traducido de la obra homónima en inglés del año 2014. Según la editora, los trabajos sobre la radio de Benjamin nunca se habían traducido al inglés, tampoco al castellano, por lo que esta obra recopila toda una serie de textos inéditos del autor.


Clasificada en cuatro secciones, Radio Benjamin nos presenta gran parte de las entre ochenta y noventa conferencias que escribió para este medio. Una primera sección recoge sus alocuciones radiales englobadas en “La hora de la juventud: historias radiofónicas para niños”; en la segunda se encuentran las “dos comedias radiofónicas para niños”; “charlas, comedias, diálogos y modos de audición” conforman la tercera, y cierra con un epígrafe que incluye sus “escritos sobre la radio no radiados.”


Para la editora, en las piezas para la radio la mirada de Benjamin “se detiene a menudo en rastros de desapariciones y vestigios de formas sociales obsoletas.” Mientras que para Adorno, los trabajos de Benjamin para la radio tienen algo que hace que “Bajo la mirada de sus palabras se transforma todo como si se hiciera radiactivo.”
En el “país de la voz”, el territorio de la radio , ese “marco para el espacio incierto y las fronteras invisibles de la transmisión radiofónica”, según Lecia Rosenthal, pide Benjamin que hay que “desentenderse de los aspectos materiales del cuerpo.”


Su producción son puros fragmentos, por la manera en que escribía y por lo disperso todavía hoy de su producción, concepto que él consideraba “el material más noble de la creación barroca”. En el Libro de los pasajes, obra publicada en 1983 en Alemania, se recogen algunas de esas fracciones, nobles pedazos de sus pasadizos intelectuales.
Pasajes se llama precisamente la obra escultórica que el artista israelí Dany Karavan construyó en la ciudad donde Benjamin falleció. Esta especie de museo instalado en PortBou es una joya de la arquitectura paisajística dedicada a la memoria del ensayista bávaro. Son una serie de escalones que se introducen como pedazos de vida en la tierra para terminar dando al mar. Una escalera de la que se entra y se sale como si fuera un laberinto de ideas y sentimientos. Como sus pasajes, que son su idea de la filosofía de la historia establecida de manera no definitiva, trozos unidos en libros como entradas y salidas.


Todo eso constituye, como lo recoge el Círculo de Bellas Artes (CBA) de Madrid en la web que le tiene dedicada, un verdadero atlas. Un mapa lleno de referencias y citas, esas que él mismo denominaba como “salteadores de caminos que irrumpen armados y despojan de su convicción al ocioso paseante.”


Según César Rendueles y Ana Useros, en las “instrucciones de uso” del libro Constelaciones, editado por el CBA con el apoyo del Ministerio de Cultura y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Benjamin “se ha convertido en el intérprete privilegiado de las transformaciones más características de nuestra contemporaneidad: la mercantilización generalizada, las nuevas formas cognitivas, la crisis de la experiencia histórica tradicional o las propuestas estéticas en un contexto tecnológico avanzado.”


Si hay un representante de la historia crítica, esa que es analítica y que sirve como sustento intelectual para luchar contra la historia oficial, al margen de Marx, es Walter Benjamin. Su Tesis sobre la historia, nombrada inicialmente por su primer editor, Theodor W. Adorno, como Sobre el concepto de historia, es toda una apuesta por construir otro discurso, más reflexivo y crítico. En palabras del propio autor, confesadas por carta a su amiga Gretel Adorno, es, más que “un conjunto de tesis”, un puñado de ideas, “un manojo de hierbas juntado en paseos pensativos.”


Para Bolívar Echevarría, introductor de la versión de esa obra publicada por ediciones desde abajo, sus reflexiones “pertenecen a ese género escaso de los escritos de náufragos, borroneados para ser metidos en una botella y entregados al correo aleatorio del mar.”


Indignación frente a la derrota política, dolor histórico, indefensión, naufragio. Todo lo social que se vive en la antesala de la II Guerra Mundial es aplicable a Benjamin como sujeto, como ciudadano que ha cruzar sus propias fronteras para no caer en las manos del nazismo. Como le dedicó Brecht “adelantándote a los verdugos, has levantado la mano contra ti mismo (...) empujado finalmente a una frontera incruzable, has cruzado, me dicen, otra que sí es cruzable. Imperios se derrumban. Los jefes de pandilla se pasean como hombres de Estado. Los pueblos se han vuelto invisibles bajo sus armamentos. Así el futuro está en tinieblas, y débiles las fuerzas del bien. Tú veías todo esto cuando destruiste el cuerpo destinado a la tortura.”


Walter Benjamin, como Freire, es otro de los pensadores incómodos, cuyas reflexiones tienen hoy más pertinencia y actualidad frente al capitalismo excluyente y colonizador que expande el pensamiento único.

Publicado enCultura
La historia de la periodista colombiana que pagó para que un venezolano hablara mal de su país

Las supuestas denuncias de un exagente de inteligencia, destinadas a enlodar al Gobierno de Maduro, no generaron tanta polémica y rechazo cómo los métodos utilizados para 'crear' sus declaraciones.

El audio de una conversación 'fuera de cámara' entre una periodista colombiana y un entrevistado venezolano ha dejado al descubierto lo que parece ser un método -inusual en el periodismo- para obtener, sin escatimar en gastos ni cuidar veracidad, una información en contra del Gobierno de Nicolás Maduro.


La grabación pone en entredicho un trabajo audiovisual transmitido el pasado 2 de septiembre por el 'Canal 1' de Colombia, en el que un supuesto exagente de inteligencia venezolano, con risa nerviosa y sin mirar a la cámara, acusaba al Gobierno de su país de torturas y narcotráfico.


Vestido con una chaqueta con los colores de la bandera venezolana, el joven Edgar Jesús Villanueva, quien formó parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), le hablaba a una periodista -cuyo rostro no apareció en la pantalla- sobre presuntas irregularidades de las que fue testigo.


Sin especificar su rango ni mostrar documento alguno que respaldara sus acusaciones, el joven -de menos de 30 años- aseguró que "el primer corrupto" es el director del Sebin, con referencia a Gustavo González López, quien fuera sancionado por el Gobierno de EE.UU. en 2015 por supuesta "violación de los Derechos Humanos".


Villanueva, según el relato de Claudia Cano, la reportera de 'Canal 1' que lo entrevistó, "tiene cómo demostrar que son ciertos los señalamientos contra el denominado 'Cartel de los Soles', organización narcotraficante conformada por militares venezolanos, en cabeza del diputado Diosdado Cabello"

.
Sostiene allí igualmente la periodista que el joven venezolano, que se propone llegar a EE.UU., "logró acumular información secreta que está dispuesto a revelar ante las agencias de seguridad y justicia" estadounidenses.


El lado B


Poco antes de esa entrevista, se producía entre Cano y Villanueva una suerte de 'conversación de negocios' que, al ser ahora conocida, ha suscitado mucho mayor interés que las supuestas denuncias del exagente.


El canal informativo Telesur publicó en su página web extractos del audio de la charla telefónica que presuntamente sostuvieron ambos.
"Cuéntame, ¿pensaste lo que te dije por teléfono ayer?", le pregunta la periodista.


El futuro entrevistado responde que le preocupa "decir mentiras", a lo que la reportera rápidamente ataja: "No es decir mentiras", sino que "para que la noticia tenga énfasis" hay que "ponerle picante".


"No lo veas como mentiras, velo como una forma de ayudar a tus hermanos venezolanos", agrega la voz de la mujer.


No deja de ser de interés el hecho de que 'Canal 1' es parte de un consorcio propiedad del expresidente colombiano César Gaviria, el empresario Yamit Amad y el periodista Daniel Coronell, los tres públicamente adversarios del gobierno de Maduro, a los que se suman Patricio Wills y HMTV, según el portal 'Kien y ke'.
Mentiras por dinero


Con respuestas confusas y titubeantes, el supuesto exagente venezolano cede y dice que va a presentar las informaciones por el pago acordado de ocho millones de pesos (2.700 dólares).


"Lo voy a hacer por la necesidad que tengo del billete, pero no me gusta mentir así en cámara", afirma.


La reportera insiste para convencerlo y le explica que "es un oportunidad inmensa que no se le da a todo el mundo y tú tienes que aprovecharla".


Ante la negativa de Villanueva a decir en cámara que está "vendiendo arepas" -alimento a base de maíz, típico de algunos países andinos y caribeños-, Cano le replica que debe hacerlo para presentar esa realidad, pues otros venezolanos sí lo están haciendo.


"Queremos reunir en ti toda la problemática del venezolano", apunta.


La periodista de 'Canal 1' le propone entonces la agenda de informaciones falsas y le dice que hable del director de Sebin, del presidente Nicolás Maduro y del Cartel de los Soles, una supuesta organización de narcotráfico, nunca develada, cuya conducción han atribuido al Alto Mando Militar algunos exmiembros del Gobierno devenidos en adversarios, en lo que Caracas ha calificado como parte de la campaña mediática en su contra.


Cano le indica, además, que tendrán que tocar "el tema de los presos políticos", a lo que el joven le responde que en su país "hay políticos presos, que es distinto".
Un poco fuera de sí, la mujer corta diciendo: "Esto es lo que me tienes que contestar tú, no es lo que tú pienses"
Reacciones


Tras conocerse el audio con el supuesto acuerdo de venta de información falsa, los usuarios de las redes rechazaron la campaña mediática contra Venezuela y posicionaron la etiqueta #Canal1NoticiaComprada.


El ministro venezolano de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, publicó en su cuenta de Twitter que habían pagado al exfuncionario para "mentir sobre Venezuela".

 

Publicado: 5 sep 2017 23:44 GMT | Última actualización: 6 sep 2017 10:20 GMT

Publicado enColombia
Jueves, 24 Agosto 2017 06:36

La interpretación de los movimientos

La interpretación de los movimientos

En la séptima conferencia de La Vía Campesina, realizada en julio 2017 en Derio, País Vasco, participaron cientos de delegadas y delegados de las 164 organizaciones en 69 países de cinco continentes, además de organizaciones aliadas y unas 300 personas voluntarias de organizaciones locales.


Los y las delegadas son gente de base, campesinos y campesinas, indígenas, pastores y pescadores artesanales, con una diversidad cultural y lingüística enorme. Toma la palabra una campesina de India y habla en tamil, le pasa el micrófono a un campesino polaco que habla en su idioma y se lo entrega a una apicultora chilena que sigue el debate en castellano y lo devuelve a un campesino de Mozambique que responde en portugués.


Casi todos los participantes siguen escuchando en sus idiomas, parece mágico . En esta conferencia la interpretación simultánea cubrió entre 10 y 17 idiomas a la vez, según la sesión: castellano, euskara, francés, portugués, árabe, ruso, coreano, chino, japonés, bahasa Indonesia, vietnamita, turco, thai, tamil, hindi y bimbi. También habían previsto singalá de Sri Lanka, pero los delegados no pudieron llegar porque no obtuvieron visa.


No se trata solo de interpretación en las sesiones plenarias: también en los grupos de trabajo por temas, en reuniones regionales y de coordinación. En todas las instancias se continúa con la interpretación simultánea, abriendo compuertas de expresión y participación inusitadas.


Por detrás de este malabarismo lingüístico hay más de 50 intérpretes y traductores voluntarios, coordinados por el colectivo COATI : Colectivo para la Autogestión de las Tecnologías de la Interpretación.


“Nuestro objetivo es que no seamos necesarios” dicen Germán y Kate de Coati, ambos fundadores del colectivo, cuando consigo que se sienten un momento a tomar un café y contarme su experiencia. Se refieren al rol de Coati, no a la necesidad de interpretación. A la posibilidad de que los movimientos puedan autogestionar la organización de la interpretación y traducción, sin que ellos como coordinadores tengan que estar presentes.


La interpretación es fundamental para que la participación sea real y desde las bases, no intermediada por alguno de los idiomas coloniales que predominan, lo cual inhibe a las y los delegados a tomar la palabra, aún siendo líderes de sus movimientos. Por ello La Vía Campesina (LVC) ha cultivado esta construcción desde sus inicios y muchos de los intérpretes que estaban en la conferencia han estado presentes en otras conferencias globales y regionales. En LVC es una regla que todos los documentos a discutir o publicar por La Vía Campesina deben estar en castellano, inglés y francés, así como garantizar esta interpretación en las reuniones de su coordinación internacional, en las reuniones de las regiones dónde se requiera, y en las conferencias internacionales globales, que es la instancia más importante de decisión política, organizativa y estratégica del movimiento y ocurre cada cuatro años. A esos tres idiomas, siempre han agregado la interpretación al idioma local de los anfitriones.

Llegar a la situación de diversidad que se logró en la VII conferencia ha sido un largo camino, junto a COATI y basado en la firme decisión política de construirlo.


Germán y Kate cuentan que la interpretación simultánea, que está disponible en Naciones Unidas (en los 6 idiomas oficiales de esas negociaciones) y en eventos privados, es una estructura comercial, cara y técnicamente complicada, en general prohibitiva a los movimientos, con equipos y organización muy costosa. En algunos encuentros de organizaciones internacionales, se contrata esa infraestructura comercial cuando pueden, lo cual come una parte importante de los recursos y además, luego del evento, no queda nada y hay que volver a contratar la próxima vez. Esto no depende solamente de que sea un negocio comercial, también de que las organizaciones no le dan atención suficiente, en general es apenas un escollo a superar al momento de tenerlo delante, sin pensar en el tema durante el resto del tiempo.


Un punto de quiebre en está dinámica, fue la iniciativa de un colectivo griego, que para el Foro Social Europeo que se realizó en Atenas en 2006, luego de aprender de las dificultades en otros ámbitos, dedicó un buen tiempo para diseñar una matriz tecnológica que facilitara la interpretación, es decir, para autogestionar la organización tecnológica de comunicación para la interpretación y pensar formas de trasmisión que fueran más accesibles y apropiables.


Aún hoy, dice Germán, esa es la matriz tecnológica en que nos basamos nosotros y otros colectivos que se están formando. En el Foro Social de Mumbai, otro colectivo había propuesto que en lugar de receptores especiales para interpretación, usaran radios FM, lo cual fue la base para popularizar esa parte del equipamiento necesario: puede ser cualquier radio FM y hasta teléfonos para recibir la señal, con los auriculares que siempre se usan. El colectivo griego también pensó en modelos de consolas para que se sienten los interprétes. COATI ha avanzado mucho en todo esto durante los años siguientes: han diseñado su propia “Spider”, un equipo portable para reuniones más pequeñas, y cabinas ligeras que se pueden plegar y colocar sobre una mesa, en lugar de una estructura completa, difícil de trasladar.


El trabajo del intérprete es fundamental, pero igualmente esencial es pensar en la estructura tecnológica que hace posible la comunicación entre lenguas, para que cualquiera pueda hablar en un idioma y eso se trasmita a todas las cabinas y finalmente llegue a los que están escuchando.


Pensar esa estructura y cómo coordinar a los interprétes lo hace COATI, mientras que los intérpretes y traductores, que en el caso de LCV son voluntarios, llegan al momento de las conferencias. COATI necesita cobrar por su trabajo, porque la previsión, organización y las soluciones tecnológicas, son tarea de muchos meses, no sólo en el momento del evento.


La gran diferencia de la colaboración con Vía Campesina, dice Germán, es que LVC le da una gran importancia a que sus miembros puedan expresarse desde la diversidad y comunicarse con los demás, por lo que nos hemos ido desarrollando juntos. Vía Campesina mantiene comunicación con la redes de intérpretes y traductores todo el año, asigna personas encargadas de este tema y han adquirido los equipos, que van pasando entre reuniones, o cuando se puede, se quedan en el sitio, para que estén ya disponibles en la región, como ha sucedido en África, Asia, América Latina, Europa, Norteamérica.


En otras organizaciones, a veces compran los equipos, pero al no darle seguimiento al tema, se quedan bajo una mesa juntando polvo. Por eso, cuando no hay un nivel de organización como el de LVC, COATI previó un lugar almacenamiento de los equipos y consolas, para poder enviarlos a los eventos que lo necesitan.


“Pero lo mejor”, agrega Kate, “sería que cada movimiento cuide de esto, y nuestro papel podría reducirse a la organización de la comunicación en el sitio y organizar a los intérpretes”. Además, COATI, que está basado en Barcelona y alrededores –además de un miembro en Praga y otro en Polonia– han ido formando a otras personas, que van formando colectivos parecidos al suyo, como BLA y otros en construcción en varios países de Europa.


Porque la parte técnica es sólo un aspecto. “Trabajar con movimientos”, sigue Germán, “implica generar respeto y confianza mutua, porque la interpretación es un tema delicado, ha ocurrido que intérpretes que llegan incorporan cosas de su propia cosecha, generando conflictos. Nosotros tenemos nuestras propias ideas y actividades y aunque somos afines a las propuesta de LVC; entendemos que nuestro rol aquí es proveer lo que necesite La Vía Campesina.”


“Hay una relación mutua muy buena pero al mismo tiempo, está claro que no somos parte de la organización, ni campesinos. A veces gente que colabora solidariamente cree que por ello es parte de LVC, lo cual también genera conflictos, pero es claro que ese no es nuestro rol. Somos una especie de aliados de LVC y eso genera mucha satisfacción, tanto por el trabajo, pero porque vemos que con esa disposición se pueden crear muchas posibilidades, aquí y para otros movimientos” explica Kate.


LVC tiene un enorme poder de convocatoria, por eso también llegan muchos intérpretes voluntarios. Pero se trata de trabajo duro, de muchos años de construcción.
“La Vía Campesina lo ha hecho, porque realmente valoran la participación democrática y de base, porque sin esto no pueden cumplir con los objetivos políticos de la organización, saben que sin la base, lo demás no tendrá fuerza” dice Kate.


“La Vía Campesina va por delante de todos en muchas temas, y en este también”, agrega Germán.


Los integrantes de COATI vienen de movimientos ligados a la alimentación y soberanía alimentaria, entre otros “Reclaim the fields”, una organización de jóvenes a nivel europeo que reclaman tierras para poder ser campesinos. También recogen su experiencia e identidad de los movimientos por la autogestión y por software libre.
Ahora están trabajando sobre el concepto de “soberanía tecnológica”, basado en las mismas ideas base que el de soberanía alimentaria. “Estamos rodeados de tecnologías, las usamos permanentemente y están tan o incluso más monopolizadas por transnacionales, como la comida. Por eso todo lo que hacemos, desde los equipos a las formas de organización, son de código abierto, así otros pueden tomar esas ideas y adaptarlas a sus entornos y necesidades” explican.


“Por ello decimos que nuestro objetivo es ser prescindibles, difundir esas capacidades para que los movimientos se puedan organizar y potenciar la participación desde las realidades diversas y la comunicación desde abajo”


Visto desde la séptima conferencia de LVC, la construcción es extraordinaria y emocionante y aunque en muchas oportunidades todos los asistentes aplauden a los intérpretes expresando un agradecimiento muy sentido por su trabajo, es en realidad un hilo invisible que nos une a todas y todos.


Contacto con COATI : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
https://coati.pimienta.org/index.es.html

Publicado enSociedad
Marshall McLuhan, el visionario de la “aldea global” de la comunicación

Considerado como uno de los profetas de la información de masas, el canadiense, autor del aforismo “el medio es el mensaje”,

habría cumplido hoy 106 años


Marshall McLuhan es una celebridad que se estudia en las facultades de Periodismo y Comunicación. En apenas 20 años, de 1960 a 1980, este filósofo, científico, erudito y docente revolucionó con sus teorías lo que se conocía hasta el momento sobre el potencial de los medios de comunicación en la sociedad. Predijo la influencia y los efectos de la televisión nada más nacer, pero lo increíble es que vaticinó el impacto y el alcance de Internet cuando apenas unos ‘locos’ de la tecnología creían en el invento que ha conseguido revolucionar la forma de entender la información y las comunicaciones.


Herbert Marshall McLuhan nació el 21 de julio de 1911 en Edmonton (Canadá). Hijo de una familia protestante de origen escocés-irlandés, cuando aún era un niño su familia se trasladó a Manitoba, donde comenzó estudiando ingeniería pero culminó sus estudios en la Universidad de Manitoba con una licenciatura en letras y un máster en lengua inglesa.


Su interés por el aprendizaje y la docencia llevó a McLuhan a matricularse después en la Universidad de Cambridge, en la que se doctoró a los 31 años con una tesis que analizaba la obra del dramaturgo inglés Thomas Nashe. En esos años destacó por su destreza física para la ballesta, con la que ganó varios torneos internacionales entre 1935 y 1936, aunque ya se vislumbraba su capacidad para la docencia la ser también profesor adjunto en la Universidad de Wisconsin.


El 30 de marzo de 1937 Marshall McLuhan culminó su conversión a la fe católica y desde ese momento enseñó en institutos superiores católicos. De1937 a1944 imparte inglés en la Universidad de Saint Louis; de 1944 a 1946 en el Colegio Assumption en Windsor, Ontario, y en 1952 obtiene una cátedra en la Universidad de Toronto, donde permanece hasta 1979. Además, durante el curso 1967-68 fue director del Programa de Cultura y Tecnología de la Universidad de Fordham.


De forma paralela a su tarea docente, McLuhan ocupó otros cargos a lo largo de su vida, entre los que destacan la Presidencia del Seminario en Cultura y Comunicación de la Fundación Ford (1953-1955), y la dirección del ‘Proyecto Understanding Media’ para la National of Educational Broadcasters de los Estados Unidos (1959-1960). Además, fue miembro de la Royal Society de Canadá y consultor de la Comisión Pontificia de Comunicación Social del Vaticano (1973). Asimismo, fue coeditor, con Edmund Carpenter, de la revista ‘Explorations in Communication’ (1954-1959).


Los estudios de McLuhan fueron pioneros en el ámbito de la información y de la comunicación y en la influencia de los nuevos medios y la tecnología en la sociedad moderna. La obra del denominado “teórico de los medios”, fue una pasión por la escritura y a la vez por la comunicación, abrió un debate que aún persiste sobre la influencia de los medios de comunicación modernos en el hombre de la sociedad postindustrial y está escrita mayoritariamente en forma de aforismos o fragmentos breves y casi siempre presidida por el humor.


Marshall McLuhan dedicó su vida a ser coherente con una frase suya: “La mayoría de las personas viven en una época anterior, pero uno debe vivir en su propio tiempo”. Su aforismo “el medio es el mensaje” se ha convertido en un lema de la estética y las ciencias de la comunicación contemporáneas, ya que, para él, la manera de percibir la realidad está en relación directa con la estructura y la forma de informar, y cada medio está relacionado a su vez con una parte de la psiquis humana.


Sin embargo, su famosa frase no fue siempre bien entendida. El teórico canadiense quería decir que la forma en que adquirimos la información nos afecta más que la información en sí misma. Por ejemplo, decía McLuhan, “que el impacto de la televisión en los niños no se debe tanto a su contenido como a la forma en que lo transmite a los puntos de luz proyectada hacia el televidente, carencia de detalle, a su movimiento y sonido, que crean una atmósfera envolvente y una experiencia táctil además de visual”.


McLuhan pasó a ser universalmente conocido a partir de la publicación de sus obra ‘La galaxia Gutenberg’ (1962) y ‘Comprensión de los medios’ (1964). En la veintena de obras que escribió McLuhan, el comunicólogo lanzaba la hipótesis desconcertante del retomo del hombre a una sociedad de tipo tribal a escala planetaria y a la existencia audio-táctil. Estas teorías se sintetizan en algunas de sus más famosas expresiones, como la ya repetida “el medio es el mensaje”, “la aldea global” o la “galaxia Gutenberg”.


Para McLuhan, la civilización (aldea global) es equiparable a la cultura de la escritura y, por tanto, divide la historia en cuatro fases: Agrícola, Mecánica, Eléctrica (medios de comunicación) y Tecnológica (la etapa de mayor relevancia en su investigación).


Marshall McLuhan viajó a España en la primavera de 1975 para participar en las Primeras Jornadas de Radio, celebradas en Barcelona y su intervención costó a los organizadores medio millón de pesetas de entonces.


Un total de nueve universidades le concedieron doctorados ‘honoris causa’ a lo largo de su vida: University of Windsor (1965), Assumption University (1966), University of Manitoba (1967), Simon Fraser University (1967), Grinnell University (1967), St. John Fisher College (1969), University of Alberta (1971), University of Western Ontario (1972) y University of Toronto (1977).


A pesar de que consideraba que la electrónica tiende a descartar a los medios de comunicación de la palabra escrita, Marshall McLuhan siempre prefirió el libro, los periódicos y las revistas para transmitir su mensaje, y consiguió así convertirse en un profeta y referente de la era de la comunicación, afirmando que “la única forma de controlar a los medios de comunicación es mediante la comprensión pública de sus efectos”.


McLuhan consideraba que el cambio tecnológico “no es inevitable si entendemos sus componentes y sabemos cómo contenerlo y hasta apagarlo para protegemos de él cuando sea necesario”. Sus admiradores le discutieron la afirmación de que “los anuncios son lo mejor que contienen los periódicos y revistas, y lo único malo es que son siempre buenas noticias”.


Marshall McLuhan falleció en Toronto (Canadá), el 31 de diciembre de 1980, alos 69 años, “mientras dormía, sin dolor”. Estefanía, uno de sus seis hijos, nacidos de su único matrimonio, manifestó que la causa de la muerte pudo haber sido un ataque cerebral. Su lápida reza, con tipografía digital “La verdad nos hará libres”, de la cita bíblica “Veritas liberabit nos”.


Google reconoce hoy al visionario de Marshall McLuhan, que hoy habría cumplido 106 años, con un doodle que ilustra su teoría de la civilización humana a través de cuatro épocas: la edad acústica, la edad literaria, la edad de la impresión y la era electrónica.


El pensamiento de McLuhan y sus teorías representan, en la actualidad, una referencia obligatoria en el estudio de las comunicaciones digitales, de Internet y en las perspectivas abiertas por la sociedad de la información.

Publicado enCultura
China informa resultados del entrelazamiento cuántico más distante de la historia

La revista científica Quantum Physics publicó los resultados de un experimento que podría ser trascendental: la primera red de teleportación cuántica.

Un equipo de investigadores chinos ha anunciado los resultados del proceso de entrelazamiento cuántico más distante jamás realizado.


El fenómeno de entrelazamiento sirve de base para la teleportación y se ha convertido en una operación común en los laboratorios ópticos alrededor del mundo. Mediante la misma, dos objetos cuánticos —como fotones— se enlazan en el mismo instante de espacio y tiempo para “compartir su existencia”, es decir, mantener el mismo estado cuántico aún a grandes distancias.


Esta propiedad permitiría ‘descargar’ la información presente en cualquier fotón entrelazado y transmitirlo hacia otro, que tomaría el mismo estado del primer fotón. Con ello, sería posible crear un sistema de telecomunicaciones inmediato, sin demoras y completamente seguro.


Micius, el satélite que batió el récord de distancia en teleportación


El experimento ha sido llevado a cabo por una singular red cuántica formada por varios elementos no comunes para la ciencia. En primer lugar, se encuentra el satélite Micius, lanzado en agosto de 2016, un receptor altamente sensible de los fotones entrelazados y enviados desde la Tierra.


En segundo lugar, el equipo chino logró disminuir la distancia en la que los fotones viajan a través de la atmósfera terrestre, al aumentar su trayecto a través del vacío, un lugar ideal para la transmisión sin interferencias de los fotones. Para ello, instalaron una estación de transmisión a 4.000 metros de altura en la región de Ngari, en el Tíbet chino, conocida también como ‘el techo del mundo’. Las distancias entre este punto y el satélite varían desde los 500 kilómetros hasta los 1.400 kilómetros, dependiendo de la rotación terrestre.


En su experimento, ‘el equipo Micius’ creó pares cuánticos entrelazados que eran transferidos entre la Tierra y el satélite a una velocidad de 4.000 fotones por segundo. Para comprobar la teoría, los científicos ‘marcaban’ uno de estos fotones en el satélite cada vez que este pasaba cerca de la Tierra a medianoche y mantenían los fotones originales en la estación de Ngari sin modificar.


Después de 32 días de experimento y millones de fotones transmitidos, los investigadores confirmaron 911 casos positivos de modificación del estado por entrelazamiento. Esto ratifica el primer caso de teleportación exitosa desde la Tierra y el espacio exterior y el récord de distancia en la aplicación de esta técnica.


(Tomado de Russia Today)

Martes, 11 Julio 2017 06:15

Periodismo sin patrón

Periodismo sin patrón

Desde la crisis de 2001 Argentina se ha convertido en uno de los países donde las experiencias autogestionarias han alcanzado mayor desarrollo. Hablamos de 400 fábricas y empresas recuperadas por sus trabajadores, la inmensa mayoría durante la década de mayor crecimiento de la economía, lo que indica que estamos ante una práctica convertida en sentido común por decenas de miles de trabajadores cuando peligran sus puestos de trabajo.


Hablamos de cien bachilleratos populares, donde varios miles de adultos finalizan sus estudios secundarios, en base a una curricula y pedagogías construidas colectivamente en asambleas por docentes y estudiantes. Se trata de modos y espacios auto-educativos nacidos hace apenas diez años en algunos barrios piqueteros y fábricas recuperadas, que se extiende de forma consistente entre los sectores populares.


Y hablamos, también, de medios de comunicación autogestivos y culturales que, según el último censo de la Asociación de Revistas Culturales Independientes de Argentina (ARECIA), llegan a cinco millones de lectores mensuales. ¡¡Un 15% de la población del país!!


Según el censo, en 2016 había casi 200 revistas donde se desempeñaban 1.044 trabajadores y trabajadoras, algo más de seis personas por publicación. Las revistas impresas censadas, no todas pertenecen a la asociación, editan un promedio de 250 mil ejemplares que son leídos por casi un millón de personas mientras las páginas web superan los cuatro millones de lectores mensuales.


Se trata de medios como MU, de la cooperativa Lavaca, nacida en plena crisis de 2001, pero también medios muy recientes como La Tinta, de Córdoba o el diario Tiempo Argentino, recuperado por sus trabajadores, y un puñado que persisten desde la década de 1970.


El periodista Daniel Badenes acaba de publicar el libro “Editar sin patrón”, sobre la experiencia político-profesional de las revistas culturales independientes. En la introducción de la recopilación de experiencias, escribe: “Lo que hacen no es una mercancía. Diversas en sus contenidos y en sus estéticas, todas implican otra forma de producir, que no busca multiplicar el lucro para considerar sostenible a un medio, sino la justa remuneración del trabajo realizado en forma autogestionada”*.
En la misma introducción aparecen varios testimonios.


“Las revistas culturales nos hemos constituido como un espacio de legitimación de la palabra, de la investigación, del debate, en donde la ética periodística sigue teniendo valor y la calidad de los productos realizados no tiene nada que envidiarle a los medios hegemónicos”, afirma la revista Mural, que la definen como “la tribuna de los que quieren otro mundo”.


“Sabemos que cada uno daría la vida por lo que hace. Somos acción, intransigencia y rebeldía”, define Claudia Acuña, referente del colectivo Lavaca.


Muchas de las publicaciones realizan además talleres de periodismo, actividades culturales y fiestas en las que suelen recaudar fondos para financiar las revistas. Otras han montado centros sociales y culturales, están vinculadas a organizaciones de base y cooperativas de trabajo. Tienden a establecer relaciones horizontales y son rigurosamente independientes en un medio hegemonizado por los grandes conglomerados como Clarín y La Nación.


Sólo el 30% de las revistas accede a publicidad oficial y la mayoría combinan papel y web. Más del 70% de las revistas impresas se venden de mano en mano y algo más de la mitad se distribuyen en centros culturales. Un enorme esfuerzo si se considera que en promedio cada revista imprime poco más de 3.000 ejemplares**. Pero también circulan en kioskos y librerías y casi todas han optado por la suscripción como forma de mantener un contacto directo con los lectores.


Es un periodismo militante y, por lo tanto, autónomo, anclado en valores de dignidad solidaridad, compromiso social y político. Es un periodismo imprescindible para informarse de luchas y resistencias que no llegan a las páginas de los grandes medios, incluso de los que se auto-denominan de “izquierda”, que suelen silenciar luchas que no consideran importantes o no entran dentro de sus paradigmas de periodismo.


Con cinco millones de lectores y lectoras, nadie puede pensar que se trata de un sector marginal. Ni que sea la prefiguración del mundo nuevo. Todo lo contrario: es ya el mundo nuevo, un mundo en movimiento, inquieto, que vive y crece sin cesar.


* La introducción completa puede leerse en http://www.lavaca.org/notas/editar-sin-patron/
** Los datos completos del censo de revistas en http://revistasculturales.org/wp-content/uploads/2016/11/Quinto-Informe-ARECIA.pdf

Publicado enSociedad
“Lo que estamos enfrentando son campañas de desinformación”: Frank La Rue

Durante el Foro Global de Medios, organizado por la Deutshe Welle en Bonn-Alemania, tuvimos la oportunidad de entrevistar Frank La Rue, Subdirector General Adjunto de UNESCO para la Comunicación e Información. Este fue nuestro diálogo.


P: ¿En términos generales, cuál es el balance que tiene sobre el proceso de democratización de la comunicación en América Latina y el Caribe?


FLR: Pienso que estamos ante un fenómeno especial. En América Latina se siguen padeciendo algunos problemas, como la concentración de medios. Este sigue siendo el dilema más ue podría, eventualmente, resolverse debido al uso de medios digitales. Aunque en este caso, el tema está vinculado a quien maneja la conectividad y la telefonía celular, porque de alguna forma el acceso al internet no es únicamente a través de fibra óptica o de estructuras tradicionales, sino también mediante telefonía móvil, especialmente para la zona rural de América Latina.


Es importante que empecemos a ver el trabajo de los medios y de la comunicación mediática tanto desde la necesidad de buscar el principio de pluralismo de diversidad de medios (públicos, privados y comunitarios), así como del pluralismo de ideas, y también el uso de las nuevas tecnologías. Las nuevas tecnologías nos ofrecen facilidades a la que debemos acostumbrarnos, y que van a implicar el empezar a diseñar esto como un amplio concepto para América Latina.


P: ¿Cuáles son los desafíos globales que impiden garantizar el Derecho a la Comunicación? ¿Cuáles son las tareas pendientes de la UNESCO?


FLR: Primero, la violencia contra los periodistas va aumentando, tristemente puedo decir que no solo tiene que ver con los conflictos armados en Siria o en Sudán del Sur, o en otros lugares, sino que es un fenómeno del mundo entero. Incluso en países democráticos se ataca a las y los periodistas. Efectivamente se les intimida, se les encarcela, hay cientos de periodistas con detención arbitraria en el mundo y muchos casos de violencia directa y asesinatos.


Este es el fenómeno número uno que nosotros, como UNESCO, insistimos en erradicar, sobretodo en el tema de la impunidad, insistimos en que se investigue cada hecho para poder ubicar su origen y dar el primer paso para la solución de esta violencia. Un fenómeno ascendente que nos preocupa mucho es el hostigamiento sexual a mujeres periodistas, que está sucediendo constantemente, a veces en razón del periodismo investigativo orientado al crimen organizado o corrupción política y otras, simplemente porque quieren dedicarse al periodismo deportivo, mundo en el que se les quiere rechazar y aquí empieza a darse el acoso sexual.


El segundo fenómeno es el de la concentración de medios, del que ya tratamos, y que se está dando en el mundo entero. En el tema de internet hay cuatro o cinco grandes plataformas que dominan el servicio, dando lugar a implicaciones idiomáticas, culturales y de todo tipo. No estoy en contra de ninguna plataforma en particular, simplemente sostengo la idea de que debemos seguir garantizando el respeto a la diversidad cultural, a los idiomas del mundo, a las expresiones de todos los sectores y al acceso de la información que todos deben tener.


El tercer fenómeno es el acceso a la información. Las leyes de acceso a la información y el fenómeno como tal, tienen una tendencia conservadora donde el mundo se está cerrando a estos modelos y no es bueno. Estamos regresando a regímenes autoritarios que limitan la libertad de expresión no solo contra periodistas sino además limitan el acceso a la información, y esto pasa en el mundo entero, en todos los continentes.


Estamos presenciando la manipulación de la información, alguna gente le llama el ´fake news´. Personalmente, no me gusta el nombre, me parece que no puede llamarse noticia falsa porque solo el llamarle noticia ya es parte de la maniobra para generar dudas en los servicios noticiosos.


A mi me parece que lo que estamos enfrentando son campañas de desinformación claras para favorecer a un candidato o a una posición política, donde los populismos de derecha están avanzando porque no es que se dé una noticia falsa sino que se produce información ficticia para manipular la opinión pública. Un fenómeno fríamente peligroso porque además se están haciendo con estudios de la opinión pública, sobre lo que les interesa oír y lo que quisieran saber.


P: ¿Cuál es rol y el aporte que UNESCO puede hacer frente al escenario de estos tres grandes desafíos que tienen una envergadura impresionante?


En cada uno de esos tenemos un plan. En el primero UNESCO es la Agencia de Naciones Unidas que coordina el plan de acción interagencial para la seguridad de los periodistas, y este es nuestro deseo más importante: promover un plan multisectorial. Un plan en el que participen las agencias de Naciones Unidas, los estados mismos con asociaciones de prensa y sociedad civil, aprovechando las metas de desarrollo sostenible y la meta 16, que habla de garantizarle todos los estados de acceso público a la información.


Hemos dicho que todos los estados deben informar del desarrollo de las metas a Naciones Unidas y del desarrollo de un mecanismo de seguridad de periodistas en cada país. Mecanismo que trate además el tema de impunidad y que, efectivamente, garantice una investigación cada vez que periodistas sean atacados o confrontados. Esto es muy importante para nosotros. Queremos una declaración de Naciones Unidas sobre periodistas al igual que hay una sobre defensores de Derechos Humanos.


En el tema dos, en el de diversidad y pluralismo estamos tratando de trabajar políticas públicas sobre el manejo de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), a través de Internet, para facilitarle a las personas cómo hacer sus propios medios. De hecho, tenemos algunos proyectos que son en prevención de la violencia donde los jóvenes mediante su teléfono móvil pueden empezar a hacer planes de mensajes para la paz.


La iniciativa la estamos haciendo en África con muy buen resultado. Somos también parte de un programa para apoyar al sur del Mediterráneo, aquí aplicamos la misma idea de usar la red de internet y redes sociales para que los jóvenes se conozcan, se comuniquen, dialoguen, rompan prejuicios y busquen el entendimiento entre diferentes visiones, culturas, etnias y religiones.


Frente al tercer desafío, le damos mucha importancia a la alfabetización mediática en el sentido de que nosotros creemos que el Internet, así como es una maravillosa tecnología, también es peligrosa desde el bullying de niños y niñas hasta las amenazas e intimidación porque la gente maneja con mucha ingenuidad el Internet.


Hay violaciones de la privacidad que la gente ni conoce, hay gran almacenamiento de datos, por lo que nosotros creemos son importantes las tareas educativas que estamos promoviendo como políticas. En los países faltan programas de capacitación mediática en niñas y niños, incluso en nuestra campaña en el Día Mundial de la Libertad de Prensa este 3 de mayo se impulsó el desarrollo de mentes críticas para un mundo en situación crítica, porque en el mundo de hoy se necesita pensamiento crítico desde las niñas y niños hacia arriba para que la gente pueda entender e interpretar los datos.


P: En torno a estas estrategias, ¿cuál es la importancia y el apoyo que le da UNESCO al rol de los medios libres (comunitarios e independientes), en este complejo escenario mundo de la comunicación?


FLR: El apoyo de la UNESCO es con programas específicos, con la incidencia de políticas públicas, no es que haya apoyo individualizado porque UNESCO no tiene los recursos que quisiéramos, pero en políticas públicas nuestra idea es propiciar el reconocimiento a medios comunitarios porque no en todo el mundo se da. Además, pensando en esta diversidad de medios queremos propiciar políticas públicas de acceso a la información para transparencia y en propiciar la capacitación a periodistas.


En algunos países en zonas de conflictos sobre temas de periodismo investigativo y periodismo para la paz estamos tratando la prevención de la violencia. Así mismo a nivel del público en general, la idea es que en las escuelas y con los maestros se pueda dar esto de la educación mediática, la formación de cómo entender los medios, de cómo tener un pensamiento crítico y de cómo prevenir los peligros de internet y de las nuevas tecnologías.


P: Sobre el Proceso de Paz en Colombia, ¿cuál fue el rol de la UNESCO y sus prioridades?


UNESCO no tiene oficinas en Colombia, sin embargo, se visitó el país, hubo reuniones con el presidente Santos, con la ministra de Relaciones Exteriores, con la ministra de Educación y con varios ministros en el sentido de manifestar el apoyo al proceso de paz. Lo que más nos han solicitado apoyo es en frontera, con el tema de educación ciudadana, participación, y en particular sobre capacitación técnica para el trabajo en las zonas de movilización. UNESCO está interesada y presta en comprometerse con esos temas.


En el tema de comunicación estamos muy interesados. Algunos amigos periodistas nos han pedido nuestra intervención en la capacitación de periodistas para la paz y estamos pensando hacerlo.

 

02.07.2017 - Pressenza IPA

Publicado enSociedad
Google dejará de espiar correos de usuarios de Gmail

 

Google informó el viernes que dejará de explorar el contenido de las bandejas de entrada de los usuarios de Gmail para la orientación de anuncios publicitarios, con lo que pone fin a una práctica que ha alimentado las preocupaciones sobre la privacidad desde que se lanzó el servicio gratuito de correo electrónico.

Google explicó en un comunicado que los usuarios de Gmail seguirán viendo anuncios "personalizados" y mensajes de marketing, pero que éstos estarán basados en otros datos, como consultas de búsqueda o hábitos de navegación.

La vicepresidenta senior de Google Cloud, Diane Greene, dijo en un blog que el servicio gratuito de Gmail seguirá las mismas prácticas que su empresa G Suite Gmail. "El contenido de los consumidores de Gmail no se utilizará ni explorará para la personalización de anuncios después de este cambio", aseguró.

"Esta decisión hace que los anuncios de Gmail se alineen con la forma en que personalizamos los anuncios de otros productos de Google. Los anuncios que se muestran se basan en la configuración de los usuarios. Los usuarios pueden cambiar esa configuración en cualquier momento, incluyendo inhabilitar los avisos personalizados", agregó.

Los defensores de la privacidad se han quejado desde hace tiempo de que la exploración de los contenidos de correo electrónico equivale a una "escucha indebida" no autorizada por los usuarios. El gigante de internet llegó a un acuerdo a principios de este año en una demanda colectiva en la materia, pero una jueza federal lo rechazó por inadecuado.

Danny Sullivan, editor fundador del blog en línea Search Engine Land, calificó la medida como un "gran cambio" para Gmail, señalando que la exploración de contenido de correo electrónico "ha sido el mayor golpe contra los servicios desde que comenzó". Pero Sullivan escribió en Twitter: "Por otro lado, ¿tranquiliza a los consumidores saber que Google tiene mejor información ahora para perfilarlos que leyendo sus correos electrónicos?"

Publicado enSociedad
Científicos chinos realizan una teleportación cuántica a una distancia de 1.200 kilómetros

Aunque el propio Einstein argumentó en contra de la existencia de este fenómeno, investigadores chinos han dado el primer paso hacia la construcción de una red global de comunicación cuántica.

 

El satélite chino Micius ha transmitido con éxito información a una distancia de 1.200 kilómetros utilizando fotones entrelazados, rompiendo así el récord de teleportación cuántica de 100 kilómetros establecido hace casi dos años, de acuerdo con un estudio publicado en la revista 'Science'.


"Una espantosa acción a distancia"


El entrelazamiento cuántico es un fenómeno tan extraño que incluso Einstein argumentó en contra de su existencia, calificándolo como "una espantosa acción a distancia": pares de partículas pueden estar inseparablemente vinculadas, de manera que el estado de una podría provenir de la otra, sin importar lo lejos que se encuentren.
En esencia, este proceso se puede utilizar para 'transportar' al instante información entre las partículas a distancias teóricamente infinitas. Exactamente por eso, Einstein no podía aceptar la idea: viola la ley de la relatividad, que estipula que nada puede viajar más rápido que la velocidad de la luz.


En experimentos anteriores se encerraron fotones en una fibra óptica para protegerlos, pasando el mensaje de partícula en partícula. Este método se utilizó para establecer el récord previo. Sin embargo, cuanto mayor sea la distancia, mayor es la probabilidad de que el mensaje se pierda o se distorsione.
El primer paso hacia la comunicación cuántica


Lanzado en agosto de 2016 por el proyecto internacional conocido como Experimentos Cuánticos de Escala Espacial (QUESS, por sus siglas en inglés), el satélite Micius fue el primer paso hacia la construcción de una red global de comunicación cuántica, recoge New Atlas. En lugar de fibras, el sistema envía fotones entrelazados a través de rayos láser, lo que puede ayudar a minimizar la interferencia.


El equipo liderado por Wang Jianyu ha logrado transmitir fotones cuánticos entrelazados sobre una distancia de 1.200 km. Para ello, el rayo láser en el satélite pasa a través de un divisor de haz, lo que crea dos estados polarizados diferentes: uno para recibir fotones y otro para enviarlos. De esta manera, Micius se comunica con tres satélites de recepción diferentes, algo mucho más eficiente que lo que las fibras ópticas pueden hacer.


Una red de comunicación cuántica podría llevar a cabo telecomunicaciones no solo mucho más rápidas, sino más seguras: la sensibilidad de los fotones entrelazados a la interferencia realmente funciona en su beneficio. Si una tercera parte no autorizada intenta acceder a una señal, los fotones la interrumpen, alertando a los usuarios.