Martes, 25 Marzo 2014 05:41

Muerte para 528 Hermanos Musulmanes

Muerte para 528 Hermanos Musulmanes

Un tribunal egipcio condenó a 529 presuntos partidarios de la Hermandad Musulmana a muerte, en la mayor sentencia de muerte masiva dictada en la historia reciente en cualquier parte del mundo. La sentencia es el último golpe para la Hermandad desde el derrocamiento del presidente Mohamed Morsi, en julio del año pasado.


Los abogados defensores en la Corte en Minya, al sur de El Cairo, afirmaron que no se les dio tiempo para revisar las pruebas contra sus clientes, ni para interrogar a los testigos de la acusación. Uno de los condenados a muerte, acusado de un violento ataque contra una estación de policía que dejó un oficial muerto, es Asam Mohamed Ahmed, un hombre de 34 años de edad, con la mitad de su cuerpo paralizada, de acuerdo con su hermano Ahmed Mohammed, mecánico.


Asam es uno de los más de 400 acusados que no están actualmente detenido. Otro es Sayyef Gamal, de 20 años, estudiante de medicina en la Universidad de Minya, quien dijo que él no podría haber participado en el ataque contra la estación de policía en Minya, Alto Egipto, porque en el momento que se produjo, a mediados de agosto del año pasado, huía de la policía que atacaba una sentada en El Cairo, a varios cientos de kilómetros de distancia.


Esa sentada, pidiendo el regreso de Morsi, fue levantada el 14 de agosto, lo que provocó la muerte a más de 900 personas. La violencia de la compensación provocó ataques contra la policía y los cristianos en Minya y en otros lugares, incluyendo el ataque en el que Sayyef está acusado de participar. Sayyef ahora se mueve discretamente entre casas seguras, viendo las noticias, y con la esperanza de un cambio de sentencia en un nuevo juicio.


Un alto funcionario de la Hermandad, Ibrahim Moneir, denunció los veredictos, y advirtió que los abusos de la Justicia impulsarán una reacción violenta contra el gobierno apoyado por los militares que reemplazaron a Morsi. "Ahora, el golpe de Estado se está colgando a sí mismo por estas medidas vacías", dijo, en declaraciones a la cadena de televisión Al Jazeera con sede en Qatar.

La sentencia está siendo vista como excepcionalmente dura, incluso en el clima polarizado de Egipto. Sin embargo, algunos abogados apoyan la decisión del juez. "Es bueno que los terroristas sean condenados a muerte", dijo Gamil Dorgham, un abogado del Cairo.


La Hermandad Musulmana fue designada como una organización terrorista en diciembre, aunque el gobierno no aportó ninguna prueba en apoyo de su designación. "Esta decisión no es definitiva, pero si fuera final, está bien. Hay que saber que estamos luchando contra el terrorismo. Tenemos que disuadirlos" , dijo el Dorgham.


Nathan Brown, profesor de la Universidad George Washington, en Washington, y un experto en el sistema judicial de Egipto, dice que el veredicto probablemente sea disminuido. "Si se aplicara en su forma actual, eso me impactaría incluso más que el propio veredicto", dijo.
Pese a la dureza extravagante y el número de los veredictos, varias características del caso se han convertido en típicas del aumento de la represión contra la Hermandad de Morsi y la oposición secular. Al menos 16.000 personas fueron detenidas desde julio, de acuerdo con funcionarios estatales, y miles fueron torturados, de acuerdo con el monitoreo del grupo Nación Sin Tortura.

El acusado y sus abogados también se quejaron rutinariamente de los abusos judiciales, de acuerdo con Heba Wanis, de otro grupo de monitoreo, la Iniciativa Egipcia de Derechos Personales. Amnesty Internacional dijo que era la sentencia de muerte masiva simultánea mayor jamás dictada en cualquier parte del mundo.


"No hay ningún caso del que seamos conscientes que sea de esta magnitud", dijo Jan Wetzel, un investigador de la pena de muerte de Amnistía.


"Es grotesco, utilizan la pena de muerte para provocar cambios", dijo Maha Sayyed, de 30 años, que cree que su marido Ahmed Eid, un abogado, fue detenido en un acto de venganza después de que logró la liberación de cuatro de sus clientes acusados de participar en actividades relacionadas con la Hermandad.


"Queremos hablar de ese caso con esos cuatro tipos", dijo un oficial de seguridad, según su esposa, antes de organizar la reunión que llevó a su detención. Ahora es uno de los más de cien que están bajo custodia, acusado del ataque a la comisaría.


Los 528 sentenciados ayer estaban entre más de 1200 partidarios de la Hermandad Musulmana acusados de participar en la violencia en Minya. Muchos de los restantes deben presentarse hoy en el tribunal, incluyendo a Mohamed Badie, el Guía Supremo de la Hermandad –su figura más importante–. El poder judicial de Egipto se enfrentó repetidamente con Mohamed Morsi durante su año en el poder, y fue uno de los pilares de la alianza que lo depuso el 3 de julio, reemplazándolo por el entonces presidente de la Corte Constitucional Suprema. La Hermandad acusó a los jueces de ayudar a la medida con de sentencias severas y politizados.


"Nos hemos acostumbrado a decisiones como ésta de los tribunales", dijo Ahmed Shaheeb, un abogado de 25 de los acusados. El propio hermano de Shaheeb, Hossam huyó del país tras ser acusado en el mismo caso. El profesor Brown, de la Universidad George Washington, cree, sin embargo, que se llega a la mayoría de los veredictos sin interferencia del Estado, pero que los problemas profundos no obstante sesgan el sistema. "El aparato de seguridad parece inescrupuloso y es ahí de donde proviene la evidencia", dijo. "Y gran parte del sistema judicial parece haber estado asustado por el régimen de Morsi, a veces con razón y otras no. El Poder Judicial tiene una visión de un mundo muy respetuoso de la ley, pero también uno que puede ser menos liberal, sobre todo cuando la ley se percibe como una amenaza para la imagen de los jueces como pilares del orden y la justicia".

.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Publicado enInternacional
Sábado, 22 Marzo 2014 12:06

Colombia y los objetivos del milenio

Colombia y los objetivos del milenio

A un año de cumplirse el plazo fijado por la ONU para el cumplimiento de los Objetivos del Milenio, el PNUD publica el informe sobre Colombia, el cual genera interrogantes sobre las causas y las consecuencias de las problemáticas colombianas.

 

¿Cooperación internacional y política pública nacional?

 

El informe: "Objetivos de desarrollo del milenio, Colombia 2014" publicado a inicios de marzo, hace un balance del avance del país desde el informe "Hacia una Colombia equitativa e incluyente" (2005). Sin embargo, con un título de semejante magnitud, cualquiera podría pensar que lo que se propone allí tendría mayor alcance y contundencia en cuanto a temas y metas. Sin embargo, estos objetivos tienen que ver con exigencias mínimas a los Estados, en ocho aspectos puntuales:

 

1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre.
2. Lograr la enseñanza básica universal.
3. Promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.
4. Reducir la mortalidad en los niños menores de 5 años.
5. Mejorar la salud materna.
6. Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades.
7. Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.
8. Fomentar la alianza mundial para el desarrollo.

 

En ese sentido, el título del acuerdo podría haber sido sencillamente: "Objetivos mínimos de los gobiernos a 2015" aunque si se llamara de esa manera, el riesgo que implicaría para los gobernantes de los países miembros, sería –en caso de no llegar a cumplir los objetivos1– el de transmitir un mensaje de incompetencia, falta de voluntad política, ejecución, etc. Tal incumplimiento sería un serio cuestionamiento a la función de los políticos y contaría con demasiada contundencia para que la opinión pública nacional e internacional se preguntara no solo, por qué los gobiernos se muestran incapaces de cumplir con metas mínimas de "desarrollo", sino que abriría la puerta a la pregunta de, si el modelo bajo el cual vivimos es en realidad el mejor en tanto se sigue generando riqueza, explotación de recursos naturales, crecimiento de la economía, etc, pero al mismo tiempo, mayor pobreza, depredación y concentración.

 

Al leer los objetivos que busca alcanzar el país, los cuales tienen como fecha límite de cumplimiento el 2015, no podemos dejar de preguntarnos: ¿Estos mismos temas no hacen parte sustancial de las políticas públicas del país? ¿No ha sido la pobreza, el hambre, la educación, la vida, la salud, etc, de los ciudadanos, el motivo permanente de las políticas públicas? ¿Cuál es la diferencia entre una iniciativa de cooperación internacional y una política pública nacional? en definitiva: ¿Por qué políticas públicas y cooperación internacional juntas, no logran paliar estos problemas? ¿Será porque ambas no generan acciones frente a las causas estructurales?, por ejemplo la tierra:

 

"En el sector rural aumentó la tasa de pobreza entre 2011 y 2012: pasó de 46,1% a 46,8%, es decir cerca de 80.000 personas. El PNUD, en su último Informe de Desarrollo Humano "Colombia razones para la esperanza" señaló que el 75,5% de los municipios colombianos tienen características predominantemente rurales. En ellos habita el 31,6% de la población y cubren el 94,4% de la superficie.

 

[...]

 

Si se analiza la pobreza a nivel departamental, territorios como Chocó, Cauca y Córdoba tienen tasas por encima del 60% y otros como Bogotá de 11%. Dichos indicadores indudablemente son un reflejo de las diferencias en la actividad económica y los mercados laborales locales. Hay que resaltar que los territorios con más altas tasas de pobreza son mayoritariamente poblados por minorías indígenas y afrodescendientes."2

 

Este indicador del informe deja ver que la pobreza no solamente ha crecido, sino que no está relacionada exclusivamente con la pobreza individual: el nivel de ingreso, el empleo; sino de una manera más amplia: con lo regional, departamental y nacional (léase políticas públicas, gobernabilidad, inversión, etc.) así como la pertenencia al sector rural, incluso a ciertas minorías. Tenemos por lo menos tres variables gruesas: Las políticas públicas de los gobiernos, lo rural y la discriminación. La pobreza, está ligada a sus elites políticas y económicas, a su forma de concebir leyes, presupuestos, priorizaciones, inversiones y proyecciones que se realizan en los Planes de Desarrollo, es decir, a su forma de gobernar. Y es a esa forma de gobernar a la que se le confía la transformación de tal situación, cuando ella es causa de la misma. ¿Un círculo vicioso?

 

No podemos olvidar la generación de pobreza en relación a la política internacional del país, el lugar que ocupamos en el concierto internacional como proveedora de materias primas, gracias a por ejemplo, la explotación minera, la cual genera ese lugar común en las democracias suramericanas: Riqueza para multinacionales y –no solo pobreza económica a quienes cuentan con la desafortunada circunstancia de ser de la región–, robo de tierras, amenazas, desplazamiento y asesinato para los pobladores. A nivel nacional se genera un impacto ambiental, precisamente el sexto objetivo del ODM: "Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente" en el cual, el informe señala un "progreso significativo".

 

¿Progresos significativos?

 

¿Existe demasiado optimismo del PNUD al decir que en el país se han alcanzado: "progresos significativos" en relación a la "Sostenibilidad del medio ambiente", en tanto existen estadísticas que dan cuenta de avance en ciertas problemáticas puntuales como la reforestación?

 

Uno de los "logros indiscutibles" que se presentan en este apartado hace referencia a: "las áreas reforestadas y restauradas, que también se logró de manera anticipada al reforestar 23.000 hectáreas por año". Pero, ¿Cómo considerar la reforestación por fuera del entramado medioambiental del país? ¿Cómo valorar este logro cuando existen minas de oro y carbón que están o bien en riesgo de ser explotadas en los Parques Nacionales Naturales (Yaigojé, Apaporis) o en medio de explotación ilegal (Farallones de Cali) o en plena explotación legal? (en el páramo de Pisba en el departamento de Boyacá, existen 88 títulos de explotación minera legales, los cuales tienen un área de explotación de 13.508 hectáreas). Estos "logros indiscutibles" resultan tangenciales a los problemas estructurales del medio ambiente en el país y los problemas que tenemos en por ejemplo, conservación de Parques Nacionales Naturales, Santuarios de flora y fauna, páramos y bosques.

 

¿El neoliberalismo no está?

 

Si hay una realidad que atraviese a los países, si hay algo que tenga impacto directo en el crecimiento y desarrollo de las naciones son las políticas neoliberales, las cuales tienen la audacia de esconderse en balances, diagnósticos, recomendaciones, etc. Precisamente por esto, los ODM están direccionados a paliar los efectos de esa crisis causada por medidas económicas y políticas, sin ir a las causas.

 

En Río + 20 el único resultado concreto de la cumbre consistió en designar una Comisión de 30 miembros para que estudie los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que reemplazarán a los llamados Objetivos del Milenio, habrá que ver si en esos nuevos objetivos el neoliberalismo como uno de los responsables directos de la crisis ambiental, social, económica que vivimos aparece como uno de los efectos a superar, para alcanzar un "Desarrollo sostenible", la pregunta es ¿Sostenible para quién?

 

1 Aunque siempre será posible –como de hecho ya lo han demostrado algunos gobernantes de la región–, transformar –ahí sí, de fondo–el modelo estadístico gubernamental con el que se establecen los indicadores, bajo los cuales se alcanza o no una meta de los objetivos.
2 Pnud (2014). Objetivos de desarrollo del milenio, Colombia 2014. Página 12.

Publicado enEdición Nº200
Viernes, 21 Marzo 2014 06:01

Las botas de siete leguas

Las botas de siete leguas

Fue Gabriela Mistral quien habría llamado alguna vez Pulgarcito a El Salvador, el Pulgarcito de América, la más pequeña de las naciones del continente. Y mientras más pequeño un territorio, más explosivos y devastadores pueden ser los enfrentamientos políticos que polarizan y dividen, como ocurrió con la guerra civil de los años 80 del siglo pasado y que se zanjó, ya los dos contendientes exhaustos, con unos ejemplares acuerdos de paz, firmados en 1992 en el Castillo de Chapultepec en la ciudad de México, bajo cuyos enunciados aún el país sigue viviendo.


Eran los guerrilleros marxistas en armas, buscando imponer una propuesta revolucionaria, contra el ejército conservador que defendía el viejo statu quo, en un escenario de guerra tan exiguo que los contendientes compartían las laderas de los mismos volcanes, unos en una falda, otros en otra, unas veces unos más arriba y los enemigos más abajo, como si toda aquella historia hubiera sido escrita por un fabulista como Perrault, el creador de Pulgarcito.


Los acuerdos de paz han funcionado hasta ahora como una red tejida de hilos invisibles, muy propia de las fábulas, sobre la que los viejos enemigos saltan y rebotan, una red que será más eficaz mientras más tupido sea su tejido, con más hilos institucionales en su trama, capaces de hacer más elásticas las viejas resistencias a aceptar que la única manera que la izquierda y la derecha tienen de vivir juntos en el mismo pequeño territorio es reconociendo que el poder sólo puede decidirse en las urnas, y que el resultado debe ser respetado, por mínima que sea la diferencia.


Que unas elecciones pueden decidirse por un solo voto, nos ha aparecido hasta hoy en Centroamérica un mito. Pero es cuando los márgenes de la votación son muy estrechos, cuando la democracia se pone verdaderamente a prueba, por muy estentóreos que puedan ser los clamores de protesta de quien sacó un poco menos de votos y no quiere conceder la derrota, y por muy alto que sea el tono de sus amenazas de desconocer los resultados.
La intransigencia viene a ser una expresión de la polarización que nunca ha desaparecido en El Salvador, como los resultados de las recientes elecciones presidenciales lo demuestran. Norman Quijano, el candidato de derecha del partido Arena, perdió por apenas unos 6 mil votos ante Salvador Sánchez Cerén, el viejo comandante guerrillero, candidato del FMLN. Un país partido por la mitad.


Pienso que si ha sido el caso contrario, y el FMLN pierde por tan pocos votos, también hubiéramos oído clamores de protesta subidos de tono, desconociendo los resultados. Así fue cuando Schafik Handal, otro de los comandantes guerrilleros, resultó derrotado en las elecciones presidenciales del año 2004; y aun cuando la diferencia de votos fue mayor, declaró ilegal e ilegítima la presidencia del triunfador, Elías Antonio Saca; pero eso se quedó dichosamente en la retórica.


Lo que el tribunal mandó esta vez fue una revisión de las actas electorales, y el recuento volvió a dar cifras muy similares. Para eso está la red debajo de los pies de tirios y troyanos. Pero a veces las expresiones de la intransigencia, hija de la vieja polarización, van más allá de los límites, como cuando el candidato Quijano, la noche electoral, invocó la intervención del ejército para poner orden, llamándolo a restablecer la democracia y darle, por lo tanto, el poder a Arena, que reclamaba el triunfo. Lo que estaba pidiendo, ni más ni menos, era zafar la red debajo de los pies de todos, aun de los suyos.


Dichosamente allí seguía la red, dispuesta a resistir, y poco después, el ministro de Defensa, el general David Munguía Payés, declaró, rodeado de los altos mandos, que la fuerza armada de El Salvador respetaría los resultados, y no se prestaría a ninguna manipulación de cualquier persona o grupo que pretendiera instrumentalizar a la institución castrense, para objetivos que atenten contra la voluntad popular. El ejército estaba diciendo, nada menos, que el contendiente guerrillero de décadas atrás tenía derecho a sentarse en la silla presidencial, al ser elegido legítimamente.


Centroamérica, ese traspatio de ruidos confusos, está demostrando que puede andar por el camino de la modernidad, que empieza por la alternancia democrática y por el recuento transparente de los votos. Es lo que vimos también en las pasadas elecciones de Honduras, cuando Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional, de la derecha, derrotó a Xiomara Castro, del Partido Libre, de la izquierda, que desconoció los resultados inicialmente pero terminó aceptándolos. En las recientes de Costa Rica, donde aún falta por cumplir la segunda vuelta, Luis Guillermo Solís, candidato del partido emergente Acción Ciudadana, se quedó solo en la contienda, pues el del partido oficial, Liberación Nacional, Johnny Araya, se retiró, no en protesta de ningún fraude, sino porque le faltó el aliento para llegar al final.


Ningún modelo político puede apartarse de este requisito esencial, el de las elecciones, y es la única manera de que la tolerancia derrote a la intransigencia y atenúe la polarización que no va a desaparecer por arte de magia. Tiene que vivir sometida a las reglas de la democracia. Una democracia que sea creíble, porque no cierra oportunidades, ni veta ideologías, ni trata de imponer a un solo partido en el poder, pues entonces deja de ser democracia, que es lo que está ocurriendo en Nicaragua, rezagada en la soledad del caudillismo en Centroamérica.


Ahora lo que toca al presidente electo Sánchez Cerén es mantener los ojos muy abiertos para no dejarse comer por el ogro de la disensión, y no caer en el sueño de opio de que ganando por pocos votos se puede prescindir de la otra mitad que votó en su contra. Tiene que calzarse las botas de siete leguas, una por cada mitad del país, la única manera de correr sobre la red sin que se rompa. Debajo de esa red sólo está el abismo.


San Salvador, marzo 2014
www.sergioramirez.com
Fecebook: escritorsergioramirez
Twitter: sergioramirezm

Publicado enInternacional
La muerte política de Petro: Un caso de un problema mayor

Estaba anunciado. La de Petro es la crónica de una muerte anunciada. Todo lo demás, entre la decisión del Procurador y el resultado final, fue para quienes aún esperaban lo imposible, pensar con el deseo. Lo cual, en realidad, tiene dos faces. De un lado, el hecho humanamente maravilloso de conservar la esperanza, por definición, contra todas las adversidades. Se trata de la dimensión espiritual de la existencia. Y de otra parte, el simbolismo de oponerse a las voluntades contrarias, acaso advenedizas, en este caso representadas en el procurador Alejandro Ordóñez y todo lo que él representa.

 

La historia tiene cuatro actos, por así decirlo: en el primero, que en realidad es un proemio: el tema de las basuras en el pasado mes de noviembre. Más allá de las denuncias de si hubo confabulación o no –algo que es evidente que si la hubo aun cuando no se puedan aportar pruebas contundentes, como ha sostenido Emilio Tapia-, Petro literalmente dio papaya.

 

Y dio papaya porque él representaba el tercer triunfo consecutivo de la izquierda en el segundo cargo más importante del país, la alcaldía de Bogotá. Un auténtico escándalo para las fuerzas del establecimiento y las políticas de extrema-derecha. Petro sale con las manos limpias, sin escándalos de robos o corrupción, pero con la acusación de que no sabe hacer equipo y carecer de experiencia en gestión. Y si en la vida no se puede dar papaya, en política aún menos.

 

Sobre la base de esa introducción, el primer acto de la obra consiste en la acusación del procurador Ordóñez. La mano larga de los intereses más oscuros del país en uno de los cargos más poderosos de la nación.

 

Ordóñez logró poner a los medios de comunicación en contra de Petro y polarizó hasta cierto punto a la ciudad e incluso al país. La sentencia estaba anunciada: 15 años de inhabilidad política. Es decir, la muerte política de Pero, quien con 53 años (próximo a cumplir 54), cuando termine la sentencia dictada por Ordóñez y los suyos tendrá 69 años. Si en los deportes la muerte de un deportista de alta competencia tiene lugar en promedio hacia los 30 años, en política a los 70 es prácticamente imposible acceder a un puesto importante.

 

El segundo acto fueron las protestas, argucias, estrategias y acciones de Petro, sus abogados, sus equipos y simpatizantes. Desde la toma de las calles y la plaza pública hasta un diluvio de tutelas y otras acciones jurídicas. Y se dijo muy bien: Petro, como casi toda la izquierda es excelente en protestas y denuncias, en oposición y confrontaciones, pero ingenua, inepta e ignorante en administración y gestión. Esto es, en el manejo de las jaurías y técnicas de los aparatos de gobierno y estado. Literalmente: los aparatos.

 

El tercer acto tuvo lugar de manera inexorable. Luego de haber acudido a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y haber logrado una medida cautelar, la suerte de Petro dependía del candidato-presidente Juan Manuel Santos. Y en un mismo día tuvieron desenlace todos los actores, guiones y acciones del tercer acto. El más breve de la obra y el más dramático. La sentencia anunciada fue ejecutada sin piedad, técnicamente, sin dilaciones.

 

Pero es fundamental poner las cosas en perspectiva.

 

Colombia es un país en el que históricamente han negado el derecho a la oposición. En el país a la oposición se ha aniquilado físicamente. Se la aísla, se la coopta o la asesinan. Tal es la historia de Colombia que incluye nombres como Gaitán y Guadalupe Salcedo, los asesinatos masivos de la Unión Patriótica (UP) o los cambios de las armas por puestos burocráticos, becas y viajes; por ejemplo.

 

Lo de Petro, sin embargo, es una nueva modalidad de muerte, a saber: la muerte política. Ya no es necesario eliminar físicamente a la oposición; basta con decretarles, mediante todas las componendas y triquiñuelas jurídicas y disciplinarias la muerte política.

 

Primero fue Piedad Córdoba; ahora es Petro. Y los casos seguirán con absoluta seguridad. Esto se llama la combinación de todas las formas de muerte: muerte civil o penal, muerte física o política, muerte de personaría jurídica o mediática. Los mecanismos se han refinado y vuelto acaso más simbólicos, pero no por ello menos violentos.

 

La suerte de Petro está echada. La de Piedad Córdoba, por el contrario, aún tiene espacios y posibilidades de juego.

 

Como quiera que sea, el mensaje debe llegar y calar. Colombia se encuentra debatiendo las posibilidades de un acuerdo de paz en La Habana. Y es en ese marco que hay que entender las muertes y la vida de políticos de oposición. Esto es, la lógica política en curso.

 

Con la decisión sobre Petro lo más conservador de la conciencia nacional está de plácemes. A lo que asistimos es a un juego de emociones, y un despliegue de tácticas y estrategias. La iniciativa la ha tomado el establecimiento, el gobierno, el estado y las fuerzas más conservadoras de la nación. Petro, un símbolo de la izquierda, sólo puede reaccionar; según parece, no más.

 

Dicho en el lenguaje de muchos ciudadanos de la calle, la decisión contra Petro fue una decisión de clase, un acto de poder y fuerza.

 

Los críticos y analistas de la obra de teatro no dejarán, no sin razones, de expresar sus opiniones en los días, semanas y meses venideros. En las próximas representaciones algunos nombres podrán cambiar y algunos repetirán roles y se alternarán papeles. Pero el juego de las formas de violencia en el país no cambiarán en el futuro inmediato. Esta vez, la forma ha sido la de violencia política.

 

Colombia deberá alcanzar la madurez suficiente para poder vivir y convivir con la oposición. Que es lo que hace a una nación democrática y madura. El problema es que esa clase de aprendizajes no se logran voluntariamente.

 


 

Recuadro

 

Escenarios

 

Petro no se dejará enterrar

 

La destitución de Gustavo Petro como alcalde de Bogotá y su sanción por 15 años, abre un nuevo capítulo en la vida de este aguerrido político de izquierda. Consciente de que este era uno de los escenarios más probables que tendría que afrontar decidió, desde el mismo momento en que el Procurador publicó su sanción, convocar a la ciudadanía a rechazar la misma. No han sido pocas las concentraciones realizadas hasta ahora, ni los mítines en distintas partes de la ciudad. Su proyecto era y sigue siendo uno sólo: constituirse en líder de un proyecto político que vaya más allá de Bogotá, el cual tendría como puerto final las elecciones para la presidencia del país en el año 2018.

 

Así las cosas, si la Comisión Interamericana de Derechos Humanos eleva a la Corte Interamericana la solicitud de las medidas cautelares, y si esta falla a favor del ahora exalcalde, el líder político será reconocido como víctima de un sistema político excluyente que, como el colombiano, nunca ha permitido –bien por vía armada o por cualquier otra– la consolidación de la oposición.

 

En tal escenario, y luego de haberle dado cuerpo al movimiento social y político que liderará durante los próximo meses y años, Gustavo Petro llegará en excelentes condiciones a la consulta electoral para la presidencia del país en el año 2018.

 

Sin duda, Petro no se dejará enterrar.

 


 

 

El posible castigo popular

 

Los comentarios espontáneos sobre la destitución de Gustavo Petro destacan, casi sin excepción, el cariño ganado entre los sectores populares. "¿Por qué lo sacaron si lo queríamos?", "El presidente Santos ahora si se equivocó". No es para menos, a pesar de la crítica sin cuartel que han brindado en su contra los medios de comunicación, las mayorías populares identifican en el exalcalde a alguien que trató de gobernar en beneficio de los más desprotegidos.

 

La pregunta que viene al caso, por tanto, es: ¿en los próximo comicios para elegir alcalde en propiedad para Bogotá, votarán estos sectores por la izquierda? Si así fuera, los sectores populares castigarían sin piedad a quienes por décadas los han perjudicado, a quienes sólo reparan en sus intereses políticos y negocios económicos, la oligarquía de siempre, creando así un suceso sin antecedente en nuestro país, rompiendo con dos siglos de imposiciones y autoritarismo, muestra inequívoca que el país empieza a recorrer un nuevo sendero, uno de transición hacia una democracia activa, de multitudes, como le gusta decir a Gustavo Petro.

Publicado enColombia
La CIDH pide al Gobierno colombiano que suspenda la destitución de Petro

Cuando la batalla contra la destitución de Gustavo Petro parecía perdida, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, decidió otorgar medidas cautelares al alcalde de la capital colombiana y pidió que se frene la sanción disciplinaria que le impuso la Procuraduría. "La Comisión requiere a Colombia que suspenda inmediatamente los efectos de la decisión de 9 de diciembre de 2013, emitida y ratificada por la Procuraduría General de la Nación el 13 de enero de 2014, a fin de garantizar los derechos políticos del señor Gustavo Francisco Petro Urrego y pueda cumplir con el periodo para el cual fue elegido como alcalde de Bogotá D.C. el 30 de octubre de 2011", dice el comunicado de la CIDH.


Para este organismo, los derechos políticos de Petro "se encontrarían en una situación de gravedad y urgencia", por lo que le dan un plazo de 15 días al gobierno colombiano para que le informe sobre la adopción de las medidas cautelares.


El anuncio se conoció cerca de la medianoche de lunes, solo unas horas después de que el Consejo de Estado, la máxima instancia administrativa en Colombia, negara un grupo de 23 tutelas (amparos judiciales) que buscaban dejar sin fundamento la sanción de la Procuraduría de además de destituir al alcalde de su cargo lo inhabilita por 15 años para ocupar cargos públicos, algo que en la práctica significa su muerte política.

Estos amparos judiciales se convirtieron en la estrategia central de los defensores del alcalde –que bautizaron como 'tutelatón'– y que en un principio tuvo resultado, ya que lograron frenar provisionalmente la destitución del exguerrillero del desmovilizado grupo M19 y actual líder del movimiento Progresistas. Sin embargo, con la decisión del Consejo de Estado (con una votación 15-8) de rechazar el último grupo de tutelas, quedaba en firme la sanción de la Procuraduría, con lo se asumía que en cuestión de días, Petro debería abandonar el segundo cargo de elección popular más importante de Colombia.


Ahora, con las medidas cautelares, todo queda en manos del presidente Juan Manuel Santos, quien deberá decidir si acoge la petición de la CIDH, un tema que ha sido de amplio debate en Colombia, ya que algunos, como el fiscal general, Eduardo Montealegre, consideran que es de obligatorio cumplimiento, pero otros insisten en que se trata de una recomendación. Así lo considera el ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez.


A Petro, quien estaba confiado de que la CIDH se pronunciara a su favor, le llegó su salvavidas, por lo que también quedaría en firme la realización de un referendo revocatorio, programado para el 6 de abril, en donde los bogotanos decidirán si Petro sigue o no en su cargo. Esta consulta es un proceso diferente de la sanción disciplinaria y el alcalde está confiado en que sus electores evitarán que lo revoquen.


Tras el anuncio de la CIDH, Petro se pronunció a través de su cuenta personal en Twitter, donde celebró y convocó a sus seguidores. "Mañana a las cuatro de la tarde espero a toda la ciudadanía bogotana a festejar este triunfo democrático. Colombia va a cambiar", escribió.


El motivo de la destitución de Gustavo Petro se remonta a finales de 2012, cuando el alcalde de Bogotá implementó un nuevo esquema de recolección de basuras en la capital colombiana, con el que pretendía quitarle los contratos a empresas privadas para darle el manejo de las basuras a una compañía pública. Esto provocó un caos en las calles de la ciudad durante tres días, lo que dio inicio a la investigación disciplinaria que parecía que le iba a costar su salida. Pero un giro de último momento, vuelve a poner su caso en suspenso

Publicado enColombia
Otras democracias son posibles: la Comuna de París

Acaban de cumplirse 143 años de la proclamación de la Comuna de París, una de las experiencias de democracia obrera participativa más iluminadoras de la historia contemporánea de Occidente, pero también, y al mismo tiempo, una de las más trágicas que se han conocido.


Al final de la guerra franco-prusiana, con una Francia derrotada, su primer ministro, Adolphe Thiers, advirtió la importancia de desarmar inmediatamente París para imponer el humillante armisticio firmado con Prusia. El 18 de marzo de 1871, bajo el pretexto de que las armas eran propiedad del Estado, Thiers ordenó al ejército la retirada de los cañones que la Guardia Nacional tenía en las colinas Montmartre. Entonces una multitud indignada de mujeres y hombres de clase trabajadora se opuso al desarme, que dejaría indefensa la ciudad. Una parte de las tropas enviadas por el Gobierno se negó a disparar contra la gente y muchos de los soldados acabaron confraternizando con el movimiento de resistencia, que se alzaba en armas contra la Asamblea Nacional, desencadenando un proceso revolucionario que enfrentaba al proletariado parisino con la gran clase de terratenientes, rentistas y campesinos ricos que dominaba la Asamblea francesa.


Tras el intento fallido de desarme, el gabinete de Thiers huyó a Versalles. Los sublevados instituyeron un gobierno municipal provisional que después de las elecciones del 26 de marzo se transformó en la Comuna de París. Se constituía, así, una alcaldía rebelde de fuerte base obrera. El ejemplo de París se extendió por otras ciudades y pueblos provinciales, como Lyon y Marsella, donde se proclamaron comunas insurgentes rápidamente aplastadas por Versalles.


Más allá de sus tropiezos, la Comuna de París nos legó uno de los ejercicios de construcción de poder popular desde abajo más relevantes de la historia reciente. ¿Qué aprendizajes de la Comuna en materia de democracia pueden contribuir a iluminar las actuales luchas por democracias reales? ¿En qué medida estas luchas pasan por una práctica política revolucionaria que amplíe el poder efectivo de las clases populares y otros colectivos históricamente afectados por la discriminación? A mi juicio, como embrión de democracia revolucionaria, la Comuna de París proporciona algunas enseñanzas clave que abren caminos poco explorados para el avance de democracias al servicio de la emancipación social:
Democracia de base: la pretensión era la creación de un Estado desde la base formado por autogobiernos municipales federados entre sí con un gobierno central con escasas funciones de coordinación. Un Estado nuevo que contribuyera a deshacer la relación entre gobernantes y gobernados, donde obtener mejores condiciones de vida y trabajo, en el que la gente se sintiera reconocida y que estuviera dispuesta a defender.


Democracia obrera de inspiración socialista. Los comuneros eran conscientes de la necesidad de romper con las viejas formas de dominación política (el parlamentarismo liberal y el Estado capitalista burgués), lo que los llevó a experimentar formas alternativas de política y sociedad. Aunque la Comuna no acabó con el Estado capitalista, su gran mérito fue arrebatar completamente su control a la burguesía, transformándolo en un organismo nuevo que permitía el acceso al poder a quienes tradicionalmente habían sido apartados de él. Ya no era el gobierno de las clases elitistas dominantes, sino de las mayorías populares no representadas, los obreros, cuya bandera roja, símbolo de la fraternidad internacional de los trabajadores, hondeaba por primera vez en la sede del Gobierno, el Hôtel de Ville.


En este punto adquiere especial relevancia el componente socialista de la Comuna, presente en el tipo de democracia que estableció: una democracia no meramente formal, sino sustantiva, participativa, que combinaba democracia representativa con democracia directa. Una democracia que representaba un proceso más allá de la toma coyuntural del poder, ya que aspiraba a sustituir el aparato burgués del Estado por otro en correspondencia con los intereses de la clase trabajadora. En otras palabras, la democracia obrera de la Comuna permitió la inversión del poder, desplazando el poder político clasista y elitista acaparado por propietarios para poner en manos de la clase trabajadora la capacidad efectiva de deliberar, decidir y organizar la sociedad.


La democracia de la Comuna se articulaba en torno a cinco principios: 1) elección por sufragio universal de todos los funcionarios públicos. 2) Limitación del salario de los miembros y funcionarios comunales, que no podía exceder el salario medio de un obrero cualificado, y en ningún caso superar los 6.000 francos anuales. 3) Los representantes políticos estaban umbilicalmente ligados a los electores por delegación y mandato imperativo. 4) Cualquier representante podía perder la confianza de los electores y ser depuesto de inmediato; de ahí que la Comuna instituyera la revocabilidad del mandato, acabando con la perversidad de un sistema representativo liberal que, como en la actualidad, permitía suplantar la voluntad de los representados y promovía la profesionalización de la política. La Comuna se cuidó, de este modo, de hacer un uso contrahegemónico de la democracia representativa en el que los representantes obedeciesen y no, a diferencia de lo que ocurre hoy, donde los que mandan no obedecen y los que obedecen no mandan. Este tipo de democracia representativa consagraba el derecho popular a pedir cuentas, exigir responsabilidades y controlar a los representantes, lo que asestó un duro golpe a la aún tan en boga comprensión parasitaria de la política, vista como un trampolín para obtener privilegios, hacer carrera profesional y olvidarse del electorado. 5) Transferencia de tareas del Estado a los trabajadores organizados, como la promoción de la autogestión obrera mediante la socialización de las fábricas abandonadas por los patrones.


Nuevas medidas emancipadoras. Las iniciativas para socializar el poder político no fueron las únicas. También se acompañaron de atrevidas medidas de carácter social, entre las que cabe destacar la separación entre la Iglesia y el Estado, garantizando el carácter laico, obligatorio y gratuito de la educación pública; la expropiación de los bienes de las iglesias; la supresión del servicio militar obligatorio; la aprobación de una moratoria sobre los alquileres de vivienda que abolía las anteriores leyes en esta materia, confiscaba las viviendas vacías y cancelaba las deudas por alquiler, poniendo la vivienda al servicio de las necesidades sociales y el bienestar general; la supresión del trabajo nocturno en las panaderías y la prohibición de la práctica patronal de multar a los empleados, una estrategia habitual para reducirles el salario.


Sin embargo, la burguesía francesa no permitió que el nuevo sistema político prosperase. Con la colaboración de las tropas prusianas que cercaban París, el gobierno de Versalles envió más de 130 mil soldados que el 28 de mayo de 1871, tras 72 días intensos y fugaces de autogobierno popular, aniquilaron la Comuna. Se estima que en la batalla murieron más de 20.000 parisinos y que unos 43 mil combatientes fueron capturados; unos 13 mil fueron condenados a prisión, 7 mil de los cuales fueron deportados a Nueva Caledonia.
La Comuna de París representa no sólo la última de las grandes revoluciones populares del siglo XIX, sino también el pri

mero de los democraticidios de la era moderna, algo apenas mencionado en la historia "oficial" de la democracia. Lamentablemente, hoy también son tiempos de democraticidio, de exterminio de saberes y prácticas democráticas. El capitalismo ha fulminado la democracia representativa en buena parte de Europa, donde los Parlamentos y las elecciones, como en Italia, son prescindibles. Pero también son, entre otras cosas, tiempos de experimentalismo político, de grietas abiertas en el poder constituido, de protestas populares, de organización colectiva y de luchas por un poder popular constituyente que, como nos recuerda la Comuna de París, nace en las calles como exigencia de cambio de las viejas estructuras políticas y económicas que oprimen a la gente y coartan la construcción de otras democracias posibles.

Publicado enInternacional
Bachelet arrancó con la agenda social

Con el acelerador a fondo arrancó Michelle Bachelet su segundo período en la presidencia de Chile. A fines de esta semana envió un decreto que busca crear el Consejo de la Infancia y la Adolescencia, con el fin de impulsar iniciativas en pos de los niños y sus derechos. Esta iniciativa se suma al primer proyecto legislativo de su gobierno –despachado a un día de asumir el poder–, que pretende otorgar el carácter permanente al denominado "bono marzo", ayuda económica de unos 80 dólares para los miembros de las familias más pobres del país.


Junto a ello, Bachelet anunció la restitución del pago del bono de invierno a los pensionados que lo perdieron en el gobierno anterior de Sebastián Piñera sin que su condición socioeconómica cambiara realmente.


"Se requiere impulsar nuevas normativas, planes y programas, a cargo de iniciativas que, muchas veces, están dispersas en diferentes ministerios y servicios. Una instancia que asuma una nueva perspectiva. Que pase de una mirada asistencial, a entender a un niño, un joven, como sujeto de derechos, y eso es lo que estamos haciendo con la firma del decreto que crea el Consejo de la Infancia y la Adolescencia", dijo, al hacer pública una de sus iniciativas.


Si bien estos proyectos están dentro de las 50 medidas anunciadas para los 100 primeros días de su gestión, la celeridad con que se ha trabajado en ellas obedece a diversos factores que desde el Palacio de Gobierno quieren manejar desde un principio: dar una imagen de gobernabilidad y orden algo empañado por las críticas y renuncias de algunos funcionarios elegidos para este segundo mandato, pero que tenían problemas para asumir. En este punto, la opinión pública y la dura fiscalización de la oposición y de la ciudadanía fueron claves para que estos funcionarios no pudieran entrar al aparato estatal.


De este escenario se desprende el otro punto considerado clave para la administración de la doctora socialista: evitar las marchas masivas y las manifestaciones en su contra al menos durante el plazo autoimpuesto de tres meses, para avanzar en tareas clave presentadas en campaña.


Sin embargo, entidades como Patagonia sin Represas, la organización por la despenalización del autocultivo de la marihuana (Movimental), el Movimiento por la Interrupción Legal del Embarazo (Miles), el Movilh, la Sociedad Atea de Chile, la Agrupación de Inmigrantes por la Integración Latinoamericana (Apila) y federaciones estudiantiles firmaron una convocatoria a marchar el 22 de marzo de 2014 con la idea de posicionar sus demandas dentro de la batería de proyectos de Michelle Bachelet.


Los tópicos de esta convocatoria son: Asamblea Constituyente, despenalización de la marihuana, matrimonio igualitario con adopción de hijos, despenalización del aborto, educación gratuita y de calidad, entre otros puntos.


Para esto ya solicitaron a la Intendencia Metropolitana el uso de Plaza Italia, La Alameda, Miraflores y costados de Río Mapocho (donde instalarán dos escenarios), es decir, el pleno centro de Santiago. La flamante administración autorizó el recorrido, en una señal distinta a la del gobierno anterior.


Al ser consultada sobre la movilización, Bachelet salió al cruce al asegurar que el objetivo de la marcha es apoyar las reformas que se comprometió a impulsar y exigir que éstas se cumplan

.
"Una marcha el 22 de marzo parece un poquito... (silencio). Me imagino que la idea fundamental de esa marcha es apoyar los procesos reformadores que nosotros tenemos, porque entendí que lo que quieren decir es que cumplamos con nuestro programa de gobierno, y eso es lo que queremos hacer", sostuvo.


Otro de los temas clave es sin duda la educación. Nicolás Eyzaguirre, el nuevo ministro de Educación, ya tendió los puentes con los dirigentes estudiantiles y, si bien no ha sido apoyado públicamente, pareciera ser que el tono de las conversaciones y su experiencia política podrían destrabar un tema sensible para la ciudadanía.


Así, Bachelet dijo que la reforma educativa que pretende impulsar su administración, "satisface a la gran mayoría de los chilenos".
No obstante, reafirmó que antes de enviar el proyecto de ley "se harán todos los diálogos necesarios" con los distintos sectores involucrados, "incluyendo a los estudiantes".


"Hay grupos sociales que están muy comprometidos con tareas que nosotros también estamos comprometidos, como los estudiantes en el caso de la reforma educacional, y el ministro (Nicolás Eyzaguirre) ya ha estado conversando con los profesores y va a conversar con los estudiantes y con todos los sectores involucrados", añadió.


En este sentido, la presidenta insistió en que su relación con los movimientos sociales será a través del "diálogo", pero de uno "que nos permita avanzar en nuestro mandato de la ciudadanía", remarcando que "cuando la ciudadanía en su mayoría vota por esta presidenta, lo que está haciendo es votar por nuestras propuestas".


Esta política se vio claramente reflejada el pasado jueves, cuando Eyzaguirre (ex ministro de Hacienda de Ricardo Lagos y miembro del FMI) dio un paso crucial para la tramitación de la reforma educacional: invitó de puño y letra a los distintos representantes del mundo académico, estudiantil y de los apoderados para sostener reuniones formales con la nueva administración.


La arremetida de Eyzaguirre –activada a sólo 48 horas de asumir el cargo– es, sin embargo, parte de un cuidadoso diseño, destinado a lograr el mayor y más transversal respaldo a uno de los ejes programáticos comprometidos por la presidenta Michelle Bachelet, según explica un análisis del diario electrónico El Mostrador.


Desde que fue designado como titular de Educación a fines de enero, el economista ha destinado buena parte de su tiempo a estudiar antecedentes y papers vinculados con la iniciativa, quizá la más ambiciosa de la nueva administración, y para cuyo cumplimiento la mandataria impulsará una reforma tributaria destinada a recaudar 8200 millones de dólares.


En paralelo, Eyzaguirre se ha abocado a contactar a ex autoridades de la cartera y a expertos en el área, a quienes no ha ocultado su preocupación por los desafíos que implica la iniciativa. De avanzar o no en este campo, definirá buena parte del nuevo gobierno de Michelle Bachelet y del futuro de la Nueva Mayoría.


En un tema opuesto, pero igualmente relacionado, Francisco Huenchimilla, intendente de la novena región, manifestó en Radio Cooperativa que la principal estrategia para solucionar el conflicto mapuche es la "anticipación a la violencia". Su discurso lo realizó horas antes de reunirse con el werkén de la comunidad Autónoma Temucuicui, Jorge Huenchullán.


Al respecto, Huenchimilla manifestó que "el diálogo es un método de trabajo muy importante en democracia", y consideró vital conocer la visión de todas las partes para poder así solucionar los conflictos.


Además, nuevamente se refirió al perdón público sobre la usurpación de tierras mapuche a manos del Estado chileno. El intendente dijo: "Pedí perdón al pueblo mapuche, a los colonos y sus descendientes a título de intendente de la Región de la Araucanía... Fue una decisión personal, pero lo hice como autoridad".

Publicado enInternacional
El Salvador: La dialéctica entre lo electoral y lo político

"Gris es toda teoría
Y verde y dorado el árbol de la vida..."
Goethe

Ante nuestra mirada sorprendida, el panorama político salvadoreño se modificó profundamente durante el transcurso de este 9 de marzo, cambiando radicalmente la segura expectativa de una victoria demoledora sobre la derecha oligárquica representada por ARENA, por la cruda realidad de un claro desenlace en el cual la derecha recupera su caudal electoral y la izquierda pierde el margen de 10 puntos obtenidos en la votación del 2 de febrero.

Las cosas han cambiado. Aunque al final el FMLN gane la presidencia, será una victoria electoral frágil y comprometida ante una derecha que se ha fortalecido, se ha recuperado. Políticamente para la izquierda hay un retroceso y electoralmente en cinco semanas se pasa de 300,000 votos a una diferencia de 6,000 votos, que probablemente incluso al final sea menor. Y es preciso como izquierda asumirlo e indagar sobre sus causas para poder revertirlo, ya que pretender ocultarlo o maquillarlo, únicamente va contribuir a prolongarlo.


Ante este irreversible hecho político es importante revisar nuestras premisas e intentar una explicación. ¿Qué fue lo que pasó? Para enfocar la segunda vuelta de marzo partíamos de la premisa que era para la derecha altamente improbable aunque no imposible remontar una ventaja de 10 puntos, equivalentes a cerca de 300,000 votantes. Era una premisa que resultó falsa ya que ARENA logró remontar esas cifras y colocarse de nuevo a la par del FMLN.


El 9 de marzo señala un desplazamiento del electorado hacia la derecha como resultado de la debilidad del movimiento popular. Comprueba que necesitamos no solo una maquinaria electoral poderosa como lo es el FMLN sino también un movimiento popular amplio y ramificado. Amplios sectores que el 2 de febrero votaron por el FMLN cambiaron su voto el 9 de marzo y votaron por ARENA. Esto tiene que ver con que estos sectores populares carecen de organización y de conciencia acerca de luchar por sus intereses. Son sectores fácilmente manipulables por la derecha.


El 2 de febrero dieron su voto en agradecimiento a los programas sociales que desde el Gobierno los han beneficiado, pero no era un voto ideológico, era un voto político. El 9 de marzo votaron acorde a su ideología, que todavía esta condicionada por la derecha. Pensar que porque la gente recibe uniformes y zapatos para sus niños ya son de izquierda es una ingenuidad y un error. Y en política los errores se pagan caros. Este es el factor principal que explica lo que sucedió, además de otros aspectos que también abordaremos. Pero, repito, este es el factor principal.


Y mientras la izquierda no le dedique tiempo, recursos y pensamiento a reconstruir el movimiento popular y solo se dedique a pensar en los candidatos para la próxima elección, la derecha, que cuenta en lo ideológico, con medios de comunicación, iglesias y universidades, se verá fortalecida y seguirá desarrollándose y puede llegar a desplazarnos.


No todo lo político es electoral, pero todo lo electoral es político. La política cubre y abarca territorios que impactan y se reflejan en lo electoral. En los diversos momentos a partir del 2 de febrero las estrategias electorales tanto del FMLN como de ARENA hicieron uso de elementos tanto internos como externos para lograr la derrota política del adversario.


A nivel externo, la coincidencia en los tiempos entre la campaña electoral y los sucesos de Venezuela, fueron hábilmente manipulados por los medios de comunicación para construir la imagen que una victoria del FMLN iba a resultar en una situación de caos y violencia. La gente valora altamente el factor tranquilidad, le pudieron tocar una fibra sensible.


A nivel interno, la coincidencia en los tiempos entre el accidente de un Ferrari en la Plaza Masferrer y una lesión en la cintura agravada del Presidente Funes que requirió una operación, permitió a la derecha mediática vincular ambos hechos y construir una duda razonable sobre la participación presidencial en este incidente. La gente valora altamente el factor sinceridad, y parecía ser que el Presidente ocultaba algo.
El presidente Funes continuó durante estas cinco semanas jugando un papel protagónico en la denuncia política en contra de ARENA. Al final parece ser que diversos sectores de capas medias reaccionaron negativamente ante esta situación y se movilizaron a favor de ARENA, en particular sectores de la juventud. Hubo una sobresaturación de la imagen pública del Presidente Funes que al final resultó dañina.


Por otra parte, estas denuncias de corrupción de los gobiernos de ARENA realizadas por el presidente Funes permitieron sacar del escenario político al expresidente Francisco Flores, asesor del candidato presidencial Quijano, y quizás este fue el mejor favor que pudo hacerle a ARENA, ya que con su salida, se liberaron fuerzas al interior de este partido que estaban bloqueadas por Flores y esto al final fortaleció la campaña política de la derecha.


Por otra parte, hay un sector popular atrasado políticamente, que reaccionó positivamente al uso de un lenguaje agresivo por parte de la campaña de ARENA y que se ve estimulado por un feroz anticomunismo que responde claramente al marco ideológico de su formación: El Salvador será la tumba donde los rojos terminarán, salvándose así América.


Otro elemento es que en esta segunda vuelta las opciones eran claramente la derecha y la izquierda. Durante la primera vuelta en febrero la participación de dos opciones de derecha (ARENA y la Coalición Unidad del expresidente Saca) permitió que este voto de derecha se dividiera. En esta ocasión, la base de Unidad no siguió el consejo político de su líder, lo rebasó y voto ideológicamente por la derecha, por ARENA.
Independientemente del resultado electoral definitivo, que será conocido en algunos días, y que probablemente beneficiara al FMLN, es evidente que se abre un nuevo escenario político en el que la disputa por la mente y el corazón de los sectores populares de cara a las elecciones municipales y legislativas del próximo año, será una disputa cerrada, codo a codo, en el que recuperar la consistencia ideológica y la fortaleza organizativa como izquierda será clave para defender lo acumulado y poder avanzar.


Decidir ceder ante la derecha para garantizar la "institucionalidad" del nuevo gobierno del FMLN e invitarla a cogobernar será un grave error. Y es una posibilidad. Lo pertinente es posicionarse y defender el derecho popular de que lo conquistado no se entrega. La lucha continúa.

San Salvador, 10 de marzo de 2014


 

Irreversible, el resultado a favor del FMLN en El Salvador


REUTERS, NOTIMEX, AFP, DPA, AP Y PL

La tendencia a favor del candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) Salvador Sánchez Cerén en las elecciones presidenciales del domingo es irreversible, anunció hoy el Tribunal Supremo Electoral (TSE), y dijo que habrá que esperar el computo final que podría demorar tres o cuatro días para declarar al ganador.


El presidente del TSE, Eugenio Chicas, explicó que con el ciento por ciento de las actas escrutadas, Sánchez Cerén alcanzó un millón 494 mil 144 votos (50.11 por ciento), mientras Norman Quijano, de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), logró un millón 487 mil 510 votos (49.89 por ciento), lo que implica una diferencia de apenas 6 mil 634 votos a favor del Frente.


Ya pusimos nuestros equipos técnicos a trabajar toda la noche, por eso les digo con certeza que el resultado de esta elección es irreversible, pero debemos cumplir la etapa legal de revisar, como marca la ley, dijo en conferencia de prensa Chicas al anunciar que comenzaba el escrutinio final. Calificó esta elección de creíble, transparente, legítima y legal.


De acuerdo con la ley salvadoreña, ese conteo es oficializado o rectificado en el escrutinio final, acta por acta, por el TSE, que tras su conclusión proclamará al presidente y vicepresidente electo para el periodo 2014-2019. El conteo preliminar de la primera vuelta, del 2 de febrero pasado, en la práctica no sufrió modificaciones en comparación con el final

.
Debido al estrecho margen entre ambos candidatos, Quijano insistió el lunes en que fue el ganador de las elecciones presidenciales en El Salvador y pidió un recuento voto por voto, tras un resultado inesperadamente reñido. En nuest

ro conteo yo salgo como presidente electo, dijo en su cuenta de Twitter, y aseguró que esta demanda la elevaban a la comunidad internacional.


La Organización de Estados Americanos (OEA) expresó su satisfacción por la tranquilidad y el espíritu cívico demostrado durante los comicios. Por su parte, el presidente del Consejo de Expertos Electorales en América Latina, Nicanor Moscoso, dijo en conferencia de prensa: no hemos observado ni de cerca la posibilidad de un fraude.


El virtual presidente electo de El Salvador, ex comandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén, se declaró confiado en que obtuvo la victoria y que este resultado preliminar se confirmará en el recuento manual, como ocurrió en la primera vuelta. Además, invitó a Arena para que declaradas estas elecciones nos pongamos a trabajar por una agenda de nación.


Afirmó que se propone convocar a un diálogo nacional con empresarios, trabajadores y otros sectores para generar un ambiente de tranquilidad y paz, y añadió que entre miércoles y jueves dará a conocer los nombres de quienes integrarán el equipo gestor que impulsará el proceso de diálogo. Su compañero de fórmula, Óscar Ortiz, también llamó a todos a construir un mejor país.


El FMLN, sostuvo Sánchez Cerén, es respetuoso de las instituciones democráticas y recordó que el TSE se creó tras los acuerdos de paz, de los cuales es firmante. A los que votaron por el FMLN, y a los que no, les aseguramos que vamos a gobernar para todos, y a construir un país con desarrollo y vocación de paz y reconciliación.


El coordinador general del Frente, Medardo González, expresó que esperaban tranquilos el escrutinio definitivo, respetuosos de la ley. Mencionó que en Costa Rica, en el pasado, Óscar Arias ganó unos comicios con la mínima ventaja de 0.21 por ciento y las cosas funcionarios con normalidad en ese país. Se preguntó por qué entonces la democracia no puede funcionar de igual manera en El Salvador.


Sánchez Cerén subrayó que el pueblo salvadoreño ha vivido sacrificios, pero ha construido una nueva esperanza, un nuevo futuro y ahora el pueblo construye un camino seguro para continuar esa obra que iniciamos en 2009. Cuando llegamos a la presidencia de este país comenzamos a caminar la ruta de favorecer a los desposeídos, remarcó.


Su gobierno, subrayó, será fiel a la Constitución, respetará las leyes, y garantizará las libertades religiosas, laborales, de prensa, empresarial, así como el derecho a la propiedad. Aseguró que abrirá las puertas para que toda la ciudadanía participe en la construcción de las políticas públicas y reconoció el trabajo del presidente Mauricio Funes, que abrió camino para los cambios.


Pidió a la oposición a que esté tranquila y respete la voluntad del pueblo salvadoreño. Luego de una noche de festejos por el triunfo del FMLN, Sánchez Cerén aseguró que no copiarán ningún modelo extranjero para el desarrollo del país, pero sí buscarán la unión de Centroamérica y Latinoamérica, y mantendrán buenas relaciones con Estados Unidos.


Felicitaciones de Maduro, Ortega y Morales


Aun cuando el abanderado del FMLN no ha sido proclamado oficialmente ganador, este día recibió el saludo del presidente nicaragüense, Daniel Ortega; del venezolano, Nicolás Maduro, y del boliviano, Evo Morales. Asimismo, recibió felicitaciones del Partido Comunista de Venezuela y del ala venezolana del Parlamento Latinoamericano, que destacó la época de cambios en la región.


En un comunicado, Ortega señaló que se unía a la alegría de los salvadoreños en su vocación de paz y democracia, y a los sueños de Farabundo y Sandino. A su vez, Maduro destacó que es otro triunfo en América Latina de la izquierda y envió sus felicitaciones en nombre de Simón Bolívar y Hugo Chávez. En tanto, Morales dijo que admiraba y aplaudía la victoria de Sánchez Cerén.

Publicado enInternacional
Martes, 11 Marzo 2014 06:09

¿POR QUÉ SIGUE GANANDO EVO MORALES?

¿POR QUÉ SIGUE GANANDO EVO MORALES?

Una encuesta publicada en estos días le da a Evo Morales más del 45% de las intenciones de voto, y 32 puntos de diferencia con su más cercano contendiente para las elecciones de fines de este año, el político y empresario Samuel Doria Medina. Como las poblaciones rurales no son incluidas en este tipo de sondeos, se estima que podría ampliar el porcentaje y superar el 50%. Incluso si no lo hiciera ya ganaría, según la ley boliviana, en primera vuelta. ¿Pero a qué se debe que en su octavo año de gobierno el "primer presidente indígena" coseche esos resultados en un país conocido por la inestabilidad política y donde el 17 de octubre de 2003 su presidente –Gonzalo Sánchez de Lozada– debió abandonar apresuradamente el poder y huir en helicóptero primero a Santa Cruz y más tarde a EEUU? Sin duda, la respuesta reside en dos planos: el económico y el político-simbólico.


Morales cuenta con recursos públicos con los que ninguno de sus antecesores se atrevió siquiera a soñar, gracias al "viento de cola", pero también a una política económica que combinó nacionalización de los hidrocarburos, aumento de los impuestos a las petroleras y una gestión macroeconómica cuidadosa de los equilibrios fiscales que le permitió acumular reservas récord: casi 15.000 millones de dólares, equivalentes a más del 50% del PBI (porcentualmente unas de las más altas del mundo). Eso le da, sin duda, un gran blindaje, aunque no deja de representar una visión bastante ortodoxa del manejo de la macroeconomía nacional. No hay que olvidar que la izquierda boliviana quedó marcada por el "trauma de la hiperinflación" después de que en 1985 el gobierno de entonces, presidido por Hernán Siles Zuazo, debiera adelantar la transmisión del mando.


Pero además, Morales ha transformado exitosamente cada una de sus medidas en "actos refundacionales". Para ello contó con la ventaja de ser además de un jefe de Estado, un "presidente símbolo", de ruptura de los techos y paredes de cristal que excluían a las mayorías indígenas de muchos espacios de la vida social. Su proyecto de re-reelección va anudado a varias medidas de alto impacto, una de las cuales es el primer satélite boliviano.


En diciembre pasado fue lanzado fue lanzado en China el satélite de comunicaciones Tupac Katari (TKsat 1). Morales presenció el acto –transmitido por pantallas gigantes frente al Palacio de Gobierno- abrigado para el polar invierno chino. Antes del lanzamiento del satélite –construido por la Corporación Industrial Gran Muralla por un valor de 300 millones de dólares- puso en marcha la Agencia Boliviana Espacial y envió a 64 ingenieros a capacitarse a la Agencia China del Espacio. Ya en su órbita geoestacionaria, los chinos pasaron a Bolivia el control del satélite que lleva el nombre del caudillo aymara que en el siglo dieciocho lideró un emblemático levantamiento contra el dominio colonial español. Su meta es expandir los servicios de internet y telefonía celular especialmente a las áreas rurales, y un afiche publicitario no escatimó en exageración y habló de "descolonizar" el espacio.


La coyuntura política de este año electoral es muy distinta a 2009, cuando Evo ganó con el 64% de los votos en medio de una guerra regionalista con Santa Cruz. Si por esos años el presidente apenas podía pisar esa región agroindustrial del este del país, el año pasado fue invitado a inaugurar la Expocruz, la principal feria de la "oligarquía" cruceña, dejando ver que un sector del empresariado abandonó sus posturas radicalizadas y decidió aprovechar el boom económico para hacer más negocios y menos política. Otros se fueron del país. Ganar las regiones autonomistas es parte de la meta de su gobierno. La próxima reunión del G77 en Santa Cruz de la Sierra es también aprovechada por el gobierno para sellar acercamientos con las élites locales, con la promesa de recursos, negocios y exposición internacional. Recientemente un programa de negocios de la CNN le dio a Bolivia la "medalla de oro" por su desempeño económico y el FMI le acercó varios elogios; el New York Times destaca que muchos consideran "prudente" a Evo, pese a las expropiaciones de empresas privadas. Y subraya que "de acuerdo con el Fondo Monetario, Bolivia tiene la mayor proporción en el mundo de las reservas internacionales para el tamaño de su economía, después de haber superado recientemente en China en ese sentido", publica en diario norteamericano. ("Turnabout in Bolivia as Economy Rises From Instability", NYT, 15/2/12014).


Luis Arce Catacora es uno de los ministros de economía que más duró en el cargo: está en el gabinete desde 2006 y dice que se puede tener "una política socialista con el equilibrio macroeconómico".


Para intelectuales radicales como James Petras, todo ello evidencia la traición del "más radical de los conservadores o el más conservador de los radicales" –como definió a Morales-, pero a la luz de lo que acontece en Venezuela, ese manejo "ortodoxo" de la economía podría ser agradecido por parte de la población. Todo lo cual no quita, sin duda, el hecho de que "lo que falta" sea mucho en Bolivia: salud, educación, nuevo modelo productivo –menos dependiente de las materias primas y del comercio informal, sobre todo si el boom internacional de los commodities se frena-, trabajo infantil, institucionalidad más sólida y varios etcéteras.


Evo Morales ya no es "el cambio" como en 2005, ni el "enterrador de la oligarquía" de 2009, su meta ahora es convencer a los votantes de los beneficios de la "estabilidad" –como se ve en el aumento del consumo y en un largo periodo de crecimiento. Si lo logra, tendrá el récord de ser el presidente boliviano que más tiempo duró en el poder, por encima de Andrés de Santa Cruz, el fundador de la patria.

Publicado enInternacional
Lunes, 10 Marzo 2014 06:23

Cuatro partidos se reparten los votos

Cuatro partidos se reparten los votos

El Polo Democrático Alternativo, de oposición, y opciones como Alianza Verde alcanzaron escasas curules. Entre los mayores retos del nuevo Congreso está legislar sobre los acuerdos del actual proceso de paz.

 

Sin mayores incidentes de seguridad, ayer se eligió el Congreso de Colombia en 10.627 puestos de votación en todo el país. Hasta el cierre de esta edición, cuatro partidos lideraban los conteos de votos dejando al Parlamento en manos –como es común desde hace medio siglo– de los tradicionales partidos Conservador y Liberal, junto a las dos fuerzas políticas mayoritarias recientes: el uribismo y el santismo. El Polo Democrático Alternativo, de oposición y otros partidos como Alianza Verde alcanzaron escasas curules. Entre los mayores retos del nuevo Congreso está legislar los nuevos caminos o reformas que se deriven de La Habana, tras los acuerdos del actual proceso de paz entre el gobierno y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).


La jornada electoral estuvo marcada por el abstencionismo, que superó ampliamente los comicios anteriores y pudo obedecer, en parte, a la falta de legitimidad de la institución parlamentaria tras las investigaciones y arrestos a más de 30 congresistas en los últimos años por vínculos con paramilitares. Denuncias sobre corrupción y exorbitantes salarios y pensiones para éstos también hacen parte del mal ambiente sobre el Congreso de la República, que renovará sus 268 integrantes elegidos ayer. Paradójicamente, las opciones de oposición y partidos de izquierda que denunciaron las situaciones ilegales en el Congreso no sólo no alcanzaron mayorías, sino que perdieron votos y curules en las elecciones de ayer. "Qué vergüenza, seguimos en manos de los mismos criminales", expresó Claudia Velásquez, habitante de Medellín.


Claudia López, investigadora que denunció la parapolítica y aspirante al Congreso por la Alianza Verde, fue una de las sorpresas por su alto número de votos que superó a la cabeza de la lista. "Yo voté por ella porque necesitamos gente honrada, 'verraca', que no le dé miedo echar al agua a todos esos corruptos de la política", aseguró a este diario Manuel Olaya, habitante de Bogotá. Por otra parte, estaba proyectado el éxito del uribismo con un partido creado para estos comicios: Centro Democrático. Esta vez el ex presidente Alvaro Uribe usó el mismo lema de sus campañas presidenciales: "Mano firme, corazón grande". Su campaña sorprendió, sí, aclarando al electorado que ni él ni sus aliados hacían parte del Partido de la U, originariamente formado por él. Por La U fue elegido el actual presidente Juan Manuel Santos, de quien Uribe se distanció desde el primer año de gobierno. De tres millones 995 mil votos, el 17 por ciento correspondía al partido de Uribe, lo que le dejaría unas quince curules en el Congreso.


Lo que ha ocurrido en las parlamentarias marca una tendencia para las elecciones presidenciales que se realizarán el 25 de mayo próximo. La llamada Unidad Nacional que respalda la candidatura de Juan Manuel Santos perdió fuerza con los resultados de ayer, y en especial, la fuerza que retoma el uribismo sería una amenaza para la reelección.


Entre las centenares de denuncias por irregularidades recibidas ayer por la Procuraduría y aquellos registrados por la Misión de Observación Electoral, está el apoyo abierto a Uribe Vélez por parte de las Fuerzas Armadas. Estas le expresaron su apoyo vía Twitter, incurriendo en participación política directa de parte de funcionarios, que está tipificada como delito. Con los más de 300 mil votos, Uribe vuelve al Congreso de la República desde donde, en el pasado, impulsó reformas trascendentales como la del sistema de salud, que hoy está en crisis por dejar sendas ganancias a las empresas privadas que operan los servicios de salud, una de ellas de propiedad del mismo ex presidente, y dejando en situación de vulnerabilidad a los colombianos que deben demandar al Estado para exigir la protección de sus vidas.


El balance más positivo de las elecciones se dio en materia de orden público. Por primera vez en las últimas décadas, las jornadas electorales se desarrollaron en calma, lejos de los atentados terroristas, enfrentamientos armados, bloqueos de vías, quemas de camiones con votos, secuestros y hostigamientos tradicionales en las zonas rurales del país. Los eventos desfavorables en el orden público disminuyeron en un 90 por ciento con respecto de los comicios de 2011, según indicó el Ministerio del Interior.


"Yo creo que es muy importante señalar que hoy el gran ganador es la democracia; el gran protagonista, el pueblo colombiano; y un mensaje al país de que sí se pueden realizar unas elecciones unidos y en paz", afirmó el ministro Irragorri Valencia. Para algunos analistas, la tranquilidad en los comicios se debió a la buena voluntad de la guerrilla en el marco de los diálogos de paz que se adelantan en La Habana, Cuba. Irragorri afirmó que ayer se frustraron cuatro atentados terroristas y añadió que "en un país que ha padecido más de 50 años de conflicto armado interno es imposible no hablar de riesgos en una cita democrática".

 

Publicado enColombia