El desafió que impone esta nueva época es grande, muy grande, talvez el mayor que hayamos tenido que enfrentar en nuestra historia. Nos agrede y sufrimos un orden político y estructural que esta mal, que hace daño y no sirve, eso lo sabemos y lo decimos con fuerza. Hoy no solamente están en riesgo nuestras culturas, nuestras comunidades, nuestros pueblos y familias. ES PEOR. La vida misma esta en riesgo de ser destruida por la ceguera de quienes se han equivocado y utilizan el mayor poder de la historia para convertir en mercancía todo lo que existe. El proyecto de muerte que amenaza la vida no respeta fronteras, por eso lo llaman globalización. Llega hasta nuestras comunidades y hasta nuestros hogares en todas partes de Colombia y del mundo. Trae la guerra, las mentiras y la propaganda con que engaña con habilidad y todo el poder de las leyes y del dinero a su servicio. Viene por la riqueza de la naturaleza y por el trabajo de la gente para explotarlos y venderlos como mercancía. Los que controlan y toman decisiones para servir sus intereses están lejos. Están en las directivas de grandes Corporaciones Multinacionales y en los centros financieros del mundo que se van quedando con todo. No los conocemos, no los vemos, no responden por sus actos y tienen como agentes a los gobiernos, a los ejércitos, a las empresas e instituciones que actúan a su nombre para servirles. Nos quieren convencer que todo es inevitable. Por todo esto nuevamente ratificamos nuestra invitación a la población colombiana a fortalecer el camino iniciado hace muchos años por los indígenas y sectores populares, a través de luchas históricas, compartiendo la siguiente agenda de trabajo: 1. Retomar el Mandato emanado del Congreso Itinerante de Pueblos Indígenas y Sectores Populares, presentado en la plaza de San Francisco de la ciudad de Santiago de Cali, el pasado 18 de Septiembre del año 2004. 2. Integrarse al CONGRESO INÍGENA Y POPULAR y realizar mesas, encuentros y reuniones de trabajo en todo el país para enriquecer los puntos del Mandato e irlos concretando, de tal manera que se puedan conocer, entender, profundizar y hacer prácticos. 3. Definir y consolidar rápidamente la Comisión Indígena y Popular encargada de hacer seguimiento a los puntos del Mandato. 4. Declararse en Asambleas Permanentes solidarias que partan de la diversidad de cada Pueblo y estar dispuestas y dispuestos a movilizarse y a trabajar. 5. Definir urgentemente un tejido de canales de comunicación que nos permita estar relacionados permanentemente y enfrentar posibles campañas de desinformación. Esta vez sabemos que solos no podemos y que nos necesitamos mutuamente para entender, para resistir y para crear un país y un mundo posible y necesario. Hemos sorprendido al Gobierno, al Poder, al País y al mundo porque no nos levantamos a pedir lo que es nuestro por derecho propio, en cambio, convocamos esta gran Minga con una propuesta para que entre todos, como pueblos, definamos un MANDATO INDÍGENA Y POPULAR que oriente el proceso para que podamos avanzar con pasos firmes y realistas desde esta realidad de confusión y muerte, hasta definir el PROYECTO DE VIDA tejido por nosotros desde los pueblos. Finalmente reiteramos que ante el anuncio del presidente Uribe Vélez de convocar a un consejo comunitario televisado y especifico para analizar la problemática indígena, manifestamos nuestra posición: 1. NO ASISTIREMOS A NINGUN CONSEJO COMUNITARIO. 2. CONVOCAMOS AL GOBIERNO EN CABEZA DEL PRESIDENTE URIBE A UN DEBATE PUBLICO A PROFUNDIDAD SOBRE LOS 4 TEMAS DE LA AGENDA DE LA GRAN MINGA CON LA QUE SE INSTALÒ EL CONGRESO INDÍGENA Y POPULAR. 3. NO VAMOS A DISCUTIR A TRAVÈS DE LOS MEDIOS NI A RESPONDER A LAS PROVOCACIONES Y A LA PROPAGANDA DEL PRESIDENTE Y DEL GOBIERNO. 4. EXISTE UNA CONDICIÓN NO NEGOCIABLE PARA LA DELIBERACIÓN Y DEBATE CON EL GOBIERNO Y ES LA INMEDIATA LIBERACIÓN DE ALCIBÍADES ESCUÉ Y SHIRLEY ALBOR CÁRDENAS. Lo que estamos trabajando es serio, profundo y de importancia para la vida, con eso no jugamos. No aceptamos que se nos llame embusteros, que se secuestre a un líder inocente y con el a todas y a todos, que se nos acuse de apoyar a los paramilitares que nos asesinan y que luego, en un juego irresponsable y desigual, el Presidente emita un discurso sin darnos la cara con argumentos serios para que le presentemos de cara al país nuestros argumentos que si son serios y ciertos. Exigimos la presencia de los medios para transmitir, pero no para editar ni interpretar este gran debate. Esperamos al Presidente y a su Gabinete en el Territorio de Paz y Convivencia de La Maria, Piendamó, pero acordaremos la agenda y las reglas del juego en una negociación reciproca para luego abordar los temas a profundidad de cara al país. Convocamos a este GRAN DEBATE POR LA VERDAD en el marco del Mandato del Congreso Indígena y Popular y allí con serenidad y respeto, estamos dispuestos a decir la verdad de lo que esta viviendo el pueblo y a escucharlo y responder. NO MAS PROPAGANDA. LA VERDAD Y LA VIDA MERECEN QUE SE ESCUCHE AL PUEBLO. Al pueblo Colombiano, a toda la ciudadanía, a todas las organizaciones en todo el país, los convocamos también. No nos admiren. No nos miren pasar. No nos den la solidaridad de los espectadores. ESTE PAIS, ESTE DOLOR, ESTA INJUSTICIA ES DE USTEDES, DE NOSOTRAS Y NOSOTROS, ES CONTRA TODAS Y TODOS. EL SILENCIO Y LA DISTANCIA SON UNA RENUNCIA AL PRESENTE, A LA DIGNIDAD Y AL FUTURO. El llamado es a que estudien el Mandato, nos preparemos y trabajemos en unidad para hacerlo realidad. Nadie es observador en este horror que acaba con la vida. Queda planteada la invitación franca y abierta. Los esperamos para seguir ampliando la senda de la Libertad y el camino hacia la construcción del país Justo y Digno para todos y todas. CONSEJO REGIONAL INDÍGENA DEL CAUCA CRIC, ORGANIZACIÓN NACIONAL INDÍGENA DE COLOMBIA ONIC Y SECTORES POPULARES DE COLOMBIA, Departamento del Cauca, 20 de septiembre de 2004.

Publicado enColombia
Página 2 de 2