Jueves, 29 Septiembre 2016 05:58

Acuerda OPEP recortar la producción

Acuerda OPEP recortar la producción

Argel. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) llegó el miércoles a un acuerdo para reducir la producción por primera vez desde 2008, luego de que Arabia Saudita, su miembro más importante, suavizó su postura frente a su archirrival Irán, y por la creciente presión de los bajos precios del petróleo.

Dos fuentes de la OPEP dijeron que el grupo reducirá su bombeo desde los 33.24 millones que produce actualmente a 32.5 millones de barriles por día. "La OPEP ha llegado a una decisión excepcional. Tras dos años y medio, ha logrado un consenso para gestionar el mercado", confirmó el ministro de Energía de Irán, Bijan Zanganeh, a la agencia Shana.

Tras el anuncio, que sorprendió a los operadores, los precios del crudo aumentaron casi 6 por ciento, una vez que los productores llegaron a su primer pacto de esta naturaleza desde el hundimiento del mercado hace dos años, por exceso de suministro.

En Londres el contrato del referente global, el Brent, ganó 2.72 dólares (5.92 por ciento), a 48.69 dólares por barril, tras tocar un máximo de más de dos semanas de 48.96 dólares.

En Nueva York el referencial West Texas Intermediate (WTI) sumó 2.38 dólares (5.33 por ciento), a 47.05 dólares por barril, tras haber alcanzado los 47.45 dólares, su cota más elevada desde el 8 de septiembre.

La mezcla mexicana de exportación también avanzó, aunque en menor medida, el barril subió 73 centavos (1.97 por ciento) a 37.77 dólares, de acuerdo con el dato de cierre de Pemex.

Los miembros de la OPEP tendrán que acordar los niveles de bombeo de cada país en su próxima reunión formal en noviembre, cuando se podría extender una invitación a países que no pertenecen al grupo, como Rusia, para que se unan a los recortes, añadieron las fuentes.

"No sabemos aún quién va a producir cuánto. Quiero oír de boca del ministro de Petróleo de Irán que no van a volver a los niveles previos a las sanciones. En lo que se refiere a los sauditas, va en contra de todo lo que han estado diciendo", sostuvo Jeff Quigley, director de mercados energéticos de Stratas Advisors.

(Con información de la Redacción

Publicado enInternacional
Para la construcción de una nueva política minero energética y ambiental
El pasado 25 de agosto nació esta iniciativa, por participación popular, transformaciones políticas y económicas, hacia una transición energética y la construcción del buen vivir y la paz, desde los territorios.

 

 

Vivimos tiempos de toda expoliación de la naturaleza, transformada en una mercancía más. Ante el afán de empresas multinacionales –y otras nacionales– por acumular más ganancias, ni quienes habitan el territorio ni el medio ambiente son importantes ni merecen protección. Las decisiones de las comunidades frente a sus entornos son irrespetadas, y quienes se oponen al afán de lucro privado o público son objeto de señalamientos, persecución y muerte. Los más de 50 líderes sociales, hombres y mujeres, defensores del territorio asesinados en el curso de los últimos dos años1, así lo atestiguan.

 

Imponer y no dialogar, acumular y no vivir, irrespetar y no atender la voz de quienes padecen los efectos inmediatos de toda intervención industrial y económica, es la razón que explica la multiplicación de conflictos en diversidad de territorios. Como sucede hoy en Caquetá, Meta, Putumayo donde las comunidades se oponen a la extracción petrolera, o en la Guajira, Cesar, Santander, Tolima y Antioquia, que enfrentan la imposición de proyectos mineros, o Huila, Santander y Antioquia, departamentos donde se emplazaron El Quimbo, Hidrosogamoso e Ituango, grandes proyectos hidroeléctricos.

 

Arrasamiento empresarial que encuentra resistencia en muchos territorios, síntesis de una esperanza de cambio que deben materializarse en algún momento. De así ser, nuevas formas de organización de la sociedad se harán realidad, y con ellas mayores niveles de igualdad, justicia y dignidad, expresión de otra democracia posible. De su mano, tomarán forma reivindicaciones como soberanía sobre los bienes de la naturaleza, defensa del patrimonio hídricos, derecho a la energía, defensa de la naturaleza, defensa de los derechos humanos y la paz, como premisas fundamentales para un buen vivir.

 

Ante esta realidad, son necesarias iniciativas que busquen articular las resistencias en curso, así como superar este tipo de conflictividad social, política y económica. A ello responde la constitución de la Mesa social minero–energética y ambiental por la paz (Msmea), instalada en Bogotá el pasado 25 de agosto, en el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada, justo cuando se conmemoraban los 65 años de la creación de Ecopetrol, como empresa Estatal.

 

Por coincidencia, este acto de lanzamiento público, fue un día después del anuncio del gobierno y las Farc, en el marco de los diálogos de la paz de La Habana, de la terminación de la negociación política del conflicto social y armado más antiguo del continente. Esta circunstancia nos alegró, porque coincide también con nuestro propósito de aportar a la construcción de paz.

 

La actual Mesa social tiene como antecedente la Segunda Asamblea nacional por la paz, realizada en 2015 y organizada por la Unión Sindical Obrera (USO), Ministerio del Trabajo, y la Universidad Nacional de Colombia (ver recuadro). El evento contó con la participación de diversos sectores de la sociedad afectados directa o indirectamente por la política minero-energética que se aplica en el país.

 
La Mesa social minero energética y ambiental por la paz –Msmea

 

En momentos en que el país se esfuerza por superar el conflicto armado interno, es necesario realizar transformaciones estructurales en el modelo económico, la estructura institucional y el régimen político-social. Todo ello para construir una verdadera democracia. Sin estos cambios, el anhelo de paz con justicia social y ambiental quedaría incompleto.

 

Una tensión social que no parece tener solución. Las políticas minero energéticas siguen relacionadas con la explotación de la naturaleza, ahondando las históricas relaciones de poder que niegan a las mayorías, y materializan una estrategia neoliberal de despojo en donde la esfera de lo público pasa a manos de las trasnacionales e incluso lo estatal prosigue por una fase privatizadora.

 

No es casual, por tanto, los privilegios impositivos y de otro orden a la inversión extranjera directa, los que están generando en los territorios una lógica de devastación del medio ambiente, enferman y empobrecen a las y los trabajadores colombianos, ignoran derechos fundamentales de las comunidades y destruyen su tejido sociocultural.

 

Propósito

 

La Mesa tiene como objetivo propiciar y potenciar la organización de los sectores sociales para la construcción deliberativa y participada de una política pública de Estado y un nuevo modelo minero energético alternativo, que garantice los derechos de los trabajadores/as, el buen vivir de las comunidades, respetuoso de los derechos de la naturaleza humana y no humana y que viabilice la soberanía energética. Lo anterior hace parte de la construcción hacía una verdadera paz integral, con justicia social y ambiental.

 

A su vez, la Mesa busca constituirse como un sujeto social y político para la movilización y la presentación de propuestas alternativas, que deberá permitir avanzar en una correlación de fuerzas para los futuros escenarios de interlocución y negociación, promover y consolidar la participación del conjunto de la sociedad en la construcción de la paz completa, integral, estable y duradera, con justicia social y ambiental. Todo deberá pasar por colocar los bienes naturales al servicio de los planes de vida y el buen vivir de las comunidades, participar activa y propositivamente en los diversos escenarios de solución política integral al conflicto armado interno y da un Sí a la refrendación de los acuerdos. Igualmente es necesario incorporar otros temas: Los acuerdos de la Cumbre Agraria étnica y popular de la pasada Minga y su acta No. 10 de acuerdos con el Gobierno en materia mineroenergética, las salvedades y/o pendientes de la Mesa de La Habana referidos a lo minero energético, los puntos sobre la participación de la sociedad y los puntos sobre la participación de la sociedad y las transformaciones contenidas en la agenda acordada entre el gobierno nacional y el Eln.

 

Por último, la Mesa busca ser un espacio colectivo, soberano, pluralista y democrático, tanto en su composición como en los propósitos que la animan.

 

* Global Witness, En terreno peligroso, Report / June 20, 2016. London.

 

Recuadro 1

 

Territorios con energía construyendo paz para la nación Segunda Asamblea nacional por la paz

 

A mediados de la década de los noventa del siglo XX la USO propuso, en la negociación de su Convención Colectiva, que Ecopetrol se comprometiera con el respeto de los derechos humanos de sus trabajadores y de las comunidades que habitan las zonas petroleras, apoyar la búsqueda para la solución política del conflicto social y armado, entre otras cosas. De ahí surge el Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio-Pdpmm, así como la Comisión de Derechos Humanos de la USO y la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol). De allí también nace, en agosto de 1996, la Primera Asamblea Nacional por la Paz*.

 

El esfuerzo de la USO por aportar a la construcción de la paz no cesa. En la discusión de la Convención Colectiva de Trabajo 2014-2018 propuso realizar la Segunda Asamblea Nacional por la Paz. En el año 2014, con el punto acordado entre sindicato y empresa, se establece una comisión bilateral para avanzar en la preparación de la asamblea, definir contenidos y metodologías (USO et al, 2016: 9). Finalmente, la Segunda Asamblea se realiza en 2015, con el auspicio de Ecopetrol, la cual se limitó a la financiación, pero sin jugar un papel protagónico y jalonar al empresariado. Participaron como convocantes: la USO, el gobierno nacional –en cabeza del Ministerio del Trabajo–, y la Universidad Nacional de Colombia.

 

Durante 8 meses fueron realizadas múltiples asambleas en regiones y subregiones, a las que asistieron aproximadamente 10.800 pobladores de 1.800 organizaciones, quienes debatieron y compartieron en torno a tres ejes temáticos: Política minero energética; desarrollo territorial para la Paz, y Pedagogía para la paz y pos acuerdos.

 

Además, la asamblea posibilitó que las comunidades debatieran sus problemas territoriales y aspiraciones. Por ejemplo, sobre la forma como la extracción de bienes naturales y minero-energéticos debe estar orientada a contribuir al buen vivir y a la exclusión de zonas mineras y de petróleo para garantizar el agua, la soberanía de los pueblos, alimentaria, hídrica, energética, entre otros derechos y garantías. Y se enfatizó en el rechazo a privilegiar los intereses de las trasnacionales.

 

Terminadas las asambleas locales y regionales, se realizó la Asamblea Nacional –18-20 de noviembre de 2015– en la ciudad de Bogotá, que contó con la presencia de 1.500 delegados de todo el territorio nacional. La conclusión fue la necesidad de constituir una Mesa social minero energética y ambiental –que ahora estamos constituyendo– con los retos y objetivos ya planteados.

 

* USO, Universidad Nacional de Colombia & Ministerio de Trabajo, Memorias de la Segunda Asamblea por la Paz, La imprenta, Bogotá, 2016

 

Recuadro 2

Digamos, ¡Basta ya¡

 

A este modelo minero-energético, extractivista, de despojo y destructor de la vida.
Que para el capital sea más importante una tonelada de carbón que la vida de un niño o niña wayúu.
Que para el gobierno y las multinacionales petroleras o mineras les sea indiferente dejar cientos de trabajadores lisiados de por vida por los accidentes de trabajo precarizado.
Que para una empresa minera sea más importante unos cuantos kilos de oro, a costa de la muerte de un rio y su biodiversidad.
Que para los dueños de las represas, les sea más importante los gigawatios de electricidad para la exportación que la vida del campesino y la producción de alimentos.
Que a las empresas eléctricas privadas solo les importe las utilidades y no reconozcan el derecho a la energía de la población.
Que la concentración del agua y de la energía, en pocas manos, generen la miseria de nuestros pueblos.
Que la renta minero-energética no represente bienestar para la nación.
(apartes del Llamamiento de la Mesa social minero-energética y ambiental por la paz)

 

Recuadro 3

Ideas para la construcción de las propuestas

 

Presentamos un resumen de algunas de las propuestas que la Mesa ha venido construyendo son:

 

- Iniciar una transición energética hacia energías alternativas como la solar, fotovoltaica, la eólica, geotérmica, la térmica, la mareomotriz y otras que tienen más bajos impactos ambientales. Estas energías deben ser descentralizadas, autónomas y de fácil acceso para las comunidades. La transición exige un cambio de perspectiva sobre el uso, consumo, producción, distribución, comercialización de la energía y de cada una de las fuentes energéticas. En últimas, entendemos la necesidad de replantear nuestras relaciones con la naturaleza, y considerar el planeta como un ser vivo, generador de bienes para la vida y no de recursos para enriquecer el capital.


- El Estado debe recuperar el control, la fiscalización y dirección de la política minero-energética, a través del fortalecimiento de lo público. Y hacer énfasis en la búsqueda para que las empresas sean 100 por ciento estatales y se reviertan los procesos de privatización de los bienes estratégicos de la nación. De esta manera, el Estado debe liderar la investigación e innovación en ciencia y tecnología hacia la transición energética buscando el desarrollo de energías alternativas.


- Identificar las afectaciones del sector minero energético producidas en el cuerpo humano, al reconocer los problemas de salud causados en los trabajadores y las trabajadoras del sector, las comunidades del área de influencia, los afectados y las afectadas por los proyectos minero energéticos y la naturaleza.


- Reconocer el agua y la energía como un bien común y público, determinante en la producción y soberanía alimentaria. La gestión del agua debe estar en manos del estado y las comunidades organizadas a través de los acueductos comunitarios, determinando sus usos de acuerdo a las necesidades humanas y de los ecosistemas. Demandar el reconocimiento de la autonomía territorial y la participación de las comunidades locales en la definición de proyectos minero – energéticos, como lo reconoce la constitución, el convenio 169 de la OIT y las sentencias de la Corte Constitucional.


- Desmontar los batallones minero energéticos, ya que en la actualidad una tercera parte del ejército está al servicio exclusivo de la protección del sector extractivista.

 

Recuadro 4
Responsabilidad colectiva

 

Desde la Mesa social minero-energética y ambiental llamamos a la sociedad colombiana, a todas sus organizaciones sociales, para participar, ampliar y profundizar un gran Dialogo Nacional minero-energético y ambiental.

 

Es un momento para pensarnos como naturaleza, defensores de nuestra soberanía, cultores del agua, generadores de riqueza y de la vida, como lo hacen los miles de hombres y mujeres indígenas, afro descendientes, campesinas y trabajadoras que habitan estos territorios, y para construir con propuestas la paz que tanto anhela nuestro pueblo y que tanto necesita nuestro país.

 

 

Informes:
Mesa Social Minero-energética y Ambiental
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enEdición Nº228
La nueva medida de todas las cosas: el carbono

La devastación ambiental que caracteriza nuestro tiempo no tiene precedente en la historia del planeta ni las culturas. Han habido civilizaciones que han provocado desastres ambientales, pero nunca antes se habían mundializado, desequilibrando los propios flujos y sistemas naturales que sostienen la vida en el planeta. El capitalismo y su "civilización petrolera", el modelo de producción y consumo industrial y basado en combustibles fósiles (petróleo, gas, carbón) provocó este desastre en poco tiempo, acelerado en las últimas décadas.

Los problemas ambientales son graves, con fuertes y desiguales impactos sociales y el cambio climático es uno de los principales. Pero no son causados por toda "la humanidad". Más que la era del antropoceno, como algunos la llaman, vivimos la era de la plutocracia, donde todo se define para que los muy pocos ricos y poderosos del mundo puedan mantener y aumentar sus ganancias, a costa de todo y todos los demás. Esta absurda injusticia social, económica, ambiental, política, requiere de muchas armas para mantenerse y una de ellas es la guerra conceptual. Inventar conceptos que oculten las causas y características de la realidad, que desvíen la atención de la necesidad de cambios reales y profundos y mejor aún, que sirvan para hacer nuevos negocios a partir de las crisis.

En este contexto, el ensayo La métrica del carbono: ¿el CO2 como medida de todas las cosas?, de Camila Moreno, Daniel Speich y Lili Fuhr, editado recientemente por la Fundación Heinrich Böll, es un aporte importante. (http://mx.boell.org/es/metrica-del-carbono)

Muestra cómo ante la convergencia de graves crisis ambientales locales, regionales y globales, junto a las crisis económicas y financieras, se echa un fuerte foco de luz sobre el cambio climático –que Nicholas Stern llamó "la mayor falla de mercado que el mundo ha atestiguado", al tiempo que se posiciona las unidades de CO2 (dióxido de carbono) como medida para definir tanto la gravedad del problema. Así, otros temas quedan en la oscuridad del contraste de ese rayo de luz y todo se reduce a contar emisiones de CO2 a la atmósfera. Las autoras no dejan duda de que el cambio climático es real y grave, pero cuestionan "¿Es más importante y más urgente que la pérdida de biodiversidad, la degradación del suelo cultivable, el agotamiento del agua dulce? ¿Acaso es posible considerar cada uno de estos fenómenos como algo independiente y separado de los otros?"

"La manera en que describimos y enmarcamos un problema, determina en gran medida el tipo de soluciones y respuestas que podemos considerar", plantean.

Justamente debido a la gravedad de la crisis ambiental, tenemos que evitar el "epistemicidio ecológico" en curso que reduce la óptica, elimina conocimientos y destruye alternativas.

Aunque se sabe bien cuáles son las causas del cambio climático, y los principales rubros industriales que lo provocan: alrededor de 80 por ciento se debe a la explotación y generación de energía, al sistema alimentario agroindustrial y al crecimiento urbano (construcción, transporte), basados en el uso y quema de petróleo, gas y carbón. Todo esto emite CO2 y otros gases de efecto invernadero (GEI) como metano y óxido nitroso.

Se sabe también que lo necesario son reducciones reales, en su fuente y en la demanda, de todos esos gases y cambiar lo que las originan. Y se sabe que existen alternativas reales, diversas, descentralizadas y viables; quizá el ejemplo más fuerte es que 70 por ciento de la humanidad se alimenta de agricultura campesina y agreocológica, pescadores artesanales y huertas urbanas, que no son los que emiten gases de efecto invernadero.

Pero las propuestas dominantes –de instituciones y gobiernos– no son éstas, sino otras principalmente basadas en mercados de carbono y altas tecnologías que permitirían supuestamente seguir emitiendo GEI como siempre, pero "compensarlos" absorbiendo el carbono emitido y almacenándolo en fondos geológicos, es decir, formas de geoingeniería.

La propuesta de "compensación" (offset en inglés) se viene desarrollando hace años, asociada a los esquemas de pagos por servicios ambientales, por biodiversidad, etcétera, componentes esenciales de la llamada "economía verde". Se trata de justificar la destrucción en un lugar, mientras en otro otros se supone la "compensan" con algún pago, como si fuera lo mismo dejar sin bosques o agua a un pueblo entero en un país o región, porque hay una comunidad que los cuida y en otro. Esos pagos generan "bonos", instrumentos financieros especulativos que son comerciados en mercados secundarios.

Ahora, para que todo pueda ser medido en unidades de CO2, todos los gases se traducen a la abstracción de “CO2 equivalente”, sin considerar si se trata de gases emitidos por una trasnacional minera que devasta ecosistemas y pueblos, por la quema de un bosque o el estiércol de algunos animales de un pastor. El concepto de que lo necesario son "cero emisiones netas", no reales sino compensadas, completa esta operación (http://tinyurl.com/jssokpr). De esta forma, la "economía del carbono" podría englobar todos los rubros anteriores, para convertirse en la nueva "moneda" de cambio, que justifica la contaminación y produce ganancias para quienes la causan.

No solamente se pierden de vista las causas del cambio climático, también de esta forma se simplifica burdamente la consideración de los otros graves problemas ambientales y las interacciones entre todos ellos y se eliminan del campo de análisis y acción los impactos sociales, el sistema que los provoca y las verdaderas soluciones.

 

Por Silvia Ribeiro, Investigadora del Grupo ETC

Publicado enMedio Ambiente
Hiroshi Amano, durante su participación en el foro de premios Nobel de Lindau.

Miles de experimentos tuvo que hacer el japonés Hiroshi Amano para conseguir el hito tecnológico que ha cambiado la iluminación y la comunicación digital.

 


MADRID.- Los ledes, esos puntitos de luz, están ya en todas partes, en las pantallas, grandes y pequeñas, y en la nuevas bombillas. Pero no salieron de la nada, sino del esfuerzo durante décadas de investigadores como Hiroshi Amano, premio Nobel de Física desde 2014 por conseguir hacer realidad el esquivo led azul, un hito tecnológico tan reciente que todavía no se ha explotado todo su potencial. Además, la historia de cómo se obtuvo el led azul tiene mucho que ver con la investigación dirigida, la que se propone lograr un objetivo concreto más que aumentar el conocimiento, pero acaba teniendo una gran relevancia general. También tiene que ver con la incapacidad de las empresas por sí solas para hacer avanzar la ciencia.

 

Amano, ingeniero japonés, es uno de los premios Nobel más jóvenes en la actualidad. Tiene 55 años y obtuvo el galardón junto a su mentor Isamu Akasaki hace solo dos años, pero el trabajo premiado lo realizó cuando estaba en la veintena. Compartieron ambos el Nobel con otro investigador japonés, Shuji Nakamura, “por la invención de diodos emisores de luz azul eficientes, lo que ha permitido que existan fuentes de luz blanca brillantes que ahorran energía”. Del trabajo de Amano vienen las nuevas bombillas que han sustituido a las incandescentes de toda la vida.


Amano contribuyó a hacer realidad a finales de los años ochenta lo que tantos científicos habían dejado por imposible en los años setenta, un diodo luminoso azul, que abrió la puerta a la luz blanca que está reduciendo el coste de la iluminación en todo el planeta y al mismo tiempo inició la segunda revolución digital, la de los teléfonos inteligentes y las grandes pantallas planas.


Los ledes son dispositivos electrónicos semiconductores como lo es el transistor, y su composición (galio, fósforo e indio entre otros elementos) determina el color de la luz que emiten. El primer led que se desarrolló fue el rojo, en 1962, en 1974 llegó el verde, y la tecnología se plasmó en los grandes monitores de aeropuertos y estaciones, pero el azul se resistió a los esfuerzos de numerosos científicos. El fracaso llevó al abandono general de esta línea de investigación, con la excepción de Akasaki, dice Amano. Sin embargo, la empresa en la que trabajaba también la dejó y Akasaki se pasó a la Universidad de Nagoya, donde Amano se convirtió en uno de sus estudiantes.


Si algo tienen en común Akasaki y Amano es su perseverancia, desde luego. Amano, que acudió por primera vez este año al foro de premios Nobel de Lindau (Alemania) dice que decidió conscientemente dedicarse íntegramente a esta línea de investigación porque encajaba en su vocación por la ingeniería, a la que veía como la forma de conectar a la gente entre sí. Hizo una elección que muchos científicos no se atreven a hacer, seguir una línea de investigación minoritaria, que no está de moda y no atrae tantos fondos como otras más populares, y le salió bien, aunque le costara miles de experimentos llegar a su objetivo. Sin embargo, Amano reconoce que no apreció la importancia de su trabajo, lo que resulta llamativo en un premio Nobel: “Pensé que el uso del led azul iba limitarse a las pantallas de todo tipo, que era lo que interesaba a las empresas”. Pero posteriores trabajos de investigación llevaron a conseguir la luz blanca, el aspecto más llamativo de este salto tecnológico, mediante la combinación de los tres colores o el añadido de fósforo a un led azul. “Una nueva tecnología lleva a nuevas aplicaciones”, es la explicación de Amano, que recuerda que la luz led blanca para iluminación general es ocho veces más eficiente que las bombillas incandescentes.

 

A Amano, como japonés, le interesa especialmente saber que la luz led facilitará la reducción del consumo eléctrico que se ha fijado Japón para 2020 como medida para depender menos de la energía nuclear, tras la catástrofe de Fukushima. Los ledes pueden, además, funcionar como lámparas alimentadas con energía solar en lugares donde no hay red eléctrica, y se utilizan también, en su versión ultravioleta, para el tratamiento de agua y la desinfección en hospitales, además de en conversores de corriente eléctrica continua, procedente de energía solar, a corriente alterna.


A los científicos menores de 35 años que por centenares asistieron este año, como todos los años, al foro de Lindau, Amano contó cómo, al no disponer de dinero para comprar un carísimo sistema de hacer crecer cristales lo desarrollaron a su medida en el laboratorio, a pesar de que nadie allí conocía el tema. “Los profesores se equivocaron tanto como los estudiantes”, aseguró. Pasaron tres años y no lograban mejorar su producto, pero al final lo consiguieron y en 1989 nació el primer led azul. Sobre la base de otro método distinto, Nakamura, que sí trabajaba en una empresa, pidió posteriormente otra patente de led azul, y comparte ahora el premio Nobel con maestro y discípulo.

 

Amano, que ni siquiera era doctor todavía, estuvo realizando tres experimentos diarios para llegar a su objetivo y dejó de lado vacaciones y diversiones hasta conseguirlo. Ahora sigue trabajando en su universidad de siempre, sigue siendo modesto, a pesar del galardón, y es un jefe motivador, en palabras de uno de sus estudiantes, que acudió a Lindau. Su trabajo se centra en nanoestructuras que se espera mejoren los ledes y las células solares.

 

Como recordó a los asistentes Jürgen Kluge, el nuevo presidente del consejo directivo de la fundación que organiza el foro de Lindau, nada es gratis en esta vida: “Solo podéis venir una vez, no queremos volver a veros hasta que seáis premios Nobel!”, aseguró, medio en broma medio en serio.

 

 

¿Lo cambiará esto todo?: Descubren una fuente de energía casi ilimitada en el fondo del océano

El elemento descubierto en el fondo oceánico podría convertirse en una fuente de energía que dure miles de años. Ahora se desarrollan métodos para su extracción.

 

 

Un estudio llevado a cabo por especialistas del Departamento de Energía de Estados Unidos revela que en las aguas de los océanos hay más de cuatro millones de toneladas de uranio, lo que podría convertirse en una fuente de energía ilimitada que dure miles de años, informa la revista Industrial & Engineering Chemistry Research, publicada por la Sociedad Estadounidense de Química (ACS).


Según las estimaciones más favorables, los actuales depósitos de uranio apenas durarán cien años más. Sin embargo, los océanos del planeta cuentan con una reserva de más de 4.000 millones de toneladas, suficiente para satisfacer la demanda global durante los próximos 10.000 años. Hasta hace poco este recurso era imposible de explotar debido a la complejidad y a los costes de la misión. Sin embargo, ahora se desarrollan métodos de extracción de este material útil.


Asimismo, los científicos afirman que la humanidad será capaz de utilizar este uranio del fondo oceánico en la industria nuclear, ayudando a generar la cantidad necesaria de energía para todos los habitantes del planeta. Sin embargo, los expertos advierten que la extracción del material del océano es extremadamente peligrosa y que no resultará fácil.


"Para que la energía nuclear siga siendo una fuente de energía sostenible –afirma uno de los científicos– es necesario disponer de una fuente económicamente viable y segura de uranio".

Publicado enMedio Ambiente
Detectan "espectaculares" ondas gravitacionales en el espacio

"La observación futura permitirá comprender cómo se forman los hoyos negros a partir de la muerte de estrellas enormes y probar si son como las predijo Einstein", afirma experto

 

Ondas gravitacionales en el tejido del espacio-tiempo, una de las predicciones formuladas por Albert Einstein hace un siglo, han sido detectadas por segunda vez. Los descubridores creen que este hallazgo "espectacular" podría anunciar una nueva era de entendimiento del universo.

Un equipo internacional de más de mil investigadores, entre ellos varios profesores británicos, observó la colisión y fusión de dos hoyos negros, que liberó fuerzas colosales rara vez vistas.

El suceso, ocurrido a mil 400 millones de años luz de distancia, causó una cantidad de energía equivalente grosso modo a la masa del sol convertida en ondas gravitacionales. Estas ondas fueron "capturadas" por los detectores gemelos Ligo (Observatorio Interferómetro Láser de Ondas Gravitacionales) emplazados en Livingston, Luisiana, y Hanford, Washington (EU). La observación se realizó el pasado diciembre, pero apenas se da a conocer al público.

Las ondas gravitacionales fueron predichas en la teoría de la relatividad general de Einstein, la cual plantea que la gravedad ocurre a causa del espacio y el tiempo curvos. Las ondas se estrechan y comprimen todo en su camino, sean humanos o planetas enteros, al distorsionarse el tejido del espacio-tiempo.

El doctor Stephen Fairhurst, uno de los miembros del equipo en la Universidad de Cardiff, señaló: “Este hecho anuncia el verdadero principio de la astronomía de ondas gravitacionales y la apertura una nueva ventana hacia el universo.

“Las diferentes masas y giros observables que presenciamos en el evento mostraron que estamos comenzando a recabar información vital acerca de la población de hoyos negros en el universo.

"La observación futura de ondas gravitacionales nos permitirá entender cómo se forman los hoyos negros a partir de la muerte de estrellas enormes, y probar si en verdad son como las predice la teoría de Einstein."

Visión diferente

Los científicos esperan que las ondas gravitacionales ofrezcan una visión por completo diferente del universo, y les permitan estudiar hechos que podrían estar ocultos a los tradicionales telescopios ópticos y radiotelescopios. Al analizar la detección más reciente, pudieron inferir que los hoyos negros en colisión eran 14 y ocho veces más grandes que el Sol, respectivamente.

Sheila Rowan, directora del Instituto de Investigación Gravitacional de la Universidad de Glasgow, quien también participó en el descubrimiento, expresó: “Sabemos por esta segunda detección que las propiedades medidas por Ligo nos permitirán comenzar a responder algunas preguntas claves mediante astronomía gravitacional.

“Podremos estudiar este fenómeno y entender mejor la historia cósmica, con el objetivo de llenar los ‘eslabones perdidos’ en nuestro conocimiento.”

Los hallazgos han sido aceptados para publicación en la revista Physical Review Letters.

El doctor Chad Hanna, de la Universidad Estatal de Pensilvania, en EU, quien codirigió el equipo de detección, señaló: “Ahora tenemos mucho más confianza en que las fusiones de dos hoyos negros son comunes en el universo cercano.

"Puesto que ya podemos detectar ondas gravitacionales, serán una fuente fenomenal de nueva información acerca de nuestra galaxia y un canal enteramente nuevo de descubrimientos sobre el universo."

La Colaboración Científica Ligo está integrada por más de mil científicos de 17 países, entre ellos investigadores de 17 universidades del Reino Unido. Cada instalación de Ligo cuenta con dos tubos, cada uno de 4 kilómetros de largo, dispuestos en forma de L. Se proyecta un haz láser por cada tubo para determinar con gran precisión la distancia entre espejos ubicados a cada extremo. Si una onda gravitacional está presente, alterará la distancia entre los espejos en una cantidad mínima.

El profesor Andreas Freise, de la Escuela de Física y Astronomía de la Universidad de Birmingham, cuyo equipo contribuyó a desarrollar instrumentos para Ligo, indicó: "Los detectores de Ligo Avanzado son una obra maestra de física experimental. Son los detectores de ondas gravitacionales más sensibles jamás construidos. Partimos de un concepto bien conocido, un interferómetro de luz, pero requería nuevas tecnologías que hemos desarrollado a lo largo de varias décadas para crear estos dispositivos de escucha extremadamente sensibles a las señales de gravedad del universo".

El doctor Ed Daw, del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Sheffield, quien ha investigado las ondas gravitacionales con Ligo desde 1998, añadió: “La detección de la colisión de un par de hoyos negros fue asombrosa; la detección de una segunda es espectacular, porque apunta a que pasan muchas cosas de estas allá.

"Pero también plantea más preguntas: ¿qué formó estos hoyos negros? ¿Cuántos hay? ¿Podremos empezar a probar en verdad la relatividad general en detalle?"

Traducción: Jorge Anaya

En Douchy-Les-Mines, los policías antidisturbios rodean el piquete de trabajadores de una refinería en contra de la reforma laboral.
La huelga en las refinerías y las trabas a la distribución de combustible obligó al Estado a utilizar sus reservas estratégicas al tiempo que, de forma inesperada, la CGT lanzó un amplio movimiento de huelga en las centrales nucleares.

 


Las protestas contra la reforma de la ley laboral desembocaron en Francia en una crisis mayor que supera en mucho las manifestaciones que se vienen llevando a cabo desde el pasado 31 de marzo e, incluso, el nacimiento del movimiento de ocupación de las plazas NuitDebout. La huelga en las refinerías y las trabas a la distribución de combustible obligó al Estado a utilizar sus reservas estratégicas al tiempo que, de manera inesperada, la CGT lanzó un amplio movimiento de huelga en las centrales nucleares. Según Alain Vidalies, Secretario de Estado para los transportes, poco más de 20% de las estaciones de servicio de Francia tienen dificultades para abastecerse. Además de la distribución de carburante y la energía nuclear, los ferrocarriles, la aviación civil, el personal portuario y los conductores de camiones se sumarán en los próximos días a esta ola de huelgas convocada principalmente por la CGT y a la cual se han asociado otros sindicatos potentes.

 

La trama de la impugnación de la reforma de una ley que modifica algunos puntos hasta ahora intocables del mundo laboral se complicó cuando la misma CGT anunció que al menos 16 centrales nucleares de las 19 que hay en Francia habían votado a favor de una huelga que comenzará hoy 26 de mayo. La central sindical llamó a un movimiento de acción “lo más fuerte posible”.

 

Desde el pasado martes ya se advirtieron focos de paro en varias centrales que dejaron sin luz a tres zonas del país. El primer ministro francés, Manuel Valls, denunció en la Asamblea Nacional estos llamados a la huelga como “chantajes” y dijo que no era la CGT quien “establece las leyes en Francia”. Gobierno y sindicatos juegan en este conflicto su propia partida. Con la reforma de la ley laboral, el Ejecutivo zanja el antagonismo entre las dos izquierdas que acompañó todo el mandato del socialista François Hollande. Entre la llamada izquierda social y la izquierda reformista liberal, el jefe del Estado y su primer ministro optaron por la segunda. A su vez, los sindicatos, en plena crisis de representatividad y con un pasivo de militantes cada vez más elocuente, se meten en la pelea para demostrar que siguen vivos y con un fuerte poder de movilización.

 

Como lo resalta en un editorial el semanario de centro izquierda Le Nouvel Observateur, “la tasa de adhesión sindical en Francia es una de las más débiles de Europa y el patronato local sigue siendo sin dudas uno de los más arcaicos”. El Ejecutivo navega entre la debilidad de ambos y inserta su reforma en ese contexto. El mundo sindical percibe sin embargo una oportunidad de llevar la bandera opositora detrás de la cual buena parte de la sociedad cierra filas. Un sondeo realizado por la consultora Elabe indica que 69 por ciento de los franceses se pronuncia por un retiro de la reforma laboral para evitar así “un bloqueo de todo el país”. La misma encuesta aporta además un dato que los sindicatos han leído con mucha atención:59% de los franceses designan a François Hollande y a Manuel Valls como “los principales responsables de las tensiones” debido a que “rehúsan introducir nueva modificaciones al proyecto de ley”. Esta, sin embargo, ya fue aprobada de forma expeditiva por el jefe del Ejecutivo. Valls recurrió al artículo 49.3 que le permite hacer pasar una ley por decreto, es decir, sin debate parlamentario. La división en el seno de los Diputados socialistas es tal que era muy probable que la reforma de la ley no obtuviera la mayoría. De ser haber sido así, el gobierno hubiese quedado en minoría. Valls evitó la caída pero no acalló las discordias que, cuando falta un año para las elecciones presidenciales de 2017, han desfigurado a la izquierda francesa. Entre reformistas que se autocalifican de modernos y socialistas tratados por los primeros de vivir en un museo del pasado, las relaciones se han empañado.

 

Ahora, el conflicto ha pasado a mayores. La CGT y el otro sindicato importante que respalda las huelgas, Fuerza Obrera, afirman al unísono que no tienen la más mínima intención de “detener” el movimiento. En cuanto a Philippe Martinez, el secretario general de la CGT, éste promete que “irán hasta el final, y sin límites”, es decir, hasta que el Ejecutivo retire o modifique substancialmente la reforma laboral.

 

Lo cierto es que la nueva batalla entre el gobierno y los sindicatos empieza a amenazar a los sectores claves de la economía. Dos terceras partes de las poco más de 12.000 estaciones de servicio con que cuenta el país atraviesa serios problemas de suministro. El hecho de que la CGT haya logrado implicar en las protestas al personal de las centrales nucleares es tanto más decisivo cuanto que la energía nuclear cubre el 75% de las necesidades eléctricas de Francia. De las 12.000 estaciones de servicio, 4.000 han visto su aprovisionamiento perturbado y han decidido limitar la venta de combustible a 20 litros por vehículo. Hay que remontar a la reforma del sistema de jubilaciones de Francia decidida por el entonces presidente Nicolas Sarkozy (2207-2012) para encontrar una crisis semejante y, sobre todo, el hecho de que se hayan tenido que tocar las reservas estratégicas del país para cubrir las necesidades vitales. Tal y como lo hubiese hecho la derecha, Valls calificó de “ilegales” las trabas a la distribución de combustible y los paros en las refinerías. El primer ministro advirtió que el Estado actuaría con “firmeza” para estabilizar la situación. El anuncio y las medidas de fuerzas decididas para levantar las barreras en cerca de 19 refinerías y depósitos han tenido el efecto contrario. La respuesta sindical fue una insurrección aún mayor, con más problemas en la distribución. El cuadro llegó a tal extremo que las distintas patronales de Francia se dirigieron al gobierno advirtiéndole que se está llegando a un extremo inadmisible y que ya hay varias fábricas que, por falta de combustible, están “viendo su existencia amenazada”. La confrontación social ingresó en una zona muy densa. Ante un gobierno que repite que no cambiará la ley, la acción sindical hizo pasar el antagonismo desde la calle, o sea, las manifestaciones y las acciones testimoniales, a golpear con fuerza el corazón de la economía.

 

 

 

Publicado enInternacional
¿Por qué China no lanza su anunciada bolsa petrolera en Shanghai?

La guerra multidimensional –excluyendo todavía la vía militar directa– de EU contra Rusia y China ha elevado su nivel en otros frentes y ahora se practica en forma obscena y directa en tres segmentos: 1) la guerra energética; 2) la guerra geofinanciera, y 3) la guerra de divisas, sin contar las otras confrontaciones, cibernética y de propaganda, en curso.

No fue menor el reciente anuncio timorato de relanzar la proyectada bolsa petrolera rusa de San Petersburgo, Spimex, que busca romper el supremacismo energético anglosajón y la hegemonía del dólar ( http://goo.gl/jXNzzo ), en paralelo a los amagos de independencia bursátil y liberación energética de China.


Bloomberg News destacó hace poco que la apertura de la bolsa petrolera de China en la plaza de Shanghai, donde operaría sus primeros contratos, arrastra los pies todavía después de más de 20 años (¡supersic!) de su anuncio ( http://goo.gl/My2mfO ).


El motivo aducido, poco creíble, es la volatilidad de los mercados, como si ello fuera algo novedoso, cuando es consustancial a la creación de burbujas del mercado neoliberal global, como acaba de confesar el francés centralbanquista Jacques de Larosière de Champfeu, malhadado ex director ejecutivo del FMI.


Anunciada para finales de 2015, la apertura de la bolsa petrolera de Shanghai –que contribuiría a romper el supremacismo energético anglosajón de la mercantilización del crudo por el Nymex y el IPE, respectivamente, en las plazas financieras de Nueva York y Londres– fue pospuesta hasta una fecha inespecífica de 2016, cuando ya han transcurrido cinco meses.


Hace más de 20 años, el gobierno chino introdujo un contrato doméstico de crudo en 1993, que fue detenido un año más tarde en medio de la evaluación (sic) de su industria energética.


No hay que evaluar demasiado 20 años más tarde cuando las importaciones de China se han incrementado en forma sustancial: 7.9 millones de barriles al día (MBD): 8.3 por ciento más en lo que va del año y cuya mayoría sirve para almacenar sus reservas estratégicas ( http://goo.gl/IfqVZp ).


No es lo mismo la China de hoy que la de hace dos décadas, cuando apenas empezaba a despuntar en la geoeconomía global –en ese momento se encontraba incluso detrás de México– y aún no implementaba su trascendental asociación estratégica con Rusia, en la fase de rehabilitación y restauración relativas del zar Vlady Putin.


Hoy los diestros mosqueteros chinos, veinte años más tarde, se han posicionado como la primera superpotencia geoeconómica global (medido por el poder adquisitivo) y han establecido una asociación estratégica nuclear y gasera con Rusia –cuyos verdaderos alcances permanecen secretos– para impedir la humillante estrangulación por EU.


Como imagen en espejo, las exportaciones de Rusia a China rompieron récord ( https://goo.gl/d1pjum ), lo que (en)marca la complementariedad que se puede generar entre los dos proyectos de las nuevas bolsas petroleras: la rusa de San Petersburgo (Spimex) y la de Shanghai.


El zar Putin parece aplicar el apotegma biologista de que la función crea al órgano, como profirió a finales de 2014, durante la cumbre de la APEC en Pekín, antes de las asfixiantes sanciones de Obama y de la guerra contra el rublo (vía desplome del crudo): “El uso del rublo y el yuan podría reducir la influencia del dólar ( https://goo.gl/96HMfA )”.


Casi un mes después de los anhelos tripolares de Putin, su feroz contrincante Obama –quien optó hasta ahora en forma eficiente y casi silenciosa por la guerra geofinanciera y la guerra de divisas, en lugar de las desastrosas aventuras militares– le propinó una tremenda paliza al rublo.


No será sencilla ni tersa la transición al nuevo orden tripolar entre EU, Rusia y China cuando los halcones –financieros y militares– de Washington se empecinan en su inviable unipolaridad.


China compite ya con EU como el mayor importador global de crudo y requiere no sólo establecer mayor influencia en la cotización del oro negro, sino también promover la utilización del yuan/renminbi, por lo que ha relajado las reglas que permiten la importación del petróleo a las refinerías “independientes ( http://goo.gl/9zSW3g )”.


No es nada desdeñable la participación de las refinerías chinas, que han llegado a procesar casi 10.6 MBD.


Más allá de la vulgar cuan reduccionista mercantilización del crudo, las coyunturas geopolíticas son cruciales para la toma de decisiones del gobierno chino, en la etapa de florecimiento/consolidación/salvaguarda por el mandarín Xi de su singular modelo mixto (público/privado).


Lu Feng, funcionario de Shanghai International Energy Exchanges, comentó que dicha bolsa energética debe concluir reglas y conductas de simulación mercantil –¡después de más 20 años!–, además de que requiere la aprobación de la Comisión Regulatoria de Valores Bursátiles de China.
Según Bloomberg, las turbulencias bursátiles y la volatilidad de los mercados financieros –donde descuellan tanto la guerra de divisas como la guerra geofinanciera entre el dólar y el yuan/renminbi que no se atreven a decir su nombre– han apaciguado las ansias del gobierno chino que necesita tener mayor influencia en la cotización del petróleo que controlan hoy en forma anómala las plazas de Nueva York y Londres.


¿Teme China a la guerra geofinanciera en boga que le pueden propinar sin misericordia las doblemente plazas financieras/energéticas de Nueva York y Londres?


En el más reciente encontronazo de guerra geofinanciera entre el dólar y el yuan/renminbi, China se vio obligada a desprenderse de un billón de dólares de sus reservas de divisas que siguen siendo las primeras del planeta, ahora disminuidas a 3 billones de dólares.


Gabe Collins, del portal The Diplomat (muy cercano a Japón), comenta que “el enfoque intenso sobre el auge del petróleo de Norteamérica (sic), Arabia Saudita y los yihadistas de Daesh/Isis oscurecen una importante tendencia (sic) energética emergente: la producción del petróleo de China está llegando a su pico ( http://goo.gl/lalPO6 )” –que explicaría su espectacular rebote reciente desde el desplome de 25 dólares el barril hasta los linderos de 50 dólares de hoy–, lo cual “tendrá implicaciones profundas en el mercado petrolero, ya que China no es sólo un importador masivo de crudo, sino que se encuentra también entre los cinco principales productores globales, detrás de EU, Rusia, Arabia Saudita y prácticamente empatada con Canadá ( http://goo.gl/cbMkes )”.


Otro capítulo especial lo constituye el petróleo de esquisto ( shale oil), del que China posee pletóricas reservas globales con un enorme potencial, según la muy sesgada EIA: 32 mil millones de barriles técnicamente recuperables.


¿Cómo responderá el presidente saliente Obama a las veleidades libertarias bursátiles de Rusia y China?


Por lo pronto, en el área del binomio ambiguo cuan confuso de cooperación/confrontación de Obama y el mandarín Xi, EU ha levantado en forma alarmante el embargo de venta de armas a Vietnam ( http://goo.gl/EtY8dV ), su antiguo enemigo, para confrontar a su nuevo rival: China.


www.alfredojalife.com
Twitter: @AlfredoJalifeR_
Facebook: AlfredoJalife
Vk: id254048037

Publicado enInternacional
Holanda pone fecha al fin del petróleo: 2025
Pretende ser el primer país del mundo que no utilice combustibles fósiles en el transporte.

 

 

Holanda quiere despedirse del petróleo. La Cámara baja del país ha aprobado un proyecto de ley que quiere acabar con los automóviles diésel y a gasolina –incluidos los vehículos híbridos de bajo consumo– para el año 2025. La ley, pionera en el mundo a esta escala, deberá ahora trasladarse al Senado para su ratificación.

 

De pasar todos los trámites, Holanda tendría nueve años para prepararse para el fin de toda una cadena de suministro y producción, ya que se prohibiría la venta de vehículos propulsados por combustibles fósiles, permitiendo únicamente los eléctricos y a hidrógeno. Los vehículos contaminantes podrán seguir circulando y se contempla que vayan siendo sustituidos con el paso del tiempo.

 

La medida fue presentada por el Partido del Trabajo de Holanda y ha generado controversia, ya que sólo el 5% de la capacidad de generación eléctrica del país proviene de fuentes renovables. Por ello, el país deberá adaptar su infraestructura de generación energética si quiere estar a la altura del desafío.

 

Holanda es, a día de hoy, una de las naciones europeas que registra un mayor contenido en carbono en su atmósfera, además de tener un bajo nivel de eficiencia energética.

 

 

Publicado enMedio Ambiente
Miércoles, 18 Mayo 2016 06:58

¿Por qué Rusia da por muerte a la Opep?

¿Por qué Rusia da por muerte a la Opep?

Ahora que anduve de gira durante dos semanas en Ámsterdam, Milán, Beirut y Damasco me percaté de la profundidad de la devastación financiera que provocó el abrupto desplome del barril del petróleo en el "gran Medio Oriente".

Líbano, que lleva casi dos años sin poder elegir a un presidente, sufre los embates en su sector turístico, pero mantiene en forma antigravitatoria la cotización de la libra libanesa frente al dólar, gracias a un sector bancario muy poderoso cuan creativo y al eficiente manejo de Riad Salameh, quizá el mejor banquero centralbanquista del planeta, dadas las circunstancias bélicas circundantes y lo exiguo del país de los cedros inmarcesibles.

No se puede decir lo mismo de Siria, donde el régimen de Bashar al Assad sufre una tremenda guerra geoeconómica/geofinanciera: con una grave crisis en los insumos de primera necesidad y una reciente abrupta devaluación de su divisa (libra siria) por más de 20 por ciento –que lleva un total agregado de 92 por ciento devaluado frente al dólar desde el inicio de su guerra civil.

Me llamó mucho la atención, en el lapso de un año, la profundización de la "iranización" de Líbano, en contrapartida al repliegue tanto de Arabia Saudita como del resto de las petromonarquías árabes.

Una constante de mi conversación a los más altos niveles en Líbano, con dos de los punteros candidatos a la presidencia, el general Michel Aoun (http://goo.gl/4oH3Yr) y el general Chamel Rukoz (http://goo.gl/HWZzX7), fue la temática del cada vez menos subrepticio embate geofinanciero que se cocina contra Arabia Saudita.

A mis interlocutores externé mi temor de que para que Estados Unidos (EU) pague su adeudo a Irán, alrededor de 150 mil millones de dólares, pues sencillamente se los despojará a Arabia Saudita, que cometió el grave error de colocar sus cuantiosas reservas de divisas, unos 660 mil millones de dólares (la cuarta reserva global), en las arcas de EU, que difícilmente se los devolverá, sin contar los cuantiosos Bonos del Tesoro que compraron a EU, en lugar de haber diversificado sus haberes.

En forma ominosa, ayer el Senado de EU aprobó una enmienda que permite a las víctimas del 11-S demandar a Arabia Saudita (http://goo.gl/fNoxOH), mientras el Congreso deja pendiente su espada de Damocles geofinanciera: la publicación escalofriante de las 28 páginas faltantes de la Comisión del 11-S sobre la autoría de los atentados.

Mis fuentes muy creíbles en Beirut me comentaron que fue el cónsul en ese entonces de EU en Yeda quien concedió las visas a los presuntos terroristas sauditas. Naturalmente, esto jamás será indagado por el Congreso estadunidense.

En forma estridente, nada menos que el poderoso director de la petrolera estatal rusa Rosneft, Igor Sechin, muy cercano al zar Vlady Putin, en una entrevista a la agencia británica Reuters, sentenció la muerte de la OPEP y el fin de su influencia en el mercado petrolero (http://goo.gl/7SLozE).

Es probable que la necropsia de la OPEP por Sechin se deba a la falta de acuerdo de la OPEP –en lo interno, por la colisión entre Arabia Saudita e Irán: este último ni siquiera asistió a la reunión– y al exterior, con Rusia, durante la fracasada cita en Doha del 17 de abril para "congelar la producción" y detener la caída del oro negro, que, por cierto, ha rebotado en forma espectacular hasta alcanzar 50 dólares por barril en la variedad Brent.

¿Vamos a la regionalización geoenergética de los hidrocarburos, cuando EU ha capturado los pletóricos yacimientos del Golfo de México –gracias al entreguismo de la corrupta clase gobernante del “México neoliberal itamita” y sus mercenarios partidos paleros–, mientras tiene en jaque el petróleo pre-sal de Brasil y está a punto de propinar el jaque mate a las máximas reservas del petróleo global en Venezuela?

¿Cómo se ajustarán Argelia, Angola y Ecuador, los otros miembros de la OPEP, que todavía lideran las petromonarquías árabes, ante la "nueva normalidad" del mercado petrolero cada vez más regionalizado?

El geopolitólogo germanoestadunidense F. William Engdhal –a mi juicio, mucho más profundo que Michael Klare, quien al final del día ostenta las tesis del establishment estadunidense, aunque en menor medida que el publicista de la industria petrolera anglosajona Daniel Yergin–, sentencia que el “mercado petrolero angloestadunidense está quebrado (http://goo.gl/2OV4CI)”.

Engdhal da vuelo al acta necrológica de Sechin sobre la OPEP de que "ya no puede dictar su voluntad al mercado", a lo cual agrega "factores deprimentes", como la política del anterior ministro del petróleo de Arabia Saudita al-Naimi –quien acaba de ser sustituido por Khalid A. Al-Falih– de "haber eliminado al gas/petróleo de esquisto que ocasionó mayores pérdidas al presupuesto estatal saudita, que ahora se encuentra en déficit", al unísono de "haber creado una inundación superavitaria estimada en 3 mil millones (¡supersic!) de barriles de petróleo que flotan almacenados en algún lugar en los altos mares".

Advierte que los precios no mejorarán hasta que tal mirífica cantidad de petróleo almacenada en los altos mares no haya sido reducida. Si la OPEP "pudiese manejar el recorte de la producción por 3 millones de barriles al día, le tomaría casi tres años para disminuir la inundación en el mercado".

Engdhal arguye que "el mundo del mercado petrolero hoy se encuentra quebrado", lo cual "tendrá enormes, aunque aún poco apreciadas consecuencias políticas", una de las cuales sería la "disminución del control del dólar estadunidense en el mercado mundial, ya que el petróleo es de lejos la materia prima más comercializada en el mundo, con la excepción posible de los narcóticos ilegales", sin contar el “colapso del alto costo de la industria del petróleo de esquisto ( shale oil) de EU”: la despedida de "al-Naimi es un género de evento del mercado que finiquita el control angloestadunidense del mercado petrolero global".

Como transcendental dato adicional, Engdhal resalta que "el mercado comercial del petróleo basado en el rublo ruso, St. Petersburg International Mercantile Exchange (Spimex), está a punto de abrir el petróleo comercial ruso en rublos en lugar de dólares estadunidenses".

En forma interesante, el director de Spimex es nada menos que Igor Sechin (http://goo.gl/NwFVIh).

Era evidente que un precio de 20 dólares el barril, al que lo habían llevado los megaespeculadores de la banca de Wall Street, era insostenible para Rusia: escenario que coqueteaba con una guerra de gran envergadura.

También un precio de 110 dólares era intolerable tanto para EU como para China. Un precio entre 50 y 70 dólares el barril traduciría un tácito acuerdo geopolítico sobre el petróleo –mucho más que el inexistente "precio geofinanciero" del "mercado" controlado por Wall Street, cuando el "precio geoeconómico" de la muy primitiva oferta/demanda ha sido superado (http://goo.gl/NV9U4B)–, lo cual significaría un acomodamiento geoestratégico entre EU y Rusia cuyo corolario pasaría por el acuerdo del nuevo mapa Lavrov-Kerry del Gran Medio Oriente que sustituiría al fenecido "acuerdo Sykes-Picot" de hace 100 años.

El petróleo es ante todo el hijo mayor de la geopolítica.

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Publicado enInternacional