En 2013 aumentó la violencia contra el movimiento sindical colombiano

Ayer 10 de diciembre se cumplieron 65 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas. En una fecha tan significativa, la Escuela Nacional Sindical lamenta informar que los homicidios y los atentados contra trabajadores sindicalizados en Colombia aumentaron en este año que está terminando.

 

En efecto, desde el 1º de enero de 2013 al día de hoy, el Sistema de Información en Derechos humanos de Sindicalistas de la ENS (SINDERH) ha registrado, preliminarmente porque son datos aún no consolidados, al menos 26 homicidios de trabajadores sindicalizados, 13 intentos de homicidio, 149 amenazas, 28 casos de hostigamientos y 13 detenciones arbitrarias.


O sea que en lo que va corrido de este año se han registrado 4 casos más de homicidios y 6 casos más de atentados contra la vida de sindicalistas que en 2012.


Los dos últimos homicidios tuvieron lugar la semana pasada en el departamento de Norte de Santander, en Cúcuta y el municipio de Sardinata. Las víctimas, Carlos Garciaherreros, y Pedro Camperos, eran dirigentes de la Subdirectiva de la Federación Nacional de Servidores Públicos, Fenaser, filial de la CTC.

 

Son cifras que resultan preocupantes y demuestran que, pese a que el Gobierno ha anunciado esfuerzos en la implementación de medidas encaminadas a garantizar los derechos laborales y las libertades sindicales, la violencia antisindical y la impunidad de ésta no son un asunto del pasado en Colombia.

 

Lo más grave es que másd el 90% de las violaciones a los derechos a la vida, la integridad y la libertad de trabajadores sindicalizados entre enero y noviembre de este 2013, se cometieron contra líderes sindicales. De 229 casos registrados, 208 fueron contra dirigentes. De esos casos 9 fueron homicidios y 12 atentados.

 

Además 18 casos de amenazas fueron colectivas, dirigidas contra organizaciones filiales de la CUT y la CGT, centrales sindicales que en el transcurso del año 2013 agrupan, respectivamente, el 89,2% y el 5,4% del total de la violencia, lo que ratifica la dimensión colectiva de la violencia antisindical y las afectaciones que genera.

 

Los departamentos con más casos de violencia antisindical en este 2013 fueron: Valle con 49 casos, Antioquia con 30 casos, Cesar con 30, Santander con 27 y Atlántico con 20 casos.

 

Al analizar los sectores económicos más afectados por esta la violencia antisindical este año, encontramos que el más impactado es el de minas y canteras con el 25,4%, seguido de la industria manufacturera con 19.3%, el sector educativo con 18,2%, y agricultura, caza y pesca con el 12,7%. Como se ve, la violencia antisindical se da hoy en sectores claves en las políticas económicas que orienta el gobierno nacional.

 

Frente a la presunta autoría de esta violencia, tenemos que en un 53,7% de los casos no se conoce información al respecto. Y del total de los casos en los que se conoce o se presume su autor, el 71,6% se atribuye a grupos paramilitares, el 19,1% a organismos estatales, y el 5,8% a la guerrilla. Con un menor procentaje están los casos presuntamente atribuidos a la delincuencia común y el empleador.

 

Los dos últimos casos de N. de Santander

 

El primer caso ocurrió el 4 de diciembre en Cúcuta, donde fue ultimado de un balazo en el pecho Carlos Edmundo Garcíaherreros, recién nombrado directivo de Fenaser en este departamento, y docente de las universidades Libre y Simón Bolívar de Cúcuta.

 

Las autoridades dijeron en una primera versión de los hechos que el móvil fue el robo de un reloj, versión que puso en duda Raúl Gómez, presidente de Fenaser Seccional N. de Santander, sobre todo teniendo en cuenta que hay un runrún rodando en la zona en el sentido de que hay un listado de sindicalistas que van a ser asesinados por los paramilitares.

 

El segundo caso ocurrió dos días después del anterior, el de diciembre, en el municipio de Sardinata. La víctima fue identificada como Pedro Alejandrino Camperos, presidente de la subdirectiva del sindicato Sindenorte en Sardinata, filial de Fenaser.

 

Según Raúl Gómez, Camperos era una persona muy conocida en esta municipalidad, donde, aparte de ser funcionario de la Alcaldía, integraba un grupo mariachi. Precisamente ese fue el señuelo que utilizaron para asesinarlo: lo convocaron a prestar un servicio musical en las afueras de la ciudad, donde fue atacado el vehículo en el que se movilizaba su grupo. En el abaleo también resultó muerto otro compañero mariachi y herido el conductor del vehículo.

 

Otros casos graves

 

Algunos casos que consideramos graves, y que muestran la dificultad para ejercer la actividad sindical, son:

 

Entre julio de 2012 y enero de 2013, el presidente y el tesorero de la Junta Directiva Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria del Carbón (Sintracarbon), recibieron amenazas extendidas contra sus familias. Ocurrió mientras los dirigentes integraban la comisión que representó al sindicato en la negociación colectiva con la empresa Carbones del Cerrejón Limited. Según lo denunció pubolicamente el sindicato, estas amenazas tenían como objetivo limitar las acciones de Sintracarbón frente a sus reivindicaciones por la defensa de los derechos de los trabajadores y el desarrollo de la región. Solicitaron medidas de protección, pero nunca obtuvieron una respuesta oportuna, coherente y eficaz frente a sus necesidades particulares.

 

Otro escenario hostil contra el sindicalismo es la industria azucarera, en particular el Ingenio La Cabaña, que se opone a la formalización de sus relaciones laborales y contunúa vinculando trabajadores mediante contratistas. Además se negó a reconocer la seccional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Agropecuaria (Sintrainagro) y a discutir el pliego de peticiones presentado por éste en diciembre de 2012. El 3 de enero de 2013 este ingenio despidió a 86 trabajadores, incluida la junta directiva del sindicato, y varios trabajadores sindicalizados recibieron, extensivas a su familia. Y el 28 del mismo mes Juan Carlos Pérez Muñoz, activista sindical, fue asesinado en el municipio de Corinto, Cauca .

 

Otra dimensión de la violencia antisindical que reviste particular gravedad, son las agresiones contra mujeres sindicalistas. Trabajadoras y dirigentes son víctimas de amenazas y desplazamientos forzados que buscan atacar sus liderazgos, sus condiciones propias de mujeres, entre ellas el rol de protección a la familia. Así lo ilustra la experiencia sufrida por la presidenta de la Asociación Santandereana de Servidores Públicos (Astdemp), quien desde el 2004 ha sido agredida en forma permanente. En abril de 2013 fue dejado en la sede del sindicato un sobre con un mensaje en la que la declararon objetivo militar y enemiga pública. Además le enviaron dos muñecas, cada una con el nombre de sus hijas, una de ellas sin un brazo y la otra sin una pierna, salpicadas de esmalte rojo en el rostro y el cuerpo. La amenaza estaba firmada por el Comando Urbano de los Rastrojos .

 

Las vidas perdidas, libertades y derechos restringidos a los sindicatos en este 2023, muestran que la violencia sigue siendo una práctica antisindical que impide la concreción efectiva del derecho de asociación sindical, la dignificación del trabajo, y priva a la sociedad de tener al sindicalismo como un actor fundamental que construye democracia.

 

 

Publicado enColombia
Encadenados y en huelga de hambre, 4 sindicalistas presionan a Nestlé a cumplir Convención Colectiva

Desde el pasado martes 5 de noviembre cuatro trabajadores de Nestlé de la planta de Bugalagrande, Valle del Cauca, se encuentran encadenados y en huelga de hambre en las afueras de la planta como medida de protesta ante el incumplimiento de los acuerdos convencionales y el irrespeto a la dignidad de los trabajadores por parte de la empresa.

 

Se trata de William Zapata, Wilson Riaño, Omar Rengifo y Miguel Millán, todos directivos de la seccional de Sinaltrainal en Bugalagrande, quienes, afirman, están dispuestos a ir hasta las últimas consecuencias, a menos que la empresa escuche sus reclamos. Hoy en la mañana uno de ellos presentó una descompensación orgánica y debió recibir atención médica.

 

En realidad se trata de una reincidencia, toda vez que ya el pasado 10 de octubre estos mismos trabajadores habían iniciado una huelga de hambre, la cual debieron suspender apresuradamente por las amenazas y hostigamientos de que fueron objeto.

 

En diálogo con esta Agencia de Información, el señor Javier Correa, Presidente Nacional de Sinaltrainal, dijo que con esta acción de protesta los trabajadores quieren llamar la atención sobre la negativa de Nestlé, la compañía agroalimentaria más grande del mundo, a cumplir los acuerdos pactados en la Convención Colectiva firmada el 28 de junio de 2012, tras 82 días de conflicto.

 

"Esta huelga es indefinida, hasta que la empresa entre en razón y otorgue los beneficios pactados. No pedimos nada más", señaló uno de los trabajadores que participa en la huelga de hambre.

 

Pero la protesta no es solo por la violación de derechos laborales y las presiones indebidas de la empresa a los nuevos trabajadores para que no se afilien al sindicato. También la hacen para denunciar las amenazas de muerte que pesan sobre algunos dirigentes sindicales de la seccional Sinaltrainal Bugalagrande, y para reclamar verdad, justicia y reparación por los sindicalistas de Nestlé, 13 en total, asesinados desde 1984, uno de ellos Luciano Romero, caso por el cual hay abierto un proceso penal por la omisión en que incurrió la empresa, según explicó el presidente de Sinaltrainal.

 

Otra de las demandas tiene que ver con que Nestlé deje de hacer importaciones masivas de leche en polvo y otras materias primas y productos terminados que afectan la agroindustria nacional y ponen en riesgo los empleos y la estabilidad de pequeños y medianos productores, que son reivindicaciones del pasado paro nacional agrario.

 

Es de anotar que el 2011 Nestlé S.A. hizo negocios en Colombia por 90 mil millones de francos suizos, excelente balance que contrasta con la situación precaria de los productores proveedores de la compañía y de los trabajadores.

 

Nestlé, por su parte, emitió un comunicado en el que sostiene que ha cumplido con todos los acuerdos convencionales y lamenta que Sinaltrainal recurra a la huelga de hambre como método de lucha.

Publicado enColombia
Jueves, 24 Octubre 2013 08:14

¿Por qué los salarios se reducen?

¿Por qué los salarios se reducen?

Uno de los movimientos sociales más importantes que ha ocurrido en EEUU, que ha pasado desapercibido en los mayores medios de información españoles, ha sido el movimiento de los trabajadores de los establecimientos de comidas baratas (como McDonalds), conocidos como fast food, demandando un incremento salarial, para alcanzar lo que llaman un "salario digno". Estos trabajadores están entre los peor pagados en EEUU. Se considera, erróneamente, que la mayoría de estos trabajadores son gente joven, estudiantes la mayoría, que no trabajan por mucho tiempo en esos establecimientos.

 

Esta percepción, sin embargo, está equivocada. Dos de los expertos más importantes de EEUU en temas del mercado laboral, John Schmitt y Janelle Jones, han documentado que dicha percepción corresponde solo a un treinta por ciento de los trabajadores de tal sector. La mayoría son trabajadores adultos, que están estancados en su vida laboral en tales puestos de trabajo, que se pagan a nueve dólares por hora, solo ligeramente por encima del salario mínimo legal (7,25 dólares). Y como Schmitt y Jones muestran, estos salarios tan bajos están convirtiéndose en los salarios de grandes sectores del mercado laboral de EEUU. Son los tipos de salarios (low-paid jobs) que están creciendo más rápidamente en EEUU. Y la expresión "estancados" refleja el hecho de que no se estén creando trabajos mejor pagados que permitan a estos trabajadores realizar tareas mejor retribuidas. En realidad, la mitad de los empleados que tienen títulos universitarios indican que el trabajo que realizan no requiere los estudios universitarios que tienen.

 

Dos argumentos que se han dado para explicar este fenómeno han sido, por un lado, la introducción de avanzada tecnología en el proceso del trabajo que, supuestamente, lo simplifica, convirtiendo al trabajador (incluso al empleado cualificado con educación universitaria) en una pieza de una máquina o de un proceso automatizado. Otro argumento es la falta de articulación (mismatch) entre el sistema educativo y formativo, por un lado, y las necesidades del mundo empresarial por el otro. Ahora bien, ninguno de estos dos argumentos puede explicar la enorme polarización social y salarial, ni la enorme concentración de las rentas en EEUU (que, como en otros países, incluyendo España) ha estado ocurriendo.

 

La enorme concentración de las rentas

 

Como bien decía Mark Weisbrot en su artículo "Fast Food Workers are Fighting for the Majority of U.S. Employees". Newsday (del cual extraigo la mayoría de estos datos), el 1% de la población de renta superior, con mayor capacidad adquisitiva, ha pasado de tener el10% de toda la renta nacional en el año 1980 al 22,4% en el año 2012. Ello quiere decir que el aumento de la riqueza consecuencia del aumento de la productividad no se ha distribuido equitativamente, sino que se ha ido concentrando en las rentas superiores, que derivan gran parte de sus ingresos de la propiedad del capital. Es decir, los capitalistas (término casi abandonado en la normativa mediática por considerarse "anticuado") han visto sus rentas incrementadas a costa de las rentas del trabajo. Una situación idéntica ha ocurrido en España. En otras palabras, los salarios han ido bajando y los beneficios han ido subiendo tanto en EEUU como en España. Por primera vez desde la instauración de la democracia en España, las rentas derivadas del capital son mayores que las derivadas del mundo del trabajo.

 

Uno de los factores que ha facilitado esta realidad ha sido el estancamiento del salario mínimo legal. De hecho, si este salario en EEUU hubiera crecido de la misma manera que ha crecido la productividad y la inflación, el salario mínimo en EEUU debería ser de 17 dólares por hora en lugar de los 7,25 actuales. Y este estancamiento salarial se debe primordialmente a factores políticos, es decir, al debilitamiento de los sindicatos y fortalecimiento de la patronal. La evidencia es abrumadora en este sentido.

 

Una situación idéntica ocurre en España. Todas las reformas laborales que se presentaron con el supuesto objetivo de crear empleo, tenían, en realidad, el propósito de bajar los salarios mediante la destrucción de empleo, creando desempleo, el mejor instrumento que la patronal tiene para atemorizar a los sindicatos y al mercado del trabajo y forzarles a que acepten lo que debería ser inaceptable (una consecuencia de lo cual ha sido el espectacular crecimiento del endeudamiento de la población, tema que he desarrollado en otros artículos). Se olvida con excesiva frecuencia que la tasa de desempleo es una variable más política que económica. El desempleo es el arma que utiliza el mundo del capital para debilitar y atemorizar al mundo del trabajo. De ahí que las políticas actuales (que deliberadamente están destruyendo empleo) sean parte de un proyecto político que está logrando sus objetivos.

 

Por eso la respuesta a la bajada de salarios y al desempleo que la facilita, debería ser más política que económica: la movilización política en contra del desempleo, la precariedad y bajos salarios. Puesto que la mayoría de la ciudadanía deriva sus ingresos del trabajo, este movimiento social en EEUU de los "low-paid workers" ha sido enormemente popular (de lo cual tampoco se ha informado a la ciudadanía en España), forzando a la patronal a ceder a estas demandas e incrementar sus salarios. Ello determinó que los sindicatos del país (AFL-CIO) tomaran nota y en su último Congreso en Los Ángeles concluyeran que el futuro de los sindicatos dependería de sus alianzas con los movimientos sociales, estableciendo un abanico (rainbow) popular de carácter reformista que (consecuencia del gran debilitamiento de las izquierdas políticas en EEUU) pudiera convertirse en una especie de "Solidarno??" a la americana. Existe hoy una gran agitación social en EEUU (que se desconoce también en España) que ofrece un gran potencial para el futuro en aquel país. Naturalmente que la situación en España es distinta y requiere otro tipo de respuesta, aún cuando es de gran importancia y urgencia que se establezca una amplia alianza de fuerzas políticas y movimientos sociales (incluyendo los sindicatos) que se opongan a estas medidas que están afectando tan negativamente el bienestar y calidad de vida de las clases populares.

 

*Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

Publicado enInternacional
Huelga en la Drummond continúa, hoy completa 50 días

Como ilegal denunció Sintramienergética (sindicato mayoritario de la Drummond), la manera como se convocó y se dio la votación que en días pasados la empresa promovió entre su personal administrativo y los trabajadores afiliados a los dos sindicatos minoritarios, con el objetivo de levantar la huelga.

 

Por lo cual tal votación en la práctica no ha tenido ningún efecto y la huelga, que hoy cumple 50 día, sigue paralizando las actividades en el complejo carbonífero a cielo abierto de la Drummond en la Costa Caribe colombiana, que comprende las minas Pibbenow y El Descanso en el municipio El Paso (Cesar) y al puerto de embarque en Ciénaga (Magdalena).

 

Este es un complejo minero que ocupa unos 10 mil trabajadores entre directos y tercerizados, y en situación normal produce 26 millones de toneladas año, equivalente al 29% de la producción nacional de carbón. Es el segundo productor después de El Cerrejón.

 

Precisamente Sintracarbón, sindicato de El Cerrejón, sumó su voz de apoyo a Sintramienergética, y en un comunicado expedido ayer alertó a los trabajadores del sector minero-energético y a la opinión pública por la “ilegal” manipulación que la multinacional estadounidense hace del conflicto. “Ahora, con la votación ilegal contra la huelga, Drummond vuelve a poner de presente que la cultura antisindical es norma empresarial. Esta decisión en vez de ablandar a los trabajadores los mueve a defender los principios sindicales y a hacer respetar sus condiciones laborales”, señala en su comunicado Sintracarbón.

 

Además hizo un llamado al Ministerio de Trabajo para que haga respetar el orden jurídico y demuestre que sí tiene la intención de hacer valer la libertad sindical, declarando la nulidad de la votación promovida por Drummond entre empleados no sindicalizados, muchos de ellos de confianza y manejo y por tanto impedidos para tomar parte en el conflicto.

 

Por su parte Éver Causado, vocero de Sintramienergética y miembro de la comisión negociadora, dijo que los trabajadores afiliados a este sindicato están en todo su derecho de continuar la huelga, amparados en el Decreto 2519 de 1993, que dice que la potestad para decretar la huelga, y también para levantarla y convocar a Tribunal de Arbitramento, la tiene el sindicato mayoritario de la empresa, titular del conflicto, en este caso Sintramienergética.

 

Éver Causado lamentó que la empresa no tenga una actitud propositiva frente a los trabajadores y mantenga su intransigente posición de no negociar con el sindicato los puntos que esté le planteó en el pliego de peticiones. Por el contrario, desde el principio del conflicto ha recurrido a distintos instrumentos para tratar de romper la huelga, como lo es la campaña de desinformación que ha desplegado en los medios de comunicación en la región del Cesar, y la fórmula de promover votaciones ilegales entre los trabajadores no afiliados al sindicato mayoritario.

 

Como se sabe, los días 3, 4 y 5 de septiembre los dos sindicatos minoritarios de la Drummond convocaron a los trabajadores para que votaran por el levantamiento de la huelga. Según datos de la empresa, aún no oficializados por el Ministerio de Trabajo, hubo 2.549 votos a favor de que ésta se levante y el conflicto se dirima en Tribunal de Arbitramento. En otra votación similar convocada a mediados de agosto, el número de votos por el levantamiento de la huelga había sido mucho menor, apenas sí superó los 2.000 votos.

 

Pero más allá del número de votos, el argumento principal de Sintramienergética para desconocer esas votaciones y continuar con la huelga, es que éstas no se ajustaron a los parámetros del Decreto 2519, y por tanto son ilegales.

 

Ver otras publicaciones de la Agencia de Información sobre el conflicto en la Drummond en los enlaces:


http://www.ens.org.co/index.shtml?apc=Na--;1;-;-;&x=20168029
http://www.ens.org.co/index.shtml?apc=Na--;2;-;-;&x=20167974

Publicado enInternacional
Viernes, 06 Septiembre 2013 16:45

Trabajadores enfermos e incapacitados

Trabajadores enfermos e incapacitados

Quienes en semanas pasadas transitaron por la Plaza de Bolívar de Bogotá, tal vez se sorprendieron de ver allí un pequeño enjambre de carpas que en uno de los costados instaló un grupo de mineros llegados desde Norte de Santander, para protestar por la desprotección total en la que se encuentran por cuenta de las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL) a las que están afiliados.

 

Fueron en total 67 mineros, todos de empresas extractoras de carbón en varios municipios del citado departamento, quienes, cansados de que sus reclamos se dilataran e indignados por el mal trato de las ARL, decidieron viajar a Bogotá a tratar de hacer visible su drama —o su viacrucis sería mejor decir— provistos de carpas y plásticos para armar cambuches al frente de las instalaciones de la ARL Positiva, que era su plan inicial.

 

En efecto, se instalaron allí pacíficamente, con la esperanza de que las directivas de ARL Positiva los recibieran, pero lo que los recibió fue un escuadrón del ESMAD que arremetió contra ellos para desalojarlos, ataque que dejó tres mineros hospitalizados por las heridas que sufrieron, hecho por el cual está en trámite una demanda contra el ESMAD.

 

Entonces tomaron la decisión de instalar sus cambuches en la Plaza de Bolívar, donde alcanzaron a estar 46 días, en los que las inclemencias de la calle y los filos del clima les hicieron pasar las verdes y las maduras porque son hombres acostumbrados al silencio del campo y al clima caliente.

 

Además les tocó corretear y chuparse los gases que, otra vez el SMAD, arrojó durante la batalla campal que se vivió el 29 de agosto en el centro de Bogotá, en el marco del paro agrario.

 

Víctimas de un sistema que no funciona

 

La lucha de estos mineros no es ajena a las muchas que en otras partes del país adelantan trabajadores enfermos y discapacitados por la misma causa: un sistema de seguridad en riesgos profesionales que no funciona y afecta integralmente al trabajador, desde su enfermedad, la calificación de ésta, la recuperación y rehabilitación, hasta la pérdida de la capacidad laboral.

 

Es un sistema diseñado a favor de las empresas y en contra del derecho de los trabajadores; un sistema que en muchos casos no paga incapacidades y rehabilitación integral, con poca regulación del Ministerio de Trabajo y unas juntas calificadoras que casi siempre declaran las enfermedades laborales como simples enfermedades comunes.

 

Por eso, en febrero de este año, un grupo de trabajadores enfermos e incapacitados de las minas carboníferas de Norte de Santander, todos calificados con enfermedades profesionales o accidente de trabajo, decidieron organizarse. Lo hicieron con el objeto de presentar un pliego único al Ministerio de Trabajo, porque su situación era, y sigue siendo, desesperada.

 

Así nació Asotradisnort, como se llama su organización, que en pocas semanas logró aglutinar a 119 mineros, enfermos todos y la mayoría lisiados, o por lo menos impedidos para trabajar como consecuencia de accidentes o del trabajo prolongado en la minería del carbón. Pero ninguno calificado para obtener su pensión de incapacidad. A Bogotá llegaron los 67 que estuvieron en condiciones de emprender el viaje.

 

"Las ARL Positiva y Seguros Bolívar nos está negando el tratamiento médico y las incapacidades. Están violando con nosotros la Ley 1562 de 2012", denunció Jorge García, presidente de Asotradisnort.

 

En la raíz del drama que ahora viven estos hombres, está el hecho de que en su mayoría laboraron como tercerizados, vinculados por empresas contratistas, que bien se acabaron o les terminaron sus contratos, dejándolos en el aire. No pocos de ellos ya no reciben salario ni atención médica.

 

"Uno no entiende: nos mandan a la clínica San José de Cúcuta, pero allá no atienden porque no hay médicos adscritos a la red. Entonces para qué nos hacen ir", se pregunta el señor García, ex trabajador de la empresa Cerrotasajero, quien aún no ha cumplido 40 años de edad (15 de ellos en la minería), y padece 6 patologías: fractura del antebrazo, hernias discales, síndrome del túnel carpiano, radiculopatía aguda, fractura en cadera y problemas siquiátricos.

 

Ante semejante cuadro clínico, García ha hecho lo que ha estado en sus manos para hacerse escuchar y procurar que tanto a él como al resto de sus compañeros se les haga justicia. Tramitó un derecho de petición para buscar que su calificación le diera para acceder a la pensión, pero le dijeron que no tiene derecho a ella porque ya fue indemnizado dos veces. "Me dieron 8 millones de pesos y con eso debo vivir el resto de mi vida", se queja.

 

Puso entonces varias tutelas para que le sea reconocido su derecho. Las ganó todas, pero la ARL Positiva no las cumple. Precisamente en junio de este año esta Administradora de riesgos fue multada por 181 salarios mínimos debido a las irregularidades que ha cometido en el caso de estos mineros.

 

Y en igual condición que Jorge García están casi todos sus compañeros, quienes en un acto de desespero decidieron viajar a Bogotá a denunciar su problemática y el olvido en que los tienen. "En el mes y medio que estuvimos en la Plaza de Bolívar vivimos de la colaboración de sindicatos y personas de buen corazón que nos brindaron solidaridad, especialmente los recicladores. Porque a Bogotá llegamos casi sin un peso", comentó García.

 

El pasado lunes por fin llegaron a un acuerdo con el Ministerio de Trabajo, consistente en que el 17 de septiembre instalarán en Cúcuta una mesa de discusión de su problema, en la cual estarán sentados con las dos ARL cuestionadas, funcionarios del Ministerio y entidades de control. "De no encontrar allí una solución, no nos quedará más remedio que tomarnos las entidades públicas para que nos oigan", aseguró el directivo de Asotradisnort.

 

Un buen número de los mineros ya regresaron a su tierra, y los que quedaron están a la espera de que la Alcaldía Mayor de Bogotá les dé un auxilio para el transporte.

Publicado enColombia
Es nacional e indefinido y pretende bloquear la vida nacional

El paro programado para este lunes festivo será nacional e indefinido, es decir que no solo agropecuario y minero, ni de dos días. A la protesta se ha invitado a todos los trabajadores del país y de todas las áreas. Ya han confirmado su participación los transportadores y los trabajadores de la salud que anunciaron que atenderán las urgencias. 

 

En rueda de prensa realizada el miércoles 14 de agosto a las 11 a.m.en la Unión Sindical Obrera con de la CUT y otras organizaciones de trabajadores, los impulsores del paro explicaron la situación de los campesinos y trabajadores de la minería: están totalmente excluidos de todo. No tienen ninguna posibilidad de lograr un aumento de su calidad de vida. No tienen salud, capacitación, desarrollo económico ni ningún auxilio del Estado, y todas las promesas que les ha hecho el Gobierno las ha incumplido.


Para Eberto Días Montes, presidente de Fensuagro, la marginalidad de los campesinos pretende desestimular el agro para desplazarlos a las ciudades, así los campos serán abandonados y estarán a merced de capitales extranjeros, como ya se está haciendo con los baldíos.
Uno de los puntos de petición levantados por este sector es que se entreguen tierras a los campesinos que no la tienen con toda una serie de beneficios integrales que beneficien y garanticen su desarrollo, por eso el modelo económico y los Tratados de Libre Comercio (TLC) deben ser revisados por los colombianos para que sea el pueblo el que diga qué hacer con esos procesos.

 

Está en los proféticos computadores de Raúl Reyes


El comité organizador de este paro, que pretenden que sea indefinido, rechazó los señalamientos del ministro de defensa y la cúpula militar y de policía que ya han anunciado el mismo permanente y desgastado argumento de que "la guerrilla tiene infiltrado todo, incluyendo los organizadores de la protesta", y que como siempre lo señalan "esta actividad estaba descrita en los proféticos computadores de Raúl Reyes". Los organizadores del paro señalaron que esas acusaciones son una amenaza en contra de quienes protesten y le exigieron garantías al gobierno nacional.


Ricardo Herrera, vocero de la Coordinadora Nacional Agraria, explicó los intentos del Gobierno para dividir las organizaciones que coordinan el paro nacional y dijo que no entendía como desde el Congreso de la República se crea el comité anti paro a cambio de un comité de concertación.


desde abajo –da– ¿Ese comité antiparo tiene algo de para?


Ricardo Herrera –RH–: Por lo menos en la palabra PARA, pero no sé, nos sorprende que no propongan conciliaciones sino medidas de choque
da. ¿No es peligroso que este paro sea manipulado por Uribe y su grupo?


RH: Sí, nos preocupa mucho, más cuando pachito Santos hace una defensa de Robledo después de las acusaciones del Presidente; recuerde que los gobernantes son unos genios para dividir a los movimientos sociales, el ejemplo es el vicepresidente Angelino o Lucho Garzón, los dos vienen del sector sindical y lograron que algunas organizaciones de trabajadores terminaran respaldando al presidente santos en contra de los intereses de las marginados


da: ¿Qué van a hacer los representantes de organizaciones populares para que estas estrategias no sigan captando a líderes?
RH: Tenemos que trabajar más duro, diseñar y aplicar campañas donde le contemos al pueblo la verdad nacional, la forma como es vendido el país a gobiernos extranjeros, las políticas represivas, la guerra sucia, los señalamientos de que todo está infiltrado para justificar la barbarie, además de la construcción de una unidad del bloque social de nuestro país, fortalecer esa unidad y generar propuestas que soluciones los problemas que han generado los gobernantes.


La confianza de un dirigente


Destacar, luego de las respuestas y explicaciones de los dirigentes de esta protesta, que una de las preguntas repetidas en la rueda de prensa fue, ¿habrán bloqueos en los días del paro? A lo que uno de los integrantes de la mesa respondió. "en un paro, uno tiene que hacerse notar, de lo contrario nunca lo tomarán en cuenta para negociar. Yo no meteré las tractomulas en los parqueaderos, ni los campesinos bloquearán las fincas. No, hay que bloquear las vías y los centros de producción, no hacerlo es no participar en la jornada de protesta".

Publicado enColombia
El deshielo permite a China probar la Ruta Ártica como alternativa al Canal de Suez

ANTONIO BROTO (EFE)Pekín13/08/2013 20:27 Actualizado: 14/08/2013 10:27 El barco, de 19.000 toneladas y perteneciente a la naviera COSCO (sexta mayor mundial), espera llegar al puerto holandés en unos 35 días, en lugar de los 48 que requiere la ruta habitual, que enlaza Oriente y Occidente a través del océano Índico y el mar Mediterráneo con paso obligado por el canal de Suez.

 

Los expertos ven cada vez más inminente el momento en el que el calentamiento global permita que la ruta ártica esté totalmente abierta en verano sin ayuda de los rompehielos nucleares rusos, por lo que China, país que tiene seis de los diez puertos con mayor tráfico del mundo, es uno de los más interesados en explorarla. La segunda economía mundial espera ahorrar con ella, en un futuro, costes de combustible, escalas y las tasas de paso del canal de Suez, así como obtener mayor seguridad que la de una ruta que en los últimos años ha visto el resurgir de la piratería (concretamente la somalí, en el golfo de Adén).

 

Las rutas del norte (tanto por el Ártico europeo como por el americano), ya muy habituales en aviación por sus menores distancias, han sido buscadas por marinos de Occidente desde hace siglos, comenzando por Francis Drake en el siglo XVII o James Cook en la siguiente centuria. Exploradores españoles como Dionisio Alcalá Galiano, Francisco de Eliza o Juan Francisco de la Bodega y Quadra buscaron rutas árticas a través del estrecho de Bering a finales del XVIII, aunque el primero en llegar desde Europa hasta Extremo Oriente por aguas polares fue el sueco Adolf Erik Nordenskiold, en 1879.

 

"En la vanguardia de la exploración polar"

 

China es uno de los países que se han mostrado más interesados en los últimos años en el paso del Ártico, por el que Rusia también ha apostado fuerte en los últimos años, ya que Moscú planea la construcción de varios puertos en su larga costa septentrional. El primer ministro chino, Li Keqiang, ya aseguró en 2011 -cuando ocupaba el cargo de viceprimer ministro- que China debe "ir en la vanguardia de la exploración polar y oceánica", y el país presionó para lograr ser este año observador permanente del Consejo Ártico.

 

La organización fue fundada en 1996 para fomentar la cooperación en una zona con creciente potencial económico, no sólo por la nueva ruta marítima, sino por los recursos energéticos sin explorar que hay bajo sus aguas (se calcula que allí se almacena el 25 por ciento de las reservas mundiales de gas y petróleo). Pese a las reticencias en años pasados para que China y otras naciones emergentes entraran como observadoras en el Consejo (formado por EEUU, Canadá, Rusia, Suecia, Finlandia, Noruega, Dinamarca e Islandia), el país asiático logró en mayo un estatus que tiene también España, y que no ha logrado todavía la UE como bloque.

 

"Hay una evidente concienciación de políticos e investigadores chinos sobre las consideraciones estratégicas, políticas y económicas del deshielo del Ártico", señalaba la científica del Instituto de Investigación por la Paz de Estocolmo, Linda Jakobson, quien elaboró en 2011 un estudio sobre las consecuencias del efecto invernadero en el Polo Norte.

 

Vía abierta para 2030

 


En los últimos años, China no ha ocultado un acercamiento a los países nórdicos, especialmente Islandia, con la que firmó este año el primer tratado de libre comercio del gigante asiático con un país europeo. O a Dinamarca y Finlandia, países que han recibido frecuentes visitas de los máximos dirigentes chinos, interesados, por ejemplo, en invertir en los ricos e inexplorados recursos mineros de Groenlandia (su eventual independencia podría beneficiar a Pekín, ya que el Gobierno danés limita esa entrada de inversiones).

 

Un tanto en el "olvido" ha quedado Noruega, cuyas relaciones con China siguen todavía enrarecidas por el Premio Nobel concedido en 2010 al disidente encarcelado chino Liu Xiaobo, algo que Pekín consideró responsabilidad del Gobierno de Oslo, pese a que la Fundación Nobel sea no gubernamental. Con el deshielo de la ruta ártica, trayectos habituales como el Shanghái-Hamburgo podrían reducirse en 6.000 kilómetros frente a los habituales, y los costes se abaratarían un 15%, según datos de la compañía gasística rusa Novotek.

 

Pese al actual viaje del carguero Yongsheng, los observadores piensan que la ruta ártica todavía no será una fuerte competencia a la que pasa por Suez (usada cada año por 17.000 buques), aunque los expertos cada año van adelantando la fecha en la que creen que lo será. Hace tres temporadas decían que por 2060, y ahora algunos lo adelantan incluso a 2030.

 

ANTONIO BROTO (EFE)Pekín13/08/2013 20:27 Actualizado: 14/08/2013 10:27

Publicado enInternacional
Jueves, 25 Julio 2013 05:57

Huelga en la Drummond

Huelga en la Drummond

Los cerca de 10 mil trabajadores del complejo carbonífero de la Drummond en Colombia paralizaron sus labores desde ayer miércoles a las 5:55 de la tarde, momento en que Sintramienergética, sindicato que lidera la huelga, decretó la hora cero.

 

La huelga había sido aprobada el miércoles de la semana pasada por el 98% de los trabajadores sindicalizados, luego de agotada la etapa de negociación directa con su prórroga, sin que se llegara a un acuerdo que pusiera fin al conflicto laboral.

 

Ayer tuvieron lugar los últimos contactos entre las partes con la mediación del  Viceministro del Trabajo José Noé Ríos, pero la empresa no mejoró su oferta. “Lo último que nos ofrecieron está por debajo de las expectativas de los trabajadores, son propuestas muy irrisorias”, explicó a esta agencia Luis Manuel Mendoza, presidente de la subdirectiva de Sintramienergética en El Paso.                                                          


La parálisis afecta a las minas Pibbenow y El Descanso ubicadas en el corregimiento La Loma, municipio El Paso, departamento del Cesar, y al puerto de embarque en Ciénaga, Magdalena, donde los trabajadores ya instalaron carpas y están en el despliegue logístico propio de una huelga.

 

Se recuerda que la última huelga en esta multinacional estadounidense en Colombia fue en el 2008 y duró 7 días. Y esta es la segunda que este año se presenta en el sector carbonífero, y se suma a la parálisis que a principios de este años afectó al Cerrejón, donde la huelga de sus trabajadores se extendió durante un mes.

 


Por su parte Johny Ojeda, miembro de la comisión negociadora por Sintramienergética, señaló que durante los 40 días de negociaciones sólo se alcanzaron a revisar 8 puntos de los 70 solicitados. “La empresa no se tomó la molestia siquiera de revisar las necesidades más sentidas de los trabajadores en el petitorio. En una posición radical y prepotente dice que no está en condiciones económicas de solucionar las modestas peticiones de los trabajadores”, agregó.

 


En la última propuesta que puso sobre la mesa el día de ayer, la empresa accedió a aumentar a 7 millones el bono por la firma de la convención a 3 años, y en  la parte salarial sólo accedió a un aumento del 4.75% para el primer año, el IPC + 1.25% para el segundo, y el IPC + 1.5% para el tercer año. El sindicato había pedido, para empezar la negociación, el 10.7% de aumento.

 


El complejo carbonífero de la Drummond es, después de El Cerrejón, el segundo del país, y extrae el 29% del carbón nacional, unas 26 millones de toneladas al año. De ahí que un cese de actividades puede afectar el desempeño de la economía de Colombia, actualmente el 4º exportador mundial de carbón, al provocar un incumplimiento de la meta de producción, fijada para este año en 94 millones de

 

toneladas.
Según datos de la misma empresa, la huelga acarrea pérdidas totales diarias por $4.298 millones, discriminadas así: $2.258 millones por regalías, $1.834 millones por impuestos y $206 millones por la participación de la ANI en la tarifa férrea.

 


Desde el 2010 la Drummond ha crecido en Colombia un 30%, crecimiento en el que ha sido fundamental la labor de los trabajadores, por lo que éstos ahora exigen que se les tenga en cuenta y se mejore su calidad de vida.

 

Sintramientergética es un sindicato de industria que son sus 2.856 trabajadores afiliados es mayoritario en la Drummond.

 

Pliego de peticiones:

 

El punto central del pliego, y el que condicionó los demás puntos por parte del sindicato, es el cambio de forma de pago. Se exige que el pago sea por salario básico mensual en lugar de por horas.

 

Ocurre que en los 18 años que la Drummond lleva operando en Colombia, a los trabajadores se les ha pagado por horas, en jornadas de 12 horas durante 7 días de la semana con 4 días de descanso. Así ha sido siempre y los trabajadores se acostumbraron a eso. El problema es que en el último año, por su conveniencia la empresa a la jornada de 8 horas, lo que afecta los ingresos de los trabajadores.

 

Otro tema importante del pliego tiene que ver con la garantía de reubicación y estabilidad laboral para los 400 trabajadores que quedarán cesantes cuando, por fin, entre en funcionamiento el nuevo sistema de carga en el puerto de Ciénaga; cambio que por cierto la empresa hace rato debió hacer, y por eso ha estado en pugna con el Ministerio de Medio Ambiente por no cumplir aún con el decreto que le obliga a usar el cargue directo del carbón que exporta, en vez de embarcarlo a través de las barcazas, las cuales implican cantidades significativas de contaminación en las zonas cercanas al puerto de Santa Marta. Por eso recientemente le fue suspendida durante varias semanas la licencia ambiental.

 

También en el pliego hay temas relacionados con seguridad industrial y condiciones de salud. En el historial de la Drummond en Colombia se contabilizan 20 muertos por accidentes de trabajo. También hay cerca de 400 trabajadores enfermos, con patologías de origen profesional. Algunos de ellos han sido reubicados, pero con jornada de trabajo reducidas. Por ello el sindicato considera que las políticas de seguridad industrial deben mejorar, pero la empresa se niega a revisarlas porque sostiene que no acepta coadministración con los trabajadores.

 

Otro punto que el sindicato plasmó en el petitorio, y que la empresa no quiso tocar en la mesa, es el de los despidos y procesos disciplinarios contra miembros de juntas directivas en los últimos 3 años.

 

La Drummond

 

La multinacional Drummond, cuya sede principal se encuentra en Alabama, EE.UU, tiene más de 75 años de experiencia en el mercado de producción de carbón. A finales de los años 80 Gary Drummond, dueño de esta carbonífera, adquirió las concesiones mineras para una vasta área en el departamento de Cesar, donde el desarrollo del proyecto carbonífero empezó a principios de los años 90.

 

Al igual que su competidor, El Cerrejón, ha promovido altos crecimientos en términos de producción, pasando de exportar un millón de toneladas de carbón en 1995, a 26 millones en 2012.

 

Cuenta con cerca de 10 mil trabajadores, 4.000 de ellos con contrato a término indefinido y el resto por empresas contratistas y a término fijo.

 

En el año 2012 obtuvo ingresos netos de 600 mil millones, a pesar de que el precio del carbón se desaceleró.

 

La clase dirigente de Colombia le ha otorgado muchos favores, como reducciones tributarios y arancelarias y la ampliación de sus concesiones, En años recientes, el Gobierno le entregó una nueva concesión minera, ampliando su área de producción en otros 17 mil hectáreas. De esta manera queda con el 30% de todas las reservas carboníferas del país, y se hizo a la mina a cielo abierto más grande de Latinoamérica, por encima de El Cerrejón.

 

Sin embargo, tiene fuertes cuestionamientos por las “trampas” que le ha hecho el Estado, a sus trabajadores y las comunidades que viven en las zonas donde extrae el carbón.

 

Por ENS, Agencia de Información Laboral

Publicado enColombia

Se dice que el sindicalismo carga una grave crisis desde hace por lo menos 30 años. Durante esas mismas tres décadas se anuncia su renovación, para lo cual se han abocado distintos análisis: flexibilización y precarización laboral, neoliberalismo, trabajo por cuenta propia, recorte de garantías laborales, desindustrialización, economía informal, "debilidad del sujeto". Estas y otras muchas categorías y explicaciones han servido para acercarse al núcleo de esta crisis. Pero más allá de si el diagnóstico es efectivo, lo cierto es que la crisis se prolonga.


Desde las direcciones de estos sindicatos, el tema se ha abordado con inquietud o preocupación, pero sin resultados efectivos. Lo refleja con toda luz la pervivencia de tres centrales que se disputan el millón de trabajadores sindicalizados, esto sin relacionar la Confederación de Pensionados de Colombia, modelo organizativo que todavía separa trabajadores efectivos de los jubilados.

 

Entre las medidas implementadas para intentar el recambio sindical, está la decisión de superar los sindicatos de base pasando a los de industria, hasta ahora con resultados precarios; lo mismo sucede con su dirigencia: la continuidad en la dirección de la CUT ha sido tal que los bloques instalados en el ejecutivo nacional practicamente se conservan inamovibles, desde hace varios años, en su número y rostros. Lo mismo sucede en Fecode (ver más adelante). Otra medida es la democratización de su funcionamiento interno, para lo cual se realizan elecciones abiertas y simultáneas, del orden nacional, departamental y municipal. Así sucedió el pasado 7 de junio, cuando la Central Unitaria de Trabajadores (CUT, 700 sindicatos inscritos) y la Federación Colombiana de Educadores (Fecode) llamaron a todos sus afiliados y afiliadas para que eligieran a sus dirigentes para las diversas juntas en que están integrados.

 

En esta oportunidad, con mayor intensidad que en otras ocasiones, la consulta pública asombró a propios y extraños, tanto por la abstención registrada, como por el voto en blanco en ciudades como Bogotá, así como por el cúmulo de denuncias registradas, votos anulados y, en general, corrupción electoral.

 

Los votos

 

El total de la votación registrada refleja la crisis que se carga, que no es muy distinta a la del conjunto nacional. Por la Junta Nacional de la CUT depositaron su voto 268.000 trabajadores y trabajadoras, de 535 afiliados/as, de los cuales 466.000 estaban habilitados para sufragar, es decir, votó el 57,5 por ciento de las personas afiliadas; 31.815 los registraron en blanco; pero los votos por listas inscritas tan sólo fueron 236.191, los otros aparecen depositados por personas afiliadas a un sindicato de base pero no así a la Central de Trabajadores.

 

Se dice que la crisis del sindicalismo no dista mucho de la nacional, y en efecto, detállese que el nivel de votación es más o menos similar al que se registra en los comicios nacionales, es decir, el nivel de inconformidad con la dirigencia política tradicional y con la que encabeza los sindicatos va de la mano, lo cual puede significar varias cosas, entre ellas, que mucha gente asocia en sus métodos a la dirigencia sindical con la política tradicional, de ahí que les indilgue prácticas recurrentes de clientelismo, corrupción, manipulación, favorecimiento de sus fuerzas políticas y amigos, etcétera.

 

De parte de la dirigencia sindical no se reconoce estos señalamientos, y siempre insiste en la necesaria renovación del gremio. Pero lo cierto es que la dirección sindical persiste en prácticas organizativas y vicios políticos y de otra índole que son los que explican la permanencia casi eterna de ciertos dirigentes, la manipulación para conservarse en ciertas dignidades, pero también la misma despolitización de las personas afiliadas a distintos sindicatos.

 

De hecho, por ejemplo, pese a que se reclama para otros escenarios, para los comicios sindicales no existe el voto programático, y las campañas para motivar al voto no pasan de ser reuniones donde poco se educa y mucho se promete, reuniones que no se repiten luego de pasada la coyuntura electoral, y donde el o la candidata "amarra" votos a punto de comprometerse con mandados o favores para sus representados. Esto es común, por ejemplo, dentro del magisterio.

 

Pero tampoco se garantiza, con excepción de la Asociación Distrital de Educadores, la contratación de veedurías externas para que vigilen el voto y su conteo o reconteo; mientras tanto, pese a que la CUT lo solicitó, la Registraduría Nacional del Estado Civil, y el mismo gobierno nacional se niegan, bajo el supuesto "respeto" de la autonomía sindical, a financiar la contratación de veedurías así como a la realización de procesos educativos –sobre el procedimiento electoral– para los propios sindicalistas.

 

Entre los requerimientos que se exigen para afuera, y que tampoco se garantizan hacia adentro, está el conteo de los votos. Como se sabe, entre más trascurra tiempo sin resultados efectivos, más oportunidad hay para el fraude. Pues bien, en estas elecciones, luego de una semana de efectuada la consulta no se tenían resultados totales. Sin duda alguna, algo que se tiene que solucionar a como de lugar. Así mismo el transporte de las urnas, su sellamiento y su deposito en lugar seguro.

 

Fecode

 

Es obligatorio detallar la votación dentro de la Federación pues, como se sabe, es el mayor sindicato del país, casi la mitad de la misma CUT.

 

Respondieron al llamado de su organización gremial, o votaron, 153.186 docentes; en blanco sumaron 20.253, nulos fueron 3.351 y no marcados 634. El número total de habilitados para votar (de un total de 223.000 afiliados/as) sumaban 208.000 personas: es decir, la abstención representó el 26,35 por ciento.

 

Llama la atención de la votación en Bogotá, donde conceden un compensatorio de un día por ir a las urnas. Con un potencial de 23.358 docentes habilitados para concurrir a las urnas depositaron su voto 14.787 lo que indica que la abstención fue del 36,69 por ciento; el voto en blanco sumó 4.750 papeletas. Sin duda, estos registros señalan a todas luces una gran inconformidad de la base con su dirección sindical. No es para menos. En las negociaciones que hasta junio pasado se llevaron a cabo entre el Gobierno nacional y la Fecode un sector no pequeño de docentes –los conocidos como del 1278– esperaban que sus aspiraciones fueran incorporadas en los debates adelantados con el Ministerio de Educación, pero esto no sucedió.

 

El ambiente entre los docentes incorporados por este decreto pareciera ser de disposición para una lucha frontal contra el Gobierno de turno –o así lo dejan entrever algunos de sus voceros–, pero la dirección de la Federación no lo interpretó así. El nivel y tipo de votos depositados refleja la opinión y expectativas del gremio. Pero lo que si es seguro es que dentro de la Fecode se escenifica –aún de manera larvada– una disputa entre dos generaciones de trabajadores/as: los antiguos –muchos de estos esperando y anhelando la jubilación– y los nuevos, en su inmensa mayoría sin tradición de lucha ni politización efectiva, pero que padecen inestabilidad laboral, desmejora en ingresos y alto ritmo de trabajo bajo las órdenes de gerentes, y no de directores de los centros educativos, a los que están inscritos.

 

Las denuncias y la anulación de votos


No fueron pocas las denuncias presentadas y los votos anulados, producto de ello dirigentes sindicales ficticios, que en otros comicios habían sido "elegidos" o "ratificados", en esa ocasión fueron descabezados. Entre los casos más sonados está el del candidato por la Unión Nacional de Trabajadores del Transporte.

 

Las denuncias y los conceptos del Tribunal Nacional Electoral –nombrado e integrado de una lista seleccionada y acordada por mismo ejecutivo nacional de la CUT– no dejan dudas que se presentó manipulación del voto. Grave. Siempre se ha criticado lo electoral por farsa y parece que en este caso no fue la excepción.

 

Ante todo lo sucedido en este ejercicio "democrático" queda un reto para el conjunto del sindicalismo, y en especial para su dirigencia y las fuerzas políticas que representan: no se podrá superar la crisis que se carga mientras no se superen las prácticas heredadas de un sistema político espurreo. Como tarea inicial para que así sea está la renovación de su dirigencia y la politización de toda, o por lo menos la mayoría de sus afiliados, ganando con ello un acercamiento cotidiano entre base y dirección, que vaya mucho más allá de ciertas coyunturas, abriendo las puertas de todas las organizaciones a la participación efectiva de quienes las integran. Así debe ser. Negarse a este giro es autoinmolarse.

 

Quedan pendientes otras medidas también urgentes, como conectarse con los llamados trabajadores ilustrados, con todos aquellos que laboran por cuenta propia, con los que viven del rebusque, insertarse en el territorio y levantar procesos organizativos, producción y vida digna, para que el cambio y la representación dentro del ejercicio sindical se acerquen a la realidad.

 

Mientras esto se torna realidad, hay que mirar con estupor la manipulación y los vicios políticos ejercidos por quienes levantan banderas de cambio y justicia social.

 

Publicado enEdición N°193
Comienza en Colombia juicio ético contra multinacional Pacific Rubiales

Organizaciones no gubernamentales y líderes políticos de Puerto Gaitán, municipio ubicado en el departamento de Meta (al centro de Colombia), desarrollan este sábado un juicio ético y político contra la multinacional canadiense Pacific Rubiales.


 
El corresponsal de teleSUR en Colombia, Paul Bacarés, informó desde el lugar de los hechos que el juicio contra la multinacional es porque ésta “ha hecho una política de despojos en contra de la comunidad”.


 
La comunidad de la entidad está denunciando que dicha empresa ha despojado a la comunidad indígena Sikuani, “una comunidad indígena que ha vivido en estás tierras por más de cien años”, señaló el periodista.


 
Los habitantes de la zona también están denunciando la problemática ambiental que están sufriendo los ríos y las fuentes hídricas en la zona donde opera la multinacional.


 
Las denuncias están siendo presentadas en una audiencia pública en Puerto Gaitán, para luego ser presentadas ante un juicio que se realizará los días 15, 16 y 17 de agosto, en contra de la mencionada empresa.


 
En el juicio participarán funcionarios de Pacific Rubiales, así como defensores de la comunidad, “que van a poner en la mesa las quejas que hay en contra de la multinacional que según los habitantes ha despojado del territorio a los campesinos y está haciendo muchísimas afectaciones ambientales en la zona y lo que más preocupa a la comunidad es que se está extinguiendo a una comunidad indígena”, señaló Bacarés.


 
El pasado 30 de junio el presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Rafael Ramírez, advirtió que la transnacional petrolera canadiense Pacific Rubiales “financia y conspira abiertamente” contra el Gobierno Bolivariano de ese país suramericano.

 

13 julio 2013


 
(Con información de Telesur)

Publicado enColombia