“Los buenos periodistas saben que este es un oficio difícil”

Adam Michnik, premiado por los Ortega y Gasset por su trayectoria profesional, analiza el futuro del periodismo y la deriva autoritaria que azota Polonia

 

Dice Adam Michnik (Varsovia, 1946) que si no se pudiera hacer periodismo comprometido hoy en día, él ya habría dejado el oficio. El histórico director de la Gazeta Wyborcza (diario progresista de referencia en Polonia, fundado tras la caída de la dictadura comunista en 1989) ha sido un intelectual clave en la transición del país centroeuropeo hacia la democracia.


Fue miembro del movimiento surgido en torno al sindicato Solidaridad de Lech Walesa, un activismo que le costó varias estancias en la cárcel. En una entrevista pocas horas antes de recoger el Premio Ortega y Gasset por su trayectoria profesional, Michnik lamenta la ofensiva autoritaria orquestada por el Gobierno polaco comandado en la sombra por Jaroslaw Kaczynski.


Pregunta. ¿Cómo calificaría el estado del periodismo en la actualidad?


Respuesta. Lo más fácil sería decir que está en una situación difícil e incluso de crisis. Pero en realidad siempre ha sido así. Los buenos periodistas saben que este es un oficio difícil.


P. ¿Qué piensa de Internet y la transformación de la prensa?


R. Tenemos que aprender a hacer un producto interesante y accesible por Internet. Pero no creo que desaparezca el papel. De la misma forma que la televisión no acabó con la radio ni el cine con el teatro. Se va a transformar, pero el papel perdurará.


P. ¿Han cambiado los fundamentos del periodismo?


R. No lo creo. Como periodistas tenemos que defender dos valores: la libertad y la verdad. Y que el periódico sea interesante, que enseñe. También hay que tener el valor de enfrentarse a los poderes establecidos. Un periodista tiene que ser abucheado para ser periodista.


P. ¿Se puede hacer ahora el mismo periodismo comprometido por el que usted ha sido premiado?


R. Si creyese que es imposible, cambiaría de profesión. Este oficio nunca ha dado garantías de tranquilidad y seguridad. En El País, un empleado murió a causa de una bomba de la extrema derecha hace años. Por cierto, cuando empezamos en la Gazeta teníamos a EL PAÍS como modelo. Queríamos ser como El País.


P. Se acaba de celebrar el día mundial de la libertad de prensa y polonia aparece como uno de los países donde más ha retrocedido este derecho. ¿Cómo califica la situación?


R. Todavía no se puede decir que la libertad de prensa haya sido liquidada. Pero está amenazada. Se ha puesto en marcha un proceso similar al observado en Hungría y Rusia, aunque nosotros aún estamos en la primera fase. Se trata de un proceso de transformación de un Estado de derecho a un Estado controlado por un partido que quiere desmontar todos los mecanismos para controlar el poder. Primero el judicial, la fiscalía y el Ejército; luego la televisión y radio públicas. Y, después, el Tribunal Constitucional. Ahora les toca a los medios de comunicación privados, las instituciones culturales y el control de los consejos de las empresas públicas. Pero también es cierto que está habiendo una gran contestación social.


P. ¿Esta deriva autoritaria hasta dónde puede llegar?


R. No se puede comparar lo que sucede ahora con la dictadura comunista, pero Putin tampoco es Stalin. Es un fenómeno nuevo que todavía no tiene nombre. De la misma forma que, cuando surgió el fascismo, tampoco tenía nombre.


P. ¿Cómo ha llegado Polonia a esa situación?


R. ¿Y cómo es posible que en EE UU haya un candidato como Donald Trump? (risas) En el caso de Polonia, hay muchas razones. En cada gran transformación [la transición a la democracia de Polonia] hay un grupo de gente que se siente perjudicada, aunque no sea así objetivamente. El partido del actual Gobierno polaco recogió parte de ese voto del descontento. Ganaron hace unos meses con un mensaje de lucha contra la corrupción, pero no dijeron nada de las medidas que iban a poner en marcha en realidad el día después de las elecciones. Además, han tenido el apoyo de una parte de la iglesia católica. También ha influido la aparición del partido Razem, una especie de Podemos polaco, que ha dispersado el voto y que ha convencido a los jóvenes de que la estabilidad no es una garantía de futuro.


P. El partido de Kaczynski ya gobernó durante la década pasada. ¿Qué hace este momento más incierto, más peligroso?


R. La democracia está amenazada, existe un riesgo real. El Gobierno actual ha aprendido algunas lecciones. La situación internacional en aquel entonces era peor para ellos, y ni Viktor Orbán en Hungría ni Vladímir Putin en Rusia tenían una posición tan buena como ahora. Además, la iglesia estaba antes más dividida internamente. Otra cosa importante es que entonces tuvieron que gobernar en coalición y la alianza se fue a pique.


P. ¿Qué le ha parecido la reacción de Polonia y el resto de Europa del Este ante la crisis de los refugiados?


P. Es un tema muy complicado. Por una parte está lo que se debería hacer y, por otra, lo que es posible hacer. Nuestro problema es que Kaczynski afirma en público que los refugiados contagian enfermedades y quieren imponer la ley islámica y ese es el mensaje de un bárbaro, no de un político europeo.

Publicado enInternacional
Mientras los grandes medios se concentran en pocas manos, emerge un fuerte y vibrante mosaico de medios comunitarios

Desde Flagstaff, Arizona. La prensa especializada en asuntos económicos se encuentra completamente alborotada con las últimas noticias sobre fusiones empresariales, dado que se prevé que reguladores federales aprueben un acuerdo de fusión de gran envergadura entre las importantes compañías de cable Charter, Time Warner y Bright House Networks. En virtud de la transacción de 78.000 millones de dólares, se creará “New Charter”, la segunda mayor compañía de televisión por cable e Internet de Estados Unidos, después de Comcast. Tras la operación, quedarán solamente tres grandes proveedores de cable en Estados Unidos. Por otra parte, Gannett Company, propietaria de más de 100 periódicos, entre ellos, USA Today, intenta adquirir Tribune Publishing, propietaria de varios de los principales periódicos del país, entre ellos Los Angeles Times y The Chicago Tribune.

 

Esta inminente concentración de los medios de comunicación comerciales en unas pocas manos tiene lugar mientras celebramos los 20 años del noticiero de “Democracy Now!”. Nuestro 20º aniversario nos encuentra realizando una gira por 100 ciudades de Estados Unidos. Vamos de ciudad en ciudad, organizando eventos para recaudar fondos para los medios de comunicación comunitarios y transmitiendo noticias mientras viajamos. Nuestros viajes confirman la existencia de un creciente y vibrante sector de medios comunitarios al servicio de los intereses de la población, libre de las exigencias de generar ganancias a cualquier precio.

 

“Democracy Now!” comenzó a emitirse el 19 de febrero de 1996 y se constituyó en el único programa diario emitido en radios públicas sobre las elecciones presidenciales de ese año. El presidente Bill Clinton se presentaba como candidato a la reelección y enfrentaba al senador de Kansas Bob Dole, candidato por el Partido Republicano, y al candidato conservador Ross Perot. La idea inicial era que el programa fuera transmitido hasta el día de las elecciones. Teníamos la esperanza de que los temas tratados a lo largo de la campaña electoral fueran lo suficientemente importantes y que la audiencia les atribuyera la importancia suficiente como para sintonizar una cobertura que diariamente les llevara voces e ideas que habitualmente no se escuchaban en los medios de comunicación comerciales.

 

Y fue así como empezamos: dándoles voz a los movimientos de base. Al culminar las elecciones, creímos que “Democracy Now!” llegaría también a su fin. Pero después de las elecciones la demanda por el programa fue mayor de lo que había sido antes. ¿Por qué? Hay ansias de escuchar voces auténticas, de salir del pequeño círculo de supuestos “especialistas” que aparecen a toda hora en todas las cadenas de noticias y que saben tan poco acerca de tantas cosas, que nos explican cómo es el mundo y lo hacen tan mal.

 

Cuando el programa comenzó a emitirse en 1996, salía al aire en solo nueve radios comunitarias del país. Hoy es emitido por más de 1.400 medios, una extraordinaria constelación de organizaciones de medios públicos y comunitarios que abarca tanto a las emisoras públicas de radio y televisión PBS, NPR y Radio Pacifica, como a emisoras universitarias y comunitarias, estaciones de televisión de acceso público, emisoras de radio FM de baja potencia, así como medios de comunicación online y, por supuesto, los muchos periódicos que publican esta columna.

 

Cada uno de estos medios tiene un compromiso exclusivo con su comunidad y le proporciona contenidos relevantes producidos y seleccionados localmente. A medida que avanzamos en nuestro viaje, observamos también los vínculos que contribuyen a forjar esos medios locales, tanto en el seno de la comunidad, como a la hora de trascender obstáculos tradicionales como la raza, la clase social o la edad.

 

Consideremos por ejemplo la nueva emisora de radio FM de baja potencia que se está construyendo en Albuquerque, Nuevo México. Las FM de baja potencia son un servicio radiofónico no comercial que se vio impulsado recientemente por la Comisión Federal de Comunicaciones luego de que activistas pasaran años presionando al Gobierno federal para que habilitara más emisoras. La autorización para operar esta nueva emisora de Albuquerque fue otorgada a un medio de comunicación sin fines de lucro de larga trayectoria llamado Quote...Unquote, que brinda entrenamiento y capacitación en medios de comunicación digitales a fin de brindar a las personas las herramientas necesarias para contar sus propias historias.

 

Para lanzar la emisora se asociaron con la institución de enseñanza secundaria Robert F. Kennedy High School, una destacada escuela de South Valley, uno de los vecindarios más pobres de Albuquerque, que cuenta con una población estudiantil conformada en gran medida por inmigrantes indocumentados. “Trabajamos con los estudiantes en los que las escuelas tradicionales han perdido la fe”, explicó el director de la secundaria Kennedy.

 

Y este es solo uno de los cientos de medios de comunicación comunitarios a los que estamos apoyando mientras viajamos por el país. La mayor parte de ellos son instituciones sin fines de lucro que cuentan con el apoyo de entusiastas voluntarios. Tienen además un fuerte arraigo local y son amados por las comunidades a las que sirven.

 

Comparemos esto con la creciente concentración de los grandes medios de comunicación comerciales. Craig Aaron, de Free Press, una organización que promueve la reforma del sistema de medios de comunicación, considera que “gracias a esta fusión, Charter y Comcast tendrán un control sin precedentes sobre nuestras conexiones de cable e Internet". Y agrega: “El demoledor poder de su monopolio implica que habrá menos opciones, precios más altos, cero rendición de cuentas y ninguna competencia”.

 

En esta era de alta tecnología digital, lo que obtenemos de los grandes medios es solo estática: ese velo de distorsiones, mentiras, tergiversaciones y verdades a medias que oscurecen la realidad. Necesitamos que los medios actúen de acuerdo con otra definición de estática: la que hace referencia a una interferencia no deseada que aporta una mirada crítica y plantea desacuerdos con el poder establecido. Necesitamos medios que brinden cobertura sobre el poder y no que realicen una cobertura al servicio del poder. Medios que sean el Cuarto Poder y no medios que sean parte del poder del Estado. Necesitamos medios que nos mantengan informados sobre los movimientos de base que crean estática y hacen historia. Ese es el poder de los medios independientes. Esos son los medios que nos van a salvar.

 

Traducción al español del texto en inglés: Fernanda Gerpe. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

Publicado enInternacional
Marchan miles en Argentina en demanda de que renuncie el presidente Mauricio Macri

Buenos Aires.

 

Mientras la noche del jueves y hasta las primeras horas de la madrugada de este viernes miles de personas marcharon en esta capital a la plaza de Mayo y también en Mar del Plata y Rosario exigiendo la renuncia del presidente Mauricio Macri, en rechazo a los despidos y otras medidas, entró en vigor el aumento de 100 por ciento al transporte público, lo que causó protestas en estaciones ferroviarias.

 

Las tarifas del transporte en la ciudad de Buenos Aires se duplicaron, incluso para los jubilados, y se anunció que se suprimirá una lista de medicamentos que se entregaban gratuitamente a éstos. Según la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, ese listado incluye antibióticos y broncodilatadores, por lo que se prepara una acción penal.

 

La Asociación de Trabajadores del Estado anunció un paro general para el próximo 19 de abril y la instalación de una carpa de jubilados en protesta por las medidas “antipueblo del gobierno de Macri”. El dirigente del poderoso gremio de camioneros, Pablo Moyano, advirtió que irán a un paro general para “frenar el ajuste brutal que aplica el gobierno”. Diputados opositores presentarán un amparo contra el aumento del gas, que será de entre 300 y 500 por ciento.

 

La situación social se deteriora y esto llevó a la unidad de las cinco centrales sinidicales, las cuales marcharán juntas el próximo 29 de abril.

 

El panorama también se agrava para los periodistas, cientos de los cuales han sido despedidos y algunos han sido objeto de amenazas. El jueves, la reportera Gabriela Carchak, del canal C5N, fue amenazada de muerte y atacada cuando cubría una nota sobre un escrache realizado por un grupo de jóvenes ante la casa del juez Claudio Bonadio. Quienes la amagaron incluso difundieron por redes sociales su información privada y fotos de su hija. Ahora la comunicadora tiene vigilancia policial en su casa.

 

El periodista especializado en economía Roberto Navarro, cuyo programa fue sacado del aire por censura cuando iba a denunciar el millonario enriquecimiento de Nicolás Caputo, amigo y asesor de Macri, fue amenazado dos veces en su casa. En uno de esos amagos le dijeron que, “como los zurditos”, iba a aparecer en un río, en referencia a los detenidos-desaparecidos de la dictadura, quienes eran arrojados al mar.

 

Esto ha creado un clima de exasperación, que cada día es más evidente. La respuesta de Macri a la denuncia de Navarro fue nombrar a Caputo como nuevo vicepresidente del Mercado de Valores argentino, según fuentes relacionadas con la institución.

 

Posible orden de detención contra Cristina Fernández

 

El periodista e investigador Raúl Kollman, del diario Página 12, reveló que el juez Bonadio, quien estuvo a punto de ser sometido a juicio político por graves denuncias en su contra, ante fallos y resoluciones sospechosas de corrupción, “utilizó la figura de asociación ilícita para preparar la detención de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a quien citó a declarar el próximo 13 de abril en el caso de la venta de dólar futuro, que decidió el banco central durante su gobierno.

 

Diversos juristas señalan que esta es una citación absolutamente forzada. Bonadio le tomará declaración indagatoria el miércoles próximo y ese día no va a quedar detenida”, subrayó Kollman.

 

El juez intenta detenerla en los días siguientes a la indagatoria y “ya tiene redactado el procesamiento con prisión preventiva”, anticipó Kollman.

 

Lo mismo decidiría en el caso del ex presidente del banco central, Alejandro Vanoli, y el ex ministro de Economía Axel Kicillof, aunque este último es diputado y posee fuero. “No es una intuición ni una hipótesis, sino información de quienes están muy cerca de la causa”, agregó.

 

Se refiere a que varios periodistas han denunciado las detenciones arbitrarias, como la del ministro de Transporte del anterior gobierno, Ricardo Jaime, quien fue detenido el pasado domingo en Córdoba, cuando estaba por viajar para declarar ante un juez aquí. Se le obligó a usar un chaleco antibalas y salió rodeado, como si fuera un capo del narcotráfico.

 

Hace dos días el empresario Lázaro Baez, quien llegó en un avión privado con su abogado para presentarse a la indagatoria por otra causa, fue esperado por policías y la televisora amiga del gobierno. Fue trasladado, detenido y esposado. En ambos casos se dijo que se temía que los detenidos “se fugaran”.

 

Los aprehendidos han sido amenazados con la detención de sus hijos para así obligarlos a declarar contra la ex mandataria. Se habla de que “la espectacularidad” utilizada tiene como finalidad mediática encubrir la denuncia contra Macri.

 

En este contexto, frente a la posibilidad de una detención absolutamente arbitraria, las agrupaciones kirchneristas y peronistas convocan a una gran movilización popular para el 13 de abril, a las 8 de la mañana, en la puerta de los tribunales, para acompañar a la ex presidenta y dar una muestra de fuerza frente a la embestida del Poder Judicial.

 

 

Publicado enInternacional
“La subjetividad del periodista en las crónicas es un gesto político”

El periodista Martín Caparrós defiende el uso del “yo” frente a la “objetividad” del periodismo tradicional

 

Hay como una leyenda dorada sobre el esplendor de la crónica periodística en América Latina. Hace unos meses, en una mesa redonda formada por connotados reporteros en Málaga, estos se lamentaban por ser españoles y no latinoamericanos, pues en este caso habrían podido cultivar la crónica en todos sus matices y recovecos. El periodista y autor de “Lacrónica”, Martín Caparrós (Buenos Aires, 1957), los miraba azorados. “América Latina siempre fue para España una tierra de la utopía, como un paraíso donde poner todos los sueños”, afirma el escritor durante la presentación del libro, publicado por la editorial “Círculo de tiza”, en la Librería Ramón Llull de Valencia. “Parecería que en América Latina vinieran los editores a decirte que escribieras sobre las costumbres sexuales de la rana dorada, y entonces te pones y escribes 80.000 caracteres”. Pero lo cierto es que, pese a las especulaciones, a muy pocos escritores les han pagado en Latinoamérica por contar una historia en profundidad. Al contrario, generalmente el reportero vivía de su oficio y, cuando podía, se tomaba una semana para elaborar un reportaje.

 

Al contrario de lo que se piensa en España, “en América Latina las crónicas periodísticas no florecían en los árboles”, abunda Martín Caparrós. Pero, como en otros lugares, siempre hubo gente que intentaba practicar un periodismo diferente al que prescriben los editores y los manuales. En Latinoamérica sí que se dieron ciertas redes y aparatos de difusión, “pero todo lo que se publicaba fue a patadas con los editores”. Uno de los mejores ejemplos es la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, impulsada en 1995 por Gabriel García Márquez, la única asociación a la que ha pertenecido Martín Caparrós además del Club Atlético Boca Juniors. En ocasiones se menciona una revista peruana fundada hace quince años por Julio Villanueva Chang, “Etiqueta Negra”, donde se publican textos que no se pagan. “Era una revista muy bien hecha, que continúa editándose, pero que nunca tiró más de tres mil ejemplares”.

 

Después de escribir en 2014 “El Hambre” (un libro de investigación sobre el hambre en el mundo), el escritor argentino se embarcó en “Lacrónica”, una selección de textos sobre su trabajo periodístico –en el que se inició a los 16 años, aunque primero quisiera ser fotógrafo- durante los últimos 25 años, en los que ha recorrido cientos de miles de kilómetros y dado varias veces la vuelta al mundo. Cada texto aparece prologado o epilogado con reflexiones sobre la práctica del oficio, la situación en que el autor se encontraba a la hora de escribir y también consejos (“Dios me lo perdone”). A Caparrós le interesa de la crónica, como género, que es siempre un intento fracasado por contar el tiempo en el que uno vive, lo que le permite “volver a intentarlo y volver a fracasar”. Señala que entre los puntos estelares de la lengua castellana figuran las “Crónicas de Indias”. Antes de iniciarse en el género, el ensayista y novelista leyó a conciencia a otros cronistas, de los que valora sobre todo su actitud: “Eran señores, no demasiado formados, que se hallaban a 10.000 kilómetros de su lugar de conocimiento; y para llegar a lo desconocido, uno ha de partir de aquello que conoce”.

 

El cronista llega a un lugar con su bagaje, pero se da cuenta de que no le basta. Entonces comienzan los esfuerzos por comprender y es en esa tensión, precisamente, donde reside el interés del relato. “Me paso todos los días siguientes desmintiendo lo que entendí el primer día”. Recuerda el autor de “Lacrónica” el caso de un corresponsal en China que afirmaba poder escribir un libro durante la primera semana de estancia en el país, pero que después de un año ya no era capaz de escribir una pieza. La reflexión tiene mucho que ver con la actitud que adopta el periodista: “Muchas veces no se permite dudar en público, parece –igual que los políticos y los curas- que siempre tenga que afirmar”. “Salvo cuando el periodista sabe algo ciertamente, y utiliza entonces el potencial”, ironiza Martín Caparrós. “Mostrar la duda permite mellar esa armadura que el periodismo se forja cuando pretende que sabe y conoce la verdad, sólidamente”. La crónica permite evidenciar dudas, frente a las afirmaciones tajantes del periodismo tradicional. Otro aspecto que a Martín Caparrós le interesa de la crónica es su “marginalidad”. “Si se trata de captar el berrinche de la actriz o el desplante del político me interesa menos”.

 

En las escuelas de periodismo enseñan que noticia es aquello que les ocurre a los ricos, a las futbolistas y a las “tetonas”, afirma el escritor. Ello no es inocente, tiene una traducción política. Significa que la organización del mundo es la vigente y la función de los medios consiste en reproducirla. Por eso hablar de otra gente y de otras cosas en la crónica es un “gesto político”. Como también es un gesto político decir “yo”, lo que no significa el uso gramatical de la primera persona, de hecho, la primera persona del singular radica en que hay alguien –el cronista- que cuenta. “Escribir en primera persona es todo lo contrario de escribir sobre la primera persona”. Este planteamiento supone romper con uno de los mitos de la prensa tradicional, el de que nadie relata. Así se quiere producir una ilusión de realidad y verdad, porque de objetividad ya se habla menos. “Les da vergüenza”. Pero en todo relato, por aséptico que se pretenda, hay un sujeto. Hay un “yo” en cualquier texto.

 

El periodista pone el ejemplo de sus palabras en la conferencia de la Librería Ramón Llull. Si alguien tuviera que escribir al día siguiente veinte líneas en un periódico sobre lo que se ha dicho en la sala, y buscara la neutralidad y la asepsia mediante una transcripción, habría realizado finalmente una elección subjetiva. Esta realidad tratan de disimularla los medios tradicionales. La crónica acepta, así pues, que todo relato es el resultado de un sujeto que mira. Otro rasgo que singulariza a la crónica periodística es la densidad de la prosa, que se ve y hace transparente, lo que también es, al final, un “gesto político”.

 

A Martín Caparrós le preguntan si las crónicas de viajes constituyen un genero específico (en 1991 empezó a publicar relatos de viajes en la revista Página/30, con el epígrafe “Crónicas de fin de siglo”). “El viaje es un incidente necesario para contar algo”. Pero la buena crónica también tiene un punto de simular que se sabe mucho sobre algún asunto. Cuando el cronista ha trabajado de manera ardua, y se ha documentado a conciencia, esa labor ha de quedar entretejida en el relato. Y más difícil aún, se trata de ofrecer los datos precisos, oportunos, sin interrumpir el flujo de la narración. “Cuando empecé con las crónicas me desplazaba a la única biblioteca de Buenos Aires con las colecciones completas de National Geographic o The New Yorker; encontraba en general muy poca información”. Sin embargo, hoy basta con teclear en un buscador de Internet y aparecen millones de referencias. Actualmente el problema es el inverso, la sobreabundancia de datos.

 

A Caparrós también le cuestionan por uno de los grandes maestros del reporterismo, Ryszard Kapuscinski, a quien trató con cierta frecuencia. “Trabajó para la agencia nacional de noticias de la Polonia soviética, por lo que tenía que cumplir con ciertas reglas”. En su día se suscitó la polémica de si realmente el autor de “El emperador”, “El Sha”, “Imperio”, “Ébano” o “La guerra del fútbol” pudo estar en todos los lugares sobre los que elaboraba relatos. “Fue un gran escritor, que contó muy bien África, Irán o el final de la URSS, y lo que relató fue una construcción pertinente sobre esos lugares; que en alguna ocasión llegara dos días tarde a una ejecución y la reconstruyera como si hubiera estado allí, me parece irrelevante”. Es más, “si algún día llegó tarde y no pudo ofrecer la verdad notarial, me da lo mismo”, responde Martín Caparrós. ¿Puede el periodismo, en las crónicas y reportajes, incursionar sin mayores problemas en el terreno de la ficción? “Eso tiene que ver finalmente con un pacto de lectura previamente establecido (entre el escritor y el lector)”.

 

 

Publicado enPolítica
“Los argumentos para atraer a la gente son imbatibles”

Se proyectó a la fama por su premiada cobertura del match Karpov vs. Kasparov de 1986 en Moscú. Su trayectoria de más de tres décadas incluye exitosos ciclos televisivos como La pasión del ajedrez y su habitual columna en el diario El País, de España.


–Usted es uno de los principales difusores del ajedrez a nivel mundial. ¿Cómo definiría su trabajo?


–Considero que soy un privilegiado que hace tres de las cosas que más le gustan en la vida: el periodismo, los viajes y el ajedrez. No sé en qué orden exactamente, pero amo las tres cosas a la vez y además me pagan por hacerlo. ¿Cómo puedo quejarme?


–¿Alguien desempeñó una tarea como la suya anteriormente?


–He conocido a varios ajedrecistas que acabaron siendo también periodistas. El primero que tuvo una columna de ajedrez diaria en El País fue el argentino Héctor Cuperman y fue uno de mis maestros. Fue uno de los poquísimos periódicos del mundo, si no el único, donde ha habido ajedrez siempre, cada día, desde que salió a la calle. Actualmente, hay una media docena de periodistas de diversos países que tienen un nivel de dedicación al periodismo de ajedrez tan intenso como el mío, con quienes nos vemos en los grandes torneos. Pasa que no llevan treinta y tres años de periodistas, ¿no?


–¿Cómo fue que su trabajo pudo ser tan reconocido a nivel internacional?


–Fue una mezcla de suerte y valentía. Cuando estaba por empezar el segundo duelo entre Karpov y Kasparov, en Moscú, tuve una especie de revelación. Agarré mi coche y me fui manejando desde Irún, mi ciudad, hasta Amsterdam, porque sabía que Karpov estaría jugando allí un torneo que le servía de preparación para el match. Hablé con él diez minutos y, con esa charla y lo que ya sabía sobre Karpov y Kasparov, fabriqué un reportaje y se lo mandé al redactor jefe de deportes de El País. El reportaje gustó mucho, pero la cotización del rublo hacía imposible que el periódico pudiera mantenerme alojado en Moscú durante dos meses y medio para cubrir el evento. Y allí intervino la suerte: había olvidado que había pedido al gobierno vasco una subvención para estudiar el sistema soviético de popularización del ajedrez para después adaptarlo e implementarlo y entonces recibí una carta en la que me otorgaban la mitad de esa ayuda económica.

–Para ese momento ya había hecho la transición de ajedrecista profesional a su nueva vocación...


–Exacto. Ese cambio fue en 1983, cuando fui enviado especial del diario vasco Deia a las semifinales de candidatos Kasparov-Korchnoi y Smyslov-Ribli, en Londres. Siempre me había gustado la comunicación y ya hacía algunos años que publicaba en la revista Jaque las crónicas de los torneos en los que jugaba. Cuando escribí por primera vez para un periódico sentí una vocación tremenda por el periodismo y decidí que eso era lo mío. Yo ya tenía el título de maestro FIDE y dos normas de maestro internacional. Mi trayectoria de resultados decía que iba a tardar poco en conseguir el título, pero lo dejé todo y me concentré en el periodismo.


–¿Se arrepintió alguna vez de no haber continuado como ajedrecista?


–Nunca. La vida de un jugador de ajedrez, si quieres ser profesional y quieres ser bueno, aunque te guste mucho, es realmente poco gratificante. Como desde el año 2004 tengo esa columna diaria en El País, digamos que mi síndrome de abstinencia está más o menos cubierto, porque cada día tengo que ver bastantes partidas y luego analizar a fondo una que elija. Es mucho más cómodo criticar a los mejores jugadores del mundo que sufrir yo las derrotas.

–No existe una escuela que prepare a uno para ser difusor del ajedrez. ¿Parte de la formación en su oficio fue aprender y corregir errores?


–Aprendí muy rápido. Hacer periodismo de ajedrez es hacer periodismo, con mayúsculas, aplicado al ajedrez. Entonces estudié el libro de estilo de El País como si fuera la Biblia para un gran creyente, me lo aprendí de memoria. Aun así cometía errores, uno de ellos fue quizás el más rentable de mi vida. Creo que fue en Moscú 1985. La transmisión que hacía de las partidas del match eran por télex, las comunicaciones telefónicas eran muy malas y los servicios secretos de la KGB tenían intervenidos todos los aparatos de los corresponsales extranjeros. Se tardaba mucho y se estaba muy expuesto al error. Así fue que un día envío una nota titulada “Karpov y Kasparov firman una obra de arte” en la que un error mío hacía irreproducible el desarrollo de la partida de mi crónica. A la mañana siguiente en la redacción estaban todos los teléfonos sonando de lectores enfadadísimos. El redactor jefe y los jefes del periódico supieron entonces que había un montón de lectores y decidieron aumentarme el espacio para mis crónicas y mis honorarios.

–¿Dónde está la responsabilidad de que otros medios no tomen este ejemplo y le den más protagonismo al ajedrez?

–Un tercio es de los medios, donde la neurosis hace que para un periodista ocuparse del fútbol sea mucho más cómodo que empezar a pensar cómo puede cubrir bien el ajedrez. Pero la mayor responsabilidad es de los ajedrecistas: son endogámicos, miran mucho hacia adentro, están en muchos casos obsesionados con el Elo, las aperturas, la próxima partida... ¿Cuántas federaciones del mundo tienen al menos una persona en su junta directiva que se dedique a mirar hacia afuera? ¿Que su labor sea relaciones con la prensa, patrocinadores, directores de colegios, mercadotecnia? Los argumentos que tenemos para atraer a la sociedad hacia el ajedrez son simplemente imbatibles.


–¿Cuáles son?


–Hay estudios científicos que demuestran que los niños que juegan al ajedrez desarrollan su inteligencia, incluyendo la emocional, y además aumentan su rendimiento académico. Mis tres pasiones son ya en realidad cuatro. La más gratificante de ellas quizás es promover las virtudes pedagógicas del ajedrez. Y no hablo de que los niños jueguen al ajedrez en un colegio, que de por sí ya es formativo y muy bueno, sino de utilizar el ajedrez como herramienta para enseñar a pensar, a transmitir valores. Si tenemos pruebas científicas y experiencias en los cinco continentes durante un siglo que demuestran que es una herramienta educativa pero también social e incluso terapéutica de primer nivel, es obvio que merece la atención y el apoyo de cualquier tipo de gobierno, sea de la ideología que fuere. Y el futuro del ajedrez deportivo también depende del éxito del ajedrez educativo. Supongamos que todos los niños argentinos estuvieran alfabetizados en ajedrez. Quizás un 5 por ciento luego decida ser jugador de ajedrez federado, con lo que ya tendríamos muchos más jugadores que ahora. Pero lo más importante sería el otro 95 por ciento. Aunque no vuelvan a tocar un tablero, se habrían quedado con una imagen positiva del ajedrez. Muchos acabarían convirtiéndose en padres de familia y algunos en alcaldes, en directores de colegio, en directores de periódicos, en directores de mercadotecnia de una empresa, personas con responsabilidades e influencia en la sociedad. Y por tanto, conseguir patrocinios sería mucho más fácil y el número de aficionados y de simpatizantes sería incluso mayor.


–Se cumple un año de la aprobación de aquella votación del Parlamento español en apoyo al ajedrez.


–Yo hablo con orgullo del milagro del 11 de febrero de 2015. En España que todos los partidos políticos se pongan de acuerdo en algo es un milagro, y ese algo ha sido el ajedrez. Porque los argumentos que dieron eran absolutamente irrefutables y entonces, con independencia de la ideología política, votaron todos a favor.


–¿Por qué cree que persiste en cierto imaginario colectivo la fama de juego aburrido, destinado a intelectuales?


–Imaginemos que a un ciudadano cualquiera le ofrecemos ver en directo de dos jugadores disputando una partida de ritmo lento en un torneo de elite, sin comentarios ni nada. Ahora pensemos en alguien que está alfabetizado en ajedrez, que la partida tiene comentaristas que saben convertir la retransmisión de ajedrez en algo ameno, interesante y van mezclando las cuestiones técnicas de ajedrez con otras muchas cosas de la ciencia, el arte, primeros planos de la tensión enorme que hay en esas caras, apuros de tiempo. Tiene que haber una relación de vasos comunicantes entre la base y los ídolos, los profesionales. Pero si el ajedrez es algo minoritario y silencioso, escondido en catacumbas, la gente dirá “pero... estos tíos que se dedican a mover madera ahí, ¿quieren vivir de eso y pretenden reivindicaciones laborales y profesionales? ¿Pero por qué?”. ¡Caramba, se lo preguntan porque nadie se los ha explicado!


–¿Qué opinión tiene del ajedrez en Argentina?


–Argentina es un país muy especial en mi vida y muchos argentinos son importantes para mí. Cuando hay problemas políticos o sociales o económicos, sufro. Junto a España es de los países de habla hispana que más están desarrollando las virtudes del ajedrez. Es uno de los países del mundo donde tienen más raigambre social. Gracias al Tratado General de Ajedrez de Roberto Grau pasé de ser un absoluto principiante a ser campeón de Guipúzcoa, que es mi provincia en el país vasco, en cosa de dos años. Y uno de los grandes privilegios de mi vida fue presentar el último acto público de Miguel Najdorf una semana antes de que él muriese, en Málaga. Yo estaba en el escenario con Kasparov, que al ver que Najdorf iba a subir por las escaleras vino corriendo, lo agarró por los dos brazos, lo subió al escenario y le dio un abrazo, en un gesto que demuestra la enorme admiración que sentía por Miguel. En cuanto a jugadores actuales, he analizado varias partidas de Alan Pichot, algunas publicadas en mi columna, y me parece que tiene un talento muy grande. Y no quiero dejar de mencionar a todos mis compañeros argentinos en el grupo de exponentes de la Fundación Kasparov: Jaureguiberry, Alejandro Oliva, Esteban Jaureguizar, Marina Rizzo, Erni Vogel y Elisabet Riart, que estuvieron también conmigo en la última gira que hicimos por México y Panamá.


–¿Qué puede contarnos de la actualidad de la fundación?


–Estoy sumamente orgulloso de lo que hemos hecho en la Fundación Kasparov para Iberoamérica. Hemos formado a 6600 docentes mexicanos y a 400 en Panamá. Pero no nos limitamos a la formación de docentes. Por ejemplo, di conferencias a novecientos presos en la cárcel de máxima seguridad más importante de México, donde está el Chapo Guzmán y los más importantes capos del narcotráfico, asesinos, secuestradores y pandilleros. Las dos ideas principales que desarrollé son que el ajedrez enseña a pensar en las consecuencias de lo que vas a hacer antes de hacerlo y que cada hora que pasas jugando al ajedrez dentro de la prisión pasa mucho más rápido que cualquier otra hora.


–¿Cómo ve el futuro de la elite? ¿Por qué no aparece un rival clásico para Carlsen?


–Quienes hemos nacido en la segunda mitad del siglo veinte hemos sido unos privilegiados. Hemos disfrutado prácticamente en forma consecutiva de varias de las rivalidades más apasionantes de la historia del ajedrez. Fischer-Spassky, luego Karpov-Korchnoi y luego Karpov-Kasparov. En los tres casos con factores absolutamente extradeportivos que añadieron mucho interés a esos a esas rivalidades. Es muy difícil que se vuelva a producir una rivalidad así. El principal problema que puede tener Carlsen es la falta de motivación. A veces noto que se aburre un poco ahí arriba. Si él juega como sabe, no creo que ninguna de las jóvenes estrellas actuales pueda destronarlo al menos este año. Sí estoy muy impresionado por Yi Wei, este muchacho chino de 16 años. Su trayectoria además es muy similar en cuanto a brillantez de resultados a la de Carlsen a la misma edad y creo que él sí puede ser capaz de destronar a Carlsen pero en dos o cuatro años.

Publicado enSociedad
Las 25 Noticias más censuradas por la prensa corporativa de Estados Unidos

Éstas son las top ten entre las 25 noticias más censuradas por la gran prensa corporativa de Estados Unidos, que en la práctica moldea la (des) información mundial, difundidas este 6 de octubre por el ranking 2014-2015 del Proyecto Censurado de California, que animan los sociólogos Peter Phillips, Mickey Hugg y Andy Lee Roth:

 

El 1% más rico posee la mitad de la riqueza mundial, el fracking envenena las aguas subterráneas, 89% de las víctimas paquistaníes asesinadas por drones estadounidenses ni siquiera eran identificables como militantes islámicos, aumentan los países que ahora siguen el ejemplo de Bolivia en la lucha por el derecho humano al agua, se profundiza el desastre nuclear en Fukushima, científicos opinan que exceso de metano amenaza al Ártico y a muy corto plazo pone en riesgo la vida en el planeta (20 años) por aumento de 5 a 6 grados del calentamiento global, por miedo al espionaje del gobierno se "enfría" la libertad de expresión de los escritores de todo el mundo, la policía de EEUU mata más que ninguna otra del planeta... y demasiado a menudo, obvio: los pobres reciben menos cobertura de medios que sus dueños multimillonarios y, por último, Costa Rica avanza en energía renovable hidráulica... mientras no haya sequía.


1.- El 1% más rico posee la mitad de la riqueza mundial


Hacia 2016 el 1% de la población mundial poseerá más riqueza que el 99% restante combinado, según un informe difundido en enero 2015 por Oxfam, una organización internacional sin fines de lucro que tiene como objetivo combatir la pobreza. Para el estudio de Oxfam la desigualdad extrema no es inevitable, pero en los hechos es el resultado de decisiones políticas y económicas establecidas y mantenidas por la élite global del poder, los individuos ricos cuya poderosa influencia mantiene el status quo amañado a su favor. La proporción de la riqueza mundial que pertenece al 1 por ciento aumentó del 44% en 2009 al 48% en 2014 y se prevé que alcance el 50% en 2016.


2.- El fracking envenena aguas subterráneas


Los acuíferos de California fueron contaminados ilegalmente con unos 11 millones de litros de aguas residuales envenenadas desde que fueron inutilizadas en el proceso llamado fracking, o fractura hidráulica del subsuelo para extraer petróleo y gas, según documentos del Estado de California difundidos a fines de 2014 por el Centro para la Diversidad Biológica. Según esta fuente, la fuga de contaminantes se produjo en por lo menos nueve pozos de eliminación de inyección utilizados por la industria petrolera para eliminar residuos de aguas contaminadas, práctica que probablemente se repite en otras latitudes donde también utilizan fractura hidráulica para extraer petróleo y gas.


3.- El 89% de víctimas paquistaníes de drones de EEUU ni siquiera son reconocibles como militantes islámicos


Desde que Barack Obama asumió la presidencia en 2009, se calcula que EEUU ha dado muerte a 2.464 personas en bombardeos con aviones no tripulados enviados fuera de lo que Washington declaró "zonas de guerra". La cifra fue publicada en febrero 2015 por Jack Serle y el equipo de la Oficina de Periodismo de Investigación, quienes mantienen una base de datos con todos los ataques conocidos –basándose en trabajo de campo, informes de medios y fuga de documentos– que proporcionan una imagen más clara de la escala y el impacto del programa de aviones no tripulados de EEUU, en comparación con la información episódica proporcionada por los grandes medios corporativos de información.


4.- Muchos países siguen ahora el ejemplo de Bolivia en la lucha por el derecho al agua


En el 15º aniversario de las protestas de Cochabamba, la resistencia popular al control corporativo del agua continúa expandiéndose en todo el mundo, abarcando re-municipalización de los servicios públicos de agua privatizados, acción directa contra bloqueos injustos al agua y recolección de aguas pluviales, mientras el acceso al vital elemento se entroniza como derecho humano fundamental.


En enero de 2000, el pueblo de Cochabamba cerró la ciudad en protesta contra la privatización de su sistema de agua municipal, que rápidamente duplicó y triplicó las facturas de agua. En febrero de ese año, el corresponsal de Pacific News Service Jim Shultz rompió la historia en la prensa occidental con sus informes de primera mano de los enfrentamientos entre la policía antidisturbios y los manifestantes en la llamada "guerra por el agua", que hoy se extiende entre los agricultores locales contra los rancheros o los urbanitas, pero también implica a nuevos "barones corporativos del agua", como Goldman Sachs, JPMorgan Chase, Citigroup, el Grupo Carlyle y otras mega corporaciones de inversión que están comprando derechos de agua en todo el mundo a un ritmo sin precedentes.


5.- Se profundiza el desastre nuclear en Fukushima


Continúa sin resolverse la debacle 2011 del reactor nuclear en Fukushima, Japón, a pesar de las garantías de las autoridades gubernamentales y de los principales medios de comunicación de que la situación ha sido contenida y de una evaluación de la Agencia Internacional de Energía Atómica de las Naciones Unidas donde afirma que Japón ha hecho "progresos significativos" en la limpieza del sitio. La verdad es que el vertido continuo al Océano Pacífico del agua de refrigeración extremadamente radiactiva de la planta nuclear destruida, ya detectado a lo largo de la costa de Japón, tiene el potencial de impactar porciones enteras del Pacífico y la costa occidental de América del Norte. Aparte de la posible liberación de plutonio en este Océano, Tokyo Electric Power Company (TEPCO) admitió recientemente que a diario la instalación lanza al mar grandes cantidades de agua contaminada con tritio, cesio y estroncio.


6.- El Ártico peligra ante el creciente impacto del metano en el calentamiento global


Los niveles de metano en la atmósfera alcanzaron un máximo histórico en los últimos años. Este gas de efecto invernadero es uno de los principales contribuyentes al calentamiento global, mucho más destructivo que el dióxido de carbono. En un informe para Truthout, el periodista Dahr Jamail citó a Paul Beckwith, profesor de climatología y meteorología en la Universidad de Ottawa: "En las primeras etapas, el cambio climático será abrupto para nuestro sistema climático, sin control, conduciendo a un aumento de temperatura de 5 a 6 grados centígrados dentro de una o dos décadas". Tales cambios tendrían "efectos sin precedentes" para la vida en la Tierra.


El derretimiento previo de los hielos árticos dejará atrapado al metano en la atmósfera. "Lo que suceda en el Ártico no se queda en el Ártico", observó Beckwith. La pérdida de hielo ártico afecta a la Tierra como un todo. Por ejemplo, al disminuir la diferencia de temperatura entre el Ártico y el ecuador aumentará la potencia de las corrientes, que a su vez acelerarán el derretimiento del hielo ártico.


7.- Miedo al espionaje de gobiernos "enfría" libertad de expresión de escritores


La vigilancia masiva hace dudar a los escritores de todo el mundo que los gobiernos democráticos respeten sus derechos a la intimidad y a la libertad de expresión, según un informe de enero 2015 del PEN America basado en las respuestas de 772 autores de cincuenta países. Un reportaje de Lauren McCauley en Common Dreams además de difundir el PEN América Report dio a conocer un informe de julio 2014 de la Unión Americana de Libertades Civiles y Human Rights Watch donde se da cuenta que periodistas y abogados de EEUU evitan cada vez más trabajar sobre temas potencialmente controvertidos debido al temor al espionaje del gobierno.


8.- La policía de EEUU mata... y demasiado a menudo


En comparación con otros países capitalistas desarrollados, EEUU sin duda es diferente cuando se trata del nivel de violencia estatal dirigida contra las minorías, informó Richard Becker, de Liberation, en enero 2015. Usando cifras de 2011, Becker escribió que sobre una base per cápita, "la tasa de muertes a manos de la policía de EEUU Unidos fue aproximadamente 100 veces mayor que la de los policías ingleses en 2011", 40 veces más letal que la tasa de los policías alemanes y 20 veces más mortífera que la de sus colegas canadienses. Becker dijo que probablemente éste no es el tipo de "excepcionalismo [norte] americano" que el presidente Obama tenía en mente cuando se dirigió a los cadetes graduados de West Point en mayo 2014.


9.- Los pobres reciben menos cobertura de medios que millonarios, al fin y al cabo sus dueños


En junio de 2014, Equidad y Exactitud en la Información (FAIR, por su sigla en inglés) publicó un estudio donde muestra que ABC World News, CBS Evening News y NBC Nightly News ofrecen más cobertura mediática a los 482 multimillonarios de EEUU que a los 50 millones de personas que hoy viven en la pobreza. Asimismo, se transmiten casi cuatro veces más historias que incluyen el término "multimillonario" que notas utilizando vocablos como "personas sin hogar" o "bienestar".


10.- Costa Rica avanza en energía renovable


Por 75 días consecutivos de los primeros meses de 2015, Costa Rica no quemó ningún combustible fósil para generar electricidad. Gracias a fuertes lluvias atribuidas al cambio de clima, las plantas hidroeléctricas generaron casi la totalidad de la electricidad del país, que junto a los recursos geotérmicos, el viento y las fuentes de energía solar anulan la dependencia de fuentes fósiles como carbón y petróleo.


Un informe de Myles Gough en Science Alert indica que las industrias primarias de Costa Rica son el turismo y la agricultura, que requieren poca energía, en comparación con industrias como la minería o la fabricación. La nación también tiene características topográficas (incluyendo volcanes) que facilitan la producción de energía renovable. El problema puede presentarse ante eventuales sequías originadas por el cambio climático.


11.- Fabricantes de plaguicidas gastan millones en relaciones públicas para ocultar desaparición de abejas


Dos neonicotinoides ampliamente usados en la fabricación de pesticidas parecen perjudicar seriamente las colonias de abejas, según un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard. En abril de 2015, la revista Science publicó dos estudios adicionales que corroboran los hallazgos de Harvard sobre neonicotinoides utilizados en tratamientos de semillas para más de 140 cultivos. Estos pesticidas sistémicos fabricados por Bayer, Syngenta y Monsanto se absorben a través de las raíces y las hojas y se distribuyen a través de toda la planta, incluyendo su polen y néctar.


12.- Con gastos en relaciones públicas se imponen nuevas " semillas de la duda" : maíz y soya transgénicos


A despecho de la crítica de casi 400.000 peticiones en contra firmadas por ciudadanos, profesionales de salud y agricultores, en septiembre 2014 el ministerio de Agricultura (USDA) aprobó una nueva generación de maíz y soja genéticamente modificados creados por la corporación biotecnológica Dow AgroSciences. Las nuevas semillas marca Enlist toleran un nuevo herbicida diseñado también por Dow llamado Enlist Duo, que combina por primera vez el letal ácido Diclorofenoxiacético 2,4 –componente del tóxico Agente Naranja utilizado en la guerra de Vietnam– y el glifosato, elemento clave del herbicida Roundup de Monsanto.


13.- Bases del Pentágono y la OTAN rodean a Rusia y China


El Pentágono y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) cercan a Rusia y China con bases militares y sistemas de misiles, con la mirada puesta en los recursos naturales apetecidos en esas regiones por el gran capital corporativo y los intereses creados, informó Bruce K. Gagnon, del Plymouth Institute for Peace Research.


EEUU estableció bases militares en Rumania y Bulgaria, y planea otra en Albania, para rodear a Rusia. Ya existen bases con sistemas de misiles en Turquía, Polonia y Rumania, mientras destructores estadounidenses de capacidad comparable operan en el Mar Negro. A su vez, la OTAN se amplió a Letonia, Lituania y Estonia, en la frontera de Rusia, mientras negocia la incorporación de Georgia, Suecia, Ucrania y Finlandia, para aumentar así el potencial del cerco y "salvaguardar los yacimientos de petróleo y gas en la región [Mar Caspio]", según palabras del general James Jones, comandante supremo aliado de la OTAN en 2006.


14.- Hay más de 50 millones de desplazados forzados


El desplazamiento forzado total mundial de personas en el Día Mundial de los Refugiados 2014 fue el más alto registrado desde la Segunda Guerra Mundial. El informe Tendencias Globales del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) estableció en 51,2 millones las personas desplazadas en todo el mundo a fines de 2013, con un incremento de 6 millones desde los 45,2 millones de 2012. La población desplazada en todo el mundo incluye refugiados, solicitantes de asilo y desplazados internos que en sus países de origen han huido de sus hogares a otras áreas.


15.- Los grandes del azúcar copian tácticas de las tabacaleras


La Union of Concerned Scientists (UCS) informó en junio 2014 que "los fabricantes de alimentos y bebidas, junto con organizaciones de apoyo a la industria, como asociaciones comerciales, grupos de fachada y empresas de relaciones públicas" buscan asegurarse activamente que los estadounidenses continúen consumiendo altos niveles de azúcar. La industria azucarera adoptó tácticas desarrolladas por la industria del tabaco, que incluyen ataques a evidencia científica, difusión de información falsa en sitios web de la industria, institutos de investigación y asociaciones comerciales para engañar al público, despliegue de científicos de la industria, influencia en el mundo académico y socavamiento de la política.


16.- Militares estadounidenses perpetran asaltos sexuales contra niños colombianos


Según un informe de 800 páginas encargado por el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), personal militar estadounidense violó al menos 54 menores en Colombia entre 2003 y 2007. Adriaan Alsema, escribiendo para Colombia Reports, fue el primero en sacar a la luz esta historia en la prensa de habla inglesa, el 23 de marzo de 2015.


Con abundante información basada en una investigación del académico Renán Vega, Alsema documentó que contratistas militares de EEUU abusaron sexualmente de niñas menores de edad en el municipio de Melgar en 2004, en "impunidad absoluta" debido a "los acuerdos bilaterales y la inmunidad diplomática de los funcionarios de los Estados Unidos". Según Vega, los contratistas militares estadounidenses también "filmaron [los abusos] y vendieron las películas como material pornográfico".


17.- Grandes medios blanquearon el Reporte de Tortura de la CIA al Senado


Aunque el informe del Comité de Inteligencia del Senado sobre el programa secreto de la CIA de secuestros, interrogatorios "brutales" y tortura de sospechosos de terrorismo atrajo la atención de la gran prensa corporativa en diciembre 2014 en, Nafeez Ahmed informó en AlterNet que esta cobertura había "blanqueado la extensión en que la tortura ha sido siempre una práctica de inteligencia integral y sistemática desde la segunda guerra mundial (...) Pese a las afirmaciones del presidente Barack Obama de que él prohibió oficialmente la tortura en 2009, estas prácticas continúan hoy en día, "bajo la cuidadosa recalibración de Obama y sus altos funcionarios de inteligencia militar" que sirve para legitimar la existencia y expansión del aparato de seguridad nacional, escribió Ahmed.


18.- ICREACH: el mega motor de búsqueda secreto de la NSA


Basándose en documentos filtrados por Edward Snowden, Ryan Gallagher informó en Intercept que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) desarrolló un motor de búsqueda llamado ICREACH, que con su gran capacidad para recopilar información personal puede acceder a más de 850 millones de registros personales, incluyendo correos electrónicos privados, chats y algunas locaciones telefónicas. La NSA comparte los datos recogidos través de ICREACH con casi dos docenas de agencias del gobierno de EEUU.


19.- Evaluación "más completa" advierte contra riesgos de la geoingeniería


Informes de decenas de investigadores convocados por la Academia Nacional de Ciencias (NAS, por su sigla en inglés) ofrecieron "una condena crítica de la geoingeniería", según Tim McDonnell de la revista Mother Jones. Altamente controversial, la geoingeniería se refiere a los esfuerzos tecnológicos para contrarrestar el calentamiento global mediante la alteración de la composición química de la atmósfera.


20.- El FBI busca una puerta trasera para actualizarse en nuevas tecnologías de comunicación


En respuesta a los anuncios de Apple y Google de que harán más seguros los datos de sus clientes, difundidos en octubre de 2014, el director de la Oficina Federal de Investigación James Comey anunció que están tratando de ampliar su capacidad de recopilación de datos para incluir el acceso directo a los teléfonos celulares, tabletas y computadores a través de una expansión de la llamada ley CALEA de 1994 (Communications Assistance for Law Enforcement Act - Ley de las Comunicaciones para Instituciones Policíacas). Comey dijo a una audiencia en la Institución Brookings que la expansión de la vigilancia respondía al interés de la "seguridad pública" para proteger a la nación contra "amenazas terroristas potenciales".


21.- Deforestación canadiense: nuevo Amazonas del Norte


En 2000 Canadá ingresó activamente al mundo de la deforestación, aunque ha sido eclipsada por los informes de los bosques de Brasil e Indonesia. Con sólo el 10% de los bosques del planeta, Canadá representa hoy el 21% de toda la deforestación del mundo. Extensos desarrollos de petróleo y gas en arenas y esquistos bituminosos, tala y expansión de carreteras han sido los principales contribuyentes a la destrucción de los bosques canadienses.


22.- Aumentan drásticamente asesinatos globales de ambientalistas


Deadly Environment, un informe de la ONG Global Witness, reveló que de 2002 a 2013 por lo menos 908 personas perdieron la vida en todo el mundo debido a su defensa del medio ambiente. Mientras la tasa de asesinatos se duplicó en los últimos cuatro años, América Latina y Asia muestran lo más altos rangos de violencia, así como aumento de tensiones sobre los recursos naturales limitados de estas regiones. Will Potter escribió en Foreign Policy que hoy en día "Brasil sigue siendo abrumadoramente más peligroso para los ecologistas que otros países". En Brasil fue asesinado el doble de los ambientalistas que en cualquier otra nación.


23.- En EEUU los violadores se procesan muy poco


"Violación y Asalto Sexual: Un llamado renovado a la acción", un informe del Consejo de la Casa Blanca sobre Mujeres y Niñas emitido en enero de 2014, reveló que casi una de cada cinco mujeres estadounidenses han sido víctimas de violación o intento de violación en su vida. El informe indica que se acumulan los "kits" con las pruebas sin revisar de la violación o asalto sexual –exámenes forenses que reúnen evidencia, incluido el ADN del perpetrador– que pueden ser "vitales para el enjuiciamiento de los casos", en una acumulación de estuches sin analizar que explica las bajas tasas de enjuiciamiento por violación.


24.- El programa AuroraGold de la NSA "hackea" teléfonos móviles alrededor del mundo


La Agencia Nacional de Seguridad (NSA) "hackea" desde hace muchos años las redes de telefonía celular en todo el mundo, según un informe publicado en Intercept basado en documentos proporcionados por Edward Snowden. El artículo de Ryan Gallagher analizó el contenido de al menos nueve documentos de la NSA que muestran cómo ha espiado a cientos de empresas, así como a otros países que están cerca de los EE.UU.


25.- Derretimiento de Groenlandia contribuye al aumento del nivel del mar


En febrero de 2015, Tim Radford informó en Climate News Network que el calentamiento atmosférico es capaz de llegar masivamente a miles de metros bajo la capa de hielo de Groenlandia, lo que podría aumentar la tasa de flujo de los glaciares y la creación de grupos de "deshielo" atrapados debajo del hielo.

Por Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno, jurado internacional de Proyecto Censurado.

Publicado enInternacional
Viernes, 09 Octubre 2015 08:19

"Vivo con el sentimiento de derrota"

"Vivo con el sentimiento de derrota"

La decimocuarta mujer en recibir el premio de la Academia Sueca dedicó buena parte de su obra a la realidad y el drama de mucha de la población de la antigua Unión Soviética: "Yo estudio a la gente real y trasmito su experiencia", señala.


El problema no es que sea una autora desconocida con cinco libros periodísticos publicados –en más de veinte idiomas– y uno solo traducido al castellano, Voces de Chernóbil, disponible hasta ahora únicamente en e-book. El minucioso montaje de los testimonios y las voces en una crónica, por más bien escrito que esté, se mueve en las aguas de la actividad periodística. Un periodismo que está siempre en explícito cortocircuito con el territorio de la ficción como "antropología especulativa", en los términos formulados por Juan José Saer. La periodista bielorrusa Svetlana Alexievich, de 67 años, ganó el Premio Nobel de Literatura –dotado con 8 millones de coronas suecas, algo más de 860.000 euros– por "sus escritos polifónicos, un monumento al sufrimiento y al coraje de nuestro tiempo", según anunció ayer Sara Danius, secretaria permanente de la Academia Sueca desde Estocolmo, donde la ganadora recibirá el galardón el próximo 10 diciembre. La cronista bielorrusa –la decimocuarta mujer en ser premiada, la primera periodista– ha retratado, en lengua rusa, la realidad y el drama de gran parte de la población de la antigua Unión Soviética, así como los sufrimientos de Chernóbil, la guerra de Afganistán y los conflictos del presente en una región tan compleja como conflictiva. "Es maravilloso recibir este premio", reconoció Alexievich al canal sueco SVT, y añadió que se sentía orgullosa de estar ahora en una lista de escritores a la que pertenece Boris Pasternak, a quien en su momento las autoridades soviéticas le impidieron recoger el Nobel de Literatura.


El grupo Penguin Random House, que publicó en formato digital el único libro traducido al castellano, Voces de Chernóbil, anunció que en noviembre lanzará una edición de papel y en diciembre La guerra no tiene rostro de mujer; Los chicos de latón para el 2016 y Los últimos testigos en 2017. "Respeto el mundo ruso de la literatura y la ciencia, pero no el mundo ruso de Stalin y Putin", afirmó Alexievich durante una conferencia de prensa en la sede del PEN Internacional de Minsk, la capital bielorrusa. "Tampoco me gusta ese 84 por ciento de rusos que llama a matar ucranianos", dijo la periodista que se mostró convencida de que con su campaña de bombardeos en Siria, el presidente ruso, Vladimir Putin, está llevando a su país a "un segundo Afganistán".


De padre bielorruso y madre ucraniana, Alexievich nació el 31 de mayo de 1948 en el oeste de Ucrania. Su familia emigró a la vecina Bielorrusia, donde ella ejerció como profesora de Historia y de lengua alemana. Pero pronto eligió dedicarse a su verdadera pasión: el periodismo. En 1972 se licenció en la Facultad de Periodismo de Minsk y trabajó como redactora en diversos diarios de su país. En La guerra no tiene rostro de mujer, el primer libro que escribió en 1983, inauguró su itinerario crítico al cuestionar el heroísmo soviético. Recién en 1985, de la mano del proceso de reformas conocido como Perestroika, pudo publicar este libro que todavía permanece inédito en castellano. Ese mismo año se estrenó la versión teatral de aquella crónica descarnada en el teatro de la Taganka de Moscú, estreno que marcó un hito en la apertura iniciada por Mijaíl Gorbachov. Influida por el escritor Alés Adamóvich, al que considera su maestro, Alexievich despliega la técnica del montaje documental. Su especialidad –informan quienes la leyeron en su idioma– es dejar fluir las voces en torno del las experiencias del "hombre rojo" o el "homo sovieticus". En Los chicos del zinc (1989) –conviene aclarar que al no estar traducido el título aparece con variantes como Los muchachos del zinc o Los chicos de latón– aborda la guerra de Afganistán, hecho que precipitó la desintegración soviética, desde el punto de vista de los veteranos y de las madres de los caídos en esa contienda. "En la Unión Soviética nos enseñaban a morir por el país, pero no a ser felices. Nuestra experiencia vital es la de resistirnos a la violencia", advirtió la cronista.


"La URSS fue un intento fallido de crear una civilización alternativa", planteó la autora bielorrusa en una entrevista con el diario El país de España hace dos años. Luego de haber residido varios años en Alemania, volvió a la capital bielorrusa y confesó sentir "un gran vacío". En Minsk fue ignorada por los medios de comunicación del régimen de Alexander Lukachenko –que ejerce el poder desde hace más de veinte años– y mirada con frialdad o desconfianza por los nacionalistas locales por escribir en ruso y no en bielorruso. "Vivo con el sentimiento de derrota, de pertenecer a una generación que no supo llevar a cabo sus ideas", admitía Alexievich en la misma entrevista. "Nadie quería el capitalismo, queríamos el socialismo con el rostro humano. En los años noventa éramos muy ingenuos y muy románticos, creíamos que existía una nueva vida y que éramos capaces de crearla, que la culpa de nuestros males estaba tras los muros del Kremlin y era de los comunistas, no nuestra. ¿Y qué tenemos más de dos décadas después?: un líder medio bandido y autoritario y un entorno provinciano en Bielorrusia".


En otra entrevista que concedió a la agencia AFP en 2013 agregó: "Vivimos bajo una dictadura, hay opositores en la cárcel, la sociedad tiene miedo y al mismo tiempo es una vulgar sociedad de consumo, la gente no se interesa por la política". Cuando regresó a Minsk, se asombró porque Lukachenko detuvo el tiempo. "La dictadura hace que la vida sea primitiva", reflexionaba. "En Rusia el tiempo se mueve pero en una dirección inquietante". De viaje por ese país, tras una ausencia de varios meses, se sorprendió al encontrarse con "gente que se habían transformado de repente en patriotas, que llevan enormes cruces y se creen muy importantes". "En las provincias rusas han surgido grupos agresivos, ortodoxos, nacionalistas, de jóvenes fascistas", comentó la cronista que en los noventa salió a la calle para hacer caer la estatua de Félix Dzherzhinski –el fundador de la Cheka o policía soviética–, y expresó su perplejidad ante "los jóvenes rusos que idealizan la Unión Soviética."


Quienes han leído Voces de Chernóbil (1997) subrayan que es uno de los libros periodísticos más impresionantes que se han escrito sobre el tema, una investigación exhaustiva de las consecuencias de la catástrofe nuclear sobre la población ucraniana y bielorrusa. No fue fácil para Alexievich localizar a los afectados porque fueron repartidos por todo el territorio soviético –"divide y reinarás"–, para evitar que se unieran y reclamaran cualquier tipo de compensación. Alvaro Colomer opina en un artículo publicado en El mundo de España que este libro de la ganadora del Nobel "cae como una losa sobre el llamado Nuevo Periodismo". "Su autora jamás hizo alarde de la tremenda labor emprendida para confeccionar dicho volumen, su autora no se convirtió en la protagonista de la historia narrada, su autora no pretendió ser más importante que aquello que contaba. Alexievich cedió su estilográfica a los testigos directos de la catástrofe y convirtió sus voces en un documento estremecedor que, de alguna manera, nos recuerda no sólo el dolor que todavía padecen las víctimas de la explosión nuclear, sino el silencio que continúan obligándolos a mantener". Y pone como ejemplo uno de los capítulos, "Entrevista de la autora consigo misma sobre la historia omitida", en el que ella narra cómo fue su trabajo: "Este libro no trata sobre Chernoyl, sino sobre el mundo de Chernobyl. Sobre el suceso mismo se han escrito ya miles de páginas y se han sacado centenares de miles de metros de película. Yo, en cambio, me dedico a lo que he denominado la historia omitida, las huellas imperceptibles de nuestro paso por la tierra y por el tiempo. Escribo y recojo la cotidianidad de los sentimientos, los pensamientos y las palabras. Intento captar la vida cotidiana del alma".


En 2013 salió El tiempo de segunda mano. El final del hombre rojo, publicado en ruso y en alemán. En este nuevo documento la cronista bielorrusa se propone "escuchar honestamente a todos los participantes del drama socialista", según cuenta en el prólogo. Alexievich señala que el "homo sovieticus" –nomenclatura que responde al laboratorio "experimental" del marxismo–leninismo– sigue todavía vivo en Rusia, Bielorrusia, Turkmenistán, Ucrania, Kazajistán y el resto del territorio de la resquebrajada Unión Soviética. "Creo que conozco a este hombre, que lo conozco muy bien, que he vivido con él muchos años. El soy yo, yo y mis conocidos, amigos, padres. (...) Ahora vivimos en distintos Estados, hablamos en distintas lenguas, pero no nos puedes confundir con nadie. Nos reconocerás enseguida. Somos la gente del socialismo, iguales y diferentes del resto de la gente, tenemos nuestro léxico, nuestras ideas del bien y del mal, de los héroes y los mártires, tenemos una relación particular con la muerte (...) estamos llenos de envidia y de prejuicios. Venimos de allí donde existió el Gulag...", escribe en el prólogo esta autora que ha recibido varias distinciones: el Premio Ryszard Kapuscinski de Polonia (1996), el Premio Herder de Austria (1999), el Premio Nacional del Círculo de Crítico de Estados Unidos por Voces de Chernóbil (2006), el Premio Médicis de Ensayo en Francia por Tiempo de segunda mano (2013) y el Premio de la Paz de los libreros alemanes (2013), entre otros premios. La periodista reveló que quiere "mucho" a Ucrania y recordó que estuvo en la revolución que tuvo lugar el año pasado en Kiev –la capital ucraniana– en la que fue derrocado el presidente Víktor Yanukóvich.


No le importa que la etiqueten como "escritora soviética". "Soy investigadora de aquel período y tanto yo como mis héroes hemos pasado de aquella época a otra nueva", aclaró la flamante premio Nobel de Literatura. "Escribo en ruso, mi país es Bielorrusia y he vivido una simbiosis que ha afectado a muchos en este país, donde el 90 por ciento de la población habla en ruso. La identidad bielorrusa no se ha formado y está bajo gran presión de la identidad rusa, y yo estudio a la gente real y trasmito su experiencia".

Publicado enCultura
Jueves, 10 Septiembre 2015 07:22

Apuntes para salvar un periodismo moribundo

Apuntes para salvar un periodismo moribundo

Continuamos las reflexiones de intelectuales latinoamericanos acerca del futuro de la profesión periodística, recogidas por Omar Rincón. Una serie de tres ondanadas, aquí la primera, de la batalla por la revitalización de esta profesión, que da entrada a la segunda:


La Universidad del Rosario y Publicaciones Semana invitaron hace tres años al ensayista, escritor y periodista Juan Villorio para que diese la lección inaugural de la maestría en periodismo. La conferencia se llamó irónicamente: "Estudien muchachos o van a acabar de periodistas". Eso le decía su profesor de Sociología, y esto nos dijo sobre el periodismo:


El periodismo depende de sí mismo y de sus posibilidades. La crisis del periodismo está muy bienvenida porque obliga a generar nuevos lenguajes y a recuperar una verdad que no estábamos buscando.


Los desafíos para el periodismo en estos tiempos son:


* El desafío de la brevedad, la velocidad, la simultaneidad... y eso recuerda a Pascal: "escribí un texto largo porque no tuve tiempo para escribir uno corto". Y es que la brevedad evita la autocomplacencia. Y los textos breves son la memoria de los futuros.


* El desafío de la estandarización. Los medios se parecen cada vez más, se hace periodismo pensando en lo que los demás hacen. Y la clave es tener lo diferente.


* El desafío de la credibilidad y la certificación. Todo disponible, nada certificado. Y decimos que navegamos cuando apenas chapoteamos.


Las noticias serán distintas porque los procedimientos culturales son distintos:


* Cambian los modos de leer y percibir: se revoluciona la cultura de la letra, se va a aplicaciones, redes, internet, simultaneidad de lecturas y zapping en una lógica de transmedialidad


* Se lee en el tiempo, se escribe en el tiempo. Ya no hay espera. La lectura es un LUGAR, algo en el espacio, en el internet. La relación ya no es de espera.


* La prensa es un complemento.


* No sabemos como nos informamos, pero estamos informados. Hay una porosidad por la que nos llega la información. La información es una variante de la atmósfera.


* La capacidad de respuestas cambia: "los abajo insultantes", es decir, los usuarios de una web, pueden interpelar al periodista a través de los comentarios.


* Las estadísticas se convierten en valor de calidad.


* Apple vende significados y estéticas porque las cosas dependen de su representación


* Google es un buscador de significados


* Twitter es un descifrar la realidad en 140 caracteres. Funciona como un aglutinador de aforismos. Es un arte de las máximas que recuerda a Confucio.


Apuntes en forma de tuits creados por Villoro:


→ Si no está en la pantalla no existe. Esta es la nueva realidad y no la recibimos de manera directa sino a través del celular o la cámara.


→ Vemos más que hacemos, es pornográfico.


→ El mando a distancia era un símbolo masculino en el hogar. Ese tiempo ya pasó.


→ Las redes sociales generan conectividad pero también crisis de personalidad.


→ Asistimos a un safari audiovisual porque pensamos que nos estamos perdiendo algo


→ El subcomandante Marcos, Chiapas y zapatismo... esa suerte de Woodstock de las ideologías


→ Habitamos un vértigo de la identidad: el no haberme visto, el no reconocerme en los espejos. Y es verdad lo que dicen los espejos: las cosas están más cerca de lo que aparentan.


→ Un periodista que no lee es como un futbolista que no entrena.


→ Un periodista que solo lee de su fuente, ni siquiera sabe de su fuente. Pierde el paisaje en el que actúa su fuente.


→ Hoy los periodistas se engordan (no van a la calle), y los medios se adelgazan (solo negocian sangre)


→ La crónica es la desaceleración del periodismo.


→ La crónica es la mejor manera de combinar lo público (la información) con lo privado (la emoción).


¿Y cómo se cuenta? Siguiendo los 4 evangelios:


→ Marcos: una sola fuente, San Pedro. Es el más antiguo, el primero que fue puesto por escrito, cerca del año 70 de nuestra era, y es también el más breve. "Este Evangelio fue compuesto por un discípulo o, más exactamente, un "intérprete" del Apóstol Pedro, cuyo nombre completo era Juan Marcos. Como está dirigido a cristianos provenientes del paganismo, que no conocían las costumbres judías, Marcos se las explica y, asimismo, traduce las expresiones arameas que utiliza en varias ocasiones. Su estilo es vivo y popular, y está lleno de espontaneidad, aunque su lenguaje es pobre y rudimentario. El Evangelio de Marcos contiene pocos discursos, y se interesa más por las acciones que por las palabras de Jesús. En cambio, los relatos se desarrollan con abundancia de detalles, y en ellos Jesús aparece con las reacciones propias de un ser humano".


→ Mateo: él mismo es el testigo principal. Mateo fue un recaudador de impuestos que abandonó su trabajo para seguir a Jesús, fue escrito hacia el 80 d.C. y está dirigido principalmente a los cristianos de origen judío. "Dado el carácter de los destinatarios, Mateo cita con frecuencia textos del Antiguo Testamento y se apoya en ellos para mostrar que el designio de Dios anunciado por los Profetas alcanza su pleno cumplimiento en la persona y la obra de Jesús. Él es el "Hijo de David", el "Enviado" para salvar a su Pueblo, el "Hijo del hombre" que habrá de manifestarse como Juez universal, el "Rey de Israel" y el "Hijo de Dios" por excelencia. Este evangelista atribuye una especial importancia a las enseñanzas de Jesús y las agrupa en cinco discursos, que forman como la trama de su Evangelio y están encuadrados por otras tantas secciones narrativas. El tema central de estos discursos es el Reino de Dios.


→ Lucas: va a los archivos, va a la gente. Escribió sobre lo que ya se conocía. El texto fue redactado por este compañero de viaje del Apóstol san Pablo, unos cincuenta años después de la muerte de Jesús. Lucas no era de origen judío, y su obra está dirigida ante todo a los cristianos que, como él, provenían del mundo pagano. En el Prólogo de su Evangelio hace referencia al proceso de predicación, de transmisión oral y de redacción que precedió a la composición definitiva de los Evangelios.


→ Juan: el último heterodoxo: lírico y filosófico. Estuvo con Jesús. Recupera lo sentimental. El cuarto Evangelio difiere considerablemente de los tres anteriores, tanto por su forma literaria cuanto por su contenido. La tradición cristiana lo atribuye al Apóstol Juan, a quien identifica con "el discípulo al que Jesús amaba", y hay varios indicios en el mismo Evangelio que corroboran esta atribución. De todas maneras, la redacción final del Libro es el resultado de una larga elaboración en la que también intervinieron los discípulos del Apóstol. La obra fue concluida hacia el año 100, y tenía como destinatarios inmediatos a las comunidades cristianas de Asia Menor.


¿Dónde queda la realidad? ¿cómo sortear los simulacros?


La realidad queda donde los periodistas deben estar, el periodista debe ir más allá de los simulacros: y nuestra última realidad es el texto, ahí se la juega el periodista.


Eso de contar historias... lo hizo bien el periodismo, y se puede hacer en internet y a contramarcha de los medios: solo hace falta echar un vistazo al blog pamplinas de Martín Caparrós para comprobarlo.


La razón de los hechos está en los demás: y para contar a los demás se necesita el periodismo. El periodismo asigna sentido provisional al mundo. La verdad se gana por autoría y por certificación: haber estado ahí. Solo al contarnos entendemos. Como Valdano recordando el gol de Maradona a Inglaterra a través del relato de Víctor Hugo Morales.

Publicado enSociedad
Lunes, 13 Abril 2015 17:30

Los diablos del Diablo

Los diablos del Diablo

 

Primera reimpresión
Ilustrado por Laura Gómez
Edición 2014. Edición 2015. Formato: 13,5 x 20,5 cm., 88 páginas. P.V.P:$18.000  ISBN:978-958-8454-92-4

 

 

Este libro recopila los artículos de Eduardo Galeano publicados en Le Monde diplomatique desde 1997.

 

Índice

 

Memorias y desmemorias
Fundaciones
Los diablos del Diablo
Elogio del sentido común
Enigmas
Una industria caníbal
Doctor... no puedo dormir
Una contradicción llamada Uruguay
El poeta que busca y espera
Palabras para olvidar el olvido

 

 

Tienda Virtual: http://www.desdeabajo.info/libreria-virtual.html

 

 

Informes-Pedidos:



Transv 22 N 53D-42. Int 102 (Bogotá)

Carrera 48 N 59-52 Of. 105 (Medellín)

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (todas las ciudades)

Teléfonos: 345 18 08 / 217 89 92 (Bogotà y otras ciudades) / 291 09 69 ( Medellìn)

Whatsapp: 3204835609

Facebook : http://bit.ly/2bwXbER

 

 

 

Los ninguneados perdieron a su mejor cronista

Quien escucha los latidos de abajo, acoge sus dolores, comparte sus risas y llantos; quien se esfuerza por entenderlos sin interpretarlos, por aceptarlos sin juzgarlos, puede ganarse un lugar en los corazones de abajo. Eduardo Galeano recorrió las más diversas geografías latinoamericanas en trenes, a lomo de mula y a pie, desplazándose en los mismos medios que los abajos. No buscaba mimetizarse sino algo mayor: sentir en su piel los sentires de otros y otras para hacerlos vivir en sus textos, para ayudarlos a salir del anonimato.

 

Eduardo fue un hombre sencillo, comprometido con la gente común, con los nadies, con los oprimidos. El suyo fue un compromiso con la gente de carne y hueso, con hombres y mujeres vivientes y sufrientes; mucho más profundo que la adhesión a ideologías que siempre pueden ser maleadas según los intereses del momento. Los dolores de abajo, nos enseñó, no pueden ser negociados, ni representados, ni siquiera explicados por el mejor escritor. Lo mismo vale parar sus esperanzas.


Entre sus muchas enseñanzas, es necesario rescatar su puntilloso apego a la verdad. Pero esas verdades las encontraba lejos del mundanal ruido de los medios, en los ojos hambrientos de la niña india, en los pies tajeados de los campesinos, en la sonrisa cándida de las vendedoras, allí donde los ninguneados dicen sus verdades de todos los días, sin testigos.


Nunca tuvo la menor duda en apuntar hacia los responsables de la pobreza y el hambre. Como aquellas crónicas sobre la crisis de la industria uruguaya, cuando con apenas 20 años era el jefe de redacción del semanario Marcha, uno de los primeros y mayores exponentes de la prensa crítica y comprometida. En ellas denunciaba a los poderosos con nombres, apellidos y propiedades. Sin vueltas. Porque, como le gustaba decir, "los medios emputecen las palabras".


Pero fueron sus reportajes sobre las luchas y resistencias de los abajos las que dejaron huella temprana, indeleble. Como aquella que tituló "De la rebeldía en adelante", en marzo de 1964, relatando la segunda marcha "cañera" (trabajadores de la caña de azúcar). Su mirada se detenía en los más de 90 niños que la integraban, en doña Marculina Piñeiro, tan vieja que había olvidado su edad, por la que parecía sentir especial admiración. "Querían ganarnos por hambre. Pero por hambre, qué íbamos a perder. Estamos acostumbrados, nosotros", le dijo la mujer, madre y nieta de cañeros.


Su pluma daba forma a la vida cotidiana de los desheredados, pero no se conformaba con retratar su dolor, se afanaba en pintar –de vivos colores– la dignidad de sus pasos, la rabia capaz de sobreponerse a la represión y las torturas. En primer lugar aparecían, siempre y en cada una de sus notas, las gentes que encarnaban sufrimientos y resistencias. Tal vez porque estaba obsesionado por la indiferencia de los más, a la que consideraba "un estilo de vida" cuyo cascarón debíamos destruir, que para eso escribía sus artículos.


Entre los muchos homenajes que recibió en vida, tuvo el privilegio de que el maestro de la escuelita zapatista José Luis Solís López adoptara Galeano como seudónimo. Es muy probable que el maestro no se referenciara en el escritor. En todo caso, Eduardo y el zapatismo se conocieron y reconocieron enseguida. Como si toda la vida se hubieran estado esperando. No los convocó un programa ni una tabla de demandas, sino la ética de estar-siendo, abajo y a la izquierda.


Eduardo Galeano estuvo en La Realidad en agosto de 1996. Participó en una de las mesas del Encuentro Intercontinental por la Humanidad y contra el Neoliberalismo. Habló poco, fue claro y dijo mucho. En aquellos días, y en muchos más, sembró Galeanos, contagió Galeanos, que ahora caminan Galeanos enarbolando su digna y Galeana rabia. Los ninguneados de siempre lo llevan en sus corazones.

Raúl Zibechi

 

Artículos relacionados

Los indignados de América Latina y el mundo han perdido a uno de sus guías, Eduardo Galeano se ha ido

La Jornada, 13 de abril de 2015

Don Eduardo Galeano de nosotros los nadies

Ilka Oliva Corado, 13 de abril de 2015

La verdad, la palabra: bocas del tiempo

Eduardo Galeano, Edición Le Monde diplomatique, edición Colombia No. 107, febrero 2012 

 

Libro relacionado

Los diablos del Diablo

Ediciones Le Monde diplomatique, 2014

Publicado enCultura