Rana arborícola sudamericana, primer caso de fluorescencia natural

Científicos de Argentina y Brasil descubrieron de manera casi azarosa el primer caso de fluorescencia natural en una especie de rana arborícola que se encuentra en Sudamérica, señaló este jueves uno de los autores del trabajo.

"Este caso es el primer registro científico de una rana fluorescente. No había reportes anteriores que encontremos, más allá de informaciones acerca de moléculas que puedan ser fluorescentes", indicó Carlos Taboada, uno de los investigadores.

En un laboratorio del Museo Argentino de Ciencias Naturales Comodoro Rivadavia de Buenos Aires, Taboada explicó el alcance del trabajo del que formó parte.

Taboada trabaja en el equipo liderado por el argentino Julián Faivovich, investigador principal del recinto y del Consejo Nacional de Ciencia y Técnica (Conicet), cuyo hallazgo fue recientemente publicado en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

Según Faivovich, este descubrimiento "modifica radicalmente lo que se conoce sobre la fluorescencia en ambientes terrestres; permitió encontrar nuevos compuestos que pueden tener aplicaciones científicas o tecnológicas y genera nuevas preguntas sobre la comunicación visual en anfibios".

Integrante de la Universidad de Buenos Aires, explicó que el origen de la fluorescencia se debe a unos compuestos denominados hyloínas. "Es una combinación de emisión de glándulas de la piel y de linfa, que es filtrada por las células pigmentarias también de la piel, que en esta especie es translúcida", indicó Faivovich.

Gas Natural demandará a Colombia por 1.000 millones por liquidar su filial

La compañía presentará la próxima semana una demanda de arbitraje internacional contra Colombia ante el Ciadi en concepto de los perjuicios causados por la decisión adoptada sobre Electricaribe


Gas Natural Fenosa presentará la próxima semana una demanda de arbitraje internacional contra Colombia ante el Ciadi, organismo dependiente del Banco Mundial, por la decisión del país sudamericano de liquidar su filial Electricaribe, informaron a Europa Press en fuentes de la compañía.


En concreto, la energética española reclamará en su demanda unos 1.000 millones al Gobierno colombiano en concepto de los perjuicios causados por la decisión adoptada sobre Electricaribe, compañía en la que posee con una participación del 85,38%.


El pasado martes, tras la decisión de las autoridades colombianas de liquidar y vender Electricaribe, Gas Natural Fenosa ya señaló que no le quedaba "otra alternativa" que recurrir a los tribunales internacionales de arbitraje. Gas Natural Fenosa ya había decidido desconsolidar su participación en Electricaribe y reclasificar la filial como activo financiero con un valor contable de 475 millones de euros, aunque había señalado que la reclamación internacional se haría por la totalidad de su valor, "que es muy superior".


En paralelo a este paso de acudir a los tribunales arbitrales internacionales, la compañía presidida por Isidro Fainé también expresó su voluntad de seguir negociando con el Gobierno de Colombia para alcanzar un acuerdo que, "dotando a la empresa colombiana de un marco regulatorio adecuado, establezca la necesaria regulación jurídica y económica que le permita continuar operando Electricaribe, y llevar a cabo las inversiones convenientes". La energética estima que su filial en Colombia arrastra un "gravísimo" problema de morosidad y fraude que le ha llevado a alcanzar una deuda de sus clientes superior a los 1.300 millones de euros.


A finales del año pasado, la deuda de los clientes protegidos a los que es imposible cortar el suministro por imperativo legal superaba los 350 millones de euros. A estos importes se suman fraudes por importe superior a los 100 millones de euros anuales. Electricaribe fue adquirida por Unión Fenosa en 2000, y en 2009 Gas Natural compró Unión Fenosa. Desde entonces, y pese a no dejar de advertir de la mora y el fraude de la filial, se han invertido desde España en Electricaribe más de 800 millones de euros, "y jamás se ha cobrado ningún dividendo", según la compañía.

 

16/03/2017 20:23 Actualizado: 16/03/2017 20:23

Publicado enColombia
Viernes, 10 Marzo 2017 10:17

El maldito

El maldito

Hijo intelectual y dilecto de Freud, luego disidente expulsado del círculo íntimo del maestro, Wilhelm Reich fue, para muchos, un psicoanalista maldito. Pionero de las terapias corporales, revolucionó la sexología con la teoría sobre la función del orgasmo. Desprestigiado y prohibido, murió en una cárcel de Estados Unidos a donde había llegado huyendo del nazismo para continuar sus investigaciones sobre la energía vital, que él llamaba orgón.

 

Wilhelm Reich nació en una familia judía y acomodada que vivía en una zona rural de la actual Ucrania, por entonces parte del imperio austrohúngaro. El padre le puso el nombre en homenaje al emperador de Alemania, pero la madre prefería llamarlo Willi, quizá para protegerlo de la cólera de ese hombre celoso y autoritario que tenía por marido. Próspero criador de ovejas, León Reich trataba mal a todo el mundo, fuera familia, empleados o vecinos. El niño creció aguantando en silencio las penitencias y las bofetadas del padre. Solitario por obligación, aprendió en casa y de los padres las primeras letras hasta que León contrató a un preceptor.


Una tarde el pequeño Willi descubrió que el preceptor era también el amante de su madre. Aunque lo devoraban los celos, se cuidó de no contarle nada al señor Reich. Después de todo, la madre era el único refugio en el mundo sombrío y hostil de la casa familiar. Hasta que para vengarse de ella por una tontería, la traicionó denunciando la infidelidad. Sobrevino la catástrofe. Reproches, golpes y gritos. La mujer intentó suicidarse con veneno pero el marido la salvó sólo para seguir atormentándola. Willi terminó pupilo en una pensión de familia, y tuvieron que internarlo para tratarlo por una soriasis severa. Determinada a poner fin a una vida de reclusión y violencia, la madre logró irse para siempre en el tercer intento. Durante mucho tiempo el sentimiento de culpa atormentará al muchacho de 14 años que tres años más tarde perderá también al padre.


Socorro obrero.

Luego de la Primera Guerra Mundial Reich empezó a estudiar medicina, se interesó en el psicoanálisis y se convirtió en uno de los discípulos más apreciados de Freud, quien le derivó a sus primeros pacientes. Unos años después el maestro ya se refería a él como “la mejor cabeza” de la Asociación Psicoanalítica de Viena. En 1921 llegó a la consulta una hermosa muchacha, con quien se casó al terminar el tratamiento (“Un hombre joven, de menos de 30 años, no debería tratar pacientes del sexo opuesto”, escribió en su diario). Por esa época profundizó el estudio de la sexualidad (“he llegado a la conclusión de que la sexualidad es el centro en torno al que gravita toda la vida social, tanto como la vida interior del individuo”) y siguió devoto a su mentor.


En ocasión de la fiesta de los 70 años de Freud le ofreció como regalo La función del orgasmo. Mucho más tarde de lo que esperaba recibió una respuesta lacónica del maestro. Fue el primer signo de que las cosas con él no iban bien. Diferencias teóricas (la teoría de Reich sobre el origen sexual de la neurosis) y políticas (su acercamiento a la cuestión social y al marxismo) hicieron el resto.


El 15 de julio de 1927 Reich y Annie, su mujer, presenciaron la represión de una manifestación de trabajadores que dejó cien muertos y más de mil heridos. La conciencia social de Reich había comenzado a forjarse como médico en el hospital público, pero la brutalidad de la actuación policial lo decidió a tomar partido. Se afilió al Socorro Obrero, organización del Partido Comunista austríaco, y comenzó a trabajar la idea de que marxismo y psicoanálisis eran complementarios (“Marx es a la ciencia económica lo que Freud a la psiquiatría”). Empezó a hablar en actos callejeros, repartía volantes, enfrentaba a la policía. Hizo amistad con un tornero, un muchacho más joven que él llamado Zadniker, de quien aprenderá tanto o más que en la universidad. Con Zadniker se asomó a la miseria sexual y las relaciones amorosas en la clase obrera, y conoció el efecto devastador de la desocupación en las relaciones familiares. Compró un camión y lo equipó como una policlínica ambulante, y dedicó los fines de semana a recorrer los barrios pobres de la ciudad junto a un pediatra y un ginecólogo: atendían niños, mujeres, jóvenes y daban clases de educación sexual.


Nada podía ser más ajeno a Freud que la militancia política de Reich. Le advirtió que estaba metiéndose en un avispero y que la función del psicoanalista no era cambiar el mundo. Pero él ya estaba lejos del maestro, viviendo en Berlín, preparándose para publicar el ensayo “Materialismo dialéctico y psicoanálisis” y viajar a la Urss.


Sexualidad proletaria.

Aunque en Moscú no encontró un ambiente favorable a las teorías psicoanalíticas, regresó convencido de que la explotación capitalista y la represión sexual eran complementarias. En 1931 fundó la Asociación para una Política Sexual Proletaria. La “Sexpol”, como se la conoció, llegó a reunir a 40 mil miembros en torno a un programa que casi un siglo después mantiene vigencia: legalización del aborto, abolición del adulterio, de la prostitución, de la distinción entre casados y concubinos, pedagogía y libertad sexual, protección de los menores y educación para la vida. Para editar y difundir materiales de educación creó su propia editorial. Cuando tu hijo te pregunta y La lucha sexual de los jóvenes fueron dos de los folletos más exitosos en los que explicaba en lenguaje llano y sin prejuicios los tabúes de la vida sexual: orgasmo, aborto, masturbación, eyaculación precoz, homosexualidad.


El primer día de enero de 1932, a renglón seguido de un comentario sobre el agravamiento de la gastritis que padecía, Freud anotó en su diario: “Medidas contra Reich”. Entendía que su afiliación al partido bolchevique le restaba independencia científica y lo colocaba en una situación equivalente a la de un miembro de la Compañía de Jesús.


Dos días después del incendio del Reichstag, el diario oficial del Partido Nacional Socialista publicó una crítica contra La lucha sexual de los jóvenes. La prédica libertaria también le valió la reprobación de su partido, pues los comunistas temían que el interés por las cuestiones del sexo debilitara el compromiso político de sus militantes. Primero retiraron sus publicaciones y luego lo expulsaron del partido. Poco después la Gestapo lo fue a buscar a su casa.


Psicología de masas del fascismo.

La primera escala del exilio que terminaría en Estados Unidos lo llevó a Copenhague, luego a Malmö, en Suecia, y más tarde a Oslo. Publicó La psicología de masas del fascismo, una obra que le dio celebridad, en la que analizaba la relación entre la familia autoritaria, la represión sexual y el nacionalsocialismo. La comunidad psicoanalítica lo excluyó, y empezó a circular el rumor de que estaba loco. A propósito escribió: “Los dictadores directamente expulsan o matan. Los dictadores democráticos asesinan furtivamente con menos coraje y sin asumir la responsabilidad de sus actos”.


En ese período se dedicó a estudiar la naturaleza bioeléctrica de la angustia y del placer. Volvió al laboratorio y al microscopio. A fines de mayo de 1935 escribió en una entrada de su diario: “Éxito total de la experimentación. La naturaleza eléctrica de la sexualidad está probada”. A principios del año siguiente fundó el Instituto Internacional de Economía Sexual para las Investigaciones sobre la Vida, donde reunió a un equipo multidisciplinario de médicos, psicólogos, pedagogos, artistas, sociólogos y laboratoristas. Ese año también conoció al pedagogo inglés Alexander S Neill, fundador de la escuela de Summerhill, con quien forjó una larga amistad personal e intelectual. Reich se interesaba en su pedagogía y él en los estudios sobre la psicología de masas del fascismo. En esa época publicó el artículo “¿Qué es el caos sexual?”, que los estudiantes de Nanterre retomarán como programa político en mayo de 1968, divulgándolo en volantes.


Las investigaciones y el proselitismo en materia de libertad sexual complicaron su situación en Oslo. En 1938, a través del psiquiatra estadounidense Theodor P Wolfe, consiguió un contrato como profesor en la Nueva Escuela de Investigación Social, de la Universidad de Nueva York, que recibía universitarios europeos perseguidos. En agosto del año siguiente desembarcó en la ciudad donde ya vivían su ex mujer y las dos hijas.


Acumuladores de orgón.

Abandonó el psicoanálisis y se concentró en investigar la relación de la psiquis con el sistema nervioso y el cuerpo. Empezó a trabajar los conceptos de “coraza muscular” (agarrotamiento, tensión) que se correspondían con los de “coraza caracterial” (producto de la represión de los sentimientos). Introdujo prácticas de terapia corporal en la consulta (masajes, abrazos, respiración, estiramiento) para ayudar al paciente a liberarse. Decía que el cuerpo necesitaba contraerse y expandirse en movimientos equivalentes a los de una medusa, y que las corazas y bloqueos impedían el movimiento, originando enfermedades.


Postuló la existencia de una energía vital, el orgón, que determinaba el funcionamiento del cuerpo humano y también estaba presente en la atmósfera. Creó dos instrumentos: el orgonoscopio, dispositivo para medir la energía, y el acumulador de orgón, especie de caja de madera revestida interiormente por capas de metal y material orgánico para atraer y concentrar el orgón. Primero fueron pequeños acumuladores donde colocó ratones con cáncer. En 1940 creó el primer acumulador de tamaño humano, una caja con aspecto de armario en la que uno podía sentarse. Sostenía que en una sesión dentro del acumulador el paciente absorbía orgón del aire que respiraba dentro de él y que esto tenía un efecto beneficioso para el sistema nervioso, los tejidos y la sangre.


Sin apoyo de la comunidad científica, sus investigaciones empezaron a ser tildadas de delirios y él de charlatán. Buscó el respaldo de Einstein, a quien le presentó su trabajo y le ofreció un acumulador, que instaló en su casa. El científico desechó el resultado de sus experiencias y la relación terminó en disputa. Mientras tanto había comenzado a tratar de forma experimental a enfermos de cáncer con la convicción de que el acumulador podía mejorar su capacidad para combatir la enfermedad. Otros enfermos se sumaron voluntariamente al tratamiento. Reich constató notables mejoras en el estado general y un descenso en los dolores de los pacientes. En 1946 compró un terreno al borde del lago Mooselookmeguntic, un edén al norte del país, en el estado de Maine, en la frontera con Canadá. Un sitio de bosques y montañas donde el contacto con la naturaleza era intenso. Allí instaló su vivienda y el laboratorio, un conjunto de edificaciones que pronto los vecinos llamaron “La casa de Frankenstein”. En 1945 se casó con una colaboradora, Ilse Ollendorf, con quien vivía desde tiempo atrás. Un año antes había nacido su hijo Peter, y un año después obtuvo la ciudadanía estadounidense.


En la mira del FBI.

Inventando amigos comunes y con el pretexto de que tenía un mensaje para darle, la periodista Mildred Edie Brady logró franquear los filtros que Ilse ponía para salvaguardar a Reich. La recibió, recorrieron juntos el laboratorio y le mostró sus acumuladores de orgón. En abril de 1947 Brady publicó un artícu¬lo en Harper’s Magazine titulado “El nuevo culto del sexo y la anarquía”, por el que se haría famosa. Un mes después retomó el tema en The New Republic con “El extraño caso de Wilhelm Reich”. Brady afirmó que la ciencia desaprobaba sus actividades y conclusiones, que tenía más pacientes de los que podía atender y una influencia “mística” y perjudicial en los jóvenes. Fue el inicio de una campaña de desprestigio a la que se sumaron otras publicaciones. La prensa convirtió a los acumuladores en “cajas de sexo” y a la terapia corporal en sesiones de masturbación a los pacientes. En agosto recibió la primera inspección de la Administración de Alimentos y Medicamentos (Fda).


En los años siguientes Reich continuó publicando (Escucha, pequeño hombrecito, 1948, El análisis del carácter, 1949) e investigando, en particular los efectos de las radiaciones nucleares y las posibilidades de neutralizarlas. Para ello colocó una muestra mínima de radio en un acumulador, pero el efecto provocado fue el contrario del que buscaba. El acumulador amplificó la radiactividad, con consecuencias negativas para él y sus colaboradores. Su hija Eva, médica e investigadora, sufrió una bradicardia severa. El resto del equipo volvió a mostrar los síntomas de enfermedades que habían padecido antes. Todos, incluido Reich, presentaron alteraciones emocionales. Poco después, Ilse decidió dejar la casa con el pequeño Peter.
Para limpiar el lugar de la energía tóxica, que llamó Dor (por deathorgone), creó el “Rompe nubes”, una máquina de seis tubos en línea apuntados al cielo. A partir de ella hizo, con éxito, experimentos para provocar lluvia en la región donde vivía, afectada por una larga sequía. Inagotable, pensó en probarla en el desierto y en adaptarla, reduciendo el tamaño, para extraer el Dor de un cuerpo humano enfermo.


Paranoico con delirios de grandeza.

A pedido de la Fda, la justicia del Estado de Maine inició una acción contra Reich y su fundación. Le prohibieron trasladar acumuladores a otros estados y calificaron las investigaciones de expedientes publicitarios. Lo acusaron de charlatán y de obtener beneficio económico de la credulidad de los enfermos. El 19 de marzo de 1955 un juez ordenó retirar de circulación y destruir los acumuladores, quemar las publicaciones que hicieran referencia al orgón y, aunque sin relación con lo anterior, también prohibió las ediciones de La psicología de masas del fascismo y El análisis del carácter.


En octubre Reich viajó a Tucson, en Arizona, para, como informó a la justicia, estudiar la energía de orgon en la atmósfera en zonas desérticas. Luego de semanas de intenso trabajo en el desierto lograron hacer llover. Se proponía repetir el experimento en California, cuando el 1 de mayo de 1956 lo detuvieron.


El psiquiatra que lo examinó en la prisión dictaminó que no podía ser objeto de juicio pues se trataba de un enfermo mental: “Manifiesta paranoia con delirio de grandeza y de persecución e ideas de influencia”. La justicia, sin embargo, entendió que estaba en condiciones de ser juzgado. Lo condenaron a dos años de prisión y a pagar una multa de 10 mil dólares.


Dicen los testimonios que fue un preso ejemplar, que se adaptó bien a la disciplina de Lewisburg y que el único privilegio que reclamaba era bañarse con frecuencia para aliviar la soriasis que no lo abandonaba desde los tristes días de la infancia.


El 3 de noviembre de 1957 lo encontraron muerto en su celda. Dos días después iba a asistir a la audiencia donde el juez debía decidir sobre su pedido de libertad condicional. Reich dormía vestido, sin zapatos, sobre la cama tendida. Lo velaron en el observatorio de Orgonon, en Rangley, donde hoy está el museo que lleva su nombre.



Freud sí, Reich no


“Acá todos estamos dispuestos a asumir riesgos por el psicoanálisis, pero no ciertamente por las ideas de Reich, que nadie suscribe. Con relación a eso, he aquí lo que piensa mi padre: si el psicoanálisis debe ser prohibido, que lo sea por lo que es no por la mescolanza de política y psicoanálisis que hace Reich. Por otro lado, mi padre no se opondría a sacárselo de encima como miembro de la asociación.”



Carta de Anna Freud a Ernest Jones, presidente de la Asociación Internacional de Psicoanálisis y biógrafo de Freud. 27 de abril de 1933.


Deseo sexual versus autoritarismo


“La familia autoritaria no está fundada sólo en la dependencia económica de la mujer y los hijos con respecto al padre y marido, respectivamente. Para que unos seres en tal grado de servidumbre sufran esta dependencia es preciso no olvidar nada a fin de reprimir en ellos la conciencia de seres sexuales. De este modo, la mujer no debe aparecer como un ser sexual, sino solamente como un ser generador. La idealización de la maternidad, su culto exaltado, que configura las antípodas del tratamiento grosero que se inflige a las madres de las clases trabajadoras, está destinada, en lo esencial, a asfixiar en la mujer la conciencia sexual, a someterla a la represión sexual artificial, a mantenerla a sabiendas en un estado de angustia y culpabilidad sexual. Reconocer oficial y públicamente a la mujer su derecho a la sexualidad conduciría al hundimiento de todo el edificio de la ideología autoritaria.”


De La psicología de masas del fascismo.

¿Qué es el caos sexual?


Es apelar en el lecho conyugal a los deberes conyugales.
Es comprometerse en una relación sexual de por vida sin antes haber conocido sexualmente a la pareja.
Es acostarse con una muchacha obrera porque “ella no merece más”, y al mismo tiempo no exigirle “una cosa así” a una chica “respetable”.
Es hacer culminar el poderío viril en la desfloración.
Es castigar a los jóvenes por el delito de autosatisfacción y hacerles creer que la eyaculación les debilita la médula espinal.
Es tolerar la industria pornográfica.
Es soñar a los 14 años con la imagen de una mujer desnuda y a los 20 entrar en las listas de los que pregonan la pureza y el honor de la mujer.


¿Qué no es el caos sexual?


Es liberar a los niños y a los adolescentes del sentimiento de culpa sexual y permitirles vivir acorde a las aspiraciones de su edad.
Es no traer hijos al mundo sin haberlos deseado ni poderlos criar.
Es no matar a la pareja por celos.
Es no tener relaciones con prostitutas sino con amigas de tu entorno.
Es no verse obligado a hacer el amor a escondidas, en los corredores, como los adolescentes en nuestra sociedad hoy, cuando lo que uno quiere es hacerlo en una habitación limpia y sin que lo molesten.


Wilhelm Reich

Publicado enSociedad
Coches eléctricos y autónomos, el cambio llega sobre ruedas

Protagonista del siglo XX, el automóvil atraviesa ahora una profunda transformación. La conducción autónoma y la movilidad eléctrica y compartida prometen cambiar nuestra forma de vida



"El automóvil va a cambiar más en los próximos 10 años que en los 100 anteriores”, insistía Carlos Ghosn, presidente de la Alianza Renault-Nissan, en el pasado Salón de Detroit, hace solo unos días. La frase se ha convertido en un mantra con el que martillea a sus auditorios en el último año. Y aunque fue el primero en decirlo, no está solo: con ligeras variaciones se han ido sumando casi todos los ejecutivos del sector. “La tecnología del coche autónomo ya está a punto: podemos hacer circular un automóvil por la carretera sin necesidad de llevar un conductor. Pero no está lista su incorporación a la sociedad, y tenemos que ser muy cuidadosos al hacerlo para no provocar rechazo”, declaraba a EL PAÍS Melissa Cefkin, en el pasado CES de las Vegas (Costumer Electronics Show), hasta hace poco científica de la NASA y ahora una de las máximas responsables del área de inteligencia artificial en el centro de investigación de conducción autónoma que tiene Nissan en Silicon Valley (California).


La llegada acelerada y casi simultánea de dos tecnologías de ruptura, el coche eléctrico y la conducción autónoma, va a permitir acabar con las dos grandes lacras históricas del automóvil, la contaminación y las muertes que provoca su uso. Y nos llevarán a un nuevo escenario que hará realidad el sueño del doble cero: cero emisiones, cero accidentes. Sin embargo, con todo lo que supone la llegada del nuevo paradigma, lo realmente importante es que la revolución trasciende al automóvil y va mucho más allá de las cuatro ruedas. En realidad, va a cambiar nuestra forma de vida y gran parte de lo que la rodea, desde el paso de la propiedad del coche al pago por servicio, a nuestro papel activo al volante, que dejará de ser imprescindible y permitirá destinar al uso profesional o lúdico el tiempo que pasemos a bordo.


Además, los nuevos servicios de movilidad, personal y compartida, afectarán también a las ciudades, que, aparte de mejorar drásticamente la calidad del aire con el coche a pilas, tendrán menos vehículos en movimiento y podrán afrontar un nuevo reparto del espacio devolviendo a las personas y los equipamientos sociales parte del que ocupa el automóvil. Queda aún mucho camino por recorrer para disfrutar las ventajas de esta revolución transversal, unos 20 años, y grandes retos por superar, como la adaptación de la legislación al coche sin conductor para dilucidar responsabilidades en caso de accidente, o su convivencia con los automóviles manuales, y sobre todo con los conductores y peatones que se saltan las normas. Y se atisban desafíos éticos para establecer prioridades para minimizar daños ante siniestros inevitables, si los ocupantes del propio coche, los del contrario o los peatones son los afectados.


Todos estos muros acabarán cayendo, y al final del camino, lo que se empieza ahora a vislumbrar es algo que en 250 años de historia del automóvil se había considerado ciencia-ficción: el coche volador. La confluencia tecnológica entre la conducción autónoma y los drones puede hacerlo realidad antes de lo que imaginábamos.


1. La mecánica: movilidad a pilas


El coche eléctrico ya está aquí, pero su implantación se va a acelerar. La evolución de las baterías está superando las previsiones más optimistas: cada vez permiten recorrer más kilómetros y tienen costes más competitivos. Su popularización depende ya solo de un mayor despliegue de infraestructuras de carga y de las limitaciones de acceso que establezcan los Ayuntamientos a los vehículos térmicos. Algo más adelante, a partir de 2020, las autonomías reales de los modelos a pilas llegarán a 500 kilómetros y las recargas para recorrerlos se harán en lo que se tarda en tomar un café. Para entonces, el coche eléctrico podrá competir también como primer vehículo.
2. El espacio: más pequeños pero más grandes


“Los futuros modelos eléctricos podrán ofrecer el espacio interior y la capacidad de maletero de un Passat actual en la longitud de un Golf”, aseguraba Michael Mauer, director de diseño de VW, en la presentación del prototipo VW I.D. en el último Salón de París. “La electrificación del automóvil abre posibilidades inéditas y dará más libertad a los diseñadores a la hora de crear nuevos modelos”, declaraba a EL PAÍS Ian Callum, director de diseño de Jaguar.


La mayor simplicidad de los coches eléctricos —no llevan escapes, cambio ni transmisiones, ni circuitos de refrigeración— permite reducir el tamaño de las mecánicas en un capó delantero minimizado. Y como las baterías pueden ir debajo del piso, se libera mucho espacio para ampliar el habitáculo. Si a esto le sumamos la conducción autónoma, que permitirá ocultar el volante y los pedales cuando no se utilicen, y mover los asientos por el habitáculo, el espacio a bordo será mayor, y mucho más flexible y modulable.


3. La comunicación: Internet de las cosas


El automóvil ofrecerá conectividad 100%, tanto en tiempo, porque será permanente, como en cobertura, que será universal. Así, el coche estará conectado en tiempo real con los dispositivos de comunicación del conductor y los ocupantes para ofrecerles acceso a sus e-mails, redes sociales, etcétera. Pero se comunicará también con todo tipo de objetos que puedan transmitir información, como otros vehícu¬los, cámaras de tráfico y cualquier infraestructura a través del Internet de las cosas. El objetivo es optimizar los servicios, desde buscar itinerarios alternativos a reservar postes de recarga de baterías o plazas de aparcamiento. Pero el automóvil estará también permanentemente conectado con su fabricante, tanto para avisar de cualquier incidencia como para recibir alertas si hay riesgo de avería.


La llamada de emergencia a los servicios sanitarios en caso de accidente, que se hace ya de forma automática en muchos modelos cuando se activa algún airbag, será obligatoria a partir de 2018 en la Unión Europea.


4. Las funciones: del cuarto de estar a la oficina con ruedas


“La diferenciación del automóvil y las marcas, que ahora se basa en detalles como diseño, potencia o prestaciones, será muy diferente y estará en la inteligencia del coche, en qué sabe y cómo me ayuda y dialoga conmigo. Y como viviremos más en su interior, querremos que tenga todo lo que nos gusta, desde el ambiente a nuestros olores y música preferidos”, declaraba Herbert Diess, presidente de VW automóviles. El comprador del coche particular, igual que el del familiar, incluyendo aquí los alquileres y leasing de larga duración, podrá configurar su diseño interior y funciones de acuerdo a sus gustos y necesidades personales, desde el número y tipo de asientos a su disposición, materiales, ambiente y decoración, iluminación, etcétera.


El otro punto diferenciador será el asistente personal, la novedad común presentada por varias marcas en el último CES de Las Vegas. Se trata de un secretario virtual, el equivalente a Siri de Apple, que ejecutará nuestras órdenes orales o gestuales. Así, podrá leer correos y mensajes, reservar mesa en un restaurante o sacar entradas para un espectáculo, llevar nuestra agenda, pedir cita en el taller, etcétera. También, gracias a la inteligencia artificial, el coche aprenderá nuestros gustos y elegirá la música preferida o el programa de conducción según nuestro estado de ánimo, y nos avisará de los atascos proponiendo la mejor ruta alternativa.


En el caso de los coches de empresa, la diferencia es que serán oficinas rodantes y dispondrán de todos los servicios y comunicaciones.


5. La propiedad: de comprarlo a compartirlo


El concepto de coche particular, incluyendo otras soluciones actuales de propiedad compartida con el arrendador, se mantendrá, pero caerá de forma acusada en los países desarrollados hasta convertirse en minoritario. El concepto binario del automóvil actual “un coche, un ocupante” tenderá a desaparecer y se impondrá el coche compartido: cada vehículo tendrá varios usuarios y pasajeros en el día.


6. Los servicios: movilidad a la carta y pago por uso


En el futuro, a partir de 2020, se impondrá de forma masiva el pago por uso o pago por servicio, que el cliente contratará con diferentes plataformas de movilidad, ya sean las de los fabricantes de coches actuales o compañías especializadas. Unas y otras se aliarán o competirán a la vez con las especialistas en cada servicio concreto.


Las plataformas de movilidad resolverán las necesidades de transporte combinando las alternativas disponibles: desde automóviles a motos, bicicletas e incluso patinetes eléctricos para cubrir los tramos último kilómetro. Y podrán hacerlo con sistemas de registro único para poder acceder en todo el mundo sin tener que darse de alta en cada ciudad o país visitado.
Otra modalidad que se implantará rápidamente y ayudará a reducir los atascos será la información dinámica de tráfico, como ya hace Waze, que tiene más de 50 millones de usuarios en el mundo y crece en subida libre. Aquí cada conductor y su coche actúan como sensores dinámicos que informan de forma automática o por decisión personal al sistema informático y a los demás usuarios sobre la situación del tráfico.


7. La revolución: el trayecto compartido en tiempo real


El trayecto compartido (ride sharing) será “el servicio que revolucionará la movilidad urbana”, según expertos como Carl Friedrich Eckhardt, director del Centro Especializado en Movilidad Urbana de BMW. Y como aumentará drásticamente la ocupación de los coches en movimiento, contribuirá a reducir el tráfico de forma significativa en las grandes urbes. Funcionará de forma parecida a Blablacar, pero el proveedor del servicio podrá ser un profesional o un particular, que anunciarán en tiempo real el trayecto que estén realizando a través de una aplicación para que puedan compartirlo quienes vayan en la misma dirección.


8. El coche autónomo: robotización por etapas


Las funciones de la conducción autónoma se irán incorporando por fases a lo largo de los próximos años, pero el conductor deberá seguir al volante en lo que se ha denominado como conducción delegada. En 2017 empezarán a llegar los primeros pilotos automáticos para autopista, como los que ofrecen ya, con limitaciones de tiempo, algunas marcas exclusivas.


En 2018 este sistema sumará también la función automática de adelantamiento y cambio de carril. Y hacia 2020 la de circulación automática en ciudad para alcanzar la madurez en un horizonte 2025-2030, cuando el automóvil llegue a la fase 5 de automatización y abandone la conducción delegada para circular por si solo sin conductor. Entretanto, el coche 100% autónomo se empezará a implantar con los taxis robot, de momento, siempre con conductor, como hace ya en Singapur la compañía nuTonomy, una start-up auspiciada por el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts).


9. Inteligencia artificial: coches que hablan


Es lo que falta por implementar para que el coche deje atrás la conducción delegada, con el conductor al volante, y pueda ofrecer con absoluta seguridad un funcionamiento 100% autónomo en el que el puesto de conducción sea prescindible.
La solución final pasa por una coordinación perfecta entre varias tecnologías y sistemas. Por una parte, los equipos de radares, cámaras y sensores del vehículo; por otra, los futuros navegadores con cartografías ultraprecisas y márgenes de error inferiores al centímetro.


Y, por último, los equipos de inteligencia artificial (IA), que están ahora almacenando los protocolos de comportamiento de todos los actores que participan en el tráfico, desde conductores a motoristas, ciclistas, peatones y hasta animales. Pero también están memorizando las costumbres y tradiciones de cada país o región: no se cruza igual una rotonda en Los Ángeles que en Madrid, Teherán o Calcuta, ni son iguales las condiciones meteorológicas, el estado y agarre del piso ni el color de las líneas del asfalto.


Así, el coche autónomo deberá almacenar esa cantidad ingente de información y ser capaz de procesarla en milésimas de segundo para encontrar la mejor solución a cada situación, lo que llevará al límite los nuevos superprocesadores.


Pero todo eso implica también convivir y comunicarse con los demás coches autónomos y con los que no lo son, con ciclistas y motoristas, y con las infraestructuras. Y por supuesto con los peatones.


Cuando el coche autónomo alcance la madurez, entre 2025 y 2030, no solo sabrá conducir respetando las reglas establecidas igual o mejor que la mayoría de los humanos, sino que habrá procesado las costumbres e infracciones más habituales en cada zona o país para aplicar al instante soluciones ante cualquier imprevisto, como un peatón cruzando fuera del paso establecido.


Y tendrá también que conducir lo más parecido posible a un humano, pero sin mostrarse demasiado prudente para no exasperar por su lentitud, ni excesivamente agresivo para poner en tensión o en peligro a sus ocupantes.


Resolver todos esos desafíos será clave para evitar que una implantación precipitada de la conducción autónoma provoque accidentes fatales que desencadenen el rechazo de la sociedad.


10. Conducción autónoma y drones: nace el coche volador


Parece un sueño infantil o pura ciencia-ficción, pero hay ya un buen número de compañías investigando el coche volador. Algunas son casi desconocidas, como Terrafugia, que ya ha mostrado sus primeros ensayos. Y otras son tan populares y prestigiosas como la NASA o Airbus, que reconocen estar trabajando en su desarrollo.


Y es que las tecnologías del coche autónomo y las de los drones comparten muchos elementos comunes, desde radares, láser, cámaras y GPS. Y la fusión entre ellas reúne todos los ingredientes necesarios para que ese encuentro amoroso acabe alumbrando la llegada del automóvil volador.

28 ENE 2017 - 18:00 COT

Guyana, ¿una nueva potencia petrolera en Sudamérica?

Los recientes descubrimientos de yacimientos auguran un cambio en el rumbo de un país poco poblado con grandes índices de violencia e implantación del narcotráfico


¿Sabías que hay un país en Sudamérica donde la mayor parte de la población es de origen indio y el inglés es el idioma oficial? En el vídeo de este domingo, el equipo de VisualPolitik nos habla de Guyana, una antigua colonia británica que no obtuvo su independencia hasta 1966. En ese momento tanto el gobierno como el estado de ánimo general apostaban por convertir el país en un estado socialista, y precisamente de ese deseo proviene su curioso nombre oficial: la República Cooperativa de Guyana.


Guyana es uno de los países más pobres y con mayores tasas de criminalidad y violencia de toda Sudamérica. De hecho, la situación es tan desalentadora que, si este país es conocido por algo, es por ser una referencia en la distribución internacional de cocaína y por tener la mayor tasa de suicidios del mundo.


Sin embargo, su suerte está a punto de cambiar, y es que todo apunta a que Guyana está muy cerca de ingresar en el club de las potencias petroleras. De momento, esta pequeña república de poco más de 750.000 habitantes ya ha conseguido captar la atención y sobre todo los dólares de multinacionales tan importantes como Exxon Mobil o Hess Corporation.


Tras varios años de exploraciones en la zona, el pasado 13 de enero de 2017, estos dos titanes de la industria del petróleo anunciaron el descubrimiento del que creen puede ser uno de los mayores yacimientos de petróleo y gas descubierto en décadas.


De hecho, las primeras estimaciones barajan que la cantidad de petróleo que se puede explotar en este país no es inferior a los 4.000 millones de barriles de petróleo. No obstante, muchas de las exploraciones se están realizando en aguas que son reclamadas como propias por Venezuela, y es que el país de Nicolás Maduro considera como propia la región conocida como Guyana Esequiba, que representa más del 70% de la superficie total de Guyana. ¿Conseguirá Guyana extraer todo el beneficio potencial que tiene el petróleo descubierto?

VisualPolitik, Barcelona
29/01/2017 00:05 | Actualizado a 29/01/2017 01:14

Publicado enInternacional
Los cisnes negros que acechan a la economía en 2017

El Foro Económico Mundial advierte sobre los riesgos medioambientales y el populismo

¿Y si un hecho inesperado trastocara la economía mundial? ¿Cuáles son los principales riesgos que nos acechan? 2017 ha nacido como el año de las incertidumbres y de las dudas. La economía ha arrancado el año dentro de una densa neblina que impide vislumbrar los riesgos que se ciernen en el futuro. Los expertos también tratan de descubrir los accidentes inesperados. Los llamados cisnes negros que cambian el rumbo de la economía. Con ese terminó denominó el economista Nassin Nicolab Taled a los fenómenos altamente improbables que tienen un gran impacto. Riesgo e imprevistos. Eso es lo que tratan de descifrar los economistas en los albores de este enigmático año.


La desigualdad económica, la polarización social y los crecientes peligros medioambientales son los tres riesgos principales del mundo en los próximos diez años, según el informe publicado este miércoles por el Foro Económico Mundial. El crecimiento de partidos populistas en Europa y Norteamérica es otra de las preocupaciones importantes de la próxima década. Así, la economía ha dejado de ser una de las grandes amenazas para 2017, aunque sigue siendo determinante para la evolución mundial.


Los cinco grandes retos de los próximos años, según el Foro, son la reforma y el crecimiento de la economía, reconstruir las comunidades sociales, gestión de la disrupción tecnológica, fortalecimiento de la cooperación internacional y acelerar la acción contra el cambio climático. "Se requiere que los líderes tomen medidas urgentes. Es posible una acción colectiva a nivel internacional para hacer frente a los grandes riesgos que se presentan", afirma Margareta Drzeniek-Hanouz, directora de competitividad y riesgos globales del Foro Económico Mundial. El estudio se ha realizado a través de encuestas a 750 expertos. Precisamente el cómo enfrentarse a los riesgos más apremiantes del mundo será el tema de discusión en la Reunión Anual del Foro Económico Mundial en 2017, que tendrá lugar del 17 al 20 de enero en Davos.


"La combinación de desigualdad económica y polarización política amenaza con amplificar los riesgos globales, erosionando la solidaridad social sobre la que descansa la legitimidad de nuestros sistemas políticos y económicos", advierte el Informe de Riesgos Globales 2017 sobre los riesgos del populismo. El estudio añade: "Es posible que sean necesarias reformas fundamentales del capitalismo de mercado para hacer frente, en particular, a una aparente falta de solidaridad entre aquellos que ocupan la parte superior de la renta en la distribución de riqueza y aquellos que están más abajo".


La desigualdad económica y la creciente polarización de las sociedades ocupan el primer y tercer lugar respectivamente entre las tendencias que determinarán los avances en la próxima década. Los riesgos más señalados según la encuesta del organismo son el alto desempleo estructural o subempleo y una profunda inestabilidad social. Para los expertos, lo peor es que estos patrones persisten en el tiempo a pesar de los esfuerzos ya realizados, que se han mostrado insuficientes.


De entre los riesgos globales, los peligros medioambientales son dominantes. El cambio climático ha sido la segunda tendencia más importante para los encuestados. Además, por primera vez, los cinco riesgos medioambientales del cuestionario se han clasificado como de alto riesgo y alta probabilidad. Los fenómenos meteorológicos extremos son el principal riesgo según los expertos. Todo ello a pesar de que en 2016 hubo avances importantes gracias al Acuerdo de París. Un avance significativo que está en peligro por el cambio político en Europa y Norteamérica, lo que conecta este problema y su posible solución con la "crisis" de la democracia y la llegada de partidos populistas y antisistema.


Por otro lado, el informe hace énfasis en el desfase entre el ritmo del cambio tecnológico y la velocidad en que la sociedad lo asume. De las 12 tecnologías emergentes analizadas, los expertos han detectado que la inteligencia artificial y la robótica tienen el mayor potencial para ofrecer beneficios, pero también para provocar efectos negativos. Según el Foro, esto hace imprescindible una mejor regulación al respecto.


Los cisnes negros de la Bolsa


Expertos de Barclays han avisado también de los principales factores que podrían alterar el rumbo de las bolsas. Ellos lo denominan como cisne negro, que quiere decir un acontecimiento extremo que nadie (en este caso los mercados) le pone precio. En el informe, como señala Bussines Insider, se destaca la escalada entre Corea del Norte y el mundo occidental con las armas nucleares. Otro de los cisnes negros, en este caso positivo, sería que Tesla sea capaz de entregar su nuevo modelo de coche a tiempo al inventar nuevas tecnologías para sus baterías.


El resto de principales cisnes negros son la escalada de tensión entre Estados Unidos e Irán, que Venezuela no cumpla con sus obligaciones de deuda en 2017, contaminación tras un accidente petrolero, protestas en Chile que puedan alterar la producción de cobre, tensión de Rusia y Ucrania que pueda alterar la producción de mineral de hierro, escalada de tensión comercial con China, guerra comercial entre Estados Unidos y México, más terrorismo en Turquía y un incidente nuclear, entre otros.

Publicado enEconomía
Los 12 momentos clave del 2016 para la ciencia

1. La OMS declara que el zika emergencia sanitaria de carácter internacional

1 de febrero


En términos de salud, el año 2016 se recordará por un virus poco conocido que tuvo un impacto de primera magnitud. Suena extrañamente familiar, pero los grandes titulares no fueron esta vez para el ébola, sino para el zika: un virus que se propaga por picaduras de mosquitos y que está directamente relacionado con un aumento radical de malformaciones cerebrales entre los niños, especialmente en Brasil.


Cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el cúmulo de casos de microcefalia y otros desórdenes neurológicos constituían una emergencia sanitaria de carácter global, se organizó un verdadero zafarrancho de combate para que la comunidad internacional interviniera. El anuncio desató una oleada de inversiones en sistemas de control de los mosquitos y en investigaciones sobre el virus y sus devastadoras consecuencias sanitarias, lo cual permitió que instituciones como el London School of Hygiene and Tropical Medicine, que ya lo investigaban, redoblaran sus esfuerzos.


En mi opinión, la respuesta demostró que la comunidad internacional había aprendido importantes lecciones de la crisis del ébola y que estaba decidida a actuar con más rapidez para impedir que la situación se le escapara de las manos. Ahora tenemos potenciales vacunas en desarrollo y un mayor conocimiento del virus; pero estamos lejos de comprenderlo y controlarlo, y ya hay informes de transmisión del zika en 75 países.

2. SpaceX da un gran paso adelante hacia el cohete espacial totalmente reutilizable
8 de abril


Fue un éxito increíble para SpaceX. El primer proyecto de uno de sus cohetes Falcon 9 logró llevar una carga a la Estación Espacial Internacional, dar media vuelta, liberarse de la ingente cantidad de energía cinética que acumula cuando sus motores principales están encendidos, volver a la Tierra y aterrizar verticalmente, con precisión absoluta, en una barcaza automatizada de aspecto minúsculo que se encontraba en algún lugar del océano Atlántico.


Hay muchas razones para estar enamorados de ese momento: la audacia denistrada, el rugido incontrolable de alegría que se extendió por la sala de control, la posibilidad de que se produzca un cambio más que bienvenido en el mundo de la exploración espacial y hasta el hecho de que la barcaza se llamaraOf Course I Still Love You, en honor a una de las naves inteligentes de una de las novelas de ciencia ficción del gran Iain M. Banks. Pero, sobre todo, porque Arthur C. Clarke dijo una vez que cualquier tecnología suficientemente avanzada sería indistinguible de la magia. Y lo que pasó el 8 de abril con el vuelo 23 del Falcon 9 se parece mucho, en mi opinión, a la magia.


3. Portugal se abasteció completamente de energías renovables durante cuatro días
7-11 de mayo


Desde mi punto de vista, el momento culminante del año 2016 en términos de ingeniería se produjo a principios de mayo, cuando el Gobierno de Portugal anunció que las energías renovables habían cubierto las necesidades eléctricas del país durante cuatro días seguidos. La sustitución de los combustibles fósiles por energías renovables es el mayor desafío científico de nuestra era.


El carbón del siglo XIX y el petróleo del XX nos dieron un mundo moderno de energía barata, comida en abundancia, bienes de consumo y vacaciones al sol; pero si queremos detener el cambio climático y permitir que nuestros hijos puedan disfrutar de las mismas cosas, nos tenemos que liberar de los combustibles fósiles. Parece inimaginable, parece imposible, pero los imposibles se le dan muy bien a la ingeniería. La hazaña portuguesa da a los gobiernos y a las compañías energéticas un ejemplo real de lo que se puede hacer, de cómo se puede hacer y de por qué deben invertir en energía solar, eólica, marina y otras tecnologías renovables.

4. Se descubren nuevas reservas de helio
28 de junio


Puede resultar extraño que alguien se emocione con el descubrimiento de nuevas reservas de helio, teniendo en cuenta que es el segundo elemento más abundante del universo; pero, en junio de este año, un proyecto conjunto de universidades y empresas descubrió una reserva enorme en Tanzania gracias a una técnica nueva de exploración.


El helio es un átomo arreactivo muy pequeño, lo cual hace que sea espectacularmente útil para enfriar imanes (por ejemplo, de escáners IRM) y como atmósfera inerte para la fabricación de chips semiconductores. Es una herramienta esencial para el mundo moderno. Por desgracia, su pequeño tamaño implica que se pierde fácilmente en la atmósfera y siempre dependemos de que se descubran reservas subterráneos.


Además, las reservas son tan limitadas que el descubrimiento es una gran noticia: significa que no nos quedaremos sin la ayuda de este minúsculo caballo de tiro a medida que surjan nuevas ideas y la sociedad presione para que se pongan en práctica.

5. Se confirma el descubrimiento de un planeta habitable cercano
24 de agosto


Durante los últimos años, hemos descubierto que muchas estrellas —quizá la mayoría— tienen séquitos de planetas que orbitan a su alrededor, como en el caso del sol. El firmamento se ha vuelto mucho más interesante. Pero nosotros estamos especialmente interesados en encontrar 'gemelos' de la Tierra, es decir, planetas del mismo tamaño que estén en órbitas de la 'zona habitable', donde las temperaturas no son tan altas como para que el agua hierva ni tan frías como para que permanezca congelada.


Se calcula que la Vía Láctea tiene miles de millones de planetas que encajan en esa descripción. Este año ha estado lleno de emociones. Hemos sabido que puede haber más planetas en la órbita de estrellas por débiles y pequeñas que sean. La estrella más cercana, Próxima Centauri, tiene un planeta no mucho más grande que el nuestro: su año sólo dura 11 días, pero se encuentra en la zona habitable porque Próxima Centauri es una enana roja cien veces menos potente que el Sol. Y también hemos descubierto que una estrella similar situada a unos 40 años luz podría tener tres planetas en su zona habitable.


Por supuesto, el hecho de que sean habitables no significa necesariamente que estén habitados. Necesitamos telescopios que analicen la débil luz de dichos planetas y busquen pruebas de la existencia de bioesferas. Los nuevos descubrimientos estimulan la búsqueda de vida avanzada, incluso inteligente. Aunque aún estamos lejos de encontrarla.

6. El ancestro común cambia de imagen
25 de julio


El árbol de la vida se redefinió en abril y ahora parece una explosión en cuyo centro se encuentra una entidad a la que llamamos Luca: el ancestro común universal ( last universal common ancestor). Nuestra presencia en esta gran panorámica de la vida no es tan importante como para justificar una etiqueta, dado que casi todas las ramas de dicho árbol corresponden a una clase de bacterias.


Sorprendentemente, muchas de dichas células están por descubrir, no se parecen a las demás y sólo sabemos de su existencia porque hemos encontrado su ADN. Luca no es el origen de la vida, sino el punto del que se derivó toda la vida. Y cambió radicalmente de imagen en julio de este año gracias a un bioquímico de Düsseldorf, Bill Martin. Tras rastrear secuencias de ADN en ramas de otras criaturas unicelulares, elaboró una lista de 355 genes que nos dicen dónde vivía Luca: en gaseosos e hidrotermales conductos ricos en metales de las profundidades de un antiguo lecho oceánico, es decir, en la raíz de la vida en la Tierra.


7. El legado de una famosa neuropsicóloga, en duda
9 de agosto


En 1953, el paciente H.M. se sometió a una operación que le provocó amnesia. La neuropsicóloga Suzanne Corkin trabajó con él durante décadas y contribuyó a mejorar nuestra comprensión de los procesos relacionados con la memoria.


Corkin falleció este año y, poco después, el periodista Luke Dittrich publicó un libro donde afirmaba que Corkin ocultó descubrimientos inconvenientes, destruyó archivos y actuó de forma inmoral para obtener el consentimiento de H.M. (Henry G. Molaison). Con posterioridad, 200 profesionales dirigieron una carta al New York Times para protestar por lo que consideraban un “ataque injusto y parcial”. La institución de Corkin (el MIT) afirmó que no se había destruido nada y que las acusaciones sobre ocultamiento de pruebas encajaban con la típica costumbre científica de tirarse los trastos a la cabeza. Sin embargo, las sospechas sobre comportamiento poco ético se volvieron a avivar cuando Dittrick distribuyó una grabación donde la propia Corkin afirmaba haber destruido archivos.


En muchos sentidos, el debate sobre Corkin es tan normal como el del legado de cualquier científico; pero, estando tan cercana su muerte, las pasiones se han desatado tanto que no hay espacio para la fría reflexión. Indudablemente, el tiempo pondrá las cosas en su lugar.


8. Los tiburones de Groenlandia son increíblemente longevos

11 de agosto


Nuestro dominio sobre el planeta es cada vez mayor, pero aún podemos aprender muchas cosas del resto de las especies. El descubrimiento de que los tiburones de Groenlandia son los vertebrados más longevos (pueden vivir 400 años) hace que, en comparación, nuestras frenéticas vidas palidezcan. Quizá deberíamos aprender algunos trucos de las aves fragata, que sólo duerme 40 minutos diarios durante sus vuelos transoceánicos sin escalas de hasta diez días de duración.


Sin embargo, el último informe de WWF Planet Report lo pone todo en una perspectiva de lo más sombría: en los últimos 40 años –es decir, en apenas la infancia de un tiburón groenlandés–, la población de vertebrados salvajes de la Tierra se ha reducido un 58%, y el futuro de muchas especies empieza a estar en duda.

9. El CO 2 de la atmósfera terrestre sobrepasa las 400 partes por millón
28 de septiembre


En ciencias climáticas trabajamos con promedios de 30 años, así que 30 años son para nosotros un periodo de datos. Pues bien, hace cuatro periodos (en 1896), las concentraciones de CO2 en la atmósfera eran de 295 partes por millón (ppm). Svante Arrhenius fue el responsable de la primera previsión global de calentamiento y le agradaba la idea de que su helada Suecia se calentara un poco. En 1957, Charles Keeling empezó a medir las concentraciones de CO2 y descubrió que aumentaban rápidamente, a razón de 20 ppm por periodo. Para el año 2016, el CO2 había aumentado 85 ppm más, y ya estaban oficialmente en 400 partes por millón: el punto más alto en tres millones de años.


En el plioceno el planeta era más cálido y los niveles marinos, más altos. Desconocemos la rapidez del cambio que se produjo, pero sabemos que no nos queremos arriesgar a que el proceso se repita. Dentro de un periodo, en el año 2046, habremos quemado más de 3.000 billones de toneladas de carbón y estaremos a punto de llegar a un aumento de temperaturas de entre 1,5 y 2 grados centígrados, el objetivo del acuerdo de París. ¿Qué futuro queremos ver?

10. Un mal matrimonio puede llevar a una muerte precoz
1 de octubre


La próxima vez que estén a punto de discutir con su pareja, deténganse un momento y reflexionen sobre los resultados de un informe que se publicó en octubre. Los investigadores realizaron un extenso estudio longitudinal de las emociones que se desatan en el seno del matrimonio; analizaron los niveles de estrés de las parejas mientras mantenían conversaciones “difíciles”, y descubrieron que las que afrontan el estrés con emociones positivas como la risa tienden a vivir mejor y a seguir más tiempo juntas.


Además, analizaron el uso de estrategias negativas como la ira y la indiferencia y llegaron a la conclusión de que tienen consecuencias sobre la salud: la ira causa problemas cardiovasculares y la indiferencia, complicaciones musculoesqueléticas, como el dolor de espalda.


Las consecuencias son más pronunciadas en los hombres y se mantienen con independencia del estilo de vida; pero, sorprendentemente, los investigadores descubrieron que no estaban presentes cuando se inició el estudio y que se desarrollaron a lo largo de 20 años. Es una extraordinaria demostración de los efectos que las emociones negativas tienen sobre la salud.

11. El volumen de los hielos de Ártico y Antártico, en su nivel histórico más bajo
17 de noviembre


En 2016 llegó el largamente esperado El Niño, el aumento periódico de las aguas cálidas del Pacífico que lleva lluvias torrenciales a Centroamérica y Sudamérica y sequías a zonas de Asia y África. Las temperaturas del planeta se habían disparado y ya no se podía hablar de una “pausa”. Pero el descenso de los hielos árticos no batió ningún récord durante el verano.


Sin embargo, octubre se presentó con patrones climatológicos sin precedentes: vientos helados en Siberia que elevaron las temperaturas del Ártico hasta 20 grados centígrados por encima de lo normal y provocaron que algunas partes del Océano Ártico no se congelaran. Mientras tanto, los hielos del Océano Antártico se derritieron con más rapidez de lo habitual.


En mi opinión, la bomba llegó a finales de noviembre, cuando un bloguero holandés anunció que un estudio comparativo de los océanos Ártico y Antártico demostraba que la extensión otoñal de los hielos estaba 4 millones de kilómetros cuadrados (el tamaño de Europa occidental) por debajo de la media normal. Es un acontecimiento “Sigma 7”, es decir, uno donde sólo hay una posibilidad entre cien mil millones de que sea aleatorio. El hielo no miente. Si no nos lo empezamos a tomar en serio, nuestros hijos querrán saber por qué.

12. Un grupo de científicos modifica la fotosíntesis para mejorar el rendimiento de los cultivos
18 de noviembre


Producir comida suficiente para una población que no deja de crecer es un problema; sobre todo, con los graves efectos del cambio climático. Pero, si además se quiere conseguir sin usar métodos dañinos para el medio ambiente, el problema es más complejo que las negociaciones del Brexit.
Por suerte, un grupo de científicos de la Universidad de Illinois hizo un descubrimiento el mes pasado que podría ser el principio de una segunda revolución verde para la agricultura: mejoraron la eficacia de la fotosíntesis, el proceso mediante el cual las plantas convierten la luz del sol en la biomasa, que es la fuente de toda nuestra comida.


El grupo utilizó modelos matemáticos para demostrar que aumentar la velocidad de la adaptación de las hojas a la sombra puede mejorar radicalmente el rendimiento de los cultivos. Después, llevaron su teoría a la práctica por el procedimiento de estimular la expresión de los genes responsables, y consiguieron que la productividad creciera un 15%.


El estudio, publicado en la revista Science, es la culminación de varias décadas de esfuerzos destinados a comprender los 140 procesos de la fotosíntesis. Demuestra el valor de las colaboraciones interdisciplinares a largo plazo y ofrece pruebas para una nueva aproximación al crecimiento sostenible en términos de productividad agrícola, algo que podría mejorar la vida de millones de personas. Desde mi punto de vista, fue el descubrimiento científico más importante del año. O de la década.


Traducido por Jesús Gómez

Miércoles, 14 Diciembre 2016 06:26

Cae Alepo, símbolo de la guerra en Siria

Cae Alepo, símbolo de la guerra en Siria

Después de cuatro semanas de bombardeos y fuego de artillería, los rebeldes perdieron su feudo al este de la ciudad y están arrinconados, junto con decenas de civiles, según confirmó Rusia. Una agrupación opositora siria afirmó que la tregua ya comenzó.

 

Tras cuatro semanas de bombardeos aéreos y fuego de artillería, los rebeldes perdieron prácticamente su antiguo feudo del este de la ciudad de Alepo y están arrinconados, junto con decenas de miles de civiles. El embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, informó ayer desde Nueva York que el gobierno sirio estableció control sobre todo Alepo, poco después de sellar un acuerdo con los rebeldes sirios que aún controlaban dos barrios, para ser evacuados y terminar las hostilidades en esa localidad.


Durante mucho tiempo Alepo se consideró la ciudad más disputada de la guerra civil siria y se convirtió en símbolo de un conflicto que dura ya más de cinco años. Casi desde el comienzo de los combates, la ciudad estuvo dividida, con el régimen controlando la zona occidental y los rebeldes la zona oriental. Alepo es la mayor ciudad del norte de Siria y antes de la guerra era una importante metrópolis comercial.


Según informó ayer Churkin los últimos rebeldes armados sirios que quedaban en la zona comenzaron a abandonar la ciudad en los corredores designados, pese a que fuentes de la oposición armada en Alepo afirmaron a medios internacionales que la evacuación empezaría recién hoy. “Según nuestra última información, las acciones militares en Alepo oriental terminaron, así que no hay dudas sobre el cese de fuego o sobre cualquier operación humanitaria especial”, agregó Churkin, en referencia a las denuncias de activistas rebeldes sobre presuntas masacres dentro la zona controlada por la oposición y los pedidos desesperados por evacuar a los civiles, de forma segura, junto con los combatientes.


Churkin habló en medio de una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York, convocada para tratar la crisis humanitaria dentro de Alepo. En un primer momento, el diplomático ruso explicó que la evacuación de los combatientes de los dos barrios que aún quedan en control opositor comenzaría en cuestión de horas. En cambio, fuentes rebeldes, informaron a la prensa internacional que el plan es que los civiles y los heridos serían evacuados en las primeras horas y, luego, los combatientes con sus armas ligeras.


“El acuerdo para evacuar habitantes y rebeldes con sus armas ligeras de los barrios asediados fue concluido bajo el impulso de Rusia y Turquía’’, que apoyan al régimen y a los rebeldes respectivamente, afirmó un jefe rebelde. “El acuerdo entrará en vigor en las próximas horas’’, precisó ayer Yaser al Yusef, de la oficina política del influyente grupo Nuredin al Zinki. “Los que salgan elegirán ir hacia el oeste de la provincia de Alepo o hacia la provincia (vecina) de Idlib (noroeste), en regiones bajo control insurgente”, prosiguió.


Por su parte, el presidente de la oficina política de la opositora Agrupación Fastaqim, Zakaría Malahifyi, afirmó ayer que el alto el fuego comenzó ya en Alepo. “La tregua ha comenzado ya, los bombardeos y los combates han parado, y mañana saldrán los combatientes”, dijo Malahifyi, que se encuentra fuera de Siria, aunque su organización tiene milicianos dentro de Alepo.


La evacuación será fiscalizada por dos potencias extranjeras que pelean en Siria: Rusia, aliado incondicional del gobierno de Bashar al Assad, y Turquía, un Estado que permitió el ingreso y egreso de combatientes opositores durante toda la guerra y que hace unos meses invadió el norte del país en conflicto para hacer retroceder a las milicias del Estado Islámico y las sirio-kurdas.


En el marco de la reunión de emergencia en el Consejo de Seguridad, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo a los miembros de ese organismo que está informado sobre las negociaciones previas a esta tregua y anunció que el pacto podría ser inminente. “Apoyamos estos esfuerzos y estamos listos para ayudar a aplicar y supervisar un acuerdo de este tipo”, prometió Ban, quien destacó que en las últimas horas se conocieron “informaciones creíbles” de que muchos civiles fueron asesinados en Alepo por bombardeos y ejecuciones sumarias cometidas por el Ejército sirio y sus milicias aliadas que avanzan sobre la devastada ciudad.


La oposición armada controlaba una parte importante de la ciudad de Alepo desde 2012, apenas un año después del inicio de la guerra, y desde entonces resistía continuos embates del Ejército. Sin embargo, a partir de mediados de este año, con la instalación de un asedio total, la situación escaló hasta niveles de destrucción y sufrimiento inéditos en este conflicto, que ya lleva más de cinco años y medio y mató a más de 250.000 personas.


Con la recuperación total de Alepo, Al Assad vuelve a tener en su poder una importante gran ciudad del país. Comenzando por Alepo en el norte, terminando en la capital Damasco en sur, y pasando por Homs, en el centro, el gobierno vuelve a controlar un territorio en el que vive la mayor parte de la población.

Publicado enInternacional
La apuesta por la fusión nuclear como fuente de energía sigue en pie

Todas las potencias mundiales aprueban el nuevo calendario del proyecto ITER, a pesar de que aumentan los costes, mientras en Francia se acelera la construcción del gigantesco reactor experimental.

 

Una gigantesca instalación científica que remeda una estrella, como el Sol, está tomando forma con una rapidez notable en los Alpes franceses. Es el reactor experimental de fusión ITER (las siglas forman la palabra camino en latín), que se construye en Francia apoyado por todas las potencias mundiales, con la intención de demostrar la viabilidad científica y técnica de la fusión de núcleos atómicos (el origen de la energía estelar) como nueva fuente de energía.

Aunque la complejidad y tamaño de sus elementos son difíciles de describir con o sin imágenes, el objetivo principal no es la hazaña tecnológica de su construcción sino lo que va a pasar en el futuro, si va a funcionar y cuándo. Por eso es importante que hace unos días los representantes de todos los socios del mayor proyecto tecnológico científico del mundo hayan dado su aprobación al nuevo calendario que les presentó la Organización ITER. Este calendario, muy detallado, que se ha retrasado casi tantas veces como años lleva el proyecto en construcción, prevé que la primera producción de plasma (el cuarto estado de la materia, que se alcanza solo a elevadísimas temperaturas) se produzca en 2025. Así que se espera que dentro de menos de 10 años un gas de hidrógeno a 150 millones de grados de temperatura dará lugar ya a reacciones de fusión, aunque la primera carga de deuterio-tritio (el combustible para su funcionamiento como reactor) tarde otros diez años.


Tras varios baches en la organización y el ritmo de construcción, en 2016 los responsables de ITER han podido presumir que los 19 hitos del proyecto previstos para este año se han cumplido tanto en tiempo como en presupuesto gracias al ritmo impuesto por el nuevo director, el francés Bernard Bigot, desde hace 18 meses. Con ese logro, se ha aprobado el presupuesto total para el periodo hasta 2035, pero ahora cada país o grupo de países debe obtener el dinero de sus presupuestos particulares. Aunque es muy difícil de calcular, Bigot ha aventurado que la construcción del ITER costará 18.000 millones de euros, 4.000 millones más que lo calculado en 2010. El proyecto nació oficialmente hace ahora 10 años, durante el curso de una ceremonia solemne en París.


La Unión Europea (Suiza incluida), es el socio principal y contribuye con casi la mitad del coste de construcción del proyecto. Los otros seis socios son China, India, Japón, Corea del Sur, Rusia y Estados Unidos, que contribuyen a partes iguales con el suministro de los distintos componentes y que en su mayoría no hacen públicos sus gastos. La participación estadounidense está en la cuerda floja desde hace varios años y la llegada del presidente Donald Trump introduce un nuevo factor de incertidumbre, a pesar de que el Departamento de Energía de Estados Unidos se sigue mostrando favorable al proyecto. También el Brexit contribuye a la incertidumbre, si bien Reino Unido siempre ha sido muy activo en la investigación sobre fusión nuclear y no es de esperar que cese la colaboración internacional en este campo.

Esta investigación incluye muchos campos distintos, como superconductividad, robótica, materiales y simulaciones, además de la obra civil con todas sus necesidades de alta tensión eléctrica, grandes depósitos y nuevas vías de acceso. Los edificios que albergarán el reactor tipo tokamak, de 30 metros de diámetro, en forma de donut gigantesco, así como otros edificios del complejo, están muy avanzados. Ya han empezado a llegar los convoyes especiales, que transportan elementos de gran peso y tamaño procedentes de los países socios donde se han construido, desde un puerto cercano a Marsella. Para ello se ha tenido que construir una carretera especial que es solo uno de los cambios que está sufriendo esta zona de la Provenza.

Se estima que el edificio que albergará el tokamak, con su millón de componentes, se terminará en 2019. En el nuevo calendario se prevé que la construcción se termine por etapas, durante las que se combinará con experimentos científicos y tecnológicos. La apuesta sigue, pues, en pie por una fuente de energía inagotable y poco contaminante, pero los obstáculos, incluido el coste y el propio desafío técnico de un proyecto único en la historia, también siguen ahí.

Gas Natural Fenosa en Colombia, historia de una intervención pactada

El gobierno de Santos ayuda a la filial de la multinacional para sanear sus cuentas, mejorar su imagen, ganar tiempo y calmar el aumento de las protestas sociales en contra de la privatización del servicio eléctrico en Colombia.


Pedro Ramiro y Erika González* // “Colombia interviene la filial de Gas Natural Fenosa en el país”. La noticia saltaba el pasado martes, 15 de noviembre, y enseguida pasaba a ocupar grandes titulares en los principales medios de comunicación españoles. Con muchas preguntas que, aparentemente, quedaban sin resolver: ¿será que el gobierno de Juan Manuel Santos había decidido nacionalizar el servicio eléctrico? ¿Se tratará, como en el caso de Repsol en Argentina, de una expropiación de la filial de la multinacional española? ¿Podría afectar negativamente a los intereses de una de las mayores compañías del Ibex 35?


En realidad, si escarbamos un poco más en el caso y analizamos la historia de la empresa en el país desde principios de este siglo, parece que la cosa va por otro lado: lejos de plantearse un conflicto frontal con la corporación presidida por IsidreFainé, el gobierno colombiano ha decidido pactar con Gas Natural Fenosa un intervención temporal de su subsidiaria en la Costa del Caribe para sanear sus cuentas, mejorar su imagen, ganar tiempo y calmar el aumento de las protestas sociales en contra de la privatización del servicio eléctrico.


La situación actual


Hace tres meses, Gas Natural Fenosa anunciaba que estaba dispuesta a interponer una demanda contra el Estado colombiano ante el CIADI, el tribunal internacional de arbitraje dependiente del Banco Mundial, si no respondía ante la deuda que —según la empresa— la población y las administraciones públicas tenían con la multinacional española y que cifraban en 1.259 millones de euros. Acogiéndose al Acuerdo para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones firmado entre Colombia y España en 2005, Gas Natural Fenosa pedía “soluciones integrales que permitan garantizar la sostenibilidad de la prestación del servicio de energía en la Costa Caribe”. Y es que Electricaribe, su filial colombiana encargada de la distribución y comercialización de electricidad en siete departamentos, ya había venido siendo objeto de numerosas críticas y movilizaciones en su contra durante todo este año por grandes deficiencias en la prestación del servicio eléctrico.


Así pues, la compañía se marcó un plazo de seis meses para negociar un “acuerdo amistoso” con el Estado colombiano que evitara el litigio ante el tribunal internacional de arbitraje. Y, desde entonces hasta anteayer, el proceso de diálogo entre el gobierno y la compañía fue avanzando, culminando con el viaje a Colombia que hizo Fainé el pasado fin de semana para reunirse directamente con el presidente Santos. En todo este tiempo, las exigencias de la multinacional se han centrado en la asunción de la deuda por parte del Estado, la puesta en marcha de cambios regulatorios y la capitalización de la empresa.


“La protección a los inversionistas es condición indispensable para que los recursos del exterior continúen llegando y se destinen al desarrollo del país”, indicaba Gas Natural en agosto en un comunicado emitido desde su casa matriz, en el que recalcaba la concepción dominante de lo que ha de ser la “seguridad jurídica”, aquella que sitúa los intereses empresariales por encima de la protección de los servicios básicos y los derechos de las mayorías sociales.


En la mañana del martes, sin embargo, la Superintendencia de Servicios Públicos anunciaba a bombo y platillo la intervención de Electricaribe y la toma de posesión de sus bienes, haberes y negocios, mandando a la policía y al ejército a veinte de sus oficinas para “asegurar la prestación eficiente de servicios públicos en todo el territorio nacional”.


“Buscamos solucionar este problema histórico de la mano de Gas Natural Fenosa accionista mayoritario de Electricaribe, pero no logramos en esta ronda de negociaciones un acuerdo para la capitalización de la empresa. Sin el financiamiento del plan de inversiones requerido, la única opción es la toma de posesión”, afirmaba el ministro de Minas y Energía, Germán Arce. Según el gobierno colombiano, de aquí a poco tiempo, Electricaribe no estaría en condiciones de poder garantizar el suministro eléctrico al no estar pagando la generación de electricidad a sus productores, con lo que podría producirse un “apagón” en toda la región que afectaría a sus 2,5 millones de clientes.


Deudas acumuladas


En el núcleo del conflicto está la deuda que la compañía dice haber acumulado en todos estos años. Su origen se encuentra, desde la perspectiva de la empresa, en el impago del servicio por parte de una gran cantidad de clientes, entre los que figuran administraciones, escuelas u hospitales. Para Omar Mendivil, activista de la Red Caribe de Usuarios de Servicios Públicos, por el contrario, la corporación está presionando al gobierno “con su supuestamente crítica situación financiera para exigir más seguridad jurídica, reclamando exagerados cobros de deudas por fraude, de lo que acusa a toda la comunidad, para decir que con ello están en riesgo sus inversiones”. La historia de la filial de la multinacional española en Colombia, como ahora veremos, se ha venido caracterizando por sus continuas acusaciones de impagos generalizados en la región de la Costa Atlántica.


Esta deuda, además, se ha visto agravada por el incremento del 34% en el precio de la electricidad en 2015 —la mayor parte de la generación en Colombia es a través de centrales hidroeléctricas, con lo que la disminución de lluvias provocada por el efecto climatológico de El Niñoha repercutido negativamente en el coste final de la energía— y por la demora en el pago de subsidios por parte del gobierno. Ambos factores han conducido a empeorar las ya de por sí malas condiciones en las que Electricaribe ha venido prestando el suministro eléctrico desde que fue privatizada hace una década y media.


En 2014, las numerosas denuncias efectuadas ante el Ministerio Público ya reflejaban irregularidadesen la gestión de los impagos, coerción y chantajes a la hora de realizar acuerdos de pago por deudas. Un año antes, la problemática era la misma: en Cartagena 380 usuarios denunciaron cobros inadecuados y accidentes por fallos en servicio de energía. Todo ello ha contribuido al aumento de las protestas y las movilizaciones sociales contra Electricaribe, como las que hace dos años llevaron al bloqueo de carreteras en Barranquilla tras sufrir apagones de 34 horas seguidas sin electricidad. Nada de esto es nuevo; de hecho, es el patrón de conducta que ha caracterizado las operaciones de Gas Natural Fenosa desde que inició su andadura en Colombia.


La historia de Fenosa en Colombia


Unión Fenosa comenzó con sus negocios en Colombia en el año 2000, cuando compró tres empresas del sector eléctrico que habían sido públicas hasta su privatización a finales de la década de los noventa: Electrocosta y Electricaribe, dedicadas a la distribución y venta de energía en los siete departamentos de la costa del Caribe —ambas unificadas bajo el nombre de Electricaribe en 2008—, y Energía del Pacífico (EPSA), compañía que operaba en el suroccidente del país controlando todo el proceso desde la generación hasta la comercialización de electricidad. En 2009, Unión Fenosa vendió EPSA a capitales colombianos y, tras culminar su fusión con Gas Natural, pasó a integrar todos sus activos en la renombrada como Gas Natural Fenosa.


Como analizamos en 2007 en el libro La energía que apaga Colombia, la llegada de la compañía española a este país suramericano siguió entonces las pautas marcadas en su estrategia de expansión internacional: tras llevar a cabo adquisiciones a muy bajo precio y con la posibilidad de operar en régimen de monopolio pero, a la vez, con poca rentabilidad inicial, ya que se trataba de empresas situadas en regiones con infraestructuras en mal estado y amplias capas de población empobrecida, se trataba de maximizar los beneficios empresariales en muy poco tiempo mediante tres vías: invertir solamente en aquellas zonas que aportasen beneficios, tener mano dura en la gestión del cobro y reducir drásticamente los costes laborales.


Desde el principio de sus operaciones en Colombia, Unión Fenosa achacaba su agresiva política de recaudación y la mala prestación del servicio eléctrico al hecho de que la población de la costa caribeña tenía una “cultura del no pago”. Así, sostenía la empresa, el antiguo monopolio estatal habría creado una suerte de cultura clientelar que favorecería el impago; la versión de los usuarios y usuarias, sin embargo, era radicalmente distinta: ante un servicio prestado en pésimas condiciones, las familias se negaban a pagar unas tarifas que no paraban de crecer. No olvidemos que, en 2002, una persona con pocos recursos que viviera en una ciudad costera como Barranquilla tenía que destinar nada menos que el 52% de sus ingresos totales al pago de la factura mensual de Electricaribe.


Para asegurarse el cobro de las facturas a toda costa, las filiales de Unión Fenosa emplearon todos los medios a su alcance: racionamientos de electricidad, apagones, sobrefacturación, amenazas de demanda por la vía penal por acometer conexiones irregulares... Junto a ello, no realizaron las inversiones necesarias para el mantenimiento de las redes ni para su extensión en barrios empobrecidos, con lo que eran continuos los cambios de tensión y las caídas del cableado que provocaban cuantiosos daños materiales e incluso llegaron a costar la vida a muchas personas por electrocuciones.
Ayudas del Estado


Ante ese contexto, se sucedieron las denuncias de la población y aumentó la movilización social. Sin exagerar demasiado, podemos decir que entre 2002 y 2003 prácticamente toda la costa del Caribe salió a manifestarse, a cortar carreteras, a concentrarse en las puertas de la empresa. Al mismo tiempo, Electricaribe anunciaba que estaba a punto de entrar en quiebra y que, por tanto, tendría que “escoger los sitios y las condiciones que pudieran hacer su actividad más rentable y productiva”.


Frente a la amenaza de abandonar el servicio en amplias zonas, el gobierno colombiano —entonces presidido por Álvaro Uribe— desplegó las políticas y promulgó las leyes que exigía la multinacional española para hacer rentable su negocio: subsidios estatales —pagados directamente a la filial de Fenosa— para reducir la factura de la población con menos recursos, inversión pública en infraestructura eléctrica, capitalización de la empresa —en la que el Estado siempre ha mantenido una participación significativa, aunque con los años esta se ha ido reduciendo hasta llegar al 15% actual—, reenvío a las instituciones municipales de la responsabilidad de ofrecer el servicio a los barrios más pobres.


Ya entonces Electricaribe afirmaba, como lo hace ahora, que los clientes acumulaban una deuda insostenible.

Efectivamente, había un elevado endeudamiento de los habitantes de los barrios empobrecidos y de algunas administraciones, pero es igualmente cierto que nunca llegó a plantearse seriamente cómo hacer frente a este problema. En realidad, como tratamos de demostrar en un estudio publicado en 2008, la deuda ha venido funcionando como un elemento de presión para obligar al gobierno a seguir asegurando los ingresos empresariales vía subsidios públicos.
Con el paso de los años, las protestas contra la filial de Gas Natural Fenosa fueron reduciéndose, tanto por las políticas estatales a favor de la compañía como por sus propios programas de “responsabilidad social”, con los que —a través de otra subsidiaria llamada, no por casualidad, Energía Social— subcontrataba a destacados líderes comunitarios como cobradores de las facturas para así desarticular al movimiento social. Y en eso también tuvo mucho que ver, como en tantas otras partes de Colombia, la violencia ejercida por los grupos paramilitares contra los dirigentes sociales y sindicales: entre 1998 y 2006 fueron asesinados 27 sindicalistas relacionados con el sector eléctrico en la Costa del Caribe. Como resumía una vecina de Riohacha, la capital de La Guajira, “la dilatación de los procesos debilitó la protesta, a la vez que los paños de agua caliente de la administración, la eliminación selectiva de los líderes sociales y las amenazas favorecieron la apatía de la comunidad”.


Las perspectivas de futuro


En 2016, solo en el municipio de Barranquilla se han producido 142 protestas por fallos de Electricaribe, lo que nos da una idea del nivel de conflicto social que está causando la prestación del servicio eléctrico en malas condiciones. La empresa, a su vez, también maneja sus propias estadísticas: 193 agresiones físicas contra el personal que realizaba el cobro o la supervisión de las conexiones en lo que va de año.


Protestas crecientes, aumento de los apagones y de la tarifa, violencia en la relación usuarios-empresa, amenaza de estar en una situación de quiebra por parte de Electricaribe, críticas a la “cultura del no pago”, apertura de mesas de negociación por el Estado... En realidad, la situación actual es prácticamente la misma que se vivió en el año 2003. Por aquel entonces, el gobierno puso en marcha las leyes y la financiación pública necesarias para lograr la rentabilidad exigida por Electricaribe. ¿Ocurrirá algo parecido en esta ocasión? Si atendemos a la postura del gobierno de Santos respecto a la inversión extranjera y a los mensajes que ha transmitido Gas Natural Fenosa, todo indica que estamos ante una segunda parte de la misma película.


El presidente Santos ha sido un invitado habitual a muchos foros internacionales impulsados por los lobbies empresariales, donde no ha dudado en promocionar una idea de “seguridad jurídica” muy favorable a los intereses de las empresas transnacionales. Por ejemplo, en el Foro de Inversiones y Cooperación Empresarial entre Colombia y España, celebrado en 2012 justo un mes después de que el gobierno de Cristina Fernández expropiara la filial de Repsol en Argentina, Santos se reafirmó en su declaración de intenciones: “Aquí nosotros no expropiamos, presidente Rajoy”. Dos años después, en el Foro Invertir en Colombia, organizado por el grupo PRISA junto a grandes multinacionales con presencia en el país como Telefónica, Ferrovial, BBVA, Endesa y Gas Natural Fenosa —representada esta última en aquel encuentro por quien fue su consejero hasta hace poco, el expresidente del gobierno Felipe González—, venía a trasmitirse un mensaje similar: lo que es bueno para las transnacionales españolas es bueno para la población colombiana.


Con estos antecedentes, no parece que precisamente vaya a avanzarse por la senda del conflicto con compañías como Gas Natural Fenosa, a pesar de que esté incumpliendo con su obligación de proveer un servicio público básico. La multinacional, por su parte, tampoco se ha sentido demasiado amenazada con la intervención del gobierno colombiano, tal y como se desprende de su comunicado del martes: “No se estima que la mencionada intervención temporal de la compañía colombiana tenga impacto sobre el resultado neto ni sobre el cash-flow de Gas Natural Fenosa, no afectando por tanto a su actual política de dividendos”.


En sintonía con lo que ha sido la historia de la empresa en el país y en línea con lo que apuntaba hace un par de días el diario El Confidencial, más bien parece que la intervención de Electricaribe por parte del Estado colombiano a lo que responde es a un acuerdo no oficial, a un pacto gobierno-empresa no declarado públicamente, con unos objetivos muy claros: calmar las protestas sociales, inyectar liquidez y sanear las cuentas de la empresa, y crear los instrumentos necesarios para que la compañía continúe obteniendo grandes dividendos con sus operaciones en el país.

 

http://www.lamarea.com/2016/11/18/gas-natural-fenosa-colombia-historia-una-intervencion-pactada/


OMAL
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*Autores del Observatorio de Multinacionales en América Latina (OMAL)

18 noviembre 2016

Publicado enColombia