"El tercer rescate de Grecia está diseñado para fracasar"

"El despotismo sádico de la ideología dominante". "La lectura moral de esta crisis". "El abrazo mortal de la deuda". Yanis Varoufakis (Atenas, 1961) recibe a EL PAÍS en su céntrica casa de la capital griega, con su famosa moto aparcada en la esquina. En las distancias cortas, el ya exministro se muestra amable y desenvuelto. Acerca al periodista una taza de café, se sirve otra y al asomar la grabadora demuestra por qué se le considera una de las lenguas más afiladas de la izquierda europea. 45 minutos después, duele dejar fuera de este texto un puñado de frases como las que sirven para arrancar el párrafo.


De su cabeza perfectamente rasurada no dejan de brotar ideas y alguna que otra contradicción. El tercer rescate a Grecia, vaticina, no va a funcionar; "está diseñado para fracasar" y es el punto final a una especie de "golpe de Estado" de los acreedores. Berlín tiene un plan para llevar a la troika hasta París, "el premio gordo". Y la Europa que atemoriza con la salida de Grecia del euro, sostiene, va camino de convertirse en una idea siniestra, con fuertes dosis de prejuicios morales y un pésimo diagnóstico de la crisis que ha llevado a recetar políticas profundamente equivocadas una y otra vez.


Pregunta. Dejó el ministerio hace poco. ¿Cómo es su día a día?


Respuesta. Los periodistas sospechan que estoy desanimado, pero no entré en política para hacer carrera. Entré para intentar cambiar las cosas. Y hay que pagar un precio por tratar de hacerlo.


P. ¿Cuál es ese precio?


R. El desdén, el profundo odio del establishment. Si uno llega a la política sin querer hacer carrera acaba metiéndose en problemas.


P. ¿Tiene la sensación de haber logrado cambiar las cosas?


R. Por supuesto. ¿Por qué si no ha venido usted a verme? El Gobierno griego fue elegido para negociar duro, con argumentos que no eran aceptables para la eurozona. El mandato de Syriza era claro: conseguir un pacto con Europa con la idea de decirles a los socios que no podían seguir ahogando a Grecia de esa forma inhumana. Los griegos nos lanzamos con una fuerza imparable contra un Eurogrupo con una lógica inamovible e irracional. El resultado ha sido un montón de ruido. Y espero que también algo de luz.


España y el riesgo de ser como Grecia




Preguntado por las declaraciones en las que Mariano Rajoy sugiere que otros países pueden tomar la misma deriva que Grecia si ganan peso opciones similares a Syriza, Varoufakis apunta que el país heleno "se ha convertido en una especie de pelota de fútbol para los políticos de derechas, que insisten en asustar con Grecia a la población".


"Los españoles tienen que mirar su situación económica y social y sobre eso valorar qué es lo que su país necesita independientemente de lo que pase en Grecia o donde sea.


El peligro de convertirse en Grecia siempre sigue ahí y se hará real si siguen repitiéndolos mismos errores que se impusieron en Grecia", dice el exministro. "Castigar el orgullo de un país para atemorizar a otros no es la idea de Europa por la que lucharon Felipe González, Valéry Giscard d'Estaing o Helmut Schmidt. Tenenos que recuperar el significado de ser europeo, encontrar maneras para recrear el sueño de combinar prosperidad con democracia".


Varoufakis no cree que Podemos haya perjudicado a su Gobierno: "Nunca diría que Podemos ha sido un problema para nosotros. Puede haber intensificado el proceso. Pero sin Podemos, Europa habría usado la misma estrategia del miedo".


P. En su último libro, Economía sin corbata, le explica la crisis a su hija. Con el tercer rescate, Grecia seguirá bajo tutela de la extroika hasta mediados de siglo; hasta que su hija tenga más o menos su edad. ¿Cómo lleva eso?


R. Se equivoca. No es la antigua troika: la troika ha vuelto.


P. ¿Y qué le parece que los hombres de negro vayan a seguir en Atenas hasta que sus nietos sean adultos?


R. No lo harán. El acuerdo no tiene futuro. Se basa en proseguir con la farsa de la patada hacia adelante: prorrogar la crisis con nuevos préstamos insostenibles, y fingir que eso resuelve el problema.


P. ¿Qué espera entonces de los próximos meses? ¿Nada bueno?


R. El tercer rescate está diseñado para fracasar. Seamos sinceros: el ministro alemán, Wolfgang Schäuble, nunca estuvo interesado en pactar nada que pueda funcionar. Su plan es rediseñar la eurozona: parte de ese rediseño es echar a Grecia. Creo que está completamente equivocado, pero tiene mucho poder. Una de las falacias de estos días es presentar el pacto entre Atenas y los acreedores como una alternativa al plan de Schäuble. No es así: el acuerdo es parte del plan de Schäuble.


P. ¿Da por seguro el Grexit?


R. Ojalá no sea así. Pero habrá mucho ruido, retrasos, incumplimiento de objetivos, más recesión, problemas políticos. Cuando llegue el momento se verá si Europa quiere o no seguir adelante con el programa de Schäuble.


P. Berlín acaba de sugerir un plan para aplicar las reglas del euro aún con más dureza.


R. Schäuble quiere dejar de lado a la Comisión y crear una especie de autoridad fiscal con capacidad para echar abajo los presupuestos nacionales, incluso en países que no estén bajo programa. Es como poner a todos los socios bajo programa. El plan Schäuble es imponer la troika en todas partes. En Madrid y en Roma. Pero especialmente en París.


P. ¿París?


R. París es el premio gordo, el destino final de la troika. El Grexit se usará para crear el miedo necesario en Madrid, Roma y París.


P. ¿Sacrificar Grecia para cambiar la fisonomía de Europa?


"El 'plan Schäuble' es imponer la troika en todas partes. Sobre todo, en París"


R. Es una demostración: esto es lo que pasa si no os sometéis a la troika. Lo ocurrido en Grecia es un golpe de Estado: la asfixia de un país a través de restricciones de liquidez. En Bruselas nunca hubo interés por ofrecer un pacto mutuamente beneficioso. Las ayudas no llegaban; había que hacer frente a continuos pagos al FMI y al BCE, y al final nos quedamos sin dinero. Luego nos dieron un ultimátum y nos vimos obligados a cerrar los bancos. El resultado es el mismo que haber derrocado a un Gobierno o haberle forzado a derrocarse a sí mismo.


P. ¿En qué lugar queda Europa en ese relato?


R. Nadie puede ser libre si una sola persona está esclavizada: esa es la paradoja de Hegel. España y los demás socios no pueden prosperar, ser libres o cuidar de su soberanía y sus democracias si se impide a otro socio la prosperidad, la soberanía o la democracia.


P. Nadie discute que la austeridad era excesiva ni la necesidad de reestructurar la deuda: se discute su estrategia negociadora.


R. Nada de lo relacionado con la austeridad y el alivio de la deuda era indiscutible en enero: es indiscutible ahora, porque pusimos ese debate sobre la mesa. A todos los que me dicen que hemos fracasado, les diría que hemos logrado abrir un debate no solo sobre Grecia, sino sobre Europa, que vale su peso en oro.


P. ¿Le satisface el resultado?


R. El euro estaba mal diseñado, como se vio tras el colapso de Lehman. Desde entonces, Europa vive en estado de negación y ha hecho lo contrario de lo que debía. Un país como Grecia, con apenas el 2% del PIB europeo, eligió a un Gobierno que ha puesto sobre la mesa asuntos cruciales; tras seis meses de lucha hemos perdido la batalla. Pero ganamos la guerra: hemos cambiado el debate.


P. ¿Entonces le basta con eso?


"En Bruselas nunca hubo interés en un pacto mutuamente beneficioso"


R. Por supuesto. No puedo cuantificar ese resultado; no puedo decirle cuántos miles de millones vale transformar el debate. Pero hay cosas que se miden por su valor, no solo por su precio.


P. Usted tenía un plan B: una moneda paralela dentro del euro. ¿Aún puede activarse?


R. Vamos a separar dos cosas. Había un esquema, denominado plan X, un plan de contingencia para responder a los actos de agresión por parte del BCE, el Eurogrupo y demás instituciones. Y un diseño para un nuevo sistema de pagos a través de la oficina de impuestos. Este sistema se debería haber aplicado de todos modos; debería aplicarse mañana. Pero el plan X ya es historia.


P. Según Tsipras, no había alternativa al pacto. ¿Con el plan B está usted diciendo lo contrario?


R. Desde joven he rechazado esa idea thatcheriana de que no hay alternativa. Siempre la hay.


P. Ha hablado de terrorismo monetario y de tortura fiscal. ¿Esa retórica no fue muy nociva?


R. Esa idea de la tortura fiscal es una descripción exacta de lo sucedido. La idea es que al torturado se le mete la cabeza en el agua; antes de que se asfixie, se le permite respirar para después volver a sumergírsela, y así hasta que confiese. A Grecia se le asfixia con la falta de liquidez. Incluso tras el rescate, los socios han dado solo 7.000 millones, lo justo para pagar al FMI y al BCE: de esa manera el Gobierno sigue bajo absoluto control. En cuanto al terrorismo, el 25 de junio los acreedores nos obsequiaron con una propuesta para cinco meses, a sabiendas de que era imposible cumplir las condiciones. Decidimos someterla a referéndum, y pedimos una extensión del rescate de dos semanas para votar en paz. El Eurogrupo nos negó esa ampliación; nos obligó a cerrar los bancos. En una economía moderna, cerrar los bancos es la peor forma de terrorismo monetario. ¿Qué es el terrorismo, sino perseguir una agenda política mediante el miedo? Eso hicieron: aterrorizar a la gente sobre los efectos de votar no. Si en Bruselas se hubieran abstenido de asustar a los griegos, yo no habría usado esa palabra.


P. ¿Llamar criminal al FMI, como hizo Tsipras, favoreció en algo las condiciones del acuerdo?


"Lo ocurrido es un golpe de Estado: la asfixia de un país a través de restricciones de liquidez"


R. Seamos precisos: Tsipras habló de un programa de negligencia criminal que impuso a los griegos una crisis monumental, incluida una crisis humanitaria. No subimos el nivel de nuestra retórica hasta final de junio. Hasta ahí fuimos extremadamente corteses, pese a la increíble hostilidad del Eurogrupo. Para entonces, Tsipras había acordado el 90% del programa. ¿Qué hicieron los acreedores? Dar marcha atrás y volver a plantear medidas inaceptables, por ejemplo en el IVA. Ese fue un acto de agresión: ahí hablamos de negligencia criminal.


P. Si el acuerdo es tan malo, ¿por qué lo aceptó Tsipras?


R. Eso debe preguntárselo a él.


P. ¿Por qué no consiguió un solo aliado en el Eurogrupo?


R. Esa idea de que el Eurogrupo son 18 contra uno es ilusoria. Hay una pequeña minoría que cree en la austeridad. Hay un grupo mayor de Gobiernos que no creen en la austeridad, pero están obligados a defenderla porque la impusieron. Y todavía un tercer grupo, con Francia, que ni cree en la austeridad ni la practica.


P. ¿Los griegos que votaron a un partido de izquierdas entienden las fotos en Paris Match?


R. Dese un paseo conmigo por las calles y verá. Aun así, me arrepiento de esa sesión fotográfica, por lo demás estéticamente terrible. Puede que no me crea, pero cuando acepté no conocía Paris Match. Cometí el error de aceptar la sesión de fotos. Pido disculpas.


P. Una vez dijo que el legado de Thatcher fue la peligrosa financiarización de la economía y, sobre todo, Tony Blair. ¿Qué legado dejará Angela Merkel?


R. Europa corre el riesgo de convertirse en una jaula de hierro: espero que la canciller Merkel no quiera dejar esa herencia.

Publicado enEconomía
Martes, 21 Julio 2015 06:56

Primer paso hacia el fin del bloqueo

Primer paso hacia el fin del bloqueo

Las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba fueron restablecidas con la reapertura de sus respectivas embajadas por primera vez en 54 años, acto festejado formalmente en esta capital por los cancilleres de ambos países.


Por primera vez en más de medio siglo, la bandera de la estrella solitaria se izó de manera oficial en esta capital.


Con ello culminó la implementación de la histórica decisión de Raúl Castro y Barack Obama anunciada de manera sorpresiva en diciembre del año pasado, después de 18 meses de negociaciones secretas, cuando proclamaron el fin de la política estadunidense que incluyó la ruptura de las relaciones en 1961 (el año en que nació Obama).


En un calor tropical que tal vez fue importado de Cuba a esta capital, aunque algunos podrían quejarse de que eso violaría el aún vigente bloqueo, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, encabezó la solemne ceremonia en que una guardia de honor izó la bandera por la mañana frente a la desde ese momento embajada de Cuba en Estados Unidos.


Cientos de invitados y espectadores brindaron una ovación en ambos lados de la Calle 16, y soltaron gritos de Viva Cuba. Las cámaras del mundo registraban el momento histórico.


Dentro de la embajada, cientos fueron invitados como testigos, incluyendo una delegación oficial estadunidense encabezada por la secretaria asistente de Estado, Roberta Jacobson, quien fue la encargada de las negociaciones formales con Cuba para restablecer las relaciones diplomáticas y quien próximamente será la embajadora de Estados Unidos en México.


Entre los invitados especiales había legisladores, embajadores de otros países, artistas, académicos, veteranos de la diplomacia, activistas solidarios y cubano-estadunidenses que han luchado por un giro en la política hacia su país de origen.


Entre los aproximadamente 30 integrantes de la delegación cubana estaban el cantautor Silvio Rodríguez, el ex presidente de la legislatura cubana Ricardo Alarcón, el reconocido historiador y restaurador Eusebio Leal y el veterano diplomático y primer encargado de la sección de intereses de Cuba en Washington, Ramón Sánchez Parodi.


El canciller Rodríguez declaró ante los asistentes que con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la reapertura de embajadas, culmina hoy una primera etapa del diálogo bilateral y se abre paso al complejo y seguramente largo proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales. Es grande el desafío, porque nunca ha habido relaciones normales entre Estados Unidos y Cuba.


Recordó que desde 1959 Estados Unidos no aceptó la existencia de una pequeña y vecina isla totalmente independiente y su revolución socialista, pero que hoy se inicia el esfuerzo para establecer relaciones nuevas y distintas al pasado. Pero reiteró que sólo la eliminación del bloqueo económico, que tanto daño y privaciones ocasiona a nuestro pueblo, la devolución del territorio ocupado en Guantánamo y el respeto a la soberanía de Cuba darán sentido al hecho histórico que estamos viviendo hoy.


Advirtió a Estados Unidos que persistir en objetivos obsoletos e injustos y sólo proponerse un mero cambio en los métodos para conseguirlos no hará legítimos aquéllos ni ayudará al interés nacional de Estados Unidos ni al de sus ciudadanos. Sin embargo, si así ocurriera, estaríamos dispuestos a aceptar ese desafío.


Resumió que Cuba se compromete a lograr, mediante el diálogo basado en el respeto mutuo y la igualdad soberana, una convivencia civilizada, aun dentro de las diferencias entre ambos gobiernos, que favorezca la solución de los problemas bilaterales, promueva la cooperación y el desarrollo de vínculos mutuamente ventajosos como desean y merecen ambos pueblos.


Poco después, Rodríguez, en su primer viaje oficial a Washington, se trasladó al Departamento de Estado, convirtiéndose en el primer canciller cubano en ingresar a esa sede en la memoria reciente. Sostuvo una reunión con el secretario de Estado estadunidense, John Kerry, y poco después llevó a cabo otro acto sin precedente: ofreció una conferencia de prensa conjunta ahí mismo. Desde la madrugada ya había aparecido la bandera cubana junto a las de todos los países que mantienen relaciones diplomáticas con Washington.


Ahí Kerry señaló que esta fue la primera visita de un canciller cubano al Departamento de Estado desde 1958, marcando hoy el reinicio de relaciones diplomáticas normales: un día para remover barreras. Dijo que aunque no marca el fin de las diferencias entre ambos gobiernos, "sí refleja que la guerra fría se acabó hace mucho", y que los intereses de ambos países son mejor servidos por el acercamiento que por el distanciamiento, y que hemos iniciado un proceso de plena normalización que seguramente tomará tiempo, pero que también beneficiará a los pueblos tanto en Cuba y como en Estados Unidos.


El funcionario estadunidense indicó que se abordó una amplia gama de temas en su reunión con Rodríguez. Agradeció, entre otros, a los países del hemisferio que nos instaron, en algunos casos por décadas, a restaurar nuestros vínculos diplomáticos con Cuba. Y en un mensaje a los opositores a este giro, comentó que aunque podemos y tenemos que aprender del pasado, nada es más inútil que intentar vivir en el pasado.


El canciller cubano afirmó que se reconoce el intento del presidente Barack Obama de instar al Congreso a levantar el bloqueo, algo esencial para una normalización. Confió en que el giro en la política estadunidense no sea dedicado a buscar cambios dentro de Cuba en rubros que están exclusivamente bajo la soberanía del país, ya que sería mejor promover el mejor interés de los ciudadanos estadunidenses.


Ambos reconocieron que hay diferendos que persisten entre los dos gobiernos, y que aún hay mucho que hacer para profundizar la normalizaron de las relaciones, pero reiteraron que ayer se dio un gran paso hacia ello y se congratularon por el diálogo franco y productivo que han iniciado, y que en palabras de Rodríguez demuestra una voluntad mutua de proceder hacia la normalización.


Aunque ahora tanto la sede diplomática cubana en Washington como su contraparte estadunidense en La Habana oficialmente inician funciones como embajadas, la ceremonia oficial para la reapertura en Cuba se realizará cuando Kerry viaje a la isla en agosto, informó el Departamento de Estado.


El 14 de agosto preveo hacer mi primer viaje como secretario de Estado a Cuba y realizar una ceremonia comparable en nuestra embajada en La Habana, comentó Kerry.

Publicado enInternacional
Giró EU política hacia Cuba al verse aislado ante cambios en AL: Chomsky

El giro en la política exterior estadunidense hacia Cuba es resultado de que, con los cambios notables en América Latina de los últimos años, Washington se vio cada vez más aislado en su propio traspatio y se vio obligado a cambiar su posición respecto a la isla, afirmó Noam Chomsky.


En una entrevista con La Jornada en torno a la inauguración de las nuevas embajadas de Cuba en Washington y la estadunidense en La Habana este lunes, Chomsky fue cuestionado sobre la decisión de Estados Unidos de restablecer relaciones diplomáticas después de más de medio siglo.


La razón del cambio en la política estadunidense es bastante clara. Desde hace décadas en las encuestas, la población estadunidense ha favorecido proceder hacia la normalización de relaciones. Sin embargo, es la norma que la opinión pública sea ignorada. Aún más interesante es que sectores mayores del capital estadunidense han estado en favor (de la normalización): farmacéuticas, energía, agroindustria, entre otros. Usualmente estos son, en efecto, los que toman las decisiones, pero cuando son ignorados, eso demuestra que está en juego un interés de Estado aún mayor, señaló el lingüista y magno intelectual público, uno de los críticos más reconocidos sobre asuntos del poder y las relaciones internacionales de Estados Unidos


Explicó: Ese interés (supremo) de Estado se define muy claro en documentos oficiales internos que lo resumen así: El desafío exitoso cubano a la política exterior estadunidense, que surge de la Doctrina Monroe, no puede ser tolerado.


Doctrina de la mafia


Caracterizó esta política como básicamente la doctrina de la mafia, que busca imponer ese orden mundial y es entendible: según es explicada con frecuencia en los documentos oficiales internos, establece que la desobediencia (a esta doctrina) potencialmente se vuelve lo que Kissinger llamó 'un virus', el cual puede propagar infección, que podría desenredar al sistema de control entero".


Por lo tanto, en el caso de Cuba, esta doctrina estaba basada en aislar y controlar ese virus a toda costa desde los tiempos de la revolución hasta recientemente, pero algo cambió.


Chomsky señaló que esta política se encontró ante un gran problema. En la Cumbre de las Américas en Colombia, Estados Unidos (junto con Canadá) se encontró completamente aislado en todos los temas cruciales, incluyendo Cuba. Al acercarse la siguiente Cumbre en Panamá (celebrada en 2014), hasta era posible que Estados Unidos quedara efectivamente excluido del hemisferio. Algo se tenía que hacer.


Continuó: Fue entonces cuando Barack Obama predicó dramáticamente que las políticas estadunidenses de llevar la democracia y los derechos humanos a Cuba no habían funcionado y teníamos que encontrar alguna otra manera de lograr nuestros objetivos, nobles por definición. Por lo tanto, de manera magnánima permitiríamos que Cuba se escapara de su aislamiento internacional, un tantito.


Agregó que "esta nobleza (la de Obama) fue elogiada calurosamente en los medios de opinión de izquierda liberal, notablemente en el New York Review of Books, el cual explicó que Obama 'valiente e inteligentemente, pero con un considerable riesgo político, decidió restablecer relaciones diplomáticas en diciembre de 2014, lo que el presidente de Estados Unidos ha caracterizado como un medio más efectivo para empoderar al pueblo cubano. Obama ha dado un paso verdaderamente histórico' y llegará a la conferencia de la OEA en Panamá con 'mayor legitimidad moral'".
Chomsky ofrece traducir toda esta retórica así: "Los cambios notables en buena parte de América Latina durante los últimos 10 a 15 años dejaron a Estados Unidos bastante aislado en su 'traspatio' tradicional".
Y con tono ferozmente irónico, concluyó su explicación: ya que las políticas de terror y estrangulamiento económico habían fracasado, Estados Unidos tendría que intentar emplear otros medios para llevar a Cuba a las normas elevadas de Honduras, Guatemala y otros países tradicionalmente beneficiados por la nobleza estadunidense.

Publicado enInternacional
América Latina en el nuevo orden mundial

Nación o región que no tenga proyecto estratégico, y mantenga el timón con firmeza en las peores tormentas geopolíticas, está destinada a ser arrastrada por los vientos dominantes. América Latina está dejando pasar la oportunidad de romper con su papel de subordinación como patio trasero del imperio, precisamente por carecer de ambas condiciones: proyecto y firmeza política.


América del Sur, la región que está en mejores condiciones para romper con el molde impuesto por Estados Unidos, se encuentra dividida y los países que podrían enfocarse hacia nuevos rumbos están paralizados. En su conjunto, ha perdido peso en la arena internacional y en los principales foros.


El documento Estrategia militar nacional de Estados Unidos 2015, difundido recientemente y enfocado a la contención de China y Rusia, menciona en varios pasajes todas las regiones del planeta, pero hace alusiones apenas laterales hacia América Latina y el Caribe. Lo que no quiere decir que el Pentágono no tenga una política hacia la región, sino que no vislumbra problemas mayores en su patio trasero, donde sólo se preocupa por las organizaciones criminales trasnacionales.


Estos días se suceden dos reuniones en Ufá, en los Urales del sur: la cumbre de los países BRICS y de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS). Para el periódico chino Global Times, la doble reunión –en realidad se trata de convergencia de intereses– refleja un cambio profundo en la situación euroasiática con capacidad para influir en todo el mundo, a través de mecanismos potentes como el Banco de Desarrollo BRICS, el Cinturón Económico de la Ruta de la Seda y el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura ( Global Times, 8 de julio de 2015). En ambas cumbres el papel de la región latinoamericana es también marginal.


Ni América Latina está presente en la coyuntura internacional, ni los grandes poderes globales, los tradicionales o los emergentes, la toman en cuenta como actor global. Es cierto que la región nunca tuvo presencia global, aunque Brasil jugó años atrás cierto papel en varios escenarios y en instituciones como los BRICS, pero lo destacable es el retroceso, en particular de Sudamérica, como actor independiente. Hay siete razones que explican este paso atrás.


La primera, y la más importante, es la parálisis de Brasil, fruto de la combinación de crisis económica y crisis política. La potente ofensiva del sector financiero, la derecha y las clases medias contra el PT y el gobierno de Dilma Rousseff, sumada a la corrupción en la estatal Petrobras, los colocaron a la defensiva y no es fácil que puedan retomar la iniciativa.


Brasil era el país que había conseguido diseñar una estrategia nacional y regional, que incluye el desarrollo de un complejo industrial-militar autónomo y una política exterior independiente. La prisión de algunos destacados directivos de las grandes constructoras, como Marcelo Odebrecht, presidente de la empresa clave en la construcción de submarinos convencionales y nucleares, pone en peligro toda la estrategia brasileña. El papel que tuvo Brasil como líder regional, con fuertes inversiones en infraestructura, tiende a ser sustituido por la creciente presencia de China.


La segunda es la crisis de Venezuela, en particular la económica, seguida de la crisis de liderazgo, que le impide seguir siendo un referente en la región. Las elecciones parlamentarias de diciembre pueden agravar las crisis que atraviesa el país.
La tercera es el fin del ciclo kirch¬nerista en Argentina, cuya sucesión puede ser resuelta favorablemente en las próximas elecciones presidenciales, el 25 de octubre, pero aun así será difícil que recupere la pujanza que mostró hasta ahora, en particular en las relaciones internacionales.


La alianza estratégica Brasil-Argentina-Venezuela conforma la masa crítica capaz de conducir al conjunto de la región en una dirección más independiente de Washington, trascendiendo Sudamérica con proyectos como la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños).


En cuarto lugar está la parálisis del Mercosur, donde la crisisbrasileña abre grietas en los acuerdos comerciales con Argentina y Venezuela. El cambio del ciclo económico con la baja de precios de las commodities coloca al Mercosur ante la necesidad de transitar hacia otro modelo productivo, que hasta ahora no se está registrando en ninguno de ellos.


En quinto lugar, el acercamiento de Paraguay y Uruguay hacia las políticas promovidas por Washington. El primero está reviviendo una vieja alianza con fuerte impronta militar, mientras el segundo quiere integrarse en la Alianza del Pacífico. En ambos casos se registra un viraje negativo respecto al Mercosur y la integración regional.


La sexta cuestión se relaciona con las dificultades que atraviesa la Unasur, que le impiden jugar un papel activo en la resolución de los conflictos, así como en el desarrollo de algunos procesos de integración que lucen paralizados. El Banco del Sur, las obras de infraestructura y los proyectos del Consejo de Defensa Suramericano están estancados o avanzan con demasiada lentitud en relación con la aceleración geopolítica que vive el mundo.


Por último, cabe destacar la falta de debates estratégicos en la región, que afecta a los institutos especializados, las academias, los partidos de izquierda y progresistas, y también a los movimientos sociales. Las urgencias del momento han relegado los temas de fondo, que incluyen desde la inserción de cada país y la región en un mundo que cambia, hasta los diversos proyectos nacionales. Se ha perdido una década, en gran medida por el facilismo de seguir detrás de los altos precios de las materias primas, que actuaron como narcóticos paralizando la voluntad de transformaciones estructurales.


Los movimientos son parte del problema. Desaparecidos los foros sociales como espacios de encuentro y debate, el vacío está siendo llenado por el Vaticano. Nada bueno puede salir de la carencia de proyectos estratégicos.

Publicado enInternacional
Domingo, 26 Abril 2015 06:19

Pensamiento ambiental latinoamericano

Pensamiento ambiental latinoamericano

En un capítulo introductorio de un libro recién publicado por la CLACSO he propuesto, junto con el economista argentino Héctor Sejenovich y el historiador holandés Michiel Baud, la siguiente lista de rasgos propios del ambientalismo o ecologismo latinoamericano. Los presentamos para discusión pública. Son los señalados a continuación, que en parte coinciden y en parte divergen de los de otros continentes.


A) La conciencia del desastre demográfico tras la conquista y, por tanto, un rechazo generalizado hacia el enfoque malthusiano sobre el problema de la sobrepoblación. Es cierto que América Latina (con excepciones como El Salvador o Haití) es un continente de menor densidad de población que varios países europeos o que India o Bangladesh.


B) Un orgullo agroecológico presente especialmente en Mesoamérica y los Andes (y ausente en Estados Unidos), con personalidades de primera fila internacional como Hernández Xolocotzi, Gómez Pompa, Víctor Toledo, Miguel Altieri... América Latina es un centro de biodiversidad agrícola.


C) Una admiración compartida entre la ciencia europea y americana (desde 1800 con Alexander von Humboldt) por la gran riqueza biológica del continente en sus diversos ecosistemas, junto con programas de conservación desde el siglo XIX. En esos programas destacan grandes ecólogos latinoamericanos, como Jorge Morello en el estudio del Chaco y de la Pampa, Maximina Monasterio en el de los páramos andinos, y muchos otros. Existe un conservacionismo latinoamericano.


D) Una conciencia viva de la inequidad política y económica mundial y el consecuente saqueo de los recursos naturales de la región. Esta conciencia corre desde la explotación colonial hasta la época actual. Está bien simbolizada en la imagen de Las venas abiertas, introducida por Eduardo Galeano, y ha dado lugar a investigaciones recientes sobre el intercambio económico y ecológicamente desigual. Nunca ha sido tan grande la exportación barata de energía y materiales de América Latina como en los últimos años.


E) Desde la década de 1980 una creciente conflictividad socioambiental que dio lugar al ecologismo popular con redes de activistas (como OCMAL, Oilwatch y otras) denunciando la extracción de recursos naturales y la destrucción de bienes comunes. Este ecologismo de los pobres e indígenas sigue creciendo, y es víctima de violencia estatal o paraestatal y de procesos de criminalización. Lo mismo ocurre en otros continentes, especialmente en Asia, África y América Latina.


F) La vigencia de antiguas cosmovisiones indígenas, el culto a la Pachamama, reconocido en algunas Constituciones; el respeto por la naturaleza en cultos afroamericanos y las aportaciones de la Teología de la Liberación. También, en el plano cultural, la presencia de la ecología en la literatura, las músicas y el cine de los siglos XX y XXI.


G) En el plano oficial, el rechazo por los gobiernos latinoamericanos –desde Estocolmo, en 1972, en adelante– de la idea de límites al crecimiento, definiendo una agenda propia que propone distintos estilos de desarrollo, aunque aceptando finalmente un confuso desarrollo sostenible. En general, los gobiernos han visto el ecologismo o ambientalismo como idea foránea, del norte, que podría limitar el crecimiento económico. En Brasil, por ejemplo, se ha visto la defensa de la Amazonia bajo el lente de la soberanía nacional. Sin embargo, desde mediados de 1970 y por influencia de Ignacy Sachs (que era docente en París y viajó a México y a Brasil) se difundió la noción del ecodesarrollo, mucho antes de que triunfara la de desarrollo sostenible del informe Brundtland, en 1987.


H) Recientemente pugna por nacer un nuevo ecologismo político latinoamericano (que tal vez se podría llamar ecosocialismo) que se abre paso entre el neoliberalismo y el nacionalismo popular, recurriendo a conceptos como racionalidad ecológica productiva (que ha introducido Enrique Leff), la deuda ecológica y deuda climática que el norte tiene con el sur, la justicia hídrica, los derechos de la naturaleza, el postextractivismo, el postdesarrollismo y el buen vivir. Hay una pelea por interpretar algunos de estos términos, como buen vivir o sumak kawsay: ¿es al fin y al cabo otra forma de crecimiento económico o se trata de un pensamiento antiguo, que independiza el bienestar de las personas y de las comunidades del crecimiento económico?


Arturo Escobar y Gustavo Esteva han sido pensadores destacados del postdesarrollismo anteriores o paralelos a la discusión del decrecimiento o de la prosperidad sin crecimiento en Europa.


Algunos marxistas latinoamericanos, como Mariátegui, fueron agraristas, es decir, enfatizaron el papel de la naturaleza y su población humana dentro de los análisis de la estructura económica y apoyaron la continuación o restauración de las comunidades campesinas e indígenas que hoy son las que más protestan contra el extractivismo. Pero está todavía pendiente, realmente, la fusión del ecologismo popular con las antiguas izquierdas.

Publicado enMedio Ambiente
Viernes, 10 Abril 2015 11:31

Cumbre de Las Américas

Cumbre de Las Américas

El presidente Barack Obama dejó en suspenso el anuncio más esperado en la Séptima Cumbre de las Américas que se realiza en la nación istmeña, al menos por hoy. En declaraciones ante un reducido grupo de periodistas con el que se reunió en Kingston, Jamaica, señaló que el documento de revisión que hizo el Departamento de Estado para retirar a Cuba de la lista de naciones patrocinadoras de grupos terroristas se encuentra en la fase final en su escritorio en la Casa Blanca. Pero aclaró que el equipo interministerial responsable de redactar la recomendación definitiva aún no le había enviado la iniciativa. Por esto hoy no haré el anuncio, dijo.


Con esta afirmación dejó abierta la posibilidad de que mañana o pasado mañana se produzca la que podría ser la noticia más importante de la reunión de mandatarios.


Al mismo tiempo, y con el ánimo de reparar agravios de Washington con la comunidad de países latinoamericanos, Obama envió hoy a Caracas al consejero del Departamento de Estado para asuntos hemisféricos, Thomas Shannon, quien se reunirá con el presidente Nicolás Maduro y la canciller Delcy Rodríguez con el afán de reparar el desaguisado diplomático que se generó la semana pasada con la llamada acción ejecutiva de la Casa Blanca, que declaró la crisis de Venezuela como una amenaza para su seguridad nacional.


Después de retractarse, Shannon se disculpó. Maduro declaró, antes de viajar a Panamá, que la rectificación parcial de Obama puede representar una nueva era en las relaciones con Estados Unidos, siempre y cuando Obama explique por qué firmó el decreto y reconozca el error. Finalmente, el ruido de sables entre los dos países cesó.


La lista negra


La lista de naciones que a criterio del Departamento de Estado apoyan organizaciones terroristas ha funcionado durante décadas como instrumento de presión de Washington contra gobiernos antagónicos. La inclusión de Cuba en esta virtual lista negra es un legado del periodo de George Bush que Obama no se atrevió a desafiar durante su primera administración.
El gobierno de Cuba, que desde hace años reclama que se le retire de esta infamante relación, ha puesto como condición para avanzar en la apertura de embajadas de ambos países en La Habana y Washington ser excluido de la lista negra.


Según autoridades del Departamento de Estado, la diplomacia estadunidense estudia desde hace seis meses revaluar la clasificación del gobierno revolucionario isleño.


En sus declaraciones en Kingston, en escala previa a su desembarco en Panamá, Obama aseguró que el informe del Departamento de Estado está basado estrictamente en hechos. Aseguró que su gobierno quiere que la lista antiterrorista siga siendo, como hasta ahora, una herramienta poderosa para aislar a los países que efectivamente patrocinan al terrorismo. A la fecha hay cuatro estados clasificados: Siria, Irán, Sudán y, hasta ahora, Cuba. Obama no descartó que este viernes o sábado aproveche los reflectores de la Cumbre de las Américas para soltar la que pudiera ser la noticia más importante del encuentro. Por lo pronto, hay un gesto. Falta que se concrete en palabras y medidas.


Esta medida, por otra parte, sigue siendo uno de los obstáculos más significativos para la apertura de embajadas en los dos países. Según Obama, el proceso está evolucionando como estaba previsto. Nunca pensé que el cambio se podía dar de la noche a la mañana. Esto tomará algún tiempo.


Reconoció que aún hay diferencias significativas con Cuba debido a su sistema político. Consideró que el proceso podría completarse en el curso de este año o a principios del próximo.


Venezuela, los lazos rotos


En contraste, en la medida en que se aceleraba la distensión de este viejo foco de conflictos entre la Casa Blanca y el gobierno revolucionario de la isla, la víspera la relación de la potencia norteamericana con Venezuela alcanzó un nuevo nivel de crispación política.


Había trascendido que hasta hace pocos días la elaboración de un borrador de declaración final de la Séptima Cumbre estaba trabado ante la insistencia de la delegación venezolana en incluir un extrañamiento por la más reciente andanada de acciones hostiles de Estados Unidos contra el gobierno de Nicolás Maduro. Una de ellas fue la imposición de severas sanciones comerciales (en el contexto de una muy complicada situación económica del país bolivariano). Pero la gota que derramó el vaso fue la acción ejecutiva de Obama, que calificó a Caracas de amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos.
Ante a esta declaración, Maduro se preparó para llegar con la espada desenvainada a Panamá, respaldado por un pronunciamiento de solidaridad con su gobierno firmada por 10 millones de ciudadanos.


En esta ocasión el respaldo de los países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que usualmente se alinean con Caracas como uno de los suyos, fue más cauteloso. Para Brasil, Argentina, Bolivia y Ecuador es una situación incómoda. Por una parte, no querrían dar la espalda a Maduro; por otra, dejar que el diferendo Caracas-Washington empañe la reunión restaría peso al alto perfil con el que llega el presidente de Cuba, Raúl Castro, a su primera participación en una Cumbre de las Américas. Sólo el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, se ha decantado con una postura crítica ante la crisis política que enfrenta el mandatario de Venezuela.


Y el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, mantuvo hasta el último minuto en suspenso su decisión de asistir. Hoy, finalmente, resolvió viajar a la cumbre.


En las últimas horas esta situación dio un viraje con el explícito reconocimiento del asesor de Obama en temas hemisféricos, Ben Rhodes, de que Washington en realidad no considera a Venezuela una amenaza para su seguridad nacional, sino que se trató de una declaración pro forma (una especie de no quise decir lo que dije). Fue el comienzo de una operación pro distensión.


Para recomponer el daño del error diplomático de Estados Unidos, el consejero para asuntos hemisféricos del Departamento de Estado, Thomas Shannon, viajó a Caracas para reunirse con el presidente Nicolás Maduro y la canciller Delcy Rodríguez. Es una operación cicatriz que permitiría que la histórica Séptima Cumbre de las Américas concluya con una declaración a la altura de su significado.

Publicado enInternacional
EU, decepcionado por rechazo de AL al castigo contra Venezuela

La subsecretaria estadunidense de Estado, Roberta Jacobson, expresó ayer que está decepcionada por el amplio rechazo en América Latina a las sanciones de Washington contra Venezuela. Las palabras son importantes, y el tono con que se dicen. El tono que están usando ahora los líderes (latinoamericanos) demoniza a Estados Unidos como si fuera la fuente de los problemas de Venezuela, cuando no lo somos, y ello nos dificulta avanzar de una manera pragmática, agregó.


Estuve un poco decepcionada porque no hubo más (países) que defendieran el hecho de que (las sanciones) claramente no buscaban perjudicar al pueblo venezolano ni a todo el gobierno y no explicaran, como nosotros les explicamos previamente, que el objetivo era muy limitado, expresó Jacobson.


El 9 de marzo, el presidente estadunidense, Barack Obama, calificó a Venezuela de ser una amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos, y ordenó, a manera de sanciones, bloquear las cuentas en ese país y negar la entrada a siete altos funcionarios del gobierno del presidente Nicolás Maduro.


Gobiernos de la región y organismos como la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la alianza de gobiernos izquierdistas Alba rechazaron las medidas y exigieron a Obama que las derogue.


Jacobson reiteró que Estados Unidos había esperado los resultados de una iniciativa de cancilleres de la Unasur el año pasado para aliviar las tensiones políticas en Venezuela tras las manifestaciones.


Pero la paciencia se fue agotando porque era difícil ver que habría un proceso externo atractivo y no había un procedimiento interno en Venezuela, donde incluso otros dirigentes opositores fueron detenidos, sostuvo.


La funcionaria justificó así las sanciones y la postura de su país contra Venezuela: Pero llegó un momento en el que ya no podíamos argumentar que había algún tipo de diálogo. Era difícil ver que hubiera un proceso externo o interno para lograr las soluciones en la dirección correcta, al haber además aún más detenciones y ninguna liberación importante, aseveró en referencia a la percepción que la administración del presidente Barack Obama tiene del gobierno venezolano, al que acusa de violar los derechos humanos y vulnerar las garantías de información y expresión.


El tema amenaza con turbar la Cumbre de las Américas la semana próxima en Panamá, llena de expectativa por el estreno de Cuba en ese foro, en medio del aplaudido acercamiento de la isla con Estados Unidos.


Pero Jacobson dijo que Wa-shington esperaba que la polémica por las sanciones desapareciera durante la cumbre, y descartó que la situación venezolana sea un tema de discusión en Panamá.


Washington ha denunciado la situación política en Venezuela, especialmente la detención de varios líderes opositores, como Leopoldo López, y la represión contra protestas antigubernamentales, que dejaron 43 muertos en 2014.
Rechazo de personalidades estadunidenses a orden de Obama


Más de un centenar de intelectuales y activistas civiles estadunidenses pidieron a Barack Obama rescindir su orden ejecutiva sobre Venezuela respecto de la que también externaron su preocupación.


En una carta abierta dirigida al mandatario, intelectuales como Noam Chomsky y el ex procurador general de Estados Unidos Ramsey Clark estimaron que la orden significó un retroceso en la política hacia Latinoamérica después de la normalización de las relaciones con Cuba.


Indicaron que el optimismo inicial por el acercamiento de Washington y La Habana se transformó en una renovada preocupación, luego de que Obama firmó en diciembre pasado una ley mediante la cual su gobierno impuso la primera ronda de sanciones contra miembros del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Publicado enInternacional
Noticias y significado del banco asiático

En la edición dominical del 16 de noviembre de 2014 anunciamos la fundación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura. El mayor conjunto de acciones las tiene China y la sede está en Shanghai. La formación del banco fue firmada el 24 de octubre de 2014 por jefes de Estado de los 21 países asiáticos participantes. Las únicas naciones importantes de la región Asia-Pacífico que no firmaron fueron Japón, Australia, Indonesia, Corea del Sur y Arabia Saudita.


Ahora, el 23 de marzo, la presidenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, dio en Pekín la bienvenida a los esfuerzos de inversión de China en el exterior, haciendo referencia al citado banco.


Por otro lado, se ha publicado que en Australia se discute la posibilidad de ingresar a dicha institución bancaria. Y el antepasado fin de semana se reunieron y tocaron el asunto los ministros de Relaciones Exteriores de China, Japón y Corea del Sur. Ocurran o no esos posibles ingresos, entre ellos y la declaración de la presidenta del FMI muestran la solidez del banco asiático.


Debemos verlo en su contexto. El 22 de febrero pasado publicamos aquí los resultados de la magnitud económica de países principales para 2050. También había otros resultados ya anteriores para 2011, 2020 y 2030. Mencionamos ahora sólo los tres primeros lugares.


Para 2020 se prevén Estados Unidos en primer lugar, China en segundo y Japón en tercero. Para 2030, la previsión es de China en primer lugar, Estados Unidos en segundo e India en tercero. Para 2050, China en primer lugar, India en segundo y Estados Unidos en tercero.


Estas previsiones son congruentes con el ritmo de crecimiento de cada país. El ritmo de Estados Unidos ha sido de alrededor de 2 por ciento. Si contamos los años de crecimiento negativo, -0.3 en 2008 y -3.5 en 2009, el promedio bajaría un poco más.
El promedio más bajo que se prevé para China es de 7 por ciento, y la media de los últimos ocho años fue de 9.5 por ciento.
El menor promedio para India es de 5.5 por ciento, pero el más reciente, para 2014, fue de 7.2 por ciento. Así que las previsiones para el futuro son congruentes con estos datos actuales.


La creación del banco asiático es congruente con esto, y no es el único caso en proceso.


El 11 de septiembre del año pasado, en la conferencia cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghai, en una reunión de los presidentes de China, Mongolia y Rusia, el mandatario de China propuso construir un cinturón económico de los tres países alrededor de la ruta de la seda. Mencionó el desarrollo de transportes y ver la posibilidad de construir una red de potencia eléctrica transnacional.


Vamos a mencionar algo sobre los ferrocarriles, que en mi opinión son muy importantes. En China, por ejemplo, se ha construido una cantidad enorme de vías de ferrocarril.


La ruta de la seda de la que se habla surgió desde un pasado remoto, y era entre la entonces capital china, Xian, y Roma, capital del imperio romano. Buena parte del camino se tenía que recorrer en camellos. Además de la seda, se comerciaban diamantes, alimentos que no existían en el occidente –como algunos condimentos, y otros.


En un proceso que culminó en el siglo XVI y continuó, los barcos de países occidentales, mucho más rápidos y baratos que la ruta tradicional, los desalojaron plenamente, y no sólo se adueñaron del comercio, sino que fueron un punto de apoyo del colonialismo. Regiones de la ruta de la seda fueron total o parcialmente despobladas y quedaron sumidas en la miseria.
Más recientemente se ha empezado a reconstruir, con medios modernos, la nueva ruta de la seda. Los ferrocarriles han sido un elemento importante, que tienen, a diferencia del comercio marítimo, la propiedad de ser transportes de cada país o grupo de países y no de extranjeros. Pero, por ejemplo, China ha tenido que detener el crecimiento de sus vías al llegar a cualquier frontera con otra nación. Un problema clave es la diferencia de la medida de las vías de ferrocarril de un país a otro. Actualmente hay en Asia seis diferentes anchos, según evaluación de las Naciones Unidas en 2014. El problema se puede y se debe atacar.


Los trenes son mucho más rápidos y baratos que el comercio marítimo. Pueden irlo desalojando, sobre todo ahora que el colonialismo ha sido prácticamente liquidado. No sólo tienen beneficio económico, sino que aumentan los niveles de independencia del país y de Asia.


Los ferrocarriles, como la generación de electricidad y como el banco asiático, son parte del desarrollo que prevén los estudios de 2020, 2030 y 2050.


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional
Una verdad incómoda. A propósito de las negociaciones de paz

Hoy por hoy, los estadistas como tales son bogotanos, lo cual constituye una verdad incómoda. En un país con una fuerte asimetría entre la capital y la provincia, con un centralismo cuyas raíces se remontan y se nutren de Bolívar mismo.

 

Colombia, se ha dicho mil y una veces, es un país de regiones. Un país en el que la geografía ha arcado a la historia. Literalmente, como en aquella desafortunada frase de Hegel con respecto a Estados Unidos, Colombia es un país con más geografía que historia. La geografía, ese factor que en política se traduce como el cacicazgo, un eufemismo para un sistema eminentemente feudal. Y siempre la tierra: un problema sin resolver en toda la historia de la nación colombiana. Ese que no es un ideal socialista o comunista, sino eminentemente liberal: la reforma agraria. La que casi le cuesta la cabeza a López Pumarejo y a Lleras Retrepo en los dos únicos momentos en que se intentó llevarla a cabo.


En términos regionales, la idea de un gobierno propio surgió, ancló y se hizo realidad hace ya mucho tiempo en Antioquia, con su epicentro Medellín. Con nombre propio, Proantioquia elaboró hace lustros lo que puede llamarse una política de estado local y regional y sitúa al área metropolitana de Medellín como la segunda más importante del país, con el segundo PIB más significativo, y acaso el primer centro de innovación tecnológica.


Una Universidad local ha logrado situarse como la segunda del país en varios de los rankings internacionales, y la pujanza paisa es una realidad cotidiana, con todo, claro, y las imperfecciones e inequidades.


En otras ciudades del país se ha empezado ha estudiar, hace ya algún tiempo la experiencia antioqueña, el crisol de sector privado y política, de academia y emprendimiento, de ciencia y tecnología para beneficio de los antioqueños. Todo ello después de la larga noche que significó Pablo Escobar y la Oficina de Envigado.


En Bucaramanga y Santander, en Barranquilla y el Atlántico, en Cali y el Valle del Cauca se pusieron a la tarea, si cabe decirlo así, de emular la experiencia paisa, mientras, al mismo tiempo, se negociaba con Bogotá. La sempiterna capital del país. De ese país eternamente centralista, y en el que algún cantante vallenato ha elevado su voz: "Desde la provincia". En las otras capitales departamentales la situación es aún más incipiente, quizás con la excepción de la zona cafetera, especialmente en Pereira.


Más recientemente, en Bogotá, esa ciudad de todos y de nadie, se ha lanzado la iniciativa Probogotá —hasta el nombre emula literalmente al de Antioquia con su cabeza el Grupo Empresarial Antioqueño—. Probogotá quiere ser una iniciativa privada de carácter estratégico que impulse a la región como con pivote propio.


Y en paralelo, entre tanto, en La Habana se adelanta el más importante proyecto país en la historia de los últimos cincuenta años de esta nación, por lo menos. Las negociaciones con la guerrilla más vieja del mundo y la más poderosa del hemisferio occidental constituyen, manifiestamente, una negociación país, o si se quiere, la implementación de una política nacional de carácter estatal.


Hay una verdad incómoda: los únicos políticos claramente estadistas se encuentran en Bogotá, o son bogotanos. En contraste, se habla del bloque de congresistas de la Costa; o del bloque de congresistas de la Zona Cafetera, y así sucesivamente.


Existen los barones regionales, fruto de la asimetría entre el centro y la periferia. Existen todavía los barones electorales. Y buena parte de la clase empresarial del país tiene dos ideales: su región y la exportación de productos, bienes y servicios. Ello en marcado contraste con las burguesías nacionales europeas, norteamericanas incluso de una parte de América Latina, cuya primera misión histórica fue desarrollar y cuidar a su propia población y sólo, después, entonces exportar.


Desde luego que ha habido presidentes y gobernantes de otras regiones del país. Pero, en el mejor de los casos, han manejado al país como a su propia finca, como lo muestra un caso reciente.


Estadistas, propiamente hablando solo hay bogotanos, o parecen ser solo bogotanos. (Habitualmente, cuando terminan sus períodos en el Congreso o en alguna de las altas Cortes, regresan como plan A, a su región y a su finca a bien vivir de los dineros y fama recogidos en Bogotá).


Una política de carácter país es aquella que logra poner los intereses nacionales por encima de los partidistas y regionales. Algo que ni es plano ni lineal, y que se dice fácilmente. Una política de Estado, en contextos de globalización creciente e irreversible, de multilateralismo e internacionalización, en la que, adicionalmente, y no en última instancia, se debe poder manejar situaciones internacionales en lenguaje internacional, y no a la manera del feudo y la región únicamente.


Lo glocalizado, como ha llegado a decirse, existe en numerosos niveles, pero en el manejo del Estado, las situaciones parecen cambiar de manera fuerte. En materia de negociaciones país y de políticas y manejos de Estado, la ecuación desplaza lo regional a segundos lugares como variables secundarias y en primer plano se sitúan las relaciones entre lo nacional y lo mundial.


En el futuro inmediato, según parece, las políticas locales y regionales seguirán siendo importantes. Pero serán insuficientes. Hoy por hoy, los estadistas como tales son bogotanos, lo cual constituye una verdad incómoda. En un país con una fuerte asimetría entre la capital y la provincia, con un centralismo cuyas raíces se remontan y se nutren de Bolívar mismo, en fin, de un fuerte abandono de las regiones, lo que produce atraso, miseria, violencia y desarraigo.


La formación y la educación en política se sitúa, hoy por hoy, en este punto de inflexión. Y el resultado no deja de ser contradictorio: la fuente de todas las asimetrías en la historia del país nace de Bogotá, pero allí también se encuentran los factores más sólidos y robustos de lo que es y puede ser un proyecto país, una política nacional, en fin, la existencia de políticos estadistas. Este es el presente.


El futuro tiene la palabra.

Publicado enColombia
Expropiación en Cañaveral, ¿una guerra perdida?

Hidroarma, el nuevo proyecto energético en el que invierte la Gobernación de Antioquia, no ha llegado a acuerdos con los propietarios de los predios donde pretende desarrollar una de sus centrales hidroeléctricas. La comunidad espera que los atropellos cesen. Aquí la historia.

Diego Vanegas es ingeniero avaluador, gerente de Lonja Oriente y el representante de los propietarios de los predios necesarios para construir la central hidroeléctrica Cañaveral. Él, cumpliendo sus funciones, está convertido en el mayor obstáculo para Hidroarma.

El ingeniero Vanegas, por medio de argumentos técnicos y legales, ha demostrado que la empresa quiere pagar cifras que no representan ni la mitad del valor real de los predios que poseen sus 34 dueños y en los cuales tienen sembrados plátano, banano, mandarina, café, y otros frutos.

El desacuerdo radica en la falta de aplicación de la resolución 620/98, expedida por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac), que reúne la metodología necesaria para realizar los avalúos, especialmente, los de los predios que poseen cultivos.

Pese a la existencia de esta resolución, por sobre ella, Hidroarma logró que el Ministerio de Minas y Energía aprobara el Manual de Valores Unitarios, el documento que consigna los avalúos de los predios y que especifica la metodología con la cual se realizaron. En su afán por lograr los predios necesarios para su obra, la empresa desestimó la inexistencia de la firma del representante de los propietarios en el manual, por lo cual y gracias a su aprobación, Hidroarma puede iniciar la expropiación de predios por vía judicial.

Pero este no es el único caso. Según el estudio efectuado por Diego Vanegas, realizar avalúos sin tener en cuenta el decreto 1420/981, ni las resoluciones del Igac, es una costumbre en el país. Proyectos como Hidroituango, Hidrosogamoso, el Quimbo, Porce 3 y Porce 4 no habrían aplicado estas normas, especialmente el decreto 620/98.

Es decir, muchas de las personas que se han visto afectadas por proyectos hidroeléctricos, no han recibido el dinero que merecen por sus propiedades, pese a lo cual los procedimientos han sido aprobados por las entidades del Estado.

 

Hectáreas en disputa

 

Hidroarma, empresa promulgada como "mixta", está conformada por el Instituto para el Desarrollo de Antioquia (Idea), que es propietario del 99,1 por ciento y el Fondo de Empleados del Idea (Feidea), que posee el restante 0,86. Su objetivo actual es sacar adelante dos proyectos hidroeléctricos: Encimadas y Cañaveral.

Estos proyectos serán dos centrales hidroeléctricas a filo de agua en cadena, a 120 km de Medellín. Se harán en la cuenca del río Arma, que es la frontera física entre los departamentos de Antioquia y Caldas y que tiene un área de 1931 Km2.

Los dos proyectos son prometedores, pues juntos producirán 174 megavatios gracias a la riqueza hídrica de la cuenca del río que las hará factibles. Sin embargo, el tema de los predios para Cañaveral no parece tener solución, o al menos, no una solución consensuada.

El proyecto Cañaveral se desarrolla en el departamento de Antioquia, en el municipio de Sonsón. Las obras más importantes se planean realizar en el encuentro de la quebrada Chorreadero con el río Arma, en la vereda Arenilla, hasta la quebrada La violeta en la vereda Llano Grande.

Por esa zona está ubicado el predio 'El Jardín', propiedad del señor Alfonso Jaramillo Orozco y protagonista de la resolución 001 de 2015, la primera expropiación expedida por Hidroarma.

El documento plantea varias razones que supondrían la expropiación. Pero, la cita de una resolución2 expedida por el Ministerio de Minas y Energía, pone en duda la legitimidad de los procesos adelantados por la empresa. Esta es la resolución que aprueba el Manual de Valores Unitarios del proyecto Cañaveral.

Es tan importante la construcción del Manual, que la ley3 establece crear una comisión integrada por tres representantes: uno por la empresa, uno por el Igac, y uno por los propietarios de los predios. Una comisión tripartita que trabaje como un solo cuerpo, para realizar un detenido estudio sobre los predios y sus características y así poder llegar a un acuerdo general para la construcción del documento, que es la base de todo el proceso.

Sin embargo, eso no parece importar, o al menos, no parece tener trascendencia, porque la comisión tripartita no logró, en este caso, un acuerdo y aún así fue aprobado el Manual. El resultado, es la resolución de expropiación expedida por Hidroarma, con lo cual las dos hectáreas del predio 'El Jardín', parecen ser el inicio de una cadena de expropiaciones en el municipio de Sonsón.

 

Más irregularidades

 

En el acta número 9, realizada el 14 de marzo de 2014, el Representante de los propietarios afirma que Hidroarma habría incumplido la ley por haber contratado unos avalúos con la Lonja de Medellín, y por haber iniciado negociaciones con propietarios antes de que la comisión tripartita aprobara el Manual de Valores Unitarios.

El representante de la empresa, Luis Alejandro Gutiérrez, los abogados y el gerente, Saulo Montoya, sostienen que las resoluciones del Igac son referencias y que el decreto 2024 del 82 está por encima de la ley 56 de1981 –ley marco para el sector eléctrico–. Lo anterior fue ratificado con un rebuzno del representante del Igac, Fabio Criollo, desconociendo otra resolución4 que dice: "Para efectos de la Ley 56 de 1981 el perito delegado por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi deberá tener en cuenta, en la elaboración del manual de precios unitarios, los criterios previstos en esta resolución para efectos de los avalúos administrativos".

Al parecer, por la falta de claridad en la valoración de los inventarios y la determinación del valor comercial de los predios a través de un avalúo, los propietarios decidieron contratar peritos particulares para realizarlos por su cuenta. Para ese procedimiento le pidieron colaboración a Hidroarma pero, según el acta, la empresa se negó.

Ante eso, se vieron en la necesidad de realizar diferentes actividades para recolectar los recursos necesarios y contratar a los expertos. Pero ahora, la empresa acusa al ingeniero de tener un conflicto de intereses porque los contratos fueron efectuados con peritos de Lonja Oriente, donde él es el gerente. Situación que le ha servido a Hidroarma para atacar sus argumentos.

Por su parte, los propietarios enviaron cartas en las que aseguran que los avalúos particulares fueron su iniciativa y que no tienen relación con el Ingeniero, que no lo conocían cuando lo escogieron en Asamblea General.

Ese es el panorama de las negociaciones, pero no es todo. Para el Representante de los propietarios se estaría incumpliendo con más normas, pues según lo estipulado por la ley5, la comisión tripartita tiene tres funciones, dentro de las que está mediar en los conflictos que se presenten por inventarios y áreas.


En una exposición que presentó en la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones (Andesco), Vanegas demostró por medio de una carta que se acordó la finalización de la comisión porque consideraron que ya habría terminado con su trabajo. Pero, como es evidente, siguen existiendo grandes desacuerdos.

 

La respuesta del Gobernador

 

Ante la grave situación, los propietarios enviaron cartas al gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo Valderrama. Una de estas, abierta, en el mes de septiembre de 2014, en donde le exponían toda la problemática y le pedían que mediara y que no avanzara en la expropiación. La segunda, en el mes de diciembre, en donde le pedían "[...] encarecidamente que no se aceptara la propuesta del representante de Hidroarma de finalizar la actividad de la Comisión Tripartita, porque aún había muchos reclamos que resolver [...]". Y aclaraban, "[...] solo pedimos se nos aplique la ley en toda su extensión".

El sábado 7 de febrero del presente año, llegó la respuesta a la residencia del Ingeniero Vanegas con la firma de Carlos Andrés Pérez Díaz, quien respondió en nombre del Gobernador, y le explicó de una forma muy diplomática, que no podían hacer nada.

Según la misiva, la empresa de naturaleza "mixta" no se encuentra adscrita a la Gobernación de Antioquia y dice, "[...] la vigilancia o control de su gestión excede nuestras competencias, lo que no hace posible intervenir de manera directa en los procedimientos que adelanta [...]". Por lo cual, remitieron su petición a Hidroarma y a la oficina jurídica del Ministerio de Minas y Energía.

Sin embargo, es claro que el 99,1 por ciento de la empresa es de Idea, y esta es una de las entidades descentralizadas adscritas a la Gobernación. Además, la junta directiva del Instituto está conformada por cinco miembros, y uno de ellos es el Gobernador o un secretario delegado por él. Realmente, con el control total de la empresa, ¿es cierto que no pueden intervenir?

El Ingeniero le respondió al señor Pérez con dichos argumentos, pero también, citó el artículo publicado en El Tiempo titulado "Más de la mitad de la energía del país es paisa" en el que se afirma que la Gobernación ha invertido más de 360 millones de dólares en Hidroarma, por lo cual, es casi imposible pensar que no pueden hacer nada para solucionar los problemas presentados.

La mencionada respuesta oficial, evidencia, sin lugar a dudas, la gran desventaja de los propietarios frente a la empresa y el proyecto en marcha, que en medios de comunicación, es resaltado como logro de la administración del gobernador Sergio Fajardo. Pero también evidencia, la guerra perdida que tienen los pequeños y medianos propietarios de tierra ubicados en áreas de proyectos hidroeléctricos en todo el territorio nacional.

Toca esperar para ver si la persistencia y el conocimiento jurídico, acompañado de la solidaridad ciudadana, vencen al poder económico y político, así como al monopolio energético, que en esta ocasión, está en cabeza de una entidad pública.

 

1 Señala los parámetros para la elaboración de avalúos.
2 Nº. 71 00002 del 7 de abril de 2014.
3 Ley 56 de 1981.
4 1463/93, artículo 27.
5 Ley 56 de 1981.

Publicado enEdición 210