Miércoles, 12 Diciembre 2018 07:14

Los que no pactan y expresan xenofobia

Los que no pactan y expresan xenofobia

El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular fue aprobado por más de 150 países en Marruecos. Los que se opusieron adujeron que el acuerdo afecta la soberanía, pero son los que más aplican medidas anti-inmigración.


El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular de la ONU fue aprobado en Marrakech (Marruecos) con el rechazo de 11 países. Estados Unidos, Brasil, Chile y Polonia, entre otros, fueron algunos de los que se negaron a firmarlo argumentando que atenta contra sus soberanías. Mientras que Bulgaria, Estonia, Eslovenia y Suiza pidieron más tiempo antes de tomar una decisión. El pacto fue aprobado la noche del lunes por más de 150 países.


“El pacto es incompatible con la soberanía de nuestro país y con la política migratoria que esta llevado adelante el presidente Donald Trump”, afirmó Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos en la ONU. Washington, que negó a sumarse a la iniciativa en diciembre de 2017, fue el principal ausente en los dos días de debate. “Las decisiones sobre la seguridad de las fronteras, sobre a quién se le permite residir legalmente u obtener la ciudadanía, son algunas de las decisiones soberanas más importantes que puede tomar un país”, afirma el comunicado estadounidense leído ante la ONU. El futuro canciller brasileño, Ernesto Araújo, compartió su postura con Estados Unidos y afirmó que Brasil se retirará del pacto luego de la asunción del presidente electo, Jair Bolsonaro, el 1 de enero. “El gobierno de Bolsonaro se desasociará del Pacto Mundial de Migraciones que está siendo lanzado en Marrakech, porque es un instrumento inadecuado para lidiar con el problema”, planteó Araújo. “La inmigración no debe ser tratada como una cuestión global, sino de acuerdo con la realidad y la soberanía de cada país”, agregó el futuro jefe del Palacio Itamaraty. La posición del futuro canciller no coincide con la del actual Ministerio de Relaciones Exteriores que participó ayer en la cumbre. La salida de Brasil del pacto sería una nueva señal de acercamiento a la diplomacia de Trump. Tanto Bolsonaro como Araújo ya habían expresado su admiración por el mandatario estadounidense y su deseo de alinearse con él en materia de política exterior. Además, Bolsonaro anunció su intención de trasladar la embajada brasileña en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, tal como lo hizo Estados Unidos, aunque luego esa medida que molestó a sectores exportadores a los países árabes quedó sin confirmar. Una de sus últimas muestras de simpatía con EE.UU. fue su intención de desinvolucrarse del acuerdo de París contra el cambio climático. Araújo concluyó sus mensajes afirmado que acogerán a los venezolanos que “escapan del régimen de Maduro”. De inmediato Bolsonaro recibió felicitaciones del viceprimer ministro italiano, Matteo Salvini, otro desertor del acuerdo. “Felicitaciones al nuevo gobierno y al nuevo presidente brasileño. Bien la decisión del gobierno (de Jair) Bolsonaro y el anuncio del futuro ministro de Exteriores Ernesto Araujo de disociarse del Pacto Mundial sobre migración de la ONU. Comparto el espíritu y las motivaciones”, celebró el funcionario italiano que en los últimos meses endureció sus medidas contra la inmigración. En su participación en Marrakech, Salvini afirmó que no suscribirá al acuerdo justificando que la decisión no puede ser tomada sólo por el gobierno sino que debe discutirse en el Parlamento.


En América latina, países como Chile y República Dominicana también se apartaron del pacto. El gobierno de Chile, por su parte, defendió su decisión argumentando que cada país es soberano para fijar sus propias reglas sobre el asunto. “Los migrantes tienen derechos, pero cada país es soberano para fijar sus propias reglas de migración”, precisó el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero.

Además agregó que la migración no es un derecho humano. Una declaración que provocó una ola de críticas. La ex presidenta chilena y Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, lamentó la decisión del gobierno y afirmó que suscribirse al pacto puede ser muy positivo. “Yo lo lamento, pero es una decisión del gobierno actual, y yo no puedo menos que señalar que espero que algún día Chile se sume al pacto global, que creo que puede ser muy positivo”, dijo Bachelet en una conferencia en Madrid. Además recordó que ella misma es bisnieta de una familia francesa que fue acogida por Chile. “La antigua migración fue europea, luego de los países cercanos, Bolivia y Perú, y en los últimos años haitianos, venezolanos, dominicanos y refugiados colombianos”, explicó la ex presidenta que consideró que la migración no es un problema sino un hecho histórico.


El Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular es un documento acordado en julio pasado por los Estados miembros de la ONU en pos de favorecer la cooperación entre los países firmantes. Sin embargo, deberá ser sometido todavía a una última votación de ratificación el 19 de diciembre en la asamblea general de la ONU. Las sesión estuvo dirigida por Antonio Guterres, secretario general de la ONU, quien frente al rechazo de varios países envió un mensaje conciliador. “El texto garantiza el derecho soberano de los Estados a determinar sus política de migración y su prerrogativa para gobernar la migración dentro de su jurisdicción, en conformidad con el derecho internacional. El texto no es jurídicamente vinculante”, expresó. Destacando los esfuerzos hechos para llegar a este pacto Guterres, exhortó a no sucumbir al miedo a la migración.


Por su parte, la presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, reiteró que el documento es un instrumento flexible que se adapta a las necesidades nacionales de los Estados. “Es un momento histórico porque damos un rostro humano a la emigración”, precisó Espinosa, antes de añadir que los Estados por más poderosos que sean, no pueden afrontar el reto migratorio solos. La mayoría de los oradores que tomaron la palabra a favor del pacto, insistieron en que la soberanía de los estados no se verá afectada.

Publicado enInternacional
Venezuela Maduro arrasa en las municipales de Venezuela con más de un 70% de abstención

El holgado triunfo de la coalición del presidente venezolano era previsible, al no presentarse a los comicios las principales fuerzas de la oposición, que tacharon como "farsa" estas elecciones.


La coalición Gran Polo Patriótico, que lidera el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), arrasó este domingo en los comicios municipales del país caribeño al quedarse con más del 90% de los cargos en disputa, en unas elecciones en las que 7 de cada 10 votantes se abstuvo.


Según los cómputos preliminares del Consejo Nacional Electoral (CNE), el chavismo ganó 142 de las 156 votaciones de listado adjudicables hasta el momento, al tiempo que hizo lo propio en la categoría "nominal", al imponerse en 449 de las 467 hasta ahora completadas.


Con estos números, el chavismo proyecta tener el control del 93,5% de las cámaras de concejales elegidas este domingo. "Aquí ganamos todos, y especialmente gana el pueblo de Venezuela con una democracia que se fortalece cada día, en cada proceso", dijo al presentar los primeros resultados la presidenta del poder electoral, Tibisay Lucena.


Con todo, aún restan por resolverse 176 de las votaciones de listado y otras 235 correspondientes al llamado voto nominal, por lo que la amplitud de la contundente victoria oficialista aún puede verse modificada.


El holgado triunfo de la coalición de Maduro era previsible, al no presentarse a los comicios las principales fuerzas de la oposición, que tacharon como "farsa" estos comicios que cierran el proceso de renovación de poderes en Venezuela.


Maduro, por su parte, reaccionó casi de forma inmediata al hacerse públicos los primeros resultados, y calificó como "maravillosa" la jornada electoral al tiempo que felicitó a los ganadores. "Los invito a ponerse al frente de las dificultades que padece nuestro pueblo para avanzar hacia la construcción del futuro próspero de la patria", dijo el gobernante en su cuenta de Twitter, horas después de pedir al pueblo votar para defender la democracia de un supuesto plan de golpe en su contra.


Tras denunciar que desde la "Casa Blanca" se orquesta este plan para derrocarlo, criticó a los partidos opositores que no presentaron candidatos y los acusó de esperar la vía del golpe.
Voluntad Popular (VP), del político preso Leopoldo López, y Primero Justicia (PJ), en el que milita el dos veces candidato a la presidencia Henrique Capriles –los dos más importantes de la oposición– no se presentaron a estas elecciones, aunque sí se pronunciaron por la "baja participación" en esta jornada.


Estos partidos, junto a Acción Democrática (AD) y a Un Nuevo Tiempo (UNT) del presidente del Parlamento, Omar Barboza, estaban igualmente inhabilitados tras dejar de participar en procesos electorales pasados por considerarlos fraudulentos.


Algunos opositores mostraron fotos durante todo el día de cómo se encontraban los centros de votación en el interior del país, en su gran mayoría vacíos, lo que Efe ha podido constatar en Caracas y sus cercanías.


En los comicios de este domingo estaban llamados a votar casi 21 millones de venezolanos, pero poco más de 7 de cada 10 habilitados para hacerlo no acudieron a las urnas, una cifra de abstención que casi dobla a la de la última elección municipal.


El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, destacó al cierre de la jornada, que calificó como "exitosa", la tranquilidad con la que transcurrió el proceso.
Sin embargo, no mencionó que la normalidad del mismo se vio interrumpida en el sureño estado de Bolívar, donde un enfrentamiento entre mineros ilegales y fuerzas del orden se saldó con una persona muerta y obligó a la suspensión de las elecciones en el municipio de Gran Sabana.


El diputado opositor Américo De Grazia, natural de esa entidad sureña, denunció este sábado que cuerpos de seguridad del Estado atacaron a mineros de la zona, lo que desató enfrentamientos entre ciudadanos.


Socorro Hernández, rectora del CNE, detalló más temprano que se está estudiando la reprogramación de los comicios en esa zona.
En esta región venezolana rica en oro y diamantes, fronteriza con Brasil, se han registrado en los últimos dos años al menos tres matanzas de mineros con un saldo de más de 20 fallecidos.

Caracas
10/12/2018 09:30 Actualizado: 10/12/2018 10:14

Publicado enInternacional
Domingo, 02 Diciembre 2018 05:55

Clandestino, ilegal

Clandestino, ilegal

El éxodo centroamericano, que lleva un mes y medio de marcha, llegó a la frontera estadounidense. Las restricciones del derecho al asilo en Estados Unidos, endurecidas aun más por un decreto del presidente, alimenta el tráfico de personas desde México.
 

Hacía días que se venían preparando para hacer la marcha. El viernes 23 de noviembre pintaron banderas de Honduras y de Estados Unidos, y escribieron sobre ellas sus pedidos: que Trump se toque el corazón, que los deje pasar de una vez.


En las últimas dos semanas llegaron a Tijuana más de 6 mil migrantes centroamericanos, según el registro oficial. De ellos, 2 mil son mujeres, niños y adolescentes. Y el domingo 25, al cumplir 45 días de viaje y 11 en Tijuana, 500 de ellos se manifestaron frente a la frontera con Estados Unidos, la que no les permite avanzar. Con sus banderas en mano marcharon a lo largo del gran muro oxidado que materializa la frontera, cantando que son trabajadores internacionales, no criminales, como se dice de ellos.


A una hora del comienzo de la manifestación, efectivos de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (Usbp, por sus siglas en inglés) y de la autoridad de aduanas del mismo país (Cbp) les lanzaron gases lacrimógenos desde territorio estadou-nidense, por encima de la barda. También dispararon balas de gas pimienta –consideradas un arma no letal, pero capaz de herir– directamente a la gente y a los periodistas que cubrían el evento.


PURO TIJUANA.


La ciudad de Tijuana está recostada contra la frontera. Sus calles y comercios parecen todas estar mirando hacia el norte. El muro fronterizo recorre toda la ciudad y se prolonga hasta entrar en el mar, en el barrio Playas de Tijuana.


Históricamente Tijuana ha sido una ciudad de distensión, donde muchos estadounidenses llegan a gastar su dinero en tiendas, puteros y bares.


Hoy viven aquí migrantes extranjeros e internos que han encontrado un mejor nivel de vida que en otros lugares del país. Muchos de ellos llevan una vida binacional, cruzando a diario la frontera hacia San Diego. Lo pueden hacer por el control fronterizo de San Ysidro, en automóvil, o bien por el punto de control El Chaparral, a pie.


En esta ciudad también hay mexicanos desplazados por paramilitares de comunidades rurales del sur de México, que están esperando su turno para solicitar asilo en Estados Unidos, y cientos de deportados que el país vecino devuelve.


Los migrantes centroamericanos recién llegados habían organizado dos manifestaciones en El Chaparral, pidiendo una audiencia con el gobierno estadounidense. Sin embargo, el gobierno de Donald Trump ordenó a la Cbp cerrar, el jueves 22, la mitad de los carriles de ingreso por el otro punto de entrada, San Ysidro, por donde no cruzan estos migrantes. Las autoridades aduaneras instalaron allí también, en territorio mexicano, un muro de material y alambre de púa.


MAKE TIJUANA GREAT AGAIN.

No obstante, la limitación del flujo de autos hacia Estados Unidos sí afectó a la población de Tijuana y avivó el resentimiento de los residentes contra la presencia de los migrantes recién llegados. Tijuana se transformó así en la única ciudad de México por la que pasó el éxodo centroamericano, que lo recibió con manifestaciones de rechazo.


La primera estalló en la costa, el 14 de noviembre, cuando el mismo día que llegó la caravana migrante a la ciudad y su vanguardia se trasladó hasta Playas de Tijuana para observar cómo el muro fronterizo se metía en el mar.


Sergio Tamay, un militante veterano que dirige el hotel para migrantes en Mexicali (la única otra ciudad de Baja California donde hay puestos de control fronterizos), relató a Brecha que cuando los migrantes llegan a la zona de la frontera suelen querer ir a ver esa escena. Han recorrido miles de quilómetros para ello.


Esa noche, un grupo de personas que se presentaron como vecinos de Playas se manifestó violentamente contra la presencia de los migrantes en su barrio. Y tras esa manifestación las autoridades terminaron descartando albergar el éxodo en la plaza de toros que queda en Playas, una opción que se había manejado. Un precario campo de refugiados se instaló en cambio en el estadio de béisbol Little Padres Park.
Otra manifestación en rechazo a los migrantes, de 200 personas, fue convocada para el domingo 18 por tres agitadores xenófobos en redes sociales: Iván Rievelin, que se hace llamar “comandante cobra”; Paloma Zúñiga, que viste una gorra con la leyenda “Make Tijuana great again”, en alusión al lema de Trump; y Alex Backman, un conductor de radio por Internet.


EL DERECHO AL ASILO MUTILADO.


La represión de la manifestación de los migrantes el pasado domingo fue brutal. Tamay y el periodista local Euceliano Gil, quien fue herido por las balas de gas, estimaron que se trató de una invasión al territorio mexicano por las fuerzas de seguridad estadounidenses tolerada por la autoridad mexicana.


La escena de las balas y gases disparados sobre la frontera reflejó la política de Trump de limitar el derecho al asilo. El presidente emitió un decreto el 9 de noviembre con el que se restringió durante 90 días (pero el decreto es prolongable) el derecho al asilo en Estados Unidos. En contradicción con la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de las Naciones Unidas y el derecho federal estadounidense, este decreto suprimió la posibilidad de solicitar asilo a personas que no hayan entrado legalmente al territorio por los puestos fronterizos de control.


El decreto implica que la única manera de no ser deportado la tendrán aquellos que puedan acogerse al refugio bajo la Convención contra la tortura o que gocen de una decisión de “withholding of removal”, un congelamiento de la orden de deportación. Esta suspensión de deportación se aplica sólo en aquellos casos en que las autoridades estiman que el riesgo de persecución del solicitante es “razonable”, lo cual se establece a través de criterios más exigentes que los que se usan para establecer una causa válida para el asilo.


El permiso de “withholding of removal” le prohíbe a la persona acceder al asilo, a un permiso de residencia, a una visa humanitaria, o a la ciudadanía. Sólo le brinda un permiso de trabajo precario. Además, esta suspensión de la deportación puede ser revocada en cualquier momento.


La periodista Dara Lind explica en la revista digital Vox (12-XI-18) que esta modificación legal fue elaborada como una propuesta legislativa, previo al éxodo de Honduras en octubre, por los ministerios de Justicia y Seguridad Nacional de Estados Unidos, y que habría tardado meses en entrar en efecto. Pero que, con la llegada de la caravana de centroamericanos a Tijuana, se convirtió en un decreto de aplicación inmediata.
Diez días después de la “proclamación” (así se llama el tipo de decreto que emitió Trump), el juez federal estadounidense Jon Steven Tigar lo suspendió por un mes (hasta el 19 de diciembre), al estimar que el presidente no tiene facultades para modificar la ley migratoria, que permite a las personas solicitar asilo sin importar cómo entraron a Estados Unidos.


EL CUELLO DE BOTELLA DE LA DESESPERACIÓN.


El enorme impedimento para poder pedir asilo en Estados Unidos se visualiza en el puesto fronterizo de entrada en Tijuana, donde las autoridades aduaneras estadounidenses sólo atienden entre 10 y 50 solicitantes de asilo al día, dependiendo de las plazas disponibles en centros de detención privados para migrantes en Estados Unidos.


En los hechos, esto ha empujado a mucha gente desesperada a aceptar las propuestas de traficantes que cobran por cruzarlos, pero sin garantías de llegar a buen puerto. Pueden ser detenidos o estafados en el camino, como le sucedió el martes a un grupo de 30 hondureños que habló con Brecha. La clandestinidad es la opción que les queda a quienes no pueden inmigrar de manera “segura, legal y ordenada” y es alimentada por las restricciones de entrada a Estados Unidos.


Muchos migrantes esperan que el panorama cambie cuando asuma el nuevo presidente de México, el 1 de diciembre. Según indicó a Brecha una fuente que ha estado en contacto con el equipo del futuro gobierno de Andrés Manuel López Obrador, éste aceptaría que los migrantes permanezcan en México mientras Estados Unidos procesa sus solicitudes de asilo, tal como lo ha exigido Trump. Paralelamente, el futuro canciller, Marcelo Ebrard, anunció que México recibirá inversiones estadounidenses para obras de infraestructura en el sureste mexicano.

30 noviembre, 2018

 

Publicado enInternacional
Los significados históricos de la revolución kurda

La experiencia revolucionaria del pueblo kurdo, que ha puesto en práctica particularmente en Rojava (norte de Siria) el llamado Confederalismo Democrático, junto con los gobiernos autonómicos de los mayas zapatistas del EZLN en Chiapas, constituyen procesos emancipatorios alternativos sumamente avanzados mundialmente. El Confederalismo Democrático se fundamenta en autonomías comunitarias de varios niveles, en democracias participativas de sectores, pueblos y grupos culturales de la sociedad, en la sustentabilidad ecológica y en la mujer como sujeto de transformación con capacidad de decisión en todos los ámbitos políticos, militares, sociales y económicos.

El Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que alienta esta causa y proviene de un marxismo ortodoxo y una lucha de más de 40 años, abandona la idea de un Estado nacional, hace una crítica tanto al socialismo real como a todos los gobiernos existentes. El PKK sostiene que el Estado encierra la semilla del capitalismo y que libertad y Estado nunca pueden coexistir, ya que éste desarrolla el poder de una minoría sobre el resto de la población.

Al igual que en el proyecto multiétnico y de tolerancia religiosa del EZLN, en el Confederalismo Democrático del norte de Siria, los kurdos, conviven con árabes, asirios, turcomanos, chechenos, circasianos, musulmanes, cristianos, yezedis y otras doctrinas y sectas, a partir de la coexistencia mutua y la fraternidad entre los pueblos. En el Contrato Social de la Federación Democrática del Norte de Siria, se "garantiza la igualdad de todos los pueblos en materia de derechos y deberes, respeto a los estatutos de derechos humanos y preservación de la paz nacional e internacional".

Este documento fundante instituye que la Federación Democrática se basa en la colectivización de la tierra, el agua y los recursos energéticos; adopta la economía social y la industria ecológicas; la riqueza y los recursos naturales son de propiedad pública; no permite la explotación, el monopolio, ni la cosificación de las mujeres; aporta una cobertura social y sanitaria a todos los individuos. Se reitera que las mujeres disfrutarán de su libre albedrío en la familia democrática, construida sobre la base de una vida común igualitaria y que los jóvenes son la fuerza motriz de la sociedad y su participación debe estar garantizada en todos los ámbitos. La opresión y asimilación cultural, el exterminio y la ocupación se consideran un crimen contra la humanidad y la resistencia a estas prácticas es legítima. En la Federación la educación es gratuita en todos los niveles, siendo la primaria y la secundaria obligatorias; mientras los derechos al trabajo, la salud y la vivienda están asegurados.

El sistema político-social de la Federación se basa en la formación de comunas, instituciones sociales, sindicatos y asambleas, siendo la comuna la forma organizativa fundamental de la democracia directa, la instancia de gestión y toma de decisiones, mientras las asambleas son las unidades sociales que representan al pueblo, en las que se debate y decide en el nivel de pueblos, barrios, ciudades, distritos, regiones y cantones.

En Turquía, el Confederalismo Democrático opera por medio del Partido Democrático de los Pueblos y el Partido de la Sociedad Democrática, los cuales participaron victoriosamente en las elecciones de más 100 ayuntamientos, hasta que el gobierno turco, con una ley de emergencia, los declaró terroristas y ocupó con sus delegados los aparatos gubernamentales. Este golpe de Estado produjo una gran represión que encarceló a más de 10 mil hombres y mujeres, que hoy son parte de los numerosos presos políticos de origen kurdo. Desde el año de 2016, la aviación y la artillería turcas bombardearon nueve ciudades kurdas, y su ejército ocupó a sangre y fuego la ciudad de Afrin, en el norte de Siria, hasta la fecha, preparándose para una ofensiva contra otros dos cantones de Rojava.

En Irak, los kurdos mantienen una autonomía relativa, con autogobiernos y partidos que sustentan la idea de establecer un Estado nacional. Sin embargo, la influencia del Confederalismo Democrático en urbes iraquís se deja sentir en el Partido de la Solución Democrática, mientras en regiones montañosas liberadas que cubren territorios de Irak, Turquía e Irán, se establece el Confederalismo Democrático, custodiado por agrupamientos guerrilleros de autodefensa.

En Irán, el pueblo se organiza mediante el Partido del Kurdistán Este Libre, el Partido de la Sociedad Democrática y el Partido Vida Libre, brutalmente reprimidos por el gobierno confesional de los ayatolas. Aquí operan igualmente fuerzas guerrilleras de autodefensa separadas de hombres y mujeres.

La revolución kurda busca por encima de todo la transformación interior de los individuos. Se trata de erradicar la ideología patriarcal, clasista y racista para lograr la liberación de la sociedad y el fin del capitalismo y el imperialismo.

Publicado enInternacional
Jueves, 29 Noviembre 2018 06:00

¿Quiénes son esos?

¿Quiénes son esos?

La escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie pronunció en la Feria del Libro de Frankfurt de este año un espléndido discurso en el que se refiere a los temas clave del mundo contemporáneo: identidad, diversidad, y también a la emigración, que vemos repetirse por distintas geografías de manera masiva, un viaje desde los páramos oscuros de la miseria y el desencanto hacia la gran vitrina iluminada de la riqueza y la prosperidad, resguardada por muros de concreto y cercos de alambre de púas.

Un sueño, un delirio, una ilusión persistente. El vuelo rasante de un dron sobre el puente que cruza el río Suchiate, y que une Tecún Umán en el territorio de Guatemala, con Ciudad Hidalgo en México, nos muestra miles de cabezas apiñadas, juntas, compactas, indefinibles. Una masa ansiosa de llegar hasta la frontera mexicana con Estados Unidos, una caravana que ha salido desde Honduras y que marcha a largos trechos a pie, dispuesta a recorrer miles de kilómetros para llegar a su ansiado destino sin importar ni las penurias ni los obstáculos.

Otro dron vuela encima del puente sobre el río Táchira que conecta el poblado de San Antonio del Táchira, del lado de Venezuela, con Villa del Rosario, del lado de Colombia. Venezolanos expulsados de su propio país porque han perdido todas las oportunidades y todas las esperanzas, y se quedarán en Colombia, o seguirán hacia Ecuador, hacia Perú, hacia Chile. El éxodo se vuelve brutal, despiadado, como es la naturaleza del poder que los expulsa.

Pero lo que reclama Chimamanda, la novelista, es no olvidar que no se trata de cifras, sino de personas. Hay que transformar en nuestras mentes los números en seres humanos. Verlos en su individualidad desamparada: "es el momento de preguntar si la cuestión es la inmigración o la inmigración de tipos concretos de personas: musulmanes, negros, morenos", dice. "Es el momento de replantearnos cómo pensamos los relatos". Los relatos de esas vidas, los relatos íntimos.

La filósofa española Adela Cortina, escribe en su lúcido libro Aparofobia, que el rechazo al pobre, demuestra algo que por obvio solemos olvidar: los emigrantes que llegan a Europa desde Medio Oriente parecerían ser rechazados porque provienen de culturas extrañas, pero eso no es lo fundamental: no se les admite porque son pobres. Eso quiere decir aparofobia: la fobia a los pobres. "Lo que nos molesta", dice, "es la pobreza, no la inmigración".

Es una tendencia que se origina en el cerebro humano, rechazar lo que nos desagrada, molesta o incomoda. "Se habla mucho de xenofobia, de islamofobia, y es verdad que existen. Pero en todos esos casos si traen dinero o algo que parece beneficioso se les acoge sin remilgos".

No obstante, es una tendencia que es posible contrarrestar si logramos oponerle "la compasión, la capacidad de sufrir con otros en la alegría y en la tristeza y de comprometernos con ellos". Son tendencias benéficas, que también están arraigadas en nosotros, y que podemos hacer despertar.

Es allí donde los números, miles de refugiados, una oleada incesante, molesta, incómoda, se transforma en personas con rostros, y entonces surgen las historias individuales. Y la solidaridad no es abstracta. En los poblados por donde van pasando la gente organiza albergues, comedores. Son los pobres ayudando a los pobres, dándoles lo que pueden, cama, comida, ropa, medicinas. Cariño.

Y también hay rechazo, como el que se ha dado en Tijuana, ya al final del viaje. Bastó un video colocado de manera artera en las redes sociales, donde una emigrante hondureña se queja del plato de frijoles recibido en un albergue para que la reacción hostil estalle: "aquí somos pobres, comemos frijoles", repiten las voces indignadas.

Hay que entrar en las historias individuales, como pide Chimamanda. El tramado del tejido es denso, y cada hilo hay que verlo a contraluz. La mujer se llama Miriam Zelaya y se sumó al éxodo en busca de que en Estados Unidos operaran a su hija de 11 años, que es sordomuda. Viaja, como los demás, en busca de un milagro. El suyo es que la niña llegue a hablar y oír. "Hemos caminado por todo México y hemos recibido mucha ayuda", dice llorando. "Tengo todo que agradecerles. Yo he criado a mis hijos con muchos esfuerzos y dándoles frijoles y tortillas". Ahora está sola. Se ha tenido que marchar del albergue ante el repudio de sus propios compatriotas.

Pero Miriam está a punto de llegar. A lo mejor recibe asilo al otro lado de la frontera tan celosamente guardada. A lo mejor operan a su hija sordomuda. A lo mejor valieron la pena para ella el desprecio de los suyos, el rechazo de que ha sido víctima en Tijuana por quejarse de unos frijoles. El desarraigo, las penurias del viaje, el miedo, el peligro, la zozobra, la angustia, la esperanza, hacen que deje de ser un simple número en una suma, una cabeza entre miles que fotografía un dron.

Guadalajara, noviembre, 2018

sergioramirez.com

Facebook: escritorsergioramirez

Twitter: sergioramirezm

Instagram: sergioramirezmercado

Publicado enInternacional
Lunes, 26 Noviembre 2018 06:01

Migrantes

Migrantes

Los migrantes internacionales –personas que viven en un país distinto al de su nacimiento – fueron 258 millones en el mundo en 2017, 50% más que en 2000 (173 m) (Gráfico 1).

Su crecimiento en tal período ha sido constante aunque con diferentes intensidades: entre 2000 y 2005 el número de migrantes aumentó 2.0% anual promedio, en 05-10 a 2.9, en 10-15 a 2.4, y en 2015-17 otra vez 2.0%. Tal aumento supera el crecimiento de la población mundial. Los 258 millones fueron en 2017 el 3.4% de los 7 mil 500 millones de habitantes del planeta, porcentaje que fue 2.8 en el 2000.


Como destino, los países industrializados de alto ingreso son natural atracción para los migrantes. En el 2000 estos países eran residencia del 58% de los migrantes y en 2017 del 64% (Gráfico 1). Aun así, no siempre son la brújula de los desesperados pues grandes flujos migratorios se orientan a países cercanos dentro de cada región.


Por continentes y zonas, de los 258 millones de migrantes, Asia es origen del 41% y destino del 30.8%; Europa es origen del 23.7 y destino del 30.2; y Africa es origen del 14.1 y destino del 9.6 (Gráfico 2). En América, el norte (Estados Unidos y Canadá) es origen del 1.7% de los migrantes y destino del 22.4%, y América Latina es origen del 14.6 y destino del 3.7.

 


Los seis mayores países origen de emigrantes en 2017 son: India 16.6 millones (el 1.2% de su población), México 13.0 m (10.0 %), Rusia 10.6 m (7.4%), China 10.0 m (0.7%), Bangladesh 7.5 m (4.6%) y Siria 6.9 m (el 37.6% de su población).


Los seis mayores países destino son: Estados Unidos 49.8 millones de inmigrantes (15.3% de su población), Arabia Saudita 12.2 m (37.0%), Alemania 12.2 (14.8%), Rusia 11.7 m (8.1%), Reino Unido 8.8 m (13.4%), y Emiratos Arabes Unidos 8.3 m (el 88.4% de su población).


En América radican 67.2 millones de migrantes internacionales, 57.7 en América del Norte (49.8 en Estados Unidos), y 9.5 m en América Latina y Caribe (2.2 m en Argentina, 1.4 en Venezuela, y 1.2 en México) (Gráfico 3).


Según cifras del Pew, la población inmigrante en Estados Unidos se mantuvo estable en torno a 10 millones casi todo el siglo XX, iniciando su ascenso a partir de los 70s, inicio de la globalización neoliberal, hasta los 43.7 m de esta fuente en 2016 (Gráfico 4). De estos inmigrantes, los de origen mexicano son el 26.5% del total y del resto de Latinoamérica el 24.4; de Asia es el 26.9%; de Europa y Canadá el 13.2 (eran el 84% en 1960); de Medio Oriente el 4.3; y del Africa Subsahariana el 4.1%.

 


De hecho la migración mexicana permanece en torno a 12 millones desde hace una década. Los ingresos de mexicanos a ese país fueron abatidos de un pico de 725 mil en el 2000 a unos 150 mil hoy día, cifra neutralizada con deportaciones.


Mayor y creciente es ya el éxodo de Honduras, El Salvador, Guatemala y Nicaragua, hoy en caravanas masivas hacia un norte xenófobo y un destino incierto.
vectoreconomico.com.mx

Publicado enInternacional
Vano intento de 500 migrantes del éxodo para cruzar hacia EU

Tijuana. La ilusión de poder asaltar el cielo con consignas y banderas duró poco más de tres horas para medio millar de desplazados del éxodo centroamericano. El vano intento de esta mañana de cruzar sin documentos la frontera hacia el país más poderoso y mejor armado de la tierra, sólo con la indoblegable voluntad que los ha empujado desde hace seis semanas a transitar más de 5 mil kilómetros, terminó mal.

La Patrulla Fronteriza estadunidense los repelió a la altura de la garita de El Chaparral con gases lacrimógenos y balas de goma disparados desde Estados Unidos hacia territorio mexicano, con un saldo de cuatro heridos.

Uno de los lesionados es el defensor de derechos humanos Rubén Figueroa, del Movimiento Migrante Mesoamericano, quien observaba el desarrollo de los hechos a varios metros de distancia del muro fronterizo. Una cápsula de gas lacrimógeno disparada desde el norte lo descalabró. Fue dado de alta después de ser atendido en el hospital general.

Además, del lado mexicano fueron detenidas 36 personas, todos hondureños. Del lado estadunidense fueron apresados 73 que habían logrado burlar el muro divisorio a través de un hueco.

Varios testigos aseguraron que los detenidos no realizaron ningún acto violento; que cuando los manifestantes se replegaron y regresaban a pie hacia el albergue, unas patrullas los detuvieron y los fueron a entregar a la estación migratoria. Éstos, al parecer, serán los acusados de "causar disturbios, riñas, alterar el orden público y agredir a los ciudadanos", según la policía municipal. Y serán deportados.

La marcha hacia la garita de El Chaparral fue planeada hace días. La comisión de representantes y la organización Pueblo sin Fronteras aceptaron acompañar al grupo con la condición de que fuera una caminata pacífica.

Las mantas y pancartas estaban ya listas. En una se anotó: "Trump, no te odiamos". Otra rezaba: "Venimos en son de paz". Y otra: "Catrachos (hondureños): 100% trabajador". Una aludía a la campaña xenófoba que se ha sentido de este lado: "México, disculpa si en algo te he ofendido". Algunos niños llevaban banderitas de Estados Unidos.

Salieron pasadas las 10 de la mañana con el plan de manifestarse frente a la garita que divide El Chaparral y San Ysidro. La mayoría de los que acampan el sobresaturado albergue optaron por no sumarse a la columna. Muchos iban con la idea de que se trataba de una manifestación de protesta. Otros se hicieron la ilusión que podrían dar el salto definitivo. Llevaban pequeñas mochilas y una cobija amarrada a la espalda.

Al llegar al puente vehicular que sube al puerto de entrada de El Chaparral toparon con una barrera de antimotines de la Policía Federal. Sin éxito intentaron dialogar para seguir adelante. Pasó media hora y todo indicaba que la manifestación regresaría.

Pero inexplicablemente la fuerza policiaca descuidó los flancos del puente vehicular. La tentación fue demasiado grande. En un instante, los migrantes centroamericanos arrancaron a correr por los carriles laterales y al grito de "¡vámonos, vámonos!" invadieron la zona restringida del puerto fronterizo.

Encabezados por un joven que portaba una bandera mexicana, varios centenares se descolgaron por la canalización del río Tijuana, pasaron a la otra orilla, quizá pensando que ya estaban en territorio estadunidense, y avanzaron hacia el puerto de entrada. Pero equivocaron el camino y avanzaron hacia la salida vehicular. Estaba cerrada a piedra y lodo. Otro pequeño puñado corrió hacia otra dirección, vio una reja abierta y entró directamente a la boca del lobo: el estacionamiento del INM. Unos cuantos terminaron directamente en las perreras del Grupo Beta.

En un lapso caótico, desde lo alto del puente vehicular se podía observar la escena surrealista: unos grupos corrían por un pasillo que los llevaba a un callejón sin salida. Instantes después regresaban y volvían a tomar un camino equivocado. Otro contingente caminó por la zona comercial y se aproximó a las alambradas del puerto de entrada, en medio de miles de automóviles varados por el cierre de la garita. Otros caminaron hacia la frontera, treparon por un terraplén que los llevó a las vías del tren en desuso y ahí desembocaron directamente al gigantesco muro metálico. Era el fin del viaje. Y también el fin de la naturaleza pacífica de la marcha.

Varios migrantes encontraron un hueco en el muro. Unos 73 se atrevieron a atravesarlo. Fueron detenidos. Un agente de la Patrulla Fronteriza disparó la primera cápsula de gas. De ahí siguieron muchas más. Y balas de goma. En su retirada, otros muchachos recogían piedras cerca de las vías del tren y las lanzaban contra el muro. Eso es lo que la secretaria de Seguridad Interna estadunidense, Kirstjen Nielsen, interpretó en un comunicado emitido en Washington está tarde como "un intento de transgredir la infraestructura de la valla fronteriza y un intento de lastimar al personal de la Patrulla Fronteriza lanzándoles proyectiles".

Minutos después, por el mismo terraplén los grupos de hondureños, salvadoreños y guatemaltecos bajaban decepcionados y alarmados. Algunos venían llorosos y con dificultades para respirar. Otros sólo vieron a lo lejos las nubes de gas.

Javier Bauluz, un experimentado fotógrafo que ha registrado muchos otros éxodos en el mundo, intenta distenderse un momento frente a una cerveza en la pintoresca Plaza Santa Cecilia, el Garibaldi tijuanense. Y de pronto recuerda un episodio, en 2015, cuando decenas de miles de sirios e iraquíes huyendo de la guerra intentaban viajar hacia Europa. Habían llegado hasta Budapest. El gobierno austriaco suspendió la corrida de trenes hacia Alemania. Los fugitivos quedaron varados, en terribles condiciones, en un país que los rechazaba.

Estaban totalmente contra la pared, acogotados. Y una noche un hombre llegó a sacudirlos. "Los tomaba de la solapa y les gritaba: vámonos. En 24 horas de organizó una caravana que caminó cerca de 16 horas por la carretera, hasta quedar exhausta. Y esa escena fue la que movió al gobierno de Ángela Merkel para acogerlos. Y los mandó llevar a Alemania en autobuses".

No son condiciones similares. Pero sí da la impresión de que para el épico desplazamiento de centroamericanos este día puede ser un momento de quiebre. Y tal vez en el albergue más de uno no pudo dormir, pensando en lo que se aproxima.

Publicado enInternacional
El día que la Unión Europea dejó de ser la que era tras aprobar el Brexit

El Consejo de Europa ha aprobado este domingo el acuerdo del Brexit para la salida del Reino Unido de la UE


El acuerdo, fruto del referéndum de junio de 2016, marca un antes y un después en el cuerpo institucional comunitario


Reino Unido nunca fue un socio comunitario como el resto. Siempre ha tenido un ojo puesto en Estados Unidos. Quizá por el idioma, por la insularidad o porque fue metrópoli de los americanos, Londres nunca terminó de entregarse en el proyecto institucional comunitario como los demás.


Londres entró en el proyecto comunitario en 1973, pero en cuanto Margaret Thatcher llegó a Downing Street estuvo mucho más interesada en fundar el nuevo liberalismo con su colega Ronald Reagan que en construir un proyecto Europeo. Reino Unido participó de la creación de la Unión Europea al albur del tratado de Maastricht, pero nunca tuvo una mínima duda de que jamás perdería la libra en favor del euro.


Los británicos estuvieron en el bando ganador en la Segunda Guerra Mundial, sufrieron los bombardeos nazis sobre Londres y son miembros del consejo de seguridad de Naciones Unidas. Pero no han compartido de la misma manera el modelo del Estado del Bienestar continental, ni siquiera el acervo antifascista constituyente de muchos países europeos.
"Por fin podremos decidir que a nuestro país se entra por las habilidades, y no por el país de donde vengas, y nuestros impuestos se gastarán en nuestro país, recuperaremos el control de nuestras fronteras y nuestras leyes, y podremos mejorar la sanidad, nuestros empleos y nuestras empresas", decía este domingo la primera ministra británica, Theresa May, tras la cumbre de jefes de Gobierno de la UE. Es decir: por fin Reino Unido podrá ponerse a sí mismo por delante del resto, por fin será "great again" sin el lastre de la UE, y no se distraerá con los problemas de sus vecinos.


Los 27 han sancionado este domingo el acuerdo de 585 páginas acordado después de año y medio de negociaciones para el divorcio "ordenado", pero eso no quiere decir que Reino Unido el lunes esté fuera de la Unión Europea.


La fecha en la que está prevista la salida de Reino Unido de la UE es el 29 de marzo de 2019, dos años después de que Theresa May pulsara el botón de desconexión comunitaria. Ahora bien, lo que se ha aprobado este domingo permite a May ir al Parlamento británico con un acuerdo respaldado por su Gabinete y por las instituciones europeas con un mensaje añadido. "Este es el mejor y el único acuerdo posible", como ha dicho el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker. Y como ha reproducido May tras el Consejo Europeo.
A partir de aquí, May llevará su acuerdo a Westminster, un acuerdo que se ha calentado aún más en la última semana por el tira y afloja de Gibraltar. Muy sentido para los españoles, pero también para los ingleses, que han recibido munición extra para disparar contra el acuerdo.


La votación en el Parlamento británico se prevé para diciembre, y a Theresa May no le salen las cuentas por el rechazo de parte de su partido, el Conservador; y también por el rechazo del líder laborista, James Corbyn, así como de los unionistas del Ulster, que le sostienen en Downing Street.


May se está fajando por defender las bondades del acuerdo y el pragmatismo de que no se puede alcanzar otro. Si con eso no le basta y pierde la votación, el acuerdo de este domingo seguramente sea papel mojado: May se verá obligada a convocar elecciones. Y, salvo que las ganara con una mayoría más amplia que la que tiene, el 29 de marzo el divorcio será sin acuerdo... A menos que el nuevo Gobierno de Downing Street eche marcha atrás y anule el Brexit o convoque otro referéndum y ganen quienes no quieren irse de la UE.


Este domingo la Unión Europea ha dejado de ser la que era: porque ha aprobado el primer divorcio de su historia, porque ha preparado la salida de uno de los suyos y porque lo que está por venir es territorio desconocido.

Publicado enInternacional
¿Traiciona Netanyahu a Trump, pese al regalo de Jerusalén?

Pocos presidentes de Estados Unidos han sido tan pro supremacistas israelíes como Trump que, inclusive, tiene un yerno talmúdico, Jared Kushner, a quien otorgó el manejo de tres agendas sensibles: 1. Su intimidad con Arabia Saudita en las buenas y las malas; 2. El traslado ilegal de la embajada de EU de Tel-Aviv a Jerusalén, financiado por Sheldon Adelson, mafioso dueño de casinos en Las Vegas y a cuya esposa Trump premió en forma estrambótica con la "Medalla de la Libertad" (http://bit.ly/2zeYGSk); y 3. La bizarra relación sadomasoquista con el itamita y "aprendiz" canciller "mexicano" Videgaray.

Pese a los regalos dadivosos de Trump a Israel, el primer ministro Netanyahu –hoy en serios problemas domésticos exacerbados por el fracaso de la reciente incursión militar en Gaza, que llevó a la renuncia del ex guarura de cabarets (literal) Avigdor Lieberman en el Ministerio de Defensa– "traiciona" a su supuesto aliado, el presidente de EU, según los periodistas Amir Tibon y Amos Harel, del rotativo Haaretz (http://bit.ly/2zO3gGI).

Se podrá aducir, no sin sustento, que Haaretz es muy cercano a los intereses de George Soros quien choca con la tripleta talmúdica de Netanyahu, Adelson y Kushner.

Los periodistas de marras juzgan que "Trump estará muy furioso (sic)" debido a los proyectos de infraestructura de China en Israel, lo que ha provocado alta tensión con el Pentágono y el vicepresidente Mike Pence, en momentos en que Trump arremete en su guerra comercial contra Pekín.

No pasó desapercibida la presencia del muy poderoso vicepresidente chino Wang Qishan en la Cumbre de Innovación Israelí en Jerusalén a finales de octubre, según The Washington Post (24/10/18), cuya noticia fue borrada "extrañamente" (https://wapo.st/2OS9dYE).

No hay que perder de vista la estrecha relación que ha establecido Henry Kissinger –muy cercano a su "pupilo" Jared Kushner (http://bit.ly/2OV8zK3) y a Netanyahu– con el vicepresidente chino Wang Qishan a quien visitó en una semana tanto en Singapur como en Pekín con el fin de apaciguar las asperezas de Trump contra China, como indagué en el portal Sputnik (http://bit.ly/2OUVgsT).

Hace un poco más de dos meses Harel analizó en forma cándida las razones por las cuales "Israel otorga a China las llaves de su principal puerto (¡mega-sic!)", por lo que la "marina de EU podría abandonar Israel" (http://bit.ly/2zOHt1t): China "operará el puerto de Haifa, cerca de los presuntos submarinos de Israel dotados de armas nucleares (¡mega-sic!)".

Amos Harel juzga que "parece que nadie en Israel pensó sobre las ramificaciones estratégicas". ¿Será?

Es evidente que Israel anhela, mediante la (con)cesión del puerto de Haifa a una empresa china para su operación, formar parte del megaproyecto del siglo XXI de la Ruta de la Seda (http://bit.ly/2zlgtrf).

Por demás significativo sea que también Haifa constituya el "puerto hogar" de la sexta flota estadunidense, lo cual erizó los cabellos del muy influyente Hudson Institute, con sede en Washington, así como de ex almirantes y ex funcionarios del Pentágono.

¿Se adelanta Netanyahu al G-2 que desea repetir Kissinger con China, mientras éste engaña al zar Vlady Putin con otro G-2 espurio?

Hace tres años y medio, la empresa china SIPG, que maneja el puerto de Shanghái, obtuvo la licitación para expandir el puerto de Haifa y operarlo durante un cuarto de siglo.

Mas allá de la participación china en “inmensos proyectos de infraestructura en Israel, tales los túneles en el Monte Carmel y el tren ligero en Tel-Aviv, (…) otra empresa china ganó la licitación para construir un nuevo puerto (¡mega-sic!) en Ashdod”: ¡dos de sus tres puertos!

¿Cómo reaccionará Trump cuando llegue a su mesa la aparente, sino coreográfica, "traición" de su dilecto cuarteto Netanyahu/Kissinger/Jared Kushner/Sheldon Adelson (dueño de un casino en Macao).

¿Qué sabrá que no sepamos el cuarteto Netanyahu/Kissinger/Jared Kushner/Sheldon Adelson sobre la declinante situación doméstica, no se diga foránea, de EU en la fase del "Desorden Global en la Era Post Estados Unidos"? (http://bit.ly/2Owrtqx).

AlfredoJalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

 

Publicado enInternacional
¿Irán o Gaza? La disputa por las prioridades rompe al gobierno de Israel

El 11 de noviembre, mientras el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu se encontraba en Paris en la ceremonia por el centenario del Armisticio de la Primera Guerra Mundial, su ministro de defensa, Avigdor Liberman lanzaba una operación para infiltrar una unidad especial en Gaza, camuflada con un vehículo civil, con el finde secuestrar a algún comandante de Hamas. El objetivo esta vez no era canjearlo con los prisioneros israelíes o los cadáveres de sus soldados en manos de la organización palestina, ni contar con una carta para las futuras negociaciones, sino sabotear el pacto de seguridad firmado entre el líder de Hamas Yahya Sinwar (que ha estado 22 años en las cárceles israelíes) y Netanyahu.

Dicho acuerdo, realizado con la mediación de Egipto, Qatar, la ONU y la aprobación de EEUU, consistía en que Tel Aviv paliara el bloqueo a Gaza a cambio de que Sinwar contuviera la Gran Marcha del Retorno de los Viernes que empezó en mes de marzo en la frontera con Israel, desde donde los manifestantes tiraban petardos de destrucción masiva que mataron a 2 militares israelíes e hirieron a 3 heridos, y recogían los cuerpos sin vida de 227 palestinos y a cerca de 20.000 heridos y mutilados por la lluvia de disparos israelíes: ¡ y a eso la prensa llama “enfrentamiento”!


El resultado de este acuerdo ha sido que Gaza (que vive una situación de genocidio a toda regla), puede contar con más horas de luz y agua y ha recibido los 15 millones de dólares donado por Qatar a Hamas destinados al pago del salario de los funcionarios de la Franja, a la vez que se negocia un alto el fuego permanente en fases. Liberman considera el pacto una “capitulación ante el terror”. Está por ver si el motín de los gazatíes hambrientos y con un 70% de los jóvenes desempleados puede ser contenido por un Hamas, patrocinado por Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Qatar, Irán y Turquía, con intereses contrapuestos en la cuestión palestina.


La operación terminó en un fiasco: aunque mataron al comandante Nur Baraka y seis milicianos más, la unidad israelí fue descubierta y un teniente coronel fue asesinado. Con el fin de proteger a sus agentes y destruir los equipamientos abandonados durante su fuga, la aviación israelí bombardeó Gaza, lanzando150 ataques a los que los palestinos responden con unos 400 proyectiles de mortero, alcanzando un autobús militar israelí, y obligando a los vecinos de Ashdod y Beersheba a permanecer en refugios antiaéreos.


Netanyahu regresa inmediatamente y declara el alto el fuego. Liberman presenta su dimisión, y en vez de asumir la responsabilidad de la operativa chapuza, culpa al primer ministro por oponerse al desalojo de los palestinos de Khan Al-Ahmar y entregar la donación de Qatar a Hamas, aunque en realidad pretendía presentarse en la víspera de las elecciones parlamentarias del 2019 como “la mano de hierro” contra Palestina. El líder de la extrema derecha israelí pide un “golpe severo” en Gaza: no se conforma con menos que el exterminio de los dos millones de prisioneros palestinos encerrados en la Franja.


El régimen israelí se divide ante el dilema de: ¿Es Gaza una amenaza “estratégica” o “existencial? Y ¿cuál es la “amenaza iraní”?
Netanyahu se centra en Irán


El Primer Ministro declaró un alto el fuego sin pedir la aprobación de su gobierno de coalición. Para él es Irán el principal desafío, y no sólo Israel sino del planeta entero e incluso el cosmos. Descarta una “solución” militar contra Gaza por su inutilidad, probada en tres guerras. Prefiere una atrocidad controlada contra la Franja, mientras sigue con su estrategia de aislar a Teherán, presionando a Europa y los países árabes.


Tras lograr que EEUU de Trump (que tiene sus razones para apoyar a Israel) traslade su embajada a Jerusalén, recorte la ayuda a los refugiados palestinos, rompa el acuerdo nuclear con Teherán y reimponga las sanciones mortales contra la nación iraní, Netanyahu intenta normalizar las relaciones de Israel con los países árabes. Visitaba Omán la semana pasada, cuando en Qatar se exhibía la bandera israelí en el 48º Campeonato Mundial de Gimnasia Artística y su ministra de cultura y deportes asistía en Abu Dabi a un torneo de judo. Aunque, el asesinato de Khashoggi por Arabia Saudí dificulta el “Acuerdo del siglo” que iba a zanjar la “cuestión Palestina. Las concesiones unilaterales de los países árabes (ahora, en jaque por el asunto del periodista asesinado) radicalizará aún más a la extrema derecha israelí, y eso cuando el movimiento Boicot, Desinversión, Sanciones (BDS) va ganando en la opinión pública europea. Es difícil que las calles árabes apoyen esta “normalización”. Los regímenes árabes conocieron durante las “Primaveras árabes” el poderío de sus gentes. Eran otros tiempos cuando en 2002, la Liga Árabe condicionó el reconocimiento de Israel a cambio de una retirada completa de las tierras ocupadas.


Liberman es la primera víctima de este pulso y el propio Netanyahu el segundo: su gobierno de coalición se desmorona y no se descarta un adelanto de las elecciones.


Las lecciones de un golpe fallido


• Israel ha menospreciado la capacidad defensiva de los palestinos, y sus consecuencias políticas en Tel Aviv.
• Los palestinos tienen una oportunidad para aprovechar esta brecha en el seno del poder israelí.
• Israel no pretende derrotar a Hamás y asumir el control sobre 2 millones de palestinos que odian a la República Judía de Israel, por condenarles a una muerte lenta. Hay una facción que pretende salvar a esta organización ante la profunda decepción de los gazatíes de su gestión y el empeoramiento de la situación de la franja.
• Netanyahu ha negociado el acuerdo no con la Autoridad Palestina (AP), sino con Hamas, para dividir aún más a los palestinos. Puede incluso otorgar un estatus especial a Gaza. Pretende levantar de forma gradual el bloqueo, ampliar su zona de pesca de seis millas náuticas a catorce, dar permiso de trabajo a miles de gazatíes, etc. La AP ha rechazado estas negociaciones: la crisis humanitaria se empeorará en el enclave y hará estallar la “bomba Gaza” en la cara de sus creadores sin que sus armas nucleares ilegales pudiesen evitarlo.
• De momento, gana la línea de “política dura” de Netanyahu sobre la “brutalidad al desnudo” de Liberman: una “victoria” para los palestinos.

20 noviembre 2018

Publicado enInternacional
Página 1 de 91