Venezuela denuncia la infiltración de grupos de choque formados en México

Los hechos violentos ocurridos este miércoles sólo tenían una intencionalidad política; querían derrotar a un gobierno legítimo, amparado en lalegitimidad y en la constitucionalidad, afirmó este jueves el presidente venezolano, Nicolás Maduro. Sostuvo que enfrenta un plan preconcebido en Washington para derrocarlo. Más aún, su gobierno denunció que en los enfrentamientos participaron grupos entrenados en México y financiados entre otros por el ex subsecretario estadunidense de Estado Otto Reich.


El ministro de Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, denunció que grupos de infiltrados entrenados en México desataron los enfrentamientos del miércoles tras una protesta estudiantil opositora, de lo que identificó como el plan fiesta mexicana, implementado por grupos de extrema derecha que, subrayó, buscan llevar al país a la guerra civil.


De 2010 a 2012 se realizaron reuniones dentro y fuera de Venezuela para acordar el entrenamiento de grupos para generar caos y violencia y México fue escenario de esos encuentros, afirmó el ministro. Dijo que una de las más importantes reuniones que se realizaron para preparar a esos grupos ocurrió en México, en octubre de 2010.


Según Rodríguez Torres, los hechos violentos de este miércoles, tras varios días de manifestaciones estudiantiles contra la inseguridad, la inflación y la falta de productos básicos, fueron actos de carácter conspirativo y organizados por Gustavo Tovar Arroyo, a quien calificó de radical y fascista y ubicó al frente de la ONG Humano y Libre.


Aseguró que esos encuentros han sido financiados por el banquero Eligio Cedeño y el ex subsecretario de Estado para América Latina de Estados Unidos, Otto Reich. Entre los asistentes a las reuniones mencionó a Gaby Arellano que, indicó, atizó la protesta de esta semana, así como Vilcar Fernández, Yon Goicochea y el alcalde metropolitano caraqueño David Smolansky, entre otros.


Estados Unidos negó tener injerencia en la política interna de Venezuela. La vocera del Departamento de Estado, Marie Harf, rechazó las teorías de conspiración y rumores.
En tanto, una tensa calma

prevalecía hoy en Caracas, en medio de una mayor presencia policiaca y militar como parte del reforzamiento de la seguridad que dispuso el gobierno tras los violentos incidentes ocurridos la víspera en el centro y este de la capital, que dejaron tres muertos, 66 heridos incluidos 17 militares y policías– y 69 detenidos, según un balance de la fiscal general, Luisa Ortega.


En algunas zonas del este de la capital se realizaron pequeñas manifestaciones de estudiantes opositores, que se desarrollaron de forma pacífica, así como marchas de un puñado de chavistas que respondieron a una convocatoria del gobierno de Maduro, con la consigna: Venezuela unida contra el fascismo

Por la noche, en un mensaje por cadena nacional, Maduro declaró: se quiere forzar la historia; es un aborto de la historia que se utilice un plan preconcebido en Washington para que arremetan contra la sociedad. Se han trazado un plan para derrocarme. No me vengan a decir que la marcha de ayer fue convertida en violenta por la represión del gobierno. Lo que tuvo la policía fue paciencia.


Advirtió que nadie lo va a sacar de su lucha por la patria. Llamó a seguir trabajando para derrotar la violencia fascista y anunció que este viernes, Día del Amor, presentará el Plan de Paz y Convivencia y el sábado toda Venezuela se movilizará por la paz y por la vida.
El gobernante bolivariano acusó a la agencia Afp de encabezar la manipulación informativa" y defendió la salida del aire de un canal colombiano por transmitir la zozobra de un intento golpista.


Mostró videos, fotografías, testimonios, de la violencia criminal que se ejerció de manera coordinada a partir de un plan para llenar Venezuela de violencia y sangre, e hizo énfasis en los llamados previos del dirigente opositor Leopoldo López a movilizarse en a calle contra el gobierno.
López, aseveró Maduro, deber ir preso.


Horas ante, el canciller Elías Jaua acusó a López, del partido Voluntad Popular, de ser financiado por Estados Unidos desde hace tiempo.
El dirigente de Voluntad Popular, Carlos Vecchio, dijo que recibieron informaciones extraoficiales de una supuesta orden de detención contra López, e indicó que el político se encuentra en su casa con sus abogados, pero que no saldrá del país. Voluntad Poplar aseveró que su local caraqueño fue allanado por fuerzas de seguridad.


El ex candidato presidencial opositor Henrique Capriles afirmó que la violencia le interesa a este gobierno para tapar la crisis que estamos viviendo, y abogó por el diálogo. Dijo que no están dadas las condiciones para pedir la salida del presidente Maduro, rechazó que la oposición promueva un golpe de Estado, e indicó que las intentonas no las hacen los civiles, sino los militares.
El portal Noticias 24, de Venezuela, reportó que la Fiscalía General de la República emitió orden de c

aptura contra el jefe de la Casa Militar durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez, Iván Carratú Molina, y el ex embajador venezolano en Colombia, Fernando Gerbasi, por su presunta vinculación con los actos de violencia del miércoles.


Añadió que el canal Venezolana de Televisión presentó un audio en el que Carratú y Gerbasi comparan lo ocurrido durante el golpe de Estado en abril de 2002, con lo sucedido en los disturbios de las últimas horas, y refirió que el presidente Nicolás Maduro se preguntó: ¿cómo sabían ellos que iba a haber muertos hoy en Venezuela?

Publicado enInternacional
Cada vez más jóvenes latinoamericanas llegan a los quince años con un embarazo

Cada vez más latinoamericanas llegan a sus años de adolescencia haciendo frente a una noticia que les cambiará la vida: un hijo en camino.


Las tasas de embarazo adolescente en América Latina están entre las más altas del mundo, después de África subsahariana y el sur de Asia, de acuerdo a un estudio del Banco Mundial publicado esta semana. Según la investigación, en 2010 la región registró 72 nacimientos por cada 1.000 mujeres de 15 a 19 años de edad. Por contraste, en África fueron 108 nacimientos y en el sur de Asia, 73.


El fenómeno se magnifica en los sectores más pobres, donde la desigualdad y la falta de oportunidades contribuyen a la perpetuación del problema.
La mayoría de países latinoamericanos están entre los 50 primeros del mundo en fecundidad adolescente, un índice que en otras regiones está cayendo. Entre 1997-2010 la tasa se redujo en 1,6% a nivel mundial, mientras que en América Latina la caída fue de 1,25%.


El panorama no es del todo gris. Cinco países latinoamericanos ostentan la mayor reducción en las tasas de fecundidad adolescente en ese mismo período: Colombia (-25%), Haití (-23%), Costa Rica, El Salvador y Perú (-21%). Por contraste, Nicaragua, República Dominicana, Guatemala y Honduras, tienen las mayores tasas de embarazo precoz.


"No lo aprendes en la escuela"


Los testimonios que recoge el estudio refuerzan la noción de que las causas del embarazo precoz son la pobreza, la baja calidad escolar, la desigualdad y la falta de capacidad de los jóvenes para fijarse metas.


"Lo que aprendes en la escuela es cómo quedar embarazada, pero nunca te dicen cómo NO quedar embarazada", afirma una de las entrevistadas en el estudio Embarazo Adolescente y Oportunidades en América Latina y el Caribe. Otra dice que: "Sabíamos todo sobre métodos anticonceptivos (...) pero estaba avergonzado de ir y comprar".


La realidad del embarazo adolescente, y sus ramificaciones de oportunidades laborales y económicas negadas, va a contrapelo del progreso de la mujer en la región en la última década. De acuerdo a datos del Banco Mundial, más de 70 millones de mujeres se sumaron al mercado laboral en años recientes y esa participación contribuyó notablemente a la reducción de la pobreza en la región.


El estudio señala que la maternidad temprana tiene un impacto cada vez mayor en el desarrollo de los países ya que puede desencadenar "trampas" en las que la pobreza se transmita de las madres adolescentes a sus hijos.


"Hay una correlación significativa entre la maternidad temprana, menor rendimiento educativo y peores resultados en el mercado laboral para las mujeres", dice el economista y autor del estudio, Luis Felipe López Calva. Agrega que las circunstancias personales de las adolescentes en cuestión juegan también un rol importante en esas consecuencias. "Quienes tuvieron un embarazo en la adolescencia se encontraban ya en un grupo de mayor riesgo", afirma.


Uso del condón

El estudio recomienda un amplio rango de acciones que incluyen algunas obvias como enfatizar la educación sexual, pero también otras menos ortodoxas como la reafirmación personal de las adolescentes y la lucha contra los estereotipos sexuales.


Por ejemplo, el tipo de anticonceptivo es clave en este proceso. El informe muestra que el uso de preservativo es un indicador de que la mujer tiene la palabra y poder de decisión en su relación.


El informe también recomienda los horarios escolares extendidos. Cuando los niños están en ambientes contenidos, están menos expuestos a comportamientos de riesgo

.
También se recomienda fomentar el diálogo entre pares, de joven a joven, para que vean que hay otra forma de encarar la vida y que entre ellos puedan hablar de las implicaciones y los costos del embarazo.
Cuando hay capacidad de aspirar a una mejor calidad de vida, hay una reducción del riesgo, porque el costo asociado al embarazo es mucho mayor, según concluye el estudio.

Por María Victoria Ojea, productora 'on line' del Banco Mundial

Publicado enInternacional
América Latina ocupa los últimos puestos del informe PISA sobre educación

A pesar de los esfuerzos y los reiterados compromisos anunciados por los Gobiernos de la región para hacer de la educación su bandera política, los países de América Latina han experimentado un retroceso en los niveles educativos en los últimos tres años que los ha relegado a los últimos puestos de la lista del Informe PISA sobre Educación 2012, divulgado hoy por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

 

De los ocho países latinoamericanos que integran el informe, Chile es el mejor situado al colocarse en el puesto número 51 con 423 puntos en matemáticas, por debajo de la media fijada por PISA (de 494), mientras que en lectura obtiene 441 y en ciencia 445. El país latinoamericano peor situado –y último de la lista- es Perú en el número 65 (368 en matemáticas y 373 en ciencias), a pesar de que ha conseguido un avance notable en materia de lectura al registrar una mejora de 5,2 puntos anuales (384 puntos).


El Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés) mide los conocimientos en matemáticas, ciencias y lectura de más de medio millón de alumnos de entre 15 y 16 años en 65 países –las 34 naciones de la OCDE y otros 31 Estados o territorios- que representan un conjunto cercano al 80% de la población mundial.


México ocupa la posición 53 (413 puntos en matemáticas; 415 para ciencias y 424 para lectura), lo que supone un importante avance en la última década, aunque todavía está lejos de la puntuación media fijada por la OCDE. "De mantenerse las tasas de mejoras actuales, a México le llevará más de 25 años alcanzar los niveles medios de la OCDE y más de 65 para obtener los de lectura", advierte el informe.


Entre 2003 y 2012, el número de mexicanos de 15 años matriculados aumentó del 58% a poco menos del 70%, pero ese nivel de cobertura sigue siendo el tercero más bajo de toda la OCDE. Solo en dos de los 34 países miembros de la Organización, el porcentaje de escolarizados es inferior al 90%.


En el puesto 55, a diez posiciones del final de la lista, se sitúa Uruguay. Con 409 puntos en matemáticas, 416 en ciencia y 411 en lectura, el país que gobierna José 'Pepe' Mujica ha retrocedido en todas esas áreas en los últimos diez años y ha caido ocho posiciones respecto al informe de 2009.


Tras Uruguay está Costa Rica, que ha caido un punto en la lista respecto al informe de 2009 –aunque entonces no se analizaron todas las areas-, colocándose en la posición 56. Sin embargo, la nación que dirige Laura Chinchilla irrumpe con fuerza en lectura y se igual con (441 puntos), mientras que México (424); Argentina (396); Brasil (410) y Uruguay (411) están por detrás.


Brasil se encuentra muy rezagado en el ránking, en el puesto 58, a pesar de que el informe le dedica un capítulo titulado "Lecciones esperanzadoras de un gran sistema federal". La reforma de la educación brasileña tuvo lugar en un contexto de "pobreza, enseñanza de mala calidad y un curriculum irrelevante", asegura este estudio, que dota con 391 puntos en matemáticas a sus estudiantes, con 405 en ciencias y 410 en lectura.


Argentina sigue a Brasil en la posición 59, lo que significa que continua retrocediendo en materia educativa, según PISA –en 2009 estaba en el puesto 58-. El dato más desalentador del informe 2012 para Argentina es que los jóvenes no comprenden lo que leen. La comprensión de lectura se sitúa en 396 puntos. Con una bajada de 1,6 puntos, el país que Gobierna Cristina Fernández se aleja aún más del promedio. El informe analiza en el capítulo "Argentina profundiza el retroceso en calidad educativa" las causas que han llevado al empeoramiento.


En el puesto 62 se encuentra Colombia, penúltimo país latinoamericano de la lista antes de Perú –último-, la nación de la región que más ha retrocedido en los últimos tres años, ya que el país que lidera Juan Manuel Santos ha caído 10 posiciones con respecto al año 2009. Colombia obtiene 376 puntos en matemáticas; 399 en ciencia y 403 en lectura.


Todos los países latinoamericanos progresaron en alguno de los tres capítulos examinados por PISA, salvo Uruguay y Costa Rica, cuyos alumnos ofrecieron peores resultados tanto en matemáticas como en ciencia y lectura.


El informe revela una correlación entre los resultados académicos y la puntualidad de los alumnos (quienes admitieron llegar tarde logran 10 puntos menos en las pruebas de matemáticas).


Uruguay, Costa Rica, Chile y Perú están en la franja más alta de impuntualidad, con el 50-60% de los estudiantes que llegan tarde al menos una vez en las dos semanas anteriores a las evaluaciones PISA.


Y sin embargo, a pesar de los malos resultados, los alumnos de América Latina parecen ser los más felices con sus coelgios. Perú aparece en tercer lugar en esa estadística, seguido de Colombia (5), México (7), Costa Rica (8), Uruguay (13),Chile (25) y Brasil (27), todos ellos por encima de la media de la OCDE y por encima de Shanghai (28), el lugar con mejores resultados académicos. Argentina figura en el puesto 54 de esa "lista de la felicidad".

 

Por Yolanda Monge Washington3 DIC 2013 - 18:37 CET

Publicado enInternacional
La Mane: contradicciones, apariencias y retos

Luego del 2011, cuando el liderazgo de la Mane ganó un espacio en el acontecer nacional, vino su declive. Los meses transcurren y los errores suceden en su interior, también las contradicciones. ¿Qué depara el futuro próximo a esta organización del estudiantado universitario colombiano?

 

El pasado 5 y 6 de octubre tuvo lugar en Bogotá el octavo plenario de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (Mane). Las sorpresas que arrojó fueron varias, abriendo interrogantes y retos para el futuro cercano del movimiento estudiantil.

 

Desde las primeras horas del sábado 5 de octubre empezaron a llegar a la Universidad Nacional las distintas delegaciones que se acogen en la Mane, con la disposición de iniciar las discusiones del plenario que estaba citado a las 2 p.m.; esto era lo previsto, sin embargo, la búsqueda de acuerdos políticos mínimos por parte de las distintas organizaciones de estudiantes retrasó el inicio del evento hasta las 4:30 p.m.

 

Llama la atención la persistencia de este método impuesto dentro de las dinámicas de la Mane, que impide la discusión pública y colectiva de las agendas del estudiantado, por lo cual, no son pocos los que dejan sentir su inconformidad con un proceso que separa base y direcciones, impidiendo la realización de un debate público, en pro de una profunda y real politización y unidad dentro del movimiento estudiantil.

 

Los ejes

 

Al iniciar el evento se distribuyó la discusión en dos ejes principales: movilización y organización. Ambas mesas iniciaron con un balance general de los ánimos del sector estudiantil y el proceso de lucha desarrollado hasta el momento en diferentes instituciones de educación superior.

 

A partir de los informes brindados es posible referir:

 

1. Contradicciones entre lo previamente definido como eje de movilización estudiantil y lo realmente sucedido en las marchas del 28 de agosto del presente año. Los informes destacaron la intensidad de las movilizaciones efectuadas, las reuniones asamblearias y la lucha por reivindicaciones del sector, sin embargo, tras cada informe quedaba claro que las movilizaciones de agosto no fueron simplemente por las exigencias de la Mane ante el Congreso, sino que se sucedieron y ganaron amplitud por el apoyo y la solidaridad brindada con el paro agrario y popular,
2. Que las asambleas llevadas a cabo no contaron con la participación del grueso de los estudiantes de cada universidad, y las reivindicaciones gremiales no son producto de los llamados de la Mane sino que surgen de la necesidad del momento y de la enérgica lucha del conjunto del estudiantado,
3. Y, por último, las universidades que más se movilizaron durante estos últimos meses fueron aquellas donde la Mane es débil o no tiene presencia, lo que permite concluir que quien controla la pelota en los actuales momentos no es la Mane sino el estudiantado supuestamente no organizado.

 

Dos conclusiones del evento

 

El llamamiento al paro nacional con cese de actividades el 16 y 17 de octubre, que gira en torno a la financiación, instalación de una mesa con el gobierno, la condonación de la deuda del Icetex, entre otras reivindicaciones, si bien son exigencias validas, no son más que la puesta en escena de las distintas agendas de las organizaciones, sin retomar ni reparar en las propuestas de las bases del movimiento estudiantil. Es decir, se avanza de espaldas a la lectura del momento que muestra que no hay condiciones para mantener la lucha a través de paros, que la forma de conseguir fuerza en la actualidad no es mediante el cese de actividades académicas y menos en aras de darle curso a un nuevo paro en el 2014 para impulsar la ley de educación propuesta por la Mane e incidir en la política pública de educación que discutirá el gobierno el próximo año.

 

Como segunda conclusión queda la posible reestructuración y reelección de las vocerías a nivel nacional y regional en el próximo evento de la Mane para el mes de mayo del 2014, ya que se ha evidenciado la rigidez en la organización de la Mesa Amplia Nacional que ha despertado la inconformidad entre muchos/as. Este hecho no es casual, pues la situación ha reflejado cómo las vocerías son el trampolín para potenciar las organizaciones e impulsarlas, o más bien deslegitimarlas; debido a la flexibilidad que tiene cada vocero para decir abiertamente, qué piensa de tal o cual situación sin el aval de la base estudiantil.

 

De ahí que las vocerías y la estructura de la Mane pretendan ser redefinidas –y quizá reelegidas como curul en el Congreso–; mientras tanto, la Mane se lanza al ruedo de frente al gobierno y contra el movimiento estudiantil, en una escena donde la táctica ya está definida pero no la formación.

 

El escenario gremial

 

Con esta realidad a flor de piel, y con mirada retrospectiva, hay que decir que una de las principales razones por las cuales la Mane está actualmente debilitada (más allá del fracaso y la mala lectura del momento al suspender el paro del 2011, sin exigir garantía para continuar con las clases y para abrir en el corto o mediano plazo el debate del articulado de ley), por la falta de voluntad política de las organizaciones al construir un escenario gremial de y para los estudiantes.

 

Esta conclusión es derivable de un suceso real: de las conclusiones de cada Mane, las tareas que ejecuta cada organización son las que considera convenientes para su propia agenda política, con esto propicia más divisiones al interior del movimiento estudiantil y le hace perder legitimidad al espacio de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil. Prevalece pues, en su interior, la disputa entre las organizaciones por convertirse en un referente para el estudiantado; con vocación vanguardista cada organización pretende transformarse en el sector que recoge al estamento estudiantil.

 

La Mane replica los errores del pasado

 

Pareciera, por tanto, que la izquierda colombiana no entiende que hacer política a puerta cerrada es inadecuado, que esa no es la manera para conseguir victorias para el pueblo, ya que el oportunismo solo genera desconfianza, además los acuerdos de este tipo propulsan una u otra organización, y de hecho destruyen la posibilidad de fortalecer los procesos de base; en el octavo plenario los acuerdos fueron más latentes que nunca, cerrando la posibilidad del debate, y abriendo por completo la puerta a la burocracia estudiantil, destruyendo con ello toda posibilidad de aglutinar al gremio.

 

Mientras tanto, la ley está coja dentro del sector puesto que su debate es mínimo, y un paro principalmente por financiación no soluciona la problemática de fondo por la que atraviesa la educación superior en el país; un paro en estas condiciones no es más que un intento para no perder el protagonismo político –como lo dejaron entrever varias de las intervenciones que se escucharon en el reciente evento–, donde muchos quieren que la Mane atraiga la atención de las cámaras y de los ojos del pueblo colombiano, como ocurrió en 2011.

 

En estas condiciones, las posibilidades de recuperar su protagonismo son pocas, aunque no inexistentes. De ahí que el 2014 se traduzca como el año en que la Mane pueda recuperarse o acercarse a su extinción. Depende de todos/as que esto último no suceda, por ello es fundamental que la expresión gremial y autónoma, sea concertada con el estudiantado, logrando la unidad y no una presurosa apariencia.

Publicado enEdición N°196
Política de jóvenes versus política de viejos. Acerca de la MANE

Los jóvenes quieren la revolución; pero la quieren ya; o pronto. Los adultos, por el contrario, han perdido la idea de cambiar el mundo, y se han vuelto conservadores, mental, cultural y existencialmente hablando.

Para externos y neófitos, tanto como para conocedores y próximos, es cierto que la MANE (Mesa Ampliada Nacional Estudiantil) enfrenta varios retos en el presente y en el futuro inmediato, principalmente internos.


La MANE nació, en el plano internacional, al albur del movimiento de estudiantes chilenos, dirigido en ese momento por la hermosa y lúcida Camila Vallejo (lo cual es otra muestra no solamente de que se puede ser hermosa e inteligente, sino además, y mucho mejor, hermosa y de izquierda o de avanzada). Y en el plano nacional, al calor de los movimientos alternos y paralelos como la Minga Indígena, y la Marcha Patriótica. Para decirlo de manera puntual y rápida.


Los jóvenes se caracterizan por el ímpetu y las ganas, el deseo y la improvisación, la pasión y el empuje. Histórica y genéticamente, los jóvenes están hechos para comerse el mundo, literalmente.


Sostenía Hegel, no sin un tono de humor negro, que el joven se siente naturalmente inclinado a cambiar el mundo. Y cuando se da cuenta que no lo puede, se vuelve hipocondríaco. O, en Colombia, diríamos, uribista (que es casi como lo mismo).


Luego de las primeras marchas y manifestaciones del año pasado, hubo un interregno de negociaciones, espera y paréntesis. Que es una de las peores cosas que les pueden suceder a los jóvenes, naturalmente impacientes. La impaciencia es una virtud de la juventud. Ya en la adultez es un serio defecto.


La ministra de Educación, muchos de los rectores, ASCUN, y el gobierno como un todo están hechos por adultos. Cuyas virtudes consisten en la paciencia, en el conocimiento, en la memoria y en una cierta pasividad. Estas son virtudes en la adultez. En la juventud son auténticas patologías.


Lo que sucede alrededor de las acciones, la organización, las políticas y las decisiones en torno a la MANE es el conflicto, histórico, entre política de jóvenes versus política de viejos. Y así la cosas, los procesos tienden naturalmente a polarizarse y a agudizarse.
Idealmente, es preciso que los jóvenes se acompañen de mayores y aprendan de ellos, tanto como los viejos se llenen de sueños, deseos de cambiar el mundo, y no solamente de mejorarlo; un eufemismo para hablar de conservatismo y reformas liberales. Cambiar las cosas para que sigan iguales. Los viejos también deben rodearse y estar abiertos a la alegría loca de los jóvenes.


Para no hablar de otras dificultades mayores al interior de la MANE, y es la sempiterna división interna de la izquierda; de las izquierdas, en rigor. Los maoístas contra los comunistas, los troskistas contra los de izquierda independiente y aun–no–claramente–llamados, los camilistas contra los liberales; y varios, muchos independientes más. Por ejemplo.


Mientras el gobierno permanece unido (a la topa tolondra), la impaciencia de los jóvenes —que están asesorados por adultos mayores, ciertamente—, hace que estos alcancen consensos y mayorías de manera más dificultosa.


El tiempo, por definición, está hecho contra los jóvenes. Pues el tiempo implica extensión, prolongación, futuro, y finalmente, una visión de largo alcance. Entender estos fenómenos del tiempo, se dice, es exactamente madurar. El tiempo, parece ser, es una invención de los adultos, en la mitología, la ciencia y la filosofía. La juventud es, literalmente, intempestiva: no sabe de tiempo, y es súbita, abrupta, impetuosa (ya Nietzsche hablaba justamente de sus Consideraciones intempestivas).


Los jóvenes quieren la revolución, pero la quieren ya; o pronto. Los adultos, por el contrario, han perdido la idea de cambiar el mundo, y se han vuelto conservadores, mental, cultural y existencialmente hablando.


El futuro de la MANE depende del hecho de que los jóvenes aprendan que el juego de los viejos consiste en esperar y dejar que los entusiasmos se apaguen. Viejos zorros, literalmente. Como los zorros y los lobos: observar, esperar a que la presa se canse o se descuide, y atacar. La idea de zorros es idea de viejos, de hecho (difícilmente se habla genéricamente de zorrillos o lobeznos). Hacemos cosas con palabras, y las palabras contienen una cierta sabiduría popular.


La vida, a veces, les juega jugadas traviesas o perversas a los jóvenes: tienen que graduarse rápidamente; tienen que trabajar; forman sus parejas; algunos quedan embarazados, y demás avatares, todos los cuales, en numerosas ocasiones implican aplazar el entusiasmo y posponer la acción inmediata y espontánea. Conjuntamente, y nunca al margen de, la organización continuada y consistente.


Colombia ha estado hecha, históricamente hablando, por viejos; o por adultos mayores. A los jóvenes se los va probando con cargos y responsabilidades graduales en los que deben dar muestras de aprendizaje y lealtad, de maduración y sí: una cierta conservadurización. La historia de Colombia ha sido, de manera tradicional, la del sacrificio de los jóvenes. La de desoír a los jóvenes por imprudentes, precipitados e inmaduros.


Las sociedades y las culturas, los procesos y las dinámicas requieren de una confluencia favorable y positiva de jóvenes y adultos; de una sana dosis de locura, sueño, ambición e imaginación, y prudencia, recato, experiencia y aprendizaje. Separadas, son la fórmula perfecta para la catástrofe. Y, in extremis, para el colapso de una sociedad; de cualquier proyecto.


Existe, desde luego, como por lo demás también en el caso de Petro, una campaña mediática negativa contra la MANE. Y contra todo lo que signifique oposición y cambio. Existen, no hay que ocultarlo, fisuras al interior del movimiento estudiantil. Pero también factores objetivos que se dirigen a erosionar el mismo.


El estado colombiano ha sido exitoso en desbaratar, de diversas formas, al movimiento estudiantil a lo largo de la historia. La FUC, la UNEC, el MOEC, y otros son claros ejemplos. De la MANE depende que esta vez los estudiantes sean escuchados y respetados como nunca antes.
Los estudiantes son el futuro de una sociedad; de cualquier sociedad. En ellos cabe depositar las mejores esperanzas del progreso social. Pero si los estudiantes logran organizarse, y su organización perdura en el tiempo, cabe pensar que el futuro de la sociedad puede ser distinto; es decir, mejor. Como quiera que sea, el entusiasmo juvenil no es incompatible con la organización política. A condición de que sepa jugar a mediano y largo plazo y que aproveche también y genere momentos oportunos, imprevisibles.


La historia de Colombia ha estado, atávicamente, elaborada y dirigida por adultos mayores. Es bueno intentar que esta historia cambie. Y un actor decisivo y necesario es el movimiento estudiantil organizado. Hoy, la MANE.

 

Publicado el Domingo, 20 Octubre 2013 18:40

Publicado enColombia
El hip hop y las prácticas discriminatorias de la policía de Nueva York

Esta semana se cumplieron 40 años del nacimiento del hip hop. En la misma semana, en un fallo de 195 páginas, la Jueza del Tribunal Federal de Distrito de Nueva York Shira Scheindlin declaró inconstitucional la práctica de detener y cachear aplicada por el Departamento de Policía de la ciudad. El hip-hop y la práctica policial de ‘detener y cachear’ son aspectos fundamentales de la vida de millones de neoyorquinos, especialmente de los jóvenes afroestadounidenses y de origen latino.

 

Ahmir Thompson tenía tan solo dos años cuando el hip-hop dio sus primeros pasos en 1973, pero ya había demostrado su talento musical. Thomspon, que ahora es conocido por su nombre artístico ‘Questlove’, es un exitoso músico, productor y director musical, y baterista del grupo ganador de premios Grammy ‘The Roots’, que es la banda oficial del programa de NBC ‘Late Night with Jimmy Fallon’. Questlove y ‘The Roots’, junto a Fallon, pasarán a estar en poco tiempo en un programa aún más popular, ‘The Tonight Show’. A pesar de su éxito, en su vida cotidiana, Questlove debe enfrentar con frecuencia el racismo, pero se hizo un espacio importante dentro de la escena musical, que utiliza para cuestionar el ‘statu quo’, como la política de ‘detener y cachear’.

 

Mientras recordaba la primera vez que fue sometido a la práctica de ‘detener y cachear’, Questlove me dijo: “No hay nada como la primera vez que te apuntan con un arma. Regresaba a mi casa del grupo de estudio de Biblia para adolescentes un viernes por la noche y había una tienda de Tower Records en South Street. Un amigo quería comprarse el disco The Joshua Tree de U2, que acababa de salir. De modo que fuimos allí y él compró el disco. Y cuando regresábamos en el auto, unos segundos más tarde, por la Avenida Washington en Filadelfia, un policía nos hizo detener el automóvil y nos apuntó con un arma. Teníamos dieciséis años, entre dieciséis y diecisiete años, y recuerdo el protocolo. Recuerdo que mi padre me dijo: ‘Si alguna vez te sucede esto, debes levantar las manos lentamente’. Sabía cuál era el protocolo siendo tan joven. Probablemente sea triste, pero era una cuestión de supervivencia”.

 

Veinticinco años más tarde, hace apenas unas semanas, Questlove se dirigía a su casa en Manhattan desde Brooklyn tras haber realizado su trabajo semanal de DJ. El Departamento de Policía de Nueva York lo obligó a detenerse: “Se acercaron a mí y me pidieron el permiso de conducir y el registro del automóvil. Eran unos cuatro policías con linternas… Querían saber ‘¿Está en un taxi? ¿Es esto un taxi? ¿Dónde está su permiso de taxista de Nueva York?’. Yo tengo mi propio auto y mi propio chofer. Por las preguntas que hacían me di cuenta de que no sabían quién era yo y de que seguramente su pensamiento era: ‘Estás sentado en el asiento trasero como un narcotraficante y tienes un chofer...’. De modo que les mostré el libro de mi autobiografía. Lo miraron, conversaron entre ellos durante cinco minutos y luego dijeron algo como: ‘Está bien, te puedes ir’. Estas cosas suceden todo el tiempo”.

 

Algo similar sucedió cuando Questlove realizaba campaña a favor de Obama junto a Jurnee Smollett, la actriz de la exitosa serie de vampiros “True Blood”. Questlove había comprado un regalo para la fiesta de inauguración de la casa de su representante y detuvo el automóvil para realizar una llamada telefónica. Me contó lo sucedido a continuación: “Entonces paré el coche, hablé y terminé la conversación. Arranqué. Cinco autos nos hicieron detener. Fue una experiencia muy humillante porque tuvimos que salir del auto. Nos hicieron recostarnos contra el auto y abrir las piernas. Revisaron el auto. Y todo el tiempo pensaba: ‘Por favor, que no miren en el baúl.’ En primer lugar, me hicieron sentir como un delincuente. Sí, tengo cosas en el baúl de mi auto. Pero las cosas que tenía eran libros de psicología y algunos juegos de Scrabble. Y pensaba, 'No hay forma de que crean que eso es mío. No hay manera'…y todo el tiempo que estuve allí pensaba: ‘Por favor, que no lo abran’. [Jurnee] estaba tratando de sacar su teléfono con cámara y dijo: ‘Esto es inconstitucional. Esto es cacheo ilegal. Se supone que tienen un protocolo...’”.

 

De todos modos los cachearon. A la noche siguiente, Questlove y The Roots ganaron otro Premio Grammy.

 

Entre 2002 y 2012, la Policía de Nueva York realizó más de 4,8 millones de operaciones de ‘detención y cacheo’. Más de un 80% fueron a población de origen negro o latino. En el fallo, la jueza Sheindlin criticó específicamente al alcalde multimillonario de Nueva York, Michael Bloomberg, y al Jefe de Policía de la ciudad, Ray Kelly. Kelly, quien parece ser el candidato a convertirse en próximo Secretario de Seguridad Nacional del Gobierno del Presidente Obama, dijo: “Lo que más me molesta y me resulta más ofensivo de esta decisión es la idea de que el Departamento de Policía de Nueva York comete discriminación racial. Eso es absolutamente falso”.

 

Le pregunté a Questlove, tras todos sus logros, qué es lo enorgullece más y qué le gustaría hacer en el futuro. Me dijo: “Estoy muy agradecido de haber sobrevivido, simplemente de haber sobrevivido. Siempre me pregunto: ‘¿Será posible que algún artista de hip-hop llegue a los 65 años? ¿Tendremos a nuestro primer cantante longevo de hip-hop? Es algo muy sorprendente…Y aunque esquivemos las balas, también tenemos que evitar los infartos y los problemas de salud”.

 

El país más rico del mundo podría y debería inspirar a su población a tener mayores aspiraciones que la de simplemente sobrevivir. Pero para Ahmir “Questlove” Thompson y la generación de hip-hop que representa ser víctimas de prácticas policiales como la de ‘detener y cachear’ no es para nada sorprendente. Así son los Estados Unidos del año 2013.

 


Amy Goodman
Democracy Now!

 

Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.

 

Publicado enInternacional
Las protestas agitan los países más pujantes de Latinoamérica

Después de Panamá, cuyo PBI creció 10,7% el año pasado, Perú es considerado la estrella macroeconómica de América Latina, con un incremento de 6,3% en 2012 y doce años de crecimiento sostenido desde 2001. Desempeños macroeconómicos similares tienen Chile, con un 5,6% de expansión del PBI en 2012, y Brasil, para el que la CEPAL proyecta un 2,5% de expansión de su economía este año. Además, Brasil tiene el mejor clima de negocios en Latinoamérica, según la Fundación Getulio Vargas, y Chile y Perú ocupan el tercer y cuarto lugar en el índice de clima económico de ese think tank brasileño. Sin embargo, los tres países con economías resistentes a las crisis mundiales enfrentan hoy las mayores protestas ciudadanas de jóvenes de clase media, quienes exigen que la democracia sea algo más que elecciones periódicas.


 
En Chile, las movilizaciones estallaron en 2011 en demanda de reformas al sistema educativo chileno pues, a partir del modelo económico establecido durante el gobierno de Augusto Pinochet, el Estado delegó gran parte de la enseñanza al sector privado. En Brasil, la revolución de los 20 centavos, de junio, surgió para detener un alza en el costo del pasaje del transporte público, pero se transformó de inmediato en un reclamo masivo contra la corrupción y la suciedad en la política. “Vem para rua” (ven a la calle), “It's not 20 cents” (No es por los 20 centavos), eran algunos de los carteles que miles de jóvenes de clase media subían a las redes sociales y mostraban en las principales ciudades del gigante sudamericano.


 
En Perú, ha habido ya tres fechas de protesta desde el 17-J, cuando el Congreso eligió a personas muy cuestionadas como magistrados del Tribunal Constitucional y nuevo Defensor del Pueblo, mediante un pacto político bautizado popularmente como la repartija. Según los analistas, hay similitud entre las protestas de los tres países, los lemas y expresiones de los jóvenes también lo demuestran, pero en el caso peruano el rechazo a una clase política no representativa, no institucional y novata es un componente distinto a Chile y Brasil. “Es el mismo grupo social el que se moviliza en estos países. La diferencia es la magnitud: en Brasil la clase media formal es mucho más grande, el 35% del PBI de Brasil es de quienes pagan impuestos, en cambio ese porcentaje en Perú es del 15%. En Brasil, las personas usan los servicios del Estado en educación, salud y transporte, en cambio en el Perú hay un déficit en esos servicios”, señaló el politólogo peruano Carlos Meléndez.


 
“La movilización de Perú se parece más a Chile porque no hay recesión económica, pero sí una demanda en calidad de servicios, aunque Chile ofrece otra magnitud de servicios. Ambos países no tienen los indicadores detenidos como en Brasil”, agregó.


 
El psicólogo social Ricardo Cuenca explicó el descontento general de los jóvenes peruanos que salieron a las calles el 17-J, 22-J y el 27-J. “No creen a las instituciones porque ven un límite a la democracia representativa, creen que tienen que expresarse ellos con su voz porque los elegidos no los representan. Y hay algo paradójico, les parece bien no ser un grupo uniforme, institucionalizado, el que exige institucionalidad en la política”. Cuenca realiza actualmente una investigación sobre los congresistas, y encontró que del total de 130, 84 trabajaban antes en una empresa privada y, de ellos, al menos 64 no formaban parte de un partido político antes de ser electos.


 
“La política no va a cambiar si nosotros no la cambiamos”, dijo Cristina Valega, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, en una intervención ciudadana en el centro de Lima. Su demanda de cambio se debe a los pésimos indicadores de la política peruana. El índice de capacidad legislativa es bajo, como los de Guatemala y Honduras; ocupa el puesto 109 de 133 en independencia judicial (según el World Economic Forum), el nivel de confianza en el Congreso peruano es de 14% y es el más bajo de América Latina, donde el promedio es de 34%. Y según el Latinobarómetro, la satisfacción con la democracia es en Perú diez puntos menor al promedio en América Latina.


 
“La calidad institucional y la confianza pública están en el piso”, comentó el politólogo Steve Levitsky esta semana, luego de hacer notar que la clase política peruana es inexistente porque casi no hay políticos de carrera ni de partidos políticos, sino “clubes de políticos” que se juntan cada vez que hay campaña electoral. También Levitsky ha hecho notar que el transfuguismo político en Perú, irónicamente, se ha institucionalizado.


 
Meléndez sostiene que estas son las primeras movilizaciones “por la calidad de la democracia”, y que pese a ser pequeñas, comparadas con la de Brasil o las sostenidas en el tiempo en Chile, “terminan siendo magnificadas por la calidad de la clase política”. “Si el Parlamento y el Gobierno son débiles, una flashmob [movilización instantánea] puede generar portadas de periódicos, los que protestan tienen acceso a medios de comunicación, y eso, en un país donde no hay líderes políticos ni experiencia política, termina siendo un recurso. El gobierno a veces decide influido por periodicazos o flashmobs”, añade.


 
Durante el gobierno de Alejandro Toledo se acuñó en Perú la idea de que los logros del crecimiento chorrearían beneficios para todos. Las protestas ciudadanas evidencian que aunque progrese la economía, los derechos y la política se estancan o retroceden y los ciudadanos no están dispuestos a tolerarlo, especialmente, los jóvenes, los universitarios, la clase media y los pequeños colectivos de izquierda activos.

 

Por Jacqueline Fowks Lima 28 JUL 2013 - 22:03 CET

Publicado enInternacional
Lunes, 29 Julio 2013 05:54

El Papa se fue, ¿y ahora qué?

El Papa se fue, ¿y ahora qué?

Terminada la semana en que Brasil y especialmente su ciudad más emblemática, Río de Janeiro, vivieron la fiebre de la “papamanía”, un balance inicial señala una constatación preocupante y un alivio evidente. La constatación: todo lo que se refirió a la organización y a la preparación para un evento de esas dimensiones se revelaron un desastre olímpico. El alivio: no ocurrió ninguna manifestación violenta cerca del Papa de los católicos.

 

Hubo, en estos días, lo que los brasileños llaman “un baño de multitud”. La visita del Papa reunió en Río a alrededor de 3 millones de personas solamente ayer. Otro tanto se había reunido el sábado. Francisco ya es un Papa Pop.

 

Los números no están cerrados, pero los primeros cálculos indican que la ciudad recibió poco más de dos millones de turistas, de los cuales unos 350 mil llegaron del exterior. En total, los visitantes inyectaron en el comercio local unos 800 millones de dólares.

 

Para semejante contingente, es poco. Pero, al fin y al cabo, más que turistas fueron peregrinos. Y los peregrinos, sabemos todos, suelen tener hábitos (y gastos) muy austeros.

 

La organización de las Jornadas Mundiales de la Juventud primó por sus fallas. Ya en el primer día, y por una confusión entre los servicios de organización e inteligencia, ni organizados y mucho menos inteligentes, el automóvil que conducía a Su Santidad se vio atascado en un embotellamiento en pleno centro de Río. Como prueba de que Dios existe y es brasileño, no le pasó nada al Papa argentino. Pero el riesgo corrido supera los límites del absurdo.

 

Los tickets de alimentación no eran aceptados por los restaurantes, el transporte público entró en colapso y el tránsito se hizo una muestra de lo que será el infierno. Las comisarías de la policía registraron un robo a turistas cada diez minutos. Nada grave, dicen los responsables por la seguridad. Claro: ellos no fueron robados. Los turistas piensan diferente.

 

Los violentos choques entre manifestantes y policía pudieron ser mantenidos lejos de Su Santidad. Y el desfile de mujeres semidesnudas y parejas del mismo sexo besándose desaforadamente, defendiendo el matrimonio igualitario, el derecho al aborto y el uso de métodos anticonceptivos que vayan más allá de la castidad impuesta por el Vaticano como único permitido, no hizo más que asombrar a los peregrinos: el Papa ni se enteró.

 

Su Santidad deja, como líder espiritual, un poco de renovado aliento a los creyentes del país de mayor población católica en el mundo. Y como se trató de una visita oficial –el Papa es también jefe de Estado del Vaticano– es natural que se busquen vestigios de resultados en el campo de la política, de la economía o de las relaciones entre él y el gobierno brasileño. Dadas las peculiaridades del Estado que el papa Francisco representa –en realidad, un espacio geográfico que se resume a una plaza y algunas construcciones imponentes, y cuya población permanente no supera la capacidad de un par de estos aviones que todas las noches cruzan el Atlántico–, lo más razonable es intentar analizar las consecuencias de su visita en el ámbito político local.

 

El Papa llegó a Brasil en un momento delicado, con el país sacudido por una insólita secuencia de multitudinarias marchas de protesta, la economía titubeante y la presidente Dilma Rousseff enfrentando presiones de todos los lados y defecciones entre sus aliados. Una palabra de Su Santidad proferida fuera de tono podría servir de munición para la oposición y muy especialmente para los grandes medios de comunicación, que hostigan un día sí y el otro también al gobierno.

 

Bueno, el Papa incitó a los jóvenes a seguir protestando y creyendo en la posibilidad de cambiar la realidad. Dilma había reiterado que las protestas son legítimas, y aseguró que sabría oír la voz de las calles. El Papa exigió de los políticos que trabajen por los verdaderos intereses del pueblo, especialmente de los más necesitados. Dilma pelea con uñas y dientes para lograr una reforma política que el Congreso resiste en admitir. El Papa denunció la corrupción y demandó que sea combatida de manera cabal. Dilma advierte que seguirá atenta a cualquier desvío de conducta en su gobierno.

 

Es lícito suponer que el discurso del gobierno dirá que el Papa reconoce sus esfuerzos y que están juntos en su lucha, y es igualmente lícito suponer que la oposición dirá todo lo contrario. O sea, que el Papa puso en relieve los errores y las fallas del gobierno.

 

La verdad es que, por ahora, nada de eso tendrá mayor importancia. La cuestión será el año que viene, en la campaña electoral. Seguramente no sólo católicos sino, también, las sectas evangélicas que se reproducen a cada semana se lanzarán con ganas contra el aborto, el matrimonio homosexual o la adopción de niños por parejas del mismo sexo.

 

Entonces, católicos y pastores electrónicos se darán las manos, y el blanco preferencial serán los candidatos progresistas.

 

Publicado enInternacional
Significado social y político del bullying

Una sociedad que calla ante el matoneo y que prefiere no resolverlo de manera coherente y radical es una sociedad que descree del futuro, y que descuenta el futuro.


 
Es un hecho generalizado: con indiferencia de los estratos socio–económicos, en muchos (amplia mayoría) de los colegios del país, públicos y privados, existe una práctica lamentable y a todas luces inadmisible de matoneo. Que es como se traduce el término inglés del bullying: "la montadera". Que en muchas ocasiones más que simbólica es física, y siempre grupal y psicológica.


 
Usualmente se trata de una práctica que se emprende contra niños con un cierto perfil: recatados, éticos, de perfil bajo, intelectuales, reflexivos. Pues bien, quiero sostener abiertamente que el matoneo se corresponde con la moral del narcotráfico y la corrupción, de la derecha y extrema–derecha, y el dinero fácil. Su característica primera es evidente: la prevalencia del pensamiento de grupo (groupthink) para macartizar a quien(es) se aleja(n) del grupo; la gallada, la pandilla, el parche. Moral gregaria, en realidad, moral de esclavos: que siempre quieren imponer un modo de pensar colectivo sobre los demás, y que no acatan diferencias. El que no está conmigo está contra mí. Exactamente como la política de guerra y belicosa, camorrera y levantada. A todos los niveles y en todos los estratos.


 
El matoneo se corresponde con un pensamiento grupal que quiere anular las diferencias y subsumir a los individuos al grupo como tal. En donde predomina exactamente una moral que se corresponde, punto por punto, con la ética de los corruptos, los violentos, los acosadores de todo tipo, los guerreristas y belicosos–belicistas. Es la moral del hacer las cosas a la fuerza y ya y rápido antes de despacio y después.


 
Ya en la edad más adulta, en las universidades, o en los espacios laborales, el matoneo sigue existiendo, pero en forma más sutil: acoso laboral, acoso sexual, polarización de los grupos, subsunción del individuo al colectivo. Ya en los espacios laborales el individuo deja de existir y su lenguaje se torna en un: "nosotros" colectivista. (Si no es por la referencia teórica, es exactamente el Wir y el uns de que habla Heidegger en Ser y Tiempo, ese texto fundamental que plasma el pensamiento del nacional–socialismo, como ha quedado dicho en la bibliografía técnica sobre el tema).


 
Moral facilista e inmediatista, moral polarizadora y colectivista, ética de debilidad hecha fortaleza, el bullying es, literalmente, el toreo contra alguien físicamente inferior, y cuyo destino, si se abandonan las cosas a sí mismas, será la total indefensión, la reducción de toda auto–estima, la muerte. Física o social, simbólica o grupal.


 
Uno de los grandes secretos de este país y que el país mismo no se atreve ni siquiera a verbalizar aún (como el drogadicto y el alcohólico, por ejemplo, quienes verbalizan su problema como el primer paso para superarlo) es la alta, la altísima tasa de suicidios infantiles y juveniles. Indiferentemente del estrato socio–económico, con independencia de la geografía y la cultura. Y en muchos de esos casos, como resultado del matoneo. Alrededor de lo cual comienza a girar la espiral absorbente de la drogadicción, y otros problemas agudos y crónicos de orden al mismo tiempo social e individual.


 
Que el matoneo sea un fenómeno contemporáneo no es un consuelo, y por el contrario, es la expresión de un severo "malestar en la cultura". El matoneo se corresponde con la superficialización de la sociedad, total liquidez (Bauman) de las relaciones humanas, el imperio del pensamiento débil (muy en la línea de Vattimo). Pensamiento débil, autoestima mancillada, evaporización y transvaloración de los valores más fundamentales. Como dignidad, libertad, democracia, equidad, igualdad, soberanía, independencia, respeto, diferencia. Valores que no corresponden a ningún credo y que no son bandera de ningún bando en particular.


 
Estrictamente, el matoneo es el embrión de la criminalidad. En la línea de las llamadas Bandas Criminales (Bacrim, un eufemismo para el paramilitarismo) y un ejemplo diáfano de lo cual son los Maras, en El Salvador y en Guatemala. Y en buena parte de Nicaragua. Desconocimiento de la ley, o promulgación y aprovechamiento de la misma para los beneficios propios.


 
Cabe aquí una observación puntual: es sintomático que a los procesos de paz y diálogo en los países centroamericanos mencionados, una vez que pasaron, emergieron "automáticamente" esas bandas temibles que son los Maras. Que, para decirlo de manera rápida, fue la metástasis de las bandas criminales y el paramilitarismo, y la epigénesis del matoneo. Que ya es abierta y en la total impunidad, organizada y a gran escala. Un motivo de reflexión acerca de los procesos en curso en el país.


 
Como quiera que sea, el matoneo se encuentra aún circunscripto al colegio. Aunque en muchos lugares sucede también extra–muros: en el barrio y en la calle. Una epidemia que si no es bien diagnosticada y tratada puede convertirse en una verdadera pandemia. Sin alarmismos. Pero con lucidez.


 
Una sociedad que calla ante el matoneo y que prefiere no resolverlo de manera coherente y radical es una sociedad que descree del futuro, y que descuenta el futuro. Exactamente como lo hacen los corruptos y los criminales; de cuello blanco y de cuello azul; armados o con poder de distinta índole. Un niño maltratado es el espacio en el que se incuba más maltrato; algo ya suficientemente conocido.


 
El bullying comienza siempre cubierto por un grupo pequeño que absorbe y refleja todas las miradas exteriores. Exactamente como buena parte de las construcciones arquitectónicas recientes en las medianas y grandes ciudades. Un grupo que cuando ha logrado su cometido pasa a la búsqueda, ávida, de nuevos niños, niñas y jóvenes como un cáncer invasivo. Todo cáncer puede ser tratado y curado si se detecta a tiempo. De lo contrario, la metástasis lo vuelve agresivo. Como sucede con los Maras en Centroamérica.


 
Frente al matoneo, existen varias soluciones: el reconocimiento abierto y público. Su verbalización. Y su tratamiento. Existe también la protección a todos y cada uno de los individuos y la recusación de esa perversidad que existe en todos los órdenes, que es el pensamiento grupal, la moral grupal y gregaria. "La gente va para donde va Vicente". Y en el grupo cada quien se siente su propio Vicente, y todos son uno sólo.


 
Frente a los discursos institucionalistas de todo tipo no cabe olvidar jamás que el descubrimiento del individuo constituye una de los mayores triunfos de la humanidad y de su progreso moral. En contraste con tiempos como la Edad Media cuando primaba la Iglesia y el individuo no había sido descubierto o inventado. O en la Modernidad cuando el Estado se atribuye exactamente las mismas prerrogativas que la Iglesia en el medioevo. O como en nuestros días, análogamente, con el institucionalismo. Institucionalismo formal e informal. Que es, en una palabra, la legitimación misma del bullying. Y todos ellos con mayúsculas: Iglesia, Estado, Institución.

 

24 Julio 2013

Publicado enColombia
Dilma y el Papa están llamados a entenderse

Será la segunda comunión de Dilma. Cuando la presidenta brasileña reciba esta tarde aproximadamente a las 16, horario de Río de Janeiro y Buenos Aires, al papa Francisco, estará completando un recorrido religioso imperfecto iniciado en los años ’50 al tomar su primera comunión en el estado de Minas Gerais, donde era alumna del colegio confesional Sion, frecuentado por los hijos de la elite local. Fue su madre, la católica practicante Dilma Jane, quien la indujo a tomar el sacramento, un asunto ajeno a las inquietudes más políticas que religiosas de su padre Pedro, un comunista búlgaro amante de la ópera.

Aunque la visita del Papa a la Jornada Mundial de la Juventud es formalmente pastoral, para Dilma reviste la importancia de un viaje de Estado. Tanto es así que le dedicó horas de trabajo este fin de semana, en reuniones con el ministro de Defensa, Celso Amorim, para ultimar aspectos de la seguridad del visitante que optó por recorrer Río en un vehículo sin blindaje, y con el canciller Antonio Patriota, el encargado de modificar el termostato de las relaciones con el Vaticano: que pasaron del frío polar al clima cálido, desde la jubilación de Joseph Ratzinger.

En marzo la memoriosa Dilma soltó una nota burocrática para saludar (antes bien celebrar) el fin del papado de Benedicto XVI, quien en las elecciones presidenciales de 2010 se había asociado explícitamente a la derecha brasileña, en una campaña recordada por las bajezas que incluyeron hasta insinuaciones sexuales contra la entonces candidata del Partido de los Trabajadores.

En cambio Rousseff recibió con simpatía a Jorge Mario Bergoglio, y pese a ser una católica nominal, que casi no volvió a la iglesia desde su primera comunión, viajó al Vaticano el 20 de marzo para saludarlo por su elección y reforzar la invitación para ser el anfitrión de la Jornada Mundial de la Juventud que comenzará formalmente mañana.

En el Palacio del Planalto y en círculos católicos del Partido de los Trabajadores evalúan que Francisco puede ser un buen aliado de las políticas sociales agresivas, la principal de ellas la Bolsa Familia, implementadas desde 2003 con la llegada al gobierno del ex presidente Luiz Lula da Silva, y continuadas por Dilma.

El ministro y ex seminarista Gilberto Carvalho, petista de paladar negro, está entre los abanderados de esta posición por entender, además, que a través del acercamiento con la Iglesia Dilma podrá establecer puentes hacia los bien organizados y populosos movimientos sociales, tan importantes en Brasil y generalmente más representativos que los partidos. El gobierno brasileño está haciendo una apuesta política ambiciosa al estrechar el diálogo con este Vaticano de perfil “franciscano”, que habla en español y posiblemente adoptará el portuñol a partir de hoy, como lo anticiparon algunos asesores del pontífice.

En los próximos siete días los jefes de Estado Rousseff y Bergoglio pronunciarán discursos (posiblemente ricos en señales sobre lo que cada uno espera cosechar de esta primavera diplomática), además de reunirse al menos dos veces, la primera hoy y la segunda el próximo domingo en una misa a cielo abierto en la que se espera alrededor de un millón de fieles.

Claro que el Papa también considera importante trabar una relación armónica con el gobierno de la mayor potencia católica del mundo, con cerca de 120 millones de fieles, a pesar de la sangría de católicos que emigran hacia las corrientes evangélicas, en expansión, que ya representan el 19 por ciento de la población, de acuerdo con una encuesta publicada ayer por el diario Folha de Sao Paulo. Y para contener ese éxodo hacia el mercado de fe pentecostal, la Iglesia necesita del Estado brasileño y de una concordata, acordada por Lula y Ratzinger, que autoriza la enseñanza religiosa en las escuelas públicas, norma denunciada ante la Corte por ser anticonstitucional.

En suma, Dilma y Francisco están condenados a entenderse y, si fuera el caso, hasta a quererse. Y de los dos es la presidenta quien estaría ciertamente más urgida, debido a la difícil coyuntura política que atraviesa luego de las manifestaciones que estremecieron al país el mes pasado. En la única entrevista sobre la visita del Papa, concedida a este cronista, Rousseff reconoció que aún no se disipó el alarmante telón de fondo de las protestas causantes de la caída a pique de su popularidad, que ahora está en la banda del 30 por ciento. “Nuestro país, que recientemente asistió al clamor de los jóvenes en las calles por el perfeccionamiento de la democracia, tendrá oportunidad de tener una amplia reflexión sobre valores espirituales de la tolerancia, la solidaridad y la fraternidad”, declaró Dilma.

“Estoy segura de que en su primer viaje a América latina, (un hecho) de un valor sin presidentes”, el Papa demostrará su “sensibilidad ...frente a temas sensibles para nuestra región, como el combate al hambre, la pobreza y el (impulso) al desarrollo con justicia e inclusión social”, reforzó en la nota publicada por la agencia ANSA.

Publicado enInternacional