MÚSICA DESDE OTRAS COORDENADAS

Los yihadistas se hacen fuertes a las puertas de Damasco

En una ofensiva conjunta, el Frente al Nusra (filial de Al Qaeda en Siria) y el Estado Islámico (EI) lograron hacerse este sábado con el 80% del campo de refugiados palestinos de Yarmuk, a seis kilómetros al sur de Damasco. Los fieros combates han impedido la distribución de víveres por parte de la ONU, que alerta de la gravedad de la situación en la que se encuentran los 18.000 civiles atrapados en el campo, entre ellos 3.500 niños.


El detonador del asalto fue el asesinato el pasado lunes del líder de Hamas en Yarmuk, Yahia Hourani, por francotiradores del EI. Su muerte desató la entrada de los yihadistas del EI en los campos ante la respuesta de los hombres de la milicia palestina Aknaf Beit al Maqdis que se opone al régimen de Bachar El Asad. "Al Qaeda, que estaba presente en los campos, tenía un acuerdo con Beit al Maqdis. Acuerdo que ha traicionado al aliarse y facilitar la entrada del EI en los campos. En la mañana de hoy [por ayer], los milicianos palestinos se han replegado al norte del campo mientras Al Qaeda y Daesh [acrónimo peyorativo en árabe del EI] controlan el 80% de Yarmouk", afirma en una conversación telefónica Ali Baraka, máximo representante de Hamas en Líbano.


En su avance, los yihadistas han decapitado a dos hombres y más de una veintena de milicianos palestinos han perdido la vida en los combates. "Han tomado nuestra oficina que servía para la distribución de ayuda y han ejecutado a nueve de nuestros hombres", confirma Ali Barakat. Entre los múltiples frentes quedan atrapados 18.000 civiles, a los que la ONU llamaba urgentemente a asistir para evitar una masacre.


"La situación en Yarmuk es una afrenta a la humanidad, un motivo de vergüenza universal", arremetía en un comunicado Chris Gunnes, portavoz de la Agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA). Un llamamiento al que se sumaba hoy la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) solicitando la inmediata apertura de un corredor humanitario que permita la evacuación de los civiles. "Yarmuk lleva 700 días cercado resultando en la muerte por inanición de 200 palestinos", añadía Saeb Erekat, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP.


En la tarde de este sábado, voluntarios locales lograban evacuar a un reducido número de civiles. "Hemos logrado sacar a unas 100 mujeres y niños. Su condición física es muy frágil por lo que les estamos asistiendo y algunos han sido transportados para una revisión medica. Otras familias han logrado huir a una parte más segura del campo hasta que puedan salir", informa desde Yarmuk Firas K., voluntario de la plataforma de ayuda del pueblo palestino.


No se han registrado aun combates entre yihadistas radicales y el Ejército sirio que permanece apostado en la entrada norte de los campos. Un millar de combatientes palestinos de Beit al Maqdis han quedado atrapados entre dos frentes enemigos: el Ejército sirio al norte y los yihadistas al sur.


"La situación es crítica. Por un lado los hombres de Beit al Maqdis ya no disponen apenas de munición. Por otro, si los yihadistas llegan a la línea norte en la que está apostado el Ejército sirio, éste no dudara en bombardear y destruir completamente el campo para evitar la entrada yihadista en Damasco", explica Zaer S., miembro del Comité de Coordinación palestino de Yarmuk.


Un escenario que implicaría el no retorno de los 160.000 palestinos cuyos hogares están en Yamouk y que ahora están desplazados junto a otros 6,5 millones de sirios, o en los países vecinos que acogen a otros cuatro millones. Entrando en su quinto año, la guerra siria se ha cobrado más de 220.000 vidas.


El campo de Yarmuk fue creado en 1948 por Naciones Unidas para acoger a decenas de miles de palestinos refugiados a raíz de las guerras entre Israel y los países árabes. El 16 de diciembre de 2012 la guerra civil engullía a Yarmuk, acabando con la hasta entonces neutralidad palestina, si no simpatía, hacia el régimen de Bachar El Asad.

Publicado enInternacional
Sábado, 04 Abril 2015 08:16

Obama y Venezuela, desorden ejecutivo

Obama y Venezuela, desorden ejecutivo

Las denominadas Ordenes Ejecutivas constituyen un recurso clave de la política presidencial e institucional en Estados Unidos. Como instrumento interno han sido cruciales para una gestión coordinada del gobierno federal y, a veces, fueron fundamentales para impulsar cambios históricos como la "proclama de emancipación" de Abraham Lincoln y el "New Deal" de Franklin D. Roosevelt. Como medio de una política exterior han sido, usualmente, un componente de la diplomacia coercitiva, tanto durante como después de la Guerra Fría. Internamente, se supone que deben ser básicamente un incentivo importante para el manejo positivo de cuestiones relevantes; internacionalmente son, en general, parte de una estrategia punitiva cuyo propósito es obligar a contrapartes supuestamente agresivas o desafiantes a modificar su comportamiento de acuerdo con los objetivos y preferencias estadounidenses. Por lo tanto, estas órdenes son una combinación de "zanahoria" en el país y "palo" en el extranjero.


La Orden Ejecutiva presidencial más reciente y relacionada con el frente externo fue sobre Venezuela y debido a que, según la Casa Blanca, ese país constituye una "amenaza extraordinaria" a la seguridad nacional de Estados Unidos. Así se bloquearon los bienes y se restringió el ingreso de siete venezolanos. Es evidente que se evitaron sanciones económicas onerosas, restricciones a la exportación de petróleo y castigos en el plano político-militar, tal como ha sido el caso con otras órdenes ejecutivas contra Corea del Norte, Libia e Irán, entre otros. Sin embargo, la decisión de Washington con respecto a Caracas es defectuosa y puede ser contraproducente.


En ningún sentido real o hipotético Venezuela representa un peligro inminente para Estados Unidos. Nadie en el ala liberal del Partido Demócrata, ningún empresario con negocios rentables en la región, ninguna ONG dedicada a los derechos humanos, ni tampoco los estudiosos de la realidad venezolana, thinktanks que trabajan en temas interamericanos o figuras clave en los medios de comunicación –entre otros– estuvieron exigiendo dicha orden. Una muy debilitada democracia en crisis como la de Venezuela no es una amenaza de seguridad para los estadounidenses sino un desafío político para todo el continente. El pobre record de Venezuela en materia de derechos humanos no es peor que los de México o de Egipto: ningún principio prioritario parece haber incidido en la determinación del gobierno de Obama sobre Venezuela a menos que uno haga un argumento sobre la conveniencia estratégica de un doble estándar. La complejidad y la gravedad de las tensiones y los enfrentamientos entre el gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oposición todavía son más manejables y negociables en comparación con los distintos "puntos calientes" de Medio Oriente Medio o Africa del Norte. Organizaciones de derechos humanos en Venezuela y América del Sur no han apoyado la directiva del presidente Barack Obama. Ni siquiera la oposición venezolana aplaudió el anuncio de la Casa Blanca. Ningún país latinoamericano –especialmente ningún vecino de Venezuela– ha favorecido esa medida. Aliados próximos de Estados Unidos tales como Canadá o la Unión Europea no se han unido a Washington o felicitado a Obama.


Por lo tanto, hay al menos dos alternativas para comprender –lo que no implica justificar– la nueva política de Washington hacia Caracas. Por un lado, puede ser el resultado de un "acto reflejo" acompañado de una "lógica de compensación". El "acto reflejo" remite a que el anuncio de sanciones es un rasgo ya habitual de los gobiernos estadounidenses después de los atentados del 11 de septiembre de 2001: la "lista" de "estados canallas" (rouge states), "estados chantajistas" (blackmail states), "estados bandidos" (outlaw states), "estados disfuncionales" (dysfunctional states), que son las categorías a las que suelen referirse los tomadores de decisión en Washington al momento de tomar acciones de coacción y de retaliación, es extensa y en permanente expansión. A su turno la "lógica de compensación" se manifiesta en determinadas coyunturas relevantes. Como se sabe Estados Unidos y Cuba han decidido normalizar sus relaciones y La Habana ha solicitando ser sacada de la lista de los estados que auspician el terrorismo; tal la condición en la que se encuentra el país desde el 1° de marzo de 1982 (junto a Irán, Sudán y Siria).


Mientras avanza un acuerdo definitivo entre el P5 (Estados unidos, China, Rusia, Francia y Gran Bretaña) + 1 (Alemania) e Irán en materia nuclear. Con el fin de no parecer "suave" sobre ambas cuestiones, la administración Obama desea quizás demostrar que es lo suficientemente "dura" con la nueva generación de "enemigos", ya sean el Estado Islámico, Venezuela o Rusia. La Orden Ejecutiva contra Venezuela tendría entonces más que ver con una mezcla de política exterior y doméstica en el corto plazo, así como con la política electoral en el mediano plazo (pensando en la elección de 2016 y en estados como Florida, Texas y Nueva York, donde ha crecido la presencia de venezolanos en los últimos años).


Por otro lado, la decisión estadounidense contra Venezuela puede haberse basado sólo en lo que está sucediendo en ese país. Es posible que la percepción entre los políticos estadounidenses en el Ejecutivo y el Legislativo fuese que el endurecimiento de la postura frente al gobierno de Maduro pudiera contribuir a unir a la oposición, erosionar al mandatario y acelerar un cambio de régimen. Si hay divisiones entre las fuerzas armadas –tal como pareciera ser hoy el caso– la Orden Ejecutiva funcionaría como un mensaje: los militares deben definir, más temprano que tarde, su postura con respecto al mandato de Maduro. En ese caso, Washington estaría dispuesto a seguir una política muy arriesgada sin preocuparse demasiado por las consecuencias internas en Venezuela y por el impacto global sobre las relaciones entre Estados Unidos y América latina: al fin y al cabo, la región no ha generado una coalición de contrapeso de las fuerzas de centroizquierda en el gobierno capaz de limitar seriamente la proyección de poder de Estados Unidos en la zona.


Bajo este hipotético marco de referencia, las primeras reacciones en Venezuela –del gobierno, de la oposición y de las fuerzas armadas– y en América latina –más allá de la orientación ideológica de cada gobierno– no han sido promisorias para Washington. Habrá que ver si la VII Cumbre de las Américas a efectuarse en Panamá los días 10 y 11 de este mes resulta la crónica de un fracaso anunciado o si logra un mínimo de convivencia, así sea formal, en las relaciones interamericanas.


Pero cualquiera sea la razón es desconcertante que alguien en Washington (y Arlington y Wall Street) crea que actuar en solitario y exacerbar las fricciones en Venezuela es bueno para los intereses a largo plazo de Estados Unidos en Venezuela, en particular, y en América latina, en general. Tal vez un pequeño grupo de individuos e intereses aún sostenga que Estados Unidos (y el mundo) estará mejor con más confrontación y una nueva y potencial guerra (in)civil. En breve, e independiente de la intención última, la decisión de Obama sobre Venezuela puede llegar a ser realmente una fuente de desorden ejecutivo más que el preludio de transformación pacífica en ese país.

Publicado enInternacional
EU, decepcionado por rechazo de AL al castigo contra Venezuela

La subsecretaria estadunidense de Estado, Roberta Jacobson, expresó ayer que está decepcionada por el amplio rechazo en América Latina a las sanciones de Washington contra Venezuela. Las palabras son importantes, y el tono con que se dicen. El tono que están usando ahora los líderes (latinoamericanos) demoniza a Estados Unidos como si fuera la fuente de los problemas de Venezuela, cuando no lo somos, y ello nos dificulta avanzar de una manera pragmática, agregó.


Estuve un poco decepcionada porque no hubo más (países) que defendieran el hecho de que (las sanciones) claramente no buscaban perjudicar al pueblo venezolano ni a todo el gobierno y no explicaran, como nosotros les explicamos previamente, que el objetivo era muy limitado, expresó Jacobson.


El 9 de marzo, el presidente estadunidense, Barack Obama, calificó a Venezuela de ser una amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos, y ordenó, a manera de sanciones, bloquear las cuentas en ese país y negar la entrada a siete altos funcionarios del gobierno del presidente Nicolás Maduro.


Gobiernos de la región y organismos como la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la alianza de gobiernos izquierdistas Alba rechazaron las medidas y exigieron a Obama que las derogue.


Jacobson reiteró que Estados Unidos había esperado los resultados de una iniciativa de cancilleres de la Unasur el año pasado para aliviar las tensiones políticas en Venezuela tras las manifestaciones.


Pero la paciencia se fue agotando porque era difícil ver que habría un proceso externo atractivo y no había un procedimiento interno en Venezuela, donde incluso otros dirigentes opositores fueron detenidos, sostuvo.


La funcionaria justificó así las sanciones y la postura de su país contra Venezuela: Pero llegó un momento en el que ya no podíamos argumentar que había algún tipo de diálogo. Era difícil ver que hubiera un proceso externo o interno para lograr las soluciones en la dirección correcta, al haber además aún más detenciones y ninguna liberación importante, aseveró en referencia a la percepción que la administración del presidente Barack Obama tiene del gobierno venezolano, al que acusa de violar los derechos humanos y vulnerar las garantías de información y expresión.


El tema amenaza con turbar la Cumbre de las Américas la semana próxima en Panamá, llena de expectativa por el estreno de Cuba en ese foro, en medio del aplaudido acercamiento de la isla con Estados Unidos.


Pero Jacobson dijo que Wa-shington esperaba que la polémica por las sanciones desapareciera durante la cumbre, y descartó que la situación venezolana sea un tema de discusión en Panamá.


Washington ha denunciado la situación política en Venezuela, especialmente la detención de varios líderes opositores, como Leopoldo López, y la represión contra protestas antigubernamentales, que dejaron 43 muertos en 2014.
Rechazo de personalidades estadunidenses a orden de Obama


Más de un centenar de intelectuales y activistas civiles estadunidenses pidieron a Barack Obama rescindir su orden ejecutiva sobre Venezuela respecto de la que también externaron su preocupación.


En una carta abierta dirigida al mandatario, intelectuales como Noam Chomsky y el ex procurador general de Estados Unidos Ramsey Clark estimaron que la orden significó un retroceso en la política hacia Latinoamérica después de la normalización de las relaciones con Cuba.


Indicaron que el optimismo inicial por el acercamiento de Washington y La Habana se transformó en una renovada preocupación, luego de que Obama firmó en diciembre pasado una ley mediante la cual su gobierno impuso la primera ronda de sanciones contra miembros del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Publicado enInternacional
A prepararse para los cambios en Medio Oriente

Irán renació como una importante nación del Medio Oriente cuando acordó limitar sus ambiciones nucleares. A pesar de los "si" (si Irán cumple con los "parámetros fundamentales", si la Guardia Revolucionaria de Irán no trata de arruinar el acuerdo, si Israel no destruye las instalaciones nucleares de Irán en un ataque a la nación) el marco de trabajo podría algún día devolverle a la República Islámica de 36 años el status de una superpotencia regional que en el pasado existía bajo el sha.


Es por eso que los saudíes están tan enojados. Pues Irán, como el nuevo mejor amigo de Estados Unidos, puede dañar seriamente la alianza privilegiada de Arabia Saudita con Estados Unidos. Un reino que viola los derechos humanos en el tratamiento a las mujeres y no se adapta a ninguna forma de libertad de expresión fue un aliado "natural" de Washington, aun cuando algunos amigos de Estados Unidos son estados extremadamente desagradables.


Si Teherán y Occidente cumplen su palabra, y superan la desconfianza que incluso el secretario de Estado John Kerry admite que todavía existe, entonces el acuerdo de compromiso de esta semana –y el compromiso es ciertamente una pieza muy riesgosa de la maquinaria en Medio Oriente– podría tener un enorme efecto político en la región. Irán podría, con el tiempo, convertirse en la "policía en el Golfo" de Estados Unidos como lo fue bajo el reinado del sha.


¿A quién le sorprendería que Estados Unidos comience a reexaminar su relación con los wahabíes saudíes que le dieron al mundo Osama bin Laden y 15 de los 19 secuestradores del 11 de septiembre? La religión de su Estado es la misma que la de los talibán y, por desgracia, de los rebeldes más horribles en Irak y Siria. Arabia Saudita como Estado hará todo lo posible para posar, como de costumbre, como el símbolo de la lucha local "antiterrorista". Pero los tiempos están cambiando, aunque lentamente.


Egipto necesita la ayuda estadounidense de miles de millones. El ex mariscal de campo Abdel Fattah al-Sisi (ahora presidente Sisi) sabe muy bien que las órdenes de Estados Unidos deben ser obedecidas –es por eso que Egipto cortó su alianza con Hamas, para aislar a los enemigos de Israel–. Qatar y los Emiratos tendrán que aceptar cualquier acuerdo final de Estados Unidos. En cuanto al único aliado árabe de Irán, Siria –Irak aún no ha llegado a ese estado–, el acuerdo en Lausana parece la mejor noticia que Bashar al Assad ha tenido en Siria desde que los rusos impidieron ataques aéreos de Estados Unidos contra su régimen. De hecho, cada vez más árabes estarán inclinados a creer que su esperanza de vida puede ser tan larga como la de su padre, Hafez. A menos, por supuesto, que Irán puede ahora imponer un alto el fuego en Siria. Por cierto, Lausana puede un día ser una llave para el futuro de un país cuyo conflicto se convirtió en una de las mayores tragedias árabes de los tiempos modernos.


Israel le comunicó al mundo su disgusto. Y todos sabemos cómo los amigos de Israel entre los republicanos en el Congreso pueden ser destructivos. Pero nadie preguntó sobre esa otra gran tragedia de Medio Oriente, los palestinos. ¿Qué tan pronto Irán sugerirá que un Estado palestino debe ser una parte importante de su nueva relación con Estados Unidos? En cuyo caso, el completo fracaso de Kerry en las conversaciones entre israelíes y palestinos –simbolizada por la nueva adhesión "de Palestina" a la Corte Penal Internacional– puede volver a perseguirlo después de su mayor logro político.


A menos que Damasco caiga ante el Estado Islámico (EI) o los soldados-asesinos del Sinaí lleven su comercio a El Cairo o el ataque a los amigos chiítas de Irán en Yemen se convierta en un fiasco. Los peligros son evidentes. Y cada vez que Washington se jacta de sus logros en Medio Oriente –no necesitamos recordar "Misión Cumplida"– sigue una debacle general.


Sin embargo, la historia a menudo da vueltas en círculos, incluso en las pequeñas ciudades suizas. Lausana es donde el Imperio Otomano fue finalmente clausurado en el siglo pasado –es algo a lo que Osama bin Laden solía aludir– y donde los califatos llegaron a su fin antes de que los dictadores árabes modernos los recrearan con sus propias familias. Tal vez el imperio iraní, o una versión moderna del mismo, algún día llegará a creer que su renacimiento se produjo en la misma ciudad suiza. Así que tengan cuidado con el próximo terremoto político en el Medio Oriente. Pero recuerden todos esos "si".

De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12. Traducción: Celita Doyhambéhère.

Publicado enInternacional
Sábado, 04 Abril 2015 07:31

La OTAN reverdece su hegemonía

La OTAN reverdece su hegemonía

La paz tiene un precio. Eso fue lo que defendió Estados Unidos en la cumbre de la ONU que en septiembre de 2014 tuvo lugar en Cardiff (Gales), una cumbre que supuso la "revitalización" de la alianza atlántica tras años a la deriva. El resultado de esa pujanza es que la primera potencia militar mundial quiere que los Estados europeos dispongan del 2% de su PIB para gasto militar. La presión estadounidense sobre sus socios europeos se centra en la hipótesis de que el continente está inmerso en "la peor crisis de seguridad desde el final de la Guerra Fría", según recogía el proatlantista Instituto Español de Estudios Estratégicos, en un documento sobre la cumbre de Gales.


Hasta cuatro puntos geográficos son los que señaló la OTAN como una amenaza a la seguridad interna de la UE, al margen del creciente peso que la llamada "ciberguerra" y su correlato en lenguaje bélico, la "ciberdefensa" va tomando en los análisis de los estrategas occidentales. De esos cuatro puntos, el principal, y el único en territorio europeo, es el conflicto entre Rusia y Ucrania. El investigador en paz y desarme del Centre Delàs, Pere Ortega, considera que la guerra en Ucrania ha sido "la excusa perfecta" para que la OTAN haya recuperado "su razón de ser", es decir, el control del que fue su principal enemigo durante décadas, Rusia. Sin embargo, Ortega, ve impropio hablar de una nueva "guerra fría", dado que los dos bandos hoy tienen sistemas de mercado capitalistas.


En el origen de la tensión está la ruptura del llamado "cordón de seguridad" alrededor de Rusia. Una brecha ensanchada en los últimos 20 años pero especialmente a raíz de la instrumentalización de las protestas en la plaza de Maidan. "Es de una imprudencia estúpida pensar que Rusia no reaccionaría ante una revuelta [Maidan] que pretendía lanzarse en brazos de la UE y la OTAN, en un país donde el este y el sur tienen una población mayoritaria rusa. Rusia se anexionó Crimea, y algo similar pasara en el Dombas", explica Ortega.


Las diferencias entre los países miembros de la UE van más allá de los matices de una, por otra parte, inquebrantable alianza con los objetivos de EE UU. En Europa, al casi común consenso de que en tiempos de austeridad, sangre, sudor y lágrimas el aumento de gasto militar es difícilmente justificable ante el electorado, se le opone que la concepción del peligro ruso varía mucho en función de la posición geográfica y las aspiraciones de cada Estado miembro. España, por ejemplo, según publicaba en un informe en verano de 2014 el conservador Real Instituto El Cano, acudió a la cumbre de Gales como un país "equidistante –si no rusófilo– por sus reticencias a seguir los planteamientos más agresivos respecto a Rusia de otros aliados".

En el otro extremo está Polonia, donde se sitúa, no sólo parte del escudo antimisiles estadounidense, sino también el Cuartel General de la Fuerza Conjunta de Muy Alta Disponibilidad, ejército "especial" de 4.000 efectivos preparado para una intervención por tierra.


Junto a la influencia de EE UU sobre sus aliados en el Este, está el peso de Alemania en esa región. "La suposición general en Occidente es que Alemania es una fuerza de moderación frente a Rusia; sin embargo, Merkel, en línea con Washington, se ha ido decantando cada vez más hacia el bando de los halcones", explica Susan Watkins en el editorial del último número de la revista New Left Review. El endurecimiento de la actitud alemana puede marcar el final de un ciclo marcado por el deseo, tras la II Guerra Mundial, de que una unión libre de países europeos lograse una paz duradera en el continente.

Publicado enInternacional
Crece en 500 % cifra de palestinos detenidos sin juicio en 2015

Las autoridades israelíes han emitido 319 órdenes de detención administrativa contra palestinos en lo que va de año, una cifra que supera en seis veces la del año anterior, reveló este viernes el Centro para el Estudios de los Prisioneros Palestinos, en un informe.


El documento de este centro palestino muestra un rápido aumento en la cifra de palestinos encarcelados sin cargos ni juicio, a pesar de las repetidas promesas del régimen israelí de respetar las normas internacionales en sus detenciones.


El portavoz del citado Centro, Riyad al-Ashqar, declaró que 45 nuevas órdenes de detención administrativa se habían emitido en los tres primeros meses de 2015, además de otras 274 para renovar este tipo de arresto.


"Algunas de estas detenciones habían sido previamente renovadas hasta seis veces para períodos de tiempo de entre dos y seis meses", agregó.


Los palestinos en detención administrativa suelen ser recluidos sin cargos ni juicio durante meses mientras no tienen acceso a conocer los motivos que han provocado su arresto, a pesar de que el derecho internacional estipula que esta táctica sólo se utilizará en casos excepcionales, según recoge la agencia palestina de noticias 'Ma'an'.


La cifra total de 319 detenidos en cárceles israelíes bajo esta modalidad ilegal representa un aumento del 500 por ciento respecto al mismo período de tres meses en 2014, cuando se registró 51 órdenes emitidas de detención administrativa.
Además, en este documento se destaca que 109 se emitieron en enero, 89 en febrero, y 121 en marzo del año en curso.De estas, 133 que corresponde a casi el 42 por ciento fueron dirigidas para ciudadanos palestinos de la ciudad de Al-Jalil (Herbón), en el sur de Cisjordania (Jerusalén)


Este informe se publica casi un año después de que alrededor de 125 palestinos en prisiones israelíes realizaran una huelga de hambre de casi dos meses contra la negativa del régimen de Israel a poner fin a la detención administrativa.


En 2012, las autoridades israelíes aseguraron que iban a limitar la detención administrativa como parte de un acuerdo para poner fin a una huelga de hambre de más de 2000 prisioneros palestinos; un alegato que el régimen de Israel no llegó a cumplirlo de modo que esta medida aún sigue estando en vigor hasta hoy en día.


(Con información de HispanTV)

Publicado enInternacional
Miércoles, 01 Abril 2015 06:13

Irán y Occidente juegan al ajedrez nuclear

Irán y Occidente juegan al ajedrez nuclear

Los enviados de Irán, Estados Unidos y otras potencias acordaron seguir discutiendo, vencido el plazo de ayer, a fin de lograr un acuerdo de principio sobre el programa nuclear del país persa. Informaron que hubo suficientes progresos en puntos clave.

 

Las negociaciones para redactar un pacto con Irán sobre su programa nuclear continuarán hoy tras lograr avances, anunció ayer la portavoz del Departamento de Estado norteamericano Marie Harf a pocas horas de cumplirse el plazo final. "Hemos hecho suficientes progresos en los días pasados para merecer que nos quedemos hasta el miércoles (por hoy)", declaró Harf en un comunicado. El canciller iraní, Mohamed Yavad Zarif, dijo que avanzaron bastante, mientras que su colega ruso, Serguei Lavrov, declaró optimista que lograron consensuar varios puntos principales.


Tras varios días de frenéticas reuniones a puertas cerradas en Suiza entre la República Islámica y las principales potencias del mundo y una lluvia incesante de rumores, uno de los negociadores de Irán en el diálogo nuclear reconoció que aún quedan algunas diferencias por dirimir antes de alcanzar un acuerdo sobre el programa iraní. "Todavía hay otros temas que deben ser resueltos esta noche", aseguró el director político del Ministerio de Exteriores iraní, Hamid Baidi Nejat, ante un grupo de periodistas en el hotel de Lausana, en donde se realizan las negociaciones.


Horas antes, una fuente diplomática estadounidense cercana al diálogo en Suiza había adelantado algo similar. "Nuestros expertos y diplomáticos están trabajando muy duro contrarreloj para ver si pueden alcanzar un acuerdo. Nuestro equipo está evaluando en qué punto estamos y tomando decisiones sobre el mejor camino a seguir. Por supuesto, si continuamos con los avances seguiremos trabajando, incluso hasta mañana, si es útil hacerlo", explicó ayer el funcionario norteamericano.


Uno de los datos preocupantes que había dejado el lunes fue la partida del canciller ruso, Lavrov, por razones desconocidas. Ayer el ministro dio una conferencia de prensa para explicar que "planea regresar a Lausana". "Las perspectivas de la nueva ronda de negociaciones no son malas, yo incluso diría que son buenas. Hay grandes posibilidades. Seguramente no son del ciento por ciento, pero nunca hay seguridad del ciento por ciento de que las posibilidades puedan aprovecharse plenamente", contó Lavrov, quien regresó a Lausana para reunirse con sus homólogos en el palacio Beau Rivage, donde la atmósfera se iba electrizando según se acercaba el plazo de vencimiento.


El domingo pasado y otra vez ayer los ministros de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, Francia y Alemania, John Kerry, Laurent Fabius y Frank-Walter Steinmeier, respectivamente, cancelaron sus agendas para quedarse en Lausana y presionar personalmente para alcanzar un acuerdo marco que permita mantener vivo el cronograma aprobado a fines del año pasado.
Según este cronograma, Teherán y las seis potencias que se adjudican la representación de la comunidad internacional –el llamado Grupo 5+1 compuesto por Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia y China– debían llegar a un acuerdo marco antes de la medianoche de ayer y luego a un texto definitivo para mediados de año. Por primera vez en una década las principales potencias del mundo presionan para llegar a un acuerdo sobre el programa nuclear iraní y poner fin así a años de conflicto y de sanciones, que actualmente asfixian la débil economía de Teherán.


Las potencias occidentales sostienen que cualquier acuerdo debe limitar los aspectos más delicados de su programa nuclear, como la producción de uranio enriquecido y plutonio, al tiempo que la agencia nuclear de Naciones Unidas pueda verificar y controlar de cerca todas sus actividades, incluyendo la investigación y el desarrollo. De esta manera, sostienen, pueden garantizar que Teherán no utilizará su programa de energía civil como una fachada para desarrollar armas nucleares. La contraparte que demanda Irán es que las potencias levanten de manera definitiva las sanciones internacionales que pesan sobre su país.


Oficialmente no se conoce ningún detalle del texto que se está negociando hace meses. Sin embargo, analistas y medios internacionales estiman que uno de los puntos más complicados es que Irán solicitó seguir investigando con nuevas generaciones de centrifugadores avanzados, que puedan enriquecer más rápidamente el uranio y en mayores cantidades que los que ahora tiene en sus plantas.


Otro de los temas que creen que genera diferencias es el de la premura con la que se rebajarán las sanciones económicas y comerciales contra Irán, aprobadas multilateral y unilateralmente por Naciones Unidas y las potencias occidentales.
Entre los detractores de un eventual acuerdo nuclear se destacan el gobierno israelí, las autoridades sauditas –ambos aliados incondicionales de Washington– y la oposición republicana en Estados Unidos.


Ayer el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, volvió a advertir que Irán estaría a menos de un año de conseguir un arma nuclear y, por eso, pidió suspender las negociaciones con Teherán. Hoy Netanyahu y el líder de la oposición republicana en el Congreso, John Boehner, se encontrarán en Jerusalén y darán una conferencia de prensa. No hay dudas de que el tema central de esta reunión será lo que suceda en las próximas horas en Lausana.


El jefe de la diplomacia saudita, Saud al Faysal, por su parte, acusó a las grandes potencias de "provocar un cortocircuito en los intereses regionales al tentar a Irán con beneficios de los que no podrá disfrutar si no coopera con el resto de los países de la región".

Publicado enInternacional
Para garantizar el derecho a la alimentación

ALAI AMLATINA, 24/03/2015.- Uno de los réditos del Año Internacional de la Agricultura Familiar que propició la ONU en el 2014, con el trasfondo de la crisis alimentaria, es haber contribuido de alguna forma a visibilizar el debate entre el agronegocio y la agricultura campesina, que se mantenía en sordina por la simbiosis establecida entre el primero y el poder mediático.

En el plano oficial, por decir algo, el Director general de la FAO, José Graziano da Silva, en su discurso de apertura del 24 período de sesiones del Comité de Agricultura (COAG) en Roma, expresó: "Los responsables políticos deben apoyar una amplia gama de enfoques para reformar los sistemas alimentarios mundiales, haciéndolos más saludables y sostenibles y reconocer que 'no podemos confiar en un modelo intensivo de entrada para aumentar la producción y que las soluciones del pasado han mostrado sus límites'... (y) solicitando un 'cambio de paradigma', dijo que los principales desafíos de hoy en día son reducir el uso de insumos agrícolas, especialmente el agua y los productos químicos, con el fin de lograr una agricultura, una silvicultura y una pesca más sostenibles y productivas a largo plazo"[1].

Es en este contexto que tendrá lugar el VI Congreso de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) – Vía Campesina, del 10 al 17 de abril próximo en Buenos Aires, con la participación de delegaciones de más de 80 organizaciones de 18 países de América Latina y el Caribe, donde la disputa con el agronegocio será uno de los temas centrales. De hecho, la programación incluye la V Asamblea Continental de Mujeres y la IV Asamblea de la Juventud[2].

 

Dos modelos

 

El agronegocio (agribusiness) es expresión de los cambios estructurales en la producción agrícola de la nueva fase del capitalismo hegemonizada por el capital financiero y las transnacionales que irrumpe en la década de los '80 del siglo pasado.

Según João Pedro Stedile, dirigente del MST de Brasil, este modelo "se caracteriza sucintamente, por: organizar la producción agrícola en la forma de monocultivo (un solo producto) en escalas de áreas cada vez mayores; uso intensivo de máquinas agrícolas, expulsando la mano de obra del campo; la práctica de una agricultura sin agricultores; la utilización intensiva de venenos agrícolas, los agrotóxicos, que destruyen la fertilidad natural de los suelos y sus micro-organismos, contaminan las aguas en la capa freática e inclusive la atmósfera al adoptar los defoliantes y secantes que se evaporan en la atmósfera y regresan con las lluvias. Y sobre todo, contaminan los alimentos producidos, con consecuencias gravísimas para la salud de la población. Usan cada vez más semillas transgénicas, estandarizadas, y atacan el medioambiente con sus técnicas de producción que buscan sólo mayor tasa de lucro, en menor tiempo"[3].

Ante este modelo del agronegocio -socialmente injusto, económicamente inviable, insustentable para el medio ambiente y toda la biodiversidad, y una producción mercantil de alimentos con graves consecuencias para la salud de la población-, las organizaciones del campo articuladas en la Coordinadora Latinoamericana del Campo (CLOC-Vía Campesina) han desarrollado el concepto de la Soberanía Alimentaria, partiendo del principio de que los alimentos no pueden ser una mercancía, pues la alimentación es un derecho de supervivencia de la humanidad, y que, por lo mismo, en todos los lugares del mundo cada pueblo tiene el derecho y el deber de producir sus propios alimentos.

En tal sentido, el documento preparatorio[4] señala: "Realizaremos nuestro VI Congreso avanzando en la elaboración política de nuestra propuesta hacia una nueva sociedad, donde la Soberanía Alimentaria sustentada en la concreción de Reformas Agrarias Integrales y Populares nos devuelva la alegría y la convicción soberana de continuar trabajando y cuidando la madre tierra para producir los alimentos que nuestros pueblos requieren y que la humanidad necesita para garantizar su desarrollo". Y más adelante precisa: "La cuestión de la alimentación es un tema estratégico para la autonomía de un pueblo y para la Soberanía de la Nación. Así, vemos que la Agricultura Campesina e indígena cumple un papel fundamental en cualquier país que vislumbre ser soberano".

La agricultura campesina, acota el texto, "es una forma de ser, de vivir y de producir en el campo, se basa en el rescate de tradiciones, costumbres y culturas de los Pueblos Originarios. El campesinado y los pueblos indígenas viven en una constante lucha por la autonomía productiva, a través de la diversificación de la producción y de la utilización de subproductos de una producción para la otra, en la búsqueda del equilibrio ecológico, a través de una fuerte relación con la naturaleza, el auto abastecimiento y el abastecimiento local y regional de alimentos saludables, constituyéndose en elemento basal para la promoción de la soberanía alimentaria".

Y para confirmar que la agricultura campesina no es menos productiva que el agronegocio y que le supera en razón de factores sociales, culturales y ecológicos que cumple, el documento señala: "Los campesinos e indígenas acceden a apenas al 24,7% de las tierras y territorios, son responsables de más del 70% de la producción de alimentos del mundo. Grandes cantidades de esos alimentos son comprados a bajos precios por las grandes transnacionales y trasladados lejos de las áreas donde se producen o se destinan a otros fines que no son la alimentación, existiendo una distribución no equitativa de los mismos, generando hambre y miseria en los sectores y países más pobres del mundo. La tierra y el territorio son las bases fundamentales para la Agricultura Campesina e Indígena y la soberanía alimentaria, tener acceso a ella y explotarla racional y adecuadamente es vital para el desarrollo humano equitativo".

 

Conexión global: salvar el planeta

 

Como integrante de la Vía Campesina, una delegación de la CLOC participó en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares (Roma-Vaticano, 27-29 de octubre 2014), donde las organizaciones del campo en el diálogo con el Papa Francisco destacaron la gravedad de la destrucción ambiental, "por una ínfima minoría, que con un modelo de producción y consumo que prioriza el lucro antes que la vida, está devastando el planeta y las formas de vida y culturas que lo sostienen. El cambio climático que ha producido este modelo y esa minoría está amenazando la existencia de la Tierra y todos los seres vivos, incluidos los humanos"[5]. Y convocaron a los siguientes compromisos.

- La defensa de la permanencia de los pueblos del campo en sus territorios y de la agricultura campesina y otras formas de producción de los pueblos como base de nuestra alimentación
- Llamar a detener los graves impactos sociales y ambientales de la minería, la deforestación y otras industrias contaminantes y abogar por su control.
- Un rechazo claro a los organismos y cultivos transgénicos y sus efectos... los transgénicos son un peligro grave y que sus promesas de mayor productividad y de terminar con el hambre no tienen base económica, ni científica ni biológica.
- Pronunciarse contra el patentamiento y manipulación de todos los seres vivos.
- Rechazar la privatización del agua, la tierra, las semillas y los bienes naturales
- Rechazar las falsas "soluciones" frente al cambio climático, como la energía nuclear, las mega-represas, la geoingeniería y los mercados de carbono.

 

Agroecología

 

En su VI Congreso Continental, la CLOC-VC se propone avanzar en la construcción del proyecto político popular y la generación de propuestas para políticas públicas. En tal sentido, en el documento preparatorio señala, como uno de sus desafíos, que el programa "debe defender una nueva matriz de producción de los bienes agrícolas, basada ahora en la agroecología, como una forma concreta de enfrentar la forma capitalista de expoliar la naturaleza. La agroecología es más que un conjunto de técnicas alternativas para producir en el campo, es un modelo, un instrumento necesario para derrotar el modelo capitalista, que solo consigue producir con venenos, destruyendo la naturaleza".

Bajo esta perspectiva, "la Agroecología y la Transición Agroecológica como una nueva base técnica y científica para la producción de alimentos, fibras y biomasa, en cantidad y calidad suficiente para el abastecimiento nacional y las exportaciones, preservando y conservando la base de recursos naturales existentes en los biomas y ecosistemas, constituyendo condiciones para la transición a través de conocimientos técnicos y una nueva ruta de insumos, con estructuras industriales locales y regionales para producirlos y distribuirlos".

Destaca además que las semillas criollas, "patrimonio de los pueblos al servicio de la humanidad, son determinantes de la calidad, diversidad y cantidad de alimentos producidos, por lo tanto tienen vinculación directa con la Soberanía Alimentaria. Las semillas determinan el modelo productivo adoptado. Las semillas nativas están adaptadas al suelo, clima de su región, por lo tanto son determinantes en el enfrentamiento del modelo agroquímico, por lo tanto fundamentales para el enfrentamiento a las multinacionales". Mientras que, "el uso de las semillas transgénicas, aumenta la utilización de agrotóxicos e insumos químicos, aumentando el desequilibrio ambiental y creando un ciclo vicioso donde cada vez se usa más venenos e insumos químicos, generando más desequilibrio y necesitando así utilizar más insumos químicos y venenos".

 

Políticas públicas

 

Para fortalecer la agricultura campesina e indígena y la soberanía alimentaria, la CLOC-VC reconoce que es necesario luchar por políticas públicas, tales como:

a) Reforma Agraria Popular e Integral. Distribución de tierras, juntamente con políticas de fortalecimiento del sector productivo. Límite en el tamaño de la propiedad; prohibición de la venta de tierras para extranjeros, etc. Expropiación de tierras con explotación de trabajo esclavo o situación análoga.

b) Política de stocks (acopios) reguladores. Donde el Estado compre la producción en período de zafra-cosecha, forme stocks (acopios) y coloque en el mercado en el período entre cosechas.

c) Política de precios mínimos. Garantizando un precio mínimo que cubra los costos de producción y un margen de renta para las familias campesinas y limite los precios pagados por los trabajadores urbanos.

d) Asistencia técnica. Orientada hacia los sistemas campesinos de producción, incentivando la producción de alimentos, con equipos multidisciplinarios, de forma gratuita y capaz de atender a todas las familias campesinas.

e) Créditos subsidiados para la producción de alimentos. Garantizando que las familias campesinas produzcan alimentos, obtengan renta y puedan colocar los alimentos en el mercado a precios accesibles para los trabajadores urbanos.

f) Derechos de los agricultores. Reconocimiento por los servicios ambientales prestados, protección del conocimiento tradicional, re-distribución de los beneficios, participación en las decisiones sobre la conservación y el uso sustentable de los recursos fitogenéticos para la alimentación.

g) Legislación. Legislación específica para la producción, industrialización y comercialización de la producción campesina, como forma de incentivo para la producción de alimentos.

h) Educación campesina. Orientada hacia la realidad local, contextualizada, que prepare a la juventud campesina para actuar en el campo, con orgullo de ser campesina.

i) Mercados institucionales. Que los gobiernos compren alimentos para los programas de alimentación escolar, hospitales, asilos y el sistema provisional directamente de los campesinos y sus organizaciones.

j) Nueva circulación de insumos. Reconocer, apoyar la estructura productiva y organizar la logística de distribución de insumos naturales, que no agredan al medio ambiente.

k) Programa de transición agroecológica. Reconociendo y apoyando procesos, con una ampliación gradual de incentivos de acuerdo con el avance implementado por las familias campesinas en el proceso de transición.

l) Apoyo a procesos de cooperación. Cooperativas, asociaciones, empresas comunitarias, agroindustrias, mercados populares...

m) Reconocimiento del modo campesino de hacer agricultura. Es el único capaz de dar respuestas a los principales dilemas de la humanidad:

Crisis alimentaria.
Crisis energética.
Crisis ambiental.

Éstas y otras medidas pueden resolver el problema de la crisis de los alimentos, disminuir la presión en las grandes ciudades y garantizar condiciones de vida digna para las familias trabajadoras del campo y las ciudades. Con estas políticas públicas y esta lógica de producción campesina podremos alcanzar la Soberanía Alimentaria.

 

Notas:

[1] Comunicado de prensa FAO, 30 de septiembre 2014
[2] La CLOC se fraguó al calor de la Campaña Continental "500 Años de Resistencia Indígena, Negra y Popular", para constituirse formalmente en el congreso realizado en Lima, Perú, del 21 al 25 de febrero de 1994.
[3] "Las tendencias del capital sobre la agricultura", América Latina en Movimiento nº 459, ALAI, octubre 2010.
[4] Rumbo al VI Congreso Continental. Secretaría Operativa CLOC-VC - Argentina, Abril 2015.
[5] Mensajes leídos al Papa, EMMP, http://alainet.org/active/78544&lang=es

* Texto publicado en la revista América Latina en Movimiento No. 502 de marzo 2015, sobre el tema "Agricultura Campesina para la Soberanía Alimentaria" - http://www.alainet.org/es/revistas/168312

Publicado enMedio Ambiente
Morales lamenta los resultados regionales de Bolivia

La oposición gana terreno a Evo Morales en el mapa político de Bolivia. Las elecciones regionales del domingo supusieron para el Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales la pérdida de las alcaldías de El Alto y Cochabamba, y de las gobernaciones de La Paz y Tarija. Pese a que el MAS se mantuvo como la fuerza política más importante del país (cuatro gobernaciones y la mayoría de municipios), la formación de Morales sufrió el golpe de ceder ante Soledad Chapetón, de Unidad Nacional, y Félix Patzi, de Soberanía y Libertad (ambos descendientes de aimaras), dos bastiones históricos: la ciudad rebelde de El Alto y el centro político del país, el departamento de La Paz.


Al final de la jornada electoral, la televisión mostraba a los opositores bolivianos celebrando sus respectivas victorias, mientras Morales no salía a evaluar los resultados como siempre había pasado. En su lugar, el vicepresidente Álvaro García Linera compareció ante la prensa solo y difundió escuetamente la línea oficial sobre lo ocurrido: reconoció la inédita derrota en La Paz, que atribuyó a la "falta de liderazgos locales"; recordó que su partido seguía siendo la principal fuerza política nacional, y dijo que estas elecciones no cambiaban la orientación de la política boliviana, definida en las presidenciales de 2014.


Este lunes, Morales ha expresado sin ambages su desazón por unos resultados que durante la campaña hizo todo lo posible por revertir, tanto con la oferta a los electores de darles "lo que pidan", como con la advertencia de que no apoyaría a los municipios en los que ganara "la derecha". Pero esta vez no pudo hacer bueno aquello de "a ficha puesta, ficha coronada". Los electores rechazaron a sus candidatos de La Paz y El Alto, zonas de mayoría aimara, y votaron allí por profesionales indígenas que corrieron con los colores de dos diferentes partidos de oposición.


Según una fuente oficialista, la responsabilidad de este traspié se atribuye al canciller David Choquehuanca, una especie de "encargado de asuntos aimaras" dentro del partido de Gobierno, y que se encuentra en constante competencia con García Linera por el papel de número dos del esquema de poder. Si hasta este momento Choquehuanca, con su gran influencia en el Gabinete, tenía la primacía, es posible que la haya perdido por la derrota electoral. García Linera fue el encargado de evaluar los resultados, y se refirió fríamente a los candidatos de su partido en La Paz, que fueron seleccionados sobre todo por Choquehuanca. Morales ha señalado incluso que algunos de sus candidatos habían perdido porque en la campaña fueron vinculados con casos de corrupción.


Los ganadores deben ahora vencer el bloqueo del MAS en el órgano parlamentario regional, en el que posee la mayoría, y en las calles, donde actuará a través de las organizaciones sociales que controla. Según algunos analistas, la verdadera hazaña de la oposición no será haber ganado al partido de Gobierno en su campo, sino lograr mantenerse en el poder los próximos cinco años.


Esta es la primera vez en la historia boliviana en la que se aplicará el sistema de balotaje (segunda vuelta electoral) en las gobernaciones en las que ningún postulante obtenga mayoría absoluta, lo que, según los resultados preliminares, sucederá en el Beni y Chuquisaca. Con lo que, por ahora, el oficialismo gana en cuatro regiones y la oposición en las dos más grandes, La Paz y Santa Cruz, y en la pequeña pero importante Tarija, sede de la industria gasífera del país. Sin contar El Alto, las capitales siempre habían sido objetivos difíciles para el MAS, de origen campesino. De las 10 principales ciudades, el MAS solo obtuvo tres alcaldías.

Publicado enInternacional
Evo mantiene la mayoría, pero pierde zonas urbanas

El Movimiento al Socialismo ganó las gobernaciones en los departamentos de Cochabamba, Pando, Oruro y Potosí, mientras que la oposición se impuso en La Paz, Santa Cruz y Tarija. En Chuquisaca y Beni habría ballottage.



El Movimiento Al Socialismo (MAS) se ratificó como el partido con más electores en Bolivia. Obtuvo la mayoría de votos en los departamentos de Cochabamba, Pando, Oruro, Potosí. Aunque la oposición ganó en los territorios con más habitantes: La Paz y Santa Cruz, además de Tarija. En Chuquisaca y en Beni habría segunda vuelta. El vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera, indicó que su gobierno trabajará con los opositores "que abran las puertas" de sus gobernaciones y alcaldías.


El día de elecciones comenzó con cientos de vecinos en romería por las calles hacia la iglesia del barrio. Iban con hojas de palmas trenzadas para emular la entrada de Jesucristo a Jerusalén. Luego de practicar su culto, acudieron a la escuela para votar.


En la gobernación de La Paz se impuso Félix Patzi, del partido Soberanía y Libertad (Sol.Bo), con el 52 por ciento de los votos. Segunda salió Felipa Huanca, del MAS, con el 29 por ciento. Patzi, de origen Aymara, perteneció al MAS hasta 2010, cuando lo expulsaron del partido por conducir borracho su auto. La Alcaldía de la ciudad de La Paz también quedó para Sol.Bo. Fue electo para un segundo mandato Luis Revilla, con el 58 por ciento de los votos. Quedó segundo Guillermo Mendoza, del MAS, con el 38 por ciento.


"He votado por el licenciado Patzi, que está con el proceso de cambio aunque no es del MAS. Me parece un hombre decente y revolucionario. Antes pensaba que eran revolucionarios los del MAS, pero mucho ya se han degenerado. Han tomado demasiado cariño al dinero. Creo que el presidente Evo tiene buena conciencia, pero se rodea de personas de la derecha que le aconsejan mal", dijo Roberto Claros, a la salida del Colegio Uruguay, todavía con una palma trenzada en la mano.


"Mi voto fue para el compadre Guillermo Mendoza, que fue elegido por el presidente Evo para gobernar La Paz. Es la única opción, antes de que vuelvan los neoliberales que regalaron el país durante las últimas décadas", dijo a Página/12 Gumercinda Vilche, en su puesto de venta de verduras del mercado de Villa Fátima.


Ayer, el Auto de Buen Gobierno estableció la prohibición de circulación vehicular en todo el país, lo que dejó la calle a merced de niñas y niños en bicicleta, chicas y chicos jugando a la pelota, decenas de perritos lanudos, llamados "chapis", amarrados a sus humanos paseanderos.


En la ciudad de El Alto, Edgar Patana, del MAS, no logró la reelección. Le ganó Soledad Chapetón, una aymara de Unidad Nacional (UN), partido de centroderecha dirigido por el empresario cementerio Samuel Doria Medina. Ella obtuvo el 52 por ciento. Patana, el 31 por ciento.


En el departamento de Santa Cruz, fue reelecto el gobernador Rubén Costas, de Unidad Democrática (UD), con el 54 por ciento. Rolando Borda, del MAS, quedó con el 33 por ciento. En la Alcaldía cruceña también fue reelecto Percy Fernández, con el 42 por ciento. Le sigue el masista Reymi Ferreyra, con el 25 por ciento. De todos modos, Fernández es aliado al gobierno de Morales, quien llegó a intitularlo "el mejor alcalde de Bolivia". En el departamento de Cochabamba, triunfó el candidato del MAS Iván Canelas, con el 58 por ciento. Henry Paredes, de UD, obtuvo el 23 por ciento. Pero la Alcaldía de la ciudad de Cochabamba la ganó José María Leyes, del opositor Cochabamba Somos Todos, con el 55 por ciento.


En el departamento de Oruro, el masista Víctor Vásquez ganó con el 56 por ciento. Pero la Alcaldía de la ciudad de Oruro es para Edgar Bazán, del Movimiento Ciudadano San Felipe de Austria, con el 35 por ciento de los votos. En Potosí, el MAS ganó la gobernación con Juan Carlos Cejas (57 por ciento) y la Alcaldía con Williams Cervantes (33 por ciento). En Chuquisaca se impuso el masista Esteban Urquizu, con el 47,4 por ciento de los votos. Segundo, con el 47,1 por ciento, quedó Damián Condori, cuya agrupación Chuquisaca Somos Todos se conformó con políticos que se fueron del MAS cuando no lograron imponer la candidatura de Condori. Si la diferencia entre ambos candidatos se mantiene con el transcurrir del conteo de votos, aquí habrá segunda vuelta. La Alcaldía más grande de este departamento, y capital constitucional de Bolivia, es Sucre. Aquí ganó el masista Iván Arciénaga, con el 45 por ciento.


En el departamento de Tarija ganó Adrián Oliva, de Unión Departamental Autonomista, con el 47 por ciento. Segundo quedó el candidato del MAS Pablo Canedo, con el 36 por ciento. En la Alcaldía de Tarija triunfó el opositor Rodrigo Paz, de Unidos para Renovar (UNIR), con el 55 por ciento.


En Beni salió primero el candidato del MAS, Alex Ferrier, con el 38 por ciento. Segundo quedó Carlos Delien, de Nacer, con el 33 por ciento. En este departamento también habría segunda vuelta. En cuanto a la Alcaldía de Trinidad, capital beniana, se impuso Mario Suárez, del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), con el 42 por ciento.


En el departamento de Pando ganó el MAS la Gobernación, pero no la Alcaldía con más habitantes, Cobija. Rodolfo Flores fue electo gobernador con el 65 por ciento. José Villavicencio, de Pando Unido y Digno, se impuso con el 48 por ciento de los votos.


Días atrás, el presidente Morales había dicho que no iba a trabajar con los opositores que ganaran alcaldías y gobernaciones. En la mañana de ayer, en un desayuno con periodistas, el vicepresidente se explicó: "Nosotros vamos a trabajar con todas las personas que nos abran las puertas. Dijimos que no podemos trabajar con quien nos cierra las puertas, con quien nos bloquea el aeropuerto, con quien nos tira piedras para que caigan los helicópteros y nos muramos." En esa línea agregó: "Somos gente de trabajo, no somos ociosos, no somos vagos. Somos gente que ha mostrado en diez años de gobierno ser sistemática y disciplinadamente laboriosa y trabajadora, en beneficio del pueblo boliviano. Y trabajaremos con quienes tienen ese ritmo y ese amor por el trabajo en beneficio de los bolivianos".

Publicado enPolítica