Jueves, 09 Febrero 2012 17:55

¿Existió una chispa Twitter en Egipto?

¿Existió una chispa Twitter en Egipto?




¿Para liberar a una sociedad alcanza con darle acceso a internet? La sublevación egipcia es ideal para analizar la validez de esta sentencia. Paradójicamente, el auge de la movilización se produjo cuando se interrumpieron las comunicaciones.

Jueves, 09 Febrero 2012 17:54

Los ciberactivistas están cansados

Libre
El entusiasmo que embriagó a los blogueros tunecinos al calor de las revueltas contra el régimen de Ben Ali viró en desencanto. Las luchas partidistas suplantaron a la solidaridad y las redes sociales se convirtieron en un bulllicio generalizado.
Pentágono destinará 42 millones de dólares para reclutar hackers en las redes sociales

El Pentágono de los Estados Unidos está desarrollando estrategias para utilizar redes sociales como armas y recursos para los futuros conflictos y ataques informáticos, dijo The New York Times.
 
Según un documento al que tuvo acceso el diario, para ello están ofreciendo 42 millones de dólares a cualquier persona o entidad que quiera apoyar “su causa” desde Facebook o Twitter.
 
“Los medios sociales cambiarán la naturaleza de los conflictos así como lo hizo el telégrafo, la radio y el teléfono. Es por ello que el Pentágono no quiere quedarse atrás en esta carrera tecnológica”, dice el diario.
 
“Usando las redes sociales, el Pentágono podrá rastrear el esparcimiento de ideas que se opongan al sistema de manera rápida y a mayor escala. Por ahora están trabajando en un sistema que pueda rastrear el origen de frases y personajes de la Internet conocidos como ‘memes’”, añade el diario. (Un “meme” en Internet es un hecho relacionado con cualquier temática que se replica a una velocidad de vértigo por toda la Red y que en pocas horas da la vuelta al mundo.)
 
Agencias del gobierno como la DARPA (Agencia de Proyectos de Investigación de Defensa Avanzada) están trabajando en conjunto para analizar los postulantes y anuncian que el plazo para presentar propuestas es limitado y acabará en las próximas semanas.
 
De acuerdo con el Pentángo, las redes sociales pueden permitir que los militares no sólo sigan la evolución de un suceso, sino también intervenir en el acontecimiento en sí mismo.
 
En este documento de 37 páginas, Darpa describió cómo fue frustrado un posible linchamiento que se estimuló utilizando la alta tecnología:
 
“Los rumores sobre la ubicación de un determinado individuo comenzó a extenderse en los medios de comunicación social del ciberespacio, y el rumor de cómo se iba a atacar un lugar alcanzó un punto álgido. Por casualidad, las autoridades responsables estaban monitoreando los medios de comunicación social y detectaron como evolucionaba esta crisis. Enviaron mensajes efectivos para disipar los rumores y evitar la agresión física en el lugar que había sido identificado en las redes sociales”.
 
¿Es esto una referencia a Osama bin Laden o alguien mucho más oscuro?, se pregunta The New York Times. ¿Las “autoridades responsables”, trataban de evitar un ataque porque el individuo no estaba allí o porque sí estaba? Funcionarios de la Darpa no respondió los e-mails en los que el diario solicitaba comentarios.
 
Por su parte, el grupo de hackers conocido como Anonymous ha manifestado en un comentario a través de su cuenta en Twitter que lo único que está haciendo el gobierno de los Estados Unidos es malgastar el dinero proveniente de los impuestos recaudados a sus ciudadanos.

3 Agosto 2011
 

Publicado enInternacional
Fue un encuentro lleno de buenas ideas y sueños. Convocados por Alai –apoyada por la Unesco–, entre el 13 y el 15 de diciembre, nos dimos cita en Quito 24 medios y redes de comunicación procedentes de 14 países de América Latina. El propósito de la reunión quedó resumido en el nombre de la convocatoria: “Construyendo una agenda democrática en comunicación”.

Las expectativas que nos animaron a concurrir al encuentro quedaron plenamente satisfechas: las experiencias compartidas por compañeros y compañeras de Paraguay, Argentina, Uruguay, Brasil, Cuba, Perú, Bolivia, México, Guatemala, Ecuador, Venezuela, El Salvador y Costa Rica estuvieron llenas de ricos matices que brindan luces para hacer cada día mejor nuestra labor.

La pluralidad de las experiencias concurrentes fue otro éxito de la convocatoria: los participantes resumían experiencias en prensa escrita, radio, televisión, web. Pero, además, su procedencia permitió acercarnos a las vivencias en marcha en diversidad de países de la región, con movimientos sociales protagonistas y gobiernos –muchos de ellos– que ofrecen esperanza de cambio, y ruptura con lógicas y prácticas opresoras.

El intercambio de experiencias, la discusión sobre el carácter de la red, el compartir ideas sobre la comunicación dialógica, los talleres prácticos sobre redes sociales y la definición de una agenda como garantía de acción común sintetizan la agenda desarrollada durante estos tres días decembrinos.

Al finalizar el encuentro, se acordó articularnos alrededor de la Alianza de Medios para la Democratización de la Comunicación. Sus propósitos: interconectar la difusión de temas comunes, y abordar en conjunto algunos otros desafíos en pro de democratizar la comunicación en cada uno de nuestros países, así como en el conjunto del continente, como condición básica para profundizar la democracia.

Para la construcción de ese espacio común, se adoptaron los siguientes acuerdos:

1. Carácter de la Alianza:

“En América Latina estamos reinventando la democracia. Transitamos una etapa inédita que recupera y actualiza las mejores tradiciones emancipatorias y de resistencia popular.

La profundización de este proceso exige el protagonismo de los espacios de participación colectiva para garantizar y robustecer las políticas públicas de integración regional, el reconocimiento de derechos y la justicia económica, social y cultural.

Al mismo tiempo, es indispensable enfrentar los intentos restauradores del orden neoliberal que hoy se expresan con centralidad articuladora en las prácticas destituyentes y golpistas de los monopolios de la comunicación.

Por eso creemos que es fundamental la democratización de la comunicación, la articulación de los medios populares y el fortalecimiento de los medios públicos.

Es así que el afianzamiento de una agenda para una comunicación democrática requiere el impulso de los movimientos sociales, de los Estados nacionales, y de las instancias regionales de integración.

Los medios, comunicadores y comunicadoras de América Latina y el Caribe que compartimos estos principios y necesidades, asumimos que somos parte de las fuerzas sociales que propugnan el cambio social, económico, cultural y también de comunicación en Nuestra América.

Nos comprometemos a articular un esfuerzo conjunto en nuestra área de acción –la comunicación social– que aporte en ese proceso. Y también invitamos a sumarse a este núcleo inicial a quienes, desde la comunicación, se sientan interpelados por estos principios”.

2. Agenda temática común:

Identificamos los siguientes criterios y enfoques comunes

- Acompañar las campañas de actores sociales desde la información
- Converger en coberturas en torno a ciertas fechas simbólicas o de eventos
- Hacer un trabajo informativo que contribuya a la unidad de los movimientos sociales
- Difundir pensamiento crítico y reforzar el sentido formativo de la información y comunicación

Para el próximo periodo, definimos los siguientes temas comunes de nuestra agenda informativa: Desmilitarización. Derechos de la Madre Tierra. Integración. Democratización de la comunicación. Soberanía. Descolonización. Derechos humanos- Solidaridad internacional.

En otros aspectos de la acción común, se avanzó en precisar conceptos y herramientas sobre: contenidos en internet, enlaces, etiquetas, sindicación (RSS), Twitter (enlazar contenidos, identificar los hashtags (etiquetas) de mayor uso en Twitter para los temas de agenda), Buscadores.
Se identificó la capacitación como una necesidad común, la cual se atenderá de manera mutua, y se acordó crear un mecanismo para compartir recursos:
 
De igual manera, se acordó atender relaciones con otros sectores: reforzar vínculos con la academia; buscar espacios para dialogar sobre currículos, temas de investigación; desarrollar estrategias de incidencia. Relación con los Estados, y relación con los medios públicos

Se abordó el tema de seguridad y privacidad, al igual que sostenibilidad y financiamiento de nuestros medios, la cual se identificó como un problema y una preocupación común. Se precisaron tareas para afrontar la solución.

No se dejó por fuera el seguimiento a lo tratado, para lo cual se propuso organizar una actividad similar a la desarrollada en Quito en Centroamérica/Mesoamérica, con participación de otros medios. Se solicita un respaldo o apoyo moral de la Unesco para la realización de esta actividad.

Al viajar de nuevo a nuestro sitio de trabajo, sentimos que la comunicación a través de los portales de cada uno de los asistentes, con toda seguridad, sentiremos un hermanamiento que nos permitirá afrontar estos y otros retos con mayor seguridad y confianza. El camino está abierto.
Publicado enEdición 165
Página 7 de 7